Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > Condenada a seis meses de prisión la periodista egipcia que difundió las imágenes de una redada en una sauna gay

Condenada a seis meses de prisión la periodista egipcia que difundió las imágenes de una redada en una sauna gay

Lunes, 7 de diciembre de 2015

n-LGBT-large570La periodista egipcia Mona Iraqi ha sido condenada a seis meses de prisión por un delito de difamación tras orquestar y difundir las imágenes de una redada en una sauna gay de El Cairo. La sentencia, que responde a la demanda presentada por el dueño del establecimiento, ha quedado en suspenso hasta que se resuelva la apelación presentada por Iraqi, tras el ingreso de la correspondiente fianza. La periodista, sin embargo, aún tiene pendiente otro juicio por la denuncia efectuada por 18 de los detenidos en la redada, que en su día fueron absueltos sin cargos.

Según el abogado de Mona Iraqi, la periodista ha sido condenada por un tribunal de El Cairo a seis meses de cárcel por un delito de difamación, información que ha sido confirmada por la agencia de noticias oficial Mena. El letrado también informaba de que el juez ha aceptado la libertad provisional de su defendida bajo fianza de 1.000 libras egipcias (120 euros, 128 dólares), hasta que se resuelva a apelación que ha presentado su equipo. La condena responde a la denuncia presentada por el dueño de la sauna Ramsés tras las fuertes acusaciones vertidas contra él por la periodista cuando difundió las imágenes de una redada efectuada por la polícia en su establecimiento.

Los hechos tuvieron lugar a finales de 2014, cuando un miembro del equipo del programa El Mostakbai, que presenta Mona Iraqi, se infiltraba con una cámara oculta en la citada sauna de El Cairo para, según difundían, “destapar” los encuentros entre hombres homosexuales que tenían lugar en el local. Como consecuencia de la denuncia del programa, la policía realizaba una redada y detenía a 33 hombres desnudos, bajo el pretexto de que estarían cometiendo prácticas de “libertinaje” y “promoviendo el VIH”. El programa no dudó en emitir en directo cómo los detenidos, completamente desnudos, eran conducidos a los furgones policiales. Veintiséis de ellos fueron acusados de “escándalo público”, “atentado contra el orden y la moralidad”, “perversiones” o “libertinaje”, pero tan solo un mes después fueron absueltos de todos los cargos, absolución ratificada posteriormente por el Tribunal de Apelaciones.

La actuación de Mona Iraqi fue fuertemente criticada tanto por sus compañeros de profesión como por distintas organizaciones humanitarias egipcias e internacionales. Sin embargo, incluso tras la absolución de los detenidos, la periodista siguió defendiendo su actuación desde su programa de televisión. Llegó incluso a emitir un programa especial al respecto, en el que acusó a sus críticos de ser “agentes extranjeros”, y continuó defendiendo que su incursión en la sauna estaba motivada por sospechas de tráfico sexual, promoción del VIH y homosexualidad. En el mismo programa entrevistó al responsable policial de la redada, Ahmed Ashad, que habló largo y tendido de la prolongada “investigación secreta” que le condujo a las detenciones. Sin embargo, no mencionó que el Tribunal de Apelaciones aceptó con claridad el argumento de la defensa de que las pruebas presentadas por él habían sido prefabricadas. La emisión de este programa, con la reiteración permanente de las imágenes de la redada, continuó causando grave daño a los afectados, hasta el punto de que uno de ellos trató de suicidarse tras su difusión.

Para el abogado del demandante dueño de la sauna, el veredicto condenatorio supone un “paso positivo”, pues “había mucha simpatía entre la opinión pública hacia las víctimas”, ya que “la gente era consciente de que aquello ni era periodismo, ni era profesional”. Mona Iraqi debe enfrentarse aún a la resolución de otro juicio, al haber sido denunciada por 18 de los detenidos en la redada, que además tratan de impedir que siga emitiendo su supuesto programa de “investigación”.

Egipto: un país inseguro para oriundos y extranjeros

El propio Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en su ficha de Egipto, “desaconseja que las mujeres viajen solas, sin agencia de viajes y/o fuera de los circuitos turísticos” y explica a continuación que “aunque la homosexualidad no está formalmente tipificada como delito, los actos homosexuales en público son ilegales y hay precedentes de homosexuales condenados a prisión por contravenir leyes de ‘decencia pública’”.

Efectivamente, aunque las relaciones homosexuales no son ilegales, sí están perseguidas socialmente y se castigan a través de otras figuras legales como la “indecencia”, la “conducta inmoral” o la “ofensa a los sentimientos religiosos”. Además, el pasado mes de abril nos hacíamos eco de la nueva potestad que se arroga el estado para deportar a extranjeros LGTB. Esta medida era ratificada por un tribunal que falló en favor de la decisión tomada por el Ministerio del Interior egipcio de extraditar y prohibirle la entrada al país a un ciudadano libio, por ser gay.

En junio de este 2015, dábamos cuenta de la utilización que la “Policía de la Moralidad” hacía de apps de contacto para gais y redes sociales para engañar y detener a hombres homosexuales inocentes. La última víctima: un refugiado sirio que llegó a Egipto huyendo de las miserias y de la violencia de su país, para empezar una nueva vida, y que fue humillado, detenido y condenado a un año de prisión tras caer en una trampa policial.

En noviembre de 2014 un tribunal condenaba a tres años de prisión para ocho hombres por aparecer en un vídeo en el que presuntamente se representaba la celebración de “la primera boda gay” de este país. Sin embargo, los ocho acusados habían negado los cargos que se les atribuían, así como que la controvertida boda fuese una ceremonia real, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es posible en Egipto.

Según la organización estadounidense de defensa de los derechos humanos Human Rights First, la policía egipcia ha detenido a más de ochenta personas durante el último año por el delito de ser LGTB. Sin ir más lejos, hace solo unos meses nos hacíamos eco de la sentencia de un tribunal egipcio que condenaba a cuatro hombres a varios años de prisión por crear una supuesta red de prostitución homosexual, después de que la policía encontrase ropa de mujer y maquillaje en la casa de uno de ellos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.