Archivo

Archivo para Jueves, 2 de agosto de 2018

Encuéntrame

Jueves, 2 de agosto de 2018

Del blog Nova Bella:

jovenRico

Nadie puede buscar a Dios si antes no ha sido encontrado por él

*

Thomas Merton

cristo-suizo

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

“Querida Eva”, por Carlos Osma

Jueves, 2 de agosto de 2018

beautiful-1867093_1280De su blog Homoprotestantes:

Tienes toda la razón, la primera vez que te escribí fue para comentarte que había algo en tu discurso evangélico que era diferente al resto. No era un discurso fundamentalista, ni paternalista, tampoco liberal; era una aproximación muy humana a la homosexualidad. Y eso lo hace quien en algún momento de su vida ha sido consciente de que no cabe en alguna etiqueta que la mayoría entiende como natural o divina. Es cierto que el envoltorio de tu discurso era ortodoxo, pero las mujeres como tú, siempre logran en algún momento de su vida desbordar los límites que les limitan o, mejor dicho, les asfixian. La ortodoxia evangelical es como una cámara de gas para todas las personas LGTBIQ que, por desgracia, hemos nacido en ese entorno.

Supongo que cuando he utilizado la palabra “desgracia” habrás sentido cierta incomodidad, a mí también me pasa. La razón es que en ese entorno hemos recibido cosas muy valiosas que nos han construido como personas y a las que no estamos dispuestos a renunciar; pero por otro lado, y por eso utilizo la palabra, nos ha generado un disonancia entre quienes somos, y quienes nos dicen que debemos ser. Entiendo el conflicto por el que has pasado, imagino que no te ayudará saber que hay millones de personas que han tenido que pasar por lo mismo… Algunas de ellas, no han sido tan fuertes como tú; unas no han podido, muchas no se han atrevido, y otras, se han acostumbrado a vivir una doble vida. Estaría bien que te preguntaras qué ha hecho que tú te decidieras por el camino de la dignidad, de la autenticidad, y de la verdad. Quizás te des cuenta que, además de la homofobia, hay personas de tu entorno que te han transmitido que el evangelio no es la aceptación de unos dogmas, sino una forma de vivir que produce liberación en quienes lo siguen.

Siento lo que estás pasando ahora, es sin lugar a dudas el momento más doloroso; cuando encuentras la incomprensión de tu familia e iglesia. Cuando te sientes sola, y además engañada, pero te aferras a la fe. Es difícil encajar que tu familia te vea de otra manera por haberles dicho que eres lesbiana, cuando en realidad tú sigues siendo la misma persona de siempre; y que estén dispuestos a perderte, o incluso a echarte de casa, si no aceptas sus principios homófobos. No te voy a mentir, no sé qué ocurrirá en el futuro, si acabarán por aceptarte o si preferirán alejarse de ti… Quizás unos hagan una cosa y otros otra. Necesitan tiempo para encajar lo que ha ocurrido, aun así, te recomiendo una cosa: no les esperes. Todo el mundo tiende a vivir en su zona de confort, y no se moverán de allí, si tú te quedas a su lado. Tienes que moverte, tienes que vivir tu vida, y ellos decidirán si quieren esforzarse por estar a tú lado. Les va a costar, hay que reconocer que también ellos padecerán a partir de ahora la homofobia de su entorno evangélical… Pero tendrán que decidir si quieren o no estar contigo. Esa decisión no es tuya, tú puedes decidir darles tiempo, ser comprensiva, dialogante… pero no puedes obligarles a que te quieran como eres. Es duro, lo sé… Pero las cosas son así.

Respecto a tu iglesia, te lo voy a decir de una manera romántica: creo que los besos de la mujer a la que amas te han hecho despertar del sueño en el que vivías inmersa. Los evangélicos no somos “el remanente fiel”, ni “los escogidos”, tampoco “los verdaderos seguidores de Jesús”. En la mayoría de ocasiones (siempre hay excepciones) su discurso de amor hacia los seres humanos, es únicamente un gancho para hacer proselitismo. Actualmente el trato que las iglesias evangelicales nos dan a las personas LGTBIQ, es la prueba irrefutable de que se han alejado del evangelio, del seguimiento de Jesús. Sé que es difícil, muy difícil, romper con personas con las que has compartido juegos, enseñanzas, experiencias, sueños… desde que eras una niña. Sé que descubrir la contradicción profunda que hay entres sus palabras y sus actos, te puede llevar a una crisis de fe. Pero es mejor poner tierra de por medio… No tienes nada que hacer, necesitarán que seas un chivo expiatorio para poder seguir aferrándose a su manera de interpretar la Biblia. Si quieres tener alguna posibilidad de tener una fe evangélica sana, escapa, no mires atrás. No te rindas, sigue buscando y compartiendo tu fe con quienes tengan una visión más acorde con las enseñanzas de Jesús. Espero que vivas cerca de las pocas comunidades inclusivas que existen en el país, pero si no es así, siempre hay personas con las que quedar un día para dialogar, leer la Biblia, u orar juntas, en un ambiente en el que todo el mundo pueda mostrarse tal como es.

Me comentas que no puedes orar, que estás rota y que no puedes permitirte en este momento abrirte de esa manera. A mí me ayudó en aquel momento escribir… expresar como me sentía. Sacar la irá, el enfado, la rabia, y expresar el dolor que tenía dentro de mí. No sé si tú puedes hacer lo mismo, y si te puede también ayudar… no pierdes nada por intentarlo. Creo que fue C.S. Lewis quien dijo que la oración no cambia a Dios, sino que nos cambia a nosotros. Y esto es lo más importante: cambiarte por dentro, volver a repensar todo lo que has aprendido desde que eras una niña, quedarte con las muchísimas cosas buenas por las que deberías estar agradecida, y desechar las que te restan y te hacen daño… Las que no te permiten vivir de la forma que Dios ha pensado para ti.

Tengo que decirte también que eres una mujer afortunada, no todo el mundo se ha enamorado. Me explicas que las cosas en este momento son difíciles para las dos. Si tienes claros tus sentimientos, yo no me rendiría… En Cataluña celebramos el día de Sant Jordi, el caballero que según la leyenda salvó a la princesa del dragón. A mis hijas les he enseñado desde pequeñas que nadie tiene que venir a salvarlas, que ellas pueden tomar la iniciativa. Así que si yo fuera tú, me iría directamente a por ella, a sacarla de esa cueva oscura donde está metida y que seguro le hace ser infeliz. Si lo logras y ella acepta, pues disfrutad todo lo que podáis de vuestro amor… Si no, pasa página y mira hacia el futuro. Eres una gran mujer, y las grandes mujeres no se rinden fácilmente.

Sé que en este momento te sientes frágil, tengo que decirte que yo no te veo así… Has tenido mucho valor para decir sencillamente quien eres. Ya me gustaría ver a todas esas personas que ahora te dan la espalda, saber qué hubieran hecho ellas en tu situación. Me decías en tu última carta que te habías dado cuenta de que antes no permanecías callada para intentar someterte a lo que Dios quería, sino por miedo a romper tu reputación y perder el mundo en el que vivías. Ya ves que tenías razón, pero a pesar de eso has actuado con determinación… Ahora eres más libre, no pierdas la oportunidad de avanzar en ese camino que tú misma vas a tener que trazar. No es tan fácil como el camino ya marcado por el que muchas personas transitan, pero sin duda es mucho más auténtico y apasionante. No te dejes engañar por espejismos, ni te rindas a la aceptación de nadie… Sigue adelante, el Señor está contigo, Él es tu pastor.

Carlos Osma

Espiritualidad, Iglesias Evangélicas , , , , ,

No a los obispos ‘sexólogos’, por Antonio Aradillas.

Jueves, 2 de agosto de 2018

munilla_y_reig_plaUn buen zasca a todos estos sexudos obispos…

“No saben de la misa la media, o mitad, son ignorantes”

“El ‘suspenso’ en sexualidad debería ser nota obligada en la carrera eclesiástica”

(Antonio Aradillas).- Tal y como están hoy los tiempos y las concesiones-obsequios” de los títulos, universitarios o no, que exornan los “curriculum vitae” y los despachos de trabajo de “nuestras autoridades civiles, militares, políticas y aún profesionales“, eximir de su recuento y ponderación documentada a las “religiosas”, jamás será medida certera y adecuada.

El ambiente y el marco eclesiásticos parecen exigir títulos y predicamentos sublimes, como antesalas para la consecución de determinadas “canonjías”, prelaturas, tratamientos y paramentos litúrgicos, por lo que también, y por aquello de la “humana fragílitas”, no es de extrañar que se les exigiera a los poseedores y exhibidores de tales y tantos títulos divinos y humanos, la puntual comprobación y calificación de todos y cada uno de ellos.

En conformidad con las noticias de las que informan los medios de comunicación social, relacionadas con la Conferencia Episcopal Española y sus miembros, sus adoctrinamientos y hazañas religiosas no dan la impresión de ser merecedoras de titulares y cabeceras de primera página. Apenas si difieren unas de otras y de las generadas por otros. Son siempre-casi siempre- las mismas.

Actos de culto, nuevos y reducidos horarios de misas, procesiones y peregrinaciones, necesidades económicas -culto y clero- que precisan de urgente y generosa atención, calendario de reuniones de los movimientos parroquiales piadosos, recordatorio-obituario en sufragio de los benefactores, recuento de las colectas a favor de “Cáritas”, son los “avisos” consuetudinarios que se imparten en homilías, hojas parroquiales y aún Cartas Pastorales , con asiduidad, fervor y “santo temor de Dios”.

obispos-Munilla-y-Fernandez-300x159tresbisbes-1024x576

+++

Pero de siempre, y destacados con generosidad, prosopopeya y solemnidad, en los tiempos recientes, sobre todo a determinados obispos “oficiales”, fieles a la doctrina tradicional de la Iglesia, desde sus púlpitos, ambones y solemnidades sagradas con inclusión de las misas televisadas, cuanto se relaciona con la sexualidad y las sexualerías se hace ético-moralmente presente, con toda clase de argumentaciones, a propósito del cincuentenario -bodas de oro- de la publicación de la “Humanae Vitae“, y de cualquier acontecimiento, aunque su recuerdo haya sido, o sea, más o menos forzado.

Para algunos obispos, el santo evangelio y todos y cada uno de los “Mandamientos de la Ley de Dios y de Nuestra Santa Madre la Iglesia” , se reducen a la sexualidad. Sexualidad e Iglesia se matrimonian virginal y celibatariamente en adoctrinamientos episcopales, hasta con el riesgo de que sus “excesos” puedan sugerir interpretaciones no del todo limpias y veraces. ¿Para cuando la santa y sacramentalizada experiencia, tal y como acontece en otras Iglesias, cristianas, al igual que la católica?

Hay obispos cuyos únicos títulos universitarios de su carrera, sugieren haber sido firmados en la Universidad Católica de Lovaina, que en sus tiempos discentes era la que eclesiásticamente contaba con tal asignatura, siendo propuesta como ejemplo y modelo de otras, que posteriormente habrían de promocionarse en el orbe católico. Certificaciones de otros tantos “Máster”, cursillos y estudios especiales acerca del tema suelen completar la formación de la que hacen gala los miembros del episcopado a los que me refiero, y de cuyos gestos, relatos, palabras y anatemas tienen asidua y pontifical constancia tantos lectores y lectoras.

De la sexualidad y de su verdadera y compleja dimensión humana y religiosa, los obispos “no saben de la misa la media o mitad”. Son ignorantes. Y además, están obsesionados, es decir, “no lo pueden alejar de su mente”. Saben solo lo que leyeron. O lo que algunos y algunas les contaron “para tranquilizar sus conciencias”, o porque nadie estaría dispuesto a escucharles. El “suspenso” en sexualidad es -debería ser- nota obligada en la carrera eclesiástica y en el adoctrinamiento que se dice cristiano. Destituir de tal enseñanza a los laicos, arrogándose -apropiándose- de tal magisterio, es una prueba más de la fantasiosa, orgullosa y soberbia omnisciencia sagrada de la que ellos -los obispos- se aseguran expertos y únicos y “oficiales” administradores.

36461_de_izquierda_a_derecha_los_obispos_elizalde__vitoria___munilla__san_sebastian___perez__pamplona___iceta__bilbao__y_arnarez__auxiliar_de_pamplona_

¿Para cuando y cómo los matrimonios seglares, y los jóvenes, serán los adoctrinadores en la ética y en la moral, cristiana de verdad? ¿Cuándo y cómo a los obispos se les dictarán jerárquicamente “mónitums” eficaces para que se callen, pongan “punto en boca”, o no “hablen por boca de ganso”? ¿Qué lugar e importancia ocupan en el evangelio cuanto se relaciona con la sexualidad- sexualería, sobre todo teniendo en cuenta el tiempo y el énfasis que algunos obispos le dedican “a la causa” y tal y como están hoy las cosas? ¿Qué consistencia, autoridad y misión pueden avalar no pocas lecciones episcopales sobre la sexualidad? ¿De cuanto atrevimiento se precisa estar equipado para relacionar doctrinalmente episcopado con sexualidad en determinadas, anchas y significativas parcelas del ejercicio pastoral?

Obispos -sexólogos es carrera o especialidad que no tiene presente y que además, tiene incierto futuro. El papa Francisco les abre las puertas, tanto tiempo infranqueables, al laicado, para que se adoctrinen y adoctrine “a quienes lo han de merecer”, con experiencia, reflexión, estudios y la gracia de Dios.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , ,

Chile: Comisión de DDHH de la Cámara citará al Ministro de Justicia y a Gendarmería por torturas a internos LGBTI en las cárceles

Jueves, 2 de agosto de 2018

220px-carmen_hertz_cadizTras reunión del Movilh con la Comisión. También será citado el INDH y se oficiará al Ministerio de Salud.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, presidida por Carmen Hertz (en la fotografía), acordó ayer citar al ministro de Justicia, Hernán Larraín y a la directora nacional de Gendarmería, Claudia Bendeck, a raíz de los continuos abusos, torturas y discriminaciones en razón de su orientación sexual e identidad de género que están padeciendo internos/as LGBTI en distintos recintos penitenciarios del país.

La medida se adoptó ayer luego de que el dirigente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiéménez, expusiera ante la Comisión detalles de todos los abusos ocurridos en los últimos tres año, pese a existir siete fallos de tribunales que obligan a Gendarmería a terminar con los atropellos y a garantizar un trato libre de discriminación a los reclusos LGBTI.

El hecho más reciente está afectando a internos trans y gays del Centro Penitenciario de La Serena, y en particular, a la reclusa María del Pilar López Barrera, quien han sido discriminada y torturada en diversos penales del país debido a sus denuncias ante tribunales.

En gran parte de estos graves hechos “ha debido intervenir el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), por lo que también serán citado al Congreso Nacional para conocer su versión de los hechos. De igual manera la Comisión de DDHH de la Cámara oficiará al Ministerio de Salud para que se garantice el tratamiento sobre VIH/SIDA en las cárceles, pues varios reclusos son impedidos de estos derechos en represalia a sus denuncias”, finalizó Jiménez.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Una mujer de Uganda «renuncia» a su condición de lesbiana en televisión y una activista replica que «la religión es un veneno»

Jueves, 2 de agosto de 2018

hqdefaultLa declaración negacionista de Val Kalende, hasta ahora abiertamente lesbiana y activista LGTB ugandesa, es un jarro de agua fría para la comunidad sexualmente diversa de este país africano, atenazado por una fuerte LGTBfobia social y de Estado. «Lo único que aprendí de ser lesbiana fue a ser una chica rebelde», dice entre otras cosas Kalende en su confesión televisiva (que tiene tintes religiosos, según ella misma reconoce y como también puede apreciarse claramente en la grabación). Todavía no se han pronunciado muchas organizaciones igualitarias en Uganda al respecto. Sin embargo, las entidades y los activistas que lo han hecho no ha sido para cargar contra ella, a la que en todo caso le han agradecido el esfuerzo realizado hasta ahora, sino para poner el foco en la moral religiosa LGTBfóbica. «La religión es un veneno», ha declarado la activista Stella Nyanzi. Con toda probabilidad, el caso de la supuesta «conversión» de Kalende será utilizado contra el colectivo LGTB por los grupos fundamentalistas cristianos.

«Yo era la oveja negra de la familia. Mi familia estaba enojada conmigo por ser lesbiana. Mis tíos, tías, primos, sobrinos y muchos amigos me rechazaron y me repudiaron», narraba en su aparición televisiva la hasta ahora activista Val Kalende. «Me quedé huérfana entre los 16 y los 17 años. Mis padres fallecieron a causa del VIH/Sida antes de que se descubrieran los antiretrovirales. Mi madre falleció más tarde, después de mi padre. Fui a otra casa. Es en esta casa donde me introdujeron a las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo», continúa el discurso de esta mujer.

Kalende cuenta que «me fue muy bien en la escuela y fui admitida en uno de los mejores colegios femeninos de Uganda. Me uní a St. Joseph Nsambya y allí conocí a muchas chicas que mantenían relaciones sexuales del mismo sexo». A raíz de ahí «conocí e hice muchas amigas y sabía o era parte de los entornos lésbicos. Pero, estoy sorprendida de que casi todas estén casadas y de que tengan familias felices y crecidas. Sin embargo, aquí todavía estoy yo con la carga de ser lesbiana. La chica a la que podría llamar mi primera relación a los 17 años está felizmente casada y tiene una familia. Lo único que aprendí de ser lesbiana fue a ser una chica rebelde». En este sentido, remata preguntándose «por qué el mundo nos obligó a convertirnos en chicas que no aman a los hombres».

A pesar de estas sorprendentes declaraciones, que se pueden resumir en su frase de «ya no soy lesbiana», Val Kalende lleva más de una década trabajando para organizaciones LGTB como Freedom y Roam Uganda o Sexual Minorities Uganda, entre otras. También estableció lazos con el activismo de otros países como los Estados Unidos, impartió conferencias en distintos países y publicó artículos en medios de masas reclamando la igualdad y los derechos humanos. Llegó a ser arrestada en alguna ocasión. Ahora, Kalende se aleja de todo este pasado, construido con esfuerzo y sacrificio, para dedicarse a construir su moral cristiana.

Ya en 2009, al visibilizarse mediáticamente como lesbiana, uno de esos medios recogió los intentos de su pastor de que realizara otra entrevista en la que admitiera haberse «convertido» en heterosexual por «un milagro». Algo que no hizo entonces, pero que ha acabado haciendo casi una década después.

Todavía no se han pronunciado muchas organizaciones igualitarias en Uganda al respecto. Sin embargo, las entidades y los activistas que lo han hecho no ha sido para cargar contra ella, a la que en todo caso le han agradecido el esfuerzo realizado hasta ahora, sino para poner el foco en la moral religiosa LGTBfóbica. «La religión es un veneno», ha declarado la activista Stella Nyanzi.

«Tal vez tenemos que averiguar qué causó esto en lugar de culparla. Permitámonos también abordar el odio dentro de la comunidad misma», defiende Mirakel Rakkaus Hossy (otra activista ugandesa que tuvo oportunidad de trabajar con Kalende), que agrega que «no podemos decir que ella fue un fraude».

Este es el vídeo completo en el que se registra la intervención de Kalende:

La difícil situación del colectivo LGTB en Uganda

La situación de las personas LGTB en Uganda es muy complicada. El artículo 145 del Código Penal castiga con penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua a aquellos que «tengan conocimiento carnal contra natura con otra persona». El mero intento de mantener relaciones homosexuales o lo que se denominan «prácticas indecentes» se castiga con hasta siete años de prisión.

El año pasado el Orgullo LGTB de Uganda tuvo que ser cancelado tras amenazar el Gobierno de este país africano con detenciones masivas. Unas amenazas que, unidas al antecedente de 2016 (cuando la policía ugandesa interrumpió la celebración y detuvo a varios activistas), llevaban a los activistas LGTB ugandeses a dar prioridad a su seguridad.

Pero esta durísima normativa no parece satisfacer a los LGTBfobos. La presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, insistía también en reintroducir un proyecto de ley que endurecía el trato penal a la homosexualidad, con la pretensión de establecer la pena de muerte en determinados casos, y a la cual ella misma llegó a llamar «un regalo de Navidad». El proyecto fue aprobado por el Parlamento en diciembre de 2013, pero finalmente fue invalidado por el Tribunal Constitucional a causa de una falta de procedimiento: se había votado sin el quórum necesario.

Y aunque por el momento parece que este proyecto ha quedado aparcado, lo que no dejan de sucederse son los ataques a la libertad de reunión y asociación. En 2015, de hecho, se aprobó una ley, y esa sí está en vigor, que permite al gobierno tener un control férreo sobre las ONG y asociaciones del país, pudiendo no autorizar sus actividades e incluso disolverlas si no se adecuan al «interés público» o si son «contrarias a la dignidad del pueblo de Uganda». Las asociaciones LGTB ya avisaron de su peligro, ya que los activistas que trabajen en una organización que no cuente con el visto bueno del gobierno pueden llegar a ser encarcelados. Ello supone llevar la lucha por los derechos LGTB a la ilegalidad.

Por fortuna,  el Tribunal Constitucional de Uganda aliviaba un poco la presión a finales de 2016, al declarar contraria a derecho la normativa que impedía a determinados grupos, marcados en la ley como «inmorales o socialmente inaceptables», la posibilidad de reclamar ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en los casos de discriminación. Entre los colectivos señalados tan ignominiosamente se encontraban el de las personas LGTBI (para quienes fue diseñada especialmente la norma), los trabajadores del sexo o las personas que viven con el VIH. Pero conviene tener en cuenta que no todo depende del marco jurídico: la sociedad civil ugandesa también es fuente de ataques homófobos. Un ejemplo es el intento de linchamiento a un grupo de hombres homosexuales o los ataques que reciben los activistas que intentan llevar adelante la lucha.

La valiente e importantísima labor del activismo LGTB de este país se veía reconocida, en todo caso, a finales del año pasado, cuando el Gobierno Vasco reconocía con el Premio René Cassin 2017 el activismo LGTB de la asociación africana Sexual Minorities Uganda.

Fuente Dosmanzanas

General, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Chile: La mayoría de la población trans se infligió algún tipo de daño antes de los 15 años producto de la discriminación

Jueves, 2 de agosto de 2018

43030245454_fac32f037f_bCortes en zonas de su cuerpo, intento de suicidio y consumo abusivo de drogas son parte del cruel panorama que afecta a la población trans. El sector piensa que mejoraría su vida con leyes y políticas a favor de la identidad de género, arrojó la Encuesta Identidad.

En compañía de la presidenta de Comisión Mixta que analiza la Ley de Identidad de Género, la senadora Adriana Muñoz, el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) dio hoy a conocer los resultados de la Encuesta Identidad, el primer sondeo nacional sobre la realidad trans aplicado en forma presencial y electrónica a 326 personas mayores de 14 años.

El sondeo; que aporta los datos más fidedignos conocidos hasta ahora en tanto las personas respondieron aportando su RUT; arrojó que la mayoría de la población trans tiene conciencia sobre su identidad de género antes de los 10 años, sin embargo, durante su infancia mantienen en reserva su realidad producto de una fuerte discriminación social que las lleva a infligirse daño y a evitar ciertos lugares por el temor a insultos y amenazas.

Junto a la discriminación social, afecta la felicidad y la expresión de género de las personas trans la carencia de información, facilidades y recursos económicos para cambiar su nombre y sexo legal y para modificar su cuerpo, por lo que consideran de la máxima relevancia la aprobación de leyes y políticas públicas que resuelvan sus problemas y garanticen la plena igualdad de derechos.

“La situación que vivimos los hombres, mujeres y personas trans no binarias es dramática. Estamos hablando de hechos que ponen a diario en jaque nuestra propia vida. Los resultados de esta encuesta deben invitar a la reflexión social. Las autoridades deben aprobar en breve la Ley de Identidad de Género considerando a la niñez y la infancia trans, en tanto es el momento cuando parten nuestros problemas”, señaló el activista trans del Movilh, Álvaro Troncoso.

En tanto, el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, estimó que “estamos sobrecogidos con estos tristes resultados cuyos responsables son la sociedad como conjunto y el Estado. Quiero agradecer a todas las personas que nos dieron su testimonio y confiaron en nosotros, aportando su RUT para contribuir a hacer un estudios serio que vaya en ayuda de otras y otros”.

Identidad y expresión de género

La Encuesta Identidad arrojó que 59,17% de la población tiene conciencia de su transexualidad antes de los 10 años y el 25,9% entre los 11 y 15 años. Sin embargo, antes de los 10 años solo el 3.7% habló con alguien sobre su identidad de género. La mayor parte (44,2%) lo comenta entre los 16 y 20 años.

El 41% optó por comentar su transexualidad por primera vez a sus amigos (41%), seguido por la pareja (18,4%), la mamá (10.2%), otro familiar (8.7%), un profesional de la salud (7.2%) y el papá (3%), entre otros. El 5.6% señala que “nadie sabe soy trans”.

En relación a la expresión de género en público, el 32,3% lo hizo por primera vez entre los 16 y 20 años; el 26.3% entre los 11 y 15 años y el 20.7% entre los 21 y 30 años. El 16,2% indica que aún no expresa su identidad en público y solo el 23% señala que en la actualidad “todos saben soy trans”.

“Estos datos reflejan que pese a saber quienes somos desde que tenemos uso de razón, debemos reprimir nuestro género, sin siquiera a atrevernos, en muchas ocasiones, a hablarlo, todo es causado por diversas formas de discriminación que tienen un nocivo impacto en nuestra estabilidad física y emocional”, dice Troncoso.

La discriminación a la población trans 

Un alarmante 76,1% de la población trans dice que ha sufrido discriminación en razón de su identidad de género, mientras el 7% señala que en el último año ha vivido exclusiones “diariamente”, el 11% “semanalmente”, el 21.2% mensualmente y el 18.8% un “par de veces o más”.

La discriminación más recurrente es la verbal (63.9%), seguida por la psicológica (47%), la negación de servicios públicos o privados (17,7%), la agresión física, (13.5%) y el abuso sexual (7.9%).

Las personas trans sindican como responsables de los abusos a desconocidos (44.4%), seguidos por familiares (32.7%), los compañeros de estudios (22.2%), un conocido (21,8%), un docente (19.9%), un funcionarios de instituciones públicas o privadas (11,3%), un policía (10.5%), un compañero de trabajo (10.2%), personal médico (9.8%) y un supervisor o superior en el trabajo (7,1%).

El 6% sindica como responsables de la discriminación que ha vivido a grupos; el 37% a una persona y el 33.2% a “grupos y personas”, “lo que viene a reflejar acciones concertadas y cobardes para dañar la dignidad de terceros solo en razón de su identidad de género”, sostuvo el Movilh.

 Por todo lo expuesto, el 31.9% de la población trans evita expresar su género “siempre o a veces” por temor a agresiones, amenazas o acosos, mientras el 31.1% sostiene que antes cohibía su identidad, “pero ya no”.

A la par, un 28,2% señala que está imposibilitado de expresar su identidad “en todos los espacios” porque “mis familiares podrían rechazarme”; un 25.6% porque carece de dinero para el cambio legal o corporal y un 21.8% porque no ha podido acceder a transformaciones físicas o jurídicas. En tanto, el 15,4% no expresa su género por temor a enfrentar malos tratos en su lugar de estudios; el 15% porque “podría ser víctima de violencia”, el 12.8% porque “mis amigos podrían rechazarme”; el 12.8% porque “podría perder mi trabajo y/o no encontrar trabajo” y el 9% porque “no me siento listo/a para la transición”.

En tal sentido, un 56,9% evita “siempre o a veces” algunos lugares por temor a agresiones o insultos. Los espacios donde más se evita comentar la propia identidad de género son los servicios públicos (45.9%), el transporte público (42.1%) y la casa (32.2%), entre otros.

Pese a todo lo expuesto, solo el 7,3% ha denunciado los casos de discriminación que ha sufrido.

Auto-daño producto de la discriminación

Producto de toda la presión social y discriminación expuesta , el 52.1% dice que se ha hecho daño a sí mismo/a, mientras que el 19,6% indica que pensó en auto-agredirse, pero finalmente no lo hizo.

El auto-daño se expresó en “cortes en zonas de mi cuerpo” (45.6%), intento de suicidio (35%), no comer (29.3%), formas inseguras de expresar el género, como vendajes restrictivos (25.9%) y consumo abusivo de drogas (24%)

El 46.7% se infligió por primera vez algún tipo de daño entre los 11 y 15 años, el 7% entre los 5 y 10 años; el 15% entre los 16 y 20 años y el 3% entre los 21 y 30 años

En la ocurrencia de estos incidentes a temprana edad, estaría incidiendo la realidad en los establecimientos educacionales, en tanto el 35.4% está en desacuerdo con que “mi etapa escolar es o fue buena”; así como el entorno social, pues el 37,1% dice que “no puedo hacer amistades con facilidad”, el 53.3% se siente inseguro al momento de buscar pareja y el 25% descarta tener una buena relación con su familia. Como consecuencia, el 38,4% dice que en la actualidad “no se siente bien emocionalmente”, mientras el 32% no se siente “bien, ni mal”.

Para el Movilh es evidente que el principal daño y dolor que sufren las personas trans “ocurre durante la infancia y adolescencia, siendo urgente la implementación de leyes y políticas públicas que efectivamente hagan valer el interés superior del niño y de la niña, sin ningún tipo de discriminación basada en la identidad de género”.

Cambio legal y físico

 La carencia de medios económicos, la falta de información y la ausencia de la ley de identidad de género, son otros de los aspectos que inciden negativamente en al calidad de vida de las personas trans.

 El 23,7% señala que nunca ha recibido algún tipo de orientación sobre su identidad de género, mientras que el 29,7% la obtuvo entre los 16 y 20 años; el 16,2% entre los 21 y 30 años y el 15,18% entre los 11 y 15 años. Solo el 5,6% recibió orientación entre los 5 y 10 años.

En tanto, el 50.8% no ha iniciado ningún tipo de transición física, mientras que el 68% no se ha realizado tratamientos hormonales y el 92.1% no se ha sometido a cirugías de reasignación genital.

 El desconocimiento sobre donde realizarse el tratamiento hormonal es la principal razón que impide dar ese paso (29,7), seguida por la falta de recursos económicos (28,2%) y el miedo a los prejuicios de los profesionales de la salud (14,3%). Sólo el 9% no desea someterse a este tipo de tratamientos.

En relación a las cirugías de reasignación genital, el 47,7% dice que no puede pagarlo, el 25,6% que no sabe donde conseguirla y el 14,7% que se ve impedido de estos cambios por lo engorroso del sistema. El 14.3% no desea someterse a este tipo de intervenciones

Además, el 76,6% dice que no ha cambiado su nombre y sexo legal pese a querer hacerlo.

En tal sentido, el 80% dice que estaría más cómodo o feliz se hubiera más opciones para la transición corporal y el 90% para el cambio de nombre y sexo legal, mientras que la gran mayoría considera necesario para mejorar su calidad de vida la implementación de políticas públicas contra la discriminación laboral (86%) y contra la exclusión educacional (91%), así como la capacitación a funcionarios públicos sobre la realidad trans (88%).

Encuesta completa aquí

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Intento de secuestro de un joven refugiado homosexual checheno en San Petersburgo

Jueves, 2 de agosto de 2018

68aba33d-1fc4-4671-9adb-591729dafbd4Los activistas de Russian LGBT Network han denunciado el intento de secuestro de un joven homosexual checheno en San Petersburgo, con el objetivo de llevarlo de nuevo a su región de origen. Según los denunciantes, en la captura del joven participó activamente su propio padre, quien parece ser el principal inductor, y al menos un agente policial checheno. Russian LGBT Network afirma que este sería el quinto caso de secuestro de homosexuales para ser conducidos hasta Chechenia, una región donde se han denunciado detenciones por «sospecha de homosexualidad» e, incluso, la existencia de campos de concentración para homosexuales.

Desde la web activista Russian LGBT Network se ha denunciado el intento de secuestro el pasado 13 de julio del joven de origen checheo Zelimkhan Akhmadov, que actualmente reside en San Petersburgo. Cinco personas atacaron a Zelimkhan cuando se encontraba cerca del lugar donde vivía refugiado y le obligaron a introducirse en un coche. Un amigo del joven, que presenció el ataque, envió un mensaje a un miembro de Russian LGBT Network, que inmediatamente lo puso en conocimiento de la policía.

Agentes policiales acudieron al lugar de los hechos e interrogaron a diversos testigos. Entre ellos se encontraban los miembros de seguridad del refugio donde se alojaba Zelimkhan, quienes, como medida de precaución, anotan las matrículas de los vehículos que estacionan en las inmediaciones. Debido a ello, pudieron facilitar a la policía la del coche donde introdujeron al joven secuestrado, que, según su información, había permanecido aparcado en los alrededores los dos últimos días.

Con este dato pudieron localizar con prontitud el vehículo, donde en ese momento solo se encontraban Zelimkhan y un hombre que se identificó como su padre. También se halló un documento de identificación de un agente policial checheno. Conducidos a comisaría, el padre del joven Zelimkhan siguió amenazando a su hijo, acusándole de ser la vergüenza de la familia y culpándole de que toda ella se encuentre amenazada de muerte debido a su homosexualidad. Allí se esclareció también que el padre había intentado convencer a su hijo de que grabase un vídeo en el que afirmara que no sufría persecución alguna y que no era homosexual, algo a lo que Zelimkhan se negó taxativamente.

Ya por la tarde, Zelimkhan abandonó la comisaría y los miembros de Russian LGTB Network le condujeron a un lugar seguro, donde ahora ha encontrado nuevo refugio. También se ha presentado la correspondiente denuncia y se ha iniciado el procedimiento legal. Según el artículo 126 del Código Penal ruso, el secuestro cometido por un grupo de personas previo concierto es castigado con penas de 5 a 20 años de cárcel.

Para el activista de Russian LGTB Networl Igor Kochetkov, estos casos evidencian la falsedad del discurso oficial de que no existe ningún problema de discriminación o persecución de homosexuales en Chechenia. No solo existe, sino que los ciudadanos homosexuales chechenos son perseguidos incluso fuera de su región.

Recordemos que, hace poco más de un año, las estremecedoras noticias sobre detenciones, torturas y asesinatos de personas homosexuales en la república rusa de Chechenia sacudían a la comunidad internacional. Según reportaba el diario Novaya Gazeta, al menos 100 personas habían sido detenidas y encarceladas por ser «sospechosas de homosexualidad». Más adelante, salía a la luz la posible existencia de auténticos campos de concentración para personas homosexuales cerca de Grozny, la capital chechena. En este tiempo, La homofobia del líder checheno, Ramzán Kadýrov, ha quedado sobradamente demostrada. Sofocada la crisis separatista, el Gobierno checheno ha encontrado en el colectivo LGTB un chivo expiatorio que encaja perfectamente con sus ideales retrógrados. Un año después, sin embargo, las autoridades rusas siguen demostrando una ausencia total de voluntad política para investigar los posibles crímenes y llevar a los responsables ante la justicia. A fecha de hoy, nadie ha sido detenido ni imputado.

Fuenta Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La Plata (Argentina): Tres ataques callejeros a varones gays en una semana

Jueves, 2 de agosto de 2018

christianEn una semana tres actos de odio hacia el colectivo LGBT+ tuvieron lugar en La Plata. El lunes a Herman Müller le dieron una patada luego de gritarle que lo matarían. El sábado Jhonan de la Barrera y su pareja fueron golpeados por un grupo de varones. Y el domingo a Cristian Uscamayta Curí (foto) lo asaltaron y agredieron al grito de “boliviano de mierda” y “puto de mierda”. Tres hechos en una semana que indican una alerta para la ciudad platense.

En una semana tres actos de odio hacia el colectivo LGBT+ tuvieron lugar en La Plata. El lunes a Herman Müller le dieron una patada luego de gritarle que lo matarían. El sábado Jhonan de la Barrera y su pareja fueron golpeados por un grupo de varones. Y el domingo a Cristian Uscamayta Curí lo asaltaron y agredieron al grito de “boliviano de mierda” y “puto de mierda. Tres hechos en una semana que indican una alerta para la ciudad platense.

Domingo 29/7

Eran entre las 7:30 y las 8 de la mañana del domingo 29 cuando Cristian Uscamayta Curi volvía de bailar. Avanzaba un poco más rápido que su amigo quién se quedó atrás por las calles platenses, cuando casi al llegar a la puerta del edificio donde vive fue atacado.“Dame el celular boliviano de mierda” y “puto de mierda”, le gritaron y lo comenzaron a golpear.

“Creo que eran tres, no les quise dar la mochila, uno me agarró del cuello y me dio una trompada en el ojo”, cuenta Cristian en comunicación con Presentes. “Recibí una lluvia de golpes, intenté defenderme, me tiraron al piso y me patearon la cabeza y las costillas”, sigue Cristian de 24 años, quien es empleado y estudia derecho en la Universidad de Ciencias Jurídicas y Sociales de La Plata. Luego de la golpiza se fue a dormir y, al despertarse, aún mareado y en shock hizo un descargo en su muro de Facebook contando lo sucedido. “En un momento dejé de defenderme porque pensé que me iban a matar, agrega.

El día lunes, Uscamayta Curi se dispuso a buscar respuesta en la justicia, cuenta que cuando intentó hacer la denuncia: “llamé al 911 y me dijeron que me acercara a la comisaría más cercana, pero en la Segunda de La Plata –Avenida 38, entre 7 y 8- me dijeron que no era así, que fuese a la Primera”.

Finalmente se acercó a la comisaría Primera de La Plata, ubicada en Avenida 53, donde el agredido detalla que la denuncia fue inscripta por robos y lesiones con la intervención de la Unidad Fiscal 09 a cargo de la Dra Maribel Firmus. En el mensaje de Facebook de Cristian se puede leer la bronca y angustia, por los golpes físicos y también lo emocional.

“Duelen mucho las palabras y que te caguen a trompadas”, escribía en redes el día domingo. Explica que al realizar la denuncia hizo hincapié en el tema del odio con que lo agredieron por ser gay y por tener rasgos del norte: “no es necesario tanto ensañamiento”.

Sábado 28/7

Eran aproximadamente las 4:15 de la mañana cuando Jhonan de la Barrera (21) y su pareja, Joel Rochieri (24) caminaban por la calle 43 cuando al cruzar el tramo que cortan las calles 4 y 5 de una camioneta 4 x 4 se bajaron cuatro varones y los atacaron. Así lo describe en Jhonan en un posteo en su muro de Facebook.

“Trolo de mierda, dame todo”, cuenta a este medio que le dijeron. “Me dieron piñas y patadas, después me tiraron al piso, tengo la pierna lastimada y la pantorrilla”, explica y dice que Joel pudo escapar, luego él. Corrieron hasta refugiarse en la terminal de micros que estaba a pocas cuadras.

Jhonan cuenta que mientras dos de los agresores los atacaban lograron ver al resto mirar la situación y reírse. “No se llevaron nada, claramente lo hacían por diversión en un contexto dónde la violencia aflora y está legitimada por un Estado que no aplica políticas antidiscriminatorias, esto también lo comparte en el posteo que titula ‘OTRA VEZ LA MISMA HISTORIA.

Y el ‘otra vez’ es porque Jhonan y Joel ya fueron víctimas de ataques de odio por ser gaysEn septiembre del año pasado una patota los agredió en las calles de La Plata. Agencia Presentes consultó cómo había avanzado la causa de ese momento: “no pasó nada, no tuvimos ninguna novedad”, dice De la Barrera. Jhonan y Joel son ambos activistas y dicen que el día martes realizarán la denuncia por la agresión reciente.

Lunes 23/7

Esa misma semana, Hermann Müller fue atacado en las calles de La Plata. “Este es puto, vamos a matarlo”, le gritaban a primeras horas del lunes para luego darle una patada. Luego de compartir lo vivido en sus redes, Agencia Presentes habló con este actor y empleado de 30 años.

Tres días después, el intendente de La Plata, Julio Garro, recibía a Hermann. “Me dijo que su obligación como intendente era defender y acompañar a todos los ciudadanos plantenses, máxime cuando sucedían injusticias como la que me había pasado a mí”, explica Müller. Consultado sobre si el funcionario se comprometió a tomar alguna acción, Hermann dijo que el intendente puso a su disposición todos los contactos de su gestión.

Lucía Ríos es directora del Área de Género y Diversidad de esa ciudad y ella también fue parte de la reunión. “Lo que hacemos desde el área de diversidad es comentarles qué acciones ellos pueden tomar para que de alguna manera se haga justicia”, explica Ríos. “Para nosotros la homofobia no existe, no le tenés miedo a una persona, le tenes odio”, continúa.

El día lunes 23 cuando Hermann fue a realizar la denuncia en la comisaría Segunda –ubicada en la Avenida 38 entre 7 y 8- no fue tratado correctamente y no quisieron tomársela. “Nos pusimos en contacto con esta comisaría y propusimos llevar capacitaciones en diversidad para que ellos sepan qué procedimientos tienen que seguir, detalla Ríos.

Acciones desde el gobierno

“A veces no tenés la intención de discriminar pero al no saber cómo expresarte lo hacés”, dice la directora del área de género y diversidad de La Plata. Consultada por las acciones inmediatas a tomar ante la situación de odio Ríos dice que se seguirán implementando acciones de capacitación a colegios, centros de estudiantes, clubes y más, y agrega que en agosto se realizarán campañas de difusión.

Por su parte, Hermann Müller, Jhonan de la Barrera, Joel Rochieri y más activistas contaron a este medio que se pusieron en contacto entre sí para buscar respuestas conjuntas a la grave situación que esta semana se puso en evidencia.

El mismo lunes 23, en el contexto de la agresión a Müller, Presentes dialogó con activistas del colectivo LGBTIQ+.

Darío Arias, referente de Conurbanxs por la Diversidad, repudiaba la agresión sufrida y alertaba del aumento de violencia al colectivo LGBT+. Por otro lado Vicente Garay, integrante de la Secretaría de Género de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), dijo: “En nuestra ciudad aumenta la violencia hacia el colectivo LGBTI mientras el intendente Julio Garro posa con carteles coloridos en el día contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Esto es parte del cinismo con el que se mueve el gobierno municipal, mientras desfinancia las políticas públicas de prevención de la violencia y la discriminación. Una vez más vemos la impunidad con la que un estado ausente busca devolvernos a ese clóset al que prometimos no volver nunca más”.

Estos tres ataques homofóbicos se suman al clima que denuncia el informe del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT, que depende de la Federación Argentina LGBT (FALGBT), dónde se detalla que durante 2017 hubo al menos 103 crímenes de odio por orientación sexual, expresión e identidad de género. En este informe también se alerta un drástico aumento de las agresiones en la vía pública.

Por Lucas Gutiérrez (Agencia Presentes), vía SentidoG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.