Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Pyeongchang’

Balance de los Juegos de Pyeongchang en clave LGTB: 16 deportistas visibles, 8 medallas y varias imágenes para la historia

Miércoles, 7 de marzo de 2018

pclogo_402130907Ha pasado ya casi una semana desde que la ceremonia de clausura pusiera fin a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Pyeongchang (Corea del Sur). No podemos, sin embargo, dejar pasar la oportunidad de subrayar lo positivo que estos juegos han resultado para la visibilidad LGTB, especialmente tras el recuerdo de lo sucedido en la anterior cita olímpica de invierno, en Sochi (Rusia). Unos juegos que nos han descubierto además a la figura de Adam Rippon, patinador estadounidense cuya defensa sin ambages de la visibilidad y de la pluma lo ha convertido ya en todo un icono gay.

En los juegos de Pyeongchang han competido (según el listado de Wikipedia) 16 deportistas abiertamente LGTB: 12 mujeres y 4 hombres. Nueve más que en Sochi. Con una diferencia apreciable: en Sochi todas ellas eran mujeres. Los de Corea, por tanto, han sido los primeros juegos olímpicos de invierno de la historia en los que participaban deportistas abiertamente gais. Por nacionalidades, tres eran belgas (Jorik Hendrickx, Sophie Vercruyssen y Kim Meylemans), tres estadounidenses (Brittany Bowe, Gus Kenworthy y Adam Rippon), dos canadienses (Brianne Jenner y Eric Radford), otras dos holandesas (Cheryl Maas e Ireen Wüst), una australiana (Belle Brockhoff), una austriaca (Daniela Iraschko-Stolz), una checa (Šárka Pančochová), una eslovena (Barbara Jezeršek),  una sueca (Emilia Ramboldt) y una suiza (Simona Meiler).

Por lo que se refiere al balance de medallas, el “equipo LGTB” ha conseguido (que hayamos podido contabilizar) ocho medallas. De las dos primeras ya informamos en esta misma página: el oro del canadiense Eric Radford en la competición por patinaje por equipos, ejecutando el programa de parejas junto a Meagan Duhamel, y el bronce del estadounidense Adam Rippon en la misma competición (Rippon ejecutó, en concreto, el programa largo masculino). Eric Radford (también junto a Megan Duhamel) consiguió después otro bronce en la competición de parejas.

Más allá del patinaje artístico, la holandesa Ireen Wüst consiguió un oro y dos platas en la competición de 1.500, 3.000 metros y persecución por equipos, respectivamente, de patinaje de velocidad, mientras que la canadiense Brianne Jenner se hizo con la plata como miembro del equipo de hockey sobre hielo. La estadounidense Brittany Bowe, por su parte, consiguió un bronce en la competición de patinaje de velocidad por equipos (junto a tres compañeras). En total, 5 medallistas de 16 participantes, un 31%. Si comparamos esa cifra con la de los últimos juegos olímpicos celebrados (los de verano de 2016 en Río de Janeiro), en los cuales esa cifra ascendió al 47%, la tendencia parece señalar que poco a poco se agrieta el “techo de cristal” de los deportistas LGTB: cada vez resulta menos necesario ser un deportista de los de “opción casi segura” de medalla para ser seleccionado siendo LGTB.

Como ya mencionamos en nuestra entrada anterior, la medalla de Rippon tuvo un especial “valor añadido” en clave LGTB, si se tiene en cuenta que el joven patinador se había significado por sus críticas a que la delegación estadounidense en los Juegos estuviese encabezada por el vicepresidente Mike Pence, bien conocido por su LGTBfobia. Críticas que compartía con su compañero del equipo estadounidense, el esquiador Gus Kenworthy. Ambos, de hecho, lanzaban un mensaje de visibilidad durante la ceremonia de apertura de los Juegos. “Estamos aquí. Somos queer. Acostúmbrate”, tuiteaba Kenworthy, en un indisimulado mensaje a Pence:

Rippon, en cualquier caso, cautivó por su alegría, desparpajo y por su defensa rotunda de la visibilidad y de la pluma, y se ha convertido en un verdadero icono gay, aunque él ha matizado dicha afirmación no sin ironía: “Quiero que la gente se dé cuenta de que no soy un icono gay, de que no soy el amorcito gay de América… Soy un icono y soy el amorcito de América”. Valga como ejemplo de su actitud de no querer disimular su pluma el vídeo incluido en el siguiente tuit, en el que Rippon lee una de las cartas de apoyo que ha recibido:

El otro gran protagonista “visible” de los Juegos ha sido el ya mencionado Gus Kenworthy, pese a no repetir la medalla en la modalidad slopestyle de esquí acrobático que sí consiguió en Sochi, cuando aún no se había visibilizado públicamente como gay (de ahí que no lo hayamos incluido entre las deportistas abiertamente LGTB que participaron en Sochi, todas ellas chicas). Lo hizo en 2015 (ya entonces lo recogimos) y desde entonces Kenworthy no ha dudado en hacer bandera de la visibilidad. Y así lo ha demostrado en estos últimos Juegos. Desde el mensaje que acompañaba a las fotografías con Rippon durante la ceremonia de apertura del que hablábamos arriba, hasta el beso con su novio, Matthew Wilkas, tras finalizar su competición, momento que fue difundido por televisión y que dio la vuelta al mundo:

“Ayer no me di cuenta de que este momento estaba siendo grabado, pero estoy muy feliz de que lo fuese. Nunca jamás hubiera soñado, siendo niño, que podría ver un beso gay en televisión durante los Juegos Olímpicos, pero por primera vez un niño que ahora esté en su casa puede. Amor es amor, es amor”, señalaba el propio Kenworthy en redes sociales para acompañar una imagen que ya es icónica para la visibilidad LGTB en el deporte.

Una imagen y una actitud que también le ha valido a Kenworthy toda una legión de haters, como él mismo denunciaba en Twitter. “Según ellos: ‘es 2018, a nadie le importa que seas gay. La homofobia ya no existe. Supéralo’. Mis notificaciones de YouTube…”, ironizaba, pasando a mostrar algunas de las notificaciones que había recibido en YouTube de mensajes cargados de insultos homófobos:

Kenworthy y Rippon, por cierto, también disfrutaron de lo lindo juntos durante la ceremonia de clausura. Kenworthy llegó a bromear sobre su relación en Twitter: “Hace dos semanas, en la ceremonia de apertura, nos conocimos y allí empezó una amistad. Hoy, en la ceremonia de clausura, se acaba. Adam Rippon, deja de llamarme. Estás empezando a ser muy pesadito y ya no puedo más”, tuiteaba:

Pese a que no faltaron los que malinterpretaron la broma, tiene pinta de que la buena relación entre Kenworthy y Rippon nos proporcionará aún muchos buenos momentos. El propio Kenworthy comentaba en una entrevista su admiración hacia Rippon y su deseo de que su amistad se mantenga durante el resto de sus vidas. El esquiador estadounidense también destacaba la importancia de que haya una comunidad LGTB visible en el mundo del deporte:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Adam Rippon, el patinador estrella de los Juegos Olímpicos de Invierno

Sábado, 3 de marzo de 2018

untitled-2Adam Rippon se ha convertido en la gran estrella de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang , en Corea del Sur. “Hace poco me preguntaron cómo era ser un atleta gay. Les dije que es exactamente igual que ser un atleta heterosexual. Mucho trabajo duro, pero normalmente lo hacemos con las cejas más bonitas”, dijo en una entrevista con su habitual sentido del humor. 

¿Por qué Adam Rippon se ha convertido en la gran estrella de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang , en Corea del Sur? Se llevará a casa una medalla de bronce como parte del equipo de patinaje artístico estadounidense, sí, pero muchos medallistas (incluidos sus compañeros de equipo) solo han aparecido en las páginas deportivas. Rippon, sin embargo, excede, y mucho, lo deportivo.

Habría que empezar por aclarar que tampoco es por ser el primer deportista olímpico gay (de esos seguro que había ya en Atenas en el siglo VIII a. C.), pero sí se debe en gran parte a ser el primero abiertamente homosexual que representa a Estados Unidos en unos Juegos Olímpicos de Invierno. Y que tiene, además, algo imprescindible hoy para traspasar la fama meramente deportiva y convertirse en un fenómeno: labia, carisma y espíritu contestatario.

Su imagen también se ha construido sobre una historia llena de reveses que empieza, como resulta ya casi un lugar común en cualquier relato con un protagonista fuera de la norma, con el bullying de sus compañeros de clase. Posteriormente, en 2010 y 2014 (cuando tenía la edad óptima para un deportista de su tipología) se quedó fuera (no se clasificó) de los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados respectivamente en Vancouver y en Sochi. En 2013 se mudó desde Pensilvania a California, donde económicamente le iba tan mal que se gastó su poco dinero para apuntarse al gimnasio y así poder seguir entrenando, pero tenía que robar las manzanas que el centro ofrecía a sus alumnos.

Sin embargo, Rippon sabe tomárselo con humor. El atleta no solo es un gay extrovertido, sino que ha usado sus reveses para hacer chistes con ello. Ya se sabe, el humor es igual a tragedia más tiempo. Todo eso ha convertido su cuenta de Twitter (con más 230.000 seguidores, entre ellos Barack Obama) que mezcla mensajes de inspiración, fuertes consignas políticas y tuits llenos de humor.

Este, por ejemplo: “Hace poco me preguntaron en una entrevista cómo era ser un atleta gay. Les dije que es exactamente igual que ser un atleta heterosexual. Mucho trabajo duro, pero normalmente lo hacemos con las cejas más bonitas”. O este (que le respondió la misma Chelsea Clinton, hija de Hillary y Bill): “Para todos aquellos que me escriben tuits diciendo que esperan que fracase, ya he fracasado varias veces en mi vida. Pero lo más importante es que he aprendido de cada golpe, he asumido con orgullo mis errores, crecido con las decepciones y ahora soy una zorra preparada para la pasarela“. “Eres espectacular, Adam”, le respondió Clinton. “Gracias por tu humor (¡y tu glamour!)”.

La oscarizada actriz Reese Witherspoon fue una de las celebridades de Hollywood que lo elevó al estrellato. “Razón número uno para ver los Juegos Olímpicos de Invierno 2018: ADAM RIPPON”, tuiteó el pasado ocho de febrero la protagonista de Walk the Line. Pero también lo han alabado a través de las redes sociales Jessica Chastain, Sarah Michelle Gellar o el mismísimo Elmo, de Plaza Sésamo. “¡Elmo está tan orgulloso de ti!”, le escribió.

Pero su camino hacia los titulares de prensa había empezado ya un mes antes, en enero. Y esa es tal vez la historia más interesante del joven Rippon: su enfrentamiento con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Cuando Rippon se enteró de que Mike Pence, el número dos de Donald Trump, iba a liderar la delegación estadounidense en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Corea del Sur, decidió no acudir al habitual encuentro que hay entre deportistas y delegados. Su primer dardo se lo dirigió en una entrevista que el diario USA Today publicó el 17 de enero. “¿Te refieres a Mike Pence, el mismo Mike Pence que financió terapias de conversión para gays? Paso”. También añadió: “Personalmente no tengo nada que decirle a Mike Pence. Si me dan la oportunidad de hablar después de los Juegos Olímpicos, prefería hacerlo con la gente cuyas vidas han sido dañadas por la legislación que él ha llevado a cabo”.

Mike Pence (que se define como cristiano, conservador y republicano) tiene un largo historial de ataques contra el colectivo LGTB. Entre otras cosas, se ha opuesto a la legalización del matrimonio gay desde hace lustros, ha declarado que ser gay o lesbiana es “una elección”, ha luchado para que los grupos que ayudan a las víctimas del SIDA no reciban ayudas públicas, se ha opuesto a una ley que impide la discriminación de personas LGTB en el lugar de trabajo, se ha opuesto también a eliminar la cláusula “don’t ask, don’t tell” en las fuerzas armadas, anuló la norma que permitía a mujeres y hombres transexuales utilizar el cuarto de baño en el que se sintieran más cómodos en los edificios públicos y, sí, efectivamente, pidió en su campaña del año 2000 (cuyo programa aún se puede leer online) que los fondos públicos se destinasen a las terapias de reconversión de gays y lesbianas.

Una práctica que ha dejado auténticas historias de terror que incluyen oración, electrochoques y algo llamado “entrenamiento de comportamiento de género” que se asemeja a aprender a disimular la sexualidad.

Rippon ha ignorado estos comentarios y ha anunciado que boicoteará la reunión de los medallistas con Pence y Trump en la Casa Blanca. Algo que ya ha sido denunciado por Donald Trump Jr, hijo del presidente. En un tuit en el que cita una entrevista de Rippon cuyo titular es “No quiero que mi experiencia en los Juegos Olímpicos se centre en Mike Pence”, el hijo del presidente respondió: “¿En serio? Entonces tal vez no deberías haberte pasado las últimas semanas hablando de él. Yo a él no lo he oído mencionarte ni una sola vez.

Pero Trump Jr. se equivoca. Pence sí intentó lavar su imagen dirigiéndose directamente a Rippon en un tuit. Las mayúsculas son suyas: Quiero que sepas que estamos aquí PARA TI. No dejes que las noticias falsas te distraigan. Estoy orgulloso de ti y de TODOS NUESTROS GRANDES atletas y mi única esperanza para ti y para todo el equipo EE. UU. es que traigas a casa el oro. ¡A por ellos!”.

Puede que Adam sea demasiado mayor para llamarlo promesa del deporte (tiene 28 años), pero sí es una promesa para la esfera del entretenimiento y también para un futuro más igualitario. Al menos, para los que ven en su descarado aplomo y en esa pluma que ha convertido en estandarte una señal de que se abren fronteras en el anquilosado mundo de la alta competición deportiva.

Fuente El Pais

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , ,

Dos deportistas belgas denuncian miedo, acoso y amenazas homofóbicas por parte de Rusia

Martes, 20 de febrero de 2018

jorikhendrickx01_02017-03-22-meylemans-kim-2-58d260972d831Dos atletas belgas, Jorik Hendrickx y Kim Meylemans, denuncian haber tenido problemas con los rusos debido a su orientación sexual, el primero cuando compite en Sochi, a pesar de no haber salido todavía del armario en aquel momento, y la segunda sin haber llegado a competir nunca en Rusia debido a su orientación sexual, lo que le ha llevado a ser víctima de amenazas y acoso homofóbico por parte de los rusos.

El patinador artístico belga, Jorik Hendrickx, no tiene problemas hoy en día con su orientación sexual, pero reconoce haber sentido miedo cuando compite en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi debido a la persecución de las personas homosexuales en Rusia. Asimismo, la corredora de skeleton, Kim Meylemans, igualmente belga, asegura haber sido víctima de amenazas y acoso homofóbico por parte de los rusos en los últimos años, a pesar de que nunca ha llegado a competir en el país gobernado por Vladimir Putin.

«Recuerdo evitar preguntas sobre los derechos de los homosexuales en Rusia. No porque estuviera avergonzado, simplemente no estaba listo. Ahora estoy totalmente bien y feliz con la persona que soy», declara Jorik Hendrickx, de 25 años de edad, pero que no había salido todavía del armario cuando compite en los Juegos Olímpicos de Sochi, en 2014, cuando queda 16ª en la general de patinaje artístico masculino. Los derechos del colectivo LGBT era uno de los debates habituales en Sochi, un año después de que entrara en vigor la Ley contra la propaganda homosexual.

Al contrario, hoy en día afirma comprender la importancia de hablar en público de su orientación sexual de la misma manera que otras personas le proporcionaron a él mismo la fuerza para hacer pública su homosexualidad. «Sigue siendo un tabú. Debería estar disponible para discusión a un público más amplio y espero inspirar a una generación más joven a sentirse más cómoda con la orientación sexual de alguien (…). No hay diferencia en ser un atleta homosexual o heterosexual. La orientación sexual es irrelevante. Creo que no debería importar cuál sea tu orientación sexual porque el deporte debería ser sobre la ejecución y los resultados. Mi orientación sexual no me hace más especial que cualquier otro atleta olímpico. Somos una gran familia feliz», declara el deportista olímpico en una rueda de prensa en PyenChang a principios de esta misma semana.

Sin embargo, para Kim Meylemans, cuya especialidad es el skeleton, éstas son sus primera olimpiadas, pero ya era abiertamente lesbiana cuando decide unirse al boicot de la Copa del Mundo que se celebraba igualmente en Sochi, siendo su principal motivo que en ese momento Rusia estaba acusada de un escándalo de dopaje que lleva a la Fundación Internacional Bobsleigh y Skeleton a celebrar la Copa del Mundo en otro lugar. Como consecuencia de su decisión, Meylemans denuncia haber sido víctima de amenazas y acoso homofóbico. «Es bueno que no vengas a Sochi, porque la homosexualidad es como el cáncer y estás enferma», asegura que le llegaron a decir, «si hay una Copa del Mundo el año que viene, no iré», afirma categóricamente, tirando de sarcasmo para aclarar «lo fan de ese país que soy». Los corredores de skeleton rusos han sido expulsados de la especialidad en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

“Out and proud”: Eric Radford y Adam Rippon, primeras medallas LGTB en Pyeongchang, se fotografian juntos y envían un mensaje de orgullo y visibilidad

Jueves, 15 de febrero de 2018

eric-radford-y-adam-rippon-300x300El canadiense Eric Radford se ha convertido en el primer deportista abiertamente gay en conquistar una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos de Invierno. Ha sido en la modalidad de patinaje artístico por equipos, competición en la que otro patinador abiertamente gay, el estadounidense Adam Rippon, se ha alzado con el bronce. Conscientes de la circunstancia, ambos han querido posar juntos con sus respectivas medallas en un magnífico ejemplo de orgullo y visibilidad.

Eric Radford participó en la competición por equipos de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang ejecutando el programa de parejas junto a Meagan Duhamel (la competición de patinaje por equipos combina programas individuales, de pareja y de danza). El equipo canadiense se alzó con el oro, con 73 puntos. Rusia, con 66 puntos, se alzó con la plata, mientras que Estados Unidos, con 62 puntos, ganó el bronce. En este enlace puedes ver la brillante actuación de Radford y Duhamel.

Con su oro, Radford se convertía en el primer deportista en conquistar un oro en unos Juegos Olímpicos de Invierno siendo abiertamente gay. Una circunstancia que él mismo parecía desconocer, a tenor de la reacción de alegría que tuvo en Twitter cuando lo leyó. “Esto es alucinante. Literalmente me siento explotar de orgullo”, tuiteó, frase que acompañó del hashtag #outandproud (“fuera del armario y orgulloso”) y la bandera arcoíris:

Bien es cierto que en redes sociales se ha argumentado que el patinador británico John Curry, ya fallecido, ganó un oro olímpico en 1976, aunque por entonces Curry no había desvelado públicamente su homosexualidad. Algo que Radford hizo en diciembre de 2014 en una entrevista a OutSports. Más allá de esta discusión un tanto bizantina, la de Radford no era la única alegría que nos deparaba la competición, ya que formando parte del equipo estadounidense se encontraba Adam Rippon, también abiertamente gay. Rippon ejecutó, en concreto, el programa largo masculino.

La medalla de bronce de Rippon tiene, además, un “valor añadido” en clave LGTB, si se tiene en cuenta que el joven patinador, como comentamos hace pocos días, se ha significado por sus críticas a que la delegación estadounidense en los Juegos estuviese encabezada por el vicepresidente Mike Pence, bien conocido por su LGTBfobia, llegando incluso a expresar su deseo de no tener contacto alguno con “alguien que no solo no tienen ningún amigo gay, sino que además piensa que soy un enfermo”. Críticas que compartía con otro patinador estadounidense abiertamente gay, Gus Kenworthy. Ambos, de hecho, lanzaban un mensaje de visibilidad durante la ceremonia de apertura de los Juegos. “Estamos aquí. Somos queer. Acostúmbrate”, tuiteaba Kenworthy, en un indisimulado mensaje a Pence:

Un desparpajo activista que por otra parte no es de extrañar en Adam Rippon, un deportista que pertenece a la “nueva hornada” de figuras LGTB del deporte que ya no temen visibilizarse como tales. “Hace poco me preguntaron en una entrevista cómo era eso de ser un deportista gay. Yo respondí que exactamente igual que ser un deportista hetero: mucho trabajo duro, aunque con mejores cejas”, ironizaba en Twitter el pasado diciembre:

El mensaje de Radford y Rippon tras conseguir medalla

Radford y Rippon, oro y bronce, no han querido además dejar pasar la oportunidad de fotografiarse juntos con sus medallas y enviar un mensaje de visibilidad. “Muy orgulloso de que Adam Rippon y yo hayamos ganado estas medallas y demostrado al mundo lo que podemos hacer”, tuiteana el primero, repitiendo el mencionado hashtag #outandproud y la bandera arcoíris:

¡Nuestra enhorabuena a los dos campeones por sus medallas, que consideramos también un poquito nuestras!

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , ,

Atletas estadounidenses abiertamente LGTB lamentan que el vicepresidente Mike Pence, conocido por su LGTBfobia, encabece la delegación del equipo olímpico

Jueves, 1 de febrero de 2018

pclogo_402130907Los dos atletas estadounidenses abiertamente LGTB que competirán en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur, han expresado su malestar por que sea el vicepresidente Mike Pence quien encabece la delegación olímpica de los Estados Unidos. El patinador artístico Adam Rippon y el esquiador acrobático Gus Kenworthy han lamentado que les represente alguien que considera que la homosexualidad es una enfermedad y que ha apoyado la tortura de las terapias reparadoras.

Esta será la primera ocasión en que la representación de los Estados Unidos en unos Juegos Olímpicos de Invierno aporte a deportistas abiertamente LGTB. Se trata del patinador artístico Adam Rippon, que fue campeón de su país en 2016, y el esquiador acrobático Gus Kenworthy, que ya participó en los Juegos Olímpicos de Sochi (donde obtuvo una medalla de plata), aunque por aquel entonces aún no había salido del armario.

Adam Rippon fue el primero en clasificarse para el equipo olímpico estadounidense, al quedar cuarto en los campeonatos nacionales. Cuando le entrevistaron, le dieron a conocer quién encabezaría la delegación de su país, y él mostró su indignación y extrañeza: «¿te refieres a Mike Pence, el mismo Mike Pence que financió las terapias reparadoras para homosexuales?», inquirió al periodista. Más tarde afirmó que no se sentiría cómodo teniendo que saludarle en la audiencia protocolaria, y que preferiría no tener relación contacto alguno con «alguien que no solo no tienen ningún amigo gay, sino que además piensa que soy un enfermo». Rippon también cree que el que haya un atleta gay en el equipo olímpico «es parte del rostro de la América de hoy». El patinador, como han hecho otros atletas, también ha declarado que, en el caso de conseguir alguna medalla, no acudirá al tradicional homenaje a los atletas en la Casa Blanca por invitación del presidente Donald Trump.

Por su parte, Gus Kenworthy también se ha clasificado en la modalidad slopestyle de esquí acrobático, en la que tiene grandes probabilidades de conseguir medalla. Interrogado al respecto, Kenworthy comentó que había sabido de las declaraciones de Adam Rippon, y que «siento lo mismo que él. Creo que no es la persona que hubiera esperado [en referencia a Mike Pence], y creo que envía un mensaje contradictorio, porque esta es la primera vez que vemos atletas olímpicos estadounidenses fuera del armario compitiendo en los Juegos Olímpicos de Invierno, y luego tenemos a alguien que lidera la delegación que no apoya eso, y no solo no apoya a la comunidad LGTB, sino que ha hablado en contra de ella. Creo que no se envía el mensaje correcto. Es desafortunado, pero es lo que hay».

Hay que recordar que Mike Pence se dio especialmente a conocer por su oposición a los derechos LGTB durante su etapa como gobernador de Indiana: en marzo de 2015, sancionaba orgulloso una ley, aprobada por la legislatura del estado (bajo control republicano), cuyo objetivo era impedir que entes locales o el propio estado pudiesen aprobar normativas antidiscriminatorias que afectasen a la «libertad religiosa», eufemismo que suponía la legalización de la discriminación contra las personas LGTB. Un acto en el que Pence quiso rodearse de numerosos líderes religiosos, algunos de ellos virulentamente homófobos. La norma provocó una intensísima reacción social en su contra, que amenazó con afectar seriamente la economía del estado y que dejó muy tocada su imagen. Mike Pence se vio obligado a promover una norma adicional que clarificase los límites de la ley e impidiese la discriminación en la prestación de servicios a personas por motivos de orientación sexual.

Pence, no obstante, ya arrastraba un largo historial LGTBfobo. En el año 2000, durante su campaña para ser elegido congresista, llegó a proponer que se utilizasen fondos destinados a ayudar a personas con VIH para sufragar a organizaciones que promovieran las «terapias reparadoras» entre aquellos que quisiesen modificar su orientación sexual.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Gus Kenworthy: segundo deportista abiertamente gay estadounidense en los Juegos de Invierno

Miércoles, 24 de enero de 2018

gus-kenworthy-head-and-shoulders-2_640x345_acf_cropped-1Gus Kenworthy consigue su plaza para los Juegos Olímpicos de Invierno, en Pyeongchang, en al que sería su segunda ocasión como olímpico, siendo el segundo deportista abiertamente homosexual que envían este año los Estados Unidos. 

Tras quedar segundo en la final del Toyota U.S. Grand Prix at Mammoth Mountain, en California, este domingo, 21 de enero, Gus Kenworthy, de 26 años de edad, se convierte en olímpico por segunda vez al consiguir su plaza para los Juegos de Invierno en Pyeongchang, haciéndolo en la especialidad de slopestyle, una disciplina que integra el esquí con el snowboard. De esta manera, se convierte en el segundo deportista abiertamente homosexual de la comitiva estadounidense, después de que Adam Rippon se clasifica el pasado 7 de enero.

«Los Juegos Olímpicos son una buena oportunidad para representar a nuestro país, lo cual es increíble. Pero tengo otra comunidad por la que estoy compitiendo, y esa es la comunidad LGBT», afirma el Kenworthy, firme defensor de los derechos del colectivo LGBT, que no tiene inconveniente en ser reconocido como «el esquiador gay», quien ya había adelantado que de conseguir de nuevo su plaza en el equipo olímpico, no aceptaría la tradicional invitación de la Casa Blanca tras la competición, al igual que también ha anunciado Rippon, quien además se ha pronunciado lamentando que sea el vicepresidente Mike Pence quien encabece la delegación estadounidense a Corea.

«Soy más abierto con todos en mi vida, y creo que se traduce en que soy capaz de esquiar un poco más libremente y no tener tanto para concentrarme y preocuparme», declara Kenworthy, quien sale del armario como homosexual en 2015, un año después de conseguir la plata en los Juegos Olímpicos de Sochi, en 2014. Competir sin ocultar su orientación sexual le ha permitido ganar confianza para conseguir la plaza para Pyeiongchang. Otro deportista abiertamente homosexual, John Fennell, aspiraba a ser olímpico este año, pero un problema con su trineo le dejaba fuera de la clasificación en diciembre.

«Head & Shoulders celebra cómo Kenworthy se enorgullece de sí mismo, de su país, su familia y su comunidad, lo que le permite alcanzar la grandeza mientras mira hacia Pyeongchang», declaran desde la compañía de champú, de la que el esquiador es imagen, para la que recientemente hace un spot de publicidad luciendo el uniforme oficial del equipo de los Estados Unidos, y una bandera arco iris.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Adam Rippon lamenta que Mike Pence encabece la delegación estadounidense a los Juegos de Invierno

Martes, 23 de enero de 2018

screen-shot-2018-01-19-at-4-18-48-pmEl patinador artístico, Adam Rippon, lamenta que una persona tan notoriamente homofóbica como Mike Pence haya sido escogido para encabezar a la delegación estadounidense en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, afirmando que la actual administración de Donald Trump no representa «los valores que me enseñaron cuando crecí».

Adam Rippon era escogido para competir en representación de los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, Corea del Sur, que comienzan el próximo 9 de febrero, convirtiéndose en el primer deportista abiertamente homosexual que participa en unos juegos de invierno. Si el patinador artístico ya había anunciado que no tenía intención de reunirse con Donald Trump en la habitual invitación de la Casa Blanca tras los juegos, lamenta que Mike Pence haya sido escogido para encabezar la delegación estadounidense, a quien no ha dudado en criticar por ser una persona abiertamente homofóbica.

«¿Te refieres a Mike Pence, el mismo Mike Pence que financió la terapia de conversión gay? No lo puedo creer», responde el patinador artístico cuando le preguntan su opinión acerca de que el vicepresidente de los Estados Unidos encabece la delegación estadounidense. «Si fuera antes de mi evento, no me desviaría de mi camino de ninguna manera para encontrarme con alguien que no solo muestra que no es amigo de una persona gay sino que cree que están enfermos. No saldría de mi camino para conocer a alguien así», responde Rippon, descartando conocerle en el tradicional encuentro entre atletas y directivos, aunque deja la puerta abierta a hacerlo posteriormente, al parecerle más moderado que Trump, resaltando que, en cualquier caso, no cree que «la administración actual represente los valores que me enseñaron cuando crecí».

«Esta acusación es totalmente falsa y no tiene ninguna base», reclama Marc Lotter, portavoz de Pence, sobre que el vicepresidente sea homofóbico. Asimismo, su secretaria de prensa enviaba una declaración explicando que «el vicepresidente se enorgullece de encabezar la delegación estadounidense a los Juegos Olímpicos y apoyar a los increíbles atletas de los Estados Unidos. Esta acusación es totalmente falsa y no tiene ninguna base de hecho. A pesar de estas afirmaciones mal informadas, el apoyara con entusiasmo a todos los atletas estadounidenses que compitan el próximo mes en Pyengchang».

Mal o bien informados, lo cierto es que en marzo del año pasado Pence ya tenía que salir a negar que había apoyado las terapias de conversión así como haberse opuesto a reconocer los derechos civiles del colectivo LGBT. Sin embargo, su esposa, Karen Pence, quedaba en evidencia cuando el Washington Post revelaba que había enviado una carta a los responsables del Indianapolis Star condenando que difundiesen información sobre una línea de ayuda a jóvenes LGBT. No solo se conoce al vicepresidente como «el funcionario elegido a nivel estatal más vociferante y consistentemente anti gay en el país», sino que el presidente Trump ha llegado a bromear en una ocasión sobre su alto grado de homofobia al afirmar que su Pence quería «colgar» a todas las personas homosexuales.

La homofobia del matrimonio es tan notoria que cuando se trasladan a Washington D.C. de cara a firmar su cargo como vicepresidente, sus vecinos le reciben con banderas del orgullo LGBT, reuniéndose cientos de personas en una Queer Dance Tea Party celebrada frente a su domicilio como acto de protesta. Estas navidades, cuando el matrimonio se desplaza a Aspen para pasar la nochevieja, son recibidos de manera similar, al encontrarse una bandera con el lema «haz America gay de nuevo».

Fuente Uiversogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Rusia y Egipto tratan de bloquear el acuerdo de la ONU contra la discriminación LGTBfóbica en los Juegos Olímpicos de Corea del Sur

Viernes, 3 de noviembre de 2017

pclogo_402130907La organización OutRight Action International ha dado la voz de alarma ante el intento de Rusia y Egipto por boicotear el acuerdo antidiscriminatorio hacia el colectivo LGTB en los Juegos Olímpicos. La próxima edición de los Juegos de Invierno tendrá lugar en Pyeongchang (Corea del Sur), entre el 9 y el 25 de febrero de 2018. Y aunque el Principio 6 de la Carta Olímpica Internacional prohíbe explícitamente desde 2015 la discriminación por orientación sexual y la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) no tiene competencia para modificar o anular dicho documento, el boicot encabezado por estos países pone en riesgo la “Resolución de Tregua Olímpica”, que llama a la paz entre las naciones durante los Juegos Olímpicos (así como en la semana anterior y posterior a los mismos).

La mencionada “Resolución de Tregua Olímpica” se trata de un acuerdo que se negocia entre todos los Estados de la Asamblea General de la ONU cada dos años y en esta ocasión, al parecer, Rusia y Egipto se han propuesto que se elimine cualquier prohibición expresa a la discriminación LGTBfóbica. La directora ejecutiva de OutRight Action International, Jessica Ster, lo ha explicado de forma muy clara: “después de los ataques sistemáticos contra personas LGTB en sus propios países, ahora están poniendo sus miras en promover la violencia y discriminación en todos los países del mundo”. Ciertamente, la situación del colectivo LGTB está empeorando progresivamente tanto en Rusia como en Egipto, como venimos recogiendo.

Según denuncian desde OutRight Action International, los argumentos de ambos países “se basan en el mito y la falacia, usualmente usando la cortina de humo de ‘valores religiosos y culturales’ para justificar la violencia y la discriminación hacia las personas LGTB”. El objetivo de la tregua, que tal y como se desarrolla en la actualidad comenzó en 1993, es proteger la participación de los atletas y sus seguidores en el espíritu de los juegos, como se articula en la Carta Olímpica. Sin embargo, de sobra es conocido el nulo interés de los mandatarios rusos y egipcios en reconocer cualquier derecho a las personas LGTB en los últimos años, aunque simplemente sea la protección contra la discriminación y la violencia.

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas, bajo la dirección de Brasil, incluyó el principio de no discriminación en la tregua, con una referencia explícita al Principio 6 de la Carta Olímpica. Los 193 Estados miembros aprobaron por unanimidad entonces la tregua. En cambio, de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur, Rusia y Egipto han propuesto un ultimátum al Comité para que se elimine cualquier referencia al inclusivo Principio 6 de la Carta Olímpica. “Egipto y Rusia no están simplemente peleando por un lenguaje simbólico, sino por los niveles de violencia que los gobiernos pueden usar contra las personas LGBTQ”, concluye Jessica Stern.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La Carta Olímpica incluirá por primera vez la no discriminación de las personas LGTB

Sábado, 13 de diciembre de 2014

atletas-gays-nikolaos-thomasImportante paso adelante contra la homofobia en el mundo del deporte. Tras el vergonzoso papel en los juegos de invierno celebrados en febrero en Sochi (Rusia), el Comité Olímpico Internacional (COI) ha aprobado un paquete de medidas entre las que destaca la inclusión, por primera vez de manera expresa, de la no discriminación basada en la orientación sexual en la Carta Olímpica.

El COI, reunido en Mónaco, aprobó el pasado lunes la Agenda 2020, una serie de recomendaciones para actualizar los fundamentos y valores del olimpismo. La presión de las asociaciones LGTB, indignadas tras el episodio de Sochi en el que, ante la detención de activistas por manifestarse, el COI miró para otro lado, parece que ha surgido efecto: de las cuarenta medidas aprobadas por unanimidad, la número catorce reza:

Fortalecer el 6º Principio Fundamental del Olimpismo

El COI incluirá la no discriminación basada en la orientación sexual en el 6º Principio Fundamental del Olimpismo.

Los Principios Fundamentales del Olimpismo forman parte de la Carta Olímpica, el conjunto de directrices que rigen la organización de los Juegos Olímpicos y el espíritu del Movimiento Olímpico. El Principio 6º, que hasta ahora prohibía la discriminación basada en la “raza, religión, política, género u otros” quedará redactado de la siguiente manera:

El disfrute de los derechos y las libertades descritas en esta Carta Olímpica estará asegurado sin discriminación de ningún tipo, como raza, color, sexo, orientación sexual, lengua, religión, opinión política o de otro tipo, origen nacional o social, propiedad, nacimiento u otra condición.

La modificación para añadir de manera explícita la orientación sexual tiene un peso simbólico crucial para intentar evitar que las futuras candidaturas olímpicas procedan de países con legislaciones homófobas y represivas. La aplicación en la práctica del nuevo principio, sin embargo, todavía no está clara. El COI ya anunció en septiembre que exigiría a las ciudades candidatas políticas antidiscriminatorias en el contrato que tienen que firmar para convertirse en sede de los Juegos, pero el miembro del COI Barry Meister ha confesado no tener “ni idea” de cómo se trasladará el nuevo principio a estos contratos.

Por su parte, el activista Andre Banks, de All Out, se felicitó por el “triunfo que “manda un mensaje claro” contra las violaciones de los derechos humanos LGTB. “Estas normas deben evitar una repetición de Sochi”, avisó. All Out llevó a cabo una campaña de recogida de firmas online, precisamente con el objetivo de lograr la mención expresa a la protección de las personas LGTB en la Carta Olímpica.

Próxima decisión: los Juegos de Invierno de 2022

Será curioso ver por ejemplo que sucede en julio de 2015 cuando el COI deba elegir la sede de los Juegos de Invierno de 2022. Para empezar, una señal no precisamente positiva: la sesión del COI tendrá lugar en Kuala Lumpur, capital de Malasia, un país que sigue criminalizando las relaciones homosexuales y en el que hace pocos meses eran detenidas diecisiete mujeres transexuales acusadas de violar la ley islámica.

Por lo que se refiere a las ciudades candidatas, en principio eran tres: Oslo (Noruega), Pekín (China) y Almaty (Kazajistán). Desde un punto de vista de respeto a los derechos LGTB, Oslo debería ser la indiscutible ganadora, pero su candidatura cuenta con una fuerte oposición en su propio país y, de hecho, fue retirada en octubre. Por lo que se refiere a las otras dos, en Kazajistán ya hay grupos que demandan la aprobación de una legislación homófoba al estilo de la rusa (e incluso la reintroducción del delito de sodomía), mientras que China -país en el que cada vez hay una mayor visibilidad LGTB– no se plantea por el momento medidas legales ni a favor ni en contra, aunque la situación general de los derechos humanos no es desde luego la mejor.

Recordemos que ya están decididas las sedes de los Juegos de Verano de 2016 (Río de Janeiro) y 2020 (Tokio), así como la de los Juegos de Invierno de 2018 (Pyeongchang). Tres países, Brasil, Japón y Corea del Sur, donde más allá de su diferente percepción social de la diversidad sexual no son previsibles situaciones conflictivas como las tristemente vividas en Sochi.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tras los “juegos de la homofobia” en Sochi, el COI dice ahora que exigirá a las ciudades olímpicas políticas antidiscriminatorias

Jueves, 2 de octubre de 2014

Olympic FlagEl Comité Olímpico Internacional incluirá una cláusula antidiscriminatoria en el contrato que las ciudades que son elegidas sede de los Juegos Olímpicos están obligadas a firmar. La decisión ha sido saludada por colectivos LGTB como un paso en la dirección correcta después del fiasco de los pasados Juegos de Invierno de Sochi, en Rusia, que pasarán a la historia como los “juegos de la homofobia” debido a las restricciones a la visibilidad LGTB antes, durante y después de los juegos impuestas por la legislación homófoba rusa.

La nueva cláusula exigirá de forma expresa tanto a la ciudad sede de los Juegos como al correspondiente comité olímpico nacional desarrollar todas sus actividades de una forma que promueva los principios fundamentales del olimpismo tal y como aparecen contemplados en el principio número 6 de la Carta Olímpica, que de forma expresa prohíbe toda forma de discriminación dentro del movimiento olímpico, ya sea por cuestión de “raza, religión, ideas políticas, género u otro motivo”.

El anuncio es sin duda positivo y así ha sido saludado por organizaciones de defensa de los derechos LGTB, aunque no conviene olvidar que si por algo se ha caracterizado el COI es por no ser especialmente riguroso a la hora de exigir estándares de respeto a los derechos humanos.

Una falta de exigencia que llegó al extremo en el caso de Sochi, donde pese a la explícita homofobia de las autoridades rusas, que meses antes de los Juegos aprobaban la ley que prohíbe la “propaganda homosexual”, el COI consideró que no violaban la Carta Olímpica, e incluso ya iniciados los Juegos hizo la vista gorda ante la detención de varios activistas LGTB que se limitaron a enarbolar banderas arco iris y pancartas contra la discriminación.

Próxima decisión: los Juegos de Invierno de 2022

Será curioso ver por ejemplo que sucede en julio de 2015 cuando el COI deba elegir la sede de los Juegos de Invierno de 2022. Para empezar, una señal no precisamente positiva: la sesión del COI tendrá lugar en Kuala Lumpur, capital de Malasia, un país que sigue criminalizando las relaciones homosexuales y en el que hace pocos meses eran detenidas diecisiete mujeres transexuales acusadas de violar la ley islámica.

Por lo que se refiere a las ciudades candidatas, en este momento son tres: Oslo (Noruega), Pekín (China) y Almaty (Kazajistán). Desde un punto de vista de respeto a los derechos LGTB, Oslo debería ser la indiscutible ganadora, pero su candidatura cuenta con una fuerte oposición en su propio país. Por lo que se refiere a las otras dos, en Kazajistán ya hay grupos que demandan la aprobación de una legislación homófoba al estilo de la rusa (e incluso la reintroducción del delito de sodomía), mientras que China -país en el que cada vez hay una mayor visibilidad LGTB– no se plantea por el momento medidas legales ni a favor ni en contra, aunque la situación general de los derechos humanos no es desde luego la mejor.

Recordemos que ya están decididas las sedes de los Juegos de Verano de 2016 (Río de Janeiro) y 2020 (Tokio), así como la de los Juegos de Invierno de 2018 (Pyeongchang). Tres países, Brasil, Japón y Corea del Sur, donde más allá de su diferente percepción social de la diversidad sexual no son previsibles situaciones conflictivas como las tristemente vividas en Sochi.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.