Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Patinaje’

El patinador Jorge Luis Martínez hace historia en los Juegos Panamericanos celebrando su medalla con las banderas mexicana y arcoíris

Viernes, 16 de agosto de 2019

018AC475-9649-4F22-8D3F-A7970734DEC4El mexicano Jorge Luis Martínez, que en 2016 se proclamó campeón del mundo de patinaje de velocidad sobre ruedas en la modalidad de 100 metros carril, ha hecho historia en los Juegos Panamericanos que acaban de clausurarse en Lima (Perú). Martínez celebró su medalla de bronce en la modalidad de 300 metros contrarreloj ondeando la bandera arcoíris junto a la bandera de su país. Y es que Martínez acaba de visibilizarse públicamente como gay en una entrevista a la revista GQ.

A sus 31 años, Jorge Luis Martínez cuenta con un destacado palmarés en el mundo del patinaje de velocidad. Además del mencionado campeonato del mundo, el mexicano ha ganado varias medallas. En los recientes Campeonatos del Mundo de Barcelona, por ejemplo, consiguió una plata y un bronce. Pero si nos hacemos eco en esta página de sus logros es por su participación en los Juegos Panamericanos de Lima, clausurados el pasado domingo, en los cuales el patinador mexicano se hizo con dos medallas, un bronce en la modalidad de 300 metros contrarreloj (el viernes 9 de agosto) y una plata en la de 500 metros distancia (al día siguiente).

Fue tras conseguir el bronce cuando se produjo la histórica imagen. Martínez celebró su medalla dando la vuelta a la pista con una bandera mexicana en una mano y una bandera arcoíris en la otra:

Una imagen que no es ni mucho menos casualidad. Y es que ese mismo día Jorge Martínez se visibilizaba públicamente como gay en una entrevista concedida a edición mexicana de la revista GQ. «Soy gay y estoy orgulloso de poder decirlo», es el titular de una entrevista en la que el patinador comenta su trayectoria desde un punto de vista muy personal y explica su salida pública del armario como una forma de compromiso social.

«¿Por qué quieres decir que perteneces a la comunidad LGBT+ y qué te mueve para dar ese mensaje en este momento?», le pregunta de forma expresa el periodista de GQ, Mario Villagrán. «Porque estoy seguro de que hay muchas personas que están pasando por momentos difíciles y si yo me puedo sumar a ese mensaje de igualdad, de equidad, de inclusión y darle a la gente la perspectiva de que cualquier tipo de persona, con cualquier preferencia sexual puede ser una persona exitosa y lograr sus sueños, pues lo voy a hacer cuando tenga la oportunidad y porque me nace hacerlo. En lo personal, es un crecimiento importante para mí… la gente no sabe que a lo mejor un alto ejecutivo de una empresa transnacional es homosexual, por eso me parece importante que la gente lo sepa; que es una persona común y corriente que se supera, que logra sus sueños y que no tiene porqué ser una forma de etiquetar o tacharnos, ni nada eso. Entonces si me puedo sumar y tengo la madurez para poder hacerlo y me siento mucho más cómodo con eso, pues lo voy a hacer. Soy gay y estoy muy orgulloso de poder decirlo», responde Martínez.

«Obviamente no soy el único deportista homosexual en México, pero justamente nadie lo establece o lo hace público. Más bien, yo creo que va a ser un parteaguas y la sociedad lo va a tomar bien, ojalá que sirva de inspiración a muchos que lo quieren hacer y algo los detiene», añade Martínez, cuando el periodista le pregunta si no teme la reacción a la noticia en su país.

Martínez explica que antes de dar el paso avisó a su familia para que estuviera preparada. Y es que el patinador ya era abiertamente gay en su círculo privado. Por lo que se refiere a sus compañeros, el patinador no espera problemas. «He tenido un par de pláticas con algunos de ellos, y la verdad es que están muy contentos, saben que va a traer puras cosas positivas, tanto para el deporte, como para mí y el patinaje, entonces me han apoyado, todos con los que he platicado, sean o no de la comunidad me han apoyado bastante», asegura. Martínez se ve fuerte por otra parte, para enfrentarse a sus posibles haters. «Confío en que van a ser más los buenos; de los malos, la verdad es que me daría risa. Estoy 100% seguro que lo que ellos sienten o digan de mí no tienen nada que ver conmigo, solamente tiene que ver con ellos, con su formación, con sus ideas y con su ignorancia», explica.

Nuestra enhorabuena a Jorge Luis Martínez, al que deseamos una carrera plagada de éxitos. Sin duda, un ejemplo de visibilidad de los que aún hacen mucha falta en el mundo del deporte, y no solo el latinoamericano.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Balance de los Juegos de Pyeongchang en clave LGTB: 16 deportistas visibles, 8 medallas y varias imágenes para la historia

Miércoles, 7 de marzo de 2018

pclogo_402130907Ha pasado ya casi una semana desde que la ceremonia de clausura pusiera fin a los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Pyeongchang (Corea del Sur). No podemos, sin embargo, dejar pasar la oportunidad de subrayar lo positivo que estos juegos han resultado para la visibilidad LGTB, especialmente tras el recuerdo de lo sucedido en la anterior cita olímpica de invierno, en Sochi (Rusia). Unos juegos que nos han descubierto además a la figura de Adam Rippon, patinador estadounidense cuya defensa sin ambages de la visibilidad y de la pluma lo ha convertido ya en todo un icono gay.

En los juegos de Pyeongchang han competido (según el listado de Wikipedia) 16 deportistas abiertamente LGTB: 12 mujeres y 4 hombres. Nueve más que en Sochi. Con una diferencia apreciable: en Sochi todas ellas eran mujeres. Los de Corea, por tanto, han sido los primeros juegos olímpicos de invierno de la historia en los que participaban deportistas abiertamente gais. Por nacionalidades, tres eran belgas (Jorik Hendrickx, Sophie Vercruyssen y Kim Meylemans), tres estadounidenses (Brittany Bowe, Gus Kenworthy y Adam Rippon), dos canadienses (Brianne Jenner y Eric Radford), otras dos holandesas (Cheryl Maas e Ireen Wüst), una australiana (Belle Brockhoff), una austriaca (Daniela Iraschko-Stolz), una checa (Šárka Pančochová), una eslovena (Barbara Jezeršek),  una sueca (Emilia Ramboldt) y una suiza (Simona Meiler).

Por lo que se refiere al balance de medallas, el “equipo LGTB” ha conseguido (que hayamos podido contabilizar) ocho medallas. De las dos primeras ya informamos en esta misma página: el oro del canadiense Eric Radford en la competición por patinaje por equipos, ejecutando el programa de parejas junto a Meagan Duhamel, y el bronce del estadounidense Adam Rippon en la misma competición (Rippon ejecutó, en concreto, el programa largo masculino). Eric Radford (también junto a Megan Duhamel) consiguió después otro bronce en la competición de parejas.

Más allá del patinaje artístico, la holandesa Ireen Wüst consiguió un oro y dos platas en la competición de 1.500, 3.000 metros y persecución por equipos, respectivamente, de patinaje de velocidad, mientras que la canadiense Brianne Jenner se hizo con la plata como miembro del equipo de hockey sobre hielo. La estadounidense Brittany Bowe, por su parte, consiguió un bronce en la competición de patinaje de velocidad por equipos (junto a tres compañeras). En total, 5 medallistas de 16 participantes, un 31%. Si comparamos esa cifra con la de los últimos juegos olímpicos celebrados (los de verano de 2016 en Río de Janeiro), en los cuales esa cifra ascendió al 47%, la tendencia parece señalar que poco a poco se agrieta el “techo de cristal” de los deportistas LGTB: cada vez resulta menos necesario ser un deportista de los de “opción casi segura” de medalla para ser seleccionado siendo LGTB.

Como ya mencionamos en nuestra entrada anterior, la medalla de Rippon tuvo un especial “valor añadido” en clave LGTB, si se tiene en cuenta que el joven patinador se había significado por sus críticas a que la delegación estadounidense en los Juegos estuviese encabezada por el vicepresidente Mike Pence, bien conocido por su LGTBfobia. Críticas que compartía con su compañero del equipo estadounidense, el esquiador Gus Kenworthy. Ambos, de hecho, lanzaban un mensaje de visibilidad durante la ceremonia de apertura de los Juegos. “Estamos aquí. Somos queer. Acostúmbrate”, tuiteaba Kenworthy, en un indisimulado mensaje a Pence:

Rippon, en cualquier caso, cautivó por su alegría, desparpajo y por su defensa rotunda de la visibilidad y de la pluma, y se ha convertido en un verdadero icono gay, aunque él ha matizado dicha afirmación no sin ironía: “Quiero que la gente se dé cuenta de que no soy un icono gay, de que no soy el amorcito gay de América… Soy un icono y soy el amorcito de América”. Valga como ejemplo de su actitud de no querer disimular su pluma el vídeo incluido en el siguiente tuit, en el que Rippon lee una de las cartas de apoyo que ha recibido:

El otro gran protagonista “visible” de los Juegos ha sido el ya mencionado Gus Kenworthy, pese a no repetir la medalla en la modalidad slopestyle de esquí acrobático que sí consiguió en Sochi, cuando aún no se había visibilizado públicamente como gay (de ahí que no lo hayamos incluido entre las deportistas abiertamente LGTB que participaron en Sochi, todas ellas chicas). Lo hizo en 2015 (ya entonces lo recogimos) y desde entonces Kenworthy no ha dudado en hacer bandera de la visibilidad. Y así lo ha demostrado en estos últimos Juegos. Desde el mensaje que acompañaba a las fotografías con Rippon durante la ceremonia de apertura del que hablábamos arriba, hasta el beso con su novio, Matthew Wilkas, tras finalizar su competición, momento que fue difundido por televisión y que dio la vuelta al mundo:

“Ayer no me di cuenta de que este momento estaba siendo grabado, pero estoy muy feliz de que lo fuese. Nunca jamás hubiera soñado, siendo niño, que podría ver un beso gay en televisión durante los Juegos Olímpicos, pero por primera vez un niño que ahora esté en su casa puede. Amor es amor, es amor”, señalaba el propio Kenworthy en redes sociales para acompañar una imagen que ya es icónica para la visibilidad LGTB en el deporte.

Una imagen y una actitud que también le ha valido a Kenworthy toda una legión de haters, como él mismo denunciaba en Twitter. “Según ellos: ‘es 2018, a nadie le importa que seas gay. La homofobia ya no existe. Supéralo’. Mis notificaciones de YouTube…”, ironizaba, pasando a mostrar algunas de las notificaciones que había recibido en YouTube de mensajes cargados de insultos homófobos:

Kenworthy y Rippon, por cierto, también disfrutaron de lo lindo juntos durante la ceremonia de clausura. Kenworthy llegó a bromear sobre su relación en Twitter: “Hace dos semanas, en la ceremonia de apertura, nos conocimos y allí empezó una amistad. Hoy, en la ceremonia de clausura, se acaba. Adam Rippon, deja de llamarme. Estás empezando a ser muy pesadito y ya no puedo más”, tuiteaba:

Pese a que no faltaron los que malinterpretaron la broma, tiene pinta de que la buena relación entre Kenworthy y Rippon nos proporcionará aún muchos buenos momentos. El propio Kenworthy comentaba en una entrevista su admiración hacia Rippon y su deseo de que su amistad se mantenga durante el resto de sus vidas. El esquiador estadounidense también destacaba la importancia de que haya una comunidad LGTB visible en el mundo del deporte:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Out and proud”: Eric Radford y Adam Rippon, primeras medallas LGTB en Pyeongchang, se fotografian juntos y envían un mensaje de orgullo y visibilidad

Jueves, 15 de febrero de 2018

eric-radford-y-adam-rippon-300x300El canadiense Eric Radford se ha convertido en el primer deportista abiertamente gay en conquistar una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos de Invierno. Ha sido en la modalidad de patinaje artístico por equipos, competición en la que otro patinador abiertamente gay, el estadounidense Adam Rippon, se ha alzado con el bronce. Conscientes de la circunstancia, ambos han querido posar juntos con sus respectivas medallas en un magnífico ejemplo de orgullo y visibilidad.

Eric Radford participó en la competición por equipos de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang ejecutando el programa de parejas junto a Meagan Duhamel (la competición de patinaje por equipos combina programas individuales, de pareja y de danza). El equipo canadiense se alzó con el oro, con 73 puntos. Rusia, con 66 puntos, se alzó con la plata, mientras que Estados Unidos, con 62 puntos, ganó el bronce. En este enlace puedes ver la brillante actuación de Radford y Duhamel.

Con su oro, Radford se convertía en el primer deportista en conquistar un oro en unos Juegos Olímpicos de Invierno siendo abiertamente gay. Una circunstancia que él mismo parecía desconocer, a tenor de la reacción de alegría que tuvo en Twitter cuando lo leyó. “Esto es alucinante. Literalmente me siento explotar de orgullo”, tuiteó, frase que acompañó del hashtag #outandproud (“fuera del armario y orgulloso”) y la bandera arcoíris:

Bien es cierto que en redes sociales se ha argumentado que el patinador británico John Curry, ya fallecido, ganó un oro olímpico en 1976, aunque por entonces Curry no había desvelado públicamente su homosexualidad. Algo que Radford hizo en diciembre de 2014 en una entrevista a OutSports. Más allá de esta discusión un tanto bizantina, la de Radford no era la única alegría que nos deparaba la competición, ya que formando parte del equipo estadounidense se encontraba Adam Rippon, también abiertamente gay. Rippon ejecutó, en concreto, el programa largo masculino.

La medalla de bronce de Rippon tiene, además, un “valor añadido” en clave LGTB, si se tiene en cuenta que el joven patinador, como comentamos hace pocos días, se ha significado por sus críticas a que la delegación estadounidense en los Juegos estuviese encabezada por el vicepresidente Mike Pence, bien conocido por su LGTBfobia, llegando incluso a expresar su deseo de no tener contacto alguno con “alguien que no solo no tienen ningún amigo gay, sino que además piensa que soy un enfermo”. Críticas que compartía con otro patinador estadounidense abiertamente gay, Gus Kenworthy. Ambos, de hecho, lanzaban un mensaje de visibilidad durante la ceremonia de apertura de los Juegos. “Estamos aquí. Somos queer. Acostúmbrate”, tuiteaba Kenworthy, en un indisimulado mensaje a Pence:

Un desparpajo activista que por otra parte no es de extrañar en Adam Rippon, un deportista que pertenece a la “nueva hornada” de figuras LGTB del deporte que ya no temen visibilizarse como tales. “Hace poco me preguntaron en una entrevista cómo era eso de ser un deportista gay. Yo respondí que exactamente igual que ser un deportista hetero: mucho trabajo duro, aunque con mejores cejas”, ironizaba en Twitter el pasado diciembre:

El mensaje de Radford y Rippon tras conseguir medalla

Radford y Rippon, oro y bronce, no han querido además dejar pasar la oportunidad de fotografiarse juntos con sus medallas y enviar un mensaje de visibilidad. “Muy orgulloso de que Adam Rippon y yo hayamos ganado estas medallas y demostrado al mundo lo que podemos hacer”, tuiteana el primero, repitiendo el mencionado hashtag #outandproud y la bandera arcoíris:

¡Nuestra enhorabuena a los dos campeones por sus medallas, que consideramos también un poquito nuestras!

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , ,

El patinador olímpico español Javier Raya sale públicamente del armario

Martes, 17 de mayo de 2016

JavierRayaGayJavier Raya sale del armario. El patinador olímpico español salía del armario la mañana del pasado viernes en la red social Instagram. Javier ha sido sincero en su última publicación en la red social. Confirma lo que muchos ya sabían o lo que otros tanto imaginaban.

Valiente y natural, el patinador muestra una romántica foto con su chico dándose un beso. Ya tenemos al primer patinador, en activo, de España en salir del armario.

Tiene 25 años, estudia Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense y hasta donde podemos recordar es el primer deportista olímpico español, al menos en una disciplina individual, en salir públicamente del armario. Lo ha hecho de forma bien sencilla, a través de su cuenta de Instagram y publicando una fotografía en la que se besa con su chico:


Javier Raya es el segundo patinador de España, por detrás de Javier Fernández. Ambos estuvieron en los Juegos Olímpicos de Sochi. En lo que llevamos de año, ésta es la tercera salida del armario en el mundo del patinaje artísitico. Eric Radford (actual bicampeón del mundo por parejas) y Adam Rippon, son los que lo han hecho en este 2016.

La salida del armario de Raya, representante de España en los Juegos Olímpicos de Sochi (aunque no se calificó para la ronda final) y que en los pasados Campeonatos de Europa de 2015 quedó en decimocuarta posición supone sin duda un soplo de aire fresco en un panorama, el del deporte español, no especialmente positivo para la visibilidad de las personas LGTB. Casos como el del árbitro de fútbol Jesús Tomillero lo demuestran.

Pero ni siquiera hay que irse al fútbol… Recordamos que otro patinador español, Javier Fernández (de hecho, actual campeón del mundo de la disciplina) llegó a afirmar, ante la polémica sobre la visibilidad LGTB en los Juegos de Sochi (Rusia), que era mejor que los homosexuales se cortasen “un poco” esos días y que luego siguieran con su vida. Bien es cierto que Fernández, sin duda un grande de este deporte, pidió luego disculpas. Pero sus palabras no dejan de ser sintomáticas de lo que muchas personas, no especialmente homófobas, piensan: que la visibilidad LGTB es un asunto menor. Un estado de opinión que no hace sino alimentar el prejuicio y la discriminación.

Como siempre en este tipo de noticas es una alegría que alguien joven, deportista de élite y además olímpico salga del armario demostrando que sí que se puede llevar una vida deportiva normal fuera del armario. Confiemos en que más deportistas se sigan animando a salir del armario en lo que queda año.

Os dejamos, para terminar, con una preciosa actuación de Javier Raya, precisamente en los Europeos de 2015:

Fuente Dosmanzanas/AmbienteG

General, Historia LGTB , , , , , ,

Adam Rippon, nueva promesa americana de patinaje artístico sale del armario

Jueves, 8 de octubre de 2015

adam_rippon_CSAdam Rippon, un joven de 25 años de edad que figura como una de las nuevas promesas de la disciplina deportiva de patinaje artístico, ha salido del armario en esta semana pasada en una entrevista para una famosa revista.

Tenemos un nuevo deportista que ha salido del armario de forma reciente y como siempre, nos gusta estar informando al respecto en este espacio. Adam Rippon, un chico de 25 años que lleva toda su vida dedicada al patinaje artístico, se ha sincerado en una de las últimas entrevistas que ha hecho declarando su homosexualidad para el deleite de muchos de los seguidores gay con los que cuenta.

El joven ha participado en tres campeonatos diferentes del mundo y ha terminado sexto en el pasado año 2010. Sin embargo, a pesar de que se pensaba que iba a patinar en el campeonato de los Estados Unidos el pasado año 2014, el chico quedó octavo y no pudo llegar a presentarse. En cualquier caso, tal y como ya hemos dicho antes, está considerada una de las grandes promesas de este deporte y aún le queda mucho por hacer al respecto.

En la entrevista de la que estamos hablando, Adam aseguró que no sabía cómo tantas personas estaban interesadas en su sexualidad y la periodista le confirmó que sí que era una realidad. A todo esto, para decir que era gay, Adam habló con total normalidad y expuso que lo que él quería era precisamente eso, que no se prestara tanta atención a la sexualidad de las personas.

Adam confirmó que era homosexual pero que en cambio, no quiere hacer publicidad de esto sino que más bien, lo que está buscando es que cada día se normalice más el hecho de saber que una persona es gay sin más.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , ,

El medallista olímpico canadiense, Eric Radford, sale del armario

Martes, 9 de diciembre de 2014

noticias_file_foto_911039_1417857258El patinador sobre hielo canadiense,  medallista de plata olímpico, Eric Radford, acaba de salir del armario y ha declarado su homosexualidad.

“Oh, un patinador artístico gay,” Radford puede oír zumbidos en sus oídos cuando la gente de todo el mundo lean esta historia, “gran sorpresa”.
.
Su anuncio casi llegó antes de los Juegos Olímpicos de Sochi, donde él y su pareja Meagan Duhamel ayudaron a Canadá a llevar a casa una medalla de plata por equipos.
.
A principios de este año, apenas unas semanas antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, estuvo a punto de comunicarlo. La gente le dijo que sería una oportunidad increíble para enviar un poderoso mensaje de la fuerza de la comunidad LGBT. Pero entendió lo que pasaría si salia antes de los Juegos. Se convertiría en un favorito de los medios, el proverbial “niño del cartel” por los derechos LGBT en los Juegos Olímpicos en Rusia, donde las leyes anti-LGBT y sentimiento fueron un tema candente.
.
“Mi preocupación era que iba a ser conocido como” el atleta gay ‘si salía en los Juegos Olímpicos, en lugar de Eric la patinadora artística medalla de bronce gay. Y me sentí incómodo con ese título. Radford también era bastante consciente de las advertencias acerca de ser gay en Rusia. El Comité Olímpico de Canadá advirtió a los atletas y entrenadores que el gobierno ruso posiblemente podríamos estar ante una gran cantidad de problemas y Radford optó por esperar.
.
Fuente Ragap

General, Historia LGTB , , , , , , ,

“La columna no escrita” , por Paco Tomás.

Miércoles, 26 de febrero de 2014

javier-fernandez-patinadorUn buen artículo que hemos leído en El Asombrario&Co:

Javier Fernández, sobre sus palabras sobre los gays: “Hay gente que lo entendió mal”

Javier Fernández, sobre sus palabras sobre los gays: “Hay gente que lo entendió mal

La columna no escrita , por

Autorretrato del patinador Javier Fernández, abanderado del equipo español en los Juegos Olímpicos de Sochi, publicado por el deportista en la red social Instagram.

Pedir a los homosexuales que “se corten” es muy peligroso, es dar argumentos a quienes los condenan incluso a pena de muerte. Lo dijo, se lió o fue malinterpretado Javier Fernández, abanderado del equipo español en los homófobos JJ OO de invierno en Rusia. Luego se disculpó, y eso, dados los tiempos que corren, ya es mucho. Paco Tomás reflexiona en su columna sobre el significado de sufrir en carne propia un ‘linchamiento’.

***

A modo de prólogo diré que nunca he logrado aficionarme a esa peligrosa satisfacción que siente un grupo, más o menos amplio, al notarse poderoso por concentrar su fuerza como oposición, incluso ataque, contra una sola persona. Tal vez sea una evocación de aquel “seis contra uno, mierda para cada uno” con el que nos defendíamos en el patio del parvulario. No me gustan los linchamientos, ni siquiera los de aquellos que no dudarían un segundo en hacerlo conmigo, y siempre intento que el sentido del equilibrio me permita llegar al final del alambre sin romperme una pierna. Solo la rectificación atenúa la intensidad de mi argumentario; el perdón de aquel que ridiculizó, menospreció, agredió verbalmente, insultó y, tras ser consciente de su error, se disculpa. Para mí no es lo mismo escribir un artículo incendiario contra el obispo de Alcalá de Henares o contra Javier Hurtado, ese joven militante del PP que le dijo a una mujer que protestaba contra la reforma del aborto que era “muy fea, igual te hubieran abortado”. No es igual porque ellos jamás piden perdón, jamás reconocen que sus fobias generan odios que fomentan la violencia, porque creen que están en posesión absoluta de la verdad y que el resto debemos someternos a sus criterios y valores, sin libertad alguna de decisión. Su intransigencia alimenta mi obstinación. Es natural. Lo que ya no lo es tanto es seguir atacando cuando se ha rectificado.

Puede que esta larga justificación tenga más que ver con la necesidad de explicarme que con su interés, como lectores, en conocer lo que sucede en mi cabeza cuando me siento en el escritorio, frente al documento en blanco, y empiezo a escribir esta columna. Estoy seguro de ello. En cualquier caso, todo lo escrito aporta razones por las que he estado a punto de no publicar esta columna contra las recientes declaraciones del abanderado español de los Juegos Olímpicos de Invierno, el patinador Javier Fernández. En el momento en el que leí su opinión, esa en la que animaba a los atletas homosexuales en Sochi a que ‘se cortasen un poco’ durante los Juegos y luego siguiesen con su vida, sentí la necesidad de contestar a su falta de empatía, a la injusticia que subrayaba esas palabras, a su ceguera, con un artículo inflamable. Pero cuando el patinador se disculpó, se excusó en la mala interpretación de sus palabras, comprendí que hacer leña de un árbol, que si bien no había caído sí había recibido un buen hachazo, no era algo que me hiciese sentir cómodo.

Independientemente de que nos creamos sus argumentos, aceptemos que siempre existe la posibilidad de que un comentario se saque de contexto o se malinterprete, o que pensemos que lo importante no es lo que se dice sino lo que se piensa, opino que, tras la disculpa, no se puede atacar con la misma intensidad con la que responderías si, al otro lado del debate, solo hubiese empecinamiento. Si yo alguna vez cometo un error, me gustaría que con mi disculpa, al menos se abriese un paréntesis de moderación. Sobre todo en un país como el nuestro, donde la aceptación de responsabilidades y el perdón parecen estar gravados con un 50% de IVA y por eso no los usa nadie.

Por eso no he escrito la columna ofendida que tenía en mente el pasado viernes. Ya no es necesaria. Al leer la disculpa de Javier Fernández noto cómo se ha puesto, inconscientemente, en la piel de la víctima. Al menos eso quiero pensar. Él declara: “No sabes cómo se sufre al ver que todos se ponen contra ti porque un periódico saca algo de contexto que yo no he dicho”. Te equivocas Javier. Sí lo sabemos. Cualquier ser humano que haya sufrido una persecución lo sabe. Los gays y lesbianas rusos lo saben. De hecho, hasta les apalean y les encarcelan. Por sentir.

No se puede dejar de ser quien uno es por unos días. No se puede ser gay en horario de oficina. No se puede limitar el sentimiento a la intimidad. Eso es colaborar a hacer de este mundo un infierno aún mayor. No voy a cortarme, Javier. Me he pasado muchos años de mi vida, muchos, cortándome. Me corté tanto que casi me desangro. Así que no. No voy a cortarme. Nadie debería cortarse. Lo que esta sociedad global necesita son personas que se coloquen a nuestro lado frente a la sinrazón, a la intransigencia que vulnera los Derechos Humanos, y no opiniones que nos animen a autolesionarnos.

Así que, Javier, si sufriste durante 24 horas el infierno de sentir que todos están contra ti, intenta que, de ahora en adelante, ese sentimiento espantoso te ayude a empatizar con las víctimas. Que eso que sentiste, que es una nimiedad comparado con lo que sufre un gay o una lesbiana ante la intolerancia y el fundamentalismo religioso y político, te haga aún mejor para que así no vuelvas a situarte, sin querer, en el bando de los malos.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El abanderado español en los Juegos de Sochi dice disculparse en Twiter tras afirmar: “que los homosexuales se corten un poco estos días”…

Viernes, 7 de febrero de 2014

patinador_espanol_Javier_Fernandez_estaraMenudo  patinazo… Vale ya de decir barbaridades y luego disculparse… Que piensen antes de abrir el pico… No hablamos de “política” (¿qué entenderá esta persona por política?), estamos hablando de Derechos Humanos que se nos niegan en Rusia… Daño, mucho daño el que ha hecho y que refleja de manera dura y clarificadora el artículo de Shangay Lily… Una noticia que ha sido recogida en todas las páginas LGTB (Dosmanzanas, de quien tomamos el atículo, AmbienteG, Ragap, Universogay, InOutPost, Ociogay….) y diferentes medios de comunicacion (El País, Público, El Mundo, ABC, La Razón, La Vanguardia, El Diario Vasco..)

Shangay  Lily: El abanderado de la homofobia

El Observatorio contra la Homofobia pide al COE que desautorice a Javier Fernández

“Los Juegos son deporte y no política. Yo tengo mi opinión y no me meto en lo que piense cada uno, aunque creo que, quieras o no, hay que respetar las leyes del país que visitas. Tampoco me parece un gran dilema. Mejor que los homosexuales se corten un poco estos días de los Juegos y luego que sigan con su vida”. Es lo mejor que se la ocurrido responder a Javier Fernández, el que será abanderado español en la ceremonia de inauguración de los Juegos de Sochi, al ser preguntado por el diario El Mundo por la polémica surgida en torno a la legislación homófoba aprobada por Rusia, el país anfitrión.

Las palabras de Fernández, considerado el mejor deportista en la historia del patinaje artístico español, ya han merecido el reproche de varios colectivos LGTB. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha emitido un comunicado en el que recuerda que según la carta olímpica “toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad y fair play”. Para la FELGTB, “las declaraciones del patinador español están en las antípodas del espíritu olímpico y cercanas al Gobierno que lo seleccionó como abanderado. La FELGTB pidió por carta al presidente Mariano Rajoy que, como representante de un país pionero en el impulso de la igualdad sin distinción de orientación sexual o identidad de género, mostrara gestos de apoyo a la comunidad LGTB rusa. El presidente no contestó a la misiva ni parece que haya reflexionado sobre el tema”. En palabras de la presidenta de la FELGTB, Boti García Rodrigo, “en Rusia las personas LGTB son condenadas por ley pero también son agredidas en la calle, perseguidas, incluso asesinadas. Con estas declaraciones, el abanderado español demuestra su total desprecio por estas personas y por los atletas LGTB que competirán con la coacción de la discriminación y el odio. El representante de nuestro país más que orgullo nos produce vergüenza”.

spainLas palabras de Javier Fernández también han merecido la condena de la Confederación COLEGAS. “Nos parece inaudito que alguien que representa los valores de España en los Juegos Olímpicos, entre los que se encuentran el gran respeto a los derechos humanos y el alto sentido de la justicia y la solidaridad, haga este tipo de declaraciones insultantes hacia los gays y lesbianas. Nos parece un mal ejemplo para representar y abanderar un país como España, y que debería ser sustituido por alguien que represente más a nuestro país y sus valores, y la diversidad de sus habitantes”, ha declarado Paco Ramírez, su presidente. “Javier está muy confundido, ya que no se trata de política, sino de derechos humanos. La lucha por la consecución de los derechos humanos es una aspiración universal que no admite pausas ni reconocimientos parciales. No siempre las leyes de un país son justas, y hay muchas que hay que combatir, entre ellas las penas de muerte o condenas de prisión a los homosexuales o a las mujeres adúlteras, a quienes no pueden libremente tener libertad de expresión, de reunión o de asociación”, ha añadido Ramírez.

COLEGAS aprovecha su comunicado para recordar que ha convocado una concentración de protesta este viernes 7 de febrero a las 20:00 horas ante las puertas del Centro Cultural Ruso de Madrid (calle Atocha 34). Posteriormente tendrá lugar la lectura de un manifiesto en “La Salita de las Letras” (calle Atocha 35, 1º Exterior).

Una protesta que tiene lugar dos días después de la convocada en la Plaza del Callao, en este caso por varias entidades asociadas a la FELGTB en el contexto de la convocatoria mundial promovida por All Out. La protesta de Madrid, por cierto, fue una de las que recogió BBC News para ilustrar su noticia. Nuestra felicitación a sus organizadores.

noticias_file_foto_724141_1391793933Un abanderado que no nos representa

Nos produce una enorme indignación y tristeza que en un día en el que se suceden a lo largo y ancho del mundo las manifestaciones de solidaridad hacia las personas LGTB de Rusia como la magnifica iniciativa de Google, sea precisamente el abanderado español el que se descuelga con unas declaraciones que muestran su insensibilidad hacia un colectivo que sufre un escenario de acoso y violencia amparado en unas leyes discriminatorias.

Javier Fernández ha utilizado la red social Twitter, en la que sus declaraciones han tenido un amplio eco, para disculparse. “Pido perdón si se han mal interpretado mis palabras y he ofendido a alguien!”, ha tuiteado. “Lo que pasa es que no me puedo creer que este pasando esto, nunca en mi vida he tenido en nada en contra de la homosexualidad…”, tuiteaba poco después en respuesta a una seguidora que le decía que “los periodistas sacan frases de contexto todo el rato”.

“No sabes como se sufre el ver que todos se ponen contra ti porque un periódico saca algo de contexto que yo no he dicho…”,afirmaba luego en respuesta a un tuit de Rubén López, vocal de comunicación de la FELGTB.

650_1000_sin_título

No nos parece que sea suficiente para reparar  el daño causado. Mientras tanto, lo único que podemos decir es que Javier Fernández a nosotros no nos representa.

 

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.