Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Iglesia Evangélica Española’

Atentados en Barcelona y Cambrils. Silencio, oración, solidaridad…

Viernes, 18 de agosto de 2017

Ante el sinsentido del terrorismo en , una oración sincera por todas las víctimas, la serenidad y la paz. Nos solidarizamos con nuestros hermanos y hermanas  de Barcelona que hoy sufren de nuevo el embate del terrorismo, que rechazamos y que hemos de combatir,  parafraseando la oración que el prior de la Communion Béthanie, dedicó ante el atentado de Niza

hombre-llorando

Cuando el sinsentido parece prevalecer, cuando la violencia parece dominar. Jesús está aquí, en Barcelona y en otros lugares …

¿Por qué este silencio de Dios?

No explica el sufrimiento, no dice nada.

Su presencia silenciosa es paz.

En el momento del día en que acabo de escuchar el horror que acaba de vivirse en Barcelona, me acordaba de este himno de la Liturgia de las Horas:

“Dios derrotado, no tienes otra palabra …

Tú dices solamente: ‘Yo soy el inocente al que todos los verdugos violentan”

Nuestra comunidad de Cristianos Gays ora.

Esa es nuestra vocación y nuestra responsabilidad.

Este es el signo real de nuestra solidaridad.

***

Pincha en el enlace para meditar en silencio…

https://t.co/H28WrAehbW

dhcqg9lxuaeraxf

***

Y a pesar de todo, nuestra esperanza…

¿Hasta cuándo, Señor, seguirás olvidándome?
¿Hasta cuándo me ocultarás tu rostro?

¿Hasta cuándo sentiré angustia en mi alma
y tristeza en mi corazón, día tras día?
¿Hasta cuándo mi enemigo triunfará a costa mía?

¡Señor, Dios mío, mírame y respóndeme!
Ilumina mis ojos
para que no me duerma con los muertos,

y no diga mi enemigo que acabó conmigo,
ni mis adversarios se alegren al verme vacilar.

En cuanto a mí, confío en tu bondad;
conoceré la alegría de tu salvación
y cantaré al Señor que me ha tratado bien.

*

Salmo 13

***

“No se oirá más hablar de violencia en tu tierra, ni de despojo o quebranto en tus fronteras, antes llamarás a tus murallas «Salvación» y a tus puertas «Alabanza».”

*

Is 60, 18

***

Y un deseo, incomprensible en estos momentos, difícil de sentir, pero tan necesario para la paz de los corazones heridos…

 

“Bendecid a los que os persiguen;
bendecidlos y no los maldigáis.
Alegraos con los que están alegres
y llorad con los que lloran”

*
Romanos 12, 14-15

Espiritualidad, General , , , , ,

Entrega de la XI edición del Premio Arco Iris de CRISMHOM

Jueves, 29 de junio de 2017

20170623_damaris_oscarEl vienes 23 de junio de 2017 a las 19h en Barbieri 18, tuvo lugar la entrega de la XI edición del premio Arco Iris CRISMHOM.

 Este premio quiere reconocer la labor de las personas o instituciones que han luchado por la realidad cristiana LGTB (Lésbico, Gay, Transexual y Bisexual), que hayan destacado en la normalización del hecho LGTB dentro del ámbito religioso, o hayan colaborado a la normalización del hecho cristiano dentro del colectivo LGTB.

CRISMHOM expresa su satisfacción por conceder este premio y su mayor agradecimiento ante aquellas personas  e instituciones que lo reciben.

El premio se ha concedido a la Iglesia Evangélica Española por su “Declaración de Mamré” que tuvo lugar en el marco del Encuentro de Pastoral anual los días 11 a 13 de mayo de 2015 en la casa Mamré (Jaca, Huesca).

En esta declaración esta Iglesia se declara inclusiva y exhortada a una pastoral de acogida de las personas homosexuales y sus familias. Este hecho ha ocasionado dos años más tarde que esta Iglesia haya perdido sus derechos en el Consejo Evangélico de Madrid.

Fuente CRISMHOM

General, Iglesias Evangélicas , , , ,

“A favor del diálogo y el respeto”, comunicado de la Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española, que sigue recibiendo apoyos…

Lunes, 20 de marzo de 2017

ieeLa decisión del Consejo Evangélico de Madrid de expulsar a la Iglesia Evangélica Española por sus posturas inclusivas hacia las personas LGTB ha causado “estupor” y “sorpresa” entre los cristianos LGTB, un colectivo de personas que trabajan activamente por conciliar su condición de creyentes con la de gais, lesbianas, bisexuales y/o transexuales.

Cristianos Gays, La Comunidad Apostólica Fronteras Abiertas, la Comunidad Anawin y Crismhom mostraron su solidaridad y siguen llegando muestras de apoyo. También la FELGTB ha lamentado la decisión.

Comunicado de la Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española

La Iglesia Evangélica Española trabaja desde sus orígenes a favor del diálogo y del respeto entre las diferentes confesiones y particularmente en la familia protestante. Como herederos de la Reforma protestante del siglo XVI, de la que este año se celebra su 500 aniversario, tenemos la vocación de trabajar a favor de la unidad defendiendo la libertad de conciencia, unidad en la diversidad como principio ecuménico inspirado en el Evangelio: solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. (Efesios 4, 3-7)

Junto a las Iglesias de nuestra familia confesional, reformada y metodista, hemos considerado un privilegio participar de la causa de la dignidad humana. El carácter inclusivo de nuestra iglesia y la defensa del principio de no discriminación son partes inherentes de nuestro seguimiento de Jesús. Como iglesias surgidas de la Reforma no reconocemos otra autoridad en materia de fe más que la Biblia. Para nosotros son más importantes las personas que dejaríamos de cuidar que las instituciones que nos imponen renegar de esos principios.

Las decisiones tomadas por el Consejo Evangélico de Madrid estableciendo en su reglamento una interpretación de la Biblia y juzgando a nuestras iglesias en Madrid en función de esa doctrina preestablecida son contrarias al espíritu de la Reforma y, por tanto, del Evangelio. No podemos aceptar una imposición doctrinal y consideramos que esa vía es equívoca y perjudicial para el testimonio de las iglesias. Hemos expresado nuestra discrepancia y alegado que la actuación es contraria a derecho, no obstante hemos renunciado a ahondar en el conflicto y continuaremos nuestro camino y nuestro testimonio según nuestros principios inspirados en el Evangelio.

Confiamos en que esta discrepancia nos haga reflexionar a todos sobre lo que contribuye a la unidad. Dicho todo esto, solo nos resta decir que nos reafirmamos en la defensa de la unidad en la diversidad, de la pluralidad frente a la uniformidad y de la dignidad de las personas sin discriminación, según las enseñanzas de Jesús de Nazaret.

La Comunión Mundial de Iglesias Reformadas ha publicado un escrito en solidaridad con nuestra IEE. A continuación publicamos su traducción al español:

cmrHemos recibido la noticia de que la Iglesia Evangélica Española ha sido “dada de baja como miembro de pleno derecho” del Consejo Evangélico de Madrid, una organización ecuménica protestante, por asuntos que conciernen a la sexualidad humana. Puedes leer más sobre las circunstancias -y la respuesta de la iglesia- mediante este enlace.

Lamentamos las continuas divisiones de la iglesia y ofrecemos esta oración en respuesta:

Dios de todas las criaturas vivientes, te damos gracias por los dones que has dado a tu Creación, la belleza de tu asombroso mundo, la diversidad del género humano y la forma como a través de Cristo nos haces conscientes de cuánto nos amas a cada uno de nosotros.

Ponemos ahora ante ti a tu Iglesia alrededor del mundo. Nuestros esfuerzos por ser fieles al anuncio de la Buena Noticia para todos, nuestros desafíos tratando de reflejar tu misericordia, tu amor, tu compromiso con los excluidos, los que luchan por abrirse camino desde los márgenes, a los que Jesús llamó “los pequeños”.

Oramos por nuestras iglesias miembro en la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas, en preparación de nuestra Asamblea General. Queremos llegar a esta reunión con nuestras esperanzas y miedos, confiando los unos en las fuerzas de los otros y apoyándonos mutuamente en nuestras debilidades. Te pedimos tu guía y tu sabiduría ya que no somos capaces de conseguir nada sin ti.

Te pedimos valor y audacia para llegar a ser una auténtica familia mundial, una comunión comprometida con la justicia, porque es lo que esperas que seamos.

Te damos gracias por las iglesias que están dispuestas a correr el riesgo de ser proféticas en sus propios contextos y, haciendo esto, a ayudar a construir la senda para otras.

Te pedimos fuerza y valor para realizar nuestra misión en un mundo donde la injusticia, la violencia, la codicia y el fundamentalismo crecen día tras día. Confiamos en que el poder de tu Espíritu nos guíe y nos fortalezca para amar y cuidar sin importar las consecuencias.

En el nombre de Jesús oramos. Amén.

(Traducción realizada por Luis Pelegrín)

La sección de espiritualidad de COGAM da la bienvenida a la IEE al colectivo LGTB

cogamLa sección de espiritualidad del colectivo madrileño COGAM, por su parte, ha querido saludar a la Iglesia Evangélica Española como “miembro de pleno derecho del colectivo LGTB”, en un texto en el que explica el trabajo que viene realizando conjuntamente. “La Iglesia Evangélica Española, una de las iglesias protestantes más veteranas y arraigadas en el territorio español, comenzó hace años a trabajar teológicamente sobre la realidad LGTB, la necesidad de inclusión y la aceptación de la diversidad. Y, desde la declaración de Mamré de mayo de 2015, afirma: ‘En consecuencia, como Iglesia Evangélica Española, somos exhortados a una pastoral de la acogida de las personas homosexuales y sus familias, evitando la invisibilidad y trabajando en el acompañamiento de la diversidad’”. Una declaración, la de Mamré, que como apuntábamos hace pocos días, fue precisamente el desencadenante de la expulsión.

“Desde inicio de año la sección de espiritualidad de nuestro colectivo realiza actividades en conjunto con la Iglesia Evangélica Española en el seno de una de sus iglesias, siendo acogidos con todo el respeto y acompañamiento que emana de la Declaración de Manré. Creemos que esta decisión es un mal trago pero no una mala noticia ya que el testimonio inclusivo que la Iglesia Evangélica Española ha defendido ‘con garra’ es más cercano al mensaje de Jesús de Nazaret”, explica el texto, en el que desde COGAM han querido hacer público todo su apoyo a los pastores y pastoras de la Iglesia Evangélica Española y “acercarles nuestro agradecimiento profundo”.  Una Iglesia a la que la sección de espiritualidad de COGAM considera que, desde la expulsión como “miembro de pleno derecho” del Consejo Evangélico de Madrid se ha convertido en “miembro de pleno derecho” del colectivo LGTB.

La FELGTB lamenta la decisión

897_felgtb-jpg_bigLa Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), de la que son miembros tanto CRISMHOM como COGAM pero también otras muchas entidades al margen del hecho religioso, se ha expresado también:

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) lamentamos hoy que el Consejo Evangélico de Madrid haya decidido expulsar a la Iglesia Evangélica Española de su seno por haber tomado un claro partido por la inclusión de las personas LGTB y la defensa de sus derechos.

 La Iglesia Evangélica Española, una de las iglesias protestantes más veteranas y arraigadas en el Estado español, comenzó hace años a trabajar teológicamente sobre la realidad LGTB la necesidad de inclusión y la aceptación de la diversidad. En la Declaración de Mamré de mayo de 2015 recoge, entre otros aspectos, que “como Iglesia Evangélica Española, somos exhortados a una pastoral de la acogida de las personas homosexuales y sus familias, evitando la invisibilidad y trabajando en el acompañamiento de la diversidad.

 “Gais, lesbianas, transexuales y bisexuales no elegimos nuestra condición; nacemos con unos dones y características que nos hacen únicas y únicos. Entre esas características está nuestra orientación afectivo-sexual y nuestra identidad de género, aparte de otras muchas dimensiones diversas y enriquecedoras que forman parte de la naturaleza humana” ha recordado Alejandro Medel, dinamizador del grupo de Fe y Espiritualidad de FELGTB.

FELGTB confía en que el Consejo Evangélico de Madrid reconsidere su decisión e insta a este órgano a no lanzar mensajes de odio hacia ningún colectivo. “Nos encantaría que las personas responsables de esta decisión se tomasen la molestia de conocer la realidad de las personas LGTB creyentes”, ha manifestado Jesús Generelo, presidente de FELGTB.

FELGTB reconoce el empeño de la Iglesia Evangélica Española en su labor por transmitir un mensaje de inclusión y de respeto a la dignidad de las personas LGTB.

Fuente Iglesis Evangélica Española/Cristianos Gays/Dosmanzanas/FELGTB

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Inclusiva, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , ,

Comunicados de la Comunidad Apostólica Fronteras Abiertas, la Comunidad Anawin y Crismhom ante la expulsión de la IEE del Consejo Evangélico de Madrid por su postura sobre la homosexualidad

Jueves, 16 de marzo de 2017

Cristianos Gays comparte plenamente la indignación de estos colectivos hermanos y llamamos al Consejo Evangélico de Madrid  a reconsiderar su decisión y en esta Cuaresma, a seguir el consejo evangélico “conviértete y cree en el Evangelio”, Evangelio de Jesucristo, Evangelio inclusivo y Buena Noticia del amor del Padre, que parecen desconocer clamorosamente o a replantearse el denominarse “la casa común protestante“…

cafaEste pasado fin de semana, el Consejo “evangélico” de Madrid ha expulsado de su seno a las comunidades de la Iglesia Evangélica Española por su decisión de acoger en sus comunidades a las personas LGTB.

La Comunidad Apostólica Fronteras Abiertas, como comunidad inclusiva que trabaja y ora para crear espacios de fe donde quepan todas las personas de buena voluntad sin excepción ve en esta actitud un gesto antievangélico e impropio de quienes quieren ostentar el nombre de cristianos. Nos sentimos profundamente dolidos ante este gesto del Consejo denominado “Evangélico” de Madrid. La Buena Noticia del Evangelio no puede excluir a nadie, tal como Jesús no excluyó a nadie de su amor misericordioso.

14 de marzo de 201

***

anawin_manosAnte la Expulsión de la Iglesia Evangélica Española por el Consejo Evangélico de Madrid debido a su defensa de las personas homosexuales la Comunidad Anawin que peregrina en Zaragoza (España) declaramos sentirnos profundamente dolidos.

Como Comunidad inclusiva que trabaja y reza por crear espacios de Fe donde quepan todas las personas de buena voluntad sin excepción ve en esta actitud un gesto antievangelico e impropio de quienes ostentan el nombre de cristianos.

Creemos en una Iglesia, Comunidad de bautizados, en que nadie sea apartado ni rechazado.

***

Por su parte, Crismhom ha emitido otro comunicado:

logo-crismhom-200ptsCon estupor y sorpresa asistimos a la decisión que ha tomado el Consejo Evangélico de Madrid de expulsar a la IEE (Iglesia Evangélica Española) de su seno por haber tomado un claro partido por la inclusión de las personas LGTB y la defensa de sus derechos. Como Cristianas y Cristianos LGTB no podemos quedar indiferentes ante tal hecho.

Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales no elegimos nuestra condición. Como Hijas e Hijos de Dios nacemos con unos dones y características que nos hacen únicas e únicos. Entre esas características está nuestra orientación afectivo-sexual y nuestra identidad de género, aparte de otras muchas dimensiones diversas y enriquecedoras que forman parte de la naturaleza humana.

Blandir nuestra realidad LGTB como estandarte para la exclusión es contrario al Evangelio. Jesús nunca habló de discriminación ni de condena. Todo lo contrario: habló de Amor y de Inclusión; de Esperanza y de Reconciliación. Jesús se entregó por todas y por todos, sin hacer distinción, porque nos ama. Nos ama en nuestra diversidad y en nuestra variedad, porque Dios Madre y Padre nos hizo así. Jesús siempre se distinguió precisamente por no hacer distinciones y por enaltecer a las realidades más discriminadas de su época: habló con la samaritana; defendió a la mujer acusada de adulterio; incluyó a las mujeres entre sus discípulos. No distinguía de clases: curó al esclavo de un centurión que pertenecía al imperio que en aquel momento controlaba el mundo en el que Jesús se movía.

La Buena Noticia del Evangelio también nos incluye. Como personas LGTB vivimos la alegría de ser Hijas e Hijos de un Dios inclusivo por el que nos sentimos amados. Creemos y trabajamos por unir un mundo separado por prejuicios y clasismos. Por ello, no podemos admitir que nuestra realidad sea una opción para separar, puesto que como Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales trabajamos por la plena inclusión y por una sociedad más justa e igualitaria.

No entendemos por qué defender derechos de ciudadanas y ciudadanos tenga que ser motivo de expulsión. Las personas LGTB somos Hijas e Hijos de Dios, puesto que el Evangelio nos incluye. Por lo tanto, crear cismas y separar a hermanas y hermanos que trabajan por el Reino de Dios no es algo que haría Jesús. Muy al contrario: es crear Fraternidad y Solidaridad. Lamentamos que aún existan tantos prejuicios hacia la realidad LGTB y que éstos prevalezcan por encima de conocer la realidad.

Invitamos al Consejo Evangélico de Madrid a que nos conozca y se replantee su decisión, puesto que consideramos que no se ha tomado desde el Amor sino desde el rechazo a una realidad que se desconoce. Y desde aquí mostrar todo nuestro apoyo, cariño y agradecimiento a la IEE por demostrarnos y acercarnos a Dios, por mostrar que nuestra realidad es una más dentro de la diversidad de la Creación; por ofrecernos espacios para nuestro desarrollo como cristianas y cristianos. Y por ser testimonio del Gran Amor que Dios nos tiene.

Junta Directiva de CRISMHOM

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , ,

El Consejo Evangélico de Madrid expulsa a la Iglesia Evangélica Española por sus pasos a favor de la inclusión de las personas LGTB

Miércoles, 15 de marzo de 2017

ieeNuestro apoyo total a la Iglesia Evangélica Española frente a esta bofetada homófoba y antievangélica:

El ultimátum se ha consumado. Por 38 votos a favor, 21 en contra y 11 abstenciones, el Consejo Evangélico de Madrid ha “dado de baja como miembro de pleno derecho” a la Iglesia Evangélica Española, una de las iglesias protestantes más veteranas y arraigadas en nuestro país, debido a su posición en favor de las personas LGTB. Como ya denunciamos hace un año, además de un grave caso de LGTBfobia, la expulsión supone también un incumplimiento tanto de la función propia del Consejo como de la tradición protestante de dar libertad a las iglesias. Sin embargo, ha servido también para que la Iglesia Evangélica Española se reafirme públicamente en su inclusividad.

En enero de 2016 explicábamos con detalle la situación. La Iglesia Evangélica Española había sido entonces amenazada de expulsión del Consejo Evangélico de Madrid mediante una carta firmada por Jesús Manzano y Manuel Cerezo, presidente y secretario, respectivamente, de esa institución, que agrupa a las iglesias protestantes de la comunidad autónoma y las representa ante el gobierno regional. La Iglesia Evangélica Española, una de las iglesias protestantes con mayor solera de España, estuvo paradójicamente entre las fundadoras del Consejo.

Aunque ya antes de esta amenaza la Iglesia Evangélica Española había recibido “avisos” por algunos gestos inclusivos, el desencadenante definitivo fue la decisión de su Sínodo, adoptada semanas antes, de ratificar la conocida como Declaración de Mamré, un texto explícitamente aperturista hacia las personas LGTB y sus familias. La amenaza de expulsión resultaba doblemente sorprendente. En primer lugar, por el carácter del Consejo Evangélico de Madrid, institución con una labor de representación pero no doctrinal. En segundo lugar, por la tradición protestante de respeto a la libertad de las iglesias en cuestiones internas. Pese a todo ello, una asamblea extraordinaria de la institución aprobó en octubre de 2014 definir en su reglamento de régimen interno una denominada “ética bíblica de la sexualidad” que consideraba únicamente aceptables “las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer”, argumento utilizado como base para la expulsión.

El episodio tenía, en cualquier caso, su lado positivo: la respuesta de la Iglesia Evangélica Española, que lejos de amedrentarse se reafirmó en su política de apertura hacia los fieles LGTB, y que ha acabado desembocando, este 13 de marzo, en su expulsión del Consejo Evangélico de Madrid, decidida por su asamblea general por 38 votos a favor, 21 en contra y 11 abstenciones. Una expulsión que adopta la forma, según ha matizado eufemísticamente el propio Consejo Evangélico de Madrid, de “baja como miembro activo de pleno derecho”, sin voz ni voto.

Un conflicto local que refleja tensiones globales

Más allá del marco español, la división del voto viene a confirmar las tensiones que vive el cristianismo protestante entre sus iglesias más clásicas, entroncadas con la Reforma del siglo XVI y sus figuras teológicas, y las más modernas iglesias surgidas a partir de movimientos religiosos que tuvieron lugar, sobre todo en Estados Unidos, ya en siglos posteriores. Las primeras, más abiertas a revisar sus posturas tradicionales, se caracterizan por un mayor peso de la reflexión teológica, y por lo general sus ministros deben seguir un largo proceso de formación intelectual y pastoral. Las segundas ponen el acento en el aspecto emocional y relativizan o minimizan el elemento de reflexión. Sus pastores suelen ser nombrados por las propias comunidades y cuentan con menos requisitos intelectuales.

En el protestantismo español están representadas ambas corrientes. Debido a su carácter minoritario, comparten los organismos de representación civil, como el Consejo Evangélico de Madrid o, a nivel estatal, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE). Hasta ahora han sobrellevado sus diferencias, que han mantenido al margen de la competencia de los órganos de representación, pero está claro que la LGTBfobia de muchas de ellas es motivo suficiente para romper este principio de no intervención.

Lo sucedido puede suponer, en cualquier caso, un revulsivo. De hecho, según han confirmado a dosmanzanas fuentes cercanas a la Iglesia Evangélica Española, la apuesta por la inclusión de las personas LGTB no solo no tiene vuelta atrás, sino que es firme y promete consolidarse. Estaremos atentos.

Fuente Dosmanzanas

Etiquetas:

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , ,

La iglesia evangélica de Baden, en Alemania, aprueba el matrimonio igualitario

Martes, 26 de abril de 2016

regenbogenkreuz-600Poco a poco, la igualdad va llegando a la Iglesia Evangélica Alemana a través de las decisiones de las diferentes iglesias locales de las regiones históricas alemanas. Esta vez ha sido en Baden, cuyo Sínodo acaba de aprobar las bodas entre personas del mismo sexo. Con ella, ya son cuatro las iglesias locales de esta confesión protestante plenamente inclusivas.

El Sínodo local de la Iglesia Evangélica en Baden ha aprobado que las parejas del mismo sexo puedan ser bendecidas públicamente en una ceremonia religiosa de casamiento. Lo ha hecho por una amplia mayoría en su Asamblea de primavera en Bad Herrenalb, que comenzó el día 19 y se prolongó hasta el sábado 23. “Las parejas inscritas según la ley de uniones civiles pueden ser emplazadas bajo el mandamiento y la promesa de Dios”, afirma la resolución. Dicha celebración religiosa habrá de realizarse como la de una pareja heterosexual y deberá quedar registrada en los libros de la iglesia.

El Sínodo (según afirma, tras un intenso trabajo teológico) reconoce “el igual valor del amor entre personas de distinto e igual sexo, de su sexualidad y de sus compromisos de pareja, vividos responsablemente en presencia de Dios. Este reconocimiento debe encontrar expresión en el actuar de la iglesia”. Por otra parte, el Sínodo ha lamentado que “se haya infligido sufrimiento a las personas gais y lesbianas”.

Hasta el momento, la Iglesia Evangélica en Baden sólo había permitido las bendiciones privadas fuera de los templos. A partir de ahora, aquellas parejas que fueron bendecidas se podrán ver reconocidas en pie de igualdad con las parejas heterosexuales.

No obstante, esta decisión permite que los pastores puedan negarse individualmente a presidir estas celebraciones. En ese caso, la autoridad competente deberá designar a otra persona para que lleve a cabo el oficio: “a mi parecer, la decisión no debería llevar a rechazos; con todo, debe procurarse mantener una comunicación muy estrecha con quienes tienen otra opinión en este asunto”, ha afirmado el obispo de Baden. Se continúa así una práctica habitual en las iglesias que optan por la inclusividad: hacer gestos a quienes aún se oponen para que permanezcan en la iglesia; una actitud que, por cierto, no se da cuando las mayorías son en contra de la igualdad…

El avance hacia la igualdad en las iglesias protestantes

Con Baden, son ya cuatro las iglesias regionales de la Iglesia Evangélica Alemana que han aprobado las bodas de parejas del mismo sexo: la iglesia de Berlín-Brandenburgo lo aprobó hace dos semanas y anteriormente lo habían hecho las de Hessen-Nassau y Renania. Es cierto que la situación en este caso es peculiar: aunque estas iglesias equiparen los ritos entre parejas del mismo y distinto sexo, las parejas del mismo sexo siguen sin estar “casadas civilmente”: Alemania no permite todavía el matrimonio civil igualitario (aunque las parejas del mismo sexo sí pueden contraer una unión civil).

Fuera de Alemania, la Iglesia de Noruega aprobó el matrimonio igualitario también hace dos semanas, como recogíamos en esta página. Antes lo habían hecho la Iglesia de Suecia (cuyo Sínodo adoptó la histórica decisión en 2009) y la Iglesia de Dinamarca (que siguió los pasos de su hermana sueca en 2012, tras la aprobación del matrimonio igualitario en ese país).

En definitiva, un signo más de cómo parte del mundo protestante camina decidido hacia la igualdad e inclusión (en particular, las iglesias más “clásicas”, aquellas entroncadas directamente con la Reforma, muy distintas de otras iglesias de origen más reciente y carácter fundamentalista). En España también se presenta este contraste: baste recordar que la Iglesia Evangélica Española apostó por la inclusividad y recibió recibió por ello el ultimátum de la Federación Española de Entidades Evangélicas y del Consejo Evangélico de Madrid. Afortunadamente, permaneció firme, siguiendo una línea cada vez más decidida entre las iglesias protestantes tradicionales.

Este avance en parte del mundo protestante contrasta claramente con la Iglesia católica, donde no hay cambio doctrinal alguno y sólo hay margen para interpretaciones “flexibles” de ciertas declaraciones del papa para realizar acciones pastorales más osadas, tal y como indicábamos hace unos días con motivo de la exhortación papal La alegría del amor.

Fuente Dosmanzanas

Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , ,

La Iglesia episcopaliana, “castigada” por sus compañeros anglicanos por aprobar el matrimonio igualitario responde.

Jueves, 21 de enero de 2016

the_episcopal_church_welcomes_youLa Iglesia episcopaliana de Estados Unidos ha sido sancionada por los primados de la Comunión Anglicana, a la que no podrá representar en organismos internacionales. El motivo: su posición inclusiva en materia LGTB, especialmente en lo referido al matrimonio.

En la reciente reunión de primados de la Comunión Anglicana se ha producido una decisión que no por esperada deja de ser lamentable: la Iglesia episcopaliana de Estados Unidos ha sido sancionada por su inclusividad con las personas LGTB. En particular, se le reprocha la reciente modificación de su su canon matrimonial para incluir a las parejas del mismo sexo. Aunque los episcopalianos ya admitían la bendición de estas parejas, quedaban todavía excluidas del matrimonio religioso propiamente dicho. La decisión fue la culminación natural de un proceso inclusivo iniciado años antes, pero sin duda la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos —que consideró inconstitucional la prohibición del matrimonio civil igualitario— actuó como catalizador. Los episcopalianos fueron así la segunda confesión cristiana mainstream en aprobar el matrimonio religioso igualitario en pocos meses: en marzo de 2015 había hecho lo propio la Iglesia presbiteriana.

Un paso que ha supuesto que a la Iglesia episcopaliana se le aplique una sanción, consistente en que sus miembros no podrán ser elegidos para representar a la comunión anglicana en organismos internacionales. En palabras del comunicado oficial que hace pública la decisión: “Los desarrollos recientes en la Iglesia episcopal en relación a su canon matrimonial representan un apartarse de la fe y enseñanza mantenidas por la mayoría de nuestras provincias sobre la doctrina del matrimonio (…) Es nuestro deseo unánime caminar juntos. Sin embargo, dada la seriedad de estos asuntos, reconocemos formalmente esta distancia requiriendo que, por un periodo de tres años, la Iglesia episcopal no siga representándonos en organismos ecuménicos e interreligiosos. No deberá ser designada para comisiones permanentes internas; además, mientras participe en los órganos internos de la Comunión Anglicana, no tomarán parte en la toma de decisiones o en cualquier asunto relativo a doctrina o políticas”.

La Iglesia episcopaliana ha reaccionado con extrema elegancia, manifestando su pesar y su esperanza en el futuro. Así lo ha declarado su primado, Michael Curry:

“No es este el resultado que esperábamos. Y siendo verdad que estamos decepcionados, es importante recordar que la Comunión Anglicana no es en realidad una cuestión de estructura y organización. La Comunión Anglicana es una red de relaciones construida en asociaciones para la misión. Son relaciones fundadas en una fe común. Relaciones entre diócesis, de parroquia a parroquia a través del mundo (…) Es este un tiempo decepcionante para muchos. Y habrá dolor en el corazón de muchos. Pero es importante recordar que seguimos siendo parte de la Comunión Anglicana (…) Y la verdad es que puede que sea parte de nuestra vocación el ayudar a la Comunión, y a muchos otros, a crecer en una dirección donde podamos darnos cuenta y vivir el amor que Dios tiene por nosotros; de tal manera que un día podamos ser una Iglesia y Comunión donde todos los hijos e hijas de Dios sean plenamente bienvenidos”.

Otra de las reacciones que tiene interés es la reflexión de Brandan Robertson, cristiano evangélico abiertamente gay. “Creo que los primados anglicanos que están pidiendo la separación de la Iglesia episcopal por su postura en las relaciones entre personas del mismo sexo están actuando por miedo e ignorancia porque nunca se han sentado de verdad en la misma mesa —ni tampoco han caminado a su lado— con ningún discípulo LGTBQ+ de Jesús. Es fácil demonizar desde la distancia. Es fácil declarar ‘herético’ cuando nunca has andando en los zapatos de tu ‘otro’ ni has hecho experiencia de Dios a través de sus zapatos. Esos Primados —y en realidad todos los que se oponen enérgicamente a los LGTBQ+ cristianos— deben seguir el imperativo bíblico y conocer algunos fieles seguidores de Jesús que son LGTBQ+. Necesitan hacer experiencia de vida a través de sus ojos. Necesitan ver cuánto puede honrar a Dios nuestro ‘estilo de vida’. Porque mientras no lo hagan, lo único que harán será aferrarse a una teología desencarnada; y nada es más peligroso, destructivo y letal”, ha escrito Robertson.

Un conflicto que viene de atrás

Esta decisión no es más que es el último capítulo de un largo enfrentamiento entre dos grandes grupos. Por un lado están las iglesias del “sur global” (Global South), sobre todo del África anglófona, en particular Nigeria y Uganda. Por el otro, las iglesias de Estados Unidos y, en menor medida, Canadá. Las segundas han dado pasos decisivos hacia la inclusión mientras que las otras participan de la LGTBfobia extendida en sus países.

El conflicto se retrotrae varios años atrás. La primera fecha significativa puede situarse en 1998. Fue en la Conferencia de Lambeth (reunión de obispos de la Comunión Anglicana que tiene lugar cada diez años). Entonces se aprobó una resolución de condena de las relaciones homosexuales por “contrarias a la Escritura“. Se enfrentaban ya a la Iglesia episcopaliana, que llevaba años avanzando en la inclusión. No en vano, en 1988 el conocido obispo John Shelby Spong, de la diócesis de Newark (Nueva Jersey) hizo publicar Living in Sin?, donde planteaba ya la bendición de parejas del mismo sexo (hay traducción al español a cargo de la Asociación Marcel Légaut, con el título ¿Vivir en pecado?).

Esta resolución de la Conferencia de Lambeth no frenó a la iglesia episcopaliana. Y en 2003 se llegó a un punto de inflexión. Fue con la elección como obispo de New Hampshire de Gene Robinson, abiertamente gay y entonces con pareja (se divorció años después). Se conminó entonces a la Iglesia episcopaliana a no seguir ordenando obispos LGTB. Esta orden la cumplió un tiempo hasta que decidió proseguir su camino de inclusividad, eligiendo a Mary D.Glaspoool como obispa auxiliar de Los Angeles.

Durante este tiempo, además, esta iglesia ha ido posicionándose cada vez más claramente a favor del matrimonio igualitario. Un signo elocuente fue hacer tañer las campanas de la Catedral Nacional de Washington cuando el Tribunal Supremo de los Estados Unidos derogó la sección tercera de la DOMA (Defense of Marriage Act), sentencia que está en la base de la que un tiempo después extendió el matrimonio igualitario a todo el país. El último paso ha sido la reforma del canon para aprobar el matrimonio religioso.

En cada uno de estos pasos, ha habido amenazas de cisma, nunca formalizadas. No en vano, numerosas iglesias opuestas a la inclusión han ido enfriando o rompiendo lazos con la iglesia episcopaliana. Ahora algunos ven el cisma más cercano. Sin embargo, conviene tener claro que, estrictamente, no hay cisma en esta sanción: como bien dice el primado de la Iglesia episcopaliana, esta sigue siendo parte de la Comunión Anglicana. No obstante, no deja de llamar la atención que el primado de toda la Comunión, el arzobispo de Canterbury Justin Welby (un cargo más bien honorífico, en modo alguno equivalente al papa de Roma) haya asegurado que un cisma “no sería un drama”, palabras que pueden ser muy reveladoras.

De momento, lo más significativo a nuestro juicio es que la Iglesia episcopaliana sigue firme en su camino hacia la plena inclusión. Afirman ciertamente el deseo de seguir en la Comunión, pero dejan clara su apuesta. Más aún, consideran que su misión incluye ayudar a otros a ver la necesidad de tal inclusión. De una manera análoga a la Iglesia Evangélica Española (amenazada también, en su caso de expulsión del Consejo Evangélico de Madrid), parece que las iglesias inclusivas están viendo claro que no deben echarse atrás por el rechazo de otras.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana , , , , , , , , , , , , , ,

“Fundamentalismo y Espiritualidad sana”, por Chema Muñoz

Miércoles, 6 de enero de 2016

HomofobiaDe su blog Cristiano Arco Iris:

He recibido críticas, insultos y amenazas de condenación eterna tras mi reciente apoyo a las comunidades de la IEE en Madrid, algunas incluso de predicadores latinoamericanos. Comprendo su intención de preservar “la doctrina” y salvar a las personas LGTB que nos atrevemos a vivir y disfrutar nuestra capacidad de amar en modo afectivo-sexual. Pero sus posturas me parecen ofensivas y hasta peligrosas, propias de una época anterior a la Declaración de los Derechos Humanos.

Los fundamentalismos “religiosos” son reacciones ideológicas frente al miedo que producen los cambios modernos en sociedades cada vez más laicas y libres. Suelen ir asociados a la intolerancia y el fanatismo. Rechazan toda adaptación del mensaje sagrado a la realidad socio-cultural como algo herético. Propician el rechazo y la agresividad contra quienes no compartimos su mentalidad y su forma de entender la fe y la espiritualidad.

Los fundamentalistas suelen apoyar sus posiciones doctrinales con textos fuera de contexto, citas de la Biblia o del Corán que usan como armas arrojadizas sin ningún tipo de rigor hermenéutico, y que se convierten en pretexto para justificar sus posturas dogmáticas o fanáticas. Exigen la absoluta uniformidad doctrinal, tratando de imponer normas morales muy rígidas, reglamentando todos los aspectos de la vida privada. Una mala formación teológica, una falsa y enfermiza experiencia espiritual, una escasa formación humana y una mentalidad cerrada y estrecha aumentan el peligro de radicalización de estas personas y colectivos.

Una espiritualidad sana acoge lo mejor de este mundo actual, no teme los cambios, acepta la laicidad, comprende a quienes no comparten sus creencias, valora los avances científicos y sociales como un bien por el que dar gracias, defiende los Derechos Humanos y la dignidad de todas las personas. No se cree en posesión de la Verdad sino que intenta descubrir la parte de verdad que tienen los demás. No trata de imponer sus ideas, sino de proponerlas y dialogar de modo constructivo y respetuoso.

Entre las personas católicas, protestantes y musulmanas, muchas compartimos esta espiritualidad abierta y positiva, que nos ayuda a ser más felices, generosos, solidarios, respetuosos y agradecidos. Poco tenemos que ver en la práctica con los fundamentalismos cristianos e islámicos, que tanto daño han hecho, hacen y harán si se lo permitimos. No son nuestros enemigos, pero integran grupos enfermos que pueden ser peligrosos. Y algunos lo son. Sus derechos llegan hasta donde empiezan los derechos de los demás. ¿No os parece?

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , ,

Más sobre el ultimátum a la Iglesia Evangélica Española por su aceptación de la realidad LGTB

Miércoles, 6 de enero de 2016

ieeAmpliamos la noticia que publicábamos el pasado 31 de Diciembre, con nuevas aportaciones y comunicados:

El Consejo Evangélico de Madrid amenaza con expulsar a la Iglesia Evangélica Española, una de las más veteranas y arraigadas en nuestro país, debido a la posición pública de esta iglesia en favor de las personas LGTB. Además de un grave caso de LGTBfobia, la amenaza de expulsión supone también un incumplimiento tanto de la función propia del Consejo como de la tradición protestante de dar libertad a las iglesias. Sin embargo, ha servido también para que esta iglesia se reafirme públicamente en su inclusividad.

El tránsito al nuevo año se ha visto salpicado por una desagradable polémica en el cristianismo protestante español. La Iglesia Evangélica Española (IEE) ha sido amenazada de expulsión por parte del Consejo Evangélico de Madrid (CEM) mediante una carta firmada por Jesús Manzano y Manuel Cerezo, presidente y secretario respectivamente de esa institución. Así lo cuenta la misma IEE en un comunicado del 29 de diciembre. El Consejo Evangélico de Madrid agrupa a las iglesias protestantes de la comunidad autónoma y las representa ante el gobierno regional. La IEE, por su parte, es una de las iglesias protestantes con mayor solera de España, y paradójicamente estuvo entre las fundadoras del CEM.

El motivo de tal amenaza es la pública inclusividad de las personas LGTB en la IEE. Así lo estableció en el último Sínodo en septiembre, donde ratificaron la Declaración de Mamré, fruto de un discernimiento comunitario que culminó en un encuentro de los pastores y pastoras de la IEE en la casa de Mamré (Jaca, Huesca) en mayo pasado. En este texto, la IEE rechaza la homofobia y afirma la inclusión de las personas LGTB y sus familias:

Queremos compartir con nuestra iglesia que desde una lectura de la Biblia inspirada en la Teología de la Gracia, teniendo en cuenta que el propio texto bíblico se reinterpreta a sí mismo (Confesión de Fe de la IEE), entendemos que la praxis de una iglesia inclusiva es a lo que estamos llamados.

El mensaje y la vida de Jesucristo nos inspiran a considerar toda acogida de las personas como una demanda de la justicia del Reino (…).

En consecuencia, como Iglesia Evangélica Española, somos exhortados a una pastoral de la acogida de las personas homosexuales y sus familias, evitando la invisibilidad y trabajando en el acompañamiento de la diversidad. (Gálatas 3, 28).

Nos comprometemos a hacer pedagogía contra la homofobia desde el Evangelio de la Gracia. (Hechos 10).

Nos comprometemos a cultivar un lenguaje inclusivo respecto a las construcciones de género.

Nos comprometemos al testimonio de la unidad (Hechos 4, 19), incluso si esto implica tensiones entre nuestra libertad de conciencia y nuestra llamada a preservar el testimonio, siendo capaces de abordar los temas conflictivos sin que haya rupturas.

Homofobia religiosaLa decisión del CEM no solo es sorprendente por su homofobia. También lo es porque no se corresponde con su misión de órgano consultivo, con una labor de representación y en modo alguno de control doctrinal. Más aún, la tradición protestante tiene a gala el respeto a la libertad de las diversas iglesias en su reflexión sobre diferentes cuestiones internas no tocantes a los contenidos dogmáticos. Por ello, esta amenaza constituye una grave intromisión en los asuntos internos de una iglesia. Máxime cuando la IEE en absoluto ha pretendido hacer que otros acepten su postura: solo quieren que se les respete en su libertad. Queda claro, de nuevo, que los fundamentalistas piden tolerancia para ellos pero no soportan la mera existencia de quienes les son distintos.

No obstante, todo este episodio tiene su lado positivo: la respuesta de la Iglesia Evangélica Española. Lejos de amedrentarse, la IEE se ha reafirmado en su inclusividad, evocando incluso las palabras del propio Lutero de cuando rehusó retractarse por tener la conciencia “presa de la palabra de Dios”:

¿Qué decir? Simplemente confesar que nuestra conciencia eclesial está presa de la Palabra de Dios. Dicho de otro modo, somos presos del mismo Cristo, de su forma de hacer y de su respeto por la dignidad del ser humano. Y no hay concilio, ni institución, ni dogma que esté por encima del Resucitado que sigue inspirando a su pueblo a través del Espíritu.

Y como iglesia decimos ¡no! Seguiremos actuando como siempre hemos vivido, defendiendo la dignidad del ser humano, y luchando por sus derechos a la manera de Jesús de Nazaret. Nunca hemos impuesto nada a nuestros hermanos y hermanas, y tampoco queremos que por su parte se nos imponga nada. Siempre hemos respetado, y seguiremos respetando sus opiniones, aunque no las compartamos. Ni más, ni menos.

icmpdvYa antes de esta amenaza, la Iglesia Evangélica Española se había significado por su inclusividad y había recibido “avisos” por ello. En especial, causó revuelo la cooperación con la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), una iglesia plenamente inclusiva con las personas LGTB y extendida por numerosos países. En concreto, la IEE en Madrid decidió ofrecerle uno sus espacios cada 15 días para reunirse y celebrar. Además, durante este tiempo, la IEE ha participado conjuntamente con la ICM en diversos actos. En particular, el 9 de marzo de 2014 se celebró una mesa redonda titulada Mujeres y religión ¿espacio de liberación o espacio de exclusión? en los locales de la IEE de Noviciado, con la participación de diversos grupos entre los que estaba la ICM. Todo esto fue publicitado en Protestante Digital, no sin un claro añadido de LGTBfobia en forma de reafirmación doctrinal. Poco después, según se supo, se barruntaron las primeras amenazas de expulsión del CEM.

Apoyo de la rama española de la comunión anglicana (IERE)

Sello-iere_comunion784x1181La IEE ha recibido el apoyo de la Iglesia Española Reformada Episcopal (IERE), rama española de la Comunión Anglicana. Se trata, curiosamente, de una iglesia que difiere de la IEE en la actitud inclusiva hacia la realidad LGTB. Hace ya años se pronunciaron en contra de la ordenación del primer obispo anglicano abiertamente gay, Gene Robinson, en Estados Unidos. No obstante, comparten el celo por mantener su independencia ante las actitudes del CEM. En un comunicado del equipo pastoral, dejan clara su postura: “Rechazamos el supuesto derecho del Consejo Evangélico de Madrid a inmiscuirse en los asuntos internos de las distintas iglesias y comunidades que lo forman (…) Mostramos nuestra preocupación por las actitudes intransigentes que está mostrando el Consejo Evangélico de Madrid con algunas de las iglesias que lo forman, olvidando el pluralismo propio del protestantismo (…) Apoyamos el derecho de las comunidades locales de la Iglesia Evangélica Española a defenderse de los ataques y amenazas del Consejo Evangélico de Madrid y estamos dispuestos a secundarles en caso de que decidieran emprender acciones contra las personas que firman una carta que contiene amenazas y atenta contra la libertad de unas iglesias que forman parte del CEM (…) Manifestamos el derecho de las congregaciones de la IEE de Madrid a mantener posturas particulares en materias morales o éticas que no afectan a las declaraciones de doctrina de la Iglesia Universal, a saber, los credos Apostólico y Constantinopolitano, las confesiones de fe de las iglesias de la Reforma o la declaración de doctrina de la Ferede

Por otro lado, aunque la rama española de los anglicanos no es inclusiva en general, sí hay una comunidad en Alcorcón que ha apostado por la inclusividad. Su pastor, Juan Larios, ha querido hacerse oír. En una reflexión por escrito, compara la actitud del CEM con el personaje mítico de Procusto: “Existe, en la mitología griega, un personaje que es el paradigma de la intolerancia. Procusto, hijo de Poseidón, poseedor de una estatura y fuerza extraordinarias. Procusto atraía a sus víctimas a base de lisonjas y buenas palabras para administrarles después los peores suplicios. Procusto tendía a sus víctimas en un horrible tálamo de hierro. Si las piernas de la víctima sobrepasaban la medida del lecho, de un tajo cortaba lo que sobraba de sus extremidades; si, por el contrario, se quedaban cortas, estiraba los miembros hasta igualarlos a la longitud de la cama (…) A nadie se le escapa ya el giro vertiginoso que las corporaciones ‘no católicorromanas’ (CEM, FEEREDE, AEE) están dando hacia el conservadurismo, incluso fundamentalismo en algunos casos, y que, en el fondo, responden a una muy determinada ideología política venida del otro lado de los mares (…) Estos nuevos Procustos proclaman a los cuatro vientos la impermeabilidad y pureza de sus prácticas y doctrinas, por tanto hay que defenderlas de cualquier influencia externa que consideran dañina para sus postulados y propósitos. Son posiciones monolíticas que condenan al otro por pensar y actuar diferente (…) La Iglesia ha de ser instrumento pacificador y de justicia, constructora del Reino, liberadora y sanadora, incluyente en todos los sentidos y no excluyente. Si el CEM ya no es capaz de entender estas cosas, tal vez sería bueno plantearse seriamente dejarle a su propia deriva

Un conflicto local que refleja tensiones globales

El apoyo de la IERE apunta también a las raíces profundas de este conflicto, que apuntan a tensiones en el cristianismo protestante que van más allá del marco español. Se trata de las divergencias claras entre las iglesias protestantes “clásicas” (conocidas en el mundo anglosajón como mainline protestants) y las de más reciente creación (evangelicals). Las primeras están más directamente entroncadas con la Reforma del siglo XVI y sus grandes figuras (Lutero, Calvino, Zwinglio, Melanchton, etc.); las otras, en cambio, tienen sus orígenes remotos en diversos movimientos de despertar religioso que tuvieron lugar sobre todo en Estados Unidos en el siglo XIX. Las “clásicas” se caracterizan por un mayor peso de la tradición de pensamiento cristiano y de la reflexión teológica; asimismo, sus pastores deben seguir un proceso de formación intelectual y pastoral que lleva varios años. Todo esto hace que lean la Biblia con ojos críticos, alejados del fundamentalismo y abiertos a revisar posturas de acuerdo a nuevos datos de realidad. En cambio, las iglesias evangélicas acentúan mucho más el aspecto puramente emocional y relativizan —o incluso minimizan— el elemento de reflexión. En especial, sus pastores suelen ser nombrados por las propias comunidades y cuentan con muchos menos requisitos formales. Esto hace que se cuenten con menos herramientas intelectuales para la interpretación de la Biblia o de fenómenos sociales.

En el protestantismo español están ambas ramas. Debido a su carácter minoritario en la sociedad, están juntos en los organismos de representación civil (el CEM en Madrid o la FEREDE en el Estado). Las diferencias hasta la fecha se han sobrellevado, al no entrar en ellas por caer fuera de la competencia de órganos de representación. Pero está claro que la homosexualidad es motivo suficiente para romper este principio de no intervención. Esto no es precisamente sorprendente para quienes conocen la homofobia de ciertas iglesias. Lo llamativo, más bien, ha sido la firmeza con la que en este caso han respondido las iglesias clásicas. No podemos menos que felicitarles y animarles a seguir firmes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Anglicana, Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , ,

Amenazan con expulsar del Consejo a la Iglesia Evangélica española por acompañar pastoralmente a las personas LGTB

Jueves, 31 de diciembre de 2015

iee1-300x180“Nuestro pecado es no apegarnos a la letra, sino al Espíritu de Jesús”

“Hemos perdido el miedo a los que tienen la Verdad presa en sus palacios invernales “

(Iglesia Evangélica Española).- En pleno Adviento, tiempo de esperanza y pórtico de la Navidad, la Iglesia Evangélica Española (IEE), una de la iglesias protestantes más antiguas de España, recibió un “regalo” en forma de carta. La carta la remitía el Consejo Evangélico de Madrid (CEM), y la firmaban Jesús Manzano y Manuel Cerezo, presidente y secretario respectivamente de esa institución

El “regalo” consistía en una invitación a nuestras comunidades locales madrileñas a retractarse de la Declaración de Mamré (publicada en mayo del presente año), ratificada por el último Sínodo de la Iglesia Evangélica Española. Una declaración donde el Sínodo de la IEE opta claramente por rechazar la homofobia en todas sus vertientes, acompañar pastoralmente a las personas LGTB y a sus familias, así como trabajar por su visibilización e integración en la iglesia. Pues bien, se les comunica que de no retractarse de lo expresado en dicho documento, se les abrirá un expediente de baja (expulsión) del Consejo Evangélico de Madrid.

La Iglesia Evangélica Española siempre se ha destacado por su respeto y defensa de la diversidad, la defensa de la libertad de conciencia, las libertades políticas, su diálogo con la sociedad contemporánea, atendiendo a su espíritu protestante. Nuestra iglesia se ha esforzado a través del tiempo en trabajar por construir un protestantismo unido, no en vano fue fundadora tanto de la Alianza Evangélica Española como de FEREDE, En aquellos tiempos, no tan lejanos, los protestantes españoles estábamos unidos en un profundo respeto a la diversidad teológica que nos era y es propia.

Hoy los tiempos han cambiado, y ¡cómo han cambiado! Hoy nuestras iglesias locales se ven amenazadas por aquellos que se llaman nuestros hermanos en Cristo (algunos de ellos fueron parte de nuestra iglesia en el pasado). Y se ven amenazadas por una institución como el CEM, que según reza su lema es “la casa común protestante”. Se les amenaza con la expulsión de “la casa común”. Nuestro pecado consiste en tomar partido a favor del ser humano, defender sus derechos dentro y fuera de las puertas de la iglesia (algo por otro lado, muy protestante). Nuestro pecado consiste en no estar apegados a la letra, sino al espíritu de las Escrituras, y haber perdido el miedo ante los que pretenden tener la Verdad (es decir a Jesús de Nazaret) presa en sus palacios invernales.

El pecado del CEM, de su Junta Directiva, es constituirse en un mal remedo de una conferencia episcopal plenipotenciaria sobre las convicciones y diversas identidades de sus iglesias miembro a expensas de los derechos-libertades que tanto el Evangelio como la misma Constitución española sanciona. La llamada “casa común protestante” está pisando sobre tierras movedizas, por un terreno muy delicado y peligroso.

¿Qué decir? Simplemente confesar que nuestra conciencia eclesial está presa de la Palabra de Dios. Dicho de otro modo, somos presos del mismo Cristo, de su forma de hacer y de su respeto por la dignidad del ser humano. Y no hay concilio, ni institución, ni dogma que esté por encima del Resucitado que sigue inspirando a su pueblo a través del Espíritu.

Vienen a nuestra memoria unas palabras del cantautor cubano Silvio Rodríguez tomadas de una de sus canciones que titula “El necio”:

Para no hacer de mi icono pedazos,
para salvarme entre únicos e impares,
para cederme un lugar en su parnaso,
para darme un rinconcito en sus altares.
Me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
me vienen a convidar a indefinirme
…/…

Y como iglesia decimos ¡no! Seguiremos actuando como siempre hemos vivido, defendiendo la dignidad del ser humano, y luchando por sus derechos a la manera de Jesús de Nazaret. Nunca hemos impuesto nada a nuestros hermanos y hermanas, y tampoco queremos que por su parte se nos imponga nada. Siempre hemos respetado, y seguiremos respetando sus opiniones, aunque no las compartamos. Ni más, ni menos.

Por ello, tanto el CEM como nosotros mismos deberemos atenernos a las consecuencias de su amenaza de expulsión. Y en este momento es conveniente recordar lo que nos enseñó Jesús: “Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar” (Lucas‬ 14:28-30‬). ‬‬ No es de gente sabia entrar en un jardín ajeno, y pensar que eso no será sin causar un profundo daño a la causa del Evangelio. Soli Deo Gloria

Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española
29 de diciembre de 2015

***

Sobre Iglesia Evangélica Española

La Iglesia Evangélica Española, fundada en 1869, es miembro del Consejo Mundial de Iglesias, de la Conferencia de Iglesias Europeas, de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas y del Consejo Mundial Metodista.

***

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , ,

“Ética Teológica y Homosexualidad”, por Juan Sánchez Núñez

Martes, 19 de mayo de 2015

portada1-212x300Los tres estudios sobre Ética teológica y homosexualidad que componen este documento son el resultado final de diversas sesiones de estudio llevadas a cabo en algunas iglesias de la IEE de Barcelona y de Madrid por Juan Sánchez Núñez, profesor de Ética teológica en la Facultad de teología SEUT; así como de dos Talleres Teológicos, uno en Alicante el 18 de octubre de 2014; y el otro en Barcelona el 28 de febrero de 2015.

“Los tres estudios que componen este documento están organizados como sigue:

Un primer estudio titulado Qué es la ética teológica, en el que, como trabajo previo a una valoración ético-teológica de la homosexualidad, presento las características específicas de la ética teológica, su carácter racional y su dimensión de fe.

Un segundo estudio titulado Cómo valorar hoy la homosexualidad, en el que, también como base sobre la que elaborar una valoración ético-teológica de la homosexualidad, presento las conclusiones a las que las ciencias modernas han llegado en su estudio de la homosexualidad.

Y en tercer y último lugar, el estudio titulado Ética bíblica y homosexualidad, en el que presento el modo en que los textos bíblicos abordan el tema de la homosexualidad, y su relevancia de cara a esa valoración ético-teológica actual que es el objetivo final de los tres estudios.

Ética teológica y homosexualidad

***

Sobre Iglesia Evangélica Española

La Iglesia Evangèlica Española, fundada en 1869, es miembro del Consejo Mundial de Iglesias, de la Conferencia de Iglesias Europeas, de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas y del Consejo Mundial Metodista.

Biblioteca, General, Iglesias Evangélicas , ,

Primera boda religiosa con validez civil desde la aprobación de la ley de matrimonio igualitario en Inglaterra y Gales.

Miércoles, 16 de abril de 2014

First-Gay-Church-W_2881806bUna nueva fecha que añadir a la pequeña historia del matrimonio igualitario. Si el 29 de marzo se celebraban por fin las primeras bodas civiles, este sábado 12 de abril tuvo lugar en Bournemouth la primera boda religiosa con validez civil desde que entró en vigor la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en Inglaterra y Gales. Las contrayentes fueron Jan Tipper y Barb Burden, una pareja de lesbianas que llevan 19 años de vida en común y que pertenecen a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, una iglesia inclusiva.

La Iglesia de la Comunidad Metropolitana es una iglesia protestante fundada en 1968 por el reverendo Troy Perry (un antiguo pastor baptista que fue expulsado por homosexual). Desde el principio se ha definido como una iglesia inclusiva y abierta a todas las personas con independencia de raza, sexo, identidad de género u orientación sexual. Desde sus orígenes se ha ido extendiendo desde Estados Unidos a otros lugares del mundo, y aunque no deja de ser una iglesia minoritaria su expansión es continua. De hecho está presente en España desde hace un par de años (hace ahora un mes nos hacíamos eco precisamente de la polémica que había generado un acto celebrado en Madrid con participación de dicha iglesia y de la Iglesia Evangélica de España).

_74220444_firstgaychurchwedding2En Reino Unido la Iglesia de la Comunidad Metropolitana se ha distinguido precisamente por ser una de las confesiones religiosas que de manera más activa ha luchado por la aprobación de una ley de matrimonio que permitiera a las iglesias que así lo desearan ser autorizadas a celebrar bodas entre personas del mismo sexo con validez civil, algo a lo que accedió el Gobierno británico salvo para la iglesia de Inglaterra y iglesia de Gales, ambas anglicanas. Otras confesiones que así lo pidieron son el movimiento unitario, el Movimiento por el Judaísmo Reformado, el Judaísmo Liberal, los cuáqueros (que llevan reclamando desde 2009 que el matrimonio religioso entre parejas del mismo sexo sea reconocido civilmente por el Reino Unido) o de la Federación Pagana británica.

imageVarios de estos grupos llegaron a reunirse en septiembre de 2011 en Edimburgo para solicitar al Gobierno escocés (que inició su proceso de aprobación del matrimonio igualitario antes que el Gobierno de Londres) que permitiera la celebración de estos matrimonios, considerando que su prohibición suponía una “importante intrusión” del estado en la libertad religiosa. De hecho, la ley escocesa de matrimonio igualitario mejora en este aspecto a la ley inglesa, en tanto que no establece blindaje religioso para ninguna iglesia: en Escocia todas las confesiones tendrán libertad para decidir si quieren permitir el matrimonio religioso igualitario, si bien ningún ministro de ninguna confesión podrá ser forzado a celebrarlo contra su voluntad.

¡Nuestra enhorabuena a las recién casadas!

Fuente Dosmanzanas

Budismo, Cristianismo (Iglesias), Cuáqueros, General, Historia LGTB, Iglesia Anglicana, Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesia Inclusiva, Iglesias Evangélicas, Islam, Judaísmo , , , , , , , , , , , , , , ,

Alianza Evangélica Española. Cenando con Satanás.

Martes, 25 de marzo de 2014

Padova pride Village 3Hemos leído en Homoprotestantes:

Felíz la Alianza Evangélica Española que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en reuniones con cristianos homosexuales como hace la Iglesia Evangélica Española, sino que se complace en la Ley del Señor y la medita de día y de noche.

Con estas palabras se podría resumir una parte de la última editorial de la Revista Protestante Digital con la que la Alianza Evangélica Española(AEE) intenta sacar del armario a la Iglesia Evangélica Española(IEE). “¡Os hemos pillado con las manos en la masa!”, o más bien, “os hemos pillado compartiendo la Mesa del Señor con un grupo de homosexuales en vuestra propia casa, en la Iglesia del Salvador de Madrid. Pecado, pecado y pecado”… Así lo dice la Biblia que la AEE medita día tras día y noche tras noche, aunque sólo les sirva para dar vueltas sobre lo mismo o justificar sus propias ignorancias. ¡Lo dice la Biblia! ¡Lo dice la Biblia!¡Y lo digo yo! Una vergüenza para el evangelio pillar a la IEE en esta situación tan comprometida, una vergüenza que no puede quedar así.

Los evangélicos salían un domingo de sus iglesias, y se sentaban junto al pueblo y les predicaban. Entonces la AEE trajo ante ellos a la IEE, sorprendida compartiendo la fe y el cuerpo del Señor con homosexuales, y poniéndola ante ellos les dijo:

Hermanos, esta Iglesia ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio, y la Ley de Moisés nos manda apedrear a tales iglesias, y si es posibles echarlas fuera de la FEREDE y del resto de instituciones evangélicas del país. ¿Qué hacemos? Ante un pecado tan grave como éste necesitamos voces autorizadas para hacerlo, y así dar ejemplo al mundo, cumplir la Ley, y justificar nuestra homofobia.

Con estas otras palabras se podría resumir muy bien lo que pretende la Editorial de Protestante Digital, es decir la AEE. En su contra hay que añadir que les ha faltado valentía para decirlo claramente, y aunque muy finos no son, y todos sabemos que cojean del pie ultra derecho, y que intelectual y teológicamente no son muy avanzados, la cosa ha quedado bastante clara. La IEE no es de las nuestras, esta iglesia centenaria que ha sido ejemplo de resistencia, de diálogo con los que la oprimían, que ha mostrado su fe y su entrega durante más de cien años, no sólo en las iglesias y en las revistas, sino en la sociedad; una iglesia que llevó el evangelio a muchos padres, abuelos y bisabuelos de los que ahora pretenden apedrearla… a esta iglesia, a la IEE, ya no la queremos, no es de las nuestras, no hace lo que nosotros hacemos y no dice lo que nosotros queremos que diga. Es una Iglesia que se ha salido del discurso oficial que defendemos a capa y espada. “¿Qué hacemos hermanos?¿La apedreamos? Nosotros tenemos aquí las piedras…. podéis ir cogiéndolas”.

Pero ¿a qué compararé a la AEE? Es semejante a los muchachos que escriben en las revistas y predican en los púlpitos: “Os avisamos de lo que teníais que hacer y no lo hicisteis, os dijimos que os echaríamos de nuestro Reino evangélico y no cambiasteis vuestra actitud inclusiva. Vinieron a vuestras comunidades mujeres y hombres homosexuales fuera del armario y os avisamos diciendo: ¡demonio tienen! Pero aún así, IEE no nos hicisteis caso, y por eso decimos de vosotros que sois una iglesia comedora y bebedora de vino, amiga de homosexuales y ecuménica”.

Unos pastores de la IEE acogiendo y tomando la Santa Cena en su iglesia junto a quienes están fuera de la Ley para la AEE. Menos la gente mal informada, todo el mundo sabe que la postura oficial de la IEE es la del no pronunciamiento y la de dejar pasar el tiempo, yo mismo he criticado esta posición duramente en más de una ocasión. Lo que eso significa es que hay unas personas y unas comunidades que tienen una postura de inclusión, en la práctica pero no de forma oficial, y otras de exclusión. Una manera de abordar la situación, la del dejar hacer sin posicionarse oficialmente, que en mi opinión es equivocada porque al final deja a la IEE nadando entre dos aguas, entre el conservadurismo y el progresismo. Es por eso que recibe críticas de ambos lados, la indefinición tiene un precio mucho más caro que la del pronunciamiento concreto. Para que éstas dos posturas pudiesen convivir dentro de la IEE tendrían que respetarse mutuamente, y por lo tanto se tendría que dejar que cada comunidad tomara la decisión que considere más ajustada al evangelio y a la realidad comunitaria que está viviendo de manera oficial y sin ambigüedades.

Pero incluso reafirmándome en lo que he dicho de la IEE una y mil veces si es necesario, eso no quita ni una coma a una verdad: que muchas comunidades de la IEE han tomado en la práctica una postura evangélica, es decir, se han sentado, han comido y bebido, con quienes pensaban en un principio que eran “pecadores”, los han escuchado, acogido como bien han podido y los ha hecho parte de su comunidad. Algunos gays y lesbianas cristianos podríamos decir muchas cosas de cómo podrían hacer eso mejor, pero sin lugar a dudas hemos visto en la IEE el ejemplo de Jesús. Personas que mayoritariamente no son ni gays ni lesbianas y que han recibido muchas críticas, presiones y zancadillas por defendernos y acogernos. Tendríamos que preguntarnos si nosotros como personas lgtb hemos hecho algo parecido por otras personas o causas que no nos pillan tan cerca.

En la España evangélica hay decenas de miles de cristianos y cristianas lgtb, se quiera o no aceptar es una realidad es innegable. Muchos de ellos forman parte de la AEE, de la FEREDE, de multitud de organizaciones, revistas, y de casi la totalidad de comunidades evangélicas. A todas esas personas les querría animar a seguir el ejemplo de algunas comunidades de la IEE, el ejemplo de Jesús. Me refiero a arriesgarse y ponerse del lado de la justicia y de la verdad. A todas esas personas que viven situaciones complicadas y que tienen miedo de perder su trabajo, sus amistades de toda la vida, o su familia, les diría que no podemos hacer que los demás nos saquen las castañas del fuego, que el evangelio exige en ocasiones dejar cosas, pero que todo aquello que perdamos por él, nos será devuelto algún día multiplicado por mil. Cuantas más voces se levanten para decir que la diversidad siempre ha formado parte de la Iglesia, cuánto menos estemos dispuestos a ceder en la dignidad que Dios nos ha dado, más evangélica será la iglesia de la que formamos parte. El seguimiento de Jesús no nos lleva a la heterosexualidad, sino a la verdad y al amor al prójimo.

En principio es más fácil seguir el modelo de la AEE: dejarse llevar por la Ley y las condenas. Esa es su baza, siempre ha sido esa, la del temor, la del fuego y las brasas. A día de hoy es más arriesgado tomar la Santa Cena en libertad, que hacerlo todos los domingos con Satanás. Pero también fue más difícil para Jesús comer con glotones y bebedores de vino, que si lo hubiera hecho agachando la cabeza ante los fariseos. La llamada del evangelio no se parece en nada a la propuesta de la AEE, huele demasiado a fuego y azufre, y demasiado poco a Jesús. Indudablemente tiene mucho más que ver con lo que ocurrió el 9 de Marzo en la Iglesia del Salvador de Madrid donde personas diversas se encontraron y reafirmaron al tomar el pan y el vino que lo que nos une a todas y todos no es la Ley, la orientación sexual, el género, o la iglesia a la que pertenecemos; sino el seguimiento de quién nos ha revelado a un Dios de amor. Algunos quieren mutilar el cuerpo de Cristo, pero esa actitud nada tiene que ver Cristo, se parece más bien a los maestros de la Ley que lo llevaron a la cruz.

Carlos Osma

Espiritualidad, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Homosexuales, el paradigma de la “maldad” al que se aferra la Alianza Evangélica.

Martes, 18 de marzo de 2014

62980_N_10-10-13-18-39-08Junta Directiva de la Alianza Evangélica Europea

Interesante artículo que publica el blog de la ICM “Pan de Vida” España:

Por su “interés” reproducimos a continuación el editorial que ha publicado con fecha 14 de marzo Protestante Digital. (Recomendamos leer los comentarios de las distintas noticias, no tienen desperdicio)

La IEE, una ‘iglesia inclusiva’ ¿Y los demás evangélicos?


Tras la noticia de la realización de un  acto eucarístico entre la IEE (Iglesia Evangélica Española, metodista-presbiteriana) con la ‘Iglesia gay’ por autonomasia, la Iglesia Comunidad Metropolitana (ICM)  en su rama en España, muchos lectores han pedido que debíamos de alguna forma definirnos más allá de la mera información, que como tal debe ser objetiva y no opinión.

Les confesamos que hemos querido dejar pasar tiempo sin opinar en este Editorial desde que se anunció el evento, hace más de una semana, a la espera de que opiniones públicas evangélicas de peso (denominaciones, líderes representativos, entidades interdenominacionales) se manifiesten.

Pero aún no lo han hecho.

Esto plantea sin duda un panorama desolador. O quienes deben dar un paso al frente están de acuerdo, pero no lo dicen. O están en desacuerdo pero callan. O no les importa demasiado lo que está ocurriendo. O están esperando a que sea otro el que de la cara. O el mecanismo de reacción es tan lento y lleno de contradicciones, que sólo unos pocos se animan a empujar para que se ponga en marcha y a costa de un enorme esfuerzo personal. Nos inclinamos por esta última opción como mayoritaria, sin negar que seguro hay quien está en alguna de las otras posibilidades.

Pero en cualquier caso, supone que en cuestiones importantes, y de enorme calado, no hay quien asuma responsabilidades y de un paso al frente de manera clara e inmediata para estar en la brecha.

Ya que nadie habla, sí queremos nosotros posicionarnos, porque es nuestro deber en conciencia. Algo además muy fácil. Simplemente nos reafirmamos con estos tres documentos que en su día compartimos:

– Un comunicado de la Alianza Evangélica Española (AEE) sobre “La homosexualidad: Ley y moral”

– Un artículo de X. Manuel Suárez (Vicepresidente de la AEE) sobre “Protestantes ante la homosexualidad”

– Y una declaración en la que La Alianza Evangélica pide a los protestantes españoles la defensa de la “Sola Scriptura”

Son de hace tiempo, pero ni la Palabra de Dios ha cambiado, ni nuestra postura, ni el posicionarnos cuando ha hecho falta.

En falta sí notamos el vacío de muchos que deberían estar construyendo la identidad evangélica en medio de la sociedad de nuestro tiempo; sea a favor del viento, desde el diálogo o a contracorriente. Aunque seguimos esperándoles.

 

Cronología de noticias en Protestante Digital:

05/03 Iglesia Metropolitana e IEE celebran el Día de la Mujer (Editada y sustituida por la del día 6)

06/03 Eucaristía de la IEE con la ‘Iglesia gay’ Metropolitana.

12/03 Santa Cena y La 6ª TV en acto de IEE e ‘Iglesia gay’ Metropolitana.

14/03 La IEE, una ‘iglesia inclusiva’ ¿Y los demás evangélicos?

Y para rematar la faena se suma al coro el medio ultracatólico Religión en Libertad.

14/03 Falsas «católicas» abortistas y activistas gays celebran juntos un culto protestante.

Homofobia/ Transfobia., Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesias Evangélicas , , , ,

Protestantes y católicos conservadores se revuelven contra un acto religioso inclusivo celebrado en Madrid.

Lunes, 17 de marzo de 2014

IMG-20140309-WA0000Fotografías del blog del Presbiterio de Madrid y Extremadura de la IEE.

Una celebración conjunta de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM) y de la Iglesia Evangélica de España (IEE) ha provocado cierto revuelo en el mundo protestante y por extensión en el catolicismo conservador. El acto consistió en una mesa redonda sobre la mujer y la religión, seguido de un oficio religioso copresidido por pastores de la ICM e IEE.

El domingo 9 de marzo se celebró en los locales de la IEE en la calle Noviciado (Madrid) una mesa redonda sobre “Mujer y religión. Espacio de liberación o de exclusión”. La mesa contó con la participación de Mujeres Cristianas Homosexuales Nueva Magdala, Católicas por el Derecho a Decidir, Redes Cristianas y el Área de Asuntos Religiosos de la FELGTB. Tras el debate tuvo lugar una celebración religiosa, la Santa Cena, que copresidieron Alejandro Medel y Margarita Sánchez de León, pastora de la ICM, y Alfredo Abad, de la IEE. Estuvieron también presentes las cámaras de La Sexta.

El hecho de que un acto así fuera organizado por la IEE ha conmocionado a una parte del mundo protestante español. Protestante Digital, un medio de comunicación evangélico de tendencia conservadora, se hizo eco con una noticia de tono meramente informativo, lo que por sí solo fue motivo para que les lanzaran críticas. El eco de esta publicación ha facilitado que medios católicos conservadores se recogieran también la noticia, en esta ocasión en un tono directamente descalificador.

Iglesias inclusivas en España

IMG-20140309-WA0001El revuelo organizado tiene sus razones. La IEE es una de las iglesias protestantes más importantes y con mayor solera de España. Su apoyo a las personas LGTB no es nueva. Ya en 2009 tomaron la resolución de abrirse a un modelo “inclusivo”. No obstante, la posición de la IEE es minoritaria dentro del conjunto de las iglesias evangélicas españolas, englobadas en la FEREDE (Federación Española de Entidades Religiosas Evangélicas). La divergencia entre la IEE y la mayor parte de iglesias evangélicas estriba en que la primera pertenece a las iglesias protestantes tradicionales, arraigadas directamente en la Reforma del siglo XVI, mientras que las iglesias evangélicas proceden en gran parte de la llamada “reforma radical” y de movimientos surgidos en los siglos XIX y XX que se caracterizan por una afirmación del literalismo bíblico.

En cuanto a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana (ICM), es una iglesia fundada en 1968 por el reverendo Troy Perry (antiguo pastor baptista, expulsado por homosexual). Desde el principio se ha definido como una iglesia inclusiva y abierta a todas las personas con independencia de raza, sexo u orientación sexual. Desde sus orígenes se ha ido extendiendo y desde hace dos años están presentes en España, bajo la dirección actual de Alejandro Medel. Actualmente se reúnen habitualmente en los locales de la IEE en la calle Noviciado, lo que da fe de que el apoyo de esta tradicional iglesia protestante está lejos de ser accidental.

Os dejamos con la grabación de la discusión que tuvo lugar el pasado domingo:

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesia de la Comunidad Metropolitana, Iglesia Inclusiva, Iglesia Metodista, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.