Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Iglesias luterana’

La Corte Suprema de Dinamarca falla a favor del matrimonio religioso entre personas del mismo sexo en el seno de su iglesia nacional

Lunes, 27 de marzo de 2017

folkekirken-logo-2012bandera-de-dinamarcaLa Corte Suprema de Dinamarca considera plenamente constitucional que la ley obligue a la Iglesia Luterana Evangélica, la iglesia nacional danesa, a celebrar matrimonios ente personas del mismo sexo. El fallo del alto tribunal danés consolida de esa forma la igualdad matrimonial en el más meridional de los países escandinavos.

Dinamarca fue el primer país del mundo en aprobar una ley de uniones para parejas del mismo sexo, allá por 1989. Sin embargo, la igualdad matrimonial no llegó hasta 2012. Sucesivos gobiernos de centro-derecha actuaron como freno, debido sobre todo a la influencia de los partidos más conservadores y de la derecha populista xenófoba (el Partido Popular Danés, que desde fuera del Gobierno lo sostuvo como tercera fuerza parlamentaria). Una influencia que no pudo evitar que en marzo de 2009 el Parlamento aprobara la adopción conjunta por parejas del mismo sexo, pero que sí frenó un primer intento de aprobar el matrimonio igualitario en 2010, y ello a pesar de que muchos diputados liberales que entonces apoyaban al Gobierno optaron por no estar presentes para no votar en contra.

Finalmente la realidad social de Dinamarca, que siempre ha estado entre los países con una mayor aceptación de las personas LGTB, acabó por imponerse, y la victoria del bloque de izquierda en las elecciones de 2011 allanó el camino. En marzo de 2012, el Parlamento danés aprobó por 85 votos a favor y 24 en contra una legislación matrimonial neutra respecto al sexo de los contrayentes, lo que abría el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Y aunque las elecciones de 2015 devolvieron la mayoría al bloque de derecha (a pesar de que los socialdemócratas, principal partido del bloque de izquierda, mejoró sus posiciones) ya nadie planteó una posible marcha atrás.

La reforma legal también incluía el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio en el seno de la Iglesia Luterana Evangélica de Dinamarca. La ley no obliga a ningún sacerdote a oficiar dichos matrimonios, pero sí establece que la Iglesia debe proporcionar uno que sí lo haga a las parejas que así lo soliciten. Esto es así porque la Iglesia Luterana Evangélica de Dinamarca, la mayor cofesión religiosa del país, conserva su carácter histórico de iglesia nacional o de Estado, siendo su Primado actualmente la reina Margarita II de Dinamarca, y Manu Sareen  el Ministro de Asuntos Eclesiásticos y, de hecho, la máxima autoridad es el Parlamento danés.

Se trata de la misma situación, por ejemplo, que la de Islandia, que aprobó su ley de matrimonio igualitario en 2010 y cuya iglesia lo celebra (aunque ha habido algunas quejas de discriminación, que en 2015 llevaron a la obispa de Islandia a aclarar que los ministros de su Iglesia no pueden negarse a aplicar la ley). La situación es distinta en el caso de las iglesias luteranas de Suecia o de Noruega, que ya han perdido oficialmente su carácter de “iglesia de Estado” y que de hecho han aprobado el matrimonio religioso igualitario en procesos independientes a los de sus Parlamentos nacionales (aunque con una diferencia importante: la iglesia sueca lo hizo casi inmediatamente después, en el año 2009, mientras que la noruega ha tardado casi nueve años).

Desafío de los ultraconservadores

Pese a todo, también en Dinamarca hay sectores ferozmente opuestos a la igualdad de derechos de las personas LGTB. Un grupo de 300 personas, miembros de la Iglesia Luterana Evangélica de Dinamarca, recurrieron ante el Tribunal Supremo la decisión del Parlamento danés, argumentando que suponía una violación de la libertad religiosa. El Tribunal Superior de Justicia danés falló en su contra el pasado mes de junio, pero el grupo homófobo recurrió ante la Corte Suprema, el más alto tribunal del país, que ejerce también las funciones de corte constitucional.

El fallo, hecho público este jueves, ha sido contundente: la decisión del Parlamento danés es acorde con el marco jurídico de la Iglesia Luterana Evangélica de Dinamarca y no atenta contra ninguna disposición constitucional referida a la libertad de religión o a la de conciencia. El matrimonio igualitario religioso sigue, pues, plenamente vigente.

Conviene precisar, en cualquier caso, que la sensibilidad contra el matrimonio igualitario en la iglesia luterana danesa es minoritaria. Ya en una prospección realizada en 2010, dos años antes de su aprobación, seis de cada diez obispos luteranos se mostraban a favor del matrimonio religioso entre personas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Inclusiva, Iglesia Luterana , , , , , , , , ,

La iglesia evangélica de Baden, en Alemania, aprueba el matrimonio igualitario

Martes, 26 de abril de 2016

regenbogenkreuz-600Poco a poco, la igualdad va llegando a la Iglesia Evangélica Alemana a través de las decisiones de las diferentes iglesias locales de las regiones históricas alemanas. Esta vez ha sido en Baden, cuyo Sínodo acaba de aprobar las bodas entre personas del mismo sexo. Con ella, ya son cuatro las iglesias locales de esta confesión protestante plenamente inclusivas.

El Sínodo local de la Iglesia Evangélica en Baden ha aprobado que las parejas del mismo sexo puedan ser bendecidas públicamente en una ceremonia religiosa de casamiento. Lo ha hecho por una amplia mayoría en su Asamblea de primavera en Bad Herrenalb, que comenzó el día 19 y se prolongó hasta el sábado 23. “Las parejas inscritas según la ley de uniones civiles pueden ser emplazadas bajo el mandamiento y la promesa de Dios”, afirma la resolución. Dicha celebración religiosa habrá de realizarse como la de una pareja heterosexual y deberá quedar registrada en los libros de la iglesia.

El Sínodo (según afirma, tras un intenso trabajo teológico) reconoce “el igual valor del amor entre personas de distinto e igual sexo, de su sexualidad y de sus compromisos de pareja, vividos responsablemente en presencia de Dios. Este reconocimiento debe encontrar expresión en el actuar de la iglesia”. Por otra parte, el Sínodo ha lamentado que “se haya infligido sufrimiento a las personas gais y lesbianas”.

Hasta el momento, la Iglesia Evangélica en Baden sólo había permitido las bendiciones privadas fuera de los templos. A partir de ahora, aquellas parejas que fueron bendecidas se podrán ver reconocidas en pie de igualdad con las parejas heterosexuales.

No obstante, esta decisión permite que los pastores puedan negarse individualmente a presidir estas celebraciones. En ese caso, la autoridad competente deberá designar a otra persona para que lleve a cabo el oficio: “a mi parecer, la decisión no debería llevar a rechazos; con todo, debe procurarse mantener una comunicación muy estrecha con quienes tienen otra opinión en este asunto”, ha afirmado el obispo de Baden. Se continúa así una práctica habitual en las iglesias que optan por la inclusividad: hacer gestos a quienes aún se oponen para que permanezcan en la iglesia; una actitud que, por cierto, no se da cuando las mayorías son en contra de la igualdad…

El avance hacia la igualdad en las iglesias protestantes

Con Baden, son ya cuatro las iglesias regionales de la Iglesia Evangélica Alemana que han aprobado las bodas de parejas del mismo sexo: la iglesia de Berlín-Brandenburgo lo aprobó hace dos semanas y anteriormente lo habían hecho las de Hessen-Nassau y Renania. Es cierto que la situación en este caso es peculiar: aunque estas iglesias equiparen los ritos entre parejas del mismo y distinto sexo, las parejas del mismo sexo siguen sin estar “casadas civilmente”: Alemania no permite todavía el matrimonio civil igualitario (aunque las parejas del mismo sexo sí pueden contraer una unión civil).

Fuera de Alemania, la Iglesia de Noruega aprobó el matrimonio igualitario también hace dos semanas, como recogíamos en esta página. Antes lo habían hecho la Iglesia de Suecia (cuyo Sínodo adoptó la histórica decisión en 2009) y la Iglesia de Dinamarca (que siguió los pasos de su hermana sueca en 2012, tras la aprobación del matrimonio igualitario en ese país).

En definitiva, un signo más de cómo parte del mundo protestante camina decidido hacia la igualdad e inclusión (en particular, las iglesias más “clásicas”, aquellas entroncadas directamente con la Reforma, muy distintas de otras iglesias de origen más reciente y carácter fundamentalista). En España también se presenta este contraste: baste recordar que la Iglesia Evangélica Española apostó por la inclusividad y recibió recibió por ello el ultimátum de la Federación Española de Entidades Evangélicas y del Consejo Evangélico de Madrid. Afortunadamente, permaneció firme, siguiendo una línea cada vez más decidida entre las iglesias protestantes tradicionales.

Este avance en parte del mundo protestante contrasta claramente con la Iglesia católica, donde no hay cambio doctrinal alguno y sólo hay margen para interpretaciones “flexibles” de ciertas declaraciones del papa para realizar acciones pastorales más osadas, tal y como indicábamos hace unos días con motivo de la exhortación papal La alegría del amor.

Fuente Dosmanzanas

Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , ,

El obispo católico alemán Franz-Josef Bode, a favor de bendecir a las parejas del mismo sexo

Lunes, 28 de septiembre de 2015

01-mep-bischof-bode-firmt_full_1No se dan cuenta de que, aunque sea un tímido paso que agradecemos, ya llegan tarde y es insuficiente. Sepan ustedes, señores obispos, que nuestros matrimonios y nuestras familias no son de segunda clase, y no nos vamos a conformar con una bendición a escondidas y por la puerta de atrás…

Significativa noticia la que nos llega desde Alemania, donde un obispo católico se ha mostrado a favor de bendecir a las parejas del mismo sexo unidas en una relación estable, aunque de forma privada y no en una ceremonia pública.  Pobre postura si se la compara con la evolución de otras iglesias cristianas, que ya admiten el matrimonio religioso entre parejas del mismo sexo, pero que muestra también la aparición de minúsculas grietas en el hasta ahora rocoso monolitismo de la jeraquía católica en esta materia.

Se trata de Franz-Josef Bode, obispo de la diócesis de Osnabrück, fronteriza con los Países Bajos. En palabras suyas, tomadas de la entrevista misma en la que hizo las declaraciones: “el Catecismo deja claro que no debemos discriminar a estas personas. Como con otras que conviven antes del matrimonio, se trata de reconocer en ellas sus fortalezas y no sólo sus debilidades y déficits. Las uniones civiles, sin embargo, no han de equipararse con el matrimonio (…) La iglesia puede ayudar a las uniones civiles dialogando con ellas, acompañándolas positivamente y permaneciendo a su lado. No obstante, se les puede acompañar en su camino con una oración y una forma privada de bendición”.

Al hablar de la necesidad de señalar las “fortalezas” y no solo las “carencias” de las relaciones entre personas del mismo sexo, Bode recurre al mismo lenguaje alambicado que los miembros más aperturistas de la jerarquía católica utilizan cuando apuntan a reconocer lo que “hay de bien” en estas parejas pese a que el magisterio de la Iglesia las rechace de plano. El obispo alemán plantea por lo demás la posibilidad de una “bendición” de estas parejas, pero no en el contexto de una ceremonia pública sino reducida a un acompañamiento y apoyo privado. Un posicionamiento que, pacato si se compara con la evolución de otras iglesias, en el contexto de la iglesia católica romana puede considerarse incluso audaz.

Las declaraciones de Bode tienen lugar en el contexto de los movimientos que están teniendo lugar con motivo del Sínodo extraordinario sobre la Familia, al que hemos hecho referencia en entradas anteriores, y cuyo gran punto de discusión sigue siendo la comunión de los divorciados que han vuelto a contraer matrimonio civil. La cuestión LGTB permanece sin embargo en un segundo plano, y algunos miembros de la jerarquía, sobre todo del ámbito germánico, han hecho algunos gestos. En este sentido, el Fórum Europeo de Grupos Cristianos LGTB (federación europea interconfesional) ha editado un libro de testimonios que piensa difundir entre los prelados, And God saw that it was all very good (“Y vio Dios que todo era muy bueno”). Desde el punto de vista de resultados concretos, no obstante, no cabe albergar esperanzas de cambios sustanciales.

Iglesias cristianas que ya admiten el matrimonio igualitario

Tímidos debates en el seno de la Iglesia católica que contrastan con lo que está sucediendo en otras iglesias cristianas. Hace pocos días recogíamos la que era primera boda gay en los cuarteles generales de la Iglesia presbiteriana, una de las confesiones cristianas más importantes de los Estados Unidos, que hace pocos meses aprobaba el matrimonio religioso entre personas del mismo sexo por una mayoría clara de los presbiterios del país.

La Iglesia presbiteriana se sumaba así a otras confesiones cristianas que aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo, como la Iglesia Unida de Cristo (United Church of Christ), algunas corrientes cuáqueras (a imitación de sus correligionarios del Reino Unido) o la también muy importante Iglesia episcopaliana (la rama estadounidense de los anglicanos, que en 2009 autorizó la bendición de los matrimonios entre personas del mismo sexo y que este mismo año ha aprobado por fin el matrimonio).

Confesiones que se unen además a otras importantes iglesias cristianas fuera de Estados Unidos, como la Iglesia Luterana de Suecia (que aprobó ya en 2009 el matrimonio religioso igualitario) o la Iglesia Luterana de Dinamarca (que lo permite desde 2012).

Fuente Dosmanzanas

Cuáqueros, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Presbiteriana , , , , , , , , , , , , , ,

Culminado el proceso parlamentario, ya es definitivo: Finlandia ha aprobado el matrimonio igualitario

Domingo, 14 de diciembre de 2014

2001-Finland-flag-157145026Ya es definitivo. Dos semanas después de que el Parlamento de Finlandia diera por fin su visto bueno a una iniciativa legislativa popular que buscaba legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, el proceso legislativo se ha completado. Por 101 votos  a favor, 90 votos en contra, 1 abstención y con 7 ausentes, la cámara ha aprobado en segunda lectura la ley, que entrará en vigor el 1 de marzo de 2017.

Pese al triunfo de la iniciativa legislativa popular hace ahora dos semanas, la aprobación definitiva de la ley quedaba pendiente de que se completase el proceso de tramitación parlamentaria. El miércoles de la pasada semana la Gran Comisión daba su visto bueno al proyecto, ya perfilado, por 17 votos a 8, dejando el camino despejado. El asunto queda por tanto resuelto antes del final de la legislatura (las próximas elecciones generales tendrán lugar en abril), y según ha manifestado Juha Sipilä, líder del Partido del Centro y es posible que próximo primer ministro (su partido se encuentra muy bien posicionado en las encuestas de intención de voto) si de él depende lo ya aprobado será respetado en la próxima legislatura.

Muy lejos queda ya el resultado de la votación en el Comité de Asuntos Legales del Parlamento hace ahora año y medio, que rechazaba, por 9 votos en contra frente a 8 a favor, admitir a trámite una propuesta de matrimonio igualitario presentada, entre otros, por el entonces ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior y actual primer ministro Alexander Stubb (Coalición Nacional). La frustración generada entonces fue precisamente la que dio alas a los activistas de Tahdon2013, que promovieron una iniciativa legislativa popular que en solo un día consiguió las 50.000 firmas necesarias (posteriormente el número creció hasta las más de 166.000 adhesiones, convirtiéndose en la iniciativa legislativa ciudadana más exitosa de las que han tenido lugar hasta la fecha en Finlandia). Aún así, la propuesta ha recibido en este tiempo dos nuevas negativas en comisión, pero los opositores no han podido evitar que finalmente llegase al pleno y que este se pronunciara a favor.

Curiosamente, la aprobación en segunda lectura apenas si ha causado reacciones en Finlandia. El voto decisivo, que inclinó definitivamente la balanza, fue el que se produjo hace dos semanas. Fue entonces cuando se produjeron todo tipo de reacciones, incluyendo la muy positiva por parte de Kari Mäkinen, arzobispo de Turku y máxima figura de la iglesia luterana finlandesa (no es una sorpresa: ya desde el principio del proceso de discusión del matrimonio igualitario en Finlandia Mäkinen se ha posicionado a favor). “Sé lo mucho que este día significa para la comunidad arcoíris, para sus seres queridos y para muchas otras personas. Me regocijo de todo corazón por ellos y con ellos”, escribía en Facebook.

Un posicionamiento que desencadenaba un gran número de apostasías, si bien hay que matizar que con anterioridad se habían producido olas previas de apostasía precisamente en sentido contrario, cuando desde la misma iglesia o sectores cercanos a ella se hacían declaraciones o se promovían campañas homófobas.

Un proceso que ha estado condicionado por la situación política

El gran obstáculo para la aprobación del matrimonio igualitario en Finlandia a lo largo de los últimos años no ha sido la oposición social (las encuestas le dan un apoyo mayoritario) sino el complicado equilibrio político de una coalición de gobierno formada inicialmente por cinco partidos de centroderecha y centroizquierda, y que en septiembre perdía el apoyo de una de las fuerzas, los Verdes. Enfrente, la oposición de la extrema derecha (los Verdaderos Fineses) y del Partido del Centro, también escorado a la derecha, que finalmente ha votado dividido.

Un importante punto de inflexión se produjo en octubre, cuando la líder de los Demócratas Cristianos, que forman parte de la coalición de gobierno pero se oponen frontalmente al matrimonio igualitario, anunciaba que aunque este se aprobara a través de una iniciativa legislativa popular ello no supondría su abandono de la coalición de gobierno. Y lo que ha contribuido también es la determinación del primer ministro, Alexander Stubb, que parece haber influido en que la mayoría de los diputados de Coalición Nacional se hayan posicionado finalmente a favor.

En marzo de 2017

La ley no estará vigente hasta el 1 marzo de 2017. Eso sí, antes del 31 de diciembre de 2015 toda la legislación finlandesa que pueda verse directa o indirectamente afectada por el cambio deberá haber sido actualizada. En ese momento, Finlandia se convertirá en el último de los países de la Europa nórdica en acabar con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio civil (aprobado en 2008 en Noruega, en 2009 en Suecia, en 2010 en Islandia y en 2012 en Dinamarca).

Mientras tanto, las parejas del mismo sexo finlandesas podrán seguir acogiéndose a su ley de uniones civiles, vigente desde 2002, que les concede derechos similares a los de los matrimonios heterosexuales excepto la adopción conjunta (desde 2009 sí que es posible la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos del otro).

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , ,

Tras el primer voto favorable el pasado viernes, el matrimonio igualitario en Finlandia acelera su tramitación parlamentaria

Viernes, 5 de diciembre de 2014

FINLAND-RIGHTS-GAY-MARRIAGESolo cinco días ha tardado la Gran Comisión del Parlamento de Finlandia en concretar el proyecto de ley de matrimonio igualitario tras el voto favorable del pleno, el pasado viernes, a una iniciativa legislativa popular en ese sentido. La apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo ha recibido en esta ocasión el apoyo de 17 diputados y el voto desfavorable de 8, lo que aumenta considerablemente el margen a favor respecto a la primera votación plenaria. Todo parece indicar que el segundo y definitivo voto será inminente. Eso sí, la ley no estará vigente hasta 2017.

Lo explicábamos en nuestra anterior entrada: pese al triunfo de la iniciativa legislativa popular el pasado viernes, la aprobación definitiva de la ley quedaba pendiente de que se completase el proceso de tramitación parlamentaria. Pero una vez que las grandes resistencias han sido vencidas todo se ha acelerado a una velocidad de vértigo, y este miércoles la Gran Comisión daba su visto bueno al proyecto por 17 votos a 8. Han votado a favor 5 diputados de Coalición Nacional (centro-derecha), los 6 socialdemócratas, 3 del Partido del Centro (centro-derecha), 1 de la Alianza de la Izquierda, 1 de los verdes  y 1 de la minoría sueca.

Han votado en contra 4 del Partido de los Verdaderos Fineses, 2 del Partido del Centro, 1 de Coalición Nacional y 1 cristianodemócrata. Quizá lo más significativo, respecto a la votación anterior, es el movimiento que parece estar produciéndose en el Partido del Centro que en la Gran Comisión ha aportado más votos favorables que contrarios (al revés de lo que sucedía el viernes).

De hecho, y esto resulta muy importante, Juha Sipilä, líder del Partido del Centro y quien sabe si próximo primer ministro (su partido se encuentra muy bien posicionado en las encuestas de intención de voto de las próximas elecciones generales, que tendrán lugar en abril) ya ha manifestado que por su parte lo que ahora se apruebe en relación al matrimonio igualitario será respetado en la próxima legislatura.

Muy lejos queda ya el resultado de la votación en el Comité de Asuntos Legales del Parlamento hace ahora año y medio, que rechazaba, por 9 votos en contra frente a 8 a favor, admitir a trámite una propuesta de matrimonio igualitario presentada, entre otros, por el entonces ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior y actual primer ministro Alexander Stubb (Coalición Nacional). La frustración generada por aquel revés dio alas a los activistas de Tahdon2013, que promovieron una iniciativa legislativa popular que en solo un día consiguió las 50.000 firmas necesarias (posteriormente el número creció hasta las más de 166.000 adhesiones, convirtiéndose en la iniciativa legislativa ciudadana más exitosa de las que han tenido lugar hasta la fecha en Finlandia). Aún así, la propuesta ha recibido en este tiempo dos nuevas negativas en comisión, pero los opositores no han podido evitar que llegase al pleno y, en una jornada histórica, consiguiera el pasado viernes una mayoría de 105 votos frente a 92.

Un proceso condicionado por la situación política

El gran obstáculo para la aprobación del matrimonio igualitario en Finlandia a lo largo de los últimos años no ha sido la oposición social (las encuestas le dan un apoyo mayoritario) sino el complicado equilibrio político de una coalición de gobierno formada inicialmente por cinco partidos de centroderecha y centroizquierda, y que en septiembre perdía el apoyo de una de las fuerzas, los Verdes. Enfrente, la oposición de la extrema derecha (los Verdaderos Fineses) y del Partido del Centro, también escorado a la derecha.

Un importante punto de inflexión se produjo en octubre, cuando la líder de los Demócratas Cristianos, que forman parte de la coalición de gobierno pero se oponen frontalmente al matrimonio igualitario, anunciaba que aunque este se aprobara a través de una iniciativa legislativa popular ello no supondría su abandono de la coalición de gobierno. Y lo que ha contribuido también es la determinación del primer ministro, Alexander Stubb, que parece haber influido en que la mayoría de los diputados de Coalición Nacional se hayan posicionado finalmente a favor.

En marzo de 2017

Eso sí, la ley que posiblemente se apruebe definitivamente en próximos días (el primero de ellos en los que podría suceder es este mismo viernes) no estará plenamente vigente hasta el 1 marzo de 2017. Antes del 31 de diciembre de 2015, por otra parte, toda la legislación finlandesa que pueda verse directa o indirectamente afectada por el cambio deberá haber sido actualizada. El proyecto puede consultarse aquí, en finés, o aquí, en sueco (el estado finlandés es oficialmente bilingüe, pese a que apenas algo más del 5 % de la población tiene el sueco como lengua materna).

Mientras tanto, las parejas del mismo sexo finlandesas podrán seguir acogiéndose a su ley de uniones civiles, vigente desde 2002, que les concede derechos similares a los de los matrimonios heterosexuales excepto la adopción conjunta (desde 2009 sí que es posible la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos del otro).

Baile de apostasías en la iglesia luterana

lutheran-finNo podemos terminar esta entrada sin hacer alusión al gran número de apostasías que la iglesia luterana de Finlandia está registrando después de que Kari Mäkinen, arzobispo de Turku y máxima figura de la iglesia luterana finlandesa, mostrara de forma rotunda su apoyo al matrimonio igualitario (recordamos sus palabras en Facebook: “Sé lo mucho que este día significa para la comunidad arcoíris, para sus seres queridos y para muchas otras personas. Me regocijo de todo corazón por ellos y con ellos”).

Una noticia que por cierto ha sido recogida profusamente por medios tanto LGTB y generalistas de medio mundo… Nada que ver con la escasa difusión mediática alcanzada por olas previas de apostasía en sentido contrario, cuando desde la misma iglesia o sectores cercanos a ella se hacían declaraciones o se promovían campañas homófobas. Y es que la posición de los fieles luteranos finlandeses es mucho más diversa de lo que algunos parecen empeñados en transmitir…

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Iglesia Luterana , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.