Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Partido Popular Sueco’

«No nos reconocían como una verdadera familia»: la nueva primera ministra finlandesa, Sanna Marin, creció en una familia homoparental

Viernes, 27 de diciembre de 2019

Sanna-Marin-finlandiaLa toma de posesión de Sanna Marin como primera ministra de Finlandia ha generado un importante interés mediático. A sus 34 años, la socialdemócrata se ha convertido en la persona más joven del mundo en la jefatura de un Gobierno, formado por una coalición de cinco partidos liderados por mujeres. Marin creció en una familia homoparental, en un periodo y un entorno en los que la aceptación social de su realidad familiar era inferior a la actual. Una vivencia que la ha convertido en una firme defensora de los derechos LGTBI.

Apenas seis meses después de asumir el cargo, el primer ministro socialdemócrata Antti Rinne dimitía la semana pasada tras perder el apoyo del Partido del Centro, disconforme con su gestión de una huelga del servicio postal. La sucedió el martes pasado la hasta entonces ministra de Transportes y Comunicación, Sanna Marin, al frente de la coalición de cinco partidos que incluye, además de los socialdemócratas y los centristas, la Liga Verde, la Alianza de Izquierdas y la minoría sueca. Todos estas formaciones tienen al frente a mujeres, y solo el Partido Popular Sueco tiene una líder mayor de 35 años.

Marin, de hecho, se ha convertido a sus 34 años en la persona más joven actualmente a cargo de una jefatura de Gobierno, a la espera de la probable próxima toma de posesión de Sebastian Kurz en su segundo mandato al frente de la cancillería austriaca. La primera ministra finlandesa procede de una familia con pocos recursos y homoparental: su madre se divorció de su padre, alcohólico, cuando ella era muy pequeña, se instaló con su nueva pareja de su mismo sexo y entre ambas criaron a Marin.

La realidad familiar de la líder finlandesa la marcó, según afirmó en una entrevista en 2015. «Crecí en una familia arcoíris antes de que existiera siquiera esa expresión», declaró. «El silencio era lo más duro. No se nos reconocía como una verdadera familia o como equivalentes a las demás», recuerda sobre su infancia, a lo que añade que siempre contó con el apoyo de su madre. Marin se financió sus estudios con su trabajo y se graduó en Ciencias de la Administración hace dos años. Fue la primera persona de su familia que asistió a la universidad.

Las vivencias como hija de un hogar homoparental también han forjado una firme convicción en pro de los derechos LGTB. El año pasado, la entonces diputada socialdemócrata participaba con su hija de pocos meses de edad en la marcha del Orgullo de Helsinki. Marin está considerada militante del ala más izquierdista del partido y tiene previsto desarrollar una agenda destinada a «recuperar la confianza» del electorado y frenar el crecimiento de la extrema derecha. Los Verdaderos Finlandeses se quedaron a apenas unas décimas de alzarse con la victoria en las elecciones del pasado mes de abril.

«Para mí, los derechos humanos y la igualdad de la gente nunca han sido una cuestión de opinión sino la base de mi concepción moral», afirma Marin en su página web. Estaremos pendientes de cómo se trasladan estas convicciones a la acción de Gobierno en Finlandia, que suele arrastrar cierto retraso en el reconocimiento de la igualdad LGTB en comparación con sus vecinos nórdicos. Países con los que comparte el auge de una extrema derecha que, como en Noruega pero a diferencia de Suecia, ya se ha sentado en el Consejo de Ministros.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Tras el primer voto favorable el pasado viernes, el matrimonio igualitario en Finlandia acelera su tramitación parlamentaria

Viernes, 5 de diciembre de 2014

FINLAND-RIGHTS-GAY-MARRIAGESolo cinco días ha tardado la Gran Comisión del Parlamento de Finlandia en concretar el proyecto de ley de matrimonio igualitario tras el voto favorable del pleno, el pasado viernes, a una iniciativa legislativa popular en ese sentido. La apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo ha recibido en esta ocasión el apoyo de 17 diputados y el voto desfavorable de 8, lo que aumenta considerablemente el margen a favor respecto a la primera votación plenaria. Todo parece indicar que el segundo y definitivo voto será inminente. Eso sí, la ley no estará vigente hasta 2017.

Lo explicábamos en nuestra anterior entrada: pese al triunfo de la iniciativa legislativa popular el pasado viernes, la aprobación definitiva de la ley quedaba pendiente de que se completase el proceso de tramitación parlamentaria. Pero una vez que las grandes resistencias han sido vencidas todo se ha acelerado a una velocidad de vértigo, y este miércoles la Gran Comisión daba su visto bueno al proyecto por 17 votos a 8. Han votado a favor 5 diputados de Coalición Nacional (centro-derecha), los 6 socialdemócratas, 3 del Partido del Centro (centro-derecha), 1 de la Alianza de la Izquierda, 1 de los verdes  y 1 de la minoría sueca.

Han votado en contra 4 del Partido de los Verdaderos Fineses, 2 del Partido del Centro, 1 de Coalición Nacional y 1 cristianodemócrata. Quizá lo más significativo, respecto a la votación anterior, es el movimiento que parece estar produciéndose en el Partido del Centro que en la Gran Comisión ha aportado más votos favorables que contrarios (al revés de lo que sucedía el viernes).

De hecho, y esto resulta muy importante, Juha Sipilä, líder del Partido del Centro y quien sabe si próximo primer ministro (su partido se encuentra muy bien posicionado en las encuestas de intención de voto de las próximas elecciones generales, que tendrán lugar en abril) ya ha manifestado que por su parte lo que ahora se apruebe en relación al matrimonio igualitario será respetado en la próxima legislatura.

Muy lejos queda ya el resultado de la votación en el Comité de Asuntos Legales del Parlamento hace ahora año y medio, que rechazaba, por 9 votos en contra frente a 8 a favor, admitir a trámite una propuesta de matrimonio igualitario presentada, entre otros, por el entonces ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior y actual primer ministro Alexander Stubb (Coalición Nacional). La frustración generada por aquel revés dio alas a los activistas de Tahdon2013, que promovieron una iniciativa legislativa popular que en solo un día consiguió las 50.000 firmas necesarias (posteriormente el número creció hasta las más de 166.000 adhesiones, convirtiéndose en la iniciativa legislativa ciudadana más exitosa de las que han tenido lugar hasta la fecha en Finlandia). Aún así, la propuesta ha recibido en este tiempo dos nuevas negativas en comisión, pero los opositores no han podido evitar que llegase al pleno y, en una jornada histórica, consiguiera el pasado viernes una mayoría de 105 votos frente a 92.

Un proceso condicionado por la situación política

El gran obstáculo para la aprobación del matrimonio igualitario en Finlandia a lo largo de los últimos años no ha sido la oposición social (las encuestas le dan un apoyo mayoritario) sino el complicado equilibrio político de una coalición de gobierno formada inicialmente por cinco partidos de centroderecha y centroizquierda, y que en septiembre perdía el apoyo de una de las fuerzas, los Verdes. Enfrente, la oposición de la extrema derecha (los Verdaderos Fineses) y del Partido del Centro, también escorado a la derecha.

Un importante punto de inflexión se produjo en octubre, cuando la líder de los Demócratas Cristianos, que forman parte de la coalición de gobierno pero se oponen frontalmente al matrimonio igualitario, anunciaba que aunque este se aprobara a través de una iniciativa legislativa popular ello no supondría su abandono de la coalición de gobierno. Y lo que ha contribuido también es la determinación del primer ministro, Alexander Stubb, que parece haber influido en que la mayoría de los diputados de Coalición Nacional se hayan posicionado finalmente a favor.

En marzo de 2017

Eso sí, la ley que posiblemente se apruebe definitivamente en próximos días (el primero de ellos en los que podría suceder es este mismo viernes) no estará plenamente vigente hasta el 1 marzo de 2017. Antes del 31 de diciembre de 2015, por otra parte, toda la legislación finlandesa que pueda verse directa o indirectamente afectada por el cambio deberá haber sido actualizada. El proyecto puede consultarse aquí, en finés, o aquí, en sueco (el estado finlandés es oficialmente bilingüe, pese a que apenas algo más del 5 % de la población tiene el sueco como lengua materna).

Mientras tanto, las parejas del mismo sexo finlandesas podrán seguir acogiéndose a su ley de uniones civiles, vigente desde 2002, que les concede derechos similares a los de los matrimonios heterosexuales excepto la adopción conjunta (desde 2009 sí que es posible la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos del otro).

Baile de apostasías en la iglesia luterana

lutheran-finNo podemos terminar esta entrada sin hacer alusión al gran número de apostasías que la iglesia luterana de Finlandia está registrando después de que Kari Mäkinen, arzobispo de Turku y máxima figura de la iglesia luterana finlandesa, mostrara de forma rotunda su apoyo al matrimonio igualitario (recordamos sus palabras en Facebook: “Sé lo mucho que este día significa para la comunidad arcoíris, para sus seres queridos y para muchas otras personas. Me regocijo de todo corazón por ellos y con ellos”).

Una noticia que por cierto ha sido recogida profusamente por medios tanto LGTB y generalistas de medio mundo… Nada que ver con la escasa difusión mediática alcanzada por olas previas de apostasía en sentido contrario, cuando desde la misma iglesia o sectores cercanos a ella se hacían declaraciones o se promovían campañas homófobas. Y es que la posición de los fieles luteranos finlandeses es mucho más diversa de lo que algunos parecen empeñados en transmitir…

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Iglesia Luterana , , , , , , , , , , , , , , ,

El Parlamento de Finlandia da su apoyo a una iniciativa legislativa popular a favor del matrimonio igualitario

Domingo, 30 de noviembre de 2014

2001-Finland-flag-157145026Ampliamos la noticia que publicábamos ayer, con este completo artículo de Dosmanzanas:

El pleno del Parlamento de Finlandia se ha pronunciado este viernes, 28 de noviembre, a favor de una iniciativa legislativa popular que pedía la aprobación del matrimonio igualitario por 105 votos frente a 92. Siendo estrictos, la aprobación definitiva sigue pendiente de que se complete el proceso de tramitación parlamentaria, pero a nadie se le oculta que el resultado de la votación (más amplio de lo previsto hace solo unos días) hace ya muy complicado que en el plazo de poco más de un año las parejas del mismo sexo no puedan contraer matrimonio en el último de los países de la Europa nórdica que aún se resistía.

En dosmanzanas hemos seguido con cierto detalle el proceso finlandés, que podemos situar hace aproximadamente un año y medio, cuando el Comité de Asuntos Legales del Parlamento rechazaba, por 9 votos en contra frente a 8 a favor, admitir a trámite una proposición de ley presentada, entre otros, por el entonces ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior (y actual primer ministro, por cierto), Alexander Stubb. Un rechazo entendible solo en el peculiar contexto de Finlandia, donde las encuestas dan un sólido apoyo social al matrimonio igualitario pero donde también el surgimiento hace pocos años de una potente extrema derecha (el Partido de los Verdaderos Finlandeses) condiciona la vida política de un país con una gran diversidad de partidos políticos que están obligados a pactar a la hora de llegar a acuerdos de gobierno.

La frustración generada por aquel revés dio sin embargo alas a los activistas de Tahdon2013, que se propusieron promover el matrimonio igualitario a través de una iniciativa legislativa popular. En solo un día consiguieron las 50.000 firmas necesarias para ser tomados en consideración. Posteriormente el número creció hasta las más de 166.000 adhesiones, convirtiéndose en la iniciativa legislativa ciudadana más exitosa de las que han tenido lugar (este procedimiento es relativamente nuevo en Finlandia, se aprobó en 2012). Presentada en el Parlamento el 13 de diciembre, su discusión llegó a la comisión correspondiente el pasado mes de febrero. Semanas más tarde, la Comisión de Asuntos Legales volvió a rechazarla. Pero ya entonces adelantábamos que existía aún la posibilidad de que en el periodo de sesiones de otoño el pleno de la cámara levantara este veto.

No ha sido fácil. De hecho, el pasado 20 de noviembre el Comité de Asuntos Legales volvía a recomendar que no se aprobase la medida por 9 votos contra 8, aunque ya entonces se hacía evidente que resultaría complicado mantener ese resultado negativo en el pleno. A lo largo de esta semana el recuento de diputados a favor y en contra ha venido oscilando, aunque siempre con una ligera ventaja a favor del matrimonio igualitario. Finalmente los pronósticos de los últimos días se han cumplido y de hecho la diferencia de 13 votos, aunque puede parecer pequeña, es superior a la esperada.

Un proceso condicionado por la situación política

El gran obstáculo para la aprobación del matrimonio igualitario en Finlandia, reiteramos, no era la oposición social, sino el complicado equilibrio político de una coalición de gobierno formada inicialmente por cinco partidos de centroderecha y centroizquierda, y que en septiembre perdía el apoyo de una de las fuerzas, los Verdes. Un importante punto de inflexión se produjo de hecho en octubre, cuando la líder de los Demócratas Cristianos, que forman parte de la coalición de gobierno pero se oponen claramente al matrimonio igualitario, anunciaba que aunque este se aprobara a través de una iniciativa legislativa popular ello no supondría su abandono de la coalición de gobierno.

Lo que posiblemente ha contribuido también de una forma muy determinante es la posición favorable del primer ministro, Alexander Stubb, que se ha declarado “verdaderamente feliz” por el resultado, una posición que sin duda ha influido en que la mayoría de los diputados de su partido (Coalición Nacional) se posicionaran a favor.

La votación

Una prueba de lo complicado del proceso es lo dividido del voto, incluso en el seno de los mismos partidos. Comenzamos por los partidos que apoyan (o han apoyado) al actual gobierno:

  • Entre los diputados de Coalición Nacional (centro-derecha), 28 han votado a favor (entre ellos el primer ministro) y 16 en contra.
  • Entre los diputados del Partido Socialdemócrata, 37 han votado a favor, 2 en contra y 2 estuvieron ausentes.
  • Entre los diputados del Partido Popular Sueco (el partido de la minoría suecoparlante), 9 han votado a favor y 1 en contra.
  • Los 6 diputados cristianodemócratas han votado en contra.
  • Los 10 diputados verdes (que desde septiembre forman parte de la oposición) han votado a favor.

Vamos ahora con los partidos de la oposición:

  • Entre los diputados del Partido de los Verdaderos Fineses (que recientemente ha modificado su nombre para quitar el adjetivo “verdaderos”), 36 diputados han votado en contra y 1 (Arja Juvonen) ha votado sorprendentemente a favor.
  • Entre los diputados del Partido del Centro (centro-derecha), 30 han votado en contra y 6 a favor.
  • Los 12 diputados de la Alianza de la Izquierda han votado a favor.

Quedan por ultimo tres diputados escindidos de los partidos por los cuales se presentaron a las elecciones. Dos de ellos, procedentes de la Alianza de la Izquierda, han votado a favor. El tercero, escindido de los Verdaderos Fineses, ha votado en contra.

“Regocijo” del cabeza de la iglesia luterana

mäkinenAdemás del primer ministro, otro líder que se ha mostrado muy feliz por la aprobación de la iniciativa legislativa popular es Kari Mäkinen, arzobispo de Turku y máxima figura de la iglesia luterana finlandesa. No es una sorpresa: ya desde el principio del proceso de discusión del matrimonio igualitario en Finlandia Mäkinen se ha posicionado a favor. “Sé lo mucho que este día significa para la comunidad arcoíris, para sus seres queridos y para muchas otras personas. Me regocijo de todo corazón por ellos y con ellos”, ha escrito en Facebook.

El proceso sigue su curso parlamentario

Queda ahora por ver con qué velocidad se implementa la futura ley de matrimonio igualitario y se completa el proceso parlamentario (no debe perderse de vista que a finales de abril de 2015 Finlandia celebra elecciones generales), pero parece difícil que lo sucedido este viernes tenga marcha atrás. El hecho de que apenas media hora después del voto favorable en el pleno la iniciativa ya figurase como recibida en la Gran Comisión encargada de concretar el proceso es sin duda una buena señal.

En cualquier caso, no se espera que puedan celebrarse bodas, como pronto, hasta 2016. Mientras tanto, las parejas del mismo sexo finlandesas podrán seguir acogiéndose a su ley de uniones civiles, vigente desde 2002, que les concede derechos similares a los de los matrimonios heterosexuales excepto la adopción conjunta (desde 2009 sí que es posible la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos del otro).

En ese momento, Finlandia se convertirá en el último de los países de la Europa nórdica en acabar con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio civil (aprobado en 2008 en Noruega, en 2009 en Suecia, en 2010 en Islandia y en 2012 en Dinamarca).

General, Historia LGTB, Iglesia Luterana , , , , , , , , , , , , ,

El Parlamento de Finlandia discute una iniciativa legislativa popular de matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sábado, 22 de febrero de 2014

Parliament_of_Finland1Leemos en Dosmanzanas que la iniciativa legislativa popular a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo llega por fin al Parlamento de Finlandia, el único de los países nórdicos que aún no permite el matrimonio igualitario. Justo hace ahora un año una comisión del Parlamento rechazaba de forma ajustada la admisión a trámite de un proyecto de ley en ese sentido, pero en esta ocasión la iniciativa llega respaldada por más de 166.000 firmas (en un país de menos de cinco millones y medio de habitantes).

Hace un año la propuesta fue derrotada en el Comité de Asuntos Legales del Parlamento de Finlandia por 9 votos en contra frente a 8 a favor. Votaron a favor los miembros del Partido Socialdemócrata, Alianza de la Izquierda, Partido Popular Sueco (representante de la minoría suecoparlante), Verdes y uno de los representantes de la conservadora Coalición Nacional, el partido mayoritario en el Gobierno. Los otros tres miembros de este partido, junto con los democristianos, centristas (que antes de las elecciones de 2011 apoyaban la medida) y los populistas de Verdaderos Fineses se opusieron.

La propuesta entonces rechazada surgió de diputados de diferentes partidos que en 2011 formaron un grupo de trabajo para impulsar la iniciativa. Entre ellos se encontraba Alexander Stubb, ministro de Asuntos Europeos y Comercio Exterior, cuyo partido Coalición Nacional está dividido sobre la cuestión, y los líderes de cuatro de los cinco partidos que junto a Coalición Nacional forman el Gobierno, excluyendo a los democristianos. Estas cuatro fuerzas políticas (socialdemócratas, verdes, suecoparlantes y la Alianza de la Izquierda) apoyan de forma casi unánime el matrimonio igualitario.

La influencia de los Verdaderos Fineses

Pese a que parece razonable pensar que existe una mayoría parlamentaria favorable al matrimonio igualitario, lo cierto es que la irrupción de los Verdaderos Fineses en el panorama político de Finlandia ha separado a este país, al menos en materia de derechos LGTB, de la senda emprendida por sus vecinos escandinavos (el matrimonio entre personas del mismo sexo fue aprobado en 2008 en Noruega, en 2009 en Suecia, en 2010 en Islandia y en 2012 en Dinamarca).

Esta formación, de corte nacionalista y populista, experimentó un gran ascenso en las elecciones de 2011, convirtiéndose en la tercera en número de diputados. Se opone con fuerza al matrimonio igualitario, cuya aprobación se daba por segura antes de dichos comicios, toda vez que los países nórdicos suelen avanzar casi a la vez en materia de derechos sociales y que ya entonces existía en Finlandia una mayoría política a favor de la medida.

Importante movilización a favor del matrimonio igualitario

Tras la ajustada negativa parlamentaria de hace un año, la única posibilidad que quedaba abierta para forzar la tramitación del proyecto era que una iniciativa legislativa popular consiguiera reunir 50.000 firmas. El grupo Tahdon2013 se puso manos a la obra, y en solo un día alcanzó  las firmas necesarias. Posteriormente el número ha crecido hasta las más de 166.000 firmas, convirtiéndose en la iniciativa legislativa popular más exitosa de las que han tenido lugar (el procedimiento se estrenó en 2012). Presentada en el Parlamento el 13 de diciembre, es ahora, más de dos meses después, cuando comienza su discusión.

Habrá que ver si en esta ocasión la propuesta logra superar la fase de comité y ser votada en pleno. Las encuestas indican que el apoyo al matrimonio igualitario en la sociedad finlandesa es mayoritario, pero la composición parlamentaria es la misma que hace un año (no hay elecciones hasta 2015) y los Verdaderos Fineses siguen jugando un papel importante pese a no formar parte del Gobierno. Tampoco debe obviarse que hay una significativa corriente homófoba: si los partidarios de la igualdad han conseguido más de 166.000 firmas, los partidarios de que no se modifique la legislación de matrimonio ha reunido 42.000. Estaremos atentos…

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.