Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Parejas de Hecho’

Grecia legalizará las parejas de hecho homosexuales pero sin derecho a adopción

Sábado, 5 de diciembre de 2015

grecia_gayUn manifestante ondea la bandera del arcoíris durante el Orgullo de 2012 en Atenas

Lo habíamos anunciado en mayo  y  hace unos días publicábamos el compromiso del ministro de Justicia griego Nikos Paraskevopoulos ante ILGA de presentar un proyecto, pero el resultado es decepcionante, muy decepcionante, y más siendo un gobierno que se dice mayoritariamente de izquierdas. No nos vale con que nos digan que la opinión pública no está preparada… No nos basta. El socialista José Luis Rodríguez Zapatero en España, el socialista François Hollande en Francia o el conservador David Cameron, se enfrentaron valientemente con una iglesia y unas fuerzas conservadoras retrógradas y no cedieron al chantaje logrando aprobar el Matrimonio igualitario.

El borrador de ley contempla equiparar las parejas de hecho homosexuales a las heterosexuales, con la condición de que estén registradas en Grecia.

Grecia reconocerá a las parejas de hecho de personas del mismo sexo, según un proyecto ley que, si bien es un avance, no contempla el matrimonio y dista de satisfacer a la comunidad LGBT, que exige una legislación igualitaria.

Este tipo de uniones civiles gozará de derechos similares a los del matrimonio, como el de heredar las posesiones del cónyuge o tener acceso a la Seguridad Social amparada, pero no permite la adopción.

El proyecto establece también la creación de un Consejo Nacional contra el Racismo y la Intolerancia que se encargará de diseñar políticas que protejan a las minorías y de formar a los funcionarios respecto a estos temas.

Hasta la fecha, no se ha definido cuándo pasará el proyecto al Parlamento, debido al alto número de sugerencias que recibió esta iniciativa durante la consulta pública, informó una portavoz del Ministerio de Justicia.

Grecia es un país confesional de facto, en el que la Iglesia ortodoxa tiene gran influencia, y decisiones como ésta se topan con la resistencia de un amplio sector conservador de la sociedad, como demuestra el aluvión de comentarios críticos que aparecieron en la página web en la que se publicó el borrador de ley, a modo de consulta pública.

Las críticas de los conservadores

Los participantes, en su mayoría creyentes, califican el reconocimiento a las parejas homosexuales como un retroceso “inaceptable y destructivo”. “Este tipo de progreso nos pierde…”, afirma un ciudadano en el portal digital. “Queremos que nuestros hijos y nuestros nietos vivan en una familia ortodoxa y griega, como la que nos dieron nuestros padres y antepasados”, dice otra.

La Iglesia ha manifestado su oposición mediante una carta oficial dirigida al Ministerio de Justicia, en la que el arzobispo de Atenas Jerónimo afirma que la unión civil es “un premio neoliberal a la falta de responsabilidad en las relaciones entre personas”. El líder religioso rechaza toda otra forma de cohabitación que no sea la boda cristiana.

Discursos como el del obispo de El Pireo Serafim, quien, en enero pasado, dijo que “para los padres de la Iglesia la homosexualidad es el pecado más asqueroso y sucio”, representan las posiciones homófobas de esta comunidad.

No todos los griegos piensan como los citados exponentes de la Iglesia, ni como los que han participado activamente en el portal gubernamental para comentar la ley. Ciudadanos como Lambros, por ejemplo, se muestran indignados con que todavía no se reconozcan los derechos de la diversidad sexual. “Todavía los homosexuales no pueden demostrar su relación en público. Estamos atrasados más de 50 años respecto a otros países”, asegura.

La opinión de la comunidad LGTB

La comunidad LGBT espera que este proceso sea rápido para que Grecia de por fin un primer paso en el reconocimiento de sus derechos. Jóvenes como Vasilis Tomarópulos esperan que este proyecto, aunque no contemple la adopción, les de más visibilidad. “Para mi familia no es normal que sea gay. Ellos son ultraconsevadores y creen que es cuestión de rebeldía”, afirma este estudiante de Física.

El joven universitario, de 19 años, cuenta que su hermano lo trata de “idiota“, porque publica en las redes sociales algunos artículos que reivindican los derechos LGTB. Participar en manifestaciones y asistir a reuniones para dialogar sobre los problemas que afectan a su comunidad le ha permitido liberar el miedo al rechazo.

Vasilis discute constantemente su situación con otros voluntarios de la organización Juventud de Color (Colour Youth). Sus compañeros creen que la sociedad griega podría cambiar de mentalidad si la ley se transforma.

Todavía el Código Penal Griego contempla normas discriminatorias, como la diferencia de edades para consentir relaciones sexuales (las mujeres y los heterosexuales a los 15 y los homosexuales hombres a los 17).

Los jóvenes insisten en que la Iglesia y el Estado deben separarse para que la sociedad deje de rechazarlos. Para este grupo, comprender su situación también es cuestión de “sentido común”. Vasilis lo define como un asunto de “principios fundamentales; de derechos humanos”.

Fuente Cáscara Amarga

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , , ,

El obispo católico alemán Franz-Josef Bode, a favor de bendecir a las parejas del mismo sexo

Lunes, 28 de septiembre de 2015

01-mep-bischof-bode-firmt_full_1No se dan cuenta de que, aunque sea un tímido paso que agradecemos, ya llegan tarde y es insuficiente. Sepan ustedes, señores obispos, que nuestros matrimonios y nuestras familias no son de segunda clase, y no nos vamos a conformar con una bendición a escondidas y por la puerta de atrás…

Significativa noticia la que nos llega desde Alemania, donde un obispo católico se ha mostrado a favor de bendecir a las parejas del mismo sexo unidas en una relación estable, aunque de forma privada y no en una ceremonia pública.  Pobre postura si se la compara con la evolución de otras iglesias cristianas, que ya admiten el matrimonio religioso entre parejas del mismo sexo, pero que muestra también la aparición de minúsculas grietas en el hasta ahora rocoso monolitismo de la jeraquía católica en esta materia.

Se trata de Franz-Josef Bode, obispo de la diócesis de Osnabrück, fronteriza con los Países Bajos. En palabras suyas, tomadas de la entrevista misma en la que hizo las declaraciones: “el Catecismo deja claro que no debemos discriminar a estas personas. Como con otras que conviven antes del matrimonio, se trata de reconocer en ellas sus fortalezas y no sólo sus debilidades y déficits. Las uniones civiles, sin embargo, no han de equipararse con el matrimonio (…) La iglesia puede ayudar a las uniones civiles dialogando con ellas, acompañándolas positivamente y permaneciendo a su lado. No obstante, se les puede acompañar en su camino con una oración y una forma privada de bendición”.

Al hablar de la necesidad de señalar las “fortalezas” y no solo las “carencias” de las relaciones entre personas del mismo sexo, Bode recurre al mismo lenguaje alambicado que los miembros más aperturistas de la jerarquía católica utilizan cuando apuntan a reconocer lo que “hay de bien” en estas parejas pese a que el magisterio de la Iglesia las rechace de plano. El obispo alemán plantea por lo demás la posibilidad de una “bendición” de estas parejas, pero no en el contexto de una ceremonia pública sino reducida a un acompañamiento y apoyo privado. Un posicionamiento que, pacato si se compara con la evolución de otras iglesias, en el contexto de la iglesia católica romana puede considerarse incluso audaz.

Las declaraciones de Bode tienen lugar en el contexto de los movimientos que están teniendo lugar con motivo del Sínodo extraordinario sobre la Familia, al que hemos hecho referencia en entradas anteriores, y cuyo gran punto de discusión sigue siendo la comunión de los divorciados que han vuelto a contraer matrimonio civil. La cuestión LGTB permanece sin embargo en un segundo plano, y algunos miembros de la jerarquía, sobre todo del ámbito germánico, han hecho algunos gestos. En este sentido, el Fórum Europeo de Grupos Cristianos LGTB (federación europea interconfesional) ha editado un libro de testimonios que piensa difundir entre los prelados, And God saw that it was all very good (“Y vio Dios que todo era muy bueno”). Desde el punto de vista de resultados concretos, no obstante, no cabe albergar esperanzas de cambios sustanciales.

Iglesias cristianas que ya admiten el matrimonio igualitario

Tímidos debates en el seno de la Iglesia católica que contrastan con lo que está sucediendo en otras iglesias cristianas. Hace pocos días recogíamos la que era primera boda gay en los cuarteles generales de la Iglesia presbiteriana, una de las confesiones cristianas más importantes de los Estados Unidos, que hace pocos meses aprobaba el matrimonio religioso entre personas del mismo sexo por una mayoría clara de los presbiterios del país.

La Iglesia presbiteriana se sumaba así a otras confesiones cristianas que aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo, como la Iglesia Unida de Cristo (United Church of Christ), algunas corrientes cuáqueras (a imitación de sus correligionarios del Reino Unido) o la también muy importante Iglesia episcopaliana (la rama estadounidense de los anglicanos, que en 2009 autorizó la bendición de los matrimonios entre personas del mismo sexo y que este mismo año ha aprobado por fin el matrimonio).

Confesiones que se unen además a otras importantes iglesias cristianas fuera de Estados Unidos, como la Iglesia Luterana de Suecia (que aprobó ya en 2009 el matrimonio religioso igualitario) o la Iglesia Luterana de Dinamarca (que lo permite desde 2012).

Fuente Dosmanzanas

Cuáqueros, General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica, Iglesia Luterana, Iglesia Presbiteriana , , , , , , , , , , , , , ,

El Gobierno de Costa Rica se inclina por abrir las uniones de hecho a las parejas del mismo sexo sin crear una categoría jurídica separada

Sábado, 15 de agosto de 2015

gay_costa_ricaEn un giro que ha sido bien recibido por los colectivos LGTB, el Gobierno de Costa Rica ha decidido dejar de lado el tan traído y llevado proyecto de “sociedades de convivencia” y rescatar un proyecto de ley previo que buscaba equiparar a las parejas de hecho del mismo sexo con las heterosexuales, sin crear una institución jurídica distinta. Ahora la dificultad estriba en el procedimiento, dado que el plazo original de discusión del proyecto ha vencido ya.

Costa Rica es el primer país centroamericano en discutir el reconocimiento de las parejas del mismo sexo, pero el proceso está siendo realmente complicado, hasta el punto de que es la justicia la que se ha acabado por adelantar. Lo contábamos con detalle hace unas pocas semanas: un juzgado de familia ha reconocido la convivencia entre Cristian Zamora y Gerald Castro, que iniciaron el proceso legal en 2013, y concedía a la pareja los derechos derivados de una unión de hecho. Un fallo de gran importancia, pero que se limita, eso sí, a la pareja demandante. Y unas semanas antes recogíamos otra sentencia de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia que fallaba a favor de un médico gay, a cuya pareja el Colegio de Médicos y Cirujanos -del que es socio- había denegado el derecho a disfrutar de sus instalaciones recreativas.

¿Por qué se retrasa, sin embargo, el reconocimiento por vía legislativa? La complicación estriba, además de en la composición de la Asamblea de Costa Rica (muy fragmentada) en la figura jurídica elegida. El contexto político, en cualquier caso, es el mejor que ha habido nunca en se país. Ya desde el principio de su mandato, el presidente Luis Guillermo Solís rompía moldes eligiendo a un ministro abiertamente gay para la cartera de Turismo y haciendo ondear, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, la bandera arco iris en diversas dependencias oficiales, incluida la sede de la presidencia. Gestos sin precedentes en Centroamérica, bien recibidos por activistas LGTB y muy criticados por los sectores conservadores.

La apertura de un nuevo periodo por lo que a los derechos LGTB se refiere quedó simbolizado, poco después de la elección de Solís, por la decisión de la junta directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social de que los trabajadores de Costa Rica puedan incluir a sus parejas del mismo sexo en los beneficios del sistema de seguridad social por lo que a la atención médica se refiere. La decisión fue saludada muy efusivamente por el propio presidente de Costa Rica e incluso mereció una felicitación expresa a Costa Rica desde Naciones Unidas.

Sin embargo, pese lo esperanzador del nuevo periodo, el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo, que Costa Rica lleva años debatiendo, se resiste a avanzar. En legislaturas anteriores siempre acababa encontrando el freno de los cada vez más influyentes grupos evangélicos costarricenses y sus representantes políticos, entre ellos el que en su momento llegó a ser presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea, el pastor Justo Orozco (un conocido homófobo). Por fin, activistas LGTB se reunían en marzo con representantes del Gobierno para exigirles avances en esta materia, una reunión tras la cual la viceministra de la Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga, anunciaba que el Gobierno promovería la discusión de los dos proyectos sobre la materia que se encontraban en trámite parlamentario (el de sociedades de convivencia y el de uniones de hecho), para unificarlos en un solo texto que reuniese apoyo suficiente. Sin embargo, como ya ha sucedido con anterioridad, el proceso se ha enquistado, y no ha sido hasta esta semana cuando el Gobierno por fin decidía –o eso parece– dar carpetazo a la idea de crear una figura jurídica nueva (las “sociedades de convivencia”) y optar por reformar la ya vigente legislación de uniones de hecho para incluir a las parejas del mismo sexo, como planteaba el otro proyecto.

Colectivos LGTB: no a figuras específicas fuera del Código de Familia

Descartada la aprobación de una ley de matrimonio igualitario, que en ningún momento ha estado sobre la mesa, los colectivos LGTB consideran esta la mejor opción. En Costa Rica, las uniones de hecho adquieren prácticamente los mismos derechos que el matrimonio tras acreditar ante un juez tres años de convivencia. Su reforma para abrirlas a las parejas del mismo sexo supone la modificación del Código de Familia con carácter general, sin necesidad de crear una institución jurídica “específica” para las parejas del mismo sexo no contemplada en el Código de Familia. Como bien señalaba el jefe de la unidad política del Centro de Investigación y Promoción para América Central de Derechos Humanos (CIPAC), Francisco Madrigal, “el proyecto de ley de sociedades de convivencia, al crear una figura diferenciada para un sector de la población, sólo perpetúa la discriminación sin sentido”.

Existe, sin embargo, una dificultad procedimental: el proyecto de ley para reformar las uniones de hecho que el Gobierno pretende rescatar está ya fuera del plazo parlamentario, lo que impide su discusión inmediata. El viceministro de la Presidencia, Luis Paulino Mora, considera sin embargo que la jurisprudencia de la Sala Constitucional permite su rescate durante el periodo de sesiones extraordinarias que tienen lugar a lo largo de este mes de agosto. En este sentido, Mora ha señalado que señaló que llevarán nuevamente a la mesa de diálogo con los colectivos LGTB la situación para que ahí mismo se defina una nueva ruta a seguir para abordar el tema. Estaremos pendientes del discurrir de los acontecimientos.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

Segataya, segundo distrito de Tokio en reconocer las parejas del mismo sexo

Lunes, 3 de agosto de 2015

gay-marriage-is-openly-accepted-in-asian-societies-like-japan-1506831-20140612153652-inter1-2-500x281Segataya será el segundo distrito especial de Tokio en reconocer las parejas del mismo sexo mediante un certificado oficial. Sigue así los pasos del vecino Shibuya, que hace unos meses se convirtió en la primera administración japonesa en tomar una decisión así. Al igual que en Shibuya, en Segataya el reconocimiento tendrá un carácter fundamentalmente simbólico y escasas consecuencias jurídicas, pero no cabe duda de que representa un paso adelante en un país en el que las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo han sido tradicionalmente tema tabú.

Segataya comenzará a emitir certificaciones el próximo mes de noviembre, un mes después de que lo haga Shibuya. Para solicitarlas los miembros de la pareja deberán ser mayores de 20 años y al menos uno de ellos deberá ser residente legal en el distrito. La decisión de la municipalidad de Segataya es especialmente significativa, al tratarse del distrito especial (nombre que reciben las 23 municipalidades que componen la metrópolis de Tokio) más poblado de la capital japonesa, con cerca de un millón de habitantes. Mientras que Shibuya, un importante centro de negocios, turismo y moda, cuenta con una significativa presencia LGTB (allí se celebra, por ejemplo, la marcha del Orgullo), Segataya tiene un perfil más netamente residencial. Quizá por eso la noticia resulta aún más esperanzadora.

Como ya contamos cuando recogimos la decisión de Shibuya, el estado japonés no reconoce más institución jurídica que el matrimonio entre personas de distinto sexo, pero la intención de los gobierno municipales que han aprobado la decisión es impulsar el que al menos tenga utilidad a nivel local y pueda ser utilizado por parejas del mismo sexo que buscan por ejemplo alquilar un piso o que quieren asegurar el derecho de visita en hospitales.

De lo que en cualquier caso no cabe duda es del valor simbólico de la medida. Japón es un país en el que las relaciones entre personas del mismo sexo han sido tradicionalmente un tema tabú, a pesar de la creciente visibilidad LGTB ejemplificada en casos como los del activista y político Taiga Ishikawa, primer político japonés abiertamente gay elegido para un cargo público del que tuvimos conocimiento (fue elegido concejal en Toshima, otro distrito de Tokio, en 2011) o el adolescente que hace poco más de un año sorprendía al salir del armario con un emotivo discurso pronunciado con motivo de un concurso escolar. Es un tímido primer paso hacia reconocimientos más sólidos, que posiblemente tardarán aún en llegar, pero supone un comienzo.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , ,

El distrito de Shibuya, en Tokyo, reconocerá las relaciones homosexuales

Lunes, 16 de febrero de 2015

largeJapón ha abierto la puerta a la legalización de las uniones homosexuales, con la iniciativa del distrito tokiota de Shibuya de reconocer a las parejas del mismo sexo, la primera de este tipo en el país.

 Hay que dejar claro que no es matrimonio, no son uniones civiles, y no es una medida a nivel estatal, pero cualquier pequeño avance debe ser tomado con alegría. En Tokyo, el distrito de Shibuya va a reconocer las relaciones entre parejas del mismo sexo. Se tratará de una ordenanza que, de ser aprobada, entrará en vigor el 1 de abril. A partir de entonces, se emitirán certificados que serán una prueba de unión entre parejas del mismo sexo. Será la primera autoridad local de todo Japón en reconocer de forma oficial a las parejas del mismo sexo, aunque sea de una forma tan local. Aunque su valor es básicamente simbólico, la noticia supone un paso adelante en un país en el que las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo han sido tradicionalmente un tema tabú.

El distrito tokiota de Shibuya planea comenzar a expedir certificados de unión civil a parejas homosexuales en abril, lo que sienta un importante precedente para otras entidades locales e incluso para el Ejecutivo central. Se trata de una iniciativa pionera en el país asiático, donde la Constitución define el matrimonio como “unión basada sólo en el consentimiento mutuo de personas de diferente sexo” y la legislación civil no reconoce derecho alguno para las parejas del mismo sexo.

Con sus más de 200.000 habitantes y una significativa población LGTB, Shibuya, uno de los 23 municipios de Tokio y un popular epicentro comercial y creativo de Japón además de ser un importante centro de negocios, turismo y moda. Pretende así terminar con la discriminación que sufren estas parejas para acceder a beneficios fiscales, a servicios sociales o a contratos a título compartidoPocos turistas que hayan viajado a la capital japonesa habrán dejado de fotografiar su célebre cruce de pasos de peatones, supuestamente el más transitado del mundo… En Shibuya se celebra, por ejemplo, la marcha del Orgullo LGTB, que en 2014 contó con la presencia en una de las carrozas de Akie Abe, esposa del primer ministro japonés, una imagen que en su momento dio la vuelta al mundo. No es de extrañar que sea el primer distrito especial (nombre que reciben las 23 municipalidades que componen la metrópolis de Tokio) en conceder a las parejas del mismo sexo un reconocimiento oficial.

 “Hemos decidido crear el ‘certificado de pareja’ como parte de nuestra política de impulsar una sociedad que respete a las personas con independencia de su orientación sexual”, “Nuestro objetivo es que los residentes LGBT (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) puedan vivir en una sociedad diversa donde las diferencias sean mutuamente aceptadas y respetadas”, afirmó al presentar la iniciativa en rueda de prensa el alcalde de Shibuya, Toshikate Kuwahara quien espera que este plan cambie la mentalidad de la gente.

Tras reunirse con juristas y representantes del colectivo LGBT, el Gobierno local elaboró una propuesta de normativa que aún debe ser aprobada en la asamblea local en marzo, y que entraría en vigor desde abril. En particular, el consistorio planea ofrecer certificados para parejas homosexuales que las reconocerá como “parejas equivalentes al matrimonio”, aunque todavía existe cierta controversia en torno a esta definición. Con esta medida se pretende garantizar los derechos de las minorías sexuales. Podrán pedir este certificado todos los residentes de Shibuya mayores de 20 años, y será anulado cuando las parejas se separen. Gracias a esta medida, se evitarán ciertos problemas locales cuando, por ejemplo, una persona quiere visitar a su pareja en el hospital y encuentra que no es posible porque no está reconocido como familia.

130428-4891 - Tokyo Rainbow Pride Parade 2013Está por ver qué alcance real tiene la medida, que entrará en vigor el próximo 1 de abril si como todo parece indicar la asamblea de Shibuya le da su visto bueno. El estado japonés no reconoce más institución jurídica que el matrimonio entre personas de distinto sexo, pero la intención del gobierno municipal de Shibuya es impulsar el que al menos tenga utilidad a nivel local y pueda ser utilizado por parejas del mismo sexo que buscan alquilar un piso o que quieren asegurar el derecho de visita en hospitales.

La medida ha sido acogida con satisfacción por organizaciones defensoras de los derechos de las personas LGTB, iglesias inclusivas y políticos implicados en esta causa, que la ven como un primer paso hacia la equiparación al tiempo que piden cautela para ver su recorrido legal. Algunos políticos locales han mostrado su oposición al reconocimiento legal de este tipo de parejas, y apuestan porque a los enlaces entre personas del mismo sexo se les otorgue un estatus completamente distinto al matrimonio.

De lo que cabe duda es del valor simbólico de la medida en un país en el que las relaciones entre personas del mismo sexo han sido tradicionalmente un tema tabú, a pesar de la creciente visibilidad LGTB ejemplificada en casos como los del activista y político Taiga Ishikawa, primer político abiertamente gay elegido para un cargo público en Japón del que tuvimos conocimiento (fue elegido concejal en Toshima, otro distrito de Tokio, en 2011) o el adolescente que hace menos de un año sorprendía al salir del armario con un emotivo discurso pronunciado con motivo de un concurso de dominio del idioma inglés.

En cualquier caso, la iniciativa de Shibuya promete alimentar el debate en la sociedad nipona, donde una parte mayoritaria de la población todavía se opone al matrimonio igualitario e incluso muestra una opinión negativa sobre este colectivo. El 52 por ciento de los japoneses rechaza legalizar las uniones entre personas del mismo sexo, mientras que el 62 por ciento dice “no estar cómodo” con la homosexualidad, según una encuesta realizada el año pasado por Nihon Yoron Chosakai (Centro de Opinión Pública de Japón).

Fuente| Japan News

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

El Tribunal Supremo de Wisconsin respalda el registro de parejas de hecho homosexuales

Lunes, 4 de agosto de 2014

628x471El Tribunal Supremo del Estado de Wisconsin se ha mostrado a favor de que las autoridades locales reconozcan las parejas de hecho formadas por personas del mismo sexo. La corte se ha pronunciado al respecto después de que un grupo LGTB llevara el tema ante la justicia ante la negativa del gobierno local a respaldar la medida, aprobada por los demócratas en el año 2009.

Un tribunal del Estado norteamericano de Wisconsin se ha mostrado favorable a la aplicación de la normativa aprobada en el año 2009 para reconocer a las parejas de hecho homosexuales.

El Tribunal Supremo de Wisconsin ha sido la corte estatal responsable de posicionarse en torno al registro de parejas homosexuales como parejas de hecho, tema aprobado por los demócratas en el año 2009.

El caso fue llevado ante la justicia por la organización de minorías sexuales Fair Wisconsin, la cual demandó al gobierno del Estado estadounidense, presidido por el Partido Republicano, ante la negativa del mismo a aplicar la norma aprobada por los demócratas para reconocer las parejas de hecho homosexuales.

El gobierno republicano de Wisconsin alegó que reconocer de cualquier manera a las parejas del mismo sexo conlleva violar la enmienda constitucional que prohíbe el matrimonio homosexual en el Estado norteamericano.

El Tribunal Supremo de Wisconsin ha manifestado en la actualidad que reconocer las parejas de hecho homosexuales no supone violar la prohibición del matrimonio igualitario, motivo por el que ha obligado al Estado a reconocer a las parejas de hecho formadas por ciudadanos del mismo sexo.

La sentencia se ha producido un mes después de que un tribunal federal declarara inconstitucional la prohibición del matrimonio homosexual existente en Wisconsin, aunque dicha sentencia ha sido apelada por el gobierno local, por lo que se encuentra en suspensión.

En la fotografía, Todd Kinsman, 28, izquierda, y Ravi Manghnani, 37, abrazándose después de casarse en Madison, Wisconsin, un día después de que la prohibición del matrimonio entre miembros de mismo sexo fuese abatida. Foto: Amber Arnold, AP

Fuente Universogay

General, Historia LGTB , , , , ,

Croacia aprueba una ley de uniones de hecho abierta a parejas del mismo sexo

Jueves, 17 de julio de 2014

650_1000_10547401_10152564968692342_5112409388614721036_nCroacia se ha convertido en el país número 23 de Europa en legalizar las uniones de parejas del mismo sexo. Lo ha hecho en una votación celebrada este martes en el parlamento que ha recibido el apoyo de 89 votos, por sólo 16 en contra. La ley choca así con el resultado del referéndum celebrado el pasado mes de diciembre, cuando un 65% de la población votó para que el matrimonio fuera, exclusivamente, la unión entre un hombre y una mujer. Ahora, las parejas del mismo sexo disfrutarán de los mismos derechos que las parejas heterosexuales, a excepción de la adopción. Así, a partir de ahora en términos de herencia, pensiones, impuestos y atención médica, todas las parejas de Croacia gozarán de los mismos derechos.

El Parlamento de Croacia ha aprobado por una holgada mayoría (89 votos a favor y 16 en contra) la legislación sobre uniones civiles de la que podrán beneficiarse las parejas del mismo sexo que así lo deseen. Esta ley fue anunciada a finales de 2013, solo unos días después de la celebración de un referéndum sobre el matrimonio, cuyo resultado oficializó la discriminación en la Constitución, al quedar reservada esta institución, únicamente, para las parejas heterosexuales. Desde Zagreb Pride han asegurado que “este reconocimiento legal, tan esperado por nuestras familias, es un claro mensaje de que todas las familias son iguales, que todas las familias merecen vivir con seguridad y ser felices”.

En esta ocasión el texto no ha tenido ninguna dificultad para salir adelante. A partir de ahora, las parejas del mismo sexo croatas podrán registrarse legalmente y gozar de derechos como el acceso a la igualdad en la herencia, en las pensiones, en los impuestos o en la atención médica, entre otros. No se trata de un catálogo igualitario de derechos ya que, por ejemplo, no se incluye la adopción, pero es un primer paso en un país que hasta ahora carecía de legislación en esta materia.

Los activistas y colectivos LGTB criticaron en su momento el proyecto de ley por considerarlo “conservador”. También es cierto que el primer ministro, Zoran Milanović, cogió a todos por sorpresa al anunciar que trabajaba en la ley de parejas de hecho solo 15 días después del referéndum homófobo sobre el matrimonio. Una consulta con la que el propio Milanović dijo abiertamente estar en contra: “es el último referéndum que permite a la mayoría despojar de sus derechos a una minoría”.

Sin embargo, a pesar de que tras el referéndum el matrimonio esté recogido constitucionalmente como la unión de un hombre y una mujer, las agrupaciones LGTB recuerdan que el propio Tribunal Constitucional de Croacia ya adelantó el 13 de noviembre de 2013 que la modificación de la Carta Magna “no debería tener ningún efecto sobre el desarrollo ulterior del marco legal de las uniones del mismo sexo, de acuerdo con el requisito constitucional de que todos los ciudadanos de la República tienen derecho al respeto y a la protección legal de su vida personal y familiar y de su dignidad humana”.

Desde Zagreb Pride han animado a las parejas LGTB a legalizar su relación, acogiéndose a la nueva ley, y concluyen con un mensaje optimista: “este es un gran paso adelante para los derechos humanos en la República de Croacia y aún más por la igualdad, la dignidad y los derechos de las personas LGBT en nuestro país”.

Fuente| ILGA, vía AmbienteG y Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.