Archivo

Archivo para Domingo, 21 de septiembre de 2014

La Amidá o las 18 Bendiciones (Shemoné Esré)

Domingo, 21 de septiembre de 2014

1382286_633173156722522_1656578475_nEstas bendiciones son una adaptación de la oración de Shmoné esré, o 18 bendiciones, del origen hebraico, que el judío practicante ruega 3 veces al día.

La Amidá (En Hebreo: תפילת העמידה, Tefilat HaAmidáh “La Oración de Pié”), también conocida como Shmonéh Esreh (שמנה עשרה, Shmonéh Esreh “Las Dieciocho” en referencia al número de bendiciones que se incorporaron inicialmente. Ahora son 19 Bendiciones. La Amidá es el eje central del Judaísmo. Diariamente y por tres veces al día se recitan sus bendiciones, en el rezo de Shajarit por la mañana, en el rezo de Minjá por la tarde y en el rezo de Arbit o Maariv por la noche. También se dice la Amidá en los servicios adicionales como el Mussaf en Shabat y en Rosh Jodesh y Temporadas especiales. Se le distingue usualmente como Tefilá תפילה, Plegaria, Oración.

¡Alabado sea el Dios de nuestros padres

Bendito seas, Señor, Dios nuestro, Dios de nuestros padres, Dios de Abraham, Dios de Isaac y el Dios de Jacob, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos dio un espíritu de adopción, por el cual clamamos: “¡Abba ! Padre! .

 ¡Alabado sea el Dios fuerte

Bendito eres Tú, Señor que sostienes a los que caen y enderezas a todos los que ya se doblan, que haces justicia a los oprimidos y das pan a los hambrientos, Señor que libras a los cautivos.

 ¡Alabado sea el Dios Santo

Bendito seas, Señor, Dios del Universo, Señor tres veces Santo. Santo! Santo! Santo es el Señor Sabaoth !, Toda la tierra está llena de tu gloria.

Petición de los dones del Espíritu

Bendito seas, Señor, nuestro Rey Santo, tú que nos llena su mente con la sabiduría, la comprensión, el conocimiento de todo tipo de artículos.

El arrepentimiento

Bendito eres Tú, Señor, que nos tocas el corazón.nos llenas de tristeza por el Espíritu que nos lleva al arrepentimiento.

 El perdón de los pecados

Bendito eres Tú, oh Señor, tú cuyo perdón cura. Señor Jesucristo, a quien se le dio el poder de perdonar los pecados.

La Redención Prometida

Bendito seas Señor,  Dios de Israel, porque has visitado y redimido a tu Pueblo, y nos has dado un poderoso Salvador en la casa de David, tu siervo, como lo habías anunciado mucho tiempo antes por boca de tus santos profetas.

 La Curación

Bendito seas, Señor, que has plantado el árbol de la vida dando fruto doce veces al año y cuyas hojas son para la salud de las naciones. Señor sánanos  y seremos sanados, sálvanos y seremos salvos.

La bendición de material

Bendito eres, Señor, Rey del Universo por los años de abundancia, Tú que hiciste los cielos y la tierra, tú que envias las lluvias ensus estaciones, que nos dan alimento abundante y llenan nuestros corazones de alegría.

El reagrupamiento en la unidad

Bendito eres Tú, Señor que elevas un estandarte para las naciones, que recoges a los dispersos de Judá de los cuatro confines de la tierra en tu reino. Porque vienen de Oriente y Occidente, del Norte y del Sur y se sentarán en la mesa del Reino de Dios.

La justicia de Dios: la salvación gratuita

Bendito eres Tú, oh Señor, Tú que nos justificas gratuitamente por tu gracia, mediante la redención que está en Cristo Jesús. A ti toda la gloria, Padre eterno, santo, justo y bueno.

 La destrucción del mal

Bendito seas, Señor, que has enviado a tu Hijo para derrotar al príncipe de este mundo, el acusador de nuestros hermanos.

El cuerpo de Cristo

Bendito eres Tú, oh Señor, en el que estamos integrados en la edificación del Cuerpo de Cristo, para llegar a ser morada de Dios en el Espíritu.

La Jerusalén celestial

Bendito eres Tú, oh Señor, Tú que has dicho: Estad siempre alegres, alegraos, por lo que voy a crear, porque  voy a crear Jerusalén para la alegría. Señor apura el momento cuando veamos  bajar del cielo, de Dios,  la Ciudad Santa  de la Nueva Jerusalén, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

El Mesías, el León de la tribu de Judá.

Bendito eres Tú, oh Señor, Tú, que has suscitado un descendiente de David, Aleluya, Aleluya, Aleluya. No llores, he aquí, él ha encontrado digno el León de la tribu de Judá, el retoño de David ha vencido para abrir el libro y sus siete sellos. Aleluya, Aleluya, Aleluya! Jesús, Tú eres mi Señor y mi Dios.

Dios escucha las oraciones

Bendito seas, Señor, que escuchas nuestras oraciones y que vienes a orar en nosotros, pues el Espíritu viene en nuestra ayuda en nuestra debilidad. Tú conoces lel pensamiento del Espíritu, tú que sondeas los corazones, concédenos orar sin cesar.

Dios acepta la ofrenda de nuestras vidas

Bendito eres Tú, oh Señor, que aceptas la ofrenda de adoración que te damos. Haznos tus imitadores, como hijos amados, caminando en el amor, a ejemplo de Cristo.

Acción de Gracias

Bendito eres Tú, Señor, que nos llenas con toda clase de bendiciones. Daos continuamente gracias por todaslas cosas a Dios Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

bcc771996156ce8718593c987ba33a7e

*

Leer más…

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad

“No desvirtuar la bondad de Dios”. 21 de septiembre de 2014. 25 Tiempo ordinario (A). Mateo 20 , 1-16

Domingo, 21 de septiembre de 2014

48-OrdinarioA25A lo largo de su trayectoria profética, Jesús insistió una y otra vez en comunicar su experiencia de Dios como “un misterio de bondad insondable” que rompe todos nuestros cálculos. Su mensaje es tan revolucionario que, después de veinte siglos, hay todavía cristianos que no se atreven a tomarlo en serio.

Para contagiar a todos su experiencia de ese Dios Bueno, Jesús compara su actuación a la conducta sorprendente del señor de una viña. Hasta cinco veces sale él mismo en persona a contratar jornaleros para su viña. No parece preocuparle mucho su rendimiento en el trabajo. Lo que quiere es que ningún jornalero se quede un día más sin trabajo.

Por eso mismo, al final de la jornada, no les paga ajustándose al trabajo realizado por cada grupo. Aunque su trabajo ha sido muy desigual, a todos les da “un denario”: sencillamente, lo que necesitaba cada día una familia campesina de Galilea para poder vivir.

Cuando el portavoz del primer grupo protesta porque ha tratado a los últimos igual que a ellos, que han trabajado más que nadie, el señor de la viña le responde con estas palabras admirables: “¿Vas a tener envidia porque yo soy bueno?”. ¿Me vas a impedir con tus cálculos mezquinos ser bueno con quienes necesitan su pan para cenar?

¿Qué está sugiriendo Jesús? ¿Es que Dios no actúa con los criterios de justicia e igualdad que nosotros manejamos? ¿Será verdad que Dios, más que estar midiendo los méritos de las personas como lo haríamos nosotros, busca siempre responder desde su Bondad insondable a nuestra necesidad radical de salvación?

Confieso que siento una pena inmensa cuando me encuentro con personas buenas que se imaginan a Dios dedicado a anotar cuidadosamente los pecados y los méritos de los humanos, para retribuir un día exactamente a cada uno según su merecido. ¿Es posible imaginar un ser más inhumano que alguien entregado a esto desde toda la eternidad?

Creer en un Dios, Amigo incondicional, puede ser la experiencia más liberadora que se pueda imaginar, la fuerza más vigorosa para vivir y para morir. Por el contrario, vivir ante un Dios justiciero y amenazador puede convertirse en la neurosis más peligrosa y destructora de la persona.

Hemos de aprender a no confundir a Dios con nuestros esquemas estrechos y mezquinos. No hemos de desvirtuar su Bondad insondable mezclando los rasgos auténticos que provienen de Jesús con trazos de un Dios justiciero tomados del Antiguo Testamento. Ante el Dios Bueno revelado en Jesús, lo único que cabe es la confianza.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Difunde la confianza en la Bondad de Dios. Pásalo.

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

“¿Vas a tener tú envidia porque soy bueno?”. Domingo 21 de septiembre de 2014. 25º domingo de tiempo ordinario.

Domingo, 21 de septiembre de 2014

comentario-mateo-20-1-16-el-logos-cruz-L-XKvM8fLeído en Koinonia:

Isaías 55,6-9: Mis planes no son vuestros planes
Salmo responsorial: 144: Cerca está el Señor de los que lo invocan.
Filipenses 1,20c-24.27a: Para mí la vida es Cristo
Mateo 20,1-16: ¿Vas a tener tú envidia porque soy bueno?

La gracia y la misericordia de Dios se contrapone a la mentalidad religiosa judía de los tiempos de Jesús. Frente a la teología del mérito del sistema religioso se opone la teología de la gracia predicada por Jesús. Desde esta perspectiva, la salvación no se alcanza solamente por méritos propios sino por la misericordia de Dios que nos la concede a pesar de que no la merezcamos.

El texto del segundo Isaías centra su actividad profética en el tema de la consolación del pueblo desterrado. Pero el destierro fue por la desobediencia del pueblo y de sus dirigentes que se apartaron de Dios y quebrantaron la alianza. Sin embargo, Dios no abandona a su pueblo. Si el pueblo es infiel a la alianza, Dios permanece siempre fiel. Los caminos del Señor son muy distintos de los caminos humanos. El profeta insiste en la invitación a buscar al Señor. Hace un llamado a la conversión y al arrepentimiento porque Dios es Clemente y misericordioso y siempre está dispuesto al perdón. Los planes de Dios no son tan limitados y mezquinos como los de nosotros.

Pablo, en la carta a los Filipenses, plantea una seria disyuntiva: o morir para estar con Cristo o quedarse en medio de ellos para ayudarles en sus dificultades. Pablo, prisionero por Cristo, presiente que sus días ya están llegando a su fin. Perseguido, calumniado, encarcelado, azotado y despreciado de muchos ha vivido en su propia persona la pasión de su Señor. Consecuente con su predicación, si se ha esforzado por vivir el evangelio de Jesús, entonces es normal que corra la misma suerte que su maestro. Pero también tiene la plena convicción de participar de la gloria de la resurrección. Tanto su vida como su muerte está en función de Cristo. Si está vivo es para seguir anunciando el evangelio, si muere es para entrar en la plena comunión de los justificados por El. Así las cosas, Pablo siente que su misión ha llegado a su fin. Como Jesús, puede decir todo está cumplido. Pero a Pablo le queda la gran preocupación de la fragilidad de las comunidades, cuya fe está fuertemente amenazada por el ambiente cultural y religioso de las colonias del Imperio.

En la parábola de los trabajadores descontentos con la paga se refleja el modo de actuar de Dios contrario a nuestra mentalidad utilitarista. El contexto de la parábola debió se la controversia de Jesús con las autoridades judías por su continua relación con personas de dudosa reputación como publicados, pecadores, enfermos, niños, paganos y mujeres. Precisamente aquellos que estaba considerados impuros y, por tanto, excluidos del círculo de santidad. Pero en el contexto de la comunidad mateana se percibe el conflicto producido entre los judeocristianos y paganos cristianos que confluyen en la misma comunidad. Era inaceptable que los recién conversos tuvieran el mismo trato de los que han pertenecido desde tiempos antiguos al pueblo elegido. Es claro que el encuentro entre judaísmo y cristianismo en el seno de una misma comunidad resultó bastante complicado. Así lo manifiestan otros escritos del nuevo testamento como la carta a los gálatas.

La parábola, narrada por Jesús, parte de un hecho real. El propietario representa a los terratenientes que a base de aranceles habían quitado las tierras a los campesinos. Así mismo, los desocupados eran los que lo habían perdido todo y se alquilaban por cualquier cosa para poder vivir. Por supuesto que había quienes siempre eran clientes fijos del propietario, es decir, aquellos a quienes siempre se les contrataba, y estaban los que iban apareciendo a última hora. La clave de la parábola no está en la actitud equitativa del patrón, pues el podría pagar como quisiera. Lo que llamó la atención a los oyentes es que haya preferido a los que no eran sus trabajadores (los de la última hora) sobre los que si lo eran (los de la primera hora). Situación incomprensible desde todo punto de vista.

El sistema religioso del tiempo de Jesús y de las primeras comunidades centraba la práctica religiosa en el mérito y la paga. La salvación se había convertido en un mercado de compra y venta. Jesús cuestiona a fondo esta mentalidad que tanto mal le ha hecho al pueblo. La salvación es don gratuito de Dios. Y la gracia tiene que ver con el amor misericordioso. Dios no maneja nuestros esquemas contables interesados y lucrativos. Para Dios, tanto los primeros como los últimos son objeto de su inmenso amor y misericordia.

Hoy tenemos que superar todo espíritu de competencia y codicia. Tenemos que superar sobre todo el «exclusivismo» que todavía late en el subconsciente cristiano: ya no lo decimos ni lo sostenemos, pero muchos lo siguen pensando: nosotros, nuestra religión, sería la única verdadera, y por tanto la superior, la definitiva, la insuperable, aquella a la que las demás religiones (¡y culturas!) deberán confluir… Si ya muchos han abandonado aquella visión veterotestamentaria de que «las naciones y los pueblos vendrán a adorar a Dios en Sión» -porque sociológicamente ya no parece previsible ni viable que el mundo vaya un día a ser todo él cristiano-, no dejamos de tener esa conciencia de «exclusivismo» cuando nuestras autoridades y jerarquías condenan autoritariamente y sin diálogo alguno opiniones sociales, criterios éticos, que se dan en distintas sociedades, apoyados en el convencimiento de que nuestra verdad es incuestionablemente superior a la de los demás, por principio, y que tendríamos derecho a imponerla en la sociedad (laica, aconfesional) sin necesidad siquiera de dialogar y convencer a la población… Es una actitud de complejo de superioridad que no tiene ninguna justificación.

La apertura a todos, el reconocimiento sincero de que no tenemos un «gratuito e inmerecido derecho de primogenitura», que no somos «los (únicos) elegidos», que los que hemos considerado tradicionalmente «últimos» (o en todo caso, posteriores a nosotros) no lo son, que Dios es «gratuito» y sin favoritismos… son asignaturas pendientes todavía para las Iglesias cristianas…

No cabe duda de que aceptar en profundidad el mensaje evangélico de hoy de que «los primeros serán los últimos», nos exige un cambio de mentalidad a fondo. También el pluralismo religioso y el diálogo intercultural hay que elencarlos entre esos grandes desafíos generados por el descubrimiento más profundo de la «gratuidad de Dios» que la parábola del evangelio de hoy vuelve a poner ante nuestros ojos. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

Dom 21. 9. 14. El mismo salario, suficiente para todos

Domingo, 21 de septiembre de 2014

2013mayo_imag04aDel blog de Xabier Pikaza:

Domingo 25 ciclo A. Mt 20, 1-16. Éste es un texto significativos que nos sitúa ante el trabajo y la falta de trabajo, ante la gratuidad o el buen salario (¡igual salario) para todos.

Es una parábola de evangelio, no una ley de Estado: Supone que en el mundo hay desigualdad ante el trabajo, pero añadiendo que el salario (un denario, lo fundamental para vivir) ha de ser el mismo para todos, para el Papa y el último clérigo de aldea, para el Rey de España y el emigrante ilegal, para el petrolero de Tejas y para obrero textil de Bangla Desh.

Un mismo salario para cubrir las necesidades básicas de la vida, el mismo para todos. Desde el punto de vista del capitalismo (y de un tipo de lucha de poder) éste es un texto escandaloso, pues parece que el señor de la viña es injusto con los que han trabajado todo el día, dándoles lo mismo que a los que apenas han podido trabajar.

Dos son los presupuestos del texto:

a) Que haya trabajo (productivo de formas distintas…) para todos… pues en la “viña” del Señor de la vida hay labor suficiente para hombres y mujeres, para los primeros y los últimos.

b) Que el salario de fondo sea el mismo para todos, es decir, el denario (un dinero) que el trabajador y su familia necesitan para vivir con honradez, pues todos los hombres y mujeres en el fondo son iguales.

Éste es en el fondo un texto que nos sitúa en una línea más “marxista (y del libro de los Hechos): Cada uno trabaje según sus posibilidades, a cada uno se le ha de dar según sus necesidadesd… Buen domingo a todos.

Texto. Mt 20, 1-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

— El Reino de los Cielos se parece a un propietario que al amanecer (=hora de prima) salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana (=hora de tercia), vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: “Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido.” Ellos fueron.

Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde (=hora de sexta, hora de nona) e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde (=hora undécima) y encontró a otros, parados, y les dijo: “¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?” Le respondieron: “Nadie nos ha contratado.” Él les dijo: “Id también vosotros a mi viña.”

Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: “Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.” Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno.
Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: “Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.” Él replicó a uno de ellos:
“Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?” Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.

10527871_771484426247146_4912025341536269476_nUnas preguntas

Los más viejos recordamos todavía las plazas de los pueblos de Castilla-La Mancha y Andalucia donde los jornaleros esperaban la llegada de capataces de los amos para contratarles. En ese contexto de parados (y quizá de aprovechados), de los que trabajan y de los que no pueden trabajar, de señoritos y currantes, en medio de la lucha del mundo vida, ofrece esta parábola una luz para pensar, para vivir, para soñar. Buen fin de semana para todos, amigos

Éste es un texto escandaloso y esperanzado que puede y debe aplicarse en un tiempo de crisis como el nuestro, a las varias circunstancias de la vida:

1. ¿Por qué hay unos que tienen más trabajo y otros menos, un trabajo bien remunerado… o sin salario?
¿Por qué los de fuera –emigrantes—no tienen trabajo y buscan en las plazas del occidente rico un trabajo duro, que casi nadie quiere? El texto supone que la sociedad puede y debe ofrecer trabajo a odos.

2. El Señor de la parábola quiere que, al fin, como humanos, todos los trabajaqdores tengan el mismo salario, que es un “denario”, lo suficiente para vivir. ¿No es injusto ese Señor que da el mismo denario a los más y a los menos, a los ricos y a los pobres…? Como se podría organizar una sociedad desde este mismo “denario” para todos?

‒ Éste es pues un texto escandaloso y esperanzado para todos, un texto que nos abre a la experiencia social y laboral de la gratuidad, en un mundo en el que puede y debe haber espacio de vida y trabajo para todos.

‒ Éste es un texto que invita a superar el puro mundo salarial, trascendiendo un tipo de justicia (sin negarla), para abrir así un tiempo y espacio de vida para todos, sin ventajas ni derechos superiores de aquellos que se creen primeros, sin revanchas ni resentimientos de los últimos.

La protesta de los de prima

Los de la “hora de prima” son los que han comenzado a trabajar desde el amanecer. Han estado todo el día en la faena. Evidentemente, conforme a las leyes laborales, esperan más salario que los últimos.

En sentido simbólico, esos de hora prima pueden ser los judíos que han estado trabajando “para Dios” desde el principio de los tiempos. Pero al fin, ese Dios-Amo les da el mismo salario que a los últimos, que en un sentido bíblico son los gentiles que acaban de entrar en la Iglesia, los que apenas han trabajado media hora.

‒ En sentido laboral esos de prima pueden ser los políticos y los banqueeros, los dueños de empresas y los comercientes… Ellos han dirigido la faena, han sudado, han programado. ¿Pueden contentarse con lo mismo que el pobre obrero que no arriesga nada nada? ((Pero ¿no arriesga el abrero asalariado y, más aún, el emigrante y excluido, cuya vida entera es un riesgo?)). ¿Pueden tener una ventaja los primeros, por veteranía y por esfuerzo?

‒ Del salario “merecido” a la alegría de la vida. ¿No sería mejor que los primeros (banqeros y reyes, comerciantes e ingenieros…) se alegraran porque el Dios-Amo concede lo mismo a los últimos?

‒- ¿No estará diciéndonos el texto que debemos superar el sistema salarial, propio de un tipo de mercantilismo (capitalismo), para fundar un sistema no salarial de igualdad, de manera que todos reciban lo mismo, para así vivir dignamente, unos y otros?

¿Tienen los primeros y los ricos un mayor derecho, pueden ellos cobrar mayor salario, o simplemente “tomarlo de las arcas o robarlo? Por otra parte ¿no necesitan ellos más que un denario (lo suficiente para uno y su familia…), no tienen el derecho a la mayor parte de la fortuna?

Estos “de prima” parecen los ricos de los países ricos, los dueños de grandes fortunas, los reyes, los grandes políticos y los comerciantes…

Los de la hora undécima (en un día laboral de doce horas)

Sólo han trabajado media hora… o no han trabajado nada, pues nadie les ha contratado y ellos por sí mismos no tienen acceso al mundo laboral:

La primera pregunta es: ¿por qué no les han contratado antes? ¿La culpa es del amo, que no les ha visto, o les ha dejado a propósito atrás, porque le han parecido peores?
¿Quién es el responsable?
¿Ellos, por no haber trabajado? ¿El amo por no haberles contratado antes? ¿Los trabajadores de la primera hora por haberse adelantado?
¿Han sufrido en la plaza por no haber sido contratados?
¿Tienen derecho al mismo “salario” que los trabajadores de la primera hora? Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

Parábola del terrateniente cabrón. Domingo 25. Ciclo A.

Domingo, 21 de septiembre de 2014

Mt.-20,-1-16-hDel blog El Evangelio del Domingo, de José Luis Sicre sj:

Nota: De los numerosos insultos que enriquecen la lengua castellana, “cabrón” es el único tomado de la Biblia (Ezequiel). Por consiguiente, nadie debe escandalizarse de que lo use, aunque tampoco es preciso que añada: “Palabra de Dios”.

Una parábola provocadora

Durante el período de formación de los discípulos, tal como lo cuenta el evangelio de Mateo, Jesús parece disfrutar desconcertándolos con sus ideas sobre el matrimonio, la importancia de los niños, la riqueza. Pero el punto culminante del desconcierto lo constituye esta parábola sobre el pago por el trabajo realizado.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña.

Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: “Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido.” Ellos fueron.

Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo.

Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo:

¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?

Le respondieron:

Nadie nos ha contratado.

Él les dijo:

Id también vosotros a mi viña.

Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz:

Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.

Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: 

Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.

Él replicó a uno de ellos:

Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?

Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.»

           El protagonista es un terrateniente con capacidad para contratar a gran número de obreros. No es un señorito que se dedica a disfrutar de los productos del campo. Al amanecer ya está levantado, en la plaza del pueblo, contratando por el jornal habitual de la época: un denario. Y tres veces más, a las 9 de la mañana, a las 12, incluso a las 5 de la tarde, vuelve del campo al pueblo en busca de más mano de obra. A estos no les dice cuánto les pagará. Pero les da lo mismo. Algo es algo.

            Hasta ahora todo va bien. Un propietario rico, preocupado por su finca, atento todo el día a que rinda el máximo. Se intuye también un aspecto más positivo y social: le preocupa el paro, el que haya gente que termine el día sin nada que llevar a su casa.

            Pero este personaje tan digno se comporta al final como un cabrón. Al atardecer, cuando llega el momento de pagar, ordena al administrador que no empiece por los primeros, sino por los últimos. Cuando estos, sorprendidos, reciben un denario por una sola hora de trabajo, los demás, especialmente los de las 6 de la mañana, alientan la esperanza de recibir un salario mucho más elevado. Con gran indignación de su parte, reciben lo mismo. Es lógico que protesten.

¿Por qué no empezó el propietario por los primeros, los dejó marcharse, y luego pagó a los otros sin que nadie se enterase? ¿Por qué quiso provocar la protesta? Porque sin el escándalo y la indignación no caeríamos en la cuenta de la enseñanza de la parábola.

¿Cabrón o bueno?

Los jornaleros de la primera hora plantean el problema a nivel de justicia. En cambio, el terrateniente lo plantea a nivel de bondad. Él no ha cometido ninguna injusticia, ha pagado lo acordado. Si paga lo mismo a los de la última hora es por bondad, porque sabe que necesitan el denario para vivir, aunque muchos de ellos sean vagos e irresponsables.

¿Quiénes son los de las 6 de la mañana y los de las 5 de la tarde?

            En la comunidad de Mateo, formada por cristianos procedentes del judaísmo y del mundo pagano, predicar que Dios iba a recompensar igual a unos que a otros podía levantar ampollas. El judío se sentía superior a nivel religioso: su compromiso con Dios se remontaba a siglos antes, a Moisés; llevaba el sello de la alianza en su carne, la circuncisión; había cumplido los mandatos y decretos del Señor; no habían faltado un sábado a la sinagoga. ¿Cómo iban a pagarles lo mismo a estos paganos recién convertidos, que habían pasado gran parte de su vida sin preocuparse de Dios ni del prójimo? Usando unas palabras del profeta Daniel, ¿cómo iban a brillar en el firmamento futuro igual que ellos? En este planteamiento se comprende el reproche que les hace el propietario (Dios): vuestro problema no es la justicia sino la envidia, os molesta que yo sea bueno.

            Desde la época de Mateo han pasado veinte siglos; la interpretación anterior ya no resulta actual y podemos sustituirla por otra: los cristianos que han cumplido desde niños la voluntad de Dios, que no han faltado un domingo a misa, ni han tomado la píldora anticonceptiva, y se enteran de que Dios va compensar igual que a ellos a gente que sólo pisa la iglesia para entierros y bodas y que interpretan la moral de la Iglesia según les convenga. A algunos de ellos puede parecerles una gran injusticia. Dios no lo ve así, porque piensa recompensarles como se merecen. Si da lo mismo a los otros no es por justicia, sino por bondad.

¿No es de hipócritas indignarse?

            Si alguno se sigue indignando con la actitud de Dios, debería preguntarse si es hipócrita o tonto. En el fondo, el que se indigna es porque piensa que lleva trabajando desde las 6 de la mañana, que lo ha hecho todo bien y merece una mayor recompensa de parte de Dios. Si examina detenidamente su vida, quizá advierta que empezó a trabajar a las 11 de la mañana, y que se ha sentado a descansar en cuanto pensaba que el capataz no lo veía. A buen entendedor, pocas palabras.

            En cambio, el que es consciente de haber rendido poco en su vida, de no haberse comportado en muchos momentos como debiera, de haber empezado a trabajar a las 5 de la tarde, se sentirá animado con esta parábola.

Las cinco de la tarde

            Cabe el peligro de interpretar lo anterior como “Dios es muy bueno y podemos dedicarnos a la gran vida”. La invitación a ir a trabajar a las 5 de la tarde, aunque sólo sea una hora, es un toque de atención No se trata de seguir vagueando irresponsablemente. Siempre hay tiempo para echar una mano al propietario de la finca.

            Este es el tema de la 1ª lectura, tomada de Isaías, que usa un lenguaje mucho más severo.

Buscad al Señor mientras se le encuentra, invocadlo mientras esté cerca; que el malvado abandone su camino, y el criminal sus planes; que regrese al Señor, y él tendrá piedad, a nuestro Dios, que es rico en perdón. Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos -oráculo del Señor-. Como el cielo es más alto que la tierra, mis caminos son más altos que los vuestros, mis planes, que vuestros planes.

No habla de desocupados sino de malvados y criminales. Pero los exhorta a regresar al Señor, que “tendrá piedad” porque “es rico en perdón”. En el evangelio, con fuerte contraste, no son malvados y criminales los que van en busca de Dios; es el mismo Dios quien sale al encuentro, cuatro veces al día, de todas las personas que necesitan de su ayuda.

            Tanto el evangelio como Isaías coinciden en afirmar, cada uno a su estilo, que los planes y los caminos de Dios son muy distintos y más elevados que los nuestros.

Biblia, Espiritualidad , , , , , ,

Rouco, el quiasmo de la “Roca” y el “escándalo”, por José Mª Castillo, teólogo

Domingo, 21 de septiembre de 2014

imagen_194De su blog Teología sin Censura:

Lo que más me ha llamado la atención del reciente libro de José Manuel Vidal (Rouco: una biografía no autorizada), sobre el cardenal Rouco Varela, ha sido la exacta reproducción de lo que, según el evangelio de Mateo, fue uno de los comportamientos más duros y chirriantes del apóstol Pedro. Me refiero a lo que sucedió precisamente el día en el que, según el evangelio de Mateo, Jesús mencionó la palabra “Iglesia” (Mt 16, 18). Si es que efectivamente esa palabra fue pronunciada por Jesús – cosa que discuten los expertos -, lo que sí parece cierto es que, aquel día, Jesús le dijo a Pedro dos palabras muy duras. Porque le llamó “Roca” (Mt 16, 18), que es la firmeza de la fe (Mt 7, 24). Y le llamó “Satanás” (Mt 16, 23), que es el “escándalo” que hace daño a la gente.

¿Por qué este contraste tan provocador y escandaloso? ¿A qué viene juntar, uno tras otro, estos dos relatos tan contradictorios? Es más, ¿cómo se explica que el mismo Pedro, que confesó sin titubeos la grandeza de Jesús como Mesías, a renglón seguido se enfrentó con el mismo Jesús hasta “increparlo” (Mt 16, 22) porque no iba a triunfar en el poder y la gloria de un trono, sino que iba a fracasar como un delincuente en la humillación de un patíbulo? ¿Qué estaba pasando allí, en el siglo primero, en “Cesarea de Filipo” (Mt 16, 13)?

Estaba pasando allí – curiosamente – algo muy parecido a lo que está pasando aquí, en la diócesis de Madrid. ¿Por qué? ¿Qué tiene que ver lo que le ocurrió a Pedro con lo que le está ocurriendo al cardenal Rouco Varela? En circunstancias muy distintas, por supuesto, el cardenal Rouco da la impresión de que está viviendo algo que, en el fondo, viene a ser lo mismo que vivió el apóstol Pedro cuando Jesús le dijo lo de la Iglesia y lo de la roca que da solidez y estabilidad a esta Iglesia. Pedro pensó seguramente que la firmeza de una roca es una forma de hablar de importancia y poder. Por eso a Pedro no le cabía en su cabeza que el Mesías tuviera que terminar sus días padeciendo y fracasando. Y eso, no porque lo iban a matar los malos, los pecadores, los enemigos de la religión, sino todo lo contrario. Jesús, el Mesías de Israel, tenía que ir a la capital, Jerusalén, la ciudad santa, y allí, se vería, no ya destituido de su cargo, sino algo mucho más grave y que nadie podía imaginar. Iban a ser los sumos sacerdotes y los dirigentes de la religión los que lo iban a humillar. Y en aquellas manos consagradas tendría que padecer mucho, sufrir y fracasar, perder su poder y su dignidad. Y así es como podría resucitar a la plenitud de la vida (Mt 16, 21).

Según la lógica humana, las cosas salen adelante cuando se tiene poder para realizarlas. ¿Qué se puede conseguir desde abajo, desde los últimos y los pequeños, desde la inconsistencia de los débiles? Así, según parece, pensaba el apóstol Pedro. Como pensaban los demás apóstoles cuando andaban discutiendo cuál de ellos era el primero, el más importante o quiénes debían ocupar los primeros puestos (Mc 9, 33-37; Mt 18, 1-5; Lc 9, 46-48; Mc 10, 35-45; Mt 20, 20-28; Lc 22, 24-27). Sabemos que Jesús cortó por lo sano y de forma tajante estas pretensiones infantiles y ridículas. Los que quieren ser importantes, trepar en la vida, mandar siempre sobre los demás, ¿por qué no se buscan todo eso en los ámbitos de la vida y de la sociedad donde eso, y nada más que eso, es lo que está juego? ¿Hasta cuándo tendremos que soportar en la Iglesia a este modelo de “tipos grises”, que en la vida no habrían pintado nunca nada, de no ser porque se metieron a curas y, en los ambientes de curia y sacristía, fueron hábiles para trepar?

El evangelio de Mateo juntó, y puso yuxtapuestos, dos relatos aparentemente contradictorios: en el primero (16, 13-20), habla de Pedro como Roca; en el segundo (16, 21-28), le dice a Pedro que es Satanás. Esta proximidad de la “roca” y el “demonio” no puede ser una ocurrencia de Mateo. Los estudiosos dicen que hay en esto una “inversión quiástica: dos palabras o expresiones en forma cruzada que mantienen una simetría, a fin de que la disparidad de sentidos resulte ser la clave para destacar la fuerza de una afirmación. Y la afirmación, en este caso, es que la lógica del Evangelio rompe y echa por tierra todas nuestras pretensiones infantiles de famas y poderes. No porque Jesús pretenda que seamos masoquistas o el Evangelio se tenga que vivir a contrapelo de nuestras aspiraciones al bienestar y la felicidad. No es eso. Lo que el Evangelio nos viene a decir es que no busquemos el bienestar y la felicidad mandando, dominando y siendo importantes. Todo lo contrario, a juicio de Jesús, este mundo se arregla y nosotros encontraremos la fuente de la bondad y la felicidad, cuando seamos capaces de vivir de forma que pasemos por la vida contagiando bienestar, respeto, bondad y cariño. La bondad que mostró Jesús, lo mismo cuando abrazó a los débiles que cuando denunció la hipocresía de los poderosos. Si el papa Francisco está dando tanto que hablar, es porque ha echado por este camino. Los que, a toda costa, quieren el triunfo de la Iglesia, terminan en el piso principal de su mansión, como ejemplo de lo que nunca se debe hacer.

Biblia, Espiritualidad, Iglesia Católica , , ,

Cardenales conservadores presionan al Papa para que frene su apertura

Domingo, 21 de septiembre de 2014

papa333Un nuevo libro se posiciona contra la comunión de divorciados que vuelven a casarse

Irene Hernández Velasco: Cinco cardenales se rebelan abiertamente contra Francisco

Papa: No al clericalismo y a codificar la fe en reglas

Cardenales conservadores están presionando al Papa Francisco ante la cercanía del sínodo extraordinario de la familia, que se iniciará en octubre, para que el Vaticano no haga cambios en su postura sobre temas espinosos, como la comunión de los divorciados.

Un libro contra la apertura

Un libro con las tesis de cinco cardenales de peso, entre ellos el alemán Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, saldrá a la venta el 5 de octubre, bajo el título “Permanecer en la verdad de Cristo. Matrimonio y comunión en la Iglesia católica,  en el que se defiende  la doctrina vigente frente a la apertura que promete Francisco.

Las primeras bodas del Papa

Para estos cardenales, readmitir a la comunión a los divorciados que ha vuelto a casarse equivaldría poner en cuestión la indisolubilidad del matrimonio y sería contrario a la Biblia. La postura de estos cardenales contradice la nueva mirada de la Iglesia bajo el mandato de Francisco. El Papa eligió al cardenal alemán Walter Kasper, para presentar una propuesta a esta problemática. Kasper ha dicho que si se expresa una voluntad muy fuerte de comulgar, las parejas de divorciados que contrajeron nuevo matrimonio civil pueden recibir la comunión.

El domingo pasado, el Papa casó a 20 parejas, entre ellas, algunas que ya tenían hijos tras años de convivencia, y una madre soltera, una pareja que aún no ha cumplido los 20 años, jóvenes desempleados… “parejas como tantas otras”, según se destacaba en una nota de prensa emitida desde el Vaticano. Aunque fue un gesto inédito de la Santa Sede,  no lo fue en  la actuación del Papa, que en su etapa como arzobispo de Buenos Aires ofició enlaces de parejas con hijos fuera del matrimonio.

Bautizaba a niños de parejas de hecho

El Papa ya sorprendió en enero, cuando en un bautizo de 32 niños incluyó al hijo de una pareja casada por lo civil y no por la Iglesia. Tampoco era nuevo para él, como arzobispo en la capital argentina había bautizado a varios hijos de parejas que ni siquiera estaban casadas por lo civil.

Un sínodo determinante para los católicos de hoy

Son pasos de Francisco encaminados a una posible apertura de la Iglesia, que se comprobará si de verdad se pone en marcha tras el Sínodo de los obispos que se celebrará entre el 5 y el 19 de octubre, para analizar la situación de la familia. Con motivo de esta celebración el Vaticano distribuyó una encuesta por todo el mundo para conocer la opinión de los fieles sobre temas polémicos y que han sido tabú en la iglesia católica hasta ahora, como el aborto, el divorcio o el matrimonio homosexual.

Fuente El Plural

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

El arzobispo de Canterbury admite sentir dudas sobre la existencia de Dios

Domingo, 21 de septiembre de 2014

welbycruz_560x280Justin Welby también pasó por su cruz

“Lo extraordinario de ser cristiano es que Dios es fiel cuando nosotros no lo somos”

Uno de cada cuatro personas en Gran Bretaña pertenece a la Iglesia de Inglaterra

“El otro día yo estaba rezando acerca de un tema, mientras corría, y terminé diciendole a Dios, mira esto está muy bien, pero es la hora para que hagas algo si realmente estas ahí”

El Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, ha admitido sentir dudas sobre la existencia de Dios. En una reciente entrevista al diario británico The Independent Welby declaró que una mañana, mientras daba el paseo matutino con su perro le preguntó a Dios porque no intervenía en las injusticias.

“El otro día yo estaba rezando acerca de un tema, mientras corría, y terminé diciendole a Dios, mira esto está muy bien, pero es la hora para que hagas algo si realmente estas ahí

Al principio de la entrevista le preguntaron si alguna vez había tenido dudas a lo que el arzobispo Welby respondió: “Sí, las he tenido de muchas formas distintas. Hay veces, que te planteas si existe Dios y te preguntas ¿dónde está Dios?”

El Arzobispo reconoció en sus visitas posteriores que sus declaraciones como líder de la Iglesia de Inglaterra no son lo que probablemente el Arzobispo de Canterbury debería decir.

Citando a los Salmos, especialmente el Salmo 88 en el que se recoge la frase todo está lleno de dudas , el Arzobispo Welby defendió sus comentarios sobre la fe aclarando. “No se trata de los sentimientos, se trata del hecho de que Dios es fiel y lo extraordinario de ser cristiano es que Dios es fiel cuando nosotros no lo somos.

Uno de cada cuatro personas en Gran Bretaña pertenece a la Iglesia de Inglaterra. 1,7 millones de personas forman parte del servicio de la iglesia cada mes, según las estadísticas de la Iglesia de Inglaterra.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad, General, Iglesia Anglicana , , , , , , ,

“Testimonio desgarrador. Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Siena-Irak”, por Hermana María Hanna OP.

Domingo, 21 de septiembre de 2014

dominicas-hanna-720_560x280Leído en la página Religión Digital y en la web de Redes Cristianas

Carta abierta y “grito” de socorro de las Hermanas Dominicas desde Irak

“La gente ya no puede aguantar más. Prefiere morir a vivir sin dignidad”

“Nuestros conventos están siendo utilizados como sedes del Estado Islámico”

Por favor, comparta esta carta con otras personas…!!!

Deje que el mundo escuche el clamor de los pobres y de los inocentes..!!!.

Hola a todos:

Continuamos compartiendo nuestra lucha diaria con ustedes con la esperanza de que nuestro grito pueda ser escuchado en todo el mundo. Somos como el hombre ciego de Jericó (Mc 10, 46-52), el cual no tenía más que su voz para implorar misericordia a Jesús. Aunque algunas personas lo ignorasen otras lo escucharon y lo ayudaron. ¡Nosotras contamos con personas que nos escuchen!

Estamos comenzando la tercera semana de desplazamientos. Las cosas se mueven muy lentamente en cuanto a lo que se refiere a proporcionar refugio, alimentos y necesidades básicas para las personas. Todavía hay gente que vive en las calles. Todavía no hay campamentos organizados fuera de las escuelas que se utilizan como centros de refugiados. Un edificio de tres plantas aún sin acabar también ha sido utilizado como refugio. Para salvaguardar su privacidad en este edificio inacabado las familias han dividido los espacios en habitaciones utilizando láminas de plástico. Estos lugares parecen establos.

Todos nos hacemos la misma pregunta: ¿hay algún tipo de final a la vista? Apreciamos todos los esfuerzos que se han hecho para proporcionar ayuda a las personas desplazadas; sin embargo, han de tener en cuenta que el suministro de alimentos no es la única necesidad esencial que se requiere. Nuestro caso es mucho más grande. Estamos hablando de dos minorías (cristianos y mazdeístas) que han perdido sus tierras, sus hogares, sus pertenencias, su trabajo, su dinero, algunos se han visto separados de sus familias y sus seres queridos y todos están perseguidos a causa de su religión.

Los líderes de nuestra Iglesia están actuando lo mejor que pueden para resolver el problema. Se han reunido con los dirigentes políticos y con los presidentes de Irak y Kurdistán; pero las iniciativas y acciones llevadas a cabo son lentas y modestas. En realidad todas las reuniones políticas han concluido en nada. Hasta ahora no se ha llegado a ninguna solución con respecto a la situación de las minorías desplazadas. Por esta razón la confianza en los líderes políticos se ha perdido completamente. La gente ya no puede aguantar más. Es demasiado pesada la carga. Ayer un joven expresó que prefería morir a vivir sin dignidad. Las personas sienten que han sido despojadas de toda dignidad. Estamos siendo perseguidos a causa de nuestra religión. Ninguno de nosotros podía haber pensado que íbamos a vivir en campos de refugiados a causa de nuestra religión.

Es difícil creer que esto pueda suceder en el siglo XXI. Nos preguntamos qué es lo que está sucediendo exactamente: ¿es otro plan o acuerdo para dividir Irak? Si eso es cierto, ¿por quién y por qué? ¿por qué los problemas que hubo en 1916 para dividir Oriente Medio se están repitiendo ahora? En esos momentos se trataba de una cuestión política y personas inocentes pagaron por ello. Es evidente que ahora hay gente astuta y culpable de la división de Irak. En 1916 perdimos a seis hermanas, muchos cristianos murieron y muchos fueron dispersados: ¿es circunstancial la situación de división que ahora afrontamos o es deliberada?

Sin embargo, la lucha no sólo se lleva a cabo en los campos de refugiados. Lo que ha ocurrido en los pueblos cristianos que han sido evacuados es incluso peor. El Estado Islámico forzó  a los cristianos a abandonar sus casas antes de la noche del 6 de agosto. Ayer setenta y dos personas fueron expulsadas de Karakosh.

Sin embargo, no todos llegaron. Los que llegaron ayer por la noche se encontraban en unas condiciones miserables. Tuvieron que cruzar el rio Al-Khavi (un afluente del Gran Zab) a nado porque el puente había sido destruido. Todavía quedan algunos a la otra orilla del río. No sabemos cuando van a llegar a Erbil. Ello depende de la situación y negociaciones entre el Pershmerga y el Estado Islámico. Un grupo de personas fueron a buscar a los ancianos y a los que no podían caminar. Una de nuestras hermanas fue para traer a sus padres y le contaron lo sucedido. Otra mujer nos relató que la habían separado de su marido y sus hijos y que no sabía nada de ellos, probablemente son algunos de los que quedan a la otra orilla; o también pueden estar entre los rehenes capturados por el Estado Islámico. Una hija de tres años fue arrebatada de las rodillas de su madre y tampoco se sabe nada de ella. No sabemos por qué el Estado Islámico está enviando gente a Karakosh, pero hemos estado oyendo de boca de aquellos que han ido llegando que el Estado Islámico está introduciendo barriles de contenido desconocido en la ciudad.

Además conocemos el caso de cuatro familias Cristianas que están atrapadas en Sinjar desde hace tres semanas. Probablemente se estén quedando sin comida y sin agua. Si no reciben ayuda pronto morirán allí. Actualmente no tenemos contacto con ellos y no hay forma de negociar con el Estado Islámico.

Por lo que concierne a nuestra comunidad sabemos que nuestro convento de Tel Kaif está siendo utilizado como sede del Estado Islámico. También sabemos que han ocupado nuestro convento de Karakosh. Los que han llegado recientemente nos han dicho que las santas imágenes, los iconos y todas las estatuas están siendo destruidas. Las cruces han sido derribadas de los tejados de las iglesias y han sido reemplazadas por las banderas del Estado Islámico. Esto no sólo ha sucedido en Karakosh y Tel Kaif. En Baqofa una de nuestras hermanas habían escuchado que la situación estaba calmada. Volvió con un pequeño grupo de personas a buscar su medicina. Cuando llegaron encontraron el convento registrado y todo tirado por las habitaciones. En el momento en que entraron al convento tres bombas impactaron contra la ciudad. Salieron inmediatamente.

Aparte de lo que está sucediendo con los cristianos sabemos que ayer, viernes día 22, un fanático suicida Chiíta y hombres armados atacaron la mezquita Suní de Abu Musab situada en un pueblo bajo el control del gobierno de Irak en la provincia de Diyala, dejando sesenta y ocho muertos. Es desgarrador oír hablar de gente que muere asesinada mientras reza. Por lo que respecta a los medios de comunicación, podemos afirmar que está masacre eclipsó lo que está pasando con los cristianos en la llanura de Nínive. Tenemos miedo de que nuestra lucha se convierta en una cuestión privada y escondida y que no vaya a tener impacto en el mundo nunca más.

Por último, tenemos que decir que la gente está perdiendo la paciencia. Han perdido todo lo que tenían en sus lugares de origen: iglesias, campanas de las iglesias, barrios y vecinos. Es desgarrador para ellos escuchar que sus hogares han sido saqueados. Aunque amán sus lugares de origen la mayoría de ellos están pensando en abandonar el país para poder vivir con dignidad y encontrar un futuro para sus hijos. Es difícil tener esperanza en Irak o confiar en los líderes políticos.

Por favor, manténganos presentes en sus oraciones.

General, Iglesia Católica, Islam , , , , , , ,

3.000 personas se manifiestan en el Orgullo de la ultraconservadora Jerusalén

Domingo, 21 de septiembre de 2014

Pride parade, JerusalemAl contrario de la afamada Tel Aviv, símbolo del orgullo gay en Oriente Medio, Jerusalén es un ciudad religiosa y ultra conservadora donde la homosexualidad es un pecado y su ostentación un acto de osadía y riesgo.

“No creo que en Israel haya suficiente libertad para los gais, si tu te quieres casar no te puedes casar en Israel y creo que realmente es terrible. No tenemos derechos así que creo que aquí necesitamos un revolución”, explica Maya, una veinteañera de Jerusalén.

A su lado, Luise, que se identificaba como bisexual, y Mijal, una chica heterosexual que se había sumado para apoyar a sus amigos, compartían el pesimismo, y se quejaban de la falsa idea que se tiene en Occidente sobre la tolerancia en Israel.

A este respecto, subrayaban las grandes diferencias que existen a la hora de ser gay y comportarte como tal en una ciudad cosmopolita como Tel Aviv, la única de estas características en el país, y el resto, en especial en Jerusalén, donde en el pasado se ha producido agresiones contra este colectivo.

Por ello, cientos de policías de frontera y otros cuerpos de Seguridad el Estado, además del Ejército, vigilaban el vallado recorrido, que atravesaba una de las arterias de la ciudad y culminaba con una fiesta en el conocido Parque de la Independencia.

Jerusalem-pride“Es muy diferente a Tel Aviv, yo estuve en Tel Aviv hace unos años, y en Tel Aviv es más especial que aquí, aquí es más calmado, en Tel Aviv es más de mostrarnos, es decir estamos aquí“, afirmó Louise. “En Tel Aviv es más colorido, más de música, es más provocativo, aquí es más político y tranquilo”, agregó Mijal, para quien el problema reside en las familias, pero sobre todo en la educación que se da a los niños.

Miembro de un grupo de la sociedad civil que apoya la integración, Mijal subrayó que casos como el suyo son una excepción en una ciudad que al contrario de Tel Aviv, solo tiene un bar abiertamente homosexual.

“Tengo muchos amigos gais y los quiero y los acepto, pero hay mucha gente que no se lo cuenta a los hijos, les cierra la boca o simplemente les ignora y no les habla de la sexualidad“. “Es una materia que debemos desarrollar en Israel porque es verdaderamente importante que la gente acepte la sexualidad de todo el mundo”, agregó.

Noga, una veinteañera que hablaba con acento argentino, señaló, por su parte, que el principal problema es el creciente poder de influencia que acumulan día a día los religiosos, no solo en la ciudad sino en todo el Estado. “No más en este aspecto, en muchos aspectos, como los negocios que están cerrados en Sabat hasta cosas así que gente no se pueda casar porque tienen otra manera de vida. Están mucho en el gobierno y tienen más fuerza cada año”, denunció.

6a00d83451b26169e20133f2b7c270970bAún así, la marcha, en la que participaron algunas charangas pero que careció de carrozas y otro tipo de espectáculos, discurrió este año sin incidentes.

Jóvenes en su mayoría, apenas gente madura, algunas familias y estampas imposibles fuera de un país tan militarizado como Israel, como la de jóvenes con sus fusiles reglamentarios y ropa de civil o soldados de uniforme, con la kipá religiosa sobre la coronilla, el arma colgando y la bandera arcoiris a la espalda.

“Todo depende en que familia estés. Nuestra familia ama a todo el mundo, todas las cosas, amamos todo, pero no todas las familias son así y esperamos que algún día todo Israel sea de esta manera”, explicaba Amar con una esperanza tan grande como su amplia sonrisa. A su lado, igualmente feliz, su hermana Ghotem, estudiante como ella, insistía en que su creencia era que “la situación va a ser mejor con el tiempo”. Aún así, se quejó de que en a Israel, en materia de derechos para los homosexuales, aún le queda un largo camino por recorrer. “Hemos venido porque queremos derechos, simplemente vivir, vivir como somos, de forma normal, nada más, eso todo… . sí, somos iguales, como ves entre la gente y en la cultura, pero no en los derechos”, advertía.

Una situación que empeora aún más si además de homosexual procedes de Palestina, donde la homosexualidad no solo no es aceptada sino objeto de castigo. “Si son homosexuales, o incluso si le acusa de homosexuales, quedan expuestos a la extorsión. Para los israelíes depende, si las familias los aceptan, está bien pero hay muchas familias que no los aceptan”, señalaba Mara.

Fuente Última Hora

General, Historia LGTB, Judaísmo , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.