Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Diego Neria’

Diego Neria, a Ignacio Arsuaga: “Francamente ¿cree que Dios es el monstruo que pretenden vendernos?”

Miércoles, 22 de marzo de 2017

diego-neira-publica-un-libro_560x280El transexual recibido por el Papa Francisco escribe al presidente de HazteOir

“Sentémonos en un debate usted y yo, desde el respeto, apostando por el diálogo (…). Espero sus noticias”

(Diego Neria).- A D. Ignacio Arsuaga, Presidente de Hazte Oír. Mi nombre es Diego, como podrá comprobar a lo largo de esta carta soy un tipo absolutamente normal. Extremeño, Funcionario del Ministerio de Agricultura, hombre familiar, escritor en mis ratos libres, Católico Practicante y Transexual (confío que tras esa última palabra tenga la capacidad de seguir leyendo).

Me dirijo a Ud. desde un extraño pero sincero respeto, algo que desde muy pequeño me inculcaron mis Padres hacia todo el mundo.

Llevo semanas leyendo y escuchando las críticas, opiniones y dudas que ha generado el Autobús que con ese mensaje innecesario pretende recorrer la geografía española. He apelado a la tranquilidad pero en vista de que este absurdo no para, se me plantean una serie de preguntas que Ud. debería saber contestar.

Dígame, ¿en algún momento de su vida ha conocido de cerca la Transexualidad? ¿Ha podido sentir a través de alguien conocido o querido la dificultad que supone para una persona que nace en un cuerpo equivocado caminar cada día? ¿Se ha preocupado antes de lanzar esta Campaña por tratar de ponerse en la piel de los PADRES de un menor Transexual?… supongo que sus respuestas serán todas NO porque de otra forma, serían imposible que alguien con mínimos principios de MORALIDAD pueda arremeter sin sentido contra algo tan sagrado como es la VIDA del otro.

Se declaran Católicos (dicen de Uds. “ultra”)… Su modelo a seguir es pues Jesús de Nazaret, un Hombre que salvaba Prostitutas y Adulteras de lapidaciones… ¿de verdad cree que a mí me condenaría o permitiría que alguien me lapidara con insultos, burlas y mensajes en autobuses?…

Francamente ¿cree que Dios es el monstruo que pretenden vendernos? Compartimos muy a su pesar el mismo Dios, la diferencia es que Uds. lo disfrazan de juez con látigo, de clasismo y exclusión, de miedo e infierno de amor para unos y no para otros… Mi Dios (que es el suyo) no entiende de diferencias, ni de odio sin sentido, ni de cerrojos en su casa; mi Dios me escucha y me abraza, le guste o no y si alguien ha de irse en ningún caso seré yo, créame.

Desconozco el número de seguidores que tendrá su organización pero ¿han pensado que a cualquiera de sus hogares mañana puede llegar un Hijo/a Transexual? ¿Cuántos autobuses y panfletos harán entonces que circulen delante de sus propias narices?… pero no claro!!! Uds. antes de reconocer, querer y proteger a un Hijo “raro”, prefieren esconderlo, “curarlo” al precio que sea o simplemente impedirle VIVIR, vestirlo de hipocresía y pasearlo ante todos como alguien “perfecto”

La Transexualidad sr. no es algo que se elige, la transexualidad llega con cada uno y salvo morir en vida o aceptarla, no puede hacerse NADA contra ella. Debería recurrir a ese dicho “todo lo que lances hacia arriba, puede caerte encima…” La transexualidad es MUCHO MAS QUE UNOS GENITALES y si, EXISTEN NIÑOS Y NIÑAS pero a nadie y menos aún a gente con mentes cerradas y enfermas de ira y desconocimiento, debe importarles lo que los pequeños tengan debajo de su ropita.

¿De verdad tiene su conciencia tranquila? Con los problemas reales que tiene este mundo ¿no se sentiría mejor invirtiendo el dinero de esta campaña en alimentar o vacunar a Niños que lo necesitan en lugar de erigirse “juez” en la vida de quienes jamás lo invitaron?…

Se amontonan las preguntas y se me ocurre hacerle una invitación, ¿no cree que ha llegado la hora de dar la cara y defenderse de las miles de críticas que se vierten sobre Ud. y su campaña? ¿No sería lo lógico darnos argumentos que aunque de nada sirvan, al menos puedan intentar aclarar un poco este sin sentido?

Hagámoslo sr. Sentémonos en un debate Ud. y yo. Desde el respeto, apostando por el dialogo y con el fin de frenar esta absurda guerra entre unos y otros donde lamentablemente las balas son los pequeños. Tratemos de ignorarnos al menos. Yo no quiero ni su apoyo, ni su ayuda ni su aceptación, tan solo quiero RESPETO y que deje mi camino y el de todos los (para Ud. “distintos”) libre de rocas que nos impidan caminar como a cualquiera.

Anímese, siempre será más sencillo DIALOGAR a tener que pasar por el bochornoso trance de que lo expulsen de todos lados o en el mejor de los casos le llenen de huevos con tomate ¿no cree?

Para finalizar, quisiera citarle la frase que me regaló un Buen Amigo al que conoce perfectamente y al que dudo tenga mucho aprecio:Cuando alguien te rechace piensa siempre que el problema está en su cabeza, nunca en la tuya…

Espero sus noticias.

Diego Neria Lejarraga
PLASENCIA (Cáceres)

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

“Estos tipos se pelearían por coger los clavos para subir a Cristo en la cruz”

Lunes, 6 de marzo de 2017

quentin-massys-ecce-homo-detailHaciendo el juego a HazteOir

“El silencio de los obispos vuelve a dejarles en fuera de juego”

(Jesús Bastante).-No lo esperaban ni en sus mejores sueños. Los ultracatólicos de HazteOir (algún amigo me sugiere que, simplemente, utilice el término “ultras”, sin el “católicos”, pero mientras los obispos no contesten a las preguntas que se les formulan, o no desautoricen oficialmente a este grupo, mientras otros prelados como Munilla, Reig Plá, Sanz o Demetrio continúen apoyándoles directa o veladamente, lamentablemente tendremos que seguir utilizándolo) están consiguiendo una publicidad impresionante a cuenta de su polémico autobús en el que lanzan, una vez más, un mensaje de odio, esta vez contra un colectivo doblemente perseguido: por ser menores, y por tener una identidad sexual diferente a la mayoritaria.

El presidente de HazteOir, Ignacio Arsuaga, no cabe en sí de gozo. Ocupa horas de televisión y radio, páginas enteras de diarios y revistas, y buena parte del espacio virtual de los portales especializados. Ha sido más sencillo de lo que parecería a simple vista. Una frase impactante, dura, dolorosa, zafia, y una campaña ciertamente original (hay que reconocerles su capacidad de impacto en las redes, y su formación en marketing), ha multiplicado la presencia de un pequeño grupúsculo que no representa a nadie, que no defiende la vida de los débiles ni la libertad de expresión, y que utiliza la agitación como leit motiv. Ni Evangelio, ni democracia, ni gaitas: estos tipos se pelearían por coger los clavos para subir a Cristo en la cruz.

Su éxito, en cambio, es una derrota de la sociedad de la comunicación, que vive en demasiadas ocasiones de lo accesorio, lo escandaloso, lo escabroso, la carroña. Y algo que debiera hacer pensar a los responsables de estos medios (autocrítica en la que me incluyo). ¿Qué logramos dando voz a esta gente?

En lo tocante a la Iglesia, una vez más, comprobamos cómo el silencio de los obispos vuelve a dejarles en fuera de juego. En privado, la práctica totalidad de los prelados muestran su disconformidad con los métodos de HazteOir y sus adláteres (por no hablar, ya lo haremos en otra ocasión, de sus vinculaciones con la sociedad secreta El Yunque). En público, sin embargo, ninguna respuesta. O el apoyo, más o menos directo, de los prelados más reaccionarios.

Cuando comenzó toda esta historia, no pude por menos que acordarme de Diego Neria, el transexual a quien el Papa Francisco recibió, junto a su novia Macarena. Dos espíritus libres, dos bellísimas personas, dos grandes seguidores de Jesús, que están llevando a cabo una magnífica labor en pro de la igualdad y la libertad. Sin más banderas que las del mensaje de liberación de Jesús de Nazaret. El mismo que hoy sería acusado de apóstata, gay, idólatra, asesino y blasfemo por los nuevos Sumos Sacerdotes. Que, pese a su lema, tienen muy poco oído.

arsuaga-y-reig

***

Espiritualidad , , , ,

Cañizares pide a las Corts que “repiensen” los “proyectos legislativos que fomentan la ideología de género”… Pero no nos engañemos, Francisco, y no Cañizares, fue el que por primera vez calificó de “maldad” el “adoctrinamiento” de niños en la “ideología de género”

Lunes, 9 de enero de 2017

francisco-con-canizaresAño Nuevo ¿Vida nueva? No lo parece a tenor de las declaraciones del “pequeño” Cardenal, que sigue con su raca raca… y es que le sale gratis… Pero esto es una intolerable injerencia política de quien no ha sido votado que pisotea el poder legislativo nacido de la soberanía popular. Luego protestan cuando se les dice que respeten los derechos humanos de mujeres y personas LGTBI diciendo que no se respeta la “libertad religiosa”… Mucha cara dura es la que tienen… Para estos jerarcas la libertad religiosa consiste en discriminar a quien les da la gana e imponer sus opiniones al poder polítco mientras siguen cobrando su dinerito de todos los españoles…

“La lucha contra la discriminación no llegará a través de este tipo de legislación”, afirma

“En defensa de la democracia que nos dimos (…) pido con la mano tendida que no actúen por imposición”

“Los considero auténticos demócratas, y no me gustaría que se convirtiesen en dictadores o tiranos.”

La Generalitat Valenciana advierte a Cañizares: no permitirán que los colegios se salten la ley de transexualidad

Este viernes diversos medios de comunicación reproducían en grandes titulares la última andanada de odio del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, contra la aprobación por parte de la Generalitat Valenciana de nuevas normas contra la discriminación de las personas LGTB, y muy en especial de las personas transexuales. Nada especialmente sorprendente: la jerarquía católica reproduce ahora en la Comunidad Valenciana el mismo comportamiento que hace solo unos meses en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, nos llama la atención que la frase que más titulares copó, sobre la “maldad” que supone, según Cañizares, “adoctrinar a los niños en la ideología de género”, no se atribuya al que realmente la pronunció por primera vez, y de quien el arzobispo de Valencia simplemente se hacía eco: el papa Francisco.

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido a las instituciones autonómicas valencianas que “repiensen” la aplicación de la Ley sobre ideología de género, que en estos momentos se encuentra para su tramitación y aprobación en Les Corts.

La andanada de odio de Cañizares adquiere esta vez forma de carta pastoral, titulada La gran urgencia: salvar a la familia, y adelantada por Paraula, publicación dependiente del propio arzobispado de Valencia. En ella, y ante la inminente aprobación de la nueva ley integral de transexualidad valenciana (asunto que hace pocos días saltaba de nuevo a la actualidad al adelantar la Generalitat Valenciana su protocolo para garantizar el derecho del alumnado trans de los centros públicos a su identidad de género), Cañizares arremete directamente contra los avances en materia LGTB que se están dando en diferentes comunidades autónomas. “Las cosas son así también en nuestra Comunidad Valenciana que, como otras ocho comunidades autonómicas españolas, pretende imponer, a modo colonizador de las conciencias y aún por la fuerza, esta ideología mediante una legislación inicua que se encuentra en estos momentos en las Cortes Valencianas para su tramitación y su aprobación si no lo remedian los que deberían remediarlo”, asegura.

“Por eso, en defensa del hombre y de la familia, también de la democracia que nos dimos en España con sus derechos y libertades que tutela, la cual no es posible sin la verdad del hombre y de la familia, y, precisamente, en nombre de los hombres y de la familia, y en nombre de Dios garante del hombre y de la familia, pido, con mano tendida y apertura, a quien corresponda que no actúen por imposición repiensen las cosas y no vayan contra el hombre ni contra la familia. Todavía estamos a tiempo. Los considero auténticos demócratas, y no me gustaría que se convirtiesen en dictadores o tiranos. Mi esperanza y así lo imploro es que se repiensen con responsabilidad, sosiego y prudencia de gobierno las cosas”, añade en otro momento del texto.

“Tenemos que luchar por la dignidad de las personas y contra todo tipo de discriminación, pero negar la diferencia biológica entre varón y mujer no es ir a la solución, y por tanto, cuestiona que los proyectos legislativos que fomentan la ideología de género eviten la discriminación de los colectivos vulnerables a los que se dirigen”.

El Arzobispo ha destacado que “no actúo reactivamente en contra de nadie, ni de ninguna legítima Institución o rechazando a nadie, actúo únicamente a favor y únicamente en defensa del ser humano y de la familia en coherencia con la fe que anima a la Iglesia”.

Además, la Iglesia defiende la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y promueve las garantías para que las mujeres no sean víctima de abusos físicos, sexuales o de orden moral. Esa lucha contra la discriminación se extiende a todos los colectivos, porque la Iglesia enseña la dignidad de todo ser humano“.

De igual modo, el cardenal ha añadido que “la lucha contra la discriminación no llegará a través de este tipo de legislación” y ha manifestado que, “como Obispo y como Pastor, apelo a la libertad religiosa en virtud de la cual actúo, a la objeción y libertad de conciencia, y a la libertad de expresión. No es sólo una cuestión de fe confesional lo que defendemos, es una cuestión de razón humana, en la que todos nos sentimos concernidos.

Por otra parte, el cardenal Cañizares se ha referido a “una necesaria política familiar y una genuina educación en todo lo que contribuya a fortalecer la familia” y ha insistido en que “se requiere urgentemente conjuntar e impulsar múltiples iniciativas aportando ideas, propuestas, instrumentos operativos al servicio de la promoción de la verdad y el bien de la familia y de la vida”.

A este respecto “son necesarias muchas cosas”, y a ellas apunta el papa Francisco, por ejemplo a propósito de la ideología de género, que ve como un desafío a la familia, cuando dice en su Exhortación sobre la familia, que “esta ideología presenta una sociedad sin diferencia de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promuevan una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre un hombre y una mujer”. El Papa Francisco también la ha definido como una “colonización ideológica” aseverando que el adoctrinamiento de la ideología de género es una maldad. Y cita textualmente al Papa dirigiéndose a finales de julio de este año a los Obispos de Polonia: “En  Europa,  América,  América  latina, África, en algunos países de Asia hay verdaderas colonizaciones ideológicas. y una de éstas -lo digo claramente con nombre y apellido- ¡es la ideología de género!. Hoy a los niños – a los niños!- en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible”. Y en el vuelo de regreso de Azerbaiyán a Roma señaló que “las personas se deben acompañar como las acompaña Jesús. Cuando una persona que tiene esta condición llega hasta Jesús, Jesús no le dirá seguramente ´vete porque eres homosexual`. No. Lo que yo he dicho es esa maldad que hoy se hace en el adoctrinamiento de la ideología de género” (Papa Francisco). Consecuentemente adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad.

El Cardenal ha pedido que “educadores, escritores, políticos y legisladores, no pueden dejar de tener en cuenta que gran parte de los problemas sociales como la delincuencia juvenil, la droga, la prostitución o la violencia contra la mujer, tiene sus raíces en los fracasos o carencias de la vida familiar. Por tanto, animo a que acabemos con las contradicciones que en este sentido se han producido en nuestra sociedad agravando estos problemas, cuando casi han buscado el descrédito y el deterioro de la institución familiar, basada en el matrimonio único e indisoluble entre un hombre y una mujer, o trivializar y desfigurar la verdad y grandeza de la sexualidad, y la unión esponsal del hombre y de la mujer, es cuando menos una ligereza y en todo caso una contradicción y una desfiguración de lo verdadero. Son muchas, tal vez demasiadas, las ligerezas y contradicciones que en este sentido se han producido en nuestra sociedad durante bastante tiempo y parece que existe el empeño por parte de algunos en seguir incurriendo en ellas, agravándolas, con la difusión de modelos, concepciones o formas de vida que se difunden y aun con nuevas legislaciones que atentan a la entraña de la familia..

De igual modo, ha invitado a “las asociaciones que tienen que ver con la familia, a políticos, a comunicadores y periodistas, a educadores, y a quienes quieran implicarse, que nos adentremos en la lectura fiel del magisterio de la Iglesia, sobre el hombre y la familia, y que con lucidez, libertad, respeto y decisión lo apliquemos en su extensión y hondura”.

Asimismo, ha destacado quenuestra posición es defender la Doctrina Social de la Iglesia sobre la familia, y por tanto, promover los derechos de la familia, el derecho a la vida y difundir la verdad de la sexualidad humana”.

Texto íntegro aquí:

Recapitulando, Cañizares utiliza las palabras de Francisco

La base de la argumentación de Cañizares no es otra que las propias palabras del papa Francisco sobre lo que la jerarquía católica ha dado en llamar “ideología de género”, y su pastoral reproduce literalmente dos momentos en los que el papa hizo declaraciones sobre el tema. Las dos las recogimos, de hecho, en dosmanzanas. La primera fue este pasado verano, en un encuentro con obispos polacos, en el que Francisco aseguró: “Quisiera concluir aquí con este aspecto, porque detrás de esto hay ideologías. En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas —lo digo claramente con «nombre y apellido»— es el gender [ ‘gender’ o ‘ideología de género’ es la expresión que el ámbito más conservador utiliza para denigrar tanto al feminismo como a buena parte de las reivindicaciones del colectivo LGTB, muy especialmente en los últimos tiempos la lucha en favor de los derechos trans]. Hoy a los niños —a los niños— en la escuela se enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo. ¿Por qué enseñan esto? Porque los libros son los de las personas y de las instituciones que dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Y esto es terrible”.

Otras declaraciones que Cañizares reproduce literalmente en su pastoral tuvieron lugar este otoño, cuando al regreso de un viaje a Georgia en el que tuvo palabras muy duras sobre la “guerra mundial” contra el matrimonio y las supuestas maldades de la “teoría de género”, los periodistas le pidieron aclarar sus palabras.Aquello sobre lo que hablé es esa maldad que hoy se hace con el adoctrinamiento de la teoría de género. Me contaba un papá francés que en la mesa estaba hablando con sus hijos, y le preguntó al hijo de 10 años: “¿Tú qué vas a ser de grande?” “¡Una chica!”. Y el papá se dio cuenta de que en los libros de escuela se enseñaba la teoría de género, y esto va contra las cosas naturales”, explicó entonces Francisco. “Consecuentemente adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad”, concluye Cañizares, ya con sus propias palabras.

Desde Cristianos gays venimos tiempo refiriéndonos a este aspecto. El papa Francisco, pese a algunos gestos mediáticos amables hacia personas concretas (como Diego Neria, el hombre transexual español al que recibió privadamente en 2015 tras conseguir este hacerle llegar una carta) sigue dando alas a la discriminación de las personas trans. Y es que el argentino, a diferencia de sus predecesores, parece haber escogido a las que al fin y al cabo constituyen el colectivo más vulnerable dentro de este grupo como objeto primordial de sus ataques en materia LGTB. En su ya famosa encíclica “ecologista” Laudato si’, Francisco vertía de hecho el que posiblemente ha sido el más importante ataque a las personas transexuales surgido del ámbito católico en los últimos años. Es, en concreto, en el punto 155 de la encíclica, donde el papa aprovecha para considerar que el respeto a la ecología incluye “la aceptación del propio cuerpo como don de Dios” y su “valoración en su femineidad o masculinidad” para “reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente”. Según aseguraba el papa, “cancelar la diferencia sexual” no es una actitud sana.

Y es que si  echamos la vista aún más atrás y nos remontamos a la época en que Jorge Bergoglio era  arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la iglesia católica argentina cuando el tono apocalíptico del que es ahora papa aparece en todo su esplendor:  “No se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios. No se trata de un mero proyecto legislativo sino de una movida del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios”. Así se expresaba en el verano de 2010 Bergoglio, en plena discusión sobre el proyecto de ley de matrimonio igualitario en su país… Y este Bergoglio que llegó a calificar al matrimonio igualitario, que entonces se discutía en Argentina, como “pretensión destructiva al plan de Dios” movida por el mismo demonio, sin movérsele el solideo, aseguraba después, siendo ya papa, que ”no es necesario estar hablando sin cesar” del tema.

En fin, pocos signos de esperanza…

Compromís critica la “obstinación casi enfermiza” de Cañizares contra la igualdad de género

“Este escrito del Arzobispo nos parece un arenga enfurecida hacia los católicos valencianos que él mismo sabe que mayoritariamente no piensan como él”. El portavoz de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, ha criticado la “obstinación casi enfermiza” que a su juicio tiene el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, “contra la libertad e igualdad de género”. Según el diputado, “ataca con virulencia la ley de transexualidad impulsada por el Consell, que se encuentra actualmente en fase de tramitación parlamentaria… , llegando a acusar a esta iniciativa legislativa de una maldad con la que se quiere adoctrinar a los niños y destruir a las familias”,”.

A su juicio, el arzobispo “utiliza un lenguaje apocalíptico y belicoso totalmente fuera de lugar para referirse a esta ley, haciendo continuas referencias a colonizaciones, guerras, dictaduras y tiranías, con lo cual Cañizares evidencia que no acepta el marco de libertades en que convivimos”. “Este escrito del Arzobispo nos parece un arenga enfurecida hacia los católicos valencianos que él mismo sabe que mayoritariamente no piensan como él”, señala Ferri.

El diputado de Compromís añade que en la sociedad valenciana “hay un consenso casi unánime en conseguir la igualdad de derechos entre todas las personas, en el marco de una sociedad diversa donde cada uno pueda amar a quien considere oportuno, sin ser considerado ni un peligro ni una amenaza y esto parece que no gusta a algunos. Desde Compromís sabemos que el trabajo para conseguir que todo el mundo pueda vivir en libertad no sólo se puede realizar a través de la labor legislativa, sino también con la pedagogía pública hacia el conjunto de la sociedad“, indica. Por eso, agrega, “emplazamos a Cañizares a realizar una reflexión profunda sobre las consecuencias hacia el fomento del odio que pueden tener sus palabras”.

Fran Ferri ha destacado que la Ley de Identidad de Género es un “paso muy importante porque garantizará que la transexualidad no sea considerada como un trastorno, sino como una expresión más de la diversidad humana”. Además, la ley “regula los derechos del colectivo transexual en ámbitos tan diversos como el educativo, el sanitario, el social o el administrativo para garantizar el derecho de autodeterminación de género de las personas que manifiestan una identidad de género sentida diferente a la asignada en el momento de su nacimiento”. “Queremos lamentar también el posicionamiento contrario del PP valenciano a esta ley que ya hizo público su portavoz, Isabel Bonig, lo que demuestra que el PPCV en general, y la señora Bonig en particular, anteponen su ideología ultraconservadora a los derechos de las personas“, según Ferri.

Y por último,

La Generalitat Valenciana advierte a Cañizares: no permitirán que los colegios se salten la ley de transexualidad

La Administración avisa al Cardenal de que sancionarán a los colegios que no cumplan con la ley.

El Cardenal Cañizares, a través de su carta pastoral no sólo atacaba las leyes LGTB que se están aprobando en distintas comunidades autónomas  sino también  llamando a la “objeción de conciencia” pero José de Lamo, director general de Igualdad en la Diversidad ha salido al paso recordando que “cuando se apruebe la ley, todos los centros educativos, concertados o privados, estarán obligados a cumplir la norma. Si no, evidentemente, se sancionará al centro por no cumplir la ley”.

En el caso de infracciones muy graves el texto recoge multas de hasta 45.000 euros y la posibilidad de perder las ayudas públicas por un período de hasta tres años en el supuesto de “la elaboración, utilización o difusión en centros educativos de la Comunitat Valenciana de libros de texto y materiales didácticos que presenten a las personas como superiores o inferiores en dignidad humana en función de su identidad o expresión de género, o que inciten a la violencia por este motivo” así como la realización de actos que supongan “aislamiento, rechazo o menosprecio público y notorio de personas por causa de identidad o expresión de género”.

Fuente Achidiócesis de Valencia/ Levante, vía Religión Digital/Dosmanzanas/EstoyBailando/Cristianos Gays/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

Diego Neria: “El Papa me dijo que ‘si alguien te intenta apartar, el problema está en el que te aparta'”

Lunes, 26 de septiembre de 2016

29834801096-bf220627f5-b_560x280El transexual que fue recibido por el Papa presentó “El despiste de Dios”

Padre Ángel: “Tu historia va a marcar un antes y un después en la vida de mucha gente”

(Cameron Doody).- Sobrino de la escritora María de la O Lejárraga, funcionario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, novio de MacarenaDiego Neria es todas esas cosas, pero se le conoce por ser el primer transexual recibido por el Papa. Al compartir con Diego la misma filosofía de comprensión y respeto ilimitados para todos, la ONG Mensajeros de la Paz quiso organizar este jueves una nueva presentación del libro en el que Diego cuenta su historia.

La presentación de El despiste de Dios tuvo lugar en la sede de UGT en la calle Hortaleza, justo enfrente de aquel referente de inclusión incondicional, la iglesia madrileña de San Antón.

“Querer y dejarse querer”. El Padre Ángel, párroco de San Antón y fundador de Mensajeros, empezó el encuentro refiriéndose al lema de San Antón y afirmando que Diego encarna perfectamente tal eslogan. “A esta iglesia ha llegado gente que ha sido rechazada por otras iglesias, incluidas las católicas”, siguió.

Entre este colectivo situó a Diego, que lleva toda una vida intentando reconciliar su identidad sexual con su firme fe en Dios. Dirigiéndose al autor, el sacerdote afirmó que “solo puedo darte las gracias por tu coraje” en escribir el mismo. La historia de Diego, aseguró, “va a marcar un antes y un después en la vida de mucha gente”.

El Padre Ángel dio entonces la palabra a José Miguel Herrero Velasco, funcionario madrileño en la misma agencia estatal en la que trabaja Diego, desde Plasencia, quien compartió los mismos calificativos que usó el Padre Ángel para describir a su compañero. “Valiente, generosa, firme en sus creencias, pero sin rencor” fue el consenso. José Miguel expresó su admiración por su amigo y le animó a que siguiera luchando en sus compromisos con las personas -sobre todo los niños- que sufren cualquier tipo de discriminación.

Oportunidad tuvo el mismo Diego, entonces, para contarnos un poco de su experiencia. Tuvo una niñez “normal”, dijo, hasta que se dio cuenta, en su adolescencia, de que su mente y cuerpo no estaban acomodados. Al darte cuenta de que no pareces por fuera lo que eres por dentro, “te vas convirtiendo en un preso dentro de una cárcel”, relató. Tenía luego “lo que los demás llaman ‘normal'”, recordó -pareja, trabajo, sueños- hasta que decidió que quiso una reasignación de género. “Yo nací otra vez a los 40 años”, afirmó, pero aún le faltaba algo. Hubo “algo en mi interior que no [estaba] bien”. Lo que le hacía falta era poder vivir su espiritualidad.

Frente a los que no le entendían en la parroquia donde asistía -advirtiéndole que cómo se atrevía a entrar allí, incluso, y llamándole “hija del diablo”– Diego encontró un modelo a seguir en la persona del Papa Francisco. Decidió escribirle una carta al Papa y al tiempo éste le llamó. Al principio pensaba que hablaba con un operador de Movistar -dijo entre risas- pero cuando el pontífice le relató detalles de su misiva supo que era de verdad. Organizaron para él una audiencia privada en Roma, detalle de la cual que más le impresionó fue el aire de humildad genuina del Papa. “Cercanía impresionante, que te abraza, que no te hace besarle anillo”: así calificó Diego su reunión con Francisco, tras la cual “todas mis dudas se fueron” sobre si Dios le quería o no. “Me sentí limpio y seguro”, contó. Y reveló que todavía piensa en el consejo que le dio el Papa: “Si alguien te intenta apartar, piensa que el problema está en el que te aparta”.

Después de la audiencia, reveló Diego, empezaron las llamadas de personas de todo el mundo que denunciaban que querían entrar en la iglesia pero que las autoridades “les ponían verdes“. Fue entonces cuando Diego empezó con las labores en pro de las personas discriminadas que sigue desempeñando hasta hoy día. “No quiero ser un referente, pero quiero ayudar”: así es como ve Diego su misión ahora que siente el amor de Dios y el respeto de la máxima autoridad de la Iglesia.

Y tiene un mensaje para los católicos que aún no han entendido el mensaje evangélico de compasión e inclusión absoluta sobre el que ha puesto de nuevo el foco el Papa Francisco. “No te puedes apropiar de un Dios que no es solo tuyo”, les advirtió. El Creador nos ama igual a todos, da igual la raza, religión, clase social o identidad sexual que tengamos.

Pero como cabría esperar de un encuentro con un católico tan valiente, interesante y inspirador como es Diego, el acto no terminó en esa nota negativa. “A veces los problemas los creamos nosotros mismos, pues las soluciones también” dijo el autor, un recado que debe motivarnos a todos. En lo que se refiere a la discriminación que aún afecta a demasiados, opinó Diego que de lo que se trata es seguir contrarrestando a los discursos de odio. “Hacer balanza para vencer la parte que tanto daño ha hecho”. Ese el consejo de alguien que ha sufrido ese daño en su propia piel pero aún tiene la energía de mostrarnos un camino mejor.

Para saber más acerca del libro El despiste de Dios, pincha aquí:

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

El Papa Francisco considera que los transexuales son la aniquilación del ser humano como imagen de Dios y relaciona la crisis de los refugiados con la “ideología de género”

Viernes, 5 de agosto de 2016

francisco-de-espaldasOs aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo.”
(Mt 25, 31-46)

Definitivamente este papa no es el nuestro…

El Papa Francisco: es terrible que los niños puedan elegir su género

Hay escuelas en las que enseñan a los niños que pueden escoger su género, según el Papa

Ha vuelto a suceder. Una vez más, el papa Francisco ha mostrado su peor cara, la que fomenta y promueve el odio tránsfobo. Ha sido en un encuentro con un grupo de obispos polacos durante su estancia en Cracovia con ocasión de las Jornadas Mundiales de la Juventud, tras el cual el propio Vaticano ha hecho pública una transcripción del diálogo que mantuvieron. Francisco, motu proprio y sin que nadie le preguntara por ello (respondía, en realidad, a una pregunta sobre la crisis de los refugiados), aseguró que vivimos un momento de “aniquilación del hombre como imagen de Dios”, momento que relacionó con el hecho de que a los niños “se les enseñara en las escuelas” que cada uno puede “elegir su sexo”. Unas declaraciones que algunos han tildado de peligrosas

Desde el 25 hasta el 31 de julio se celebraban en Cracovia las Jornadas Mundiales de la Juventud, no teniendo el Papa Francisco palabras de consuelo para las familias de los homosexuales que le pidieron una lanza en contra de la homofobia, pero sin embargo, sí tuvo palabras en contra de los transexuales en un encuentro privado con obispos polacos. «Hoy, están enseñando esto a los niños en las escuelas —¡a los niños— que todo el mundo puede escoger su género (…). Estamos viviendo un momento de aniquilación del hombre como imagen de Dios», dijo Jorge Mario Bergoglio a puerta cerrada, según una transcripción difundida el martes, 2 de agosto, por el Vaticano.

Las declaraciones se produjeron durante su visita al arzobispado de Polonia y fueron posteriormente transcritas por el Vaticano. Reproducimos a continuación las palabras de Francisco, que tienen lugar, aunque no lo parezca, durante una respuesta a una pregunta sobre la crisis de los refugiados. Utilizamos, pese a que su calidad no es demasiado buena, la traducción al castellano que el propio Vaticano muestra en su página web:

(…) Pero el problema es mundial. La explotación de la creación, y la explotación de las personas. Estamos viviendo un momento de aniquilación del hombre como imagen de Dios.

Quisiera concluir aquí con este aspecto, porque detrás de esto hay ideologías. En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas —lo digo claramente con «nombre y apellido»— es el gender*. Hoy a los niños —a los niños— en la escuela se enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo. ¿Por qué enseñan esto? Porque los libros son los de las personas y de las instituciones que dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Y esto es terrible. Hablando con Papa Benedicto, que está bien y tiene un pensamiento claro, me decía: «Santidad, esta es la época del pecado contra Dios creador». Es inteligente. Dios ha creado al hombre y a la mujer; Dios ha creado al mundo así, así, y nosotros estamos haciendo lo contrario. Dios nos dio un estado «inculto» para que nosotros lo transformáramos en cultura; y después, con esta cultura, hacemos cosas que nos devuelven al estado «inculto». Lo que ha dicho el Papa Benedicto tenemos que pensarlo: «Es la época del pecado contra Dios creador». Esto nos ayudará.

Pero tú, Krzysztof, me dirás: «¿Qué tiene que ver esto con los emigrantes?». Está un poco en el contexto. Sobre los emigrantes diré: el problema está allí, en su tierra. Pero, ¿cómo los acogemos? Cada uno debe ver cómo. Pero todos podemos tener el corazón abierto y pensar en hacer una hora en las parroquias, una hora a la semana, de adoración y de oración por los emigrantes. La oración mueve montañas.

——————————————————–

* Nota de dosmanzanas: Gender o “ideología de género” es la expresión que el ámbito más conservador utiliza para denigrar tanto al feminismo como a buena parte de las reivindicaciones del colectivo LGTB, muy especialmente en los últimos tiempos la lucha en favor de los derechos trans.

Con estas declaraciones, el Papa Francisco sigue la estela de su predecesor Benedicto XVI, que catalogó esta época como la de los pecados contra Dios, creador de todo, y que como ser inteligente, Dios creó el mundo de una forma y no de otra, creando hombres y mujeres, y que la sociedad estaba haciendo lo opuesto a la creación con su comportamiento.

Sin especificar el país ni las escuelas en el que se está aplicando este tipo de pedagogía actualmente, el Sumo Pontífice culpa a las «personas e instituciones que donan dinero» en lo que llamó una «colonización ideológica» respaldada por «países muy influyentes». Según su punto de vista esta «colonización» de la que habla no es otra que la del «género», un tema del que ya había hablado durante su visita a Asia, en 2015, un tema que incluso habría llegado a debatir con su predecesor en el puesto, Benedicto, y que había mencionado ya en su discurso en la ONU.

Mientras las familias del mundo entero deben estar en estos momentos preguntándose si la escuela a la que llevan a sus hijos tiene patrocinadores que promueven el cambio de sexo, activistas y miembros del colectivo LGTB no han tardado en mostrar su decepción por los comentarios del Papa Francisco, como Sarah McBride, que se convirtió en la primera persona transexual en participar en la Convención Nacional del Partido demócrata, la semana pasada. «Los comentarios del Papa sobre la gente transexual son increíblemente decepcionantes y traicionan el mensaje de amor e inclusión que predica», declaraba en su cuenta de Twitter.

Unas palabras que han causado un especial malestar entre colectivos LGTB católicos, como Dignity USA, cuya directora ejecutiva, Marianne Duddy-Burke, ha asegurado que los comentarios del papa «ponen vidas en riesgo» porque, de alguna manera, alientan el acoso y la violencia hacia personas transexuales en muchos países y demuestran una “peligrosa ignorancia” sobre la identidad de género, “un tema que es, literalmente, un problema de vida y muerte para muchas personas, sostiene Marianne Dubby-Burke, explicando que «lo que muchos, incluyendo Francisco, todavía no entienden es que la gente no ‘elige’ su género. Un género es asignado al nacer, y algunas personas descubren que fueron clasificadas incorrectamente,  no es una elección, como no lo es la altura o el color del pelo”. “Es muy preocupante que el papa diga algo así. Y demuestra además que el papa no entiende el peligro que sus palabras pueden tender para las personas que no se acomodan a un género, especialmente aquellas que viven en países con leyes o con presiones culturales que ponen a estas personas en riesgo de sufrir violencia”, ha añadido.

Hubo un momento en que algunos miembros de la comunidad LGTB miraban al Papa Francisco con esperanza cunado dijera aquello de «¿Quién soy yo para juzgar?», al referirse a los curas homosexuales. Desde entonces, pocas son las ocasiones en las que ha lanzado, ya no una lanza, sino una mísera cerilla en favor de homosexuales, bisexuales y transexuales, mostrando particular inquina contra estos últimos a quienes ha llegado a comparar con armas nucleares. «No hay absolutamente ninguna razón suficiente para considerar las uniones homosexuales a ser en ninguna manera similares o remotamente análogas al plan de Dios para el matrimonio y la familia», llegó a decir sobre el matrimonio igualitario. ¿Dónde quedan ahora aquellas palabras en las que aseguraba que la Iglesia debería pedir perdón por la homofobia y la discriminación? ¿Seguirá pensado Elton John que «el Papa Francisco es maravilloso»?

La obsesión de la Iglesia católica con la transexualidad

Las opiniones de Francisco, conviene aclarar, no son nuevas. Y es que el argentino, a diferencia de sus predecesores, para haber escogido a las personas transgénero como objeto primordial de sus ataques en materia LGTB. En su ya famosa encíclica Laudato si’, Francisco vertió el que posiblemente ha sido el más importante ataque a las personas transexuales surgido del ámbito católico en los últimos años. La encíclica sobre el medio ambiente, que tantas alabanzas ha recibido incluso desde círculos progresistas, contiene un claro mensaje tránsfobo. Es, en concreto, en el punto 155 de la encíclica, donde el papa aprovechaba para considerar que el respeto a la ecología incluye “la aceptación del propio cuerpo como don de Dios” y su “valoración en su femineidad o masculinidad” para “reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente”. Según aseguraba el papa, “cancelar la diferencia sexual” no es una actitud sana.

No era, de todas formas, el primer aviso de Francisco. “Pensemos en las armas nucleares, en su capacidad de aniquilar en unos pocos instantes un alto número de vidas humanas. Pensemos en la manipulación genética, en la manipulación de la vida, o en la teoría de género, que no reconocen el orden de la creación. Con esta actitud, el hombre comete un nuevo pecado contra Dios el Creador”, expresaba el papa solo unos meses antes de su encíclica.

Opiniones estas que han servido para rearmar al sector más conservador de la Iglesia católica, que en los últimos tiempos parece haber redirigido específicamente sus cañones hacia las personas transgénero. Es el caso, por mencionar un ejemplo reciente, de los tres obispos madrileños que utilizaron las palabras de Francisco para cargar contra la Asamblea de Madrid por aprobar una avanzada ley integral de transexualidad.

Para Cristina Traina, profesora de Estudios Religiosos en la prestigiosa Northwestern University (Illinois, Estados Unidos), la diferente sensibilidad que Francisco está demostrando hacia las personas homosexuales, hacia las que se muestra compresivo en las formas (aunque no en lo doctrinal) en comparación con sus palabras despectivas hacia la realidad trans puede deberse a su herencia cultural. Según Traina, el papa “tiene un entendimiento del género muy latinoamericano, como binario y natural”.

No sabemos si es así, pero lo cierto es que pese a algún gesto hacia personas concretas, como Diego Neria, el hombre transexual español al que Francisco recibió privadamente en 2015 (sin que trascendiera declaración alguna) tras conseguir este hacerle llegar una carta, el papa que tantos gestos está mostrando en otros aspectos se muestra especialmente falto de la más mínima empatía hacia el grupo más vulnerable del colectivo LGTB. Lo que fue considerado como “un nuevo gesto” hacia el colectivo LGBT, parece ahora estar arrepentido, a juzgar por las fuertes declaraciones realizadas.

Además, cartas como las publicadas por algunos obispos o las últimas negativas a permitir que personas transexuales puedan ser padrinos o madrinas en los bautizos de sus propios familiares refuerzan la idea a la que ya hemos hecho mención en anteriores entradas: a la enfermiza fijación contra las relaciones entre personas del mismo sexo, la jerarquía católica añade ahora la condena a las personas trans, tradicionalmente ignoradas por la institución. El propio obispo de Alcalá de Henares no ha dudado en incluirlas en sus diversas diatribas, como la que lanzó en diciembre de 2014, cuando incluyó a la “despatologización de la así llamada transexualidad” en la lista de supuestos objetivos de una perversa agenda LGTB.

Otro ejemplo es el del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que en enero de 2013 difundía su mensaje tránsfobo en una carta pastoral en la que criticaba la “ideología de género” que “sitúa al hombre por encima de Dios”. “La ideología de género es una filosofía, según la cual el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente”, añadía.  “Ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer. Esperamos un bebé. ¿Es niño o niña? La ecografía nos dice claramente que es niña. No. Lo que vale es lo que el sujeto decida. Si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer. Y si quiere ser mujer puede serlo, aunque haya nacido varón. No se nace, se hace. Al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos, escolares, etc. que tratan de hacer ‘tragar’ esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes”, aseguraba enonces el obispo de Córdoba.

Fuente Usa Today/Universogay/Dosmanzanas, Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Transexual español recibido por el Papa cuenta su historia en un libro

Jueves, 31 de marzo de 2016

diego-neira-publica-un-libro_560x280Diego neira advierte: “No busquéis morbo en mi libro”

“Esta es la vida de una persona humilde y tranquila que un día fue tocada por esa varita que se llama papa Francisco”

El español Diego Neria Lejárraga, el primer transexual en ser recibido por un papa, contó su historia personal en un libro, ‘El despiste de Dios’ (Tropo Editores) al que anima a acercarse “sin ninguna gana de morbo”, ni buscando la parte frívola de la transexualidad “porque esa historia no está aquí”.

Esta es la vida de una persona humilde y tranquila que un día fue tocada por esa varita que se llama papa Francisco y que creo que puede aportar un poco de esperanza”, dijo hoy Neria en el acto de presentación de “El despiste de Dios. Cuadernos de viaje de un hombre que nació mujer”.

La vida privada de Neria, de 50 años, que en 2007 se sometió a una reasignación de género, se convirtió en pública en 2015 después de conocerse que fue recibido en audiencia privada por el papa Francisco en el Vaticano, junto a su pareja, Macarena.

el-papa-con-neria-y-su-mujerAhora, este funcionario que dice tener fuertes convicciones católicas ha contado su historia en un libro: Es un recorrido por mi vida, desde pequeño hasta los 50 años, que se hace a través de un viaje que yo hago a Roma con Macarena, mi pareja, para visitar al papa Francisco”.

Neria pretende, sobre todo, “normalizar un poco a la gente a los que siempre se nos ha considerado apartados de la sociedad”, no sólo transexuales. Y desde luego es una llamada absoluta de esperanza. Yo he tenido una vida complicada, pero afortunadamente y gracias a Dios aquí estoy, porque la vida da muchas vueltas y porque tengo muy claro que no se puede tirar la toalla nunca”, ha añadido.

En cuanto a su entrevista con el papa Francisco, Diego Neria apuntó que ese encuentro le cambió la vida, sobre todo interiormente, y que le aportó “muchísima tranquilidad, serenidad” y le “despejó muchas dudas”.

Criticó que algunas “creencias equivocadas” están haciendo “muchísimo daño”, por ejemplo, entre los transexuales latinoamericanos, que “lo están pasando francamente mal porque están superperseguidos, y esto es un punto que marca la Iglesia”.

Desde que hace tres años fuera elegido cómo máximo representante de la Iglesia católica, el papa se ha mostrado comprensivo con las diferentes expresiones de la sexualidad, y ha pedido a los responsables del clero que anuncien el Evangelio “a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo”.

Religión Digital/Agencias

Biblioteca, General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , ,

La revista Vida Nueva da voz a Álex Salinas mientras en el mismo reportaje su obispo dice que el “comportamiento transexual” es inmoral

Miércoles, 16 de septiembre de 2015

Alex-SalinasUn reportaje de la revista católica Vida Nueva que completa lo que ya publicábamos hace unos días, y para el que se nos pidió opinión, aunque poco se refleje de lo que se les envió, se ocupa del papel de las personas trans en la Iglesia católica. Junto a una entrevista con Álex Salinas y otras declaraciones que hablan a favor de la inclusión, si por algo ha llamado la atención el reportaje es por las palabras del obispo de Cádiz-Ceuta, Rafael Zornoza, triste muestra de la transfobia más descarnada.

La discriminación sufrida por Álex Salinas al impedírsele ser padrino del bautizo de su sobrino sigue dando de qué hablar. Vida Nueva ha querido ocuparse con detalle del caso. La mejor parte del reportaje es sin duda la entrevista con Salinas, en la que el joven se expresa con sinceridad. “Estoy mal porque es volver a sentir el rechazo que he experimentado en tantos momentos de mi vida; ese rechazo es el que me plantea llegar a apostatar, sabiendo que esa opción es muy fuerte para un cristiano como yo. ¿Por qué voy a estar en la Iglesia, si no me aceptan ni me acogen con los brazos abiertos, como predican?”, asegura. Álex explica además que no ha obtenido respuesta acerca de los encuentros que se le prometieron, ni por parte del obispo ni del sacerdote de su parroquia.

No es Álex la única persona trans que tiene voz en la revista. También hablan Antonio Gallego, que explica que “no somos un término medio; ser transexual es algo que te sucede y con lo que naces” y Rodrigo Alonso, quien señala que “vivimos atrapados en un cuerpo biológico que no nos corresponde”. Este último habla con claridad sobre lo que busca en su iglesia: “queremos que se nos permita ser cristianos y ejercer dignamente como tales, que deje ya de estigmatizarnos y discriminarnos, porque Cristo no lo hace”. Julio Prieto, presidente de CRISMHOM (colectivo de cristianos LGTB radicado en Madrid) recuerda por su parte que la transexualidad no es una elección.

A la vista de todos estos testimonios, el redactor de la crónica en Vida Nueva establece la conclusión de que “a partir de los testimonios recogidos para este artículo, las respuestas que la Iglesia ofrece no responden a las demandas de transexuales, asociaciones y profesionales”. En su editorial, la revista expresa una postura típica de un catolicismo “abierto”: sin pronunciarse abiertamente sobre la decisión de discriminar a Álex, reconoce que “más allá del sí o del no” afrontar la realidad de las personas trans en la iglesia “no es cuestión baladí”.

La otra cara, la de la inmisericordia cruel: Zornoza se reafirma

Sin embargo, el reportaje tiene otra cara. Es la que representa, en primer lugar, Ignacio Serrada, profesor de Teología Moral en la Facultad eclesiástica de San Dámaso (Madrid). Con un lenguaje académico, Serrada reafirma la posición oficial de la Iglesia: “la moral cristiana trata de profundizar en la diferenciación sexual y como esta, a la luz de la Revelación, subraya el carácter positivo de esta diferenciación para el bien de la persona”.

Pero lo que sin duda impacta más es la entrevista con el obispo de Cádiz-Ceuta, Rafael Zornoza, que asegura haber vivido “con tranquilidad” el proceso de consulta a Roma sobre la materia para decir a continuación que “lo que es inmoral es el comportamiento transexual, por lo que es incoherente con la fe de la Iglesia. Así no se puede apadrinar a nadie”. El obispo llega cuestionar las motivaciones de Álex y su presencia en los medios. “Cuando llegó [la respuesta de Roma], confirmaba lo que resultaba ya evidente después de tantas declaraciones y manifestaciones muy reveladoras de unos propósitos y conductas que nada tenían que ver con la vida cristiana, el sacramento del bautismo ni la transmisión de la fe”. Parece que Zornoza hubiera preferido que Álex hubiera llevado el ser discriminado con una mayor “discreción”. En este sentido, es significativa la comparación que el obispo establece con Diego Neria, hombre transexual que en su momento fue recibido por el papa, al apreciar “actitudes muy diferentes en cada uno de los casos”.

Zornoza se ocupa también de precisar en qué consiste, según él, la “misericordia” de la que habla Francisco. Según su interpretación, la acogida se limita a recibir con afecto, pero sin cambiar la doctrina ni alterar el juicio sobre la persona: “mostrar afecto en vez de rechazo es un signo precioso de la cercanía de la Iglesia para cada persona. Francisco lo hace de maravilla y sus gestos conmueven al mundo. Pero no dice que da por bueno todo, ni renuncia a los presupuestos doctrinales o morales de la Iglesia, ni rebaja sus exigencias, ni les otorga derechos… Hay muchos ejemplos recientes de esta interpretación equívoca, que confunde las cosas”.

En definitiva, no solo se impide a Álex ser padrino después de transmitirle mensajes contradictorios, sino que se califica su “comportamiento” como inmoral. En paralelo esta realidad indiscutible, algunos dentro de la Iglesia parecen querer todavía dar voz a las personas transexuales. Desde el punto de vista de quien escribe esta noticia, uno se pregunta si de verdad alguien les puede pedir legítimamente que participen en debates sobre lo que sencillamente es su vida o reclamarles aún más paciencia de la que ya han tenido. También es muy significativo que haya molestado tanto la actitud activista de Álex. En nuestra opinión, este puede sentirse orgulloso: todos los activistas por la justicia siempre han sido atacados por ello y cuestionados en sus intenciones.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Crueldad vaticana: El obispo de Cádiz vuelve a prohibir al joven transexual ser padrino de bautizo de sus sobrinos

Jueves, 3 de septiembre de 2015

bergoglio-upset_med-3Mons_Rafael_Zornoza_Boy

trans_270x250Tras consultar con Doctrina de la Fe, Zornoza ve “evidente” que “no lleva una vida conforme a la fe”

El 6 de agosto, la diócesis había dado marcha atrás, permitiendo a Salinas participar en el acto

La negativa vaticana a que Álex Salinas sea padrino de su sobrino confirma la transfobia de la iglesia de Francisco

El transexual al que se le niega finalmente ser padrino ha decidido apostatar

Alex Salinas afirma que su hermana ha decidido no bautizar a su niño y educarle “en la fe cristina” pero al margen de la Iglesia Católica.

Carla Antonelli se declara también “profundamente defraudada con el papa Francisco”.

Esperpéntico… y asco, mucho asco el que sentimos ante tamaña muestra de crueldad: el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, ha dado una nueva y al parecer definitiva vuelta de tuerca al caso de Álex Salinas, el joven transexual de San Fernando que pidió ser padrino de bautismo de su sobrino. En un comunicado emitido anoche (justo después de que Salinas tratara, sin éxito, de poner fecha a la celebración), Zornoza asegura que la petición “no puede ser aceptada” porque es “evidente” que “no posee el requisito de llevar una vida conforme a la fe y al cargo de padrino”, recogido en el Código de Derecho Canónico (CIC). El obispo asegura haber consultado a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Hartazgo, asco, repugnancia. Es lo que nos produce el juego hipócrita de la jerarquía católica, que ahora vuelve a denegar a Álex Salinas la posibilidad de ser padrino del bautizo de su sobrino por su condición de hombre transexual, “contraria a la naturaleza del hombre”. La decisión adoptada por la Congregación de la Doctrina de la Fe ha sido hecha pública en un comunicado por el obispado de Cádiz, que además refuerza la argumentación aludiendo a la reciente encíclica “ecologista” del papa Francisco en la que este cargaba contra la transexualidad.

Recordamos la historia: solo seis meses después de que –haciendo gala de su magistral habilidad para los gestos mediáticos– el papa Francisco recibiera en Roma a Diego Neria, hombre transexual y católico practicante, el obispado de Cádiz negaba a Álex Salinas, otro hombre transexual y también católico practicante, ser el padrino del bautizo de su sobrino, tal y como deseaba su hermana, madre del niño. El revuelo mediático y social generado propició la aparente marcha atrás del obispado, decisión tras la cual el propio Salinas, en entrevista a dosmanzanas, reconoció sentirse muy emocionado. “No empecé a ser consciente hasta que empezaron a llamarme familias con niños pequeños trans para darme las gracias… ¡es muy emocionante!”, nos contaba el joven de San Fernando. “Incluso muchas madres de niños trans han definido lo sucedido como la ‘transrevolución’”, añadía. En términos parecidos se expresaba en otra entrevista en Cáscara amarga.

Pero el asunto no quedaba cerrado, lamentablemente. Lo explica el propio obispo de Cádiz en el referido comunicado: “por la complejidad y relevancia mediática alcanzada por este asunto, teniendo en cuenta las posibles consecuencias pastorales de cualquier decisión al respecto, he elevado una consulta formal ante la Congregación para la Doctrina de la Fe”.

La respuesta de la institución vaticana, heredera directa del desaparecido Santo Oficio, no admite dudas:

Sobre este particular le comunico la imposibilidad de que se le admita. El mismo comportamiento transexual revela de manera pública una actitud opuesta a la exigencia moral de resolver el propio problema de identidad sexual según la verdad del propio sexo. Por tanto resulta evidente que esta persona no posee el requisito de llevar una vida conforme a la fe y al cargo de padrino, no pudiendo por tanto ser admitido al cargo ni de madrina ni de padrino (CIC can 874 §3). No se ve en ello una discriminación, sino solamente el reconocimiento de una objetiva falta de los requisitos que por su naturaleza son necesarios para asumir la responsabilidad eclesial de ser padrino.

El obispado de Cádiz, para reforzar la negativa, alude también a la reciente encíclica Laudato si’ (“Alabado seas”) de Francisco:

En efecto, el Papa Francisco ha afirmado en varias ocasiones, en continuidad con el Magisterio de la Iglesia, que esta conducta es contraria a la naturaleza del hombre. En su última encíclica acaba de escribir: “La ecología humana implica también algo muy hondo: la necesaria relación de la vida del ser humano con la ley moral escrita en su propia naturaleza, necesaria para poder crear un ambiente más digno. Decía Benedicto XVI que existe una «ecología del hombre» porque «también el hombre posee una naturaleza que él debe respetar y que no puede manipular a su antojo». En esta línea, cabe reconocer que nuestro propio cuerpo nos sitúa en una relación directa con el ambiente y con los demás seres vivientes. La aceptación del propio cuerpo como don de Dios es necesaria para acoger y aceptar el mundo entero como regalo del Padre y casa común, mientras una lógica de dominio sobre el propio cuerpo se transforma en una lógica a veces sutil de dominio sobre la creación. Aprender a recibir el propio cuerpo, a cuidarlo y a respetar sus significados, es esencial para una verdadera ecología humana. También la valoración del propio cuerpo en su femineidad o masculinidad es necesaria para reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente. De este modo es posible aceptar gozosamente el don específico del otro o de la otra, obra del Dios creador, y enriquecerse recíprocamente. Por lo tanto, no es sana una actitud que pretenda «cancelar la diferencia sexual porque ya no sabe confrontarse con la misma»” (Laudato si, n.155).

Por estas razones, se ha hecho saber a los interesados que no puede aceptarse su solicitud.

Ya lo confirmamos. La encíclica de Francisco sobre el medio ambiente (que tantas alabanzas recibió…) contiene un claro mensaje de LGTBfobia, muy especialmente dirigido en este caso contra las personas transexuales. Es, en concreto, en el punto 155 de la encíclica, donde el papa aprovecha para considerar que el respeto a la ecología incluye “la aceptación del propio cuerpo como don de Dios” y su “valoración en su femineidad o masculinidad” para “reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente”. Según el argentino, ”cancelar la diferencia sexual” no es una actitud sana.

“Me siento utilizado y engañado por mi propia Iglesia (…) Mi hermana ya me ha dicho que como esto sea verdad no bautizará a su hija”, ha declarado Álex Salinas al diario El Mundo tras conocer la noticia. “Me están alejando de la Iglesia, ya no me espero nada de ellos”, añade.

“Mi sobrino ya no se bautiza”, subrayó esta misma mañana, en una entrevista en la cadena Ser, Álex Salinas. La familia ha tomado la decisión después de que el obispo de Cádiz le haya comunicado personalmente a Álex por teléfono que no podrá ser el padrino de su sobrino “por su condición de transexual”.

“Me dijo que lo importante es que fuera un buen cristiano. ¿Cómo me pueden decir eso si ellos no son ni buenos cristianos ni buenas personas“. Salinas dice que no quiere saber a partir de ahora nada de la Iglesia y que va a apostatar. Finalmente, Alex Salinas, ha decidido apostatar porque “la Iglesia católica me ha demostrado que no me quiere”. Yo la fe la voy a seguir aparte, tal y como se debe, amando a las personas y tal como son, no prohibiéndoles estar en una iglesia porque sean gays, lesbianas o transexuales”, concluye. El joven transexual ha explicado también que su hermana, madre del niño del que él quería apadrinar, también ha decidido no seguir adelante con su intención de bautizar a su niño y educarle “en la fe cristiana” pero al margen de la Iglesia Católica.

Carla Antonelli: “absolutamente perverso”

“Te quedas sin palabras de como se puede ser tan inmisericorde y trilero, jugando con los sentimientos de Álex Salinas, le dicen que sí generándole la ilusión de ser el padrino y ahora le comunican que la Congregación de la Doctrina de la Fe (Antigua Inquisición -literal-) y el mismísimo papa ha dicho que no puede serlo porque su propia existencia va en contra de ser cristiano”, expresaba en un breve comunicado, nada más conocer la noticia, la diputada socialista en la Asamblea de Madrid y activista Carla Antonelli.

“Ante tanta crueldad solo te queda pensar que la verdadera incongruencia es de quienes dicen ser los representantes de la doctrina que predica respeto y amor al prójimo pero que la aplican para dar rienda suelta a los odios, fobias y machacar al semejante; en una palabra, indignos representantes del dogma en origen. Profundamente defraudada con el papa Francisco y los cantos de sirena que te arrojan sobre Escila y Caribdis. Absolutamente perverso”, añade.

La Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera (ATA-Sylvia Rivera) exige la retirada del concordato con la iglesia católica

La Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera (ATA-Sylvia Rivera) denuncia la postura del Obispado de Cádiz, que califica de transfobia, al denegar a un joven transexual poder ser padrino en el bautizo de su sobrino.

Esta asociación ha declarado a través de un comunicado que no pide caridad ni compasión para “lavar la cara” a una institución que se destaca por su misoginia y lgtbifobia, aludiendo a la iglesia católica, exigiendo el cumplimiento y respeto a las leyes civiles y constitucionales.

Ante las declaraciones hechas en el día de ayer por el Obispo de Cádiz y Ceuta donde de nuevo, bajo pretexto de un dogma moral, justifica la negación de ser padrino a Alex Salinas, declaraciones publicadas en la web de la diócesis de Cádiz y Ceuta, esta asociación exige la retirada del concordato con la iglesia católica, para poner fin al privilegio fiscal e impunidad ante reiteradas actuaciones y declaraciones que incitan al odio y menoscaban los derechos civiles.

Asimismo, le recuerdan a la Fiscalía de Igualdad y contra delitos de odio de Cádiz la petición realizada por esta entidad con fecha 31 de julio para que interviniera en este caso por si fuera constitutivo de delito, ya que consideran que es un acto de transfobia.

“La libertad religiosa no puede entrar en conflicto con los Derechos Humanos”, declara Mar Cambrolle, Presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía, quien añade “La Iglesia debe ser responsable de sus reiteradas prácticas lgtbfóbicas que incitan al odio y al menoscabo de derechos y por tanto, el Estado de Derecho debe proteger a las personas que son victimas de estas prácticas”.

Ante el aumento de delitos y violencia hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, ATA-Sylvia Rivera insiste en la necesidad de una ley autonómica como la Catalana y la Extremeña, que proteja y sancione los delitos de odio, así como una ley estatal de transexualidad que unifique criterios y garantice derechos por igual a todas las personas transexuales del Estado Español, teniendo como referente la Ley Trans de Andalucía.

La obsesión de la Iglesia católica con la transexualidad

Lo sucedido con Álex Salinas refuerza la idea a la que ya hemos hecho mención en anteriores entradas: a la enfermiza fijación contra las relaciones entre personas del mismo sexo, la jerarquía católica añade ahora la condena a las personas trans, tradicionalmente ignoradas por la institución. En España tenemos el ejemplo del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, que no ha dudado en incluirlas en sus diversas diatribas. La última de la que nos hicimos eco ocurrió en diciembre, cuando incluyó a la “despatologización de la así llamada transexualidad” en la lista de supuestos objetivos de una perversa agenda LGTB.

Otro ejemplo es el del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que en enero de 2013 difundía su mensaje tránsfobo en una carta pastoral en la que criticaba la “ideología de género” que “rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza” y “sitúa al hombre por encima de Dios” “La ideología de género es una filosofía, según la cual el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente”, añadía.  “Ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer. Esperamos un bebé. ¿Es niño o niña? La ecografía nos dice claramente que es niña. No. Lo que vale es lo que el sujeto decida. Si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer. Y si quiere ser mujer puede serlo, aunque haya nacido varón. No se nace, se hace. Al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos, escolares, etc. que tratan de hacer ‘tragar’ esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes”, aseguraba el obispo de Córdoba.

De hecho, en noviembre de 2006, Fernández ya había publicado otra carta titulada “Dios ama también a los homosexuales” (sic) en la que calificaba a la ley de identidad de género, que permite a las personas transexuales modificar su identidad registral sin necesidad de proceso judicial, como “contraria a la verdad del hombre” y “extorsión del plan de Dios”.

“Pensemos en las armas nucleares, en su capacidad de aniquilar en unos pocos instantes un alto número de vidas humanas. Pensemos en la manipulación genética, en la manipulación de la vida, o en la teoría de género, que no reconocen el orden de la creación. Con esta actitud, el hombre comete un nuevo pecado contra Dios el Creador”, expresaba por su parte el papa Francisco solo unos meses antes de su última encíclica.

Comunicado del obispo de Cádiz

En relación con las declaraciones aparecidas en diferentes medios en referencia a la denegación o aceptación como padrino de bautismo de una persona que se presenta como transexual, tengo el deber pastoral de manifestar pública y definitivamente lo siguiente:

En relación con las declaraciones aparecidas en diferentes medios en referencia a la denegación o aceptación como padrino de bautismo de una persona que se presenta como transexual, tengo el deber pastoral de manifestar pública y definitivamente lo siguiente:

Los padrinos del Sacramento del Bautismo asumen, ante Dios y su Iglesia y en relación con el bautizado, el deber de cooperar con los padres en su formación cristiana, procurando que lleve una vida congruente con la fe bautismal y cumpla fielmente las obligaciones inherentes. En vista de esa responsabilidad, el Catecismo de la Iglesia Católica pide que los padrinos sean “creyentes sólidos, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado … en su camino de la vida cristiana”(CEC, n. 1255). Por todo ello, al ser una función eclesial la ley de la Iglesia exige, entre otras condiciones, que sólo sea admitido como padrino o madrina quien tenga capacidad para asumir seriamente estas responsabilidades y lleve un comportamiento congruente con ellas (cf.CIC, can. 874 §1, 3). Si no fuera posible hallar una persona que reúna las cualidades necesarias, el párroco puede conferir el Bautismo sin padrinos, que no son necesarios para celebrar este Sacramento.

Ante la confusión provocada entre algunos fieles al haberme sido atribuidas palabras que no he pronunciado, y por la complejidad y relevancia mediática alcanzada por este asunto, teniendo en cuenta las posibles consecuencias pastorales de cualquier decisión al respecto, he elevado una consulta formal ante la Congregación para la Doctrina de la Fe, cuya respuesta ha sido: “Sobre este particular le comunico la imposibilidad de que se le admita. El mismo comportamiento transexual revela de manera pública una actitud opuesta a la exigencia moral de resolver el propio problema de identidad sexual según la verdad del propio sexo. Por tanto resulta evidente que esta persona no posee el requisito de llevar una vida conforme a la fe y al cargo de padrino (CIC can 874 §3), no pudiendo por tanto ser admitido al cargo ni de madrina ni de padrino. No se ve en ello una discriminación, sino solamente el reconocimiento de una objetiva falta de los requisitos que por su naturaleza son necesarios para asumir la responsabilidad eclesial de ser padrino”.

En efecto, el Papa Francisco ha afirmado en varias ocasiones, en continuidad con el Magisterio de la Iglesia, que esta conducta es contraria a la naturaleza del hombre. En su última encíclica acaba de escribir: “La ecología humana implica también algo muy hondo: la necesaria relación de la vida del ser humano con la ley moral escrita en su propia naturaleza, necesaria para poder crear un ambiente más digno. Decía Benedicto XVI que existe una «ecología del hombre» porque «también el hombre posee una naturaleza que él debe respetar y que no puede manipular a su antojo». En esta línea, cabe reconocer que nuestro propio cuerpo nos sitúa en una relación directa con el ambiente y con los demás seres vivientes. La aceptación del propio cuerpo como don de Dios es necesaria para acoger y aceptar el mundo entero como regalo del Padre y casa común, mientras una lógica de dominio sobre el propio cuerpo se transforma en una lógica a veces sutil de dominio sobre la creación. Aprender a recibir el propio cuerpo, a cuidarlo y a respetar sus significados, es esencial para una verdadera ecología humana. También la valoración del propio cuerpo en su femineidad o masculinidad es necesaria para reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente. De este modo es posible aceptar gozosamente el don específico del otro o de la otra, obra del Dios creador, y enriquecerse recíprocamente. Por lo tanto, no es sana una actitud que pretenda «cancelar la diferencia sexual porque ya no sabe confrontarse con la misma»” (Laudato si, n.155).

Por estas razones,se ha hecho saber a los interesados que no puede aceptarse su solicitud.

La Iglesia acoge a todas las personas con caridad queriendo ayudar a cada uno en su situación con entrañas de misericordia, pero sin negar la verdad que predica, que a todos propone como un camino de fe para ser libremente acogida.

Fuente Dosmanzanas, Cáscara Amarga y Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

Carla Antonelli: ‘Con el nuevo Codigo Penal el Obispado de Cadiz incurre en un delito de odio que conlleva penas de prisión’

Jueves, 30 de julio de 2015

noticias_file_foto_1020895_1438083238Alex Salinas

Tal y como os contábamos ayer, Alex Salinas, un chico transexual de 21 años, católico practicante ha visto como el Obispado de Cádiz le negaba que pueda ejercer como padrino en la ceremonia de bautizo de su sobrino en una parroquia de San Fernando (Cádiz). Un tema que ha causado un gran revuelo mediático. La FELGTB, el Observatorio contra la LGBTFobia y la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera, han elaborado sendos comunicados manifestando su repulsa y condena ante la actitud de la institución religiosa.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) condena la discriminación tránsfoba a Alexander Salinas, un hombre transexual, al impedirle ser el padrino de bautizo de su sobrino por no cumplir el requisito de una vida “congruente con la fe”, en referencia a su identidad de género.

El Obispado de Cádiz y Ceuta negó a Alexander su derecho a ser padrino de bautizo al considerar que es una mujer y que su reasignación es incompatible con una vida congruente con la fe cristiana. Con ello, la Iglesia Católica incumple las leyes al negar la identidad de hombre que el Estado le otorgó de forma legal, tal y como consta en su DNI.

Asimismo, la Federación quiere recordar al Obispado de Cádiz y Ceuta las palabras del pontífice Francisco quien, además de recibir en Audiencia a un hombre transexual el pasado mes de enero, aseguró que “todos somos hijos de Dios”, y abogó por la no discriminación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales por parte de la Iglesia.

La FELGTB denuncia la doble moralidad de la Iglesia Católica y exige a la Fiscalía antidiscriminación que actúe por el trato vejatorio y discriminatorio del Obispado de Cádiz y Ceuta contra el joven transexual.

“Desde el Observatorio Español contra la LGBTfobia consideramos que aunque legalmente no puede ser denunciado como un hecho discriminatorio al regularse por la normativa interna de la Iglesia Católica, si nos parece que es éticamente reprobable desde todo punto de vista”, ha declarado Paco Ramírez, director del Observatorio.

“Consideramos muy incongruente con los últimos posicionamientos del Papa Francisco respecto a la la homosexualidad, dónde proclamaba la acogida de las personas homosexuales en el seno de la Iglesia Católica, e incluso recientemente consideraba que un transexual es ‘hijo de la Iglesia’. Se trata sin duda de una situación degradante y humillante para una persona que legalmente es hombre ante la sociedad, además de ser católico practicante, por lo parece molestar es sencilla y llenamente por ser una persona transexual”, continúa Ramírez.

“Ya en su última Encíclica, el Papa Francisco parece entrever un ataque reiterado contra la transexualidad diferenciándola de la homosexualidad, y hablaba de ‘la aceptación del propio cuerpo como don de Dios’, y que ‘cancelar la diferencia sexual’ no es una ‘actitud sana’ ”, ha aseverado Paco Ramírez.

“Desde el Observatorio contra la LGBTfobia invitamos al Obispo de Cádiz y a la Conferencia Episcopal de España a que reconsideren esta injusta prohibición, y nos mostramos dispuestos a reunirnos con ellos a dialogar en este sentido, y que triunfe la apertura y la inclusión en el verdadero Mensaje del Evangelio en vez de una prohibición discriminatoria y caduca”, continúa Ramírez.

“Andalucía Diversidad LGBT condena sin paliativos esta discriminación por motivos de identidad sexual, y quiere mostrar todo su apoyo a Alex Salinas y a todas las personas víctimas de la injusticia, la desidia y la discriminación. Aunque esta discriminación no pueda ser condenada por la legislación española, sin duda tiene la condena sin paliaivos de toda la sociedad española y andaluza”, afirma Antonio Ferre, presidente de la Federación Andaluza Andalucía Diversidad LGBT.

Por otra parte, la Asociación de Transexuales de Andalucía-Sylvia Rivera condena este nuevo caso de transfobia en la Iglesia. ‘Los derechos de los ciudadanos y ciudadanas y las Leyes que les ampara no son los mismos para las personas transexuales como así lo evidencia la actitud de la Iglesia en este caso. Es un atentado contra los derechos fundamentales al excluir a una persona por su identidad sexual y de género. Cuando una persona realiza la rectificación registral de su nombre y sexo, esto no supone una perdida de derechos como así lo indica la propia Ley Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas que en su art. 5.2 La rectificación registral permitirá a la persona ejercer todos los derechos inherentes a su nueva condición’, explica Mar Cambrollé, presidenta de ATA.

En este sentido, la asociación valora que ‘el hecho de ofrecer a Alexander la opción de ser su padrino espiritual nos parece el colmo de la hipocresía dado que, no es considerado idóneo para apadrinar a su sobrino formalmente pero se acepta que lo haga desde la invisibilidad‘.

Por ello, ATA considera que La Iglesia se aleja de la realidad y vulnera derechos fundamentales a personas que pertenecen a colectivos vulnerables como son las personas transexuales. Claramente es un acto de transfobia y de vulneración de derechos fundamentales. La Fiscalía de Igualdad y contra los delitos de odio de Cádiz tendrá que tomar partido en este caso‘.

Según Mar Cambrolle, “Las Leyes de la Iglesia no pueden vulnerar una norma de rango estatal superior como es la C.E. o la anteriormente citada, máxime cuando se nutre económicamente de dinero público” y añade; Si la Iglesia quiere imponer su moral deben mirar hacia dentro e impedir que sacerdotes acusados de pederastia, sigan dando la comunión y ejerciendo sus funciones. Esto si que es inmoral”.

A estas críticas también se suma Carla Antonelli, activista transexual y Diputada del Partido Socialista en la Asamblea de Madrid quien recuerda que con la reforma del nuevo Código Penal en la mano el Obispado de Cádiz ha incurrido en un delito de odio, que conlleva penas de prisión de hasta dos años, tipificado en el artículo 510, donde por primera vez se especifica la identidad sexual y no solo la orientación de la víctima, quedando del siguiente modo en el punto 2-a:

2. Serán castigados con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de seis a doce meses:

a) Quienes lesionen la dignidad de las personas mediante acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito de alguno de los grupos a que se refiere el apartado anterior, o de una parte de los mismos, o de cualquier persona determinada por razón de su pertenencia a ellos por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad…

Es por lo que, en opinión de Antonelli,la Fiscalía debe de actuar de oficio contra el Obispado de Cádiz, ante la humillación y menosprecio a la dignidad de Alex Salinas, hombre transexual, al que le han impedido ser el padrino del bautismo de su sobrino, solo por el hecho de ser transexual. El artículo 510 del Código Penal no puede recoger de forma más clara y tácita que el Obispado ha incurrido en dicho delito‘.

Como explica la Dipuatada socialista,No existe dogma divino ni humano, ni derecho canónico que esté por encima del imperio de la Ley y el Estado Constitucional de Derecho, aunque una Jerarquía Católica, anclada en el Medievo aun así lo siga creyendo en España. El daño, humillación y escarnio gratuito que se le ha producido a Alex es un hecho punible donde la Fiscalía tiene que dar ejemplo y actuar de oficio, haciendo cumplir la Ley vigente 1/2015 del 30 de marzo que entró en vigor el pasado día 1 de julio, y tal como reza en la misma con la firma del Presidente del Gobierno y el Rey de España: “Mando a todos los españoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta ley orgánica”. Que así sea‘, concluye Carla Antonelli.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Obispado de Cádiz impide a un transexual ser padrino de bautizo de su sobrino alegando que no cumple el requisito de una vida “congruente con la fe”

Miércoles, 29 de julio de 2015

Mons_Rafael_Zornoza_BoyP.LazaroEl obispo Rafael Zornoza Boy que manda y ordena y el párroco Lázaro Albar Marín, que se ha doblegado. Siguen el Código de Derecho Canónico pero no el Evangelio… Tendrán que rendir cuentas ante Dios de su inmisericordia.

Después de que el papa dijese a un hombre transexual “¡claro que eres hijo de la Iglesia!”, le niegan a otro ser padrino en un bautizo

Alex Salinas prevé demandar al Obispado ante la Justicia civil

Obispado de Cádiz niega que prohibir a un transexual ser padrino de un niño sea discriminación

“Con frecuencia” hay personas que “no son admitidas” para apadrinar “por estilo de vida”

Seis meses después de que el papa Francisco recibiera en su residencia vaticana de Santa Marta a Diego Neria, un hombre transexual natural de Plasencia y católico practicante, el obispado de Cádiz niega a Álex Salinas, otro hombre transexual y también católico practicante, ser el padrino del bautizo de su sobrino, tal y como deseaba su hermana, madre del niño. Un nuevo ejemplo de la hipocresía de la jerarquía católica y de su política de desprecio hacia la realidad de las personas LGTB.

El Obispado de Cádiz y Ceuta ha impedido a Alex Salinas, un transexual de 21 años, ser el padrino de bautizo de su sobrino en una parroquia de San Fernando, un hecho que la Iglesia explica porque, por su condición, no cumple con el requisito de llevar “una vida congruente con la fe”, según fuentes del Obispado. Para el obispado de Cádiz, Álex, de 21 años, no cumple el requisito de llevar “una vida congruente con la fe” que marca el Derecho Canónico (Canon 874) y que supuestamente se exige a todos los padrinos y madrinas de bautizos católicos, y ello pese a que el joven es católico practicante. El motivo de la negativa es, simplemente, su condición de persona transexual. De hecho, el párroco de la iglesia en la que el niño iba a ser bautizado, la parroquia de San José Artesano de San Fernando, no puso inicialmente objeciones. Fue tras solicitar la documentación de su bautismo cuando surgió el problema.

En su partida de nacimiento pone el nombre de Alexandra, pero, desde febrero de 2014, en su DNI se lee Alexander Salinas. Es un hombre y así está reconocido en las leyes. Su hermana deseaba que él, a sus 21 años, fuese el padrino de bautizo de su bebé de cinco meses, pero la Iglesia le ha impedido que pueda ostentar este cargo de tutor en la fe. “A los ojos de la Iglesia sigo siendo una mujer. Y me da tristeza, porque soy creyente y pienso que la Iglesia, si cambiara, podría hacer mucho por los transexuales, porque necesitamos mucho apoyo”, resume con rabia Salinas, que estudia demandar al Obispado de Cádiz por negarle lo que considera un derecho. “Para la Iglesia, yo sigo siendo una mujer, aunque tenga mi DNI cambiado”, ha explicado Alex Salinas, que quiere interponer un recurso para que el Obispado reconsidere una decisión que a él le ha sentado “como una patada en el estómago” porque “yo soy muy creyente”.

Él,  que desde febrero del año pasado tiene DNI como hombre y está en lista de espera para una operación de cambio de sexo, no entiende la negativa de la Iglesia a que él sea el padrino del bautismo del hijo de su hermana. En declaraciones a Efe, este joven que se define como católico y que acudía a misa hasta que dejó de hacerlo por sus jornadas de trabajo en un restaurante de comida rápida, ha explicado que en un principio el párroco de San José Artesano de San Fernando no puso pegas a que fuera el padrino en la ceremonia religiosa. Sin embargo, al solicitar al Obispado la documentación de su bautismo el párroco le comunicó que no podría ejercer como tal.

Salinas acudió a la Parroquia de San José Artesano, de la localidad gaditana de San Fernando, para gestionar el apadrinamiento, pero el párroco asegura que le advirtió de que no sería posible que fuese padrino. “Está muy lejos de mí rechazar a alguien así, todo lo contrario, ha sufrido muchísimo y necesita ser ayudado, pero no puedo cambiar 2.000 años de Historia de la Iglesia”, declara el párroco del templo, Lázaro Albar, que insiste en que encontró en Salinas a una persona “encantadora” y que le ofreció ser guía en la fe de su sobrino, pero sin documentos. “El cambio de sexo no está permitido en la moral cristiana”, añade Albar.

El joven acudió entonces a otras parroquias de la localidad, pero en todas ellas recibió la misma respuesta. Así, según cuenta, fue al Obispado para conocer las razones. Para ellos soy insano, por así decirlo”, manifiesta este joven, que lamenta que algunos con quienes ha hablado le han ofrecido “darme el perdón, como si yo hubiera estado pecando”.

Según afirma la agencia EFE y reproducen diversos medios, la iglesia habría ofrecido a Álex la posibilidad de ser “padrino espiritual” de su sobrino, es decir, no figurar oficialmente en los papeles –en los que sí figurará el padrino real– pero ayudar a su ahijado a llevar una vida cristiana. Nosotros no hemos encontrado, sin embargo, referencia a tal figura en el Derecho Canónico. La Iglesia, que establece los requisitos para ser padrino de un bautismo en el capítulo 4 del Código de Derecho Canónico sobre los sacramentos, ofrece a Alex Salinas la posibilidad de ser “padrino espiritual” de su sobrino, según han explicado a Efe fuentes del Obispado de Cádiz y Ceuta. Es una opción que da a personas que, como entiende en este caso, no cumplen con alguno de los requisitos establecidos para ser padrino de un bautismo católico, una vez que se ha comprobado que detrás de la solicitud hay “una buena intención”. Ambos, el padrino “real” y el “espiritual”, tienen la misma misión, la de ayudar a crecer al niño en la fe católica, aunque sólo el nombre del primero de ellos aparece recogido en los papeles de la Iglesia sobre el sacramento.

Alexander, que se muestra agradecido con el párroco, asegura que el Obispado de Cádiz y Ceuta ha sido quien ha impedido definitivamente que él pueda ser padrino de bautizo. Según ha avanzado la agencia Efe, el Obispado le ha ofrecido a Salinas la posibilidad de ser padrino espiritual, pero no real, una opción que el Código de Derecho Canónico ofrece a los que no cumplen los requisitos para ser padrino de un bautismo católico. Un hecho que la Iglesia explica porque, por su condición, no cumple con el requisito de llevar “una vida congruente con la fe”, dicen fuentes del Obispado recogidas por Efe. No obstante, la primera y única diputada transexual en el Congreso, la socialista Carla Antonelli, asegura que el Obispado no le ha ofrecido a la familia la opción de que el chico sea padrino espiritual. “La respuesta del Obispado ha sido que la situación planteada por Alexander era una aberración, lo que es del todo humillante”, declara Antonelli.

Mientras el papa Francisco recibe a transexuales en el Vaticano, la Iglesia Católica Española aún vive en el medievo, ha asegurado a Efe Carla Antonelli, la única diputada transexual en España. En opinión de la diputada por el PSOE en la Asamblea de Madrid, la explicación de la Iglesia es “una falsedad” porque no hay ningún Código de Derecho Canónico que tenga escrito que un transexual no puede ser padrino de un bautismo” y además una “falta de respeto absoluta” hacia Alex. Para Carla Antonelli, lo peor de esta situación es “el daño gratuito” que se hace a Alex, y la “carga psicológica” que supone para él que le hagan sentir “que no tiene espacio en la vida”.

Situaciones como esta hacen pensar a la diputada que la jerarquía eclesiástica española “no es digna de representar la fe que dice defender” porque utilizan la religión como arma para sus propias fobias personales“. “Tendrían que hacer caso al papa Francisco. Que asuman lo que dicen las altas instancias o, si no, que se retiren, afirma la diputada tras recordar que el pontífice se ha preguntado en público, en referencia al colectivo de homosexuales, ‘¿quien soy yo para juzgarlos?'”. Antonelli asegura que estudiará si esta postura de la Iglesia podría ser tipificada como un “delito de odio” de la nueva reforma del Código Penal.

La diputada, que ha estado en contacto con el chico durante la gestión del apadrinamiento, considera que la posición de la Iglesia vulnera sus derechos e insta al Obispado a ampararse bajo las palabras del Papa Francisco, que en sus últimos discursos se ha mostrado más abierto en cuestiones de sexualidad dentro de la Iglesia. “La situación de la Iglesia en España es retrógrada”, considera Antonelli. También Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía, ha calificado el hecho de excluyente y considera que se incumplen todos los derechos del hombre. “Me sorprende sobremanera esta cuestión. Como una institución que promueve querer a todo el mundo por igual actúa de una manera tan antagónica”, declara Cambrollé, que apunta a que la Iglesia vulnera de esta manera la ley registral de 2007.Alexander quiere seguir con su lucha. “Si no lo consigo yo, que lo consigan los que vengan detrás de mí. Yo no he pecado. Siempre he sido cristiano y quiero luchar para cambiar las cosas”, declara el chico, que rememora que hizo la comunión vestido de niña a pesar de no sentirse identificado con ese género como una forma de demostrar su fe.

En definitiva, una situación degradante para un hombre que, además de católico, ya ha procedido a la modificación legal de sus datos registrales (figura como varón en su DNI desde el año pasado) y que ve como el deseo de su familia de que asuma el padrinazgo de su sobrino se convierte finalmente en un acto de humillación. Y solo seis meses después de que el papa recibiera toda clase de parabienes por haber recibido a otro hombre transexual, el placentino Diego Neria, que hizo el esfuerzo de intentar hacerle llegar una carta contándole su historia (incluso con la mediación del obispo de Plasencia). La carta llegó finalmente a su destino y Francisco, tras leerla, llamó por teléfono a Diego y mantuvo una breve conversación con él. Días más tarde le volvió a llamar y le propuso acudir al Vaticano junto a su novia para conocerlo. Finalmente el encuentro se produjo el 24 de enero. Diego le preguntó al papa si todavía “hay algún rincón en la casa de Dios” para él, y Francisco le abrazó y le respondió “¡claro que eres hijo de la Iglesia!”

La reciente obsesión de la Iglesia católica con la transexualidad

Lo cierto es que pese a que la enfermiza fijación de la jerarquía católica con las relaciones homosexuales, en los últimos años se viene observando una intensificación de la condena a las personas trans, tradicionalmente ignoradas por la institución. En España tenemos el ejemplo del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, que no ha dudado en incluirlas en sus diversas diatribas. La última de ellas de la que nos hicimos eco ocurrió en diciembre, cuando incluyó a la “despatologización de la así llamada transexualidad” en la lista de supuestos objetivos de una perversa agenda LGTB.

Otro ejemplo es el del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que en enero de 2013 difundía su mensaje tránsfobo en una carta pastoral en la que criticaba la “ideología de género” que “rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza” y “sitúa al hombre por encima de Dios” “La ideología de género es una filosofía, según la cual el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente”, añadía.

“Ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer. Esperamos un bebé. ¿Es niño o niña? La ecografía nos dice claramente que es niña. No. Lo que vale es lo que el sujeto decida. Si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer. Y si quiere ser mujer puede serlo, aunque haya nacido varón. No se nace, se hace. Al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos, escolares, etc. que tratan de hacer ‘tragar’ esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes”, aseguraba el obispo de Córdoba. De hecho, en noviembre de 2006, Fernández publicaba otra carta titulada “Dios ama también a los homosexuales” (sic) en la que calificaba a la ley de identidad de género como “contraria a la verdad del hombre”“Es una extorsión del plan de Dios, no ayuda a las personas con dificultad en este campo y siembra la confusión en el ambiente social donde vivimos”, escribía entonces, en referencia a la ley que en España permite a las personas transexuales modificar su identidad registral sin necesidad de proceso judicial.

El propio papa Francisco aprovechaba su última encíclica “ecologista” para colar otro ataque a las personas transexuales. En concreto, en el punto 155 de la encíclica, donde Bergoglio considera que el respeto a la ecología incluye “la aceptación del propio cuerpo como don de Dios” y su “valoración en su femineidad o masculinidad” para “reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente”. “Cancelar la diferencia sexual” no es una “actitud sana”, según el mismo texto.

Palabras coherentes con las que ya el papa había pronunciado unos meses antes“Pensemos en las armas nucleares, en su capacidad de aniquilar en unos pocos instantes un alto número de vidas humanas. Pensemos en la manipulación genética, en la manipulación de la vida, o en la teoría de género, que no reconocen el orden de la creación. Con esta actitud, el hombre comete un nuevo pecado contra Dios el Creador”, expresaba entonces.

transexual-cadiz-720_560x280Alex Salinas

Para rematar el tema, el Obispado de Cádiz y Ceuta ha negado este lunes que sea “discriminación” impedir que un transexual ejerza como padrino de bautismo de su sobrino y ha asegurado que “con frecuencia” hay personas que “no son admitidas” para apadrinar “por su estilo de vida, criterios o incongruencia con la vida cristiana”. El Obispado sale así al paso del caso de Alex Salinas, un transexual de 21 años al que la Iglesia gaditana impide ejercer de padrino de bautizo de su sobrino en una parroquia de San Fernando, ateniéndose al Código de Derecho Canónico.

Según dicho Código, señala el Obispado en una nota de prensa, es el párroco quien debe “incluso disuadir a quienes a su parecer no cumplen” los requisitos establecidos por la Iglesia católica para ser padrinos en un bautismo “por el propio bien del bautizado”. El padrino ha de velar por el crecimiento en la fe del bautizado y acompañarle para que aprenda de su mano los fundamentos doctrinales y morales de la fe cristiana”, asegura el Obispado en su nota y añade que el párroco de San Fernando se lo explicó así a Alex Salinas y le animó a “participar de algún modo como padrino espiritual” de su sobrino para ayudarle “en la vida de fe”.

En relación con este asunto, la Federación Andaluza de la asociación Arco Iris ha solicitado una entrevista con el obispo de Cádiz y Ceuta para “hacerle entender la discriminación que están cometiendo” y pedirle que “de marcha atrás” y permita a Alex Salinas ser padrino de bautismo de su sobrino. Según explica en un comunicado Gonzalo Serrano, presidente de esta organización que lucha por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales, este hecho es un claro ejemplo de transfobia, de “miedo, incomodidad y rechazo irracionales hacia las personas transexuales basados en la ignorancia”. “Seguramente desde el obispado confunden la transexualidad y la homosexualidad”, añade el presidente de Arco Iris, “al igual que le ocurre a muchas otras personas en nuestra sociedad”. Para Arco Iris “no tiene sentido que la Iglesia prohíba a un joven creyente y practicante el ser padrino de bautizo”, cuando aseguran que el único dato que se ha tenido en cuenta es que en su partida de bautismo aparece como mujer y actualmente en su DNI su identidad es la de un hombre.

Por su parte, Alex Salinas, el joven transexual de San Fernando (Cádiz) al que el Obispado de Cádiz y Ceuta ha impedido ser padrino de bautizo de su sobrino, prevé presentar una demanda ante los tribunales porque no considera “justo” que la Iglesia le trate “como alguien diferente”. En declaraciones a la cadena Ser, recogidas por Europa Press, Salinas ha explicado que recurrirá a instancias eclesiásticas superiores al Obispado y también a la Justicia para evitar lo que considera una “discriminación”.

El joven ha señalado que en su parroquia habitual no pusieron “problemas” para que fuera el padrino de su sobrino, pero que fue el Obispado el que dio “una negativa”, en un primer momento “sin razones”, y que, además, advirtió a otra parroquia de que si acudía a ella también se le dijera que no. Salinas y su familia acudieron posteriormente al Obispado, donde se les comunicó que para la Iglesia sigue siendo mujer, pese a que en su DNI figura como varón. El joven ha reconocido que esta situación le aleja “bastante” de la Iglesia pese a que ha sido “muy cristiano” y practicante durante toda su vida, y ha añadido que cuenta con el apoyo de su familia.

Preguntado por el motivo por el que quiere participar de un sacramento en una Iglesia que le rechaza, Salinas ha explicado que quiere que su sobrino “crezca en la fe” como ha crecido él.

Fuente: Religión Digital y Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.