Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica > Diego Neria: “El Papa me dijo que ‘si alguien te intenta apartar, el problema está en el que te aparta'”

Diego Neria: “El Papa me dijo que ‘si alguien te intenta apartar, el problema está en el que te aparta'”

Lunes, 26 de septiembre de 2016

29834801096-bf220627f5-b_560x280El transexual que fue recibido por el Papa presentó “El despiste de Dios”

Padre Ángel: “Tu historia va a marcar un antes y un después en la vida de mucha gente”

(Cameron Doody).- Sobrino de la escritora María de la O Lejárraga, funcionario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, novio de MacarenaDiego Neria es todas esas cosas, pero se le conoce por ser el primer transexual recibido por el Papa. Al compartir con Diego la misma filosofía de comprensión y respeto ilimitados para todos, la ONG Mensajeros de la Paz quiso organizar este jueves una nueva presentación del libro en el que Diego cuenta su historia.

La presentación de El despiste de Dios tuvo lugar en la sede de UGT en la calle Hortaleza, justo enfrente de aquel referente de inclusión incondicional, la iglesia madrileña de San Antón.

“Querer y dejarse querer”. El Padre Ángel, párroco de San Antón y fundador de Mensajeros, empezó el encuentro refiriéndose al lema de San Antón y afirmando que Diego encarna perfectamente tal eslogan. “A esta iglesia ha llegado gente que ha sido rechazada por otras iglesias, incluidas las católicas”, siguió.

Entre este colectivo situó a Diego, que lleva toda una vida intentando reconciliar su identidad sexual con su firme fe en Dios. Dirigiéndose al autor, el sacerdote afirmó que “solo puedo darte las gracias por tu coraje” en escribir el mismo. La historia de Diego, aseguró, “va a marcar un antes y un después en la vida de mucha gente”.

El Padre Ángel dio entonces la palabra a José Miguel Herrero Velasco, funcionario madrileño en la misma agencia estatal en la que trabaja Diego, desde Plasencia, quien compartió los mismos calificativos que usó el Padre Ángel para describir a su compañero. “Valiente, generosa, firme en sus creencias, pero sin rencor” fue el consenso. José Miguel expresó su admiración por su amigo y le animó a que siguiera luchando en sus compromisos con las personas -sobre todo los niños- que sufren cualquier tipo de discriminación.

Oportunidad tuvo el mismo Diego, entonces, para contarnos un poco de su experiencia. Tuvo una niñez “normal”, dijo, hasta que se dio cuenta, en su adolescencia, de que su mente y cuerpo no estaban acomodados. Al darte cuenta de que no pareces por fuera lo que eres por dentro, “te vas convirtiendo en un preso dentro de una cárcel”, relató. Tenía luego “lo que los demás llaman ‘normal'”, recordó -pareja, trabajo, sueños- hasta que decidió que quiso una reasignación de género. “Yo nací otra vez a los 40 años”, afirmó, pero aún le faltaba algo. Hubo “algo en mi interior que no [estaba] bien”. Lo que le hacía falta era poder vivir su espiritualidad.

Frente a los que no le entendían en la parroquia donde asistía -advirtiéndole que cómo se atrevía a entrar allí, incluso, y llamándole “hija del diablo”– Diego encontró un modelo a seguir en la persona del Papa Francisco. Decidió escribirle una carta al Papa y al tiempo éste le llamó. Al principio pensaba que hablaba con un operador de Movistar -dijo entre risas- pero cuando el pontífice le relató detalles de su misiva supo que era de verdad. Organizaron para él una audiencia privada en Roma, detalle de la cual que más le impresionó fue el aire de humildad genuina del Papa. “Cercanía impresionante, que te abraza, que no te hace besarle anillo”: así calificó Diego su reunión con Francisco, tras la cual “todas mis dudas se fueron” sobre si Dios le quería o no. “Me sentí limpio y seguro”, contó. Y reveló que todavía piensa en el consejo que le dio el Papa: “Si alguien te intenta apartar, piensa que el problema está en el que te aparta”.

Después de la audiencia, reveló Diego, empezaron las llamadas de personas de todo el mundo que denunciaban que querían entrar en la iglesia pero que las autoridades “les ponían verdes“. Fue entonces cuando Diego empezó con las labores en pro de las personas discriminadas que sigue desempeñando hasta hoy día. “No quiero ser un referente, pero quiero ayudar”: así es como ve Diego su misión ahora que siente el amor de Dios y el respeto de la máxima autoridad de la Iglesia.

Y tiene un mensaje para los católicos que aún no han entendido el mensaje evangélico de compasión e inclusión absoluta sobre el que ha puesto de nuevo el foco el Papa Francisco. “No te puedes apropiar de un Dios que no es solo tuyo”, les advirtió. El Creador nos ama igual a todos, da igual la raza, religión, clase social o identidad sexual que tengamos.

Pero como cabría esperar de un encuentro con un católico tan valiente, interesante y inspirador como es Diego, el acto no terminó en esa nota negativa. “A veces los problemas los creamos nosotros mismos, pues las soluciones también” dijo el autor, un recado que debe motivarnos a todos. En lo que se refiere a la discriminación que aún afecta a demasiados, opinó Diego que de lo que se trata es seguir contrarrestando a los discursos de odio. “Hacer balanza para vencer la parte que tanto daño ha hecho”. Ese el consejo de alguien que ha sufrido ese daño en su propia piel pero aún tiene la energía de mostrarnos un camino mejor.

Para saber más acerca del libro El despiste de Dios, pincha aquí:

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.