Inicio > General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica > Mientras el obispo de Amberes Johan Bonny abre las ventanas de la Iglesia para que entre aire fresco, los de Alcalá y Valencia, Reig Plà y Cañizares desbarran contra los derechos LGTB, patinan y derrapan…

Mientras el obispo de Amberes Johan Bonny abre las ventanas de la Iglesia para que entre aire fresco, los de Alcalá y Valencia, Reig Plà y Cañizares desbarran contra los derechos LGTB, patinan y derrapan…

Lunes, 29 de diciembre de 2014

media-101571-2Traemos de nuevo al obispo de Amberes del que ya hemos hablado ayer para poder comparar las declaraciones de corte tan distinto en Bélgica y España y que ponen de manifiesto las diferentes sensibilidades de la jerarquía católica en materia LGTB. Mientras que el obispo de Amberes pide en una entrevista que la Iglesia reconozca las parejas del mismo sexo, los obispos de Alcalá de Henares y Valencia vuelve a cargar contra las personas LGTB en sus pastorales.

El obispo de Amberes, Johan Bonny, ha abogado porque la Iglesia católica reconozca las parejas del mismo sexo. Ha sido en una entrevista publicada en el periódico flamenco De Morgen. En palabras suyas: “Debemos buscar en el seno de la Iglesia un reconocimiento formal de la relación que también está presente en numerosas parejas bisexuales y homosexuales. Al igual que en la sociedad existe una diversidad de marcos jurídicos para las parejas, debería también haber una diversidad de formas de reconocimiento en el seno de la Iglesia“. Bonny ha afirmado también que “la ética cristiana defiende las relaciones duraderas en las que la exclusividad, la lealtad y el cuidado son centrales“. El obispo de Amberes no ha especificado si en su opinión este “reconocimiento formal” debería tener o no carácter litúrgico y, en su caso, de qué tipo sería. Parece muy poco probable, en todo caso, que abogue por el matrimonio sacramental, pero el avance que suponen estas palabras es indudable.

No es la primera vez que el obispo de Amberes se hace notar por su actitud aperturista. Como recogimos en esta página, en septiembre pasado, y antes del inicio del Sínodo extraordinario sobre la Familia, Bonny había pedido un lenguaje más matizado sobre realidades tenidas por “irregulares”, entre ellas la homosexualidad. En esta ocasión ha dado un paso más al reclamar un reconocimiento formal. Además, si en septiembre pasado habló ante el inicio del Sínodo, en esta ocasión resulta plausible pensar que tiene en mente la celebración de la segunda parte del mismo. No en vano, como hemos informado, ya se ha lanzado un nuevo cuestionario de preparación de esta segunda parte que aborda de nuevo la realidad LGTB, aunque de una forma tangencial y desde luego con mucha menos audacia que Bonny.

Se da además la circunstancia de que Johan Bonny cuenta con muchas probabilidades de convertirse en el próximo presidente de la Conferencia Episcopal de Bélgica. Sustituiría precisamente a André-Joseph Léonard, fuertemente conservador y que ha protagonizado polémicas muy notorias. Destaca en especial su afirmación de que el sida era una especie de “justicia inmanente”.

Mientras, Reig Pla sigue con su discurso homófobo

El-feminismo-ideológicoEl cambio de tono (al menos aparente) sobre la realidad LGTB que el pontificado de Francisco está suponiendo encuentra sin embargo más resistencias en España. Esta misma semana hemos conocido unas nuevas declaraciones del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, en la que insiste por enésima vez en su línea de considerar la homosexualidad y la transexualidad patologías y prevenir contra supuestos intereses oscuros que estarían actuando detrás del activismo LGTB y sus apoyos institucionales.

Con ocasión de la fiesta de San Esteban, el 26 de diciembre, Reig Pla ha escrito una pastoral en la que acusa a Mariano Rajoy, de renunciar a la reforma del aborto “por un un plato de lentejas” en Naciones Unidas (se refiere a la reciente elección de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad). En palabras suyas: “Para entender bien la decisión del Presidente del Gobierno no es suficiente recurrir a análisis electoralistas. Con todo respeto a su persona, hay que decir que una decisión tan grave responde a otras exigencias como nos muestra el documento ‘Prioridades de España en Naciones Unidas. 69º Periodo de Sesiones de la Asamblea Plenaria’“. ¿Cuáles son esas exigencias, según Reig Pla? Para él, está claro: citando partes del mencionado documento señala que las exigencias que habría planteado Naciones Unidas a España habrían sido “promover” el aborto y los intereses del “lobby LGTBIQ”.

En concreto, a Reig Pla molesta la frase “Continuaremos promoviendo el pleno disfrute y ejercicio de derechos por parte de personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) y la eliminación de todas las formas de discriminación”. Nos permitimos reproducir extensamente sus propias palabras:

“(…) También aquí, condenamos, con toda contundencia, cualquier tipo de violencia contra las personas y toda discriminación injusta; con toda la Iglesia queremos continuar prestando ayuda a todos, con verdaderas entrañas de misericordia, sin juzgar a las personas (Cf. Papa Francisco, 28-7-2013). Pero ¿qué significa en realidad ‘pleno disfrute y ejercicio de derechos por parte de personas gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) y la eliminación de todas las formas de discriminación’? La respuesta es: promoción universal de la llamada ‘ideología de género’ y de las teorías queer, así como de su particular interpretación del concepto de ‘empoderamiento LGBTIQ’; derechos sexuales de los menores, así llamados, LGBTIQ, tal y como se definen por la IPPF y por la WAS; derecho desde los 0 años a ‘explorar’ la identidad sexual; derecho a partir de los 4 años a recibir información sobre las ‘relaciones del mismo sexo’; derechos de los menores a su propia ‘orientación de género’ (LGBTIQ); en el caso de los menores de edad con ‘deseo de cambiar de sexo’ (DCS), ‘derecho’ a que se les administren, cuanto antes, hormonas del sexo contrario y, en su caso, derecho -incluso siendo menores de edad- a la cirugía de reasignación aparente de sexo; matrimonio entre personas del mismo sexo; derecho de las parejas del mismo sexo a adoptar niños; ‘despatologización -vía legislativa- de la así llamada transexualidad’, con promoción de nuevas leyes llamadas de ‘no discriminación’ y de ‘reconocimiento de derechos a las personas con deseo de cambiar de sexo’; derecho a la ‘no discriminación e igualdad de trato’ que implica situar fuera de la ley a quienes, como la Iglesia, afirmen que la particular inclinación de la persona con atracción sexual hacia el mismo sexo, ‘debe ser considerada como objetivamente desordenada’ (Congregación para la Doctrina de la Fe, Carta sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, n. 3) o que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’ (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2357); impedir, y penalizar legalmente, que profesionales de la psiquiatría o la psicología puedan ayudar a personas con atracción sexual hacia el mismo sexo (AMS) o con deseo de cambiar de sexo (DCS), que libremente lo soliciten; sustraer a los padres de los menores la patria potestad en todo lo que se refiere a la sexualidad de sus hijos con AMS o DCS; educación sexual obligatoria (teoría y práctica) a menores, según los criterios LGBTIQ, incluso contra la voluntad expresa de los padres; disminuir la edad legal de consentimiento para tener relaciones ‘sexuales’ entre personas del mismo sexo (en España, también aquí, la edad legal de consentimiento está ya en los 13 años); imponer, por ley, a las empresas e instituciones, la contratación de un porcentaje de trabajadores llamados LGBTIQ; inversión de la carga de la prueba cuando se producen denuncias por presuntas discriminaciones a personas llamadas LGBTIQ; promoción de la sexualidad ‘intergeneracional’ LGBTIQ; etc. (…)”

Merece además destacarse el hecho de que en su pastoral el obispo de Alcalá se adhiere explícitamente a una corriente según la cual habría una acción concertada a nivel internacional con el objetivo de imponer un “Nuevo Orden Mundial”. Reig Pla insiste también en renombrar los diferentes aspectos de la realidad: habla de las personas “llamadas” LGTBIQ, a la homosexualidad la denomina “atracción por el mismo sexo” y a la transexualidad “deseo de cambiar de sexo”, con sus correspondientes abreviaturas (“AMS” y “DCS”). El objetivo es claro: oponerse mediante el lenguaje a que la realidad LGTB forme parte esencial de las personas, y devolverla al terreno de la patología.

También llama la atención la forma en la que Reig Pla introduce las ya célebres palabras del papa Francisco sobre la homosexualidad“¿quién soy yo para juzgar?”. Y es que pocos obispos aparecen hoy día más lejanos de los cambios formales y de cuño pastoral del nuevo papa que el de Alcalá.

Y el “pequeño” Cañizares, en la misa conclusiva del Día de la Familia, con la catedral de Valencia llena insta a “defender el matrimonio único e indisoluble entre un hombre y una mujer”, a pesar de políticas “irresponsables y suicidas, producto de las ideologías dominantes”. Lo de siempre… para defender “su visión familiar”, la suya,  menospreciar al resto de familias…

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha exhortado ayer a las familias a “promover y defender el matrimonio único e indivisible entre un hombre y una mujer” y recobrar la confianza en sí mismas como “grandísima esperanza para el futuro” a pesar de políticas “irresponsables y suicidas, producto de las ideologías y cultura dominantes” que no ayudan a la familia “sino que la distorsionan”.

canizares-familiaAnte miles de personas que llenaban la Catedral de Valencia, en la misa conclusiva del Día de la Familia convocado en la diócesis, y rodeado de cientos de niños en torno al altar mayor, el cardenal Cañizares ha insistido que “la familia constituye un bien precioso, en la familia basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer se basa también el futuro” y por ello, el matrimonio y la familia “requieren ser promovidos y defendidos no sólo por el Estado sino por toda la sociedad”.

Sin embargo “los estados incumplen con su responsabilidad de servicio al bien común cuando legislan contra la familia, y actúan irresponsablemente cuando desprotegen al matrimonio porque es ahí, en la familia, donde el ser humano encuentra su verdad”, según ha lamentado el purpurado, quien ha advertido que “la familia se ve hoy desnaturalizada por políticas y leyes que quiebran no sólo la voz de Dios sino el orden de la naturaleza“.

El cardenal Cañizares ha manifestado, además, que “el matrimonio único e indisoluble entre un hombre y una mujer, indudablemente no está de moda; todo el mundo se pliega a la dictadura de la moda, y lo que está de moda es tachar de conservador, atrasado e inmovilista el pensamiento de la Iglesia sobre la familia y el matrimonio, el verdadero y único entre un hombre y una mujer a imagen y semejanza de su creador”. Esta dictadura de la moda, ha advertido, “ejerce un terror sobre las conciencias y las esclaviza”.

“El único espacio que queda de humanización”

Ante esta situación, el cardenal Cañizares ha defendido que “la familia, basada en el matrimonio estable entre un hombre y una mujer, abierto a la vida recibida como don de Dios es el único espacio que queda de humanización y el único espacio en el que el hombre puede formarse como tal”. De tal modo, que “mientras perviva la familia pervivirá el hombre sobre la tierra, porque en la familia está el futuro del hombre”, ha asegurado el arzobispo de Valencia. Por el contrario, “todo lo que sea desvirtuar la familia es poner en peligro este futuro”.

En otro momento de su homilía, el cardenal Antonio Cañizares ha señalado que “frente a supuestos modelos de familia alternativos que hoy se proponen, la Iglesia invita a las familias cristianas a ser signo luminoso del evangelio a vivir con gozo y alegría su condición de hombre y mujer, esposo y esposa, padre y madre, creadores de una nueva cultura familiar centrada en Cristo“.

De hecho, el cardenal Cañizares ha expresado también que “por el desarrollo equilibrado y sano de la personalidad, todo ser humano necesita desde el principio de su vida la confianza básica que sólo puede darle el clima afectivo de la familia, del padre y de la madre”.

“Mostrar con gozo y esperanza la realidad de la familia”

En suma, las familias “necesitan recobrar confianza en sí mismas” ante la “cultura e ideologías dominantes que, a través de medios de comunicación, moldean comportamientos y sensibilidades contrarias al modelo de familia”, ha precisado el purpurado, que ha llamado finalmente a “mostrar con todo gozo y esperanza que la familia es una comunidad de amor, de solidaridad abierta y que en ella está, sin duda, el futuro”.

Al término de la misa, los niños que estaban sentado alrededor del altar se han acercado a saludar al Cardenal al igual que numerosas familias. En la eucaristía han concelebrado el obispo emérito de Mondoñedo-ferrol, monseñor José Gea Escolano y decenas de sacerdotes de las diferentes vicarías. Previamente a la eucaristía, el cardenal Antonio Cañizares ha presidido también en la Plaza de la Virgen ante centenares de familias el rezo del Rosario en el que los niños han leído los correspondientes misterios.

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.