Archivo

Archivo para Martes, 7 de septiembre de 2021

Seguimiento

Martes, 7 de septiembre de 2021

Stylish sexy man with muscular torso wearing hoodie. Muscle athletic man with hood, abdominal on black isolated background. Naked guy in the hood

 

Cuando oigáis la llamada de Jesús, olvidad todas las doctrinas cristianas, olvidad vuestras propias convicciones y vuestras dudas particulares. Si alguna vez Le seguís, olvidad toda la moral cristiana, vuestros logros y vuestras dudas particulares. Nada se os pide -ninguna idea de Dios, ninguna bondad especial propia, ni que seáis religiosos, ni que seáis cristianos, ni siquiera que seáis sabios, ni que os atengáis a una moral. Lo que se os pide es tan sólo que os abráis a lo que se os da y que queráis aceptarlo: el Nuevo Ser (JesuCristo), el ser de amor, de justicia y de verdad que se manifiesta en Aquel cuyo yugo es llevadero y cuya carga es ligera.

*

Paul Tillich
Se Conmueven los Cimientos de la Tierra,
Barcelona, Ed Nopal, 1968, 160.

D0EC0EAA-969A-41D4-8D90-B6624560A5C4-768x384

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , ,

Santiago Agrelo: “No se puede servir al hombre y al dinero. No se puede”

Martes, 7 de septiembre de 2021

Mons-Agrelo-arzobispo-Tanger_2109399110_13489508_660x371El arzobispo emérito de Tánger abrió el 40 Congreso de Teología

Las fronteras son trampas en las que, desde hace muchos años, quedan atrapados miles de emigrantes, miles de hombres, mujeres y niños en busca de futuro, ya ese futuro se llame pan, se llame justicia, se llame libertad o se llame dignidad”

Una información “sesgada, interesada, deformada, evoca en la memoria formas utilizadas con desparpajo en el viejo nazi-fascismo; se trata siempre de culpabilizar a las víctimas, y de justificar que lo sean”

El franciscano denunció el “inmenso cinismo” que habla de violencia por parte de los migrantes, “y se obvie que son sólo emigrantes los muertos, los tullidos, los descalabrados, hombres, mujeres y niños a los que, por otra parte, obligamos a pasar días y noches a la intemperie durante tiempos interminables”

“Tendríamos que hablar de complicidades que matan, la más penosa entre todas, la de la Iglesia, habitual simpatizante de políticas económicas que matan, de políticas de frontera que matan, de políticas

“No se puede servir al hombre y al dinero. No se puede”. Así concluyó el arzobispo emérito de Tánger, Santiago Agrelo, una vibrante presentación del 40 Congreso de Teología de la Asociación Juan XXIII. Desde hacía tiempo no se veía a un obispo español en este foro, que este año, por mor de la pandemia, se está celebrando on line, bajo el lema ‘El neoliberalismo mata: no se puede servir a dos señores, a Dios y al dinero’.

Durante su intervención, Agrelo comenzó buscando “un sujeto para el verbo matar”, con una dura crítica a la propuesta neoliberal, tan presente en nuestros días. Y tan sufrida en nuestras costas, en nuestros mares, en nuestras fronteras de concertinas, dolor y devoluciones en caliente, sin que queramos darnos cuenta.

 “Eso que llamamos paraíso terrenal otra cosa no sería que un mundo que Dios ha preparado con todo detalle, y en el que ha puesto al ser humano para que disfrute del regalo y lo cuide”, subrayó Agrelo, quien insistió: “La muerte no estaba en la abundancia. Tampoco en la fruición. Tampoco en la libertad. La muerte acechaba, tentaba y se escondía en la voluntad de posesión”.

 

“Habré de escoger”

“La voluntad de posesión seduce, engaña, miente. La voluntad de posesión mata”, clamó Agrelo, quien abundó en la responsabilidad personal en esta cuestión. “Habré de escoger entre Dios y el dinero: entre la fruición del paraíso y la apropiación del fruto prohibido; entre mi hermano Abel y mis pretensiones de ser único; entre el entendimiento con todos y la soledad de nuestros enfrentamientos; entre dar vida –que es lo propio de Dios-, y matar –que es lo propio del ídolo llamado dinero-“. Y ojo con la elección, porque “si sirvo al dinero, mataré”.

Recordando su paso por Tánger, un territorio “frontera, en el que se levantan altas, peligrosas, mortales, las vallas de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, se extienden anchos, peligrosos y mortales el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, y finge cercanías engañosas el Estrecho de Gibraltar. Dos barreras artificiales –las vallas- y una natural –los mares-“.

Unas barreras que “son trampas en las que, desde hace muchos años, quedan atrapados miles de emigrantes, miles de hombres, mujeres y niños en busca de futuro, ya ese futuro se llame pan, se llame justicia, se llame libertad o se llame dignidad”. Y, atrapados, viven acorralados, vejados, humillados, y se ven obligados a asumir sufrimientos que sería crueldad inaceptable infligir en una prisión a criminales; entiéndase que son empujados hasta verse obligados a aceptar enfermedades, mutilaciones y muerte”.

“Hemos de acogerlos a todos”

Y no era suficiente con denunciar la violación de los derechos humanos: “El dolor estaba allí (…). Pero tuve que aprender que, aun con la muerte delante de los ojos, somos capaces de no ver, preferimos no ver, nos interesa no ver”. Por eso, ante sus denuncias, las acusaciones contra él: “¿Acaso quiere usted suprimir las fronteras? Si no hay trabajo para nosotros, ¿cómo vamos a recibir a más gente?, ¿es que quiere usted aumentar el número de los parados? ¿Con cuántos emigrantes hemos de compartir nuestro pan? ¿Cien mil? ¿Cien millones?”, eran algunas de las críticas recibidas por el franciscano.

Menores-custodiados-Policia-frontera_2342775721_15568910_667x375

Menores custodiados por la Policía en la frontera

“Quienes tales preguntas hacen, ni siquiera se dan cuenta de que están considerando al emigrante como posesión suya, lo están rebajando a la condición de mercancía de la que los dueños pueden disponer, lo están reduciendo a factor económico en un mundo sin alma”, lamenta Agrelo. “Y si quienes hacen tales preguntas son cristianos, no se han percatado todavía de que están ciegos, de que no han empezado a creer, pues no han visto a Dios en los hermanos, no han reconocido a Cristo en el necesitado, no han visto a Lázaro echado en el portal de la propia casa”.

Con todo, el obispo da la respuesta: “Hemos de acogerlos a todos”. También, a los protagonistas de la “letanía” leída por el prelado, de 168 agredidos en la frontera, con “cuchillos, con machetes, agresiones directas de la milicia, violaciones, quemaduras, infecciones… ¿A quién le importa esa letanía? A quienes dedican su tiempo a curar las heridas que deja en la carne de los pobres la codicia de los ricos”.

A nadie interesan los muertos

“A nadie interesan los miles de muertos de los que se tiene noticia, hombres, mujeres y niños a los que enterramos lejos de su tierra y más lejos aún de nuestra memoria, de nuestros sentimientos. Y si los que mueren nos dejan indiferentes, pregunto: ¿qué pueden interesar los que se quedan rotos por los caminos?”, se preguntó Agrelo, cuestionándonos, como Dios a Caín: “¿Soy yo el guardián de mi hermano?”.

Hay muchas formas de matar, apuntó el obispo franciscano. “La primera forma de matar es el silencio informativo, una “apuesta por la negación de la realidad”. “Y cuando la realidad arroja sus muertos a la puerta de nuestras vidas, entonces el silencio los rebajará a la categoría de muertos insignificantes, muertos sin duelo, sin historia, sin nombre”. Un “silencio cómplice” que “es madre de la indiferencia que nos hace inmunes a la compasión”.

La información también mata “cuando es utilizada al servicio del poder y contra los pobres”. Una información “sesgada, interesada, deformada, evoca en la memoria formas utilizadas con desparpajo en el viejo nazi-fascismo; se trata siempre de culpabilizar a las víctimas, y de justificar que lo sean”, apuntó, denunciando el “inmenso cinismo” que habla de violencia por parte de los migrantes, “y se obvie que son sólo emigrantes los muertos, los tullidos, los descalabrados, hombres, mujeres y niños a los que, por otra parte, obligamos a pasar días y noches a la intemperie durante tiempos interminables”.

La verdad oficial es siempre mentira

 La verdad oficial es siempre mentira”, glosó Agrelo, “y esa verdad mata”, y “evita que sintamos la responsabilidad por las muertes que ya hemos causado”.

“Otro modo normalizado de informar es el que utiliza el lenguaje para demonizar a hombres, mujeres y niños que, de forma ilegal, atraviesan nuestras fronteras”, lamentó el obispo. Un tipo de información que “ahoga las inquietudes de los que se echaron al mar, ahoga sus esperanzas, sus lágrimas, sus miedos, su cansancio, ahoga su humanidad –nos deja sin lo propio del ser humano-; esa información, que ignora la realidad de los emigrantes, al mismo tiempo la deforma, pues da a entender que esos hombres, mujeres y niños –algunos de ellos, bebés- representan para el ciudadano común una amenaza, un motivo de alarma, un peligro”.

Esa información, que ignora la realidad de los emigrantes, al mismo tiempo la deforma, pues da a entender que esos hombres, mujeres y niños –algunos de ellos, bebés- representan para el ciudadano común una amenaza, un motivo de alarma, un peligro

Más allá de la información, “tendríamos que hablar de leyes inicuas que impiden a los pobres el ejercicio de sus derechos fundamentales; tendríamos que hablar políticas económicas que generan masas de pobres, políticas que son fábrica de hambrientos, hombres, mujeres y niños abandonados a su desgracia como desechos necesarios del progreso y el bienestar de unos pocos bendecidos; tendríamos que hablar de complicidades que matan, la más penosa entre todas, la de la Iglesia, habitual simpatizante de políticas económicas que matan, de políticas de frontera que matan, de políticas informativas que matan”.

“Cuando en el contexto de este Congreso nos referimos a sujetos posibles para el verbo matar -concluyó Agrelo-, no estamos pensando en enfermedades, tampoco en accidentes, tampoco en calamidades naturales; estamos pensando en opciones personales”.

Y es quela muerte pasa por el corazón del hombre. Es en el corazón donde se decide a qué señor servir, a cuál amar y a cuál despreciar, a quién dedicarse y a quién no hacer caso”. Por eso, “no se puede servir al ser hombre y al dinero. No se puede”. Al menos, no sin traicionar a Jesús.

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , ,

Sor Lucía Caram, sobre el ‘caso Novell’: “Las cosas son más complejas de lo que parecen”

Martes, 7 de septiembre de 2021

xavier_novell_i_goma_2014De su blog Sintonía cordial:

“Fue mentor y dicen que discípulo en las famosas ‘terapias de conversión’ homosexual”

“Estamos ante el desenlace, creo yo, de un desequilibrio que ha ido in crescendo y quiero pensar, de la inconsciencia de una persona que no está en sus cabales”

“Sabemos de su defensa, participación y promoción de las llamadas “terapias de conversión” homosexuales. Unas terapias morbosas, escabrosas, y enfermizas que generan en sus participantes angustia y en muchos casos les llevan al suicidio o a la desesperación. Y hay testigos que le acusan y a los que sienten les destrozó la vida”

“No. No es eso. Aquí hay mucho más y es peor. Porque es mucho el daño que ha causado a mucha gente en éstas y otras prácticas y doctrinas. Me consta que el Papa Francisco está absolutamente en contra de estas terapias a las que considera “terribles y agresivas: destructoras” y que no las quiere en la Iglesia”

“Se trata de alguien débil psicológicamente que libre pero irresponsablemente fue tomando decisiones, y al que me consta -desde la Iglesia- se le ofreció todo tipo de ayuda para recuperar su salud mental y emociona”

Silvia Caballol, la mujer por la que monseñor Novell ha colgado la mitra

La diócesis de Solsona se enroca en las “razones estrictamente personales” de la renuncia de Novell para evitar confirmar su noviazgo

Asistimos estos días con dolor, perplejidad, sentimientos contradictorios y sobre todo -lo digo personalmente y como creyente- con tristeza a lo que esperemos sea el final de un culebrón que -desgraciadamente- todavía nos dará algunas entregas de capítulos cada vez más escabrosos y absurdos. Me estoy refiriendo a la renuncia de Xavier Novell como obispo de Solsona y al eco mediático, con dimensiones increíbles que va adquiriendo este “affaire” del ex obispo envuelto en una cascada de despropósitos. Y este eco, -no podemos ignorarlo-, va cargado de inquietud y turbación en no pocos fieles que se sienten heridos, decepcionados y traicionados en su fe y en su confianza. Fundamentalmente la buena gente, de buena voluntad que confiaban en su obispo y que hoy no entienden nada y están abatidas y tristes.

Quiero compartir en voz alta algunas reflexiones que nacen de las conversaciones interiores y de la oración que cada día acompaña mi jornada.

La percepción de muchos era que no gozaba de salud mental manifiesta ni de mucho equilibrio emocional. Cabía esperar en cada aparición suya la defensa de un extremo o del otro, y pasar de uno a otro sin saber ni cómo ni por qué.

No estamos ante el caso de “un obispo que se dejó seducir por una mujer” en el que, una vez más aparecería la “mujer” como culpable del “pecado” y el celibato como la causa más profunda. Y si en este caso le ponemos los condimentos de que la mujer es escritora erótica, las entregas del serial serán el guion perfecto para la novela o el documental que promete reventar audiencias. No, no se trata de eso. El celibato puede vivirse y es una opción libre para amar. La causa definitivamente no es esta.

Tampoco estamos ante un pobre hombre al que no le dejaban ser libre y se cansó de que le hicieran callar, y que pasó de un extremo a otro pregonando las tesis más contradictorias, defendiendo lo uno, y luego todo lo contrario. Por una parte defendía los postulados más avanzados del aggiornamento eclesiástico en el Concilio de la Tarraconense en el año 95, – el celibato opcional para los curas, el acceso de las mujeres al sacerdocio y la confesión exclusivamente comunitaria- donde se le conocía como “l’enfant terrible”, y en el que apuntaba maneras histriónicas, que luego de su viaje a Roma en el que según él mismo “se convirtió a la verdad”, defendía todo lo contrario llevado a los extremos.

La percepción de muchos era que no gozaba de salud mental manifiesta ni de mucho equilibrio emocional. Cabía esperar en cada aparición suya la defensa de un extremo o del otro, y pasar de uno a otro sin saber ni cómo ni por qué.

El titular fácil de su renuncia fue “el obispo independentista” que dio un carpetazo y no aguantó que “no le dejaran ser él mismo”. Su renuncia no tiene nada que ver con eso ni con sus visitas a los presos en els Lledoners. No. Nada que ver.

Estamos ante el desenlace, creo yo, de un desequilibrio que ha ido in crescendo y quiero pensar, de la inconsciencia de una persona que no está en sus cabales.

¿Lo digo porque se enamoró de una mujer y colgó la mitra? No. De ninguna manera.

Lo digo por las infinitas contradicciones que hemos visto en su conducta y en sus afirmaciones y enfrentamientos sociales y eclesiales.

Sabemos de su defensa, participación y promoción de las llamadas “terapias de conversión” homosexuales. Unas terapias morbosas, escabrosas, y enfermizas que generan en sus participantes angustia y en muchos casos les llevan al suicidio o a la desesperación. Y hay testigos que le acusan y a los que sienten les destrozó la vida.

Unas terapias de las que Novell fue mentor y dicen que discípulo. Unas terapias que pretenden curar a los gay de “su enfermedad” en las que el converso acabó enfrentándose con los colectivos LGTBI por sus afirmaciones estigmatizantes y ofensivas y que le llevaron a enfrentarse con personas con las que él mismo había militado antes de “su conversión”.

“Por primera vez me enamoré de una mujer” confesaba a un amigo el obispo emérito en estas semanas.

No. No es eso. Aquí hay mucho más y es peor. Porque es mucho el daño que ha causado a mucha gente en éstas y otras prácticas y doctrinas. Me consta que el Papa Francisco está absolutamente en contra de estas terapias a las que considera “terribles y agresivas: destructoras” y que no las quiere en la Iglesia.

Novell echó de las misas a las jovencitas que iban con minifalda y se atrevió a subir sus fotos en su Facebook. También echó de las parroquias a los escoltas porque les exigía que se hicieran catecúmenos y se negó a acogerlos ya a dialogar con ellos. Se enfrentó con el clero, y los curas que estaban a su lado por uno u otro motivo se fueron apartando

No. No se trata de una mujer seductora que le comió el coco. No se trata de un obispo perseguido por sus hermanos en el episcopado, ni de aquel al que no le dejaban ser él mismo y que se sintió solo. No se trata de la debilidad de un hombre del que hoy caído todos hacen leña. Se trata de alguien débil psicológicamente que libre pero irresponsablemente fue tomando decisiones, y al que me consta -desde la Iglesia- se le ofreció todo tipo de ayuda para recuperar su salud mental y emocional.

Se trata de una cadena de despropósitos que no son responsabilidad ni de las que es culpable la Iglesia en la que creo y que se reforma cada día según el Evangelio.

Olvidémonos de “las pérfidas mujeres tentadoras” a las que apelan sectores enfermos de la sociedad para justificar su decisión, o del celibato como causa que justifica todas estas decisiones. Que asuman sus responsabilidades aquellos que le rieron las gracias instrumentalizándolo y que ahora le exculpan o miran para otro lado, cuando van conociendo la magnitud de cada uno de los escándalos.

Le pido a Xavier Novell que reconozca el daño que hizo, y si es posible, que pida disculpas porque son muchos los que se sintieron heridos, traicionados y maltratados por sus posturas, salidas de tono y extremos, incluidos aquellos a los que en “las terapias patológicas de conversión hirió profundamente”

Todos somos débiles y nos equivocamos, pero eso no tiene nada que ver con la estridencia y el ruido de fondo que genera este juguete roto” por quien pido que oremos y al que le pido y a quien le suplico sea fiel al Evangelio allá donde esté viviendo con quien quiera y como haya decidido.

Le pido a Xavier Novell que reconozca el daño que hizo, y si es posible, que pida disculpas porque son muchos los que se sintieron heridos, traicionados y maltratados por sus posturas, salidas de tono y extremos, incluidos aquellos a los que en “las terapias patológicas de conversión hirió profundamente”.

Entiendo a los que abandonan sus compromisos y reconozco que me da pena. Pero cuando esto ocurre, soy más consciente de aquello que hemos escogido libremente para liberarnos y servir mejor a las personas y a la Iglesia.

Que Dios nos dé su fuerza y el Espíritu que animó a Jesús ilumine nuestros pasos para ser fieles a nuestros compromisos y para no escandalizar a aquellos que tienen derecho a que no les defraudemos.

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Por qué es necesario hablar de infancias trans

Martes, 7 de septiembre de 2021

MANSILLA_LA-GENITALIDAD-NO-DEFINE-EL-GENERO-DE-MI-HIJA-TRANS-DSC_2076-copia-2-scaled-2560x1280La activista travesti Violeta Alegre entrevistó a Gabriela Mansilla, mamá de Luana, la primera niña trans argentina en haber obtenido su nuevo documento de identidad.

 Por Violeta Alegre

Fotos: Archivo/Agencia Presentes

A las personas trans nos imaginan siempre adultas. También nos imaginan en determinados momentos y espacios: la noche, la calle, las llamadas “zonas rojas”. Aparecemos en las secciones policiales de los medios de comunicación, en noticias con títulos estigmatizantes o como bufonas en la televisión. En la libidinosidad donde fuimos colocadas (como identidades cloacalizadas) [1], el mundo hace una lectura de nuestras vidas donde lo que se registra es nuestro cuerpo, nuestra performatividad, lo que aun sigue provocando abyección, pánico moral, sin tener ningún tipo de registro sobre nuestras experiencias vitales.

Detrás de todas estas representaciones, ¿alguien se pregunta si ellas quieren estar paradas en la ruta? Si de poder realizar otro trabajo ¿seguirían ahí? ¿Quiénes son sus familias?¿Serán felices? ¿Quién se ha preguntado al ver a una de nosotras: ¿cuántos años tendrá? ¿Cómo habrá sido su infancia?

A mi infancia podría rotularla como “feliz” porque tuve aceptación familiar. En principio mi deseo sólo configuraba nuevas formas de sentir. Siendo apenas un niño de 5 años me gustaba un compañerito del jardín de infantes y sentía mucha vergüenza por ello.  Hablo de deseo, de gustar, y no de orientación sexual porque ni siquiera tenía un registro de mi sexualidad. La vergüenza y tachar a ese nene en las fotos a esa corta edad eran claros indicios de que algo afuera me transmitía que “eso” estaba mal.

Con el paso de los años, comencé a exteriorizar otros deseos. A tener el pelo largo, a utilizar indumentaria que estaba asignada como femenina. Y lo comencé a manifestar dentro de mi familia.

“Nosotros te vamos a querer siempre, decidas lo que decidas”, fueron las palabras de mis padres, lo que me dio mucho alivio para poder continuar creyendo que mis particularidades no serían obstáculos para desarrollarme en lo que deseaba para mi vida. Pero a su vez, eso era dentro de mi hogar, y debo decir que más por parte de mi madre que de mi padre. En esos tiempos yo no sentía la necesidad de cambiar mi nombre asignado al momento de nacer, por más que no coincidiera con mi apariencia.

Mi padre tenía un local en Grand Bourg (provincia de Buenos Aires), donde vendía productos para animales, y yo trabaja allí algunas horas. Un día, una clienta le dijo: “Qué bonito que está su hijo, parece una nena”. Luego de ese comentario –que me dio mucha vergüenza– mi padre me dijo: “¿qué vas a hacer de tu vida? Vos sé lo que tengas ganas de ser, pero decidite”.

En ese momento no entendí muy bien el mensaje; hoy ya de adulta puedo entender que él necesitaba que yo respondiera a un binarismo, que quería ser “un adolescente” o “una adolescente”, no eso “intermedio” que estaba siendo. Sentí alivio porque seguía entendiendo “la aceptación”, pero desde ese momento comencé a transitar la feminidad, a desear lo femenino entendiendo que la única posibilidad de serlo era ser mujer. No tenía muchas referencias de otras personas travestis o trans, y mi vida comenzó a ser de otro color: Violeta.

La cantante, poeta y activista travesti argentina o “artivista trans sudaca” (como le gusta que la nombren) Susy Shock, ha escrito y hablado mucho acerca de este sistema binario hetero-cis-sexual que nos obliga a “decidirnos”, como me pidió mi padre en aquel entonces.

“La heterosexualidad como régimen político ha construido todo: las leyes, las instituciones, los simbolismos y no puede dejar de construir heterosexualidad y no puede advertir o no tiene ganas de advertir de hay otras posibilidades. Entonces, unx docente se para en un aula para enseñar matemáticas suponiendo que está frente a heterosexuales y eso en sí ya es un fracaso, mas allá de las violencias, es un fracaso como sistema pedagógico. En la mayoría de los casos esto mismo se reproduce en el seno familiar, que termina siendo el territorio más violento, el espacio donde liberamos todas las batallas porque no tenemos nada a mano que nos permita trascender la heterosexualidad obligatoria”, me dice Susy, quien en los últimos años se ha dedicado a profundizar sobre las infancias.

En 2018 publicó “Crianzas”, donde cuenta cómo es ser una “tía trava” y ha acompañado la lucha de padres y madres de niñes trans. “Tenemos que empezar a pensar desde la teoría y la pedagogía travesti-trans, porque tenemos una práctica. En mi caso soy mamá y tía. No sé si tenemos todos los marcos teóricos, porque nuestro mismo devenir, nuestra misma coyuntura empobrecida no nos brinda “ese espacio de paz”, como diría Marlene Wayar [2], para pensarnos concretamente. Pero vamos haciendo y ejecutando en la urgencia”, agrega.

¿Cómo es ser madre de una hija trans?

Dándole un giro a estos pensamientos, hoy también me pregunto: ¿Cómo será ser una madre o un padre de un hije trans? ¿Cuántas preguntas se les pasarán por la cabeza? ¿Cuántos miedos? ¿Cuánta información necesitan para no reprimirte o violentarte? ¿Cuánto amor?

Con estos interrogantes entrevisté a Gabriela Mansilla. Gabriela es la mamá de Luana, la primera niña trans en el mundo en obtener el Documento Nacional de Identidad cuando se promulgó la Ley de Identidad de Género Argentina en el año 2012. Luana tenía apenas 6 años de edad.

Gabriela se convirtió en una referente en la lucha por las niñeces trans, escribió el libro “Yo nena, yo princesa”, testimoniando la transición de su hija, y fundó la Asociación Civil “Infancias Libres”, que defiende los derechos de les niñes trans y crea un espacio de acompañamiento y socialización para sus familias.

Hoy Luana está a punto de cumplir 13 años y Gabriela sigue militando como el primer día, convencida de la importancia de visibilizar estas infancias y adolescencias.

BED9C2FF-F9A3-4300-A0E3-B45966228D81-768x622

– ¿Por qué es importante hablar de las infancias trans?

– Empezar a hablar ahora de infancias y adolescencias trans va a cambiar la expectativa de vida de 35 años de las personas trans en América Latina, va a poner en agenda política esta temática. Se va a empezar a abordar otra clase de educación. Necesitamos hablar para cambiar la cultura, para bajar el nivel de violencia que existe con el colectivo travesti trans. Una vez que se entiende que el camino es abrazar, entender, acompañar, respetar, queda toda la otra parte: el afuera. Hay que ir a la escuela, andar por la calle, y entonces no sólo hay que trabajar con las infancias para que se amen, sino que hay que trabajar con el resto de niñes y adolescentes para que puedan sociabilizar con una persona trans, sin rechazarlas ni discriminar, despojar de los fantasmas que otras infancias o adolescencias pueden tener sobre otras niñeces trans. Si no hacemos eso, no van a dejar de existir la violencias. Tenemos que comenzar a quitarle el peso negativo y darnos cuenta: son niñxs como cualquier otrx y necesitan exactamente lo mismo.

-¿Ves cambios en los últimos años en el modo de abordar las niñeces trans?

– Sí, aunque no veo grandes cambios. Veo cambios cuando nos movemos, cuando exigimos, porque esto surge por otras voluntades. Todavía estoy peleando para que respeten a mi hija en la escuela. Hay cambios, pero en lo macro ni siquiera conocen la ley de identidad de género y no se preocupan por conocerla. No existe predisposición a interiorizarse en el tema. Esperan que suceda, y con la papa quemando en la mano, empieza la necesidad de saber qué hacer. Tener una ley ayuda a todo eso. Las mamás de esta nueva generación vamos a estar eternamente agradecidas con el colectivo que la militó, es una herramienta para presionar con la ley. Hay muchos casos de escuelas privadas con asesores legales que niegan derechos. Nosotrxs tenemos una nota de Abosex [3] para cualquier situación. Hemos tenido que enviarla a muchas escuelas.

– ¿Qué rol juegan las familias en la lucha por los derechos?

– Hay un montón de cambios que hemos impulsado desde las familias, porque el colectivo trans adulto tiene tantas urgencias que necesita resolver el aquí y ahora.  Porque las están matando, están peleando por derechos laborales, de salud, vivienda, entonces no pueden ocuparse de ir a un jardín de infantes para que se hable de infancias trans. En mi caso, recién cuando pasó un año de la publicación del libro “Yo nena, yo princesa”, empezaron a aparecer otras familias. Se necesitaron estos mal llamados “casos testigos”. Alguien que dijera “mi niñx es feliz, sobrevivimos”. La idea no es que sean casos aislados sino hablar de las infancias libres en general. Porque el colectivo travesti-trans nunca fue escuchado en las infancias. Pasaron 9 años y hay más organizaciones con familias de otras localidades, los cambios se dan aunque nuestrxs hijxs aún no los pueden disfrutar porque son cambios muy lentos: 7 de cada 10 escuelas en Argentina no conocen la ley de identidad de género, por ende no saben cómo abordar estas temáticas. Eso trasladalo al sistema de salud, a salir a la calle, a la violencia de género.

– ¿Cuáles son las principales dificultades hoy para las familias?

– El tema es: ¿quién escucha a unx niñx trans? Hay un estigma que se implantó de la prostitución en lxs trans y nadie quiere tener una persona trans en sus casas. Yo por eso digo en mis charlas: “llevá a las trans a tu casa, que comparta con tu familia, que sea novia de tu hijx”. Siempre van a preferir que esté en la casa de enfrente. Falta mucho para la aceptación real. Se piensa “a mí nunca me va a tocar” y cuando les toca se quieren morir. Hay que deconstruirse primero unx para poder acompañar a tu hijx. Ahí es cuando saltan las violencias, el machismo, cómo nos atraviesa el patriarcado. Las mamás se empezaron a despertar y empoderar, y eso crea distancias con sus esposos. También hemos tenido casos a la inversa. Se han separado un montón de familias por tener unx hijx trans.

– ¿Qué mitos creés que hay que derribar?

– El biologicismo: la idea de que por tener pene sos un varón o si tenés vulva sos mujer y no hay discusión. La ley obliga a que llamemos a las personas según cómo se identifican, pero mucha gente sigue pensando que sos otra cosa. Lo mas difícil es lo cultural, lo arraigado, lo que ya está establecido. Porque la ley te obliga pero la conciencia no la toman. Estamos en ese momento en que se hacen cosas pero no se genera un cambio interno. Por ejemplo, para que mi hija no quisiera lastimar a su pene ni esconderlo, tuve que amar su pene yo primero y eso fue lo genuino que ella intuyó y eso es lo verdadero. No solo desde lo discursivo porque el rechazo se siente, por más que intentes disimularlo. Vos te das cuenta cuando la gente te ve en la calle y te quiere o te rechaza.

-¿A qué se enfrenta unx adolescente trans que transicionó en la niñez?

-Me lo pregunté mucho tiempo. Creo que primero se enfrenta a si mismx. Lo veo en Luana que tiene una experiencia muy positiva gracias a los recuerdos, el abrazo, estar siempre en su hogar.  Pero cuando viene el desarrollo puberal creo que lxs adolescentes se enfrentan a si mismxs, en esos cambios físicos y ahí es donde más crisis se debe generar. Por ejemplo, en las masculinidades trans, cuando comienzan a crecer las tetas. Si no tenés todo un bagaje previo de amor, ya no empezás a encajar. Inclusive por más que te ames, adentro de la casa todo bien, pero cuando tenés que salir al afuera empieza ael “que no se me note”. A eso hay que sumarle la falta de madurez para poder enfrentar lo que enfrenta una persona adulta, esa adolescencia que adolece y encima es trans. Luana ahora está en esa etapa de niña que quiere seguir jugando pero a su vez quiere un novio, y la mirada del afuera pesa más. Y empiezan a aparecer las relaciones con otras personas, el amor, la necesidad de que te quieran así como sos. Leer más…

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Nueva política amenaza con expulsar a estudiantes transgénero de la escuela católica

Martes, 7 de septiembre de 2021

WhSjIQgUljRiExoRkexyXYQ92hIOjtaCU9tFB3G3EwgRYr6O5802424738011967832Ayer, Bondings 2.0 presentó la historia de una escuela católica que negó la reinscripción a un estudiante transgénero. Hoy en día, hay dos historias más de cómo las escuelas católicas están fallando en proveer para sus estudiantes LGBTQ.

Escuela católica amenaza con expulsar a estudiantes trans

Antonian College Preparatory High School, San Antonio, TX, adoptó una nueva política que amenaza con expulsar a los estudiantes transgénero.

En Instagram, la alumna Gabi Antuna compartió una captura de pantalla del manual del estudiante 2021-2022 sobre la política de género. La política dice que los estudiantes serán tratados de acuerdo con su “sexo biológico” cuando se trata de nombres, pronombres, baños, atletismo, etc. La política continúa:

“Si la expresión de género, identidad sexual o sexualidad de un estudiante debe causar confusión o interrupción en la escuela, o si debe engañar a otros, causar un escándalo o tener el potencial de causar un escándalo, entonces el asunto se discutirá primero con el estudiante. y sus padres. Si el problema no se resuelve a satisfacción de Antonian, cuyo objetivo principal es siempre defender las verdades y los principios católicos, entonces el estudiante puede ser expulsado de la escuela, después de que los padres tengan la primera oportunidad de retirar al estudiante de la escuela. “

La política también establece que los estudiantes “no pueden defender, celebrar o expresar atracción por personas del mismo sexo”.

Como miembro de la comunidad LGBTQ +, Antuna le contó a MySA  por qué decidió hablar:

“Recuerdo cómo fue asistir a estas instituciones religiosas como miembro LGBTQIA + sin estas políticas. Recuerdo el acoso constante, los comentarios inapropiados y las enseñanzas dañinas que encontré. Los estudiantes LGBTQIA + fueron denunciados a sus padres por la facultad cuando los encontraron tomados de la mano en los pasillos y constantemente nos enseñaron que nuestra identidad era un “pecado”. Estas escuelas siempre fueron abiertamente homofóbicas y transfóbicas, pero nunca se incluyó en la política hasta ahora “.

Antuna enfatizó la importancia de proteger la salud mental de los estudiantes porque “entornos como este pueden ser profundamente perjudiciales en una coyuntura crucial del autodescubrimiento”. Ella cree que las escuelas pueden equilibrar la fe y la inclusión y señaló como ejemplo el apoyo de otra escuela a un estudiante transgénero.

Atuna ha recibido tanto apoyo como reacciones violentas. Algunos están de acuerdo en que la política es perjudicial, mientras que otros afirman que una institución religiosa tiene derecho a defender sus creencias. Atuna creó una encuesta para recopilar firmas y comentarios de estudiantes de toda la región para enviar a la Arquidiócesis de San Antonio.

Un portavoz de la arquidiócesis, Jordan Mcmorrough, le dijo a MySA que la conversación en las redes sociales no es una descripción precisa de la política. La versión completa, que se aplica a todas las escuelas diocesanas, incluye una sección que “prohíbe el acoso escolar basado en la percepción de sexo, orientación sexual o identidad de género del estudiante, de acuerdo con su compromiso de proporcionar un entorno de aprendizaje seguro para todos”. Los segmentos compartidos por Atuna, sin embargo, también forman parte de la política.

Grace Kemmy, otra ex estudiante de Antonian, dijo: “Espero y rezo para que los líderes de la comunidad se den cuenta de los efectos peligrosos que esto tiene en tantos estudiantes”. Ella cree que la enseñanza católica significa defender a los marginados “como Jesús eligió hacer una y otra vez, pero la Arquidiócesis ha decidido hacer lo contrario”.

La escuela católica se niega a usar los pronombres adecuados de los estudiantes

St. Francis High School, Wheaton, IL ha revertido su política de dirigirse a los estudiantes con sus pronombres adecuados, explicando a los padres que la escuela se ajusta a una política diocesana.

Después de que los estudiantes recibieron un folleto de “llegar a conocerte” preguntando sus pronombres preferidos, la escuela siguió con un correo electrónico a los padres expresando su adhesión a la política de la Diócesis de Joliet sobre identidad de género. El mensaje de correo electrónico decía:

“La escuela diocesana interactuará con los estudiantes de acuerdo con su sexo biológico según las diferencias físicas al nacer. Se entiende que un miembro de la comunidad escolar diocesana que desea expresar un género distinto de su sexo biológico opera fuera de la ‘realidad profundamente inscrita’ en su interior “.

Regan Kasprak, uno de los padres, le dijo a ABC 7 Chicago  que “La redacción de su política fue realmente alarmante para mí”.

Jupiter Beck, un estudiante de último año que pidió ser llamado por sus pronombres, le dijo a ABC7: “Como estudiante, es realmente molesto que las personas más poderosas de la escuela ignoren quién soy”.

Junior Daniel O’Connell dijo: “No tengo ningún problema con que alguien quiera que lo llamen con un pronombre diferente si así es como se siente”.

“Creo que deberíamos amarlos y respetar su opinión de lo que quieren para su propio cuerpo”, dijo otro joven, Carter Riggs.

McKenzie Missil, un ex alumno, está ayudando a organizar una protesta y ha iniciado una petición en línea. Afirma:

“Como ex alumno de esta escuela secundaria, deseo que los estudiantes sean aceptados, bienvenidos y respetados por cómo se identifican y por quiénes son. Este correo electrónico es repugnante y, lo que es más importante, muy transfóbico. Este tipo de comportamiento no solo es preocupante para el futuro de la escuela, sino más importante para los estudiantes. Personalmente, temo por la seguridad y el bienestar de los estudiantes de Saint Francis, ya que muchos de los que asisten son personas típicamente blancas, cisgénero, conservadoras y heterosexuales que pueden dañar y obstaculizar la educación y la seguridad de quienes se identifican de manera diferente. La escuela no debe alienar a los estudiantes por ser fieles a quienes son y por ser lo suficientemente valientes para salir del armario. Es inaceptable y la escuela debe responsabilizarse por el correo electrónico enviado.

“Para cualquier estudiante que lea esto: eres amado. Estás apoyado. Usted no está solo.”

Un portavoz de la Diócesis de Joliet dijo en un comunicado: “La cuestión de los pronombres preferidos no se ajusta a la Enseñanza Social Católica”.

En lo que se equivoca el portavoz es en que la Doctrina Social Católica no dice nada explícitamente sobre el uso de pronombres. Sin embargo, sí nos llama a reconocer la vida y la dignidad de todas las personas. También promueve la solidaridad, que nos llama a permanecer unidos como una sola familia humana a pesar de las diferencias y promover la paz.

El coraje de los estudiantes, ex alumnos y sus aliados LGBTQ + nos muestra exactamente lo que significa defender a los marginados a pesar de los esfuerzos de sus escuelas para silenciarlos. Son ejemplos de la Doctrina Social Católica en la práctica porque reconocen la dignidad de quienes son marginados.

Elise Dubravec, New Ways Ministry, September 1, 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

Armada de Chile: la homosexualidad es “una tiranía depravada y una inmoralidad que destruye a la familia”

Martes, 7 de septiembre de 2021

foto_0000000420161109104322MINISTRO_DE_DEFENSA_NACIONAL_BALDO_PROKURICA_PROKURICA_(2021) Juan Andrés De La Maza Comandante en jefe de la Armada (Izda) y el Ministro de Defensa Nacional, Baldo Prokurica (Dcha)

Además defiende las terapias reparativa de la homosexualidad. Así lo denunció el Movilh, organismo que exigirá a la Armada retirar al instante esos contenidos de la Academia Naval de Guerra, sancionar a los responsables  y ofrecer disculpas públicas. Junto con pedir la intervención del Ministerio de Defensa, el Movilh solicitará a la Contraloría establecer responsabilidades de mando y analiza acciones legales

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció hoy a la Academia de Guerra Naval, dependiente de la Armada, por “impartir a sus estudiantes contenidos de odio que dañan la dignidad de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y queer (LGBTIQ+)”

El vocero del Movilh, Óscar Rementería, señaló que se trata “de discursos de odio sin precedentes, que promueven la ignorancia, los prejuicios y contenidos falsos, todo lo cual violenta de manera descarada y violenta los derechos humanos, nuestra legislación y los tratados internacionales ratificados por Chile”.

En concreto, la Armada enseña y difunde a través de su Revista Marina que  la homosexualidad es una “tiranía”, una “inmoralidad”, una “actitud sexual depravada” que “desmantela las normas sexuales”. Además señala que la despatologización de la homosexualidad por parte de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) obedeció a intereses políticos, no científicos y que solo entre el 1 y 3% de la población es LGBTIQ+

Así quedó establecido en la Revista Marina de la Academia de Guerra Naval, la cual recomienda a sus estudiantes leer el texto “La Revolución sexual global. La destrucción de la libertad en nombre de la libertad” de la socióloga Gabriele Kuby.

En un texto escrito por el almirante y ex comandante en Jefe de la Armada, Miguel Vergara Villalobos, la Academia de Guerra Naval  “lejos de solo resumir o de llamar a una lectura crítica de dicho libro, se cuadra con el mismo y con cada uno de sus contenidos”, señaló Rementería

En efecto, la Academia de Guerra Naval señala que el libro de Gabriele Kuby explica “como el afán de libertad ha redundado en el libertinaje y en la ideología de género, lo que a su vez ha subvertido la sexualidad humana”, tras lo cual procede a resumirlo y validar sus contenidos. Así es como la Academia de Guerra Naval termina su artículo de la siguiente manera: “Este libro, fuera de alertarnos, nos plantea una acuciante pregunta: ¿Debemos estar avergonzados y pedir disculpas quienes profesamos la fe católica y postulamos el matrimonio entre un hombre y una mujer, con vistas a la procreación?”

Rementería explicó que “este nuevo discurso  de  odio implica además la intervención de las FFAA en asuntos legislativos y civiles. Y es una intervención reciente de la Armada. Aparece publicada en la edición número 974 de la Revista Marina del 2020 y que hasta hoy difunde en su web. Es decir, tras Ley Zamudio, tras el estallido social y tras todos los cambios que ha experimentado el país a favor de la Igualdad la Armada, con Juan Andrés De La Maza  a la cabeza, promueve de manera horrorosa la homofobia, tanto en la versión impresa, como digital de su revista. Aquí, De La Maza debe ofrecer disculpas públicas, mientras el Ministro de Defensa Nacional, Baldo Prokurica. debe asumir la responsabilidad que le compete”.

El vocero del Movilh apuntó que “con la misma virulencia la Armada se lanza contra las mujeres y los derechos sexuales reproductivos, añadiendo a su homofobia, el machismo y la misoginia. Esperamos sanciones ejemplares contra los responsables de este abuso, mientras en paralelo exigiremos a la Armada el retiro inmediato de estos contenidos, el ofrecimiento de disculpas públicas y una aclaración sobre lo ocurrido a todas y cada una de las personas a las cuales ha mal educado y enseñado en contenidos falsos y odiosos que incitan a la violencia. También solicitaremos la intervención y las explicaciones al Ministerio de Defensa, También solicitaremos la intervención y las explicaciones al Ministerio de Defensa, mientras  pediremos a la Contraloría establecer responsabilidades de mando y analizamos acciones legales”, finalizó Rementería.

El texto

A continuación el Movilh reproduce de manera íntegra algunos de los párrafos difundidos por la Academia de Guerra Naval:

“El objetivo del programa cultural revolucionario -manejado por las élites del poder mundial, con la connivencia de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE)- es la libertad absoluta, sin restricciones naturales ni morales. Se busca liberarse de la tiranía de la naturaleza. Para ello se intenta deconstruir la sexualidad masculina y femenina promoviendo, entre otras cosas, la equivalencia legal de la relación homosexual con el matrimonio”

“….Un año después se celebró la Conferencia de Pekín, controlada por feministas radicales . El documento final no respeta la dignidad humana, trata de destruir la familia, minimiza la maternidad, pretende imponer actitudes sexuales depravadas, promueve la homosexualidad, el lesbianismo, la promiscuidad sexual, etc.. Posteriormente, en la Conferencia de Glen Cover, en New York, los activistas radicales lograron imponer su estrategia, transformando los acuerdos de Pekín en tratados internacionales vinculantes; es decir, crearon una nueva realidad social.”

-La clave es presentar cualquier oposición como un acto de discriminación arbitraria. Se intenta lograr “que todos los países del mundo cambien sus constituciones, leyes, instituciones sociales, sistemas educativos y las actitudes básicas de sus ciudadanos, para imponer y obligar legalmente a aceptar y privilegiar la homosexualidad y otras identidades y comportamientos no-heterosexuales”

“Nos encontramos en “una situación en que una pequeña minoría de la población (LGBTI), cuyas diferencias sexuales difieren de la inmensa mayoría, ha logrado imponer una verdadera revolución”. El punto de inflexión ocurrió en 1973, cuando la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) “decidió eliminar la homosexualidad de la lista de enfermedades que podían ser tratadas mediante procedimientos terapéuticos”, lo que bloqueó todo debate científico de la larga investigación sobre las causas de la homosexualidad. Esta “decisión de la APA no fue producto de un debate científico, sino de la presión política sobre determinadas personas que no pudieron soportarla”

– “Si se consideran los millones de dólares que se orientan a promover la agenda LGTBI y el compromiso de los más altos niveles de la política, se podría pensar que la homosexualidad es un fenómeno masivo. Sin embargo, las encuestas representativas en las sociedades occidentales indican que solo entre el 1 y 3% de la población se identifica como homosexuales. Empero, incluso en altas esferas de gobierno, se “usan cifras variadas y muy exageradas que no provienen de fuentes serias”

 -“Hoy no se puede analizar científicamente la posibilidad de cambiar la condición homosexual de una persona. Quienes se atrevan a infringir esta prohibición son sometidos a una estridente persecución por parte de los grupos de interés LGBTI, que “hacen todo lo posible por sacar de la conciencia ciudadana el mensaje de que la orientación homosexual puede cambiar a una heterosexual”

– “Es una contradicción evidente que un movimiento que lucha por la abolición de la heterosexualidad obligatoria haga lo posible por negar que las tendencias homosexuales puedan ser cambiadas. (…). El movimiento homosexual marcha bajo la bandera de la libertad, la tolerancia y la no-discriminación, pero limita la libertad de opinión, la libertad de ciencia y la libertad terapéutica en particular”.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.