Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jens Spahn’

El Parlamento de Austria vota a favor de prohibir las «terapias» de conversión en menores de edad

Martes, 18 de junio de 2019

von rechts: Bundesratspräsident Mario Lindner (S), Conchita El socialdemócrata Mario Lindner con Conchita Wurst

El Consejo Nacional, la cámara baja del Parlamento austriaco, ha adoptado una propuesta de resolución para prohibir las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión que pretenden modificar la orientación sexual o la identidad de género en menores de edad. El texto, aprobado con los votos a favor de todos los partidos salvo la extrema derecha del FPÖ, insta al Gobierno a redactar un proyecto de ley para vetar estas prácticas. La vecina Alemania estudia mientras tanto la prohibición total de estos procedimientos, también en adultos.

Ya en diciembre del año pasado, el portavoz socialdemócrata (SPÖ) de Igualdad, Mario Lindner, presentó una propuesta de prohibición de las «terapias» de conversión en menores. El detonante fue el descubrimiento de que la organización ultraconservadora TeenSTAR estaba promocionando estas peligrosas prácticas en los colegios austriacos. Los partidos de la coalición gubernamental entre los conservadores del ÖVP y la extrema derecha del FPÖ impidieron entonces la tramitación de la iniciativa.

Tras la caída del Gobierno a raíz del caso Ibiza, Lindner volvió a presentar su proposición el pasado miércoles. Esta vez, el ÖVP votó a favor junto al SPÖ, los liberales de NEOS y la Lista Ahora (una escisión de Los Verdes), facilitando su aprobación. Solo el FPÖ se opuso. El texto insta al Ejecutivo provisional de la magistrada Brigitte Bierlein a presentar, «de manera inmediata» un proyecto para prohibir las «terapias» reparadoras o de conversión en menores de edad. Los tiempos parlamentarios, sin embargo, obligarán probablemente a retrasar la discusión del asunto hasta después de las elecciones del próximo 29 de septiembre.

Con todo, Lindner, que es abiertamente gay, se mostró satisfecho por el «éxito inmenso» que supone la declaración del Parlamento en la semana en la que Viena ha acogido la celebración del Europride. También los activistas han saludado el apoyo a una medida que combatirá los riesgos para «la salud psicosocial de niños y adolescentes» que suponen estas dañinas pseudoterapias.

En la vecina Alemania, mientras tanto, el Gobierno de gran coalición también está dando pasos en la dirección de vetar estas prácticas. El ministro de Sanidad, el socialdemócrata Jens Spahn (SPD), se ha propuesto presentar un proyecto de ley antes de final de año. Los informes que ha encargado su departamento recomiendan una prohibición total de las «terapias», también en adultos. De seguir sus indicaciones, Alemania se convertiría en el segundo país de Europa, solo después de Malta, en adoptar una ley de este tipo.

Una tendencia creciente a la prohibición

Además de Austria, Alemania y Malta, país donde la ley lleva en vigor desde 2016, también Irlanda y el Reino Unido están dando pasos en la misma dirección. En Estados Unidos ya son 18 estados, además de Washington D.C. y Puerto Rico, los que han vetado las «terapias» de conversión. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que preveía la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (y no solo debido al escándalo de la diócesis de Alcalá: otros casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La CDU elige a una convencida detractora del matrimonio igualitario como sucesora de Angela Merkel al frente del partido

Miércoles, 12 de diciembre de 2018

220px-AV0A3388_Dr._Frauke_Gerlach,_Armin_Laschet_Annegret_Kramp-Karrenbauer_(cropped)La Unión Demócrata Cristiana (CDU), el partido de la canciller alemana Angela Merkel, ya tiene nueva líder. Los delegados del congreso celebrado el viernes pasado eligieron a la expresidenta del Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer, por delante de Friedrich Merz, antiguo contrincante de Merkel, y de Jens Spahn, el abiertamente gay ministro de Sanidad. Considerada la candidata más centrista y continuista con las políticas de la canciller, Kramp-Karrenbauer es sin embargo una convencida detractora del matrimonio entre personas del mismo sexo, que llegó a comparar en 2015 con el incesto y la poligamia.

La carrera por la sucesión de Angela Merkel arrancó el pasado mes de octubre, tras el anuncio de la canciller de no optar a la reelección al frente de la CDU. Tres candidatos reunieron los avales necesarios para concurrir al congreso que tuvo lugar el viernes: la secretaria general del partido y expresidenta del estado federado del Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer, el exportavoz parlamentario y rival de la canciller Friedrich Merz y el ministro de Sanidad, Jens Spahn. Las encuestas anunciaban una batalla igualada entre los dos primeros, con pocas posibilidades para Spahn, el primer candidato abiertamente gay a la presidencia del partido.

Los resultados han confirmado estos pronósticos. Kramp-Karrenbauer y Merz se midieron en segunda vuelta, tras caer eliminado Spahn con un 15,7% de los votos en la primera vuelta. Finalmente, la secretaria general se impuso a Merz por un escaso margen de 35 votos de los 999 delegados participantes. La prensa ha destacado el continuismo con la trayectoria de la canciller de la nueva líder democristiana, considerada más centrista que sus dos rivales. Tanto Merz como Spahn habían abogado por un giro a la derecha en materias como la política de inmigración y asilo.

En el ámbito LGTB, sin embargo, Kramp-Karrenbauer defiende visiones claramente conservadoras. En 2015, siendo aún presidenta del Sarre, rechazaba la apertura del matrimonio a las parejas del mismo sexo, comparando la medida con el incesto o la poligamia. «Si abrimos esa definición a una comunidad duradera de responsabilidad entre dos adultos, no se pueden excluir otras reclamaciones, como un matrimonio entre familiares cercanos o entre más de dos personas. ¿De verdad queremos eso?», se preguntaba. Ese mismo año, se manifestaba en contra de la adopción homoparental con el argumento de que «para los niños es importante tener mujeres y hombres como personas de referencia».

Spahn, que a pesar de sus posiciones en otros temas ha sido el único de los tres candidatos en defender la igualdad LGTB, criticó a Kramp-Karrenbauer por este asunto. El ministro de Sanidad, que se casó hace un año con su novio Daniel Funke, afirmó sentirse atacado «personalmente» por la comparación de su matrimonio con el incesto o la poligamia. La ya nueva presidenta del partido democristiano rechazó retractarse de sus declaraciones de 2015, y en una entrevista realizada durante la última semana de campaña, se reafirmó en su «convicción profunda e interna» en contra de la igualdad matrimonial. No obstante, afirmó «aceptar la decisión mayoritaria del Bundestag», dando a entender que no persigue una derogación de la ley que abrió el matrimonio a las parejas del mismo sexo en 2017. Una norma sobre la que había afirmado, en el momento de su aprobación, que «erosiona lentamente los fundamentos de nuestra cohesión social». También expresó una opinión favorable a la adopción homoparental, frente a sus declaraciones de hace tres años.

La elección de Annegret Kramp-Karrenbauer o AKK (como se refieren a ella muchos medios) como nueva líder de la CDU no parece, por tanto, una buena noticia para la comunidad LGTB. Los activistas la han acogido con frialdad, salvo Lesbianas y Gais en la Unión (LSU), el ala LGTB del partido democristiano, que ha destacado la disposición de Kramp-Karrenbauer para escuchar sus puntos de vista. A pesar de sus declaraciones homófobas en el pasado, no se esperan grandes cambios en la actitud del partido democristiano hacia las personas LGTB bajo su liderazgo. No desde luego hacia una mayor apertura, pero tampoco en la dirección de reabrir debates ya superados. AKK, de todas formas, no asumirá automáticamente la jefatura del Gobierno, que seguirá por el momento en manos de Angela Merkel.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

El ministro de Sanidad alemán Jens Spahn: “Soy gay y católico, Dios me acepta como soy”

Viernes, 11 de mayo de 2018

1245044857Jens Spahn (derecha) con su esposo Daniel Funke

“Soy gay y soy católico, y no veo ninguna contradicción en ello”

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, nunca ocultó su homosexualidad y el pasado mes de diciembre se casó con el periodista Daniel Funke, en el castillo de Borbeck, en Essen. Pero sí ha causado un gran revuelo su declaración pública en la que afirma: «soy gay y soy católico, y no veo ninguna contradicción en ello».

Jens Spahn, abiertamente homosexual, es una de las figuras más influyentes actualmente en la política alemana. Incluso se le menciona como posible sucesor de la canciller Angela Merkel. Sin embargo, también se le acusa de “no tener sentimientos” y de ser partidario de una férrea política de migración.

De 37 años de edad asegura que “estoy convencido de que Dios me acepta tal y como soy porque mi fe es tan normal para mí como mi homosexualidad” y añade que no puede aceptar la homosexualidad como un pecado de acuerdo con los preceptos de la fe cristiana. “No hay nada que lamentar. Después de todo, yo no elegí mi homosexualidad y tampoco le hace daño a nadie”, aseguró en una entrevista que -próximamente- será publicada en el semanario Die Zeit, el ministro de Sanidad de Alemania, el conservador Jens Spahn.

El político de 37 años y miembro del partido Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera la canciller Angela Merkel, está casado desde diciembre de 2017 con su pareja de toda la vida, el periodista Daniel Funke, quien dirige la revista de farándula Bunte, una de las más conocidas en el país germano.

A Spahn se le considera la estrella de las juventudes conservadoras y uno de los principales críticos de la gestión de Merkel. También tiene claro hacia dónde se dirige, ya que desde que entró a la Bundestag a los 22 años de edad ha afirmado que su aspiración profesional es llegar a ser canciller.

Ha hecho carrera como diputado y luego como miembro del gabinete de Merkel donde, en principio, estuvo al frente del viceministerio de Finanzas. También se le considera defensor de una estricta política de inmigración y de buscar inclinar la balanza de la CDU aún más a la derecha para recuperar a los votantes desencantados.

Sin embargo, aunque no desea que se le vea como parte del ala más ultraconservadora de la CDU, sus acciones lo contradicen. Es partidario de limitar el número de refugiados, prohibir el burka, suprimir la doble ciudadanía y apostar por las políticas de ley y orden.

En cuanto a la acalorada discusión política que se dio en Alemania en torno a la aprobación del matrimonio igualitario, Spahn siempre se mostró partidario de lograr la equiparación de derechos, sin afectar la unidad. “Podemos hacer lo mismo que han hecho los católicos irlandeses”, dijo en su momento.

Desde que hace vida pública la polémica siempre ha estado de su lado. En una oportunidad arremetió contra los camareros de los lugares de moda de Berlín por no hablar alemán. Incluso políticos de diferentes partidos –aunque también del suyo-, así como líderes sindicales, lo han acusado de no tener sentimientos.

Jens Spahn como figura pública joven que es está consciente del impacto de las redes sociales, es por ello que documenta toda su actividad en Facebook, Twitter y en su página web. También está incluido en la lista de las personalidades abiertamente homosexuales más influyentes en la actualidad.

El semanario Die Zeit aborda la realidad católica de Alemania a través de varias de sus figuras políticas más destacadas, entre las que está también Annegret Kramp-Karrenbauer, secretaria general de la CDU y considerada la candidata con más opciones para suceder a la canciller Angela Merkel en las filas de los conservadores alemanes. También en declaraciones a este medio, Kramp-Karrenbauer defiende, que la Iglesia ordene a las mujeres como sacerdotes y les permita asumir altos cargos. Deseo que llegue la consagración del sacerdocio femenino”, declara y recuerda que en muchos obispados del país las mujeres asumen gran responsabilidad y trabajo en la Iglesia y añade que si la presencia femenina en altos cargos eclesiales no aumenta, deberían buscarse soluciones. “Me puedo imaginar que se imponga una cuota femenina en la Iglesia”, dice también, “las mujeres llevan a cabo el trabajo diario en la Iglesia y eso se debe reflejar también en los cargos”.

Además de ser la secretaria general de la CDU, Kramp-Karrenbauer es miembro del Comité Central de los Católicos Alemanes, una organización laica de la Iglesia que apoya a la mayoritariamente progresista Conferencia Episcopal alemana.

La semana pasada una delegación de obispos alemanes ha acudido a Roma para estudiar con el Papa Francisco la posibilidad de dar la Comunión a los cónyuges no católicos de fieles casados, un caso estadísticamente muy frecuente en Alemania, donde se dan muchos matrimonios mixtos de evangélicos y católicos, lo que ha provocado que el cardenal de Utrecht Eijk compare a Francisco con el Anticristo

El Papa les ha respondido que una medida de ese tipo requeriría al menos una solicitud unánime de todos los obispos alemanes y no es el caso. Las entrevistas publicadas por Die Zeit se sumarán sin duda a esa polémica, que ya prometía animar el Congreso Católico de cinco días que está a punto de celebrase en la ciudad alemana de Münster.

Fuente ABC/DW, vía Universogay

General, Iglesia Católica , , , , , ,

Precampaña electoral en Alemania: la CDU descarta el matrimonio igualitario y el SPD no se pronuncia

Lunes, 6 de marzo de 2017

merkel_schulzAún quedan seis meses para los comicios, pero en Alemania ya se respira un ambiente preelectoral. Los dos principales partidos, la CDU de la canciller Angela Merkel y el SPD de Martin Schulz, empiezan a mostrar sus planes para el último tramo de la legislatura y sus propuestas electorales. Con respecto a los derechos LGTB, pocas novedades: los democristianos de Merkel rechazan cualquier avance y los socialdemócratas no se comprometen, por el momento, a exigir la igualdad matrimonial como condición para una futura coalición de Gobierno.

Alemania se prepara para las elecciones generales que se celebrarán el próximo mes de septiembre y en las que se decidirá si Angela Merkel obtiene un cuarto mandato como canciller o se forja una coalición alternativa. El anuncio en enero de la candidatura del socialdemócrata Martin Schulz, expresidente del Parlamento Europeo, ha dado un impulso al SPD en las encuestas, hasta colocarse en empate técnico con la CDU/CSU de Merkel. Paralelamente, la derecha extrema de Alternativa para Alemania (AfD) experimenta una leve bajada, aunque se mantiene en la tercera posición según los sondeos.

En el ámbito LGTB no se esperan grandes avances de aquí a septiembre. El partido de la canciller se reafirma en su inmovilismo. El vicepresidente de la CDU Armin Laschet se ha expresado acerca de la adopción homoparental aludiendo al “bienestar de los niños” frente a los “intereses de las parejas”. Con respecto a la apertura del matrimonio, Laschet recurría de nuevo a la excusa de que sería necesaria una reforma constitucional. Un argumento falso, ya que la ley fundamental alemana ordena la “protección especial del matrimonio y la familia”, pero no establece una definición excluyente de ambas instituciones.

También el líder del grupo parlamentario de la CDU/CSU, Volker Kauder, ha rechazado recientemente la apertura completa de la adopción homoparental y ha criticado la educación en la diversidad afectivo-sexual. Este es precisamente uno de los temas que ha utilizado la AfD para movilizar al electorado más ultramontano. Kauder es uno de los oponentes a los derechos LGTB más activos de la CDU y ya antes de las anteriores elecciones de 2013 prometía que, con un Gobierno de Merkel, no se aprobaría el matrimonio igualitario ni la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Poco antes de que acabe la legislatura, su promesa se está cumpliendo, gracias en parte a la pasividad del SPD. Los socialdemócratas, que en la gran coalición controlan entre otras carteras el ministerio de Justicia, han defraudado a la comunidad LGTB tras prometer la “igualdad al 100%” durante la campaña electoral. Escudándose en su acuerdo de coalición con la CDU/CSU, que apenas contemplaba medidas para la comunidad LGTB, los diputados del SPD han votado en contra de las propuestas de la oposición en este ámbito. El Gobierno solo ha transigido en indemnizar a las víctimas de la legislación homófoba.

El propio ministro de Justicia Heiko Maas reconocía a mediados de la legislatura que aprobar el matrimonio igualitario en la gran coalición sería “difícil. Asimismo, en una entrevista reciente, el diputado socialdemócrata abiertamente gay Jens Spahn confiaba en que la igualdad matrimonial fuera una realidad “en esta década, abandonando prácticamente la posibilidad de alcanzarla antes de las próximas elecciones. La gran incógnita es la posición de Martin Schulz, expresidente del Parlamento Europeo y candidato a canciller. Schulz, que ha impulsado al SPD a cifras de intención de voto muy superiores a las de años anteriores, se mostraba partidario en 2014 de restringir la ayuda al desarrollo a los países que aprobaran leyes homófobas. Pero los socialdemócratas no han respondido todavía a la pregunta clave de si la apertura del matrimonio igualitario en Alemania será una condición sine qua non para participar en una coalición de Gobierno tras las próximas elecciones.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Aumenta la presión sobre Merkel para equiparar uniones homosexuales con matrimonio

Viernes, 29 de mayo de 2015

ob_c3a76298917833a63bfb3b92dde4d1fa_angela-merkel123103_688elconstitucionalalemandaluzverdealmatrimoniogay_principal

El Gobierno alemán aprobó un grupo de leyes destinado a combatir la discriminación de los homosexuales, aunque descartó de nuevo abrir en la actual legislatura la posibilidad del matrimonio para personas del mismo sexo.

El proyecto, y el paso dado por Irlanda, han reavivado el debate en Alemania, donde la oposición parlamentaria exige la homologación total de derechos.

“El derecho para gais y lesbianas de casarse forma parte de los derechos humanos y no tiene cabida en la política de partidos”

Tras la aprobación en referéndum del matrimonio igualitario en Irlanda, y en Groenlandia, parece que algo se mueve en Alemania. Los activistas LGTB empiezan a perder la paciencia ante el inmovilismo del Gobierno de gran coalición, donde la intransigencia de la CDU/CSU de Angela Merkel mantiene a la principal potencia económica de Europa en una situación cada vez más desfasada con respecto a los países de su entorno y aumenta la presión sobre el Gobierno de la canciller Angela Merkel, que el miércoles tenía previsto debatir un proyecto de ley para ampliar los derechos de las uniones de hecho, pero sin abordar la plena equiparación con el matrimonio.

“Extenderemos a las parejas de hecho la regulación relativa al matrimonio en 23 leyes y decretos. Esto supone un paso más hacia una amplia equiparación”, explicó el ministro alemán de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas, ante la reunión del Consejo de Ministros.

El objetivo de la gran coalición que lidera la canciller, Angela Merkel, es “avanzar hacia la plena equiparación de derechos, fiscales y de otra índole” de las parejas de hecho homosexuales, indicó el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert. En ese capítulo no entra, sin embargo, la posibilidad del matrimonio civil entre personas del mismo sexo, añadió el portavoz, que se remitió al compromiso incluido en el pacto de coalición entre conservadores y socialdemócratas de “dirimir las diferencias discriminatorias entre homosexuales y heterosexuales”. Seibert insistió, asimismo, en que el caso de Irlanda, donde unos días atrás se aprobó en referéndum el matrimonio homosexual, no afectará los planes de la gran coalición alemana. El portavoz destacó que Merkel estaba “satisfecha” con las medidas introducidas “paso a paso” para la equiparación de los derechos de los homosexuales bajo su mandato y dijo que ésa será la dinámica a seguir en lo que resta de mandato.

Entre las medidas aprobadas hoy en Consejo de ministros se encuentran una serie de regulaciones, fiscales, jurídicas y administrativas para evitar tratos discriminatorios a ese colectivo.

La declaración del portavoz se produjo en pleno debate en el país tras el paso dado por Irlanda y mientras aumentan los pronunciamientos, incluso en las propias filas gubernamentales, a favor de la plena homologación de derechos.

Alemania aprobó bajo el Gobierno de coalición socialdemócrata-verde que lideró Gerhard Schröder, de 1998 a 2005, la fórmula de la pareja de hecho entre homosexuales, considerado en ese momento un hito para ese colectivo. Desde entonces ha ido avanzando hacia la plena equiparación con las parejas heterosexuales, en muchos casos a instancias del Tribunal Constitucional, que ha dictado sucesivas sentencias a favor de los colectivos homosexuales en materia de derecho hereditario o fiscal.

Sigue descartada la adopción de hijos por parejas homosexuales -aunque sí existe la posibilidad de que uno de sus miembros adopte en solitario-. La adopción está restringida en Alemania a solteros o a matrimonios, pero no a las parejas de hecho, única fórmula de unión hasta ahora posible para los homosexuales.

El proyecto, y el paso dado por Irlanda, han reavivado el debate en Alemania, donde la oposición parlamentaria exige la homologación total de derechos y han surgido voces a favor también en el seno de las filas conservadoras. No obstante, el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, subrayó la semana pasada que “el acuerdo de coalición no contempla la equiparación completa de matrimonio y unión de hecho, por lo que tampoco habrá un proyecto del Gobierno al respecto en esta legislatura“.

En su página en la red social Facebook, Maas se había mostrado convencido de que para abrir la opción del matrimonio a las parejas de hecho homosexuales no era imprescindible una reforma de la Constitución, aunque admitía que el objetivo era “lamentablemente poco viable” en la actual coalición con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y los conservadores bávaros de la CSU. Con su opinión coincidió su compañera de partido y titular de Familia, Manuela Schwesig, quien, en ese contexto, aplaudió el proyecto de ley de Maas como un “paso importante” hacia el objetivo de la equiparación.

Mientras, en unas declaraciones a la edición digital del semanario “Der Spiegel”, el presidente de la Federación de Gais y Lesbianas en la Unión, el cristianodemócrata Alexander Vogt, expresó su esperanza de que la canciller “deje de hacer caso de una vez por todas a los que bloquean”. “El claro ‘sí’ en Irlanda es una señal. En Alemania y precisamente también en nuestro partido debe ocurrir algo ahora”, exigió el político cristianodemócrata, que llamó a la canciller a actuar y “subirse al carro”, Según Vogt, “que países tan marcadamente católicos como Irlanda y España se hayan abierto al matrimonio es una muestra del gran giro que ha dado la sociedad”.

Desde la CSU, el diputado Berndt Fabritius abogó en unas declaraciones al “Munchner Merkur” por dar nuevos pasos hacia la homologación de derechos y apostó por dejar a los parlamentarios libertad de voto para aclarar la posición de la mayoría “mejor hoy que mañana”.

La primera voz en alzarse el lunes pasado, tras conocerse el contundente resultado del referéndum irlandés, fue la de Christine Lüders, directora de la Oficina Federal Antidiscriminación (un organismo independiente que tiene como misión asegurar el cumplimiento de las leyes al respecto). Lüders recordó que la mayoría de los Estados de Europa occidental ya cuentan con leyes igualitarias de matrimonio y se mostró convencida de que la “gran mayoría” de los diputados en el Bundestag son favorables a la medida; por lo que pidió una iniciativa multipartita sobre el asunto en la cámara baja que se someta a votación sin disciplina de partido para todos los representantes. Christine Lüders, calificó de “insuficiente” los cambios en materia de derecho civil y procesal que contempla el proyecto de ley y estimó que “no hay razones objetivas para negar a las parejas del mismo sexo el libre acceso al matrimonio”. “El derecho para gais y lesbianas de casarse forma parte de los derechos humanos y no tiene cabida en la política de partidos“, aseguró la comisionada, favorable también a que no haya disciplina de voto cuando se debata la cuestión en el Bundestag.

La oposición parlamentaria, formada por La Izquierda y Los Verdes, se ha sumado a este llamamiento. Pero la respuesta del Gobierno, como viene siendo habitual, se ha quedado bastante por debajo de las expectativas. El ministerio de Justicia, con el socialdemócrata Heiko Maas a la cabeza, presentó este miércoles un proyecto de ley para equiparar los derechos de las parejas casadas con los de las uniones civiles en 23 disposiciones legales. Un procedimiento de “parcheado” al que ya nos tienen acostumbrados y que la oposición tacha de incompleto y chapucero, pero que parece ser el único con el que los democristianos transigen. La presidenta del grupo de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt, consideró en unas declaraciones a “Die Welt” que “la Unión de Merkel no podrá dejar pasar como si nada el debate en torno al matrimonio para todos”. Recordó que Alemania fue precursor de la equiparación con su ley de uniones de hecho para parejas homosexuales de 2001 y lamentó que, entre tanto, “hasta Irlanda” la haya adelantado. En la misma línea, el portavoz de Asuntos de Política Interior de Los Verdes, Volker Beck, recordó que “unas 150 normas en 54 leyes y decretos hacen todavía una diferenciación entre el matrimonio y las parejas de hecho”.

La CDU/CSU está convencida de que la igualdad LGTB es un tema que no va con ellos y sigue defendiendo una discriminación cada vez más injustificable con la excusa de salvaguardar los “principios tradicionales, culturales y religiosos de Alemania. Tan solo voces aisladas como la del diputado abiertamente gay Jens Spahn se atreven a afirmar que lo que pueden hacer los católicos irlandeses, podemos hacerlo nosotros también.

Lo cierto es que uno de los principales motivos para este inmovilismo podría ser de carácter más electoralista: la canciller Merkel mantiene una elevada popularidad tras cerca de diez años en el Gobierno y su partido sigue cómodamente por encima del 40% de intención de voto en las encuestas; por lo que no tendrían ninguna motivación para “abrir un melón” que podría costarle desafecciones hacia la derecha cada vez más radical y homófoba de Alternativa para Alemania (AfD).

Los activistas LGTB, sin embargo, no se resignan, y han puesto en marcha varias iniciativas para reavivar el debate entre la población y presionar al Gobierno y al Parlamento para que se produzcan ya avances reales. Dos peticiones en esta dirección se han puesto en marcha en change.org y en openPetition, recabando por el momento cerca de 30.000 firmas en conjunto. El asunto también se mueve en las redes sociales: en Twitter, la discusión se canaliza con el hashtag #ehefueralle (“matrimonio para todos”) y en Facebook, la página Enough is Enough ha creado un botón para mostrar el apoyo a la igualdad LGTB. También en esta página, una iniciativa espontánea para manifestarse el próximo sábado por las calles de Berlín en apoyo al matrimonio igualitario va ganando adeptos.

Vía Cáscara amarga y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.