Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Tessa Ganserer’

La debacle de los democristianos y la subida de socialdemócratas y verdes auguran mejoras legislativas para la comunidad LGTBI en Alemania

Miércoles, 6 de octubre de 2021

A8E1CC45-CFF2-4A81-B602-8723F04A5FF0-768x432El socialdemócrata y previsible canciller Olaf Scholz

Alemania celebró el pasado domingo las elecciones generales que ponen punto final a la era Merkel. La retirada de la canciller se ha saldado con una debacle para los democristianos de la CDU/CSU, que cosechan el peor resultado de su historia con un 24%. Por el contrario, los socialdemócratas del SPD se hacen con la victoria tras subir más de cinco puntos. Los otros vencedores son Los Verdes, que consiguen su mejor marca con casi un 15% y tendrán la llave del futuro Gobierno junto con los liberales del FDP. El posible desalojo de la Unión tras dieciséis años liderando el país es una buena noticia para la comunidad LGTBI, que espera avances legislativos que ya se han postergado demasiado tiempo. En lo que se refiere a la visibilidad, el nuevo Bundestag hace historia con las dos primeras mujeres trans en ocupar escaños y al menos otros 19 miembros abiertamente LGTBI.

La legislatura que ha acabado ahora, la segunda consecutiva con un Gobierno de gran coalición  liderado por Angela Merkel, ha visto pocos avances en materia de derechos LGTBI. Entre los asuntos más relevantes se cuenta la introducción de «diverso» como tercera opción de sexo legal junto a «masculino» y «femenino», la prohibición de las pseudoterapias de conversión en menores, el fin de la discriminación de las personas trans e intersexuales en el acceso a la policía o la rehabilitación de los militares discriminados por ser gais o lesbianas.

En cuanto a los comicios del pasado domingo, los resultados han traído la consolidación de las tendencias apuntadas por las encuestas, como ya pasara en 2017. Los socialdemócratas se alzan con la victoria por primera vez desde 2002, impulsados por su bien valorado candidato Olaf Scholz (suben del 20,5% al 25,7% y consiguen 206 escaños en el Bundestag). Los democristianos de la CDU/CSU se desploman tras la salida de Angela Merkel y cosechan su peor resultado histórico (pasan del 32,9% de los votos al 24,1% y se quedan con 196 escaños). El resto del Bundestag se reparte entre Los Verdes, que alcanzan su mejor cifra hasta la fecha (14,8% y 118 escaños), los liberales del FDP, con una ligera subida (11,5% y 92 escaños), la ultraderecha de la AfD con un leve descenso (10,3% y 83 escaños) y la izquierda de Die Linke, junto a los democristianos los grandes perdedores de la noche (4,9% y 39 escaños). También entra un diputado en representación de las minorías danesa y frisona en Schleswig-Holstein.

El cordón sanitario a la extrema derecha deja solo tres posibles coaliciones de Gobierno con mayoría parlamentaria: una repetición de la gran coalición (pero con el SPD al frente) que se da casi por descartada, una coalición «jamaicana» entre CDU/CSU, Verdes y FDP, o un pacto «del semáforo» entre SPD, Verdes y liberales, que hoy en día parece la opción más probable. Requerirá, eso sí, de un gran esfuerzo negociador para conciliar las posturas divergentes, sobre todo en política fiscal y presupuestaria, entre las fuerzas de centroizquierda y los liberales del FDP.

En materia LGTBI, sin embargo, el posible pacto entre tres fuerzas decididamente a favor del avance en derechos se contempla con un moderado optimismo. Sobre las principales reivindicaciones de los colectivos LGTBI alemanes debería haber consenso entre SPD, Verdes y FDP. Se trata, por ejemplo, de la reforma de la ley de identidad de género (que data de 1980) en un sentido despatologizador y de autodeterminación de género, o de la reforma constitucional para prohibir la discriminación basada en la identidad sexual. El refuerzo de la educación en la diversidad, la protección a los refugiados LGTBI o la lucha contra los delitos de odio también podrían estar en la agenda. Estaremos pendientes de las negociaciones.

Una victoria de la visibilidad

El recién elegido Bundestag representa un hito de la visibilidad trans: por primera vez, dos mujeres trans se sentarán en sus escaños. Se trata de Tessa Ganserer, hasta ahora en el Parlamento de Baviera, y de Nyke Slawik, ambas pertenecientes a Los Verdes. La nueva cámara baja cuenta en total con al menos 21 personas abiertamente LGTBI. Nueve pertenecen a Los Verdes, siete al SPD, tres al FDP, uno a la CDU (el ministro de Sanidad en funciones Jens Spahn) y una a la AfD (su colíder Alice Weidel).

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Alemania reelige a una diputada trans después de su transición

Viernes, 18 de enero de 2019

xh2s6J8S_400x400“No hago esto para divertirme. No decidí convertirme en mujer, soy una mujer”.

Markus Ganserer, fue, desde el 2013, diputado por los Verdes en el parlamento regional de Baviera. Esto no debería ser ningún tipo de noticia.

La cuestión es que en el mes de octubre volvió a ganar en las elecciones, pero con una pequeña diferencia; ya no es Markus sino Tessa Ganserer, algo nunca visto algo en la política alemana. Se convertirá en la primera mujer trans en ocupar un puesto en la política alemana.

Será el 23 de enero en la primera sesión del Pleno cuando será registrada como mujer y por lo tanto como “señora diputada“.

“Soy una mujer en todas las fibras de mi cuerpo y ahora también Señora diputada regional”.

Fue con este mensaje publicado en su cuenta Facebook en los primeros días de enero que Tessa Ganserer anunció que renunciaba a ser Markus Ganserer en el parlamento de Baviera. Poco después de su reelección. Esta misma semana apareció ante la prensa con su nueva apariencia y su nuevo nombre pidiendo que sea tratada como “señora diputada”. En su presentación anunció que tratará que los trámites para cambiar el género en el registro civil sea más sencillo.

Tessa Ganserer, que hasta ahora habló poco, aseguró a un diario bávaro que “se descubrió” mujer hace diez años cuando Markus se miró al espejo vestido de mujer.

Durante una década “fue” hombre, padre, marido, mujer, madre. Pero las dudas se esfumaron al punto que anunció a sus dos hijos de 11 y 6 años: “Ahora siempre seré así”.

“Los niños no tienen prejuicios. Si les presentamos el mundo de manera amistosa, lo aceptan tal como es”, aseguró precisando que no quiere someterse a una operación de cambio de sexo.

Hace algunas semanas afirmaba que Markus y Tessa se codeaban en su ser pero que ahora sólo quiere ser una mujer política, esposa y madre de dos niños.

Como un último gesto simbólico, Ganserer llenó bolsos con corbatas, camisas y sacos para dárselos a un amigo.

“En el futuro tendrá que ser posible que el sexo registrado al nacimiento pueda cambiarse en el registro civil a pedido de la persona”

A día de hoy, en Alemania, se necesitan dos análisis de un psiquiatra que diagnostique que una persona es trans para poder solicitar el cambio en el registro. Tessa lo recibió en noviembre y deberá esperar para su cambio.

“La identidad sexual es un derecho humano”

La presidenta, Ilse Aigner, de la Unión social cristiana (CSU), partido aliado a los demócratas cristianos de Angela Merkel, ha resultado un gran apoyo en su decisión de vivir según se siente.

“La señora Ganserer tomó una decisión muy valiente y eminentemente personal. Nuestro colega se convierte en una colega, ello no debería ser un problema en esta casa y debe respetarse.”

Fuente El Comercio, vía Oveja Rosa

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.