Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Escucha’

Voz interior

Miércoles, 29 de enero de 2020

      flat,1000x1000,075,f.u2

       El magno e inefable diálogo entre Dios y el hombre que constituye nuestra religión supone, en el hombre mismo, una actitud receptiva particular. Si el hombre busca y escucha la Palabra de Dios, la Verdad salvadora entra en el alma y engendra nuevas relaciones entre Dios y el hombre: la fe, la vida sobrenatural. Pero si el hombre no escucha, Dios habla en vano; se abre un drama tremendo.

        En la Biblia aparece por doquier esta alternativa decisiva, la escucha del hombre es, por excelencia, un acto racional y voluntario, pleno y consciente del obsequio tributado al Dios que revela, pero supone la maduración interior, trabajada por la gracia, de una disposición innata y honesta para el encuentro con Dios. Como edad de la crisis y edad de la elección, la juventud está más expuesta a padecer el influjo arreligioso y antirreligioso de nuestro tiempo. Ahora bien, en cuanto edad del pensamiento y edad del amor, la juventud es la más capaz de comprender el valor religioso de la vida y de dar a su piedad un profundo significado personal, que adquiere a menudo una dramática expresión moral, una especie de fidelidad inmolada y total, plena de impulso apasionado, si bien todavía poco segura, como un vuelo, aunque espléndida y generosa, precisamente como un vuelo milagroso realizado en los cielos del heroísmo y de la poesía. Esto tiene lugar cuando el sentido religioso se pronuncia -como tormento, como atractivo, como alegría, poco importa- de un modo tan vigoroso que constituye un juego íntimo y sublime de libertad y de obligación, y se vuelve determinante desde el punto de vista moral.

        Es entonces, por lo general, cuando la voz interior se revela, no ya como propia, sino como eco de otra voz, lejana y próxima, la de Dios. .

*

Giovanni Battista Montini
(Pablo VI),
El sentido religioso,
Ediciones Sígueme, Salamanca 1964

montini21

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

Shemá: escucha hija.

Miércoles, 26 de junio de 2019

recuerdaPreciosa y temblorosa voz la que intuyo cuando, en el silencio, dejo emerger el misterio.

La llamada del Dios de Jesús a su pueblo, a su comunidad, a cada hija e hijo es a ESCUCHAR. El maravilloso Shemá que repiten y veneran nuestros hermanos judíos, y que estuvo en labios de Jesús miles de veces a lo largo de su vida. En sus labios sí, como buen judío que era, pero sobre todo en su vida, como un hecho.

De Jesús hablamos más de su Palabra y de sus hechos, lo que “hizo y dijo”. Cuando hablamos del “hacer” nos fijamos, en sus curaciones, sus gestos elocuentes como partir el pan, multiplicarlo, repartirlo, lavar los pies de los discípulos, devolver vida y fuerza a personas aquejadas por enfermedades todas indicativas de “ausencias”: falta de energía en las piernas, en la vista, oído, corazón, sangre…visto así impresiona.

Y lo que dijo, los textos canónicos y apócrifos, estudiados, rezados, repetidos a diario en cientos de miles de liturgias, de corazones orantes, de estudiosos enamorados de la Palabra…

De Jesús hablamos muy poco de su escucha. Jesús es Shemá en su más pura esencia. Aunque parece que habló mucho, siempre cuestiona esa etapa tan larga, antes de su Bautismo, en la que parece que vivía una vida normal, cuya guía fue, creo poder decir, la fidelidad al Shemá.

Jesús escucha a su Abba, a la realidad social y religiosa y sigue escuchando. Y porque escucha se convierte en un buscador, y encuentra a Juan en el desierto y escucha. Después de un tiempo toma una decisión y se deja bautizar por Juan, e inmediatamente es guiado al desierto a escuchar.

El motor de los movimientos de Jesús es la escucha a los textos y al latido de la vida.

Como a Él es la escucha lo que nos posibilita la entrada en el misterio. La escucha es como un sacramento que nos unge para la trayectoria. Para nuestra Pascua, nuestro paso de pequeñas o grandes esclavitudes: maneras de pensar, opiniones anquilosadas a veces inamovibles sobre Dios, las personas, la moral…hacia la empatía, que es la meta. La empatía no es un lugar físico, es un estado del alma que ha descubierto la felicidad.

Esta no consiste en estar yo bien, sino en estar en comunión con todo, en descubrir que somos uno, que estamos conectados, que somos unos de otros, que posiblemente pase por nuestros pulmones oxígeno que pasó por el resto de la humanidad, que somos polvo de estrellas, luego pertenecemos al infinito, al cosmos y disfrutamos mirando las estrellas. Somos familia.

De nuevo la salida del sol de esta mañana no he podido sino sacar la foto, igual que del niño que vi ayer, o del color cambiable del mar que estos días puedo contemplar, de paso y enamorada de su belleza.

Escuchar a todo y a todos, es una melodía infinitamente bella y dolorosa a la vez porque la empatía, la escucha, nos conduce al centro mismo del dolor, que como un imán atrae al corazón compasivo.

Si escucho oigo el grito del planeta que como hermana violada me muestra su herida, me susurra su trauma. No es el plástico, no,  es el corazón plastificado de algunos que siguen violando, uno tras otro, hasta el agotamiento, a nuestra hermana, a nuestra madre tierra, de la que todos dependemos.

Si escucho, oigo el dolor infinito de nostalgia y ausencia en refugiados, en pateras y más pateras que como ataúdes en potencia cruzan nuestros mares. Y ahora, con el buen tiempo…como una procesión sin cofradías y sin joyas que la embellezcan, ahí están, de nuevo, desesperados por vivir.

¿Imaginas a tu hija o hermana o nieta embarazada cruzando sin rumbo seguro, en una pequeña embarcación, días y más días en altamar, después de haber vendido todo para llegar a un lugar donde su hija o hijo nazca y tenga derecho a lo mínimo para seguir siendo humano?

¿Te la imaginas siendo violada y maltratada por los mismos que le han cobrado todo lo que la familia tenía para costearse el viaje? Y si consigue llegar, formará parte de una población no deseada, que la mayoría todavía considera aprovechada… o será deportada, arruinada, violada y olvidada.

Escuchar es peligroso. Y es liberador. Escuchar es conectar con el latido de todo y sentir que hay que ser personas de pascua. De paso hacia, personas capaces de soltar para acoger, para abrazar y acompañar.

La vida no es un misterio para aquellos que eligen caminos seguros. Mi vida comienza a sentir el misterio cuando escucha-empatiza con la realidad y de su mano me dejo introducir en el otro nivel; el del Shemá, el de la escucha del latido de todo.

Estamos en pleno tiempo Pascual, los creyentes sabemos que ahora la comunidad cristiana católica, no todas las cristianas lo celebran así, estamos esperando Pentecostés.

Os animo a que nos hagamos mujeres y hombres de Shemá, de escucha. Dejar que se nos contagie el largo tiempo que Jesús dedicó a escuchar. Dejar que este aspecto de nuestra esencia cristiana configure más y más nuestra realidad.

Tenemos un largo recorrido por delante. Pero las cosas de Dios tienen otro ritmo al lógico. A veces irrumpen, como un viento impetuoso. A veces el susurro se prolonga tanto que parece deja de existir.

Hace unas semanas tuve que cambiar de móvil porque no conectaba si no tenía el registro que requería la geografía. Lección aprendida. Si quiero estar bajo cobertura, incluido el roaming, tengo que adaptarme. Empatizar es escuchar, no es oír de lejos, es conectar mínimo 4G. Es decir, poner de mi parte tiempo y energía para no tener una conexión intermitente y de poca calidad. Tal vez hay que conectar el wifi. Pedir ayuda, salir del articulito semanal… y abrirnos al Espíritu, en directo. Ella sí empatiza.

Magda Bennásar Oliver

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , , ,

“El árbol de la palabra”, por Mari Paz López Santos.

Jueves, 28 de marzo de 2019

zzbg1Tengo un amigo que cuando viene a estas tierras, deja sembrados mensajes para rumiar en el silencio.

Tengo un amigo al que no hay que oír, ese verbo se queda escaso cuando suenan sus palabras: le escucho con expectación para no perderme ni un punto ni una coma.

Cuando me acercaba a donde habíamos quedado llevaba preguntas que hacerle, quería que me contase sus impresiones del contraste entre el mundo en que vive y el que vivo , aquí en la gran ciudad, en el trastocado mundo de la Vieja Europa.

Como pasa cada vez que nos vemos, todo lo que proyecto se me olvida al instante. Porque, mi amigo, es palabra viva aún si está callado.

Inevitablemente en el rato que pudimos estar juntos compartiendo, me salió la preocupación del ambiente hostil, política y socialmente hablando, que inunda por todos lados. La palabra es utilizada arma arrojadiza, ni se oye al otro ni mucho menos se le escucha; el tono de voz sube en decibelios para solapar al contario más que por lo que haya que decir; el insulto forma parte del espectáculo y la falta de respeto, el mínimo, el que se debe a toda persona, brilla por su ausencia.

Mi amigo que viene de un país violento y casi partido en dos, aunque no interese en los medios informativos, me dijo:

“Dónde yo vivo hay un árbol que llaman “El Árbol de la Palabra”. Allí lo que se dice tiene peso. Se sientan bajo la sombra del árbol, unos frente a otros, para poder mirarse; hablan y escuchan, y la palabra no se la lleva el viento”.

“Hay que darse cuenta que “mi” palabra puede estar CONTAMINADA, por lo que estoy percibiendo, por lo que traigo de heridas y desconfianza, por la cantidad de prejuicios que me predisponen el juicio antes que a la escucha. De todo eso los que tengo enfrente no tienen culpa y puede que también vengan con su palabra CONTAMINADA. Así no se puede escuchar.

Así que habré de DESCONTAMINARME alejando todo eso de mi interior, para llegar a mirar a los demás con mirada limpia, con empatía, para tener lucidez al expresarme y escuchar con libertad”.

P1000285Callada y atónita seguí atenta.

“Bajo el Árbol de la Palabra hay un rato de DESCONTAMINACIÓN, se habla de cosas sencillas de la vida cotidiana; es un espacio de tiempo para preguntar cómo va la vida, la cosecha, las gallinas, la familia… y después se hace silencio, no más de unos segundos, que abre la puerta a la conversación: ‘Dime, te estoy escuchando’, dice el que preside la reunión, en la que todos tienen derecho a la palabra.

Aquí, le digo, la palabra está contaminada en las instituciones, en los medios de comunicación y en la calle. Todo es debate grosero y sobresaltado… ¡No pude callar! Y reconozco, con  humildad que me afecta, me contamina, y muchas veces mi palabra se convierte en arma arrojadiza o pegote de chapapote. Pero mi amigo siguió con esa calma interior que transmite en cualquier tema que se trate.

“Es necesario y muy bueno sacar las cosas los conflictos y ponernos a la vista para poder haya soluciones sino todo se enfanga”.

“Cuando la palabra está CONTAMINADA, no es posible la escucha y provoca ira; viene la agresividad y el stress. Es el momento para darse un rato de inmersión en el silencio de Dios, haciendo lo que hacen las ranas”.

Perpleja, creo que levanté las cejas en forma de interrogación sin decir palabra y permanecí curiosamente atenta a lo que me iba a explicar él y las ranas.

“Las ranas están siempre en la superficie del agua, saltando y chapoteando de un lado a otro, cazando. La superficie es ruidosa, muy activa, así que en determinado momento dan un salto y bajan al fondo a cargar las pilas. Tenemos que hacer como las ranas”.

9517f4c3-a8e7-4830-93e8-e81bfe6bf90fMi amigo es el vivo ejemplo de lo que dice el evangelio: La boca habla de lo que rebosa el corazón” (Mt 12, 34). Su corazón rebosa como aquella concha de la que hablaba Bernardo de Claraval, siempre recibiendo y compartiendo el agua fresca del Espíritu a quien se acerque y quiera beber.

A mí amigo le llamamos Juanjo, su familia y sus amigos, es misionero comboniano; pero a otros efectos se le llama Mons. Juan José Aguirre, obispo de la diócesis de Bangassou*, República Centroafricana, país en el corazón de África.  

Gracias, Juanjo, por acercarme al Árbol de la Palabra y a las técnicas de “descontaminación” tan necesarias hoy en día. Me zambulliré como las ranas en el silencio de la charca interior habitada por Quién nunca te deja solo.

Mari Paz López Santos

(*) www.fundacionbangassou.com

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , , , ,

“Oferta y diálogo”, por Gerardo Villar.

Sábado, 12 de mayo de 2018

dialogoCuando predico o doy charlas, hay personas que escuchan. Y puede ocurrir que hasta estén de acuerdo con lo que expongo y lo acepten. Una cantidad de personas no oyen por la edad, otras están pensando en sus cosas… Y otras no están de acuerdo en lo que trato de exponer. Lo cierto es que cuando yo digo consciente algún disparate premeditado, no veo la reacción inmediata que esperaba de estar en desacuerdo. Porque nos hemos habituado a oír, como quien oye llover.

Pero me da que eso no es lo importante. Nosotros enseñamos, opinamos, exhortamos, condenamos… Hay miles y miles de escritos de la Iglesia, sobre todo del papa, los obispos y los cristianos.

Es preciso pasar al diálogo con las personas, a comunicarnos y a escuchar. Un diálogo entre ambas partes; que se cree intercambio de opiniones. No sé cuál es la forma práctica de hacerlo en misas un tanto numerosas. Pero creo que evangelizar es dialogar. La sociedad es pluralista y vivir ignorando esto sería contrario a las exigencias de la naturaleza humana y a las enseñanzas del evangelio.

Hemos estado muchos siglos anunciando e imponiendo nuestra fe. Porque se trataba de que los fieles siguiesen aquellas pautas. Hoy, el cristiano necesita descubrir, interrogarse para llegar a encontrar su fe personal.

Se requiere una escucha mutua, una visión sobre el sentido que quieren dar a su vida. Necesitamos un estilo nuevo de proponer el Evangelio, un estilo de vida arraigado en unos valores. Y proponer, no un sistema, sino un camino que a cada uno le lleve a un término, con etapas, tras una búsqueda personal y unos interrogantes sin presiones. Muchos se han ido de la Iglesia porque han querido sentirse libres de tanta carga que les hemos impuesto.

Se trata de exponer la fe como una propuesta de vida con dudas y aciertos; algo en camino. Sin imponer ni presionar, aunque hayamos actualizado el Mensaje. No se trata de que los fieles piensen como yo, sino de que piensen. No puedo hablar de obligaciones.

Es preciso de pasar de una fe impuesta a una fe descubierta, aceptada y vivida. No acierto el cómo, pero siento -preciso y obligado- el que haya un diálogo en la transmisión de la fe y un camino, al que llamamos catecumenado.

No podemos ofrecer todo el Mensaje en un primer momento. Se trata de caminar juntos e ir descubriendo, como en Emaús, a Jesús de Nazaret y a través suyo, al Cristo Resucitado.

Gerardo Villar

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , ,

Si fuera suficiente.

Martes, 20 de marzo de 2018

Del blog Pays de Zabulon:

kontra-k

Si fuera suficiente con estar allí
Para ser,
Sin rascarse la cabeza
Con pensamientos parasitarios
Si fuera suficiente
con irse para olvidar,
Aferrarse al amor,
Correr para avanzar,
La vida sería simple.
Si fuera suficiente con escribir
Para ser leído,
¡Sería escuchado!

*

Dominique Giovanetti

***

Fuente texto : citaso en La Gestaltung de Hans Prinzhorn

Imagen : Kontra K, rapero alemán.

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

La escucha de la Palabra unifica.

Sábado, 24 de febrero de 2018

Del blog Amigos de Thomas Merton:

hombreleyendobiblia

La escucha cotidiana de la Palabra de Dios me permite estar unificado y en sintonía con su fluir en mi tiempo:

“Si estuviera más atento a la Palabra de Dios, estaría mucho menos preocupado y desasosegado por los sucesos de nuestro tiempo; no es que fuera a estar indiferente ni pasivo, sino que podría ganar fuerza unificadora con las corrientes sagradas, que casi siempre corren en oposición a las de la superficie”

*

Thomas Merton, Diarios, mayo 1965.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Hombre silencioso

Viernes, 12 de enero de 2018

Del blog Nova Bella:

tumblr_no4ii9evqt1rwyeqro1_1280

Dios escucha a Dios en el hombre que guarda silencio,

Dios habla al Dios en el hombre en estado de escucha,

Dios escucha al hombre silencioso,

Dios habla al hombre que escucha.

*

Sylvie Gemain

nochevieja-fiestas-eventos-discotecas-madrid-800x445

*

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

La escucha en la Navidad

Martes, 2 de enero de 2018

navidad-escucha

Del blog del Monasterio de las Monjas Trinitarias de Suesa:

La escucha en el tiempo de Navidad tiene quizás mayor potencia que en cualquier época del año. La Palabra se impone, la Palabra de Dios hecha espacio y sonido acapara nuestro presente.

La promesa de Dios se ha realizado, ha descendido a nuestro lado, se ha hecho uno de nosotros y requiere nuestra atención.

La Palabra pide nuestra escucha. Si en el Adviento se precisa una dosis mayor de vela, en la Navidad se nos pide que nuestras entrañas escuchen como si por vez primera disfrutáramos de ese sentido.

Escuchar con los oídos, con las entrañas y con el corazón.

Escuchar a quien queremos, a quien tenemos al lado, a quien no nos gusta y al de lejos.

Escuchar con la mirada, y también con las manos, con toda la piel, acariciando lo que vemos y percibimos.

Escucha fiel, atenta, simpática, empeñada en hacerse uno con lo que escuchamos.

Escucharla realidad de la vida, lo hermoso y lo feo, lo que produce luz y lo que la mitiga.

Y la Palabra de Dios, la que está escrita, la que se hace sacramento eucarístico al ser proclamada, pronunciada, orada, compartida. La que exige compromiso y respuesta, la que no deja indiferente a quien la escucha, quien la “ausculta”.

Escuchemos, escuchemos más, miremos con ojos de escucha, de querer entender.

Miremos y callemos.

Espiritualidad ,

De los sonidos que el bosque ama

Miércoles, 30 de agosto de 2017

Del blog Nova bella:

aas_11

 “Hay que escuchar a los árboles cuando callan

todo ser ha de alcanzar

-soñar o velar-

la raíz de su silencio, para vivir y morir en su infinito

no hay más palabra que la del bosque callado”

*

Alfonso Alegre Heitzmann

braz-awa-salgado-2013-02_gallery_large

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Hacer el esfuerzo…

Sábado, 9 de julio de 2016

Del blog de la Communion Béthanie:

a_5d

Hacer sin cesar el esfuerzo de pensar
en quién está delante de ti,
prestarle una atención efectiva y constante,
no olvidar un segundo
que este o aquella con quien hablas
viene de otra parte, que sus gustos,
sus pensamientos y sus gestos
han sido formados por una larga historia,
poblada de muchas cosas y otra gente a la que jamás conocerás.

Recordarte sin cesar que este o aquella
a los que miras no te deben nada.

Este ejercicio te conduce al más grande disfrute cualquiera que sea:
Amar a este o aquella que está delante de ti,
amarle por ser quien es,
un enigma,

Y no ser lo que tú crees,
lo que temes,
lo que es tu esperanza,
lo que esperas,
lo que buscas,
lo que quieres.

*

Christian Bobin

***

 

 

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Adviento: Escucha

Jueves, 10 de diciembre de 2015

Del blog de Henry Nouwen:

tumblr_nhbshraiIU1u0rod8o1_1280

“¿De verdad quieres convertirte? ¿Estás dispuesto a transformarte? ¿O quieres seguir agarrándote de tus viejos estilos de vida con una mano, mientras con la otra le pides a la gente que te ayude a cambiar?

La conversión no es, con seguridad, algo que puedas causarte a tí mismo. No es una cuestión de fuerza de voluntad. Debes confiar en la voz interior que te indica el camino. Conoces esa voz interior. A menudo te vuelves hacia ella. Pero, después de haber escuchado con claridad lo que se te pide que hagas, comienzas a formular preguntas, a fabricar objeciones y a buscar la opinión de los demás. Así es que te embrollas en incontables pensamientos, sentimientos, e ideas a menudo contradictorios y pierdes contacto con el Dios que hay en tí. Y terminas dependiendo de todas las personas que has reunido a tu alrededor.

Solo atendiendo constantemente a la voz interior, puedes convertirte a una nueva vida de libertad y dicha.”

*

Henry Nouwen

303095_10150368919238185_3913454_n

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

¿Te amo?

Jueves, 11 de septiembre de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

tumblr_n36249EEGH1r2d8pzo1_1280

 Te encuentro …

Te escucho …

Te hablo …

Te abrazo …

Te beso …

Te tengo …

Te aprieto …

Te cojo …

Te absorbo …

Te asfixio …

¿ Te quiero?

*

Jorge Bucay

tumblr_n3623ljxOt1r2d8pzo1_1280

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , , ,

La Vida

Jueves, 19 de junio de 2014

Del blog de la Communion Béthanie:

acul_8

No te subestimes comparándote con los demás.
Es justamente porque todos somos diferentes por lo que que somos absolutamente
únicos.

No fijes tus objetivos en función de los demás..
Sólo tú sabes lo que es bueno para ti.

Estate siempre a la escucha de tus deseos más profundos.
Valóralos como valoras la vida, porque sin ellos, la vida no es nada..

No dejes pasar la vida entre tus dedos soñando con el pasado o soñando con el futuro.
Vive tu vida día a día, y vivirás intensamente cada día de tu vida.

No bajes los brazos mientras tengas todavía algo que dar.
Nunca está nada perdido mientras continúes luchando.

No tengas miedo de admitir que no eres perfecto.
Es el frágil vínculo que nos une los unos a los otros.

No tengas miedo de arriesgarte.
Porque es arriesgándose, como el valor se aprende.

No apartes el amor de la vida pensando que no existe.

El mejor medio de encontrar el amor es darlo;
El mejor medio de perderlo es retenerlo preso;
Y la mejor manera de mantenerlo es darle alas.

No ahogues tus sueños.
No soñar, es vivir sin esperanza;
Vivir sin esperanza, es errar sin objetivo.

No huyas hacia adelante a lo largo de tu vida de modo que olvides de dónde vienes y a dónde vas.
La vida no es una carrera, sino un viaje en el que hay que saber saborear cada etapa.

vivencia(Fotografía À Corps… À Coeur)

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.