Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ciudad del Este’

El concejal de Ciudad del Este Celso Mirada “Kelembu”, agredió a activistas LGBT en Festival

Miércoles, 6 de noviembre de 2019

PARGUAY-FESTIVAL-IGUALDAD-2019_Nuevo acto de violencia organizada contra el colectivo LGTBI paraguayo, solo un mes después del asedio y agresión a los participantes en una marcha en favor de sus derechos. En esta ocasión ha sido en Ciudad del Este, donde de nuevo un grupo de personas autocalificadas como «provida» y «profamilia» cercaron un festival promovido por el colectivo SomosGay. Entre ellos se encontraba un concejal de la localidad, que llegó a derribar parte del mobiliario instalado para el evento. El evento iba a ser una fiesta. Arrancó a las 10 de la mañana con danza, música, canto y servicios comunitarios de salubridad. También montaron una feria que promocionaba proyectos independientes. Pero del otro lado de las rejas, al mismo tiempo, el sector autodenominado “provida y profamilia” colocó sábanas por el cercado perimetral del parque. Su idea era impedir la visualización de los actos del festival desde las afueras “para proteger la integridad de los niños”.

El pasado sábado, SomosGay celebraba en Ciudad del Este (departamento del Alto Paraná) su Festival por la Igualdad y la Libertad 2019. Un evento que, en la línea tradicional del activismo LGTBI paraguayo, buscaba reivindicar derechos en un clima festivo y familiar y aliviar el mal sabor de boca que había dejado en el colectivo lo sucedido el pasado 29 de septiembre en Hernandarias (también en Alto Paraná), cuando los activistas que participaban en otro evento fueron violentamente atacados por  contramanifestantes convocados por los mencionados grupos «profamilia». Un acoso que llegó a ser justificado por el intendente de Hernandarias, Rubén Rojas, cuya actitud llegó incluso a merecer el reproche de la Comisión de Derechos Humanos del Senado paraguayo.

PARAGUAY_FESTIVAL-_IGUALDAD_2-960x480Celso Mirada “Kelembu”, concejal de Ciudad del Este, acompañado por un grupo de antiderechos, irrumpió en el Festival por la Igualdad y la Libertad el sábado pasado y comenzó a destruir la decoración y a agredir a les manifestantes. La concentración se llevó a cabo en el Parque Chino, (Av. Bernardino Caballero, centro de CDE) y aglutinó a cerca de 100 personas.

El Festival de Ciudad del Este contaba con actuaciones musicales y servicio gratuito de tests rápidos del VIH, entre otras actividades. «En compañía de todas las familias, amigos y amigas, más unidos y unidas que nunca, viviremos una jornada llena de entusiasmo para fortalecernos en el camino hacia un Paraguay libre de odio y discriminación», anunciaba SomosGay. Lamentablemente, los defensores del discurso del odio volvieron a aparecer para tratar de impedirlo. Grupos autodenominados «profamilia» se personaron en el parque en el que se desarrollaba el evento y lo cercaron con sábanas, intentando invisibilizarlo (una estrategia que también utilizaron en Hernandarias). El concejal Celso «Kelembu» Miranda,  presidente de la Junta Municipal de Ciudad del Este, irrumpió derribando parte del mobiliario instalado para el Festival. También se lanzaron piedras contra los asistentes. SomosGay ha lamentado el clima de «amedrentamiento, insultos y provocaciones», que los asistentes tuvieron que soportar, «además del bloqueo de la zona, impidiendo a las personas acceder al Parque Chino. En el lugar se encontraban familias, adolescentes, amigos y amigas, quienes estuvieron expuestos al peligro, el odio y la furia provenientes de estos grupos violentos».

El siguiente vídeo (inserto en un tuit de @a24compy, un medio paraguayo) muestra algunas imágenes de lo sucedido:

El festival organizado por SomosGay Ciudad del Este fue una respuesta política a la agresión que sufrieron les miembres de la organización Diversxs de Alto Paraná hace un mes. Y, a pesar de que la organización LGBT solicitó protección policial, el concejal de la Asociación Nacional Republicana (ANR), “Kelembu”, ingresó al parque; derrumbó las mesas, sillas y arrancó la decoración que habían instalado más temprano les organizadores.

PARAGUAY-FESTIVAL-IGUALDAD-CON-MIS-HIJOS-NO-TE-METAS-GRUPAL“Llegaron a gritar con parlantes, con bocinas, como hicieron en Hernandarias. La diferencia es que, esta vez, vinimos preparados. Teníamos un equipo de sonido mucho más fuerte que tapaba el ruido, habíamos conseguido guardia de la policía. No podíamos dejar que el relato del sector conservador quede instalado”, dijo Simón Cazal, cofundador de SomosGay, en diálogo con Presentes.

Una hipótesis que maneja Sofía Masi,  jefa de prensa de la municipalidad de Ciudad del Este y activista de la agrupación feminista Kuña Poty, es que la  Policía no colaboró con les activistas porque tenía órdenes de no tocar al concejal una vez que ingresara al parque. “Duele porque daba mucha impotencia estar en el festival en una plaza pública, con personas ejerciendo su derecho a la libertad de expresión y, del otro lado, una autoridad que venía a atacarnos. Tenía cables y bombas”, expresó.

Que tire la primera piedra

PARAGUAY_FESTIVAL_IGUALDAD_019_Alpra Zolange, no binarie de 22 años, estuvo a cargo de conducir el evento de SomosGay, y contó que los agresores lxs trataron de “putos” y “kururú (sapos) con teta”. “Nos insultaron, nos tiraron piedras, nos derramaban agua por el rostro. Cuando ingresaron, hasta padres de familia atacaron a nuestrxs compañerxs”, refirió.

Les miembres del colectivo LGBT intentaron cortar con tijeras las sábanas, desde el interior del parque, pero se produjo una serie de forcejeos y discusiones. Los antiderechos, que tiraban piedras a les activistas, hirieron en la cabeza a una adolescente de 17 años que se encontraba de su lado, sosteniendo la sábana y tuvo que ser asistida por los bomberos.

Además, una simpatizante “provida profamilia” que arrojaba las piedras intentó despojar su cámara a un periodista del diario Vanguardia por registrar los hechos de violencia.

“Cuando escucho que alguien canta ‘con mis hijos no te metas’, se me vienen a la memoria muchos recuerdos de mi infancia. Ellos se metieron en mi niñez cuando yo salí del clóset. Se metieron conmigo y me discriminaron desde chiquitito”, siguió Alpra.

“De la oscuridad a la luz”

Días antes del festival, empezó a gestarse una plataforma de escrache dirigida específicamente a violentar el evento. La Gobernación de Alto Paraná invitó a la activista provida Sara Winter a brindar una conferencia titulada De la Oscuridad a la Luz – Ideología de Género y Destrucción Familiar. Winter realizó, además, una serie de charlas donde incluso asistieron niños, niñas y adolescentes enviados desde sus propias instituciones educativas.

PARAGUAY_FESTIVAL_IGUALDAD_LGBT_2019Con una resolución quieren violar la constitución nacional y los derechos garantizados internacionalmente. Es una política de retroceso de derechos conquistados tras largas luchas. Desde las municipalidades, las gobernaciones, las cámaras de senadores, desde el propio Estado se emiten resoluciones en las que se declaran pro-vida y pro-familia”, cosignó Masi.

“Me indigna mucho que esta gente nos trate de esta manera. Hace cinco años que con SomosGay venimos luchando en Ciudad del Este y recibimos bloqueo tras bloqueo. Esto tiene que servir para unirnos más como colectivo LGBT, no vamos a parar. Tienen que entender que somos seres humanos y estamos llenos de amor”, manifestó Alpra. Y Masi agregó: “Nosotras creemos que estamos en una nueva dictadura: la dictadura de los antiderechos”.

SomosGay denuncia: la agenda ultraconservadora se ha instalado en Paraguay

SomosGaySomosGay ha denunciado que acciones como la de Ciudad del Este no son hechos aislados o espontáneos. «Forman parte de una agenda orientada a frenar los derechos humanos de la comunidad LGBTI+, incluso poniendo en riesgo la integridad física de las personas», explican desde el colectivo, según el cual una plataforma de escrache dirigida directamente a violentar el Festival empezó a gestarse días anteriores durante una charla de la activista «provida» brasileña Sara Winter. Una charla que según el colectivo paraguayo tuvo lugar bajo la organización de la Gobernación de Alto Paraná. «Winter realizó, además, una serie de charlas en ese tenor, donde incluso asistieron niños, niñas y adolescentes enviados desde sus propias instituciones educativas, siendo expuestos al discurso de odio e información tendenciosa. Es preocupante que quienes deberían ser los primeros en velar por la seguridad de las personas y propiciar el bienestar de toda la ciudadanía, sean quienes generen violencia, vulneren derechos y expongan a los ciudadanos a situaciones de alto riesgo», lamenta SomosGay.

El colectivo SomosGay ha reiterado en un comunicado posterior que los actos de violencia perpetrados en las últimas semanas no son casos aislados, sino que «forman parte de una estructura institucionalizada orientada a frenar el acceso a derechos». «La comunidad LGBTI+ continúa sufriendo persecuciones que se recrudecieron considerablemente en los últimos meses, con actos de violencia alentados por las propias autoridades locales, ataques en eventos celebrados en espacios públicos y proliferación del discurso de odio. Todo esto ante la casi nula intervención del Estado, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en la Constitución Nacional. Sin embargo, esta exacerbación del discurso antiderechos junto con los ataques permanentes a miembros de la comunidad no se tratan de actos fortuitos e inconexos. Existe suficiente evidencia para afirmar que la agenda ultraconservadora prospera a grandes pasos a nivel regional, reclutando a fieles católicos, evangélicos e incluso a legisladores y parlamentarios, a fin de frenar el avance de los derechos humanos», denuncia.

PARAGUAY_FESTIVAL_IGUALDAD_CARTELESSomosGay pone de nuevo como ejemplo lo sucedido con la activista «provida» Sara Winter, «quien a través de la Gobernación de Alto Paraná realizó la charla ‘De la Oscuridad a la Luz – Ideología de Género y Destrucción Familiar’, de la que participaron la concejala Sandra Miranda y el concejal conocido como ‘Kelembu’, quien luego lideró una turba y violentó el Festival por la Igualdad y la Libertad 2019». «Durante su estadía en nuestro país, Winter participó de programas televisivos, impartió conferencias ante niños, niñas y adolescentes de varias instituciones educativas, se presentó en la Costanera de Hernandarias, en el Aula Magna de la Universidad Católica de Asunción y en el Centro Familiar de Adoración. De esta forma, su presencia alimentó el resentimiento que luego detonó el sábado en el Parque Chino de Ciudad del Este», continúa la nota. Sara Winter, cuyo nombre real es Sara Fernanda Giromini, es una antigua activista feminista ahora reconvertida a activista «provida», que apoya a Jair Bolsonaro y se ha convertido en una de sus principales embajadoras en la exportación del discurso de odio contra las personas LGTBI.

PARAGUAY-FESTIVAL-IGUALDAD-CONMIS-HIJOS-NO-TE-METAS

Apoyo al colectivo LGTBI paraguayo

Desde dosmanzanas aprovechamos para trasladar todo nuestro apoyo al colectivo LGTBI de Paraguay, un país que viene experimentado en los últimos años una preocupante deriva ultraconservadora de la mano de grupos ideológicamente vinculados tanto a la Iglesia católica como a iglesias evangélicas y que ha cobrado ya significativa fuerza política. Baste recordar lo sucedido hace ahora dos años, cuando el Ministerio de Educación emitió un decreto que prohibía la difusión de materiales escolares sobre «ideología de género [sic]». Una decisión que dejaba a las escuelas de Paraguay sin materiales educativos para formar, entre otros temas, sobre la diversidad sexual y de género.

Pese a todo, el activismo paraguayo no se rinde y continua su labor de visibilización de la realidad LGTBI y su lucha en favor de los derechos. Una labor que pasa por extender los eventos fuera de la capital, Asunción, donde ya han alcanzado una presencia consolidada. El pasado 29 de junio, por ejemplo, unas dos mil personas marchaban por el centro de la capital paraguaya mientras el presidente del país, Mario Abdo, presumía en Twitter de defender «a la familia como fundamento de la sociedad y a la protección de la vida desde la concepción». Y este 29 de septiembre, el mismo día que era atacado en Hernandarias, el activismo volvía a salir a las calles de Asunción para conmemorar los 60 años de la publicación de «carta a un amoral» en el diario El País de Paraguay, un texto que, 10 años antes de los disturbios de Stonewall, se considera punto de arranque de la lucha en favor de los derechos de las personas LGTBI en el país.

Fuente Agencia Presentes (Por Juliana Quintana. Fotos: Luis Centurión Gómez)/Dosmanzanas

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En Paraguay el colectivo LGBTI sale a las calles a exigir respeto a la diversidad sexual

Sábado, 6 de octubre de 2018

680x540-noticias-marcha-lgbt-paraguay-foto-presenteslgbtMarcha LGBT en Paraguay / Foto @PresentesLGBT | Foto: Uso Permitido

La comunidad de trans, lesbianas, gay, bisexuales e intersexuales (TLGBI) marchó en la capital del país suramericano para pedir mayor educación sexual, inclusión del enfoque de género en las escuelas primarias y respecto a las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género.

El pasado fin de semana el colectivo LGBTI o TGLBI, como usualmente se utilizan las siglas en esa nación, marchó por las calles de Asunción, capital de Paraguay, en defensa de sus derechos y reclamando un sistema educativo más inclusivo donde se aborde el enfoque de género desde los primeros años de la educación.

Este evento se realizó en el marco del Día Nacional de los Derechos TLGBIQ+ y bajo el lema: “Memoria, Orgullo y Resistencia”.

“Durante el gobierno de Horacio Cartes (2013-2018) no hubo avances en el respeto a la diversidad sexual”, fueron las palabras de Lía Flecha, una de las voceras de la comunidad, dijo en entrevista con The Associated Press (AP).

“Y en esta administración gubernamental de Mario Abdo Benítez (que comenzó el 15 de agosto) no hay signos de que vaya a haber progresos en el reconocimiento de nuestros derechos violentados como, por ejemplo, cambiar de nombre masculino a femenino en la cédula de identidad”, lamentó Flecha.

“Tampoco Abdo Benítez levantó la prohibición dictada por Cartes para que en las escuelas primarias no haya educación sexual y enfoque de género a los niños y adolescentes”, continuó expresando.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomendó al Gobierno de Paraguay instruir a los escolares sobre educación sexual, solicitud que fue rechazada tras el pedido de organismos civiles con apoyo de la Iglesia Católica y otras congregaciones cristianas como Pro Vida y Pro Familia.

El argumento oficial para no cumplir la sugerencia es que la Constitución establece que el matrimonio se realiza solo entre un hombre y una mujer.

Hasta la fecha en Paraguay no hay un estimado de cuánto es la población homosexual, ya que, según explicó a AP, David González, portavoz del colectivo “los gobiernos sucesivos de Paraguay desde hace unos 15 años se negaron a firmar un documento elaborado por las Naciones Unidas para empezar a censar a los individuos no heterosexuales”.

En la ciudad de Encarnación, a 440 kilómetros al sur de Asunción, los militantes LGBTI marcharon por el centro la urbe repudiando, entre otros puntos, la impunidad de unos 28 asesinatos en la vía pública en todo el país desde 1989 de gay, lesbianas y transgéneros.

Por otra parte, el movimiento LGBTI de Paraguay realizó una marcha histórica el pasado sábado en Ciudad del Este, a 320 kilómetros al este de Asunción, al efectuar la primera marcha gay de esta localidad fronteriza con Brasil. En su manifestación exigieron igualdad de oportunidades para tener los mismos derechos para contraer matrimonio, adoptar y respeto a la identidad de género.

“Queremos gozar de nuestros privilegios como seres humanos y como civiles aquí en Paraguay”, expresó en su discurso Bruno Cardozo, uno de los portavoces del colectivo en esta región.

En septiembre de 1959 una redada policial en Asunción arrestó a 108 personas “sospechosas de ser homosexuales”. Desde entonces 108 es el número-palabra para nombrar a la diversidad sexual en Paraguay.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Monseñor Livieres se revuelve ante su expulsión: “El Papa Francisco tendrá que dar cuentas a Dios”

Domingo, 28 de septiembre de 2014

rogelio-livieresLemos en Religión Digital:

Durísima réplica del expulsado obispo de Ciudad del Este a Francisco

Destaca que tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI siempre le dieron su apoyo

Monseñor Melanio sobre Livieres: “Era un orgulloso…El Vaticano extirpó el tumor”

Lombardi: “Con su reacción es más fácil comprender por qué había un problema”

El líder laico Javier Miranda vincula al prelado con la desaparición de 300.000 dólares

Morirá matando. Fiel a su estilo, Rogelio Livieres Plano replicó a la notificación de su cese como obispo de Ciudad del Este con una durísima carta en la que asegura que el Papa Francisco “tendrá que dar cuentas a Dios”.

En una misiva enviada al prefecto de la Congregación de los Obispos, Marc Ouellet, Livieres afirma que su cese y el nombramiento de Ricardo Valenzuela como administrador apostólico, le fue informada prácticamente en simultáneo con la conferencia de prensa que dio este jueves en Paraguay el nuncio Eliseo Ariotti, y señala que ese hecho es una irregularidad más que se realiza en su contra.

“Tengo entendido que el Nuncio, prácticamente en simultáneo con el anuncio que Su Eminencia me acaba de dar, ha realizado una conferencia de prensa en el Paraguay y ya se dirige hacia la Diócesis para tomar control inmediato de la misma. El anuncio público por parte del Nuncio antes de que yo sea notificado por escrito del decreto es una irregularidad más en este anómalo proceso“, expresó.

Describe a lo ocurrido como “la intervención fulminante de la Diócesis” y manifestó que eso puede deberse al temor que tiene la iglesia “de que la mayoría del pueblo fiel reaccione negativamente ante la decisión tomada, ya que han manifestado abiertamente su apoyo a mi persona y gestión durante la Visita Apostólica”.

Recordó las palabras de despedida que mantuvo con el cardenal Santos Abril poco antes de retirarse tras la investigación que realizó en la Diócesis esteña. “Espero que reciban las decisiones de Roma con la misma apertura y docilidad con que me han recibido a mí“, había dicho el cardenal a lo que Livieres Plano resalta en una pregunta que pareciera ser que con eso ya se estaba indicando cual sería el resultado de la investigación.

livieres-contra-el-papa“¿Estaba indicando que el curso de acción estaba ya decidido antes de los informes finales y el examen del Santo Padre? En cualquier caso, no hay que temer rebeldía alguna. Los fieles han sido formados en la disciplina de la Iglesia y saben obedecer a las autoridades legítimas“, señala además en su carta.

Livieres Plano también resalta que desde su nombramiento como obispo recibió y demostró que fue víctima de ataques y maniobras destituyentes y que tanto el Papa Juan Pablo II como Benedicto XVI le dieron su apoyo, no así Francisco.

En un punto de la carta resalta que no fue notificado del informe que los enviados del Papa elaboraron con motivo de la Visita Apostólica que realizaron a la Diócesis y por ende no pudo responder a las acusaciones que hubiesen.

A pesar de tanto discurso sobre diálogo, misericordia, apertura, descentralización y respeto por la autoridad de las Iglesias locales, tampoco he tenido oportunidad de hablar con el Papa Francisco, ni siquiera para aclararle alguna duda o preocupación. Consecuentemente, no pude recibir ninguna corrección paternal -o fraternal, como se prefiera- de su parte. Sin ánimo de quejas inútiles, tal proceder sin formalidades, de manera indefinida y súbita, no parece muy justa, ni da lugar a una legítima defensa, ni a la corrección adecuada de posibles errores. Sólo he recibido presiones orales para renunciar“, expresa la carta.

Livieres Plano va más allá acusando a opositores y a la prensa local informen con anticipación, lo que finalmente se divulgó este jueves y resaltó que eso “es sin duda otro indicador de que algunas altas autoridades en el Vaticano, el Nuncio Apostólico y algunos Obispos del país estaban maniobrando de forma orquestada y dando filtraciones irresponsables para «orientar» el curso de acción y la opinión pública”.

Resalta que considera la decisión como “infundada y arbitraria y de la que el Papa tendrá que dar cuentas a Dios, ya que no a mí“.

Afirmó una vez más “ante quien quiera escucharlo que la substancia del caso ha sido una oposición y persecución ideológica, prosigue la carta. Sostiene además que con todo esto se busca mantener el statu quo en el manejo de la iglesia Católica en el país. “El que sufre las últimas consecuencias de lo que describo es el pueblo fiel, ya que las Iglesias particulares se mantienen en estado de letargo con gran éxodo a otras denominaciones, casi sin vocaciones sacerdotales o religiosas y con pocas esperanzas de un dinamismo auténtico y un crecimiento perdurable”, agrega. Señala que “el verdadero problema de la Iglesia en el Paraguay es la crisis de fe y de vida moral que una mala formación del clero ha ido perpetuando, junto con la negligencia de los Pastores”.

Casi hacia el final hasta nombra al ex obispo Fernando Lugo y lo pone de ejemplo de cómo se encuentra la problemática dentro de la iglesia paraguaya. “Lugo no es sino un signo de los tiempos de esta problemática reducción de la vida de la fe a las ideologías de moda y al relajamiento cómplice de la vida y disciplina del clero“, expresó. Acusa que entre los que se oponen a toda renovación dentro de la iglesia paraguaya están grupos políticos y asociaciones anti-católicas, además del apoyo de algunos religiosos de la Conferencia de Religiosos del Paraguay.

Finalmente, señala que se negó a renunciar por propia iniciativa por la “responsabilidad moral de obedecer a Dios antes que a los hombres”. Recordó igualmente al pueblo que “expresó abierta y públicamente su apoyo a la labor apostólica que hemos venido haciendo“. Y culminó con la frase El pueblo y yo hemos sido desoídos. En la parte de la firma ya se observa que escribió “Ex Obispo de Ciudad del Este (Paraguay)”.

Por su parte, el nuncio apostólico en el Paraguay, monseñor Eliseo Ariotti, y monseñor Claudio Giménez, obispo de Caacupé y presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, informaron que la decisión de “sustituir” al obispo de Ciudad del Este, monseñor Rogelio Livieres Plano, se hizo necesaria por su “falta de disponibilidad” para presentar voluntariamente su renuncia. Asimismo, recordó que la Pontificia Congregación para los Obispos le pidió que lo hiciera tras la visita apostólica del pasado mes de julio.

En julio pasado, el cardenal Santos Abril y Castelló, arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor en Roma, viajó a la diócesis de Ciudad del Este para interiorizarse sobre el ministerio pastoral del obispo Livieres, la situación de los seminarios locales -algo único en el país, ya que solo existe un seminario nacional, en Asunción- y el desempeño del padre Carlos Urrutigoity, acusado en publicaciones periodísticas por presunto abuso sexual.

Ésta es la carta de Livieres al prefecto de la Congregación de Obispos: Cardenal Marc Ouellet

Prefecto de la Congregación para los Obispos
Palazzo della Congregazioni,
Piazza Pio XII, 10,
00193 Roma, Italia

25 de septiembre de 2014

Eminencia Reverendísima:

Le agradezco la cordialidad con que me recibió el lunes 22 y el martes 23 de este mes en el Dicasterio que preside. Igualmente, la comunicación por teléfono que me ha hecho hace unos momentos de la decisión del Papa de declarar a la Diócesis de Ciudad del Este sede vacante y de nombrar a Mons. Ricardo Valenzuela como Administrador Apostólico.

Tengo entendido que el Nuncio, prácticamente en simultáneo con el anuncio que Su Eminencia me acaba de dar, ha realizado una conferencia de prensa en el Paraguay y ya se dirige hacia la Diócesis para tomar control inmediato de la misma. El anuncio público por parte del Nuncio antes de que yo sea notificado por escrito del decreto es una irregularidad más en este anómalo proceso. La intervención fulminante de la Diócesis puede quizás deberse al temor de que la mayoría del pueblo fiel reaccione negativamente ante la decisión tomada, ya que han manifiestado abiertamente su apoyo a mi persona y gestión durante la Visita Apostólica. En este sentido recuerdo las palabras de despedida del Cardenal Santos y Abril: «espero que reciban las decisiones de Roma con la misma apertura y docilidad con que me han recibido a mí». ¿Estaba indicando que el curso de acción estaba ya decidido antes de los informes finales y el examen del Santo Padre? En cualquier caso, no hay que temer rebeldía alguna. Los fieles han sido formados en la disciplina de la Iglesia y saben obedecer a las autoridades legítimas.

Las conversaciones que hemos mantenido y, aparentemente ya que no los he visto, los documentos oficiales, dan por justificación para tan grave decisión la tensión en la comunión eclesial entre los Obispos del Paraguay y mi persona y Diócesis: «no estamos en comunión», habría declarado el Nuncio en su conferencia.

Por mi parte, creo haber demostrado que los ataques y maniobras destituyentes de la que he sido objeto se iniciaron ya desde mi nombramiento como Obispo, antes incluso de que pudiera poner un pie en la Diócesis -hay correspondencia de la época entre los Obispos del Paraguay con el Dicasterio que Su Eminencia preside como prueba fehaciente de ello. Mi caso no ha sido el único en el que una Conferencia Episcopal se ha opuesto sistemáticamente a un nombramiento hecho por el Papa contra su parecer. Yo tuve la gracia de que, en mi caso, los Papas san Juan Pablo II y Benedicto XVI me apoyaran para seguir adelante. Entiendo ahora que el Papa Francisco haya decidido retirarme ese apoyo.

Sólo quiero destacar que no recibí en ningún momento un informe escrito sobre la Visita Apostólica y, por consiguiente, tampoco he podido responder debidamente a él. A pesar de tanto discurso sobre diálogo, misericordia, apertura, descentralización y respeto por la autoridad de las Iglesias locales, tampoco he tenido oportunidad de hablar con el Papa Francisco, ni siquiera para aclararle alguna duda o preocupación. Consecuentemente, no pude recibir ninguna corrección paternal -o fraternal, como se prefiera- de su parte. Sin ánimo de quejas inútiles, tal proceder sin formalidades, de manera indefinida y súbita, no parece muy justa, ni da lugar a una legítima defensa, ni a la corrección adecuada de posibles errores. Sólo he recibido presiones orales para renunciar.

Que mis opositores y la prensa local hayan recientemente estado informando en los medios, no de lo que había pasado, sino de lo que iba a suceder, incluso en los más mínimos detalles, es sin duda otro indicador de que algunas altas autoridades en el Vaticano, el Nuncio Apostólico y algunos Obispos del país estaban maniobrando de forma orquestada y dando filtraciones irresponsables para «orientar» el curso de acción y la opinión pública.

Como hijo obediente de la Iglesia, acepto, sin embargo, esta decisión por más que la considero infundada y arbitraria y de la que el Papa tendrá que dar cuentas a Dios, ya que no a mí. Más allá de los muchos errores humanos que haya cometido, y por los cuales desde ya pido perdón a Dios y a quienes hayan sufrido por ello, afirmo una vez más ante quien quiera escucharlo que la substancia del caso ha sido una oposición y persecución ideológica.

La verdadera unidad eclesial es la que se edifica a partir de la Eucaristía y el respeto, observancia y obediencia a la fe de la Iglesia enseñada normativamente por el Magisterio, articulada en la disciplina eclesial y vivida en la liturgia. Ahora, empero, se busca imponer una unidad basada, no sobre la ley divina, sino sobre acuerdos humanos y el mantenimiento del statu quo. En el Paraguay, concretamente, sobre la deficiente formación de un único Seminario Nacional -deficiencias señaladas no por mí, sino autoritativamente por la Congregación para la Educación Católica en carta a los Obispos de 2008. En contraposición, y sin criticar lo que hacían otros Obispos, aunque hay materia de sobra, yo me aboqué a establecer un Seminario diocesano según las normas de la Iglesia. Lo hice, además, no sólo porque tengo el deber y el derecho, reconocido por las leyes generales de la Iglesia, sino con la aprobación específica de la Santa Sede, inequívocamente ratificada durante la última visita ad limina de 2008.

Nuestro Seminario diocesano ha dado excelentes frutos reconocidos por recientes cartas laudatorias de la Santa Sede en al menos tres oportunidades durante el pontificado anterior, por los Obispos que nos han visitado y, últimamente, por los Visitadores Apostólicos. Toda sugerencia hecha por la Santa Sede en relación a mejoras sobre el modo de llevar adelante el Seminario, se han cumplido fielmente.

El otro criterio de unidad eclesiástica es la convivencia acrítica entre nosotros basada en la uniformidad de acción y pensamiento, lo que excluye el disentimiento por defensa de la verdad y la legítima variedad de dones y carismas. A esta uniformidad ideológica se la impone con el eufemismo de «colegialidad».

El que sufre las últimas consecuencias de lo que describo es el pueblo fiel, ya que las Iglesias particulares se mantienen en estado de letargo, con gran éxodo a otras denominaciones, casi sin vocaciones sacerdotales o religiosas, y con pocas esperanzas de un dinamismo auténtico y un crecimiento perdurable.

El verdadero problema de la Iglesia en el Paraguay es la crisis de fe y de vida moral que una mala formación del clero ha ido perpetuando, junto con la negligencia de los Pastores. Lugo no es sino un signo de los tiempos de esta problemática reducción de la vida de la fe a las ideologías de moda y al relajamiento cómplice de la vida y disciplina del clero. Como ya he dicho, no me ha sido dado conocer el informe del Cardenal Santos y Abril sobre la Visita Apostólica. Pero si fuera su opinión que el problema de la Iglesia en el Paraguay es un problema de sacristía que se resuelve cambiando al sacristán, estaría profunda y trágimente equivocado.

La oposicion a toda renovación y cambio en la Iglesia en el Paraguay no sólo ha contado con Obispos, sino también con el apoyo de grupos políticos y asociaciones anti-católicas, además del apoyo de algunos religiosos de la Conferencia de Religiosos del Paraguay -los que conocen la crisis de la vida religiosa a nivel mundial no se sorprenderán de esto último. El vocero pagado y reiteradamente mentiroso para tales maniobras ha sido siempre un tal Javier Miranda. Todo esto se hizo con la pretensión de mostrar «divisón» dentro de la misma Iglesia diocesana. Aunque la verdad demostrada y probada es la amplia aceptación entre el laicado de la labor que veníamos haciendo.

Del mismo modo que, antes de aceptar mi nombramiento como Obispo, me creí en la obligación de expresar vivamente mi sentimiento de incapacidad ante tamaña responsabilidad, después de haber aceptado dicha carga, con todo el peso de la autoridad divina y de los derechos y deberes que me asisten, he mantenido la gravísima responsabilidad moral de obedecer a Dios antes que a los hombres. Por eso me he negado a renunciar por propia iniciativa, queriendo así dar testimonio hasta el final de la verdad y la libertad espiritual que un Pastor debe tener. Tarea que espero continuar ahora desde mi nueva situación de servicio en la Iglesia.

La Diócesis de Ciudad del Este es un caso a considerar que ha crecido y multiplicado sus frutos en todos los aspectos de la vida eclesial, para felicidad del pueblo fiel y devoto que busca las fuentes de la fe y de la vida espiritual, y no ideologías politizadas y diluídas creencias que se acomodan a las opiniones reinantes. Ese pueblo expresó abierta y públicamente su apoyo a la labor apostólica que hemos venido haciendo. El pueblo y yo hemos sido desoídos.

Suyo afectísimo en Cristo,

+ Rogelio Livieres
Ex obispo de Ciudad del Este (Paraguay)

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Papa expulsa a Monseñor Livieres de la diócesis de Ciudad del Este (Paraguay)

Viernes, 26 de septiembre de 2014

rogelio-livieres

El cardenal Pell, ¿en la cuerda floja? La “tolerancia cero” ante la pederastia podría afectar al “superministro”

Francisco ordenó investigar escándalos de abusos sexuales y financieros

La Santa Sede nombra a Ricardo Jorge Valenzuela administrador apostólico

(J. B./Agencias).- Directo y rotundo. La Santa Sede anunció este mediodía la destitución de monseñor Rogelio Livieres al frente de la diócesis de Ciudad del Este (Paraguay), “después de un cuidadoso examen de las conclusiones de las visitas apostólicas” ordenadas por Francisco a la diócesis tras diversos escándalos de abusos sexuales y financieros.

La nota, dura y breve, notifica la “sucesión” de Livieres y el nombramiento como administrador apostólico (pues la diócesis, “ahora vacante” aclara Roma, sigue intervenida) de Ricardo Jorge Valenzuela Ríos, Obispo de Villarrica del Espíritu Santo.

En el escrito, el Santo Padre “pide al clero y a todo el Pueblo de Dios de Ciudad del Este que acoja la decisión de la Santa Sede con espíritu de obediencia, docilidad y sin desavenencias, guiado por la fe”.

Varias versiones circularon ayer sobre el destino que tendría Livieres Plano. Algunos hablaban de su separación, otros dijeron que sería llamado a Roma y también estaban quienes opinan, desde Ciudad del Este que no acatará la decisión, e intentará quedarse con su gente en el Alto Paraná.

La noticia fue confirmada a primerísima hora de la mañana (6 en Paraguay) en la sede de la Conferencia Episcopal paraguaya por el nuncio, monseñor Ariotti. En declaraciones a varias radios locales, monseñor Valenzuela indicó que se trata de “una decisión temporal” y que estoy para obedecer la disposición del Santo Padre. Por el momento, Livieres -que se encuentra en Roma-, no dio ningún tipo de explicación.

La crisis dentro del episcopado paraguayo se hizo evidente con la pelea entre Livieres y monseñor Pastor Cuquejo que se hiciera pública en los primeros días de julio, cuando Livieres acusó de homosexual a Cuquejo, después de que el arzobispo sugiriera reabrir la investigación sobre supuesto abuso de menores cometido por el sacerdote Carlos Urrutigoity.

¿Cuáles son las razones de este cese? Manejo de fondos sin control en el Seminario Interdiocesano, donde los sacerdotes son consagrados con cuatro años de estudio (cuando en el Seminario Mayor se exige un mínimo de seis años); la protección y férrea defensa del Mons. Carlos Urrutigoity, denunciado por diversos casos de abusos contra menores de edad y el uso discrecional de recursos transferidos por la Itaipú Binacional para obras sociales, fueron algunos de los motivos que llevaron al Vaticano a disponer la visita apostólica, que tuvo lugar del 21 al 25 de julio pasado.

Livieres Plano también tuvo enfrentamientos con laicos organizados, que incluso llegaron a estrados judiciales. Acusó, igualmente, a los obispos del Paraguay de ser afines a la teología de la liberación. Y, finalmente, tuvo un entredicho con el Mons. Pastor Cuquejo, a quien trató de “homosexual” y le negó las disculpas.

La oficina de prensa de la Diócesis de Ciudad del Este no quiso emitir ayer declaraciones sobre la decisión que tomaría el Vaticano antes de darse a conocer la noticia a través del nuncio.Vamos a esperar qué dicen, pero seguro que habrá una declaración del clero“, dijo un portavoz.

La diócesis de Ciudad del Este en todo momento informó en su web, y hasta el propio Livieres Plano dijo que la visita apostólica se realizaba a pedido suyo. Durante su desarrollo, e incluso al término de la misión, manifestó que los enviados no encontraron ninguna irregularidad. Cuando se le insistió al obispo sobre el tema reconoció que la visita apostólica tuvo lugar porque los obispos y el nuncio le “calumniaron” y enviaron “informes falsos” sobre la diócesis. Cuando se le preguntó si aceptaría su cambio de la diócesis, contestó enfáticamente: “Por supuesto”.

Livieres Plano se encuentra actualmente en Roma, donde el martes recibió personalmente la noticia sobre su destino.

livieres-santos-720

 Nota de la Oficina de Prensa de la Santa Sede

Sobre la sucesión al Obispo de Ciudad del Este (Paraguay), S.E. Mons. Rogelio Ricardo Livieres Plano

Después de un cuidadoso examen de las conclusiones de las visitas apostólicas efectuadas por la Congregación para los Obispos y la Congregación para el Clero, al obispo, la diócesis y los Seminarios de Ciudad del Este, el Santo Padre ha procedido a la sucesión de S.E. Mons. Rogelio Ricardo Livieres Plano nombrando Administrador Apostólico de la misma sede, ahora vacante, a S.E. Mons. Ricardo Jorge Valenzuela Ríos, Obispo de Villarrica del Espíritu Santo.

La ardua decisión de la Santa Sede, determinada por serias razones pastorales, obedece al bien mayor de la unidad de la Iglesia Ciudad del Este y de la comunión episcopal en Paraguay.

El Santo Padre, en el ejercicio de su ministerio de “fundamento perpetuo y visible de unidad así de los Obispos como de la multitud de los fieles” (LG 23) pide al clero y a todo el Pueblo de Dios de Ciudad del Este que acoja la decisión de la Santa Sede con espíritu de obediencia, docilidad y sin desavenencias, guiado por la fe.

Por otra parte, se invita a toda la Iglesia de Paraguay, guiada por sus pastores, a un serio proceso de reconciliación y superación de cualquier sectarismo y discordia, para no herir el rostro de la única Iglesia “adquirida con la sangre de su Hijo” y para que el “rebaño de Cristo” no se vea privado de la alegría del Evangelio (cf. Hch 20, 28).

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Livieres vuelve a arremeter contra Cuquejo: “Ya no debería estar en la Iglesia”. Tras escándalo, el Vaticano intervendrá la Diócesis de Ciudad del Este

Martes, 8 de julio de 2014

ObisposParaguay_controversiaContinúa el cuebrón de los obispos paraguayos del que ya habíamos informado

“Cisma” en la Iglesia paraguaya

Acusa a algunos obispos de ser homosexuales y a otros de tener hijos

Rogelio Livieres Plano, responsable de la diócesis de Ciudad del Este (que será intervenida por la Santa Sede), subrayó que monseñor Pastor Cuquejo ya no debería estar en la iglesia, debido a las denuncias que tuvo en su contra por homosexualidad.

Livieres Plano explicó que en una visita apostólica los emisarios “lo que hacen es ver cómo funciona el seminario, en cuanto a la formación y manda un informe a Roma, que al cabo de un tiempo manda sugerencias”, detalló en la entrevista concedida a Unicanal (canal 8).

En cuanto a la imagen de la iglesia católica en Paraguay, Livieres dijo queel episcopado paraguayo no tiene buena fama en Roma, piensan que es un episcopado sumamente flojo y piensan que la iglesia acá está gobernada, en general – no en todas las diócesis – muy flojamente”.

Al ser abordado sobre el cruce de acusaciones con Pastor Cuquejo, nuevamente trajo la discusión sobre el tema, expresando que ya no debería pertenecer a la iglesia, a causa de las denuncias de homosexualidad que pesan en su contra.

“No tendría que estar desde el año, no recuerdo en qué año fue esto, 2007, 2008, 2009, en enero de uno de esos años él renunció (Cuquejo) y se mandó la denuncia a Roma por fax, por email, pero no la tramitaron a momento y el inmediatamente cambió de opinión”.

Así mismo, hizo mención de otros casos de religiosos que ya no deberían formar parte de la iglesia, y sin dar nombres expuso que se trata de un sacerdote, que embarazó a una mujer y el otro es un obispo, sobre quien pesan sospechas de comportamiento homosexual. “Una persona es sacerdote y otra que no está completamente probado que sea homosexual, pero es obispo”, detalló.

Por otra parte, el nuncio apostólico Eliseo Ariotti anunció que el Papa Francisco enviará una visita apostólica a la Diócesis de Ciudad del Este, tras el escándalo desatado con el sacerdote argentino Carlos Urritigoity (acusado de pedofilia).

En conferencia de prensa, Ariotti señaló que vendrán Emmo. Cardenal Santos Abril y Castelló y Monseñor Milton Luis Troccli Cebedio para evaluar la situación de la Diócesis esteña, cuyo responsable es el Monseñor Rogelio Livieres Plano.

 La visita será del 21 al 26 de julio y es para “averiguar” los últimos acontecimientos en esa institución eclesial, según declaró el nuncio. Explicó que los enviados confeccionarán un informe para el Papa y será este último quien tomará las medidas que necesarias.

El padre Carlos Urritigoity fue nombrado por el Obispo como su segundo. Esto motivó críticas de parte de Monseñor Pastor Cuquejo, Arzobispo de Asunción, quien habló de reabrir la investigación contra el argentino acusado de pedofilia en el 2002.

Livieres Plano salió en defensa de Urrigoity y tildó de “homosexual” a Cuquejo. “​Para mí Monseñor Cuquejo es homosexual, siempre lo fue. Pero no solamente para mí sino para 20 mil personas de Asunción”, había declarado el prelado.

Fuente Religión Digital y Hoy

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

“Guerra de Mitras” en Paraguay: Un obispo acusa al arzobispo de Asunción de ser homosexual.

Lunes, 9 de junio de 2014

ObisposParaguay_controversiaLivieres y Cuquejo

Los dos prelados, en guerra por un cura suspendido por pedofilia

Monseñor Cuquejo pidió explicaciones a Livieres por dejarle ejercer en Ciudad del Este

¿Salir del clóset o salir del confesionario?

Los obispos de las dos principales ciudades de Paraguay protagonizan un enfrentamiento público en torno a la figura de un sacerdote argentino que fue suspendido por pedofilia en Estados Unidos y ahora vive en el país sudamericano.

La batalla entre el obispo de Ciudad del Este, Rogelio Livieres Plano, y el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo, estalló después de que el segundo sugiriera reabrir una investigación para averiguar si son ciertas las acusaciones de abuso de menores contra Carlos Urrutigoity.

Livieres, quien nombró a Urrutigoity como su número dos hace dos años, le defendió y dijo que el caso está cerrado. Al mismo tiempo, acusó a Cuquejo de ser homosexual durante una marcha “pro vida”.

“Hace cinco años, el arzobispo, que tendría que ser mucho más prudente en este tema, casi fue tirado fuera del Arzobispado por las acusaciones de homosexualidad. Y eran pruebas que no fueron suficientes, pero eran concluyentes, eran coincidentes”, declaró Livieres, según una grabación. Para Livieres se trata de un “un hombre de vida intachable”, mientras que no considera así la vida del acusador: “Una persona tan peligrosa de ser atacada por ese tema y justo fue a meter el dedo en la llaga, lo acusó de homosexualidad a Carlos Urrutigoity”. Y aún continúa el obispo de Ciudad del Este sobre su homólogo en la capital, pues le acusa de “homosexualidad demostrada”: “Las pruebas son concluyentes porque coincidían todas las denuncias en que eran verdad y eran personas veraces. Determinantes porque no terminaron de firmar las denuncias”, explicó.

Livieres calificó de “mala persona” a Cuquejo y dijo que su intención de investigar “es como tirar piedras cuando uno tiene el techo de vidrio”.

La respuesta de Cuquejo fue un intento de dar por cerrado el tema: “Es un hermano mío. Delante de Dios estamos en paz”.

La fiscal de la Niñez y Adolescencia, María Graciela Vera, informó que investiga de oficio al argentino, quien continúa ejerciendo en Ciudad del Este.

“Hay una denuncia a través de la radio de una supuesta víctima en Paraguay, pero mientras no sea presentada formalmente no se puede hacer nada. No existe ninguna denuncia en Paraguay“, añadió.

srUrrutigoity  (a la izda con micrófono) fue acusado en 2002 por un estudiante de la Academia Saint Gregory de Pensylvania, Estados Unidos, de haberle ofrecido “dirección espiritual” durmiendo con él y más tarde de asaltarle sexualmente junto al reverendo Eric Ensey.

Esa denuncia fue seguida de al menos tres acusaciones de compartir cama y aproximaciones sexuales de otras personas.

El prelado argentino fue suspendido ese año y enviado a Canadá para que le hicieran exámenes psicológicos en el Instituto Southdown, especializado en tratar a clérigos con problemas mentales.

Tanto la Diócesis de Scranton en Pensilvania, como antiguos profesores del seminario donde estudió Urrutigoity, recomendaron al obispo de Ciudad del Este, al Nuncio Apostólico en Paraguay y al Nuncio Apostólico en Estados Unidos que no admitieran al prelado.

Esa Diócesis expresó en un comunicado sus “serias preocupaciones” sobre el clérigo, a quien identificó como “una seria amenaza para los jóvenes”.

El fiscal de la Unidad Internacional de la Fiscalía paraguaya, Juan Emilio Oviedo, dijo que no ha recibido ningún pedido en contra del religioso de ningún país, “ni por la Policía ni por vía diplomática”.

El comisario principal de la Interpol en Paraguay, Fabio Ramón Sanabria, también confirmó esa información.

nestor soto  13 de setiembre de 2001No es la primera vez que Livieres defiende a un religioso acusado de pedofilia.

Ya en 2003 hizo todo lo posible por desmerecer una investigación de periodistas y fiscales, que habían reunido testimonios de siete personas que acusaban de abusos sexuales a su pariente Jorge Livieres Banks, también sacerdote, según la prensa local.

El arzobispo Cuquejo también se manifestó entonces en favor de una investigación, que fue llevada hasta el Vaticano.

La bronca entre los dos clérigos ha hecho intervenir a la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), cuyo vicepresidente, el arzobispo Edmundo Valenzuela, comunicó a la prensa que Livieres aceptó encontrarse con Cuquejo para pedirle perdón.

“Damos un hermoso testimonio de que podemos ser pecadores pero no corruptos“, dijo Valenzuela a Radio Cáritas.

Fuente Religión Digital/Agencias)

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.