Archivo

Entradas Etiquetadas ‘American Civil Liberties Union (ACLU)’

Dos jueces del Supremo de EE.UU. lanzan un ataque a la sentencia que legalizó el matrimonio igualitario

Miércoles, 14 de octubre de 2020

GettyImages-107729764-1024x529Jueces Samuel Alito y Clarence Thomas (Getty Images)

 

Los magistrados de la Corte Suprema, Clarence Thomas y Samuel Alito, lanzaron un ataque extraordinario al fallo que llevó al matrimonio igualitario, alegando que las personas que discriminan a las parejas homosexuales son “víctimas” de la ley.

El lunes (5 de octubre), los dos jueces redactaron una declaración cuando el tribunal se negó a considerar un caso presentado por Kim Davis, la secretaria de Kentucky que se negó a llevar a cabo su trabajo de procesamiento de licencias de matrimonio cuando a las parejas homosexuales se les permitió casarse en 2015.

Davis, que ha estado casada cuatro veces con tres maridos, se convirtió en una causa célebre entre los evangélicos anti-LGBT + cuando afirmó que no podía casar  parejas del mismo sexo debido a sus valores cristianos.

Aunque Thomas y Alito afirmaron la decisión del tribunal de no escuchar el caso Davis por motivos de procedimiento, en el comunicado lanzaron una andanada extraordinaria sobre el fallo de Obergefell de 2015 que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en los 50 estados.

Los jueces de la Corte Suprema Clarence Thomas y Samuel Alito dicen que Kim Davis fue “una víctima” del matrimonio igualitario

Los jueces calificaron a Davis como “una cristiana devota” con “creencias religiosas sinceras”, y se lamentaron de que “como resultado de la alteración de la constitución por parte de este tribunal, Davis se ha encontrado a si misma frente a una elección entre sus creencias religiosas y su trabajo.

Thomas y Alito, quienes estaban entre los disidentes contra el matrimonio igualitario cuando la corte se dividió en cinco a cuatro sobre el tema en 2015, continuaron: “Davis puede haber sido una de las primeras víctimas del trato arrogante de este tribunal a la religión en su decisión sobre Obergefell, pero no será la última. Debido a Obergefell, aquellos con sinceras creencias religiosas respecto al matrimonio encontrarán cada vez más difícil participar en la sociedad sin entrar en conflicto con Obergefell y sus efectos en otras leyes anti-discriminación.

Siendo seguramente conscientes de lo que están intentando justificar, los dos jueces explican que esos sentimientos religiosos ofendidos no lo habrían resultado tanto si, en vez de por una sentencia del Supremo, el matrimonio igualitario se hubiera aprobado con un debate y siendo votado en el Congreso. Porque todos sabemos que a los evangélicos les encanta debatir y, sobre todo, porque todos sabemos que no pasa nada si es una mayoría la que ha de decidir sobre los derechos de una minoría: “Una cosa sería si el reconocimiento del matrimonio homosexual se hubiera debatido y adoptado a través del proceso democrático, con la gente decidiendo no proveer protecciones estatutarias para la libertad religiosa bajo las leyes estatales. Pero es algo muy diferente si un juzgado fuerza esa elección sobre la sociedad a través de la creación de derechos constitucionales atextuales y su poco generosa interpretación de la cláusula de libre ejercicio, dejando a aquellos con objeciones religiosas en la estacada.

La pareja de jueces continuó: “Esta petición proporciona un claro recordatorio de las consecuencias de Obergefell. Al optar por privilegiar un nuevo derecho constitucional sobre los intereses de libertad religiosa protegidos explícitamente en la Primera Enmienda, y al hacerlo de manera antidemocrática, la corte ha creado un problema que solo ella puede solucionar. Hasta entonces, Obergefell seguirá teniendo consecuencias desastrosas para la libertad religiosa”.

Activistas de derechos civiles temen que los tribunales conservadores busquen socavar las sentencias pro-LGBT +. Si bien el ataque es en gran parte simbólico, la intervención solo avivará los temores de que los conservadores en la corte, que se envalentonarían con una mayoría de seis a tres si el Senado confirma a la última nominada de Donald Trump, Amy Coney Barrett, podría socavar drásticamente la igualdad LGBT + en un futuro. caso futuro.

El 4 de noviembre, solo un día después de las elecciones estadounidenses, la corte está preparada para escuchar los argumentos en torno a Catholic Social Services (CSS), una agencia de adopción y cuidado de crianza con sede en Filadelfia que insiste en que se debe permitir rechazar a las parejas del mismo sexo y todavía reciben financiación de los contribuyentes.

El caso ha causado nerviosismo entre los defensores de los derechos LGBT +, ya que incluso las victorias recientes en las protecciones contra la discriminación LGBT + vinieron con advertencias explícitas de que las leyes de derechos civiles podrían ser anuladas por preocupaciones de libertad religiosa.

Varios otros casos de “libertad para discriminar” están trabajando en los tribunales inferiores, muchos traídos con el apoyo de grupos de odio anti-LGBT + que durante mucho tiempo han puesto sus miras en intentar forjar una protección específica para la discriminación contra las personas LGBT + bajo las protecciones de la Primera Enmienda por la libertad religiosa.

Chase Strangio de la American Civil Liberties Union (ACLU), explicó en un hilo de Twitter que la declaración sugiere que los jueces “Ya están ansiosos por derogar Obergefell, y eso que solo tiene cinco años. El descaro de la parte conservadora del tribunal es una amenaza incluso para las expectativas más básicas de protección legal. Lo que podemos esperar es una erosión continuada de las protecciones legales que hemos conseguido en el pasado siglo.

La Alianza por la Justicia estuvo de acuerdo en que la intervención es “extremadamente preocupante”. El grupo agregó: “La igualdad en el matrimonio, o cualquier fuerza que pueda tener, está 100% amenazada por la nominación de Amy Coney Barrett. Los conservadores de la corte claramente están mordisqueando un poco para socavarlo “.

La firma de derechos civiles LGBT + Lambda Legal dijo: “Los republicanos y la Corte Suprema vienen con alegría por la igualdad en el matrimonio, y creen que la nominada a SCOTUS de Trump, Amy Coney Barrett, les da la oportunidad de hacerlo”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , ,

La Corte Suprema de EEUU comienza una audiencia histórica sobre los derechos de la comunidad LGTB

Jueves, 10 de octubre de 2019

corte-suprema-600x326La Corte Suprema analizará, por primera vez en su historia, si las personas LGTB están protegidas de la discriminación laboral, una audiencia histórica sobre una cuestión que genera profundas divisiones en la sociedad y también en los tribunales.

El caso de Aimee Stephens es uno de un conjunto de casos que se empezaron a escuchar ayer, 8 de octubre, y que podría determinar si millones de trabajadores LGTB están protegidos por la ley federal contra la discriminación en el lugar de trabajo más poderosa de los EE. UU.

El martes por la mañana, un centenar de personas se reunieron delante de la Corte Suprema en Washington en apoyo a los derechos de las minorías, grupo al que se sumó la actriz trans Laverne Cox.

El gobierno de Donald Trump ha mostrado abiertamente su apoyo a los empleadores. La administración republicana, que accedió al poder con el apoyo de la derecha evangélica, se ampara en una lectura estricta de una ley federal de 1964 que prohíbe, entre otras, la discriminación «en base al sexo».

laverne-cox-aimee-stephens-600x403Laverne Cox junto a Aimee Stephens charlando ante la Corte Suprema

El ‘sexo’ se refiere aquí a si naciste mujer u hombre, no a tu orientación sexual o identidad de género, argumentó el representante legal del gobierno ante la Corte Suprema, Noel Francisco, quien considera que es competencia del Congreso y no de la justicia actualizar la ley.

Sin embargo, los derechos de las minorías sexuales han tenido avances gracias a los tribunales, incluida la Corte Suprema, que en 2015 legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en Estados Unidos.

Desde la histórica decisión sobre el matrimonio igualitario, la Corte se ha inclinado hacia el conservadurismo, con la llegada de los jueces nombrados por Donald Trump, por lo que una victoria para la comunidad LGTB no está garantizada

Solo 22 estados prohíben la discriminación de las minorías sexuales en el ámbito profesional. En los demás estados, es la Corte Suprema la que puede quitar a las personas LGTB su estatus de (ciudadanos) de segunda categoría», dijo Ria Tabacco Mar, de la asociación de defensa de los derechos civiles ACLU.

La Corte Suprema comenzará por escuchar los casos de Donald Zarda y Gerald Lynn Bostock. Donald Zarda, un instructor de paracaidismo de Nueva York, fue despedido tras bromear con una clienta sobre que era homosexual. Zarda murió en un accidente en 2014, pero su familia ha continuado la disputa legal. Bostock, un trabajador social del estado de Georgia, fue despedido después de unirse a un equipo deportivo gay. El despido de Zarda fue anulado por la justicia, pero el de Bostock se ratificó en un tribunal. Esa diferencia de interpretación de la ley justifica la intervención de la Corte Suprema.

.

Por otro lado, los nueve magistrados examinarán públicamente, por primera vez, el caso de una persona trans.

Nacida como hombre, Aimee Stephens trabajó durante seis años en una funeraria de Detroit, estado de Michigan. Cuando anunció a su jefe su decisión de asumir completamente su identidad femenina, recibió dos semanas después por respuesta un «esto no va a funcionar». Y fue despedida.

corte-suprema-lgbtEl propietario de la funeraria, Thomas Rost, quien se describe como un «ferviente cristiano», alega que su decisión se basa en la defensa de sus valores y en la necesidad de «evitar todo lo que pueda molestar» al luto de sus clientes.

La decisión le afectó emocionalmente, pero Stephens se armó de valor y decidió luchar. «Es tiempo de que alguien se levante y diga que ya es suficiente», dijo Stephens. «No estamos pidiendo que nos traten diferente, sino igual».

Ahora solo queda esperar…

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , ,

Un juez de Oregón falla a favor de alumnos transgénero en demanda sobre uso del cuarto de baño

Lunes, 30 de julio de 2018

640x0-youtube-xc1fvfq8uae-un-juez-de-oregon-a-favor-de-los-alumnos-transgenero-en-una-demanda-sobre-el-uso-del-cuarto-de-banoElliot Yoder

Un juez de Oregón falla contra de la petición de derogar la normativa de un centro escolar que permite a los alumnos transgénero que utilicen el cuarto de baño del género con el que se identifican.

Hace ahora tres años desde que un adolescente de 14 años de edad, Elliot Yoder, asumiera su identidad de género como persona transgénero y lo hiciera público, pasando desde ese momento a utilizar los cuartos de baño y vestuarios masculinos, previa implementación de la normativa del centro de educación secundaria en el que estudia en la localidad de Dallas, sede del condado de Polk, en el estado de Oregón, que informa por carta a todas las familias de sus alumnos. Sin embargo, después de que tratar de derogar sin éxito esa normativa en una junta escolar y de que el gobierno de Donald Trump derogara la directiva de Obama que protege a los menores transgénero sobre el uso de cuartos de baño y tras afirmar que su gobierno no atenderá más quejas por transfobia en baños de Institutos, el año pasado, un grupo de padres y madres, junto a diferentes miembros de la comunidad, demanda al centro escolar. El pasado martes, 24 de julio, un juez de Oregón falla en contra de su petición, afirmando que obligar a las personas transgénero a utilizar el cuarto de baño del género asignado en su nacimiento violaría la ley de derechos civiles de los Estados Unidos.

«Forzar a los estudiantes transgénero a usar instalaciones incompatibles con su identidad de género indudablemente dañaría a esos estudiantes y les impediría igualmente el acceso a oportunidades y recursos educativos», sostiene el juez del tribunal Federal de Distrito de Portland, Marco A. Hernández, en una sentencia de 56 páginas mediante la que desestima las afirmaciones de alumnos que sostienen haber experimentado «vergüenza, humillación, ansiedad, intimidación, miedo, aprensión y estrés producidos al utilizar el cuarto de baño con alumnos del sexo opuesto».

«Colectivamente, lo que estas líneas de casos han hecho es enviar un fuerte mensaje a las escuelas de que los estudiantes transgénero forman parte de cada comunidad escolar», declara Harper Jean Tobin, directora de políticas del Centro Nacional para la Igualdad Trasngénero, en referencia a sentencias similares por parte de tribunales de Illinois y Pensilvania, que también fallaron a favor de las demandas de estudiantes transgénero. «Es parte de una estrategia definitivamente», afirma Gabriel Arkles, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés: American Civil Liberties Union), argumentando que el caso de Oregón forma parte de un esfuerzo nacional coordinado para desafiar las políticas que prohíben que las personas transgénero utilicen el cuarto de baño del género con los que se identifican.

Carolina del Norte aprueba en 2016 la ley HB2, mediante la que obliga a las personas trasngénero a utilizar el cuarto de baño de su género de nacimiento. Los defensores de los derechos de las personas transgénero presentan una demanda ante el Tribunal Supremo con el objetivo de conseguir una sentencia a su favor que habría supuesto una protección a nivel nacional, similar a la sentencia de 2015 sobre el matrimonio igualitario, pero es desestimada, por lo que se han visto obligados a defender los derechos de las personas transgénero caso por caso ante tribunales inferiores.

Fuente Universogay

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , ,

El Tribunal Supremo de los EE.UU. desestima la apelación de una condena de pena de muerte a un reo por ser homosexual

Martes, 26 de junio de 2018

640x0-noticias-charles-rhinesCharles Rhines | Foto: Uso permitido

Declarado culpable por asesinato en 1993, Charles Rhines es condenado a la pena de muerte por el hecho de ser homosexual al considerar el jurado que lo condena que la cadena perpetua no es un castigo para él debido a su orientación sexual. Sin embargo, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos desestima la apelación del reo, ratificando la condena de pena de muerte por ser homosexual. 

En 1993, Charles Rhines es declarado culpable del asesinato de Donnivan Schaeffer, un trabajador de una tienda de donuts en la que pretendía robar, al que apuñala y le arrebata la vida cuando solo tiene 20 años de edad. En cualquier otra circunstancia la pena habría sido cadena perpetua, pero el simple hecho de que Rhines sea abiertamente homosexual lleva a los miembros del jurado a considerar que merece la pena de muerte al interpretar que permanecer el resto de tus días en una cárcel rodeado de personas de su mismo sexo no sería una condena para él, sino un premio. Rhines apela esta sentencia al considerar que ha habido discriminación con respecto a su orientación sexual, pero el pasado lunes, 19 de junio, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos afirma que no encuentra ninguna razón para revisar el caso, confirmando la sentencia de pena de muerte por ser homosexual.

Durante las deliberaciones del juicio de Rhines, algunos miembros del jurado se dedican a discutir el hecho de que el acusado sea homosexual, según afirma uno de los integrantes de ese jurado, afirmando que se trata de un hecho que genera «mucho disgusto». Un segundo integrante del jurado, confirma este punto de vista, añadiendo que algunos piensan que el acusado «no debería poder pasar su vida con hombres en la cárcel» si es homosexual. «Si es gay, estaríamos enviándole donde quiere ir», asegura un tercer testigo que un miembro del jurado argumentaba para condenar a Rhines a la pena de muerte.

«Sabemos lo que significa la pena de muerte. Pero no tenemos idea de la realidad de la vida sin libertad condicional» es lo que un miembro del jurado escribe en una nota que le pasan al juez en el que pasan a hacerle una serie de preguntas, tales como si se le «permitiría mezclarse con la población general de reclusos», si podría «discutir, describir o alardear sobre su crimen a otros presos» o acerca de la posibilidad de que tuviera «un compañero de celda». Valoraciones que explican que sus prejuicios hacia las personas homosexuales les llevan a condenar al acusado a la pena de muerte en lugar de a cadena perpetua basándose única y exclusivamente en su orientación sexual y no en el crimen que había cometido, tal y como asegura Ría Tabacco Mar, miembro del Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender and H.I.V. Project de la Unión Estadounidense pro las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés: American Civil Liberties Union.

El Tribunal Supremo establecía el año pasado una excepción importante para los casos de parcialidad racial en la sala del jurado tras descubrirse que un jurado decide condenar a un hombre acusado de contacto sexual no consentido y acoso porque «es mexicano y los hombres mexicanos cogen lo que quieren», en palabras del jurado. Una sentencia que el Tribunal Supremo sí considera discriminatoria y que interfiere con el derecho del acusado a obtener un juicio justo e imparcial. Si bien en el caso de Rhines el delito es todavía más grave que en el condenado mexicano, los jueces rechazan su pretensión de parcialidad, permitiendo que se mantenga la condena de muerte, no dando además ninguna explicación de su decisión para no revisar un caso que ha desatado las alarmas sobre el valor que el sistema de justicia proporciona a los miembros del colectivo LGBT en los Estados Unidos.

«El silencio del Tribunal (Supremo) envía un mensaje profundamente preocupante sobre el valor que se le da a la vida de las personas LGBT. La misma regla debería aplicarse cuando el prejuicio anti-LGBT contamina la toma de decisiones del jurado (…). Sin duda, la historia del racismo en Estados Unidos es única y exige garantías únicas. Pero eso no hace que la discriminación anti-LGBT sea menos objetable, particularmente cuando puede haber marcado la diferencia entre la vida y la muerte. [El tribunal] debería aprovechar la próxima oportunidad para corregir este error y reconocer que los prejuicios contra las personas LGBT no deberían desempeñar ningún papel en el sistema de justicia penal de los Estados Unidos. Sin embargo, eso probable que llegue demasiado tarde para el señor Rhines», asegura Tobacco Mar en un artículo publicado en The New York Times en el que asume que Rhines será ejecutado en función de una sentencia que no le condena por el delito que ha cometido, sino por su orientación sexual.

El 4 de octubre de 1961, Lenny Bruce es arrestado por obscenidad al pronunciar durante una de sus actuaciones un sustantivo considerado ilegal en aquel entonces en los Estados Unidos: «cocksucker» (chupapollas en español). Tras un juicio que se prolonga a lo largo de tres años, tanto el cómico como el propietario del local en el que actuaba son condenados por este delito. Diez años después de esa sentencia, Bob Fosse estrena el que es su tercer largometraje, Lenny (1974, EE.UU.), en el que incluye un chiste que parece anticiparse al jurado de Charles Rhines al bromear sobre el hecho de que enviar a los delincuentes homosexuales a la cárcel no parece un castigo, sino un premio.

De la misma manera que lo que hace más de cincuenta años era un delito y hoy parece una broma, lo que antes no era más que un chiste hoy se ha convertido en una paradójica realidad que permite situar a los Estados Unidos a la misma altura que los 8 países con los que se castiga la homosexualidad con la pena de muerte, como Irán, Arabia Saudí, Yemen y Sudán, algunas zonas de Somalia, Nigeria, Siria e Irak. En otra vuelta de tuerca de la realidad en el mundo de Donald Trump, las personas que proceden de alguno de estos países tienen la entrada prohibida en los Estados Unidos, a pesar de ser un país con el que tienen tanto en común.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Arizona falla contra la discriminación por libertad religiosa de una empresa que diseña invitaciones de boda

Martes, 12 de junio de 2018

1920x1080-noticias-brush-nib-studioTres días después de la sentencia a favor de Masterpiece Cake en Colorado, el Tribunal de Apelaciones de Arizona falla en sentido contrario, sosteniendo que una empresa que diseña tarjetas de boda no puede alegar libertad religiosa para discriminar a parejas del mismo sexo.

El Tribunal de Apelaciones de Arizona falla en contra de Brush & Nib Studio, una empresa que diseña tarjetas de boda, que pretendía utilizar la libertad religiosa para rechazar realizar invitaciones de boda parejas del mismo sexo. Según la sentencia del tribunal, emitida este jueves, 7 de junio, la ordenanza contra la discriminación de Phoenix es perfectamente constitucional y no viola ni la libertad de religión ni la de expresión. Esta sentencia se produce solo 3 días después de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos fallara a favor del propietario de Masterpiece Cake, quien se negara a hacer un pastel de bodas para una pareja de gays.

https://www.youtube.com/watch?v=o-DuGB0V2-Y

«Anteriormente descubrimos que eliminar la discriminación constituye un interés apremiante (…). Las ordenanzas antidiscriminatorias no están dirigidas a la supresión del discurso, sino a la eliminación de la conducta discriminatoria», aclara el juez Lawrence Winthrop en su sentencia, agregando que si Joanna Duka y Breanna Koski, propietarias Brush & Nib Studio, «quieren operar su negocio con fines de lucro como un empresa pública, no pueden discriminar a los posibles clientes en función de su orientación sexual». Precisamente, el tribunal de Arizona ha querido hacer referencia al resultado del caso de Colorado al señalar que «no hay evidencia en el expediente que respalde ninguna sugerencia de que la ordenanza de Phoenix o su interpretación en relación con Brush & Nib, haya sido otra cosa que neutral y respetuosa de sus creencias religiosas sinceramente expresadas».

Cristianas devotas, Duka y Koski solicitan un mandamiento judicial de forma preventiva con el objetivo de eludir la ejecución de la ordenanza que protege contra la discriminación y los prejuicios basados en la orientación sexual y la identidad de género aprobada en 2013 en Phoenix, que sería impugnada en octubre del año pasado por un juez de primera instancia. Según el panel de tres jueces que ha firmado esta nueva sentencia, una empresa que en sus servicios incluye el diseño personalizado de productos para bodas, no tiene «derecho a la protección de la libertad de expresión de la Primera Enmienda (…). El caso que nos ocupa es de un rechazo general al servicio a la comunidad LGBTQ».

«Seguiremos siendo una ciudad que acoge a todos y valoramos a cada uno de nuestros residentes sin importar a quién aman», declara Thelda Williams, alcaldesa de Phoenix, celebrando la sentencia. «Con esta decisión de Arizona se ayuda a afirmar que la discriminación no tiene cabida en negocios abiertos al público, ni en nuestra Constitución», declara Joshua Block, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU: American Civil Liberties Union).

No opina lo mismo Jonathan Scruggs, abogado de Alliance Defending Freedom y representante de Brush & Nib Studio en el proceso, quien ya ha confirmado su intención de apelar al Tribunal Supremo de Arizona porque sostiene que «los artistas no deben ser forzados bajo la amenaza de multas y encarcelamiento para crear obras de arte contrarias a sus convicciones (…). La decisión del tribunal le permite al gobierno obligar a dos artistas que felizmente sirven a todos para transmitir un mensaje sobre el matrimonio con el que no están de acuerdo».

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Dos despidos en un instituto de Oregón que castigaba a alumnos LGTB+ con lecturas de la Biblia

Miércoles, 23 de mayo de 2018

castigo-lgtb-lectura-biblia-oregon-534x462La ACLU llega a un acuerdo con un distrito escolar de Oregón para despedir al director y un trabajador de un instituto que discriminaban a los alumnos LGTB+ de forma abierta.

Una alumna denunció que, como castigo por cualquier cosa, la obligaban a leer pasajes antiLGTB de la Biblia. 

Es tremendamente curiosa la apropiación de que la ultraderecha suele hacer de las palabras para denunciar lo que ellos hacen sin que nadie preste atención a lo que están haciendo. Así, por ejemplo, los medios ultras suelen llevar en sus nombres la palabra “libertad”, aunque su intención última siempre ha sido limitar las libertades de aquellos que no encajan en lo que ellos han decidido que es normal.

Y otra palabra que les encanta usar es “adoctrinamiento”. Que una persona explique a los alumnos cuál es la realidad de la diversidad afectivo sexual es, para ellos, adoctrinamiento. Pero no les verás quejarse de lo mismo en un caso como éste.

El Instituto North Bend, en Oregón, ha despedido a su director, Bill Lucero, y al oficial de recursos escolares, Jason Griggs, tras llegar a un acuerdo con la American Civil Liberties Union (ACLU) después de saberse que el centro discriminaba de forma sistemática a alumnos LGTB, castigándoles en ocasiones a leer la Biblia.

north-bend-high-school

El pasado 6 de marzo el Departamento de Educación de Oregón envió una carta al superintendente del distrito, Bill Yester, relatando los casos de abusos y discriminaciones que ocurrían en el centro y habían sido relatados por diferentes estudiantes. Esa carta fue publicada por el periódico local The World, y en ella se hablaba de una estudiante (sin identificar) a la que obligaron a leer pasajes de la Biblia como castigo por mostrarse abierta respecto a su orientación sexual. “La estudiante 3 no tuvo más opción que obedecer a la forma de castigo establecida por el director del centro“, explicaba el texto.

Esa “estudiante 3” es Hailey Smith, que detalló todo lo ocurrido en una carta publicada por la ACLU. Hailey explicó que además de obligarle a leer la biblia, en una ocasión paseaba de la mano con su novia por un parque cercano al instituto cuando un coche se lanzó hacia ellas. El conductor del coche, que parecía que iba a atropellarlas, era el hijo del director del centro; que pasó con el coche muy cerca de la pareja y les gritó “faggot!” y se alejó. Cuando Hailey se quejó a Jason Griggs, éste le dijo que ser homosexual era una elección y que como ella era abiertamente homosexual iba a ir al infierno.

Por si todo eso fuera poco, durante una clase de educación cívica, el profesor se dirigió a Hailey para decirle que el matrimonio homosexual era “más o menos lo mismo” que casarse con un perro. Hailey protestó ante el director, que le respondió que “todo el mundo tiene derecho a tener su opinión“. Al día siguiente el profesor se disculpó por el comentario mientras Hailey salía del aula; pero añadió un “Ahora no vayas a casarte con tu perro“.

Hailey presentó entonces una queja oficial al Departamento de Educación de Oregón, que entonces envió la carta al superintendente del distrito. “En conclusión” finalizaba la carta, “este departamento cree que puede haber ocurrido discriminación en base al sexo y a la orientación sexual“; y urgía al distrito escolar a llegar a un acuerdo con los denunciantes en menos de 30 días. Y así ha sido: representado por la ACLU los estudiantes han conseguido que el distrito despida al Lucero y Griggs.

 Matt dos Santos, director legal de la ACLU en Oregon, ha celebrado el acuerdo tomado en nombre de Hailey su ex-novia, Liv, asegurando que los despidos mandan “un mensaje claro a todo el mundo en el distrito: si rompes la ley al discriminar a alumnos LGTBQ o haces proselitismo religiosa en la escuela, las consecuencias son serias.”Pero el acuerdo de la ACLU  con el distrito escolar no solo se limita al despido de Griggs y Lucero. Durante los próximos cinco años ese distrito recibirá atención extra por parte de la Junta Educativa y todas las escuelas que lo forman están obligadas a trabajar con la ACLU para ofrecer al personal varios cursos de sensibilización y formación contra la discriminación.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando

Cristianismo (Iglesias), General , , , , , , , , , ,

Retenido en la aduana estadounidense al volver de un crucero gay por haber nacido en Irán

Miércoles, 1 de febrero de 2017

780x580-noticias-maysam-sodagari-facebookCuando no eres víctima de la discriminación por ser homosexual, lo eres por haber nacido en una país concreto, aunque por tu orientación sexual no puedas vivir en él, como es el caso de Maysam Sodagari, residente legal de los Estados Unidos desde hace 9 años, que ha visto cómo le afectaba uno de los últimos decretos firmados por Donald Trump: el que restringe la entrada de personas musulmanas procedentes de 7 países, aunque sólo hayan salido del país para hacer turismo.

Residente legal estadounidense, Maysam Sodagari es un ingeniero químico de 32 años de edad, con domicilio en San Francisco, que se encuentra de crucero por el Caribe cuando tiene conocimiento del decreto que el presidente Donald Trump firma el viernes, 27 de enero, mediante el que restringe la entrada en suelo estadounidense a personas procedentes de Irán, Irak, Sudán, Yemen, Siria, Libia y Somalia durante 90 días, incluyendo aquellas personas que tienen en regla su visa o incluso su permiso de residencia. A pesar de que no vuelve de ninguno de esos países, sino de México, el hecho de que ha nacido en Irán le hace pensar que se va a tener que enfrentar a algún tipo de « escrutinio extremo», tal y como lo llama el presidente, cuando su barco arribe a puerto, el domingo, 29 de enero. Y no se equivocaba.

Sodagari entra en los Estados Unidos con una visa de estudiante en 2008. Se traslada a San Francisco tras terminar su doctorado de la Universidad de Akron, donde trabaja actualmente en una empresa farmacéutica. Tras un largo proceso de investigación, recibe la conocida como «green card» en 2015. «Dejé el puerto con un estatus legal para un crucero gay. Ahora, quizá no pueda entrar a Estados Unidos mañana. Mi futuro no está claro por un cambio repentino de la ley. Si me detienen y devuelven a Irán, al menos he vivido la vida al máximo como un hombre gay en los Estados Unidos, y quiero darles las gracias a todos ustedes por ser parte de esta experiencia», así de rotundo y conmovedor era el mensaje que publicaba desde Cuba en su perfil de Facebook. Familiares, amigos y un gran número de desconocidos le demuestran su apoyo en las redes sociales, llegando algunos a ponerse en contacto con la American Civil Liberties Union (Unión Estadounidense por las Libertades Civiles, en español, ACLU por sus siglas en inglés) para que interceda en su nombre.

«Estoy retenido a la salida del barco, mientras que a otros les permiten salir…», publica poco después de registrar su entrada en la Terminal 18 del Puerto de Everglades, para ser después escoltado a la zona de Aduana y Protección Fronteriza, desde donde continua publicando sus sensaciones sobre la experiencia por la que está pasando. «Quizás sea parte de una comprobación aleatoria, no estoy seguro de que esté relacionado con mi caso de inmigración», publica justo antes de subir un breve vídeo en el que saluda y muestra lo que parecen varias filas de maletas a la espera de ser revisadas y un segundo vídeo en el que parece estar esperando una cola para, a continuación, explicar que le han pedido que vaya a esperar a una habitación porque consideran que la espera se podría alargar un poco. A pesar de las circunstancias y la incertidumbre, asegura que siente «el apoyo de todo el mundo aquí, de los funcionarios, del sheriff y de otros pasajeros. Gracias a todos. Sigo esperando en la habitación», para tres horas más tarde indicar que era «libre para volver a casa», terminado felizmente su periplo.

Reince Priebus, jefe de gabinete de la Casa Blanca, había indicado que las personas de los países indicados en el decreto del presidente que tuvieran permiso de residencia podrían entrar en el país tras someterse a una revisión adicional, además de advertir que los agentes de aduana tenían «autoridad» para retener e interrogar a quienes consideraran sospechosos, siempre y cuando no sean cristianos, que sí están bendecidos para poder pasar. Entre tanta confusión, el sábado, 28 de enero, ACLU interpone una demanda con el objetivo de bloquear el decreto presidencial, lo que consigue cuando una juez federal de Nueva York emite un aplazamiento de emergencia para este decreto que ha sido condenado por los magistrados de Massachussetts, Virginia y Washington, fiscales de 16 estados, una gran parte de la población estadounidense que no ha dudado en manifestado en las calles, empresas con base en Silicon Valley como Google y Facebook, entre cuyo personal se encuentran personas originarias de algunos de los países vetados, personalidades como el cineasta Asghar Farhadi, nominado en la categoría de Oscar a la mejor película en lengua extranjera por El viajante (Forushande, 2016, Irán & Francia), anunciaba que no podría asistir a la ceremonia de los premios Oscar, y la gran mayoría de la comunidad internacional.

«Este es un día extraordinario. Cuando el Presidente Trump promulga leyes u órdenes ejecutivas que son inconstitucionales e ilegales, los tribunales están ahí para defender los derechos de todos», declara Anthony D. Romero, director ejecutivo de UCLA.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.