Archivo

Archivo para Domingo, 18 de mayo de 2014

Campaña de All Out: En 77 países, ser homosexual es un crimen.

Domingo, 18 de mayo de 2014

10372186_808802925813902_7277777808875250186_nNota de Prensa:

Más de 17.068 de nosotros ya compartimos un número: el 77. Y más de 1.029.135 personas ya lo vieron.

Hoy, revelaremos la horrible verdad alrededor de ese número.

En 77 países, es un crimen ser lesbiana, gay, bisexual o trans. Pero sabemos que juntos, podemos asegurarnos de que el mundo entero sepa que en All Out lo daremos todo para reducir este número a CERO – y ellos pueden sumarse.

¡Compártelo ahora! Haz click en la siguiente imagen y compartela en Facebook.

Hay muchisimas leyes y prácticas que lastiman a las personas lesbianas, gays, bi y trans a diario, y el primer paso para terminar con ellas es hacer que el mundo se dé cuenta de que este es un ENORME problema a nivel global.

All Out fue creada porque tenemos la certeza de que hay millones de personas en el planeta que nos apoyarían si supieran cuán grande es este problema y cuán fácil puede ser ayudar.

Con esto, seleccionamos una parte impactante de este problema para que el mundo corra la voz.

Nos aseguraremos de que todo el mundo esté al tanto. Haz clic aquí y dale a “compartir” en Facebook.

Andre, Guillaume, Pablo, Hayley, Leandro, Mike, Ricardo, Sara, Tile y el resto del equipo de All Out.

P.D: Nos asociamos con ILGA y el diario británico “The Guardian” para lanzar este increible mapa interactivo que muestra que más de 2.7 billones de personas viven en países donde ser gay es un crimen. Mira la información de tu país aqui: http://www.theguardian.com/world/ng-interactive/2014/may/-sp-gay-rights-world-lesbian-bisexual-transgender

— Email anterior —- Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.

Domingo, 18 de mayo de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

cheminvc3a9ritc3a9vie

Debemos siempre estar muy seguros de hacer la distinción entra la Iglesia invisible, universal y espiritual (Ecclesia) y la organización religiosa sin ánimo de lucro que se reúne en un edificio coronado por un campanario. La diferencia es inestimable, y no tenemos derecho a cometer el error de confundir las dos. Comprende por favor que no cuestionamos el derecho de cualquier grupo religioso de reunirse en paz, de elegir a sus líderes, de recibir dinero, de tener criterios para llegar a ser miembro, de administrarse del modo que le parezca justo – hace tiempo que comprendemos que tal derecho es un derecho civil y no es  en ningún caso inalienable,  escrito o autorizado por el mismo Dios. Esto no significa que sea malo, peroo esto no lo hace espiritual. La Ecclesia no es una organización o una invención humana, sino un organismo lleno de Vida, y que adorarlo “en Jerusalén o sobre esta montaña” es menos importante para Dios que  adorarlo “en Espíritu y de verdad“.

¿Entonces dónde es la diferencia? ¿Dónde está el problema? Esto se convierte en un problema cuando el significado espiritual y escriturario  es falsamente relacionado con las costumbres sociales, con una norma cultural, con una religión de tradiciones, con una organización o con un lugar para reunirse. Cuando la línea de demarcación si difumina entre, por  una parte, laexpectativa social, la tradición o las costumbres de la Religión Organizada y por otra parte, la verdadera vida espiritual, la misma esencia de la Ecclésia o del creyente individual, entonces tal sistema tiene la posibilidad de evolucionar en una forma peligrosa de abuso espiritual o de elitismo religioso.

*

Chip Brogden

cheminveritc3a9vie

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

“El Camino”. 18 de mayo 2014. 5 Pascua (A). Juan 14, 1-12.

Domingo, 18 de mayo de 2014

27-PascuaA5 cerezoAl final de la última cena, los discípulos comienzan a intuir que Jesús ya no estará mucho tiempo con ellos. La salida precipitada de Judas, el anuncio de que Pedro lo negará muy pronto, las palabras de Jesús hablando de su próxima partida, han dejado a todos desconcertado y abatidos. ¿Qué va ser de ellos?

Jesús capta su tristeza y su turbación. Su corazón se conmueve. Olvidándose de sí mismo y de lo que le espera, Jesús trata de animarlos: ”Que no se turbe vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí”. Más tarde, en el curso de la conversación, Jesús les hace esta confesión: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí”. No lo han de olvidar nunca.

“Yo soy el camino”. El problema de no pocos no es que viven extraviados o descaminados. Sencillamente, viven sin camino, perdidos en una especie de laberinto: andando y desandando los mil caminos que, desde fuera, les van indicando las consignas y modas del momento.

Y, ¿qué puede hacer un hombre o una mujer cuando se encuentra sin camino? ¿A quién se puede dirigir? ¿Adónde puede acudir? Si se acerca a Jesús, lo que encontrará no es una religión, sino un camino. A veces, avanzará con fe; otras veces, encontrará dificultades; incluso podrá retroceder, pero está en el camino acertado que conduce al Padre. Esta es la promesa de Jesús.

“Yo soy la verdad”. Estas palabras encierran una invitación escandalosa a los oídos modernos. No todo se reduce a la razón. La teoría científica no contiene toda la verdad. El misterio último de la realidad no se deja atrapar por los análisis más sofisticados. El ser humano ha de vivir ante el misterio último de la realidad

Jesús se presenta como camino que conduce y acerca a ese Misterio último. Dios no se impone. No fuerza a nadie con pruebas ni evidencias. El Misterio último es silencio y atracción respetuosa. Jesús es el camino que nos puede abrir a su Bondad.

“Yo soy la vida”. Jesús puede ir transformando nuestra vida. No como el maestro lejano que ha dejado un legado de sabiduría admirable a la humanidad, sino como alguien vivo que, desde el mismo fondo de nuestro ser, nos infunde un germen de vida nueva.

Esta acción de Jesús en nosotros se produce casi siempre de forma discreta y callada. El mismo creyente solo intuye una presencia imperceptible. A veces, sin embargo, nos invade la certeza, la alegría incontenible, la confianza total: Dios existe, nos ama, todo es posible, incluso la vida eterna. Nunca entenderemos la fe cristiana si no acogemos a Jesús como el camino, la verdad y la vida.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Jesús es el camino, la verdad y la vida. Pásalo.

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , ,

“Yo soy el camino, y la verdad, y la vida”. Domingo 18 de mayo de 2014. 5º Domingo de Pascua.

Domingo, 18 de mayo de 2014

cristo_caminando1Leído en Koinonia:

Hch 6,1-7: Eligieron a siete hombres llenos de espíritu
Salmo responsorial 32: Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti
1Pe 2,4-9: Ustedes son una raza elegida, un sacerdocio real
Jn 14,1-12: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida

En la comunidad lucana descrita en la primera lectura, los apóstoles tienen plena conciencia que no lo pueden hacer todo y que necesitan valerse de otros para atender a las necesidades urgentes de la comunidad pero sin desatender el ministerio de la Palabra. Pero ellos no imponen. Invitan a la comunidad a escoger sus propios servidores, animadores. Les presentan a siete personas que son «autorizados» por los apóstoles para satisfacer las necesidades de la comunidad. No son servidores de segunda. Son personas encargadas o enviadas a realizar ministerios diferentes. Pero todos estaban empeñados en la difusión de la Palabra y en el crecimiento numérico y cualificado de la comunidad.

Así mismo, el autor de la carta de Pedro quiere subrayar el papel de todos los miembros de la comunidad creyente en la construcción del templo vivo de Dios. Jesús es la piedra viva, el fundamento, la base para construir la casa de Dios. Sobre esa piedra se instalan las demás piedras, los seguidores de Jesús. De manera pues que no somos sólo espectadores de la construcción. Somos artífices y al mismo tiempo materia fundamental para alcanzar la construcción del gran edificio humano, levantado sobre la roca, Jesucristo, sostenido por la columna del Espíritu Santo y estructurado con la activa cooperación de cada uno de los bautizados. El sacerdocio, más que un honor, un privilegio, una casta… es un dinamismo desatado por el Espíritu para el servicio de la comunidad eclesial. Todos somos ministros, todos sacerdotes, todos servidores en una densa experiencia fraternal al servicio del Reinado de Dios.

El evangelio de Juan revela la situación crítica que vive la comunidad naciente provocada por el ambiente hostil y peligroso en que se va desarrollando. Jesús no sólo es la piedra fundamental, sino que Jesús es también camino, verdad y vida. Los discípulos están confundidos ante las Palabras de Jesús. En los anteriores versículos Jesús ha anunciado la traición de Judas y la negación de Pedro. Este episodio refleja la situación de crisis de los discípulos porque no entienden el camino de Jesús. Las palabras que Jesús pronuncia pretenden alentarles en la esperanza, fortalecerlos en medio de la angustia, devolverles el horizonte de vida.

Jesús es camino, es decir, es proyecto, horizonte de vida para muchos. Su muerte está llena de sentido porque en ella se manifiesta el amor de Dios por la Humanidad y les devuelve la razón de vivir en momentos de confusión y desesperación.

Jesús es verdad: la mentira, el engaño, la corrupción se apodera del corazón de la persona humana. La Palabra anunciada y testimoniada por Jesús, que es la Palabra del Padre, se convierte en criterio de verdad, en transparencia que devuelve la luz.

Es vida: frente a las fuerzas de la muerte que causan terror, Jesús da sentido a la vida, se revela como Señor de la vida y vencedor de la muerte. Y en él todos los que apuestan a favor de un proyecto de vida, de verdad y amor como horizonte que puede salvar a la Humanidad del caos, la injusticia, la corrupción, la exclusión y la maldad.

Quién cree en Jesús cree en el Padre y será transparencia del Resucitado. En el fondo eso es ser cristiano, que es una forma de ser en plenitud hijos/hijas de Dios. Pero la propuesta de Jesús no es un asunto meramente individual, intimista, espiritualista. El proyecto de su seguimiento es exigente y radical. También la persona cristiana, integrada al cuerpo comunitario, debe ser camino, verdad y vida. Estamos llamados a ser una alternativa de vida, junto con otras alternativas de vida -representadas por otras personas y comunidades inspiradas por otras religiones- en medio de un mundo desorientado que con frecuencia no encuentra el sentido de la existencia. Somos servidores de la Vida aún en medio de la muerte que siembra el egoísmo humano cuando desatiende la sabiduría que se manifiesta «por los muchos caminos de Dios». La desatención a esta sabiduría divina manifestada por tantos caminos, repercute en las crecientes injusticias sociales y guerras que pretenden justificarse con apelos a la defensa de la libertad y de la seguridad, o a la imposición de la democracia o de la «libertad de comercio»… pero que en el fondo esconden mezquinos intereses económicos y hegemónicos de las grandes potencias y plagan de hambre y de miseria a los pueblos pobres.

Nuestra misión, pues, como personas cristianas, es juntarnos con muchas otras personas y comunidades creyentes, practicantes de otras religiones, y ser alternativa de vida, de resistencia y esperanza para todos.

En una época como la que vivimos, marcada por la entrada en curso en un nuevo paradigma, el paradigma pluralista, hemos de leer y proclamar con cuidado tanto la expresión de Pedro de un «linaje escogido», como la expresión de Juan, que él pone en labios de Jesús: «Yo soy ‘el’ Camino»… Esta última sobre todo no deja de ser una expresión propia de un lenguaje confesional, un lenguaje de amor y de fe, cultual, y en ese contexto hay que entenderla. No hay que perder de vista que, en otro sentido, son muchos los caminos de Dios, «sus caminos, que no son nuestros caminos», y que nos pueden sorprender siempre con el descubrimiento de «nuevos caminos» de Dios. Recomendamos la lectura de la serie «Por los muchos caminos de Dios», de la Asociación Ecuménica de Teólogos del Tercer Mundo, en la colección «Tiempo axial» (http://latinoamericana.org/tiempoaxial). O el libro de José María VIGIL Teología del pluralismo religioso, disponible en la red (http://cursotpr.adg-n.es/?page_id=3). Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , ,

Tú eres mi verdad y mi casa, tú eres el camino.

Domingo, 18 de mayo de 2014

10342455_285294378314428_5787848721486897512_nDel blog de Xabier Pikaza:

Presenté ayer una reflexión del evangelio del domingo 5 de Pascua (Juan 14,1-12), y hay dos “amigos” que siguen discutiendo en los comentarios. No voy a terciar, “sabios” son (aunque distintos, y uno tiene a mi juicio más razón que el otro). Pero puedo retomar y exponer algunos matices del pasaje:

Mi verdad es el otro,

es por ejemplo la mujer sudanesa a la que van a condenar por convertirse al evangelio (como condenaron hace un tiempo en Sudán al presidente por decir que se debía humanizar el Islam en la línea de las suras primeras de Medina…).

Pero mi verdad falsa son también los jueces que la acusan y quieren condenarla. Mi verdad torcida, que me obliga a superar mis violencias y a convertirme. Esos jueces se han parado en un Muhammad falso, falsísimo, en un Corán mentiroso (no el verdadero Corán), sin pasar por el Jesús de Jn 8…

En la casa de mi Padre hay muchas moradas

Las hay en el cielo, y espero en su gracia, pues él sabrá, podrá, ser padre de todos, y en sus manos me pongo y pongo a los hombres y mujeres de esta triste historia.

Pero quiero y necesito que haya también una morada y casa digna en esta tierra, para todos, para jueces convertidos y para mujeres que quieren ser cristianas (o musulmanas)…entre el Vaticano y la Meca, entre USA y Afganistán…, una casa-tierra donde todos puedan vivir, comunicarse, compartir, en Ucrania y Rusia…, casa para todos con respeto mutuo, con fuego y pan, con cama y mesa… Una casa para las niñas secuestradas y liberadas en un lugar de África, para obligarlas a ser musulmanas de secta, no del Dios clemente y misericordioso…

Tú eres mi casa, digo… pero debo hacer que mi casa sea para ti, como me dice Jesús: “fue exiliado, emigrante, y me abristes tu casa…”. Que bajo la niebla que nos enfrenta y confunde podamos darnos todos la mano.

Vosotros haréis cosas mayores que las que yo hice….

Hizo Jesús cosas grandes, pero en plan chiquito… No arregló el tema del templo, aunque fue con látigo, pero abrió una vía de luz, para que nosotros lo arreglemos; no solucionó el tema de Roma, aunque ofreció unas directrices, para mandar “al diablo” Imperio, viviendo de otra forma, en gesto de acogida cercana, de casa para los sin casa, de respeto para los no respetados (sin gigantomaquias de imperios inmensos…).

Nosotros, ahora, los creyentes, podemos y debemos hacer las cosas grandes que Jesús dejó iniciadas… Cosas mayores que las suyas, si nos decidimos y creemos, y nos dejamos transformar por su Espíritu. Éste es el momento, a comienzos del siglo XXI, momento de empezar a ser cristianos, en fe y confianza abierta a todos, en humanidad…

Podemos hacer, si hay petroleo y dinero, casas grandes y altas… dicen que en China, en Omán o en Arabia pueden hacer casas de un kilómetro de altas, con muchas “moradas”… pero nos cuesta hacer casas sencillas, humanas, donde podamos vivir todos en concordia.

Yo soy el camino, tú eres camino, nosotros somos camino…

Los sabios del mundo han hallado, con dineros del gran capital, un camino que lleva a la luna, muy lejos, caminos de drones con armas

Pero necesitamos hallar el camino que nos lleve a la puerta del vecino, para darnos cada mañana un saludo, y aprender unos de otros… Sí, tutto il mondo è paese, todo el mundo es aldea global. Empecemos por hacer casa en esta tierra de Dios, descubriendo que yo sólo podré tener casa y verdad si abro un espacio para que todos sean verdad, tengan casa.

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , ,

Dom 18.5.14. Tú eres mi verdad, una casa de muchas moradas.

Domingo, 18 de mayo de 2014

amigo-tu-eres-realmente-el-mas-ciertoDel blog de Xabier Pikaza:

Dom, 5 de Pascua. Juan 14,1-12. Jesús nos dice este domingo varias cosas fundamentales, entre ellas:

1. En la casa de mi padre hay muchas moradas... Eso significa que la verdad es sinfónica, es múltiple. Caben en ella diversas tendencia, lugares distintos… No se puede imponer en ella la dictadura de la verdad única, la única morada.

2. Yo soy la verdad… Eso significa que también tú eres la verdad. La verdad es de personas no de ideas o sistemas, no de estados ni de capitales… La verdad eres tú, somos nosotros, todos los hombres y mujeres; que podamos vivir en sinfonía, en abundancia, sin excluir a nadie.

3. Yo soy el camino… Jesús ha podido atreverse a decir “yo” porque ha dado la vida, porque no es un “yo” que se impone, sino que se ofrece, acompaña, comparte… un camino que lleva a las múltiples moradas de la concordia, cien caminos, mil caminos de iluminación y de concordia…

4. El que cree en mí hará las cosas que yo hago… y aún mayores. Jesús no dice “yo” y cierra la puerta. Dice yo y añade “hagamos”, haced vosotros. Por una parte él parece todo, y sin embargo nos dice que podemos ser más grandes, que debemos hacer cosas más grandes que las suyas. Él no es tope, es principio…Nos dice “haced”, hagamos pues, seamos y vivamos, en la vía de las múltiples verdades que se unen en la verdad de dar/regalar y compartir la vida.

Buen domingo a todos.

imagesJesús dice yo soy la verdad…

ocultándose a sí mismo, para que podamos ser nosotros, haciendo camino… y respondiendo tú eres la verdad.

La verdad no soy nunca yo para mí mismo, sino que la verdad es siempre el otro, aquel que me sale al encuentro y me espera y necesita, aquel que me hace amar.

Jesús muerto y resucitado puede decir así “yo soy la verdad”, para que cada uno descubramos la verdad en el otro. De aquí brotan y aquí se condensan los temas del evangelio de este domingo.

Temas principales.

Quizá nunca se han dicho las cosas que dice nuestro texto, condensadas, luminosas, palabras como rayos que rasgan la oscuridad e iluminan la noche de la vida. Éstos son algunos de los temas:

Las moradas del Padre. “En la casa de mi Padre hay muchas moradas o estancias…”. Parece que en la tierra no hay sitio para todos…
Por eso luchamos por obtener un lugar. Pero en la casa del Padre hay lugar para todos… hay muchas moradas, de manera que cuanto más tiene uno más pueden tener los otros.

Jesús, el Camino. Caminantes somos (¡navegantes!), y todos los caminos y los mares se centran y condensan para los creyentes en el Cristo. Por eso, quien toma su estela, que es estela de Evangelio, está ya en manos del Padre.

dos maestros que preguntas.
En este evangelio se elevan dos voces que preguntan: uno es Tomás, otro es Felipe. Significativamente, ellos aparecen más tarde como autores de los dos evangelios gnóstico, apócrifos, más significativos de la Iglesia (esos a los que apelan todos los que buscan tradiciones ocultas de Jesús). Pues bien, aquí no aparecen como autores de evangelio, sino como discípulos del único Cristo.

Jesús dice “yo soy”: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida… Éste es el Jesús pascual que se atreve a decir “yo”, como el Dios del Antiguo Testamento (¡Yo soy el que soy!), pero no un yo aislado en sí, sino abierto al Padre (un yo-camino) y dirigido a todos los que quieran acogerle (un yo-ensanchado, que se hace verdad y vida para todos).

El que me ve a mí ve al Padre… Ésta es la experiencia de los cristianos: ver a Jesús resucitado es ver a Dios. Quien ha visto de verdad a un hombre o a una mujer ha visto a Dios, porque se ha revelado en la vida de los hombres.

El que cree en mí hará las “obras que yo hago”. Jesús no está cerrado, como maestro exclusivo, sino como maestro que ofrece y comparte, que enseña y promueve. Por eso, sus seguidores, que somos nosotros, podemos hacer no sólo sus obras, sino aún mayores… La obras del Espíritu de Dios.

Al que le importen esos temas vaya al texto

a. Introducción. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.”

b. Pregunta 1, con respuesta. — Tomás le dice: “Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?” Jesús le responde: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.”

c. Pregunta 2, con respuesta.— Felipe le dice: “Señor, muéstranos al Padre y nos basta.” Jesús le replica: “Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia.

d. Conclusión. — El Padre, que permanece en mí, él mismo hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre.” (Jn 14, 1-12).

a. Introducción, las moradas del Padre.

En la casa de mi Padre hay muchas moradas o estancias; hay lugar para todos, quizá de formas distintas, por caminos diversos, pero hay lugar abundante. La casa de Dios es amplia, hay en ella lugar para altos y bajos, montes y ríos, llanuras. Es la casa de todos los hijos, es decir, de todos los seres humanos, casa de reconciliación y justicia, abierta ante todo para aquellos que han sido y son oprimidos.

Los que no caben en la casa de este mundo (los expulsados de todas las casas del capital) pueden entrar y entran de balde en la casa de la Vida de Jesús. Leer más…

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , ,

Iglesia naciente, sufriente, creyente. Domingo 5º de Pascua

Domingo, 18 de mayo de 2014

Caminando-con-Jesus-300x300Del blog El Evangelio del Domingo, de José Luis Sicre sj:

Como indiqué el domingo pasado, las tres lecturas de los domingos de Pascua nos hablan de los orígenes de la Iglesia, de las persecuciones de la Iglesia, y de nuestra relación con Jesús.

Iglesia naciente

La primera lectura nos cuenta la institución de los diáconos y el aumento progresivo de la comunidad, subrayando el hecho de que se uniesen a ella incluso sacerdotes.

En aquellos días, al crecer el número de los discípulos, los de lengua griega se quejaron contra los de lengua hebrea, diciendo que en el suministro diario no atendían a sus viudas. Los Doce convocaron al grupo de los discípulos y les dijeron:

No nos parece bien descuidar la palabra de Dios para ocuparnos de la administración. Por tanto, hermanos, escoged a siete de vosotros, hombres de buena fama, llenos de espíritu y de sabiduría, y los encargaremos de esta tarea: nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la palabra

La propuesta les pareció bien a todos y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y de Espíritu Santo, a Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Parmenas y Nicolás, prosélito de Antioquía. Se los presentaron a los apóstoles y ellos les impusieron las manos orando. La palabra de Dios iba cundiendo, y en Jerusalén crecía mucho el número de discípulos; incluso muchos sacerdotes aceptaban la fe.

La comunidad de Jerusalén estaba formada por judíos de lengua hebrea y judíos de lengua griega (probablemente originarios de países extranjeros, la Diáspora). Los problemas lingüísticos, tan típicos de nuestra época, se daban ya entonces. Los de lengua hebrea se consideraban superiores, los auténticos. Y eso repercute en la atención a las viudas. Lucas, que en otros pasajes del libro de los Hechos subraya tanto el amor mutuo y la igualdad, no puede ocultar en este caso que, desde el principio, se dieron problemas en la comunidad cristiana por motivos económicos.

Los diáconos son siete, número simbólico, de plenitud. Aunque parecen elegidos para una misión puramente material, permitiendo a los apóstoles dedicarse al apostolado y la oración, en realidad, los dos primeros, Esteban y Felipe, desempeñaron también una intensa labor apostólica. Esteban será, además, el primer mártir cristiano.

Iglesia sufriente

La primera carta de Pedro recuerda las numerosas persecuciones y dificultades que atravesó la primitiva iglesia. Lo vimos el domingo pasado y lo veremos en los siguientes. Pero este domingo, aunque se menciona a quienes rechazan a Jesús y el evangelio, la fuerza recae en recordar a cristianos difamados e insultados la enorme dignidad que Dios les ha concedido: «Vosotros sois una raza elegida, un sacerdocio real, una nación consagrada, un pueblo adquirido por Dios para proclamar las hazañas del que os llamó a salir de la tiniebla y a entrar en su luz maravillosa».

Queridos hermanos: Acercándoos al Señor, la piedra viva desechada por los hombres, pero escogida y preciosa ante Dios, también vosotros, como piedras vivas, entráis en la construcción del templo del Espíritu, formando un sacerdocio sagrado, para ofrecer sacrificios espirituales que Dios acepta por Jesucristo. Dice la Escritura: «Yo coloco en Sión una piedra angular, escogida y preciosa; el que crea en ella no quedará defraudado.» Para vosotros, los creyentes, es de gran precio, pero para los incrédulos es la «piedra que desecharon los constructores: ésta se ha convertido en piedra angular», en piedra de tropezar y en roca de estrellarse. Y ellos tropiezan al no creer en la palabra: ése es su destino. Vosotros sois una raza elegida, un sacerdocio real, una nación consagrada, un pueblo adquirido por Dios para proclamar las hazañas del que os llamó a salir de la tiniebla y a entrar en su luz maravillosa.

Iglesia creyente

El evangelio nos sitúa en la última cena, cuando Jesús se despide de sus discípulos. Sabe el miedo que puede embargarles a quedar solos. Y los anima a no temblar, insistiéndoles en que volverán a encontrarse y estarán definitivamente juntos.

Aparece en este texto una de las mejores definiciones de Jesús, de las más adecuadas para presentar su persona: «Yo soy el camino, la verdad y la vida.»

Camino para llegar al Padre (el evangelio parece sugerir que para llegar a Dios hay muchos caminos, pero para llegar a Dios como Padre el único camino es Jesús).

Verdad en medio de las dudas y frente al escepticismo que mostrará poco más tarde Pilato preguntando: «¿Qué es la verdad?»

Vida que todos anhelamos que no termine nunca, la vida eterna, que empieza ya en este mundo y que consiste «en que te conozcan a ti, único dios verdadero, y a quien enviaste, Jesucristo».

Como ocurre siempre en el cuarto evangelio, el texto supone también un reto para la fe. Nos invita a creer en Jesús como se cree en Dios; a creer que, quien lo ve a él, ve al Padre; quien lo conoce a él, conoce al Padre; que él está en el Padre y el Padre en él. Y al final, el mayor desafío: creer que nosotros, si creemos en Jesús, haremos obras más grandes que las que él hizo. Parece imposible. El padre del niño epiléptico habría dicho: «Creo, Señor, pero me falta mucho. Compensa tú a lo que en mí hay de incrédulo».

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
-«Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.»
Tomás le dice:
-«Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?»
Jesús le responde:
-«Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»
Felipe le dice:
-«Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»
Jesús le replica:
-«Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre.»

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , , ,

“Iglesia de pastores y ovejas”, por José Arregi

Domingo, 18 de mayo de 2014

objetos-perdidosLeído en su blog:

En la liturgia de este domingo, el evangelio de Juan pone en boca de Jesús: “Yo soy la puerta del redil. Y soy el buen pastor, no un mercenario. Mis ovejas me conocen, escuchan mi voz y me siguen”. Jesús nunca habló exactamente así, pero era un hombre de campo y residía en Cafarnaún, junto al lago de Galilea, y hablaba de lo que veía: labradores y semilla, pescadores y peces, pastores y ovejas. Hablaba de lo que veía para decir lo que esperaba: un mundo justo y bueno, sin hambre ni enfermedad.

Pastores y ovejas. A la jerarquía católica le encanta este lenguaje y lo explota al máximo. “Nosotros somos los pastores, como Jesús, y vosotros sois las ovejas. Escuchadnos, seguidnos, y os salvaréis. Lo dijo Jesús”. No, Jesús no lo dijo. Habló, eso sí, de pastores que buscan a la oveja perdida, y de cómo la prefieren a todas las otras, y de cómo se alegran al encontrarla, como el padre al recuperar al hijo perdido, como la mujer al hallar la moneda perdida, una moneda que era todo su sustento.

Jesús no imaginó ninguna iglesia del futuro, ni pudo pensar que en ella fueran a haber pastores que mandan y ovejas que obedecen, y que éstas nunca pudieran elegir a sus pastores. “Todos vosotros sois hermanas y hermanos, y nadie debe estar por encima ni por debajo de nadie”, dijo Jesús. Y así fue en las primeras generaciones de la Iglesia, en las que las comunidades elegían a sus responsables. Nada de pastores y ovejas.

Luego cambiaron las cosas. Los pastores empezaron a nombrarse unos a otros, y a convertir en ovejas a todos los demás. Así hasta hoy. Y al anuncio del Evangelio, al anuncio de la esperanza sanadora y subversiva de Jesús, lo llamaron “pastoral”, y el Evangelio se convirtió en pastoreo, en cuestión de poder, en gestión de asuntos, siempre desde arriba, todo en nombre del “Buen Pastor” debidamente domesticado.

Así hasta hoy. Justamente hoy, el “domingo del Buen Pastor”, se celebra en la Iglesia católica la Jornada Mundial de oración por las vocaciones. ¿Qué vocaciones? Vocaciones de pastor, claro está. No lo dicen así, pues quedaría feo. Pero no hubieran designado el domingo del Buen Pastor como día de las vocaciones, si no estuvieran pensando ante todo, o exclusivamente, en las vocaciones de pastor. Por mucho que se adorne el lenguaje, la “pastoral vocacional” tiene como objetivo llenar seminarios y noviciados. ¿Para qué? Para la supervivencia del sistema eclesiástico con su clero y sus congregaciones religiosas. Cosas del pasado milenario, de épocas agrícolas y pastoriles.

Para mantener ese pasado, será preciso que los seminarios y noviciados se llenen de ovejas con aspiraciones de pastor, jóvenes sumisos necesitados de reconocimiento y de poder. Es lo que observo con tristeza. Necesitan creerse los mejores (“Sal a darlo todo”, dice el lema de hoy), aunque nunca conocerán las penalidades del paro y del desahucio, cosas de gente común. Mirad en qué Dios creen, a qué Iglesia aspiran, en qué mundo viven los jóvenes seminaristas y el clero más joven y sus obispos.

“Olor a oveja” es una de las expresiones más exitosas del papa Francisco. A mí me parece de las más desafortunadas, por bienintencionada que sea. Quiere recalcar que los sacerdotes no han de buscar su propio provecho, sino el de la comunidad a la que sirven, pero olvida que las ovejas siempre han servido a los intereses del pastor y que los pastores siempre han vivido de las ovejas. Quiere subrayar que el clero debe vivir muy pegado a los laicos, pero refuerza y perpetúa la imagen de una Iglesia de clérigos y laicos, pegada a sus pastores, bajo la mitra y el cayado, con olor a pastor.

Muchos gestos y palabras del papa Francisco nos han llenado los pulmones de aire limpio y fresco, y lo agradecemos profundamente. Pero… ha pasado un año ¿y qué vemos? Sigue intacto el sistema clerical absolutista de la Iglesia católica y toda la teología que lo sustenta. O incluso se ha reforzado. Nada lo ilustra mejor que la reciente ceremonia de canonización de dos papas muertos por dos papas vivos. Demasiado papa. ¿No está creciendo la dependencia infantil respecto del papa?

Nada cambiará en la Iglesia mientras no se invierta el esquema, y no deje de haber ovejas y pastores. Mientras no recuperemos el Espíritu y la libertad de Jesús.

José Arregi

Para orar.

Bienaventuranzas de la vocación

Felices quienes en algún momento de su vida llegan a intuir, a presentir cuál es el sentido y, por lo tanto, la misión de su vida.
Felices quienes cultivan sus habilidades, sus aptitudes para desarrollarse más plenamente como personas.
Felices quienes ponen los carismas que han descubierto dentro de sí al servicio de los demás.
Felices quienes se han dejado interpelar y sorprender por hechos, experiencias, contactos personales, y han sabido responder a esa invitación.
Felices quienes han ido descubriendo a lo largo de su vida que lo más importante es ser y no solo tener.
Felices quienes sienten la responsabilidad de ayudar a mejorar la humanidad, y se embarcan en esa tarea, que les ocupará el resto de sus vidas.
Felices quienes viven su vocación con alegría, mejorando e intentando ser fieles cada día, trabajando para que no les invada la rutina, sino que se sigan renovando en cada momento.
Felices quienes descubren que cualquier vocación tiene su raíz en su fuente interior, que fluye por los manantiales innumerables de la belleza y que desemboca en el fértil delta del amor.

*

(Miguel Ángel Mesa)

***

Espiritualidad , ,

“Camino de Pentecostés. 1ª Etapa del viaje con María e Isabel”, por Arnaldo Zenteno- CEB Nicaragua

Domingo, 18 de mayo de 2014

Maria+-+IsabelLeído en la página web de Redes Cristianas:

Nota previa. Como ando de viaje, no puedo hacer unas fichas o temas completos. Simplemente les comparto unas pistas para este caminar hacia Pentecostés.

INTRODUCCIÓN. ENFOQUE.

Cuando celebramos Pentecostés muchas veces podemos quedarnos en cosas buenas pero secundarias por ejemplo a veces nos centramos en los dones del Espíritu Santo y al hacer esto pensamos más en los dones que en la acción del Espíritu Santo a nivel personal, familiar, eclesial y social. Y qué sentido tiene reflexionar en los Dones, si los desligamos de Jesús, su Caminar Histórico y nuestro Seguimiento.

También podemos tener una muy bonita celebración de Pentecostés y nos alegramos y decimos que es el principio de la Iglesia, pero puede quedar en segundo lugar la transformación de los Apóstoles y discípulos. De encerrados y con miedo, por la Acción del Espíritu Santo, se vuelven valientes Profetas, y lo que anuncian con parresia- palabra griega que le gusta mucho a Dom Pedro Casaldáliga,quiere decir audacia, valentía. Y hacía falta mucha valentía para Anunciar que el Resucitado-Jesús, es el que crucificaron, el que mandaron matar, el que entregaron a las autoridades romanas para que lo mataran. Era mucha audacia decir esto como denuncia contra las autoridades politico-religiosas(Sanedrín y Sumos Sacerdotes)y ante las Autoridades Romanas ( Pilatos y sus soldados)

Pienso que algo central en el camino de Pentecostés es centrarnos en Jesús y cómo Jesús actuó consagrado (Lucas 4, 17) y que en toda su vida se dejó guiar por el Espíritu Santo (Lucas 4, 1). Nosotros y nosotras como seguidores de Jesús deberíamos también dejarnos guiar por el Espíritu Santo para seguir fielmente el camino de Jesús.
Y esto vale a nivel personal y también muy especialmente a nivel comunidad y debería valer a nivel Iglesia toda.

En estos días estamos con alegría reconociendo los cambios que esta impulsando el Papa Francisco. Pero no sé si pensemos en él de que su actuar es por la inspiración del Espíritu Santo.

En estos breves como chispazos o etapas de la preparación de Pentecostés quiero fijarme en el Evangelio, en la vida de Jesús y también recordando como dice Pablo Richard, que los hechos de los Apóstoles más que Hechos de los Apóstoles podrían llamarse los Hechos de la acción del Espíritu Santo en la Iglesia primitiva en particular en los primeros Apóstoles y en los primeros discípulos y discípulas.

Que en esta preparación nos dejemos iluminar, guiar e impulsar por el Espíritu Santo que guió e inspiró a Jesús. Y que mejor que comenzar esta preparación con María llena del Espíritu Santo desde la Anunciación y la Encarnación de Jesús ,y fiel hasta la Cruz, y compañera de los Apóstoles y Discípulas-os en la Oración y clamor deseando y esperando la Venida del Espíritu Santo, prometido por Jesús.

PRIMERA ETAPA DE ESTE CAMINAR A PENTECOSTÉS CON MARÍA E ISABEL Y LOS PRIMEROS QUE RECONOCEN A JESÚS COMO EL SALVADOR.

1 María llena del Espíritu Santo es la Madre de Jesús

VER. Solemos pensar en María de muchas maneras y le tenemos mucha devoción. Podemos platicar un poco sobre nuestras principales devociones a María como la Purísima, la Virgen de Guadalupe, la Dolorosa, etcétera. Pero es bueno que reflexiones si al ver a María y practicar esas Devociones, pensamos en cómo esta llena del Espíritu Santo y cómo es guiada por el Espíritu Santo y así es fiel al proyecto de Dios sobre su vida.

JUZGAR.

A) MARÍA Y LA ENCARNACIÓN. En el Evangelio nos aparece muy claramente que María es madre de Jesús porque escucha la voz de Dios nuestro Padre y porque llena del Espíritu Santo se transforma en mamá de Jesús y servidora del proyecto de Jesús (Lucas 1, 34-38). Ella es libre y responsablemente la primera colaboradora en la Encarnación de Jesús.

Nosotros procuramos llevar la Buena Noticia de Jesús y procuramos también ahora especialmente que nazcan nuevas comunidades, pero al hacer esto ¿pensamos más en nuestro propio esfuerzo y en nuestras iniciativas o dejamos llevarnos por el Espíritu Santo para que nazca de Jesús en esas nuevas comunidades y en todo el actuar de nuestras Comunidades?¿Sommos con María y como ella somos colaboradores y engendradores de la vida de Jesús en nuestro medio ambiente y en nuestras Comunidades?

B) MARIA DILIGENTE SERVIDORA. Lo primero que hace María llena del Espíritu Santo es partir apresuradamente a ver a Isabel y acompañarla en su embrazo pues era un a mujer mayor. Y nosotros fieles a la acción del Espíritu Santo, ¿somos presurosos en servir a los demás y en especial a las mujeres mayores o somos lentos y remolones y esperamos que otros les acompañen y apoyen?

ISABEL LLENA DE LA ALEGRIA DEL ESPIRITU SANTO. Nosotros cuando saludamos a la gente y cuando la visitamos y cuando predicamos ¿vamos llenos del Espíritu Santo y trasmitimos la alegría de Jesús el Salvador y se puede decir de nosotros como de Isabel que hablamos llenos del Espíritu Santo al anunciar a Jesús o al reconocer a María como la madre del Salvador?

D) SIMEÓN Y ZACARÍAS Y ANA LA PROFETIZA. El Evangelio nos presenta a estos dos ancianos llenos del Espíritu Santo anunciando a Jesús el Salvador. Zacarías primero dudó, estuvo mudo en crisis, pero después lleno del Espíritu Santo proclamó Ese Cantico-Oración sobre la inmensa Misericordia de Dios bondadoso que nos ha dado al Salvador (Lucas 1,67 y siguientes)

Simeón por una revelación del Espíritu Santo que no moriría sin ver al Salvador, al Cristo, al Mesìas,y vino al Templo inspirado por el Espíritu Santo cuando María y José iban a presentar al Niño, y lo bendijo como al Salvador, Luz para todos los Pueblos(Lc.2,27-35) Además Simeón le anuncia a María las contradicciones, la espada de dolor que atravesará su corazón, pues Jesús y su mensaje serán conflictivos y contradictorios.

Nosotros asumimos esto en nuestra vida, o ¿es tan débil, tenue y poco interpelante nuestro Mensaje que no crea conflictos y contradicciones con los que se oponen al Mensaje de Jesús a su Anuncio del Reino de Dios?¿ Estamos dispuestos de corazón a asumir la contradicción y aun la persecución por el Anuncio-Denuncia fiel del Reino de Dios?

Igualmente Ana la Profetisa, Mujer también muy mayor también alabó a Dios, por este Niño, Liberador.¿Nosotros sabemos escuchar a las Mujeres Profetizas de nuestras Comunidades?

Quizá muchas veces hemos meditado en estos 3 personajes del Evangelio, 3 personas mayores, como lo son muchas personas de nuestras cEB, especialmente de las CEB antiguas, pero ¿cuántas veces reconocemos en ellas la acción del Espíritu Santo y reconocemos con alegría y gratitud como son las Mensajeras de Jesús, con sus palabras y con el Testimonio de su vida? Además de organizar con ellas Retiros y Convivencias que tienen muy merecidas y además de tenerles tanto cariño ¿sabemos recoger su Sabiduría? En esto tenemos mucho que aprender de nuestros Pueblos Indígenas.

ACTUAR. A la luz de lo que venimos reflexionando cómo actuaremos para prepararnos a la venida de Pentecostés junto con estos testigos fieles del Evangelio empapados del Espíritu

Santo para vivir plenamente como discípulas-os de Jesús portadores de su Buena Noticia.

Y qué mejor que hacerlo con María llena del Espíritu Santo que lo acompañó fielmente aun en las obscuridades de la vida, como cuando queda Jesús en el Templo sin avisarles, y cuando no comprende el caminar de Jesús con tantos conflictos guardando todo en su corazón queriendo descubrir la voluntad de Dios, y sobre todo cuando fielmente le acompaña al pie de la Cruz.

Los Hechos de los Apóstoles nos dicen claramente que María acompañó a los Discípulos y Discípulas con la Oración en la espera y el anhelo de recibir el Espíritu Santo prometido por Jesús (Hechos 1,14)

Que ella nos acompañe en esta preparación como nuestra Piadosa Madre- así se expresó al hablar con Juan Diego, su mensajero, y que nosotras y nosotros nos dejemos acompañar por ella.

Mayo 2014.

Fuente: Red Mundial de Comunidades Eclesiales

Espiritualidad , , , , , , , ,

“La Iglesia oficial cree más en el PP que en el Evangelio”

Domingo, 18 de mayo de 2014

Javier-Eubilio-Rodriguez-Evaristo-Villar_EDIIMA20140508_0231_13Javier Baeza, Eubilio Rodríguez y Evaristo Villar. / Marta Jara

Leído en El Diario.es:

Javier Baeza, Eubilio Billy Rodríguez y Evaristo Villar son integrantes del Foro de Curas, plataforma crítica con la jerarquía eclesiástica

Se definen como curas “de la intemperie”. Trabajan en barrios humildes de Madrid con las personas más afectadas por la pobreza y la exclusión, participan en las protestas contra los desahucios y mantienen vínculos con movimientos como el 15M

Texto publicado en ‘Qué está pasando en la Iglesia’, el número 5 de la revista ‘Cuadernos’ de eldiario.es: aquí tienes la lista de librerías y quioscos donde puedes encontrar la revista

Olga Rodríguez

La parroquia de San Carlos Borromeo, en Entrevías, donde nos reunimos para realizar esta entrevista, y de la que Javier Baeza es sacerdote, es uno de los puntos de encuentro habitual del 15M del barrio y de otros grupos, como las Madres contra la Droga.

Javier Baeza, Eubilio Billy Rodríguez y Evaristo Villar son sacerdotes del Foro de Curas, una iniciativa surgida en 2007 como reacción a las imposiciones de la jerarquía eclesiástica.  “Todo empezó porque el arzobispado estuvo a punto de cerrar esta parroquia de Entrevías. No les gustaba el tono de las liturgias, ni que se oficiara la misa con el cura vestido con vaqueros y la comunión con rosquillas. Ante la amenaza de cierre, vinimos unos cuarenta curas, en vaqueros, a ofrecer nuestro apoyo, y de paso a protestar contra el ahogo de todo pluralismo en la Iglesia”, explica Eubilio.

Desde entonces el Foro de Curas de Madrid, formado en la actualidad por 125 sacerdotes, ha representado la cara transgresora de la Iglesia, la que critica el silencio de la jerarquía eclesiástica ante la injusticia social, la que difunde comunicados exigiendo cambios profundos “desde arriba”.

¿Qué es exactamente el Foro de Curas?

Eubilio: Es una plataforma en defensa del pluralismo y la democracia dentro de la Iglesia. Nos parece importante que quienes opinamos de forma diferente podamos tener voz propia ante la sociedad.

Javier: El Foro surgió como consecuencia del desencanto. Algunos recibíamos llamadas del vicario, prohibiciones, y nos parecía muy triste que sólo hubiera silencio ante cosas tan graves. A la vez necesitábamos mostrar que hay otras formas de vivir la fe, de ser Iglesia.

Evaristo: El Foro ha servido para perder el miedo. Hablamos con libertad, hemos publicado bastantes documentos, apoyamos movimientos sociales reivindicativos, estamos con el movimiento del 15M, con los desahuciados, con los inmigrantes, sin renunciar a nuestra teología.

¿Con qué obstáculos se han topado como sacerdotes?

Evaristo: Muchos somos hijos del Vaticano II, defensores de una organización democrática de la Iglesia, sin distinción entre hombre y mujer, entre laico y clero. Nos encontramos con muchos muros en el pasado. A mí me cerraron la parroquia universitaria, que acogía a las comunidades de base, y me quitaron una revista, Misión Abierta. Las luchas que hemos llevado iban en esa línea. Hoy todavía se identifica a los católicos con el PP, y eso nos repatea, porque nosotros luchamos por otra cosa, por la libertad, por la igualdad, por la justicia.

Eubilio: Recuerdo que, cuando llegó Rouco como obispo, hubo una reunión de lo que se llamaba “los 300”, era un número simbólico en realidad, éramos sacerdotes críticos, y alguien escribió en la pizarra: “Vencido y cautivo el ejército enemigo, las tropas nacionales han alcanzado sus últimos objetivos”, en referencia a la llegada de Rouco.

Esta parroquia de Entrevías, ¿ha vuelto a encontrarse con más problemas?

Javier: Ahora hay un silencio atroz. Hace dos años llamó el vicario para prohibirnos un curso de teología que impartía Juan José Tamayo, capaz de juntar a setenta personas cada 15 días, ya lo quisieran muchos… Le dije que queríamos hablar con Rouco, le enviamos una carta y nunca obtuvimos respuesta. El vicario dijo que el curso no podía darse porque “no era católico”. Yo decidí no obedecer, porque era algo que congregaba e interesaba a la gente. Ahora tenemos un encontronazo con el tema de Cáritas, porque, como somos centro pastoral, no parroquia, nos ponen problemas.

¿Cuáles?

Javier: Atendemos a gente que no está empadronada en la demarcación de la parroquia, y nos ponen peros por ello. Pero es que somos un centro pastoral dedicado a la atención, a la marginación, y ésta no tiene límite de calles.

¿Representa la Iglesia como institución los valores del cristianismo?

Javier: Como institución, no. Pero muchas personas que estamos dentro, sí; gente que nos vinculamos con otros colectivos, desde abajo.

Evaristo: La Iglesia es muy diversa. Hay valores del Evangelio en la Iglesia que no están tanto en los templos. Nosotros estamos contra los desahucios, con los inmigrantes, con los sin techo. Estamos ahí, y ahí hay Iglesia. Pero es la Iglesia a la que se ningunea.

Eubilio: La Iglesia oficial cree, más que en el Evangelio, en el Partido Popular. Quiere tener influencia en la sociedad, en las conciencias y en la educación, y eso se lo asegura el PP. Hay una alianza que les conviene a ambos. Hay una alianza mutua que les conviene a ambos. El Gobierno les garantiza las clases de religión y la orientación moral en la sociedad y, a cambio, la Iglesia le asegura votos y apoyo desde sus medios de comunicación y desde los púlpitos de los obispos.

¿Cómo valoran la posición de la Iglesia ante la llamada crisis económica?

Javier: Yo escuchaba el otro día a Rouco, y me parecía estar escuchando a Rajoy. Decía que el túnel ya está recobrando luz y yo pensaba en toda la gente necesitada que viene a esta parroquia a diario. ¿Qué les digo? ¿Tranquilos, que dice Rouco que estamos saliendo del túnel? Hay una Iglesia muy institucionalizada que ensombrece el Evangelio.

Eubilio: Lo triste es que en las reuniones de curas nadie dice nada, les han acostumbrado a obedecer, han creado personas sin ideas propias.

Evaristo: Es el carrerismo. Hay gente que obedece para mantener su puesto o para ascender.

¿Es compatible esa postura de la Iglesia oficial con los valores del cristianismo?

Evaristo: El empeño principal de la jerarquía eclesiástica es mantener sus privilegios en la enseñanza, con los colegios concertados, con las clases de religión en la escuela pública, sus privilegios para no pagar el IBI [Impuesto de Bienes Inmuebles], los acuerdos con la Santa Sede.

Javier: La Iglesia como institución no ha dicho nada contra el capital, nada de las familias desahuciadas, nada de las preferentes. Vuelven a hablar del aborto, de la homosexualidad. Quizá este año el día de la misa de las familias tendríamos que acudir con las familias desahuciadas, con las que no tienen para comer, con las que están yéndose a dormir a las siete de la tarde porque no tienen para pagar la luz, y decir: “Oigan, que estas también son familias”. Porque parece que solo ellos son familias.

“La Iglesia como institución no ha dicho nada contra el capital, ni los desahucios, ni las preferentes”

Javier Baeza

¿Cuáles son los cambios más urgentes que deberían abordarse?

Eubilio: Como hemos escrito en varios documentos, la Iglesia tiene que abrir el camino al pluralismo y la democracia. Tiene que abandonar su amancebamiento con la derecha casposa.

Evaristo: Tiene que admitir la igualdad de la mujer en la comunidad cristiana, debe reconocer a los homosexuales, los divorciados, las realidades que hay. Y admitir que la Iglesia de Jesús no está tanto en las iglesias, sino en la calle, con los sin voz. A lo mejor para todo esto tendrían que cargarse la jerarquía. Un obispo no tiene por qué ser un administrador, sino un animador de la comunidad. Y puede ser obispo u obispa, sacerdote o sacerdotisa, o ninguno de los dos, solo una persona que elige la comunidad  por un periodo de tiempo. La Iglesia no debe depender de un monarca. Es una perversión haber llegado a la monarquía papal, al absolutismo. Además, hay instituciones que no tienen validez. Por ejemplo, desde su punto de vista ¿qué función creen que tiene un cardenal?

Javier: La Iglesia tiene que ser más misericordiosa, lo dijo el Papa. Que se haga pobre, que se ponga a la altura de los últimos. Eso conlleva la renuncia a los beneficios que tiene, a esa mentalidad, al poder que ejerce sobre la conciencia de muchas personas. Tenemos una parte de la Iglesia que no se pone en el lugar del otro, está muy crecida, encantada de haberse conocido.

¿Qué opinión les merece el papa Francisco, que acaba de cumplir un año en el Vaticano?

Javier: No sabemos qué marca de zapatos usa, eso es buena señal, aunque en realidad no llevar zapatos de marca o no mostrarlos no es un gesto revolucionario. El problema era lo otro, que era escandaloso, sabíamos que eran zapatos rojos y de Prada.

Eubilio: Hay cosas que están bien. Por ejemplo, lo que ha dicho sobre la curia eclesiástica, lo que han hecho con el Banco del Vaticano… Pero otros aspectos no están tan bien: el discurso del enviado del Papa a las beatificaciones de los curas de aquí, en Barcelona, fue penoso, parecía que se lo había redactado Rouco. Y que haya nombrado coordinador de su grupo de asesores al cardenal [Óscar Andrés Rodríguez] Maradiaga, de Honduras, quien apoyó el golpe de Estado contra Zelaya en 2009 y que calla ante las desapariciones y muertes de líderes campesinos y sindicales.

¿Consideran que el Papa tendrá capacidad o voluntad para cambiar algo de fondo dentro de la Iglesia?

Eubilio: Hay gestos interesantes. La pregunta es si serán sólo gestos o un cambio de gestión real. No depende sólo de él, sino de toda la estructura. Los poderes económicos y políticos no les van a permitir muchas alegrías, no les interesa que la Iglesia cambie. No se pueden permitir que una institución con más de un billón de seguidores en todo el mundo se les vaya de las manos.

Evaristo: Da la impresión de que el cónclave se dio cuenta de que la situación estaba tan mal que había que cambiar. El mensaje es que hay que reformar la curia. La Iglesia se estaba desangrando, estaba perdiendo fieles cada año en América Latina, aquí mismo. Creo que ha habido un mensaje partidario del cambio como necesidad.

Javier: Yo no pondría toda la fuerza en esperar qué nos traerá el Papa. Los cambios dependen no sólo del Papa, sino de la presión que ejerzamos desde abajo, para exigir pasos irrenunciables: incorporar a la mujer en nuestras comunidades, la participación de las parejas del mismo sexo en nuestras celebraciones, etcétera.

¿De qué modo se puede ejercer esa presión de la que hablan?

Eubilio: Sería interesante crear una plataforma de debate libre dentro de la Iglesia, entre las diversas posturas. Aspiramos al derecho de ciudadanía en la Iglesia.

Evaristo: Sería importante la coordinación con movimientos y grupos católicos que estén en la misma línea. Hace poco firmamos una carta apoyada por millones de católicos de todo el mundo en la que se decía al Papa que ya estaba bien del papel que la Iglesia asigna a la mujer, de la postura ante los métodos anticonceptivos, de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo, etc.

Javier: Para mí hay un movimiento claramente ejemplificador: la desobediencia. Sólo se podrá conseguir algo si desobedecemos. Se nos ha maleducado mucho en la sumisión. Por eso hay que empezar a dar pequeños pasos de desafío: que un día presida una mujer, que al día siguiente celebren su unión dos mujeres… Es difícil conseguir eso en una institución tan vetusta como la Iglesia española, que parece la reserva espiritual de Occidente….

Eubilio: Es que desde Recaredo… [ríen los tres] 1.400 años deteriorando la situación, imagínate [más risas].

Javier: Por lo demás, creo que es interesante entender qué compartimos. Por ejemplo, en esta parroquia todos somos creyentes, unos religiosos, otros no, pero creemos en el otro, en la dignidad, en la justicia, en que se puede vivir de otra manera. Son elementos de nuestra creencia vinculantes y plurales.

General, Iglesia Católica , , , , ,

“La preocupante “patente de corso” en las homilías”, por Juan Rubio.

Domingo, 18 de mayo de 2014

sacerdote-homilia-300x190Hay predicadores que en la homilía riñen a los que están y acusan a los ausentes

JUAN RUBIO, director de Vida Nueva | Sucede con lamentable frecuencia. Sería de necios culpar a la “prensa impía y blasfema” de las esperpénticas opiniones de clérigos, de alto o bajo rango, sobre los temas más diversos. Los vídeos refrendan titulares con afirmaciones contundentes, con especial saña en lo que se refiere a mujeres, inmigrantes u homosexuales.

Poco hablan de otros colectivos en donde abundan depredadores condecorados y bendecidos por dádivas que ocultan ultrajes. Siempre, pero más en una sociedad plural, el Evangelio es más propuesta que norma a imponer. Parecen volverse locos cuando ven grabadoras o cámaras. Afectados por el síndrome de los templos vacíos, aprovechan masivas celebraciones socio-religiosas para gritar desaforados contra todo lo que se mueve y que no es de su gusto. Bien es verdad que no es lo mismo una entrevista que una homilía, aunque dudo que deba haber “patente de corso” en todos los escenarios.

Cada vez urge más el Directorio sobre la Homilía que se pidió en el Sínodo de 2008. En la Verbum Domini se pide expresamente evitar “homilías genéricas que oculten la sencillez de la Palabra de Dios, así como inútiles divagaciones, que corren el riesgo de atraer la atención más sobre el predicador que sobre el corazón del mensaje evangélico”.

san-juan-de-avila-216x300Lo decía san Juan de Ávila, cuando, colmado de alabanzas por un sermón, respondió : “Eso mismo me decía el demonio antes de subir al púlpito. Cuando las opiniones personales asoman en el púlpito se corre el riesgo de herir más que de curar, volviéndose armas letales que acosan y derriban, más que bálsamos que curan y alivian. Habrá que cuidarse, pues.

Y en las homilías, se escucha de todo. Las hay regañonas y blandas; ideologizadas e intimistas. Hay quienes las preparan hincando codos para soltar clases magistrales y quienes solo lo hacen de rodillas soltando efluvios afectivos que no interesan. Hay otros que las convierten en apéndices de opinión personal sobre noticias de prensa y quienes creen estar aún en las orillas del lago de Galilea.

Hay predicadores, y abundan, que las aprovechan para reñir a los que están, lanzando acusaciones a los ausentes. Hay, al fin, homilías que mueven más los traseros de las bancadas que los corazones de los fieles, soltando el pájaro de la jaula y, desafiando al reloj, no saben cómo hacerlo regresar.

La homilía no es ni foro de opinión, ni aula teológica, ni catequesis sistemática, ni escaparate de sentimientos. Es parte de la celebración litúrgica, pero quizás lo difuso sea el concepto de lo celebrativo. La prisa devora a muchos pastores, evitando la adecuada preparación doctrinal, orante y realista de la homilía.

Cada día el papa Francisco nos regala el texto de su comentario evangélico. Puede ser un buen recurso para quienes, devorados por la urgencia y el celo pastoral, no reparan en lo que predican y sueltan la liebre para incendiar.

 Fray Gerundio y Paravicino

Siempre hubo predicadores que confundían más que edificaban

JUAN RUBIO, director de Vida Nueva | El padre Isla inmortalizó a los clérigos que confundían a los fieles con sermones que nadie entendía y poco edificaban.

Hortensio-Paravicino-El-Greco-300x234Hortensio Félix Paravicino, por El Greco (1609).

Y lo hizo con su Fray Gerundio de Campazas [ver obra], alias Zotes, en la segunda mitad del siglo XVIII. El estrambótico predicador había aprendido el arte de la retórica de los “scabatinos”, curas que, bien por edad o por sus escasas facultades, solo podían predicar los días de escasa concurrencia. Confundían más que edificaban, con frases de mal gusto, rebuscadas y sin sentido.

Ya antes, a comienzos del XVII, otro personaje real, que no de ficción, zarandeaba desde el púlpito a todo el que se movía en la Villa y Corte. Era Félix Paravicino [ver sus obras en la BNE], retratado por El Greco en un cuadro, prototipo de retrato psicológico.

No dejaba títere con cabeza, ensañándose con escritores adversos, especialmente con Calderón de la Barca. Usó y abusó del sermón con alusiones, hipérbatos y antítesis que solo entendía la élite verbalmente zarandeada. El mismo Rey tuvo que intervenir.

Y el pueblo, mientras tanto, con el Credo y el Padrenuestro; sabiendo poco más. No es malo repasar la Historia y aprender de sus lecciones. Y en esto de la predicación… queda mucha tela que cortar.

General, Iglesia Católica , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.