Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Redada’

Redada homófoba de la policía en un bar gay en Ucrania

Miércoles, 1 de mayo de 2019

2E1A06D1-E81F-4151-B2C8-BAC11387461CLa policía ucraniana allanó recientemente Potemkin, un club gay en la ciudad de Dnipro (966.400 habitantes). Un activista local afirma que entre 25 y 30 agentes de policía irrumpieron a la una de la madrugada, obligaron a los 30 clientes a permanecer boca abajo en el suelo del club durante tres horas mientras la policía abría las ventanas al clima gélido, confiscaron sus teléfonos móviles, gritaron insultos y bromas homófobas, hirieron a un hombre y obligaron a dos clientes extranjeros a cantar el himno nacional ucraniano.

Mientras que los propietarios del club y algunos visitantes han presentado denuncias contra las acciones de la policía, la policía afirma que la redada fue para investigar las denuncias de prostitución y “gestión de burdeles”. La policía supuestamente confiscó computadoras portátiles, teléfonos celulares, condones y otros objetos del club, pero no incluyó varios artículos perdidos en su registro oficial de artículos confiscados, según el Centro LGBTQ “Nash Mir” local.

En una declaración sobre el incidente, el Centro LGBTQ Nash Mir escribió:

Resulta que la Policía Nacional de Ucrania considera los contactos sexuales de hombres adultos como actos inmorales, una actividad regular de un club nocturno (bailes y espectáculos) como un delito penal, y la distribución de preservativos como promoción del libertinaje… La policía tampoco dio ninguna explicación sobre sus acciones claramente ilegales, poco profesionales y poco éticas, ni sobre el acoso a los visitantes del club que no fueron acusados de ningún delito.

Condenamos enérgicamente estas acciones obviamente homofóbicas e ilegales de la policía en la ciudad de Dnipro. En un momento en el que no faltan los verdaderos delitos penales en Ucrania, incluidos los delitos motivados por el odio basados en la orientación sexual, la policía participó de común acuerdo en la lucha contra las relaciones sexuales homosexuales entre hombres adultos.

Queremos destacar por separado que perseguir la llamada “distribución de pornografía” y el “funcionamiento de burdeles” (artículos 301 y 302 del Código Penal, respectivamente) es un anacronismo en el mundo democrático moderno y un instrumento de presión selectiva si esto afecta a las acciones voluntarias de individuos adultos.

De hecho, las denuncias de prostitución se utilizan en todo el cercano Oriente Medio como pretexto para acosar y arrestar abiertamente a los ciudadanos LGBTQ.

El siguiente video contiene 36 segundos de imágenes tomadas por la policía durante la redada.

En la cercana Rusia a principios de este mes, la policía de la ciudad costera nororiental de Arkhangelsk, Rusia allanó el centro LGBTQ local, “inspeccionando y retirando materiales” del centro y deteniendo a “voluntarios, abogados y cinco voluntarios” en su interior, según Gay Star News.

Fuente Cromosomax

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

La policía de Camerún arresta a 25 personas sospechosas de ser homosexuales

Martes, 22 de mayo de 2018

frame-cabecera-facebookEn una redada a un club de copas y una sala de cine gay de Yaoundé, la policía arresta a 25 hombres sospechosos de ser homosexuales, de los que libera a 2 de ellos, dejando a los otros 23 bajo custodia, que son liberados tras una campaña de presión de varios grupos de derechos LGBT. La homosexualidad no es legal en Camerún.  

En la madrugada del sábado, 12 de mayo, la policía desarrolla dos redadas deteniendo a 25 personas sospechosas de ser homosexuales, la primera se produce en un club nocturno llamado Le Mistral y la segunda en una sala de cine en Yaoundé. Las fuerzas de la autoridad de Camerún deciden irrumpir en el club de nocturno tras encontrar varias personas en solicitando el acceso que les niegan por encontrarse ya cerrado, la policía rompe las puertas y arresta a siete personas en su interior, incluidos un bailarín, un camarero y un guardia de seguridad. A continuación irrumpen en una sala de cine gay cercana, deteniendo a dieciocho personas más.

«Personalmente, no juzgo a nadie y no condeno a nadie sobre la base de su orientación sexual», asegura Pargait Nana, comandante de la policía, recordando que «Camerún tiene leyes para hacer cumplir», explicando que los acusados son detenidos por no tener una tarjeta de identidad nacional, estar en posesión de narcóticos y ser homosexuales. Familiares de los detenidos se personan en las dependencias de la policía reclamando su puesta en libertad, pero los oficiales de policía les responde que son homosexuales y merecen lo que les está pasando.

«A pesar de las amenazas de la policía, mantuvimos la calma. Fuimos brutalizados y luego fuimos liberados», declara uno de los los 25 detenidos, explicando que son interrogados a lo largo de toda la noche, negándoseles comida y bebida durante todo el proceso. Tras liberar a dos de ellos, los otros veintitrés quedan en custodia durante dos días, a la espera de que testificaran ante el juez al siguiente lunes, 14 de mayo, siendo finalmente liberados tras una campaña de presión de varios grupos de derechos LGBT.

Las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo se pueden castigar con penas de prisión de hasta 5 años en Camerún. Según Michel Yogue, abogado que suele ayudar en la defensa de las personas acusadas de homosexualidad, rara vez se atrapa a alguien manteniendo relaciones sexuales, pero a menudo son arrestadas en función de estereotipos como el vestuario, sus hábitos, sus gestos o incluso su trabajo. Los peluqueros suelen ser acosados por las autoridades mientras que un juez llega a condenar a una persona por consumir Baileys, que considera una bebida habitual femenina. Simplemente tener amigos homosexuales y apoyarles puede llevarte a la cárcel, según defiende Eric Sama cuando solicita asilo en los Estados Unidos negando ser homosexual, lo que no le impide ser perseguido de la misma manera por defender los derechos LGBT en Camerún.

«No queremos homosexuales en nuestra comunidad» es el mensaje que junto con un ladrillo le lanzan a través de una ventana de su domicilio, siendo agredido por un grupo antigay, siendo retenida su madre durante dos días y emitiéndose una orden de arresto contra él después de publicar un mensaje defendiendo los derechos de los homosexuales en un publicación universitaria. A pesar de todo, el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Circuito 11 le niega finalmente el asilo al considerar de que no está en peligro si regresa a su país. Lo cierto es que la policía no llega a arrestarle al estar en el hospital recuperándose de la agresión cuando es extendida la orden de detención, además de tener en cuenta un informe del Departamento de Estado de 2015 según el que se afirma que «las condiciones en Camerún están mejorando para las personas homosexuales» al haber «disminuido drásticamente» las detenciones contra los miembros del colectivo LGBT.

La dura realidad camerunesa para las personas LGTB

El último suceso homófobo del que tuvimos noticia, fue en enero pasado cuando un grupo de militares cameruneses asaltó brutalmente un local de ambiente homosexual en la localidad de Gaorua. El asalto se saldó con un muerto, tres heridos graves —uno de los cuales ha perdido un ojo— y un número no determinado de heridos leves. No se ha abierto ninguna investigación al respecto, ni se han presentado denuncias, por lo que los asaltantes quedarán impunes de sus crímenes.

A finales de 2012, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaba su preocupación por la situación de las personas LGTB en Camerún, realmente complicada. Y es que cada poco tiempo se producen noticias de detenciones, algunas de las cuales hemos recogido a lo largo de los últimos años.

En febrero de 2012 informamos de la detención de al menos tres mujeres lesbianas. Poco antes, en enero de 2012, eran cuatro hombres los detenidos. En noviembre de 2011 tres hombres fueron condenados a cinco años de cárcel acusados de mantener relaciones homosexuales en un coche (una de las pruebas que el juez tuvo en cuenta fue que los acusados hubieran estado bebiendo Baileys, un licor considerado típicamente femenino. Por fortuna este caso fue luego reconsiderado). En octubre de 2011 se condenó a tres años de cárcel a Jean-Claude Roger Mbédé por declararse a otro hombre por SMS, pena que fue confirmada en diciembre de 2012. Lamentablemente, en enero de 2014 Jean-Claude fallecíaabandonado por su familia, por las complicaciones derivadas del maltrato sufrido.

En abril de 2011 se detuvo a otros tres jóvenes acusados de homosexualidad. En marzo de 2011 un nuevo detenido fue condenado a 36 meses de cárcel, motivo por el cual Amnistía Internacional llevó a cabo una acción. En octubre de 2010 dos jóvenes sufrían una detención y un trato degradante por parte de la Policía. En mayo de 2010 dos detenidos fueron luego condenados a cinco meses de cárcel. En marzo de 2010 otra detención se mezcló con un intento de extorsión por parte de la Policía a un ciudadano australiano. En diciembre de 2009 un joven fue finalmente liberado tras permanecer varios días en prisión en condiciones miserables.

En julio de 2013, se conoció la sentencia a prisión de dos hombres detenidos dos años antes por mantener relaciones homosexuales. También en 2013, fue sentenciado a nueve años de cárcel Cornelius Fonya, acusado de mantener relaciones con un joven de 19 años, en un juicio plagado de irregularidades. Su abogado, Walter Atoh, ha debido huir del país tras ser amenazado de muerte, mientras se dilucida la apelación. Más recientemente, en junio de 2014, se dio a conocer la historia de una pareja homosexual que se vio obligada a huir de su localidad tras ser ataca por sus vecinos y detenida por la policía.

A finales de 2015, Joshua Mbarga, un activista LGTB, sufrió la invasión de su hogar por unos delincuentes que intentaron matarle tras robarle con total impunidad. Alertada por los vecinos, la Policía intervino hasta que los asaltantes decidieron acusar a Mbarga de pretender mantener relaciones sexuales con uno de ellos. En ese momento la víctima se convirtió en objeto de investigación. En octubre de este 2016, tuvo lugar una redada masiva en un local de ambiente LGTB de Yaoundé, con un fuerte dispositivo policial que detuvo a todos los clientes y trabajadores presentes en el local. En diciembre del mismo año, fueron detenidos otros doce hombres por posesión de lubricantes y preservativos, algo considerado por las autoridades como prueba de comportamiento homosexual.  A finales de 2017, tres jóvenes fueron detenidos tras caer en una trampa tendida por miembros del ejército, por lo que deberán ser juzgados por un tribunal militar.

Uno de los sucesos más terribles tuvo lugar en julio de 2013, cuando fue brutalmente torturado y asesinado en su domicilio el activista LGTB Eric Ohena Lembembe, conocido por su labor en apoyo a los enfermos de sida y por sus continuas denuncias de las leyes homófobas del gobierno de Camerún y su pasividad ante la violencia desatada contra la población LGTB.

Y estos son solo los casos que trascienden a los medios internacionales. Según Human Rights Watch, al menos 28 personas han sido detenidas por delitos relacionados con la homosexualidad en los últimos tres años.

Además de todos estos episodios de homofobia,  también nos hemos hecho eco de la serie de vídeos “Homosexuales en Camerún: gentes como tú y yo”, breves reportajes que recogen testimonios de personas LGTB perseguidas por su orientación sexual en el país africano.

En Camerún, como citábamos anteriormente, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de “flagrante delito”. Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la Policía ignora este requerimiento. Hace ahora cuatro años las autoridades políticas de Camerún rehusaron de hecho seguir las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad y actuar contra la violencia homofóbica.

Fuente Universogay/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Arrestan a 27 jóvenes homosexuales en una redada en Bangladés

Lunes, 22 de mayo de 2017

780x580-youtube-c-1ddiazsr4-arrestan-a-27-personas-en-una-redada-contra-personas-homosexuales-en-bangladesVeintisiete jóvenes han sido detenidos en Bangladés, acusados de homosexualidad. Al parecer los jóvenes, la mayoría estudiantes de entre 20 y 30 años, se encontraban reunidos en un centro comunitario en Keraniganj, en los alrededores de Daca, la capital. La policía asegura haberles incautado “drogas ilegales” y condones, y todo apunta a que este será el argumento que utilizarán para juzgarlos. La detención del grupo de jóvenes supone un paso más en la escalada de homofobia que sufre este país asiático, de mayoría musulmana.

Un cuerpo de élite de las fuerzas de seguridad de Bangladés realiza una redada contra la homosexualidad en un centro comunitario, arrestando a 27 personas a las que acusan de posesión de drogas. El asalto al centro comunitario, protagonizado por una unidad policial de élite, el Batallón de Acción Rápida (RAB por sus siglas en inglés: Rapid Action Battalion), y se produjo este viernes tras un soplo de que se estaban realizando actividades delictivas como «consumir drogas y realizar actividades encubiertas» en un centro comunitario en Keraniganj, al sur de Daca. Al parecer, los jóvenes, la mayoría estudiantes, acudían de diferentes zonas del país y organizaban encuentros periódicos en el local, donde creían sentirse a salvo en un país que sigue castigando las relaciones homosexuales. Bangladés es uno de los varios países que mantienen todavía en vigor la sección 377, una norma heredada de la época colonial británica, que establece que “el que voluntariamente mantenga relaciones carnales contra natura con varón, mujer, o animal, será castigado con pena de prisión de cualquier tipo, desde reclusión durante diez años hasta cadena perpetua, y podrá ser también castigado con una multa”. El Gobierno de Bangladés, país de mayoría musulmana, rechazó en 2013 su derogación, pese a ser instado a ello por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Desgraciadamente los jóvenes no estaban a salvo. La policía asaltó el centro y detuvo a veintisiete de ellos, además de al responsable del centro. Según un portavoz policial, en el lugar encontraron “drogas ilegales y artículos sexuales como condones y lubricante”, según explica Jahangir Hossain Matabbar, comandante del RAB, señalando que los detenidos se reunían allí periódicamente y se comunicaban entre ellos a través de las redes sociales. Sin embargo, una vez fueron puestos en custodia de la policía, sólo fueron acusados por delitos relacionados con el uso de drogas. De hecho, y dado que los jóvenes no estaban manteniendo relaciones sexuales, el “hallazgo de drogas” será el elemento por el que serán formalmente acusados. «Hemos presentado un caso de narcóticos contra ellos, ya que el RAB encontró Yaba (metanfetamina) y marihuana entre sus posesiones», puntualiza posteriormente Mohammad Jubayer, jefe de la policía local.

Como tantos otros países vecinos de la zona, Bangladés es un país conservador de mayoría musulmana en el que las relaciones secuales entre personas del mismo sexo está considerado como un crimen según la sección 377, en vigor desde la época colonial británica, que contempla penas de hasta cadena perpetua. Aunque las personas homosexuales, bisexuales y transexuales son a menudo víctimas de una fuerte discriminación y abusos que llevan a muchos a ocultar su orientación sexual y su identidad de género por miedo a las represalias, en la práctica, muchas de las demandas contra ellos no prosperan en los tribunales.

Lo ocurrido este viernes es buena muestra de la escalada de homofobia que se vive en Bangladés, un país en el que la situación de las personas LGTB se deteriora por momentos. Un punto de inflexión, en este sentido, fue el asesinato en su domicilio de Daca, hace poco más de un año, de Xulhaz Mannan, activista y fundador de Roopbaan, la la primera y única revista de temática LGBT del país (lanzada en enero de 2014) a manos de extremistas islámicos vinculados con Al Qaeda. Junto a él fue también asesinado Tanay Fahim, otro activista que se encontraba en ese momento con él. Unos asesinatos que se producían en el contexto de una brutal campaña de violencia desatada por islamistas armados contra líderes de opinión contrarios al fundamentalismo islámico.,  Debido al crecimiento del extremismo religioso en la zona, muchos activistas han huido del país después de haber recibido amenazas de muerte. Desde 2013, alrededor de 70 personas han sido asesinadas en Bangladesh por grupos extremistas, siendo algunos de estos crímenes reivindicados pro El Estado islámico y Al Qaeda para el Sur de Asia, aunque el gobierno sostiene que han sido ataques perpetrados por extremistas locales.

Durante las celebraciones del año nuevo bengalí, a mediados de abril, cuatro activistas de derechos de la comunidad homosexual eran arrestados por desfilar con los colores del arco iris, a pesar de la prohibición de manifestarse de esta manera en base a amenazas islamistas, aunque eran liberados pocas horas después. Diez días después, dos activistas eran asesinados a machetazos por miembros de un grupo afiliado a la rama de Al Qaeda para el Subcontinente Indio (AQIS), quienes reivindicaron el ataque explicando que los dos activistas asesinados «eran pioneros en la práctica y promoción de la homosexualidad en Bangladesh» desde 1998, colaborando con la fundación del colectivo Roopbaan, un colectivo defensor de los derechos de la comunidad LGTB en Bangladesh, así como también en la revista de Sulhaz Mannan.

La decisión del Primer Ministro Sheikh Hasina en 2013 fue un hecho sin precedentes con el reconocimiento de un tercer género y  revolucionó al país, ofreciendo al colectivo nuevos derechos y una nueva identidad legal visible en pasaportes y papeles oficiales. El gobierno aceptó y reconoció la existencia de unas 15.000 “hijras en Bangladesh, aunque grupos militantes dicen que la cifra es más cercana al medio millón.

A pear de ello y de que en noviembre de 2014 se pudo celebrar la primera marcha del Orgullo en Bangladesh , la discriminación y el miedo todavía están íntimamente ligados al colectivo LGBT en muchos países del mundo, como es el caso de Bangladesh. Una encuesta, elaborada por la revista Roopban en 2014, desvelaba que un 59% de los homosexuales vivían con el miedo de que descubran su condición sexual, debido a posibles respuestas violentas y discriminatorias

Este país musulmán todavía tiene mucho que avanzar tanto en derechos sociales como de igualdad de todo tipo. De hecho, muchos de los encuestados afirmaron que sentían que su orientación sexual estaba en conflicto con su identidad religiosa, algunos considerándolo un pecado mortal.

El número de participantes en la encuesta fue de 751 personas LGBT pertenecientes a 8 ciudades distintas, 250 de ellas pertenecientes a la capital, Dacca. La edad promedio fue de 25 años. Saad Khan, uno de los investigadores, afirmaba  que esperaba que estos datos sirvieran para alimentar la lucha en favor de los derechos LGBT: “Espero que estos datos alimenten el activismo. La sociedad de nuestro país tiene que dejar de ver la sexualidad como un tema tabú. Necesitamos más voces que luchen por la igualdad”.

Sin embargo, recientemente conocíamos el caso de Mahamood Rakib Hasan, un joven activista  de 23 años natural de Bangladés, un joven gay refugiado en Nepal quien afirmaba que si tuviera que volver a Bangladés “estoy listo para morir a manos de mi comunidad”. Se vio obligado a marcharse de su casa a los 19 añor por el rechazo de sus progenitores a su orientación homosexual. “No aceptamos a un hijo gay en nuestra familia”, confiesan. Ante la falta de apoyo de sus padres, decidió mudarse a Daca (la capital del país), donde comenzó a implicarse como activista LGTB en la lucha igualitaria. Pero, tras un corto periplo en defensa de los derechos del colectivo, empezó a ser acosado por fanáticos religiosos y llegó a ser detenido por la policía, acusado de ser “trabajador sexual”. Hasan, que tuvo que abandonar a una familia que lo había rechazado por su condición de gay, denunciaba de hecho haber sido violado y vejado por tres policías que lo detuvieron en una ocasión. Temiendo por su vida y amenazado de muerte, Rakib huyó a Nepal, país en el que por el momento le ha acogido como refugiado gracias a la mediación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y desde donde está tramitando una petición de asilo en Canadá con la ayuda de la organización canadiense Rainbow Railroad. Allí, asegura que su vida no corre peligro, pero confiesa que le tratan como a un “inmigrante ilegal” en lugar de como a un refugiado. En todo caso, Rakib Hasan tiene claro que no quiere volver “jamás” a Bangladés, país en el que está seguro que acabarian con su vida.

 Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La policía interrumpe una fiesta gay en Indonesia y detiene a ocho hombres

Martes, 2 de mayo de 2017

indonesia-surabayaLa “incautación” de la policía. Foto merdeka.com

El pasado sábado la policía de Surabaya (Isla de Java) irrumpió en un hotel donde se estaba celebrando una “fiesta gay”.

Allí encontraron a catorce hombres de los cuales ocho han sido detenidos al encontrarse practicando “actos indecentes” y seis han sido puestos en libertad. Los detenidos se enfrentan ahora a la ley indonesia contra la pornografía y dos de ellos deben hacer frente a una pena de hasta 15 años de cárcel por iniciar y promover la fiesta. Además la policia ha incautado un USB con porno, las sábanas del hotel y lubricante.

En un país donde se ha vuelto a considerar que la homosexualidad y la bisexualidad son “problemas psiquiátricos” , sin embargo, en el país la homosexualidad no está penada, aunque el Tribunal Constitucional está barajando la posibilidad de castigar el sexo entre personas del mismo sexo y fuera del matrimonio. Aceh es la única provincia que aplica la Sharia y las autoridades del país han comenzado una campaña contra la población LGTB. Hace poco te contábamos como dos jóvenes se enfrentaban a 100 bastonazos por ser gays en Aceh, o el método indonesio para detectar homosexuales.

Indonesia, un infierno para la diversidad LGTB

No se puede negar la belleza natural de Indonesia, un país de postal que oculta en su interior un infierno para la comunidad LGTB. Sin ir más lejos, el pasado mes de febrero  publicábamos un post recogiendo cómo la oleada de virulenta homofobia y transfobia se abre paso a un ritmo preocupante en Indonesia. Publicábamos entonces que políticos y líderes religiosos se turnan con declaraciones incendiarias que estigmatizan cada ver más a la población LGTB.

Recordemos que la provincia autónoma de Aceh (en la zona norte de Sumatra) aprobó en septiembre de 2014 una penosa ley que castiga las relaciones homosexuales con la pena de recibir cien azotes en público con una vara de ratán. La legislación entraba en vigor en octubre de 2015. Ese mismo mes nos hacíamos eco de la detención de dos jóvenes lesbianas (de 18 y 19 años) por abrazarse públicamente y confesar que eran pareja. Según el jefe de la policía islámica las chicas serían “sometidas a rehabilitación con la participación de psicólogos en dependencias sociales”.

Indonesia presenta una realidad muy diferente para su comunidad LGTB dependiendo de la región. Formalmente, la homosexualidad no es delito en el país con mayor número de fieles musulmanes del mundo, que mantiene un código penal heredado de la época colonial neerlandesa. La excepción es Aceh, donde desde 2005 rige la sharia o ley islámica gracias a la autonomía que le fue concedida al firmar la paz con los separatistas, poco después del tsunami que asoló la región. Pero la influencia islamista se deja sentir también en otros lugares de Indonesia. La de Aceh es desde luego la peor situación, puesto que como decíamos arriba la homosexualidad no es formalmente delito en el resto del país. Ello no significa que en otras partes sea buena. En 2004, las autoridades municipales de Palembang, en Sumatra Meridional, dictaron por ejemplo una regulación en la que aglutinaban la actividad de las personas LGTB como “prostitución”. En virtud de ese reglamento, todas las personas acusadas de cometer cualquiera de esas actividades se enfrentan a la perspectiva de un máximo de seis meses de prisión o 5.000.000 de rupias (360 euros, 380 dólares) de multa.

En otras zonas existe una actitud algo más tolerante, especialmente en zonas urbanas como Yakarta. Con todo, la influencia de los islamistas más radicales se hace sentir cada vez más. En la propia Yakarta, la capital, las autoridades prohibieron en 2012 un concierto de Lady Gaga,  abanderada de los derechos LGTB, por considerarla un personaje diabólico y antirreligioso.

Los fundamentalistas también han obligado a cancelar una reunión de la división asiática de la ILGA (International Lesbian and Gay Association) en Surabaya y han amenazado a los organizadores del Q! Film Festival, un festival de cine LGTB, por mencionar otros dos ejemplos. En marzo de 2015, el Consejo de Ulemas de Indonesia dictó una fetua en la que se exigía que los actos homosexuales sean castigados con la pena de muerte. Aunque el Consejo de Ulemas no tiene ningún poder legislativo o ejecutivo en Indonesia, su influencia social es elevada.

En el mes de octubre de 2016, informábamos de la detención de una pareja gay por subir a su cuenta de Facebook unas fotos besándose, junto con un mensaje de amor, que fue considerada por las autoridades como “pornografía”. A estos hechos se suman el veto de aspirantes LGTB a plazas públicas, el cierre de la única escuela para personas trans de Indonesia o la persecución de webs LGTB y apps de contactos gais.

Indonesia también votó el pasado 2014 en contra de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas contra la homofobia y la transfobia y ha sido calificado, por su propia población, como un mal lugar para vivir si eres gay o lesbiana (solo un 2% opina lo contrario) en una encuesta de Gallup.

Fuente | Antaranews, vía EstoyBailando/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , ,

Absuelta la homófoba periodista egipcia que retransmitió una redada en unos baños públicos por ser ¿de interés público?

Sábado, 13 de febrero de 2016

noticias_file_foto_1027100_1455193856El acoso y persecución contra el colectivo LGBTI en Egipto no tiene límites y hasta los tribunales muestran una descarada falta de imparcialidad. Una corte de apelaciones en El Cairo ha declarado que la emisión televisiva de 2014 de la detención de 26 hombres en una casa de baños públicos (hamman) de la zona de Ramsés era “de interés público” y ha anulado la condena de seis meses de cárcel contra Mona Iraqi, la periodista que dio el chivatazo a la policía y que retransmitió en directo por el canal de televisión privada ‘Al Qahera wal Nas’ (‘El Cairo y la gente‘, en árabe) como los hombres fueron conducidos semi-desnudos y esposados a una comisaría. El video dio la vuelta al mundo y fue muy criticado en redes sociales por considerar que se saltaba todas las normas de los Derechos Humanos fundamentales.

Pero los hombres detenidos también apelaron y 21 han sido absueltos mientras que sobre los 5 restantes son acusados de propiciar la “inmoralidad”. La ley egipcia no prohíbe directamente la homosexualidad. Sin embargo, existe una normativa que castiga la prostitución, vigente desde 1961. En uno de sus apartados plantea penas por la incitación al “libertinaje y la inmoralidad” que, a menudo, se ha utilizado contra los hombres homosexuales.

n-LGBT-large570El juez consideró que la retransmisión de la redada era un “trabajo periodístico que sirvió al interés público” y que la homófoba periodista Mona Iraqi nunca tuvo la intención de difamar a nadie. En cambio y en giro para presentar como positivo lo injustificable y demonizar a la homosexualidad, el tribunal consideró que Iraq había estado tratando de “crear conciencia sobre el VIH” y mostrar “cómo se extendió en Egipto”, señalando que la transmisión había sido programada para coincidir con el Día Mundial del SIDA.

El abogado del Sindicato de Periodistas, Sayed Abu Zeid Aswat Masriya, se atrevió a decir que la sentencia era positiva para la libertad de prensa en Egipto: “Cada persona se reserva el derecho a criticar asuntos que preocupan a la sociedad, así como el comportamiento de individuos si eso sirve el interés público. El veredicto, sin duda, irritará a algunos por cuestiones de privacidad; sin embargo, el interés público siempre debe prevalecer sobre el privado”, afirmó Abu Zeid.

Sin embargo, un periodista que representa a los hombres detenidos criticó al juez por no abordar la cuestión jurídica de la intromisión a la intimidad de los acusados cuando la mayoría de los hombres habían sido absueltos de los supuestos delitos que no cometieron.

Según la cadena, su espacio ‘Al Mestajabi‘ (‘Lo escondido’) había grabado durante semanas las orgías homosexuales y la prostitución masculina que se registraban en el local pero esas imágenes nunca salieron a la luz porque eran un bulo malintencionado. “Hoy es un buen día para este programa. Hemos logrado cerrar una madriguera de sexo entre hombres. Todos fueron arrestados”, proclamó su presentadora, Mona Iraqi, como avance al episodio que mostró de la redada y detención de los usuarios del baño.

Foto de portada: La periodista Mona Iraq durante el juicio

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

La policía insulta y tirotea a una mujer transexual en San Isidro, Perú

Sábado, 18 de abril de 2015

noticias_file_foto_987527_1429111694Mientras hace unos días conocíamos  la salida del armario de un conocido presentador de Perú, nos quedamos en dicho país para hablar de una redada policial contra la prostitución, producida ya varias semanas atrás y que se ha saldado con varias personas heridas en el distrito de San Isidro, en Lima.

 Tras un confuso incidente una mujer transexual terminó con una bala en la cadera y otra herida. El incidente ocurrió en la cuadra 37 de la Av. Arequipa en San Isidro, cuando agentes del serenazgo les habrían pedido que se retirasen del lugar.

En concreto, una mujer transexual fue dañada en la cadera de un disparo ejecutado, presuntamente, por uno los policías. Otra trabajadora sexual, también trans, afirmó a los medios que los agentes las insultaron, llamándolas “cabrones” entre otros improperios. Ellas no se acobardaron y respondieron llegando incluso a las manos.

A continuación, la transexual echó a correr, y en ese momento recibió un balazo disparado por un policía de apellido Chupitapa, tal como afirmó la testigo, a quien la misma bala rozó su mano. La testigo llegó a culpar al policía delante incluso de los medios de comunicación, y afirmó que había sido un acto de discriminación. Sin embargo, una  de las mujeres afirmó que las insultaron, incluso dijo que un Policía se encontraba junto a los serenos, indicó que el agente sacó un arma, les mentó la madre y les disparó. Lo  indignante  es que, pese a tener la mano sangrando, fue detenida y llevada a comisaría antes de ser atendida por los médicos. La herida de bala fue trasladada de emergencia al Hospital Casimiro Ulloa, mientras la se encuentra en calidad de intervenida en la Divincri de San Isidro.

Indigna escuchar en el video el tratamiento masculino cuando se habla de estas mujeres:

***

 

Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Primera sesión del juicio contra los veintiséis hombres detenidos hace dos semanas en una sauna gay de Egipto por participar en presuntas “orgías gays”

Viernes, 26 de diciembre de 2014

Egypt_Gay_SaunaLos acusados trataron de ocultar sus rostros mientras la policía los hizo entrar en una jaula que servía de banquillo.

Apenas han pasado un par de semanas y ya se ha celebrado la primera sesión contra los detenidos en una sauna gay de El Cairo (Egipto). Las primeras informaciones apuntaban a un arresto de 33 hombres, sin embargo ahora se habla de entre 26 y 33, dependiendo de la fuente. Este hecho fue resultado de un supuesto reportaje de “denuncia”, al que puso cara la presentadora amarillista Mona Iraqi. Destacadas organizaciones del mundo LGTB árabe han acusado a Iraqi de “deshonrar la profesión periodística”, en tanto que los detenidos “no cometieron ningún delito penado por la ley”. Una de las acusaciones a la que se enfrentan estos hombres, privados de sus derechos y de su libertad, es de “promover el VIH”. Sin embargo, incluso la Sociedad Egipcia contra el VIH (EAS) ha denunciado los “fines no éticos” de la comunicadora.

Los 26 hombres fueron detenidos el 7 de diciembre en una sauna pública del barrio de Azbakeya, en el centro de El Cairo. Entre los detenidos, se halla el propietario y cuatro empleados, juzgados por «administración de lugar de depravación» y de «incitar y facilitar la depravación». Los demás están acusados de «depravación y atentado al pudor».

El proceso, que solo duró unos minutos el domingo, fue aplazado hasta el 4 de enero. La sauna fue acusada públicamente de ser un lugar de encuentro de homosexuales por una estrella de la televisión egipcia, Mona Iraqi. La ley egipcia no prohíbe formalmente la homosexualidad, pero varias personas homosexuales han sido condenadas por cargos de “depravación” en los últimos años.

Activistas LGTB de Egipto han declarado que la atmósfera de homofobia “es peor ahora que bajo el gobierno de los Hermanos Musulmanes”. Desde luego, de acuerdo con las informaciones que van llegando desde el país, no se aprecia un salto democrático cualitativo en lo que a la aplicación de los derechos humanos se refiere. Y más especialmente los de las personas LGTB, que están siendo sometidas a una de intolerancia social e institucional que podría haberse saldado con unas 150 detenciones no amparadas por la legislación egipcia, que no persigue oficialmente la diversidad sexual.

El reportaje sensacionalista del programa El Mostakbai, presentado por Mona Iraqi, se vanagloriaba de haber “destapado” las actividades homosexuales de una sauna en la calle Ramsés de El Cairo, bajo la burda excusa de “promover el VIH”. No obstante, la Sociedad Egipcia contra el VIH se ha desmarcado de los “fines no éticos” de la presentadora y del programa, denunciando que la aparición de sus representantes en el mismo fue fruto de un engaño. Según aseguran desde la dirección de la organización no gubernamental, fueron invitados a participar en un programa con motivo del Día Internacional de Acción contra el VIH-Sida. Al incluir las declaraciones grabadas dentro de este reportaje sensacionalista, EAS asevera que se han vulnerado todos “los códigos sociales”.

“Soy inocente, juro que estaba en el hammam (sauna) para un tratamiento”, indicó uno de los acusados cuando fueron presentados ante el juez el pasado domingo. “Nos golpean todos los días y nos obligan a dormir boca abajo”, afirmó otro detenido. Durante la tensa primera sesión del juicio contra los hombres detenidos en la sauna gay, se ha acabado expulsando a sus familiares de la sala, aunque sí se ha permitido la permanencia a un pequeño grupo de voceros homófobos. Los “acusados” han defendido su inocencia y alguno de ellos incluso ha negado cualquier vínculo homosexual, posiblemente por las presiones sociales o familiares o incluso ante el temor de las represalias. Asimismo, se cree que 21 de los hombres  arrestados podrían haber sido sometidos a un examen rectal a cargo de un médico forense para descartar violaciones. Sobre estas prácticas, la organización internacional Human Rights Watch (HRW) ha dicho que “violan las normas internacionales contra la tortura”.

Fuente Cáscara amarga y Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.