Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Obituario’

Fallece a los 99 años Louise Jennings, veterana de guerra evacuada de Dunkerque, que a los setenta años salió del armario como mujer trans

Lunes, 31 de diciembre de 2018

7AB96CAB-44BC-4616-9A37-016EB26EA93ENacida en 1919, Louise Jennings era, sin duda alguna, una de las mujeres trans más ancianas del Reino Unido, pero también una de las últimas sobrevivientes de la histórica evacuación de Dunkerque. Ella fue uno de los poco más de 338.000 soldados evacuados en 1940 desde la plata francesa hasta Gran Bretaña a bordo de una flota en la que participaron barcos mercantes y de pasajeros, un episodio recientemente recreado en la película Dunkerque de Cristopher Nolan.  

Louise Jennings, fallecida a los 99 años, tenía poco más de 20 cuando participó como soldado británico en la Segunda Guerra Mundial. Lo hizo bajo el nombre de Robert Louis Jennings, dado que su identidad legal era por entonces masculina. Era sargento en el equipo de inteligencia del 10º Batallón de Infantería Ligera de Durham, que en 1940 se vio obligado a retirarse de Francia por el avance alemán.

6B4EA84D-F28D-4511-8AFA-4DBB0DB9B4FF

Al terminar la guerra, de hecho, Jennings siguió mostrando al exterior una identidad masculina. Desarrolló su carrera como pintora y contrajo matrimonio con la que era su amor de juventud, Edith, con la que permaneció felizmente casada durante cuatro décadas. Sin embargo, cuando Edith falleció de cáncer en 1989, decidió dar el paso que no había dado en sus primeros setenta años de vida, y salió del armario como mujer trans, adoptando el nombre de Roberta Louise Jennings (su nombre completo) y sometiéndose además a cirugía de reasignación. Y es que, como ya en otras ocasiones hemos recogido en esta misma página, no son raros los casos de personas trans que no muestran a los demás su verdadera identidad hasta una edad avanzada, una vez que han perdido el miedo o que simplemente sus circunstancias vitales permiten que esta aflore.

El funeral de Louise Jennings, que tras la guerra desarrolló una estimable carrera como pintora, tendrá lugar el próximo 4 de enero en la Abadía de Beauchief, en Sheffield, la ciudad inglesa en la que ha pasado sus últimos años, en una ceremonia a la que se espera asistan otros veteranos de guerra. Un templo que ella misma inmortalizó en uno de sus cuadros.

Os dejamos con una grabación de la BBC que recoge un testimonio reciente de Jennings, en el que la anciana revela la naturalidad con la que, a la muerte de su esposa, asumió su identidad femenina:

Descanse en paz.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , , , ,

Ha muerto José Mantero, el primer cura de España que confesó públicamente que era homosexual y quien creó el grupo de MSN Cristianos Gays, que fue el germen de esta página

Lunes, 20 de agosto de 2018

mantero“Gracias a Dios por ser gay”

El sacerdote de Valverde del Camino salió en la portada de la revista ‘Zero’ en 2002 y fue suspendido ‘a divinis’

Ha fallecido José Mantero, el sacerdote de Valverde del Camino (Huelva), donde residía actualmente, y que con su aparición en el número 36 de la revista ZERO marco un antes y un después en la historia de la visibilidad LGTB en España. «Doy gracias a Dios por ser gay», rezaba aquella inolvidable portada. Fue apartado de la parroquia en la que ejercía su sacerocio y suspendido a divinis de su actividad sacerdotal, Mantero nunca dejó de ser un referente, no solo para las personas LGTB cristianas, sino para todos aquellos que hemos admirado su valentía

La verdad es que me enteré de la noticia el pasado sábado pero he preferido dejarlo para hoy. El sábado era noticia que pronto desaparece de los titulares y preferí guardar  silencio, recordar vivencias y tenerlo presente en mi oración…

Me impactó especialmente pues lo conocí a través de su blog La Casulla de San Ildefonso  alojada aún en Religión Digital, cuando andaba buscando espacios donde conciliar mi Fe y mi orientación. Gracias a su blog conocí al hermano Bernardo Yoel, a D.R.S y a muchos más…

José  creó el grupo de MSN al que él puso el nombre de Cristianos Gays y, cuando decidió dejarlo, me nombró administrador del mismo. Al desaparecer los grupos MSN, decidimos iniciar esta aventura y mantener el nombre aunque nos parecía poco inclusivo, por eso le pusimos un apellido: “Espacio de encuentro para cristian@ unid@s contra la LGTB-fobia. Él no quiso vincularse, inició otro camino… Ahora, está ya en la Casa del Padre que le habrá acogido con infinita ternura y misericordia. Descansa en paz, hermano.

Mantero ha fallecido a causa del agravamiento de una pericarditis. Inicialmente, el pronóstico no era grave y los médicos pensaban que podría salir adelante, por lo que ha sido una desagradable sorpresa. De hecho, este viernes, Mantero escribía aún mensajes en su cuenta de Twitter.

Tras confesar públicamente que era gay, José Mantero criticó la «doble moral» que, en su opinión, impera en el seno de la Iglesia Católica, donde las relaciones sexuales, tanto homosexuales como heterosexuales, son «de lo más habitual», según denunció.

Su salida del armario fue histórica, aunque con el paso de los años su recuerdo se tornó agridulce. «Han pasado algo más que los años. Lo más importante, la libertad personal y el propio crecimiento espiritual, interior, humano, humanista si lo prefieres. En aquel momento de mi salida del armario, hubo muchas sonrisas y buenas caras, que más tarde se revelaron como lo que en verdad eran, o son… y bueno, guardo muy buenos recuerdos de aquel tiempo, aunque no de todas las personas», afirmaba en 2015 en una entrevista a la sección La pluma en el armario de Dosmanzanas.

En una entrevista en el diario El Mundo en noviembre de 2002, Mantero defendió su salida del armario, aun siendo sacerdote, como «un paso que será positivo, si bien tendrá que pasar algún tiempo». Los escándalos, argumentó entonces, «hacen avanzar a las sociedades, son necesarios».

Y es que, por encima de todo, según expuso, reconocer públicamente que era gay sirvió para reabrir un debate, el de la homosexualidad, que estaba «cerrado en falso», tanto en la Iglesia como en la sociedad española. Tres años después, en junio de 2005, el Gobierno de Zapatero aprobó la ley del matrimonio homosexual.

El paso de los años agudizó su escepticismo sobre la posibilidad de que la Iglesia católica cambie desde dentro, a pesar de los gestos del papa Francisco. «Pienso que es un tipo hábil, sí, pero falso. Una cáscara de huevo que rascas y no hay nada. Dime si no en qué ha cambiado el pensamiento católico sobre, por ejemplo, las personas LGTB. En nada, cero. Eso sí, en el avión y siempre ante periodistas, micros y cámaras, Bergoglio dice que quién es él para juzgar a los gais. Pero de hecho les está juzgando, pues mantiene la misma línea discursiva teológico─moral de sus predecesores. Para él seguimos siendo desórdenes morales subjetivos.», añadía en la entrevista.

«La Iglesia es el reino y reinado de la doble moral, de la falsedad y la hipocresía. Se basan en un axioma para ellos sagrado: no es pecado mientras no se sepa»,  afirmaba, en referencia al caso de un hombre trans y católico al que la Iglesia negó la posibilidad de ser el padrino del bautizo de su sobrino. «Jesús les llamó ‘camada de víboras, sepulcros blanqueados, tumbas sin señal’ en el santo Evangelio. Hemos de recuperar el discurso de la indignación, que es un discurso crístico y cristiano».

Y explicaba su situación actual afirmando que «El trabajo ‘pastoral’ fue muy importante en mi vida, pero ahora estoy, digamos, en otra longitud de onda», aunque, apesar de todo, había mantenido de alguna forma viva su vocación. «Ya no mantengo correspondencia tan habitualmente con curas gais. En parte porque he pasado página de mi vida anterior y, en parte, porque ellos se habrán cansado. Me refiero al mundo católico. Con anglicanos y presbiterianos sí que mantengo. Incluso he oficiado bendiciones nupciales de clérigos de la comunión anglicana chico-chico», nos revelaba.

Tras recorrer España dando conferencias y defendiendo los derechos del colectivo gay, en los últimos años, Mantero se había dedicado a colaborar con editoriales y hacer traducciones.

Aunque se mantuvo apartado de la actividad eclesiástica, siempre fue muy crítico con la Iglesia Católica, como reflejaba en el blog que administraba en internet, llamado El Evangelio según San Mantero’. La última publicación en este blog llevaba por título Sexo nuestro, que estás en los cielos’, publicada el pasado 11 de julio.

Fuente El Mundo/Cristianos Gays/Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Iglesia Católica, Iglesia Inclusiva , , , , , , , , , , , , , ,

Fallece el neurobiólogo Ben Barres, el que fuera primer miembro abiertamente transexual de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos

Viernes, 5 de enero de 2018

profileEl neurobiólogo Ben Barres, conocido por sus aportaciones al entendimiento de la función de las células gliales (células del sistema nervioso central que no son neuronas, pero que dan soporte a estas y juegan un papel fundamental en su correcto funcionamiento) ha fallecido a los 63 años de edad como consecuencia de un cáncer de páncreas. Además de sus enormes aportaciones en el campo de las neurociencias, Barres, primer científico abiertamente transexual en formar parte de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, destacó por su defensa de la igualdad de género en un campo, el científico, dominado por hombres.

El currículum de Ben Barres era espectacular. Tras completar sus estudios en Biología y Medicina, se especializó en Neurología y se doctoró en Neurobiología, disciplina a la que acabó dedicando el resto de su carrera profesional. Profesor de Neurobiología en la Universidad de Stanford desde 1993, en 1997 llevó a cabo su proceso de transición (a Ben Barres le había sido asignado sexo femenino al nacer). En 2008 ganó la cátedra de Neurobiología en Stanford y en 2013 fue admitido como miembro de la Academia Nacional de Ciencias, convirtiéndose en el primer científico abiertamente transexual en formar parte de esta institución.

Además de por su ingente trabajo científico en el campo de las Neurociencias (en la web de la Universidad de Stanford puedes acceder al listado de todas sus publicaciones), Ben Barres destacó como un defensor de la igualdad de género en el mundo científico. En 2006, por ejemplo, publicó un destacado artículo en Nature, titulado Does gender matter?, en el que denunciaba como infundada la hipótesis de que las diferencias de rendimiento entre hombres y mujeres en las disciplinas científicas eran innatas y utilizaba, entre otros argumentos, la discriminación que él mismo había sufrido por parte del ámbito académico cuando la sociedad lo consideraba una mujer.

Os dejamos, para terminar, con un emotivo vídeo, grabado el pasado mes de julio, en el que Barres, ya conocedor de su enfermedad, sigue hablando de la curiosidad como el auténtico motor de la ciencia y solo lamentaba que la muerte, a la que no temía (“todos tenemos que morir, y yo he tenido una vida fantástica”, aseguraba) no le permitiría seguir alimentándola:

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Falleció John J. McNeill, pionero en el activismo LGTB dentro de la Iglesia católica

Viernes, 23 de octubre de 2015

26McNeill-Obit-master675Rev. John McNeill, segundo desde la derecha, en la marcha del orgullo gay de Nueva York en la década de 1980Crédito Carlos Chiarelli

El pasado 22 de septiembre, acompañado del que ha sido su pareja durante casi cincuenta años, falleció John J. McNeill poco antes de cumplir los noventa. Pionero del activismo LGTB cristiano, publicó en 1976, siendo sacerdote jesuita, The Church and the Homosexual. Era este el primer libro dedicado a defender un cambio en la doctrina católica sobre las parejas del mismo sexo.

El día que se escriba la historia del activismo LGTB cristiano, la figura de John J. McNeill tendrá un lugar destacado. Pocos años después de la revuelta de Stonewall, el entonces sacerdote jesuita publicaba un libro con un título entonces llamativo, The Church and the Homosexual (traducido al castellano como La Iglesia ante la homosexualidad), que por primera defendía, en el seno de la Iglesia católica, la necesidad de un cambio de postura en la enseñanza sobre homosexualidad.

McNeill nació en Buffalo (Nueva York) en 1925. En 1942 entró en el Ejército y participó en la Segunda Guerra Mundial. Fue hecho prisionero por los nazis. Durante su cautiverio vivió un acto de generosidad por parte de un extraño: un prisionero polaco le acercó una patata, y cuando McNeill le hizo un gesto de agradecimiento aquel le respondió con la señal de la cruz. Esta experiencia fue determinante para que ingresara en los jesuitas en 1948. Fue ordenado sacerdote en 1959, y cinco años después se doctoró en Filosofía en Lovaina.

Fue a lo largo de los años sesenta cuando McNeill aceptó su propia homosexualidad. Al poco de ordenarse, sufrió una profunda depresión con ideas de suicidio. Fue entonces cuando se enamoró de otro hombre, y lo vivido a su lado le convenció de la legitimidad una relación amorosa entre personas del mismo sexo. Algo más tarde, hacia 1970, empezó a atender pastoralmente a gais y lesbianas, y en 1972 cofundó la sede en Nueva York de Dignity (asociación católica de personas LGTB en Estados Unidos). Mientras, se formó como psicoterapeuta. Su creciente convicción de que las relaciones entre personas del mismo sexo podían ser buenas (incluso “santas” desde los parámetros cristianos) le llevó a visibilizarse cada vez más y hablar en público sobre catolicismo y homosexualidad.

Publicación de The Church and the Homosexual y activismo posterior

Esta creciente visibilidad desembocó en la publicación, en 1976, de The Church and the Homosexual, un libro que cuestionaba tanto los argumentos bíblicos como los más típicamente católicos acerca de la tradición y la ley natural sobre la homosexualidad. El texto concluía afirmando que las razones de la condena carecían realmente de base y que por tanto debía afirmarse la posibilidad de relaciones entre personas del mismo sexo moralmente buenas desde el punto de vista cristiano.

Hoy muchas de las tesis de McNeill son aceptadas. No ciertamente en la doctrina oficial, pero sí han influido en muchas personas dentro de la Iglesia católica y se han extendido más allá de la misma. Sin embargo, en su momento el libro causó un notable revuelo, a lo que contribuyó el hecho de contar con el imprimi potest, autorización oficial de la Iglesia para su publicación (ello había retrasado la publicación del libro tres años, mientras era analizado por una comisión de teólogos). Eran los años posteriores al Concilio Vaticano II, cuando por un tiempo pareció que en el seno de la Iglesia católica las cosas podían cambiar de forma rápida.

El fuerte impacto de este libro inquietó a no poca gente dentro de la Iglesia. McNeill era invitado a numerosas charlas y llegó a aparecer en programas de televisión de gran audiencia, como el Phil Donauhe Show o el Today con Tom Brokaw. En este último programa, el sacerdote declaró públicamente que era gay. Fue demasiado: poco después su libro vio retirado el imprimi potest y en 1977 se le prohibió hablar públicamente sobre catolicismo y homosexualidad.

McNeill obedeció la orden durante casi diez años, mientras continuaba su atención psicológica y pastoral a personas LGTB. Durante estos años tuvo lugar también la aparición del VIH/sida y su rápido avance, que le llevó a fundar un servicio para personas afectadas, atendiendo a personas sin hogar en Harlem. De esta época es también la fotografía con la que abrimos la entrada, y que muestra a McNeill, en compañía de otros sacerdotes, en una marcha del Orgullo. Sin embargo, la publicación en 1986 del documento vaticano Sobre la atención pastoral a las personas homosexuales le hizo cambiar de idea. Dicho documento calificaba la orientación homosexual de tendencia “objetivamente desordenada” y prohibía toda atención pastoral que aceptase las relaciones entre personas del mismo sexo. McNeill se rebeló y decidió pronunciarse públicamente en contra en una declaración enviada a The New York Times. Se le ordenó retractarse, y al no hacerlo, fue expulsado de los jesuitas a principios de 1987.

Esta expulsión significó una nueva etapa en el activismo de McNeill. Continuó ofreciendo sus servicios de pastoral y atención psicoterapéutica a personas LGTB. Publicó otros libros en los que iba más allá de su simple aceptación, buscando desarrollar una espiritualidad en positivo para las personas LGTB. De esta época son sus obras Taking a Chance on God y Freedom Glorious Freedom. En 1997 publicó su autobiografía Both Feet Firmly Planted in Midair.

En 2011 viajó a Roma y junto al Fórum Europeo de Grupos Cristianos LGTB le entregó a Benedicto XVI una carta invitando al diálogo y urgiendo a que el Vaticano condenara la violencia contra las personas LGTB. En 2012, se estrenó un documental sobre su vida, titulado igual que uno de sus libros: Taking a Chance on God, dirigido por Brendan Fay, que resumía su trayectoria. En sus últimos años, John McNeill vivió retirado en Fort Lauderdale junto a Charles Chiarelli, su pareja desde hacía casi cincuenta años. De hecho, como se supo después, The Church and the Homosexual se basaba en su formación académica, pero también en su experiencia personal.

Su fallecimiento ha traído consigo las habituales muestras de reconocimiento. “John McNeill fue un auténtico pionero y muchas hemos seguido sus pasos. Aprendí mucho de su investigación y de sus escritos. Pero aprendí todavía más de la interacción personal con él. Siendo testigo de la pasión y preocupación humana que tenía por toda persona LGTB con la que se encontraba”, expresaba Jeaninne Gramick, fundadora de New Ways Ministry, otra asociación que busca la inclusión plena de las personas LGTB en la Iglesia católica.

En la historia personal de quien escribe esta entrada, McNeill tiene un significado especial. Con apenas 20 años, me hice con un ejemplar de The Church and the Homosexual. En el proceso personal de aceptación como gay y cristiano, este libro fue determinante. Si alguna duda me quedaba de cuál era el camino que debía seguir en mi vida, el libro de McNeill sirvió para borrarlas. Por ello, esta breve nota sirve también de expresión de agradecimiento de quien se benefició de su libro años después de haberlo publicado. Su vida y su obra han ayudado a muchos, incluyendo a quien ha escrito este obituario.

Os dejamos con el tráiler del documental sobre su vida, Taking a Chance on God. (subtítulos en italiano)

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.