Archivo

Entradas Etiquetadas ‘GMHC’

Fallece a los 84 años Larry Kramer, dramaturgo y destacado activista por los derechos de las personas con VIH/sida

Lunes, 1 de junio de 2020

20th December 1989: Portrait of American author, AIDS campaigner and gay rights activist Larry Kramer, founder of ACT-UP and the Gay Men's Health Crisis group, posing in front of a book shelf in his home, New York City. Kramer is wearing a 'SILENCE = DEATH' T-shirt. (Photo by Sara Krulwich/New York Times Co./Getty Images) (Photo by Sara Krulwich/New York Times Co./Getty Images)

El pasado miércoles, 27 de mayo, falleció en Nueva York Larry Kramer, destacado escritor, dramaturgo y activista gay. Fue, además, una figura destacada en la lucha por los derechos de las personas con VIH/sida en Estados Unidos en los peores tiempos de la pandemia. Después de una vida intensa en la que Kramer tuvo que sobreponerse a importantes problemas de salud (sufrió las consecuencias del VIH y la hepatitis B, y en 2001 fue sometido a un trasplante de hígado ) una neumonía ha acabado con su vida a los 84 años.

Larry Kramer fue uno de los cofundadores, en 1982, de The Gay Men’s Health Crisis (GMHC), una de las primeras organizaciones de ayuda a enfermos de sida, cuando todavía ni siquiera había sido identificado el virus de la inmunodeficiencia humana. Años más tarde fue uno de los promotores de AIDS Coalition to Unleash Power (Act Up), con un planteamiento más radical y reivindicativo, y que alcanzó difusión internacional.

Pero Kramer fue además un importante escritor y dramaturgo. En 1969 fue nominado al Óscar al mejor guion por Mujeres enamoradas. En 1978, poco antes del estallido de la crisis del sida, publicó Faggots («Maricones»), novela ambientada en la Nueva York de la época, en la que Kramer retrataba una subcultura gay marcada por el uso de las drogas y el sexo compulsivo, y que recibió no pocas críticas de la propia comunidad homosexual. En 1993 fue finalista al Pulitzer en la categoría de obra dramática por The Destiny of Me, en la que seguía la evolución de Ned Weeks, el personaje protagonista de la que posiblemente es su obra más conocida, The Normal Heart.

The Normal Heart es una obra de teatro que retrata los comienzos de la pandemia de VIH/sida en la propia comunidad gay de Nueva York. Una obra en buena parte autobiográfica (es difícil no reconocer en Ned Weeks al propio Kramer) y que transcurre entre 1981 y 1984. Fue representada por primera vez en 1985, aunque en 2011 fue reestrenada en Broadway con un exitoso montaje que recibió cinco nominaciones a los Premios Tony (ganó tres galardones). Posteriormente fue adaptada a la pantalla en una versión dirigida por Ryan Murphy y protagonizada por un reparto de lujo (Mark Ruffalo, Jim Parsons y Julia Roberts, entre otros), que en 2014 se alzó con el Emmy a la mejor película para televisión.

slideshow.default

Que la tierra te sea leve.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , ,

La prohibición a varones gais y bisexuales de donar sangre en Estados Unidos se revela absurda tras la masacre de Orlando

Sábado, 18 de junio de 2016

donacion_sangrePese a las informaciones que aseguraban lo contrario, lo cierto es que ni siquiera una tragedia de las dimensiones de lo sucedido en Orlando ha permitido poner fin, ni siquiera temporalmente, a la discriminación explícita de los varones homosexuales y bisexuales a la hora de donar sangre en los Estados Unidos. Una discriminación que la FDA (Food and Drug Administración, la agencia federal responsable de la regulación de medicamentos, productos sanitarios y alimentos en ese país), decidió mantener, aunque de forma parcial, hace ya dos años y medio.

Ante la confusión derivada de informaciones contradictorias, One Blood, la compañía que provee de sangre a los centros sanitarios de Florida, publicaba ayer domingo en su perfil de Twitter un mensaje dejando claro que las directrices de la FDA seguían plenamente vigentes, y que las informaciones que aseguraban lo contrario eran simplemente falsas:

A pesar de ello, no pocos medios siguieron reproduciendo, de forma errónea, que la prohibición había sido levantada temporalmente.

¿Cuáles son las susodichas directrices? A finales de 2014, la FDA puso fin a la exclusión absoluta de los varones homosexuales y bisexuales a la hora de donar sangre vigente hasta entonces, recomendando que se permitiera a los hombres que mantuvieran relaciones sexuales con otros hombres donar sangre… siempre y cuando no lo hubieran hecho durante un año. Una medida que insulta a la inteligencia: se anunciaba “el fin de la discriminación” pero se les imponía un periodo de abstinencia con independencia del tipo de prácticas que mantuviesen, una política que los expertos hace años que consideran obsoleta.

En España, por ejemplo, la ley establece la exclusión de la donación de sangre en función de la existencia previa de conductas de riesgo, con independencia de la orientación sexual. Tras el cese de la conducta de riesgo la ley marca que se excluya la donación“durante un periodo determinado por la enfermedad en cuestión y por la disponibilidad de pruebas apropiadas en cada caso”. En la práctica este periodo suele ser de un año. Hay que tener en cuenta que la sangre donada es sometida a tests de VIH, entre otros agentes infecciosos. Y aunque existe la posibilidad de que una infección recién transmitida no sea detectada debido a la existencia de un “periodo ventana” entre el momento preciso de la transmisión y el momento en que las pruebas dan positivo, la introducción de pruebas más sensibles (que detectan material genético del virus en lugar de anticuerpos) ha reducido este periodo ventana al mínimo. De hecho, en los últimos diez años no se ha producido en nuestro país ni un solo caso de transmisión del VIH debido a una transfusión de sangre o hemoderivados (y no es que la situación epidemiológica del VIH en el colectivo de hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres sea en España especialmente buena, por desgracia).

Cuando el peso del prejuicio vence a la ciencia

Una medida similar a las adoptadas por Suecia (en 2009) y Reino Unido (en 2011), que también exigen a los hombres que mantienen relaciones con otros hombres y quieren donar sangre un año de abstinencia, aunque menos rígida que la de Canadá, que desde 2013 exige a los gais donantes de sangre cinco años sin mantener relaciones sexuales. Los últimos países de nuestro entorno en sumarse a esta posición han sido Portugal Francia (este último caso es es especialmente sangrante, dado que las autoridades francesas llegaron a elevar el tema hasta la justicia europea para conseguir mantener la discriminación).

Bastante más razonables han sido los cambios de normativa en Alemania, que eliminó de su normativa la mención explícita a la homosexualidad en 2010, o en MéxicoChile y Argentina, por mencionar tres países de América Latina con una normativa más acorde a la evidencia científica, y que eliminaron en 2012, 2013 y 2015 la prohibición de donar a hombres homosexuales y bisexuales, supeditando la selección no a la orientación sexual, sino a la existencia o no de prácticas de riesgo previas.

Indignación entre el activismo

Ya hubo reacciones muy duras entre el activismo LGTB cuando la FDA anunció sus nuevas recomendaciones. Gay Men’s Health Crisis (GMHC), una de las más batalladoras ONG estadounidenses de lucha contra el VIH/sida, con sede en Nueva York, consideró la decisión “ofensiva y dañina”. Para GMHC, los expertos de la FDA deberían hacer caso de las ya mencionadas Cruz Roja, Asociación Médica Americana o Asociación Americana de Bancos de Sangre y preocuparse de implementar un sistema de cribado basado en las prácticas de riesgo para la infección por VIH, con independencia de si se es gay, bisexual o heterosexual. “El VIH se transmite por lo que haces, no por lo que eres”, expresó entonces la GMHC.

Una indignación que se ha reproducido con ocasión de la masacre de Orlando. “Tenemos que poner fin a la moralmente ruinosa y peligrosa prohibición a los gais de donar sangre. Hay algo más absurdo que se prohíba a alguien donar sangre a su propio marido?”, tuiteaba el congresista demócrata por Colorado (y abiertamente gay) Jared Polis, por mencionar solo un ejemplo.

Esperemos que lo sucedido reabra un debate que en su momento se cerró en falso.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estados Unidos levanta la prohibición a los gais de donar sangre… solo si llevan un año sin mantener relaciones

Sábado, 27 de diciembre de 2014

donacion_sangreTímido paso adelante de la FDA (Food and Drug Administración), la agencia federal responsable de la regulación de medicamentos, productos sanitarios y alimentos en Estados Unidos, cuyo panel de expertos ha decidido recomendar que los hombres que mantengan relaciones sexuales con otros hombres puedan por fin donar sangre, siempre y cuando no lo hayan hecho durante un año. Una decisión que mantiene, aunque sea de forma parcial, la discriminación explícita de los varones homosexuales y bisexuales. Todo ello pese a que los expertos hace años que consideran obsoleto prohibir donar en función de la orientación sexual y no de las conductas de riesgo.

En España, por ejemplo, la ley establece la exclusión de la donación de sangre en función de la existencia previa de conductas de riesgo, con independencia de la orientación sexual. Tras el cese de la conducta de riesgo la ley marca que se excluya la donación “durante un periodo determinado por la enfermedad en cuestión y por la disponibilidad de pruebas apropiadas en cada caso”. En la práctica este periodo suele ser de un año. Hay que tener en cuenta que la sangre donada es sometida a tests de VIH, entre otros agentes infecciosos, pero existe la posibilidad teórica de que una infección recién transmitida no sea detectada debido a la existencia de un “periodo ventana” de varias semanas entre el momento preciso de la infección y el momento en que las pruebas comunes dan positivo.

Sin embargo son muchos los países en los que el peso del prejuicio es mayor que la evidencia científica. Es el caso de los Estados Unidos, donde este tema viene siendo objeto de debate desde hace varios años. En 2010, de hecho, la FDA sorprendía al decidir el mantenimiento de la prohibición pese al criterio favorable de instituciones como la Cruz Roja, la Asociación Médica Americana o la Asociación Americana de Bancos de Sangre. El propio comité reconocía entonces, curiosamente, que dicha postura excluía muchas donaciones de bajo riesgo mientras que permitía otras potencialmente más peligrosas. Cuatro años más tenido que pasar para que la FDA levante la prohibición, aunque manteniéndola de facto: solo los gais célibes durante un año podrán donar. Una medida similar a las adoptadas por Suecia (en 2009) y Reino Unido (en 2011), que también exigen a los hombres que mantienen relaciones homosexuales y que quieren donar sangre un año de abstinencia, aunque algo menos rígida que la de Canadá, que desde 2013 exige a los gais donantes de sangre cinco años sin mantener relaciones sexuales.

Más razonables han sido los cambios de normativa en Alemania, que eliminó de su normativa la mención explícita a la homosexualidad en 2010, o en México y Chile, por mencionar dos países de América Latina con una normativa más acorde a la evidencia científica, y que eliminaron en 2012 y 2013 (respectivamente) la prohibición de donar a hombres homosexuales y bisexuales, supeditando la selección no a la orientación sexual, sino a la existencia o no de prácticas de riesgo previas.

Decisión “ofensiva y dañina” para algunos activistas

Aunque se considere un cierto avance sobre la situación previa, la que será nueva reglamentación sobre donación de sangre en Estados Unidos -que se implementará a lo largo de 2015- sigue siendo vista de hecho como discriminatoria por los activistas en favor de los derechos LGTB y de las personas con VIH, que consideran además que no contribuirá a la lucha contra el estigma.

Especialmente dura ha sido, por ejemplo, la reacción de Gay Men’s Health Crisis (GMHC), una de las más batalladoras ONG estadounidenses de lucha contra el VIH/sida, con sede en Nueva York, que considera la decisión de la FDA es “ofensiva y dañina”. Para GMHC, los expertos de la FDA deberían hacer caso de las ya mencionadas Cruz Roja, Asociación Médica Americana o Asociación Americana de Bancos de Sangre y preocuparse de implementar un sistema de cribado basado en las prácticas de riesgo para la infección por VIH, con independencia de si se es gay, bisexual o heterosexual. “El VIH se transmite por lo que haces, no por lo que eres”, expresa en su comunicado GMHC.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Emmy 2014 en clave LGTB: Jim Parsons, “Modern Family”… y “The Normal Heart”, retrato de los primeros años del sida

Viernes, 29 de agosto de 2014

La 66 edición de los premios Emmy fue todo un homenaje “póstumo” a Breaking Bad, serie que ya es historia de la televisión, y que tras finalizar su quinta y definitiva temporada se hizo con seis estatuillas, incluyendo el Emmy a la mejor serie dramática. Pero eso ya lo recogen los medios generalistas. Nosotros, como ya es habitual en los últimos años, haremos un repaso a los premios en clave LGTB. Y lo cierto es que no faltan protagonistas…

Premiados y nominados abiertamente LGTB

jim-parsons-profileEl abiertamente gay Jim Parsons se alzó este año con su cuarto Emmy a mejor actor protagonista en una serie de comedia por su interpretación de Sheldon Cooper en The Big Bang Theory. Un papel, por cierto, que le ha convertido en el actor abiertamente gay mejor pagado de la historia de la televisión tras el acuerdo económico entre los actores de la serie y la productora, por el que sus tres protagonistas principales cobrarán un millón de dólares por episodio

Otra actriz abiertamente lesbiana que se alzó con un galardón fue Jane Lynch, aunque en este caso lo hizo como mejor presentadora de un reality por Hollywood Game Night.

Cabe señalar que este año el número de nominados abiertamente LGTB era importante, aunque no todos consiguieran premio. Especialmente destacable fue la nominación de Laverne Cox a mejor actriz invitada en una serie de comedia por su papel de Sophia Burset en Orange Is the New Black. Laverne Cox ha sido la primera actriz abiertamente transexual (interpretando además a otra mujer transexual) en ser nominada a un Emmy.

La actriz Kate McKinnon, abiertamente lesbiana, estuvo también nominada como mejor actriz de reparto en una serie de comedia por sus apariciones en Saturday Night Live. Por lo que se refiere a los hombres, Matt Bomer, Joe Mantello y otra vez Jim Parsons estuvieron nominados al premio al mejor actor de reparto en una película o miniserie por The Normal Heart (de la que hablamos después).

Y como no mencionar a uno de los actores gays más comprometidos con la causa de la igualdad, Jesse Tyler Ferguson, nominado como mejor actor de reparto en una serie de comedia por su papel de Mitch en Modern Family. Una serie por la que también estuvo nominado otro actor gay haciendo de gay: Nathan Lane, que optaba al premio mejor al actor invitado en una serie de comedia por su papel de Pepper (el excéntrico organizador de bodas amigo de Mitch y Cam).

Modern Family y Orange Is the New Black

modern-familyModern Family se hizo un año más con el Emmy a la mejor serie de comedia por quinto año consecutivo, reconocimiento espectacular a la que posiblemente es la serie más gay friendly del momento de entre las dirigidas a un publico familiar. Con un total de diez nominaciones (incluyendo las categorías técnicas), Modern Family se hizo finalmente con tres estatuillas (Ty Burrell, el actor que interpreta a Phil Dumphy, consiguió el Emmy a mejor actor de reparto en una serie de comedia, mientras que Gail Mancuso consiguió el premio a la mejor dirección en una serie de comedia por uno de sus episodios).

Hasta doce nominaciones, entre ellas la ya mencionada a Laverne Cox, tenía Orange Is the New Black, serie basada en la novela autobiográfica de Piper Kerman (una mujer bisexual que pasó 13 meses en una cárcel de mujeres) y que cuenta entre sus personajes con varias mujeres LBT. Consiguió tres premios, aunque de los considerados “menores”. El más destacado es quizá el de mejor actriz invitada en una serie de comedia para Uzo Aduba, que interpreta el personaje de Suzanne Warren (“ojos locos”), una reclusa lesbiana.

The Normal Heart, “la joya LGTB” de esta edición

Pero si hay un premio destaca por encima de los demás en clave LGTB ese es el Emmy a la mejor película para televisión, que ha ganado con todo merecimiento The Normal Heart. Tenía, eso si, 16 nominaciones (contando las múltiples nominaciones técnicas). Entre ellas, la nominación a mejor actor protagonista en una película o miniserie para Mark Ruffalo, mientras que como ya dijimos los abiertamente gays Matt BomerJoe Mantello y Jim Parsons (además de Alfred Molina y Julia Roberts) estaban nominados como actores de reparto. La película también ha ganado un segundo Emmy técnico (al mejor maquillaje en su categoría).

The Normal Heart es la adaptación de la obra de teatro homónima, que retrata los comienzos de la epidemia de sida en la comunidad gay de Nueva York allá por los primeros años ochenta. Su autor, Larry Kramer, es un conocido escritor y activista gay y a favor de la lucha contra el VIH/sida. Fue uno de los cofundadores, en 1982, de The Gay Men’s Health Crisis (GMHC), una de las primeras organizaciones de ayuda a enfermos de sida, cuando todavía ni siquiera había sido identificado el virus de la inmunodeficiencia humana. Años más tarde fue uno de los promotores de AIDS Coalition to Unleash Power (Act Up), con un planteamiento más radical y reivindicativo, y que alcanzó difusión internacional.

La entrega del Emmy a The Normal Heart fue precisamente uno de los momentos más emotivos de la noche. Recogió el premio su director  y coproductor, Ryan Murphy, creador entre otras series de Glee y American Horror Story, y también abiertamente gay, acompañado del propio Larry Kramer, que pese a sus 79 años y su delicado estado de salud quiso estar presente en la gala y fue recibido en el escenario con los asistentes puestos en pie.

Murphy y Kramer estuvieron además arropados por el magnífico reparto de la película:

https://www.youtube.com/watch?v=Mt1taOKOvm8

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Reparto de lujo para “The Normal Heart”, retrato de los primeros años del sida en la comunidad gay.

Viernes, 30 de mayo de 2014

actores-de-The-Normal-HeartTiene todos los ingredientes para convertirse en un hito del cine de temática LGTB. Protagonizada por Mark Ruffalo, Matt Bomer, Taylor Kitsch, Jim Parsons y Julia Roberts y dirigida por Ryan Murphy, The Normal Heart es la adaptación de la obra de teatro homónima, que retrata los comienzos de la epidemia de sida en la comunidad gay de Nueva York allá por los primeros años ochenta. La película será estrenada el próximo 25 de mayo por el canal televisivo de pago HBO.

The Normal Heart es un clásico del teatro LGTB. Su autor, Larry Kramer, es un conocido escritor y activista gay y a favor de la lucha contra el VIH/sida. Fue uno de los cofundadores, en 1982, de The Gay Men’s Health Crisis (GMHC), una de las primeras organizaciones de ayuda a enfermos de sida, cuando todavía ni siquiera había sido identificado el virus de la inmunodeficiencia humana. Años más tarde fue uno de los promotores de AIDS Coalition to Unleash Power (Act Up), con un planteamiento más radical y reivindicativo, y que alcanzó difusión internacional.

La obra, en buena parte autobiográfica (es difícil no reconocer en Ned Weeks, su personaje protagonista, al propio Kramer), transcurre entre 1981 y 1984. Fue representada por primera vez en 1985, aunque en 2011 fue reestrenada en Broadway con un exitoso montaje que recibió cinco nominaciones a los Premios Tony (ganó tres galardones).

Lo dicho sería suficiente motivo para desear la adaptación cinematográfica (que se ha hecho esperar: ya en septiembre de 2011 adelantábamos el proyecto), pero si a eso unimos algunos de sus ingredientes la combinación es irresistible desde el punto de vista LGTB. Su protagonista principal es el atractivo Mark Ruffalo, nominado a un Óscar por su interpretación en Los chicos están bien (que contaba la historia de una familia formada por un matrimonio de lesbianas y sus dos hijos adolescentes que entra en crisis cuando estos deciden conocer al donante de esperma de sus madres). Le acompañan, entre otros, dos actores abiertamente gays: Matt Bomer (que en 2011 fue un de los protagonistas de 8, obra teatral que repasa el histórico proceso judicial que condujo a la declaración de inconstitucionalidad de la Proposición 8, la enmienda a la Constitución de California que prohibía el matrimonio igualitario) y Jim Parsons, protagonista indiscutible de la archiconocida comedia The Big Bang Theory y que ya participó en la versión teatral de The Normal Heart en 2011.

La película ha sido dirigida y coproducida (en este caso junto a Brad Pitt) por Ryan Murphy, el creador entre otras series televisivas de Glee y American Horror Story, y también abiertamente gay.

Os dejamos con el tráiler de la película:

https://www.youtube.com/watch?v=yaaTQLMEETw

Fuente Dosmanzanas. Ver también Ociogay y

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.