Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Mozaika’

Se llamaba Normunds Kindzulis. Tenía 29 años. Y ha sido asesinado, quemado en su propia casa, en un ataque homofóbico en Letonia.

Martes, 4 de mayo de 2021

E0aWKm_X0AgRgTI@kindzulis.normunds

Normunds Kindzulis, un joven de 29 años, no ha podido sobrevivir a las extensas quemaduras sufridas el pasado 23 de abril, cuando su compañero de piso lo encontró envuelto en llamas en el rellano de su edificio en Tukums (Letonia). Las sospechas de que lo sucedido fue un asesinato de motivación homófoba se acrecientan conforme se conocen más detalles de la historia: Kindzulis había sufrido graves amenazas homófobas a las que las autoridades no habían hecho caso. Después de que en un primer momento la Policía letona evitara relacionar lo sucedido con un crimen homófobo, el presidente del país asegura que en Letonia «no hay lugar para el odio» y promete llegar hasta el fondo de lo sucedido.

Un hombre gay de Tukums, Letonia, murió de quemaduras el miércoles (28 de abril) que casi le cubrieron todo el cuerpo después de que un vecino descontento supuestamente lo roció con líquido inflamable. Normunds Kindzulis, un asistente médico de 29 años, sufrió quemaduras en el 85 por ciento de su cuerpo el 23 de abril en la tranquila e histórica ciudad llena de iglesias de ladrillos rojos y molinos de cardado de madera.

Pero después de que supuestamente estalló una pelea en el complejo de apartamentos en el que vivía, le empaparon la ropa con combustible y le prendieron fuego en lo que los defensores instan a la policía a considerar como un crimen de odio homofóbico. Otro hombre gay sufrió quemaduras mientras buscaba desesperadamente salvar a Kindzulis mientras estaba envuelto en un incendio que arrasó el edificio.

Según lo que hasta la fecha hemos podido reconstruir de lo publicado por medios letones, los gritos de Normunds Kindzulis despertaron a Artis Jaunkļaviņš, su compañero de piso, alrededor de las cuatro de la madrugada del pasado 23 de abril. Al salir al rellano se lo encontró envuelto en llamas en la escalera del bloque de apartamentos. Al parecer había sido rociado con un líquido inflamable (algunos medios hablan directamente de gasolina) y alguien le había prendido fuego. El joven intentó apagar las llamas que envolvían el cuerpo de su compañero, lo que a su vez le causó importantes quemaduras a él mismo en las piernas. Kindzulis fue trasladado aún con vida al hospital, pero no pudo sobrevivir a las gravísimas quemaduras, que le cubrían un 85% de la superficie corporal. Artis Jaunkļaviņš, por su parte, ha sido ingresado en un centro de queñados de Riga, la capital letona.

Según ha denunciado la víctima superviviente, Kindzulis había sido objeto de amenazas homófobas por parte de un vecino, que habían denunciado a la Policía. De hecho fuentes policiales han confirmado a la prensa local que en efecto la víctima había denunciado amenazas en noviembre de 2020, pero que después de «examinar la información» se decidió no iniciar una investigación criminal. De hecho, jauns.lv, un medio local, recoge con cierte detalle que el acoso a Kindzulis comenzó en efecto hace meses, a raíz de un incidente vecinal que poco a poco se convirtió en una auténtica persecución homófoba a manos del vecino y otros individuos relacionados con este, materializada tanto en amenazas verbales y a través de mensajes de texto como en al menos una grave agresión física (fue empujado por las escaleras, lo que motivó una baja médica). El mismo medio recoge que el vecino agresor es un exmilitar que trabaja en el sector de la seguridad, e incluso especula, aunque sin afirmarlo abiertamente, sobre una posible relación del mismo con el jefe de policía de la localidad. Siempre según este medio, Artis Jaunkļaviņš, compañero de piso del fallecido, sospecha incluso que el incidente que supuestamente habría dado lugar al enfrentamiento (relacionado con una pérdida de llaves) no fue más que una excusa del agresor para comenzar su acoso.

Por otra parte, Jaunkļaviņš se ha mostrado indignado por la versión que en un primer momento autoridades y medios ofrecieron de lo sucedido, según la cual todo se trató de un incendio accidental originado en una pila de ropa. Una versión que muy poco después, conforme la indignación se extendía entre la comunidad LGTBI letona, ya era matizada por las fuerzas de seguridad, que confirmaban que se había iniciado una investigación criminal.

Kindzulis fue trasladado de urgencia a Riga, la capital de Letonia, para recibir tratamiento. Sin embargo, en un giro trágico, la Asociación de Organizadores del Orgullo Europeo confirmó en Twitter el miércoles que se había enterado de que Kindzulis había fallecido.

Él fue, dijo el grupo, una “víctima de [un] ataque incendiario homofóbico”.

Según Euractiv, la policía local inicialmente se negó a abrir una investigación, pero la muerte de Kindzulis ha provocado una necesidad urgente de hacerlo. “Llevar a alguien al borde del suicidio también es un crimen”, dijo el jueves el oficial Andrejs Grishins a los periodistas, dijo el medio.

El principal colectivo LGTBI letón, Mozaika, exige entretanto que se investigue con detalle el historial de amenazas y agresiones que ya desde hace meses Kindzulis soportaba sin recibir en ningún momento asistencia policial. Y es que la biografía de Kindzulis fue una vez de fuerza y vigilancia. Había recibido amenazas de muerte homofóbicas en el pasado y huyó a Tukums, que está a unos 70 kilómetros de Riga. Pero en la tranquila ciudad, se encontró con una violencia demasiado familiar. Fue agredido físicamente al menos cuatro veces.

La segunda víctima le dijo a Tukums Independent News, un periódico local, cómo la pareja había informado a las autoridades cómo su vecino los amenazaba y se burlaba de ellos en el edificio de cinco pisos en el que vivían. “Informamos de estas amenazas tanto a la policía como al lugar de trabajo del vecino, pero no hubo reacción”, dijo. “Tuvimos que esperar a que alguien fuera mutilado o asesinado”.

Mientras tanto, en sus cuentas de redes sociales, Kindzulis elogió Eurovisión, compartió fotos de sus viajes y viajes de campamento por Letonia y cuidó a su gato.

Su muerte ha llegado a exponer las líneas divisorias de Letonia, un estado miembro de la Unión Europea que durante mucho tiempo se ha resistido a reconocer a las personas LGBT +.

Incluso el presidente de Letonia, Egils Levits, se manifestaba en Twitter y admitía implícitamente que la principal sospecha sobre el presunto asesinato es la motivación homófoba y  tuiteó que “no hay lugar para el odio en Letonia”.

Sin embargo, el parlamento letón, el Saeima, votó abrumadoramente para modificar la constitución para definir la familia estrictamente como una “unión de un hombre y una mujer” a principios de este año.

Activistas de todo el mundo rindieron homenaje a Kindzulis que, para muchos, no solo señaló la profundidad de la ira que se siente hacia la gente queer en Letonia, sino también la necesidad misma del Orgullo y el movimiento de derechos LGBT + en sí.

Un país hostil a la igualdad LGTB

Letonia, pese a contarse entre los más hostiles de la Unión Europea para su población LGTB, ha empezado hace poco a mostrar algún signo esperanzador. El más simbólico, la salida del armario como gay de su ministro de Exteriores, Edgars Rinkēvičs, en noviembre de 2014. Reelegido para su puesto tras las elecciones de 2018, Rinkēvičs sigue abogando por el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. Otro gesto, menor pero cargado también de simbolismo, fue la rectificación de una promoción de San Valentín de los autobuses de la capital Riga que excluía a las parejas del mismo sexo.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs calificaba en noviembre de 2015 de «montón de histeria» y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la «propaganda homosexual» como la vigente en Rusia desde 2013. En 2015, la celebración del Europride en Riga se vio amenazada por el boicot de grupos homófobos, aunque finalmente tuvo lugar sin grandes problemas.

En junio de 2019,el Parlamento de Letonia volvió a decir «no» a las uniones civiles. Una proposición de ley presentada por diputados de partidos representados en el Gobierno  fracasó, al obtener solo 23 votos favorables de los 100 representantes de la Saeima, el legislativo unicameral letón.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Rectifican una promoción de San Valentín de los autobuses de Riga (Letonia) que excluía a las parejas del mismo sexo

Jueves, 18 de febrero de 2016

wroomwroomvalentine2Una compañía de autobuses urbanos de Riga, la capital de Letonia, decidió celebrar San Valentín regalando el trayecto a las parejas que se besaran al subir a sus vehículos. Una campaña simpática si no fuera porque en un primer momento se anunció como aplicable solo a las parejas heterosexuales. Las quejas de los colectivos LGTB por la evidente discriminación llevaron a la empresa a rectificar y aceptar finalmente como “pago” los besos de todos los tipos de parejas.

El pasado jueves, la portavoz de RMS (Rīgas Mikroautobusu Satiksme) Maija Lazdiņa, anunció la promoción que, con motivo del día de los enamorados, eximía del pago del billete a las parejas que se besaran al entrar en sus autobuses. En un principio, la campaña sería aplicable solo a las parejas de distinto sexo, con el objetivo según Lazdiņa de “apoyar las relaciones establecidas como tradicionales”.

Al día siguiente, la organización LGTB Mozaika denunció el carácter discriminatorio de la medida, que atentaría contra los artículos 8 y 14 de la Convención Europea de Derechos Humanos, los cuales prohíben expresamente la discriminación por género y orientación sexual. La portavoz de Mozaika Kristīne Garina afirmó que este tipo de situaciones “no se pueden ignorar más” y anunció una queja al Defensor del Pueblo letón. También el periódico en lengua inglesa The Baltic Times publicó un editorial protestando por una medida “que nos hace pensar si vivimos en 1916 en lugar de 2016”.

La protesta surgió efecto. El sábado pasado, la responsable de la compañía de autobuses declaró que la polémica se basa en un “gran malentendido” y trasladó la responsabilidad a una “interpretación errónea” de sus palabras por parte de los medios de comunicación. En cualquier caso, aseguró que la medida de San Valentín estaba abierta tanto a las parejas heterosexuales como a las “no tradicionales”. Mozaika ha celebrado el cambio con un bonito cartel en el que se puede leer: “Autobuses pequeños, grandes amores. Feliz San Valentín a todos los que aman”.

Pequeños pasos en un país hostil a la igualdad LGTB

Letonia, pese a contarse entre los más hostiles de la Unión Europea para su población LGTB, ha empezado hace poco a mostrar signos esperanzadores. El más simbólico, la salida del armario como gay de su ministro de Exteriores, Edgars Rinkēvičs, en noviembre de 2014. Anteriormente, tras el Orgullo Báltico celebrado en Riga en junio de 2012, el entonces ministro de Justicia anunciaba un proyecto de reconocimiento de derechos a las parejas no casadas, que incluiría a las del mismo sexo. Otros miembros del gobierno, como el ministro de Defensa Artis Pabriks, mostraban su apoyo a la medida, aunque la oficina del Defensor del Pueblo de Letonia había recomendado en enero que el Parlamento no reconociera este tipo de uniones.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs calificaba el pasado noviembre de “montón de histeria” y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la “propaganda homosexual” como la vigente en Rusia desde 2013. El año pasado, la celebración del Europride en Riga se vio amenazado por el boicot de grupos homófobos, aunque finalmente tuvo lugar sin grandes problemas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

El Euro Pride 2015 aspira a mejorar la visibilidad LGTB en Letonia

Martes, 2 de junio de 2015

480x380p-noticias-23435-2015-5-30-22430En rueda de prensa, el pasado viernes, Kaspars Zalitis (Co-presidente del comité Euro Pride 2015 y miembro de la junta directiva de Mozaika, única asociación LGTB de Letonia) y Juan Carlos Alonso (Miembro de la junta directiva de EPOA —Asociación de Organizadores de Orgullo Europeos— y del comité del World Pride 2017 que se celebrará en Madrid) explicaron la difícil situación que vive el colectivo LGTB en Letonia y cómo pretenden mejorarla gracias a la celebración del Euro Pride en Riga.

En 2012, en Marsella, EPOA (iniciales de European Pride Organisers Association, Asociación de Organizadores de Orgullo Europeos) seleccionó Riga (capital de Letonia y ciudad más grande del país) para la celebración del Euro Pride 2015. La decisión tenía una clara motivación política, en aras de ayudar a la visibilidad del colectivo LGTB y motivar un cambio en la percepción que la población tiene del mismo.

La situación del colectivo LGTB en Letonia es conflictiva. Aunque la homosexualidad no está perseguida, e incluso en Riga hay algún establecimiento orientado a público LGTB, se trata de un país con una mentalidad muy homófoba. Como referencia, en todo el país solo hay una asociación LGTB (Mozaika). Esta asociación celebró la primera manifestación del Orgullo en 2005. A la manifestación acudieron unas 70 personas a favor del colectivo… y más de 3.000 personas que hicieron todo lo posible por boicotearla. El año siguiente no fue mucho mejor. En 2006 la manifestación fue prohibida, así que tuvieron que celebrar la manifestación como un acto privado dentro de un hotel, a cuyo alrededor se aglutinaron gran cantidad de personas que arrojaban frutas, excrementos e incluso agua bendita. En 2009 se optó por hacer un Baltic Pride, en el que aunaron esfuerzos Letonia, Estonia y Lituania. En 2012 consiguieron celebrar una manifestación con un recorrido de 550 metros a la que asistieron 600 personas.

El trabajo constante de Mozaika, junto al ejemplo de distintos países que han ido normalizando la situación con leyes contra la homofobia y el matrimonio igualitario, ha hecho que poco a poco la situación vaya cambiando. Paradójicamente, el ministro de Asuntos Exteriores de Letonia es abiertamente gay. De hecho, ha sido una importante ayuda para la organización del Euro Pride 2015.

El Euro Pride de Riga tiene importantes puntos significativos a nivel político. Se tratará de la primera celebración del Euro Pride que se celebrará en territorio de la antigua Unión Soviética, y además será justo el año que se celebra el 25 aniversario de la independencia de Letonia de la URSS. Letonia será el segundo país del este que celebre el Euro Pride (el primero fue Polonia, celebrado en Varsovia en 2010). Además, la celebración coincidirá con la presidencia de la Unión Europea, en manos de Letonia este semestre.

Las actividades que englobará el Euro Pride 2015 engloban todo tipo de acciones, con la intención de buscar la curiosidad y asistencia de todo tipo de públicos, consiguiendo de esa manera una visibilidad y un paso para cambiar la mentalidad homófoba de muchos de los ciudadanos. Bajo el lema “Changing history is hot!” (Cambiar la historia es excitante), los organizadores buscan un claro enfoque político y social. Quieren hacer algo divertido y atractivo, pero con clara vocación política. Por eso, frente al carnaval que algunos se esperan, están trabajando en un evento cultural, político y social.

Entre estas actividades hay un Festival de Cine que, bajo el nombre de “Black Carnation” (en referencia a la flor que representaba la lucha por la independencia del país) proyectará no solo películas de temática gay, sino también películas como Sonrisas y Lágrimas (que no es de temática gay, pero cuenta con muchos seguidores dentro del colectivo), la biografía de Yves Saint Laurent, o películas de un director de cine letón abiertamente homosexual. Como curiosidad, se proyectarán siete películas de Almodóvar.

También se habilitará una Pride House, que será el único edificio en el que, al ser privado, onderará la bandera del Orgullo, y que funcionará como centro de información. Además se celebrará una conferencia internacional bajo el título “Libertad de expresión y asamblea: Perspectiva del mundo en una narrativa”.

A propósito de la marcha, este año será de 2.200 metros (justo cuatro veces más que la celebrada en 2012) y por primera vez atravesará la calle principal de Riga. Al finalizar, habrá un escenario con conciertos. Como curiosidad, ante la dificultad de encontrar artistas que quisieran participar, actuarán artistas de otros países como Estados Unidos, entre los que se incluyen una drag queen. Hay que tener en cuenta que en Letonia no hay drag queens.

También están invitadas personalidades de la política, incluyendo 5 ministros de Bélgica, representantes de Estados Unidos, y activistas y organizaciones de todo el mundo.

Sin embargo, la organización de Euro Pride 2015 está teniendo muy pocos apoyos. Cuentan a su favor con la Oficina de Turismo de Riga, en cuyos puntos de información se ofrecerá información LGTB (lo cual es un logro bastante importante). Air Baltic ofrecerá tarifas más económicas a quienes quieran asistir al evento. Varias embajadas (seguramente gracias a la intercesión del ministro de Asuntos Exteriores letón, abiertamente gay) incluyendo las de Estados Unidos, Reino Unido y España, ofrecen pequeños apoyos. Incluso el alcalde de Riga apoya (en privado) el evento, pero afirma no tener poder en el partido para mejorar la situación. En esencia, las autoridades letonas hacen lo mínimo, pero al menos no boicotean el evento.

Debido a esta falta de apoyos institucionales, el Euro Pride de Riga está recaudando fondos. El viernes por la noche se celebró una fiesta en Madrid con esa intención, pero también se pueden hacer donativos a través de su página web.

Fuente Euro Pride, vía Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El Europride de Riga (Letonia), en peligro por el boicot de grupos homófobos

Viernes, 13 de marzo de 2015

Europride_2015El grupo homófobo llamado “anti-globalistas” aboga por los “valores tradicionales” de la sociedad letona

El Orgullo Báltico, en el que participan Estonia, Letonia y Lituania, vuelve este año a Riga, donde se celebró en 2009 y en 2012. El evento tiene una significación especial, por albergar el primer Europride que tendrá lugar en una exrepública soviética. Sin embargo, su desarrollo está ahora amenazado por la maniobra de boicot de grupos hómofobos que pretenden impedirlo.

El Europride 2015 que se celebrará en Riga, capital de Letonia, del 15 al 21 de junio, podría ser suspendido como consecuencia de las acciones de un grupo homófobo llamado “anti-globalistas” (Antiglobālisti). El evento ve amenazada su celebración, según afirman los activistas contrarios al colectivo LGTB, por el bien de los “valores tradicionales” del país.

El pasado mes de febrero cuando la asociación Mozaika, defensora de los derechos del colectivo homosexual y organizadora del evento en esta ocasión, acudió al Ayuntamiento de Riga, se encontró algo sorprendente. Los seguidores de los “anti-globalistas” habían reservado ya una fecha para celebrar una protesta en contra de, según afirmaron ellos mismos, “la desviación sexual y las distintas perversiones, además de otras cosas extrañas“. El cinismo del título y los detalles del supuesto evento dejaban claro que su único objetivo era impedir la celebración del Europride en las fechas y lugares previstos.

Este grupo homófobo pretende celebrar un evento con duración de una semana que empiece justo antes del “Europride” y termine después de la fecha de finalización de este. De esta manera, los días de celebración de la fiesta mayor del colectivo LGTB quedarían ocupados por un colectivo totalmente opuesto. Por si había alguna duda sobre sus intenciones, los organizadores de la protesta han puesto en marcha una página web de claro contenido homófobo llamada NoHomo.lv, donde realizan afirmaciones como “la homosexualidad es una enfermedad. La homosexualidad se puede tratar”. En este espacio online abogan por la defensa de lo que llaman “valores tradicionales”.

Mozaika se dirigió a las autoridades del Ayuntamiento de Riga, pero el grupo LGTB obtuvo poca ayuda por su parte. Los dirigentes de esta asociación han acudido al Ministerio de Justicia que será quien emita la decisión final acerca del asunto.  Los boicoteadores se habrían valido de una artimaña legal para sortear el plazo máximo de cuatro meses de antelación para convocar una manifestación. En lugar de convocarla como tal, simularon organizar un “festival” de una semana de duración, lo cual les permitió adelantarse a los activistas LGTB e intentar pisotear un Orgullo Báltico tan significativo.

El ayuntamiento de Riga afirma que trasladará el asunto al ministerio de Justicia, En declaraciones a la página Gay Star News, Kaspars Zalitis, uno de los responsables de la organización del Europride 2015, lamentó la falta de apoyo institucional cuando denunciaron la maniobra de boicot y afirmó que “no somos optimistas. El ministro de Justicia es públicamente conocido como homófobo e incluso ha denominado al colectivo LGTB como una ‘mafia de maricones’”. El activista reconoce que “no tenemos alternativas en este momento”, pero se muestra esperanzado en encontrar una solución.  Zalitas también declaró que “creemos que finalmente la justicia y los derechos humanos ganarán. Estamos muy disgustados con esta situación. 10 años después de la celebración del primer “Europride” en Riga seguimos viviendo un drama“, y hace un llamamiento a todo el continente para que acudan a  Riga el próximo junio. “Es lo que más necesitamos. Tenemos que mostrar a la sociedad letona que hay una comunidad LGTB internacional que está luchando por los derechos humanos. El Europride nunca ha estado tan cerca de Rusia, y cuanta más gente venga, más altas se oirán nuestras voces”.

A la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, el boicot supone un mazazo en un país que, pese a contarse entre los más hostiles de la Unión Europea para su población LGTB, empezaba a mostrar signos esperanzadores. El más simbólico, la salida del armario como gay de su ministro de Exteriores, Edgars Rinkēvičs, hace apenas unos meses. Anteriormente, tras el Orgullo Báltico celebrado en Riga en junio de 2012, el entonces ministro de Justicia anunciaba un proyecto de reconocimiento de derechos a las parejas no casadas, que incluiría a las del mismo sexo. Otros miembros del gobierno, como el ministro de Defensa Artis Pabriks, mostraban su apoyo a la medida, aunque la oficina del Defensor del Pueblo de Letonia había recomendado en enero que el Parlamento no reconociera este tipo de uniones.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs calificaba el pasado noviembre de “montón de histeria” y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la “propaganda homosexual” como la vigente en Rusia desde 2013. Veremos ahora si Rinkēvičs, que mostró su intención de ayudar a sacar adelante la ley de uniones civiles, tiene algún margen de maniobra para intentar proteger la celebración de un Europride en el que la comunidad LGTB letona tiene puestas muchas esperanzas de mejora de su situación.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El ministro de Exteriores de Letonia hace pública su homosexualidad vía Twitter

Sábado, 8 de noviembre de 2014

14153607854611‘El ministro de Exteriores letón, Edgars Rinkevics, durante una entrevista con EL MUNDO.CARLOS BARAJAS

El ministro de Asuntos Exteriores de Letonia, Edgars Rinkēvičs, ha salido del armario como gay a través de su cuenta de Twitter. El mensaje llegaba después de que defendiera, a través del mismo medio, el reconocimiento legal de las parejas del mismo sexo en su país. Se trataría del primer cargo público de su nivel en salir del armario en el conjunto del antiguo bloque soviético.

“Anuncio con orgullo que soy gay. Suerte a todos’, escribió

Edgars Rinkevics, de 41 años, desvela su orientación sexual a través de una red social

EfeMoscú

El ministro de Asuntos Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, ha desvelado en Twitter que es homosexual y ha anunciado luchará por la igualdad jurídica de todas las relaciones de pareja en su país.

Anuncio con orgullo que soy gay. Suerte a todos, escribió anoche en su microblog el jefe de la diplomacia letona, de 41 años.

 *

I proudly announce I’am gay… Good luck all of you…

*

El presidente de Estonia, Toomas Hendrik Ilves, ha elogiado este viernes el valor de Rinkevics y su gestión pública. “Es un hombre muy valiente y un muy buen ministro de Exteriores, escribió, también en Twitter, el jefe del Estado letón.

Rinkevics, historiador y politólogo, encabeza el Ministerio de Asuntos Exteriores de Letonia desde octubre de 2011.

Actualizado con información de Dosmanzanas el 9/11/2014

El pasado jueves 6 de noviembre, el ministro letón de Asuntos Exteriores, Edgars Rinkēvičs, dejaba el siguiente mensaje, originalmente en inglés, en su cuenta de Twitter: “Anuncio con orgullo que soy gay… Buena suerte a todos”. El texto dejaba completamente claro para la comunidad internacional lo que ya había expresado anteriormente en letón: “Nuestro país va a crear un marco jurídico para todos los tipos de relaciones, voy a luchar por ello, sé que va a provocar inmediatamente un montón de histeria, pero estoy #Orgullosodesergay”.

Rinkēvičs hacía referencia al proyecto de ley de reconocimiento de derechos a las parejas no casadas, que incluiría a las del mismo sexo. Dicho proyecto fue anunciado por el ministro de Justicia tras el Orgullo Báltico celebrado en Riga, la capital letona, en junio de 2012, causando gran controversia. Otros miembros del gobierno, como el ministro de Defensa Artis Pabriks, mostraban su apoyo a la medida, aunque la oficina del Ombusdman (defensor del pueblo) había recomendado en el mes de enero que el parlamento no reconociera este tipo de uniones legalmente.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de ley de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs califica de “montón de histeria” y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la “propaganda homosexual” como la vigente en Rusia desde el pasado año. Por ello, Kaspars Zalitis, representante de la asociación letona de defensa de los derechos LGTB Mozaika, aplaudía con emoción la decisión del ministro de Exteriores: “creo que es algo totalmente sorprendente. El ministro acaba de demostrar que el cambio es posible y me siento muy orgulloso de él y de mi país”.

Shawn Gaylord, representante de la organización Human Rights First, emitía el siguiente comunidado: “el tuit de Rinkēvičs no solo es un importante paso adelante en su propio viaje personal, sino también un fuerte estímulo para los defensores de los derechos humanos y la comunidad LGTB de Letonia, que se han enfrentado a la discriminación y a los intentos de los legisladores de aprobar leyes que atentan contra sus derechos humanos básicos. Instamos al gobierno de los Estados Unidos y a la comunidad internacional a trabajar juntos para proteger a Rinkēvičs y a los demás miembros de la comunidad LGTB de Letonia de la persecución y la discriminación, y a presionar al gobierno de Letonia para evitar la aprobación de leyes y políticas discriminatorias“.

Fuente El Mundo

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.