Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > El Europride de Riga (Letonia), en peligro por el boicot de grupos homófobos

El Europride de Riga (Letonia), en peligro por el boicot de grupos homófobos

Viernes, 13 de marzo de 2015

Europride_2015El grupo homófobo llamado “anti-globalistas” aboga por los “valores tradicionales” de la sociedad letona

El Orgullo Báltico, en el que participan Estonia, Letonia y Lituania, vuelve este año a Riga, donde se celebró en 2009 y en 2012. El evento tiene una significación especial, por albergar el primer Europride que tendrá lugar en una exrepública soviética. Sin embargo, su desarrollo está ahora amenazado por la maniobra de boicot de grupos hómofobos que pretenden impedirlo.

El Europride 2015 que se celebrará en Riga, capital de Letonia, del 15 al 21 de junio, podría ser suspendido como consecuencia de las acciones de un grupo homófobo llamado “anti-globalistas” (Antiglobālisti). El evento ve amenazada su celebración, según afirman los activistas contrarios al colectivo LGTB, por el bien de los “valores tradicionales” del país.

El pasado mes de febrero cuando la asociación Mozaika, defensora de los derechos del colectivo homosexual y organizadora del evento en esta ocasión, acudió al Ayuntamiento de Riga, se encontró algo sorprendente. Los seguidores de los “anti-globalistas” habían reservado ya una fecha para celebrar una protesta en contra de, según afirmaron ellos mismos, “la desviación sexual y las distintas perversiones, además de otras cosas extrañas“. El cinismo del título y los detalles del supuesto evento dejaban claro que su único objetivo era impedir la celebración del Europride en las fechas y lugares previstos.

Este grupo homófobo pretende celebrar un evento con duración de una semana que empiece justo antes del “Europride” y termine después de la fecha de finalización de este. De esta manera, los días de celebración de la fiesta mayor del colectivo LGTB quedarían ocupados por un colectivo totalmente opuesto. Por si había alguna duda sobre sus intenciones, los organizadores de la protesta han puesto en marcha una página web de claro contenido homófobo llamada NoHomo.lv, donde realizan afirmaciones como “la homosexualidad es una enfermedad. La homosexualidad se puede tratar”. En este espacio online abogan por la defensa de lo que llaman “valores tradicionales”.

Mozaika se dirigió a las autoridades del Ayuntamiento de Riga, pero el grupo LGTB obtuvo poca ayuda por su parte. Los dirigentes de esta asociación han acudido al Ministerio de Justicia que será quien emita la decisión final acerca del asunto.  Los boicoteadores se habrían valido de una artimaña legal para sortear el plazo máximo de cuatro meses de antelación para convocar una manifestación. En lugar de convocarla como tal, simularon organizar un “festival” de una semana de duración, lo cual les permitió adelantarse a los activistas LGTB e intentar pisotear un Orgullo Báltico tan significativo.

El ayuntamiento de Riga afirma que trasladará el asunto al ministerio de Justicia, En declaraciones a la página Gay Star News, Kaspars Zalitis, uno de los responsables de la organización del Europride 2015, lamentó la falta de apoyo institucional cuando denunciaron la maniobra de boicot y afirmó que “no somos optimistas. El ministro de Justicia es públicamente conocido como homófobo e incluso ha denominado al colectivo LGTB como una ‘mafia de maricones’”. El activista reconoce que “no tenemos alternativas en este momento”, pero se muestra esperanzado en encontrar una solución.  Zalitas también declaró que “creemos que finalmente la justicia y los derechos humanos ganarán. Estamos muy disgustados con esta situación. 10 años después de la celebración del primer “Europride” en Riga seguimos viviendo un drama“, y hace un llamamiento a todo el continente para que acudan a  Riga el próximo junio. “Es lo que más necesitamos. Tenemos que mostrar a la sociedad letona que hay una comunidad LGTB internacional que está luchando por los derechos humanos. El Europride nunca ha estado tan cerca de Rusia, y cuanta más gente venga, más altas se oirán nuestras voces”.

A la espera de ver cómo se desarrollan los acontecimientos, el boicot supone un mazazo en un país que, pese a contarse entre los más hostiles de la Unión Europea para su población LGTB, empezaba a mostrar signos esperanzadores. El más simbólico, la salida del armario como gay de su ministro de Exteriores, Edgars Rinkēvičs, hace apenas unos meses. Anteriormente, tras el Orgullo Báltico celebrado en Riga en junio de 2012, el entonces ministro de Justicia anunciaba un proyecto de reconocimiento de derechos a las parejas no casadas, que incluiría a las del mismo sexo. Otros miembros del gobierno, como el ministro de Defensa Artis Pabriks, mostraban su apoyo a la medida, aunque la oficina del Defensor del Pueblo de Letonia había recomendado en enero que el Parlamento no reconociera este tipo de uniones.

En diciembre de 2005 se introdujo una enmienda a la Constitución de Letonia para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer, y así impedir a las parejas del mismo sexo el acceso a esta institución. Quienes se muestran contrarios al proyecto de reconocimiento de otro tipo de uniones consideran que se trata de un subterfugio para violar lo que la Constitución prohíbe taxativamente.

Esta actitud es la que el ministro Rinkēvičs calificaba el pasado noviembre de “montón de histeria” y contra la que se ha comprometido a luchar. Este tipo de grupos homófobos ya intentaron en 2006 aprobar, sin éxito, una ley contra la “propaganda homosexual” como la vigente en Rusia desde 2013. Veremos ahora si Rinkēvičs, que mostró su intención de ayudar a sacar adelante la ley de uniones civiles, tiene algún margen de maniobra para intentar proteger la celebración de un Europride en el que la comunidad LGTB letona tiene puestas muchas esperanzas de mejora de su situación.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.