Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Aguascalientes’

El Estado de Yucatán aprueba, por fin, el matrimonio igualitario con una amplia mayoría y prohíbe las llamadas terapias de conversión

Martes, 31 de agosto de 2021

matrimonio_igualitario_mexico_copyEl Congreso de Yucatán ha aprobó el pasado miércoles el matrimonio igualitario.

El Estado sigue la estela de Sinaloa y Baja California, que también han avalado la unión entre parejas homosexuales este verano

El Congreso del Estado de Yucatán aprobó el pasado miércoles el matrimonio igualitario con 20 votos a favor y cinco en contra. Hace solo tres semanas que Baja California tomó la misma decisión y también este verano, a finales de junio, la unión entre parejas homosexuales fue aceptada en Sinaloa. Con estas tres nuevas resoluciones son ya 22 de los 32 Estados mexicanos los que reconocen este derecho.

En una larga sesión de más de cuatro horas, los diputados de Yucatán han votado a favor de modificar el artículo 94 de la Constitución del Estado para replantear los términos: en vez de algo exclusivo entre un hombre y una mujer,  la reforma aprobada define el matrimonio como «una institución por medio de la cual se establece la unión jurídica, libre y voluntaria de dos personas, con igualdad de derechos, deberes y obligaciones, para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuran respeto y ayuda mutua» y abre la figura del concubinato a todas las parejas.

Yucatán se convierte en la última jurisdicción de México en adoptar una definición igualitaria del matrimonio (ya sea por vía puramente legislativa o por mandato judicial) tras Ciudad de México, Quintana Roo, Coahuila, Chihuahua y Guerrero, Nayarit, Jalisco, Campeche, Colima, Michoacán, Morelos, Baja California, Puebla, Chiapas, Oaxaca, San Luis Potosí, Nuevo León, Hidalgo, Baja California Sur, Aguascalientes, Tlaxcala y Sinaloa, esta última en junio de este mismo año. Los territorios mencionados albergan al 62% de la población del país

El camino hasta esta reforma no ha sido fácil en la península. En 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN) declaró inconstitucional prohibir el matrimonio entre parejas del mismo sexo por ir en contra del principio de no discriminación. Eso dejaba la responsabilidad en los congresos estatales, que debían modificar su legislación, pero varios de ellos se han negado a corregir sus códigos. Ese fue el caso de Yucatán.

En 2019, en una votación secreta, el Congreso yucateco rechazó el matrimonio homosexual. Pero el colectivo PTFY presentó un amparo contra el Poder Legislativo estatal por ir en contra del mandato de la SCJN y esta obligó a los legisladores a repetir la votación, que finalmente se ha desarrollado este miércoles. La resolución ha sido en esta ocasión aprobada con una amplia mayoría.

No podemos olvidar que, en 2019, Ricky Martin y diversas personalidades exigían al gobierno de Yucatán para que aprobase el matrimonio igualitario.

En la misma sesión, los diputados han prohibido las llamadas terapias de conversión, que tratan de modificar la orientación sexual, y han aprobado que el delito de feminicidio no prescriba. En este mismo sentido, los congresistas han establecido que en caso de asesinato de una mujer a manos de su pareja, la patria potestad de los hijos no sea para el agresor sino para los abuelos de los menores.

El matrimonio igualitario en México

En México, el matrimonio igualitario está en vigor en muchos de sus estados y los matrimonios celebrados en ellos deben ser reconocidos a nivel nacional. Ciudad de México, de hecho, fue el primer territorio de América Latina en aprobar el matrimonio igualitario en el año 2009 (meses antes de que lo hiciera Argentina). En 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló que tanto los matrimonios entre parejas del mismo sexo como las adopciones por padres del mismo sexo fruto de aquella ley eran válidos en todo el territorio mexicano.

La capital mexicana abría así un camino que luego han seguido otros estados de México, un país federal en el que cada estado goza de amplia autonomía legislativa y cuenta con códigos civiles propios. Además, la prohibición del matrimonio igualitario por los estados que aún no permiten su celebración acabó siendo considerada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia y, de hecho, en prácticamente todos los estados de México se han celebrado ya bodas por orden judicial. En los estados que no celebran matrimonios entre personas del mismo sexo, sin embargo, los contrayentes deben presentar un recurso de amparo, un trámite que aumenta los plazos y los costes.

Pese a todo, el Congreso de México decidía a finales de 2016 bloquear el compromiso del presidente del país, Enrique Peña Nieto, de promover la reforma tanto de la Constitución mexicana como del Código Civil federal para asegurar sin género de duda la plena vigencia del matrimonio igualitario en todo el país. Todo ello fruto de una intensa campaña de agitación homófoba promovida, entre otras, por la Iglesia católica mexicana. En enero de 2017 publicábamos la noticia de la nueva constitución de Ciudad de México y el reconocimiento expreso al matrimonio igualitario y a las familias LGTB.

La victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su partido de nueva creación Morena en las elecciones de julio de 2018 despertaron ciertas expectativas de que una solución a nivel federal, a pesar de sus tibias palabras en campaña. Desde entonces se han presentado dos propuestas. La primera, en octubre de 2018, a iniciativa del senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Juan Zepeda Hernández. La segunda, en diciembre de 2019, la defendió la diputada de Morena Reyna Celeste Ascencio Ortega y conlleva una reforma de la Constitución mexicana. Ninguna de ellas ha sido aprobada.

Con la entrada de Yucatán, Baja California y Sinaloa estos últimos tres meses, el mapa mexicano avanza en la igualdad, iniciada hace 11 años en Ciudad de México. Aunque todavía 10 Estados (Coahuila, Durango, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Querétaro, Tabasco, Veracruz y Zacatecas) se resisten a reformar sus leyes. Las parejas homosexuales de estas entidades tienen que presentar un amparo para que los jueces aprueben la unión caso por caso, en vez de hacerlo con un trámite ante el Registro Civil.

Fuente Agencias/Cristianos Gays/Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Muere Jaime Humberto Hermosillo cineasta de diversidad sexual

Miércoles, 15 de enero de 2020

c08fb79b7fb9e33d131c8a79529b9cadEl director de cine Jaime Humberto Hermosillo falleció ayer a los 77 años en Guadalajara (México) el pasado 13 de enero.

Conocido por su introducir en su filmografía temas como la diversidad sexual y que se convirtió en una referencia obligada para el análisis de la conducta social del mexicano contemporáneo y del retrato que el cine ha hecho de ella.

Hermosillo fue uno de los directores más originales y polémicos del cine mexicano. Desde sus primeras películas reveló, aunado a un sólido dominio del oficio, audacia tal en la elección de sus temas que muchas veces la conservadora sociedad mexicana lo ha tachado de inmoral. Se declaró abiertamente homosexual.

La secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto, comunico la noticia: “Murió Jaime Humberto Hermosillo, uno de nuestros grandes cineastas. Películas como La tarea, Naufragio o María de mi corazón son parte esencial de la filmografía nacional. Descanse en paz”, publico Frausto en su cuenta de Twitter.

Frausto ha pedido al Instituto Mexicano de Cinematografía que se le organice un homenaje a Hermosillo.

Hermosillo nació el 22 de enero de 1942 en Aguascalientes, es conocido por crear un universo cinematográfico muy sólido de la filmografía mexicana. Desde la Institución Mexicana de Cinematografía han querido recordar los inicios de Hermosillo, desde su infancia, saltándose el colegio para ir asiduamente a un cine de su localidad natal. Miembro de una familia conservadora de clase media, en su filmografía desafío las convenciones sociales y códigos morales.

Posteriormente entró en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde realizó su primera película, Los nuestros. Ya con esa cinta consiguió notoriedad en la crítica en su país, como una futura promesa del cine mexicano. En la década de los 80, hace su aportación al cine LGTB con la película Doña Herlinda y su hijo. Una comedia sobre la madre de un doctor homosexual que manipula constantemente a su hijo a su amante varón y a su prometida y a todo lo que le rodea, para satisfacer su deseo de convertirse en abuela. Antes que Pedro Almodóvar, con quien es comparado frecuentemente, Hermosillo dio a su madre, María Guadalupe Delgado, la oportunidad de actuar en sus cintas e incluso le dio un papel destacado en Los nuestros.

Jaime Humberto Hermosillo dirigió las películas La Pasión Según Berenice (1975) y María de mi Corazón (1979), entre otras. Incursionó en el cine experimental con el filme La Tarea (1990) y dirigió la película Doña Herlinda y su Hijo (1985), rodada en Guadalajara, en la que participaron Guillermo del Toro como productor, y su mamá, Guadalupe del Toro, como protagonista.

 Hermosillo formó parte de la generación de directores mexicanos que representó un cambio para la industria fílmica nacional en la década de 1970.

Fue fundador de la Muestra de Cine Mexicano en Guadalajara, considerada actualmente uno de los festivales más importantes de Iberoamérica.

En mayo de 2013, Hermosillo recibió la Medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico que otorgan la Cineteca Nacional, la Fundación Carmen Toscano y la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.

Fuente El País/20Minutos

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , , , ,

La iglesia y sus artimañas para evitar la aprobación del matrimonio igualitario

Sábado, 27 de agosto de 2016

matrimonio_igualitario_mexico_copyDesde que el presidente Peña Nieto declaró su apoyo a los matrimonios homosexuales, los religiosos han hecho hasta lo imposible para que no sean aceptadas. En septiembre, el Congreso mexicano vuelve a discutir la agenda legislativa y uno de sus pendientes será el matrimonio igualitario.

Psicología, anatomía, gastronomía y semántica. A todo esto ha recurrido la Iglesia católica mexicana en las últimas semanas para argumentar contra los matrimonios homosexuales.

El presidente Peña Nieto propuso en mayo una reforma constitucional que permitirá la unión de personas del mismo sexo en los 32 Estados del país. Desde entonces, las autoridades católicas iniciaron una cruzada en defensa de la familia e instrumentaron una campaña basada en ocurrencias para plantar una oposición a cara de perro a la lucha contra la discriminación del Gobierno mexicano.

La más reciente perla ha llegado de Aguascalientes, en el centro de México. El obispo José María de la Torre dijo esta semana que la homosexualidad es un modelo “ideológico… sajón, nórdico”, que ha sido implantado a toda la humanidad a la fuerza.

El obispo fue más allá y se metió hasta la cocina. “¿Cómo llaman en el Distrito Federal a esos tacos con queso? Aquí decimos quesadillas y en la Ciudad de México hay quesadilla de frijoles y de flor de calabaza. Llámenles tacos de calabaza, pero no les pueden llamar quesadillas. Es algo contrario a la lógica. Llamarle matrimonio es contrario a la lógica y contrario a la naturaleza”.

De la Torre decidió utilizar la gastronomía mexicana como ejemplo —una de las más ricas y diversas del planeta— para explicar por qué la Ciudad de México, la primera entidad que aprobó el matrimonio gay, está imponiendo una visión a otros Estados.

Aguascalientes es una de las regiones donde se investiga la intromisión de la Iglesia en la política. El PRI, que perdió el gobierno local, cree que el obispo operó para que el PAN triunfara en las elecciones de junio. Un grupo de priístas piensa que la propuesta de legalizar los matrimonios homosexuales en todo el país llevó a los religiosos a trabajar para favorecer a la derecha, la gran ganadora de los comicios.

El caso de De la Torre en Aguascalientes no es aislado. La Archidiócesis de México, encabezada por el polémico Norberto Rivera, ha dedicado varias páginas de su semanario a argumentar en contra del matrimonio homosexual. En Desde la fe se dice que la unión entre personas del mismo sexo “no tiene estabilidad emocional” y que en ella hay más celos, resentimientos y rupturas. Parte de la información se escuda en los supuestos hallazgos científicos del sociólogo estadounidense Paul Sullins. Se omite, por cierto, mencionar que el experto es un pastor anglicano que enseña en la Universidad Católica de América, en Washington.

Otra afirmación polémica hecha en Desde la fe se publicó el mes pasado. “El cuerpo humano no está diseñado para la relación homosexual”, se asegura en la segunda de cinco entregas del artículo ¿Por qué la Iglesia se opone a la iniciativa del presidente que promueve el matrimonio igualitario? En este texto se dice que “el ano del hombre no está diseñado para recibir, solo para expeler”. Aquí no se cita a doctores o especialistas que respalden los dichos. Solo un nombre aparece en el texto: San Pablo.

En septiembre, el Congreso mexicano vuelve a discutir la agenda legislativa. Uno de sus pendientes será el matrimonio igualitario. Pocos partidos tienen esta reforma en sus prioridades a pesar de haber sido propuesta por el presidente.

Hasta el momento, la Iglesia, que ejerce una enorme influencia en muchos mexicanos, está ganando la batalla. Por increíble que parezca, los risibles argumentos de arzobispos y obispos se están imponiendo en una discusión de normas y derechos.

Fuente Sipse

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Canadá concede asilo por cuestiones de odio a 12 personas LGTB de México

Martes, 2 de agosto de 2016

780x580-noticias-18318-2014-3-29-12473Doce personas pertenecientes al colectivo LGTB han obtenido asilo por parte del gobierno del Canadá en base a reiteradas violaciones de sus derechos en el estado de Aguascalientes (México), de donde son originarias.

El gobierno de Canadá concede asilo a doce personas del colectivo LGTB originarias de la zona de Aguascalientes, en México, en base a reiteradas violaciones de sus derechos así como haber sido víctimas de abusos y agresiones violentas, incluso en ocasiones por parte de la policía, debido a su orientación sexual o su identidad de género. El estado de Aguascalientes es una de las treinta y dos entidades federativas de México, uno de los más conservadores del país, en el que las agresiones contra la comunidad LGTB son más comunes. Dos solicitantes más están a la espera de resolución.

«Aguascalientes es un estado muy conservador. Los gobiernos, con ese conservadurismo, con esa doble moral, hacen que la homofobia sea elevada desde las instituciones (…). Hay mucha emigración de homosexuales, lesbianas, gays, transgénero, transexuales a las grandes ciudades, como México y Guadalajara, y al extranjero. Por estos avances en los derechos humanos y que dan asilo político, hemos ayudado a por lo menos 12 personas a pedir asilo a Canadá», declara Julián Elizalde Peña, coordinador del Colectivo Ser Gay, señalando que los mensajes de odio son enviados constantemente desde la propia iglesia y el gobierno, «esto nos lleva a tener un alto índice de suicidios, consumo de drogas, alcohol, para escapar de una realidad violenta, que no te quiere».

«Burlas, maltratos, vejaciones, escupidas y otras agresiones físicas. En 2007 nos golpearon unos 15 chavos; y hasta ahorita no hemos sabido quienes son. Está la denuncia puesta», explica Natasha Ortiz Torre, una de las exiliadas, «estaba trabajando y me empezaron a ofender verbalmente, Se tardó como 40 minutos en llegar la patrulla para asistirme, cuando había otra patrulla cerca; y la policía me condicionó para detener a la persona que me estaba agrediendo, que me identificara, cuando mi derecho como ciudadana es que me asistan», según explica, uno de los policía municipales llegó a increparle diciéndole que «Dios hizo sólo a un hombre y a una mujer, y no a un tercer sexo», para a continuación intentar detenerla por escándalo en la vía pública. Según Natasha las lesiones físicas se curan, las psicológicas perduran.

Estela Rivero, representante del grupo de ayuda para padres y familiares de la diversidad sexual, denuncia que la discriminación que vive el 80 % de los homosexuales, bisexuales y transexuales afecta también a sus familias, en su mayoría católicas, quienes tiene que escuchar mensajes homofóbicos por parte de José María de la Torre, obispo de la Diócesis de Aguascalientes. «Yo soy católica, sin embargo creo que él predica, a mi forma de ver, un Dios que castiga, que discrimina, y para mí Dios es amor y amor va para todos. El amor no discrimina».

Fuente Universogay

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , ,

Grupos conservadores consiguieron retirar un cartel para el uso del condón en México

Miércoles, 13 de abril de 2016

anuncio_condon_mexicoVarias organizaciones exigieron la reinstalación de los carteles publicitarios bajo amenaza de interponer acciones legales por lo que consideran un acto de homofobia institucional.

Diversos grupos conservadores instalados en México han conseguido que se retire un anuncio publicitario de índole pública para concienciar a las personas sobre el uso del condón en sus relaciones sexuales con el fin de no contraer enfermedades. Estos grupos conservadores que se autodefinen como “pro vida y pro familia” consiguieron doblegar a la administración local para retirar dos anuncios que mostraban a una pareja gay besándose junto a la leyenda: “Mil formas de amar, una sola de protegerse. ¡Usa condón!”.

A pesar de que la administración local colocó estos carteles informativos con la idea de que todas las personas que mantuviesen relaciones sexuales se protegieran ante las diversas enfermedades de trasmisión sexual, lo cierto es que esto fue vigilado desde el principio por unos grupos conservadores que se definen a sí mismos como “pro-vida y pro-familia”. El problema real que ha habido con este cartel es el hecho de que apareciera una pareja gay besándose que es lo que ha desconcertado a las masas fanáticas.

Enrique Flores Bolaños, director de Atención Primaria a la Salud del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), admitió que se determinó retirar los carteles por la presión social de muchas personas que reclamaban “respeto a sus valores” y sostuvo que la gente se quejó  “de que los valores se están perdiendo con ese tipo de acciones”.

Ahora, tras la retirada de la campaña, que en principio iba a tener una duración de seis meses, representantes de diversas organizaciones de la sociedad civil han anunciado medidas legales por lo que consideran un acto de homofobia si no se restablecen los carteles y consideran que el argumento de la presión social es una excusa para “validar la homofobia institucional, así como la discriminación de parte de funcionarias y funcionarios públicos”. Han asegurado que esta medida es completamente homófoba y que se deben tomar medidas para que las personas gay no se sientan discriminadas al respecto.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

La Suprema Corte de Justicia de México declara inconstitucional el veto a la adopción homoparental en Campeche

Sábado, 15 de agosto de 2015

noticias_file_foto_1023518_1439452402Importante sentencia favorable a los derechos LGTB en México. El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN, el más alto tribunal del país) ha considerado contraria a la Constitución la prohibición de adoptar menores a las parejas unidas civilmente, incluyendo las del mismo sexo, en el estado sudoriental de Campeche.

La Ley Reguladora de Sociedades de Convivencia entró en vigor a finales de 2013 en este estado de la península de Yucatán. Las parejas del mismo o de distinto sexo pueden desde entonces hacer uso de la misma para formalizar su unión, pero este mecanismo excluía explícitamente algunos derechos sí reconocidos a los matrimonios. Las personas que se unen civilmente mediante este procedimiento perdían automáticamente la patria potestad de sus hijos y tenían vetado el acceso a la adopción. Es por ello que la Comisión de Derechos Humanos de Campeche remitió un recurso de anticonstitucionalidad contra el artículo de la norma que consagraba estas limitaciones de derechos.

Los demandantes explicaban que la exclusión viola los derechos a la no discriminación y a la protección de la organización y desarrollo de la familia que recoge la Constitución mexicana. La SCJN admitió a trámite el recurso y la magistrada Margarita Luna, a principios de este mes, propuso la anulación del artículo por discriminatorio. En el Pleno había una práctica unanimidad (solo uno de los once jueces estaba en contra) en declarar la inconstitucionalidad de la norma, pero existían discrepancias en la argumentación.

Así, un grupo de cinco magistrados quería destacar la discriminación por razón de orientación sexual, ya que las “sociedades de convivencia” son la única alternativa reconocida en la legislación para las parejas del mismo sexo. Sin embargo, otros cuatro preferían considerarla una discriminación de tipo genérico de las parejas unidas civilmente frente a las casadas. Finalmente, la sentencia establece que la exclusión es contraria al interés superior del niño y ha sido adoptada por nueve votos a favor frente a uno en contra: el del juez Eduardo Medina.

El avance de los derechos LGTB en México

En México hay que distinguir varias situaciones. Por un lado, hay dos territorios en los que ya es realidad el matrimonio igualitario por decisión de sus órganos legislativos. Se trata del Distrito Federal (desde 2009) y del estado de Coahuila (desde septiembre de 2014). A este respecto, ya en 2010 la Suprema Corte de Justicia determinó que la validez de los matrimonios celebrados en el distrito federal es extensiva a todo el país. El matrimonio igualitario también es posible en el estado de Quintana Roo, cuyo Código Civil no especifica que el matrimonio deba ser contraído necesariamente entre un hombre y una mujer.

Pero es que además la inmensa mayoría del resto de estados mexicanos cuenta ya con sentencias favorables al matrimonio igualitario, haciendo posible que varias decenas de parejas del mismo sexo hayan conseguido ver reconocido su derecho a casarse. De gran importancia fue, en este sentido, la histórica sentencia que en 2012 emitió por unanimidad la Suprema Corte de Justicia de México y que amparó a tres parejas del estado de Oaxaca a las que no se les permitía contraer matrimonio por considerar que se violaba el principio de igualdad. Argumentaciones equivalentes a las que luego se han reproducido en amparos a parejas del mismo sexo residentes en los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California del Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, DurangoGuanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz o Yucatán. De hecho, el gobierno del estado de Chihuahua decidía esta misma semana, ante la acumulación de sentencias favorables y temeroso de una avalancha de peticiones de indemnización por parte de las parejas a las que se niegue su derecho a casarse, dejar de poner trabas a la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo con carácter general. Un proceso que se ha producido no sin resistencia: en el caso de Baja California, por ejemplo, una pareja que vio reconocido su derecho a contraer matrimonio tuvo que seguir litigando ante la negativa del Registro Civil de Mexicali de obedecer el mandato de la Suprema Corte hasta en cuatro ocasiones. No fue hasta mitad de enero que la pareja pudo por fin casarse. Un proceso que en junio de este año recibía un espaldarazo con la decisión del más alto tribunal mexicano de emitir una tesis jurisprudencial que marca de forma expresa el criterio que deben seguir los tribunales ante cualquier amparo que interponga una pareja del mismo sexo a la que no se le permita casarse por residir en un estado que no haya aprobado el matrimonio igualitario.

Dos estados, Chihuahua y Guerrero, pueden considerarse ya de hecho parte de la lista de territorios en los que es posible sin restricciones el matrimonio igualitario, al haber implementado sus respectivos gobiernos órdenes ejecutivas en ese sentido como consecuencia de todo este proceso.

Todas estas sentencias han sido emitidas por jueces federales como respuesta a amparos solicitados por parejas a las que las leyes locales no les permitían contraer matrimonio, en la mayoría de los casos confirmadas además por la Suprema Corte de Justicia. Pero también se han ido produciendo sentencias de calado más amplio, como la emitida en abril de 2014, cuando la Suprema Corte falló a favor de 39 personas homosexuales residentes en Oaxaca (otra vez un litigio iniciado por activistas de este estado marcaba la tendencia) que solicitaron amparo al considerar que el artículo del Código Civil de ese estado que define al matrimonio como un contrato entre “un solo hombre y una sola mujer” es inconstitucional. Una sentencia en la que el agravio estudiado no fue ya la negativa de una autoridad civil a una solicitud de matrimonio,“sino la discriminación en la enunciación de la norma y la afectación por su mera existencia”, según el comunicado de la propia Corte.

En cuanto a la adopción, las parejas casadas, sean del mismo o de diferente sexo, pueden acceder en igualdad de condiciones desde la sentencia de la Suprema Corte de 2010. El fallo de esta semana tiene un claro precedente en la emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Coahuila en 2011, tres años antes de que este mismo estado aprobara el matrimonio igualitario. Pero que ahora haya sido el máximo tribunal del país el encargado de fallar en la misma dirección debería suponer un avance claro en la seguridad jurídica de las familias homoparentales en todo el país.

Fuente Dosmanzanas, Cristianos Gays

Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El obispo mexicano José María de la Torre Martín, pide perdón tras comparar el matrimonio igualitario con la zoofilia

Viernes, 10 de julio de 2015

convocaelobispo-hidroCumplido casi un año desde que hiciese esa desafortunada comparación, y después de que en su día el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) le exigiese un perdón público, José María de la Torre Martín, aunque tarde, finalmente accedió a disculparse.

El obispo del estado mexicano de Aguascalientes y conocido por sus continuos comentarios homófobos, se ha visto esta vez obligado a pedir disculpas por uno de ellos. En este caso, el tema era el matrimonio entre personas del mismo sexo, un derecho cuyo reconocimiento legal ha dado grandes pasos en los últimos tiempos, y que el obispo identificó con la zoofilia.

Las palabras concretas del obispo fueron: “Si se permitiesen las bodas entre homosexuales mañana van a permitir que un señor se case con un perro y puedan heredar a los perritos”. El polémico comentario lo hizo público a raíz de una sentencia que concedía a varias parejas del mismo sexo el derecho a casarse en el estado de Aguascalientes. Casi un año después de la reprimenda del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el sacerdote ofreció “una disculpa pública, sincera y respetuosa a las personas que en lo general y en lo particular hayan sentido que mis expresiones constituían un acto de discriminación en su contra”, porque según afirma, nunca fue su intención usar esas expresiones con objeto discriminatorio y excluyente.

En México, un país mayoritariamente católico, ya el 70% de la población se declara a favor de los derechos del colectivo LGTB. En materia legal, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió el pasado mes de junio una sentencia que respalda las uniones civiles entre personas del mismo sexo, equiparando los derechos que éstas generan a los del matrimonio heterosexual.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Tribunal Supremo de México declara inconstitucionales todas las prohibiciones al matrimonio igualitario… y Chihuahua lo aprueba

Lunes, 15 de junio de 2015

matrimonio_igualitario_mexico_copyLa Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha sentado jurisprudencia determinando que son inconstitucionales los Códigos Civiles de los estados que consideren únicamente al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer cuyo fin último sea la procreación.

Paso de gigante en México, donde la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha asentado la jurisprudencia favorable al matrimonio igualitario que a partir de ahora los tribunales mexicanos deberán seguir en aquellos amparos que les lleguen sobre la materia, con independencia de las leyes locales de cada estado. La decisión consolida de forma irreversible el lento pero imparable avance que se viene produciendo sentencia tras sentencia en ese país. Y es que, según el más alto tribunal mexicano, “no existe razón de índole constitucional para no reconocer” el matrimonio igualitario.

Leticia Bonifaz, directora general de Estudios, Promoción y Desarrollo de Derechos Humanos del máximo tribunal, indicó en una entrevista que el número de casos de matrimonios de un mismo sexo resueltos por la SCJN permitió que se estableciera una jurisprudencia.

De esta forma la jurisprudencia establece sobre el matrimonio que “la ley de cualquier entidad federativa que, por un lado, considere que la finalidad de aquel es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”. Así, Bonifaz explicó que cualquier Código Civil que establezca que el matrimonio es sólo entre mujer y hombre, o que establezca que el fin de éste es la procreación, es inconstitucional, “porque hay otros propósitos del matrimonio, si sólo fuera la procreación no se podrían casar personas de cierta edad o personas que tienen alguna cuestión de salud”.

La nueva jurisprudencia destaca que considerar que la finalidad del matrimonio es la procreación, constituye una medida no idónea para cumplir con la única finalidad constitucional a la que puede obedecer la medida: la protección de la familia como realidad social.

“Pretender vincular los requisitos del matrimonio a las preferencias sexuales de quienes pueden acceder a la institución matrimonial con la procreación es discriminatorio, pues excluye injustificadamente del acceso al matrimonio a las parejas homosexuales que están situadas en condiciones similares a las parejas heterosexuales”, precisó, y añadió que “como la finalidad del matrimonio no es la procreación, no tiene razón justificada que la unión matrimonial sea heterosexual, ni que se enuncie como entre ‘un solo hombre y una sola mujer’”.

Por su brevedad y claridad, reproducimos literalmente la tesis jurisprudencial de la Suprema Corte de Justicia de México:

TESIS JURISPRUDENCIAL 46/2015

MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO. NO EXISTE RAZÓN DE ÍNDOLE CONSTITUCIONAL PARA NO RECONOCERLO

Las relaciones que entablan las parejas del mismo sexo pueden adecuarse perfectamente a los fundamentos actuales de la institución matrimonial y más ampliamente a los de la familia. Para todos los efectos relevantes, las parejas homosexuales se encuentran en una situación equivalente a las parejas heterosexuales, de tal manera que es totalmente injustificada su exclusión del matrimonio. La razón por la cual las parejas del mismo sexo no han gozado de la misma protección que las parejas heterosexuales no es por descuido del órgano legislativo, sino por el legado de severos prejuicios que han existido tradicionalmente en su contra y por la discriminación histórica. El derecho a casarse no sólo comporta el derecho a tener acceso a los beneficios expresivos asociados al matrimonio, sino también el derecho a los beneficios materiales que las leyes adscriben a la institución.

En el orden jurídico mexicano existen una gran cantidad de beneficios económicos y no económicos asociados al matrimonio. Entre éstos destacan los siguientes: (1) beneficios fiscales; (2) beneficios de solidaridad; (3) beneficios por causa de muerte de uno de los cónyuges; (4) beneficios de propiedad; (5) beneficios en la toma subrogada de decisiones médicas; y (6) beneficios migratorios para los cónyuges extranjeros. En este sentido, negar a las parejas homosexuales los beneficios tangibles e intangibles que son accesibles a las personas heterosexuales a través del matrimonio implica tratar a los homosexuales como si fueran “ciudadanos de segunda clase”, lo cual esta Primera Sala no comparte. No existe ninguna justificación racional para reconocer a los homosexuales todos los derechos fundamentales que les corresponden como individuos y, al mismo tiempo, reconocerles un conjunto incompleto de derechos cuando se conducen siguiendo su orientación sexual y se vinculan en relaciones estables de pareja.

Los modelos para el reconocimiento de las parejas del mismo sexo, sin importar que su única diferencia con el matrimonio sea la denominación que se da a ambos tipos de instituciones, son inherentemente discriminatorios porque constituyen un régimen de “separados pero iguales”. La exclusión de las parejas del mismo sexo de la institución matrimonial perpetúa la noción de que las parejas del mismo sexo son menos merecedoras de reconocimiento que las heterosexuales, ofendiendo con ello su dignidad como personas y su integridad.

Una tesis que destaca por su sencillez (salvando las distancias, sorprende al compararla con la farragosa argumentación de la sentencia por la cual el Tribunal Constitucional de España dio validez a la ley española de matrimonio igualitario…). Y aunque la decisión, a día de hoy, no supone la extensión automática del matrimonio igualitario a todo el territorio mexicano de forma plena (las parejas a las que se deniegue su solicitud de matrimonio tendrán que acudir todavía a los tribunales, al menos mientras los estados no tomen decisiones como la que se acaba de adoptar en Chihuahua) supone desde luego un paso de gigante. Seguiremos atentos a la evolución del proceso.

Chihuahua acaba de convertirse en el cuarto estado de México en el que se aprueba el matrimonio igualitario.  El Gobernador César Duarte ha anunciado oficialmente que su administración “eliminará las trabas” a las parejas del mismo sexo que soliciten unirse en matrimonio. Se espera que las licencias comiencen a emitirse este viernes (12 de junio).

En 2013, a la pareja chihuahuense formada por Tony y Tómas se les permitió casarse por un juez de distrito en Ciudad Juárez después de haber sido rechazado inicialmente por el Registro Civil del Estado. Pero después de que la administración bloqueara su matrimonio, 26 parejas del mismo sexo acudieron a formalizar su petición de sus derechos a ser casadas. Todas estas parejas serán compensadas por los trámites legales. En febrero pasado ganaron el amparo después de que el Juzgado Octavo de Distrito declarase inconstitucional los artículos 134 y 135 del Código Civil del Estado de Chihuahua, porque impide los matrimonios igualitarios.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación estaba a punto de ordenar al Congreso local que legisle sobre los matrimonios igualitarios, y a las autoridades estatales a que indemnicen a las parejas a las que buscaron la protección de la justicia porque inicialmente se les negó el derecho a contraer nupcias. “Lo que menos quieren ya es que los amparos promovidos por los denunciantes lleguen hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”, apunta Mario Trevizo, secretario general de Gobierno.

Las organizaciones Movimiento Integración de la Diversidad (Movid), Derechos Humanos Integrantes en Acción (DHIA) y el Centro Humanístico de Estudios Relacionados con la Orientación Sexual (CHEROS) anuncian en las redes sociales este gran avance, y manifiestan que lo celebrarán en la marcha del Orgullo LGBT del próximo 20 de junio.

Chihuahua se suma de esta forma a Coahuila, Quintana Roo y México, los estados que permiten el matrimonio igualitario en México.

En México hay que distinguir varias situaciones. Por un lado, hay dos territorios en los que ya es realidad el matrimonio igualitario por decisión de sus órganos legislativos. Se trata del Distrito Federal (desde 2009) y del estado de Coahuila (desde septiembre de 2014). A este respecto, ya en 2010 la Suprema Corte de Justicia determinó que la validez de los matrimonios celebrados en el distrito federal es extensiva a todo el país. El matrimonio igualitario también es posible en el estado de Quintana Roo, cuyo Código Civil no especifica que el matrimonio deba ser contraído necesariamente entre un hombre y una mujer.

Pero es que además la inmensa mayoría del resto de estados mexicanos cuenta ya con sentencias favorables al matrimonio igualitario, haciendo posible que varias decenas de parejas del mismo sexo hayan conseguido ver reconocido su derecho a casarse. De gran importancia fue, en este sentido, la histórica sentencia que en 2012 emitió por unanimidad la Suprema Corte de Justicia de México y que amparó a tres parejas del estado de Oaxaca a las que no se les permitía contraer matrimonio por considerar que se violaba el principio de igualdad. Argumentaciones equivalentes a las que luego se han reproducido en amparos a parejas del mismo sexo residentes en los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California del Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, DurangoGuanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz o Yucatán. De hecho, el gobierno del estado de Chihuahua decidía esta misma semana, ante la acumulación de sentencias favorables y temeroso de una avalancha de peticiones de indemnización por parte de las parejas a las que se niegue su derecho a casarse, dejar de poner trabas a la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo con carácter general. Un proceso que se ha producido no sin resistencia: en el caso de Baja California, por ejemplo, una pareja que vio reconocido su derecho a contraer matrimonio tuvo que seguir litigando ante la negativa del Registro Civil de Mexicali de obedecer el mandato de la Suprema Corte hasta en cuatro ocasiones. No fue hasta mitad de enero que la pareja pudo por fin casarse.

Todas estas sentencias han sido emitidas por jueces federales como respuesta a amparos solicitados por parejas a las que las leyes locales no les permitían contraer matrimonio, en la mayoría de los casos confirmadas además por la Suprema Corte de Justicia. Pero también se han ido produciendo sentencias de calado más amplio, como la emitida en abril de 2014, cuando la Suprema Corte falló a favor de 39 personas homosexuales residentes en Oaxaca (otra vez un litigio iniciado por activistas de este estado marcaba la tendencia) que solicitaron amparo al considerar que el artículo del Código Civil de ese estado que define al matrimonio como un contrato entre “un solo hombre y una sola mujer” es inconstitucional. Una sentencia en la que el agravio estudiado no fue ya la negativa de una autoridad civil a una solicitud de matrimonio,“sino la discriminación en la enunciación de la norma y la afectación por su mera existencia”, según el comunicado de la propia Corte.

Un proceso que ahora sufre un espaldarazo con la decisión del más alto tribunal mexicano de emitir una tesis jurisprudencial que marca de forma expresa el criterio que deben seguir los tribunales ante cualquier amparo que interponga una pareja del mismo sexo a la que no se le permita casarse por residir en un estado que no haya aprobado el matrimonio igualitario. La tesis, por otra parte, cierra definitivamente el camino a las legislaciones de “unión civil” similares en todo al matrimonio excepto por el nombre, al considerar que ello supone ya de por si una discriminación.

Fuente El Economista y Dosmanzanas

 

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sentencias favorables al matrimonio igualitario en la mayoría de los estados de México

Jueves, 5 de marzo de 2015

Pr‰sidentenpalast am Zocalo mit mexikanischer Flagge, Mexico City, MexikoAunque en los últimos meses los avances al norte del Río Grande han despertado mayor atención, lo cierto es que los Estados Unidos Mexicanos caminan a velocidad de crucero hacia el reconocimiento pleno del matrimonio igualitario. Este ya es realidad en el Distrito Federal (desde 2009) y en el estado de Coahuila (desde septiembre de 2014), aprobada por sus respectivos órganos legislativos. Es más, en 2010 la Suprema Corte de Justicia de México determinó que la validez de los matrimonios celebrados en el distrito federal es extensiva a todo el país. El matrimonio igualitario también es posible en Quintana Roo, cuyo Código Civil no especifica que el matrimonio solo pueda ser contraído entre un hombre y una mujer. Pero es que además la inmensa mayoría de estados mexicanos cuenta ya con sentencias favorables al matrimonio igualitario, la más reciente de ellas -esta pasada semana- referida al estado de México, y que además insta al Congreso de dicho estado a reformar su legislación matrimonial para acabar con la discriminación.

Sentencia tras sentencia y de forma sistemática los jueces mexicanos se han pronunciado a favor del matrimonio igualitario en la inmensa mayoría de los estados, en los que varias decenas de parejas del mismo sexo han conseguido ya ver reconocido su derecho a casarse. De gran importancia fue, en este sentido, la histórica sentencia que en 2012 emitió por unanimidad la Suprema Corte de Justicia de México y que amparó a tres parejas del estado de Oaxaca a las que no se les permitía contraer matrimonio por considerar que se violaba el principio de igualdad. Argumentación similar a las que luego se han reproducido en amparos a parejas del mismo sexo matrimonio_igualitario_mexico_copyresidentes en los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California del Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, DurangoGuanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz o Yucatán.

Un proceso que se ha producido no sin resistencia: en el caso de Baja California, por ejemplo, una pareja que vio reconocido su derecho a contraer matrimonio tuvo que seguir litigando ante la negativa del Registro Civil de Mexicali de obedecer el mandato de la Suprema Corte hasta en cuatro ocasiones. No fue hasta mitad de enero que la pareja pudo por fin casarse.

En todos estos estados las sentencias favorables al matrimonio igualitario han sido emitidas por jueces federales como respuesta a amparos solicitados por parejas del mismo sexo a las que las leyes locales no les permitían contraer matrimonio, en la mayoría de los casos confirmadas además por la Suprema Corte de Justicia. Es el caso de la sentencia conocida esta semana pasada, en la que el más alto tribunal mexicano concedía amparo definitivo a cuatro parejas del Estado de México que llevan litigando desde febrero de 2013, y que además insta al Congreso del estado a reformar su legislación matrimonial para acabar con la discriminación.

Este mismo lunes podría conocerse también la decisión del Tribunal Constitucional de Yucatán, estado en el que ya ha habido varias bodas entre personas del mismo sexo  -como consecuencia de los amparos judiciales referidos- pero en el que sigue vigente una reforma homófoba aprobada por el Congreso del estado en 2009 que elevaba a rango constitucional la prohibición del matrimonio igualitario.

Dicha prohibición ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional del estado, que bien podría dar un vuelco a la situación legal y ordenar al legislativo terminar con la discriminación.

homosexualesLo cierto es que la acumulación de sentencias está generando una situación cada vez más favorable al matrimonio igualitario. A diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, por el momento estas son solo son de obligada ejecución para las parejas recurrentes, pero ya son varios los estados en los que el número de sentencias está a punto de alcanzar el volumen suficiente para sentar jurisprudencia.

También empiezan a conocerse sentencias de calado más amplio, como la emitida en abril de 2014, cuando la Suprema Corte falló a favor de 39 personas homosexuales residentes en Oaxaca (otra vez este un litigio iniciado por activistas de este estado marcaba la tendencia) que solicitaron amparo al considerar que el artículo de Código Civil de ese estado que define al matrimonio como un contrato entre “un solo hombre y una sola mujer” es inconstitucional. Una sentencia en la que el agravio estudiado no fue ya la negativa de una autoridad civil para acceder a una solicitud de matrimonio, “sino la discriminación en la enunciación de la norma y la afectación por su mera existencia”, según el comunicado de la propia Corte.

Por último, son ya varias las iniciativas de aprobación del matrimonio igualitario en legislaturas estatales desencadenadas por la escalada judicial.

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.