Archivo

Archivo para Jueves, 17 de junio de 2021

Bellísimo

Jueves, 17 de junio de 2021

Del blog Nova Bella:

tumblr_nq5eneahsm1tnfxkjo1_1280 

“Bellísimo lo visible, ya lo sé

pero más bellísimo lo invisible”

*

Ernesto Cardenal

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

“¿Qué habremos aprendido en este tiempo de pandemia?”, por Consuelo Vélez

Jueves, 17 de junio de 2021

Formas-de-ser-habitar-despues-pandemia-D

De su blog Fe y Vida:

“Ya es tiempo de preguntarnos”

“En los últimos meses las vacunas han aliviado, en buena parte, la situación y se respira un aire de ‘confianza’ para seguir adelante con las tareas emprendidas. No está ganada la batalla y no han faltado los que siguen negando que esta pandemia exista”

“Las posturas ante esta pandemia, como ante tantas otras realidades que vivimos, son tan distintas según las personas y sus circunstancias vitales”

“A nivel de conciencia social, la pandemia ha revelado la precariedad de nuestros países a muchos niveles, especialmente, calidad en los servicios de salud y cubrimiento de las necesidades básicas”

“Visto desde nuestra experiencia de fe, ¿habremos aprendido algo de esta pandemia? ¿hemos dado testimonio del valor de la fe cristiana ante las realidades que vivimos? ¿Esa conciencia social es fuerte entre los que nos decimos creyentes?”

“El documento de Puebla de hace más de cuarenta años sigue vigente: “Es un escándalo y una contradicción con el ser cristiano la inmensa brecha entre ricos y pobres, en naciones que se dicen creyentes”. Conviene reflexionar más a fondo sobre esto”

“Si nos detenemos y nos examinamos, saldremos una vez más, fortalecidos, “como el oro en el crisol” (1 Pe 1,7), a seguir viviendo con alegría y esperanza esta vida humana en la que Dios no nos deja de la mano”

Hace más de un año que estamos oyendo noticias sobre el coronavirus. En los últimos meses las vacunas han aliviado, en buena parte, la situación y se respira un aire de “confianza” para seguir adelante con las tareas emprendidas. No está ganada la batalla y seguimos afrontando los llamados “picos” de la pandemia en diversas partes del mundo, pero pareciera que un regreso a la “normalidad” comienza a ser más evidente. Para algunos, esa “normalidad” ya ha sido asumida en sus vidas porque o ya se contagiaron y no fue grave su enfermedad o han vivido sin prestar atención a la situación -casi jugando a la ruleta rusa, es decir, si les toca, lo asumirán y si no, siguen con su vida sin que les importe mucho lo que pasa a su alrededor, y no han faltado los que siguen negando que esta pandemia exista.

Mirando otro aspecto –las medidas tomadas por los gobiernos para controlar la pandemia-. algunos las han rechazado aduciendo que atentan contra su libertad. Otros, ante la necesidad “innegociable” de trabajar para comer, no han podido cumplir con las medidas propuestas y celebran cada apertura que se hace para sobrevivir, sin detenerse en ninguna otra reflexión. Esto último es entendible y doloroso. Ha sido la realidad, especialmente, de los países pobres porque en aquellos donde el Estado ha cubierto las necesidades básicas, no se ha sentido tanta angustia y, hasta algunos están contentos de recibir el sustento sin tener que trabajar.

En fin, las posturas ante esta pandemia, como ante tantas otras realidades que vivimos, son tan distintas según las personas y sus circunstancias vitales, que cabe la conocida expresión “hay de todo en la viña del Señor” y con esa realidad tenemos que contar a la hora de asumir lo que en cada momento histórico tenemos que vivir.

Pero visto desde nuestra experiencia de fe, ¿habremos aprendido algo de esta pandemia? ¿hemos dado testimonio del valor de la fe cristiana ante las realidades que vivimos? O simplemente ¿hemos aguantado -como todos- esta circunstancia, dejándonos llevar por lo que depara cada día, sin muchos cambios -más que los impuestos desde fuera- y deseando no hablar más de esto para seguir en la “normalidad” que traíamos desde siempre? Las respuestas no son unánimes, pero algunas líneas de reflexión podemos señalar.

A nivel de conciencia social, la pandemia ha revelado la precariedad de nuestros países a muchos niveles, especialmente, calidad en los servicios de salud y cubrimiento de las necesidades básicas. En Colombia esto se ha hecho tan evidente -ya se tenía conciencia de ello, pero en este tiempo se ha hecho inaplazable- y por eso estamos viviendo la urgencia de un cambio para que se garantice -en palabras de Francisco- las tres “T” -Tierra, Techo y Trabajo- para todos y todas.

Ahora bien, ¿esa conciencia social es fuerte entre los que nos decimos creyentes? Aquí hay mucho para reflexionar. Es verdad que algunos grupos de iglesia han apoyado explícitamente las movilizaciones y unen fe y vida, fe y justicia social, fe y derechos humanos. Pero mucho me temo que hay una gran porción de iglesia que siente tanto pavor de salir del “statu quo” establecido, que invocando actitudes profundamente cristianas -paz, reconciliación, fraternidad- no levantan su voz exigiendo un cambio, sino que, en cierta medida, se hacen cómplices de mantener las cosas como están, sin darle nombre a las causas de tanta injusticia. Las palabras del documento de Puebla de hace más de cuarenta años siguen vigentes: “Es un escándalo y una contradicción con el ser cristiano la inmensa brecha entre ricos y pobres, en naciones que se dicen creyentes”. Conviene reflexionar más a fondo sobre esto.

Mirando lo que corresponde a la oración y la vida sacramental, mucho me temo que no hemos reflexionado lo suficiente. Sobre la oración, incluso hoy, pasado más de un año, se sigue invocando a Dios “para que retire la pandemia” -hasta el papa Francisco se ha expresado así-. Por supuesto es legítimo acudir a Dios para que nos fortalezca en esta experiencia tan dura.

Pero “pedirle que quite la pandemia”, ¿no supone la imagen de un Dios al que se le reza hace más de un año y no ha querido ayudarnos? Pasa el tiempo y los creyentes no asumimos que el Dios cristiano es un Dios que respeta la “autonomía de las realidades terrestres” y su presencia entre nosotros no es para intervenir si rezamos o no, sino para sostenernos en la inmensa tarea de continuar su obra creadora, comprometiéndonos con todo lo que somos y podemos para hacer de este mundo una casa común donde “ninguno pase necesidad” (Hc 2, 45).

Finalmente, ya se ha hablado mucho de la vida sacramental y litúrgica y de la urgencia de recuperar lo esencial -la vida- para celebrarlo -cuando sea posible- en los templos. Algunos solo han vuelto a los templos, como quien le gana la batalla a un gobierno que los cerró -parece que injustamente, según interpretan- pero sin la certeza de que nada ni nadie nos separa del amor de Dios porque Él no solo está en el templo, sino en la vida concreta de cada día, en casa, en cuarentena, en la red, en el deseo de volver a abrazar y encontrarnos con los demás, en la muerte que ha visitado y sigue visitando a tantas familias, etc.

En conclusión, ya es tiempo de preguntarnos ¿qué nos va dejando esta experiencia? ¿qué cambios ha producido en nuestra vida, en nuestra pertenencia eclesial, en nuestra participación social, etc.? Si no hacemos estas preguntas, de nada habrá servido todo este tiempo. Pero si nos detenemos y nos examinamos, saldremos una vez más, fortalecidos, “como el oro en el crisol” (1 Pe 1,7), a seguir viviendo con alegría y esperanza esta vida humana en la que Dios no nos deja de la mano, pero cuenta con las nuestras para vivir esta situación y tantas otras que seguirán llegando.

(Foto portada tomada de Cider)

Espiritualidad ,

El libro “Homosexualidades y cristianismo en el s. XXI”, en las manos del Papa

Jueves, 17 de junio de 2021

E3qPyXxWQAIp5FzUna esperanzadora noticia acerca del del libro “Homosexualidades y cristianismo en el s. XXI”, que ya habíamos traído al blog:

Páginas que señalan una realidad por muchos homosexuales desconocida, y muchas veces ignorada y ridiculizada, pues en mitad de sus gozos y tristezas, sus conquistas y rechazos, muchas personas homosexuales levantan su corazón a Cristo y quieren vivir su fe en la Iglesia

Editado por Dykinson, intenta proponer, de modo positivo y con honestidad, una interpretación más honda de las Escrituras, de la Tradición y los Magisterios

El libro, que tiene un enfoque cristiano ecuménico, está coordinado por Francisco Javier de la Torre, profesor de la Universidad Comillas

Se trata de Homosexualidades y cristianismo en el s. XXI” (Dykinson, 2020). Según se ha sabido, el Papa destacó la importancia de tratar estos temas con seriedad y profundidad

En él se ofrecen un total de 22 artículos de sacerdotes, pastores, laicos o teólogos de la Iglesia Católica, de la Comunión Anglicana y de diversas Iglesias protestantes, que reflexionan sobre los principales textos bíblicos, la tradición de la Iglesia y el Magisterio católico, los magisterios en diversas iglesias protestantes y el anglicanismo, y sobre autores de filosofía y teología actuales

Recientemente se han hecho públicas unas fotografías donde el papa Francisco aparece con un libro en sus manos titulado “Homosexualidades y cristianismo en el s. XXI” (Dykinson, 2020). Según se ha sabido, el Papa destacó la importancia de tratar estos temas con seriedad y profundidad.

Dice la editorial:Con modestia, pero con verdad, podemos afirmar que en castellano no hay un libro como Homosexualidad y cristianismo en el S.XXI. Estas páginas son algo más que un libro. Pretenden abrir la realidad y ampliar los horizontes del contexto creyente y del contexto homosexual. Son páginas que señalan una realidad por muchos homosexuales desconocida, y muchas veces ignorada y ridiculizada, pues en mitad de sus gozos y tristezas, sus conquistas y rechazos, muchas personas homosexuales levantan su corazón a Cristo y quieren vivir su fe en la Iglesia.

El libro tiene por editor a Javier de la Torre, profesor de la Facultad de Teología de Comillas. El texto presenta, en el marco de la tradición cristiana, desde una perspectiva ecuménica e internacional, y de manera sistemática e interdisciplinar, una visión completa y rigurosa sobre el tema de la homosexualidad.

En él se ofrecen un total de 22 artículos de sacerdotes, pastores, laicos o teólogos de la Iglesia Católica, de la Comunión Anglicana y de diversas Iglesias protestantes, que reflexionan sobre los principales textos bíblicos, la tradición de la Iglesia y el Magisterio católico, los magisterios en diversas iglesias protestantes y el anglicanismo, y sobre autores de filosofía y teología actuales.

Son propuestas de investigación para avanzar las iglesias cristianas en estos temas. Se intenta proponer, de modo positivo y con honestidad, una interpretación más honda de las Escrituras, de la Tradición y los Magisterios, del diálogo con las ciencias y la filosofía y del diálogo con la experiencia humana.

Este libro es un auténtico regalo. En cada artículo se descubren más allá de los rótulos y la letra, historias y experiencias de vida honda, de vida plena, de vida que debe ser conocida y reconocida. Los autores de este libro nos ofrecen palabras reflexionadas, discernidas, pasadas por la criba del corazón que merecen escucharse y también ofrecerse.

Ojalá tras este libro muchos homosexuales se sientan más atraídos para vivir su fe en las diversas iglesias cristianas, ojalá muchos se acerquen, unos por primera vez, otros en un viaje de vuelta. Ojalá también las Iglesias cristianas ensanchen su corazón para reconocer que “las personas homosexuales tienen dones y cualidades que ofrecer a la comunidad cristiana”.

El profesor Javier de la Torre es doctor en Derecho y licenciado en Filosofía y Teología Moral. Ha enseñado en la Universidad San Pablo-CEU, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia. En 2005 se incorporó a la Universidad Pontificia Comillas a tiempo completo. Ha dirigido la Cátedra de Bioética y el Máster de Bioética entre abril de 2006 y enero 2019. Preside el Comité de Ética de la Unversidad, dirige la Revista Iberoamericana de Bioética e imparte clases de Teología Moral y Bioética en la Facultad de Teología. Ha publicado más de una docena libros, editado más de veinte libros y escrito más de setenta artículos de su especialidad.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, General, Iglesia Católica , , , ,

Argentina tiene ley de Equidad de Género en los medios de comunicación

Jueves, 17 de junio de 2021

0beca0eb-512f-4f98-b21b-93103fd24db2_16-9-discover-aspect-ratio_default_0La ley establece la equidad en la representación de los géneros desde una perspectiva de diversidad sexual, en el personal de los medios estatales.

En la madrugada de este viernes se vivió una maratón histórica en la Cámara de Diputados en materia de derechos y género. A la media sanción que recibió la Ley de Promoción del Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero, “Diana Sacayán – Lohana Berkins”, se sumó la aprobación de la Ley de Equidad de Género en los Medios de Comunicación, la cual piensa a la comunicación desde una perspectiva transfeminista y busca garantizar la representación de al menos el 1% de personas trans y travestis en la totalidad del personal de los medios de comunicación.

La iniciativa fue aprobada a las 3.30 con 134 votos afirmativos aportados por el Frente de Todos, y los interbloques Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo, mientras que un amplio porcentaje de diputados de Juntos por el Cambio se levantó en el momento que se iba a realizar la votación, y los nueve que permanecieron en el recinto lo hicieron en contra.

El proyecto fija que “la equidad en la representación de los géneros desde una perspectiva de diversidad sexual, debe aplicarse sobre la totalidad del personal de planta permanente, temporaria, transitoria y/o contratado, cualquiera sea la modalidad de contratación, incluyendo los cargos de conducción y/o de toma de decisiones”.

“A pensar de las presiones de los grupos mediáticos, del lobby para vaciar la sesión y el boicoteo a la construcción transfeminista, ¡hemos conseguido un nueva victoria!”, twitteó la diputada nacional por el Frente de Todos y una de las impulsoras de la ley, Mónica Macha, al momento de aprobación del proyecto.

El proyecto fue presentado por la senadora de Frente de Todos, Norma Durango, y recoge una propuesta del colectivo de Periodistas Argentinas y aportes de otras redes de comunicadoras feministas como LATFEM, que participaron en una serie de foros federales organizados en 2020 por Macha.

Qué dice la ley

La norma que promueve la paridad de género alcanza a los servicios de gestión estatal. En cuanto a los servicios de comunicación operados por prestadores de gestión privada, estos tendrán preferencia en la asignación de publicidad oficial en los casos en que presenten el certificado de equidad en la representación de los géneros. El objetivo es “premiar” a aquellos medios que cumplan con las recomendaciones de la ley.

Este punto fue el que generó mayores diferencias a lo largo del debate y la votación del artículo que lo detalla recibió 126 votos afrimativos, 78 negativos y 2 abstenciones.

Así, la norma prevé un régimen que “expedirá un certificado de equidad en la representación de los géneros para aquellos prestadores que incluyan dicho principio en sus estructuras y planes de acción”. Para acceder al registro y obtener el certificado, los medios privados deberán elaborar anualmente un informe, donde acrediten progresos en materia de equidad en la representación de los géneros desde una perspectiva de diversidad sexual.

Otro de los puntos fundamentales del proyecto es que exige que “debe garantizarse una representación de personas travestis, transexuales, transgéneros e intersex en una proporción no inferior al uno por ciento (1 %) de la totalidad de su personal”.

En caso de incumplirse estas obligaciones por parte de los responsables de los servicios de comunicación de gestión estatal habrá lugar a sanciones, llamado de atención y apercibimientos y éstas “no excluyen aquellas que pudieran corresponder en virtud del carácter de funcionaria o funcionario público del infractor o infractora”.

“Si solo hablan unos pocos, o los mismos o todos del mismo lugar o procedencia es imposible generar transformaciones y procesos de autonomía. En relación a la desigualdad de género esto es claro, contundente y grave: las mujeres, lesbianas, travestis y trans tenemos una participación mucho menor en los medios”, sostuvo en su argumentación para la aprobación de la ley Mónica Macha.

“En general, las mujeres y disidencias les asignan temas marginales de la agenda pública; en los directorios de los medios de comunicación los varones ocupan el 75% de los puestos, es decir, faltamos en lso medios”, continuó la diputada y enfatizó: “La participación justa de mujeres, lesbianas, travestis y trans implica también una discusión por los roles, momentos y espacios que ocupan”.

Una mirada interseccional

La ley promueve procesos de selección de personal fundamentados en la equidad, políticas de inclusión laboral con perspectiva de género, capacitaciones en género y comunicación, acciones de apoyo a la distribución de las tareas de cuidado, disposición de salas de lactancia y guardería, promoción del lenguaje inclusivo y creación de protocolos de prevención de la violencia laboral y de género.

Además, la norma tiene un mirada interseccional que Macha se encargó de hacer visible. “La participación de las universidades nacionales le dio un carácter federal a la discusión e incorporó la mirada de las identidades marrones, las experiencias indígenas y los procesos de comunicación comunitaria”, indicó.

“Ya sabemos lo que pasa cuando la palabra pública la tienen arrogada los sectores del poder: se forma una sociedad desigual, con eufemismos para justificar la violencia, con omisiones, con argumentos de clase, de género y de raza contra nuestras trayectorias de vida, nuestros deseos y nuestros proyectos”, sostuvo hacia el final de su intervención en el recinto.

“Por eso necesitamos garantizar una participación justa y representativa. De otro modo, siempre seremos hablados por la violencia del machismo y las formaciones discursivas del patriarcado”, concluyó.

Fuente Agencia Presentes

General, Historia LGTBI , , , , , , ,

La Semana de la Libertad Religiosa de los Obispos de EE. UU. Ayuda a perpetuar otra “gran mentira”

Jueves, 17 de junio de 2021

RFWLogo_FullColorA finales de este mes, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) llevará a cabo la “Semana de la Libertad Religiosa“, un período de ocho días en el que se alienta a los católicos a orar y actuar ante supuestas amenazas a la libertad religiosa. Si bien algunas preocupaciones son válidas, la agenda de la conferencia episcopal muestra un sesgo en contra de las medidas de igualdad LGBTQ.

Cada día de la Semana de la Libertad Religiosa (RFW), que comienza el 22 de junio, se centra en un área temática que, según los obispos, amenaza la libertad religiosa, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero. Al menos tres de los días están dirigidos a personas LGBTQ.

El 22 de junio, el tema es Adopción y cuidado de crianza. El tema promueve la idea de que la iglesia debe ayudar a los niños necesitados a encontrar hogares amorosos de acuerdo con la larga tradición de los cristianos de hacerlo. Pero la atención no se centra en las familias, sino en las agencias católicas de servicios sociales que pueden discriminar a las personas LGBTQ. El texto de la USCCB señala lugares como Massachusetts y Washington, D.C., donde Catholic Charities dejó de brindar servicios de adopción y cuidado de crianza en lugar de protecciones contra la discriminación para las personas LGBTQ. Destaca el caso Fulton v.Ciudad de Filadelfia ahora ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. La acción para ese día es llamar a los legisladores federales a apoyar la Ley de Inclusión de Proveedores de Bienestar Infantil que obligaría a los estados a financiar agencias religiosas que discriminen.

El 24 de junio, RFW asume la Equality Act(Ley de Igualdad). La oración es simple: “que se respete la dignidad de todas las personas en nuestro país”. Pero el objetivo de los obispos es todo lo contrario, y al tratar de oponerse a la legislación ahora ante el Congreso, promueven falsedades:

“Al exigir que todos los estadounidenses hablen y actúen como si no hubiera una distinción significativa entre los sexos y como si el género no tuviera conexión con el cuerpo, la Ley de Igualdad daña legal y socialmente a los estadounidenses de manera seria y daña el bien común. . .

“La Ley de Igualdad discrimina a las personas de fe y, al incluir un posible mandato de aborto, amenaza la vida por nacer. ¡Dígales a sus funcionarios electos que se opongan a ella! “

Finalmente, el 27 de junio, el tema es “Conscience Rights for Medical Professionals” (Derechos de conciencia de los profesionales médicos)”. Destacando la larga tradición de la iglesia de cuidar a los enfermos, los obispos luego afirman:

“En los últimos años, los activistas han tratado de socavar la misión de la Iglesia al obligar a los hospitales católicos a realizar procedimientos que destruyen la vida humana y socavan el florecimiento humano, como la esterilización, la cirugía de reasignación de género e incluso el aborto”.

La acción de ese día es contactar a los legisladores en apoyo de la “Conscience Protection Act” (Ley de Protección de la Conciencia), que permitiría a los proveedores de atención médica discriminar a los pacientes transgénero que buscan atención relacionada con la transición.

RFW es el sucesor de la “Fortnight for Freedom”(“Quincena por la Libertad“) de la USCCB de años anteriores, que comenzó en 2012 como un medio para oponerse a los intentos del presidente Barack Obama de ampliar el acceso a la atención médica a través de la “Affordable Care Act” (Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio). Con el tiempo, la campaña anual de los obispos comenzó a apuntar a la igualdad LGBTQ, incluido el derecho a casarse civilmente.

Los esfuerzos de la USCCB perpetúan lo que se está convirtiendo en otra “gran mentira”, a saber, que cualquier esfuerzo por expandir la igualdad LGBTQ tiene como costo la libertad religiosa. A veces, el encuadre de los obispos es simplemente parcial. Pero en otras ocasiones, los obispos ceden ante la promoción de la desinformación, como su afirmación de que la Ley de Igualdad incluye un “posible mandato de aborto”. Esa afirmación es deshonesta. Y son las personas LGBTQ, junto con las mujeres que buscan atención médica reproductiva, las que sufren tal deshonestidad.

Las otras víctimas de esta nueva “gran mentira” son las personas del mundo que realmente sufren amenazas a su libertad religiosa. Durante RFW, la USCCB reconocerá los desafíos particulares que enfrentan los católicos en Irak y Nicaragua. Pero en contra de la agenda más amplia de la conferencia, tan centrada en el género y la sexualidad, esos cristianos parecen ser notas a pie de página, y muchas otras personas de fe en el mundo se omiten por completo de la vista de los obispos.

La libertad religiosa está genuinamente amenazada en algunas partes del mundo. Los católicos deberían defender este derecho humano donde ocurren los ataques. Pero los derechos LGBTQ no amenazan esta libertad, y los obispos socavan profundamente la causa de la libertad religiosa real con sus esfuerzos por detener la igualdad.

—Robert Shine, New Ways Ministry, 10 de junio de 2021

Fuente New Ways Ministry,

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

Chile: Mujer emprendedora sufre violento ataque transfóbico en mano de tres vecinos

Jueves, 17 de junio de 2021

violento-ataque-transfobico-movih-vilcun-820x394Además  de tratarla de “maricón”, “sucio” y “bastardo”, le propinaron golpes de pies, puños y palos en el frontis de su casa, en Vilcún, Región de La Araucanía.

Un violento ataque transfóbico sufrió una mujer emprendedora, Desthiny Camila Ignacia Cruz Conejeros (26), en manos de tres vecinos/as que le dieron golpes de pies y puños en el suelo, además de romper sus pertenencias, denunció hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes 7 de junio en el frontis de la casa que Desthiny comparte con su padre y su pareja en la comuna de Vilcún, región de la Araucanía.

La mujer precisó que desde hace meses los/as agresores/as, dos hombres y una mujer, la insultan diciendo y gritando el nombre que le asignaron al nacer, además de tratarla de “maricón”, “sucio” y “bastardo”.

“Los abusos, nos explicó Desthiny, se incrementaron cuando ella decidió ocupar para su negocio, la “Frutería Ignacia”, una parte trasera de su propia casa que antes los agresores/as  la tenían arbitrariamente a su disposición. Si bien Desthiny tenía un quiosco, debido a la crisis económica ocasionada por la pandemia, debió cerrarlo, y comenzar una nueva etapa en su propia casa. Los agresores/as han impedido sistemáticamente que ella siga con su emprendimiento, atacándola e insultándola por su identidad de género”, señaló el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez.

Todo desencadenó el pasado 7 de junio la violenta agresión. “Desthiny  fue golpeada entre tres personas por golpes de pies, puños y palos, rompieron su celular, intentaron azotar su cabeza en una puerta y la arrastraron por el piso, como se aprecia en un video. Solo la ayuda de su pareja impidió que la violencia tuviese repercusiones más graves”, añadió Jiménez

Debido a los atropellos la Fiscalía de Temuco ordenó como medidas de protección rondas periódicas de carabineros en el domicilio de la víctima y contacto telefónico permanente con ella.

“Repudiamos todo tipo de violencia, muy especialmente cuando la misma esta motivada o cruzada por la identidad de género de las personas, como ha ocurrido con Desthiny. Toda nuestra solidaridad con ella y su familia”, finalizó Jiménez, junto con precisar que la afectada está recibiendo orientación para enfrentar este difícil momento.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.