Inicio > Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica > La Semana de la Libertad Religiosa de los Obispos de EE. UU. Ayuda a perpetuar otra “gran mentira”

La Semana de la Libertad Religiosa de los Obispos de EE. UU. Ayuda a perpetuar otra “gran mentira”

Jueves, 17 de junio de 2021

RFWLogo_FullColorA finales de este mes, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) llevará a cabo la “Semana de la Libertad Religiosa“, un período de ocho días en el que se alienta a los católicos a orar y actuar ante supuestas amenazas a la libertad religiosa. Si bien algunas preocupaciones son válidas, la agenda de la conferencia episcopal muestra un sesgo en contra de las medidas de igualdad LGBTQ.

Cada día de la Semana de la Libertad Religiosa (RFW), que comienza el 22 de junio, se centra en un área temática que, según los obispos, amenaza la libertad religiosa, tanto en los Estados Unidos como en el extranjero. Al menos tres de los días están dirigidos a personas LGBTQ.

El 22 de junio, el tema es Adopción y cuidado de crianza. El tema promueve la idea de que la iglesia debe ayudar a los niños necesitados a encontrar hogares amorosos de acuerdo con la larga tradición de los cristianos de hacerlo. Pero la atención no se centra en las familias, sino en las agencias católicas de servicios sociales que pueden discriminar a las personas LGBTQ. El texto de la USCCB señala lugares como Massachusetts y Washington, D.C., donde Catholic Charities dejó de brindar servicios de adopción y cuidado de crianza en lugar de protecciones contra la discriminación para las personas LGBTQ. Destaca el caso Fulton v.Ciudad de Filadelfia ahora ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. La acción para ese día es llamar a los legisladores federales a apoyar la Ley de Inclusión de Proveedores de Bienestar Infantil que obligaría a los estados a financiar agencias religiosas que discriminen.

El 24 de junio, RFW asume la Equality Act(Ley de Igualdad). La oración es simple: “que se respete la dignidad de todas las personas en nuestro país”. Pero el objetivo de los obispos es todo lo contrario, y al tratar de oponerse a la legislación ahora ante el Congreso, promueven falsedades:

“Al exigir que todos los estadounidenses hablen y actúen como si no hubiera una distinción significativa entre los sexos y como si el género no tuviera conexión con el cuerpo, la Ley de Igualdad daña legal y socialmente a los estadounidenses de manera seria y daña el bien común. . .

“La Ley de Igualdad discrimina a las personas de fe y, al incluir un posible mandato de aborto, amenaza la vida por nacer. ¡Dígales a sus funcionarios electos que se opongan a ella! “

Finalmente, el 27 de junio, el tema es “Conscience Rights for Medical Professionals” (Derechos de conciencia de los profesionales médicos)”. Destacando la larga tradición de la iglesia de cuidar a los enfermos, los obispos luego afirman:

“En los últimos años, los activistas han tratado de socavar la misión de la Iglesia al obligar a los hospitales católicos a realizar procedimientos que destruyen la vida humana y socavan el florecimiento humano, como la esterilización, la cirugía de reasignación de género e incluso el aborto”.

La acción de ese día es contactar a los legisladores en apoyo de la “Conscience Protection Act” (Ley de Protección de la Conciencia), que permitiría a los proveedores de atención médica discriminar a los pacientes transgénero que buscan atención relacionada con la transición.

RFW es el sucesor de la “Fortnight for Freedom”(“Quincena por la Libertad“) de la USCCB de años anteriores, que comenzó en 2012 como un medio para oponerse a los intentos del presidente Barack Obama de ampliar el acceso a la atención médica a través de la “Affordable Care Act” (Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio). Con el tiempo, la campaña anual de los obispos comenzó a apuntar a la igualdad LGBTQ, incluido el derecho a casarse civilmente.

Los esfuerzos de la USCCB perpetúan lo que se está convirtiendo en otra “gran mentira”, a saber, que cualquier esfuerzo por expandir la igualdad LGBTQ tiene como costo la libertad religiosa. A veces, el encuadre de los obispos es simplemente parcial. Pero en otras ocasiones, los obispos ceden ante la promoción de la desinformación, como su afirmación de que la Ley de Igualdad incluye un “posible mandato de aborto”. Esa afirmación es deshonesta. Y son las personas LGBTQ, junto con las mujeres que buscan atención médica reproductiva, las que sufren tal deshonestidad.

Las otras víctimas de esta nueva “gran mentira” son las personas del mundo que realmente sufren amenazas a su libertad religiosa. Durante RFW, la USCCB reconocerá los desafíos particulares que enfrentan los católicos en Irak y Nicaragua. Pero en contra de la agenda más amplia de la conferencia, tan centrada en el género y la sexualidad, esos cristianos parecen ser notas a pie de página, y muchas otras personas de fe en el mundo se omiten por completo de la vista de los obispos.

La libertad religiosa está genuinamente amenazada en algunas partes del mundo. Los católicos deberían defender este derecho humano donde ocurren los ataques. Pero los derechos LGBTQ no amenazan esta libertad, y los obispos socavan profundamente la causa de la libertad religiosa real con sus esfuerzos por detener la igualdad.

—Robert Shine, New Ways Ministry, 10 de junio de 2021

Fuente New Ways Ministry,

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.