Archivo

Archivo para Miércoles, 2 de junio de 2021

Mendigo

Miércoles, 2 de junio de 2021

modelo-mendigo-e1351374118361

Iba yo paseando por el camino. Un mendigo, un viejo harapiento, me detuvo. Tenía los ojos inflamados, llenos de lágrimas, los labios de color violeta, la ropa a jirones y mostraba unas llagas repugnantes. ¡Oh, cómo había maltratado la miseria a aquel ser infeliz! Me tendió una mano roja, hinchada, sucia. Con un gesto me pidió que le socorriera. Me hurgué en todos los bolsillos. No llevaba ni el monedero, ni el reloj, ni siquiera el pañuelo, no llevaba justamente nada encima.

El mendigo seguía allí, esperando. Tendía la mano y le sacudía un leve temblor. Turbado, confuso, cogí vigorosamente aquella mano sucia y temblorosa: «Tenga paciencia, hermano, no llevo nada». El mendigo me miró con sus ojos inflamados; sus labios de color violeta se entreabrieron y sonrieron, y me estrechó a su vez los helados dedos. «¡No tiene importancia, hermano!», murmuró, «gracias de todos modos. También esto es una limosna». Comprendí que también yo había recibido una limosna de aquel hermano.

*

I. Turgheniev,
Le poesie in prosa,
Lanciano 1923

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

Jose Arregi: “Espiritualidad y lucha de clases”.

Miércoles, 2 de junio de 2021

mugica_2010A raíz de una reciente charla sobre “espiritualidad y liberación política” (*), un amigo me escribe: “Me gustaría que nos compartieras tu visión sobre espiritualidad y lucha de clases”. Buen reto en este 2021, año y tiempo de tantas pandemias, muchas más que la COVID 19 con toda su virulencia. He aquí unos apuntes fundamentales, con más preguntas que certezas.

1. Hace justamente 50 años que Giulio Girardi, sacerdote salesiano, profesor universitario, pionero del diálogo entre marxismo y cristiano, invitado del Concilio Vaticano, publicó su breve e inspirado “Amor cristiano y lucha de clases” (1971), auténtico best seller. Eran tiempos cargados de promesas en el mundo y en las iglesias cristianas. Tiempo de revoluciones, descolonizaciones, procesos liberadores. De ecos de mayo 68 y del Concilio Vaticano II, del surgimiento de innumerables y dinámicas comunidades eclesiales de base en América Latina, de pujante teología de la liberación en América, Africa y Asia. De incontables militantes, profetas y mártires (Luther King, Camilo Torres, Ché Guevara…). La lucha de clases era indiscutible y la liberación de los oprimidos parecía posible. El libro mantiene hoy en el fondo toda su actualidad, porque, 50 años después, salta a la vista que el mundo no ha ido a mejor, sino a peor.

2. Al mismo tiempo, todo se ha vuelto también más incierto y confuso, hasta el término mismo “lucha de clases”. En sentido estrictamente marxiano, la expresión significa el enfrentamiento económico entre la clase propietaria de los medios de producción industrial y la clase obrera explotada. Pero, de acuerdo justamente con muchos marxistas críticos de hoy, difícilmente se puede sostener que sea ésa la única “lucha de clases”, ni necesariamente la primera y la primordial en todos los casos, por decisivo que sea siempre. Ni se puede afirmar que las relaciones económicas sean el primer y último factor determinante de la historia.

3. “Al principio” era la economía, ciertamente, pero no solo la economía, ni solo la producción de bienes de consumo (ni siquiera la recolección y la caza), ni solo la lucha de clases, ni solo la lucha sin más. “Al principio” era todo: el aire que respiramos, la luz que nos recibió, el calor que nos cobijó, el cuerpo del que nacimos, el pecho que nos amamantó, la tierra que nos sostuvo, la noche estrellada. Al principio era la materia que es matriz animada de toda vida, la materia que es pura energía, que no sabemos qué es ni de dónde ni por qué, y el Misterio envolvente en todo. Al principio de nuestra historia era el miedo y la esperanza, la angustia y la alegría de vivir, el amor y el odio, la ambición y la generosidad en pugna. Al principio era todo y todo estaba en relación, y toda causa era también efecto, y nada fue “antes” de nada, sino junto con todo. Y así sigue siendo todo. Nada es reductible a nada, porque todo interactúa, y es preciso pensarlo todo a la vez, sabiendo que el pensamiento nunca es lo primero ni lo último. Y, en medio de todas las brumas, el Aliento vital profundo nos invita a abrir los ojos y reconocer que la tensión de la paz es el principio del que todo nace.

4. Desde hace solo dos décadas nos hallamos en una cuarta revolución industrial que está dibujando un mundo muy distinto al que conoció Marx en la Alemania, Bélgica, Francia e Inglaterra industriales del siglo XIX. La diversificación y la digitalización del trabajo, la complejización y la globalización de todas las relaciones productivas y comerciales, la financiarización progresiva de la economía, la subordinación cada vez mayor tanto de los “empresarios” como de los propios Gobiernos a unas pocas entidades de carácter financiero especulativo, la inteligencia artificial, el Internet de todas las cosas, la robotización creciente de la producción e incluso de las decisiones, etc… nos están situando en otro mundo muy distinto al que hemos conocido. Pronto desaparecerán todas las fábricas, ¿y cómo será el mundo entonces? Ya vivimos en un mundo en que los límites entre lo físico, lo biológico, lo político, lo informático e incluso lo “espiritual”, y el límite entre la especie humana y los grandes simios y los pequeños simios y todas las especies vivientes es apenas definible. Un mundo en el que el ser humano no es el centro y el sentido de la tierra, la vida, el cosmos. Y un mundo global planetario más desigual e inhumano, más amenazado que nunca, eso es lo terrible…

5. En este mundo de hoy, conceptos como “producción”, “propiedad de los medios de producción”, “clase social”, “clase obrera”, “lucha de clases”, “capitalista”, “proletario”… difícilmente pueden ser entendidos simplemente como hace 150 años. ¿Es propiamente capitalista el especulador que hace caer empresas, partidos y gobiernos? ¿Es capitalista el pequeño emprendedor que procura compartir decisiones y beneficios de la plusvalía con los trabajadores de su empresa? ¿Son propiamente proletarios los trabajadores de pingües sueldos que para sí quisieran muchos pequeños empresarios? Un equipo de fútbol es una empresa para ganar dinero, ¿pero son proletarios los futbolistas de primera división del estado español con un salario anual medio de 4 millones de euros, mientras que las futbolistas de primera reciben un salario anual medio de 17.000 euros? ¿No es más proletaria que nadie la mujer trabajadora sin salario que cuida de los hijos, la casa, los padres…, y quién es el capitalista que la oprime? ¿Qué son los y las funcionarias públicas? ¿Qué son los trabajadores de una empresa cooperativa que pugnan por competir para poder sobrevivir? ¿Qué son los autónomos? ¿Y qué son el 98% (es un decir) de los habitantes de África, que no cuentan para nada, que no son nadie y que “nadie” explota?

6. Los conceptos se enmarañan, pero una cosa es cierta: las clases existen, son muchas más que la “capitalista” y la “proletaria”, y las desigualdades son más grandes que nunca, porque la riqueza y el poder se concentran cada vez más en cada vez menos manos. Existen la clase opresora y la clase oprimida, y la lucha entre unos y otros es más real y mortal que nunca, pero también cada vez más desigual y difusa, pues los poderes –muy reales pero invisibles– que tienen en sus manos los resortes de la economía y de la política global están logrando que la lucha entre opresores y oprimidos se convierta cada vez más en lucha entre oprimidos. Yo me reconozco opresor y oprimido.

7. El capitalismo neoliberal que desde los años 80 se extiende y se impone por doquier es la máxima institucionalización de los impulsos más inhumanos: la codicia de la riqueza, la ambición del poder y, en el fondo, el miedo irracional a poder menos o a tener menos que otros. Es un sistema económico inicuo, raíz de los peores conflictos bélicos y más mortífero que todas las guerras juntas. Destruye los cuerpos, las relaciones, la igualdad, la democracia, la familia, los pueblos, el planeta, la Vida.

8. He ahí nuestro mundo. ¿No es un panorama demasiado desolador? Lo es, pero por eso mismo no podemos permitirnos perder la esperanza, que no consiste en aguardar, sino en caminar con espíritu y respiro, en dar pasos, pasitos, en la dirección de un mundo necesario y posible, un mundo más libre y fraterno, más justo y en paz, más humano y ecológico, más solidario y feliz. En caminar, aunque nunca lleguemos. Y en seguir dando un pasito cada vez que fracasemos, y aunque siempre fracasemos, movidos por el aliento profundo que nos habita y que somos, el aliento profundo que nos hace más humildes y fuertes, más rebeldes y pacíficos. El Aliento de la vida gime en la Tierra que gime en dolores de parto. Vivir movidos por ese aliento profundo: eso es la espiritualidad, ya se exprese en forma religiosa o totalmente laica, y siempre es política, comprometida y liberadora.

9. No quiero decir que todas las personas movidas por la espiritualidad tengan que implicarse en la “lucha de clases” de la misma manera ni con las mismas ideas y análisis de la realidad ni en los mismos proyectos socio-políticos concretos. Pero, en la medida en que el Espíritu de la vida que todo lo transforma las mueve, allí donde están y en la manera en que pueden –en la contienda política, en los movimientos sociales, en la refriega de las empresas y de las calles, en el espacio doméstico o incluso en el silencio de un monasterio–, se comprometen con la misma pureza de corazón, la misma generosidad y la misma esperanza por la misma liberación. La espiritualidad no es opio, sino liberación. ¿Es opio la religión? Puedo serlo, pero también es, en palabras del mismo Marx, grito liberador de la criatura oprimida.

10. La espiritualidad –hondura de la vida y su cultivo– es, pues, por definición, activa, política y liberadora. La espiritualidad es paz integral de la interioridad y exterioridad que somos, y la paz integral solo puede darse en la justicia. Conlleva, por lo tanto, la confrontación con los poderes que dictan las leyes del mercado, que oprimen personas, colectivos y pueblos. La espiritualidad no solamente no es ajena a la lucha de las clases dominadas contra toda forma de dominio, sino que la exige y conlleva. La espiritualidad se manifiesta necesariamente en enfrentamiento con quienes se apoderan de la tierra, acaparan los bienes, impiden respirar, niegan la vida. No solo no teme el conflicto necesario, sino que lo provoca. “He venido a traer fuego a la tierra –dijo Jesús de Nazaret– y ¡cómo quisiera que ya estuviese ardiendo!” (Lc 12,49).

11. ¿Hasta tomar las armas y matar por la justicia? Espinosa cuestión. No puedo decir que una persona espiritual no lo pueda o incluso deba hacerlo nunca por nada (matamos cada día seres vivos para comer…). Pero me remito a las condiciones exigidas por la tradición más sabia –incluido Girardi– para que la opción por la violencia armada pueda ser considerada como inspirada por el Aliento de la paz y de la vida: 1) Que la causa sea justa y vital; 2) Que el objetivo justo no pueda lograrse por ningún otro medio; 3) Que haya una seguridad suficiente de que, a través de la lucha violenta, se logrará el objetivo; 4) Que existan garantías suficientes de que el bien conseguido va a ser mayor que el daño provocado; 5) Que la acción violenta sea movida por el amor del bien común y por el amor del opresor, que deja de ser enemigo. La espiritualidad se empeña en humanizar al máximo el conflicto y la lucha.

12. Movida por el fuego del amor a la paz verdadera, la espiritualidad se compromete por un cambio estructural radical del modelo capitalista neoliberal asesino y ecocida. Pero no podemos volver al pasado, ni repetir su visión del mundo, su filosofía de la vida y sus programas políticos. La historia de los últimos 100 años ha demostrado que el “socialismo real” ha defraudado los anhelos de libertad y bienestar de las personas, de los pueblos y de la naturaleza. Y que la “socialdemocracia” ha traicionado tanto el socialismo como la democracia, tanto la igualdad como la libertad, pues ha sucumbido a los intereses de la clase dominante y ha establecido el “estado del bienestar” sobre el expolio del Tercer Mundo y la destrucción de la naturaleza. ¿Hay alternativa? No veo otra que un ecosocialismo feminista y global, ni veo mejor modo de plasmarlo que un modelo cooperativo y ecológico de decisión, de producción y de consumo a nivel planetario.

13. ¿Pero es posible? Solo será posible el día en que la humanidad lo quiera de verdad y se ponga de acuerdo, el día en que haya una voluntad personal y política global para esa transformación planetaria. O el día en que los poderosos que asfixian la vida vean y se convenzan de que asfixiando a otros se asfixian a sí mismos, que el futuro solo puede ser común, que no puede haber liberación si no es para todos, empezando por los últimos. Para que lo posible se vuelva realidad, será necesario que la humanidad, esta especie humana tan poderosa y frágil, tan inestable y contradictoria, transforme su manera de querer y su gusto, y su modo de ser feliz. Será necesario que implante un sistema económico mundial igualitario y democrático. Y un sistema educativo que eduque la sensibilidad, transmita humanidad, comunique sabiduría vital, más allá de meros conocimientos y habilidades técnicas. Y será necesario que las ciencias –las neurociencias y biociencias, por ejemplo–, apliquen con garantía sus tecnologías para corregir las disfunciones genéticas y neurológicas – da miedo decirlo, pero hay que decirlo– que hacen que esta especie humana sea presa tan fácil de tantos miedos y deseos destructores, que nos impiden sentir y querer lo ajeno como propio, y ser más felices con menos, y ser más ricos compartiendo lo que tenemos.

14. La espiritualidad –la conciencia y el ejercicio de nuestro ser profundo, el querer libre del bien, el gusto y la dicha de la bondad, la confianza en la Vida a pesar de todo– es fruto y fuente a la vez de esa política ecosocialista global, feminista, igualitaria, liberadora, sabia. Inspirada por el aliento profundo de cuanto es y por la sabiduría vital más antigua y reciente de las personas y de los pueblos, la espiritualidad inspira a su vez el sueño, la utopía, la esperanza activa. Alienta la acción y la marcha –aunque nunca lleguemos del todo– hacia un mundo en que las opresiones y las clases serán eliminadas y en que las luchas y las guerras podrán desaparecer.

(*) En: https://youtu.be/YxYWPVZHvF4

Jose Arregi

Aizarna, 2 de mayo de 2021

Espiritualidad , , , ,

Alemania recuerda la condena a Lutero en Worms y los retos de futuro

Miércoles, 2 de junio de 2021

978-3-947884-37-7-Luther-in-WormsEsta celebración ha sido más discreta que el aniversario de las 95 tesis

Alemania conmemora los 500 años del edicto de Worms, con el que el emperador Carlos V condenó al reformador Martín Lutero

Lutero, ante Carlos V y los príncipes reunidos en Worms, se negó a retractarse. Sus tesis ya habían sido condenadas antes por el papado. Esta negativa provocó la promulgación del edicto

Él había respondido que mientras no se le convenciera, con citas de la biblia o argumentaciones racionales, no iba a retractarse

El edicto “atendiendo el juicio papal y con la potestad del emperador” declaraba al reformador hereje, ordenaba su captura, prohibía que se le diera apoyo y condenaba la lectura de sus escritos en todo el imperio

Sin embargo, pese a la condena papal y al decreto imperial, las ideas de la reforma empezaron a imponerse en parte de Alemania y de Europa

Francisco lamentó con dureza en la vigilia de Pentecostés la división de los cristianos: “Estamos divididos, hemos roto en mil pedazos lo que Dios ha hecho con tanto amor, compasión y ternura”

Instan a la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) y a la Iglesia Protestante de Alemania (EKD) a emitir una “declaración pública conjunta” de arrepentimiento sobre los hechos del siglo XVI, sobre el origen de estos graves conflictos

(EFE).- Alemania conmemora los 500 años del edicto de Worms, con el que el emperador Carlos V condenó al reformador Martín Lutero, aunque sin el bombo y platillo que otras fechas significativas de la historia de la Reforma protestante.

La promulgación del edicto constituye, sin embargo, un hito esencial para la difusión de las ideas de Lutero: “Sin el Reichtag de 1521 en el que se condenaron sus tesis la reforma no hubiera seguido adelante”, sostiene el teólogo Ulrich Oelschläger en declaraciones a medios alemanes.

Oelschläger es autor de un libro titulado “Lutero en Worms” en el que precisamente indaga sobre lo ocurrido en esa ciudad renana adonde el reformador fue citado por Carlos V para exigirle que se retractase de sus tesis.

El libro de Oelschläger ha sido publicado precisamente para conmemorar el Reichtag de Worms, motivo por el que también se han organizado productos multimedia que se difunden por diversas emisoras y través de la iglesia evangélica.

Sin embargo, el aniversario de este año no ha sido celebrado con el mismo bombo y platillo que el de las 95 tesis que, según la tradición, Lutero clavó en la puerta de la iglesia de Wittenberg en 1517 para rechazar la venta de indulgencias por parte de la iglesia católica y cuestionar la autoridad papal.

Lutero ante Carlos V

Lutero, ante Carlos V y los príncipes reunidos en Worms, se negó a retractarse. Sus tesis ya habían sido condenadas antes por el papado, pero entre los príncipes alemanes había un grupo, encabezado por Federico de Sajonia, que no quería que el reformador fuese condenado por el emperador sin haber sido oído primero.

Los enemigos de Lutero esperaban que el viaje a Worms se convirtiera en una especie de penitencia en la que Lutero terminara retractándose de sus tesis.

Lo que ocurrió fue todo lo contrario.En el camino de Wittenberg a Worms Lutero predicó en varias ciudades como Erfurth, Gotha y Eisenach y en todas ellas fue recibido triunfalmente.

También en Worms, adonde llegó el 16 de abril, fue bien recibido por el pueblo y, en su confrontación con el emperador, se negó a retractarse.

Lutero respondió que mientras no se le convenciera, con citas de la biblia o argumentaciones racionales, no iba a retractarse porque no aceptaba como argumento ni la autoridad del papa ni la de los concilios porque era claro que se habían equivocado muchas veces.

“Por eso no quiero retractarme pues hacer algo en contra de la propia concienciano es algo seguro ni encomiable. Dios me ayude”, dijo el reformador.

La tradición ha agregado las palabras “aquí estoy, no puedo hacer otra cosa” que se han hecho famosas pero que muchos teólogos aseguran que no son originales de Lutero.

Según la historiadora Irene Dingel, esa frase fue acuñada por Philipp Melanchton, uno de los colaboradores más cercanos de Lutero, ya después de la muerte del reformador.

La frase se convirtió en un símbolo de valor civil, en la declaración de alguien que está dispuesto a mantenerse fiel a sus convicciones en medio de los enemigos y en medio del peligro”, expresó Dingel en declaraciones a la radio SWR en un programa emitido con motivo de los 500 años del edicto.

La condena y el triunfo de la Reforma

El 25 de abril Lutero -cuyo salvoconducto tenía una vigencia de 21 días- emprendió el regreso. En el camino de vuelta Federico de Sajonia mandó secuestrar a Lutero, para protegerlo, y lo alojó en Wartburg, un castillo cerca de Erfurt que se ha convertido en uno de los lugares emblemáticos de la reforma. Allí Lutero, de incógnito, se dedicó a traducir el nuevo testamento del griego al alemán.

Fedérico de Sajonia sabía que sobre Lutero caería la condena imperial lo que finalmente ocurrió el 26 de mayo, con la publicación del llamado Edicto de Worms.

El edicto “atendiendo el juicio papal y con la potestad del emperador” declaraba al reformador hereje, ordenaba su captura, prohibía que se le diera apoyo y condenaba la lectura de sus escritos en todo el imperio.

Sin embargo, pese a la condena papal y al decreto imperial, las ideas de la reforma empezaron a imponerse en parte de Alemania y de Europa.

Muchos de los príncipes del imperio no aceptaron nunca el edicto y tres años después, en el Reichtag de Speyer, protestaron contra su ratificación, encabezados por Federico de Sajonia y el conde de Hesse.

14455942780844

Lutero y Carlos V en Worms

Medio milenio después, los teólogos alemanes piden revocar la excomunión de Lutero

Tal y como adelanta Crux, el grupo Altenberg solicitó, coincidiendo con la festividad de Pentecostés, a los líderes de ambas confesiones dar un paso adelante, en un documento titulado  Reconciliación después de 500 años, en el que insta a las autoridades católicas y luteranas a retirar las sentencias mutuas impuestas en ese momento.

Fundado en 1999 cerca de Colonia, el grupo de discusión ecuménico de Altenberg exige la anulación de la bula papal Decet Romanum Pontificem que confirma la excomunión del autor de las 95 tesis, pero también la renuncia, por parte de los protestantes, a la calificación que hizo el agustino reformador del Papa León X como “anticristo”.

“[Esta denominación] se debió menos a sus verdaderas convicciones teológicas y más al ‘estilo de la era retórica’ , así como a los ‘grandes miedos apocalípticos ‘ que el reformador abrigaba a medida que envejecía”, subraya la teóloga católica Johanna Rahner, profesora de la Universidad de Tubinga, y miembro de este colectivo. “La trágica historia, que convirtió a Martín Lutero y al Papa León X en adversarios irreconciliables, aún nos llama la atención 500 años después de los hechos”.

Testigo de Jesucristo

Para el grupo de teólogos, “cada vez es más evidentes que estos reproches ya no son mantenidos por el luteranismo”. Prueba de ello, añaden, es que Lutero ya es reconocido como ‘testigo de Jesucristo’, según la Comisión Mixta Luterano-Católica Romana (1983).

El documento planta dos solicitudes: una, dirigida directamente al Papa Francisco, para que la bula papal que excomulga a Lutero no se aplique a los protestantes de hoy; y el otro, pidiendo al pastor Musa Panti Filibus, arzobispo de Nigeria y presidente de la Federación Luterana Mundial, que declare que la condena de los papas como “anticristo” no se aplica en sí misma al papado actual.

En la misma línea, esta petición insta finalmente a la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) y a la Iglesia Protestante de Alemania (EKD) a emitir una “declaración pública conjunta” de arrepentimiento sobre los hechos del siglo XVI, sobre el origen de estos graves conflictos. “[Ellos] mostrarían así la preocupación por anular las condenas anteriores y evitar una recaída de las diferencias mutuas, incluso las condenas , argumentan los teólogos. Iniciativas que marcarían, según ellos, un importante avance hacia la reconciliación entre las dos grandes familias cristianas, con relaciones antaño tan tormentosas.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), Iglesia Católica, Iglesia Luterana , ,

Primer padre gay soltero candidato a las elecciones mexicanas

Miércoles, 2 de junio de 2021

Salvador-loyo-1-244x300Salvador Loyo es un hombre mexicano que no solo visibiliza a las familias diversas en México, también se presenta a las elecciones como un candidato bastante novedoso y nunca antes visto: es gay y padre soltero del pequeño Lucio.

Con una agenda política muy progresista y “muy buena ondita”, construida desde las exigencias de los habitantes del Distrito 12 en la alcaldía Cuauhtémoc, Salvador Loyo Arechandieta, candidato a diputado federal de Fuerza Por México, busca ser un contrapeso en San Lázaro, pero enfocado a quienes se les ha negado la voz en los últimos tres años.

Salvador es licenciado en ciencias políticas y tiene un Master en Administración pública. Tiene experiencia en el sector público ya que desde 2015 a 2021 ha trabajado como Director General de Administración en la alcaldía de Cuachtémoc, una de las demarcaciones territoriales de Ciudad de México.

Tiene 34 años, y hace casi dos formó su familia monoparental, la que visibiliza en las redes con su cuenta de Papá Soltero.

El programa político que presenta estas elecciones (2021) para convertirse en Diputado se centra en los derechos LGTB, como el tipificar como tales los delitos de odio por orientación sexual e identidad de género. También legislar a favor de los derechos trans y su inserción en el mercado laboral.

Su programa también incluye legislar a favor de los derechos de las mujeres, bajas por maternidad más largas, además de fortalecer derechos sexuales y reproductivos.

 

Su propuesta está compuesta por cuatro ejes: las mujeres contra el pacto patriarcal, los feminicidios, la diversidad sexual, los niños, y la atención a todo el sector empresarial que no fue atendido durante la pandemia.

“Hay que abordar estos temas que no se están discutiendo y son urgentes; que los bisexuales, lesbianas, la gente transexual, puedan tener una voz en el Congreso. Todo el tema del abuso sexual infantil que no está tipificado en el Código Penal Federal, el regreso de los niños a las escuelas, que nadie está hablando de eso, y atender las necesidades desde los grandes empresarios hasta el comercio de tianguis y mercados”.

Detalló que buscaría tipificar en el Código Penal Federal el abuso y violencia contra las mujeres. También abordará los temas de derechos sexuales y reproductivos, licencia de maternidad equiparada al resto del mundo y lactarios dignos.

“Por ejemplo, si una mujer tiene una pérdida de un bebé, ya sea espontáneo o en un aborto voluntario, que tenga licencia en el trabajo. Es una agenda que trata de empoderar a la mujer, a la nueva mujer que tenemos; me parece que las leyes se quedaron como en 1950, y la mujer ha conquistado muchos espacios de poder y necesita que las leyes se adecúen a eso”.

En cuanto a la comunidad lésbico, gay y transexual, propuso que se deben tipificar los crímenes de odio, “que pareciera que en la ciudad no los tenemos, pero justo aquí tenemos la Zona Rosa y seguimos teniendo muchos crímenes de odio”.

Respecto a las personas trans, Salvador Loyo dijo que se deben crear derechos laborales con el enfoque de derechos humanos, que se les reconozca su identidad: “Pasa mucho en los trabajos que los están obligando a presentarse con una identidad que no tienen”.

Sobre cómo sacar adelante todos estos temas en el Congreso, el abanderado indicó: “Yo creo que la clave, independientemente del cabildeo que se tendrá que hacer con las personas de izquierda y de centro izquierdas, será la fuerza que tendrá que venir de la agenda. Estas propuestas vienen de la legitimidad que está pidiendo la gente, por más que esos partidos (PAN y PES) traigan otra plataforma, el sentir y el termómetro de la gente está en la calle y tendrán que responder a ellas”.

Fuente Agencias/Oveja Rosa

General, Historia LGTBI , , , , , , ,

El perfil de los sacerdotes homosexuales en Brasil revela el alto costo personal de reprimir la sexualidad

Miércoles, 2 de junio de 2021

110952800_padre2Un perfil de la BBC  de 2020 de varios sacerdotes brasileños homosexuales ofrece información sobre el enfoque de la iglesia hacia la homosexualidad en sus propias filas y lecciones sobre cómo podría evolucionar la iglesia. La publicación de hoy analizará el peaje personal que la represión tiene sobre el número de sacerdotes homosexuales dentro de la iglesia. La publicación de mañana examinará XXXXXXXXXXXXXX

El número de sacerdotes homosexuales en la Iglesia Católica no es insignificante. Aunque no hay forma de saberlo con certeza, las estimaciones presentadas por la BBC van desde el 10% del sacerdocio hasta los seminaristas individuales que identifican al 90% de sus compañeros de clase como homosexuales. Sin embargo, todos los sacerdotes homosexuales que hablaron de forma anónima con la BBC describen una abrumadora soledad, miedo y culpa como resultado de los mensajes institucionales de la iglesia de que están enfermos y son malvados. Esa angustia es el resultado de una cultura de represión que crea un ciclo de silencio en torno a la sexualidad.

A pesar de la aparente prevalencia de hombres homosexuales en el sacerdocio, la Iglesia Católica mantiene una directiva oficial de 2005 que los seminarios no admiten a hombres “que practican la homosexualidad”, muestran “tendencias homosexuales profundamente arraigadas” o “apoyan la llamada ‘cultura gay’. ”(Una directiva reafirmada por el Papa Francisco en 2016.) Además, muchos en el liderazgo de la iglesia equiparan falsamente la homosexualidad con la pedofilia, culpando a los sacerdotes homosexuales por los abominables escándalos morales que la iglesia ha enfrentado en los últimos años. Como chivos expiatorios de los pecados abusivos de sus compañeros sacerdotes, los sacerdotes homosexuales son despreciados como peligrosos para los demás y para la iglesia.

La directiva de 2005 ha ayudado a crear una cultura de silencio en torno a la homosexualidad en los seminarios, excluyendo cualquier discusión significativa sobre la sexualidad entre los futuros sacerdotes y sus superiores. Este fenómeno es especialmente cierto en Brasil, donde la BBC informa de una dicotomía entre el tono más inclusivo del Papa Francisco y la agresividad de la iglesia brasileña “ultratradicional”.

Algunos sacerdotes brasileños describieron las molestias que los funcionarios del seminario se tomaron para controlar las “tendencias homosexuales” durante la formación de los sacerdotes jóvenes. A los seminaristas nunca se les permitió estar en parejas, recuerda el P. Rafael. A los seminaristas solo se les permitía socializar, cenar e incluso compartir habitación en números impares en un esfuerzo por disuadir a los seminaristas con “tendencias homosexuales” de convertirse en parejas.

La vigilancia creó lo que otro seminarista llamó “una atmósfera tensa, antinatural y sin paz”, y agregó: “Siempre hay ojos puestos en ti”.

En esa atmósfera opresiva, todos los jóvenes —los seminaristas eran tan jóvenes como adolescentes— se vieron privados de la profundidad emocional de la amistad, y los seminaristas homosexuales se vieron privados de la seguridad y la comodidad de ser honestos sobre su sexualidad. P. James Alison, un sacerdote y teólogo abiertamente homosexual, le dijo a la BBC que este silencio forzado frena el crecimiento emocional de los seminaristas:

“Es un silencio propiciado por el ambiente del miedo y evita una vida emocional adulta, honesta y transparente”.

La constante amenaza de expulsión del sacerdocio por reconocer una orientación gay, incluso si es célibe, dura mucho más allá del seminario. Tanto el seminario brasileño como los funcionarios diocesanos desalientan la discusión sobre la sexualidad entre los sacerdotes homosexuales. Los mismos sacerdotes conocen a otros que han sido expulsados de la formación o del ministerio sacerdotal por ser “afeminados”. El miedo se apodera de los sacerdotes homosexuales, que luego no tienen a dónde acudir para lidiar con el intenso aislamiento.

Sin la seguridad de la amistad con otros sacerdotes homosexuales o el apoyo de sus superiores, varios de los sacerdotes entrevistados por la BBC describen una inmensa angustia espiritual y mental sin salida posible.

Creyéndose “desordenados”, enfermos, poseídos por el diablo o malvados, como enseñaron sus superiores, los hombres homosexuales recurrieron a prácticas extremas para deshacerse de su sexualidad.

P. Rafael recuerda que tenía 20 años y trataba de exorcizar el “demonio de la homosexualidad” de sí mismo. En el apogeo de su propia represión, el p. Rafael oró por la muerte en lugar de seguir viviendo angustiado. Otro joven seminarista se imaginó colgando del cuello de las vigas mientras un maestro hablaba sobre los pecados de la homosexualidad.

Estos sacerdotes no buscan necesariamente cambiar el sacerdocio, sino que anhelan algo muy humano: la honestidad. P. Rafael dijo que anhelaba descansar de esconder quién era. Otro seminarista dijo: “Es desgarrador vivir fingiendo”.

En lugar de continuar con la agotadora actuación de actuar con rectitud, estos pastores devotos merecen vivir sus vidas abierta y honestamente sin temor a represalias. El silencio, el aislamiento psicológico y la condena en torno a los sacerdotes homosexuales son directamente opuestos a la misión del Evangelio.

Si bien estas reflexiones describen las consecuencias muy específicas de la represión para los sacerdotes homosexuales, iluminan una preocupación más amplia: la enseñanza tradicional de la iglesia sobre las personas LGBTQ tiene el potencial de causar graves daños psicológicos y físicos a todos los católicos LGBTQ también.

—Kevin Molloy, New Ways Ministry, 31 de mayo de 2021

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , ,

Internos/as LGBTIQ+ denuncian torturas homo/transfóbicas en cárcel de La Serena

Miércoles, 2 de junio de 2021

La-Serena-Movilh-768x394El Movilh reportó los hechos al INDH y exigió una investigación a Gendarmería

Una interna trans, V.P.P, del Complejo Penitenciario Huachalalume de La Serena, denunció a funcionarios de Gendarmería de torturarla a ella y  a otros dos reclusos gays, S.V.G y J.M.M,  en medio de insultos por su orientación sexual e identidad de género, informaron hoy el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual y la Corporación Féminas Diversas en Acción.

El más reciente abuso ocurrió el pasado 12 de mayo a eso de las 10:35 horas, cuando un funcionario, identificado con el apellido Manríquez, “nos agredió con gas naranja directo al rostro, gritándonos “maricones conchadesumadre, son una lacra”, dijo V.P.P

Añadió que los funcionarios de Gendarmería se negaron además a  trasladar a los/as internos/as para constatar lesiones.

“No es la primera vez que el funcionario Manríquez  maltrata física y sicológicamente a los internos del Módulo  # 94. No damos más con esta situación”, dijo.

A lo expuesto se suma una mala  y negligente atención en salud.

V.P.P recordó que hace “aproximadamente cinco meses atrás me enfermé  gravemente. Con ayuda de mis compañeros de módulo  acudí al Hospital Penal ya que Gendarmería no quería prestarme atención médica”.

“Una vez que llegué al hospital penal me tomaron la temperatura y como tenía mucha fiebre me mandaron en cuarentena a un módulo de aislamiento. Cuando terminé la cuarentena  me regresaron  al Módulo 94. Llegué peor de lo que estaba. Tuve que nuevamente ir al hospital penal con ayuda mis compañeros ya que Gendarmería decía que yo solo estaba fingiendo”, dijo.

“En el hospital  me tomaron la temperatura. Tenía 39,8 grados de fiebre. Solo ahí adoptaron una buena decisión y me sacaron  de urgencia a un hospital externo. Días después me enteré que me había contagiado de VIH y de Hepatitis B  Los tratamientos a veces llegan y otras veces no. He estado varios  días sin medicamento”, finalizó.

Junto con “lamentar las inhumanas, peligrosas e insalubres condiciones de vida que afectan a internos/as LGBTQ+ en distintas zonas del país y que han valido varias de condenas de tribunales a Gendarmería” el Movilh solicitó la intervención del Instituto Nacional de DDHH por los abusos cometidos en la Serena. Del mismo modo, pidió al Departamento de DDHH investigar y sancionar a los responsables.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.