Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Brokeback Mountain’

Las películas candidatas a los Óscar deberán cumplir con unos criterios de representación de la diversidad, incluida la LGTBI

Viernes, 18 de septiembre de 2020

Premios-Oscar-2019-lgtb-gay-640x360Los premios Óscar serán, en los próximos años, más respetuosos con la diversidad. La Academia del Cine ha publicado unos criterios de representación de los grupos sociales más ignorados por las producciones del cine estadounidense: mujeres, minorías étnicas y raciales, personas LGTBI y personas con diversidad funcional. La presentación de un formulario que justifique el grado de cumplimiento de los estándares de inclusión de la Academia será obligatoria desde los Óscar de 2022. A partir de la ceremonia del año 2024, las cintas que quieran optar al premio a la Mejor Película deberán cumplir con al menos dos de los cuatro criterios de representación.

El anuncio de la Academia del Cine se produjo el pasado martes y se enmarca en la estrategia denominada Apertura 2025. Según los responsables de la emblemática institución, la iniciativa pretende «reflejar mejor la diversidad de los espectadores del cine». Citan como inspiración los estándares de representación que el British Film Institute desarrolló para las películas candidatas a los premios BAFTA. El presidente de la Academia, David Rubin, califica la medida como «un catalizador de un cambio duradero y esencial» en la industria del cine.

Las nuevas exigencias se implantarán, eso sí, de manera gradual. En las ceremonias de los Óscar de 2022 y 2023, los filmes que quieran optar a Mejor Película deberán rellenar un formulario de Estándares de Inclusión de la Academia. El cumplimiento de los criterios, sin embargo, no será obligatorio hasta los Óscar de 2024, que se celebrarán dentro de más de tres años. En esa cita, las candidatas tendrán que cumplir con al menos dos de las cuatro categorías de representación de la diversidad.

Los estándares pretenden mejorar la visibilidad de grupos infrarrepresentados en el cine estadounidense y que son las mujeres, las minorías étnicas y raciales, la comunidad LGTBI y las personas con diversidad funcional. Se establecen cuatro categorías: actores y actrices en papeles protagonistas y secundarios, equipo técnico, becarios y aprendices, y departamento de publicidad y marketing. En al menos dos de ellas se deberá garantizar una presencia mínima de personas pertenecientes a los grupos nombrados.

La iniciativa de la Academia intenta superar la permanente crítica a la falta de diversidad en las películas premiadas con el máximo galardón. Un reproche centrado especialmente en el ámbito étnico y racial, pero que también manifestó la comunidad LGTBI con ocasión, por ejemplo, de la elección de Crash como Mejor Película en 2006 en detrimento de Brokeback Mountain. Habría que esperar a 2017 para que Moonlight se convirtiera en la primera cinta de temática LGTBI en alzarse con la preciada estatuilla.

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , ,

‘Brokeback mountain’ sube a lo más alto en los EEUU

Sábado, 15 de diciembre de 2018

brokeback-mountain2La bibliotecaria del Congreso, Carla Hayden, anunció ayer la selección anual de 25 de las películas más influyentes de Estados Unidos que se incluirán en el Registro Nacional de Películas de la Biblioteca del Congreso debido a su importancia cultural, histórica y estética para el patrimonio cinematográfico de la nación. Estas películas van desde “The Shining” de Stanley Kubrick y la inolvidable “Hud” de Paul Newman hasta el opulento musical “My Fair Lady” y los sonidos de rock de “Monterey Pop”. La selección en el registro ayudará a garantizar que estas películas se conserven a lo largo de la historia.

La aclamada película ganadora del Oscar de 2005 Brokeback Mountain, protagonizada por Heath Ledger y Jake Gyllenhaal y su amor gay será una de las 25 producciones seleccionadas este año para su inclusión en el Registro

El Registro cuenta ya con un total de 750 títulos, todos considerados dignos de preservar para las generaciones futuras debido a su importancia cultural según la Biblioteca de Congreso.

“El Registro Nacional de Películas cumple 30 años este año y, durante estas tres décadas, hemos estado reconociendo, celebrando y preservando este medio distintivo. Estos tesoros cinematográficos deben ser protegidos porque documentan nuestra historia, cultura, esperanzas y sueños”.

El director Ang Lee le dijo a la Biblioteca del Congreso que se sorprendió por la abrumadora respuesta que recibió la película cuando se estrenó por primera vez.

“No tenía la intención de hacer una declaración con Brokeback Mountain. Simplemente quería contar una historia de amor puramente occidental entre dos vaqueros. Para mi gran sorpresa, la película terminó tocando un acorde profundo con el público. La película se convirtió en parte de la cultura, un reflejo de la oscuridad y la luz, de los prejuicios violentos y el amor perdurable, en el paisaje rocoso del corazón estadounidense.”

Han pasado más de 10 años desde su estreno en las salas de todo el mundo y, aún hoy, sigue siendo película de referencia cuando se habla del amor gay en el cine comercial.

Fuente Oveja Rosa

Biblioteca, Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , ,

Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Matt Damon… rechazaron protagonizar ‘Brokeback Mountain’

Martes, 24 de julio de 2018

brokeback-mountain2El proyecto también se le ofreció a Pedro Almodóvar pero lo rechazó al no dejarle incluir más escenas de sexo.

Antes de que Ang Lee se encargara de dirigir Brokeback Mountain el proyecto estaba en manos de Gus Van Sant –My Idaho Privado, Good Will Hunting- y en una reciente entrevista ha relatado los problemas que tuvo para completar el casting de la película.

Es de sobra sabido que antes de que Ang Lee tomara las riendas de la adaptación de Brokeback Mountain a la gran pantalla, y que Jake Gyllenhaall y Heath Ledger la protagonizasen, otros directores estuvieron a punto de dirigirla. Entre ellos, Pedro Almodóvar o Gus Van Sant.

El director manchego rechazó dirigir la película al no permitírsele incluir más escenas de contenido sexual. Por su parte Van Sant ha dado una exclusiva: los actores que se negaron a participar en el proyecto.

Al parecer los papeles protagonistas de Brokeback Mountain fueron ofrecidos a bastantes actores de Hollywood y todos ellos declinaron la propuesta. En declaraciones a Indiewire, el director de la recientemente estrenada No te preocupes, no llegará lejos a pie, ha dicho:

“Nadie quería hacer la película. Mientras estaba trabajando en ella creí necesario un reparto potente, un casting famoso. Y no funcionó. Se lo pedí a los de siempre: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Matt Damon, Ryan Philippe. Todos dijeron que no”.

mountain

La productora y guionista de Brokeback Mountain, Diana Ossana, confirmó que todos estos actores rechazaron los papeles de Jack Twist y Ennis del Mar, papeles por los que tanto Jake Gyllenhaal como Heath Ledger fueron nominados a los Oscar como actor principal y secundario. Diana Ossana, confimó con bastante sarcasmo las palabras de Van Sant. “Todos esos jóvenes caballeros (en aquel entonces) rechazaron el proyecto por varias razones”, ha respondido, dejando entrever que rechazaron el proyecto porque se trataba de personajes homosexuales y eso afectaría a sus carreras.

Además Diana Ossana añadió a Mark Wahlberg y Matt Damon a la lista de actores que rechazaron el papel de Ennis del Mar por ser demasiado complejo. Y para complicar todavía más las cosas, algunos de los responsables de la película no veían adecuado a Heath Ledger para interpretar al personaje ya que creían que Heath no era suficientemente macho. En sus propias palabras:

Nadie quería a Heath, sólo Larry -Larry McMurtry, guionista de la película- y yo. El estudio pensaba que no era suficientemente macho.

 Teniendo en cuenta que Brokeback Mountain fue de las primeras películas abiertamente LGTBIQ+ que triunfaron entre la crítica norteamericana, esto no debería sorprender.

Un año antes Brad Pitt protagonizó Troya, de Wolfgang Petersen, omitiendo la relación sentimental del héroe Aquiles con Patroclo, que pasó a ser su sobrino en la cinta. Van Sant ha asegurado que “lo que podría y seguramente debería” haber hecho era “contratar actores desconocidos” sin importar quiénes fueran “los actores principales”, pero sus dudas le llevaron a un desánimo tal que abandonó el proyecto.

“No estaba preparado. No sé muy bien por qué. Tuve una especie de sobresalto. Supongo que algo dentro de mí no funcionaba, fuera lo que fuera eso”, ha añadido el realizador, quien terminó hablando de otro proyecto de temática homosexual que finalmente no llegó a dirigir: Call me by your name.

Brad Pitt y Leonardo DiCaprio trabajarán juntos en la próxima película de Quentin Tarantino, quien acaba de modificar su fecha de estreno.

Fuente Indiewire, vía Cáscara Amarga/AmbienteG

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

La televisión pública italiana censura una secuencia de una serie estadounidense que mostraba sexo entre dos hombres

Sábado, 16 de julio de 2016

How-to-Get-Away-with-MurderEn pleno año 2016, la televisión pública de Italia -un país de la Europa occidental, al fin y al cabo- ha censurado un episodio de una serie de televisión estadounidense por mostrar una escena de sexo entre dos hombres. Lo escandaloso del hecho, que ha trascendido internacionalmente y ha llegado a oídos tanto de los creadores de la serie como de los protagonistas de la secuencia, ha provocado las disculpas de la cadena y la ha obligado a emitir de nuevo el episodio sin cortes. Pero no deja de ser un aviso de hasta qué punto hay que defender activamente lo conquistado. 

El pasado viernes por la noche Rai 2, el segundo canal de la radiotelevisión pública italiana, estrenaba en abierto tras su paso por el circuito de la televisión de pago Le regole del delitto perfetto, que no es otra cosa que la serie estadounidense How to Get Away with Murder (conocida también en España por Cómo defender a un asesino). Pero lo hacía suprimiendo directamente una secuencia clave de su primer episodio, un flashback que mostraba una escena de sexo entre dos personajes gais, Connor Walsh (interpretado por Jack Falahee) y Oliver Hampton (interpretado por Conrad Ricamora). Una censura que no había tenido lugar en la emisión de pago y que de forma inmediata levantaba las iras de los aficionados de la serie y provocaba toda una reacción de protesta en las redes sociales bajo el hashtag #RaiOmofoba.

Una movilización que llegaba de hecho hasta los propios responsables de la serie, que expresaban su estupor en redes sociales por lo que consideraban una censura intolerable. Es el caso de Pete Nowalk, uno de sus productores, que llegaba a tuitear la escena censurada para que “los espectadores italianos” pudieran verla sin cortes:

O de Shonda Rhimes, también productora de la serie, que reenviaba el tuit de Nowalk y condenaba la censura de “cualquier amor”:    

“Es una condenada locura”, podríamos traducir el tuit que por su parte dejaba el actor Jack Falahee, protagonista precisamente de la secuencia censurada, y que de hecho convertía su perfil de Twitter en escenario de protesta contra la censura:

En definitiva, una reacción que trascendía fuera de las fronteras italianas y que llegaba hasta la propia prensa estadounidense. The Hollywood Reporter, por ejemplo, aprovechaba para hacer un perfecto resumen de la situación de los derechos de las parejas del mismo sexo en Italia: “En mayo, Italia se convirtió en el último país de Europa occidental en aprobar las uniones entre personas del mismo sexo, a pesar de la fuerte oposición de la Iglesia católica. Si bien ha sido considerado por los activistas de derechos humanos un paso en la buena dirección, la nueva legislación dista mucho del derecho al matrimonio pleno y no permite la adopción de los hijos biológicos de la pareja”.   Los responsables de la radiotelevisión pública italiana intentaban mientras tanto echar balones fuera. Especialmente sorprendente era la reacción de Ilaria Dallatana, directora de Rai 2, que argumentaba que lo sucedido no había sido censura, sino “un exceso de pudor” del que responsabilizaba a la “sensibilidad individual de la persona que hizo la edición de la serie”. Dallatana, de hecho, sacaba pecho por el hecho de que series como How to Get Away with Murder, con personajes gais (aunque no es una serie de trama primordialmente LGTB) o Jane the Virgin, cuya protagonista es una chica que queda accidentalmente embarazada por inseminación artificial, fuesen emitidas por Rai 2, “sensible a la complejidad del mundo contemporáneo”. Algo más contundente se mostraba el director de la radiotelevisión pública italiana, Antonio Campo dall’Orto, que reconocía que lo sucedido no había sido una conducta adecuada a los tiempos actuales, aunque se negaba también a reconocerlo como un acto de censura.   Los responsables de la Rai, de hecho, decidían emitir de nuevo este domingo el primer capítulo de la serie, ya sin cortes. Así lo anunciaban oficialmente por Twitter, insistiendo en el “exceso de pudor” como causa de lo sucedido:    

Una decisión de la que se felicitaba Jack Falahee (no sin antes agradecer a todas las personas que se habían movilizado para ello en las redes sociales):

Precedentes

No es, ni mucho menos, la primera vez que la televisión pública italiana censura series y películas de temática homosexual. En 2008, por ejemplo la propia Rai 2 eliminó varias secuencias de Brokeback Mountain, en concreto las que mostraban de una forma más explícita las relaciones sexuales entre sus dos protagonistas. Posteriormente la Rai volvió a censurar la película de Ang Lee en al menos dos ocasiones: septiembre de 2010 y junio de 2011.

En septiembre de 2011 era el primer canal, Rai 1, el que censuraba un capítulo de una serie de ficción alemana en el que se veía a dos hombres contraer matrimonio en un convento. Y en marzo de 2012, pese a la loable resistencia del director de Rai 4, Carlo Freccero (que acabó por ello siendo suspendido de su cargo) la radiotelevisión pública italiana cedió a las presiones de la prensa conservadora y de grupos católicos y retiraba la serie española Física o Química, uno de cuyos protagonistas era gay, a la que un periódico había llegado a acusar de encarnar ”los ideales de la España de Zapatero”.

Episodios de censura que en cualquier caso ya tienen unos años. Por eso nos ha sorprendido especialmente lo sucedido ahora. Nos quedaremos, como lado positivo de la noticia, en que en este caso la reacción social ha sido capaz de darle la vuelta de forma casi inmediata. Pero no deja de ser un aviso de hasta qué punto hay que seguir defendiendo activamente lo conquistado…

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Scott Eastwood defiende el matrimonio igualitario: “Me encantan los gays”

Sábado, 25 de abril de 2015

the-longest-ride-scott-eastwood-01-636-380Scott Eastwood, hijo de la legendaria estrella de Hollywood Clint Eastwood ha lanzado un inequívoco guiño a favor de sus admiradores masculinos, que son muchos.

En una entrevista con la Voz de Dallas se le preguntó si era consciente de que tenía una base de fans gays y cómo se sentía por ser un icono sexual. “Me encantan los gays. Yo no discrimino a nadie. Los fans son fans, y los gays son estupendos“, respondió.

Scott También está de acuerdo, al igual que su padre, con el matrimonio igualitario: “Estamos en este planeta durante un corto periodo de tiempo. Debemos ser todo lo amables que podamos con otras personas porque, en la vida, lo único que cuenta es cómo tratas a las personas”

Como colofón, se mostró dispuesto a hacer un papel gay en un posible remake de Brokeback Mountain: “Hay un poco de vaquero en mí en alguna parte“, dijo.

***

General , , , ,

El asesinato de Matthew Shepard, una trágica historia de homofobia plasmada en documental

Jueves, 13 de noviembre de 2014

matt_shepard_documentalEl que ha sido considerado uno de los más violentos crímenes por homofobia de la historia de los EEUU, tiene su reflejo ahora en un documental dirigido por una de las amigas de Matthew.

Matthew Shepard tenía 21 años cuando lo asesinaron en 1998. Fue el crimen anti-gay más famoso de la historia de Estados Unidos y ha inspirado películas, obras de teatro y una ley “anti-odio” del presidente Obama, que lleva su nombre. A más de 16 años de su muerte sus padres, Judy y Dennis, trabajan en una campaña para promover la película documental Matt Shepard is a friend of mine, realizado por Michele Josué, su compañero de secundaria, que actualmente circula con éxito en festivales alrededor del mundo.

Matt Shepard is a Friend of Mine nace como un documental que pretende contar una historia que ya es universal, subrayando la responsabilidad de la sociedad en la tarea de asegurar la integridad de las personas homosexuales jóvenes en todo el mundo, de garantizar que estas no caen en el riesgo de ser víctimas de los mismos abusos que sufrió Matthew Shepard, el estudiante americano de la Universidad de Wisconsin que fue secuestrado y torturado en uno de los más conocidos y atroces crímenes de la historia de los Estados Unidos.

Los hechos tuvieron lugar hace 16 años, la noche del 6 de octubre de 1998. Matthew se encontraba en un bar nocturno, cuando sus asesinos Aaron McKinney y Russell Henderson, tras ganarse la confianza del joven y habiéndoles dado a conocer que era homosexual, le condujeron a un descampado y allí lo apalearon brutalmente. Después de ensañarse con él, lo dejaron atado a una cerca durante toda la noche. Lo encontraron al día siguiente, aún agonizante, con la cara completamente ensangrentada. Sin perder en ningún momento la conciencia, el adolescente sobrevivió, pero murió seis días más tarde como consecuencia de los daños severos provocados en el ataque.

El asesinato de Matthew Shepard fue una tragedia devastadora que estuvo presente en incontables titulares en todo el mundo. Al mismo tiempo que muchas personas denunciaron el odio y la violencia sin sentido de la muerte de Matthew, comenzó un necesario diálogo sobre los crímenes de odio y la intolerancia contra la comunidad LGBT que continúa hasta nuestros días. Su trágica historia dejó aún más en evidencia la desigualdad, el desprecio irracional de lagunas personas contra las personas homosexuales y preparó el escenario para la “ley Matthew Shepard y James Bird de prevención de los crímenes de odio”, aprobada en 2009 por el presidente Obama como Ley de Prevención de Delitos.

 

Sin embargo, la desigualdad LGTB y los crímenes de odio siguen todavía teniendo lugar. Desgraciadamente, muchos episodios de la historia de Matt forman parte de la realidad de muchos adolescentes que deciden revelar su orientación sexual.

Michelle Josue, directora de documental y amiga de la víctima, ha contado para el lanzamiento del filme con la ayuda económica tanto de los amigos y conocidos de Matt como de su familia y de todos aquellos simpatizantes con la causa, gente de todas partes del mundo que decide aportar su grano de arena para que, a través del arte de la cinematografía, Michelle consiga revelar esta realidad injusta y discriminatoria contra las personas homosexuales, con la historia de Matt como protagonista.

Seguimos leyendo una crónica más extensa en Crónica.com.mx:

A través de la plataforma de internet, el proyecto surge como parte de una de las iniciativas de la fundación que surgió después del crimen: “Está siendo trabajado en una versión educativa para poder proyectarlo en las escuelas y en una versión digital para el próximo año con el objetivo de que los niños puedan entender que las personas gay sienten igual que ellos y además de que pueda ser un mensaje que esté al alcance de quien tenga un computador, el mensaje debe llegar a la mayor gente posible para crear consciencia y aceptación”, enfatizó Judy Shepard, en entrevista con Crónica, cuyo proyecto de fundación se consolidó dos meses después de la muerte de Matt.

A 16 años del trágico suceso, los padres de Matthew Shepard reflexionan sobre los logros que ha tenido la sociedad con respecto a la lucha por el respeto a la comunidad gay, “ahora hay mucha más aceptación que antes, tenemos el matrimonio gay en 32 estados (en Estados Unidos), pero te pueden despedir de tu trabajo en otros 30 estados sólo por ser gay. Tenemos muy pocas protecciones para la comunidad transgénero y la violencia sigue siendo un problema en las áreas rurales porque hay una oposición muy fuerte contra los matrimonios gay, sin embargo en otros lugares las empresas han proporcionado protección en sus políticas”, comentó.

En 2009, el presidente Obama firmó la Ley de Prevención de Crímenes de Odio, una ley federal contra los crímenes de odio gays, que lleva el nombre de Matthew Shepard, motivo por el cual los padres se reunirán este fin de semana en la Casa Blanca con él. De acuerdo con los padres de Matt esta ley “protege contra la violencia, basada en orientación social, identidad de género, porque los hayan atacado estrictamente porque son transexuales o gay, no protege en cuestiones raciales pero si a discapacitados y está en contra de crímenes de género”, comentó Dennis, el padre.

“Debemos recordar que no se trata de que haya derechos especiales a los gay, sino derechos iguales para todos, para eliminar la discriminación y permitirles vivienda justa y digna, empleos y seguros, porque ellos quieren vivir una vida feliz igual que uno y a veces tienen que empezar con las leyes, llevarlas a la práctica. No se trata de tolerar, porque eso significa soportarlos, sino aceptarlos”, enfatizó.

Cabe destacar que en México también hay un problema severo de discriminación y crímenes de odio por homofobia. De acuerdo con el informe más reciente de la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia, del Colectivo Letra S, entre 1995 y diciembre del 2013 ocurrieron 887 asesinatos en 16 entidades del país, de los cuales el Distrito Federal encabeza la lista con 168 casos.

El asesinato de Matt Sheppard. Los hechos transcurrieron en octubre de 1998 en los alrededores de la ciudad de Laramie, en Wyoming, Colorado. Pidiendo aventón, el joven Shepard, de 21 años, fue recogido por dos vecinos, Aaron McKinney y Russell Henderson. Lo llevaron a un campo, le robaron, lo golpearon con una pistola, lo ataron a una valla y lo dejaron sufrir.

“Ahí lo dejaron amarrado junto al cerco de púas y 18 horas después un ciclista que pasó por ahí, lo encontró, al principio pensó que era un espantapájaros, pero al acercarse se dio cuenta que respiraba y se movía, trató de desamarrarlo pero no pudo porque estaba muy apretado”, comentó Judy. “El ciclista se acercó a una casa, llamó a la policía, llegaron junto a una ambulancia y lo soltaron del cerco de púas para llevarlo al hospital sin embargo las lesiones de su cabeza eran tan severas que no lo podían tratar, lo tuvieron que llevar a otro hospital a 70 millas de distancia”, agregó.

Judy y Dennis explicaron que no solamente los asesinos de su hijo son responsables de los hechos sino que también el resto de la sociedad: “En aquel tiempo en Estados Unidos los medios masivos, las enseñanzas religiosas eran muy antigay y la sociedad le daba permiso de comportarse con ese odio sin ningún tipo de restricción, la población general pensaba que eran ciudadanos de segunda clase por lo tanto la sociedad misma era la que promovía más el odio que la aceptación”, concluyó.

Cine gay.

En la década de los años 20 hubo un momento en que el cine estadunidense llegó a una alta exposición de la sexualidad con películas como Broadway melody, por lo que varias organizaciones WASP (blancas, anglosajonas y protestantes) ejercieron presión a Hollywood para crear normas de autocensura, así llegó el Código Hays, en la que todos los filmes debían obtener un certificado para poder exhibirse.

Dentro de la presión de Hollywood en contra de la comunidad gay se involucraron en la vida privada de algunas de sus estrellas, obligándolas a ocultar sus preferencias, entre ellos el caso de Rock Hudson, a quien obligaron a casarse para ocultar que era homosexual, otros al ser descubiertos jamás volvieron a filmar como Sandy Dennis (protagonista de Who’s afraid of Virginia Woolf, en 1966 y That cold day in the park, en 1969).

En los 60 y 70 se manifestaron los movimientos sociales por derechos civiles. Hollywood descubrió que el mercado se había segmentado. El rompimiento inicial se dio en el ámbito del lesbianismo con The Killing of Sister George (Aldrich, 1968), con Beryl Reid y Suzannah York.

Décadas después, la apertura a los temas de sexualidad se dio con Filadelfia (Demme, 1993). Se presentan situaciones homofóbicas en los procesos legales e, incluso, el abogado actuado por Denzel Washington arranca con actitudes homofóbicas y contra personas que viven con VIH hasta cambiar de raíz al conocer a fondo al personaje entrañable de Tom Hanks. El hecho de que barriera con los Oscares, como Mejor Película y Mejor Actor, indicó que el clima social y el de la industria habían cambiado, según documenta el investigador Francisco Peña.

Después llegaron cintas como Los muchachos no lloran, de Kimberly Peirce, que toca con fuerza y honestidad el lesbianismo y el crimen de odio por lesbofobia, Milk (Gus van Sant, 2008) con Sean Penn, y otros como Mi vida en rosa (Francia, Alain Berliner, 1997). Otros filmes con temática gay que llegaron fueron El secreto en la montaña, de Ang Lee; habitación en Roma, de Julio Medem y Los chicos están bien, por mencionar algunos.

 

 

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Descubre la ópera de “Brokeback Mountain” en la 2 de TVE

Domingo, 9 de noviembre de 2014

 

Brokeback_Cama-e1390982973473La medianoche del domingo se emitirá la producción del Teatro Real de Madrid

Por César Cubero en Ociogay:

“El palco”, dedicado a la retransmisión de grandes espectáculos de nuestro país, vuelve a la 2 con la versión operística de este ya clásico del cine contemporáneo. Durante su estreno os ofrecimos dos visiones que ahora recuperamos.

 Dos vaqueros perdidos en el Teatro Real por Dr. Frei

 Hay historias que deben ser contadas. Historias de silencio y negación, de amores imposibles, proscritos. Relatos que hasta hace poco apenas asomaban a las páginas de las novelas ni se hacían imágenes en las pantallas. Tragedias de amor homosexual para las que los escenarios de los grandes teatros de ópera son, todavía hoy, terreno vedado. “Brokeback Mountain es una de ellas, basada en un cuento corto de la premio Pulitzer Annie Prolux, la película y su visibilidad para el gran público supuso un importante paso en el camino de la normalización a mediados de la década pasada. Ahora nos llega en formato ópera, por gracia de Gerard Mortier, precedida de expectación planetaria y estrenada ya ayer, a bombo y platillo, en el Teatro Real de Madrid.

Para el proyecto se ha encomendado la parte musical a Charles Wuorinen. Su música, como suele pasar con los herederos el dodecafonismo, suele tener más potencia intelectual que emocional, y este ha sido también el caso de su partitura para Brokeback Mountain. Con claros recuerdos a los trabajos de Alban Berg pero sin la genialidad de éstos, la música no consigue –o quizá inexplicablemente no lo pretenda – amplificar el mundo interno de los desdichados Jack Twist y Ennis del Mar. Fría y esquiva, es más bien un lastre para la narrativa emocional que impide empatizar con ningún aspecto del terrible destino de los protagonistas. Tan solo en las últimas escenas del segundo acto, desde el momento que se revela la muerte de uno de los amantes, encuentra el compositor la manera de alinear música y drama. Pero la oportunidad para entonces ya se ha perdido. Como en la propia historia, la solución llega demasiado tarde, y desde el patio de butacas uno le preguntaría al compositor lo mismo que al desdichado Ennis, ¿por qué no nos atrevimos a sentir antes? El vaquero ya da sus explicaciones en la escena, y el compositor las ha dado en términos de tonalidades dominantes, tónicas y resoluciones finales en Do mayor. Podrán satisfacer a musicólogos y amantes del círculo de quintas, pero difícilmente justificarán la falta de emoción en esta obra. Y no habría que conformarse argumentando que la música contemporánea es así; ahí está el reciente ejemplo de W. Rhim y su evocadoraLa conquista de México”, precisamente en la misma sala.

Pero si la música rebaja la intensidad de la historia, la escenografía remata la faena. Sabemos que la ópera pretendía retomar el seco espíritu del cuento original donde la montaña, lejos de los paisajes idílicos de Ang Lee, se presentara como un lugar áspero, incómodo, peligroso e inhóspito. Pero la puesta en escena no acierta y el primer acto parece que confunde el minimalismo con la escasez, los cantantes parecen estar en un ensayo con material de trastero. Y esas blanquecinas luces, lejos de llevarnos a las montañas de Wyoming nos trasladan directamente al corazón de un almacén cualquiera. El segundo acto con su batiburrillo de muebles de ocasión no mejora la situación.

Los cantantes, que hace poco entrevistamos, hacen lo que pueden con esta partitura. Ennis del Mar interpretado por el canadiense Daniel Okulitch, se tiene que conformar con casi Brokeback_montaña-e1390983045412dos horas de canto hablado, ese duro Sprechgesang. Buen actor, mejor mozo y eficaz barítono, solo en la parte final, cuando se le presta algo de música, logra demostrar de lo que es capaz.  No hay una gran química con su imposible pareja, Jack, interpretado por el tenor Tom Randle, quien a pesar de no parecer muy cómodo en la piel de su personaje exhibe una bella voz y le pone ganas. El resto del reparto es competente. Es preocupante que lo más emotivo de la representación y lo más celebrado vocalmente sean las tres frases de Jane Henschel como madre de Jack: “La vida es difícil para todos, fue difícil para Jack también”. Y en ocasiones hasta para el público, añadiríamos algunos.

Con sus enormes diferencias formales, tanto el cuento como la película conseguían provocar empatía. Parece que espantados por el melodrama que creó Ang Lee, el equipo artístico de esta obra ha querido volver a las escuetas maneras de la novela corta. Buen intento, pero en ese camino se han perdido los amores, frustraciones, miedos, imposibilidades y sobre todo, la credibilidad de los dos vaqueros.  Casi todo lo que importa. Una lástima. Otra vez será.

Los cantantes salvan la propuesta por Ed. López-Collazo

Brokeback_espejoHay historias que son inmortales, Shakespeare supo mucho de esto e hizo que dos adolescentes veroneses vivieran para siempre, aunque para ello tuvieron que morir en plena juventud. No hay nada como la imposibilidad de dar riendas sueltas a los sentimientos para crear mitos que sobrevivan a su generación. Probablemente me esté aventurando demasiado, pero el amor de dos rudos vaqueros de Wyoming que cuenta “Brokeback Mountain” ajusta su camino hacia el altar de los grandes relatos que perduran. Quizá lo mejor es que, los que por aquí hoy andamos no sabremos si la razón está de mi lado.

Luego de ser un cuento en “The New Yorker”, pasar a libro que se puede manosear y elevarse a fenómeno planetario en el cine, ha llegado el momento de la ópera, de poner música a ese fuego que quema y no deja respirar a dos hombres alejados de todo lo que significa ser gay y que nada tiene que ver con ser homosexual. Como es usual cuando un texto es genial, y el original lo es, sólo el empeño puede emborronar el resultado. Llevar  la historia de los vaqueros que se aman a una escena musical regia como el Teatro Real de Madrid era como rodar sobre pavimento liso. Sin embargo, a veces la fricción nos sorprende y los tropiezos acuden a romper las reglas escritas. Con un despegue confuso (más de un espectador supuso que algo no había funcionado en el escenario) la versión operística de la muy conocida historia no logró el máximo esperado. Pero vayamos por partes, lo primero es la poca imaginación que ha tenido el escenógrafo (Jan Versweyveld), cuesta mucho percatarse de las distancias y otros accidentes geográficos que separan a los protagonistas en los primeros minutos de su “verano” en la montaña. Tampoco fue un logro la solución de dividir el escenario en dos para dar cabida a las respectivas familias y, por momentos, a un tercer “plano” donde los amantes esconde su relación.  Lejos  de la creatividad en escena todo tiene tintes de improvisación. Otro tanto ocurre con lo que, sin duda alguna, tendría que haber sido el elemento de distinción: la música. Tan sólo minutos después de haber salido del teatro dudo que alguien pueda decir que ha retenido algún pasaje musical. Este elemento sólo sirve para acompañar, sin gloria alguna, los parlamentos, más recitados que cantados, ofrecidos por unos intérpretes entregados. Entonces llegamos a la salvación de esta propuesta,  por una parte Daniel Okulitch interpretando a Denis del Mar y por otra Tom Randle en el papel de Jack Twist. Quien escribe estas líneas vio amor entre el barítono y el tenor. La calidez de lo prohibido y la frialdad de lo ocultado cristalizó en más de un momento, relegando a un segundo y tercer plano los defectos imperdonables de la propuesta. Sin oportunidades de dar a conocer sus registros vocales, tanto Okulitch como Randle se desplazaron inteligentemente hacia los extremos de la actuación y lograron transmitir gran parte de la esencia de sus respectivos personajes. Otro gran momento nos los regaló Jane Henschel quien, encarnando a la madre de Jack, hizo gala de presencia escénica y poderío vocal aunque por muy escasos minutos. Lastimosamente el final no supo lucir todo la carga dramática que encontramos en el texto de Annie Proulx y magistralmente explotado en la versión cinematográfica. Es más que probable que esta historia vuelva a tener otra oportunidad en la ópera, esperemos que con mejor tino.

Biblioteca, Cine/TV/Videos, Música , , , , , , , , , , ,

Dos cowboys viviendo su propio “Brokeback Mountain” en las montañas

Jueves, 6 de noviembre de 2014

repositorio_obj_6262_1415101848Dan (izquierda) y Miki (derecha)

La historia de amor de los dos cowboys de los 70 llevada al cine con Brokeback Mountain es más real de lo que podríamos imaginar. Y es que la televisión australiana SBS2 ha encontrado a una pareja de vaqueros que vive en la actualidad su romance más bucólico en las montañas de North Queensland.

Son Miki Velickovski, de 32 años, y Dan Smith, de 34, quienes protagonizan este idílico romance en un reportaje para el programa The Feed. Viven con sus caballos en una cabaña el campo. Los llevan a bañarse al río o pasear por las praderas.

No es mi misión demostrar que puedo ser un cowboy gay. Solo soy una personas que disfruta su estilo de vida particular con el hombre que amo”, dice Dan, sobre su novio.

repositorio_obj_6260_1415100144

Pero su auto confianza no siempre ha sido tan fuerte. En sus veintitantos, se dio cuenta que la vida en la granja en la que había crecido no iba con un hombre homosexual como él. Dejó el campo y se trasladó a vivir a la ciudad, donde buscaba “vivir más acorde” con sus sentimientos. Cambió su forma de vestir, la música que escuchaba y los lugares que frecuentaba, todo para tratar de adherirse al prototipo que tenía en la cabeza; una imagen que con el tiempo se dio cuenta que no iba con él.

Miki, sin embargo, siempre fue un chico de ciudad. Trabajaba en Melbourne, pero no se sentía a gusto en este entorno. Dejó su trabajo para recorrer Australia, y en su vuelta al país conoció a Dan. De esto a comenzar una relación solo hubo un paso.

Desde ese momento viven juntos en la montaña. Se dedican a tareas agrícolas y ganaderas en una parcelan rodeada de bosques, la vida que los dos siempre soñaron. Y como si se tratara de un cuento, vivieron felices.

Este es el reportaje que emitieron el pasado 15 de octubre.

Desde que salieron en televisión en el reportaje titulado Brokeback Lismore, son conocidos en todo el país. Desconocemos si quieren casarse, pero de todas formas no pueden hacerlo. De momento su país no se lo permite porque son homosexuales.

Fuente Ragap

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , ,

El matrimonio igualitario ya es legal en Arizona y Wyoming

Lunes, 20 de octubre de 2014

matrimonio-gay-euArizona y Wyoming se han unido a la lista de estados de los Estados Unidos donde es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo. El juez federal John W. Sedwick ha sentenciado que la prohibición del matrimonio igualitario vigente en las leyes del estado de Arizona viola la Constitución de los Estados Unidos. El fiscal general de Arizona ha comunicado ya que no apelará la decisión y ha dado instrucciones a los secretarios de los condados para que faciliten licencias de matrimonio a las parejas que las soliciten. Por su parte, el juez federal Scott W. Skavdahl ha dictado una medida cautelar contra la normativa que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo en Wyoming, a la que declara inconstitucional, aunque ha suspendido la aplicación de su medida hasta el próximo jueves 23 de octubre. El gobernador del estado ha comunicado a su vez que tampoco apelará esta decisión. Con Arizona y Wyoming, el matrimonio igualitario ya es legal en 32 estados.

La legalización del matrimonio igualitario en los estados adscritos a los circuitos de apelación que han fallado favorablemente al respecto se está convirtiendo en mero trámite. Es el caso de Arizona, que depende de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, que ya ha dictaminado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en Idaho y Nevada. Que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rehúse repetidamente admitir a trámite las apelaciones  contra estas decisiones favorables hace que las sentencias de los jueces federales adquieran firmeza de manera casi inmediata.

Así ha ocurrido en Arizona, donde el juez federal John W. Sedwick ha sentenciado en dos casos distintos, en la misma fecha y con el mismo resultado: la prohibición del matrimonio igualitario en Arizona viola el derecho a la igual protección recogido en la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. El fundamento es la decisión del órgano superior a la autoridad del juez, la Corte de Apelaciones. Ya no son necesarias largas argumentaciones en que basar el fallo, porque ya existe jurisprudencia que acatar. El juez negaba la posibilidad de cualquier suspensión de su dictamen y ordenaba a la administración de Arizona que dejase sin efectos de manera inmediata cualquier disposición legal contraria al mismo.

Poco después de conocerse la sentencia del juez Sedwick, el fiscal general de Arizona, Tom Horne, comunicaba que no la apelaría. Su decisión se basaba en criterios fundamentalmente prácticos, pues, a su juicio, la apelación “sería un ejercicio inútil que solo serviría para gastar el dinero de los contribuyentes”. Según el fiscal Horne, “la probabilidad de que el Noveno Circuito revierta la decisión del tribunal de distrito es nula. La probabilidad de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos revise la decisión del Noveno Circuito es también cero. Por lo tanto, para lo que único que serviría la presentación de una apelación sería para malgastar el dinero de los contribuyentes”.

B0Ks8SSCYAAT9FhEl fiscal Horne ordenaba a las Secretarías de los condados que facilitasen las licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo que las deseasen, y así, este mismo 17 de octubre, tenían lugar las primeras bodas, entre ellas la de Nelda Majors y Karen Bailey (en la fotografía), dos de las demandantes en el caso cuya sentencia ha traído la igualdad de derechos para las parejas LGTB de Arizona.

La gobernadora del estado, la republicana Jam Brewer, expresaba sin embargo su malestar con la decisión judicial, a pesar de tener que acatarla. Según Brewer, “no solo es decepcionante, sino también muy preocupante, que los jueces federales no electos pueden dictar las leyes de los estados, crear derechos basados ​​en sus preferencias políticas personales y suplantar la voluntad del pueblo en un área tradicionalmente en manos de los estados desde hace más de doscientos años. Como opinó el juez Scalia, dicha acción es equivalente a ‘una afirmación de la supremacía judicial sobre el pueblo’ y es una imagen del poder judicial que habría sido ‘irreconocible para aquellos que escribieron y ratificaron nuestra carta nacional’. En pocas palabras, los tribunales no deberían dedicarse a cambiar las leyes en función de sus agendas personales. No es el papel del poder judicial determinar que los matrimonios del mismo sexo deben ser permitidos. Histórica y tradicionalmente, ese poder pertenece a los estados y al pueblo. Si la sociedad quiere reconocer el matrimonio homosexual o las uniones civiles, dicha decisión debe ser tomada a través de nuestros representantes elegidos o en las urnas, no en los tribunales”.

A pesar de la opinión de la gobernadora Brewer, Arizona se ha convertido en el 31º estado de los Estados Unidos en reconocer el matrimonio igualitario.

Wyoming, hogar de Brokeback Mountain, se une a lista de la igualdad

bandera-de-wyomingPocas horas después de conocerse la sentencia de Arizona, el juez federal Scott W. Skavdahl emitía una medida cautelar de obligado cumplimiento que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en el estado de Wyoming. Su decisión se fundamentaba en el dictamen de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, al que pertenece Wyoming, que estimó que las leyes que impedían el matrimonio entre personas del mismo sexo en Utah y Oklahoma violaban la facultad de una parte de la ciudadanía de ejercer un derecho fundamental en base a su orientación sexual, y por lo tanto eran contrarias a la Constitución de los Estados Unidos. La apelación contra esa decisión no fue admitida a trámite por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. A pesar de ello, el juez Skavdahl ha estimado conveniente garantizar el derecho de la administración estatal a recurrir su mandato cautelar y ha establecido una demora en su aplicación para que puedan preparar el recurso, que finalizará a las cinco de la tarde del próximo jueves 23 de octubre, o hasta que la Fiscalía del estado le comunique que no presentará recurso alguno.

brokeback-mountain2Desde la oficina del gobernador de Wyoming, el también republicano Matthew H. Mead, se informaba poco después de que la Fiscalía General de Wyoming no presentaría apelación contra el mandato del juez Skavdahl, al considerar altamente improbable que tuviese éxito ante la Corte de Apelaciones del 10º Circuito. También se reproducían las declaraciones del gobernador Mead al respecto, más conciliadoras que las de su homóloga de Arizona. Mead estima que “este resultado es contrario a mis creencias personales y las de muchos otros. Como en todos los asuntos, respeto el papel de los tribunales y el fallo del tribunal. Hay cuestiones jurídicas complicadas entre el sistema judicial estatal y federal. Los demandantes también han presentado un caso ante la corte estatal, que sigue activo, aunque cualquier decisión de ese tribunal no cambiaría el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. Si bien este no es el resultado que yo y otros habríamos esperado, reconozco que las personas tienen diferentes puntos de vista y, espero que todos los ciudadanos estén de acuerdo, estamos obligados por la ley”.

En el mismo comunicado se indicaba que el fiscal general presentará un informe ante el tribunal del juez Skavdahl antes de que concluya el plazo fijado en el mandato, en el que constará la decisión de no apelar su dictamen. Desde ese momento, el matrimonio entre personas del mismo sexo será posible en Wyoming, el estado al que pertenecen los paisajes de Brokeback Mountain donde se desarrolló la historia de amor de Jack Twist y Ennis del Mar.

El Tribunal Supremo rechaza suspender el matrimonio en Alaska

Bandera_de_Alaska_StellaComo ya había anunciado el gobernador de Alaska, Sean Parnell, su Fiscalía General presentó el pasado 12 de octubre ante el juez del Tribunal Supremo Anthony M. Kennedy, supervisor de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, una solicitud de suspensión de la sentencia que permite el matrimonio igualitario en su estado mientras se decida su apelación. La Corte de Apelaciones suspendía la sentencia el 15 de octubre, en espera de la decisión del Tribunal Supremo, en un acto garantista cuyo objetivo era no incurrir en el mismo error que trajo consigo la suspensión durante unos días del matrimonio igualitario en Idaho.

A las tres de la tarde de este viernes 17 de octubre, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazaba la solicitud de la Fiscalía. El matrimonio igualitario en Alaska había sido suspendido durante apenas tres días.

Una lista cada vez mayor

Con estas nuevas incorporaciones, la lista de estados donde se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo asciende ya a 32: Alaska, Arizona, California, Carolina del Norte, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nevada, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Nuevo México, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Utah, Virginia, Virginia Occidental, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming. A ellos hay que sumar el Distrito de Columbia y a 10 jurisdicciones tribales.

Además, están pendientes de ser revisadas por las correspondientes Cortes de Apelación sentencias favorables al matrimonio igualitario en Florida, KentuckyMichigan, OhioTennessee y Texas. Por el momento solo ha habido un estado en el que un juez federal ha considerado constitucional prohibir el matrimonio igualitario: Luisiana. En Arkansas, es la Corte Suprema del estado la que debe revisar una decisión favorable al matrimonio igualitario emitida por un juez estatal, no federal. En Misuri, por su parte, un juez estatal ha ordenado el reconocimiento de los matrimonios celebrados en otros estados. Y ya hay demandas contra la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en todos los demás estados.

El siguiente mapa, que hemos tomado de Freedom To Marry, muestra cual es la situación en el momento actual:

map

Fuente Dosmanzanas

 

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Príncipes de Asturias, en pie para aplaudir la ópera “Brokeback Mountain”

Sábado, 8 de febrero de 2014

principes-operaLeemos en Ociogay que según la información y las fotos que publica “La voz Libre”, Felipe y Letizia acudieron el pasado lunes al Teatro Real para ver la ópera “Brokeback Mountain”. Apenas una semana después de que la reina Sofía acudiera a “Tristán e Isolda”, los Príncipes se inclinaron por la historia de amor gay que acaba de estrenarse mundialmente en su versión operística en el Coliseo.

Según algunos es un guiño más de Letizia al mundo LGTB. Hay que recordar que la Princesa respaldó públicamente al movimiento durante su visita a Chile en 2011. Tras un breve recorrido por museo local, presentaron a la princesa a Pablo Simonetti, escritor invitado al acto y presidente de la Fundación Iguales, que vela por los derechos de los homosexuales. Letizia comenzó a dialogar con el escritor, quien le contó sobre la actividad de su fundación y la prohibición en Chile del matrimonio homosexual. Ante esto, la princesa señaló que el matrimonio en España “es para todos” y que se trata de algo ya “arraigado” en su país, al igual que el aborto, que también está permitido legalmente. A pesar de todo, Letizia intentó no dar opiniones personales sobre esas materias.

principes-opera4Cuenta La Voz Libre:

Madrid.- Don Felipe y Doña Letizia aplaudieron a rabiar el pasado lunes 3 de febrero la ópera gay ‘Brokeback Mountain’, estrenada en forma de musical por primera vez a nivel mundial en el Teatro Real de Madrid hace tan solo unos días. De manera privada, los príncipes de Asturias, -como muestran las fotos exclusivas de La Voz Libre-, quisieron apoyar un libreto escrito por Annie Prouxl, autora de la novela homónima, y que fue llevado al cine ya en 2005.

En uno de los palcos del Teatro Real, Don Felipe y Doña Letizia siguieron atentamente la ópera y no dudaron en ponerse en pie al final de la misma. Algo que no todo el público hizo. Emocionados ante la historia de amor de los dos vaqueros gays, los príncipes de Asturias aplaudieron entusiasmados durante largo rato. Una manera, sin duda, de mostrar su apoyo al sector homosexual, propio de una futura monarquía abierta y moderna.

Su presencia en el Teatro Real como público de ‘Brokeback Mountain’ sucedía un día después de que unas 300 personas se manifestaran en contra del matrimonio gay por lo que su apoyo a una obra que narra la historia de amor entre dos hombres, cobra más importancia que nunca.

opera-escenaCalificado como un momento histórico por algunos de los asistentes, la presencia de los Príncipes da un empujón a la ópera gay más aclamada. Un musical que llega años después de que no solo la novela sino, sobre todo, la película protagonizada por el fallecido Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, triunfara entre el público. Con tres Oscar en su palmarés, ‘Brokeback Mountain’ supuso un antes y un después en la normalización de la temática gay en el cine.

Tras ganar el premio Pulitzer, Annie Prouxl dejó su texto en manos del director Ang Lee, que construyó una obra que rompió esquemas y que obtuvo el apoyo de crítica y público como ahora ha obtenido la ópera por parte de Don Felipe y Doña Letizia, como puede comprobarse en esta exclusiva de La Voz Libre.

Desde su palco, con una visión inmejorable del escenario, los príncipes de Asturias disfrutaron de una ópera que, como en la película, se narra la historia de Ennis del Mar, interpretado en el Teatro Real por Daniel Okulitch y en el cine por Heath Ledger, y de Jack Twist, interpretado por Tom Randle en el templo de la música en Madrid. Dos jóvenes vaqueros que se conocen y enamoran en el verano de 1963 mientras trabajan en el pastoreo de ovejas de ‘Brokeback Mountain’. La compleja y oculta relación de más de dos décadas, los matrimonios ficticios de ambos y los problemas que ambos ven por parte de la sociedad para hacer pública su relación son el hilo conductor de una trágica historia de amor. Leer más…

General, Música , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.