Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Gus Van Sant’

Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Matt Damon… rechazaron protagonizar ‘Brokeback Mountain’

Martes, 24 de julio de 2018

brokeback-mountain2El proyecto también se le ofreció a Pedro Almodóvar pero lo rechazó al no dejarle incluir más escenas de sexo.

Antes de que Ang Lee se encargara de dirigir Brokeback Mountain el proyecto estaba en manos de Gus Van Sant –My Idaho Privado, Good Will Hunting- y en una reciente entrevista ha relatado los problemas que tuvo para completar el casting de la película.

Es de sobra sabido que antes de que Ang Lee tomara las riendas de la adaptación de Brokeback Mountain a la gran pantalla, y que Jake Gyllenhaall y Heath Ledger la protagonizasen, otros directores estuvieron a punto de dirigirla. Entre ellos, Pedro Almodóvar o Gus Van Sant.

El director manchego rechazó dirigir la película al no permitírsele incluir más escenas de contenido sexual. Por su parte Van Sant ha dado una exclusiva: los actores que se negaron a participar en el proyecto.

Al parecer los papeles protagonistas de Brokeback Mountain fueron ofrecidos a bastantes actores de Hollywood y todos ellos declinaron la propuesta. En declaraciones a Indiewire, el director de la recientemente estrenada No te preocupes, no llegará lejos a pie, ha dicho:

“Nadie quería hacer la película. Mientras estaba trabajando en ella creí necesario un reparto potente, un casting famoso. Y no funcionó. Se lo pedí a los de siempre: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Matt Damon, Ryan Philippe. Todos dijeron que no”.

mountain

La productora y guionista de Brokeback Mountain, Diana Ossana, confirmó que todos estos actores rechazaron los papeles de Jack Twist y Ennis del Mar, papeles por los que tanto Jake Gyllenhaal como Heath Ledger fueron nominados a los Oscar como actor principal y secundario. Diana Ossana, confimó con bastante sarcasmo las palabras de Van Sant. “Todos esos jóvenes caballeros (en aquel entonces) rechazaron el proyecto por varias razones”, ha respondido, dejando entrever que rechazaron el proyecto porque se trataba de personajes homosexuales y eso afectaría a sus carreras.

Además Diana Ossana añadió a Mark Wahlberg y Matt Damon a la lista de actores que rechazaron el papel de Ennis del Mar por ser demasiado complejo. Y para complicar todavía más las cosas, algunos de los responsables de la película no veían adecuado a Heath Ledger para interpretar al personaje ya que creían que Heath no era suficientemente macho. En sus propias palabras:

Nadie quería a Heath, sólo Larry -Larry McMurtry, guionista de la película- y yo. El estudio pensaba que no era suficientemente macho.

 Teniendo en cuenta que Brokeback Mountain fue de las primeras películas abiertamente LGTBIQ+ que triunfaron entre la crítica norteamericana, esto no debería sorprender.

Un año antes Brad Pitt protagonizó Troya, de Wolfgang Petersen, omitiendo la relación sentimental del héroe Aquiles con Patroclo, que pasó a ser su sobrino en la cinta. Van Sant ha asegurado que “lo que podría y seguramente debería” haber hecho era “contratar actores desconocidos” sin importar quiénes fueran “los actores principales”, pero sus dudas le llevaron a un desánimo tal que abandonó el proyecto.

“No estaba preparado. No sé muy bien por qué. Tuve una especie de sobresalto. Supongo que algo dentro de mí no funcionaba, fuera lo que fuera eso”, ha añadido el realizador, quien terminó hablando de otro proyecto de temática homosexual que finalmente no llegó a dirigir: Call me by your name.

Brad Pitt y Leonardo DiCaprio trabajarán juntos en la próxima película de Quentin Tarantino, quien acaba de modificar su fecha de estreno.

Fuente Indiewire, vía Cáscara Amarga/AmbienteG

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

When We Rise: la miniserie de la ABC sobre el movimiento LGTB

Martes, 29 de noviembre de 2016

34800_when-we-rise-portada-trailerDustin Lance Black y Gus Van Sant vuelven a unirse después de ‘Milk’ para contar la historia de la lucha por los derechos LGTB en E.E.U.U. en la mini-serie de la ABC ‘When We Rise’.

La cadena norteamericana ha lanzado el primer tráiler de ‘When We Rise’, uno de sus proyectos estrella de cara al próximo año. La miniserie realiza un sentimental recorrido por la historia del activismo LGTBQ y cuenta con un exquisito plantel interpretativo encabezado por Guy Pearce, Mary Louise-Parker, Rachel Griffiths, Whoopi Goldberg y Rosie O’Donnell. La ministerie, de siete episodios, ha sido escrita por Dustin Lance Black (el ganador de un Oscar por Milk); además de estar producida por el propio Black (que dirige dos episodios) y Gus Van Sant (que dirige un episodio).

No sabemos hasta donde llegará la edad de oro de las series televisivas pero mientras dure, como el amor, hay que disfrutarlo.

El 2017 se acerca y las cadenas comienzan a lucir sus mejores galas para seducir a lxs telespectadorxs de todo el mundo. Entre las propuestas más interesantes de cara al próximo año nos encontramos con ‘When We Rise’. La serie se ha convertido en el ojito derecho de ABC, que se está encargando de cuidar la serie como si fuese una madre con un recién nacido.

Básicamente es una saga sobre la lucha del movimiento LGTB en Estados Unidos, desde los disturbios de Stonewall hasta la actualidad, contada a través de las experiencias reales de varias familias de lo más diversas. La serie está basada en el libro del mismo nombre escrito por Cleve Jones, al que dará vida Guy Pearce.

No es para menos. Cada detalle que nos muestra la miniserie consigue acelerar nuestro pulso. Primero descubrimos que la trama se iba a centrar en el desarrollo del activismo LGTBQ en EEUU (bien). Más tarde conocimos que que Gus Van Sant y Dustin Black iban a ponerse al frente del el proyecto (rebien). Y posteriormente, al suculento cartel interpretativo que contará con Guy Pearce, Mary Louise-Parker, Rachel Griffiths, Whoopi Goldberg y Rosie O’Donnell (requetebien).

Ahora, para ponernos los dientes un poquito más largos, ABC nos muestra el primer avance de la serie que llegará en febrero y que arranca con los disturbios de Stonewall. Nosotrxs, tenemos tantas ganas de que llegue… No sólo porque nos va a tocar la fibra sino porque estando las cosas como están hoy en día un proyecto como éste parece más que necesario..

Vídeo: ‘When We Rise‘ – Tráiler

https://www.youtube.com/watch?v=6CBZZgXaE_A

Fuente Por Redacción Chueca

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB , , , , ,

El Gobernador de Georgia anuncia su veto a la ley que permitiría discriminar a homosexuales

Jueves, 31 de marzo de 2016

gobernadorNathan Deal, gobernador de Georgia

De haber sido aprobado, protegería a líderes religiosos y a propietarios de negocios que se nieguen a dar servicios a homosexuales si consideran que contradice sus creencias religiosas.

“Ley de libertad religiosa” de Georgia permitiría la discriminación contra personas homosexuales.

Hollywood se había unido para rechazar el proyecto de ley homófobo de Georgia, destino muy apreciado en Hollywood para rodajes por sus jugosos incentivos fiscales.

Como recordaban desde Human Rigths Campaign, existen cerca de 200 proyectos de ley discriminatorios contra el colectivo LGTB, que afectan a 32 estados de los Estados Unidos, aún pendientes de resolución. Por eso, el goteo de este tipo de proyectos, que mayoritariamente se escudan en la supuesta defensa de la libertad religiosa, es constante. En estos últimos días se han aprobado tres de esas leyes, que en meyor o menor medida afectan a los derechos de las personas LGTB. En Carolina del Norte y Kansas han recibido el respaldo final de sus gobernadores y han sido promulgadas. En Georgia, sin embargo, la ley que hubiera permitido negar prestaciones, servicios y empleo a las personas LGTB por razones religiosas ha sido vetada por su gobernador, aunque aún puede debatirse el levantamiento de ese veto.

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, dijo que vetarría el proyecto legislativo que protege a los detractores de los matrimonios entre personas del mismo sexo después que varias compañías amenazaran con boicotear al estado si se convertía en ley.

 Deal anunció su decisión en una conferencia de prensa en su oficina en el Capitolio estatal: “He examinado las protecciones que este proyecto se propone suministrar a la comunidad religiosa y no puedo hallar ejemplos de cualquiera de dichas circunstancias en nuestro estado. […] No creo que tengamos que discriminar a nadie para proteger a la comunidad religiosa en Georgia”.

El Senado y la Cámara de Representantes de Georgia, ambas en manos republicanas, aprobaron el proyecto de ley HB 757, que permitía rehusar la prestación de servicios por parte de empresas y comercios a las personas LGTB, siempre que se adujera “una sincera creencia religiosa”. Aún más, el texto aprobado concedía el derecho a las empresas de rechazar la contratación de personas LGTB, o incluso de despedir a las ya contratadas, si se aducía la misma excusa. El calado discriminatorio de la ley era tal, que el propio gobernador de Georgia, el también republicano Nathan Deal, expresó su desacuerdo cuando aún se estaba tramitando. La mayoría de legisladores republicanos aprobó el proyecto para satisfacer las exigencias de los sectores más consevadores del estado y a exaltadores de la religión. Así, el texto legal contemplaba una protección especial para las iglesias y grupos religiosos que se opusieran a casar a parejas del mismo sexo y a la instrumentalización de la fe como argumento para negarse a prestar un servicio o contratar a alguien para un trabajo determinado.

Los que se opusieron al proyecto defendieron que la ley pretendía legalizar la discriminación y podría ocasionar incongruencias con las ordenanzas locales que protegen a lesbianas, homosexuales, bisexuales y transexuales. En aquella ocasión, Deal advirtió de que si no desaparecía cualquier referencia a la discriminación de las personas LGBT del proyecto de ley, ejercería su derecho a veto. El gobernador estimaba que se debía proteger el derecho de los ciudadanos a profesar las creencias religiosas, pero que “para hacer eso no debemos discriminar a otras personas”. También esperaba que sus correligionarios “reconozcan que el mundo está cambiando a nuestro alrededor”. Es más, llegó a considerar en sus declaraciones que la discriminación de una minoría estaba en contra de las enseñanzas de Jesús en la Biblia.

Pero la Cámara de Representantes del estado desoyó los consejos del gobernador y aprobó definitivamente el proyecto de ley, haciéndoselo llegar posteriormente para su promulgación. Desde todo el país llegaron voces de protesta por la aprobación de la ley LGTBfoba, sobre todo, al menos por su repercusión, por parte de grandes empresas, corporaciones y equipos deportivos. La lista incluía a Atlanta Braves, Atlanta Falcons, Atlanta Hawks, Dell, Disney,Dow Chemical Company, la Cámara de Comercio de Georgia, Hilton, Intel, Intercontinental Hotels, Live Nation Entertainment, Marriott, Marvel, MailChimp, Metro Atlanta Chamber, Microsoft, la liga de fútbol americano (NFL), Paypal, Salesforce, Square, Time Warner, Turner, Twitter, Unilever, The Weinstein Company, Virgin, Yelp, AMC, Viacom, Starz, 21st Century Fox, Lionsgate, Netflix, CBS, Sony, Comcast y MGM.

Disney y su filial Marvel amenazaban con dejar de rodar en Georgia producciones como Guardianes de la Galaxia 2. La NFL informaba que, de promulgarse la ley, Atlanta no acogería la Superbowl en 2019, quizás el acontecimiento deportivo más importante de Estados Unidos. Estudios de televisión y cine radicados en Georgia, como Tyler Perry Studios, comunicaban que cambiarían su sede de estado si se aprobaba “el fanatismo”. Figuras del espectáculo expresaban su indignación y solicitaban su veto el gobernador.

Coca-Cola y otras empresas poderosas de Georgia se sumaron a la Liga Nacional de Fútbol, a prominentes figuras de Hollywood y a los más importantes estudios de cine para pedir a Deal que rechazara la propuesta. Algunos amenazaron boicotear al estado si el gobernador no ejercía el veto.

Deal dijo que hubiera aprobado el proyecto de ley en su forma original, que se limitaba a proteger a los clérigos que no quisieran unir matrimonios de personas del mismo sexo. Pero agregó que su veto tenía como fundamento “el carácter de nuestro estado y de nuestro pueblo; Georgia es un estado acogedor, lleno de gente amorosa, amable y generosa”.

Disney, Viacom, AMC, Starz, 21st Century Fox, Lionsgate y Weinstein Company son algunas de las compañías que rechazaron el proyecto de ley conocido como “HB 757 que, de ser aprobado, protegería a líderes religiosos y a propietarios de negocios que se nieguen a dar servicios a homosexuales si consideran que contradice sus creencias religiosas.

Estudios, compañías y cineastas de Hollywood se habían unido para mostrar su rechazo y amenazar, incluso, con un boicot a Georgia si finalmente el gobernador de este estado firma una polémica ley contra los homosexuales. “Disney y Marvel son compañías que van de la mano, y aunque hemos tenido experiencias geniales rodando en Georgia, planearemos trasladar nuestros equipo a otro lugar si cualquier legislación que permita prácticas discriminatorias se convierte en ley estatal”, aseguró ayer un portavoz de Disney, según el portal especializado Deadline.

También se pronunció la compañía Viacom, a la que pertenecen Paramount, Comedy Central, Nickelodeon y MTV, que aseguró que la diversidad y la aceptación son “valores centrales” de su empresa y urgió al gobernador de Georgia a “resistir y rechazar” el proyecto de ley, informó el medio especializado “The Hollywood Reporter”. Time Warner,  dijo que la ley “claramente viola los valores y principios de inclusión”, y Weinsten Company,  afirmó que no respaldará “la discriminación de las personas LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) o de cualquier americano“, se unieron también al movimiento de rechazo.

Asimismo, los artistas de Hollywood movieron ficha y treinta figuras del cine firmaron una carta junto a The Human Rights Campaign, la mayor organización de Estados Unidos para la defensa de los derechos civiles de la comunidad LGBT. El texto, dirigido al gobernador de Georgia, el republicano Nathan Deal, pide que se vete el proyecto de ley para enviar así un “potente mensaje” de que este estado “no tolerará la discriminación contra ciudadanos, trabajadores y visitantes”. Entre los firmantes de esta carta de protesta se encuentran los actores Julianne Moore, Anne Hathaway y Matt Bome; los guionistas Diablo Cody y Aaron Sorkin, y los cineastas Gus Van Sant, Seth MacFarlane y Rob Reiner.

Varios legisladores señalaron que la aprobación de la llamada “Ley de libertad religiosa” de Georgia crearía “ciudadanos de segunda clase” y permitiría la discriminación contra personas homosexuales.

El gobernador de Georgia ha expresado en varias ocasiones su preocupación ante la aprobación de la ley por parte de la legislatura estatal. No obstante, hasta el momento, no ha dicho si vetará o promulgará la “HB 757”. Conforme se acercaba la fecha límite del 3 de mayo, hasta cuando tenía de plazo Deal para pronunciarse, son cada vez más las empresas que se oponen a la propuesta, entre ellas las corporaciones Google, PayPal, Synovus, Intel y Hilton Worldwide.

Georgia se ha convertido en los últimos años en una pequeña meca del cine gracias a los incentivos fiscales aprobados para atraer a esta industria. De acuerdo con estimaciones de la industria, el estado ocuparía el tercer lugar en cuanto a producciones de cine y televisión, solo superado por California y Nueva York. Como muestra, Disney acaba de rodar en Georgia “Captain America: Civil War” y actualmente tiene en Atlanta la producción de “Guardians of the Galaxy 2“.

Y así ha sido, Nathan Deal comunicó este 28 de marzo que ejercía su derecho a veto y no promulgaba la ley. En un largo discurso, el gobernador explicaba lo innecesario de una ley semejante para proteger la libertad religiosa. Tomaba como ejemplo que la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos ya permitía a las iglesias rechazar la celebración de ceremonias que contraviniesen sus creencias, sin que se necesite que una ley lo estipulara. Curiosamente, también arguía que no son necesarias medidas especiales de protección por razones religiosas, porque en Georgia no existen leyes específicas que defiendan los derechos LGTB. Por supuesto, incluía referencias al daño económico y de imagen para el estado que la ley podía producir. Finalmente resumía así su decisión:

Como he dicho antes, no me parece que haya que discriminar a nadie para proteger a la comunidad de fieles de Georgia, de los cuales mi familia y yo formamos parte. Lo que haremos respecto a la ley HB 757 no estará encaminado únicamente a de la protección de la comunidad de fieles o la consecución de un clima de negocios que sirva para el crecimiento del empleo en Georgia.

Se trata también del carácter de nuestro estado y del carácter de su gente. Georgia es un estado de acogimiento, lleno de gente cálida, amable y cariñosa. Nuestras ciudades y nuestro campo están llenos de personas que adoran a Dios de miles de maneras y en muy diversos entornos. Nuestros ciudadanos trabajan los unos al lado de los otros sin tener en cuenta el color de su piel, o la religión que profesan. Estamos trabajando para mejorar la vida de nuestras familias y nuestras comunidades. Ese es el carácter de Georgia. Tengo la intención de hacer todo lo posible para que siga siendo así.

Por esta razón, veto la ley HB 757.

Chad Griffin, presidente de Human Rights Campaign, se ha felicitado por la decisión de Nathan Deal con las siguientes declaraciones: “El gobernador ha escuchado las voces de los habitantes de Georgia, de las organizaciones de derechos civiles, así como de los líderes de la industria del entretenimiento y del sector privado, que han condenado estos ataques a los derechos fundamentales de la población LGTB. Ha sentado un precedente que otras autoridades electas deben seguir”. Los líderes religiosos más intolerantes, sin embargo, han acusado al gobernador de rendirse ante la presión de las grandes empresas.

Los ponentes de la ley ya han amenazado con tomar medidas para revertir el veto. En todo caso, el gobernador Deal se ha unido así a sus homónimos de Indiana o Dakota del Sur, que también ejercieron su derecho a veto a leyes que vulneraban los derechos LGTB, influidos sin duda por la amenaza de graves pérdidas económicas si se terminaban promulgando.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga/Dosmanzanas

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El asesinato de Matthew Shepard, una trágica historia de homofobia plasmada en documental

Jueves, 13 de noviembre de 2014

matt_shepard_documentalEl que ha sido considerado uno de los más violentos crímenes por homofobia de la historia de los EEUU, tiene su reflejo ahora en un documental dirigido por una de las amigas de Matthew.

Matthew Shepard tenía 21 años cuando lo asesinaron en 1998. Fue el crimen anti-gay más famoso de la historia de Estados Unidos y ha inspirado películas, obras de teatro y una ley “anti-odio” del presidente Obama, que lleva su nombre. A más de 16 años de su muerte sus padres, Judy y Dennis, trabajan en una campaña para promover la película documental Matt Shepard is a friend of mine, realizado por Michele Josué, su compañero de secundaria, que actualmente circula con éxito en festivales alrededor del mundo.

Matt Shepard is a Friend of Mine nace como un documental que pretende contar una historia que ya es universal, subrayando la responsabilidad de la sociedad en la tarea de asegurar la integridad de las personas homosexuales jóvenes en todo el mundo, de garantizar que estas no caen en el riesgo de ser víctimas de los mismos abusos que sufrió Matthew Shepard, el estudiante americano de la Universidad de Wisconsin que fue secuestrado y torturado en uno de los más conocidos y atroces crímenes de la historia de los Estados Unidos.

Los hechos tuvieron lugar hace 16 años, la noche del 6 de octubre de 1998. Matthew se encontraba en un bar nocturno, cuando sus asesinos Aaron McKinney y Russell Henderson, tras ganarse la confianza del joven y habiéndoles dado a conocer que era homosexual, le condujeron a un descampado y allí lo apalearon brutalmente. Después de ensañarse con él, lo dejaron atado a una cerca durante toda la noche. Lo encontraron al día siguiente, aún agonizante, con la cara completamente ensangrentada. Sin perder en ningún momento la conciencia, el adolescente sobrevivió, pero murió seis días más tarde como consecuencia de los daños severos provocados en el ataque.

El asesinato de Matthew Shepard fue una tragedia devastadora que estuvo presente en incontables titulares en todo el mundo. Al mismo tiempo que muchas personas denunciaron el odio y la violencia sin sentido de la muerte de Matthew, comenzó un necesario diálogo sobre los crímenes de odio y la intolerancia contra la comunidad LGBT que continúa hasta nuestros días. Su trágica historia dejó aún más en evidencia la desigualdad, el desprecio irracional de lagunas personas contra las personas homosexuales y preparó el escenario para la “ley Matthew Shepard y James Bird de prevención de los crímenes de odio”, aprobada en 2009 por el presidente Obama como Ley de Prevención de Delitos.

 

Sin embargo, la desigualdad LGTB y los crímenes de odio siguen todavía teniendo lugar. Desgraciadamente, muchos episodios de la historia de Matt forman parte de la realidad de muchos adolescentes que deciden revelar su orientación sexual.

Michelle Josue, directora de documental y amiga de la víctima, ha contado para el lanzamiento del filme con la ayuda económica tanto de los amigos y conocidos de Matt como de su familia y de todos aquellos simpatizantes con la causa, gente de todas partes del mundo que decide aportar su grano de arena para que, a través del arte de la cinematografía, Michelle consiga revelar esta realidad injusta y discriminatoria contra las personas homosexuales, con la historia de Matt como protagonista.

Seguimos leyendo una crónica más extensa en Crónica.com.mx:

A través de la plataforma de internet, el proyecto surge como parte de una de las iniciativas de la fundación que surgió después del crimen: “Está siendo trabajado en una versión educativa para poder proyectarlo en las escuelas y en una versión digital para el próximo año con el objetivo de que los niños puedan entender que las personas gay sienten igual que ellos y además de que pueda ser un mensaje que esté al alcance de quien tenga un computador, el mensaje debe llegar a la mayor gente posible para crear consciencia y aceptación”, enfatizó Judy Shepard, en entrevista con Crónica, cuyo proyecto de fundación se consolidó dos meses después de la muerte de Matt.

A 16 años del trágico suceso, los padres de Matthew Shepard reflexionan sobre los logros que ha tenido la sociedad con respecto a la lucha por el respeto a la comunidad gay, “ahora hay mucha más aceptación que antes, tenemos el matrimonio gay en 32 estados (en Estados Unidos), pero te pueden despedir de tu trabajo en otros 30 estados sólo por ser gay. Tenemos muy pocas protecciones para la comunidad transgénero y la violencia sigue siendo un problema en las áreas rurales porque hay una oposición muy fuerte contra los matrimonios gay, sin embargo en otros lugares las empresas han proporcionado protección en sus políticas”, comentó.

En 2009, el presidente Obama firmó la Ley de Prevención de Crímenes de Odio, una ley federal contra los crímenes de odio gays, que lleva el nombre de Matthew Shepard, motivo por el cual los padres se reunirán este fin de semana en la Casa Blanca con él. De acuerdo con los padres de Matt esta ley “protege contra la violencia, basada en orientación social, identidad de género, porque los hayan atacado estrictamente porque son transexuales o gay, no protege en cuestiones raciales pero si a discapacitados y está en contra de crímenes de género”, comentó Dennis, el padre.

“Debemos recordar que no se trata de que haya derechos especiales a los gay, sino derechos iguales para todos, para eliminar la discriminación y permitirles vivienda justa y digna, empleos y seguros, porque ellos quieren vivir una vida feliz igual que uno y a veces tienen que empezar con las leyes, llevarlas a la práctica. No se trata de tolerar, porque eso significa soportarlos, sino aceptarlos”, enfatizó.

Cabe destacar que en México también hay un problema severo de discriminación y crímenes de odio por homofobia. De acuerdo con el informe más reciente de la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia, del Colectivo Letra S, entre 1995 y diciembre del 2013 ocurrieron 887 asesinatos en 16 entidades del país, de los cuales el Distrito Federal encabeza la lista con 168 casos.

El asesinato de Matt Sheppard. Los hechos transcurrieron en octubre de 1998 en los alrededores de la ciudad de Laramie, en Wyoming, Colorado. Pidiendo aventón, el joven Shepard, de 21 años, fue recogido por dos vecinos, Aaron McKinney y Russell Henderson. Lo llevaron a un campo, le robaron, lo golpearon con una pistola, lo ataron a una valla y lo dejaron sufrir.

“Ahí lo dejaron amarrado junto al cerco de púas y 18 horas después un ciclista que pasó por ahí, lo encontró, al principio pensó que era un espantapájaros, pero al acercarse se dio cuenta que respiraba y se movía, trató de desamarrarlo pero no pudo porque estaba muy apretado”, comentó Judy. “El ciclista se acercó a una casa, llamó a la policía, llegaron junto a una ambulancia y lo soltaron del cerco de púas para llevarlo al hospital sin embargo las lesiones de su cabeza eran tan severas que no lo podían tratar, lo tuvieron que llevar a otro hospital a 70 millas de distancia”, agregó.

Judy y Dennis explicaron que no solamente los asesinos de su hijo son responsables de los hechos sino que también el resto de la sociedad: “En aquel tiempo en Estados Unidos los medios masivos, las enseñanzas religiosas eran muy antigay y la sociedad le daba permiso de comportarse con ese odio sin ningún tipo de restricción, la población general pensaba que eran ciudadanos de segunda clase por lo tanto la sociedad misma era la que promovía más el odio que la aceptación”, concluyó.

Cine gay.

En la década de los años 20 hubo un momento en que el cine estadunidense llegó a una alta exposición de la sexualidad con películas como Broadway melody, por lo que varias organizaciones WASP (blancas, anglosajonas y protestantes) ejercieron presión a Hollywood para crear normas de autocensura, así llegó el Código Hays, en la que todos los filmes debían obtener un certificado para poder exhibirse.

Dentro de la presión de Hollywood en contra de la comunidad gay se involucraron en la vida privada de algunas de sus estrellas, obligándolas a ocultar sus preferencias, entre ellos el caso de Rock Hudson, a quien obligaron a casarse para ocultar que era homosexual, otros al ser descubiertos jamás volvieron a filmar como Sandy Dennis (protagonista de Who’s afraid of Virginia Woolf, en 1966 y That cold day in the park, en 1969).

En los 60 y 70 se manifestaron los movimientos sociales por derechos civiles. Hollywood descubrió que el mercado se había segmentado. El rompimiento inicial se dio en el ámbito del lesbianismo con The Killing of Sister George (Aldrich, 1968), con Beryl Reid y Suzannah York.

Décadas después, la apertura a los temas de sexualidad se dio con Filadelfia (Demme, 1993). Se presentan situaciones homofóbicas en los procesos legales e, incluso, el abogado actuado por Denzel Washington arranca con actitudes homofóbicas y contra personas que viven con VIH hasta cambiar de raíz al conocer a fondo al personaje entrañable de Tom Hanks. El hecho de que barriera con los Oscares, como Mejor Película y Mejor Actor, indicó que el clima social y el de la industria habían cambiado, según documenta el investigador Francisco Peña.

Después llegaron cintas como Los muchachos no lloran, de Kimberly Peirce, que toca con fuerza y honestidad el lesbianismo y el crimen de odio por lesbofobia, Milk (Gus van Sant, 2008) con Sean Penn, y otros como Mi vida en rosa (Francia, Alain Berliner, 1997). Otros filmes con temática gay que llegaron fueron El secreto en la montaña, de Ang Lee; habitación en Roma, de Julio Medem y Los chicos están bien, por mencionar algunos.

 

 

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.