Archivo

Archivo para Martes, 13 de octubre de 2020

Hacia Dios

Martes, 13 de octubre de 2020

Del blog Nova Bella:

582365_10151322938386897_1062034726_n

“Esa marcha hacia Dios, que solo puede satisfacerte, pues de signo en signo lo alcanzarás: Él, que se liga a través de la trama; Él, el sentido del libro del cual digo las palabras; Él, la sabiduría; Él, el que Es; Él, del cual todo recibo en retorno”.

*

Antoine de Saint-Exupéry

índice

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

José Arregi: Fe en la humanidad.

Martes, 13 de octubre de 2020

mundo-en-la-caraHace unos días, mientras cenábamos, Malen nos regaló con la lectura de una de esas ocurrencias que tanto le gustan: “Los extraterrestres existen. La prueba es que no vienen”. Nos reímos, y luego yo comenté: “Desde luego, si hay extraterrestres, lo mejor ahora mismo es que no vengan a la Tierra”, y la conversación siguió por derroteros más serios. Tan serios como estas preguntas: ¿Podemos seguir creyendo en esta humanidad? ¿Hay solución para la vida de esta Tierra dominada por el Homo Sapiens?

Confieso con desasosiego que mi fe en la humanidad se ha resentido seriamente en los últimos 20 años. ¿Será por la edad y la disminución de mi energía vital? ¿Será la crisis creciente de este modelo de civilización depredadora, competitiva, violenta y machista, de la que la crisis del 2008 no es más que un corolario lógico de todo lo que precedió y un pequeño anticipo de la catástrofe final venidera? ¿Será por el mundo que vemos o por los ojos con que veo? ¿Será la influencia de mi lectura entusiasta de las obras de Harari, por las alarmas que enciende? ¿O será por un poco de todo?

Sea como fuere, el panorama del mundo a causa de la humanidad –sí, a causa de la humanidad o, más exactamente, a causa de los poderosos de la misma, de su codicia sin límites–, es sobrecogedor. Los desengaños de Obama, la insolencia de Trump, las mentiras de Putin, el despotismo tranquilo de Xi Jinping, las multinacionales insaciables, la dictadura financiera planetaria, ganar, ganar, ganar… La destrucción del empleo, la precarización constante de las condiciones laborales, nuestros jóvenes en masa sin futuro. Siria, Yemen, Libia, Sahel, retrato de un mundo desgarrado…. El colapso ecológico, la alarma climática, la huida adelante. La aceleración constante, la prisa agobiante, la competitividad feroz, el estrés creciente. Diez mil de años de lo que llamamos progreso son la prueba fehaciente de este principio que anuncia el fin: a más progreso, más asfixia.

Y ahora… esta pandemia del coronavirus que nos cerca y nos hunde más aun en la angustia y en la incertidumbre, pandemia de la que no me atrevo a decir que sea consecuencia directa de la intervención humana, pero sí que pone cruelmente al descubierto la profunda fragilidad de nuestra especie en la cúspide de su poder y los radicales desarreglos de este modelo de civilización inhumana, de su afán de competir y de ganar hasta para lograr la vacuna, cueste lo que cueste. Y nos cuesta la vida personal, familiar, social, planetaria, eco-planetaria.

Estoy tentado de decir, aunque me asuste decirlo: Esta especie no tiene remedio, no es viable, camina hacia la destrucción general y su propia autodestrucción. Alguien la definió como “una especie que carece de la capacidad para gestionar sus propias capacidades”. Es capaz de infinita ternura y de sonreír dulcemente, de perderlo todo por ayudar al que no puede, de componer el Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz y de cantarlo como Amancio Prada, de inventar mitos y de bailar tangos. Pero también es capaz de las mayores crueldades por odio y venganza, y es incapaz de dominar sus recuerdos, miedos y angustias, y de descansar tranquilamente. Es incapaz de dominar su propio poder y de controlar sus emociones perturbadoras. San Pablo lo dijo en una memorable sentencia: “Hago aquello que no quiero de verdad, y soy incapaz de hacer aquello que quiero de verdad”.

Y así vamos, y así va el mundo por nosotros. ¿Será que caminamos sin remedio a la ruina universal? Resignarse a ello equivaldría a provocarlo. No hallaremos remedio a los males que nos aquejan si no recuperamos la fe en nosotros mismos y en nuestra humanidad común. “Tu fe te ha curado”, decía Jesús a los enfermos que curaba. Era la fe o la confianza que suscitaba Jesús en ellos la que los curaba.

Hace unos días, en la sesión plenaria del Parlamento Europeo, la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen pronunció un vibrante discurso titulado “Construyendo el mundo en que queremos vivir: una unión de vitalidad en un mundo de fragilidad”, y empezó su solemne intervención evocando la figura de Andrei Sakharov y su “fe inquebrantable en la fuerza oculta del alma humana”. Apeló a la mejor tradición y voluntad de Europa, a la urgencia del multilateralismo, a la cooperación. Señaló que “las principales potencias o están abandonando las instituciones o las utilizan como rehenes para sus propios intereses”. Llamó a reconocer “la dignidad sagrada” del trabajo, a dejar atrás la indecisión, a trabajar por una “globalización justa”. Y puso especial énfasis en la urgencia de buscar una solución a las migraciones desde “un enfoque humano y humanitario”. Y terminó diciendo: “Europa será lo que queramos que sea. Construyamos el mundo en el que queremos vivir”.

Me conmovió. Tiene razón: no avanzaremos hacia otra Europa y otro mundo global necesario sin la fe en lo mejor de que somos capaces. Sin nuestra mejor voluntad. La fe es querer lo mejor de nosotros y confiar en ello, o confiar en lo mejor de nosotros y quererlo de verdad. Pero ahí me surge de nuevo la duda lacerante: ¿Somos capaces de querer de verdad o de confiar en lo más profundo y humano que late en nosotros como nuestra posibilidad mejor?

La misma duda debe de abrumar a Ursula von der Leyen que, pocos días después, no logró que los Estados europeos aceptaran unánimemente las medidas políticas, humanas, que la presidenta les propuso en vistas a un Pacto sobre la Migración, y tuvo que conformarse con la “solidaridad voluntaria”, que es como decir: que cada Estado haga lo que quiera, lo que le venga en gana… No se impuso el querer del bien solidario, sino el querer del interés egoísta. Un querer sin voluntad verdadera, un querer superficial sin fe auténtica y profunda en la mejor posibilidad que nos habita. Y por ese camino seguiremos avanzando al abismo.

De modo que, si por esos espacios sin fin hubiera extraterrestres más inteligentes que nosotros y pudiera hablar con ellos, les diría que no vinieran a nuestra hermosa y doliente Tierra, de no ser para traernos un remedio. Pero no creo que el remedio pueda venirnos de otro planeta. Tampoco podemos esperar que intervenga un “Dios” exterior omnipotente, pues ni siquiera podemos creer que existe.

¿Qué podemos esperar entonces? ¿Podemos confiar todavía? ¿Queda algún modo de salvar la vida, la nuestra y la de todos? Yo no veo otro camino que una actuación a fondo, concertada y planetaria, en cuatro campos estrechamente ligados: la política, la educación, la ciencia y la espiritualidad.

No habrá solución si no llegamos a creer y querer de verdad una política global en mayúsculas, una nueva y efectiva Organización de Naciones Unidas, pues, como dijo Emmanuel Macron hace bien poco, “la ONU actual es un sistema desordenado en un mundo desordenado”. No habrá solución sin un acuerdo global para la implantación progresiva de un eco-socialismo democrático y planetario. Las revoluciones violentas llevan milenios demostrando su ineficacia además de su inhumanidad.

Ahora bien, una actuación política concertada y global será imposible sin una educación familiar, escolar, universitaria y permanente en el respeto, el diálogo y la solidaridad como único camino de una vida personal y colectiva buena y feliz.

Pero ni la política ni la educación podrán prescindir del conocimiento científico sobre esta especie viva maravillosa y contradictoria que somos el Homo Sapiens. La ciencia por sí sola no puede ofrecernos la solución, pero no habrá solución sin las ciencias. Creo, concretamente, que las neurociencias y las diversas biotecnologías y los productos farmacéuticos serán absolutamente indispensables para corregir las disfunciones neuronales y genéticas que arrastra nuestra especie desde su origen. No se trata de ningún “pecado original”, sino de lagunas graves de una evolución inacabada, que las ciencias pueden ayudar a encauzar debidamente. La clave será el sabio uso de la ciencia y sus saberes. Mientras los intereses militares y económicos condicionen las ciencias tanto como las condicionan hoy, contribuirán a nuestra ruina personal y colectiva.

Y en último término, o en primer lugar, creo que no podremos confiar verdaderamente en el futuro de la humanidad mientras no asimilemos la sabiduría más humana y profunda que a lo largo de milenios han desarrollado las diversas tradiciones espirituales, religiosas o laicas, con dogmas o sin dogmas, con “Dios” o sin “Dios”. El Homo Sapiens no logrará ser sabio, es decir, no llegará a querer el bien profundo para sí y para los demás, ni, por lo tanto, podrá vivir en paz consigo y con los demás, mientras no aprenda a dejar que brote de él naturalmente lo que es más suyo y verdadero, el ren o la benevolencia en sus relaciones (Confucio), mientras no aprenda a ser como el agua y a vaciarse y a dejarse llevar sin competir (Laozi), mientras no se libere de sus apegos y deseos superficiales, engañosos (Buda), mientras no descubra la única felicidad o bienaventuranza verdadera, la de la paz, la mansedumbre y la compasión con los heridos (Jesús de Nazaret).

Si así fuera, podríamos recuperar la fe en la humanidad, la fe en las energías vitales profundas que laten en el alma o el aliento que nos hace ser. ¿Seremos capaces de creerlo y de quererlo de verdad?

José Arregi

Fuente Umbrales de luz

Espiritualidad , , , , , ,

Rascacielos de Kiev ondea desafiante una bandera arcoíris de 140 metros de altura y el mensaje de unión por el Orgullo

Martes, 13 de octubre de 2020

el-rascacielos-de-kiev-ondea-desafiantemente-una-bandera-arco-iris-de-140-metros-de-altura-y-un-mensaje-de-union-para-el-orgulloLa colorida pantalla se pudo ver en toda la ciudad de Kiev (YouTube / Kyiv Pride)

Una bandera del Orgullo de 140 metros se proyectó en uno de los edificios más altos de Ucrania en desafío a la creciente ola de homofobia que se extiende por Europa del Este.

Los colores del arcoíris cubrieron el Gulliver Mall, un centro comercial y de entretenimiento de 35 pisos en la ciudad capital de Kiev, todas las noches entre el 5 y el 11 de octubre.

La bandera y el lema que la acompaña “¡Es bueno ser diferentes juntos!” destelló en la fachada del edificio en intervalos de cinco minutos entre las 6.30 p.m. y las 10.00 p.m., siendo proyectado desde el cercano edificio Empire State de Ucrania en una extraordinaria exhibición pública de solidaridad LGBT +.

El famoso centro comercial es tan alto que se puede ver desde cualquier lugar del centro de Kiev, así como de las áreas circundantes de la ciudad. La colorida exhibición ha sido programada para celebrar el PrideMonth en Ucrania, y también el Día Internacional de la Salida del Armario que se celebra en todo el mundo el 11 de octubre.

“El Día de la Salida se trata de la visibilidad y el poder de la voz”, dijo Ruslana Panukhnyk, directora de la ONG KyivPride. “En este día que es importante para toda la comunidad LGBT +, queremos enfatizar una vez más que somos más fuertes juntos y juntos en todas las circunstancias, incluidas las condiciones de pandemia y las restricciones de cuarentena. Caminamos codo con codo hacia un futuro mejor para todos. Recordaremos que PrideMonth, que suele celebrarse en Kiev del 26 de septiembre al 11 de octubre, se pospuso debido a la pandemia de COVID-19“.

Como gran parte de Europa del Este, Ucrania está luchando actualmente contra un aumento en el sentimiento anti-LGBT + impulsado por nacionalistas de extrema derecha.

El mes pasado, una celebración del Orgullo en Odesa se vio empañada por hooligans neonazis armados con huevos y gas pimienta, que atacaron a activistas LGBT + mientras la policía “permanecía de brazos cruzados”. El Orgullo de Odesa se viene celebrando, bajo la amenaza permanente de violencia, desde 2016. En 2015, un grupo de encapuchados atacó el local donde los activistas pretendían reunirse para celebrar un foro sobre derechos LGTB, planteado como alternativa a la marcha que había sido prohibida por motivos de seguridad. Afortunadamente, no se produjeron víctimas. Tres años más tarde, en 2018, un sacerdote ortodoxo recorrió la ciudad rociando agua bendita para «limpiarla» tras el «desfile de desviación sexual que profana las calles». Lamentablemente, esta violencia es común en los eventos del Orgullo en Ucrania, donde las personas LGBT + tienen pocos derechos legales.

El país ha aprobado algunas leyes básicas de reconocimiento de género y protecciones contra la discriminación, ya que busca alinearse con la ley de la UE, pero no hay reconocimiento para las relaciones entre personas del mismo sexo y las parejas homosexuales tienen prohibido casarse o adoptar hijos.

KyivPride espera que la exhibición de Gulliver Mall fomente una discusión más positiva sobre temas LGBT + y “recuerde a los habitantes de Kiev que no hay límites en el amor”.

Fuente Pink News

General, Historia LGTBI , , , , , , , , ,

Trump pierde en su intento de discriminar a los mellizos de una pareja gay

Martes, 13 de octubre de 2020

 Aiden-y-Ethan-Dvash-BanksEn plena pandemia por el coronavirus la administración Trump aprobó una ley que permitía a los médicos negarse a atender pacientes trans.

E incluso él, bromeó en redes sociales con el precioso vídeo de dos niños de dos años, uno blanco y otro negro, que corren por una calle y se abrazan. Lo usó como propaganda racista. Uno de los niños era hijo de una pareja gay.

En la cruzada irracional contra la familia Dvash-Banks lleva ya tiempo. Aiden y Ethan Dvash-Banks son hermanos mellizos, hijos de una pareja gay, que nacieron a través de la llamada gestación subrogada.

Sus padres, uno canadiense estadounidense y el otro israelí, Andrew y Elad Dvash-Banks, son una pareja de ciudadanos legalmente casados en el país, puesto que desde hace 10 años Andrew tiene la ciudadanía en Estados Unidos.

Sus hijos son mellizos, gestados por la misma mujer al mismo tiempo, pero su material genético es diferente, porque aunque son de los óvulos de la misma donante, un embrión nació por el esperma de Andrew y el otro por el de Elad.

Al momento de inscribir a sus hijos, y por muy insólita que pueda ser la medida, la administración Trump negó al hijo biológico de Elad la ciudadanía, pero su hermano gemelo sí podía disfrutar de ese derecho.

El pequeño, que ya tiene 4 años, lleva 3 en un vacío legal, con todo lo que eso implica, manteniendo visas de turista, a pesar de que uno de sus padres, Andrew, tiene la ciudadanía.

¿Cómo pasó esto? Porque cuando Trump llegó al poder modificó la implementación de la ley de inmigración, al punto que todos los hijos de estadounidenses gays y lesbianas tenían problema para inscribir a sus hijos nacidos en el extranjero.

No así los heterosexuales, que cuando tienen hijos en el extranjero no les preguntan si tienen relación genética con sus padres o si han sido concebidos gracias a la ayuda de un donante de semen o una donante de óvulos.

Gracias a Inmigration Equality la familia Dvash-Banks demandó al estado federal y después de una larga espera, por fin se ha hecho justicia. Trump y su administración homófoba han perdido.

El tribunal federal ha dictaminado que los mellizos tienen los mismos derechos.

“Todos los tribunales federales que han escuchado este asunto ahora han encontrado que la política del Departamento de Estado es contraria a la intención del Congreso y la ley estadounidense”, enfatiza la asociación en un comunicado. «Immigration Equality representa actualmente a otras tres parejas casadas del mismo sexo que luchan por los derechos de sus hijos a ser reconocidos como ciudadanos estadounidenses».

Fuente Oveja Rosa

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Denuncian ante la ONU la desaparición de dos mujeres trans en Jalisco

Martes, 13 de octubre de 2020

IMG_8352Por Georgina González

Karla García Duarte (22) y Kenia Duarte Pérez (20) son dos mujeres trans que no han sido localizadas desde el 18 de septiembre. Por primera vez, organizaciones solicitaron ante el Comité contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas (Comité CED) que el Estado mexicano actúe de manera urgente para localizarlas.

Karla y Kenia son amigas y el 18 de septiembre se dirigían a una fiesta en la colonia Mesa Colorada Oriente en el municipio de Zapopan. Esa noche se les vio por última vez.

“Yo quiero respuestas porque la espera creo que ya fue demasiado. Quien sea que vea a Kenia pues que me de informes, su familia la espera con ansias. Las queremos de regreso y vivas, así las queremos”, dice la madre de Kenia, Ana Lucía Duarte, en un video realizado por el medio independiente Zona Docs.

Necesidad de una perspectiva de género

Por sus desapariciones, el 1 de octubre se activó el Protocolo Alba. En mecanismo de los tres niveles de gobierno para la búsqueda y localización de niñas y mujeres en el territorio mexicano. Esta acción nunca antes vista se logró luego de la insistencia pública por parte de la organización Unión Diversa de Jalisco.

Por su parte, el 2 de octubre la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) inició el acta de investigación 623/2020/IV y dictó medidas cautelares a las autoridades estatales con el objetivo de que las investigaciones se realicen con perspectiva de género.  Además, piden  se apeguen al protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren la orientación sexual e identidad de género de las víctimas, emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

“Que el agente del MP (Ministerio Público) desarrolle una perspectiva inclusiva en su actuación y valore que las víctimas pertenecen a un grupo históricamente discriminado y se aboque a las posibles líneas de investigación tendentes a la ejecución de un crimen de odio contra la población LGBTTTIQ+”, señaló la CEDHJ.

La fiscal especial de personas desaparecidas Blanca Trujilo comentó: “hemos realizado todas las acciones inmediatas para su localización y para la investigación de las circunstancias en que desaparecieron […] Estamos aplicando los protocolos, incluso el de la Suprema Corte de Justicia de la Nación”.

Denuncia ante la ONU

IMG_8353Por primera vez en la historia se presentó ante el Comité contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas (Comité CED) un caso donde se solicita la actuación urgente del Estado mexicano en la búsqueda y localización de dos mujeres trans.

Las organizaciones IDHEAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. y Unión Diversa de Jalisco (UDJ) solicitaron al Comité contra las Desapariciones Forzadas de las Naciones Unidas (Comité CED) emitir “Acciones Urgentes para que el Estado mexicano tome, de forma urgente, todas las medidas necesarias para buscar y localizar a dos mujeres trans desaparecidas en el estado de Jalisco”.

Las organizaciones decidieron acudir a las Naciones Unidas para denunciar los casos y exigir la pronta localización de Karla y Kenia, “debido al tiempo transcurrido desde la desaparición de las dos jóvenes y ante la ausencia de resultados en los procesos de búsqueda de las víctimas e investigación del delito”, señalan en un comunicado.

Además advierten al Comité CED sobre el contexto generalizado de desapariciones en el estado de Jalisco, en el que se registra oficialmente un total de 11 mil 263 casos de personas desaparecidas, siendo la segunda entidad federativa del país con el mayor número de casos.

También alertaron sobre la crisis de violencia en contra de la población LGBT+ en México. “Particularmente en contra de las mujeres trans, quienes viven en condiciones de extrema estigmatización, precarización y marginación como consecuencia de la violencia de género y de las desigualdades en las estructuras económicas y culturales”.

35 personas LGBT desaparecidas en México

En México hay 35 personas LGBT+ desaparecidas de las cuales 29 son mujeres trans, de acuerdo al registro del Centro de Apoyo a las Identidades Trans (CAIT). Los estados donde más se han presentado estas desapariciones son Sinaloa, Tamaulipas, Jalisco y Ciudad de México.

Estas desapariciones se dan en estados donde la violencia organizada se disputa por el control de territorios y bajo la presencia del ejército en las calles. Desde 2006 cuando el ex presidente, Felipe Calderón, instauró una estrategia de seguridad contra el narcotráfico, más de 73 mil personas están desaparecidas en México.

“Hay muchos casos de desaparición que quedan invisibilizados. Y es que las personas LGBT también valen y deberían de generarse estos mecanismos de búsqueda, intercambiar fichas (de búsqueda) con organizaciones que no son precisamente LGBT. Lo que nos une al final es el llamado por la localización de las desaparecidas, los desaparecidos, les desaparecides”, dijo para Presentes, Rocío Suárez, coordinadora del CAIT.

Fuente Agencia Presentes

(Pincha en las fotografías para agrandarlas)

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una chica de 17 años se suicida en Galicia tras horrible acoso por su orientación sexual

Martes, 13 de octubre de 2020

suicidio por ser bisexual.jpegLas asociaciones LGTB+ gallegas consideran un “asesinato social” el suicidio de una chica bisexual de 17 años víctima del bullying y acusan: a “Todas y cada una de las personas que la odiaban por ser bisexual, y que se lo demostraron, son sus asesinas

Una decena de asociaciones LGTB+ de Galicia han emitido un comunicado en el que consideran que el suicidio de N.A., una chica bisexual de 17 años de Rois (A Coruña) que sufría acoso bifóbico desde hacía meses, se trata de un “asesinato social“.

El acoso contra la chica comenzó en cuanto se identificó como bisexual. A pesar de que cambió de su centro educativo en Bertamiráns a otro en Rois, el bullying no se detuvo y el acoso pasó a hacerse constante a través de las redes sociales.

Para las asociaciones LGTB Agrocuir da Ulloa, Alas A Coruña, Amizando, Arelas, Avante LGBT, Chrysallis Galicia, Gotas, LesCoruña, Nós Mesmas, Rede Educativa de Apoio LGTB de Galicia, Sete Outeiros y Sex Point, que han denunciado el hecho un comunicado conjunto, el suicidio de N.A. tuvo un motivo muy claro: “No pudo soportar tanto odio.”

Todas y cada una de las personas que la odiaban por ser bisexual, y que se lo demostraron, son sus asesinas“, afirman en el comunicado en el que califican la pérdida de la joven como un “asesinato social“. El comunicado señala a quienes “tampoco la apoyaron” y a los que “miraron para otro lado cuando era agredida, por miedo o por indiferencia“. Y sentencia: “Todas las personas con capacidad para actuar, que sabían lo que acontecía, pero que no se posicionaron ni se implicaron lo suficiente, son cómplices de su asesinato.

La familia de la chica ha pedido “respeto a la intimidad personal y familiar” y que “una tragedia no se convierta en espectáculo.”

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.