Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Arelas’

Varios colectivos LGTB y numerosos activistas a título personal rechazan la expulsión de dos solicitantes de asilo saharauis tras un incidente homófobo

Viernes, 8 de septiembre de 2017

manifiesto-no-en-nuestro-nombre-300x182Ya cuando publicamos nuestra primera entrada sobre el tema preveíamos que daría lugar a polémica. Así ha sido. Después de que varias asociaciones LGTB difundiesen un comunicado en el que mostraban su apoyo a la decisión de no admitir la solicitud de asilo de dos personas de origen saharaui que hicieron comentarios abiertamente homófobos e insultaron al traductor de árabe encargado de asistirlas (punto de arranque de un altercado que se saldó con la inadmisión de su solicitud), otros colectivos LGTB y activistas a título personal han dado su apoyo expreso a un manifiesto que critica la expulsión de los dos saharauis y que muestran, además, su consternación “por el hecho de que colectivos LGTB apoyen una decisión que vulnera los más básicos estándares de protección del refugiado”.

Al igual que en nuestra anterior entrada publicamos el comunicado en toda su extensión, reproducimos a continuación el manifiesto, titulado “No en nuestro nombre”, publicado en Orgullos Críticos do Sul:

En torno a 60 saharauis procedentes de diferentes campos de refugiados han pasado semanas retenidos en el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas esperando que se tramiten sus peticiones de asilo político. Decenas de ellos se han puesto en huelga de hambre en los últimos días para denunciar el trato recibido y la vulneración de sus derechos más básicos. Múltiples colectivos (Sin Papeles, Comisión Legal Sol, la Red Interlavapiés, el colectivo AGAR, Territorio Doméstico y el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, entre otros) han mostrado su total apoyo al grupo y denunciado la alarmante precarización de los procesos de petición de asilo.

En este contexto se ha producido una escena que se ha saldado con la expulsión inmediata de dos de los saharauis. Según un comunicado firmado por diversas organizaciones y colectivos policiales y LGTB, algunos de los jóvenes se habrían referido al traductor de la policía utilizando la palabra “maricón” en árabe “entre risas irónicas”, sin saber que el objeto de las mismas era su propio traductor ni que este entendía lo que decían.

Cuando el traductor les recriminó su actitud se generó una discusión que prosiguió en presencia de varios policías. Los saharauis habrían aprovechado para exigir que se avanzara con sus procedimientos de asilo, tras negar “los hechos” con “actitud arrogante”, siempre según la versión recogida en el comunicado. A modo de represalia, se habría tomado la decisión de expulsar de forma inmediata a dos de ellos.

Las bolleras, maricas, bisexuales, trans y aliadas abajo firmantes queremos manifestar nuestra más firme repulsa a esta decisión. Creemos que ningún insulto homofóbico, en el caso de haberse producido, en árabe o en castellano, puede servir para justificar una decisión tan grave como la expulsión. Consideramos que incluso en el muy improbable caso de que los hechos fueran constitutivos de delito los expulsados deberían tener derecho a defenderse ante un tribunal a su debido momento, previa interposición de la correspondiente denuncia y con todas las garantías judiciales. La desproporción entre los hechos que se relatan y la decisión tomada, que implica la devolución pese a que los saharauis alegan que está en riesgo su integridad física, nos resulta profundamente obscena.

Queremos dejar constancia, además, de nuestra consternación por el hecho de que colectivos LGTB apoyen una decisión que vulnera los más básicos estándares de protección del refugiado, empezando por el Artículo 33 del Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas de 1955 de prohibición de expulsión y de devolución. Artículo este que, si bien admite como excepción la expulsión de quien “constituya una amenaza para la comunidad de tal país”, lo hace tan solo en el supuesto de que exista una condena firme por un “delito particularmente grave”, circunstancia que de forma patente no se verifica en este caso. La falta de respeto que se desprende del comunicado por el derecho de asilo reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea nos resulta especialmente lamentable dado que la población LGTB también es también, en muchas ocasiones y como bien sabemos, refugiada y peticionaria de asilo.

A todos los colectivos firmantes del comunicado les enviamos, pues, un mensaje alto y claro: no nos representan.

Nos indigna también, por último, el auge del homonacionalismo islamofóbico que se refleja en este incidente. En otras palabras, repudiamos la creciente instrumentalización de la lucha contra la LGTBfobia por parte de discursos y políticas xenófobas dirigidos contra la población de origen árabe. Si el objetivo fuera el de expulsar a la homofobia del territorio nacional, hay muchos ejemplos por los que empezar. Nos negamos a que, en nuestro nombre, se justifiquen más vulneraciones de los derechos de quienes sufren la violencia racista institucional y cotidiana, sean o no población migrante. Especialmente cuando esta se dirige contra colectivos vulnerables como las asiladas y refugiadas de cualquier credo, etnia o procedencia.

Contra la vulneración de derechos de asiladas y refugiadas,

En solidaridad con los compañeros expulsados,

En solidaridad con el pueblo saharaui,

Contra el racismo y la islamofobia,

NO EN NUESTRO NOMBRE

En el momento de publicar esta entrada, el manifiesto ha recibido la adhesión de los colectivos Ciclobollos Dykes on Bikes, Panteras Rosa-Frente de Combate á LGBTfobia, Asamblea Transmaricabollo de Sol, Respeta LGTBH, Lumagorri, Coletivo TransGaliza, Pensaré Cartoneras y ARELAS (Asociación de familias de menores Trans).

Pero también cuenta, a título individual, con el apoyo de personalidades LGTBQ del mundo del activismo, la política y la cultura, como Daniel Ahmed, Sejo Carrascosa, Beatriz Gimeno, Josué González, Eduardo Nabal, Lucas Platero, Javier Sáez o José Luis Serrano, entre otras. Cualquier persona puede adherirse, en cualquier caso, dirigiendo un correo electrónico a Orgullos Críticos do Sul.

Sin duda, el tema seguirá dando que hablar. Lo sucedido toca de una o otra forma materias sensibles, como las condiciones de acogida a las personas que huyen de conflictos terribles, la homofobia y el machismo que muchas de ellas arrastran consigo desde sus lugares de origen (ya hemos recogido, por ejemplo, noticias sobre cómo refugiados LGTB han tenido que recibir protección especial frente a la hostilidad de otros refugiados) o la utilización falaz por parte de algunos de los derechos LGTB como argumento para justificar actitudes discriminatorias hacia otros colectivos vulnerables. Y más en un contexto como el actual, que premia la defensa numantina de las posiciones de cada uno y castiga la empatía hacia los que no son y no piensan como uno mismo, o simplemente hacia los que tienen una sensibilidad diferente ante ciertas realidades aunque se compartan muchas otras.

 

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El PP de Andrea Levy y Javier Maroto tumban la Ley de Identidad de Género gallega

Viernes, 14 de julio de 2017

pp_derechos_lgtbiEl PP presumiendo de que Andrea Levy y Javier Maroto estaban en la manifestación del Orgullo LGTB de Madrid en 2017

El PP de Galicia vota encontra de tramitar la Ley de Identidad de Género presentada por la izquierda porque cree que lo que propone ya está recogido en la Ley LGTBI aprobada en 2014.

La oposición recuerda que esa ley no dedica más de dos líneas a la transexualidad y no recoge medidas concretas para ayudar al colectivo trans.

El PP aprovecha para crear malestar entre las asociaciones de personas trans y denuncia que la oposición quiere “politizar” los derechos del colectivo.

El proyecto (a cuyo texto puedes acceder aquí) había sido registrado por triplicado por En Marea, el PSdeG-PSOE y el Bloque Nacionalista Galego, las tres fuerzas de la oposición, teniendo en cuenta las demandas que hace unos meses plantearon varios colectivos LGTBI y trans de Galicia.

En el Parlamento Gallego el PP acaba de decir que no a la admisión a trámite de la Ley de Identidad de Género que en primavera los colectivos LGTBI de la región consiguieron registrar gracias al apoyo de la izquierda (En Marea, PSdeG y BNG).

Dice el PP gallego que no hace falta tramitar esa ley porque lo que hay en ella ya está aprobado en otra ley, la de Igualdad de Trato y No Discriminación de Personas LGTBI que se aprobó en 2014 a iniciativa del PSdeG (y en la que el PP, gracias a su mayoría absoluta en el Parlamento gallego, cambió el texto eliminando el régimen sancionador). La nueva ley, la de Identidad de Género, propone cambios en cuestiones de gestión administrativa, atención sanitaria, medidas educativas y de formación, garantías de no discriminación en el ámbito laboral, apoyo familiar y reglamentaciones para ayudar a las personas en situación de especial vulnerabilidad; además de tratar con especial delicadeza a las víctimas de discriminación y violencia o a la población reclusa. Todo eso no estaba en la ley de 2014.

Según la diputada popular Marta Rodríguez-Vispo todo eso ya está en la otra ley que es “aplicable en todos sus artículos a las personas transexuales“. La viceportavoz del BNG, Olalla Rodil, recordó que la ley de 2014 no define qué es la transexualidad, qué es la identidad sexual y de género y, además, ni despatologiza la transexualidad ni facilita los trámites como el cambio de nombre en registros y documentación oficial. Rodil, como todos los grupos de izquierda, cree que es necesario dar un paso más allá de la ley de 2014 y tener una normativa que deje claro que “el género no tiene nada que ver con los genitales, que hay hombres con vagina y mujeres con pene” y que eso no se ha de tratar como una enfermedad o motivo de discriminación.

Para responder a esto desde el PP lo único que han hecho ha sido enfrentar a las asociaciones trans, recordando que hay dos colectivos (Fundación Daniela y Chrysallis) que se desmarcaron de esta propuesta de ley que impulsaron Arelas, Ultreia y Amizando: “Es una lástima esta ruptura de consenso entre las asociaciones” dijo Rodríguez-Vispo, “porque si alguna de estas asociaciones se quiere arrogar la representatividad de todas, no estamos de acuerdo.

No sé de qué tienen miedo, qué es lo que les parece mal de tomar en consideración esta ley“, preguntó el diputado de En Marea Marcos Cal a la bancada del PP. Y les recordó que la ley de 2014 apenas dedica “dos líneas a la transexualidad“. Cal aprovechó para explicar los casos de Pablo, Manuel o Daniela, tres personas trans que han sufrido discriminación en su centro educativo, que tienen que pedir un préstamos para las cirugías que no cubre el Sergas o que tienen que dar explicaciones cada vez que sacan el DNI para, por ejemplo, pagar con tarjeta. “¿Están ustedes seguros de su identidad? ¿Saben si son ustedes hombres o mujeres? Si piensan que no tienen que responder a estas preguntas ¿por qué otras personas tienen que hacerlo?“, preguntó Cal a los Populares.

pp-dice-no-ley-identidad-genero-galicia-696x462A esa crítica se sumó Noela Blanco, del PSdeG, que le echó en cara al PP que ahora cojan la ley de 2014 que promovieron los socialistas y hagan “publicidad y propaganda” colgándose la medalla al decir que la ley se está empezando a aplicar (tres años después de ser aprobada) mientras votan en contra de otra. Blanco señaló que lo que el PP estaba rechazando eran medidas tan concretas como asegurar que la sanidad pública no discrimine ni rechace a alguien por ser trans o que se vele por la dignidad del colectivo; y les recordó cómo los del PP siempre están “los últimos de la fila en la lucha por los derechos” pero luego son los primeros en usarlos: “Dijeron no al divorcio, y se divorciaron; se opusieron a la ley del aborto, pero abortaron; no apoyaron los matrimonios entre personas del mismo género, pero actuaron como testigos en bodas de sus compañeros. Qué hipocresía.

 Alberto Núñez Feijóo, muy al estilo del PP, acusó a los demás de estar haciendo un uso político de las personas trans.  “Parece que se empeñan en decir que somos tránsfobos y no lo somos” dijo la diputada del PP Rodríguez-Vispo que puso en el atril una bandera trans que se sumó a la que los otros grupos ya habían puesto allí. “Queremos contentar a todo el mundo y que todo el mundo esté unido en este tema” y acusó a En Marea, PSdeG y BNG de querer aprobar el texto para defender los intereses de determinadas personas y no de todo el colectivo trans de Galicia.”

Con todo esto  cabría preguntarse si lo de invitar al PP a la manifestación del Orgullo de Madrid ha merecido la pena. No han pedido perdón por su oposición al matrimonio igualitario (de hecho Rajoy dijo que volvería a presentar el recurso ante el Constitucional). Sólo aprueban las leyes referentes al colectivo LGTB cuando se pueden apropiar de ellas (lo que hizo Cifuentes al aprobar una ley LGTB contra la que ella misma había votado cuando la presentó el PSOE). Se empeñan en votar  constantemente en contra de las legislaciones en favor del colectivo en Ayuntamientos y Comunidades. Y mantienen el estatus de Organización de Utilidad Pública a HazteOír, los de los autobuses tránsfobos.

Ah, por cierto, que Rajoy también dijo que se planteaba llevar al Constitucional (que le encanta, le domina) la Ley de Transexualidad aprobada en la Comunidad de Madrid.

Fuente | El Diario, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Charlotte Goiar, primera mujer trans en reasignar su sexo con el respaldo del Supremo apoya a Hazte Oír

Martes, 14 de marzo de 2017

autobus_hazte_oirMiembros del colectivo LGTBI gallego, “indignados” tras su respaldo público a la plataforma ultracatólica

Supimos de ella cuando nos llegó un mensaje al correo de Cristianos Gays informándonos de que estaba en Barcelona para someterse a una operación de reasignación de sexo y pedía acompañamiento pues se sentía sola y eso hicimos, dirigir su petición a determinados colectivos. Más tarde supimos del éxito de la operación y… poco más… El pasado sábado, al leer esta noticia, una sensación de tristeza me invadió por dentro y he meditado el publicarla o no. Finalmente  creo que es necesario hacerlo aunque no entendamos nada…

Charlotte Goiar, la primera mujer a la que el Tribunal Supremo español reconoció el derecho a reasignar su sexo, ha intentado desacreditar a los activistas LGTBI, considerando “normal” y “una realidad biológica” la campaña tránsfoba de Hazte Oír. Goiar también ha tachado de “anormal” que una persona transexual pueda vivir conforme a quien es sin necesidad de modificar unos genitales funcionales y placenteros por unos estéticos pero sin funcionalidad.

La viguesa Charlotte Goiar, que se ha mostrado siempre como afectada por el síndrome de Harry Benjamin -una falta de correspondencia entre el sexo neurológico y anatómico- ha sido noticia reiteradamente en los últimos años por su lucha judicial con el Sergas: primero, para que no postergasen más su operación de reasignación de sexo, después, para recibir los cuidados necesarios para curarse de las complicaciones derivadas de esa cirugía (que le practicaron en 2015 en Barcelona) y finalmente por una huelga de hambre que inició a finales del año pasado.

Charlotte Goiar, compareció el pasado jueves junto al presidente de Hazte Oír, la organización ultracatólica que lleva toda su historia realizando iniciativas contra la comunidad LGTBI, Ignacio Arsuaga, para respaldar el autobús que puso en circulación la organización dentro de su compaña tránsfoba porque defiende «lo normal». «No entiendo por qué se censura este autobús, porque esto es lo normal. Desde pequeña he entendido que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva», expresó Goiar ante los medios de comunicación.

Así, Charlotte Goiar asegura no entender «cómo se puede censurar el autobús», porque «es una realidad biológica básica». «Estamos en el siglo XXI y la Constitución española reconoce la libertad de expresión», apuntó. Además, indica que «los padres tienen el derecho a educar a sus hijos como quieran, y es que no se les puede imponer a los hijos barbaridades». «Es como imponer una religión a la fuerza; no es normal», añadió.

Por otra parte, Goiar achacó a un lobby LGTBI o transexual la pretensión de querer confundir a la gente. «Quieren hacer ver que lo anormal, como una niña con pene, que necesita tratamiento médico, necesita un diagnóstico, es algo normal, y promoverlo y llevarlo a las aulas. Es una patología real, que existe y está ahí y se denomina incongruencia de género por la Organización Mundial de la Salud» , afirmó Goiar, promoviendo los prejuicios hacia la población y los menores trans al afirmar que los genitales definen a la persona y urge modificarlos aunque sea al precio de perder una zona funcional y placentera por una estética y sin funcionalidad (un concepto de transexualidad condenado por todos). En este sentido, Goiar calificó de «tremendo» que se utilicen «fotografías explícitas de niños» para educar en ideología de género.

Goiar siempre se ha reconocido como una mujer que nació en un cuerpo de hombre. En Madrid, ha indicado que fue diagnosticada de una “patología de intersexualidad” congénita. “Es una patología real, que existe y está ahí y se denomina incongruencia de género por la Organización Mundial de la Salud”.

La respuesta del colectivo LGTBI en Galicia no se ha hecho esperar: están “indignados”. La presidenta del colectivo Arelas, Cristina Palacios, ha indicado  que Charlotte “es una persona transfóbica, como tantas otras y que hizo su defensa ante el Tribunal Supremo con esos argumentos; para ella es una enfermedad y hay que operarse sí o sí, porque no cree que haya hombres con vulva”. También ha indicado que “no habla por el colectivo” y que “nos avergonzamos de que utilicen a una persona en su situación para defenderse”. Entre los comentarios de personas del colectivo, destaca la idea de que “cualquier revolución tiene un montón de resistencias, incluso dentro de su propio colectivo”.

Además de los autobuses que ha fletado recientemente para difundir el mensaje de que “los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Si naciste hombre, eres hombre. Si eres mujeres, seguirás siéndolo”, la organización ultracatólica ha realizado varios actos en los que ha difundido que se puede “curar la homosexualidad”, poniendo en peligro a las personas homosexuales mediante la difusión de unas terapias fraudulentas que han sido condenadas por la comunidad médica internacional por los peligros físicos y psicológicos que conllevan.

La policía expulsó a Hazte Oír de la Universidad Complutense tras enfrentarse a sus estudiantes llevando el autobús tránsfobo

58c2ebfa0b604-r_1489177900394-0-239-1024-766La policía madrileña expulsó este viernes de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid a los miembros de la organización ultracatólica Hazte Oír que acudieron al lugar en un autobús con los mensajes tránsfobos que ha difundido en los últimos días en vehículos similares bajo la condena de la autoridades, los ciudadanos y los tribunales.

Seguidores de Hazte Oír y el presidente de la organización extremista, Ignacio Arsuaga, se desplazaron en el citado autobús a las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid en un acto de clara incitación al enfrentamiento hacia los estudiantes, dado que el centro universitario había rechazado el evento en el que pretendía participar la organización ultracatólica.

Dicho evento había sido propuesto por un solo estudiante de la universidad madrileña. El acto propuesto por el mismo iba a girar sobre la “libertad de expresión”, intentando excusar la incitación al odio hacia la población transexual y los jóvenes trans practicada por Hazte Oír bajo la excusa de la “libertad de expresión”. El centro universitario rechazó el evento propuesto por el estudiante al contar únicamente con su apoyo y presentar incompatibilidades las organizaciones propuestas para participar en el acto.

Pese a que dicho evento no iba a celebrarse y así se notificó a Hazte Oír, como reconoció el propio Ignacio Arsuaga, director de la organización ultracatólica, la asociación de extremistas religiosos decidió llevar un autobús con contenidos tránsfobos hasta las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense. Arsuaga, presente en el autobús, se acompañó para la ocasión de varios miembros de la organización, uno de los cuales habría agredido al decano de la Facultad de Derecho, Ricardo Alonso García, cuando el mismo quiso expulsar a Hazte Oír del lugar recordando que el evento se había suspendido y no tenían autorización para instalarse allí.

El presidente de Hazte Oír afirma que avisará en un foro de la ONU del “adoctrinamiento” del “lobby gay”

Por su parte, los responsables de Hazte Oír continúan su frenética campaña contra al avance imparable en el reconocimiento de los derechos civiles de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales.

Ignacio Arsuaga, presidente de la organización ultracatólica Hazte Oír, vinculada, según han indicado los tribunales, con la secta religiosa El Yunque, ha indicado al diario ABC que participará entre los días 22 y 24 de marzo en Nueva York en la 61º sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de ONU Mujeres, un foro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para alertar de un supuesto “adoctrinamiento sexual” por parte del “lobby gay” en los centros educativos y transmitir un discurso contrario a la diversidad sexual y al respeto y reconocimiento de los derechos de dicho colectivo.

Aruaga se muestra contrario a que se esté enseñando a los jóvenes en los centros educativos a conocer las diferentes orientaciones e identidades de género existentes y a respetar a cualquier persona sin discriminación basada en las citadas diferencias. Arsuaga considera que dicha educación cívica de los jóvenes supone un “adoctrinamiento sexual” por parte del “lobby gay”, acusando al mismo de “obligar a todos los centros educativos a promover la ideología de género”. También ha indicado que quiere defender desde el foro de ONU “el derecho de las madres a educar a sus hijos según sus valores y convicciones frente a las imposiciones ideológicas”.

Niños de primaria de Huelva frente a Hazte Oír: “Los niños y las niñas tienen corazón. ¡Eso es lo que importa!”

780x580-noticias-mural-contra-la-transfobia-en-el-colegio-principes-de-espanaUn centro de educación primaria de Andalucía ha dado a conocer en la redes sociales el mural contra la transfobia que han creado sus alumnos como respuesta a la campaña tránsfoba iniciada por la organización ultracatólica Hazte Oír.

El colegio de primaria Príncipes de España, en Huelva, ha dado a conocer en las redes sociales una imagen del mural que han creado sus alumnos para condenar el mensaje discriminatorio difundido por Hazte Oír. Los niños han dibujado un autobús con los colores y las imágenes del puesto en circulación por Hazte Oír pero con un mensaje inclusivo bajo el lema somos diferentes pero iguales en derechos “: ” Los niños tienen corazón. Las niñas tienen corazón. ¡Eso es lo que importa!.

Fuente Faro de Vigo/La Voz de Galicia/ABC, vía Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Metodista , , , , , , , , , ,

El PP gallego ignora las propuestas para una Ley Integral de Identidad de Género

Viernes, 30 de septiembre de 2016

entidades-galegas-ley-trans-1200x520Cinco colectivos LGTBI gallegos denuncian que el PP fue el único partido que ignoró sus propuestas para una Ley Integral de Identidad de Género.

El pasado viernes, último día de la campaña electoral, un conjunto de asociaciones LGTBI gallegas presentaron los resultados de sus conversaciones con los partidos políticos de cara a la aprobación de una futura ley de Identidad de Género parecida a la que ya existe en Madrid y en otras comunidades.

Cinco asociaciones gallegas, los colectivos LGTBI A.L.A.S (A Coruña) y Ultreia (Santiago), el Comité Antisida de A Coruña, TransForma Unión Trans y la asociación de familias de menores trans Arelas, estuvieron trabajando en la redacción de un documento con diez propuestas básicas que debería incluir la futura ley autonómica. Entre las principales reinvindicaciones están una cartera de servicios sanitarios que garantice los tratamientos médicos y quirúrgicos, documentos de identidad transitorios para los residentes en Galicia, o incluir la diversidad sexual y de género en los planes de estudio y de convivencia de los centros educativos. También se pide  un régimen sancionador que incluya expresamente la discriminación, la exclusión social, y los delitos de odio.

La intención de estas asociaciones es presentar la norma en el parlamento gallego el próximo año y contar para ello con el acuerdo más amplio posible, tanto de activistas como de políticos. El resultado es que casi todos los partidos con los que se han reunido están de acuerdo con estas peticiones: En Marea, BNG, Ciudadanos y Compromiso Por Galicia (CxG) apoyan totalmente el documento; por su parte, el PSdeG (PSOE) dijeron que las aceptaban y compartían en su mayor parte, pero que no firmarían nada por no comprometer al partido y que muchas de estas reinvidicaciones estaban en su programa electoral. En cualquier caso, de estos cinco partidos tres estarán en el próximo parlamento ya que tanto Ciudadanos como CxG se han quedado fuera.

Como ya sabéis, el PP ha vuelto a arrasar (no, nosotros tampoco lo acabamos de entender) y nos esperan cuatro años más de mayoría absoluta. Así que ahora mismo no tenemos muchos motivos para ser optimistas, porque es el único partido que ha respondido con un rechazo absoluto cuando le presentaron el documento. Las razones para negarse fueron dos, y no sabemos cuál nos da más risa asco pena rabia: la primera es que, según ellos, Galicia ya cuenta con una ley LGTBI de igualdad de trato y no discriminación. Aparentemente, que esta ley no desarrolle ninguno de estos puntos es irrelevante. Hay una ley que lleva la T de transexualidad y por lo visto eso ya debería ser suficiente, ¡si es que siempre nos estamos quejando de algo!

La segunda razón todavía es más graciosa y es que hace poco la Xunta firmó un convenio económico de colaboración con entidades LGTBI (incluyendo dos de las que han presentado este documento). Ya comentamos entonces que esta firma además de como gesto electoralista se hizo como parte del desarrollo de esa ley de la que tan orgullosos están desde el PP de Galicia. Evidentemente, tampoco se soluciona nada de lo que se pide en ese documento entregando 3.000 euros a una asociación, aunque solo fuera porque hablamos de competencias públicas que no tienen nada que ver con ellos.

Hasta ahora, todo lo que os hemos contado no nos sorprende demasiado (y hasta nos lo podíamos imaginar desde el principio). Algo todavía mucho más grave es que desde TransForma denuncian el trato agresivo e intimidatorio que recibió su presidenta Sara Romero en la reunión (que han calificado como una encerrona) por parte de Susana López, secretaria general de Igualdad en el gobierno gallego saliente, y del diputado Gonzalo Trenor. En el vídeo de la rueda de prensa denuncian los gestos despectivos menospreciando su trabajo y los ataques verbales, y que incluso se dirigieron a ella en masculino.

¿Alguna mari #YoSoyGayyDelPP que nos explique esta actitud?

Fuente: Praza pública, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.