Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Lumagorri’

Agresión sexual a una mujer trans en Vitoria. El presunto agresor, en libertad con una orden de alejamiento.

Lunes, 27 de agosto de 2018

97b41499-9773-4854-986e-552867f0b7abAgresión sexual a una mujer trans en Vitoria. Según denunció el colectivo Sidálava, en uno de cuyos programas de empoderamiento y formación participa la víctima, esta fue violada repetidas veces por el camarero de un local cuando este se quedó a solas con ella. Este viernes tuvieron lugar dos concentraciones de protesta por lo sucedido. 

La agresión, según la información facilitada por el Departamento vasco de Seguridad, habría tenido lugar la madrugada del martes en un bar del barrio de Zaramaga, cuando el resto de los clientes ya se habían marchado. El camarero se quedó a solas con la víctima, y bajo intimidación y amenazas, la agredió. Según la versión facilitada por el colectivo Sidálava, más explícita, la víctima fue violada repetidas ocasiones en la parte trasera del local,«no sin antes amenazarla de muerte por si se le ocurría denunciar». 

La mujer fue capaz de vencer el miedo y acudió a la Etrtzaintza (la Policía autónoma vasca) tras abandonar el local. Los agentes la trasladaron a un hospital para que fuera reconocida y recibiera asistencia sanitaria y tras las primeras investigaciones procedieron a detener al camarero. Sin embargo, pese a la gravedad de los hechos denunciados, tras la declaración judicial del camarero y de la víctima al presunto agresor solamente se ha retirado el pasaporte y dictado una orden de alejamiento de la mujer mientras tiene lugar el juicio.

«Condenamos este gravísimo hecho y queremos que se destierren estos comportamientos violentos, vejatorios e intolerables hacia las mujeres. Si las mujeres somos atacadas por las agresiones sexistas, las pertenecientes al colectivo LGTBI sufrimos una doble vulnerabilidad por ser mujeres y por la discriminación y la no aceptación de nuestras identidades y orientaciones sexuales», ha reiterado Sidálava. También el colectivo Gehitu LGTB+ ha condenado la agresión y ofrecido todo su apoyo a la víctima.

Concentraciones de protesta

Ayer viernes se celebraron en Vitoria dos concentraciones de protestas por lo sucedido. En primer lugar tuvo lugar una concentración institucional en la Plaza Nueva las 12:00 del mediodía, en la que ejerció de portavoz el propio alcalde, Gorka Urtaran:

El Ayuntamiento de Vitoria, de hecho, condenó con dureza lo sucedido en un comunicado. «La violencia machista es una grave vulneración de los Derechos Humanos y un problema social de primer orden que atenta contra la dignidad y la integridad física y moral de las mujeres y las personas LGTBI que la sufren y enfrentan. Esta violencia no es una acción o acciones aisladas, es un entramado de conductas explícitas, mensajes normalizados y simbólicos que estructuran nuestra sociedad con el objetivo último de mantener la subordinación de las mujeres a los hombres y de no permitir la existencia de ningún cuerpo, modelo y/o comportamientos que transgredan los límites marcados por el sistema heteropatriarcal vigente. En ese sentido, el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz como institución pública responsable de garantizar el ejercicio efectivo de los Derechos Humanos de las mujeres y personas LGTBI, seguirá impulsando las medidas dirigidas a que las entidades municipales y la ciudadanía en general responda de manera inmediata y contundente a cualquier agresión machista, se atienda de manera prioritaria a la víctima, se desarrollen actuaciones preventivas para dotar a las mujeres y personas LGTBI de instrumentos que les permitan hacer frente a la violencia y a no permitir la impunidad social de los agresores», expresa el texto.

La segunda concentración de protesta fue convocada por la tarde por el Movimiento Feminista y el colectivo Lumagorri en la Plaza de la Virgen Blanca:

Fuente Dosmanzanas

Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Se suceden en pocas horas dos agresiones homófobas: a una pareja gay en Fuenlabrada (Madrid) y a un grupo de hombres en Zigoitia (Álava)

Sábado, 11 de agosto de 2018

homofobiastopEn un intervalo muy corto de tiempo se han producido dos agresiones homófobas: una en el municipio madrileño de Fuenlabrada y la otra en la localidad vasca de Zigoitia. En una nota de prensa remitida este lunes por la asociación Arcópoli, se recoge el ataque en Fuenlabrada a dos chicos que paseaban cogidos de la mano en las inmediaciones de la estación central de Cercanías al grito de: «maricones de mierda, hijos de puta, escorias». Por su parte, el colectivo vasco Lumagorri también ha denunciado una agresión homófoba en Zigoitia; concretamente en una zona en la que se practica cruising. Lumagorri alega que «apoyará a todas las personas que sean objeto de alguna agresión, sea de la índole que sea» y solicita que testigos y víctimas de este u otros casos de LGTBfobia les contacten a través del teléfono 633 309 653.

Y.A. de 23 años y J.D. de 37, una pareja de hombres abiertamente gais, se encontraban caminando de la mano en las inmediaciones de la estación central de Fuenlabrada cuando fueron víctimas de una agresión homófoba. El agresor, de unos 24 años, comenzó a increparles y de ahí pasó a las manos. Incluso tras la advertencia de las víctimas de que iban a llamar a la policía el atacante, que ya ha sido identificado gracias a la colaboración de los trabajadores de Renfe, espetó que «me da lo mismo la policía. A vosotros os voy a matar como vuelva a veros por Fuenlabrada. He llamado a mis amigos y os vamos a dar una paliza».

Uno de los chicos recibió un puñetazo y fue atendido en un centro de salud cercano con pronóstico de lesión pareo occipital derecha e inflamación. Posteriormente, acudieron a urgencias, ya que no se encontraba bien y había tenido vómitos y otalgia en el lado del puñetazo. Asimismo, tal y como recoge el comunicado de Arcópoli, presentaba dolor cervical y mareo. Se quedó en observación toda la noche para control del dolor. Arcópoli y Fuenla Entiende señalan que han ofrecido apoyo jurídico y sicológico a Y.A. y J.D.

Desde el pasado 1 de enero, el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia ha registrado 186 incidentes LGTBfóbicos, incluyendo este último de Fuenlabrada, que ya se ha llevado ante la Fiscalía de Delitos de Odio de la Comunidad de Madrid. Además, las víctimas de este suceso violento también presentaron la correspondiente denuncia en una comisaría de la Policía Nacional. Fuenla Entiende defiende que «la denuncia es la mejor arma para poder actuar y conocer la realidad a la que nos enfrentamos y acabar con esta lacra que nos afecta».

Por su parte, el colectivo vasco Lumagorri también ha denunciado una agresión homófoba en Zigoitia; concretamente en una zona en la que se practica cruising. Al parecer, unos individuos acudieron en coche a este espacio de cruising y, tras provocar algunos desperfectos en los vehículos aparcados, se dispusieron a gritar, increpar y tirar piedras a las personas que allí se encontraban. Ocurrió en la madrugada del 4 a 5 de agosto. Lumagorri alega que «apoyará a todas las personas que sean objeto de alguna agresión, sea de la índole que sea» y solicita que testigos y víctimas de este u otros casos de LGTBfobia les contacten a través del teléfono 633 309 653.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Un grupo de adolescentes se solidarizan con un compañero trans al que un socorrista impidió bañarse en una piscina con camiseta

Lunes, 16 de julio de 2018

socorrista_alavaCríticas a un socorrista por su falta de sensibilidad.

El monitor prohibió a un joven transgénero bañarse con camiseta. 

 Le espetó “la normativa es la normativa”.

Un grupo de unos 60 adolescentes del Gazte Rock, un campamento musical organizado por la Diputación Foral de Álava, se solidarizaban el pasado miércoles con un compañero trans al que un socorrista prohibió bañarse con camiseta en una piscina. Los jóvenes se arrojaron al agua con sus respectivas camisetas, lo que provocó que el socorrista avisase a la Ertzaintza.

Lo sucedido ha despertado debates en redes sociales (muchos de ellos teñidos de transfobia) sobre si la obediencia escrupulosa a las normas de este tipo de instalaciones está por encima del respeto a la dignidad de las personas trans, que a diario se tienen que enfrentar a situaciones personales de gran incomodidad. Un debate que a nuestro juicio lo que pone de manifiesto es la urgente necesidad de incorporar al cuerpo normativo de todo tipo de instituciones la realidad de las personas trans.

El incidente ocurrió el miércoles por la mañana en la piscina municipal de Salinas de Añana, en la provincia de Álava. Según explicaron a El Correo familiares de los chicos, todo comenzó cuando un adolescente trans que se encuentra en pleno proceso de cambio físico para acomodar su cuerpo a su identidad de género quiso bañarse con la camiseta para no mostrar su torso desnudo. El socorrista se lo prohibió, de acuerdo a las normas de uso de la instalación. Hasta ahí todo normal. Fue entonces cuando otros chicos e incluso monitores de la colonia le explicaron las razones por las cuales el chico no quería quitarse la camiseta. El socorrista, tras conocer la situación, siguió negándose. Según la versión de los familiares, utilizó además un tono amenazante.

socorrista_transfobo

Fue en ese momento cuando el resto de chicos, de forma espontánea, se pusieron de acuerdo para arrojarse con sus respectivas camisetas a la piscina, al grito de «¡Con camiseta!», como se puede apreciar en un vídeo que recoge el momento y que ha sido ampliamente difundido en redes sociales. El activista de Arcópoli y director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia Rubén López lo difundía por ejemplo el jueves en su cuenta de Twitter. «¡Bravo por los compañeros!», se felicitaba por la actitud de los chicos. El mensaje conseguía en pocas horas miles de retuits:

El socorrista acabó llamando a la Ertzaintza (policía autónoma vasca). Según la crónica de El Correo, fuentes policiales reconocen que en efecto se recibió una comunicación desde Salinas de Añana en la que un adulto alertaba de un «tumulto o intento de linchamiento» en las instalaciones de la piscina, pero cuando los agentes se personaron allí los chicos, acompañados de sus monitores, ya habían abandonado las instalaciones.

El Ayuntamiento de Salinas de Añana ha mostrado su pesar por lo ocurrido, que consideran un malentendido. Clemente Pérez de Nanclares, concejal que se personó también en la piscina tras el incidente para conocer lo ocurrido, ha declarado a la cadena SER que el socorrista «no tuvo mala intención e hizo lo que hizo aplicando la normativa», aunque también ha reconocido que la reacción de los chicos es perfectamente entendible y que incluso la comparte. «Yo habría hecho lo mismo. Entiendo que salieran rebotados, pero hemos hablado con los monitores y todo está arreglado», añadía en esas mismas declaraciones.

Cuando los medios de comunicación se hicieron eco de esta noticia, comenzaron a aparecer opiniones encontradas. Pese a que la mayoría de usuarios está de acuerdo en aplaudir la solidaridad de los compañeros del joven implicado, también han señalado que no bañarse con ropa es una prohibición común en todas las piscinas y que los socorristas solo hacen su trabajo.

Más allá del propio incidente, que gracias a la reacción de los chicos incluso nos deja buen sabor de boca, lo sucedido pone de manifiesto dos realidades sobre las que conviene incidir. En primer lugar, la necesidad de acomodar las normas y el funcionamiento de instalaciones públicas a la realidad trans.  Como bien ha señalado el colectivo Lumagorri, es necesario que las instituciones públicas formen de manera obligatoria en materia de diversidad a todo su personal, sea directo o subcontratado. Desde la asociación, han catalogado este hecho como agresión transfóbica y exigen a las instituciones que tomen medidas. Consideran que estos hechos son “inadmisibles” y que “adquieren una mayor relevancia al ocurrir en un recinto público, con un socorrista contratado para dar un servicio público como es el de atender unas piscinas municipales”.

En segundo lugar, como bien demuestran muchas de las reacciones al tuit de Rubén López (cargadas de odio y transfobia y que preferimos no reproducir), basta un pequeño incidente como este para despertar la LGTBfobia de muchas personas, que se escudan en argumentos del tipo de «las normas están para cumplirse» para evitar cualquier reflexión sobre la necesidad de situar el respeto a la diversidad como valor primordial y de paso mostrar su inquina hacia la reivindicación de los derechos de las personas trans.

Como el propio López señala en tuits posteriores, «una norma administrativa local no puede violar la dignidad de una persona, y en este caso podía ocurrir esto. El socorrista fue a lo fácil, pero en este caso, a lo inhumano. Esa decisión podía hacer mucho daño a una persona, porque no está adecuada a la realidad trans. Era tan fácil como realizar una excepción, llamar a un superior si tiene miedo de incumplir las normas (lo cual es legítimo, se juega su trabajo) antes, para preguntarle si permitir esa excepción, pero llamar después al alguacil para expulsarles a todos… Eso sí implica malicia. La clave de todo esto es la empatía».

Fuente Dosmanzanas /Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Varios colectivos LGTB y numerosos activistas a título personal rechazan la expulsión de dos solicitantes de asilo saharauis tras un incidente homófobo

Viernes, 8 de septiembre de 2017

manifiesto-no-en-nuestro-nombre-300x182Ya cuando publicamos nuestra primera entrada sobre el tema preveíamos que daría lugar a polémica. Así ha sido. Después de que varias asociaciones LGTB difundiesen un comunicado en el que mostraban su apoyo a la decisión de no admitir la solicitud de asilo de dos personas de origen saharaui que hicieron comentarios abiertamente homófobos e insultaron al traductor de árabe encargado de asistirlas (punto de arranque de un altercado que se saldó con la inadmisión de su solicitud), otros colectivos LGTB y activistas a título personal han dado su apoyo expreso a un manifiesto que critica la expulsión de los dos saharauis y que muestran, además, su consternación “por el hecho de que colectivos LGTB apoyen una decisión que vulnera los más básicos estándares de protección del refugiado”.

Al igual que en nuestra anterior entrada publicamos el comunicado en toda su extensión, reproducimos a continuación el manifiesto, titulado “No en nuestro nombre”, publicado en Orgullos Críticos do Sul:

En torno a 60 saharauis procedentes de diferentes campos de refugiados han pasado semanas retenidos en el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas esperando que se tramiten sus peticiones de asilo político. Decenas de ellos se han puesto en huelga de hambre en los últimos días para denunciar el trato recibido y la vulneración de sus derechos más básicos. Múltiples colectivos (Sin Papeles, Comisión Legal Sol, la Red Interlavapiés, el colectivo AGAR, Territorio Doméstico y el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine, entre otros) han mostrado su total apoyo al grupo y denunciado la alarmante precarización de los procesos de petición de asilo.

En este contexto se ha producido una escena que se ha saldado con la expulsión inmediata de dos de los saharauis. Según un comunicado firmado por diversas organizaciones y colectivos policiales y LGTB, algunos de los jóvenes se habrían referido al traductor de la policía utilizando la palabra “maricón” en árabe “entre risas irónicas”, sin saber que el objeto de las mismas era su propio traductor ni que este entendía lo que decían.

Cuando el traductor les recriminó su actitud se generó una discusión que prosiguió en presencia de varios policías. Los saharauis habrían aprovechado para exigir que se avanzara con sus procedimientos de asilo, tras negar “los hechos” con “actitud arrogante”, siempre según la versión recogida en el comunicado. A modo de represalia, se habría tomado la decisión de expulsar de forma inmediata a dos de ellos.

Las bolleras, maricas, bisexuales, trans y aliadas abajo firmantes queremos manifestar nuestra más firme repulsa a esta decisión. Creemos que ningún insulto homofóbico, en el caso de haberse producido, en árabe o en castellano, puede servir para justificar una decisión tan grave como la expulsión. Consideramos que incluso en el muy improbable caso de que los hechos fueran constitutivos de delito los expulsados deberían tener derecho a defenderse ante un tribunal a su debido momento, previa interposición de la correspondiente denuncia y con todas las garantías judiciales. La desproporción entre los hechos que se relatan y la decisión tomada, que implica la devolución pese a que los saharauis alegan que está en riesgo su integridad física, nos resulta profundamente obscena.

Queremos dejar constancia, además, de nuestra consternación por el hecho de que colectivos LGTB apoyen una decisión que vulnera los más básicos estándares de protección del refugiado, empezando por el Artículo 33 del Estatuto de los Refugiados de las Naciones Unidas de 1955 de prohibición de expulsión y de devolución. Artículo este que, si bien admite como excepción la expulsión de quien “constituya una amenaza para la comunidad de tal país”, lo hace tan solo en el supuesto de que exista una condena firme por un “delito particularmente grave”, circunstancia que de forma patente no se verifica en este caso. La falta de respeto que se desprende del comunicado por el derecho de asilo reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea nos resulta especialmente lamentable dado que la población LGTB también es también, en muchas ocasiones y como bien sabemos, refugiada y peticionaria de asilo.

A todos los colectivos firmantes del comunicado les enviamos, pues, un mensaje alto y claro: no nos representan.

Nos indigna también, por último, el auge del homonacionalismo islamofóbico que se refleja en este incidente. En otras palabras, repudiamos la creciente instrumentalización de la lucha contra la LGTBfobia por parte de discursos y políticas xenófobas dirigidos contra la población de origen árabe. Si el objetivo fuera el de expulsar a la homofobia del territorio nacional, hay muchos ejemplos por los que empezar. Nos negamos a que, en nuestro nombre, se justifiquen más vulneraciones de los derechos de quienes sufren la violencia racista institucional y cotidiana, sean o no población migrante. Especialmente cuando esta se dirige contra colectivos vulnerables como las asiladas y refugiadas de cualquier credo, etnia o procedencia.

Contra la vulneración de derechos de asiladas y refugiadas,

En solidaridad con los compañeros expulsados,

En solidaridad con el pueblo saharaui,

Contra el racismo y la islamofobia,

NO EN NUESTRO NOMBRE

En el momento de publicar esta entrada, el manifiesto ha recibido la adhesión de los colectivos Ciclobollos Dykes on Bikes, Panteras Rosa-Frente de Combate á LGBTfobia, Asamblea Transmaricabollo de Sol, Respeta LGTBH, Lumagorri, Coletivo TransGaliza, Pensaré Cartoneras y ARELAS (Asociación de familias de menores Trans).

Pero también cuenta, a título individual, con el apoyo de personalidades LGTBQ del mundo del activismo, la política y la cultura, como Daniel Ahmed, Sejo Carrascosa, Beatriz Gimeno, Josué González, Eduardo Nabal, Lucas Platero, Javier Sáez o José Luis Serrano, entre otras. Cualquier persona puede adherirse, en cualquier caso, dirigiendo un correo electrónico a Orgullos Críticos do Sul.

Sin duda, el tema seguirá dando que hablar. Lo sucedido toca de una o otra forma materias sensibles, como las condiciones de acogida a las personas que huyen de conflictos terribles, la homofobia y el machismo que muchas de ellas arrastran consigo desde sus lugares de origen (ya hemos recogido, por ejemplo, noticias sobre cómo refugiados LGTB han tenido que recibir protección especial frente a la hostilidad de otros refugiados) o la utilización falaz por parte de algunos de los derechos LGTB como argumento para justificar actitudes discriminatorias hacia otros colectivos vulnerables. Y más en un contexto como el actual, que premia la defensa numantina de las posiciones de cada uno y castiga la empatía hacia los que no son y no piensan como uno mismo, o simplemente hacia los que tienen una sensibilidad diferente ante ciertas realidades aunque se compartan muchas otras.

 

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.