Archivo

Archivo para Jueves, 29 de octubre de 2020

Para que la vida fluya

Jueves, 29 de octubre de 2020

Del blog Amigos de Thomas Merton:

tumblr_pf22ivZ2on1slnj1xo1_1280

“Cuanto más veamos nuestra radical mutabilidad y nuestra interdependencia con el mundo y los demás, y ello hasta el punto de decir yo soy tú, o bien yo soy el universo, tanto más nos acercaremos a nuestra identidad más radical. Para conocerse, por tanto, no hay que dividir o separar, sino unir. Gracias a la meditación he ido descubriendo que no hay yo y mundo, sino que mundo y yo son una misma y única cosa. La consecuencia natural de semejante hallazgo es la compasión hacia todo ser viviente: no quieres hacer daño a nada ni a nadie porque te das cuenta de que en primera instancia te dañarías a ti mismo si lo hicieras… Todo lo que haces a los demás seres y a la naturaleza te lo haces a ti. Mediante la meditación, se me ha ido revelando el misterio de la unidad”.

“Toda búsqueda auténtica acaba por remitirnos adonde estábamos”.

Texto de Merton: “En cierto sentido, siempre viajamos; viajamos como si no supiéramos adónde vamos. En otro sentido, ya hemos llegado. No podemos llegar a la perfecta posesión de Dios en esta vida, por eso viajamos en la oscuridad. Pero ya lo poseemos por la gracia y, por lo tanto, en sentido hemos llegado y vivimos en la luz. Pero, ¡qué lejos he de ir a encontrarte a Ti, a quien he llegado ya!” (M7C).

“El agua que no corre se estanca, se pudre y huele mal; pero también se pudre y huele mal toda vida que no fluye. Nuestra vida solo es digna de este nombre si fluye, si está en movimiento”.

“Lo que realmente mata al hombre es la rutina; lo que le salva es la creatividad, es decir, la capacidad para vislumbrar y rescatar la novedad. Si se mira bien –y eso es en lo que educa la meditación- todo es siempre nuevo y diferente. Absolutamente nada es ahora como hace un instante. Participar de ese cambio continuo que llamamos vida, ser uno con él, esa es la única promesa sensata de felicidad”.

“Para meditar no importa sentirse bien o mal, contento o triste, esperanzado o desilusionado. Cualquier estado de ánimo que se tenga es el mejor estado de ánimo posible en ese momento para hacer meditación, y ello precisamente porque es el que se tiene. Gracias a la meditación se aprende a no querer ir a ningún lugar distinto a aquel en que se está; se quiere estar en el que se está, pero plenamente. Para explorarlo, para ver lo que da de sí”.

“El secreto es vivir plenamente en lo que se tenga entre manos: totalmente ahora, totalmente aquí”.

Thomas Merton habla de el sacramento del instante presente”.

“Me gusta o no me gusta: es así como solemos dividir el mundo”, pero “la meditación nos llama a no imponer a la realidad mis propias filias o fobias, a permitir que esa realidad se exprese y que pueda yo contemplarla sin las gafas de mis aversiones o afinidades”.

“Más que uno con el mundo, lo que queremos es que el mundo se pliegue a nuestras apetencias. Nos pasamos la vida manipulando cosas y personas para que nos complazcan. Esa constante violencia, esa búsqueda insaciable que no se detiene ni tan siquiera ante el mal ajeno, esa avidez compulsiva y estructural es lo que nos destruye. No manipular, limitarse a ser lo que se ve, se oye o se toca: ahí radica la dicha de la meditación, o la dicha sin más…”.

“Bajo una apariencia desagradable, lo que nos disgusta tiene una entraña necesaria. Por medio de la meditación se pretende entrar en esa médula y, al menos, mojarse los labios en su néctar”.

*

(Tomado de: Biografía del silencio, de Pablo d´Ors)

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, por Carlos Osma

Jueves, 29 de octubre de 2020

projimoamorA Ana la maltrataba Juan, su marido, pero nadie en la iglesia dijo nada. No querían ver las marcas que un líder evangélico dejaba en el cuerpo de su esposa, o quizás, creyeron que Ana debía llevar con resignación la situación sometiéndose a su marido para que los no cristianos pudiesen ser ganados para el evangelio[1]. Un día Juan desapareció y, afortunadamente para ella, no volvió nunca más. Años después Ana conoció a Jorge y se enamoró, y al poco tiempo hubo boda, pero no como la que se merecen las vírgenes que acceden al matrimonio por primera vez. De eso se encargó el pastor de la iglesia, que en su sermón no habló de ayuda mutua, ni de entrega, ni de amor… estaba más preocupado por justificar, Biblia en mano, porqué una mujer cristiana repudiada podía casarse por segunda vez: “cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera”[2]. Pedro, el primo de Ana, que estaba allí el día de la boda, no logró adivinar si las lágrimas de Ana eran de vergüenza, por la humillación a la que estaba siendo sometida por alguien que carecía completamente de empatía, o si por el contrario eran de felicidad, al ver como la palabra fornicación escrita hacía dos mil años en otro idioma, en otro mundo diferente al suyo, le había permitido comenzar una nueva vida con Jorge.

A Pedro le dejó marcado aquel suceso, aquella utilización vil de la Biblia contra una persona a la que quería. Por eso, cuando se enamoró de Luís y salió del armario delante de la comunidad evangélica de la que formaba parte, sabía que no lo tendría fácil para ser aceptado, aun así, no imaginó que la gente con la que había crecido le daría la espalda como a un apestado. Decían que no era realmente cristiano porque “todo aquel que es nacido de Dios no practica el pecado”[3]. La relación entre Pedro y Miguel maduró y se estrechó, se casaron diez años después, y cuando invitaron a Ana a su boda, esta rechazó la invitación porque, según les explicó, la Biblia dice que la voluntad de Dios para el hombre es una mujer, no otro hombre. Y les leyó un versículo, sentada en un sofá al lado de Jorge, su segundo marido, mientras la ira recorría de arriba a abajo el cuerpo de Pedro: “Dejará por tanto el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán una sola carne”[4].

Luís también era de una familia evangélica, pero de una tradición distinta a la de Pedro, que había jurado y perjurado que no volvería a pisar una iglesia en su vida. Aún así, tiempo después, Luís convenció a Pedro para que le acompañara a su iglesia al bautizo de su sobrino Miguel. La celebración fue muy emotiva, a la hermana de Luís le había costado mucho tener un bebé, y cuando ya lo daba por imposible, la última inseminación fue un éxito. Beatriz, la pastora, hizo un sermón impecable: directo, actual, coherente y lleno de empatía. Al acabar se acercó a Pedro, le saludó, y le preguntó si se había sentido bien durante la celebración. Pedro le respondió que no quería ofenderla, pero que no estaba de acuerdo con lo que había visto, que le parecía antibíblico que se bautizara a un niño, porque como seguramente ella sabía, se necesita el arrepentimiento antes de ser bautizado. La misma Biblia lo dice: “Arrepentíos y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo”[5]. Por otro lado, añadió que él no se consideraba machista, todo lo contrario, por definición un gay no podía serlo, pero que lo que había encontrado más alejado de la enseñanza bíblica era que lo hubiera hecho una mujer, y que además hubiese predicado. Que la Biblia era muy clara en ese sentido y que ella debería saberlo, pero por si acaso, se lo recitó de memoria: “No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”[6]. Beatriz ni se inmutó, estaba acostumbrada a esos comentarios, de hecho, los que realmente le preocupaban no eran estos, sino los que hacían cuando ella no estaba delante otros pastores que se decían liberales y progresistas, pero eran incapaces de reconocer su machismo. “Dios te bendiga”, fue la única respuesta que le dio a Pedro, y aunque a veces le preguntó a Luís por él, no volvió a verlo nunca más por la iglesia.

Tres semanas después Beatriz fue a un encuentro de mujeres pastoras, y allí se enteró de que Jaime, un pastor que recordaba vagamente del seminario, ahora era la pastora Júlia y quería participar en el encuentro. De hecho, se había presentado en él, algo que a muchas mujeres pastoras no les había parecido correcto. Beatriz no dudó en acercarse a Julia para decirle que tenía todo su apoyo, que admiraba su valentía, que imaginaba que no debía haber sido fácil haber hecho la transición, y que para cualquier cosa que necesitara todas las pastoras estarían a su lado, incluso para acompañarla en el día del Orgullo Gay. Sin embargo, le dijo intentando medir sus palabras, aunque estamos siempre al lado de las personas transexuales, esto no es un encuentro sobre diversidad, sino para mujeres. “No para personas que se sienten mujeres, sino para las que lo son”, apostilló, dándose cuenta de que aquello no había sonado del todo progre. Julia le respondió que ella no se sentía una mujer, sino que era una mujer. Y Beatriz acabó por recordarle que, aunque cada persona tiene el derecho a expresarse como considere, la Biblia deja muy claro que “Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo, varón y hembra los creó”[7], que la voluntad de Dios no la puede cambiar un médico en una operación, y que aquel era un encuentro de hembras creadas por Dios. Julia, indignada, sabiendo que aquello era una batalla perdida, se dio media vuelta y se marchó.

En la puerta de la iglesia que Júlia pastoreaba dormían todos los días un grupo de indigentes, y cada mañana tenía que llamar a la guardia urbana para que viniese a recoger los cartones y colchones que dejaban. Un día, Júlia llegó más temprano a la iglesia, Santiago todavía dormía cuando ella empezó a gritarle: “¡Esto es una iglesia, no un hostal!”. Santiago al escucharla, se levantó enseguida y recogió los dos cartones con los que esa noche se había protegido del frío. Después, le explicó que no tenía dinero para pagarse un hostal, pero Júlia le respondió que si se hubiera esforzado su situación sería otra, y añadió que trabajar y dejar de vivir de los demás era un mandato divino recogido en la Biblia: “con el sudor de tu frente comerás el pan”[8]. Santiago desapareció dejándola con la palabra en la boca.

Cuando dobló la esquina se encontró con Arturo, al que no conocía y que jamás había visto por allí, que le preguntó si pasaba cocaína. Santiago le respondió que dos calles más arriba, había un camello, pero que tuviera cuidado porque era un tipo peligroso que no se andaba con tonterías. Después, le dijo que vaya mierda haber caído tan bajo, que daba asco y que se quitara de delante. Que lo mejor que podía hacer era cuidar su cuerpo porque “era el templo del Espíritu Santo”[9], o al menos eso era lo que recordaba que le dijo el párroco cuando hace muchos años hizo los cursos de confirmación. Arturo ni escuchó lo último que le dijo, únicamente subió dos calles, consiguió la coca, y la esnifó. Con el subidón, se dirigió a casa, y allí encontró a Dámaris, su pareja, que se negó a mantener relaciones sexuales con él. Entonces empezó a golpearla mientras le decía que, según la Biblia, las mujeres deben someterse a sus maridos en todo, porque ellos son su cabeza[10].

Carlos Osma

Consulta dónde encontrar “Solo un Jesús marica puede salvarnos”

Notas:

[1] 1 P 3,1.

[2] Mt 19,9.

[3] 1 Jn 3,9

[4] Gn 2,25.

[5] Hch 2,38.

[6] 1 Ti 2,12.

[7] Gn 1,27.

[8] Gn 3,26.

[9] 1 Co 6,19.

[10] Ef 5,22.

Espiritualidad , , , ,

“¿Bendice el papa las uniones homosexuales?”, por José Arregi

Jueves, 29 de octubre de 2020

matrimoniogay1Leído en su blog

“Afirma en primer lugar que los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Es decir: si tienes un hijo o una hija homosexual, no la puedes echar de la familia por serlo. ¿Es que hacía falta decirlo? ¿Habrá algún alto cardenal que lo sostenga? Me inquieta que un buen papa como Francisco hable así, no sé si por decisión consciente o por lapsus inconsciente”

“Se da la circunstancia de que casi todos los países de Europa y otros muchos ya cuentan con una ley civil de matrimonio homosexual, aprobada, eso sí, con la frontal oposición de sus respectivos episcopados católicos”

“Y se da la circunstancia de que, una vez aprobada la ley, los obispos generalmente abandonan la resistencia: así pasó con casi todos los derechos humanos, así pasó con la ley del divorcio y pasará con la eutanasia e incluso con el aborto”

“Quede claro al papa: el problema con los homosexuales no lo tiene la sociedad civil, sino la institución religiosa que él preside, todavía incapaz de llamar “matrimonio” y de bendecir como “sacramento” el amor de dos hombres o de dos mujeres”

Muchos saludan como hito histórico y como terremoto doctrinal de la Iglesia católica unas declaraciones del papa Francisco en el reciente documental “Francesco”. Me gustaría que lo fueran. Me alegraría que los sectores católicos más conservadores que han vuelto a hacer sonar las alarmas tuvieran razones para hacerlo, pero pienso que, desgraciadamente, sus fervores conservadores tienen poco que temer.

He aquí en su integralidad las declaraciones del papa al respecto: “La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello. Lo que tenemos que hacer es crear una ley de uniones civiles. Así están cubiertos legalmente. Yo apoyé eso”.

Puede decirse que es un paso adelante, pero, según se mire, puede considerarse igualmente un pasito para atrás, pues adelante y atrás son conceptos relativos, como el espacio y el tiempo y la velocidad. Si yo avanzo 50 metros en un minuto mientras mi vecino avanza 100, me iré quedando cada vez más rezagado, como si estuviera quieto o si caminara para atrás. Muy pronto, mi vecino me perderá de vista. Sinceramente, es lo que pienso que sucede con las declaraciones del papa.

Afirma en primer lugar que los homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Es decir: si tienes un hijo o una hija homosexual, no la puedes echar de la familia por serlo. ¿Es que hacía falta decirlo? ¿Habrá algún alto cardenal que lo sostenga? Me inquieta que un buen papa como Francisco hable así, no sé si por decisión consciente o por lapsus inconsciente. La razón que aduce no me parece menos inquietante: los homosexuales “son hijos de Dios”. Si fuera homosexual, me sentiría humillado, pues me suena como si el papa dijera: “Incluso un homosexual” es hijo de Dios. “Incluso un ladrón, un asesino, un violador”… es hijo de Dios. Ni los teólogos más rigoristas y retrógrados del pasado ni los monseñores ultravonservadores de hoy –Müller y Burke y tantos otros bien cerca de nosotros– lo han negado nunca.

En segundo lugar, el papa aboga por una ley social que ampare “la unión civil de los homosexuales”, de modo que queden “cubiertos legalmente” (y uno pueda, por ejemplo, visitar a su compañero/a hospitalizada, o heredar o cobrar una pensión en caso de fallecimiento de su pareja). Es aquí donde reside la novedad de las declaraciones papales que comento, y es lo que ha llevado a unos a tocar campanas, a otros a sonar alarmas.

Celebro la reivindicación del papa Francisco. Pero se da la circunstancia de que casi todos los países de Europa y otros muchos ya cuentan con una ley civil de matrimonio homosexual, aprobada, eso sí, con la frontal oposición de sus respectivos episcopados católicos. Y se da la circunstancia de que, una vez aprobada la ley, los obispos generalmente abandonan la resistencia: así pasó con casi todos los derechos humanos, así pasó con la ley del divorcio y pasará con la eutanasia e incluso con el aborto. La sociedad civil va siglos por delante de la Iglesia en cuestión de derechos humanos. Y son justamente los países de mayoría social religiosa conservadora (musulmana, cristiano-ortodoxa, católica) los que aún carecen de una ley civil de matrimonio sexual.

En conclusión: está bien que el papa y los obispos prediquen a la sociedad civil, pero debieran predicar sobre todo y ante todo a su propia Iglesia católica, empezando por sí mismos, por la propia institución eclesiástica, profundamente patriarcal, clerical y homófoba desde hace casi 2000 años. De otro modo, Jesús de Nazaret les dirá como dijo a los escribas de su tiempo: “¡Ay de vosotros que imponéis a la gente cargas insoportables, y vosotros no las tocáis ni con un dedo!” (Lc 11,46). Quede claro al papa: el problema con los homosexuales no lo tiene la sociedad civil, sino la institución religiosa que él preside, todavía incapaz de llamar “matrimonio” y de bendecir como “sacramento” el amor de dos hombres o de dos mujeres. Lo califica como “unión civil”, que en la jerga canónica equivale a decir relación inmoral y adúltera y, por lo tanto, estado permanente de pecado mortal a no ser que renuncien a toda relación sexual. Y todo eso por ser lo que son, por amarse en cuerpo y alma como Dios o la Vida los hizo.

“La sociedad civil va siglos por delante de la Iglesia en cuestión de derechos humanos”

Así pues, mientras este papa u otro y toda la institución católica no cure sus ojos y derogue el Derecho Canónico y el modelo clerical de Iglesia, mientras no deje de considerar a los homosexuales como enfermos y menos aún como pecadores, mientras no reconozca al amor y a la relación sexual homosexual la misma dignidad y santidad que al amor y a la relación heterosexual, y mientras no los bendiga como sacramento de Dios o del Amor, la Iglesia seguirá quedándose rezagada o caminando para atrás en la historia, hasta dejar enteramente de ser luz, sal y levadura de esta sociedad, hasta desaparecer enteramente de la vista de los hombres y de las mujeres guiadas por el Espíritu. Ya está desapareciendo. Pero el Espíritu de la Vida sigue alentando el corazón de los seres.

Fuente www.josearregi.com

Espiritualidad, General, Iglesia Católica

La campaña de una niña lesbiana de 11 años contra Trump se vuelve viral

Jueves, 29 de octubre de 2020

Fiona-niña-lesbiana-contra-trumpFiona es una niña que a su corta edad, 11 años, tiene dos cosas muy claras. Una, que es lesbiana. Dos, que Trump es lo peor que puede pasarle a su país, Estados Unidos, y al mundo.

Sobre todo en materia de derechos LGTB, derechos de la mujer, ecología, racismo, inmigración, salud, etcétera.

 Fiona se ha hecho muy popular por una peculiar campaña que llevó a cabo. Cada tarde, después del cole, cogía su bicicleta, un par de tizas, y buscaba casas que tuvieran publicidad apoyando a Trump para las próximas elecciones.

En las aceras cercanas a esas casas escribía con su tiza en el suelo: Fuck Trump.

Así lo contó su hermana mayor en twitter, donde relata que la niña fue sorprendida por un vecino que puso una cámara para ver quién hacía eso y menuda sorpresa se llevó al ver a una pequeña lesbiana en bicicleta con pelo azul.

El vecino en cuestión llegó enfadado a quejarse con la madre de Fiona. La madre de Fiona felicitó a su hija por tener voz propia y usarla, pero a la vez la castigó por usar malas palabras y por maldecir.

«No aceptamos el odio de ningún tipo, ella sabe que la cagó y estaba devastada al descubrir que estaba haciendo sentir a la gente como ella se sentía. Ella aprendió la lección de que defender lo que uno cree es una cosa, derribar a alguien para que piense como tú es otra», aseguró la madre.

El tuit de la hermana de Fiona se hizo viral y recibió muchísimo apoyo, como por ejemplo: “Señora, en nombre de una lesbiana latina adulta, permítame agradecerle a este pequeño bebé lesbiana que no merece ser castigada».

Aquí puedes seguir la historia de Fiona:

Fuente Oveja Rosa:

General , ,

El predicador homófobo Franklin Graham inicia una serie de demandas contra lugares del Reino Unido por negarse a organizar sus eventos anti-LGBT +

Jueves, 29 de octubre de 2020

GettyImages-925539392-1024x776Franklin Graham habla con el presidente Donald Trump (Ron Sachs-Pool / Getty)

El predicador del odio Franklin Graham ha emprendido acciones legales contra una serie de lugares de entretenimiento del Reino Unido que cancelaron sus mítines debido a sus puntos de vista homofóbicos extremos.

La gira evangelista de ocho días de Graham por el Reino Unido quedó hecha jirones cuando todos los lugares se retiraron en medio de protestas por sus comentarios anti-LGBT +, que incluyen afirmar que el matrimonio entre personas del mismo sexo fue orquestado por Satanás y que las personas queer tienen la culpa de una “moral 11 de septiembre ”.

Afirmando que se le “negó [una plataforma] debido a creencias religiosas”, la Billy Graham Evangelistic Association (BGEA) -Asociación Evangelística Billy Graham- ha iniciado dos demandas en represalia: una contra lugares en Manchester y Birmingham, y el otro contra lugares en Sheffield y Gales.

Según los informes, las impugnaciones legales han provocado una gran preocupación entre los observadores, que temen que puedan sentar nuevos precedentes para los argumentos de “libertad religiosa” al estilo estadounidense para invalidar las políticas contra la discriminación en Europa.

“BGEA no solo está afirmando su libertad religiosa, de hecho está exigiendo impunidad religiosa por sus palabras llenas de odio”, dijo a openDemocracy Neil Datta, del Foro Parlamentario Europeo de Derechos Sexuales y Reproductivos. “Afortunadamente, no existe tal derecho a la impunidad y deben ser juzgados por las palabras que pronuncian sus líderes, mientras que otros pueden tener derecho a decidir si la BGEA es bienvenida en su comunidad”.

El activista británico LGBT + Peter Tatchell también expresó su alarma por la invasión del “imperialismo cristiano” de Estados Unidos.“Los evangélicos estadounidenses, financiados por donantes secretos, están exportando homofobia a todo el mundo”, advirtió. “Este  imperialismo cristiano está amenazando el bienestar y los derechos humanos de millones de personas LGBT +”.

Los casos judiciales fueron destacados por openDemocracy como parte de una investigación que descubrió pruebas de millones de dólares gastados por la BGEA y otras organizaciones de la derecha cristiana estadounidense desde 2007 para promover su agenda en Europa y en otras partes del mundo.

La investigación independiente encontró que la BGEA gastó la friolera de 20 millones de dólares (15 millones de libras esterlinas) en Europa entre 2007 y 2014, el último año para el que estaban disponibles las presentaciones de la organización.

La BGEA se negó a responder las preguntas de openDemocracy sobre su gasto desde 2014, pero si continuaba gastando al mismo ritmo que antes, Franklin Graham y su organización habrían invertido al menos 50 millones de dólares en la región para 2020.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , ,

Torturaron y asesinaron a un joven gay : denuncian “ola de crímenes de odio” en Chile

Jueves, 29 de octubre de 2020

miguel1Denuncian en Fiscalía asesinato de trabajador de 36 años en Colina en medio de sospechas de un crimen homofóbico.

Miguel Arenas Rodríguez fue encontrado sin vida el 25 de octubre en la mañana en su casa, a pocas horas de que arrancara la histórica jornada por el plebiscito constitucional en Chile. Miguel era gay, tenía 36 años y según la información que manejan varias organizaciones lgbt, tenía signos de tortura.

Era peluquero y atendía clientes desde su casa, en la Villa San Andrés de Esmeralda, en Colina. Hasta el cierre de esta nota las autoridades no se habían pronunciado sobre el caso, pero desde el activismo sospechan que se trató de un crimen de odio. El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) presentó una denuncia ante la Fiscalía e informó que asesorarán a la familia de la víctima para presentar una querella.

“Estamos profundamente preocupados por este asesinato, que eventualmente podría ser un nuevo crimen de odio. Hemos solicitado a la Fiscalía que investigue las causas del crimen (…) y tuvimos una respuesta satisfactoria, pues los antecedentes que reportamos ya fueron derivados a la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía Regional Metropolitana Norte”, dijo Óscar Rementería, vocero del Movilh, en un comunicado.

De acuerdo a la información que maneja el Movilh, Miguel estaba amarrado de pies y manos. Se cree que pudo ser violado. En su boca tenía un palo (…) y un objeto con el que fue asfixiado”, dijo Rementería. También mencionó un detalle que cree puede guiar la investigación: en su casa estaban todas sus pertenencias, menos su celular y sus documentos de identidad. “Un antecedentes muy sospechoso es que al joven le robaron su celular y documentos de identidad, no faltando hasta ahora nada más en el inmueble. Además hay una fotografía de un sospechoso el cual tiene su polera rota. Se cree que con restos de la misma polera el joven pudo haber sido asfixiado”, apuntó Rementería.

El dirigente explicó que “este es un modus operandi en los crímenes de odio, por lo que esperamos la mayor sensibilidad de la fiscalía para considerar esta hipótesis en todas las investigaciones que curse, pues de comprobarse, aplica el agravante de la Ley Zamudio”, añadió Rementería.

Carlos Fernández, amigo de la víctima, también cree que hay un componente homofóbico por la forma en que lo asesinaron. “Su familia está destrozada por esta situación y a la espera de la respuesta de la Fiscalía. Pedimos justicia para nuestro amigo, pero también que nuestros derechos se hagan más fuertes”, dijo a Presentes.

Sus amigos y familiares emprendieron una campaña digital con la etiqueta #JusticiaParaMiguelArenas. Para este martes a la noche están convocando una velatón en la Plaza de Colina, en el barrio donde Miguel vivía.

En el mundo del activismo hay mucha preocupación por la ola de violencia que viene creciendo con fuerza en el país. En las últimas semanas, se han registrado al menos cuatro ataques a miembros de la comunidad y un asesinato a dos activistas gay

Tras dialogar con la familia, próximamente el Movilh definirá qué acciones cursar junto a los parientes y contra quienes resulten responsables.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.