Archivo

Archivo para Lunes, 27 de julio de 2020

Sabios

Lunes, 27 de julio de 2020

Sentirse víctima es un estado de ánimo muy tóxico. Hay que dar un puñetazo en la mesa.

Lunes, 27 de julio de 2020

unnamedHay algo chocante al observar al doctor Mario Alonso Puig. Con su traje impecable. Su corbata. Su cara de niño aplicado. No le pega esa indumentaria cuando en sus charlas se pone a hablar de los inadaptados, de los rebeldes, de los que no van con la corriente. Los asistentes se fijan en él y, no, no es un hippy trasnochado, predica el esfuerzo, el Podemos, en realidad, pero el “podemos” empezar a mirarnos a nosotros mismos, individualmente, y ver de lo que somos capaces. Él es un ejemplo. Nunca dejó de formarse. Cirujano, llegó a trabajar en Harvard, pero también se instruyó en comunicación y divulgación. Es miembro de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia y, en su nueva faceta, profesor visitante de las más prestigiosas escuelas de negocio.

No es raro que, cada vez que se le escuche en los congresos de El Ser Creativo, los asistentes salgan con ganas de comerse el mundo. Pasó también en el ruedo de Las Ventas, en la South Summit de Spain StartUp, donde los mejores emprendedores de España salieron con las baterías más que cargadas. Otra cuestión es lo que dure ese sentimiento en un país en el que el pesimismo goza de buena salud. Para mantener ese cambio de mentalidad que necesitamos, más allá de verle en directo, están sus libros. El último de ellos, El Cociente Agallas, premio Espasa de Ensayo, incide en el mensaje principal de este, también, divulgador científico: «Si cambia tu mente, cambia tu vida… Reinventarse, tu Segunda Oportunidad», de 2010, va ya por la vigésima edición. Desde entonces, ese verbo se ha convertido en mantra de la nueva economía. La élite del país, sin embargo, está a la espera de reinventarse. O de que la reinventen otros. Pero Mario Alonso Puig no quiere hablar nunca de política. Puede tener razón. Puede que sea la excusa para que no intentemos cambiar de manera individual.

No es un iluso, no ignora las dificultades. Habla de sentirse confundido, de tener la sensación de que todo es demasiado duro, de que se ha llegado a un precipicio, pero también explica que en esos momentos, cuando nos sentimos sin esperanza, podemos tener las herramientas dentro de nosotros sin saberlo. Que cuando necesitamos esas agallas, descubrimos de lo que somos capaces. Y suele decir que lo contrario al coraje, al valor, no es la cobardía; es el conformismo.

¿He captado bien su mensaje si concluyo que podemos cambiar nuestra realidad con el estado de ánimo adecuado?

Lo que pretendo es que seamos más conscientes de que el estado de ánimo de un grupo, de una sociedad, afecta a los resultados que se obtienen, al nivel de eficiencia, pero también a la salud física y mental. El segundo mensaje es que, pese a las circunstancias más difíciles, a los eventos más desagradables, el estado de ánimo puede hacer mucho para gestionarlos mejor. Dedicarnos a buscar en las cosas que no nos gustan, en las circunstancias incómodas, ponernos la excusa de ser siempre víctimas, eso es lo que hace que una persona pierda todo su poder como tal, que sus recursos internos, su creatividad, su energía y su salud queden atrapados. Porque ser conscientes de nuestro ánimo tiene consecuencias no sólo en cómo funcionan nuestros procesos mentales, también físicamente, en nuestro cuerpo.

Lo dice en un país que es de los que menos confía en que el futuro depende de nosotros mismos. Es difícil cambiar ese estado de ánimo colectivo y, por otra parte, puede ser casi la única manera de que salgamos en condiciones de esto.

Tenemos enormes capacidades y lo hemos demostrado a lo largo de la Historia. Esa falta de confianza en nosotros mismos es absurda, es como si arrastráramos un sentimiento de inferioridad que para nada está justificado. Si creemos que no podemos, no conseguiremos llevar las cosas a cabo. En estos momentos de ambigüedad e incertidumbre es cuando tenemos que ser mucho más conscientes de que tenemos un potencial extraordinario, que no es ninguna utopía. Pero no puede aflorar si estamos fijándonos en las excusas y en las justificaciones para no hacer nada.

Cita a Ramón y Cajal, pero ¿no es tener que irse muy lejos?

No creo que falten modelos en los que fijarnos, pero no dedicamos tiempo suficiente a buscarlos. Además, me da igual que sean del siglo XIX o en el siglo III después de Cristo. Lo que me importa es saber que hay personas que, viviendo una serie de valores, han marcado diferencias, no necesito que el modelo sea contemporáneo. Se sigue leyendo a Platón porque tiene vigencia. Estamos hablando de principios y eso resiste el paso del tiempo, esas referencias no varían. Siempre es más fácil tomar una posición de víctima que de protagonista. A veces las excusas son tan fáciles que quedamos atrapados ahí, pero eso, finalmente, genera resentimiento, frustración, reduce la eficiencia y, además, empeora la salud. Sentirse víctima es un estado de ánimo muy tóxico y, en algún momento, hay que dar un puñetazo en la mesa y decirse “yo no nací para una vida mediocre, sino para una vida llena de orgullo y de ilusión”. Lo que implica, en ocasiones, no dejarse llevar por la corriente que, ahora mismo, es de desesperanza, frustración, etc…

Decía Ortega y Gasset que yo soy yo y mis circunstancias, y claro que tienen impacto. Condicionan pero no determinan. Es verdad que hay circunstancias en las que se percibe más la ilusión y hay entornos que hacen lo opuesto, que ponen difícil que se pueda vivir con esa pasión. Pero siempre me gusta hablar de Helen Keller, una mujer que siendo muy pequeña, se quedó ciega, muda y sorda y fue la primera mujer que se graduó con honores en Harvard. Ella dijo que había algo peor que no poder ver y era no tener una visión. Porque cómo veas el futuro, determina el presente. Sabía que no podía hacer todo, pero sí algo. Decir «voy a hacer todo» no es realista, pero sí puedes hacer algo porque ahí es donde se juega todo. Imaginemos un mundo donde todos hacen un poco. Tenemos que concentrarnos en la diferencia que queremos marcar, porque es tentador irte a un foco que no funciona, y genera frustración. Así, jamás vas a hacer nada valioso. Esa actitud inmoviliza. No nos definen como humanos los fracasos que tuvimos. Con un entorno más difícil lo que ocurre es que el gesto de soberanía personal es mucho mayor, por eso hay que esforzarse en marcar esa diferencia. La oscuridad más intensa cambia cuando alguien enciende una humilde cerilla.

Pero hay personas que le ponen mucha pasión y determinación a actitudes equivocadas, ¿no? Estoy pensando ahora en los fanáticos. Tienen pasión, son activos y dispuestos a darlo todo por una visión.

Claro que hay visiones equivocadas. Son las que se intentan imponer al resto. Si eso es lo que pretendes, te conviertes en un dogmático. Cuando hablamos de visión es de firme propuesta para uno mismo, no de imponer una obligación. Algo que se propone una persona, qué hacer con su vida. El segundo error de las visiones equivocadas y fanáticas es considerar que están por encima del resto. A nivel humano, nadie está por encima del resto. Al final, estas visiones dañinas no quieren contribuir al bienestar, lo que pretenden es dominar, ganar estatus. No sirven como modelo.

Ahora nos encanta hablar a los neófitos de cómo podemos cambiar, de la plasticidad del cerebro, y resulta que usted cree que fue Ramón y Cajal el primero.

Es que a Ramón y Cajal se le sigue citando en artículos 500 veces por año, algo inédito en un Nobel de esa época. La neurociencia sigue considerando a Ramón y Cajal como referencia. Y cuando dijo lo de la plasticidad del cerebro nadie le entendió. Cajal fue el primer científico que habló de que las personas, a base de paciencia y persuasión, podemos moldear nuestros cerebro. Tenía una capacidad intuitiva sorprendente: pudo intuir la corriente nerviosa y, de hecho, dibuja las flechas siguiendo esa corriente. Intuyó la maleabilidad del cerebro.

Los españoles no hemos vuelto a tener un Nobel de ciencia. Se dice pronto. Severo Ochoa cuenta como de EEUU. Usted ha vivido en Boston, ¿qué tiene que pasar en España para que consigamos algún Nobel?

En España no se valora como allí la investigación. Se habla mucho de que es importante, pero no se valora. Los descubrimientos científicos son procesos muy largos, de 15 a 20 años, y nosotros, de entrada, descuidamos la educación. En investigación, además de deseos, hay que tener inversiones. No hay manera de que un científico salga adelante. Cajal tuvo un carácter con un coraje y determinación que a todos nos deja boquiabiertos, pero no podemos depender de que aparezcan individuos con esas cualidades. En España, los científicos tienen que pelear por cosas que son ridículas y, cuando deciden irse a EEUU, se van a terrenos más amables. A pesar de eso, conseguimos cosas sorprendentes con escasos medios.

Ha hablado de educación. Sé que hay que ser optimista, pero es difícil serlo con este asunto en España, cuando se cambian leyes y no el enfoque de cómo se enseña.

En la educación, hay que distinguir muy bien dos elementos. El performance y lo que es el potencial. El primero es lo que la persona hace y el potencial es lo que podría hacer o no está haciendo. Muchas veces nos fijamos sólo en cómo lo está haciendo y no en cómo lo podría hacer. En ese salto, ahí es donde el método tiene que mejorar. Hay que creer que hay personas que tienen dentro energías dormidas y sólo así vas a permitir que esos individuos hagan cosas que no han hecho todavía. Si no crees en el potencial de las personas, no vas a buscarlo. Si tú ves a un alumno y crees que es torpe, lo vas a tratar como tal pero, si lo ves como alguien con potencial, ganará ilusión, participará más y así es como empezará a aflorar ese potencial. Eso se puede aplicar al entorno social, educativo y empresarial. Los líderes son los que ayudan a las personas a conseguir su mejor versión. Se trata de hacerlas sentir que son capaces de encontrar soluciones y eso pide un cambio de mentalidad, porque siempre nos quedamos en una visión obtusa sobre los demás.

Un sistema educativo que incentive a hacer preguntas, que estimule un pensamiento crítico, que anime a los curiosos.

Por eso precisamente los estadounidenses están por encima. Cuando te sientes parte de un equipo a la hora de buscar una solución, tu capacidad funciona de manera diferente. No se trata de que seas alguien capaz sólo de almacenar información. Es, además, poder utilizarla de manera inteligente. El modelo al que vamos en los sistemas de educación es precisamente el que va a enseñar a encontrar respuestas entre mucha información. En las empresas ya lo han visto, con una figura de líder coach que es el encargado de generar las preguntas para que, entre todos, encuentren una respuesta conjunta. Así debería ser la educación. En empresas como Google, donde tuve la oportunidad de estar este verano, saben que se avanza con esa colaboración.

Usted abandonó la medicina para convertirse en un ensayista de éxito y en un líder motivacional. ¿Cómo fue la transición? ¿Qué culpa tuvieron sus enfermos?

No se me hubiera ocurrido trasladar esto fuera del entorno médico, pero fueron ellos, al notar un cambio en su manera de ver las cosas, en su salud, los que me dijeron que lo extendiera más allá de las paredes del hospital. Así fue como empecé a explorar si podía tener un impacto positivo fuera de allí. Y, llegó un momento en el que empecé a desarrollar tanto esa vía, que tomé una decisión, que desde luego no fue fácil, y di el salto. Estaré siempre agradecido por todo lo que aprendí de los enfermos. La primera conferencia, recuerdo, la di en el IESE de Madrid, donde había realizado un máster. Di la conferencia dedicada al talento directivo y era sobre los límites que nos imponemos. Tuvo éxito y hace cinco años fue cuando tuve que elegir.

¿Fue uno de esos niños que descubrió su talento natural pronto? ¿Se recuerda siempre queriendo ser médico?

No, mi vocación estaba relacionada con los animales. No era de familia, además, porque todos en casa eran abogados o economistas. Mi héroe era Félix Rodríguez de la Fuente pero, por circunstancias personales, a los 16 años pensé que quería dedicar mi vida a los demás.

NOMBRE: Mario Alonso Puig. ESTADO CIVIL: casado; TRES hijos. EDAD: 59 IDEA: “Decir ‘voy a hacer todo’ no es realista… Pero la oscuridad más intensa cambia cuando Se enciende una humilde cerilla”, DEFIENDE EL GANADOR DEL PREMIO ESPASA DE ENSAYO 2013. LIBRO: ‘La buena Suerte’, de Alex Rovira y Fernando Trías de Bes. PELÍCULA: ‘Gladiator’, de Ridley Scott.

Berta González De Vega

Fuente EL MUNDO / CRÓNICA

Espiritualidad , , , ,

“Bendita tú eres”, de Carlos Barea

Lunes, 27 de julio de 2020

Edm8OfTXsAEagnCUn libro recomendable. A mí me ha gustado…

Ángela es una monja que lleva más de treinta años enclaustrada en un convento. Una noche, tras terminar de rezar en su celda, tiene un accidente que provoca que el resto de hermanas descubran el secreto que llevaba guardando durante décadas.

Tras ser expulsada de la congregación, acabará resguardándose en un modesto piso del barrio de Lavapiés desde el que tendrá que aprender a vivir en un mundo al que pensaba que nunca más tendría que volver a enfrentarse.

Bendita tú eres es una historia con tintes de novela iniciática que gira en torno a la búsqueda —forzada— de la identidad y donde se mezcla el imaginario religioso con elementos de la cultura popular. Un relato que pone en cuestión la constante necesidad de categorizar las identidades, así como los mecanismos sociales que obligan a ello.

Ficha Técnica:

Bendita tú eres

Carlos Barea , 2020

Materias: Narrativa gay

Colección: Narrativa , Número 260

Formato papel:

ISBN: 978-84-17319-98-4
Editorial: Egales
Fecha de la edición: 2020
Edición pais: España
Colección: Narrativa, Número 260
Idiomas: Castellano
Encuadernación: Rústica
Dimensiones: 14 cm x 21 cm
Nº Pág.: 134
Peso: 250

Información adicional: dosmanzanas.com/ La pluma invertida

Carlos Barea (autor de ‘Bendita tú eres’): «Al activismo cultural hay que prestarle más atención»

Escritor y activista cultural, Carlos Barea es miembro fundador de la asociación LACAH, cuyo principal objetivo es ejercer el activismo a través de la cultura. Dosmanzanas ha charlado con el autor granadino, quien presenta su primera novela, Bendita tú eres, un relato editado por Egales que gira en torno a la búsqueda forzada de la identidad y en donde se mezcla el imaginario católico con elementos de la cultura popular. 

La protagonista de tu primera novela es una monja, Ángela, que ha sido expulsada del convento en el que ha estado viviendo durante más de tres décadas después de que su gran secreto quede al descubierto. ¿Siempre te atrajo el folclore religioso?

El folclore religioso forma parte de mí. Yo he sido un niño mariquita, pegado a las faldas de su madre, que se crió en un pueblo de Andalucía y es algo que forma parte de mi personalidad. Ahora no vivo ese folclore como lo hacía cuando era pequeño, pero creo que lo bueno de esto es poder reinterpretar el folclore, como por ejemplo lo hacía José Pérez Ocaña o como se ha hecho en tantas otras intervenciones artísticas de cualquier tipo. Esto es, coger lo religioso y apropiarse de ello, que creo que es donde está el verdadero valor de lo religioso cuando no eres creyente como tal.

Ocaña precisamente fue un icono de resistencia de la dictadura franquista durante los años de la transición. ¿Piensas que su figura está olvidada o infravalorada?

No creo que la de Ocaña sea una figura especialmente olvidada. De hecho, últimamente se está explotando bastante su imagen, sobre todo en los círculos académicos. En los estudios queer y feministas se reivindica mucho esa figura, porque su pensamiento era muy queer en los años setenta, cuando ni siquiera se imaginaban el concepto, la teoría o esta fragmentación de identidades que tenemos ahora mismo. En el documental Ocaña, retrato intermitente, de Ventura Pons, él dice «Yo no sabía lo que era ser homosexual. Yo me enteré de lo que era serlo cuando llegué a Barcelona». Pienso que Ocaña estaría ahora retorciéndose un poco en su tumba al ver cómo lo están utilizando como forma académica.

Volviendo a tu novela, al principio del libro se desvela que Ángela acaba refugiándose en un pequeño piso del barrio de Lavapiés, lugar desde el que tiene que volver a aprender a vivir sin la disciplina de una congregación. Eres fan del Madrid más castizo, ¿no?

Sí, me gusta mucho Madrid, me gusta lo castizo y me gusta también mucho lo popular, en toda su expresión. De Andalucía cojo el folclore religioso, porque hay mucho folclore, y de Madrid cojo lo que tiene de barrio. También me gusta cómo se mezcla todo eso. Me gusta que se mezcle lo moderno con lo popular. Ahora mismo estoy viendo Hostal Royal Manzanares, que es como la cuna de lo castizo y te llegas a dar cuenta de cómo en 1996 hablaban de La Latina y el metro como si eso fuera toda España. En esos años la ficción que se contaba giraba en torno a lo castizo y las costumbres de Madrid.

Comentabas hace poco que, antiguamente, se decía a bastantes homosexuales aquello de «Tú métete en el seminario, que allí se folla mucho». ¿Crees que ha cambiado mucho el asunto?

Sí, yo hablaba de los años sesenta y setenta, en los que estaba profundamente condenado y perseguido el mantener relaciones homosexuales. Creo que en esos años se había creado una especie de búnker, de lugar seguro, en el que tú podías tener relaciones sexuales. Paradójicamente, pienso que en algunos casos el seminario era un lugar seguro para tenerlas. Ahora, por suerte, estamos impregnados de lugares seguros. Hoy puedes salir por el ambiente y hacer cruising sin ningún tipo de riesgo físico. En esa época no era solo que te condenaban socialmente, sino que también te metían una paliza o te mataban.

¿Por qué crees que a la Iglesia (católica española) le falta tanto sentido del humor?

Básicamente por dos cosas. Una, porque la Iglesia es una institución de derechas. Y es bien sabido que en el ala de la derecha no hay mucho sentido del humor. No manejan la ironía y cuando intentan hacer humor queda un poquito como de pastiche. Por otro lado, como institución que es pienso que tiene que hacerse seria. Como institución opresora no puede tener sentido del humor.

EdmeBTIXoAE32Io

¿Cómo fue el ‘embarazo’ de tu criatura literaria y qué tal se está dando el parto?

Ha sido un embarazo de riesgo. Peor que un parto [risas]. La historia se fraguó hace cuatro años. Creo que un producto literario o cultural necesita sus tiempos. Necesita asentarse hasta que llega al sitio ideal. Pienso que ahora ha llegado al mejor sitio, que es la editorial Egales, y en un momento particular en el que todos, sobre todo los del mundo cultural, estamos viendo cómo tirar hacia adelante. Es un momento en el que estamos todas perdidas, pero tenemos también la posibilidad de construir una nueva forma de hacer cultura. Dentro de todo esto está una nueva manera de hacer promoción. Ahora mismo, he hecho una campaña de preventa de la novela, a través de la web de Berkana, y me he apoyado mucho en redes sociales. Si no hubiera habido pandemia, igual no lo habría hecho. Esta es mi primera novela y no iba a dejar que lo estropease una pandemia.

¿Qué opinas de las controvertidas declaraciones de J.K. Rowling?

No estoy para nada de acuerdo con sus declaraciones. Eso no quiere decir que se invalide su trabajo o su obra. Pero creo que deberíamos estar todos de parte de la diversidad. El negar la existencia de un sector de la población [las personas trans, en este caso] simplemente porque tú crees que a lo mejor con esto te están invisibilizando a ti es algo que yo no justifico de ninguna de las maneras. Las TERF están diciendo ahora mismo que el incluir a las mujeres transexuales como sujeto político del feminismo las va a disolver como sujeto mujer. Esto es lo mismo que se decía con el matrimonio igualitario, cuando decían que aprobarlo iba a destruir la familia. O ya mucho antes, cuando decían que el homosexual era un enfermo que ponía en riesgo la heterosexualidad. Pienso que nos cuesta mucho asumir los nuevos cambios porque, viviendo en una sociedad donde hay tanto sometimiento y tantas relaciones de poder, en cuanto se mueve un poquito el engranaje nos vemos amenazadas en nuestra pequeña parcela de poder.

Defiendes que la cultura es la herramienta más eficaz para ejercer el activismo. ¿Donde se ponga una buena película que se quite un buen mitin?

Más bien creo que todo tipo de activismo es bueno y necesario, pero con mesura (como decía Lola Flores). Al activismo cultural hay que prestarle más atención. La ficción tiene una cuestión que hace que te cale el mensaje sin hacerlo de forma directa. A la vista esta que siempre todas las dictaduras lo primero que han intentado controlar son los medios de comunicación y la cultura. Teniendo en cuenta que todos los activismos nos son necesarios, creo que la cultura es una buena forma de llegar a la gente, de hacer pedagogía, de enseñar cuestiones que igual en un mitin no vas a encontrar. Además, si Eduardo Rubiño da un mitin no irán a verle más personas que aquellas que ya sean cercanas a él o tengan curiosidad por cualquier cuestión. En cambio, una película como Call me by your name de pronto te la pasan por televisión y, aunque seas un señor de VOX o una señora de un pueblo de Albacete, la vas a ver y puedes tener la posibilidad de acercarte. La cultura es mucho más accesible para gente que está mucho más lejana a la ideología que lanza el propio mensaje ficcional.

Sin duda. Ahora mismo te encuentras inmerso en una investigación sobre el cine del director guipuzcoano Eloy de la Iglesia. ¿De dónde viene tu pasión por su trabajo, y qué puedes adelantarnos de ese estudio?

Ya no es solo que a mí me guste el cine de Eloy de la Iglesia como tal, sino que me gusta mucho el cine de esa época, los setenta y ochenta. También porque Eloy es el primer director de cine español que abordó, de una forma abierta, la cuestión homosexual. Una de mis películas preferidas suyas es La semana del asesino, porque en ella adelanta la cuestión de la interseccionalidad de la persona homosexual. Además, creo que a nivel cinematográfico, por primera vez, construye unos personajes homosexuales que no son planos sino que son personajes protagonistas complejos, con aristas y preocupaciones. Mi investigación se centra en la prostitución homosexual masculina en la época de la transición, y es un análisis a través de la película Los placeres ocultos. Quiero hacer ese análisis y, al mismo tiempo, asociarlo con el libro de Foucault de Historia de la sexualidad II. El uso de los placeres. Creo que hay un paralelismo entre la relación entre amante y amado de la Antigua Grecia que describe Foucault y la que mantienen los dos protagonistas de la película de Eloy de la Iglesia. Desde ahí, quiero tender puentes utilizando herramientas de teoría fílmica.

Fuente Editorial Egalés/Dosmanzanas

Biblioteca, General , , , , , , ,

Presidenta del Senado de Chile llama a aprobar el matrimonio igualitario: “es una exigencia de una sociedad moderna”

Lunes, 27 de julio de 2020

0El Movilh valoró el pronunciamiento de Adriana Muñoz e instó a  la Comisión de Constitución y Justicia del Senado a reactivar la tramitación de ese proyecto de ley y de la adopción homoparental.

En el marco de su cuenta pública ante el Congreso Nacional, la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, se pronunció a favor de los derechos humanos de las personas LGBTI y llamó a aprobar el matrimonio igualitario, declaración festejada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) que instó a la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia a reactivar la tramitación de dicho proyecto de ley, así como la adopción homoparental.

En efecto, junto con recodar que bajo su administración el Senado constituyó una Mesa de Trabajo de la Diversidad sexual y de Género para hacer frente al Covid-19, la congresista Muñoz recordó que “hace unos días aprobamos, en general, el proyecto sobre filiación de hijas e hijos de personas del mismo sexo”.

Añadió que “Chile necesita avanzar para terminar con los estereotipos y la discriminación (…) Tenemos que seguir avanzando en leyes como el matrimonio igualitario, que es una exigencia de una sociedad moderna”.

El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, valoró “este pronunciamiento en tanto proviene de la más alta autoridad del Congreso Nacional, así como de una persona, como Muñoz, cuyo compromiso con los derechos LGBTI es tan consistente, como claro y con trayectoria. Animamos, en ese sentido, al resto de las y los senadores a hacerse cargo de este llamado y a poner en tabla la discusión del proyecto de ley”.

El Senado aprobó en general el proyecto de ley sobre matrimonio igualitario recién el pasado 16 de enero y el de filiación de encuentra en similar proceso. En tanto, la adopción homoparental nada ha avanzado en el Senado, pese a que fue aprobada por la Cámara de Diputados el 9 de mayo del 2019.

Por tanto, “exigimos una vez más a la Comisión de Constitución del Senado, donde se encuentran estancados el matrimonio igualitario y la Reforma Integral al Sistema de Adopción, que pase del discurso a la práctica y reactive de una vez la tramitación de estos dos proyectos, apoyados por la mayoría de la población en Chile”, finalizó Jiménez.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Detenido un individuo de 32 años que extorsionaba a otros hombres tras entablar relación a través de webs de contactos

Lunes, 27 de julio de 2020

Consejos-para-prevenir-patologías-relacionadas-al-ordenador--300x225La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un hombre de 32 años que extorsionaba a otros hombres después de entablar relación con ellos a través de varias webs de contactos. Les amenazaba con divulgar su orientación sexual a otras personas y difundir (falsamente) que había contactado con un menor de edad. El detenido llegó a recibir más de 10.000 euros de una de las víctimas.

Según ha informado la propia Policía Nacional, la investigación comenzó en diciembre de 2019 cuando los agentes detectaron varias denuncias interpuestas en Huesca por delitos de sextorsión y en las que las víctimas tenían el mismo perfil. Con las primeras pesquisas lograron averiguar el modus operandi del extorsionador. En primer lugar entraba en webs de contactos e insertaba un anuncio en el que ofrecía contactos con otros hombres. Una vez se hacía con el número de teléfono de la víctima potencial, contactaba con ella a través de una aplicación de mensajería instantánea con la intención de ganarse su confianza. Después de conseguir mantener una conversación telemática de alto contenido sexual volvía a ponerse en contacto con la víctima y le hacía creer que, en este caso, era el hermano mayor de la persona con quién habían mantenido la primera conversación. Les convencía de que en realidad habían mantenido la conversación con un menor y por ello les exigía el pago de una cantidad de dinero. Si no realizaban el pago a través de transferencia bancaria o mediantes aplicaciones de envío de dinero por móvil les amenazaba con denunciarles a la policía o dar a conocer a sus amistades y familiares lo sucedido.

Las víctimas, ante el miedo que les infundían las amenazas, en algunos casos dirigidas contra su integridad física, accedían al pago de la cantidad exigida con la confianza de que cesaría. Sin embargo, el autor, al conseguir su objetivo, proseguía con la intimidación llegando a conseguir en alguna ocasión más de 10.000 euros.

La operación policial ha culminado con la identificación y localización en una localidad de Madrid del autor de los hechos, un hombre de 32 años, quien ha sido arrestado por varios delitos como extorsión, acoso y delitos contra los derechos fundamentales y las libertades públicas. Además han sido localizadas varias víctimas por diferentes puntos del país.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Discriminación laboral: dejaron de pagarle el sueldo cuando comenzó su transición de género

Lunes, 27 de julio de 2020

WhatsApp-Image-2020-07-21-at-18.26.52Por Verónica Stewart

Foto: Dano Sosa

Natal Delfino trabajaba en invertirOnline hacía diez años cuando comenzó a transicionar. Previo a su cambio registral, Natal se identificaba como lesbiana, por lo cual ya había recibido burlas en el ámbito laboral. Al comenzar con la terapia hormonal, se lo comunicó a la empresa para tomarse la licencia médica por el tratamiento hormonal y para que hicieran la actualización de sus datos en su legajo. Hace dos meses que no recibe su sueldo.

Natal es contador público y era analista senior del área de prevención de dinero. Hace algunos meses, comenzó a tener problemas familiares que incluso lo obligaban, en algunos ocasiones, a tener que interrumpir su jornada laboral para ir al cuidado de su abuela, que se encontraba mal de salud. “En algún momento me desbordé y empecé el tratamiento psiquiátrico. Mi psiquiatra me recomendó tomarme una licencia”, contó Natal a Presentes. “En el medio decidí empezar la terapia hormonal, y se lo informé a la empresa”.

Pero cuando se agotó su licencia psiquiátrica por seis meses, le informaron de invertirOnline que no le iban a pagar los haberes por la licencia médica por tratamiento hormonal que entraba en vigencia, y que se le reservaría el puesto de trabajo sin goce de sueldo. “Respondieron una carta documento diciendo que desestamaban el pedido, asegurando que no correspondía. Con mi abogado mandamos dos más y no contestaron más”, agregó.

Por su parte, desde invertirOnline.com sostienen, “Natal Delfino agotó su período de licencia legal paga en los términos del art. 208 de la Ley de Contrato de Trabajo en el pasado mes de abril y le hemos notificado la reserva de su puesto de trabajo en dicho momento. La empresa decidió acompañarlo con el beneficio de una prestigiosa prepaga, con la que cuentan todos los colaboradores e invitándolo a reincorporarse a la empresa cuando considere que se encuentre apto para hacerlo. Por otra parte, cuando Natal Delfino nos comunicó su adopción de identidad de género, procedimos a cambiar toda su documentación y adaptarla de inmediato a su nueva identidad. En invertirOnline velamos por respetar los derechos de cada uno de nuestros colaboradores a elegir libremente y valorando el aporte individual y colectivo que la diversidad le agrega a la empresa y a la Sociedad en su conjunto”.

Sin embargo, Gastón Llopart, abogado de Natal, aseguró a Presentes que “lo que dice la empresa es falso. Natal comenzó con una afección psíquica y ya terminando esa afección psíquica es que comienza su tratamiento hormonal porque se encuentra transicionando. La licencia actual que está reclamando es como consecuencia del inicio del tratamiento hormonal, no es por la licencia psíquica.” Además, “la obra social prestigiosa” a la que se refieren es la misma que le corresponde a todxs lxs empleadxs de la empresa. Llopart asegura que hace dos meses no le pagan el sueldo a Natal; es decir, el período en el cual está realizando dicho tratamiento. Por lo tanto, debe considerarse en situación de despido informal.

Las medidas legales que tomarán comienzan con un amparo para obligarlos a pagar el salario durante su licencia médica. “Esto no deja de ser un acto de discriminación por la identidad de género”, asegura Llopart. “Queremos denunciar la falta de protección de su empleador cuando se entera de que Natalia es Natal. De hecho, no hubo contacto por parte de la empresa para tratar de adaptar el equipo de trabajo”.

Sobre este último punto, Natal destaca que el cambio de sus datos se hizo en la ART y en su nombre en la nómina, pero que los mails laborales que recibe siguen estando dirigidos a su identidad anterior, y que la médica laboral que recibía sus certificados siguió tratándolo en feminino durante toda la consulta. “Ni siquiera a los profesionales a los que me mandaban estaban preparados para tener una conversación”, comentó. “No quería llegar a esto en un lugar donde trabajé tanto tiempo y pasé muchas cosas.

Discriminación asociada a la identidad de género en el ámbito laboral

Según un informe publicado por Fundación Huésped, “más del 70% de las personas trans trabajan por cuenta propia; sólo 1 de cada 10 participantes dijo estar en relación de dependencia.” Además, menos del 10% de las mujeres trans que trabajan reciben aportes jubilatorios. Más del 40% de las entrevistadas aseguraron haber vivido situaciones de discriminación o rechazo por parte de clientes, mientras que un 25% declaró que dicha discriminación vino de sus jefes y compañeros de trabajo. “Sabemos que las personas trans tienen problemas de acceso al trabajo y que, las que lo tienen, pueden perderlo por eso”, destacó Llopart. Por su parte, Natal dijo preferir que esta situación se visibilice por tratarse de una problemática mucho mayor. “Le puede pasar a cualquiera. La mayoría de los espacios de trabajo no están preparados para alojar una transición, pero deberían estarlo. Si tiene que ser un precedente para el resto de lxs compañerxs, prefiero que esto se sepa”.

La Agencia Presentes recuerda que “Todos nuestros contenidos son de acceso libre. Para seguir haciendo un periodismo independiente, inclusivo y riguroso necesitamos tu ayuda.  Podés colaborar aquí.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.