Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Evan Low’

La ciudad de Nueva York derogará la ley que prohíbe las «terapias» de conversión en adultos por el temor a que una sentencia judicial las blinde

Viernes, 20 de septiembre de 2019

nueva-york-city-hall-ayuntamientoLa ley que prohíbe en Nueva York las mal llamadas «terapias» reparadoras o de conversión, que pretenden modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona, tiene los días contados. Sus propios promotores han anunciado que la derogarán, en una maniobra para evitar que una demanda acabe por reforzar, si prospera, el estatus de estas peligrosas prácticas. El Gobierno local teme que el Tribunal Supremo, en manos de los conservadores, emita una sentencia que blinde estas intervenciones a nivel federal. La ciudad de Nueva York había sido pionera en vetar su aplicación en todas las personas y no solo en menores.

En noviembre de 2017, el consejo municipal de Nueva York aprobaba por la abrumadora mayoría de 43 votos a 2 la norma que prohibía la oferta comercial de «servicios que pretendan cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona». La ciudad fue pionera en vetar las «terapias» de conversión con independencia de la edad, ya que el resto de jurisdicciones que han aprobado leyes similares solo prohíben estas intervenciones en menores.

Sin embargo, la presentación de una demanda federal contra la medida ha hecho que el consejo opte por derogarla para evitar males mayores. Los propios promotores de la norma original son los que han decidido dar marcha atrás, ante el temor de que el Tribunal Supremo falle a favor de los demandantes. Una sentencia así podría anular los vetos que se han aprobado en dieciocho estados, además de los territorios de Washington D.C. y Puerto Rico y numerosos condados y municipios.

Los miembros del Consejo que apoyan ahora la derogación califican este movimiento estratégico como lamentable pero necesario. El portavoz Corey Johnson, que es abiertamente gay, recordó que el Supremo tiene una clara mayoría conservadora después de los dos nombramientos de la administración Trump (Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh). También la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito, al que pertenece el estado de Nueva York, está dominada por jueces conservadores.

La ley de derogación se votará a finales de mes. Si sale adelante, como se prevé, en la ciudad de Nueva York volverán a estar permitidas las «terapias» reparadoras en adultos, pero no en menores, que seguirán protegidos por la norma estatal. La ley local permite también que los adultos que se sientan estafados por este tipo de peligrosas prácticas puedan reclamar una indemnización.

No es la primera vez que una administración decide dar marcha atrás en este asunto por miedo a las consecuencias judiciales. Hace un año, en California, el representante demócrata Evan Low retiró un avanzado proyecto de ley de prohibición total (en menores y adultos) de las «terapias» de conversión tras reunirse con representantes de grupos religiosos. Low rechazó enviar la propuesta al gobernador para que la firmara, último trámite para su entrada en vigor después de que fuera aprobada por ambas cámaras del estado.

***

La última noticia acerca de este esperpento de las falsas “terapias” fue que  ante la protesta ciudadana, el Ministro de Educación de Israel se retractaba de su apoyo a las terapias de “curación” para gays.

Una tendencia creciente a la prohibición

En Europa la pionera fue Malta, que aprobó una ley en 2016. Irlanda y el Reino Unido también están dando pasos en esta dirección. En España, mientras tanto, la prohibición de este tipo de intervenciones ha sido ya contemplada en varias normas autonómicas y es una de las disposiciones que prevé la prometida ley en favor de la igualdad y no discriminación de las personas LGTBI, que se discutió en el Congreso de los Diputados (aunque el PP intentó «colar» una proposición alternativa, en forma de enmienda a la totalidad, que no contemplaba este aspecto). Un proyecto que naufragó con la convocatoria de elecciones anticipadas.

En cualquier caso, conviene recordar que el Consejo General de la Psicología, órgano coordinador y representativo de los Colegios Oficiales de Psicólogos de toda España, emitió ya en 2017 un comunicado en el que recordaba que las intervenciones que prometen «curar» la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el año pasado sufrimos un seminario sobre ayudar a cambiar sentimientos homosexuales. En todos casos, nuestros amigos de HazteOir estuvieron ahí apoyando a los homófobos…

Mientras tanto, el Parlamento Europeo ha exigido la prohibición de estas terapias.

En EE.UU., California fue el primero en hacerlo en 2012, no sin controversia. Le siguieron el también estado de Nueva Jersey (varios meses después), Washington D.C. (cuyo Consejo legislativo aprobó la norma por unanimidad en 2014) y más tarde se sumaron los estados de  OregonIllinoisVermont,  Nuevo MéxicoRhode Island, Nevada, Connecticut, Washington,  Hawái, MarylandDelaware y New HampshireNueva York, Colorado y Massachusetts, cuyo texto entró en vigor el pasado 8 de abril tras la firma del gobernador republicano Charlie Baker.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Y el pasado 8 de mayo, la Cámara de Representantes de Maine aprobó el proyecto de ley 1025 por 91 votos a favor (de demócratas, independientes y cinco republicanos) frente a 46 en contra (todos ellos republicanos). Su tramitación continuó en el Senado, donde salió adelante el día 21 de mayo por 25 votos afirmativos (de los demócratas y cinco republicanos), frente a 9 contrarios (todos republicanos).

Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

En abril se les unía Puerto Rico, estado asociado a los Estados Unidos, aunque en este caso lo hacía mediante una orden ejecutiva firmada por su gobernador, Ricardo Roselló, después de que la Cámara de Representantes puertorriqueña rechazara tramitar un proyecto de ley aprobado por el Senado. Hay además numerosos condados y ciudades que haciendo uso de sus competencias locales han promulgado normas similares. Denver, precisamente la capital de Colorado, lo aprobó por ejemplo el pasado enero por decisión unánime de sus concejales.

No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras.

“Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Paralizado el proyecto de ley para prohibir las terapias de conversión en California

Sábado, 8 de septiembre de 2018

640x0-noticias-trapias-de-conversion-en-californiaEl proyecto de ley para prohibir las peligrosas «terapias» reparadoras de la homosexualidad en California por fraude al consumidor entra en vía muerta. Evan Low, el representante demócrata promotor de la medida, ha decidido retirarla después de que ambas cámaras legislativas la aprobaran y antes de remitirla al gobernador del estado para que la firmara. Low tomó la decisión de paralizar el proyecto tras reunirse con representantes de grupos religiosos, que lo animaron a «encontrar una posición común». Asegura que en el próximo periodo de sesiones introducirá una propuesta modificada para conseguir el máximo consenso.

Jarro de agua fría: el estado de California da marcha atrás en su propuesta de prohibir, con carácter general, las peligrosas e inútiles «terapias» de conversión. La iniciativa suponía una novedad respecto a leyes similares en otros estados, cuyo objetivo es la protección de los menores, pero que dejan campo libre a la aplicación de este tipo de intervenciones en mayores de edad a los que se les reconoce la capacidad de consentir libremente sobre ellas. En el proyecto de Low, el foco se ponía sobre el hecho de que este tipo de intervenciones supone un fraude, ya que se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona, y por tanto no podrían anunciarse ni ofrecerse como parte de ninguna cartera de servicios con la promesa de conseguir «revertir» la homosexualidad o la transexualidad. Se trata, en este sentido, de proteger los derechos de los ciudadanos como consumidores.

Listo para ser aprobado y pendiente de un último trámite, se paraliza el proyecto de ley para prohibir las terapias de conversión en California. Y lo ha hecho su propio impulsor, el asambleísta demócrata, Evan Low, abiertamente homosexual, quien asegura que necesita más tiempo para elaborar un modelo que pueda ser exportado a nivel nacional.

Aprobado tanto por el Senado como por la Asamblea y pendiente de su ratificación por el gobernador, Jerry Brown, el proyecto de ley para declarar las terapias de conversión como una práctica fraudulenta en el estado de California es paralizado este viernes, 31 de agosto, último día de la sesión legislativa, por su propio autor, el asambleísta demócrata y representante de Campbell, Evan Low, abiertamente homosexual y quien lo habría presentado inicialmente, que ha alegado que necesita más tiempo para tratar de elaborar un modelo que pueda ser exportado a nivel nacional. De haber sido definitivamente aprobada, la denominada Ley AB 2943 tenía el propósito de prohibir la venta y publicidad de terapias de conversión que tienen el objetivo de invertir la orientación sexual de sus pacientes.

A pesar de que recula tras sostener que ha mantenido productivas conversaciones con sus oponentes, algunos de los cuales defienden que los legisladores no deberían limitar las opciones de terapia, mientras que otros luchan contra la propuesta por motivos religiosos, Low sostiene que su proyecto de ley no daña ni la libertad de expresión ni la libertad religiosa, dado que las limitaciones solo se limitan a las campañas de promoción y las transacciones económicas, aunque estaba previsto que también se ampliara a la prohibición de ser aplicadas en personas adultas. Grupos ultraconservadores no han tardado en celebrar esta decisión.

Jonathan Keller, presidente de California Family Council, una de las asociaciones que ha contribuido en gran medida a coordinar la oposición de organizaciones y activistas religiosos a nivel local, estatal y nacional, califica la decisión de Low como una respuesta a sus oraciones, afirmando que su ley «habría limitado trágicamente nuestra capacidad para ofrecer apoyo compasivo relacionado con la orientación sexual y la identidad de género, e incluso para predicar el mensaje de Jesús de amor incondicional y transformación de la vida».

«El peligroso proyecto de ley que prohibiría el asesoramiento e incluso partes de la Biblia está muerto», declara Mat Staver, fundador y presidente de Liberty Counsel y otro de los grandes opositores de la ley AB 2943, quien asegura que su organización estaba preparada «para impugnar este proyecto de ley inconstitucional y peligroso de aprobarse. Gracias a Dios, este proyecto de ley ahora está muerto (…). Me alegra que los legisladores de California reconozcan que muchas personas, incluidos nuestros clientes de Liberty Counsel, tienen experiencia personal en cambiar su atracción sexual no deseada y otras que han ayudado profesionalmente a sus clientes a cambiar, reducir o eliminar las atracciones del mismo sexo».

«Cuando era joven a menudo me encontraba confundido acerca de mi orientación sexual (…). Esto me dejó muy perdido, asustado, solo e incluso con pensamientos suicidas (…). Muchos miembros de la comunidad LGBT no son tan afortunados y no tienen el apoyo que yo tuve y han sido sometidos a la práctica dañina y fraudulenta de la terapia de conversión», asegura Low, para quien este proyecto de ley era intensamente personal, asegurando que continuará trabajando para que sea aprobado el año próximo.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras. “Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , ,

California se plantea juzgar como prácticas fraudulentas las “terapias” para curar la homosexualidad

Sábado, 3 de marzo de 2018

evan-low-ebEvan Low

Una iniciativa legislativa propone proteger al público californiano de las peligrosas “terapias” para cambiar la orientación sexual y considerarlas como lo que son: fraudes. 

California es uno de los pocos estados de EE.UU (y uno de los poquísimos territorios del mundo, en general) en el que está prohibido someter a falsas “terapias” para corregir la orientación sexual a menores de edad. Actualmente, los estados de California, Oregon, Illinois, Vermont y Nueva Jersey, Washington, Nevada, Connecticut, Rhode IslandNuevo México y Washington D.C. prohiben las terapias de conversión. La ciudad de Cincinatti, en Ohio, hizo lo propio a finales de 2015 . Las “terapias” reparadoras o de conversión han sido ya prohibidas en Malta, que aprobó una ley pionera en Europa el pasado diciembre. En España, el Consejo General de la Psicología emitía un comunicado en el que recuerda que las intervenciones que prometen “curar” la homosexualidad carecen de fundamento. No es ninguna novedad, pero en estos momentos en los que la promoción de este tipo de intervenciones parece reverdecer en nuestro país (casos recientes como el de la “terapeuta” Elena Lorenzo o las charlas de Jokin de Irala o de Richard Cohen así parecen indicarlo)) toda aclaración es bienvenida. Mientras, el Gobierno alemán rechazaba una propuesta de Los Verdes, en sentido similar a la que hoy nos ocupa, aduciendo que las competencias sobre el control de las prácticas médicas pertenecen a los estados federados y no al Gobierno central.

Algo que  debería ser así en todas partes porque no hay absolutamente nada de científico en esas terapias (que sólo siguen promocionando unos pocos grupos de fanáticos religiosos) y no sólo es que no funcionen. Causan mucho sufrimiento, tanto físico como mental, tanto a los que tienen que pasar por ellas como a sus familias,  y también cuestan una pasta.

Evan Low, un congresista abiertamente gay de la asamblea legislativa californiana, acaba de presentar, con el apoyo de varios colectivos LGTB+ del estado, el proyecto de ley AB-2943, referido a las “Prácticas comerciales ilegales de intento de cambio de la orientación sexual”.

Si esta iniciativa sale adelante, modificaría una sección ya existente del Código Civil sobre los “actos o prácticas desleales o engañosos” -como la tergiversación financiera, las declaraciones comerciales falsas y la falta deliberada de información a los consumidores- para incluir una prohibición sobre “la publicidad, la oferta de participar o la participación en actividades de cambio de orientación sexual de una persona”.

 El texto de la AB-2943 hace referencia al amplio consenso científico internacional que desacredita totalmente este tipo de prácticas, y tal como explicó Low al presentarla, “Múltiples estudios han demostrado que la terapia de conversión es ineficaz, perjudicial y contraproducente. Es nuestro deber proteger a los californianos de tales prácticas engañosas que los expondrán a daños físicos y emocionales.”

En la ley también se define claramente en qué consisten esos intentos fraudulentos de cambiar la orientación sexual de una persona (incluyendo los que “solamente” están dirigidos a eliminar o reducir la atracción por personas del mismo sexo), y también especifica que la psicoterapia que busca la autoaceptación del paciente o darle apoyo en el proceso de conocer su propia sexualidad está excluída de esta definición.

Y todo esto es necesario dejarlo por escrito, porque luego te viene gente que se pasa de listilla e intenta hacer piruetas mentales para seguir cobrando por dejarte jodido y ofreciéndote una terapia que no tiene sentido.

Los grupos ultracatólicos y evangélicos, que son prácticamente los únicos que le dan validez han cambiado su discurso y ya no hablan de enfermedad , al menos en público. En general dicen que nos respetan muchísimo pero que quieren ayudarnos a cambiar si nosotros queremos.

Todo esto lo hacen mientras siguen defendiendo, además, que nos metan en la cárcel por ser maricones en los países en los que se plantea la despenalización de la homosexualidad. Y como os decíamos un poco más arriba, no cobran precisamente poco por someterte a un tratamiento que no sirve para nada y que, como mínimo, te va a dejar traumatizado. Porque detrás de esa preocupación por “curarnos” está también un negocio que por una parte mueve bastante dinero y por otro es uno de sus pilares para poder justificar políticas LGTBfóbicas en muchos países.

 Y mientras tanto, en España, el PP presentaba hace poco en el congreso una propuesta de “ley LGTBI”  que fue tumbada y que no servía para nada, entre otras cosas porque no eliminaba la promoción de estos timos disfrazados de tratamientos, como sí estaba en la propuesta de la FELGTB. La semana pasada en Madrid los de HazteOír organizaron un  congreso en el  que se lamentaban de que no se pueda “ayudar” a una persona para que deje de ser homosexual pero de que sí esté permitido someter a tratamiento a alguien enfermo de anorexia, entre otras muchas tonterías que llegaron a decir. Y sí, pudieron celebrarlo sin problemas a pesar de que ya habían advertido antes en las redes sociales de que pensaban saltarse toda la legislación de protección al colectivo LGTBI que existen en la comunidad de Madrid.

california-terapias-conversion-fraude-696x473

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras. “Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente | Pink News, vía EstoyBailando/Cristianos Gays

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

California prohíbe a sus funcionarios viajar a los estados homófobos

Lunes, 16 de enero de 2017

california-bandera-lgtb-750x400El estado norteamericano prohíbe los viajes a aquellos lugares que han aprobado leyes contra el colectivo LGTB.

Desde el pasado 1 de enero no permiten que los trabajadores públicos viajen a Carolina del Norte, Tennessee, Mississippi y a Kansas por sus leyes homófobas. Y es que ha entrado en vigor la Assembly Bill 1887 que dice “California debe ayudar a evitar la discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales” así que la Administración ha dejado de pagar los viajes a dichos estados.

En Carolina del Norte está vigente la famosa HB2 que obliga a las personas trans a utilizar los lavabos según su género asignado al nacer y permite discriminar a la población LGTB, en Tennessee existe la HB 1840, que permite a los psicólogos rechazar a pacientes LGTB, en Mississipi  rige la HB 1523 que permite discriminar por “motivos religiosos” y en Kansas se puede discriminar en los colegios siempre y cuando quede claro que se discrimina por  motivos religiosos.

La ley ha sido redactada por la asociación Equality California junto al político abiertamente gay Evan Low. quien ha declarado que “Nuestro estado ha dicho claramente que los dólares de los contribuyentes no financiarán la intolerancia o el odio. Si otros estados intentan aprobar leyes similares haremos todo lo posible por detener cualquier tipo de discriminación. Como saben, nuestra política de tolerancia cero dice que no hay lugar para la discriminación de ninguna clase en California y este proyecto de ley garantiza que no se tolerará ninguna discriminación fuera de nuestras fronteras”.

Fuente: Advocate,vía estoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

California podría vetar a los estados que discriminen a personas LGTB

Sábado, 27 de agosto de 2016

índice Jerry Brown,

En todo EE UU existen unas 200 iniciativas de ley homófobas

Legisladores de California han aprobado una iniciativa que prohibe a empleados estatales viajar con dinero público a Mississippi, Carolina del Norte y otros estados que impongan leyes discriminatorias.

La Legislatura de California ha aprobado este martes una iniciativa que prohibiría tener relaciones comerciales con Mississippi, Carolina del Norte y otros estados que establezcan leyes que discriminan a personas que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales o trangéneros (LGBT).

Se trata de la iniciativa AB 1887 que fue enviada al escritorio del gobernador Jerry Brown, quien con su firma la convertiría en ley para prohibir que empleados estatales realicen viajes no esenciales y financiados por el erario a esos estados.

En marzo de este año el estado de Carolina del Norte estableció ordenanzas que permiten la discriminación de personas LGBT y les prohibe el uso de baños con base a la identidad de género, mientras que en abril Mississippi adoptó una ley permite a los establecimientos comerciales negar servicios a parejas gay.

La iniciativa aprobada por los legisladores de California es similar a las que ya se han establecido en el estado de Nueva York y las ciudades de San Francisco y Baltimore, que se enfocan en lugares específicos donde ya se han impuesto leyes anti-LGBT.

La AB 1887 también incluye a futuros estados que favorezcan ese tipo de leyes consideradas discriminatorias.

La medida fue propuesta por el asambleísta demócrata Evan Low con el respaldo de las organizaciones Equality California y National Center for Lesbian Rights.

“California lo ha dicho claro, nuestros impuestos no ayudarán a financiar la intolerancia y el odio, si otros estados aprueban leyes similares, vamos a trabajar para detenerlos”, declaró Low, demócrata de Silicon Valley.

“Los californianos tal vez no podamos detener a estados como Mississippi y Carolina del Norte de victimizar a la comunidad LGBT con leyes llenas de odio, pero podemos usar nuestro poder como la sexta economía mundial y decidir no hacer negocios ahí”, declaró Rick Zbur, director de Equality California.

En todo el país existen unas 200 iniciativas de ley similares a las aprobadas en Mississippi y Carolina del Norte.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.