Archivo

Archivo para Viernes, 19 de enero de 2018

Octavario por la Unidad de los Cristianos

Viernes, 19 de enero de 2018

Del blog de la Comunidad Anawin de Zaragoza:

tumblr_o4r0qsr3qp1qg1iuyo1_1280

Que todos sean uno
(Jn 17, 21)

Creo en Dios, Padre y Madre,
aunque muchos digan que es sólo una proyección
de mi cultura o de mis necesidades y sueños
y vivan bien sin creer;
aunque tantos no vean su necesidad
y lo consideren retro, necio y vano;
aunque se estilen otros credos;
aunque parezca mucho creer y me llamen loco.

Creo en Jesús de Nazaret,
su Hijo predilecto,
su Palabra,
su presencia entre nosotros..
su tienda de la alianza,
testigo cierto de su amor y lealtad;
carne de nuestra carne,
despojado de su rango,
expulsado de su casa,
crucificado con saña…,
pero resucitado por el Padre.

Creo en su Espíritu,
dador de vida y libertad
desde siempre y para siempre,
que renueva y vivifica todo,
capaz de suscitar, hoy, en nuestra sociedad,
personas veraces y justas, tiernas e íntegras
testigos leales de la vida y el amor,
hijas e hijos de Dios, solidarios.

Por eso creo, también,
en la vida, a pesar de las heridas;
en la amistad, por encima del poder y de la sangre;
en la fraternidad, aunque surjan clases y diferencias;
en la solidaridad, a pesar de egoísmos y necedades.

Creo que el amor es más fuerte que la muerte.
Creo que tiene sentido ser bueno, tierno y honesto.
Creo que merece la pena confiar en las personas.
Creo en tu dignidad y en la mía.
Creo que me puedes ayudar.
Creo que nos espera algo insospechado.
Creo que Dios supera todos mis sueños.
Creo que soy hechura suya.
Creo que Él rebasa mi credo…

***

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad

“Homo Deus”, por José Arregi

Viernes, 19 de enero de 2018

25466e1e6Leído en su blog:

Así se titula, como el lector seguramente conoce, el último libro de Yuval Noah Harari. Dos años después de su primera gran obra, Sapiens, que le encumbró a la fama, el joven historiador-pensador israelí publicó en 2016 esta segunda, Homo Deus, que concreta y analiza los inquietantes horizontes posthumanistas con los que concluía la primera: la divinización transhumanizadora –¿deshumanizadora?– de la especie humana. La vuelta de la Navidad con su mundo de motivos tan humano-divinos, tan conmovedores, puede ser un momento indicado para reparar de cerca en las previsiones que traza para el futuro y en las advertencias sobre los peligros que corremos.

El Homo Sapiens, nuestra especie, según los restos más antiguos hallados hasta hoy, apareció en Marruecos hace 300.000 años. Fue un simio más hasta que, hace 70.000 años –aquí arranca la historia de Noah Harari– tuvo lugar en la especie una extraordinaria revolución cognitiva, que le dio una capacidad “superior” de comunicación, entendimiento mutuo, colaboración y transcendencia simbólica, y le encumbró sobre las demás especies humanas y animales en general. La mejora de sus capacidades le convirtió en Homo Depredator y Exterminator. ¿Precio inevitable del progreso? ¿Pasos hacia la divinización? ¿Pero qué es divinización, qué es divinidad?

Hace 10.000 años tuvo lugar un segundo y decisivo salto –lo llamamos avance o progreso–: la revolución agraria y ganadera. El nacido de la Tierra se volvió su dueño y señor. El hijo de la Tierra sometió a su madre y la violó. Las heridas siguen abiertas. Y la paradoja es más sangrante que nunca: los señores de la tierra se esclavizaron los unos a los otros.

He ahí las consecuencias del poder humano, lo mejor y lo peor inseparablemente unidos. En esa sociedad agraria “avanzada” nacieron las grandes religiones, con sus múltiples divinidades de rasgos humanos, presididos por un Dios monarca absoluto, máximo garante del sistema de poder vigente, en lugar de instancia crítica suprema del sistema de poder. Las religiones institucionalizadas acabaron siempre sucumbiendo a la tentación del poder. Aunque la llama creadora originaria nunca pudo ser ahogada.

Esa llama espiritual poderosa y transformadora –permítaseme una breve digresión– prendió también en Jesús de Nazaret, el profeta hereje de Nazaret, el profeta de las Bienaventuranzas, radicalmente crítico de la religión y del Imperio, de la injusticia establecida y de la paz de los vencedores. Anunció el reinado de Dios, pero invirtió el sentido de la realeza divina, la convirtió en solidaridad desarmada y poderosa en favor de los sin- poder. Invirtió a Dios. Eso es Dios, se dijeron quienes lo comprendieron. Deus homo, confesaron. Dios es carne humana, hecha de tierra, hermana de todos los vivientes. Un Dios desendiosado. No hay otro ‘Dios’. No existe el ‘Dios’ del templo y del clero, ni el ‘Dios’ omnipotente del cielo.

Pero muy pronto el movimiento de Jesús se convirtió en religión jerárquica, clerical y patriarcal, en religión imperial, aliada y esclava del poder, y enseñó que la salvación consiste en volverse divino, es decir, inmortal y omnipotente como el Dios del templo judío o como el Zeus del Olimpo griego. El cristianismo volvió a ser una más de las antiguas religiones del ser humano en busca de inmortalidad y dominio, seducidas por el viejo señuelo: ‘Serás como Dios”. Ése ha sido el fracaso del cristianismo.

Volvamos a Noah Harari. La revolución científica del Homo Sapiens, iniciada hace 500 años, gracias a la biotecnología, las neurociencias, la informática y la inteligencia artificial, parece cada vez más cerca de colmar los deseos de la especie y de cumplir las promesas de sus viejas religiones: la curación –bendita curación– de todas las enfermedades y la conquista de los atributos divinos: amortalidad, omnisciencia, omnipotencia. El Homo Sapiens está mutándose en Homo Deus, en forma de organismo mejorado, de ciborg o de robot más inteligente que el Sapiens.

Nos hallamos ante la mayor mutación que la evolución de la vida en nuestro planeta ha conocido hasta ahora, y ya no debida al azar, sino a la acción directa del propio ser humano. La especie humana, gracias a las ciencias, está llegando a poseer las llaves de la evolución, y esto está muy bien a condición de que sea para bien. La pregunta es: ¿será para beneficio propio y ajeno o será para desgracia propia y ajena, para bendición o para condena? Homo Deus. Pero ¿qué significará para el Homo llegar a ser Deus?

¿Seguiremos llamando “Dios” a esa quimera hecha de nuestras grandes ambiciones, que no son sino el reverso de nuestros grandes miedos? Se cuenta que un día, hace mucho tiempo, el primer humano se sentía desgraciado con su ser y acudió a Dios con una demanda: “Cambiemos los papeles por un solo día: yo seré Dios y tú serás un humano. Solo por un día”. Dios le pregunto: “¿No te da miedo?”. El humano respondió: “A mí no. ¿Y a ti?”. Dios aceptó. Pero cuando el primer ser humano se vio Dios, se negó a volver a su condición humana. Y así hasta hoy. Desde entonces, Dios y el ser humano se encuentran con sus papeles invertidos, y ni el uno ni el otro encuentra su paz o su ser verdadero. El humano divinizado se aferra a su conquista; el Dios humanizado lamenta su pérdida. Ambos son desdichados.

¿Qué es, pues, ser humano y ser divino? ¿Encontrará nuestra especie la felicidad que busca mientras la busque en la conquista del poder? Y aun suponiendo que lo conquiste, ¿a quién beneficiará? Ahora bien, es imposible que, en la pugna por el poder, lo alcancen todos. ¿Quién lo alcanzará, pues, y qué será de quienes no lo alcancen? ¿Quién accederá al privilegio divino de la vida sin fin, a la posesión de toda la información y al ejercicio de todos los poderes? ¿Y qué hará con el resto esa élite “divina” omnipotente? ¿Qué pasará si el Homo Deus hace con nuestra especie lo que nosotros hemos hecho con todas las demás? Certificaría el definitivo fracaso evolutivo del Homo Sapiens. El horizonte me aterra.

Tal vez he trazado una historia y un futuro del Homo Sapiens de tintes demasiado pesimistas. No obstante, creo profundamente en la potencialidad inagotable que alberga la materia, y creo en las posibilidades ilimitadas de la evolución. También en sus riesgos. Cada posibilidad está acompañada de un riesgo. Las posibilidades y los riesgos de la evolución en la Tierra dependen hoy, como nunca hasta ahora, de esta especie maravillosa y contradictoria que somos. Y creo firmemente que lo mejor puede prevalecer sobre lo peor, pero solo si aplicamos en ello todas nuestras energías.

Las ciencias serán indispensables para hacer que la vida sea mejor, e incluso para mejorar nuestra especie (salud, memoria, armonía, paz, humildad, bondad, felicidad…), para mejorar nuestra especie física, psíquica, espiritualmente. Buena falta nos hace.

Pero las ciencias no bastarán, pues siempre dependerá de quién las controle y a quien sirvan. Para que todas las mejoras lo sean de verdad, será también indispensable una espiritualidad profunda, que consiste en aprender a vivir la única humanidad divina, siendo más felices con menos, aceptando gustosos decrecer para ser en comunión solidaria con todos los vivientes empezando por los últimos, en el Corazón Divino desendiosado de todo lo Real. El Espíritu de La vida nos llama a hacer lo que podamos para que los seres posthumanos que vayamos a crear, cosa que parece segura, sean de verdad “divinos”, es decir, desendiosados. Es nuestro máximo reto espiritual y político, y lo debemos intentar aun en el caso de que sea tarde.

José Arregi

Espiritualidad , , ,

Se celebra en Túnez la primera edición del Festival de Cine Queer Mawjoudin

Viernes, 19 de enero de 2018

780x580-cine-mawjoudin-film-festivalA lo largo de cuatro días se celebra en Túnez la primera edición del Festival de Cine Queer Mawjoudin, con el objetivo de transmitir que las personas homosexuales, bisexuales y transexuales también existen en el país a pesar de la persecución a la que están sometidas. 

Doce cortometrajes y mediometrajes producidos en Túnez y otros países de Oriente Medio y África del Norte se exhiben en el Festival de Cine Queer Mawjoudin, inaugurado este lunes, 15 de enero, en el que es el primer festival de cine que celebra la comunidad LGBT en Túnez. Organizado por una asociación no gubernamental que defiende los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, Mawjoudin, que significa «nosotros existimos», las proyecciones se extienden a lo largo de cuatro días, no eniendo espacio suficiente para todos los asistentes a sus primeras sesiones.

«A través de este festival, nos gustaría dar un espacio a las personas homosexuales en general para escapar un poco de la presión social, y también para identificarnos con algo, encontrar un medio para expresarnos (…). Estamos tratando de luchar no solo en los tribunales, sino a través del arte», declara Senda Ben Jebara, miembro de esta asociación fundada en 2014. Las películas proyectadas «hablan de sexualidad, identidad y afiliación de género», explica Ben Jebara, con el objetivo de transmitir que «somos diferentes pero existimos y las diferencias son bienvenidas».

Una de las consecuencias de la primavera árabe en Túnez, denominada la Intifada de Sidi Bouzid o la revolución de los jazmines, fue el surgimiento de activistas y asociaciones que luchaban contra la contaminación y la tortura, por los derechos de las mujeres y también por los del colectivo LGBT, aunque su posición sigue siendo precaria en una sociedad musulmana y conservadora. El artículo 230 del código penal de Túnez incluye una pena de hasta tres años de cárcel para las personas homosexuales, que son regularmente perseguidas, detenidas y llevadas a juicio. Precisamente un cineasta era detenido en abril del año pasado por su orientación sexual. Asimismo, la primera emisora de radio centrada en el colectivo LGBT del mundo árabe, puesta en marcha hace apenas un mes por Shams con el objetivo de defender «la dignidad y la igualdad», se enfrenta ahora a un procedimiento legal cuyo propósito no es otro que el de su clausura.

La hostilidad contra los ciudadanos LGTB tunecinos

La persecución social y de Estado hacia los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos es incesante. Las detenciones por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, son constantes y las condenas a prisión habituales, lo que ha sido calificado por la asociación Shams como una auténtica “cacería”.

Los defensores de los derechos LGTB —que luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal, que castiga las relaciones homosexuales con penas de hasta 3 años de prisión— sufren constantes agresiones, hasta el punto de que algunos de ellos han tenido que exiliarse ante las repetidas amenazas de muerte.

Los activistas luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal de Túnez, que castiga las relaciones homosexuales con hasta tres años de prisión. Una legislación que se ha aplicado también a mujeres transexuales.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

Cine/TV/Videos, General , ,

LO(r)CA, más vigente que nunca en esta Tragedia Homosexual

Viernes, 19 de enero de 2018

lorca-tragedia-homosexual-barak-ben-david Barak Ben David actualiza (y homosexualiza) la obra del poeta y dramaturgo granadino Federico García Lorca .

Puedes ver LO(r)CA en la Nave 73 de Madrid. 

Lorca fue un genio reflejando la mujer de la España profunda que le tocó vivir. Sumisión, violencia, luto y represión son palabras que siempre irán asociadas al autor de Granada y a sus personajes femeninos. Pero ¿y si en vez de mujeres heterosexuales Lorca hubiera escrito sobre hombres homosexuales?

Mejor aún, ¿y si fueran hombres homosexuales explicando su realidad con las mismas palabras que esas mujeres heterosexuales?

Tomando como base este planteamiento el director Barak Ben-David emplea los textos de Bodas de Sangre, La Casa de Bernarda Alba, Yerma y Doña Rosita para crear LO(r)CA; un juicio sumarísimo que repiensa y recontextualiza los dramas lorquianos (nunca mejor dicho) para mostrar que, a pesar de lo que creemos, no hemos avanzado tanto.

 ¿Quién no ha visto a ese chico con novio tonteando con otro? Pues ese drama tan marica ya lo sufría la pobre Angustias en La Casa de Bernarda Alba. ¿Y quién de nosotras no ha tenido que luchar contra la imposición de la sociedad que le obliga a ser algo que no quiere? Pues de eso también escribió Lorca en Yerma.

lorca03

(Foto: María D. Alba – Instagram: @la_pucelle)

Aunque nunca hayas leído su obra, LO(r)CA hará que te sorprendas cuando compruebes lo vigentes que siguen sus argumentos, cómo seguimos luchando por las mismas cosas casi un siglo después y cómo se superponen la visión del género a comienzos del siglo pasado y la que tenemos ahora mismo. Porque tal y cómo se muestra en LO(r)CA, aunque cambien las formas el fondo sigue siendo el mismo.

Ben-David ha subtitulado la obra de forma muy certera: “Tragedia homosexual“.

FICHA:
ADAPTACIÓN Y DIRECCIÓN: Barak Ben-David
REPARTO: Juan Caballero, Jorge Gonzalo, Javier Prieto y Raúl Pulido
VIDEOARTE: Nitay Shalem

Fuente Estoybailando

Biblioteca, General, Historia LGTB , , , , , , , , , ,

Donald Trump aprovecha el Día de la Libertad Religiosa para comprometerse con la discriminación

Viernes, 19 de enero de 2018

trumpEn su declaración del Día de la Libertad Religiosa, Donald Trump se compromete abierta y claramente con la discriminación al colectivo LGTB. 

El Día de la Libertad Religiosa supone la conmemoración de la Asamblea General de Virginia en la que Thomas Jefferson aprueba el Estatuto de Libertad Religiosa, que sirve de base para establecer la Primera Enmienda de la constitución estadounidense. La libertad religiosa a la que se refiere es la que se otorga para profesar la fe católica, musulmana, budista o cualquier otra que cada persona escoja. Sin embargo, en una declaración emitida por Donald Trump en el 232º aniversario de este día, el 16 de enero, se desata la polémica al considerar que constituye una declaración de principios contra el colectivo LGBT al hacer referencia explícita a conflictos judiciales a la espera de sentencia en estos momentos.

630x800-noticias-howeasyweforget-en-twitter

Howeasyweforget en Twitter – Foto: Uso permitido

«Desafortunadamente, no todos han reconocido la importancia de la libertad religiosa, ya sea amenazando las consecuencias impositivas para determinadas formas de discurso religioso o forzando a las personas a cumplir leyes que violan sus creencias religiosas básicas sin una justificación suficiente (…). Estas incursiones, poco a poco, pueden destruir la libertad fundamental que subyace a nuestra democracia», afirma Trump en su polémica declaración, que ha desatado todo tipo de respuestas en las redes sociales.

630x800-noticias-james-harmon-en-twitter

James Harmon en Twitter – Foto: Uso permitido

« Los extremistas cristianos no entienden lo que significa la libertad religiosa. Parecen querer que el cristianismo gobierne el día en todas partes: los tribunales, las escuelas, la cultura. Eso es lo opuesto a la libertad religiosa», «¡Sí! Y ningún estadounidense debería tener la fe de otra persona impuesta sobre ellos. Elegir no tener fe también debería estar protegido», «perseguir a las personas LGBT bajo el disfraz de la religión no es un ejercicio de fe; es pura e inalterada disriminación», «El gobierno de los Estados unidos no es, en ningún caso, fundador de la religión Cristiana», son algunas de las respuestas a la delcaración por el Día de la Libertad Religiosa de Donald J. Trump.

630x800-noticias-gloria-miele-en-twitter

Gloria Miele en Twitter – Foto: Uso permitido

Mientras que el Tribunal de Apelaciones de Oregon falla el pasado 28 de diciembre contra Sweet Cakes by Melissa en un caso de discriminación por orientación sexual, se espera que el Tribunal Supremo se pronuncie en junio en el caso de Masterpiece Cakeshop LTD contra la Comisión de Derechos Civiles de Colorado en un conflicto similar ante el que el Departamento de Justicia ya se habría pronunciado a favor de que los ciudadanos tengan la autorización legal de violar las leyes contra la discriminación de las personas homosexuales, bisexuales y transexuales debido a sus creencias religiosas.

630x800-noticias-brent-s-en-twitter

Brent S en Twitter – Foto: Uso permitido

«Ningún estadounidense, ya sea monja, enfermera, repostero o propietario de una empresa, debería verse obligado a elegir entre los principios de la fe o la adhesión a la ley», dice la proclamación, en lo que supone una referencia explícita al propietario de Masterpiece Cakeshop LTD, que rechazó hacer una tarta de bodas a una pareja del mismo sexo. Muchas personas han criticado que su presidente aproveche su religión, la católica, para discriminar otras como la musulmana, además de arremeter abierta y claramente contra el colectivo LGBT.

Fuente Universogay

Budismo, Cristianismo (Iglesias), General, Hinduísmo, Homofobia/ Transfobia., Islam , , ,

Centroamérica “es un infierno para las personas del colectivo LGBTI”

Viernes, 19 de enero de 2018

dt0axdqw4aa7easMugen Gainetik presenta un estudio sobre la gravísima situación del colectivo LGTBI en Centro América

San Martin: “Hoy en día la defensa y la lucha por los derechos humanos pasa por reconocer y defender los derechos de este colectivo tan castigado en muchísimos lugares del mundo”.

El Director de Cooperación, Fernando San Martin ha presentado junto con Clara Murguialday el estudio realizado por Mugen Gainetik con la colaboración de la Diputación Foral de Gipuzkoa sobre la situación del colectivo LGTBI en Centro América.

El apoyo de la Diputación a este estudio se enmarca en el marco estratégico aprobado por la institución foral cuya finalidad es incorporar los criterios y valores de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible como son la lucha contra la pobreza, la defensa de los Derechos Humanos, la defensa de la Equidad de género, la defensa de la diversidad cultural, la defensa de la sostenibilidad ambiental y el fortalecimiento de las instituciones locales.

La Dirección de Cooperación ha apoyado con 60.000 euros la realización de este estudio que se ha centrado en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Fernando San Martin ha denunciado la grave situación de vulnerabilidad en la que se encuentra el colectivo en esos países y ha defendido la necesidad de visibilizar esa problemática y concienciar a la población tanto de aquellos países como de Europa en general para que se defienda en todos los ámbitos sus derechos. “Hoy en día la defensa y la lucha por los derechos humanos pasa por reconocer y defender los derechos de este colectivo tan castigado en muchísimos lugares del mundo”.

El proyecto, en su conjunto, busca contribuir a que las organizaciones que trabajan en pro de la defensa de los derechos del colectivo LGTBI, puedan visibilizar su realidad de una manera positiva, a través de herramientas culturales que permitan generar conciencia en la sociedad guipuzcoana a partir de la vinculación entre la realidad local y la global. Como estrategias y líneas de acción se plantean:

  • Fortalecer la red internacional de organizaciones que luchan por la defensa de los derechos del colectivo LGTBI
  • Visibilizar la realidad de las mujeres lesbianas desde una perspectiva positiva, en un marco local-global.
  • Sensibilizar a la población guipuzcoana -a través del cine- sobre la realidad que vive el colectivo LGTBI, con una visión local-global.

El estudio realizado concluye que Centroamérica “es un infierno para las personas del colectivo LGBTI”. La región, no sólo es una de las más desiguales y violentas del mundo, también ostenta los mayores niveles de impunidad frente a la violación sistemática de los derechos humanos de la población LGBTI.

La discriminación y las agresiones de odio que sufren lesbianas, gays y personas trans por causa de su orientación sexual, identidad o expresión de género es un rasgo particular de la situación de estos colectivos en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y hace que la vida cotidiana de esta colectividad esté plagada de humillaciones, amenazas, persecución y miedo.

Lesbianas y personas trans rurales, indígenas o afrodescendientes, que en su mayoría viven en condiciones de marginación y pobreza, enfrentan aún mayores obstáculos para resistir la discriminación y violencia que sufren cada día.

Los marcos jurídicos vigentes no garantizan el ejercicio de los derechos de la población LGBTI, excluyen explícitamente a estas personas del disfrute de derechos humanos fundamentales o bien legislan desde una perspectiva heterosexista que no toma en cuenta sus necesidades específicas.

Aunque la homosexualidad no está penalizada en ninguno de los cuatro países centroamericanos (en Nicaragua desde 2008, en el resto desde hace más de un siglo), el marco normativo, siendo formalmente igualitario, no se aplica para las personas LGBTI de modo que sus derechos a la vida, a los servicios colectivos básicos, a organizarse, circular libremente por las calles, sentirse seguras y acceder a la justicia en igualdad de condiciones con el resto de población, no están garantizados.

Tampoco existen leyes específicas que reconozcan sus derechos a una atención adecuada en su salud reproductiva, a no ser discriminadas en el acceso a la educación o a tener un nombre legal acorde con su identidad personal; la legislación incluso prohíbe explícitamente que las parejas y familias de la comunidad LGBTI sean reconocidas legalmente.

En consecuencia, están ampliamente documentados los altos niveles de exclusión y hostilidad que viven lesbianas, homosexuales y personas trans en las escuelas públicas; el maltrato que reciben por parte del personal de las instituciones de salud; las dificultades que enfrentan las mujeres trans para acceder al empleo y su relegación a los trabajos precarios peor pagados y al trabajo sexual; los abusos policiales y la falta de acceso a la justicia como realidades cotidianas de la colectividad LGBTI.

Una ola creciente de agresiones y crímenes de odio contra la población LGBTI viene ocurriendo durante la última década en todos los países. Honduras ocupa el primer lugar en porcentaje de personas trans asesinadas por cada millón de habitantes y Guatemala el segundo lugar, en tanto que en El Salvador han ocurrido alrededor de 600 crímenes de odio desde el final de la guerra civil hasta la actualidad. En Nicaragua, el 80% de las mujeres trans entrevistadas, el 50% de las lesbianas y el 45% de los hombres gays reportaron en 2010 haber sufrido violencia debido a su orientación sexual, identidad o expresión de género.

Más del 90% de los asesinatos y agresiones a la comunidad LGBTI no son judicializados y quedan en la impunidad; además las víctimas quedan invisibilizadas en las estadísticas oficiales de personas fallecidas debido a los sistemas inadecuados de registro.

Un ambiente de gran hostilidad y agresividad social hacia la comunidad LGBTI, en especial hacia las mujeres trans, es el resultado de una trilogía perversa: aparatos estatales inoperantes, sociedades muy conservadoras, y mensajes de odio difundidos insistentemente por las iglesias y los medios de comunicación.

Las alarmantes cifras de crímenes de odio contra hombres gays en Honduras y contra mujeres trans en El Salvador y Guatemala, son el resultado de un complejo entramado de misoginia, homo-lesbo-transfobia, riesgos vinculados al trabajo sexual en la calle, actuación de las pandillas y del crimen organizado, que dificulta la investigación y persecución de los delitos de odio. Ha sido denunciado también el destacado papel de policías y otras fuerzas de seguridad públicas y privadas en la represión de la comunidad LGBTI, así como su involucramiento en detenciones arbitrarias, torturas y asesinatos. Tanta inseguridad e impunidad han generado un aumento del desplazamiento interno y la emigración forzada de personas LGBTI para escapar de las amenazas y la violencia de odio.

Algunas conquistas en el campo de las políticas públicas… que apenas tienen aplicación práctica debido al peso hegemónico en los cuatro países de clases políticas conservadoras (en términos de costumbres y moral sexual, sea cual sea su afiliación política) que, sobre todo en momentos electorales, no dudan en dejar de lado los compromisos adquiridos en cuanto a los derechos de las mujeres y personas LGBTI. Además, la sistemática injerencia de las jerarquías eclesiales, católicas y evangélicas, en las instituciones estatales refuerza el carácter reaccionario y anti-derechos de las legislaciones y políticas públicas en la región.

Durante la última década, en los cuatro países se han creado instancias estatales (denominadas defensorías, direcciones o procuradurías de la Diversidad Sexual) destinadas a velar por los derechos de la población LGBTI; sin embargo, según denuncian los respectivos movimientos, al frente de estas instituciones han estado hasta la fecha personas inoperantes o nada comprometidas con la colectividad.

dt0eummwaaarpze

También se han aprobado políticas anti-discriminatorias en la administración pública salvadoreña y en las instituciones sanitarias nicaragüenses; se han reformado artículos del Código Penal hondureño para establecer que “es una circunstancia agravante del delito cometerlo con odio o desprecio por razón de la orientación sexual o identidad de género”; las personas trans guatemaltecas pueden poner su nombre elegido en el documento de identidad y acceder a una atención integral en salud que incluye servicios de terapia hormonal para realizar el cambio de sexo; cuando las personas LGBTI guatemaltecas denuncian una agresión pueden, si lo desean, dejar constancia en el registro de su pertenencia a la colectividad…

Estos logros y avances, aunque insuficientes y más formales que reales, son considerados importantes por las comunidades LGBTI porque son el resultado de muchos años de trabajo organizativo “de hormiga”, múltiples actividades de incidencia ante partidos políticos e instituciones estatales, permanentes campañas de denuncia y difusión de sus reivindicaciones, y participación en movilizaciones públicas en las que, demasiado a menudo, las personas activistas y defensoras de los derechos LGBTI arriesgan su seguridad y su vida.

Durante la última década los movimientos LGBTI se han vuelto más diversos y en algunos casos, también más articulados. Las históricas organizaciones gays creadas en los años 90 para hacer frente a la epidemia del VIH/SIDA, muchas de las cuales aún centran su trabajo en este campo, comparten en la actualidad el espacio movimientista con nuevos colectivos de lesbianas, gays y trans más enfocados en la defensa de derechos, la denuncia de agresiones y crímenes de odio, la sensibilización de la sociedad y la incidencia política, sin renunciar a la movilización masiva durante las jornadas de lucha contra la homo-lesbo-transfobia y la celebración orgullosa de la diversidad sexual.

A pesar de los escasos recursos, una amplia diversidad de colectivos LGBTI, actuando en alianza con organizaciones feministas y de derechos humanos, han logrado visibilizar las violaciones de derechos que sufre la colectividad, elaborar propuestas para mejorar las condiciones de vida de la población LGBTI, avanzar en la formación sobre derechos y en el fortalecimiento de capacidades organizativas y construir alianzas con otros movimientos sociales para potenciar la lucha en favor de los derechos de la colectividad LGBTI y de todas aquellas personas que subvierten el heterosexismo y defienden el reconocimiento de la diversidad.

Clara Murguialday

 Es economista feminista, diplomada en Estudios Avanzados sobre Globalización, Desarrollo y Cooperación por la Universidad del País Vasco. Desde hace tres décadas centra su labor docente, investigadora y evaluadora en los temas de Género y Desarrollo, con especial atención a los procesos de empoderamiento de las mujeres y la incorporación de la perspectiva de género en las políticas de cooperación internacional.

Durante la década pasada dirigió la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad del País Vasco, integró el Grupo de Expertos del Consejo de Cooperación del Estado español, y co-fundó y formó parte del grupo de Género de la Coordinadora de ONGD de Euskadi. Actualmente trabaja como consultora internacional, especializada en formulación y evaluación de proyectos de desarrollo con mujeres desde un enfoque de género y feminista.

 Fuente Diputación Foral de Gipuzkoa

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El fiscal pide hasta 21 años de cárcel por el “proyecto pillapilla” contra homosexuales

Viernes, 19 de enero de 2018

138722388468Recordamos a estos machirulos homófobos y exhibicionistas Mikola Zatkalnitsky y su amiguito a los que parece gustarles salir en internet desnudos y muy depiladitos… Si es que…

Los miembros de este grupo se hacían pasar por un menor de edad y entablaron conversación en “chats” de contactos íntimos con tres homosexuales, con los que concertaron una cita. 

La Fiscalía contra los delitos de odio y discriminación de Barcelona solicita 21 años de prisión para los cabecillas del infame “Proyecto Pilla Pilla”, un grupo homófobo que, a imitación de los neonazis rusos de Occupy Pedofilyaj, se dedicó a finales de 2013 a hostigar, en los alrededores de la capital catalana, a homosexuales con los que contactaban a través de chats. Les acusa de tres delitos contra la integridad moral y dos contra la intimidad. La Fiscalía también solicita condenas de 15, 6 y 2 años de prisión para otros cuatro acusados, uno de ellos menor de edad en el momento de los hechos.

El fiscal pide hasta 21 años de cárcel para los integrantes del “proyecto pillapilla”, que preparaban emboscadas a homosexuales en Granollers y Les Franqueses, en Barcelona, para humillarles y vejarles sometiéndoles a un interrogatorio, que luego colgaban en las redes sociales.

El grupo, liderado por el joven de origen ucraniano Mikola Zatkalnitsky, alias “El Rusky”, fue desarticulado por los Mossos d’Esquadra a finales de 2013. Durante días, su actividad alcanzó gran eco en redes sociales, gracias a su supuesta finalidad “cazapederastas”, aunque por fortuna pronto quedó claro que no era más que un grupo homófobo creado a imitación de Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos rusos responsables de numerosos episodios de violencia contra personas LGTB especialmente activa en esa época y con la que de hecho compartían simbología: un puño cerrado con el pulgar hacia arriba, pero doblado. El líder de Occupy Pedofilyaj era Maxim Martsinkevich, alias “Tesak” (un famoso neonazi que ya antes había sido el inspirador de Format 18, organización racista que se hizo muy conocida por sus brutales agresiones a ciudadanos no rusos). Martsinkevich fue condenado en 2014 a 5 años de prisión en su propio país, mientras que otros 6 integrantes de Occupy Pedofilyaj fueron condenados en 2015, también en Rusia, a entre 3 y 6 años de prisión.

thumb_474__4Mykola, de nacionalidad ucraniana, creó en noviembre de 2013 el grupo que denominó “proyecto pillapilla”, que era una imitación del grupo ruso “Occupy Pedofilya“, de clara ideología neonazi que, con el pretexto aparente de identificar y neutralizar a pederastas, buscaba perseguir, humillar y vejar a homosexuales. Siguiendo los mismos objetivos, el “proyecto pilla pilla, en el que Mykola logró reunir a varios integrantes -de los que los Mossos d’Esquadra lograron identificar a cinco y a un menor de edad-, actuó al menos contra tres víctimas, a las que, mediante un engaño previo, humillaron con un interrogatorio vejatorio, que grabaron en vídeo y difundieron por las redes sociales.

En su escrito de acusación, el Fiscal de delitos de odio y discriminación Miguel Ángel Aguilar pide la mayor pena, de 21 años de cárcel, para Mykola, el impulsor de este grupo, y para su principal colaborador, así como condenas de quince, seis y dos años para los otros cuatro acusados. El fiscal Miguel Ángel Aguilar, describe en su acusación al menos tres ataques acreditados del grupo a víctimas en Granollers, todos ellos con el objetivo de “atemorizar, humillar y represaliar” a hombres homosexuales valiéndose de la “notable desproporción” de su fuerza numérica. Tras engañarla a través de las redes sociales, el grupo concertaba un encuentro con la víctima, a la que rodeaba por sorpresa para que no huyera, la retenía y la filmaba mientras la sometía a un interrogatorio humillante, con pregunats vejatorias sobre su condición sexual, que finalizaba con la coacción a la víctima para que dijera frente a una cámara que era un “pederasta abusador de niños”. Les obligaba además a facilitar ante las cámaras su nombre completo y DNI para poder quedar libres. La mecánica era, en este sentido, calcada a la de los neonazis rusos (cuyos vídeos el propio Mikola Zatkalnitsky compartía en su perfil de VKontakte, principal red social rusa, en la que por desgracia sigue siendo posible acceder a numerosas de estas grabaciones en las que se maltrata a homosexuales).

1516210488_671881_1516210903_noticia_normalSegún el fiscal, los acusados actuaron con el objetivo de “atemorizar, humillar y represaliar” a los homosexuales. En el interrogatorio, los acusados obligaban a responder a las víctimas preguntas vejatorias sobre su condición sexual y familiar, dar su nombre completo y su DNI, proclamar públicamente su homosexualidad y reconocer -bajo coacción- que eran unos “pederastas abusadores de niños”. Posteriormente, editaban las imágenes y las colgaban en las redes sociales.

Según la Fiscalía, estos hechos, de los que únicamente se ha podido acreditar el caso de tres víctimas, causaron en esa época y en los meses sucesivos un “estado de alarma social” entre el colectivo homosexual, que temió por su seguridad y por su integridad y se vio gravemente afectado en su dignidad colectiva.

Los vídeos llegaron al entorno de las víctimas, que de esta forma pudieron descubrir su orientación sexual, conocer sus fantasías sexuales y la falsa acusación de que eran abusadores de niños, generando todo ello un daño “irreparable” en su honor y en su dignidad, debido al “escarnio público” que suponía que, sin haber cometido ninguna ilegalidad, se les asociara con la pederastia. De hecho, dos de las víctimas recibieron mensajes amenazantes en su teléfono, cuyo número aparecía en el vídeo que difundieron los acusados.

Por todo ello, el fiscal acusa al creador del grupo y a su principal colaborador -que era quien llevaba el peso de los interrogatorios-, de tres delitos contra la integridad moral y tres contra la intimidad, por los que les pide en total 21 años de cárcel.

A los otros cuatro acusados, el fiscal les pide condenas de seis años de prisión -a dos de ellos- y dos años -a los otros dos-, así como que indemnicen conjuntamente a cada una de las tres víctimas con 31.000 euros y la prohibición de acercarse a un kilómetro de distancia. Por cierto, que meses después de la desarticulación del grupo se supo de su conexión con una agresión racista ocurrida en el metro de Barcelona.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Escándalo en Rusia por el vídeo de unos cadetes bailando en calzoncillos

Viernes, 19 de enero de 2018

video-cadetes-rusos-696x522La semana pasada publicábamos que, según una reciente encuesta, el 83% de los rusos creen que la homosexualidad es algo altamente reprobable. El vídeo que protagoniza esta noticia no se puede definir exactamente como “homosexual”… pero no creemos que a ese 83% les guste mucho lo que ven.

Un grupo de cadetes del Instituto Ulyanovsk de Aviación Civil decidieron grabar un vídeo bailando el Satisfaction de Benny Bennassi. Pero lo hicieron llevando solo sus calzoncillos, arneses de cuero y la gorra del uniforme.

Aunque el vídeo ya ha sido eliminado de Youtube porque “infringía la política sobre desnudos y contenido sexual” (¿¿??), los que han podido verlo explican que se trata de un plano secuencia en el que se puede ver a los cadetes bailando, planchando, clavando un clavo o comiéndose una banana.

Gracias a Pink News hay varias capturas del vídeo circulando por internet. Obviamente siendo Rusia… pues eso, Rusia, a los cadetes parece que se les va a caer el pelo. Las normas de la escuela de vuelo dejan claro que los cadetes han de mantener su “dignidad personal“, además de honrar el uniforme y respetar la reputación de la institución.

Peter Timofeev, el director del campus, ya ha dicho a la prensa rusa que en los 20 años que lleva trabajando en el IUAC “es la primera vez que veo una ofensa como ésta“. Al grito de “¡Qué vergüenza!” Timofeev ha asegurado que investigarán lo ocurrido porque “invertimos mucho dinero en estos chicos, y así es cómo se comportan“.

Fuente | Towleroad, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.