Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Maxim Martsinkevich’

Dictado auto de prisión para el líder del «Pilla-Pilla», el grupúsculo que intentó reproducir en Cataluña la operativa homófoba de los neonazis rusos

Lunes, 16 de marzo de 2020

1516210488_671881_1516210903_noticia_normalEl juez del juzgado nº 2 Granollers ha ordenado el ingreso inmediato en prisión de Mikola Zatkalnitsky, líder del «proyecto Pilla-Pilla», el infame grupo homófobo que a finales del año 2013 se dedicó a hostigar, en los alrededores de Barcelona, a homosexuales con los que contactaban a través de chats. A pesar de que fue condenado a un total de cinco años y medio de prisión por distintos delitos, ninguna de las penas individuales superaba los dos años de cárcel, por lo que su defensa solicitó que la sentencia quedara en suspenso. Sin embargo, el juez ha estimado que la persistencia del condenado en que obró debidamente puede suponer un riesgo de reincidencia, por lo que ha aceptado la solicitud de la Fiscalía y la acusación particular, ejercida por varios grupos de defensa de los derechos LGTB, de que se ordenase el ingreso en prisión. El auto, no obstante, puede ser recurrido.

Mykola Zatkalnitsky fue condenado el pasado mes de diciembre a un total de cinco años y medio de prisión por tres delitos contra la integridad moral y por revelación de secretos, con los agravantes de superioridad y homofobia. Otros cinco acusados fueron condenados por los mismos delitos, aunque con penas inferiores, que oscilaban entre los nueve y los 27 meses de cárcel. La sentencia les imponía, además, el pago de una indemnización de 18.000 euros para dos de las víctimas.

Como ninguna de las penas individuales superaba los dos años de prisión, la defensa de Zatkalnitsky solicitó que no se ejecutara y se dejara en suspenso, siguiendo el criterio que rige al respecto desde 2015. La Fiscalía y la acusación particular, ejercida por diversos grupos de defensa de los derechos LGTB, solicitaron, por el contrario, que se dictara auto de prisión inmediata dada la falta de arrepentimiento del condenado.

Aunque el arrepentimiento no es un requisito exigible para estimar la suspensión de la pena, el magistrado ha considerado también otras circunstancias. Según da por probado el juez, Zatkalnitsky aún mantiene que obró correctamente para «luchar contra la pederastia», su perfil es de un «extremista de tipo neonazi» de actitud sumamente violenta y gran capacidad de liderazgo, tanto sobre sus antiguos compañeros de grupo como sobre sus seguidores en las redes sociales. Todo ello le hace estimar que existe un serio riesgo de reincidencia. Por ello, ha ordenado el ingreso inmediato en prisión de Mikola Zatkalnitsky, si bien el auto puede ser recurrido.

Violencia y fanatismo hómofobos importados de Rusia

El joven de origen ucraniano Mikola Zatkalnitsky, alias «El Rusky», era el líder del «proyecto Pilla-Pilla», que fue desarticulado por los Mossos d’Esquadra a finales de 2013. Durante el periodo de su liderazgo, su actividad alcanzó gran eco en redes sociales, gracias a su supuesta finalidad «cazapederastas», aunque pronto quedó claro que no era más que un grupo homófobo creado a imitación de Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos rusos responsables de numerosos episodios de violencia contra personas LGTBI especialmente activa en esa época (y con la que de hecho compartían simbología).

El fiscal contra los delitos de odio de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, describía en su acusación al menos tres ataques acreditados del grupo a víctimas en Granollers, todos ellos con el objetivo de «atemorizar, humillar y represaliar» a hombres homosexuales valiéndose de la «notable desproporción» de su fuerza numérica. Tras engañarla a través de las redes sociales, el grupo concertaba un encuentro con la víctima, a la que rodeaba por sorpresa para que no huyera, la retenía y la filmaba mientras la sometía a un interrogatorio humillante, con preguntas vejatorias sobre su condición sexual, que finalizaba con la coacción a la víctima para que dijera frente a una cámara que era un «pederasta». Les obligaba además a facilitar ante las cámaras su nombre completo y DNI para poder quedar libres. La mecánica era, en este sentido, calcada a la de los neonazis rusos, cuyos vídeos el propio Mikola Zatkalnitsky compartía en su perfil de VKontakte, principal red social rusa (en la que por desgracia sigue siendo posible acceder a numerosas de estas grabaciones en las que se maltrata a homosexuales).

El líder de Occupy Pedofilyaj, recordemos, era Maxim Martsinkevich, alias «Tesak», un famoso neonazi ruso que ya antes había sido el inspirador de Format 18, organización racista que pocos años antes se había hecho muy conocida por sus salvajes agresiones a ciudadanos no rusos. Martsinkevich fue condenado en 2014 a 5 años de prisión en su propio país, mientras que otros 6 integrantes de Occupy Pedofilyaj fueron condenados en 2015, también en Rusia, a entre 3 y 6 años de prisión.

Volviendo a los «Pilla-Pilla», hay que tener en cuenta que, también a imitación de los neonazis rusos, al maltrato del momento se unía el hecho de que los vídeos eran luego difundidos para escarnio de las víctimas, algo que la Fiscalía consideró que causó un daño irreparable en su honor y en su dignidad. El fiscal destacaba además que los ataques causaron un estado de alarma social entre el colectivo homosexual, que temió por su integridad y se vio gravemente afectado en su dignidad colectiva. Por todo ello, además de las penas de cárcel, el fiscal reclamaba indemnizaciones por valor de 31.000 euros euros para cada una de las tres víctimas y la prohibición de acercarse a un kilómetro de distancia. Por cierto, que meses después de la desarticulación del grupo se supo de su conexión con una agresión racista ocurrida en el metro de Barcelona.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Visto para sentencia el juicio contra los «Pilla-Pilla», el grupo que a finales de 2013 se dedicó a «cazar» homosexuales y difundir en vídeo cómo los humillaban

Sábado, 23 de noviembre de 2019

1516210488_671881_1516210903_noticia_normalEl pasado viernes quedó visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal nº 2 de Granollers el juicio contra los «Pilla Pilla», el infame grupo homófobo que, a imitación de los neonazis rusos de Occupy Pedofilyaj, se dedicó a finales de 2013 a hostigar, en los alrededores de Barcelona, a homosexuales con los que contactaban a través de chats. La Fiscalía solicita penas de 21 años de prisión para sus dos cabecillas, acusados de tres delitos contra la integridad moral y dos contra la intimidad, además de condenas de 15, 6 y 2 años de prisión para otros cuatro acusados, uno de ellos menor de edad en el momento de los hechos.

El juicio se celebró la pasada semana y en él se personaron además como acusación particular la Comisió Unitària 28 de Juny (que agrupa a diversos colectivos LGTBI catalanes), la FELGTB, la Fundación Triángulo y el Movimiento contra la Intolerancia, representados por la abogada Laia Serra. Las sesiones del juicio, en cualquier caso, no han arrojado sorpresas sobre lo que ya se conocía. El «proyecto Pilla-Pilla», liderado por el joven de origen ucraniano Mikola Zatkalnitsky, alias «El Rusky», fue desarticulado por los Mossos d’Esquadra a finales de 2013. Durante aquellos días, su actividad alcanzó gran eco en redes sociales, gracias a su supuesta finalidad «cazapederastas», aunque pronto quedó claro que no era más que un grupo homófobo creado a imitación de Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos rusos responsables de numerosos episodios de violencia contra personas LGTBI especialmente activa en esa época y con la que de hecho compartían simbología: un puño cerrado con el pulgar hacia arriba, aunque doblado. Los acusados, sin embargo, han mantenido que su intención era solo la de perseguir pederastas.

El fiscal contra los delitos de odio de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, describía en su acusación al menos tres ataques acreditados del grupo a víctimas en Granollers, todos ellos con el objetivo de «atemorizar, humillar y represaliar» a hombres homosexuales valiéndose de la «notable desproporción» de su fuerza numérica. Tras engañarla a través de las redes sociales, el grupo concertaba un encuentro con la víctima, a la que rodeaba por sorpresa para que no huyera, la retenía y la filmaba mientras la sometía a un interrogatorio humillante, con preguntas vejatorias sobre su condición sexual, que finalizaba con la coacción a la víctima para que dijera frente a una cámara que era un «pederasta». Les obligaba además a facilitar ante las cámaras su nombre completo y DNI para poder quedar libres. La mecánica era, en este sentido, calcada a la de los neonazis rusos, cuyos vídeos el propio Mikola Zatkalnitsky compartía en su perfil de VKontakte, principal red social rusa (en la que por desgracia sigue siendo posible acceder a numerosas de estas grabaciones en las que se maltrata a homosexuales).

El líder de Occupy Pedofilyaj, recordemos, era Maxim Martsinkevich, alias «Tesak», un famoso neonazi ruso que ya antes había sido el inspirador de Format 18, organización racista que pocos años antes se había hecho muy conocida por sus salvajes agresiones a ciudadanos no rusos. Martsinkevich fue condenado en 2014 a 5 años de prisión en su propio país, mientras que otros 6 integrantes de Occupy Pedofilyaj fueron condenados en 2015, también en Rusia, a entre 3 y 6 años de prisión.

Volviendo a los «Pilla-Pilla», hay que tener en cuenta que, también a imitación de los neonazis rusos, al maltrato del momento se unía el hecho de que los vídeos eran luego difundidos para escarnio de las víctimas, algo que la Fiscalía considera que causó un daño irreparable en su honor y en su dignidad. El fiscal destaca además que los ataques causaron un estado de alarma social entre el colectivo homosexual, que temió por su integridad y se vio gravemente afectado en su dignidad colectiva. Por todo ello, además de las penas de cárcel, el fiscal reclama indemnizaciones por valor de 31.000 euros euros para cada una de las tres víctimas y la prohibición de acercarse a un kilómetro de distancia. Por cierto, que meses después de la desarticulación del grupo se supo de su conexión con una agresión racista ocurrida en el metro de Barcelona.

El Observatori contra l’Homofòbia espera una sentencia justa

En declaraciones a dosmanzanas, Ton Mansilla, asesor jurídico del Observatori contra l’Homofòbia, ha expresado su esperanza en que el juicio derive en unas condenas justas. «Desde el Observatori valoramos muy positivamente que todas las acusaciones coincidieran en remarcar el agravio que supuso el ‘Proyecto Pilla-Pilla’ contra la dignidad de todo el colectivo LGTBI, así como el potencial lesivo de los hechos, que va más allá de las víctimas concretas», ha declarado. «Las entidades LGTBI esperamos una sentencia justa en términos de derechos humanos y de protección de las minorías, que mande un mensaje claro contra la impunidad de los grupos de extrema derecha, y a la vez suponga un paso más para romper el silencio de las víctimas de la LGTBIfobia. Tal y como remarcó la abogada de la acusación popular, Laia Serra, los Estados tienen la obligación de proteger a sus ciudadanos frente a los delitos de odio, según ha establecido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos», ha añadido Mansilla.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) espera una sentencia ejemplar ya que se trata de un juicio contra la homofobia de la extrema derecha.  Recuerda que la FELGTB, Movimiento contra la Intolerancia y Fundación Triángulo se presentaron como acusación popular junto a la Comisión Unitaria 28 de junio de Cataluña y participarán en el proceso como testigos.
La vocal de delitos de odio de FELGTB, Arantxa Mirandal, recuerda que relacionar la homosexualidad con la pederastia es una estrategia recurrente de la ultraderecha para desacreditar a las personas LGTBI y fomentar la LGTBIfobia. “Aún podemos recordar como Vox Massamagrell declaró a través de su cuenta de twitter el pasado verano que la celebración del Orgullo impone a los más pequeños una ideología que fomenta la pederastia”, explica.
En este sentido, la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, defiende que “ante la normalización de los discursos de odio y el enaltecimiento de la LGTBIfobia en la esfera pública, necesitamos más que nunca una Ley Estatal LGTBI que, a través de la pedagogía, prevenga el odio a las personas LGTBI y garantice medidas de protección y reparación a las víctimas de violencia y discriminación debido a su orientación afectivo-sexual y/o a su identidad de género”.
FELGTB recuerda que, aunque entre el 60 y el 80% de los delitos de odio e incidentes discriminatorios contra personas LGTBI no se denuncian, solo en 2018, se registraron en España más de 600 agresiones contra miembros del colectivo.

Estaremos atentos.

Fuente Dosmanzanas/FELGTB

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Juzgan al impulsor del proyecto homófobo Pilla-Pilla: perseguir la pederastia, una tapadera para dar caza a gais

Miércoles, 13 de noviembre de 2019

138722388468¿Qué habrán votado…? Recordamos a estos machirulos homófobos y exhibicionistas Mikola Zatkalnitsky y su amiguito a los que parecía gustarles salir en internet desnudos y muy depiladitos… Si es que…

El líder de un grupo homófobo niega vínculos con la extrema derecha en el juicio

Mykola Zatkalnitsky ha declarado ante el juez por haber importado a España un movimiento violento de origen ruso (Okkupay Pedofilyay) que hostiga a homosexuales con la excusa de perseguir la pederastia. Mykola responde solo a su abogado y se ciñe al guion para tratar de eludir los 21 años de cárcel que pide para él la Fiscalía: según él, ni es neonazi ni homófobo, sino una buena persona que pretendía “descubrir a personas que querían mantener relaciones sexuales con menores”

Hace seis años, cuando tenía 19, Mykola orgaanizó el Proyecto Pilla-Pilla. según afirma, la idea surgió cuando estudiaba en el instituto. Creó un perfil de Facebook y logró atraer  a una veintena de jóvenes de Granollers y su entorno. De origen ucranio, Mykola era cebo y verdugo. Accedía a chats de contactos homosexuales bajo el pseudónimo de Alex y concertaba un encuentro con fines sexuales. A sus víctimas les decía que tenía 17 años, les escribía mensajes subidos de tono y les enviaba fotos suyas; por aquel entonces, trabajaba para una agencia de modelos.

La cita resultaba ser una emboscada. Mykola acudía al lugar concertado acompañado de un grupo de chicos para “atemorizar, humillar y represaliar” a la víctima, que se veía “retenida y controlada de forma intimidatoria” por el grupo. Mientras filmaban la escena con teléfonos móviles, los acosadores obligaban a la víctima a contestar a preguntas “vejatorias” sobre su condición sexual, a mostrar su DNI y a reconocer su condición de pederasta, según la Fiscalía. De lo contrario, no podía marcharse. En los hostigamientos también participó presuntamente un menor de edad, aunque su caso fue archivado.

A una de las víctimas Pilla-Pilla le rodeó junto a una estación de tren y le obligó a sacar los condones y el lubricante de bolsillo. No accedió a decir ante la cámara que era un pederasta. Pero Mykola editó el vídeo de forma presentándolo como tal. Las imágenes llegaron “a su madre, sus vecinos, la farmacéutica y el hijo de un compañero de su equipo de fútbol”. Se vio combatiendo la falsa acusación de que era un abusador de niños. A otra víctima también le grabaron y difundieron su nombre completo y teléfono; a los pocos días empezó a recibir mensajes amenazantes. Y a otra le extorsionaron. “¿Qué serías capaz de hacer para que este vídeo no sea colgado en Internet? A lo mejor te quieres unir al proyecto, a cazar con nosotros, o a lo mejor quieres pagar dinero”.

thumb_474__4El juicio que ha comenzado este lunes ve el caso de tres de las personas que fueron acosadas por erstos delincuentes que atemorizó al colectivo LGTBI. “Nos preocupaba el ambiente de violencia y que se generara un efecto contagio. Empezó a cundir el miedo a tener encuentros por temor a ser amenazado, extorsionado o vejado”, explica, en su declaración como testigo, María García, que entonces presidía la FELGTB y recuerda que la ansiedad creció al saber que el grupo empleaba “simbología neonazi”.

La investigación judicial no ha hallado vínculos con la extrema derecha de cinco de los seis jóvenes que se sientan en el banquillo por delitos contra la integridad moral con la agravante de abuso de superioridad y de discriminación por orientación sexual,  y contra la intimidad.  Les pueden caer penas de entre dos a 21 años de cárcel.  Unas 50.000 personas— se hicieron seguidores de un perfil de Facebook ctras leer: “Si no eres marica ni pederasta, únete”. El símbolo del Pilla-Pilla era una foto formada por tres manos haciendo el gesto del pulgar doblado que, “debidamente combinado, reproduce la esvástica” nazi. Esa idea la tomó Mykola del grupo ruso liderado por su ídolo Maxim Martsinkevich Teçak, de quien copió las tácticas de acoso, las músicas para los vídeos e incluso la pose para sus fotografías.

1516210488_671881_1516210903_noticia_normalAunque Mykola niega su  adherencia neonazi, las pruebas apuntan en otro sentido. El fiscal especializado en delitos de odio Miguel Ángel Aguilar señala que su amistad con Vladislav, un adolescente ruso que en 2014 agredió a un chico de Mongolia que iba tranquilamente sentado en un vagón del metro de Barcelona. “¿Qué te pasa a ti, chino?”, le dijo antes de propinarle puñetazos en la cara que solo pararon cuando otros viajeros intervinieron. La escena fue grabada en vídeo, lo mismo que las cacerías del Pilla-Pilla, lo que ha provocado “un daño irreparable el honor y dignidad” de las víctimas, que declaran este jueves a puerta cerrada.

Tras el cierre de la página de Facebook, Mykola, que permanece en libertad, dice que se desvinculó de cualquier otra iniciativa similar y que se dedicó a trabajar. A las puertas del juzgado de Granollers, Pau Gàlvez, portavoz de la Comisión 28-J, confirma que no han detectado nuevos intentos de trasladar a España los movimientos homófobos rusos. “Se hizo una presión muy fuerte con los Mossos y con la Fiscalía”, explica Gàlvez, que aun así alerta de los riesgos de este tipo de grupos organizados por “tratar al colectivo como si fueran enfermos” y por “vincular la homosexualidad con la pederastia”.

Fuente El País/Cristianos Gays

Fuente El país

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El fiscal pide hasta 21 años de cárcel por el “proyecto pillapilla” contra homosexuales

Viernes, 19 de enero de 2018

138722388468Recordamos a estos machirulos homófobos y exhibicionistas Mikola Zatkalnitsky y su amiguito a los que parece gustarles salir en internet desnudos y muy depiladitos… Si es que…

Los miembros de este grupo se hacían pasar por un menor de edad y entablaron conversación en “chats” de contactos íntimos con tres homosexuales, con los que concertaron una cita. 

La Fiscalía contra los delitos de odio y discriminación de Barcelona solicita 21 años de prisión para los cabecillas del infame “Proyecto Pilla Pilla”, un grupo homófobo que, a imitación de los neonazis rusos de Occupy Pedofilyaj, se dedicó a finales de 2013 a hostigar, en los alrededores de la capital catalana, a homosexuales con los que contactaban a través de chats. Les acusa de tres delitos contra la integridad moral y dos contra la intimidad. La Fiscalía también solicita condenas de 15, 6 y 2 años de prisión para otros cuatro acusados, uno de ellos menor de edad en el momento de los hechos.

El fiscal pide hasta 21 años de cárcel para los integrantes del “proyecto pillapilla”, que preparaban emboscadas a homosexuales en Granollers y Les Franqueses, en Barcelona, para humillarles y vejarles sometiéndoles a un interrogatorio, que luego colgaban en las redes sociales.

El grupo, liderado por el joven de origen ucraniano Mikola Zatkalnitsky, alias “El Rusky”, fue desarticulado por los Mossos d’Esquadra a finales de 2013. Durante días, su actividad alcanzó gran eco en redes sociales, gracias a su supuesta finalidad “cazapederastas”, aunque por fortuna pronto quedó claro que no era más que un grupo homófobo creado a imitación de Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos rusos responsables de numerosos episodios de violencia contra personas LGTB especialmente activa en esa época y con la que de hecho compartían simbología: un puño cerrado con el pulgar hacia arriba, pero doblado. El líder de Occupy Pedofilyaj era Maxim Martsinkevich, alias “Tesak” (un famoso neonazi que ya antes había sido el inspirador de Format 18, organización racista que se hizo muy conocida por sus brutales agresiones a ciudadanos no rusos). Martsinkevich fue condenado en 2014 a 5 años de prisión en su propio país, mientras que otros 6 integrantes de Occupy Pedofilyaj fueron condenados en 2015, también en Rusia, a entre 3 y 6 años de prisión.

thumb_474__4Mykola, de nacionalidad ucraniana, creó en noviembre de 2013 el grupo que denominó “proyecto pillapilla”, que era una imitación del grupo ruso “Occupy Pedofilya“, de clara ideología neonazi que, con el pretexto aparente de identificar y neutralizar a pederastas, buscaba perseguir, humillar y vejar a homosexuales. Siguiendo los mismos objetivos, el “proyecto pilla pilla, en el que Mykola logró reunir a varios integrantes -de los que los Mossos d’Esquadra lograron identificar a cinco y a un menor de edad-, actuó al menos contra tres víctimas, a las que, mediante un engaño previo, humillaron con un interrogatorio vejatorio, que grabaron en vídeo y difundieron por las redes sociales.

En su escrito de acusación, el Fiscal de delitos de odio y discriminación Miguel Ángel Aguilar pide la mayor pena, de 21 años de cárcel, para Mykola, el impulsor de este grupo, y para su principal colaborador, así como condenas de quince, seis y dos años para los otros cuatro acusados. El fiscal Miguel Ángel Aguilar, describe en su acusación al menos tres ataques acreditados del grupo a víctimas en Granollers, todos ellos con el objetivo de “atemorizar, humillar y represaliar” a hombres homosexuales valiéndose de la “notable desproporción” de su fuerza numérica. Tras engañarla a través de las redes sociales, el grupo concertaba un encuentro con la víctima, a la que rodeaba por sorpresa para que no huyera, la retenía y la filmaba mientras la sometía a un interrogatorio humillante, con pregunats vejatorias sobre su condición sexual, que finalizaba con la coacción a la víctima para que dijera frente a una cámara que era un “pederasta abusador de niños”. Les obligaba además a facilitar ante las cámaras su nombre completo y DNI para poder quedar libres. La mecánica era, en este sentido, calcada a la de los neonazis rusos (cuyos vídeos el propio Mikola Zatkalnitsky compartía en su perfil de VKontakte, principal red social rusa, en la que por desgracia sigue siendo posible acceder a numerosas de estas grabaciones en las que se maltrata a homosexuales).

1516210488_671881_1516210903_noticia_normalSegún el fiscal, los acusados actuaron con el objetivo de “atemorizar, humillar y represaliar” a los homosexuales. En el interrogatorio, los acusados obligaban a responder a las víctimas preguntas vejatorias sobre su condición sexual y familiar, dar su nombre completo y su DNI, proclamar públicamente su homosexualidad y reconocer -bajo coacción- que eran unos “pederastas abusadores de niños”. Posteriormente, editaban las imágenes y las colgaban en las redes sociales.

Según la Fiscalía, estos hechos, de los que únicamente se ha podido acreditar el caso de tres víctimas, causaron en esa época y en los meses sucesivos un “estado de alarma social” entre el colectivo homosexual, que temió por su seguridad y por su integridad y se vio gravemente afectado en su dignidad colectiva.

Los vídeos llegaron al entorno de las víctimas, que de esta forma pudieron descubrir su orientación sexual, conocer sus fantasías sexuales y la falsa acusación de que eran abusadores de niños, generando todo ello un daño “irreparable” en su honor y en su dignidad, debido al “escarnio público” que suponía que, sin haber cometido ninguna ilegalidad, se les asociara con la pederastia. De hecho, dos de las víctimas recibieron mensajes amenazantes en su teléfono, cuyo número aparecía en el vídeo que difundieron los acusados.

Por todo ello, el fiscal acusa al creador del grupo y a su principal colaborador -que era quien llevaba el peso de los interrogatorios-, de tres delitos contra la integridad moral y tres contra la intimidad, por los que les pide en total 21 años de cárcel.

A los otros cuatro acusados, el fiscal les pide condenas de seis años de prisión -a dos de ellos- y dos años -a los otros dos-, así como que indemnicen conjuntamente a cada una de las tres víctimas con 31.000 euros y la prohibición de acercarse a un kilómetro de distancia. Por cierto, que meses después de la desarticulación del grupo se supo de su conexión con una agresión racista ocurrida en el metro de Barcelona.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

Encarcelados en Rusia seis miembros de la homófoba y violenta banda del neonazi ‘Machete’

Lunes, 19 de octubre de 2015

noticias_file_foto_896139_1415810783Para nuestros lectores, el líder de un grupo neonazi ruso “Format18” y “Occupy Pedophilia”, Maxim Martsinkevich, no es un desconocido. Os contábamos cómo se las gastaba este auténtico cabrón y pesadilla de los gays en Rusia. Creció en un barrio rico de la capital y, desde siempre ha sido un amante de las armas blancas, hasta el punto de apodarse a sí mismo “tesak”, que significa “machete” en ruso. Nos alegramos cuando lo detuvieron en Cuba gracias a una orden dictaminada por un tribunal ruso en el mes de diciembre de 2013 y fue un duro golpe saber que, aunque fue sentenciado el 15 de agosto de 2014 por incitar al odio étnico y religioso en unos disturbios que tuvieron lugar en Moscú, lo soltarán en tan sólo dos años después de que el Tribunal Municipal de Moscú le haya acortado la sentencia. A pesar de estar entre rejas, el violento homófobo no ha perdido el tiempo y ha seguido incitando a la violencia contra el colectivo LGBTI.

No es frecuente tener una buena noticia que llegue de Rusia para la comunidad LGBTI pero ésta vale la pena celebrarla. Seis miembros de un grupo homófobo “Occupy Pedophilia” pasarán de tres a seis años en prisión. Un Tribunal del distrito de Sinarsky Kamensk-Ural encontró a nueve miembros del grupo culpables de torturar, al menos, a 19 adolescentes y jóvenes homosexuales lo que les llevó al suicidio. Por desgracia, otros tres violentos lograron que les suspendieran sus sentencias.

Los seis violentos fueron declarados culpables de amenazas de muerte, tortura y por causar “daño moderado a la salud”. Sin embargo, se les exculpó de pertenencia a un “grupo extremista”. La policía ha clausurado algunas de estas webs en las que se hace apología del racismo y de la homofobia pero, cada día, aparecen más.

El modus operandi

La policía de la región rusa de los Urales arrestó a estos nueve individuos que se dedicaban a ‘cazar’ a jóvenes víctimas desprevenidas, muchas de ellos adolescentes, a través de las webs de contacto. Los manipulaban y quedaban mediante “citas“. Después los llevaban a un apartamento o a un bosque donde eran acosados, torturados y humillados mientras grababan en video todo el suplicio.

En uno de esos sádicos vídeos un joven adolescente es humillado obligándolo en ropa interior a tocarse con un juguete sexual mientras sus captores se ríen ante la cámara. En esa misma grabación aparece un joven apaleado y cubierto de sangre mientras de pié uno de sus torturadores sosteniene en su mano un bate de béisbol también cubierto de sangre.

En otro video, un adolescente gay de color es obligado a comerse una sandía mientras unos matones le gritan: ‘Los maricas deben morir’.

Por desgracia, el grupo, iniciado por Maxim Martsinkevich, tiene muchos imitadores en toda Rusia. Ellos se justifican diciendo que están tratando de “identificar y denunciar a los pedófilos”.

Un pasito muy pequeño para acabar con la ola de odio que es un cáncer en Rusia pero mientras haya una política institucional que siga convirtiendo al colectivo LGBTI en el “chivo expiatorio” seguirán campando a sus anchas estos grupos radicales que vierten todas sus frustraciones a través de causar daño a personas inocentes.

Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Rusia acorta la sentencia a Maxim Martsinkevich

Lunes, 17 de noviembre de 2014

BUOSfqqCYAEfZYJSer homófobo no sale caro en Rusia.

Maxim Martsinkevich el famoso torturador de adolescentes gays y líder del grupo homófobo “Occupy Pedophilia, cuyas acciones de tortura y grabación de estas con su correspondiente publicación en internet y que llevo a varios jóvenes al suicidio, ha visto como las autoridades rusas han reducido su pena de cárcel a 3 años. Hay que decir, que a pesar de todos sus crímenes homófobos, fue castigado por grabar y publicar en internet videos racistas, sus terroríficas acciones contra el colectivo LGBT nunca han sido juzgadas. Maxim tiene un largo historial a sus espaldas, no sólo en Rusia, ya fue detenido con anterioridad en Cuba por extremismo.

Maxim, que fue sentenciado el pasado 15 de agosto por incitar al odio étnico y religioso en unos disturbios que tuvieron lugar en Moscú, será libre en tan sólo dos años después de que el Tribunal Municipal de Moscú le haya acortado la sentencia. A pesar de estar entre rejas, el violento homófobo no ha perdido el tiempo y ha seguido incitando a la violencia contra el colectivo LGBT.

Su abogado, Alexei Mikhalchik, argumentó que su caso deba ser revisado y juzgado de nuevo ya queno hubo víctimas en los altercados. Parece que las víctimas de sus actos neonazis y homofóbicos no cuentan para el letrado. Por el momento, el Tribunal decidió reabrir el caso, pero si reducir el castigo, por lo que este peligroso sujeto estará más pronto de lo esperado en las calles.

noticias_file_foto_896139_1415810783Anteriormente, Martsinkevich ya fue condenado a 3 años y medio de cárcel. Después de este periodo creó el grupo Occupy Pedophilia”. Las acciones y campañas de Maxim han sido criticadas por activistas de los derechos LGBT en Rusia y en todo el mundo. Por muchas de sus acciones, como cuando salió a la luz su documental Cazado: La guerra contra los gays en Rusia”.

El Grupo Spectrum por la Alianza de los derechos Humanos ha explicado que Martsinkevich y su grupo usan la versión rusa de facebook, VK.com, para atraer víctimas desprevenidas a través de anuncios personales de carácter homosexual.

Una vez que el adolescente se presenta a la “cita”, la víctima es capturada e intimidada y en ocasiones, torturada, mientras la graban vídeo. Terror. Muchos de estos jóvenes se suicidaron debido a estos comportamientos o cayeron en un un profundo trauma. Los agresores y muchos de sus seguidores, por su parte, simplemente se dedican a poner la escusa de que buscan la lucha contra la pedofilia, para justificar sus actos.

Fuente Ragap

Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El neonazi ruso Maxim Martsinkevich, líder del ínfame grupo homófobo Occupy Pedofilyaj y torturador de personas LGTBI, condenado a 5 años de prisión en Rusia

Martes, 19 de agosto de 2014

983954571El neonazi Maxim Martsinkevich, líder de la red de grupúsculos homófobos Occupy Pedofilyaj -conocidos por los terribles actos de violencia contra personas LGTB llevados a cabo en territorio ruso y ucraniano- ha sido condenado a cinco años de prisión por la justicia rusa por incitación al odio étnico y social. Martsinkevich, que ya estuvo en la cárcel entre 2007 y 2010 por el mismo motivo, había sido detenido en enero en Cuba, donde había huido, y desde donde fue extraditado a Rusia.

El torturador de gays Maxim Martsinkevich ha sido condenado a cinco años de prisión en Rusia. El líder del grupo homófobo “Occupy Pedophilia”, conocido como Tesak (Machete), fue detenido en Cuba el pasado mes de enero por una orden de búsqueda y captura internacional emitida desde Moscú, y extraditado a su país. La sentencia llega ocho meses después. El pasado viernes (15 de agosto), se conoció la sentencia en su contra, por la que tendrá que permanecer en prisión, según hemos podido saber por LGBTQ Nation.

La condena es por grabar y publicar en Internet vídeos racistas, y no por las agresiones homófobas que protagonizó en distintas ciudades rusas. Martsinkevich lideraba un grupo que de dedicaba a captar a adolescentes gays haciéndose pasar por uno de ellos. Cuando se ganaban la confianza, concertaban una cita con ellos y los rodeaban para humillarlos, insultarlos, y en ocasiones, agredirlos violentamente.

Como explicábamos a raíz de su detención en Cuba, los cargos contra Maxim Martsinkevich, también conocido por Tesak (“machete” en ruso) se derivan de un vídeo que realizó en Ucrania. En él se puede ver cómo tortura y humilla a un joven de procedencia iraquí, al que afeita la cabeza y obliga a “confesar” su homosexualidad entre amenazas y burlas. Las imágenes finalizan con Martsinkevich enarbolando una porra policial, mientras tapa la cámara con un cartel en el que se puede leer “sin violencia” y se oyen los gritos desgarradores de la víctima. Fue la comunidad iraquí exiliada en Ucrania quien denunció los hechos, cuya investigación concluyó con cargos tanto por parte de las autoridades rusas como las ucranianas.

Estas últimas también le acusaban por hechos idénticos llevados a cabo contra un ciudadano ucraniano, en este caso conocido por su participación en un programa televisivo de talento musical. Pero mientras que la acusación ucraniana se limitaba al delito de vandalismo, los cargos en Rusia (incitación al odio étnico y social) eran más graves y le podían acarrear una condena de varios años de cárcel. Finalmente han sido cinco.

Otros nueve miembros de la banda han sido arrestados por las persecuciones contra homosexuales. Han sido acusados de organización y pertenencia a un grupo extremista, la participación en un grupo extremista, actos de violencia, amenazas de muerte, robo y lesiones corporales. El juicio está previsto para septiembre.

Maxim era también líder de un grupo de extrema derecha llamado Format18, la más radical y violenta de las organizaciones neonazis rusas. No es la primera vez que ingresa en un centro penitenciario por un delito de este tipo. Unos años, pasó 36 meses en prisión por “incitación a la lucha étnica con amenaza de uso de violencia”, después de que la policía cerrara algunas de sus webs en las que hacía apología del racismo.

Despreciable neonazi, racista y homófobo

BUOSfqqCYAEfZYJMaxim Martsinkevich ya cumplió tres años y medio de prisión entre 2007 y 2010, tras haber sido el principal inspirador de Format 18, una organización neonazi tristemente conocida por sus brutales agresiones a ciudadanos no rusos, muchas de las cuales eran difundidas en vídeo y reproducidas a lo largo y ancho de Rusia por grupos de jóvenes neonazis.

Sin embargo, desde que en 2011 Martsinkevich fundó Occupy Pedofilyaj y pasó de agredir a ciudadanos de etnia no rusa a atacar a personas LGTB a las que engañaba a través de internet, sus infames actuaciones había permanecido impunes. Y ello a pesar de haber sido ampliamente difundidas a través de redes sociales (en especial de la rusa VKontakte). En dosmanzanas recogimos en su momento varios actos de violencia terrible llevados a cabo por este grupo contra personas LGTB, muchas de ellas jóvenes secuestrados, horriblemente torturados (y se teme que que en algún caso asesinados). Grupo que por cierto ha llegado a crear escuela en otros países (es el caso del “Proyecto Pilla-Pilla” en España).

Nos queda el consuelo de que este despreciable personaje pasará cinco años en la cárcel, aunque la condena haya sido -conviene recordarlo- por incitación al odio étnico y social, no por incitación al odio homófobo.

Las agresiones homófobas se han incrementado en el país desde que Vladimir Putin pusiera en marcha la Ley Anti Propaganda Gay, que se instauró en junio de 2013 y que persigue cualquier manifestación pública de la diversidad sexual.

Fuente Ragap y Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Los siete tipos de homófobos que te puedes encontrar por la calle.

Sábado, 16 de agosto de 2014

homofobia-1 Leemos en Ragap que Homófobos, por desgracia, hay muchos en la sociedad. Pero no todos responden al mismo perfil de homofobia. El prejuicio puede tomar muchas formas distintas y adaptarse a diferentes maneras de ser. En unos casos apenas será un gesto de desdén y en otros puede tomar un cariz peligroso y violento. Lo que tienen en común es que buscan justificarse de distintas maneras y que intentarán convencer a los demás de que tienen razón y de que en realidad solo buscan lo mejor para la sociedad. Estos son los siete tipos principales de homófobo que te puedes encontrar por la calle.

El justiciero

Es el tipo más peligroso. El ejemplo más conocido y temible lo tenemos en los matones de la extrema derecha rusa, liderados por Maxim Martsinkevich. Este tipo de homófobo no solo se siente ofendido por las relaciones entre personas del mismo sexo, sino que está convencido de que puede erradicar la práctica a base de golpes y amenazas. Para ellos es una cuestión de fuerza bruta, pero la violencia puede tomar muchas formas y no siempre se dirime a golpes. La discriminación, las amenazas y la presión psicológica también son armas habituales. Se ampararán en la defensa de la sociedad o de la familia y los valores tradicionales para justificar sus actos y verán en el movimiento gay un peligroso ‘lobby’ que quiere imponer su visión por la fuerza, por lo que apelarán a la defensa de la justicia. Para ellos la víctima siempre será culpable por ir ‘provocando’ al vivir su sexualidad de manera abierta.

El religioso

El fallecimiento de Fred Phelps, el pastor de la iglesia de Westboro, ha dejado sin su figura más relevante a este grupo, que por desgracia tiene multitud de seguidores en (casi) todas las religiones. Esta clase de homófobo se apoya en una creencia firme en las enseñanzas religiosas y no considerará nunca que tiene un prejuicio. Para ellos los LGBT son solo personas confundidas que necesitan que los guíen en la buena dirección. Si los medios para lograrlo son más o menos violentos, dependerá de cada uno, pero en la mayoría de los casos asegurarán amar y comprender el ‘sufrimiento’ de las personas LGBT.

El científico

Esta clase se escudará en supuestos estudios científicos que demuestran que la homosexualidad es una enfermedad. Es la clase de persona que defenderá que hay que suministrar tratamiento psicológico a los gays y estará a favor de las peligrosas terapias de conversión. Para ellos, la homosexualidad es un comportamiento adquirido por traumas en la infancia y un trastorno del que hay que proteger a los niños. También negarán tener prejuicios hacia la homosexualidad y se mostrarán lo más dialogantes y asépticos posible. El controvertido investigador Jokin de Irala o el texano Mark Regnerus son algunos de sus máximos exponentes.

El negacionista

noticias_file_foto_748137_1395745786Relacionado con el anterior, es un tipo de homófobo que está ganando peso en Estados Unidos. Para ellos es tan fácil como negar que la homosexualidad exista. Se apoyan en estudios sociológicos para determinar que ser LGBT es un invento nuevo, con menos de dos siglos de vida. Dirán que no son homófobos porque también niegan que exista la heterosexualidad, que por supuesto sí ven como algo natural. Para ellos ser gay es algo que se hace, no que se es. Una elección y por lo tanto erradicable y que no merece ser defendida con derechos.

El confundido

Parecido al negacionista. Los hay que sencillamente no entienden en qué consiste la homosexualidad. Que piensan, genuinamente, que tiene que ver con la pedofilia o con personas que tienen unos impulsos sexuales tan fuertes y desordenados que les da igual con quien se acuestan. Para esta clase de homófobo todo se reduce a una palabra: vicio. Tristemente muchos gays entran en esta categoría cuando se habla de bisexualidad.

El ofendido

Es esa clase de persona que asegurará que tiene muchos amigos gays y que no le importa lo que pase en la vida privada de los demás, pero que luego se sentirá ofendido cuando vea dos personas del mismo sexo besándose y pedirá que no se den muestras públicas de afecto. Estará en contra de los desfiles del Orgullo y se preguntará para qué hacen falta las reivindicaciones si ya está todo conseguido. Acusará a los gays de querer ir de víctimas y llamar la atención. Normalmente empezarán sus argumentos con la fórmula ‘Tengo muchos amigos gays, pero…”. Esto lleva muchas veces a gays homófobos que se niegan sus propios derechos, que prefieren parecer heteros.

El reprimido

Es el caso más triste. Es el homófobo que en el fondo siente atracción hacia personas de su mismo sexo, pero que no es capaz de aceptar sus sentimientos. Está convencido, por cualquiera de las razones mencionadas arriba, de que ser gay está mal, que va en contra de la religión, la moral o las buenas costumbres. En muchos casos, pagará su frustración con quienes sí viven su sexualidad de manera abierta. Se han dado casos de políticos conservadores que votaban en contra de los derechos gays pero que luego se acostaban con personas de su mismo sexo.

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Los agresores racistas del metro de Barcelona, conectados con el homófobo “Proyecto Pilla-Pilla”

Miércoles, 2 de julio de 2014

noticias_file_foto_815662_1404138726¿Recordáis al grupo de nazis de procedencia rusa que extorsionaban a gays en Barcelona y se hacen llamar los Pilla Pilla’? Pues han vuelto.

Las imágenes de la agresión racista a un muchacho de rasgos asiáticos en el metro de Barcelona, grabada en vídeo por dos acompañantes del agresor y difundida en YouTube, han causado conmoción. Lo cierto es que este tipo de agresiones racistas grabadas en el metro y difundidas luego en redes sociales cuentan, por desgracia, con cierta tradición en Rusia, donde grupos neonazis como Format 18 y similares las popularizaron hace unos pocos años, antes de dirigir el foco de su odio hacia los homosexuales y mutar a grupos homófobos como Occupy Pedofilyaj. No es de extrañar que el responsable de la agresión de Barcelona, ya identificado, sea un joven neonazi de origen ruso, y que el grupúsculo fascista guarde relación con el tristemente famoso “Proyecto Pilla-Pilla” de acoso a homosexuales.

La agresión tenía lugar en la noche del 28 de junio en la línea 1 del metro de Barcelona. Las imágenes la muestran con bastante claridad. El agresor, rubio y atlético, se encuentra de pie frente a otro joven de origen asiático que viaja sentado, al que dirige unas palabras en actitud chulesca y sin mediar previo aviso comienza de repente a golpear. Mientras tanto otros dos jóvenes graban la escena a distancia (durante un fragmento de la grabación, antes de que comience la agresión física, se puede ver a uno de ellos riéndose y disfrutando del momento). La agresión dura unos interminables segundos, durante los cuales otros viajeros intentan separar a agresor y agredido, hasta que el tren se detiene en la parada de Fabra i Puig y el chico de rasgos asiáticos escapa cuando se abren las puertas del vagón.

thumb_474__4Uno de los jóvenes que habían grabado la agresión subió las imágenes a su cuenta de YouTube, a nombre de un tal @Payo_cura, usuario que acostumbra a difundir imágenes neonazis y que en su cuenta de Twitter (ya clausurada) se jactaba de ser el autor del vídeo (“El del vídeo no soy yo, yo soy el que graba, él es un camarada ruso, el chino nos estaba insultando y el ruso le hizo callar”). En su perfil de Twitter exhibía de hecho una foto con la cruz céltica y se describía como “siempre patriota, Europa Blanca”. Su nombre, Jaime, correspondería además con el que se escucha al final del vídeo (“¡Bajamos, Jaime, baja!”).

Datos que fueron suficientes para que el agresor y sus acompañantes fueran identificados por otros usuarios de redes sociales y hayan sido finalmente detenidos por los Mossos d’Esquadra y acusados de un delito de odio y discriminación. Dos son menores (entre ellos el agresor principal, de origen ruso) mientras que el tercero es ya mayor de edad. Y aunque sus cuentas en redes sociales son hoy inaccesibles, durante el día de ayer fueron muchos los activistas antifascistas que capturaron pantallazos de sus actividades.

Y es aquí donde salta la sorpresa (o quizá no tan sorpresa). El agresor principal aparece fotografiado en varias ocasiones con Mikola Zatkalnitsky, alias “El Rusky”, el joven de origen ucraniano que lideró el Proyecto Pilla-Pilla, un grupo que a imitación de los neonazis de Occupy Pedofilyaj se dedicó hace unos meses a hostigar a homosexuales con los que contactaban a través de chats. Los dos aparecen haciendo un gesto característico tomado del grupo ruso: un puño cerrado con el pulgar hacia arriba pero doblado, en una posición similar a la de encender un mechero. El líder de Occupy Pedofilyaj es Maxim Martsinkevich, alias “Tesak”, un famoso neonazi que ya antes fue el inspirador de Format 18, organización que se hizo muy conocida precisamente por sus grabaciones de brutales agresiones racistas, muchas de ellas en vagones de metro o en trenes de cercanías.

el-agresor-racista-de-Barcelona-se-fotografía-como-un-Pilla-PillaMás aún, el propio @Payo_cura, uno de los acompañantes del agresor del metro de Barcelona, anunciaba en Twitter el 25 de junio que “El Proyecto Pilla Pilla volverá pronto”. Y tres días más tarde, Día del Orgullo LGTB, tuiteaba la frase “Volvemos?” acompañada de la imagen del joven ruso ahora detenido en compañía de  Zatkalnitsky haciendo el gesto homófobo delante de un escaparate con una bandera arco iris:

Ciutadans se desmarca de los agresores

Por cierto que los sucedido ha tenido una curiosa derivada, ya que en redes sociales aparecía también la foto del tal @Payo_cura en compañía del líder de Ciutadans, Albert Rivera, y de Jordi Cañas, político de ese mismo partido. Ciutadans, que no ha negado la autenticidad de las fotos, ha desmentido sin embargo que el joven figure en las listas de militantes o de simpatizantes de la formación. Su secretario general, Matías Alonso, ha condenado duramente la agresión.

Una agresión ante la que por cierto el Ayuntamiento de Barcelona anunciaba su intención de personarse como acusación antes incluso de que el joven agredido se personara finalmente ante la policía e interpusiera denuncia.

138722388468Esperamos que la justicia sea esta vez contundente con este grupúsculo de niñatos racistas y homófobos a los que las detenciones de hace unos meses parece que no sirvieron de escarmiento antes de que tengamos que lamentar una desgracia mucho mayor.

‘Proyecto Pilla Pilla: Capturemos a los pederastas’

Recordamos a estos machirulos homófobos y exhibicionistas Mikola Zatkalnitsky y su amiguito a los que parece gustarles salir en internet desnudos y muy depiladitos… Si es que…

Al igual que ocurre en Rusia con Maxim Martsinkevich, este grupo usa la pederastia de excusa para engañar a homosexuales. Usan la misma técnica que los homófobos rusos: entran en portales web para gays donde ofrecen sexo, se hacen pasar por menores gays, buscan a su víctima, quedan con él y le tienden una trampa para acosarlo y humillarlo públicamente. Aún no le pegan palizas pero será cuestión de tiempo que lo hagan, si es que no lo hacen ya fuera de cámara. Usan el mismo signo nazi que el grupo de ‘Ocuppy Pedofilyaj’ (Un puño cerrado con el dedo pulgar doblado) e incluso el montaje de los videos es similar.

Su vinculación con Maxim Martsinkevich, el máximo cabecilla del movimiento ruso ‘Ocuppy Pedofilyaj’ que se dedica a maltratar a los gays, la encontramos en la red social rusa VK, donde Mikola tiene un perfil y pertenece al grupo ‘Окупай – Педофиляй’ (movimiento para acabar con los gays liderado por Martsinkevich).

En diciembre del pasado año, cuatro integrantes fueron detenidos por ello.

Fente Dosmanzanas y Ragap

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Juicio contra cinco universitarios rusos acusados del secuestro y extorsión de un joven homosexual.

Sábado, 31 de mayo de 2014

homofobia1Este 29 de mayo ha tenido lugar en la ciudad rusa de Chelyabinsk el primer día del juicio contra cinco estudiantes universitarios, que secuestraron, robaron, extorsionaron y llevaron casi a las puertas de la muerte a un hombre por ser homosexual. Aunque entre los cargos a los que se enfrentan, como es habitual en Rusia, no se contemple lo que indudablemente es un delito de odio.

Los terribles hechos se han dado a conocer públicamente durante la audiencia. Cinco jóvenes universitarios de Chelyabinsk, una ciudad situada al sur de los Urales, contactaron a través de una web especializada en citas entre homosexuales con un hombre de 25 años. Cuando se produjo el encuentro, los jóvenes, de edades comprendidas entre los 18 y los 22 años, amenazaron a la víctima con una pistola y le comunicaron su intención de “limpiar la sociedad” de homosexuales.

En el coche de la propia víctima, le condujeron fuera de la ciudad, a orillas del lago Pervoye, y le obligaron a desnudarse mientras disparaban cerca del suelo que pisaba. Sometiéndole a todo tipo de burlas y humillaciones, los jóvenes terminaron por exigirle que les diera todo el dinero que tenía. El hombre tan solo pudo ofrecerles 10.000 rublos (unos 212 euros). Al parecerles poca la cantidad, decidieron que le acompañarían a las entidades bancarias donde tuviera abierta cuenta para que les facilitara la suma de 50.000 rublos (1.060 euros aproximadamente).

La víctima, que padece una enfermedad crónica, sufrió lo que más tarde se supo que era un episodio cardíaco debido al estrés al que estaba sometido, lo que puso su vida en grave peligro. En ese estado, fue conducido a la primera sucursal, donde pudo hacer llegar al director de oficina, a quien conocía por ser cliente habitual, un papel donde explicaba que era un rehén. Sin embargo, el director de la sucursal no hizo nada al respecto, aunque denegó la cantidad que le estaba requiriendo.

Conducido a una nueva oficina bancaria, con una pistola apuntándole en todo momento, el hombre hizo llegar su mensaje a la operaria que le atendía. En este caso, con toda cautela, la empleada logró pulsar la alarma que contacta directamente con la policía mientras entretenía a los secuestradores. La policía llegó a los pocos minutos y logró reducir a quien portaba el arma y detener al resto de sus compinches.

Los cinco jóvenes se enfrentan a cargos de secuestro, robo, extorsión y uso ilegal de vehículos. Ningún cargo por la evidente tortura a la que sometieron a su víctima debido a su orientación sexual. A pesar de haber sido detenidos mientras mantenían secuestrada a su víctima y portaban un arma, los acusados se han declarado inocentes de los cargos. Sus novias, que testificaron a su favor, les definen como “buenos chicos que hicieron algo que no debían”. Sus allegados han contratado a abogados de prestigio. Todo ello, conjuntamente con la orientación sexual de la víctima, hace temer que el proceso sea largo y el resultado incierto.

Un procedimiento tristemente habitual

Los cinco acusados han seguido el procedimiento habitual mantenido por Occupy Pedofilyaj, una red de grupúsculos homófobos rusos cuyo líder es Maxim Martsinkevich (alias Tesak o “machete” en ruso), famoso neonazi que ya antes fue el inspirador de Format 18, una organización racista que se hizo muy conocida hace pocos años por sus brutales agresiones a ciudadanos no rusos. Martsinkevich fue detenido a principios de año en Cuba tras una orden de arresto de la Interpol a petición de las autoridades rusas y ucranianas.

Occupy Pedofilyaj y grupúsculos relacionados son responsables de actos de violencia terrible contra personas LGTB en Rusia, muchas de ellas jóvenes que son secuestrados, torturados y en algún caso asesinados. Contactan con ellos a través de internet, los engañan, los atraen, graban el acoso al que los someten y difunden después las grabaciones en redes sociales como VKontakte (de formato semejante a Facebook). Sus actuaciones se incrementaron durante el debate y aprobación de las leyes homófobas rusas contra la llamada “propaganda homosexual”.

En ese mismo periodo tuvieron lugar en territorio ruso dos espantosos asesinatos de hombres homosexuales. En mayo de 2013, un joven de 23 años fue bárbaramente asesinado por dos conocidos, tras ser sometido a todo tipo de torturas, después de que se sincerara y les desvelase su homosexualidad. En las mismas fechas, tres jóvenes asesinaron a un hombre de 29 años tras atraerle y conducirle en su propio vehículo a un lugar apartado, donde le golpearon y asestaron puñaladas hasta provocarle la muerte. Aunque en el juicio quedó firmemente establecido que la razón del asesinato fue la orientación sexual de la víctima, tampoco se contempló esta circunstacia en los cargos ni en la posterior sentencia.

Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Detenido en Cuba el líder del grupo homófobo ruso que humilla y tortura a personas LGTB

Lunes, 27 de enero de 2014

Maxim-Martsinkevich-líder-homófobo-rusoEl Ministerio del Interior ruso ha informado de la detención en Cuba de Maxim Martsinkevich, líder de la red de grupúsculos homófobos Occupy Pedofilyaj, conocidos por los terribles actos de violencia contra personas LGTB llevados a cabo en territorio ruso y ucraniano. Martsinkevich era buscado por las autoridades rusas, acusado de un delito de incitación al odio étnico y social.

[Nota preliminar: algunas de las fotografías y vídeos enlazados en esta entrada pueden impactar a las personas más sensibles a la visualización de violencia real. Por eso hemos preferido no insertarlas y dejar que sea cada lector el que decida si quiere verlas, si lo considera oportuno].

Los cargos contra Maxim Martsinkevich, también conocido por Tesak (“machete” en ruso), se derivan de un vídeo que realizó en Ucrania. En él se puede ver cómo tortura y humilla a un joven de procedencia iraquí, al que afeita la cabeza y obliga a “confesar” su homosexualidad entre amenazas y burlas. Las imágenes finalizan con Martsinkevich enarbolando una porra policial, mientras tapa la cámara con un cartel en el que se puede leer “sin violencia” y se oyen los gritos desgarradores de la víctima. Fue la comunidad iraquí exiliada en Ucrania quien denunció los hechos, cuya investigación concluyó con cargos tanto por parte de las autoridades rusas como las ucranianas.

Estas últimas también le acusan por hechos idénticos realizados contra un ciudadano ucraniano, conocido por su participación en un programa televisivo de talento musical. La acusación, sin embargo, tanto en este como en el caso anterior, se limita al delito de vandalismo. Los cargos en territorio ruso, incitación al odio étnico y social, podrían acarrear una condena de tres a cinco años de cárcel. Martsinkevich ya fue detenido en 2007, acusado de otro delito de incitación al odio, por el que cumplió tres años y medio de prisión. Por aquel entonces era el inspirador de Format 18, una organización racista conocida por sus bárbaras agresiones a ciudadanos no rusos.

Sin embargo, desde que en 2011 fundó Occupy Pedofilyaj no había sido acusado hasta estos últimos hechos, a pesar de que se habían mostrado a través de las redes sociales sus infames actuaciones.  En dosmanzanas ya hemos recogido varios actos de violencia terrible contra personas LGTB, muchas de ellas jóvenes secuestrados, horriblemente torturados y parece que en algún caso asesinados por bandas organizadas sin que las autoridades hayan parecido estar muy interesadas en evitarlo.

Huida y detención en Cuba

Habiéndose fugado de territorio ruso y ucraniano, Maxim Martsinkevich fue arrestado en ausencia y su caso puesto a disposición judicial. Desde su blog, Martsinkevich contaba cómo había huido a Cuba vía Frankfurt, aprovechando que los ciudadanos rusos pueden permanecer hasta un año en este territorio sin necesidad de visado, y se burlaba de las acusaciones formuladas contra él: “el caso contra mí es muy poco habitual. No hay víctimas. No hay daños. La investigación ha sido realizada por incompetentes. Los crímenes fueron cometidos virtualmente. Me han acusado sin estar presente. Fui arrestado en ausencia”. Con sorna y altanería, concluye realizando una oferta: Para realizar el interrogatorio y el juicio en abierto para que lo observen los medios de comunicación, puedo estar presente a través de Skype. En caso de condena, me ofrezco a cumplir la pena de prisión de forma virtual, mediante la colocación de un avatar tras las rejas por la totalidad del tiempo designado por el tribunal”.

En declaraciones a un tabloide ruso efectuadas el pasado 8 de enero, Martsinkevich acusaba al “lobby pedófilo” de haber orquestado la acusación contra él, y mostraba su intención de no regresar a territorio ruso. Sin embargo, la Policía cubana procedió a su detención este sábado 18 de enero, siguiendo la orden internacional de arresto interpuesta por la Interpol. Tras ser informado por las autoridades cubanas, el Ministerio del Interior ruso comunicaba que los detalles para su extradición se estaban ultimando.

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.