Archivo

Archivo para Miércoles, 3 de enero de 2018

Navidad: Vida y Luz

Miércoles, 3 de enero de 2018

Del blog Amigos de Thomas Merton:

 

tatuajes_padres

“Cristo, luz del mundo, ha nacido hoy, y puesto que ha nacido para nosotros, ha nacido en nosotros como luz. Por tanto, los que creemos, hemos nacido hoy a una nueva luz. Eso es decir que nuestras almas han nacido a nueva vida y nueva gracia al recibirle a Él, que es la Verdad (…..)

Quiere ser visible en nosotros, vivir en nosotros, y salvarnos mediante su acción secreta en nuestros corazones y en los corazones de nuestros hermanos. Así, hemos de recibir, por la fe, la luz de nuestro Salvador recién nacido, para manifestarlo por nuestro testimonio en alabanza común y por las obras de nuestra caridad mutua”.

Oh, Palabra perfecta
cuyo nombre es Salvador
y a quien deseamos poseer:
arde en nuestros corazones, en nuestra médula
y en todo nuestro ser;
ocúltanos y sánanos en el abrazo de tu deleite
cuyo admirable poder
canta en el horno abrasador de la triple gloria.”

*

Thomas Merton

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

“Lecturas de la Navidad”, por Enrique Martínez Lozano.

Miércoles, 3 de enero de 2018

nativity-storyParece innegable que, en nuestro entorno sociocultural, y más allá de creencias religiosas, la fiesta de “Navidad” ha ocupado durante siglos (y aún sigue ocupando) un lugar privilegiado. Diferentes factores la convirtieron en una fecha popular e incluso entrañable, aunque no faltaran nunca sus detractores. Resortes psicológicos básicos, religiosidad sentida, escenas de la infancia cargadas de emoción, reuniones familiares, e incluso, cada vez más, intereses comerciales, lograron que esas fechas aparecieran revestidas de un atractivo especial, a tenor de las experiencias e incluso de las creencias de cada cual.

Sin embargo, acerca de la Navidad caben diferentes lecturas:

Lectura histórica:

La fiesta de Navidad se institucionalizó a partir del siglo IV; su reconocimiento oficial se produjo el año 354, por parte del papa Liberio. En su origen, en esa fecha se celebraba en Roma el “Dies Natalis Solis invicti”, el nacimiento del sol, siempre invicto, que acontecía cada año en el solsticio de invierno, justo cuando los días empiezan a alargar.

El cristianismo asumió la festividad pagana, datando en esa fecha el nacimiento de Jesús, considerado como el verdadero “Sol” por el que había llegado la luz a este mundo.

Sin embargo, este no fue un caso aislado, sino que algo similar había ocurrido en muchas mitologías: en Persia, Mitra, dios de la Luz; en Roma, Apolo; en Egipto, Horus; en las culturas germánicas y escandinavas, Frey, dios del sol naciente; entre los mexicas, antiguo pueblo precolombino, Huitzilopochtli, dios del sol… Tomando al sol como símbolo de lo divino, las diferentes culturas fijaron como fecha del nacimiento de sus respectivas divinidades el solsticio de invierno, cuando los días empiezan a alargarse, cuando el sol “vuelve a nacer”.

Lectura religiosa:

La lectura religiosa se basa en la creencia, es decir, en el dogma. Para el credo cristiano, en Navidad acontece el hecho central de la historia: Dios se hace hombre en la persona de Jesús de Nazaret.

Dicha lectura se apoya en los textos legendarios que aparecen en los evangelios de Mateo y de Lucas -no así en los de Marcos y Juan- y presenta el acontecimiento como la “buena noticia” por excelencia, que será presentada con estas palabras puestas en la boca del ángel: “No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador; el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”.

Según esta lectura, Dios se hace hombre. No es difícil imaginar las “resonancias” que tal creencia habría de encontrar en los seres humanos, despertando o avivando sensaciones de seguridad, sentido, confianza…, acompañadas todas ellas de la imagen tierna e indefensa de un bebé recién nacido.

Ahora bien, junto con ello, la creencia religiosa ofrecía la base para su propia absolutización: si Dios se hace hombre en Jesús, esto significa que nos hallamos ante la única religión verdadera, aquella en la que Dios, no solo ha hablado, sino que ha sancionado de manera indubitable.

Lectura espiritual:

Más allá de la creencia y de los relatos legendarios que la sostienen, es muy fácil acceder a la verdad profunda -a veces inconsciente, incluso para los autores de esos mismos relatos- que late en ese “mapa” concreto.

Tal lectura es simple: lo humano es divino. Aquello a lo que los humanos se han referido con el término “Dios” -en sánscrito dev, cuyo significado es sencillamente “luz” o “luminosidad”– está “naciendo” constantemente en todo lo que percibimos a través de los sentidos.

Todo, empezando por lo más pequeño -un bebé en pañales acostado en un pesebre-, es manifestación de lo divino. Todo es Dios manifestado.

Más allá incluso de los términos que han vehiculado contenidos religiosos, la lectura espiritual de lo que se celebra en Navidad podría tal vez expresarse de este modo: La Realidad última, el Fondo único, Lo que es -inalcanzable para nuestros sentidos y nuestra mente- se está manifestando en todas las formas que aparecen ante nosotros. Y ese mismo Fondo constituye nuestra verdadera identidad.

Místicos sufíes gustaban decir que “lo único real es Dios; todo lo demás son “disfraces” en los que Dios se oculta”. Todo es Eso inefable -lo Real solo puede ser uno-; las formas no son sino “despliegues”, en una admirable no-dualidad. No existe Eso inefable más las formas que advertimos: todo es uno. Y nosotros mismos somos, al mismo tiempo, una forma vulnerable -nuestra personalidad tan frágil- y Eso que es plenitud. Comprenderlo es sabiduría, vivirlo es liberación.

Enrique Martínez Lozano

Boletín Semanal

Fuente Fe Adulta

Biblia, Espiritualidad ,

Iglesia católica en Ruanda quiere prohibir el reparto de preservativos a los jóvenes en las escuelas

Miércoles, 3 de enero de 2018

mgr-servilien-nzakamwry5ebeeqz_720x0La ministra de Salud de Ruanda, Diane Gashumba y el obispo Servilien Nzakamwita 

El obispo de Byumba califica la medida como “una licencia para que las adolescentes forniquen”

La Iglesia católica ruandesa y el Ejecutivo de ese país africano se han criticado duramente en los últimos días debido al plan gubernamental de repartir preservativos a las jóvenes, que tiene como objetivo disminuir la prevalencia de las enfermedades de transmisión sexual.

Tal vez para ti sea muy común salir a comprar preservativos a una farmacia, o quizá hayas corrido con la suerte de que tu escuela o las instituciones de salud pública en tu país le repartan preservativos a los jóvenes con la intención de prevenir ETS o embarazos no deseados, sin embargo en Ruanda existe una pelea por parte de la iglesia católica para prohibir que los adolescentes tengan acceso a cuidar su sexualidad por medio de un método anticonceptivo y prevenir las enfermedades de transmisión sexual como el condón.

El gobierno de Ruanda tomó la decisión de repartir preservativos a los jóvenes con el objetivo principal de prevenir enfermedades de transmisión sexual, sin embargo el obispo católico ruandés de la diócesis de Byumba Servilien Nzakamwita y su séquito, atacaron la decisión del Ejecutivo, alegando que la medida es, atentos al machismo,  “una licencia para que las adolescentes forniquen”, es decir, que los chicos “no fornican“… Si es que mejor estarían callados…

El obispo declaró públicamente, hay que tener valor,  que la medida gubernamental era la culpable del incremento de embarazos no deseados, además confesó que él mismo le impidió a funcionarios repartir preservativos en algunas escuelas.

Diane Gashumba, ministra de Salud de Ruanda, declaró para Efe que la medida tiene el objetivo de prevenir enfermedades como el SIDA, e incluso desafió al obispo a presentar una medida de prevención mejor que el uso del preservativo. Gashumba aseguró que las declaraciones del obispo estaban completamente fuera de contexto y que no respetaban el problema de salud que el Gobierno trata de abordar.

“Cuando das a los adolescentes condones, piensan que fornicar es legal y que han conseguido una licencia para hacerlo, una nueva cultura que es responsable de los embarazos precoces”, dijo el obispo Nzakamwita en una reunión con los líderes religiosos locales el pasado jueves.

El obispo también reprobó la actitud de los padres de familia, quienes no han alzado la voz para que se detenga el reparto de preservativos a los adolescentes: “Es impactante que algunos padres digan que los condones están entre los requisitos escolares que les dan a sus hijos cuando salen de casa, lo que hace que los niños se sientan libres de fornicar y me temo que será difícil para nosotros revertir la situación”.

A pesar de la hostilidad del obispo Servilien, el Ministerio de Salud defendió su iniciativa, alegando que el gobierno tiene la responsabilidad de de promover la salud de los jóvenes en las escuelas y fuera de ellas y ofrecer a los jóvenes una alternativa para mejorar su salud sexual.

La ministra desmintió además la idea de que para cuidarse de las enfermedades de transmisión sexual los jóvenes prefieran abstenerse: “es un error mantener la mentira de que se puede conseguir la abstinencia y el comportamiento positivo”, y dijo que, “como Gobierno”, tiene pruebas de que “algunos jóvenes no se abstienen”.”El obispo Nzakamwita y la Iglesia deben saber que el Gobierno de Ruanda se preocupa por la vida de los jóvenes a través de muchas estrategias. Además de promover el uso de condones, sensibilizamos a los jóvenes sobre el comportamiento positivo y la abstinencia”, explicó Gashumba.

Además, sostuvo que su Gobierno atiende a madres y niños de embarazos precoces, brindándoles educación entre otros servicios sociales, y desafió al obispo a contarles cuántas víctimas de embarazos tempranos estaban bajo su cuidado. “El obispo y la Iglesia tienen derecho a dar sus puntos de vista, pero Ruanda tiene un 3 por ciento de prevalencia de VIH/Sida y en un gran número son jóvenes y mujeres, y por lo tanto no podemos sentarnos, tenemos que promover medidas preventivas”, opinó Gashumba.

A la desaprobación de las palabras del obispo se han sumado otros sectores de la sociedad ruandesa, como el conocido investigador Charles Muligande Sengabo, quien apuntó a que el obispo no tiene en cuenta el hecho de que los jóvenes viven en la era digital y que “se exponen a un mundo sexual temprano que pone sus vidas en peligro”. El obispo debería culparse a sí mismo por aumentar los embarazos de adolescentes. Él ha perseguido a agentes que distribuían condones gratis. En este siglo, no puedes esperar que solo la religión detenga el sexo”, dijo a Efe una residente de Kigali, Fatima Nibishaka.

El desacuerdo entre el Gobierno y la Iglesia Católica en el sector de la salud se extiende también al programa de planificación familiar, ya que este último solo acepta la “planificación natural”.

En Ruanda hay 2,6 millones de chicas de entre 10 y 19 años y según datos de la ONU y la OMS, la tasa de madres adolescentes alcanza el 45%, mientras que la mortalidad materna por cada 1.000 nacidos es de 290, según datos de 2015 de Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud.

En Ruanda, el VIH/Sida es la segunda mayor causa de muerte de niñas (10%), por detrás de la malaria (19%) y por delante de infecciones de las vías respiratorias (7,0%).

Fuente Agencias/Religión Digital

Iglesia Católica , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.