Archivo

Archivo para Sábado, 30 de septiembre de 2017

Bienaventuranzas de la meditación

Sábado, 30 de septiembre de 2017

Del blog de la Comunidad Anawin de Zaragoza:

28dc716dce975a7835f9f86afe5f3a60

Bienaventurados los que se vacían
de pensamientos, imágenes y sentimientos
porque ellos serán llenados por Dios.

Bienaventurados los que aprenden
a estarse quietos,
porque descubrirán la fuerza de Dios
que se mueve en su interior.

Bienaventurados los que se cultivan por dentro,
porque quedarán limpios de toda sombra
y actuarán con libertad.

Bienaventurados los hambrientos de ser,
puesto que sólo ellos alcanzarán la auténtica humanidad.

Bienaventurados los compasivos,
pues han comprendido
que el destino de cualquier persona
es el propio.

Bienaventurados los silenciosos,
puesto que han descubierto su verdadero hogar.

Bienaventurados los pacificados,
porque darán al mundo
lo que el mundo realmente necesita.

Bienaventurados los orantes,
porque han comprendido
que si nos preocupamos por las cosas de Dios,
Él se preocupa por las nuestras.

Bienaventurados vosotros
cuando os reprochen
que huis del compromiso
para retiraros a vuestra soledad.
Yo os digo que vuestra recompensa
será grande en este mundo
pues lo veréis en su verdadero color.

*

Pablo d’Ors.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Meditación Zen para Rajoy y Puigdemont

Sábado, 30 de septiembre de 2017

MADRID 20 04 2016 POLITICA El Presidente del Gobierno en funciones Mariano Rajoy y el President de la Generalitat Carles Puigdemont durante la reunion que mantuvieron esta tarde en el Palacio de la Moncloa Imagen David Castro¿Por qué no pueden entenderse en esto los que votaron juntos las leyes más antisociales, los que recortaron presupuestos de forma escandalosa, los que pasan de largo ante el recrudecimiento de la homofobia?

Sí al referendum, con diálogo

“No se puede elegir entre Cataluña y España”

(Juan Masiá, sj.).- Sí al referendum, con diálogo. Pero antes, silencio del Zen. ¿Qué recomendaría a Rajoy y Puigdemont? Que hablen sin tapujos. Pero, primero un presupuesto: antes de cruzar las piernas en el sillón del diálogo para hallar la solución del pacto, siéntense en postura de Loto sobre el cojín del Zen, para hallar la solución del silencio.

Unos y otros, unas y otras, todos y todas necesitamos una cura de silencio meditativo para salir de la ilusión del yo, salir del espejismo de la identidad, desengañarse del mito soberanista, del autoengaño independentista y de la pesadilla nacionalista.

Son todas esas ficciones del “yo”. Un yo que no se ha curado de la ignorancia original que le hace creer que “piensa, luego existe”. (Unamuno habría dicho que hace falta “desconcientizarse“, Oliver Sachs aconsejaría “vivir sin cabeza”.

Ese “yo” es incapaz de salir de sí y romper la muralla que él mismo construyó alrededor de su cabeza; más aún, ni siquiera es capaz de descubrirse ante la realidad y quitarse el sombrero o la gorra nacionalistas: ya sea el sombrero del nacionalismo de estado -autoritario y centralista-, ya sea la gorra del nacionalismo de campanario aldeano -estrecho de miras y con alergia testaruda contra cualquier injerto federalista-. (Ojalá Pedro Sánchez fuera capaz de persuadir a ambos para que canten al unísono con Schiller la sinfonía de lo uno y lo múltiple… Pero, por desgracia, los excesos del “yo” son como las células de las metástasis del cáncer peleando contra las infiltradas para terapia. Operaciones drásticas no frenan la guerra y con la derrota final unas y otras pierden y perecen).

Me preguntan amistades japonesas por mi nacimiento y apellido, porque el Masiá les parece catalán. “No, respondo; nací en Murcia, de madre nacida en la región (que no nación, ni reino) de Murcia y de padre nacido en la de Alicante; mi ciudadanía es española y tengo estatuto de residente japonés. Tengo también familia en Barcelona y buenas amistades catalanas (en los momentos del atentado terrorista me sentía especialmente cercano a ellas).

Si me siento español fuera de España, es por ser murciano. Pero, precisamente por sentirme español, es por lo que puedo, estando fuera de España, sentirme gallego con los gallegos/as, vasco con los vascos/as, andaluz/con los andaluces/as o catalán con los catalanes/as, o balear o canario, etc…” Lo cierto es que me siento hasta muy portugués con los portugueses, aunque por avatares históricos sean otro estado nacional.

A pesar de esta explicación no se satisfacen mis amistades japonesas, que siguen haciendo preguntas, porque están viendo y oyendo las noticias internacionales sobre el pseudo-referendum (que, según el medio de comunicación que informe, parece a unos trágico, a otros cómico y a la mayoría tragi-cómico por su mezcla de ridiculez e ilegalidad).

Respondo que no se puede elegir entre Cataluña y España, porque eso sería como optar por el mar sin olas o por las olas sin mar. Me dicen que la comparación es un tanto oriental. Naturalmente, que lo es. Por eso he recomendado a Puigdemont y Rajoy que, antes de dialogar se sienten en postura de Loto a meditar en silencio para salir de su ego. Y todos nosotros y nosotras también, para que se nos otorgue la gracia -¡amazing grace!- de reconocer que no existe el yo absolutamente independiente, sin relación y sin evolución y transformación.

Quien fuera capaz de vivir en silencio esa espiritualidad integral e integradora, no propiamente “oriental” sino de “otro Oriente y otro Occidente” en la dimensión de profundidad de la vida, no tendría miedo a despojarse de toda intransigencia y entrar, después de ese silencio, en el mundo del diálogo cívico, el pacto democrático y la negociación política.

Con esa actitud básica, no se tendría reparo en asumir futuros desarrollos del esquema de convivencia, incluso aquellos que parecieran, a primera vista, incompatibles entre sí u opuestos como, por ejemplo, las hipótesis siguientes:

1 Si me dijeran que, después de un proceso -sereno y justo, democrático y legal- de diálogo, se ha llegado a la conclusión de una nueva república catalana independiente, no me costaría aceptarlo.

2 Si me dijeran que, después de un proceso así (y no sin esa condición), se ha llegado a elaborar una nueva estructura federal que, con una nueva Constitución, integra de un modo nuevo las diversas naciones, regiones y pueblos de este país, lo asumiría igualmente.

3 Si me dijeran que, después de un proceso así (y no sin esa condición), se ha llegado a una conclusión no independentista, pero sí modificadora de la presente estructuración y condiciones de la autonomía, también lo aceptaría del mismo modo.

4 Si me dijeran que -hipotética y utópicamente, por un giro histórico en el futuro-, después de un proceso así (y no sin esa condición), se había llegado de acuerdo con el vecino estado nacional portugués a un acuerdo para crear los Estados Unidos de Iberia (con la capital en Lisboa, el Senado en Barcelona y el Museo histórico en Madrid), tampoco me costaría aceptarlo.

Estas cuatro propuestas-ficción no han sido más que un experimento mental, como ejemplo y pretexto para recomendar la solución de los conflictos mediante el diálogo. Pero requieren como presupuesto para la “solución” de los falsos conflictos, la “disolución” del “ego” por el rodeo del silencio.

Por consiguiente, una esterilla de tatami y un cojín de meditación Zen, señores presidentes y señores diputados, y… pidan a Rajoy y Puigdemont que respiren hondo en silencio durante unas horas.

(Nota: Me alegro de que Religión Digital publique columnas de un blog en portugés -el del P. Anselmo Borges- y vería con gusto otros blogs en catalán o euskera en el mismo portal de RD. Por mi trabajo en el Centro internacional diocesano, celebro la misa del domingo con ritual multilingüe -al mismo tiempo en portugués, español y japonés- para comunidades latinoamericanas migrantes en Tokyo. Hace veinte años nos preocupaba proporcionar una celebración en su lengua para esa población. Hoy las circunstancias han cambiado y la generación siguiente, nacida y educada en Japón, requiere prácticas bilingües o multilingües. Esas celebraciones han de ser multilingües, como también otras formas de pastoral y sacramentos: el pasado domingo, en una boda, los novios se dieron el sí tres veces seguidas en tres lenguas: japonés, inglés y tagalo filipino; así toda la comunidad participante pudo comprender en sus lenguas)

General , , , , ,

El referéndum del 1-O fractura a la Iglesia catalana

Sábado, 30 de septiembre de 2017

catal_560x280El escenario se divide entre las claras apuestas por el referéndum y aquellos que optan por el silencio

250 fieles, convocados por la ANC, rezan por el referéndum en un templo de Barcelona

La carta al Papa de los 400 curas, la postura de la Tarraconense, el desafío del obispo Novell, conocido por sus declaraciones homófobas

(Jesús Bastante).- El referéndum del 1-O también ha llegado a la Iglesia catalana. Independientemente de lo que ocurra a partir del domingo, el conflicto ya ha sembrado una profunda división en el clero. El escenario se fractura entre las claras apuestas por el referéndum y aquellos que optan por el silencio.

Las peticiones de participación en el 1-O constituyen una buena parte de los pronunciamientos de la Iglesia catalana. En contra, se sitúa la Conferencia Episcopal Tarraconense, que aglutina a los obispos de las diez diócesis catalanas. La organización emitió un comunicado la semana pasada en el que llamaba a la “sensatez” y a la “comunión”, reclamando a los fieles una “ayuda” para que la sociedad “sea un espacio de fraternidad, de libertad y de paz”.

Un comunicado, aprobado por unanimidad, que sin embargo fue dinamitado este jueves por el obispo de Solsona, Xabier Novell, quien anunció que sí acudirá a votar este domingo.

Aquellos que han optado por el silencio mantienen una postura de “esperar y ver” para no echar más leña al fuego. Entre ellos, el actual arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, que ha instado a que “favorezcamos el diálogo, evitemos la confrontación y evitemos el enfrentamiento de unos contra otros por el bien común”.

La carta de los 400 curas

Aún es tangible el impacto generado por la declaración ratificada por más de 400 sacerdotes y diáconos catalanes, que representan al 20% del clero en ese territorio, apoyando explícitamente la celebración del referéndum del 1-O y que se constituye como un respaldo a los independentistas. “Solicitamos a la Iglesia católica, por su implantación cultural y territorial, que dé a conocer a sus fieles la Doctrina Social de la Iglesia sobre el derecho de autodeterminación”, aseguraban en el pronunciamiento.

Entre los firmantes también había algunos clérigos con responsabilidades en las curias diocesanas como vicarios generales, vicarios episcopales, delegados diocesanos y arciprestes de varios obispados o profesores de los centros docentes de teología. No obstante, la mayor parte de los firmantes son cargos eméritos, conocedores de que sus obispos podrían tomar represalias contra un pronunciamiento que, en opinión de algunos prelados catalanes, podría “romper la comunión”.

Las declaraciones que más revuelo han generado se realizaron en la Amazonía brasileña. Allí, uno de los referentes de la Iglesia catalana considerado como uno de los “obispos de concilio”Pedro Casaldáliga, declaraba en RD que “preferiría que no hubiese independencia”. “Hay personas sensatas que van a enfocar la cosa de forma diferente. No es un proceso natural. No tiene sentido”, continuaba.

Teniendo en cuenta la entidad del entrevistado, estas palabras cayeron como un jarro de agua fría entre el clero catalanista más comprometido con lo social.

Protesta ante el Vaticano

Esta argumentación contrasta con la declaración ratificada por los 400 clérigos que consideraban “legítima y necesaria la realización de este referéndum”, valorando “todas las circunstancias que han llevado a la convocatoria por parte del Gobierno de la Generalitat de un referéndum de autodeterminación el próximo 1 de octubre y ante la imposibilidad de pactar las condiciones para llevarlo a cabo de forma acordada”, reseñaban.

Su publicación provocó una rápida reacción del Ejecutivo español, que a través de su nuevo embajador en Roma, Gerardo Bugallo, entregó el pasado viernes una “nota verbal” de protesta al cardenal secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. En ella solicitaba un pronunciamiento de la Santa Sede en contra de estas declaraciones y defendiendo la unidad de España. Sin embargo, esta respuesta no se producirá.

Los curas independentistas subieron el tono de su crítica, pidiendo así al papa Francisco que medie ante el Gobierno de Rajoy para que “recapacite su visceral oposición” al referéndum, “cese sus acciones represivas” y “permita realizar con garantías” la consulta.

Previamente a que se publicase el texto a favor del referéndum, dos de los baluartes de la Iglesia catalana, los monasterios de Poblet y Montserrat, emitieron una declaración conjunta en la que reclamaban a Rajoy y a Puigdemont “un ejercicio de máxima prudencia y responsabilidad para un diálogo constructivo”. El monje Sergi D’Assis llego a denunciar la “represión del Estado español” contra Cataluña, en la homilía del pasado domingo en Montserrat .

Otras instituciones como la Unió de Superiores Generales de Catalunya o la Fundació Escola Cristiana se pronunciaban del mismo modo. Sin embargo, Cristianisme i Justicia, el principal foro de cristianismo progresista catalán, evitaba posicionarse aunque sí apostaba por “la resolución política y negociada del conflicto entre los gobiernos catalán y español”.

Su principal valedor, el teólogo jesuita José Ignacio González Faus ofrecía una alternativa: exigir a Rajoy y Puigdemont que “dimitan y convoquen unas elecciones, generales y autonómicas“, a las que ninguno se presente como candidato.

Oración por la independencia

El penúltimo capítulo de esta fractura se vivió anoche en la cripta de la iglesia de Pompeya, en el centro de Barcelona, donde 250 fieles, convocados por ‘Cristians per la indepedència’ (vinculada a la ANC), celebraron una oración por el referéndum, en el que se ‘ofrecieron’ la estelada o una papeleta, y se pidió por el Estado opresor español. “Es una de las contribuciones que los cristianos podemos hacer en el país”, ha manifestado la entidad, al mismo tiempo que ha asegurado que la oración “nos devuelve la fuerza y “el coraje para participar en la creación de nuevas realidades”.

“Hacemos que la oración nos ayude a acertar nuestra decisión e ilumine nuestro compromiso. Rogamos para afrontar con sabiduría, coraje y generosidad la defensa de nuestros derechos como pueblo y los principios democráticos que hoy están en peligro”, defiende la sectorial Cristianos por la Independencia.

Durante la oración ‘Símbolos de nuestro compromiso’, la organización ha ofrecido una senyera, un triángulo azul, una estrella y una hoja de calendario. “La senyera; símbolo del amor y compromiso con la patria; el triángulo azul, símbolo del compromiso con la humanidad; la estrella blanca, símbolo de la libertad; el boleto de votación, símbolo del compromiso con el derecho a la autodeterminación”, ha explicado.

También han agradecido el “convencimiento y la serenidad con la que nuestro pueblo vive estos momentos trascendentales”. “Te pedimos consuelo y coraje para todas las personas que son víctimas de la intolerancia del Estado español para defender los derechos de nuestro pueblo y los valora democráticos. Danos tu fuerza para restar a tu lado, y ayúdanos a mantenernos en la unidad y hacer crecer la generosidad en todos nosotros“, ha concluido la oración.

La tensa entrevista de Mamen Mendizabal a un sacerdote Pro referendum

Fue una entrevista corta, de poco más de cinco minutos; pero fue del tiempo suficiente como para que la tensión fuera percibida por todos los espectadores de Más vale tarde.

Mamen Mendizabal iba a cerrar el programa vespertino de La Sexta con una charla con Cinto Busquet, párroco de Calella (Barcelona), uno de los 400 religiosos que firmaron una manifiesto en pro de la convocatoria del referéndum del 1 de octubre por la independencia de Cataluña.

La primera cuestión que le hizo la presentadora al clérigo fue directa, concisa y fue considerada una falta de respeto por parte del entrevistado. La cuestión fue: “¿Dios está por la independencia? A lo que el párroco iba a contestar con un “no le respondo, porque es una pregunta totalmente fuera de lugar. Quedo muy chocado, porque el discurso que se hace en las televisiones españoles no tiene nada que ver con la realidad española. No hay fractura. Aquí no hay un ‘a por ellos’. Amamos España, Andorra y Portugal”. Añadió que “quien está provocando es quien no quiere ese diálogo, que quiere imponer una unidad”.

 

Parecía que el tono bajaba, pero no iba a ser así. Aún había más tensión, que hizo que Mamen Mendizabal torciera el rostro cuando intentaba preguntar y Cinto le insistía en hablar en serio para insistir en su argumento y culpar a Mendizabal y a los medios españoles de que “con este discurso están imponiéndonos una unidad que no es cristiana ni humana”. 

Intentaba preguntar la periodista, pero ya no fue capaz de hacer cuestión alguna, ya que el sacerdote insistía en su discurso. En el que recuerda que en Cataluña no hay fractura y pese a ello “nos envían a policías con porras. No escuchan ustedes”. 


Está claro que la entrevista tensionó al entrevistado y a la propia periodista, que poco tiempo después iba a compartir el vídeo en Twitter y una petición de paciencia a dios. No olvidará Mamen Mendizabal el día que entrevistó a Cisto Busquet.

Fuente religión Digital/Zeleb

 

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Mala lex, sed lex: Las políticas de la identidad están matando al movimiento” LGTB, por Ramón Martínez

Sábado, 30 de septiembre de 2017

ley-igualdad-lgtbi-aprobada-pp-abstencion-696x522No creo que sea necesario a estas alturas recordar que hace mucha falta en nuestro maltrecho país una ley antidiscriminatoria que trate de erradicar la homofobia, entre otras muchos problemas que afectan a la totalidad de la población. Desde hace al menos dos años hemos podido comprobar como vuelve a visibilizarse el problema de las agresiones homófobas, y son ya varios los observatorios que coordinan entidades como el FAGC, Arcópoli y Diversitat para ofrecer a la ciudadanía la primera atención ante un incidente de odio. Después de casi un cuarto de siglo en que una buena parte del llamado «movimiento LGTB» centró sus esfuerzos en el reconocimiento institucional de la afectividad entre personas del mismo sexo a través de la consecución del Matrimonio Igualitario y, posteriormente, en su defensa, parece que las aguas de la reivindicación vuelven al cauce de la lucha para erradicar la homofobia. Fruto de este reordenamiento mosaico la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales presentó hace meses un borrador para una «Ley de Igualdad LGTBI» que la pasada semana fue aceptada a trámite en el Congreso tras su presentación formal por el grupo parlamentario de Unidos Podemos. Y, tras mucho pensar, creo que es necesario anotar, casi a vuelapluma, una idea sobre su texto que no consigo comprender y no puedo compartir.

Sería interesante señalar algunos de los errores de la iniciativa, que comienzan olvidando que una «Ley antidiscriminatoria» se intentó sacar adelante desde el activismo ya en la década de 1980, y cuyos fundamentos habría resultado interesante recuperar para establecer una genealogía de la reivindicación contra el odio homófobo. Sería necesario también indicar algunos errores técnicos, fácilmente subsanables con enmiendas, que convierten el texto en una proposición de ley difícilmente aprobable tal como está presentada. Pero yo, que sobre legislación tengo la información justita para saber que una ley ordinaria no puede enmendar las disposiciones de una ley orgánica, como aquí se pretende en algún punto, prefiero centrarme en un problema fundamental de este borrador. Creo que la Ley de Igualdad LGTBI está mal planteada.

En su primera línea, encabezando el texto que constituye su Exposición de motivos, podemos leer lo siguiente: «el objetivo de la presente Ley es desarrollar y garantizar los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales y transgénero, bisexuales e intersexuales». Dejando a un lado la redundancia bisexual, que se podría haber corregido, claro está, considero necesario destacar que ese objetivo es, precisamente, el que no debe perseguir una ley como esta. Me explico: necesitamos una ley que trate de erradicar la homofobia, no una ley que proteja los derechos de un colectivo determinado. La argumentación estratégica de «nuestro» movimiento siempre ha sido ad iustitiam: reivindicamos determinadas cosas porque si estas se aprobaran toda la sociedad resultaría beneficiada. Así conseguimos la abolición parcial de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social, y también así logramos el Matrimonio Igualitario. Ahora, si en lugar de señalar la homofobia como un problema social que a todos y todas nos afecta, tratamos de argumentar ad hominem defendiendo los derechos de las «personas LGTBI» dejaremos fuera de nuestra reivindicación a una amplia mayoría de la sociedad que, como es lógico, será más difícil convencer de que nuestra causa es justa. La piedra de toque que demuestra este grave error de planteamiento se observa en diferentes puntos del texto, donde se menciona como personas a las que la ley protege «las personas LGTBI y sus descendientes». Y yo sigo sin comprender este último concepto, porque me resisto a pensar que, si bien un niño heterosexual cuyos padres o madres sean del mismo sexo, se ha de enfrentar a la homofobia, que me temo se enfrentará, será protegido por la ley; si bien no será así con un niño heterosexual cuyos padre y madre sean de distinto sexo y que, me temo también, puede enfrentarse igualmente a la homofobia si es percibido como infractor de los mandatos del género y la sexualidad.

Hace ya bastante tiempo que observo con miedo cómo las políticas de la identidad están matando al «movimiento LGTB». Hemos invertido nuestras «gafas rosas» para percibir la homofobia y solo sabemos mirarnos a nosotros y nosotras mismas: las personas que exhibimos con más o menos orgullo «el carné» identitario reconocible en unas siglas precisas. No es extraño, así, que haya quien en su insistente persecución nos acuse de ser un lobby, cuando parece que hemos dejado de buscar bienes sociales universales para centrarnos en las vicisitudes que nos atañen de una forma que creemos específica. Ya no argumentamos con la justicia, sino con la identidad, y de este modo tampoco resulta extraño que haya quien tergiverse la categoría de la «homofobia» para defender sus deseos como derechos, sin darse cuenta de que la oposición a sus intenciones no tiene fundamento en su heterodoxia sexogenérica sino en que con esos deseos puede conculcar, por ejemplo, los derechos de las mujeres. Y, al hilo de esto, cabe señalar también que nuestro «movimiento LGTB», que es y debe ser un bien social común y universal, no solo «nuestro», parece haber olvidado, entre otras cuestiones, su fundamentación feminista. Si bien la cuestión de los vientres de alquiler no se ha incluido finalmente en el texto de la Ley de Igualdad LGTBI –no sin un susto previo debido a un error de dos páginas en una disposición adicional–, queda ahí el problema de la identidad de género, que supone un enfrentamiento radical entre el discurso Feminista y el de las mujeres trans y que, si bien no me compete analizar ni tratar de resolver, indica, una vez más, el error de las políticas identitarias y, al mismo tiempo, el grave problema al que nos enfrentamos como movimiento social si ya no contamos con el apoyo de otro movimiento hermana, el Feminismo, que resulta y así debe ser, más bien, nuestra propia esencia como activistas.

La Ley de Igualdad LGTBI es, en resumen, una propuesta mala, pero al menos es una propuesta. Hay que agradecer con reverencia al conjunto de juristas voluntarios que han trabajado en ella su dedicación, pero también reconocer que no todo trabajo voluntario es aceptable ni deja de ser susceptible de crítica, o nos enfrentaríamos a una dictadura del voluntariado. El texto legal que se nos ofrece, quizá desarrollado con demasiada rapidez y con la ausencia de un largo proceso de pedagogía social que otrora hizo posibles otros avances, está en el Parlamento esperando enmiendas. Y si bien el error que aquí señalo es de tal calado que sería más sencillo que FELGTB retirara la propuesta y comenzara de nuevo la redacción de una propuesta mejor planteada, así como sería recomendable que el grupo de Unidos Podemos revisara mejor qué iniciativas lleva al Pleno del Congreso para evitar un bochornoso debate como el del pasado martes, al que tuve el honor de asistir como invitado; a pesar de todo esto, ahí está ya en trámite. Aprovechemos la ocasión: animemos a los partidos (incluso a los que carecen de honor y respeto a la palabra dada y son capaces de cualquier cosa con tal de sacarse una foto afortunada en el Orgullo) a convocar a todas las asociaciones, las que se agrupan dentro de FELGTB y otras tantas o más que quedan fuera, para mejorar el texto hasta que se convierta en la Ley para la erradicación de la homofobia, bifobia y transfobia que verdaderamente necesitamos como sociedad, no como individuos etiquetados y etiquetables. Una mala lex sigue siendo un punto de partida, una oportunidad para seguir avanzando. ¿Lo hacemos?

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

General, Historia LGTB , , , ,

“La llamada”: el milagro cómico-musical, lésbico y religioso

Sábado, 30 de septiembre de 2017

780x580-cine-cartel-de-la-llamadaJavier Ambrossi y Javier Calvo estrenan la adaptación al cine de su gran éxito teatral.

Hemos visto a Dios y nos ha cantado “I Will Always Love You”.

Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo y Macarena García protagonizan «La llamada», adaptación cinematográfica del éxito teatral homónimo de Javier Calvo y Javier Ambrossi, que se estrena en las salas españolas de la mano de DeAPlaneta.

Alabada por crítica y público, La llamada ha sido uno de los fenómenos teatrales más importantes de los últimos años en España. Escrita y dirigida por Javier Ambrossi y Javier Calvo, conocidos por su faceta de actores en series como Física o química o Sin tetas no hay paraíso, también son los creadores de la popular serie Paquita Salas, ganadora de 3 Premios Feroz. Distribuida por DeAPlaneta, se estrena este viernes, 29 de septiembre, la adaptación cinematográfica de su obra, que ellos mismo dirigen, recuperando a su reparto original sobre los escenarios, que incluye a Belén Cuesta, Gracia Olayo, Anna Castillo y Macarena García.

La llamada se desarrolla en Segovia, en el Campamento cristiano La Brújula, donde Bernarda, una monja recién llegada, quiere salvar el campamento con su devoción música gracias a una canción: Viviremos firmes en la fe. Un campamento en el que la música está siempre en el aire puesto que también la hermana Milagros, una joven monja con dudas sobre su vocación, recuerda con nostalgia los tiempos cuando le gustaban Presuntos Implicados, así como María y Susana, dos adolescentes castigadas por escaparse a un concierto de electrolatino, tratan de sacar adelante su propia banda, Suma Latina. Pero todo se desbarajusta cuando María recibe la llamada de Dios, que se le una noche, cantando canciones de Whitney Houston.

Germen, gestación y ascenso de la obra

La llamada, la obra teatral, comienza como un pequeño musical underground y poco a poco va creciendo hasta convertirse en una comedia ganadora de 11 premios Broadway World, el Fotogramas de Plata a Mejor Actriz, un Premio del Teatro Musical y 3 nominaciones a los Premios de la Unión de Actores, además de haber sido elegida como el Mejor Montaje del 2013 por los lectores de El País. Ha sido representada con éxito en más de 30 ciudades en España, México y Moscú.

La obra surge ante las dificultades de uno de sus autores, Ambrossi, para desarrollar sus carrera como actor, mientras trabaja como camarero en Chueca, teniendo como compañera de trabajo a Belén Cuesta, que vive la misma situación y a la que le promete «un papel para sacarla de la tristeza», según explica la propia Macarena García en El Hormiguero.

En su gestación coinciden variantes como el inesperado fallecimiento de Whitney Houston, el mismo año que se produce la visita del Papa a Madrid, que sumado a « una historia de una conocida de mi hermana, que sintió la llamada de la vocación religiosa, y que cuando ya iba a ser religiosa su familia, muy cristiana, le dijo que no lo hiciera», declara el propio Ambrossi, hermano de Macarena García, que no pudo resistirse a incluir una salida del armario en un campamento de monjas. I Have Nothing, Step by step y I Will Always Love You, son algunos de los temas de Whitney Houston que se pueden escuchar en la banda Sonora de La llamada, cuya banda sonora corre a cargo de Leiva.

Un reparto de Goya y alguna sorpresa

En La llamada coinciden dos ganadoras del Goya a la mejor actriz revelación, Anna Castillo, por El olivo (Iciar Bollaín, 2016, España & Alemania), y Macarena García, que lo consigue por Blancanieves (Pablo Berger, 2012, Francia, Bélgica & España). Junto a ellas no podían faltar Belén Cuesta, que también fuera nominada en la misma categoría por su delicioso papel en Kiki, el amor se hace (Paco León, 2016, España), aunque sí consigue el premio a la mejor actriz de reparto en una serie por su interpretación en Paquita Salas (Javier Ambrossi & Javier Calvo, 2016, España), y Gracia Olayo, habitual del cine de Álex de la Iglesia y ganadora del Premio de la Unión de Actores por su intervención en la serie Mujeres (Felix Sabroso & Dunia Ayaso, 2006, España), quien también se había dejado ver en Paquita Salas. Las cuatro habían coincidido ya en el montaje teatral, de ahí que sus autores afirmen que «es la película más ensayada de la historia del cine».

Para la película han creado nuevos personajes, entre los que destaca la primera aparición cinematográfica de Esty Quesada, la famosa youtuber conocida por su canal Soy una pringada, que tiene una breve pero divertida aparición, así como también hay hueco para María Isabel Díaz y Secun de la Rosa. O mucho me equivoco o me da la impresión de que la hierofilia va a hacer furor este otoño en el cine.

Fuente Universogay

Cine/TV/Videos, General , , , , , ,

Un grupo de chavales LGTB+ ganan premio con “Marcus”, Un corto de humor sobre un chico trans

Sábado, 30 de septiembre de 2017

morgan-queerly-rowan-quinnMorgan y Rowan

Un grupo de adolescentes LGTB+ ha hecho un corto humorístico sobre un chico trans que les ha llevado a ganar un premio de la prestigiosa Escuela de Cine de Los Ángeles.

Montaron un crowdfunding para poder viajar a una masterclass y han recaudado tanto que se plantean convertir el corto en una webserie de seis capítulos.

Rowan Quinn y Morgan Kearly acaban de ganar un premio. Resulta que Rowan y Morgan forman parte de un grupo de chicos y chicas LGTB+, de edades entre los 13 y los 19 años, que se han juntado para hacer cine. El Queer Club Films. Pero no un cine cualquiera no, quieren contar las historias LGTB+ que nadie cuenta de la forma en que nadie las cuenta. “Estábamos sentados en grupos juveniles hablando sobre las cosas molestas que las personas cis dicen. Nosotros nunca salimos en los medios y cuando salimos es siempre por algo negativo, siempre es alguna tragedia. Nos miramos a nosotros mismos y pensamos ‘pues nosotros somos normales’. Somos adolescentes normales.“, explica Rowan.

Una de las cosas que más enfadan a Rowan no es sólo que las historias de las personas trans las suelan contar personas cis, sino que también las cuentan para personas cis.

Así que se juntaron con unos cuantos amigos para rodar Marcus, un corto humorístico sobre dos gemelos (Bonnie y Benny) que deciden acompañar a su hermano (Marcus, que acaba de salir del armario como trans) durante todo un día, grabándolo todo con una cámara, para hacer un documental sobre él. Desde acompañarle al baño de chicos hasta pelearse con la vecina tránsfoba, Bonnie y Benny graban todo lo que Marcus hace durante el día (hasta comerse los cereales) pero no pueden evitar seguir tratándole como a una chica (pero jurando que no son tránsfobos como la vecina).

El corto, que cuenta con la participación de varios cómicos muy famosos en Australia como Cal Wilson, Broden Kelly o Lori Bell  fue una de las 12 obras ganadoras de un premio en el Festival Real to Reel Global Youth Film que organiza la Escuela de Cine de Los Ángeles. Además del premio, la escuela ha invitado a Rowan y a Morgan a asistir a una masterclass. Eso podría haber supuesto un drama (viajar de Australia a Los Ángeles no es barato) si no fuera porque tuvieron la idea de crear un crowdfunding y gracias al apoyo de actrices como Sarah Silverman han logrado su objetivo con creces.

De hecho han recaudado tanto dinero que han dicho que con lo que sobre del viaje quieren convertir Marcus en una web-serie de seis episodios en la que los gemelos seguirán persiguiendo a su hermano e investigando la identidad de género, la atracción y la orientación sexual, la relación con los amigos… y todo echándose unas risas.

Fuente | Pozible, vía EstoyBailando

 

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , ,

El arzobispo Cañizares dice que la Ley LGTBI es comunista y nazi… Olé tus mitras.

Sábado, 30 de septiembre de 2017

BwRwlmIIIAI_Xa_.jpg largeEn un artículo publicado en La Razón el cardenal se lamenta de que “se haya aprobado una ley que discrimina injustamente”

Lo que no sabemos es a quién discrimina.

En un texto plagado de inexactitudes y medias verdades, el cardenal Cañizares, vicepresidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valencia, ha arremetido contra el proyecto de ley LGTBI presentado por Unidos Podemos y que fue admitida a trámite en el Congreso por todos los partidos excepto por el PP, a pesar de que se habían comprometido a apoyarla.

En la votación se produjeron dos votos en contra, el del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (que aseguró que el matrimonio gay no garantizaba la previvencia de la especie)  y el diputado de UPN Iñigo Jesús Alli Martínez, y no con un único voto como señala Cañizares en su artículo titulado No salgo de mi asombro.

Nosotros si que nos quedamos asombrados cuando leemos que el arzobispo asegura que el texto aprobado “impide la democracia y va en contra de un gran número de derechos, algunos de ellos fundamentales” y cita entre ellos el derecho a la igualdad, el de la libertad religiosa y de conciencia, el derecho de expresión, el de la protección de la salud, la libertad de educación, el de los padres a la educación moral y religiosa que elijan para sus hijos o el derecho a la integridad física y moral.

 Suponemos que a todo un señor cardenal no se le escapa que los derechos no son absolutos y nos hace mucha gracia que un representante de la Iglesia haga un llamamiento a ejercer la democracia. Como todos sabemos, la Iglesia es una institución muy democrática ¿verdad?

Llama la atención además que evoque el derecho a la protección de la salud y al de la integridad física y moral cuando él mismo llamaba a la objeción de conciencia ante las leyes LGTB de distintas comunidades autonómas porque “adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad”. Partiendo de la base de que desconocemos qué es eso de la “ideología de género”, suponemos que para el cardenal la salud de un niño trans es negarle lo que es y “educarle en rectitud”, algo que la Iglesia siempre ha sabido hacer muy bien. La salud de un niño o una niña homosexual cuando es insultado, humillado y vejado a veces por su propia familia, se trata también con rectitud y leyendo la Biblia. Y en casos extremos, cuando sea muy homosexual, entonces puede llevar una vida de castidad pero feliz porque estará entregado o entregada a Dios.

Acusa también al proyecto de ley de discriminatorio y de otorgar privilegios. El texto de la propuesta desde luego es mejorable pero de ahí a decir que establece privilegios… Nos gustaría que el arzobispo hubiera entrado en detalles y enumerado unos cuantos ejemplos de esa discriminación que sufren los heteros y cisexuales porque nosotros no hemos encontrado ninguno. Sin embargo, al revés, los tenemos a patadas.

Pero no solo acusa de que la ley discrimina a las personas no LGTB, asegura que la ley impone una ideología y que quien no la comparta será objeto de reprobación,persecución y de penas, porque es lo que hacen los comunistas, los regímenes totalitarios y como no, con los nazis.  Porque claro, como él viene de un ambiente eclesiástico donde no se impone ninguna idea ni se castiga con el fuego eterno a quien no comulga con ellas, siendo un espacio de tolerancia ejemplar abierto al debate. Así que entendemos que esta malvada ley que castiga con la cárcel a los heterosexuales le parezca terrible.

Como es habitual, en un acto de cinismo el artículo está repleto de bonitas palabras y no se cansa de repetir que se trata de una “justísima protección debida” a las personas LGTB que necesitan una “protección ineludible frente a la discriminación” y que “todos son seres humanos, independientemente de su orientación sexual”. Pues menos mal.

Nosotros seguimos la carrera de Cañizares desde que aseguró que había que defender a la familia contra el “Imperio Gay” , declaraciones que le costaron una denuncia ante la Fiscalía por Delitos de Odio que finalmente fue archivada por el juez. El currículum lgtbifóbico del Sr. Cañizares es bastante extenso: desde su apoyo a las manifestaciones contra el matrimonio igualitario (junto a HazteOír) pasando por la homilía “En defensa y apoyo de la familia” donde tenía el cinismo de preguntarse si era homófobo defender a la familia. La familia heterosexual claro, ya que los demás no tenemos derecho a ella; y su llamamiento a la objeción ciudadana ante las leyes de género. Pero no nos engañemos, Francisco, y no Cañizares, fue el que por primera vez calificó de “maldad” el “adoctrinamiento”de niños en la “ideología de género”. Tras su llamamiento a saltarse la ley, el gobierno de la comunidad valenciana le avisó de que sancionarían aquellos centros que no cumplieran con la ley de transexualidad.

A pesar de (o gracias a) sus múltiples declaraciones homófobas fue elegido por segunda vez vicepresidente de la Conferencia Episcopal en marzo de 2017 junto a Ricardo Blázquez como presidente, reeditando así el dúo que encabezaró las manifestaciones contra el matrimonio igualitario.  Ricardo Blázquez, al que llaman “un hombre moderado”Recordamos por ejemplo cuando dijo que “llamar matrimonio a las uniones homosexuales es introducir corruptelas”, que “el matrimonio verdadero es el heterosexual” o que “separar el género del sexo es poco serio” .

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

¿Quién es la candidata de la AfD que ha llevado a los neonazis de vuelta al Parlamento alemán?

Sábado, 30 de septiembre de 2017

afd-koeln-alice-weidelAlice Weidel es la candidata de Alternativa para Alemania, una mujer abiertamente homosexual que ha conseguido que un partido neonazi, euroescéptico y xenófobo vuelva al Parlamento alemán desde la caída de Adolf Hitler en la Segunda Guerra Mundial. 

El partido neonazi y ultraderechista, Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán: Alternative für Deutschland), se convierte en la tercera fuerza política del Bundestag con el 13,3 % de los votos en las elecciones celebradas este domingo, 24 de septiembre, por detrás del Partido Socialdemócrata de Alemania, que consigue el 21,6 %, marcando un considerable descenso del partido Martin Schultz, y de los conservadores Partidos de la Unión, integrados por la Unión Democrática Cristiana y la Unión Social Cristiana de Baviera, que se alzan con el 34,7 % y revalidan por cuarta vez Angela Merkel como canciller. De esta manera vuelve al Reichstag de Berlín un partido nazi desde la caída de Adolf Hitler en Segunda Guerra Mundial, con un partido que se define como «eurocrítico», pero no «antieuropeo», pero que sí se muestra abiertamente xenófobo y que está liderado actualmente por Alice Weidel, una «zorra nazi», abiertamente homosexual.

«Que se vayan preparando para la que les espera (…). Vamos a recuperar nuestro país y a nuestra gente», afirmaba anoche Alexander Gauland , de 76 años de edad, portavoz y cofundador del AfD en un congreso realizado el 14 de abril de 2013 en Berlín, recibiendo inmediatamente las felicitaciones de Marine Le Pen, líder del Frente Nacional Francés que tilda su resultado como «histórico», como también de la xenófoba Liga Norte Italiana, liderado por Matteo Salvini, que ya se relame convencido de que «el deseo del cambio está creciendo, luego nos toca a nosotros».

En el extremo opuesto se sitúa Jean Asselborn, Ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, horrorizado por el ascenso ultraderechista, quien señala que «sesenta años después del fin de la guerra, los neonazis vuelven a sentarse en el Bundestag», o Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Judío Mundial, que califica este resultado de «aborrecible» y a la AfD como un «vergonzoso movimiento» que recuerda lo peor de la historia de Alemania.

Economista y empresaria, euroescéptica y feminista, Alice Elisabeth Weidel, de 38 años de edad, vive con su pareja, Sarah Bossard, una productora de cine de origen suizo, y sus dos hijos en Überlingen, donde se establece tras vivir durante seis años en China, llegando a la política después de trabajar para Goldman Sachs. «Soy homosexual», declaraba la propia Weidel adelantándose a que sus contrincantes políticos pudieran utilizar su orientación sexual como arma política. Lo hace «a propósito» en un mitin político, esperando para ver si se produce algún tipo de reacción, «pero nadie parece haberse levantado e irse, o cual es por supuesto una sorpresa, ya que la AfD es una fiesta homofóbica, según se lee estos días», afirma Weidel.

Sin embargo, la AfD publicaba un obituario por los valores de la familia alemana en el momento en que se legaliza el matrimonio igualitario en Alemania, afirmando en su página web que «con profunda pena, nos despedimos de la familia alemana, cuya protección constitucional era enterrada por los ‘representantes del pueblo’ en el parlamento alemán».

En mayo de este mismo año, Weidel se enfrentaba al bochorno de ver cómo un tribunal estatal de Hamburgo no le da la razón ante la demanda por difamación que interpone contra Christian Ehring, un cómico de televisión que la llama «zorra nazi» en un programa de humor al responder a unas declaraciones de la propia economista que se había referido a la corrección política como algo que forma parte del pasado, lo que aprovecha el político como licencia para ser «incorrecto». La ley ampara su comentario al estar realizado dentro del marco de un programa de televisión de contenido satírico.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

La administración Trump quiere legalizar la discriminación a las personas LGTBI

Sábado, 30 de septiembre de 2017

trumpEl gobierno de Trump se persona por sorpresa en los tribunales en dos casos de homofobia… para defender a los homófobos.

La Administración argumenta que las creencias religiosas y la Ley de Derechos Civiles deben permitr discriminar a las personas homosexuales.

Los republicanos están decididos a que las personas LGTB no tengamos los mismos derechos que los demás y parece que no van a parar hasta conseguirlo. De momento, y de forma totalmente absurda a la vez que sorprendente, la administración Trump ha decidido aparecer en dos procesos judiciales para defender la discriminación a personas LGTB con la más peregrinas excusas: por un lado, la libertad de creencias religiosas y por otro, que la Ley de Derechos Civiles no contempla en ningún caso la discriminación por orientación sexual (de la identidad de género ni hablamos, claro).

En representación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, un abogado sostiene en un juicio por discriminación laboral que los empresarios deberían tener derecho a despedir a sus trabajadores si son homosexuales.

De esta manera, el gobierno norteamericano contradice la política que había llevado a cabo Obama de ampliar la protección a las personas LGTB sin agarrarse al literal de la ley. Y es que la Ley de Derechos Civiles es de 1964 y podría necesitar alguna reforma para actualizarla, algo que nadie quiere hacer.

Los dos casos de homofobia defendidos por Trump.

El primero de ellos es el de Jack Philips, un pastelero de Colorado, que se negó en 2012 a hacer una tarta para una boda homosexual. Entonces los novios le demandaron y ganaron pero… el pastelero recurrió y ahora el caso ha vuelto a los juzgados y el Tribunal Supremo deberá decidir si la igualdad para personas LGTB entra en conflicto con la libertad a las creencias religiosas. Philips, que cuenta con el apoyo de la firma de abogados ultrareligiosos Alianza por la Defensa de la Libertad, asegura que su fe cristiana implica el rechazo a las personas homosexuales.

Y los republicanos han dicho que se presentarán en el proceso argumentado que la libertad religiosa y la libertad de expresión otorgan el derecho a discriminar a las personas LGTB. El senador Mike Lee ha asegurado que según la Primera Enmienda “no se puede obligar a que un ciudadano diga lo contrario de lo que piensa” y suponemos claro, que eso justifica cualquier barbaridad que se nos pase por la cabeza.

El otro caso que llega a los tribunales es el de Donald Zarda, La empresa de paracaidismo Altitude Express Inc, una empresa de paracaidismo, fue demandada por uno de sus empleados, Donald Zarda, tras despedirlo con la única excusa de su orientación sexual, violando de esta manera la Ley de Derechos Civiles de 1964. Debido a que Zarda fallece en un accidente en 2014, han sido sus representantes legales, su socio Bill Moore y su hermana Melissa Zarda, los que han apelado una primera sentencia que no les daba la razón, esperando ahora que los 13 jueces del Segundo Tribunal de Apelación de Nueva York tomen una decisión a su favor después de que un Tribunal de apelaciones de Chicago sentenciara que el Título VII sí protege a los trabajadores homosexuales. Sin embargo, un representante del Departamento de Justicia de Donald Trump ha defendido ante el tribunal este martes, 26 de septiembre, que los empresarios deberían tener el derecho de despedir a un empleado si es homosexual.

«Los empleadores están amparado bajo el Título VII que les autoriza a considerar la conducta sexual de sus empleado fuera del trabajo. Hay un sentido común, una diferencia intuitiva entre el sexo y la orientación sexual», argumenta Hashim Mooppan, abogado del Departamento de Justicia ante el tribunal, refiriéndose a que la Ley de Derechos Civiles establece la igualdad entre género, pero no se refiere específicamente a la orientación sexual, lo que sirve a algunos jueces para fallar en favor de las empresas y no de las personas discriminadas, como le sucede a Zarda en primera instancia.

A petición de los representantes de Zarda, la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, que también es una organización gubernamental, comparecía también ante el tribunal, rebatiendo el punto de vista de Mooppan al alegar que el Título VII de la Ley de 1964 sí ampara a los empleados homosexuales. Si bien los jueces del Tribunal del Segundo Circuito no parecían impresionados por la postura del Departamento de Justicia en el caso, la juez Rosemary Pooler sí ha descrito su intervención como «un poco incómoda» al comprobar cómo dos agencias gubernamentales defienden posturas diametralmente opuestas.

Mooppan no ha considerado «apropiado» comentar si sus declaraciones habían sido consultadas por la división de discriminación del Departamento de Justicia, recalcando que la discriminación no se basa en la orientación sexual, sino en las diferencias «reales, físicas» entre un hombre y una mujer, llegando a firmar que los empresarios deberían estar autorizados a despedir a sus trabajadores por determinadas conductas fuera del trabajo, como la promiscuidad, y que el Congreso de los Estados Unidos nunca había amparado a las personas homosexuales con esta ley. El caso podría llegar finalmente ante el Tribunal Supremo, donde el gobierno estaría representado por el Departamento de Justicia.

CBS Corp, Google, Microsoft y Viacom Inc., son algunas de las cincuenta compañías que han suscrito un escrito ante un Tribunal de Apelaciones del Circuito Manhattan, solicitando una regulación que prohíba expresamente la discriminación por orientación sexual a nivel federal, refiriéndose específicamente al caso de Zarda. Una protección que estaba confirmada por la administración de Barack Obama, pero que era revocada por la de Donald Trump en marzo de este mismo año en una de sus acciones contra el colectivo LGBT, del que tan amigo era en campaña.

Fuentes | Towleroad y PinkNews , vía Universogay/EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Una persona LGTB es asesinada cada día en Brasil

Sábado, 30 de septiembre de 2017

630x800-noticias-cura-gayHasta el 20 de septiembre se han registrado 277 asesinatos de personas LGTB en 2017.

La oleada homófoba que vive el país es alentada desde grupos conservadores que han conseguido que se vuelvan a autorizar las “terapias de conversión” y que se prohiban actos culturales.

Según denuncia la ONG Grupo Gay de Bahía, entre el 1 de enero y el 20 de septiembre de este año en Brasil se han registrado un total de 277 asesinatos de personas LGTB, lo que supone un promedio de 1.05 al día, superando así el dato de 2016 con una media de 0.95, lo que a todas luces, también es una auténtica barbaridad.

Marcelo Cerqueira, responsable de la entidad, ha indicado que la comunidad LGTB teme represalias por denunciar estos hechos y que no confía en que la policía los investigue. Por su parte, Jean Willys, el primer congresista nacional abiertamente gay asegura que la influencia de las iglesias evangélicas ha ayudado al aumento de la violencia por orientación sexual e identidad de género.

Hace unos días un juez volvía a autorizar las “terapias de conversión” para curar homosexuales tras la demanda presentada por la “terapeuta” evangélica Rozangela Justino, lo que provocó que miles de personas salieran a protestar a las calles.

A esta oleada homófoba hay que sumarle otros sucesos como el cierre de una exposición de cultura queer en Porto Alegre ante las presiones de un grupo conservador o la prohibición de representar la obra El Evangelio según Jesús, reina del cielo por parte de un juez al considerarla “irrespetuosa y de mal gusto”.

Fuente | Notimérica, Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.