Archivo

Archivo para Sábado, 30 de abril de 2022

Más humana…

Sábado, 30 de abril de 2022

cruz_lampedusa_negros

Más humana,
sin brillos ni adornos,
sin la hermosura que luce
en muchas iglesias,
museos,
coronas
y joyas que nos adornan…

Quiero la cruz como fue en tu historia
en aquel tiempo y circunstancia:
cruz dura y pesada,
cruz amarga
y de sangre manchada,
cruz fracasada…
Pero cruz de vida llena,
cargada de entrega,
perdón
y misericordia…

Más humana,
quiero tu cruz más humana,
para que sea sacramento
de amor y esperanza.

Más humana,
quiero tu cruz más humana,
para que sea signo de tu alianza
hoy que la palabra no asegura nada..

Más humana,
quiero tu cruz más humana,
para que nos muestre tus entrañas
compasivas y divinas.

Más humana,…
¡y que señale la Pascua!

*

Florentino Ulibarri
Fuente Fe Adulta

Cruz-Lampedusa-construida-personas-migrantes_2194290591_14241427_660x371

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

“Praedicate Evangelium: La estructura debe estar al servicio de lo esencial”, por Consuelo Vélez

Sábado, 30 de abril de 2022

5DB23E30-6B25-47CF-911A-E1EB5372BBCEDe su blog Fe y Vida:

“Laicado y la vida religiosa pueden ocupar los puestos de dirección que hasta ahora eran solamente para el clero”

 “Comencemos por el título: ‘Predicar el evangelio’. Es un título muy sugerente para marcar una intencionalidad: la estructura debe estar al servicio de lo esencial”

“Hay colegios, hospitales, universidades, casas de la tercera edad, guarderías y, en fin, un sin número de obras llamadas ‘apostólicas’ que ya no son signo del reino. Son una gran empresa que funciona muy bien y sirve a muchas personas, pero que no testimonian el evangelio”

“La mentalidad piramidal con base en el ministerio del orden está tan introyectada en todo el pueblo de Dios que necesitamos un ejercicio de conversión profunda para que algún día sea realidad. ¡Muy difícil cambiar el rostro clerical de la Iglesia!”

“Ojalá que este documento mueva en algo a la curia romana pero no sobraría que cada uno, en la estructura eclesial en que se encuentra, revise su organización eclesial y proponga reformas a la luz de esta intencionalidad evangelizadora”

Por fin se publicó la Constitución Apostólica Predicate Evangelium con la que el papa Francisco da directrices para la reforma de la curia. Ha sido uno de los propósitos de su pontificado y, aunque han pasado nueve años y parecía que nunca salía, al final la tenemos. Siendo sincera, conozco tan poco de la curia vaticana que al leer esta constitución no sé qué cosas cambian efectivamente. Por supuesto podría leer la anterior constitución y señalar los cambios, pero mejor dejar eso a los especialistas.

Sin embargo, a propósito de esa reforma, se pueden hacer algunos comentarios que ayuden a reflexionar sobre el servicio que ha de prestar la necesaria estructura de cualquier institución para garantizar su funcionamiento. Comencemos por el título: “Predicar el evangelio”. Es un título muy sugerente para marcar una intencionalidad: la estructura debe estar al servicio de lo esencial. En efecto, la razón de ser de la Iglesia no es ella misma, sino el ser sacramento del reino. Su tarea es anunciar la buena noticia, el amor de Dios por toda la humanidad.

¿Cómo hacerlo? Ante todo, con el testimonio -de palabra y de obra- y este testimonio ha de ser el de la “misericordia, tocando la carne sufriente de Cristo en el pueblo, estando del lado de los más débiles, más enfermos, más sufridos. Por esto, la evangelización implica la opción preferencial por los pobres y de ahí, que la Jornada Mundial de los pobres que el papa instituyó en 2016, fue encargada al Dicasterio de la Evangelización. Pero también se señala que este Dicasterio ha de discernir los signos de los tiempos y estudiar las condiciones socioeconómicas y ambientales de los destinatarios. Muy importantes estas intencionalidades porque la evangelización no es un conjunto de doctrinas a transmitir sino un discernimiento de la voz de Dios que se revela en la historia.

Todo lo anterior puede iluminar el sentido de todas las obras De la Iglesia que surgieron con esa perspectiva evangelizadora. Ellas nacen del compromiso con una realidad y van creciendo y consolidándose, garantizando así su permanencia. Pero no siempre ese crecimiento mantiene la sencillez del evangelio, la agilidad de la vida sobre la norma, la significatividad que esa obra puede tener para la realidad actual.

Hay colegios, hospitales, universidades, casas de la tercera edad, guarderías y, en fin, un sin número de obras llamadas “apostólicas” que ya no son signo del reino. Son una gran empresa que funciona muy bien y sirve a muchas personas, pero que no testimonian el evangelio porque sus costos, su prestigio, su seguridad, las hace inaccesibles para algunos, especialmente, para los más pobres. Siempre habría que hacer un discernimiento profundo sobre ellas para ser capaz de soltarlas cuando no prestan un servicio evangelizador y emprender otras que mantengan la buena noticia del reino.

Pero volvamos a la Constitución Praedicate Evangelium. Tal vez lo más interesante es lo de abrir las funciones de gobierno y de responsabilidad a todo el pueblo de Dios. Es decir, ahora el laicado y la vida religiosa pueden ocupar los puestos de dirección que hasta ahora eran solamente para el clero. Para que esto sea posible ha sido necesario aclarar que el oficio de gobierno no necesariamente está asociado al ministerio del orden, como lo ha sido hasta el presente. Será maravilloso que se introduzca ese rostro plural en la curia vaticana. Sin embargo, pasarán muchas décadas para verlo hecho realidad.

¿Será que el clero soltará el poder? No es fácil. ¿Será que el laico cuando ocupe algún puesto de responsabilidad querrá que muchos otros laicos estén allí, perdiendo el privilegio de ser de los pocos laicos en tan importantes puestos? ¿será que la jerarquía cumplirá las disposiciones que el laicado tome? Debería ser porque la iglesia es un pueblo de Dios, todos con la misma dignidad, pero ejerciendo ministerios distintos -no mejores, ni de mayor rango- sino distintos, todos ellos para la edificación del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia. Pero la mentalidad piramidal con base en el ministerio del orden está tan introyectada en todo el pueblo de Dios que necesitamos un ejercicio de conversión profunda para que algún día sea realidad. ¡Muy difícil cambiar el rostro clerical de la Iglesia! Pero no imposible si buscamos empujarlo.

La reforma también está en la dinámica de la descentralización para que tengan más protagonismo las Conferencias Episcopales y de mayor corresponsabilidad entre todos los Dicasterios. No tengo la menor idea cómo funcionan esas oficinas. Pero la impresión que se tiene es que son lugares casi inaccesibles y que después de que allí se pronuncie alguna decisión, revertirla será muy difícil. Conocemos el papel inquisidor de la Doctrina de la fe -que con Francisco ha cambiado bastante su cara- pero también de las dificultades para que allí se entienda la dinámica de la vida de las comunidades y contribuyan a que las normas se ajusten a la vida y no la vida a las normas preconcebidas. Conozco casos muy cercanos en los que las consultas a dichos Dicasterios han traído más complicaciones que facilidades, porque eso de que la ley es para el ser humano y no al contrario, se ha quedado en los pasajes del evangelio, pero muy poco en la praxis de la Iglesia.

Los que conocen más de cerca la intencionalidad del papa con esta Reforma de la curia, anotan que hay que leerla en la dinámica de la Exhortación Evangelii Gaudiumcon todo lo que allí se propone de una Iglesia en salida, de la dimensión social de la fe, de la opción por los pobres, del protagonismo del laicado, etc. Y también hay que leerla en la línea de la sinodalidad de la que estamos hablando en este último tiempo.

Por tanto, no podemos quedarnos en leer las normas que allí se describen para cada dicasterio sino hacerlo en ese horizonte para sacar consecuencias más relevantes. De hecho, en la Predicate Evangelium se afirma que cualquier cambio de estructuras no depende solo de disposiciones organizativas sino de los sujetos que realizan esas funciones. Verdaderamente es así, la mejor organización fracasa si los sujetos que están en ella no responden a los objetivos que se persiguen, aunque también es verdad que por muy buenas intenciones que tengan los sujetos si las estructuras no contribuyen, tampoco se pueden realizar muchas cosas.

Ojalá que este documento mueva en algo a la curia romana pero no sobraría que cada uno, en la estructura eclesial en que se encuentra, revise su organización eclesial y proponga reformas a la luz de esta intencionalidad evangelizadora. Lamentablemente, la estructura esclerotizada que tiene hoy nuestra iglesia no solo se vive en esos espacios universales sino también en espacios eclesiales más pequeños, allí donde se debería vivir la libertad del espíritu de Dios y de donde podría surgir más vida que hiciera posible la tan anhelada reforma de la Iglesia.

(Foto tomada de: Discurso a la Curia Romana: El Papa llama a “un cambio en la mentalidad pastoral” – ZENIT – Espanol)

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , , , , , , ,

Estudiante de Escuela secundaria católica organiza protesta contra la legislación anti-trans del Estado

Sábado, 30 de abril de 2022

índiceEstudiantes en la protesta contra los proyectos de ley anti-trans de Rhode Island.

Una estudiante católica de secundaria de Rhode Island organizó recientemente una manifestación de protesta contra dos leyes anti-trans presentadas en la Asamblea General del estado.

Uprise RI informó que una estudiante de último año de 18 años en St. Mary Academy-Bay View, que solo dio su primer nombre, Sabrina, fue la fuerza impulsora detrás de la manifestación en la Casa del Estado de Rhode Island a la que asistieron estudiantes de tres docenas de escuelas secundarias. .

“Espero que algunas personas que trabajan en nuestra Cámara de Representantes sepan que esto no está bien. Quiero que puedan ver las caras de las personas a las que afectarán”, dijo al medio de comunicación. Quiero que nos vean parados aquí y se den cuenta de que estos son los rostros de las personas que están detrás de los papeles que están firmando y que estas son las personas que se verán directamente afectadas”.

Sabrina, quien confesó a su familia que estaba en séptimo grado, explica que se sintió motivada a actuar después de que un amigo trans fuera expulsado de su casa:

“Ver por lo que tuvo que pasar y ver [a su familia] ser tan cruel como para patear su propia carne y sangre solo por su identidad de género rompió mi corazón en un millón de pequeños pedazos”.

“Y cuando vi lo que sucedió en Florida con el proyecto de ley Don’t Say Gay, obviamente estaba realmente molesto, pero luego lo vi llegar a mi estado, lo que nunca, nunca pensé que fuera posible”.

Los dos proyectos de ley presentados a la legislatura de RI fueron patrocinados por la Senadora Elaine Morgan y la Representante Patricia Morgan, ambas republicanas en un estado fuertemente demócrata. El proyecto de ley del Senado prohíbe que los jóvenes transgénero participen en deportes que no coincidan con su género asignado al nacer, mientras que la propuesta de la Cámara ataca el plan de estudios en las escuelas públicas. Este último es en gran parte un intento de prohibir la teoría crítica de la raza, pero también incluye una cláusula que dice: “Los niños deben ser abordados usando sus nombres comunes y los pronombres asociados con su género biológico a menos que se obtenga el permiso de los padres o tutores para hacer lo contrario”.

“Esto es increíblemente horrible, lo que Rhode Island está tratando de aprobar en este momento”, dijo Reilly, un estudiante no binario que habló en el evento. Explicaron su gratitud por participar en un deporte sin género: “Pero ahora, con este nuevo proyecto de ley, eso les quitará esto a otros niños”. Actualmente, la Liga Interescolar de RI, que supervisa los deportes de las escuelas secundarias en todo el estado, permite explícitamente a los atletas participar en deportes “de acuerdo con su identidad de género”.

Entre los que asistieron a la marcha había otros estudiantes de Bay View, que está a cargo de las Sisters of Mercy (Hermanas de la Misericordia). La escuela alberga un club LGBTQ+ para estudiantes y se mantiene en la larga tradición de defensa de la justicia social del mundo de la Misericordia.

—Angela Howard McParland, New Ways Ministry, 19 de abril de 2022

Fuente New Ways Ministry

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

La historia de Jaume y Álex, la pareja de escaladores obligada a ocultar su relación en países donde la homosexualidad está penada

Sábado, 30 de abril de 2022

E00C5FE0-287C-4C24-9D7F-F1090A1690BEEn Kenia y Tanzania te pueden meter en la cárcel o matar por ser homosexual”

Tienen 19 y 21 años, son deportistas, están muy en forma y lo tienen muy claro. Parece que se trata de cualquier práctica deportiva, pero no, lo que hacen exige un gran equilibrio, mucha coordinación y un elemento extra: mucho arrojo. Acaban de volver de su último viaje en África, donde han escalado entre otras cumbres, el volcán más alto del macizo del Kilimanajaro, que está a 5895 metros.

Pero no se trata únicamente de una práctica deportiva, sino también de un activismo con un alto nivel de riesgo. Jaume Peiró y Álex González son escaladores, guías de montaña y pareja, se denominan los ‘Couple Climbers, es decir, ‘la pareja de escaladores’ y quieren visibilizar en Por fin no es lunes la persecución y peligros a los que se enfrenta el colectivo LGTBI en determinados países del mundo.

Ambos comentan que Kenia y Tanzania son dos de los países donde la legislación LGTBI está peor en el mundo: “Por ejemplo, en Kenia, por ser homosexual, por darte un beso por la calle, te pueden meter cinco años de cárcel y es mucho peor en Tanzania, que son 30 años o incluso cadena perpetua. Eso con suerte, porque si te pillan por la calle, la propia gente te puede matar”. De hecho, cuentan la historia de un chico al que conocieron, y que les acompañaba durante su viaje, al que preguntaron cómo vivía este colectivo en el país: “Él es heterosexual y cis y nos contó qué pasaba realmente y cómo se vivía en la calle. Con suerte, si te ven cogido de la mano, te detienen, pero si no, te pueden pegar una paliza por la calle y llegar a matarte.

Afirman que en algunos países, incluso, han tenido que llegar a actuar como si no fueran pareja, pero reconocen lo difícil que es ya que en algún momento puede salir darse un beso, con el riesgo que puede conllevar: “Ha causado conflicto porque a Jaume le daba miedo y cuando me acercaba a lo mejor a darle un beso en la mejilla, me apartaba. No dejas de estar en un sitio público y te pueden pegar. Cuesta creerlo, pero en el autobús del Aeropuerto de Catar, le di un beso en la mejilla y un chico árabe montó un escándalo con gestos de asco.

Pero lo más grave no es que nosotros tengamos que actuar, porque al final lo hacemos durante un mes, pero ¿y la gente que vive en esos países? La sociedad en unos sitios y en otros hace que la gente lo oculte, imagina la represión que hay para la gente de ahí durante toda la vida. Es durísimo“, sentencian.

Algunos datos sobre la persecución LGTBI

Países con pena de muerte

  • Afganistán
  • Irán
  • Arabia Saudí
  • Somalia
  • Mauritania
  • Nigeria
  • Sri Lanka

Países con pena de prisión de 10 años a cadena perpetua

  • Sudán
  • Uganda
  • Tanzania
  • Kenia
  • Malawi
  • Zambia
  • Myanmar
  • Malasia
  • Guayana

Países con pena de prisión de 8 años

  • Etiopía
  • Chad
  • Argelia
  • Libia
  • Namibia
  • Zimbawe
  • Marruecos
  • Siria
  • Maldivas

Criminalización de facto

  • Irak
  • Egipto

Fuente Onda Cero

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

El cardenal George Pell afirma que la inclusión de las personas #LGTBI es “un camino hacia la autodestrucción de la Iglesia Católica Romana” Muestra su oposición al matrimonio igualitario y al clero LGTBI

Sábado, 30 de abril de 2022

 

pell-investigadoLa Iglesia Católica, declaró recientemente el Cardenal George Pell, “no es una federación flexible donde diferentes sínodos o reuniones nacionales y líderes prominentes pueden rechazar elementos esenciales de la Tradición Apostólica”. 

El cardenal George Pell volvió a levantar la cabeza por encima del parapeto la semana pasada, haciendo su primera intervención importante en la política de la Iglesia Católica desde la publicación de sus tres volúmenes de diarios penitenciarios el año pasado.

Los comentarios del cardenal a KTV, la agencia de televisión católica alemana, se refieren a la posición que los obispos alemanes clave han asumido sobre la ética sexual, en particular, sus exhortaciones a la Iglesia a cambiar sus enseñanzas sobre la homosexualidad. El cardenal Jean-Claude Hollerich de Luxemburgo ha declarado que la enseñanza actual es “errónea y que el “fundamento sociológico-científico” de lo que “anteriormente se condenó como sodomía” “ya no es correcto”. Georg Bätzing, el obispo de Limburg y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, ha ido mucho más allá, declarando abiertamente que las relaciones entre personas del mismo sexo no son pecaminosas y que el Catecismo de la Iglesia debería cambiarse para reflejar esto.

El enfrentamiento entre Pell y estos prelados alemanes refleja una división severa que ahora crece dentro de la Comunión Católica.

Bätzing, quien criticó duramente al papa emérito Benedicto XVI después de que salió a la luz el informe Westpfahl Spilker Wastl en enero, dijo a la televisión alemana que el ex pontífice debe disculparse con los sobrevivientes de abusos. Y el sucesor de Benedicto en la sede de Munich, el cardenal Reinhard Marx, quien también fue criticado en el informe, celebró recientemente una misa “conmemorando veinte años de culto queer y cuidado pastoral” en la Iglesia.

Habiendo ido mucho más lejos que Benedicto, mucho más rápido, para expiar su participación en el encubrimiento de los sacerdotes abusadores (renunció a los honores estatales y ofreció su renuncia al Vaticano), Marx usó su homilía en la misa de celebración para exponer su visión de “un Iglesia inclusiva” que “incluye a todos los que quieren caminar por el camino de Jesús”.

Estos son los clérigos en los que Pell ha puesto sus miras. Ahora insta a la Congregación para la Doctrina de la Fe, el órgano sucesor del Santo Oficio de la Inquisición, a intervenir y condenar a Bätzing y Hollerich.

El argumento de Pell es que seguir los dictados cambiantes de la cultura secular contemporánea, como parecen hacer sus comentarios, sería “un camino hacia la autodestrucción de la Iglesia”. Además, “la Iglesia Católica no es una federación flexible donde diferentes sínodos o reuniones nacionales y líderes prominentes pueden rechazar elementos esenciales de la Tradición Apostólica”.

El “rechazo” de los alemanes, visto bajo esa luz, “es una ruptura, no compatible con la antigua enseñanza de la Escritura y el Magisterio, no compatible con ningún desarrollo doctrinal legítimo”. Pell continúa: “Ninguno de los Diez Mandamientos es opcional; todos están allí para ser seguidos, y por los pecadores

Una Iglesia dividida contra sí misma caerá

Las palabras de Pell están muy lejos de la famosa pregunta autocrítica del Papa Francisco “¿quién soy yo para juzgar?“, que muchos esperaban que marcara la transición a una nueva relación entre la Iglesia católica y las personas homosexuales. Y muchos católicos australianos encontrarán desagradable lo que Pell tiene que decir, viniendo de un hombre que creen que podría ir mucho más allá al expresar empatía y compasión por las víctimas-sobrevivientes del abuso clerical.

La policía de Victoria acusó al ex colega de Pell, Gerard Ridsdale, de dos cargos más de abuso histórico a principios de este mes. La estrecha asociación de Pell con Benedicto XVI, quien sigue insistiendo en que la revolución sexual de la década de 1960 y la aceptación pública de la homosexualidad son los culpables de la crisis de abusos de la Iglesia, tampoco ayudará a persuadir a los liberales de la rectitud de la posición de ninguno de los dos. Después de todo, ¿cuál de los Diez Mandamientos es el que habla exactamente de la homosexualidad?

Y, sin embargo, Pell no está del todo equivocado. El tortuoso destino de la Comunión Anglicana, especialmente durante la infeliz primacía de Rowan Williams (2002-2012), muestra que una Iglesia que permite que diferentes congregaciones constituyentes forjen sus propios caminos doctrinales sobre cuestiones morales puede tener dificultades. La naturaleza autocéfala de las iglesias anglicanas animó a algunas a promover enseñanzas a las que los líderes de otras se oponían directamente, y a instalar líderes cuya ética sexual también era anatema para sus hermanos.

Un cínico podría decir que lo que mantiene unida a la Comunión Anglicana es el dinero. La Iglesia Episcopal Americana y la Iglesia de Inglaterra lo tienen; Las iglesias africanas no, aunque tienen muchas almas. Sin embargo, el futuro a largo plazo de tal arreglo, que no depende de Dios sino de Mamón, es sin duda sombrío.

Y los comentarios de Pell pueden suscitar otro argumento relevante: la Iglesia Católica debe concebirse a sí misma como constituyente no solo de los miembros vivos actuales sino de toda la humanidad, presente, pasada y futura. Existe potencialmente una arrogancia hipócrita en los cristianos que insisten en que la ética de su generación debe reemplazar a la de todas las demás generaciones simplemente porque se ven a sí mismos como más ilustrados.

Una Iglesia universal debe reflejar un consenso universal, incluso si muchos de sus miembros encuentran ese consenso desagradable. El único argumento que podría moderar eso es el que afirma que la Iglesia nunca ha sido una organización que opera por consenso. Como dijo una vez Benedicto XVI concisamente: La verdad no se determina por mayoría de votos.

Mientras el Papa pueda pronunciarse sobre asuntos doctrinales ex cathedra, conserva la última palabra. Sin embargo, es notable que ni Benedicto ni Francisco eligieran hacerlo, tal vez porque estaban lejos de estar seguros de que las congregaciones seguirían sus pasos.

La breve historia de los cristianos homosexuales

Es probable que algunos católicos también sientan que la invitación del cardenal Pell a la organización sucesora de la Inquisición para intervenir y censurar a obispos prominentes tampoco es una buena idea. Después de todo, la censura de la Inquisición no ha ganado una gran reputación para la Iglesia Católica a lo largo de los años. Pero mi preocupación es principalmente como historiador, por lo que mi sección final aquí señala que la comprensión de Pell de la relación entre la Iglesia católica y la homosexualidad es, nuevamente, por decirlo suavemente, una que ha sido, y sigue siendo, activamente cuestionada. .

Muchos cristianos están familiarizados con la historia de cómo Agustín y varios otros Padres de la Iglesia primitiva introdujeron una ética sexual altamente autonegativa en sus enseñanzas. Irónicamente, esta enseñanza no proviene de la tradición judeocristiana existente que Pell invoca en su declaración, sino de las creencias neoplatónicas sobre la impureza del sexo y la depravación del deseo.

Para Agustín, al igual que para varios Padres de la Iglesia anteriores, el sexo era un problema, pero quizás también una oportunidad. La concupiscencia —el término era deliberadamente peyorativo— llevó a la humanidad al nivel de las bestias y, por lo tanto, fue mala, inmoral y pecaminosa. Pero abandonar el sexo era una herramienta de reclutamiento que podía diferenciar a los cristianos piadosos de sus hermanos paganos.

El cuarto volumen de la célebre Historia de la sexualidad de Michel Foucault analiza esto en detalle. Y los historiadores medievales, junto con el teólogo de Harvard Mark Jordan, también han estado a la vanguardia de la demostración de cómo las enseñanzas de la Iglesia sobre la homosexualidad se construyeron no solo mucho después de la vida de Cristo, sino incluso mucho después de la época de Agustín.

John Boswell argumentó que la Iglesia no era realmente hostil a las relaciones entre personas del mismo sexo, al menos no hasta el siglo XI, cuando una minoría vocal tomó el control de sus instituciones y trató de transformarlas a través de persecuciones violentas. El cardenal italiano Pedro Damian (circa 1007-1073), quien consideraba el sexo homosexual como el epítome de la lujuria, jugó un papel decisivo en este proceso y en la invención de nuestra noción moderna de “sodomía” como un crimen sexual cometido principalmente entre hombres. Otros autores medievales, sin embargo, continuaron viendo la sodomía como una categoría más amplia que involucra todo tipo de sexo con fines de placer en lugar de procreación.

Cuando se entienden en esos términos, las palabras del cardenal Hollerich adquieren un significado diferente al que Pell les atribuye, y la crítica de Pell parece fuera de lugar. Después de todo, si la “sodomía” se refiere a los actos sexuales realizados por placer en lugar de la procreación, entonces la gran mayoría de los católicos en una nación moderna como Australia fácilmente podrían ser tildados de “sodomitas”.

Pío XII ya respaldó el “método del ritmo” de control de la natalidad en 1951, que permitía efectivamente a los católicos tener relaciones sexuales por placer siempre que no excluyeran por completo la posibilidad de procreación. Y en 2020, el arzobispo de París, Michel Aupetit, fue más allá cuando aconsejó a los católicos elegir el método anticonceptivo de retirada en lugar de los preservativos.

A muchos católicos les parecerá que la intervención de Hollerich, y quizás también las de Bätzing y Marx, simplemente está haciendo avanzar los debates en los que se situaron esos pronunciamientos anteriores. La intervención de Pell, por el contrario, podría verse como un retroceso de la Iglesia a una era más oscura.

Miles Pattenden es investigador sénior en el Instituto de Religión e Investigación Crítica de la Universidad Católica de Australia y miembro visitante en el Centro de Investigación de Humanidades de la Universidad Nacional de Australia.

Fuente ABC. au

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , ,

Siete de cada 10 personas no binarias y varones trans sufrieron discriminación en la salud

Sábado, 30 de abril de 2022

WhatsApp-Image-2022-03-29-at-13.28.54-2-1200x600Un estudio reveló que 7 de cada 10 trans e identidades no binaries sufrieron discriminación. Las historias de Carolina e Iván.

BUENOS AIRES, Argentina. La primera vez que fui al ginecólogo fue a los 15. Volví a los 37.” Iván Puhlmann tiene ahora 42 años. Es un varón trans y el acceso a la salud sexual en su vida fue difícil, tuvo muchos baches. Pero no es el único.

De acuerdo a una investigación realizada por Fundación Huésped y ATTTA (Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros), 7 de cada 10 masculinidades trans e identidades no binaries vivieron situaciones de discriminación o un trato negativo relacionados con su identidad de género en los servicios de salud. Y, entonces, muchxs dejaron de ir. 

En 2019, estas dos organizaciones buscaban conocer el estado de salud de masculinidades trans y personas no binaries de Argentina. Para eso, hicieron una encuesta cualitativa y cuantitativa a 415 personas y preguntaron sobre acceso a la salud, salud sexual y reproductiva, identidad de género y expresión social de género, abandono del hogar y deserción escolar y situaciones de abuso y violencia.

Los resultados, que dieron a conocer esta semana, muestran una realidad que tiene que modificarse.Es necesario formar a profesionales de la salud para que puedan brindar una atención ajustada a las necesidades de la población de masculinidades trans e identidades no binaries”, explicó Inés Aristegui, coordinadora de Investigación Social y Participación Comunitaria de Fundación Huésped.

Que nos vean

“Era necesario hacer este estudio sobre la población trans masculina y sus diversidades porque la gente desconocía que existíamos”, dice Iván, hoy militante e integrante de ATTTA Capital. Recién en 2018, a partir de la novela 100 días para enamorarse, donde aparece el personaje de Juani, un chico trans personificado por la actriz Maite Lanata, la sociedad argentina empezó a nombrar las masculinidades trans.

Iván sabe que nombrarse y que lo nombren es importante. De joven vivió en la calle y estuvo internado en centros de rehabilitación. Pudo salir cuando se descubrió. En la calle recuerda que había un instante en que se sentía cómodo: “Cuando me confundían con un varón”.

En el año 2001 empezó a descubrir todas las variantes de sexualidad. “La construcción es única e irrepetible. Nadie nunca debe decirte cómo debes construirte”, dice Iván.  

Ese mismo año, Caro Mattie Dumas, de 43 años, profe de música, integrante de ATTTA Tucumán e identidad no binarie, se fue a vivir a España con su familia. Allá escuchó hablar por primera vez de personas no binarias. “Lo que pasa que cuando vine aquí no había más”, dice ahora desde su ciudad natal.

Uno para nombrarse tenía que hacerlo en relación con otres”, dice Caro. Y eso lo logró cuando conoció la historia de Sasa Testa, escritorx del libro “Soy Sabrina, Soy Santiago: Género fluido y nuevas identidades”. Se identificó con Sasa, y eso fue clave.

“En Tucumán todavía las casas están de hombre o de mujer. Cuando voy a comprarme el pantalón de vestir para la escuela, mucha de la ropa que compro es ropa de hombre. Los empleados no saben cómo atenderme”, dice Caro. Los cambiadores, los baños públicos, todo sigue siendo binario. Y eso es complejo en su cotidiano. 

“El informe es muy importante sobre todo para los médicos, para las familias, porque va visibilizando y le va dando lenguaje, poniéndolo en boca de las personas. Cuando lo leen empiezan a adquirir el vocabulario. Se va poniendo en boca. Todo lo que se haga que se comparta públicamente va visibilizando. Sobre todo, la Fundación Huésped que tiene su prestigio”, apunta Caro.

El (no) acceso a la salud

En los 22 años que Iván no vio ningunx ginecólogx, hizo lo que pudo para que su cuerpo lo acompañe: se inyectó toda medicación que en el prospecto dijera “masculinizante”. Pero eso le trajo muchas complicaciones: “Mi cuerpo no funcionaba como debía. Estaba dañando mi hígado, me llenaba de acné. Porque no lo hacía con los tiempos de descanso correctos y desconocía los efectos adversos”.

“La mayoría va por primera vez al médico porque se quiere hormonizar. Es el primer paso para volver al sistema de salud que dejaron en la pediatría”, sabe Iván.

A pesar de que más de la mitad de las personas encuestadas para el informe de Fundación Huésped y ATTTA declararon que tenían una cobertura de salud prepaga u obra social, la mayoría opta por la atención en servicios públicos. Esto se debe, posiblemente, explica el informe, a la presencia de mayor disponibilidad de servicios inclusivos dentro del sistema público.

“Como coordinador de ATTTA he tratado de abrir otros espacios de salud en espacios públicos. Y los médicos me han dicho: `me viene alguien con uñas pintadas que se quiere hacer una mastectomía´”, explica Iván sobre el sistema de salud, que define como uno de los sistemas más violentos y que erradica más a la población trans.

“Desde esa raíz cuesta mucho salir al sistema. Esa lectura ambigua llega a un grado de discriminación enorme”, apunta.

Caro se hizo la histerectomía total por una cuestión de salud a los 40 años. Tiene endometriosis: el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera de él. Durante los cinco años anteriores se la pasó rodando por un montón de ginecólogxs que ni siquiera planteaban la posibilidad de personas trans no binaries.

“Aquí en Tucumán está la doctora Fabiana Reina. A través de conocer personas trans llegué a su consultorio. Ella es médica ginecóloga y endocrinóloga. Me dijo: ‘no hay nada que hacer, esto va mal, cada vez peor’. Vamos a sacar todo. Para mí fue un golpe”, cuenta Caro.

Ahora colabora en la Fundación Transformando Familia, de la doctora Reina, y por eso sabe: “En los cuerpos gestantes y cuerpos vulvares hay poca sensibilidad de parte de los ginecólogos”.

Caro tuvo suerte de encontrar ese consultorio que fue el primero en llevar adelante el programa de hormonización tras la sanción de la Ley de Identidad de Género. Ahora tiene cerca de 500 pacientes. 

De a poco, Caro se convirtió en la persona que acompaña a quienes se realizan la mastectomía, en el tiempo de reposo, en el estar. “He acompañado a muchos compañeros que ocultaban su realidad. Los he cuidado. Y no veo que el médico tenga un compromiso. He visto compañeros con infecciones terribles”, relata.

El mes en reposo sin trabajar, los gastos en gasas, cremas, hace que para muchas personas esto sea mucho más difícil. Pero también el costo de esconderse: “Un chico de 40 años tuvo un desmayo, la familia lo levantó de los brazos y desgarró toda la herida. Me llamó a los dos días: estoy internado de nuevo. La familia no tenía información. Y el médico tampoco tenía el compromiso”.

Autolesión y suicidios

“Más de la mitad (58%) reportó haber tenido al menos un intento de suicidio en su vida que aconteció generalmente en la adolescencia”, dice el informe. 

Iván conoce estas situaciones por su militancia en ATTTA: “En las masculinidades trans hay una gran prevalencia de autolesión o suicidio. Eso tiene que ver con la no contención, las violencias, las correcciones. Un compañero trans fue violentado hasta con una rama”.

En su infancia y adolescencia, a Caro la música le contuvo mucho. Pero sabe que no todos los casos son así. Sus amigues fueron echadxs de sus familias, se intentaron suicidar. Estaba muy presente la “violación correctiva”, el intento de varones heterosexuales por “modificar” la orientación sexual (en el caso de las lesbianas) o la identidad de género violando a la persona. A lo que Higui sobrevivió, eso era moneda corriente en la adolescencia de Caro.

Violencia: en casa y en la escuela

A Iván su madre lo acompañó, pero sabe que no en todos los casos es así. De hecho, el informe muestra que más de la mitad sufrió violencia familiar y el 58% por parte de alguna pareja. Además, 6 de cada 10 sufrieron alguna experiencia de abuso sexual en su vida, la mayoría durante la niñez o la adolescencia. 

Por otra parte, con relación al abandono del hogar, el 53,5% indicó que abandonó su hogar en la adolescencia. El motivo principal estuvo relacionado con su identidad de género: 48,5% por experiencias de discriminación debido a su identidad y 35,6% por cómo se sentían con su identidad. 

Además, el 33,7% abandonó la escuela en la adolescencia por motivos asociados a experiencias de discriminación debido a su identidad de género (16,4%) y a cómo se sentían con su identidad (15,7%). La mayoría -8 de cada 10- sufrió acoso escolar.

La Educación Sexual Integral, sancionada en 2006, no existió en la infancia ni en la adolescencia de Iván o de Caro Mattie.

En la escuela de Iván cuando se hablaba de salud, se hablaba de menstruación: cómo ponerse bien la toallita, cuál era el período de gestación, etc. “Educación sexual, la líbido, el deseo, el no es no, no existía”, cuenta. Y afuera de esa clase, el panorama no mejoraba. La discriminación era constante.

Caro se acuerda que en su colegio (religioso) en Tucumán les pasaron un video que decía que si les gustaban las mujeres o los animales -estaban al mismo nivel-, tenían que ir a confesarse.

Yo ya sabía que mi gusto era hacia las mujeres. Yo decía: en cualquier momento me van a empezar a gustar los animales.

¿A quién me parezco? La falta de referentes

A los 24 años Caro le dijo a su familia que era lesbiana. Todavía no tenía referentes para entender qué sentía y cómo quería vivir. “Mi mamá me decía: podés ser lesbiana, pero vestite mejor. Ahí ella me denominó como unisex. Decía: mi hija es muy unisex”, se ríe hoy.

Cuando salió el debate sobre el lenguaje inclusivo, Caro estaba tomando mates con su cuñada.

¿Cómo me ves vos? ¿Yo soy una señora? -preguntó Caro Mattie.

-No.

– ¿Soy un señor?

-No.

– ¿Entonces qué soy?

-Y… vos sos Caro.

-Por eso, cuando hay una persona que vos no lo podés ver como varón y mujer, está elle. 

“Lo entendió un poco más por ese lado”, dice ahora.

El problema, explica Caro, es la falta de referentes: “Un gran número de chiques pasan un poco esa etapa de autolesión. Pero cuando ves que otre pudo desarrollar su vida te ayuda”.

Hoy su trabajo es en el sistema educativo estatal, dando clases de música en jardines y en primaria, también en una clínica de salud mental. “Por mi aspecto no tengo posibilidades de entrar al sistema de educación privada”, indica. Así, también su identidad no binarie le limita el futuro laboral.

Lo que tiene que cambiar

Para mejorar la situación de salud de masculinidades trans e identidades no binaries, Fundación Huésped y ATTTA cierran el informe con seis recomendaciones, que se reflejan en los pedidos de Iván y de Caro: visibilizar a las masculinidades trans e identidades no binaries e incluirlas explícitamente en programas y políticas públicas, no asumir las prácticas y necesidades de esta población, incluir e implicarles en acciones preventivas en salud sexual, e implementación efectiva de ESI.

Otros dos puntos indican la necesidad de formar profesionales de la salud e incrementar la oferta de servicios de salud mental transafirmativos.

“Hace falta la sensibilización del personal administrativo, de cada persona que trabaja en el hospital. Porque si no cumplimos con la lectura masculina o femenina somos discriminadxs”, dice Iván. Y lo demuestra: en el Hospital Durand de la Ciudad de Buenos Aires, uno de los pioneros en atender personas trans, en laboratorio en un hall con más de 100 personas les preguntan a los varones trans cuándo están menstruando.

En la carrera de medicina tendría que haber abordaje con la población trans para que comprendan el por qué uno necesita el acceso a la salud”, concluye.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.