Archivo

Archivo para Jueves, 12 de agosto de 2021

Éxodo

Jueves, 12 de agosto de 2021

9A499600-7506-4D8A-BBC3-C74F5AA923CB

El camino de un hombre que no se dirige a una tierra, sino que tiende a su Dios, no es una simple peregrinación, un viaje; es una ascensión: no se llega a Dios a través del desplazamiento de un lugar a otro, a través de un movimiento espacial, sino más bien superando un mundo. No existe proporción entre el hombre y Dios, entre la creación y Dios: entrar en relación con Dios significa, para Moisés, salir del mundo en el que habita, dejar toda la creación detrás de sí para entrar en el cielo; significa ir más allá, ascender.

En esta ascensión se encuentra una gran enseñanza para la vida espiritual: el hombre se evade del mundo con mucha frecuencia para buscar un paraíso perdido, pero su evasión le lleva a algún lugar lejano que, después, resulta ser otra tierra que tiene los mismos límites y la misma pobreza que la primera. Ahora bien, en los hombres religiosos no se da la evasión a otra tierra, sino que la ascensión a un monte es lo que expresa mejor la aspiración profunda que le mueve.

Puede haber un doble modo de encontrarse con Dios: o descender o subir; ciertamente, no se trata de permanecer en el mismo plano. Para encontrarte con Dios tal vez debas descender, ir al fondo, de tal modo que escapes del cosmos del que formas parte. Debes ascender: ¿pero qué significa ascender? Únicamente superarse. Éste es el camino del alma religiosa: la salida de sí misma. No hay otro camino que lleve a la relación con el Señor más que este puro salir, este ir más allá, ascender, levantarnos por encima de nosotros mismos. No es el paso del mar lo que puede llevarnos al mundo de Dios, no es la peregrinación por el desierto lo que puede llevarnos al encuentro del Señor, sino el morir: o morir o permanecer siempre extraños al mundo de Dios.

*
D. Barsotti,
Espiritualidad del Éxodo,
Ediciones Sígueme, Salamanca 1968.

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

Buda y Cristo. Dos caminos, una felicidad

Jueves, 12 de agosto de 2021

buddha_and_jesus1Del blog de Xabier Pikaza:

El futuro no será de los más ricos, ni de los más fuertes en armas, ni de los expertos en manipular dichas compradas, sino de los que son realmente felices y enseñan a serlo a los demás. Entre ellos destacan Gautama (Buda: Iluminado) y Jesús (Cristo, Mesías). A ellos se les puede garantizar futuro y con ellos a la humanidad.

| X. Pikaza Ibarrondo

Vivo en el interior de Salamanca, en un pueblo de cristianos viejos. Hay misa dominical, con respetable asistencia, pero en mi barrio no encuentro ya signos cristianos.

Nadie ha puesto una cruz frente a su casa, mientras dos vecinos han plantado en su jardín dos grandes budas signos de felicidad. No tengo nada contra Buda, sino mucho a favor, pero la cosa me extraña.

Este signo oriental de felicidad me hace pensar, y por eso he querido que el cursillo de este fin de semana en el CITES de Ávila (del 30.7 al 1.8) empiece con una comparación entre dos modelos de felicidad: el de Buda y el de Cristo.

Buda, felicidad sobre el deseo

         Al norte de la India, bajo el Himalaya, habitaba un príncipe llamado Gautama Sakyamuni. No era un brahmán, contemplativo, experto religioso, sino rey en busca de felicidad [1].

     No era feliz, y por eso dejó dejó reino y palacio para hallarla.   Busco y buscó felicidad, pero sólo encontró tres sufrimientos:

‒ Primero: enfermedad. El hombre es un animal enfermo,  en riesgo de enfermedad constante, envuelto en sufrimientos.

‒ Segundo:vejez. El hombre es un esclavo del paso del tiempo. Lo más hermoso (vivir muchos años) es en el fondo lo más doloroso (una vejez más extensa).

‒ Tercero:muerte.   No hace falta morir por guerra o por asesinato. A todos alcanza la muerte inexorable.

Gautama fue a preguntar a los monjes, pero no supieraon enseñarle nada. Siguiendo su camino, llegó hasta la la higuera del Ganges, en Benarés, y allí le sobrevino la Luz (=fue alcanzado por ella),descubriendo la esencia de la felicidad, que es la esencia de la vida:

1. Esta vida no es felicidad, sino todo sufrimiento. Sufrimiento es nacer y es morir, es dolorosa la enfermedad y dolorosa la vejez, de forma que nunca podemos alcanzar aquello que queremos. No existen diferencias entre clases sociales ni entre sexos: hombres y mujeres, ricos y pobres, brahmanes o parias, todos estamos sometidos a una misma violencia originaria, de forma que somos desdichados (no felices) en el mundo.

2. El sufrimiento nace del deseo. El mismo hecho de vivir como resultado de un deseo es ya doloroso. No es castigo de un pecado anterior, pues el mismo hecho de nacer y vivir es ya un tipo de sufrimiento. En el fondo nacemos porque deseamos sufrir y por eso, para superar el sufrimiento hay que superar  todo deseo, retrocediendo  más allá de la niñez y del mismo sufrimiento a la vida anterior del no-nacido.

3.Sólo cuando el hombre no desea nada emerge (sin desearla) la felicidad. Esa felicidad no se debe desear, ni buscar, pero el hombre tiene que prepararse para ella a través de una vida recta, cumpliendo una serie de normas o consejos que el mismo Buda fue exponiendo a sus seguidores, ofreciéndoles así un programa de respeto vital (no-violencia), dominio sensorial (superación de las pasiones), bondad, compasión, alegría, solidaridad etc.

4.No hay programa activo para alcanzar felicidad, ella viene como don, cuando el hombre supera todos los deseos y programas. Esta es la paradoja: Cuando no desea nada, ni siquiera la felicidad, se tiene todo, con la felicidad. El auténtico budista es un muerto en vida, y de esa forma es un viviente superior, sin pretenderlo, un bienaventurado, sea como rostro de absoluta tranquilidad, sea como cuerpo reconciliado consigo mismo.

 Felicidad bondadosa. El budismo compasivo

 images  En la línea anterior, imitando un título famoso de K. Rahner (Oyente de la Palabra, Hörer des Wortes, 1941), podemos definir al hombre como Oyente de la felicidad, pues la “palabra de felicidad”, no se crea ni conquista, sino que se escucha y acoge, como música más honda de la vida. Por eso, el budista es un iluminado, que reciba, acoge e irradia felicidad, en un proceso en el que suelen distinguirse tres momentos de irradiación de la bienaventuranza:

 ‒ Maitri o benevolencia feliz. Quien ha sido iluminado, rompiendo así la cadena del destino y de la muerte es internamente feliz: dulce y discreto, cordial y afectuoso. Nada consigue perturbarle, nada llenarle de ira. En medio de una tierra dura y fuerte en la que vive, una tierra destrozada por el odio, las pasiones y deseos, el auténtico budista sabe ser y comportarse con benevolencia, siendo así testigo de felicidad entre los hombres y mujeres de su entorno, a quienes ofrece el testimonio de su felicidad, sin exigirles ni imponerles nada.

Dana, nueva vida como regalo de felicidad. El budista sigue sabiendo que en el mundo todo sufre, se retuerce y gime. Ciertamente, él se encuentra liberado por dentro, es feliz, pero al mismo tiempo reconoce que el dolor es destructor para los otros, y así quiere, en lo posible, remediarlo o, por lo menos, no aumentarlo (con un deseo bueno de bienaventuranza compartida). Por eso hace el bien y remedia a quien está necesitado. Su vida ya no es suya, no le pertenece, pues no la desea ni retiene; por eso puede darla, compartiéndola con todos, en gesto de gratuidad.

Karuna, compasión piadosa. En este gesto culmina el camino de felicidad del budismo, la intuición de que el dolor, que todo lo domina, puede superarse. Sin duda, cada uno ha de asumir a solas su camino y alcanzar la libertad por su concentración y desapego (no deseo). Pero, el bien iluminado sabe, además, que su vida no puede separarse de la vida de los demás sufrientes. Por eso, el budista comparte el dolor de todos, y procura acompañarles (ayudarles) en su vía de liberación, ofreciéndoles el testimonio de su felicidad.

 En esta compasión solidaria de felicidad culmina el budismo. Más allá del vacío de la mente y de la voluntad emerge la plenitud de un gozo que se abre hacia los otros. Más allá de la muerte simbólica (nada sentir, nada desear) hay un nuevo continente de vida iluminada, bondadosa, solidaria, de felicidad. Esto es lo que de verdad atrae y da sentido en el camino del budismo. De esa manera, aquello que podía iluminación sin objeto (encuentro con la luz, más allá de todas las circunstancias de la vida de la tierra) se convierte en amor compasivo con objeto, es decir, abierto a cada uno de los hombres y mujeres del entorno.

Budismo y cristianismo. Dos caminos, una bienaventuranza

felices-vosotros-las-bienaventuranzas Budismo y cristianismo son dos creaciones supremas del espíritu, dos caminos básicos de felicidad. Ambos implican un tipo de revelación o iluminación, vinculada en el cristianismo al Dios personal (Padre) que se encarna en un hombre (Jesucristo) y en el budismo al programa de iluminación y transformación personal de Buda.   De esa forma se vinculan (se distinguen y se relacionan) los proyectos Buda y Jesús, que son, a mi juicio, los dos bienaventurados más significativos de la historia humana:

 ‒ Buda no cree (o no insiste) en la existencia de un “Dios personal”, feliz en su amor y en la irradiación de su felicidad al mundo. Según eso, no busca la transformación (salvación) exterior de los hombres ni insiste en el poder creador y transformante de un amor, que puede expresarse en la comunicación de la vida, con el posible nacimiento de nuevos seres humanos (en la línea del Cantar de los Cantares), de forma que es muy “reservado” ante las relaciones sexuales.

No quiere transformar el mundo en amor activo(ni engendrar nuevos seres humanos), sino liberar (sacar) de este mundo de deseos perversos a los “iluminados”, creando para ello una especie de “orden de monjes”, cuya ley básica es no‒desear y cuyo impulso fundamental en el testimonio de la felicidad, abierta a todos, por encima de las divisiones estamentales que sancionaba en general el hinduismo[2].

 Buda quiso superar el deseo que encadena al ser humano en un mundo violento, desgraciado, desgarrado, creando un movimiento de monjes liberados de todo deseo, de forma que ellos, superados sus impulsos y abandonando sus bienes, pudieran formar una shanga o comunidad de liberados. Sólo ellos, los monjes, son auténticos budistas; los otros (los no monjes, aquellos que se casan y administran bienes) sólo son “simpatizantes”, de forma que no pueden alcanzar así el nirvana en esta vida, cosa que harán sólo en nuevas reencarnaciones, cuando vivan plenamente como monjes.

 ‒ Por el contrario, desde su raíz judía, Jesús cree en el Dios personal feliz (que hace feliz al hombre) y en el valor y tarea (acción externa) de felicidad que irradia el hombre iluminado. Por eso ha insistido en presencia de Dios en la vida de los hombres, en medio de sus relaciones sociales y sexuales, insistiendo en el amor de unos a otros, empezando por los niños (cf. Mc 9, 33‒37; 10, 13‒16), como centro y camino de felicidad. Lógicamente, él no ha creado un movimiento de monjes separados (que han surgido mucho más tarde en la Iglesia), sino un “reino” de hombres y mujeres en el mundo, en comunicación integral de felicidad,

Por eso, Jesús no empezó negando el deseo, sino afirmando el amor, que es principio de felicidad compartida por todos los que escuchan y cumplen la palabra de Dios. Por eso, él sino un movimiento universal de bienaventuranza, para célibes y no‒célibes, hombres y mujeres, empezando por los niños. En el principio de la bienaventuranza de Jesús no está la negación (no‒desear), sino el amor positivo, de forma que los hombres pueden gozar viviendo y compartiendo lo que son, en un camino de felicidad, dentro de esta misma tierra.

 En esa línea se distinguen los proyectos. Buda instituyó un movimiento en principio universal, pero de hecho elitista, de superación del deseo, de manera que su despliegue de felicidad quedó reducido básicamente a los monjes. Jesús se atrevió a ofrecer la felicidad de Dios a los sufrientes, en especial a los pobres y necesitados, iniciando con ellos un camino de bienaventuranza en el amor. En esa línea, en principio, los hombres no son felices por lo que ellos hacen, sino por lo que reciben (siendo amados de Dios), como seguiremos viendo en los dos últimos capítulos de este libro sobre las bienaventuranzas.

 Buda concibe la vida del hombre en el mundo como desgracia (caída, pecado), identificando la felicidad con la liberación (salida) del mundo. Jesús io asume y despliega la tradición bíblica de la creación positiva de Dios, de forma que el hombre puede y debe ser feliz en la tierra. Por eso, su felicidad no es no‒vida (¡vivir más allá de los deseos!), sino vida transformada, cumplimiento superior de los deseos.

‒ Buda tomó como punto de partida el dolor, vinculado al deseo, y buscó la liberación, siendo muy sobrio en sus afirmaciones, tanto en relación con una posible divinidad (que resulta en el fondo innecesaria) como en relación con lo nirvana (paz final que es puro no‒deseo).Su experiencia se concretó en un programa de iluminación y felicidad, abierto a todos los que, superando sus deseos, se atrevan a vivir como iluminados, en felicidad superando así el estado de “caída y deseo” en la tierra. Él no aparece así como liberador de los demás, pues no vivió ni murió por ellos, sino como ejemplo o testimonio de feliz liberación sobre la tierra.

‒ Jesús toma como punto de partida el amor de Dios a quien concibe como Padre, de quien brota la liberación del deseo egoísta y la instauración de un estado de no-violencia activa sobre el mismo mundo. En esa línea, más que su doctrina en cuanto tal importa su vida y su muerte, al servicio de la libertad y felicidad de los hombres. Por eso, sus discípulos le presentaron tras su muerte como felicidad encarnada de Dios. En esa línea, estando por un lado más cercano a Buda, su proyecto de felicidad tendrá elementos que se parecen más al de Crisna, en la línea de un encuentro personal de los hombres con Dios.

 Notas.

[1] Para una visión general del tema, cf. H. Bechert y H. Küng, Budismo, en H. Küng (ed.), El cristianismo y las grandes religiones, Cristiandad, Madrid 1987, 359-520; D. Dragonetti, Unada. La palabra de Buda, Barral, Buenos Aires 1971; N. Mahathera, Initiation au Boudhisme, Michel, Paris 1968; J. Masson, Le Bouddhisme, DDB, Paris 1975; G. Menshing, Buda und Christus, Bonn 1952; R. Panikkar, El silencio de Dios, Guadiana, Madrid 1970; W. Rahula, L’Enseignement de Bouddha, Seuil, Paris 1961; L. de la Vallée-Poussin, Nirvana, Beauchesne, Paris 1925; H. von Glaseenapp, El budismo, una religión sin Dios, Barral, Barcelona 1974.

[2] En esta línea, el proyecto budista podría compararse con el ideal ético de san Pablo, cuando dice: “No debáis nada a nadie, antes bien amaos mutuamente, pues quien ama al otro ha cumplido la ley. Porque el mandamiento de no adulterarás, no matarás, no robarás, no codiciarás y cualquier otro queda asumido (y cumplido) en el amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor al prójimo no hace ningún mal; porque el amor es la plenitud de la ley (Rom 13, 8-10). Este pasaje supone que hay tres “deseos” concretos y un cuarto que los engloba a todos. (1) Un deseo de adulterio en sentido sexual y posesivo (tener lo más grande que otro tiene, para así y dominarle). (2) Un deseo de homicidio, que nace de la violencia y de la envidia, destruir al otro para ser yo mismo. (3) Hay, finalmente, el deseo de robo y apoderarme de todo lo que tiene el otro, negándole así el fundamento de su vida. (4) Tras esas tres prohibiciones particulares Pablo cita al fin el mandamiento abarcador que los condensa a todos, diciendo no desearás (ouk epithymeseis).

El texto del decálogo (Ex 20, 17; Dt 5, 21) citaba el deseo de unos objetos concretos (casa, mujer, siervo, criado, toro, asno); Pablo los condensa y universaliza diciendo «no desearás», presentando así el deseo como “pecado originario”, causa de todos los males, situándose así en una línea cercana a la del budismo, como he venido destacando. Como buen rabino, Pablo ha resumido toda la ley israelita en este último mandato negativo, en una línea cercana al budismo. Pero élsabe que esa barrera del “no desear” resulta insuficiente. Por eso completa el tema y lo plantea en forma positiva, presentando un deseo más alto, no en forma de prohibición o negación, sino de despliegue vital: Amarás a tu prójimo. Más allá de la ley, centrada de forma negativa en el «no desearás», formula Pablo el mandamiento del amor al prójimo, que ocupa de algún modo el lugar del Shema: «Escucha Israel, Yahvé nuestro Dios es un Dios único; amarás a Yahvé, tu Dios, con todo tu corazón…» (Dt 6, 4-5; cf. Mc 12, 29 par).

Allí donde la ley pretendía cerrar con su mandato el camino del deseo, esta exigencia positiva extiende ante los hombres el más alto impulso y camino de un deseo de amor purificado, que les permite realizarse plenamente, siendo lo que son, lo que han de ser en Dios, como invitación y tarea de gracia. En este contexto ha proclamado Pablo la palabra decisiva de la antropología del Nuevo Testamento, que hemos visto ya en el centro de la tradición sinóptica: «Amarás al prójimo como a ti mismo». Aproximación general al tema del «deseo» en A. Exeler, I dieci comandamenti, Paoline, Roma 1985, 159-169. Sobre Rom 13, 8-10, cf. C. K. Barret, Romans, Black, London 1973, 249-251; O. Michel, Römer, Vandenhoeck, Gottingen 1966, 323-327; H. Schlier, Romani, Paideia, Brescia 1982, 632-635; E. Käsemann, Römer, HNT 8a, Mohr, Tübingen 1974, 344-348; U. Wilckens, Romanos II, Sígueme, Salamanca 1992, 407-415.

Budismo, Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad , ,

Mikel Ayestaran: “En Jerusalén, todas las comunidades viven de espaldas entre ellas”

Jueves, 12 de agosto de 2021

Mikel-Ayestaran-visita-Barcelona_2361673832_15660147_667x375Una interesante entrevista:

Corresponsal ‘freelance’ en Oriente Medio, autor de ‘Jerusalén, santa y cautiva’  

 “Jerusalén es una ciudad que todos tenemos en el subconsciente por nuestra nuestra educación judeocristiana. Ahora mismo en cualquier sinagoga o iglesia de occidente se está hablando de Jerusalén, que es el escenario de la mayor historia que conocemos, la historia de las historias, la Biblia”

“Israel es uno de los pocos lugares de Oriente Medio en el que los periodistas extranjeros podemos trabajar: en países vecinos como Siria, Jordania o Egipto, tener permiso de trabajo y ejercer como periodista es más complicado que en Tierra Santa”

“La comunidad cristiana está menguando de una forma alarmante en todo Oriente Medio. Fundamentalmente a partir de la nefasta decisión de EEUU de invadir Irak en 2003, que supuso una ruptura muy importante de los equilibrios en la región”

De empleado en una fábrica de coches a montador de muebles o camarero en cafeterías y sidrerías. Mikel Ayestaran (Beasain, Guipúzcoa, 1975) tuvo empleos diversos antes de desembocar en el periodismo en los años 90. Hizo sus pinitos en el oficio en El Faro de Ceuta y, más tarde, en el Diario Vasco. En 2005 dejó la seguridad de las redacciones para cubrir los conflictos de Oriente Medio como periodista multimedia.

Miembro fundador de la revista 5W y autor de obras como Oriente Medio, Oriente roto (2017) y Las cenizas del califato (2018), Ayestaran es hoy es uno de los más destacados periodistas españoles en esa región convulsa que comprende desde Túnez hasta Pakistán. Tras muchos años viajando de un sitio a otro, en 2015 decidió instalarse junto a su familia en Jerusalén, ciudad que cuenta ahora en Jerusalén, santa y cautiva (Península, 2021), un libro de viajes que lleva al lector de la mano en un recorrido por los rincones más emblemáticos e insospechados de Tierra Santa. El pasado 20 de julio compareció en la librería Altaïr de Barcelona para firmar ejemplares de la obra y accedió amablemente a tener esta conversación con RD.

¿Por qué escogió Jerusalén para vivir? 

Tras valorar la posibilidad de instalarnos en El Cairo, Estambul y Beirut, donde miramos pisos y colegios para nuestros hijos, nos decidimos por Jerusalén, básicamente por dos motivos: porque es una ciudad segura para vivir con la familia y porque profesionalmente me parecía un lugar atractivo. A pesar de que me habían insistido en que el conflicto entre Israel y Palestina está muy desgastado y de que todo el mundo está cansado de esta disputa eterna, me apetecía intentarlo ya que siempre había tocado el tema muy de refilón. Además, Israel es uno de los pocos lugares de Oriente Medio en el que los periodistas extranjeros podemos trabajar: en países vecinos como Siria, Jordania o Egipto, tener permiso de trabajo y ejercer como periodista es más complicado que en Tierra Santa.

Debe de ser todo un reto desde el punto de vista periodístico contar una ciudad tan compleja y donde, como dice, el pasado se come al futuro.

Era todo un reto, entre otras cosas porque hay un montón de libros sobre Jerusalén. A mi me ha servido de mucho delimitar esta obra dentro de los muros de lo que es la Ciudad Vieja, que me parece la madre del cordero, y un poco intentar hacer un retrato de lo que está siendo el Jerusalén de los Ayestaran durante los últimos seis años. Jerusalén es una ciudad que todos tenemos en el subconsciente, por nuestra educación judeocristiana. Ahora mismo en cualquier sinagoga o iglesia de occidente se está hablando de Jerusalén, que es el escenario de la mayor historia que conocemos, la historia de las historias, la Biblia. Vivo en un sitio que es escenario de ese relato y donde después de 2.000 años han vuelto los protagonistas, los judíos.

portada_jerusalen-santa-y-cautiva_mikel-ayestaran_202103101154¿Cuál es la situación de los cristianos en Jerusalén actualmente teniendo en cuenta la mengua que ha sufrido esta comunidad en Oriente Medio desde la invasión de Irak?

La comunidad cristiana está menguando de una forma alarmante en todo Oriente Medio. Fundamentalmente a partir de la nefasta decisión de EEUU de invadir Irak en 2003, que supuso una ruptura muy importante de los equilibrios en la región. Entonces empezó la inmigración masiva de los cristianos de Irak. Ese modelo se ha repetido en Siria, donde desde 2011 está pasando exactamente lo mismo. Y en Tierra Santa está pasando esto desde la fundación del estado de Israel. Los cristianos están emigrando pero no se les presta la misma atención. Por una sencilla razón: en el caso de Siria, primero son cristianos y luego sirios; en el caso de Iraq también; pero en el caso de Palestina, primero son palestinos y luego cristianos. En Belén no quedan cristianos, apenas dos barrios, y en Gaza hay como unos cien católicos, si llega. Cuando volvieron a abrir al público el Santo Sepulcro tras la pandemia, limitaron a 30 personas el aforo máximo, pero nunca se llega a esa cifra. Es un declive permanente, aunque tampoco se dispone de datos claros y es difícil calcularlo con exactitud.

“Los cuatro años de Trump han sido un sueño para el sionismo, o más bien para los partidarios de la política de Netanyahu, a quienes Trump les dio absolutamente todo”

“No es un conflicto religioso, es un conflicto por la tierra y los recursos”. Son palabras de Mitri Raheb, pastor luterano, uno de los personajes del libro. A veces puede parecer que la religión es la causante de todos los males pero a menudo es el dinero y el afán de poder lo que los provoca. 

El conflicto entre israelíes y palestinos es más un conflicto por la tierra que un conflicto religioso. Lo que ocurre es que tiene un componente especial. Hay dos factores por los cuales el ser humano se lleva matando miles de años: el nacionalismo y la religión. En este caso tenemos una fórmula que combina el sionismo religioso, que es el que promueve el estado de Israel, en el cual confluyen las dos cosas. Para ellos la tierra es fundamental, pero se amparan en su derecho divino, el derecho bíblico de volver a la Tierra Prometida. Y en nombre de ese derecho, está teniendo lugar una expansión nacional evidente y se están haciendo con toda la tierra, desde el río Jordán hasta el mar. Aquí se mezcla los dos niveles, la confluencia entre el factor nacionalista y el factor religioso.

Incluso se están adueñando del subsuelo. En el libro habla de la arqueología bíblica promovida por el estado de Israel.

Efectivamente, la lucha se traslada al subsuelo. La arqueología es fundamental. Ellos tratan de buscar a toda costa todo lo que sean pruebas que certifiquen que realmente esta tierra les pertenecía en el pasado.

Describe la Ciudad Vieja de Jerusalén como una comunidad profundamente dividida. Es una lástima, teniendo en cuenta la diversidad y la riqueza que se le debería presuponer al lugar donde confluyen las tres grandes religiones monoteístas.

En Jerusalén las diferentes comunidades viven juntas pero de espaldas entre ellas. Y luego, dentro de cada confesión hay, además, numerosas subdivisiones. El ejemplo más triste lo tienes en el mismo Santo Sepulcro: el lugar más santo del cristianismo está custodiado por armenios, franciscanos, griegos, etíopes, coptos… y cada grupo con su respectiva bandera. Tendrían que estar todos unidos, y más teniendo en cuenta que cada vez son menos, pero no, allí cada uno quiere preservar su cuota de poder, es más importante la bandera que el lugar en sí, dan demasiada importancia a lo material y demasiado poca a lo espiritual.

¿Qué supuso para Jerusalén que Donald Trump la reconociera como capital de Israel?

Los cuatro años de Trump han sido un sueño para el sionismo, o más bien para los partidarios de la política de Netanyahu, a quienes Trump les dio absolutamente todo. Pero bueno, con otros presidentes a menudo cambian las formas pero el fondo se mantiene. Con Obama, aunque su relación personal con Netanyahu no era tan buena, se firmó entre los dos países el mayor contrato armamentístico de la historia de EEUU.

Entonces, con Trump tal vez se perdieron las formas pero en el fondo era todo igual. 

Hubo un detalle curioso con respecto a Trump y los cristianos: y es que Trump, cuando denegó visados a refugiados sirios que huían de la guerra, movió cielo y tierra para hacer una excepción y aceptar cristianos. Sin embargo, en todos los viajes que hizo a Tierra Santa, nunca se acercó a hablar con la población cristiana. Hablaba con los evangélicos llegados de EEUU.

¿Se esperan cambios con la llegada de Biden?

Se espera una vuelta a la época de Obama en el sentido que te comentaba antes: cambiarán a mejor las formas, volveremos a hablar de los dos estados por activa y por pasiva; el clima es y será menos tenso pero en esencia la ocupación va a seguir avanzando sin ningún problema.

81096653-biblia-abierta-a-la-oración-del-señor-con-un-par-de-copas-en-las-páginas-Al final del libro recomienda una serie de obras clave para entender Jerusalén. La primera, la Biblia. ¿Cuál es su relación con ella o en qué medida le ayuda como cronista de la ciudad? 

Mi formación en España fue en colegios como los Hermanos de la Salle, las Escuelas Pías y la Universidad de Navarra, del Opus Dei, pero más allá de esto no soy una persona muy religiosa. Sí que es verdad que al llegar a Tierra Santa, intentas aprender, como hacen tantos turistas y peregrinos, visitando lugares como Nazaret, Cafarnaúm, el Monte de los Olivos, que son nombres que más o menos nos suenan a todos. Por lo demás, la Biblia, como obra, en mi caso me ayuda a ser consciente de que estoy viviendo en el lugar donde se desarrolla uno de los grandes relatos de la humanidad.

Corresponsal freelance en Oriente Medio. Suena arriesgado, tanto por la condición de profesional autónomo como por la región que cubre, tan convulsa.

Tengo un acuerdo con varios medios, pero no dejo de ser un trabajador autónomo, como muchos compañeros y compañeras de profesión. Si no trabajo no cobro, vivo de la pieza, al día. Suena poético pero es lo que es. Tanto en periodismo local como internacional, la fórmula más habitual en nuestros días es el profesional freelance. En mi caso es quizás algo más arriesgado por el hecho de que voy con la familia. Tengo varias patas en mi banco laboral: una es la televisión pública vasca, otra es los periódicos del grupo Vocento, con ellos tengo un acuerdo, pero para poder sobrevivir como corresponsal en una ciudad como Jerusalén, tan cara, tienes que trabajar 24 horas al día y 7 días a la semana, tienes que estar a tope, sobre todo cuando hay breaking news.

Fuente Religión Digital

Biblioteca, Cristianismo (Iglesias), Islam, Judaísmo , , ,

Llevan juntos 35 años. Ahora su amor se ha vuelto viral.

Jueves, 12 de agosto de 2021

peter-robinson-y-murrayDe izquierda a derecha: Murray Buchanan and Peter Robinson in 1986. / Robinson and Buchanan in 2021.Photo: Peter Robinson

Peter Robinson y Murray Buchanan, de 70 y 64 años, han estado juntos durante 35 años y su amor es tan fuerte como siempre. Todo comenzó cuando Peter tenía 35 y 29 años. Publicaron en twitter una imagen que se ha hecho viral por lo emocionante que resulta.

Y ahora Internet está celebrando el aniversario de la pareja australiana después de que Robinson tuiteó fotos de la pareja cuando comenzaron a salir y ahora.

Entrevistado en Queerty Murray explicó como se conocieron en un bar gay, Connections en Perth, Australia:

“Nos conocimos en un club nocturno un viernes por la noche”, dijo.”Me lo presentó su expareja. Peter agrega: “Fue justo antes de que la epidemia de sida azotara Australia”.

Cuando se conocieron las relaciones homosexuales estaban penadas por ley en Tasmania. “No fue hasta 1997 cuando Tasmania aprobó la legislación para reconocer las relaciones entre personas del mismo sexo. El gobierno federal aprobó protecciones en 1999. Fuimos bastante activos en los primeros días para el reconocimiento y la aceptación. Creo que la principal oposición a la igualdad era la epidemia de sida. Pasamos varios años trabajando para el consejo del sida como voluntarios y cuidadores”.

Los hombres no están casados. Sin embargo, Peter dice que para celebrar la aprobación de la legislación sobre igualdad en el año 2000, “registramos nuestra relación como pareja, ya que el matrimonio no era una opción en ese momento. Eso no fue legal hasta 2017 en Australia. El registro nos da los mismos derechos que a una pareja casada y no introduce la religión en el asunto. No vimos ninguna razón para ello. Murray se declaró en el año 2000 en un viaje al extranjero”.

Peter dijo que se había sentido abrumado por la respuesta a su Tweet. La pareja ha contado que nunca pensó que su foto se volvería viral y que se sienten abrumados y felices por la respuesta, y por los deseos de muchos hombres y mujeres de encontrar una familia así. El tuit ha suscitado respuestas de todo el mundo. Peter dijo que era aleccionador darse cuenta de cuántas personas viven en lugares donde vivir abiertamente en una relación del mismo sexo no es posible.

“Muchas personas LGTB no tienen las mismas oportunidades que nosotros. Sigue habiendo mucha discriminación y violencia contra los LGTB. Parece que hay un resurgimiento de la violencia contra nuestra comunidad. Por eso seguimos participando en las protestas. Hay literalmente miles de personas brillantes que trabajan para reconocer y apoyar a los miembros más jóvenes de nuestra comunidad”.

¿Y cómo se mantiene una relación durante tantos años? Robinson dice que el secreto de una relación larga y feliz es fácil. El consejo es darse espacio para ocuparse de sus intereses propios y…

“Básicamente tenemos dos reglas:

1. Nunca te acuestes en una discusión.

2. Y resolver una discusión antes de irse a trabajar, etc.

Siempre despedirse con un beso. Puede que sea el último que tengas. Suena tonto y simple “, dijo,” pero nos ha funcionado “.

Cuando las fotos de Robinson se extendieron por el sitio de redes sociales, los usuarios respondieron rápidamente. El tweet acumuló cientos de miles de me gusta y cientos de buenos deseos. Otros enviaron fotos de ellos mismos con sus parejas de toda la vida.

Fuente Queerty

General, Historia LGTBI , , , ,

Escritor cristiano fundamentalista cree que COVID fue el castigo de Dios por el hecho de que los equipos deportivos sean “tan pro-LGBT”

Jueves, 12 de agosto de 2021

C57D7195-6FE9-4785-A086-E7F2E7CB516BEl autor cristiano William Koenig ha declarado que el COVID-19 fue un castigo de Dios por el hecho de que las tiendas de moda y los equipos deportivos sean aparentemente “tan pro-LGBT”.

Koenig es un autor cristiano de derechas y autoproclamado “corresponsal de la Casa Blanca” para su propio sitio web.

El jueves (29 de julio), Koenig apareció en Understanding the Times, el programa de radio de Jan Markell, otro cristiano anti-LGBT+.

Durante el programa, Markell y Koenig hablaron de los derechos y la aceptación del colectivo LGBT+ en Estados Unidos, o como lo describió Markell, “el bombardeo de una aberración tras otra”.

Más tarde leyó una cita del boletín de Koenig: “La última letra del LGBTQ es la Q de cuestionamiento, que es la misión de confundir a los niños lo suficiente como para que se cuestionen su sexualidad y así poder prepararlos y evangelizarlos. Es muy cierto, Bill, esto es una guerra contra los niños”, añadió.

Koenig llevó la extraña conversación aún más lejos, y declaró que COVID-19 era en realidad el “juicio” de Dios para las empresas de moda y los equipos deportivos pro-LGBT+. “Realmente siento que COVID es parte del juicio”, dijo.

“Tuvimos un cierre nacional el verano pasado. Tuvimos todas las grandes ligas deportivas que favorecieron la agenda LGBT, que incluso se enfrentaron a los estados por sus leyes de baño.

“Cuando piensas en que Hollywood estaba cerrado. Pensamos que la moda estaba cerrada. El comercio minorista estaba cerrado. Todas estas áreas que eran tan pro-LGBT, el COVID las cerró, y no sé si alguna vez se recuperarán”.

Koenig añadió: “No toques a los niños. Esto cruza la línea. Es trágico ver lo que están haciendo, y nuestro Dios va a responder aún más. Esto es un juicio. Esto es un patrón de juicio. Todo en esto encaja con el patrón de juicio; lo siento, no hay otra forma de decirlo”.

William Koenig se ha hecho famoso por afirmar que las catástrofes naturales son el juicio de Dios. Según Right Wing Watch, William Koenig ha achacado los desastres naturales al juicio de Dios una y otra vez.

Aunque suele afirmar que catástrofes como los huracanes son el resultado de las conversaciones de paz en Oriente Medio y de que Estados Unidos no esté al lado de Israel, no es la primera vez que Koenig culpa de un acontecimiento mundial a la comunidad LGBT+.

Koenig, que asiste a la capilla anti-LGBT+ Cornerstone en Leesburg, Virginia, afirmó en 2015 que las sequías generalizadas en California eran un castigo por el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Dijo entonces: “Tenemos un Estado que, una y otra vez, va en contra de la palabra de Dios, que adopta continuamente posiciones sobre el matrimonio y el aborto y sobre un montón de cosas que son completamente opuestas a las escrituras. Por desgracia, muchas veces, cuando empieza en California, se extiende al resto del país e incluso se extiende al resto del mundo. Así que es muy probable que haya un componente de sequía en este juicio”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , ,

De El Yunque a Hazte Oír: Así se financia la ultraderecha en España, en México y en el mundo

Jueves, 12 de agosto de 2021

arsuaga-alrojo-vivo-696x522Grandes fortunas y altos ejecutivos españoles financiaron el nacimiento de Vox a partir del grupo ultracatólico Hazte Oír

Wikileaks, asociada a cuatro medios en el mundo, desnuda a dos organizaciones de ultraderecha con asiento originario en México y España y con ramificaciones en 50 países: Hazte Oír y Citizen Go

Mientras que en España el principal aliado político, tanto de El Yunque como de Hazte Oír y Citizen Go, es el es el ultraderechista Vox, en México es el Partido Acción Nacional (PAN)

Hazte Oír, fundada en España en 2001 por Ignacio Arsuaga Rato, mantiene un intenso cabildeo en los círculos políticos y empresariales españoles y funciona como enlace entre los movimientos conservadores de todo el mundo

Ignacio Arsuaga Rato, el citado presidente y fundador de HO, mantiene una crítica frontal al Gobierno de Pedro Sánchez: “No vamos a ahorrar recursos humanos ni económicos para combatir a Pedro Sánchez y a sus socios”

Los documentos revelan que en México tienen a una de sus estructuras más fuertes, alojadas en sectores del PAN, la jerarquía eclesiástica, asociaciones como El Yunque, Yo Influyo, la Red Familia e Incluyendo México y en las plantillas de instituciones como la Universidad Panamericana, el ITAM y el ITESM

Las redes alcanzan 50 países, algunos con una presencia apenas incipiente pero otros con amplios movimientos sociales y peones incrustados en el sistema político

El financiamiento mayoritario proviene de los países donde han alcanzado estructuras sólidas, principalmente España, México, Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina

Promueven valores familiares supuestamente cristianos, antiaborto, antigualdad de sexos y de intolerancia frente a la comunidad de la diversidad sexual. Exhortan a sus miembros a la acción y a increpar. Nada de ser ‘tibios’, exhortan a sus huestes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.