Archivo

Archivo para Miércoles, 24 de marzo de 2021

El camino del héroe

Miércoles, 24 de marzo de 2021

Del blog Nova Bella:

1999+Giorgia Fiorio+Tonnarotti Sardegna

“El héroe se lanza a la aventura desde su mundo cotidiano a regiones de maravillas sobrenaturales; el héroe tropieza con fuerzas fabulosas y acaba obteniendo una victoria decisiva; el héroe regresa de esta misteriosa aventura con el poder de otorgar favores a sus semejantes.”

*

Josep Campbell

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

“Jesús de Nazaret o el precio de la disidencia”, por Ignacio Simal

Miércoles, 24 de marzo de 2021

cruzSi eres un disidente, normalmente te ignoran.
Si no pueden ignorarte, y no pueden responderte,
te desacreditan.”

(Noam Chomsky)

Tenía razón Chomsky cuando escribía que si eres un disidente y no pueden ignorarte, ni responderte, te desacreditan. El caso de Jesús de Nazaret es paradigmático de lo que el respetado lingüista estadounidense afirma en su “Chomsky: Obra Esencial”.

A Jesús nadie le podía ignorar (Mt. 4:24), ni nadie le podía responder (Mc.. 12:13-17; 34.)…. y el pueblo le seguía (Mc. 12:37). Su disidencia de una teología y praxis religiosa pervertida era meridianamente clara, sus palabras no dejaban ningún resquicio que pudiera provocar malos entendidos (Mt. 23 es un buen ejemplo de ello). De ahí que los que ostentaban el poder religioso de su tiempo pasaran directamente a desacreditarlo delante del pueblo y de sus seguidores y seguidoras.

Según el Evangelio de Marcos, los escribas procedentes de Jerusalén -centro del poder religioso- le desacreditaron afirmando “que tenía a Beelzebú, y que por el príncipe de los demonios echaba fuera demonios” (Mc. 3:22). Anteriormente “los suyos” pensaban de él que “estaba fuera de sí” ((Mc. 3:21).

En otra ocasión, según el Evangelio de Juan, le vuelven a desacreditar intimando que él es un hijo nacido de fornicación (Jn. 8:41). Le acusan públicamente de blasfemo (Mt. 26:65), de ser un rebelde frente al poder del Imperio (Jn. 19:12-16), y finalmente le muestran en público en un estado lamentable, resultado de las torturas a las que había sido sometido. Y el pueblo, que otrora le había seguido, clama a una voz contra el Nazareno: ¡Sea cruficado! ¡Sea crucificado! ¡Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos! (Mt 27:22-25). Todo acabó con una crucifixión pública donde las chanzas y el descrédito continuaron (Lc.23). El objetivo había sido alcanzado… Jesús, por fin, desacreditado y muerto, y el pueblo manipulado por el vértice de las estructuras, religiosas en este caso, de poder (Mt. 27:20).

Y eso es lo que sucede con los que disienten, los sospechosos y sospechosas de no ser incondicionales con las estructuras de poder con las que muchas de nuestras instituciones sociales y religiosas se dotan. Ellos, ellas, disienten -por ejemplo- de la lógica de los “Caifas” de este mundo (sean éstos de izquierdas o derechas en lo político; sean progresistas o conservadores en lo teológico) que sin pudor afirman: “nos conviene que una persona muera por el pueblo, y no que toda la nación perezca” (Jn. 11:50). La lógica de Caifas enmascara, de preocupación por el pueblo, su interés por conservar los privilegios de clase que le concede la estructura de poder en la que se mueve. Privilegios que veía poner en peligro por la praxis y mensaje de Jesús de Nazaret. Los discípulos y discípulas del Mesías sólo deben ser incondicionales del reino de Dios y su justicia. Nada más, ni nada menos

Tengo la impresión de que nuestras sociedades y nuestras iglesias están a falta de disidentes. Mujeres y hombres que, a la manera de Jesús de Nazaret, se pongan al servicio del reino de Dios y, por ende, al servicio del Dios que se nos manifestó en Jesús. Como también escribirá Chomsky, “se puede ganar mucho con el activismo -yo diría con el seguimiento de Jesús- … pero también se pueden perder muchas cosas. Y algunas de ellas no carecen de importancia, como por ejemplo la seguridad, eso no es algo secundario. Y la gente sencillamente tiene que tomar su decisión sobre el particular cuando decide qué va a hacer” (Chomsky: Obra esencial, Edit. Crítica, p. 257).

Al hilo de lo que escribe Noam, me viene a la memoria ese dicho de Jesús que afirma, de manera rotunda, “No penséis que he venido a traer paz a la tierra; no he venido a traer paz, sino espada, porque he venido a poner en enemistad al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra .de modo que los enemigos de uno serán sus propios familiares El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí. El que trate de salvar su vida, la perderá; en cambio, el que pierda su vida por causa mía, la salvará” (Mat. 10 34-39).

Perder la vida -renunciar a la seguridad- por causa del reino de Dios… Ahí está la cuestión. No existe otra opción para los seguidores y seguidoras de Jesús. Debemos tomar la cruz que ponen sobre nuestros hombros los centros de poder y caminar con ella haciendo frente a los poderes demoníacos de este mundo, sean éstos políticos, económicos o religiosos. No hay otra salida. No existe otro camino para el/la activista del reino de Dios.

Ignacio Simal Camps

Ignacio Simal es pastor de la Església Protestant Betel + Sant Pau (Aragó, 51 , Barcelona), miembro de la Iglesia Evangélica Española. Fundó Lupa Protestante en el año 2005. Es miembro de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, y del Fòrum Català de Teologia i Alliberament.

Fuente Lupa Protestante

Biblia, Espiritualidad , ,

MOCEOP: “Como los curas austriacos, no rechazaremos a ninguna pareja de cualquier condición que se ame”

Miércoles, 24 de marzo de 2021

Parejas-homosesuales-Iglesia_2324177573_15416886_660x371Comunicado sobre la negativa de la jerarquía a bendecir a las parejas homosexuales

“La jerarquía de la Iglesia ha vuelto estos días a condenar por enésima vez las relaciones homosexuales”

“Otra vez la jerarquía de nuestra Iglesia, anclada en prejuicios irracionales, sigue sin tener en cuenta a gran parte del pueblo de Dios, para quien no es aceptable el rechazo de la homosexualidad”

“Pensamos que lo más grave es que esto sigue haciendo sufrir a muchos cristianos y cristianas, y está contra la misericordia y el amor de Jesús de Nazaret a los excluidos”

(MOCEOP).- La jerarquía de la Iglesia ha vuelto estos días a condenar por enésima vez las relaciones homosexuales. La Congregación para la Doctrina de la Fe respondió negativamente, de forma oficial en la web vaticana, a la pregunta de si la Iglesia puede dar su bendición a las parejas homosexuales: “No es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio (es decir, fuera de la unión indisoluble de un hombre y una mujer abierta, por sí misma, a la transmisión de la vida), como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”.

Aparte de pervertir el sentido evangélico de la bendición: desear la bendición de Dios a los amigos o las buenas personas que la piden –como sigue siendo una bonita práctica sobre todo en los pueblos de América Latina- e incluso a los enemigos (Lc 6,28), esta declaración eclesiástica nos trae de nuevo la postura de la jerarquía eclesiástica frente a las personas y el colectivo LGTBI, que vuelve a ser negativa; aunque unas palabras del papa Francisco hace tiempo parecían presagiar un cambio de actitud. ¿Aprobaría él este comunicado o estará prisionero de los sectores más conservadores y tradicionalistas de la Iglesia para impedir las necesarias transformaciones en ésta?

Nuestra jerarquía sigue empeñada en su tradición doctrinal, sin entender que las relaciones homosexuales pueden ser de amor y, por lo tanto, buenas y muy queridas por Dios. Sigue empecinada en un dogmatismo rayano en fundamentalismo, creyéndose la única intérprete autorizada del “designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”, confundiendo lo que Dios quiere con su propia doctrina y prejuicios, y diciendo que si una pareja de gays o lesbianas dice que están verdaderamente enamorados y se aman generosa y limpiamente, se equivocan: es una ilusión, un engaño.

Otra vez la jerarquía de nuestra Iglesia, anclada en prejuicios irracionales, sigue sin tener en cuenta a gran parte del pueblo de Dios, para quien no es aceptable el rechazo de la homosexualidad. Una postura que es, además, muy cínica por parte de muchos de nuestros jerarcas represores, como ha quedado de manifiesto.

Manifiesta estar fuera de la evolución histórica y social, fuera de su tiempo, fuera de los avances en los derechos humanos como el que supone amar con respeto y generosidad a quien y como uno quiera. Manifiesta estar fuera del conocimiento de la persona humana que nos fueron dando las ciencias humanas y la experiencia de que hay un espectro muy variado y legítimo de orientaciones sexuales humanas. Manifiesta, en fin, estar fuera de la realidad en el sentido de que las relaciones de amor no están necesaria ni exclusivamente centradas en la procreación, como afirma la nueva moral cristiana que estudiamos hace ya cuarenta años y reconoce para el matrimonio el mismo Derecho Canónico.

Pensamos que lo más grave es que esto sigue haciendo sufrir a muchos cristianos y cristianas, y está contra la misericordia y el amor de Jesús de Nazaret a los excluidos. Lo veíamos estos días en una dolorida y anónima “Carta abierta de un joven gay a Dios con motivo de la última declaración de la Santa Sede sobre la bendición de parejas homosexuales”, aparecida en Religión Digital y de la que recordamos aquí sus palabras, porque las suyas son más importantes que las nuestras:

“Señor, hoy soy solo uno más de tus hijos, que puede ser tu hija, también, y a quien llamas con nombre propio, con plena dignidad… No es nuevo que nos llamen personas con ‘tendencias objetivamente desordenadas’ y que nos pongan el sello del pecado. No es nuevo, pero siempre que se reafirma es doloroso, muerde el alma como el mal espíritu al corazón de tus santos… Recuerdo mi miedo, Señor, miedo que mata la esperanza, que mata la vida… Señor, veo la iglesia delante de mí cerrada… Y luego pienso, ¿esta es la Iglesia que tú querías? ¿Ésta de puertas cerradas, con olor a polilla, de columnas de piedra, de retablos de oro? ¿Ésta de cardenales que acusan, de poderosos que presionan, que le matan el vuelo a la libertad, a la novedad y al encuentro?… Te hablo desde mi fragilidad, Señor, desde mi dolor, desde mi soledad… Te hablo desde mis días de… dolor de consciencia desesperada, de sueños rotos, de necesidad de amor, cariño, libertad, paz… Señor, que repitamos ‘bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados’…y que amemos mucho, en nuestros trabajos, en nuestras familias, en nuestras camas, en todas partes, a quien sea y como sea, pero siempre amando”.

Pero importantes sectores de la Iglesia europea, inmediatamente después de hacerse pública esta declaración, manifestaron que seguirán bendiciendo las uniones homosexuales exigiendo la modernización de la Iglesia, porque –dice un grupo de curas austríacos– “la realidad nos ha demostrado que las parejas homosexuales pueden celebrar el amor de Dios en la Iglesia igual que el resto”.

Como hermanos y hermanas del MOCEOP nos unimos a esta actitud de rebeldía de nuestros colegas ante una norma de la jerarquía que consideramos injusta y que no corresponde con la misericordia de Dios con todos sus hijos e hijas; como ellos, seguiremos con nuestra disidencia práctica y no rechazaremos a ninguna pareja de cualquier condición que se ame y busque de nuestra parte la bendición de Dios.

Pero sí se pueden bendecir armas que matan…

 

Funte Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Marcelo Barros: “No se debe obligar a nadie a bendecir la unión gay, pero tampoco se debe prohibir que lo haga”

Miércoles, 24 de marzo de 2021

la-foto-de-una-pareja-homosexual-con-la-frase-que-el-papa-pronunci-en-el-2013-cuando-se-le-pregunt-sobre-parejas-del-mismo-sexoDe su blog Encuentro (s) para el Bien Vivir:

“Negar una bendición es negar que se diga el bien a alguien. Es negar una palabra de amor”

“La nota es extraña porque utiliza una terminología ambigua. Dice que la Iglesia no tiene poder para dar la bendición a una pareja gay. ¿Qué significa eso? ¿De qué habla la congregación? ¿Se refiere a la bendición del matrimonio en sí o simplemente a la bendición de las parejas homosexuales?”

“Según la doctrina más tradicional de la Iglesia, en el sacramento del matrimonio el sujeto del sacramento es el amor y el ministro es la pareja, no el sacerdote. El sacerdote es un testigo cualificado por parte de la Iglesia”

“Como la nota de la Congregación de la Fe dice haber recibido la aprobación del Papa Francisco, muchos se quedan atónitos y se preguntan qué pensar al respecto”

“No creo que haya muchas parejas homoafectivas en el mundo actual que sientan la necesidad de la bendición eclesiástica para vivir su vocación al amor”

Algunos hermanos y hermanas me han pedido que comente la nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe, organismo de la Curia Romana, en la que se afirma que la Iglesia no tiene potestad para dar la bendición a una pareja gay. Por los comentarios que hemos leído, la nota afirma que, si bien hay que respetar a las personas, hay que condenar la unión homoafectiva, considerada como “desordenada”.

Como la nota de la Congregación de la Fe dice haber recibido la aprobación del Papa Francisco, muchos se quedan atónitos y se preguntan qué pensar al respecto.

Lo primero que hay que saber es que esta nota viene de la Congregación de la Doctrina de la Fe y del cardenal Ladaria, precisamente uno de los sectores de la Curia y de la Iglesia católica que más se oponen actualmente al Papa Francisco y que siempre se ha posicionado en contra de cualquier renovación en la Iglesia católica. Así que esta posición no debería sorprender a nadie. 

La nota es extraña porque utiliza una terminología ambigua. Dice que la Iglesia no tiene poder para dar la bendición a una pareja gay. ¿Qué significa eso? ¿De qué habla la congregación? ¿Se refiere a la bendición del matrimonio en sí o simplemente a la bendición de las parejas homosexuales? En la Iglesia católica, desde la Edad Media, se diferencia entre sacramento y lo que comúnmente se llama sacramental. Hay un libro para la administración de los Sacramentos y otro diferente es el de las bendiciones.

Esta nota de la Congregación de la Fe parece confundir estos dos elementos. Dice que la Iglesia no puede dar la bendición a las parejas homosexuales. Ahora, los sacerdotes bendicen casas, bendicen coches y en el pasado bendecían animales. Pero las personas humanas que viven el amor homoafectivo no pueden drecibir una bendición. El IHU (sitio web del Instituto Humanitas) publicó un artículo del teólogo italiano Andrea Grillo que llama la atención sobre este lenguaje desproporcionado del “poder de dar la bendición”. Negar una bendición es negar que se diga el bien a alguien. Es negar una palabra de amor. Jesús nunca haría eso.

Estos señores de la curia se colocan así como legítimos sucesores de los doctores de la ley y fariseos que en la sinagoga condenaron a Jesús por curar en el día sagrado del sábado. El Evangelio de Marcos nos cuenta que un día, en la sinagoga, Jesús hace lo que se considera un sacrilegio. Llama al centro de la sinagoga a un hombre que tenía una mano seca (estaba estrictamente prohibido que un enfermo estuviera allí). Jesús los mira a todos con una mirada de enfado, de indignación y pregunta:

            – En un día de reposo, ¿qué está permitido hacer: el bien o el mal, salvar una vida o matar?

Hoy Jesús actualizaría esta provocación preguntando a estos maestros de la ley:

            – Usted habla en nombre de la Iglesia católica y dice: “¿No tiene la Iglesia católica la facultad de dar la bendición a las parejas homosexuales? No tienen el poder de bendecir. ¿Tienen el poder de maldecir, de discriminar, de legitimar la violencia cotidiana del mundo contra ellos?

 ¿Qué representa esta postura de esta Congregación de la Curia? Me sigue pareciendo extraña la facilidad con la que hablan en nombre de la “Iglesia”. Como hacen algunos obispos: “La Iglesia católica piensa así o actúa así”. (L’État c’est moi).  ¿Cuántos obispos y sacerdotes actuales no están de acuerdo con este tipo de postura del Vaticano? ¿Quién representa más a la Iglesia: los misioneros y pastores que están en la misión o los burócratas de la oficina central?

El Concilio Vaticano II enseñó que la Iglesia es concretamente local. Si esto es así, Roma es la Iglesia primada de la comunión de Iglesias, pero no la sede central de una multinacional con sucursales en todo el mundo. Por lo tanto, en materia de fe y de lo esencial, todos debemos estar unidos, pero en materia de disciplina y de liturgia, cada Iglesia local tiene derecho a su libertad. No se debe obligar a nadie a bendecir la unión gay, pero tampoco se debe prohibir que lo haga.

Según la doctrina más tradicional de la Iglesia, en el sacramento del matrimonio el sujeto del sacramento es el amor y el ministro es la pareja, no el sacerdote. El sacerdote es un testigo cualificado por parte de la Iglesia. Todo amor en sí mismo es sagrado y no necesita la bendición de un sacerdote o pastor para legitimarse.

La función de la bendición matrimonial no sería la de “bendecir” el amor que ya es en sí mismo sagrado, sino la de hacer de esa unión un signo público y un testimonio del amor de Dios por la humanidad. Si es así, con esta desafortunada declaración, lo que la Congregación de la Fe está diciendo es que si la pareja no es hombre y mujer, su unión no es un signo del amor de Dios…. Deberían explicitarlo para que pudiéramos preguntar: ¿Incluso Dios tiene que pedirte permiso para darnos señales de su amor?

No creo que haya muchas parejas homoafectivas en el mundo actual que sientan la necesidad de la bendición eclesiástica para vivir su vocación al amor. Si lo hacen, es normal que busquen Iglesias que quieran ser testigos de que Dios es Amor y portadores de la bendición divina y no Iglesias que se erijan en controladores de los bienes divinos y dueños de la marca Dios o Jesucristo.

En el fondo, lo mejor que se puede hacer en este asunto es ensayar una Iglesia sinodal y no clerical y prestar atención a los signos de vida y amor. La exhortación Amoris Laetitia del Papa Francisco, aunque no es tan abierta a las relaciones homoafectivas, abre espacio al diálogo al decir que la familia se define por la capacidad de amar y que no podemos crear un estereotipo de familia ideal, que todo es parte de una búsqueda y que la condición humana se da en medio de la debilidad y la vulnerabilidad.

Amoris Letitia nos invita a mirar la praxis de Jesús. Nos propone mantener nuestra “mirada fija en Jesús”. Ahí está la verdad y ahí está el parámetro que debemos seguir. Visto así, mirando la dimensión humana y el misterio, es este amor, entre dos personas, un amor que es verdadero, el que se convertirá en sacramento. La mayor ley es la del amor.

General, Iglesia Católica , , , ,

Turquía abandona la histórica Convención de Estambul porque “normaliza la homosexualidad”

Miércoles, 24 de marzo de 2021

GettyImages-1231869469-1024x683Los manifestantes se reunieron en el distrito de Kadikoy de Estambul, Turquía, para protestar contra la decisión del presidente Recep Tayyip Erdogan de abandonar la Convención de Estambul. (Diego Cupolo / NurPhoto a través de Getty Images)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha firmado el decreto de retirada de la Convención de Estambul, de madrugada y sin debate parlamentario

Grupos conservadores islamistas habían pedido al líder del país que abandonase el acuerdo por entender que promueve la homosexualidad y ataca los valores familiares

Turquía rompió los lazos con la histórica Convención de Estambul, que pretendía abordar la violencia contra las mujeres, la medianoche del sábado (20 de marzo) porque “normaliza la homosexualidad”.

El pacto se firmó en Estambul hace una década como parte de un esfuerzo internacional para prevenir, enjuiciar y eliminar la violencia doméstica.

Pero en el último ejemplo del liderazgo de derecha de Turquía abriendo una brecha cada vez mayor entre este país y el resto de Occidente, el presidente Recep Erdogan abandonó el acuerdo por completo en una orden ejecutiva sorpresa, informó la BBC.

Fue un movimiento repentino que dejó atónitos a los grupos de defensa, que ya se tambaleaban por el aumento de muchos años en el abuso de mujeres en Turquía. Como resultado, miles salieron a las calles en protesta el sábado.

Este sábado por la noche, mientras los ciudadanos dormían, el presidente turco ha firmado un decreto por el que ha hecho oficial la salida de Turquía de la Convención de Estambul, un pacto internacional de 2011 —también firmado por España— que busca proteger a las mujeres ante la violencia machista.

A pesar de que Turquía fue uno de los países auspiciadores de este pacto, Erdogan se ha retirado. “Estamos determinados a poner nuestro empeño más sincero para elevar la dignidad de las mujeres turcas en la sociedad como se merecen, preservando la tradición. Por este sublime objetivo, no debemos de mirar afuera ni imitar a otros [en referencia al pacto internacional]. La solución está en nuestras tradiciones, costumbres y esencia”, ha dicho este sábado por la mañana el portavoz presidencial turco, Fuat Oktay.

Mientras que la Dirección de Comunicaciones, agencia estatal de promoción, buscó enfatizar que la medida debía hacerse. El tratado, dijo en un comunicado el domingo, choca con los llamados valores familiares, ya que “normaliza la homosexualidad”. “La Convención de Estambul, que originalmente tenía la intención de promover los derechos de la mujer, fue secuestrada por un grupo de personas que intentaban normalizar la homosexualidad, lo cual es incompatible con los valores sociales y familiares de Türkiye”, dijo. “De ahí la decisión de retirarse”.

El portavoz gubernamental ha dejado entrever en sus palabras la crítica que le hacen los islamistas a este acuerdo. En palabras de otro diputado del partido de Erdogan: “La Convención de Estambul va en contra de los valores tradicionales de la familia turca y fomenta los LGTBI. Es el último ejemplo de la creciente hostilidad que los líderes de Turquía han mostrado hacia las personas LGBT +, como un odio que, una vez que se enconó, se ha permitido que se convierta en la norma.

La retirada de Turquía de la Convención de Estambul es un “revés”, dice el jefe de derechos humanos

La Convención de Estambul fue negociada por el Consejo de Europa de 47 miembros, una organización de derechos humanos, ya que innumerables países se comprometieron a hacer más para abordar la violencia de género. No tiene fuerza de ley. Pero mientras Turquía fue uno de sus primeros signatarios, Erdogan ha planteado la idea de deshacerse del acuerdo durante al menos un año, y los funcionarios sugirieron que el gobierno tenía la intención de hacerlo en 2020.

En verano del año pasado, Ankara empezó a poner este pacto a debate anunciando que querían salir de él porque no les hacía falta. Tras ello, las organizaciones feministas se movilizaron y las calles fueron tomadas por miles de mujeres. Tenían motivos de sobra por protestar. Más de 400 mujeres fueron asesinadas por parejas masculinas en 2018. Cuatro de cada 10 mujeres sufren violencia sexual o física al menos una vez en la vida, dicen los investigadores. En  2020, casi 400 mujeres fueron asesinadas a manos de hombres —más de una al día—, y en lo que llevamos de 2021, el número de mujeres asesinadas es ya de 78. La media, por lo que apuntan las cifras, seguirá igual.

Los rumores de que Turquía abandonaba el tratado en medio de la pandemia de coronavirus provocaron manifestaciones sísmicas en ese momento. El debate sobre la convención se paró entonces. Según una encuesta de la empresa Türkiye raporü, solo el 8,8% de los turcos estaba a favor de retirarse del acuerdo, frente a un 39,5% que se pronunció en contra. De hecho, la división era incluso familiar. Una de las hijas de Erdogan y su mujer se mostraron en su momento en contra de retirarse; el hijo mayor de Erdogan, y el padre, en cambio, estaban a favor.

Al final, como siempre, han ganado los hombres. Esta madrugada Turquía se ha retirado del pacto. La retirada de la Convención de Estambul ha supuesto para las mujeres un retroceso enorme en lo que se refiere a sus derechos. Después de todo, la violencia contra las mujeres en el país se ha disparado durante años.

Muchos se manifestaron bajo el lema “Retirar la decisión, implementar el tratado”, informó France24 . Y para los turcos el sábado, una sensación de déjà vu cuando una vez más miles de personas irrumpieron en las calles de Estambul, instando a Erdogan a reconsiderar su decreto de la noche a la mañana que anula la ratificación de la convención por parte de Turquía.

La reacción de las mujeres turcas no se ha hecho esperar. Este mismo sábado por la tarde, el barrio de Kadiköy, en el centro de Estambul, se ha llenado de mujeres de todas las edades. Protestaban por una medida que nadie en Turquía se esperaba. “¡Tayyip, dimite! ¡Justicia!”, gritaban, “¡Bote, bote, bote, Tayyip quién no bote! ¡Corre, Tayyip, corre, corre, que vienen las mujeres”, continuaban, en un grito que en la Turquía del 2021 se ha vuelto una provocación y una heroicidad. La semana pasada 14 mujeres fueron detenidas por haber gritado y bailado estos cánticos en la manifestación del Día Internacional de la Mujer. Se las acusa de “insultos al presidente”. Podrían llegar a ser condenadas a cuatro años de cárcel.

La secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejčinović Burić, calificó la decisión de “devastadora” en un comunicado. “Esta medida es un gran revés para estos esfuerzos y aún más deplorable porque compromete la protección de las mujeres en Turquía, en toda Europa y más allá”, dijo. “La decisión de Turquía de abandonar el pacto son noticias devastadoras”, ha dicho el Consejo de Europa, la organización que auspició el acuerdo, en un comunicado. “La Convención de Estambul cubre a 34 países y es considerada como el mejor estándar de los esfuerzos internacionales para defender a mujeres y niñas de la violencia que sufren en nuestras sociedades. Este movimiento [de Erdogan] es un paso atrás enorme para todos estos esfuerzos, y es deplorable, porque compromete la protección de las mujeres en Turquía, en Europa y el mundo”, reza el comunicado.

Se produce después de que Polonia se retirara de la Convención de Estambul el año pasado, supuestamente llenando el vacío en los derechos de las mujeres con su propio tratado que, en cambio, prohíbe el aborto y el matrimonio igualitario.

Erdoğan y la Turquía de la represión, el silencio y la LGTBfobia

erdoganTécnicamente es legal ser gay en Turquía, pero las personas LGBT + en el país tienen pocos derechos legales y enfrentan un estigma extremo, y los desfiles del Orgullo a menudo son brutalmente reprimidos por la policía y en los últimos tiempos, Turquía ha visto un aumento en la retórica homofóbica

En Cristianos Gays hemos informado de la involución de derechos y de visibilidad pública del colectivo LGTB en Turquía. En febrero de este año dos jóvenes eran arrestados en Turquía por un cartel con banderas LGBT.

En 2013 nos hacíamos eco de la histórica manifestación del Orgullo de Estambul, en la que participaron más de 15.000 personas (siendo la más multitudinaria hasta la fecha). Pero las ediciones de 2015 y 2016, en cambio, eran reprimidas violentamente por las autoridades. En 2015, según los organizadores del Orgullo, la marcha fue «prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul, a causa del mes de Ramadán, sin ningún aviso».

Una circunstancia que, siendo exactamente igual, no impidió la manifestación en 2014 (un año en el que el Tribunal Constitucional de Turquía reconocía por primera vez que llamar “pervertidos” a las personas LGTB es lenguaje de odio). En 2016 la Policía turca disolvía violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul. Fue prohibida por el gobernador, que justificaba su decisión por “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. Una semana después, el Orgullo LGTB de Estambul correría la misma suerte. En agosto de 2016, la activista trans Hande Kader era brutalmente vejada y asesinada, después de haberse posicionado en primera fila durante el reprimido Orgullo Trans.

Una situación que se repetía en 2017, cuando tras las amenazas de un grupo ultranacionalista, y lejos de asegurar el ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía la manifestación del Orgullo cediendo al chantaje de los extremistas. Cientos de valientes activistas desafiaron la prohibición y salieron a las calles, pero fueron duramente reprimidos.

En febrero de 2018 publicábamos que los tribunales administrativos 4º y 13º de Ankara, respectivamente, rechazaban los recursos de apelación de las organizaciones igualitarias Kaos GL y Pink Life (o Pembe Hayat), que pretendían acabar con la prohibición de celebrar actos LGTB, impuesta por el gobernador de Ankara, Ercan Topaca. Para la justicia, que se posicionaba a favor de la oficina del gobernador, «la prohibición no causará resultados irrecuperables», dictaminando que tal decisión «no es ilegal».

El último intento de fomentar el sentimiento homofóbico en Turquía sigue a un pánico moral provocado por una serie de Netflix ambientada en el país. Los rumores de un personaje gay en Love 101, lanzado en Netflix este mes, desató un torrente de furia del estado.

El presidente del Consejo Supremo de Radio y Televisión, Ebubekir Sahin, dejó en claro: “No toleraremos transmisiones que sean contrarias a los valores nacionales y espirituales de nuestra sociedad”. En línea, las publicaciones han acumulado miles de “me gusta” acusando a Netflix de “tratar de normalizar la inmoralidad”, calificando al gigante gigante del “enemigo del Islam” por transmitir el programa durante el Ramadán. No había ningún personaje gay visible cuando Love 101 debutó el 24 de abril, y los fans no tenían claro si el rumor era falso o si se tomó la decisión de editar el programa después de la reacción violenta.

Sin embargo, existe un creciente apoyo a la inclusión en el país. Una encuesta realizada el mes pasado encontró que el 45 por ciento de las personas en Turquía piensan que las personas LGBT + deberían tener los mismos derechos, un aumento del 36 por ciento del año anterior.

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Ha despedido a miles de funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno y a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se imputaron cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

Como culminación del proceso de concentración de poder, el pasado abril Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista por un 51,41% de los votos. Erdoğan concentraba así toda la capacidad ejecutiva, junto a la potestad de elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo bajo la nueva Constitución, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029 (las próximas elecciones presidenciales no tienen lugar hasta 2019). Una situación altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente El Diario/Pink News/Cristianos gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Brutal agresión homófoba a una pareja en el metro de Roma

Miércoles, 24 de marzo de 2021

ExGhG61WYAM-wnwLa agresión ha sido denunciada por la plataforma Gaynet Roma, que pide al Gobierno italiano una ley que reconozca estos delitos de odio –que suceden habitualmente en el país– y proteja los derechos y libertades del colectivo LGTBI.

Una pareja gay que se besó en público fue atacada violentamente, pero la policía se resiste a calificar el incidente como un crimen de odio.

GayNet Rome comparte un video de uno de sus miembros, Jean Pierre Moreno, para llamar la atención sobre el ataque ocurrido en el sistema de metro de la capital italiana ocurrido el 26 de febrero.

El video fue capturado por un transeúnte en su teléfono. Moreno besó a su novio y un hombre cruza la vía del metro y los golpea en la cara.

“¿No te da vergüenza?” preguntó el hombre a la pareja.

El hombre luego golpeó y pateó a Moreno. También golpeó a su novio algunas veces.

Ninguno de ellos resultó gravemente herido, pero dijeron que la policía no veía el ataque como un crimen de odio homofóbico. GayNet Rome dijo que la policía ni siquiera quería recuperar las imágenes de las cámaras de seguridad, que se eliminan automáticamente cada siete días, después de que presentaron una denuncia penal y tuvieron que agregar un suplemento para que la policía se preocupara.

GayNet Rome dijo que quieren que el delito sea procesado de la “mejor manera posible”, pero el presunto agresor no enfrentará cargos por delitos de odio porque la legislación italiana sobre delitos de odio no incluye la orientación sexual, la identidad de género o el sexo.

El diputado del Partido Democrático Alessandro Zan ha compartido el vídeo, y explica que es la enésima agresión homófoba denunciada por la plataforma romana. Y no se corta al afirmar que quien niegue que estos ataques de odio sean una emergencia está muy mal…

“El Senado debe programar urgentemente la ley contra la homotransfobia y la misoginia sin perder más tiempo. Este retraso pesa sobre la vida y la seguridad de las personas”, ha escrito Zan.

 

Se propuso una ley en la cámara baja del parlamento de Italia el año pasado para extender la protección de los delitos de odio a las personas LGBTQ, las personas con discapacidad y las mujeres que se aprobó en noviembre.

“Si logramos aprobar definitivamente esta ley, Italia finalmente será un país que acepta los derechos LGBT, porque ahora mismo estamos entre los últimos países de Europa en la aceptación social de las personas LGBT”, dijo Alessandro Zan, el legislador que presentó la legislación.

Las palabras del demócrata y las denuncias que acumula Gaynet Roma son evidencias de que Italia tiene un grave problema con la LGTBIfobia, y necesita una ley que proteja de una vez a estas personas que, cada día, pueden sufrir una terrible agresión como la que muestra este lamentable vídeo.

Fuente.  Shangay/LGBTQNation

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.