Resultados de la búsqueda

Palabra clave: ‘Turquía’

Liberado Hombre gay encarcelado durante un viaje a Turquía y torturado por reclusos homofóbicos.

Lunes, 23 de agosto de 2021

 

title-1617975529Fabien Azoulay

Fabien Azoulay, un hombre gay judío francés acosado, golpeado y quemado con agua hirviendo en una cárcel turca por reclusos homofóbicos, ha sido liberado.

Fabien Azoulay, de 43 años, fue encarcelado hace cuatro años por las autoridades por comprar  una pequeña cantidad de GBL durante una visita a Estambul, sin saber que el narcótico había sido prohibido meses antes.

Pero después de soportar años de abusos en prisión, desatando la indignación internacional entre grupos de derechos humanos y altos funcionarios franceses, Azoulay fue trasladado a Francia el martes (17 de agosto).

Su abogada, Carole-Olivia Montenot, agradeció al presidente francés Emmanuel Macron por intervenir en el caso.

Pude hablar con Fabien Azoulay, él está feliz de estar en Francia”, tuiteó, alabando “el resultado de una larga batalla en la que la movilización de la opinión pública ha sido decisiva”.

Clément Beaune, el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, amplificó esto, tuiteando: “Esta es una noticia maravillosa, un gran alivio, el resultado de una movilización colectiva y justa”.

Las autoridades turcas transfirieron a Azoulay para que cumpliera el resto de su condena en una prisión francesa, pero se entiende que la policía francesa no tiene intención de detenerlo y sus abogados están haciendo el caso para liberarlo, informó, the algemeiner.

Una petición dirigida a Macron había reunido más de 120.000 firmas exigiendo la liberación de Azoulay. Posteriormente, el presidente planteó la cuestión a su homólogo turco, Recep Erdogan, en la cumbre de la OTAN en junio, y destacó que “las condiciones para una transferencia rápida se están acercando rápidamente”.

¿Qué le pasó a Fabien Azoulay?

Todo lo que hizo Fabien Azoulay fue ir a Estambul para hacerse implantes de cabello. Durante su escala, fue arrestado por comprar dos litros de GBL en línea.

Sus abogados dijeron que Azoulay no tenía idea de que la droga estaba prohibida en el país y que se la había administrado “de buena fe”, informó rfi.

Azoulay fue condenado a 20 años de prisión por “importar drogas”; la sentencia se redujo posteriormente a 16 años y ocho meses en la apelación.

Sin embargo, mientras estaba en la cárcel, Azoulay se enfrentó a sus presos. Sospechando que era gay, lo amenazarían con brutalidad a menos que renunciara a su fe judía.

Sus condiciones de detención son un ataque a la dignidad humana“, dijo a France 24 Sophie Wiesenfeld, presidenta del Comité de Apoyo a Fabien Azoulay. “Es terrible”, agregó Montenot. “Está siendo intimidado, sus compañeros de prisión le dicen que se convierta al Islam y que ore cinco veces al día. También está siendo acosado por su orientación sexual”.

En un incidente en noviembre de 2019, un compañero de prisión arrojó agua hirviendo por todo Azoulay, provocando quemaduras de segundo grado.

Rezo y lloro todos los días para que suceda un milagro. No puedo verme quedarme aquí durante 16 años y ocho meses ”, escribió Azoulay en una carta enviada a su familia desde la prisión de Giresun en el noreste de Turquía. “Somos muchos. Por la noche, para ir al baño, tenemos que pisotear a los que están durmiendo. “Cuando se despiertan, hacen ataques y solo saben cómo responder con violencia”.

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

Refugiada trans en peligro de ser deportada a la zona de guerra siria en medio de la “represión ilegal” de Turquía

Viernes, 13 de agosto de 2021

CDCE8272-FEEB-4E7C-A697-FAF6D3AD1150Una joven trans que huyó a Turquía cuando era adolescente corre el riesgo de ser deportada a Siria después de que la policía turca llevara a cabo una “represión ilegal”.

La medida contra un refugiado trans se produce cuando los abusos y las restricciones contra la población LGBT+ de Turquía son cada vez más alarmantes.

Sofía* (nombre ficticio), de 23 años, llegó a Turquía con su familia cuando tenía 17 años tras sufrir persecución en Siria por ser trans.

Siguió sufriendo abusos en Turquía por ser “demasiado femenina” y sus hermanos la echaron de la casa familiar cuando tenía 21 años, por lo que acudió al ACNUR y se registró como refugiada vulnerable antes de ser alojada en un albergue para hombres, donde fue golpeada y se enfrentó al acoso de la policía.

El 23 de julio de 2021 fue detenida durante el fin de semana de la celebración del Eid por la policía de Estambul, que estaba llevando a cabo una “represión ilegal” contra los refugiados.

Según el Aman Project (Proyecto Aman), un grupo LGBT+ con sede en Estambul que apoya a Sofía, ésta ha sido detenida ilegalmente, encarcelada en un centro de deportación turco y se le ha negado el acceso a un abogado.

Como persona transgénero o de género fluido, Sofía está en peligro constante de sufrir violencia en una prisión masculina, y aún más si es deportada de vuelta a Siria”, dijo el Proyecto Aman en un comunicado, y añadió: “En 2019, una refugiada trans de nuestra comunidad fue forzada a cruzar la frontera, y cayó en manos de un grupo de milicianos, y no se ha vuelto a saber de ella.

Turquía tiene un sistema “completamente ilegal” de deportación de refugiados

Sofía y sus partidarios temen que la obliguen a firmar “papeles de retorno voluntario” y la envíen de vuelta a Siria. Aunque es contrario a la legislación internacional y turca deportar a personas a zonas de guerra, se sabe que la policía turca devuelve a los refugiados LGBT+ por la fuerza utilizando amenazas de violencia física para hacer que los refugiados firmen los papeles de retorno “voluntario“.

El abogado de Sofía, Fatih -que no ha sido autorizado a verla desde que fue detenida hace casi dos semanas- dijo que el sistema que utiliza la policía turca para deportar a los refugiados sirios es “completamente ilegal”.

Turquía ha desarrollado un sistema para enviar a los refugiados sirios de vuelta a Siria”, dijo Fatih en un comunicado. “Este sistema es completamente ilegal.

“En primer lugar, llevan a los refugiados a la comisaría por razones triviales. Luego envían a estas personas a las provincias de Turquía cercanas a la frontera. Cuando van a estas provincias, les hacen firmar una carta en la que declaran que quieren volver a Siria voluntariamente. Es ilegal mantener a Sofía detenida. También es ilegal enviar a Sofía a la frontera”.

Sofía espera ser trasladada a una región fronteriza turca esta semana, según el Proyecto Aman.

Hablando a través de un traductor, dijo al grupo que otros detenidos habían informado de que habían sufrido intimidación física hasta que firmaron los papeles de retorno voluntario. Sofía no quiere firmar el retorno voluntario, pero teme ser golpeada debido a las lesiones faciales preexistentes derivadas de los abusos sufridos en Siria.

El Proyecto Aman añadió: “Una vida humana está literalmente en peligro aquí. Hacemos un llamamiento a los medios de comunicación internacionales para que ayuden a poner de relieve el caso de Sofía, y evitar que todos los refugiados sean obligados a volver ilegalmente a una zona de guerra.”

Fuente Pink News

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Hombre gay encarcelado en Turquía amenazado, golpeado y quemado con agua hirviendo por presos homofóbicos

Viernes, 23 de abril de 2021

title-1617975529Fabien Azoulay

Fabien Azoulay, un judío francés LGBT + que cumple 16 años en una cárcel en Turquía, ha sido acosado, golpeado y quemado con agua hirviendo por los reclusos, dice su familia.

El hombre de 43 años encarcelado, que es gay, ya ha soportado cuatro años de prisión por comprar una pequeña cantidad de la droga de fiesta GBL durante un viaje a Estambul. No sabía que el producto había sido prohibido en Turquía unos meses antes.

Sus abogados ahora luchan para que cumpla el resto de su condena en Francia debido al implacable abuso antisemita y homofóbico que enfrenta por parte de otros presos anti-LGBT +.

“Sus condiciones de detención son un ataque a la dignidad humana”, dijo Sophie Wiesenfeld, presidenta del Comité de Apoyo a Fabien Azoulay, hablando con France 24. “Es terrible. Está siendo intimidado, sus compañeros de prisión le dicen que se convierta al Islam y que ore cinco veces al día. También está siendo acosado por su orientación sexual ”, agregó Carole-Olivia Montenot, una de las abogadas de Fabian Azoulay.

Aunque Azoulay trató de ocultar su sexualidad a otros reclusos, estos sospechan que es gay y lo amenazan con violencia con regularidad a menos que renuncie a su fe judía, dice su familia.

Montenot confirmó que fue víctima de un ataque homofóbico en noviembre de 2019. “Un compañero de prisión sabía que era gay. En medio de la noche, arrojó agua hirviendo por todo el cuerpo de Fabien, provocando quemaduras de segundo grado. Fabien tuvo que ser trasladado al hospital ”, dijo.

En cartas a amigos y familiares, describe las espantosas condiciones en la abarrotada prisión turca, donde “los yihadistas intentan radicalizar a otros presos. Hay muchos de nosotros aquí viviendo en un espacio tan pequeño. Para ir al baño por la noche, tenemos que caminar encima de las personas que están durmiendo. Cuando se despiertan, se enojan y hay peleas ”, escribió Azoulay.

El recluso LGBT + dijo que ha sido sometido habitualmente a oraciones forzadas y violencia física, e incluso ha sido testigo de un asesinato. “Un tipo fue degollado por un grupo de cuatro sirios. Estaba durmiendo cuando sucedió pero los gritos de los otros prisioneros me despertaron. Ver sangre por todas partes era aterrador, peor que una película de terror”, recordó. “Más tarde supe que el prisionero que murió había hecho insinuaciones sexuales a uno de los sirios y que, en el nombre de Alá, tenía que pagar con su vida debido a su homosexualidad”.

Los abogados de Fabian Azoulay informaron de su difícil situación al Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, que convocó una reunión de emergencia. El ministerio propuso trasladarlo a otra prisión turca, pero su equipo legal se negó, presionando por la repatriación.

Sin embargo, fue trasladado a otra prisión a 800 kilómetros (497 millas) de Estambul. “Está aún más aislado allí que en Estambul”, dijo Wiesenfeld. “Su familia ya no puede visitarlo porque la zona está rodeada de yihadistas y es peligrosa”.

La familia de Fabián Azoulay lanzó una petición pidiendo al presidente francés Emmanuel Macron que intervenga y acelere el proceso de repatriación.

Ha obtenido más de 98.000 firmas en tres días, pero las cartas de los abogados a Macron hasta ahora no han recibido respuesta, según France 24.

Ali Onaner, embajador de Turquía en París, dijo a la emisora francesa BFM TV el lunes (12 de abril) que su país “no tenía objeciones en principio” a la transferencia, pero que podría llevar hasta tres años. Mientras tanto, la terrible experiencia de Fabien Azoulay continúa.

“Fabien le ha dicho a su familia que no superará esto, su cuarto año en prisión”, dijo Montenot. “Ha caído en una gran depresión. Está tomando medicación y quiere suicidarse. Teme por su vida ”.

En una carta a la familia, escribe: “Cuando miro mi escrito y leo ‘liberación: 23/05/2034’, mi corazón late con fuerza. No lo lograré hasta entonces. Lo sé. Lo siento. No tendré la fuerza “.

Fuente France 24

General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Turquía abandona la histórica Convención de Estambul porque “normaliza la homosexualidad”

Miércoles, 24 de marzo de 2021

GettyImages-1231869469-1024x683Los manifestantes se reunieron en el distrito de Kadikoy de Estambul, Turquía, para protestar contra la decisión del presidente Recep Tayyip Erdogan de abandonar la Convención de Estambul. (Diego Cupolo / NurPhoto a través de Getty Images)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha firmado el decreto de retirada de la Convención de Estambul, de madrugada y sin debate parlamentario

Grupos conservadores islamistas habían pedido al líder del país que abandonase el acuerdo por entender que promueve la homosexualidad y ataca los valores familiares

Turquía rompió los lazos con la histórica Convención de Estambul, que pretendía abordar la violencia contra las mujeres, la medianoche del sábado (20 de marzo) porque “normaliza la homosexualidad”.

El pacto se firmó en Estambul hace una década como parte de un esfuerzo internacional para prevenir, enjuiciar y eliminar la violencia doméstica.

Pero en el último ejemplo del liderazgo de derecha de Turquía abriendo una brecha cada vez mayor entre este país y el resto de Occidente, el presidente Recep Erdogan abandonó el acuerdo por completo en una orden ejecutiva sorpresa, informó la BBC.

Fue un movimiento repentino que dejó atónitos a los grupos de defensa, que ya se tambaleaban por el aumento de muchos años en el abuso de mujeres en Turquía. Como resultado, miles salieron a las calles en protesta el sábado.

Este sábado por la noche, mientras los ciudadanos dormían, el presidente turco ha firmado un decreto por el que ha hecho oficial la salida de Turquía de la Convención de Estambul, un pacto internacional de 2011 —también firmado por España— que busca proteger a las mujeres ante la violencia machista.

A pesar de que Turquía fue uno de los países auspiciadores de este pacto, Erdogan se ha retirado. “Estamos determinados a poner nuestro empeño más sincero para elevar la dignidad de las mujeres turcas en la sociedad como se merecen, preservando la tradición. Por este sublime objetivo, no debemos de mirar afuera ni imitar a otros [en referencia al pacto internacional]. La solución está en nuestras tradiciones, costumbres y esencia”, ha dicho este sábado por la mañana el portavoz presidencial turco, Fuat Oktay.

Mientras que la Dirección de Comunicaciones, agencia estatal de promoción, buscó enfatizar que la medida debía hacerse. El tratado, dijo en un comunicado el domingo, choca con los llamados valores familiares, ya que “normaliza la homosexualidad”. “La Convención de Estambul, que originalmente tenía la intención de promover los derechos de la mujer, fue secuestrada por un grupo de personas que intentaban normalizar la homosexualidad, lo cual es incompatible con los valores sociales y familiares de Türkiye”, dijo. “De ahí la decisión de retirarse”.

El portavoz gubernamental ha dejado entrever en sus palabras la crítica que le hacen los islamistas a este acuerdo. En palabras de otro diputado del partido de Erdogan: “La Convención de Estambul va en contra de los valores tradicionales de la familia turca y fomenta los LGTBI. Es el último ejemplo de la creciente hostilidad que los líderes de Turquía han mostrado hacia las personas LGBT +, como un odio que, una vez que se enconó, se ha permitido que se convierta en la norma.

La retirada de Turquía de la Convención de Estambul es un “revés”, dice el jefe de derechos humanos

La Convención de Estambul fue negociada por el Consejo de Europa de 47 miembros, una organización de derechos humanos, ya que innumerables países se comprometieron a hacer más para abordar la violencia de género. No tiene fuerza de ley. Pero mientras Turquía fue uno de sus primeros signatarios, Erdogan ha planteado la idea de deshacerse del acuerdo durante al menos un año, y los funcionarios sugirieron que el gobierno tenía la intención de hacerlo en 2020.

En verano del año pasado, Ankara empezó a poner este pacto a debate anunciando que querían salir de él porque no les hacía falta. Tras ello, las organizaciones feministas se movilizaron y las calles fueron tomadas por miles de mujeres. Tenían motivos de sobra por protestar. Más de 400 mujeres fueron asesinadas por parejas masculinas en 2018. Cuatro de cada 10 mujeres sufren violencia sexual o física al menos una vez en la vida, dicen los investigadores. En  2020, casi 400 mujeres fueron asesinadas a manos de hombres —más de una al día—, y en lo que llevamos de 2021, el número de mujeres asesinadas es ya de 78. La media, por lo que apuntan las cifras, seguirá igual.

Los rumores de que Turquía abandonaba el tratado en medio de la pandemia de coronavirus provocaron manifestaciones sísmicas en ese momento. El debate sobre la convención se paró entonces. Según una encuesta de la empresa Türkiye raporü, solo el 8,8% de los turcos estaba a favor de retirarse del acuerdo, frente a un 39,5% que se pronunció en contra. De hecho, la división era incluso familiar. Una de las hijas de Erdogan y su mujer se mostraron en su momento en contra de retirarse; el hijo mayor de Erdogan, y el padre, en cambio, estaban a favor.

Al final, como siempre, han ganado los hombres. Esta madrugada Turquía se ha retirado del pacto. La retirada de la Convención de Estambul ha supuesto para las mujeres un retroceso enorme en lo que se refiere a sus derechos. Después de todo, la violencia contra las mujeres en el país se ha disparado durante años.

Muchos se manifestaron bajo el lema “Retirar la decisión, implementar el tratado”, informó France24 . Y para los turcos el sábado, una sensación de déjà vu cuando una vez más miles de personas irrumpieron en las calles de Estambul, instando a Erdogan a reconsiderar su decreto de la noche a la mañana que anula la ratificación de la convención por parte de Turquía.

La reacción de las mujeres turcas no se ha hecho esperar. Este mismo sábado por la tarde, el barrio de Kadiköy, en el centro de Estambul, se ha llenado de mujeres de todas las edades. Protestaban por una medida que nadie en Turquía se esperaba. “¡Tayyip, dimite! ¡Justicia!”, gritaban, “¡Bote, bote, bote, Tayyip quién no bote! ¡Corre, Tayyip, corre, corre, que vienen las mujeres”, continuaban, en un grito que en la Turquía del 2021 se ha vuelto una provocación y una heroicidad. La semana pasada 14 mujeres fueron detenidas por haber gritado y bailado estos cánticos en la manifestación del Día Internacional de la Mujer. Se las acusa de “insultos al presidente”. Podrían llegar a ser condenadas a cuatro años de cárcel.

La secretaria general del Consejo de Europa, Marija Pejčinović Burić, calificó la decisión de “devastadora” en un comunicado. “Esta medida es un gran revés para estos esfuerzos y aún más deplorable porque compromete la protección de las mujeres en Turquía, en toda Europa y más allá”, dijo. “La decisión de Turquía de abandonar el pacto son noticias devastadoras”, ha dicho el Consejo de Europa, la organización que auspició el acuerdo, en un comunicado. “La Convención de Estambul cubre a 34 países y es considerada como el mejor estándar de los esfuerzos internacionales para defender a mujeres y niñas de la violencia que sufren en nuestras sociedades. Este movimiento [de Erdogan] es un paso atrás enorme para todos estos esfuerzos, y es deplorable, porque compromete la protección de las mujeres en Turquía, en Europa y el mundo”, reza el comunicado.

Se produce después de que Polonia se retirara de la Convención de Estambul el año pasado, supuestamente llenando el vacío en los derechos de las mujeres con su propio tratado que, en cambio, prohíbe el aborto y el matrimonio igualitario.

Erdoğan y la Turquía de la represión, el silencio y la LGTBfobia

erdoganTécnicamente es legal ser gay en Turquía, pero las personas LGBT + en el país tienen pocos derechos legales y enfrentan un estigma extremo, y los desfiles del Orgullo a menudo son brutalmente reprimidos por la policía y en los últimos tiempos, Turquía ha visto un aumento en la retórica homofóbica

En Cristianos Gays hemos informado de la involución de derechos y de visibilidad pública del colectivo LGTB en Turquía. En febrero de este año dos jóvenes eran arrestados en Turquía por un cartel con banderas LGBT.

En 2013 nos hacíamos eco de la histórica manifestación del Orgullo de Estambul, en la que participaron más de 15.000 personas (siendo la más multitudinaria hasta la fecha). Pero las ediciones de 2015 y 2016, en cambio, eran reprimidas violentamente por las autoridades. En 2015, según los organizadores del Orgullo, la marcha fue «prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul, a causa del mes de Ramadán, sin ningún aviso».

Una circunstancia que, siendo exactamente igual, no impidió la manifestación en 2014 (un año en el que el Tribunal Constitucional de Turquía reconocía por primera vez que llamar “pervertidos” a las personas LGTB es lenguaje de odio). En 2016 la Policía turca disolvía violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul. Fue prohibida por el gobernador, que justificaba su decisión por “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. Una semana después, el Orgullo LGTB de Estambul correría la misma suerte. En agosto de 2016, la activista trans Hande Kader era brutalmente vejada y asesinada, después de haberse posicionado en primera fila durante el reprimido Orgullo Trans.

Una situación que se repetía en 2017, cuando tras las amenazas de un grupo ultranacionalista, y lejos de asegurar el ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía la manifestación del Orgullo cediendo al chantaje de los extremistas. Cientos de valientes activistas desafiaron la prohibición y salieron a las calles, pero fueron duramente reprimidos.

En febrero de 2018 publicábamos que los tribunales administrativos 4º y 13º de Ankara, respectivamente, rechazaban los recursos de apelación de las organizaciones igualitarias Kaos GL y Pink Life (o Pembe Hayat), que pretendían acabar con la prohibición de celebrar actos LGTB, impuesta por el gobernador de Ankara, Ercan Topaca. Para la justicia, que se posicionaba a favor de la oficina del gobernador, «la prohibición no causará resultados irrecuperables», dictaminando que tal decisión «no es ilegal».

El último intento de fomentar el sentimiento homofóbico en Turquía sigue a un pánico moral provocado por una serie de Netflix ambientada en el país. Los rumores de un personaje gay en Love 101, lanzado en Netflix este mes, desató un torrente de furia del estado.

El presidente del Consejo Supremo de Radio y Televisión, Ebubekir Sahin, dejó en claro: “No toleraremos transmisiones que sean contrarias a los valores nacionales y espirituales de nuestra sociedad”. En línea, las publicaciones han acumulado miles de “me gusta” acusando a Netflix de “tratar de normalizar la inmoralidad”, calificando al gigante gigante del “enemigo del Islam” por transmitir el programa durante el Ramadán. No había ningún personaje gay visible cuando Love 101 debutó el 24 de abril, y los fans no tenían claro si el rumor era falso o si se tomó la decisión de editar el programa después de la reacción violenta.

Sin embargo, existe un creciente apoyo a la inclusión en el país. Una encuesta realizada el mes pasado encontró que el 45 por ciento de las personas en Turquía piensan que las personas LGBT + deberían tener los mismos derechos, un aumento del 36 por ciento del año anterior.

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Ha despedido a miles de funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno y a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se imputaron cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

Como culminación del proceso de concentración de poder, el pasado abril Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista por un 51,41% de los votos. Erdoğan concentraba así toda la capacidad ejecutiva, junto a la potestad de elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo bajo la nueva Constitución, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029 (las próximas elecciones presidenciales no tienen lugar hasta 2019). Una situación altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente El Diario/Pink News/Cristianos gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , ,

Arrestan a dos jóvenes en Turquía por un cartel con banderas LGBT

Lunes, 8 de febrero de 2021

imagesEl cartel mostraba el lugar más sagrado del islam con banderas LGBT

 Dos estudiantes fueron arrestados en Turquía, acusados de incitación al odio y de ofensa a los valores religiosos por un cartel que mostraba el lugar más sagrado del islam con banderas LGBT.

Su detención el sábado por la noche se produjo después de que altos cargos del gobierno turco criticaran el cartel, mostrado en una exposición en la Universidad de Bogazici, la más prestigiosa del país. Hace semanas que profesores y alumnos protestan por la decisión del presidente de Turquía de nombrar a un nuevo rector que tiene lazos con su partido gobernante, y se han producido choques con la policía.

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, tuiteó que se había detenido a “pervertidos LGTB” por “faltar al respeto a la Gran Kaaba”. Altos cargos del conservador partido islámico que gobierna en el país condenaron el cartel.

Esas declaraciones seguían a las críticas al cartel expresadas en medios sociales por el club de investigación islámica de la universidad. Eso inspiró etiquetas en Twitter contra la imagen, las personas LGBT y la universidad. El director nacional de asuntos religiosos, que en el pasado provocó controversia al decir que la homosexualidad provoca enfermedades, y que en esa ocasión fue defendido de las críticas por el presidente, Recep Tayyip Erdogan, dijo que emprendería acciones legales.

La Kaaba en La Meca es el lugar más sagrado del islam. Los musulmanes creyentes de todo el mundo rezan en su dirección.

El cartel mostraba a una criatura mítica mitad mujer y mitad serpiente, que forma parte del folclore de Oriente Medio, en el lugar de culto junto con las banderas LGBT, lésbica, trans y asexual. El texto debajo decía que la pieza era una crítica de los roles de género tradicionales.

En un principio había cinco detenidos y la policía buscaba a otras dos personas, según la oficina del gobernador de Estambul. Una persona fue liberada, dos quedaron bajo arresto domiciliario y dos fueron a prisión a la espera de juicio.

ProtestsLa policía registró los clubes de estudiantes LGBTI+ y de bellas artes en la universidad. Se encontraron banderas arcoíris y libros sobre un grupo kurdo ilegalizado, según el comunicado.

Melih Bulu, el rector envuelto en críticas, tuiteó que un ataque a los valores islámicos era inaceptable y no tenía cabida en los valores del centro.

El grupo estudiantil Solidaridad Bogazici afirmó que la exposición de más de 300 obras era en parte una protesta al nuevo rector y admitió que alumnos musulmanes habían expresado objeciones a los carteles.

“Toda pieza artística está abierta a las críticas. Pero llevar a juicio una obra artística es simplemente una restricción de la libertad de expresión”, indicó su comunicado. El grupo hizo hincapié en los valores de pluralidad en la universidad y dijo que el mensaje de odio contra las personas LGBTI era inaceptable.

El grupo LGBTI de la Universidad expresó en Twitter su apoyo a sus amigos y su rechazo al nuevo rector, al que acusaron de “perseguir a sus propios alumnos”.

Erdoğan y la Turquía de la represión, el silencio y la LGTBfobia

erdoganTécnicamente es legal ser gay en Turquía, pero las personas LGBT + en el país tienen pocos derechos legales y enfrentan un estigma extremo, y los desfiles del Orgullo a menudo son brutalmente reprimidos por la policía y en los últimos tiempos, Turquía ha visto un aumento en la retórica homofóbica

En Cristianos Gays hemos informado de la involución de derechos y de visibilidad pública del colectivo LGTB en Turquía.

En 2013 nos hacíamos eco de la histórica manifestación del Orgullo de Estambul, en la que participaron más de 15.000 personas (siendo la más multitudinaria hasta la fecha). Pero las ediciones de 2015 y 2016, en cambio, eran reprimidas violentamente por las autoridades. En 2015, según los organizadores del Orgullo, la marcha fue «prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul, a causa del mes de Ramadán, sin ningún aviso».

Una circunstancia que, siendo exactamente igual, no impidió la manifestación en 2014 (un año en el que el Tribunal Constitucional de Turquía reconocía por primera vez que llamar “pervertidos” a las personas LGTB es lenguaje de odio). En 2016 la Policía turca disolvía violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul. Fue prohibida por el gobernador, que justificaba su decisión por “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. Una semana después, el Orgullo LGTB de Estambul correría la misma suerte. En agosto de 2016, la activista trans Hande Kader era brutalmente vejada y asesinada, después de haberse posicionado en primera fila durante el reprimido Orgullo Trans.

Una situación que se repetía en 2017, cuando tras las amenazas de un grupo ultranacionalista, y lejos de asegurar el ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía la manifestación del Orgullo cediendo al chantaje de los extremistas. Cientos de valientes activistas desafiaron la prohibición y salieron a las calles, pero fueron duramente reprimidos.

En febrero de este mismo año publicábamos que los tribunales administrativos 4º y 13º de Ankara, respectivamente, rechazaban los recursos de apelación de las organizaciones igualitarias Kaos GL y Pink Life (o Pembe Hayat), que pretendían acabar con la prohibición de celebrar actos LGTB, impuesta por el gobernador de Ankara, Ercan Topaca. Para la justicia, que se posicionaba a favor de la oficina del gobernador, «la prohibición no causará resultados irrecuperables», dictaminando que tal decisión «no es ilegal».

El último intento de fomentar el sentimiento homofóbico en Turquía sigue a un pánico moral provocado por una serie de Netflix ambientada en el país. Los rumores de un personaje gay en Love 101, lanzado en Netflix este mes, desató un torrente de furia del estado.

El presidente del Consejo Supremo de Radio y Televisión, Ebubekir Sahin, dejó en claro: “No toleraremos transmisiones que sean contrarias a los valores nacionales y espirituales de nuestra sociedad”. En línea, las publicaciones han acumulado miles de “me gusta” acusando a Netflix de “tratar de normalizar la inmoralidad”, calificando al gigante gigante del “enemigo del Islam” por transmitir el programa durante el Ramadán. No había ningún personaje gay visible cuando Love 101 debutó el 24 de abril, y los fans no tenían claro si el rumor era falso o si se tomó la decisión de editar el programa después de la reacción violenta.

Sin embargo, existe un creciente apoyo a la inclusión en el país. Una encuesta realizada el mes pasado encontró que el 45 por ciento de las personas en Turquía piensan que las personas LGBT + deberían tener los mismos derechos, un aumento del 36 por ciento del año anterior.

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Ha despedido a miles de funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno y a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se imputaron cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

Como culminación del proceso de concentración de poder, el pasado abril Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista por un 51,41% de los votos. Erdoğan concentraba así toda la capacidad ejecutiva, junto a la potestad de elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo bajo la nueva Constitución, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029 (las próximas elecciones presidenciales no tienen lugar hasta 2019). Una situación altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Agencias/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

Santa Sofía provoca un incidente diplomático entre España y Turquía

Miércoles, 29 de julio de 2020

Gonzalez-Laya-homologo-turco_2253984582_14797585_660x371Bien por la ministra “Otras creencias no podrán venir a rezar”, asegura el ministro de Exteriores de Ankara

 Arancha González Laya había afirmado que el templo “es una casa común para cristianos ortodoxos, católicos y musulmanes, y representa la herencia de la humanidad”

“Nosotros creemos en el diálogo entre Turquía y la UNESCO que hará preservar este aspecto”, señala la ministra

Cardenal Bo: “Convertir a Santa Sofía en una mezquita representa una amenaza a la libertad de religión”

Pedro Langa: “¿Estambul o Asís? Por esta vez, yo me quedo con Asís”

La reconversión de Santa Sofía de museo a mezquita ha provocado un incidente diplomático entre España y Turquía. Y no -al menos por el momento- a cuenta de la mezquita de Córdoba, sino a raís de unas palabras de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, que fueron duramente contestadas por su homólogo de Ankara, Mevlüt Çavusoglu.

González Laya, de visita en Turquía, fue cuestionada sobre la polémica decisión de Erdogan, que anuló el estatus de museo de Santa Sofía. “Para España es importante que se mantenga el espíritu de este monumento que es una casa común para cristianos ortodoxos, católicos y musulmanes, y representa la herencia de la humanidad”, subrayuó la ministra.

La titular de Exteriores también destacó que España cree en el diálogo. “Nosotros creemos en el diálogo entre Turquía y la UNESCO que hará preservar este aspecto, señalaba en referencia a esta “casa común” de la humanidad.

En ese momento, el ministro turco tomó la palabra, señalando que “si no le he entendido mal ha dicho: ‘Preferimos mantenerla como una casa común’, por supuesto ella se referirá a una casa común para preservar Santa Sofía como un lugar que es patrimonio cultural de la humanidad con todas sus características y que está abierto a todos. Eso está bien”.

Pero, inmediatamente, aclaró que “si quiere decir que Santa Sofía, que ha sido convertida en una Gran Mezquita, va a mantenerse como un sitio donde personas de otras creencias podrían rezar, estoy en desacuerdo”.

La reconversión en templo musulmán, función que el edificio ya cumplió entre la conquista otomana de Constantinopla en 1453 y la secularización en 1934, ha recibido felicitaciones de organismos islámicos de Catar, Pakistán, Malasia y otros países, pero también numerosas críticas.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Islam , , , , , ,

Un cirujano turco despedido por afirmar que la homosexualidad es una enfermedad, haciéndose eco del principal clérigo musulmán de Turquía.

Sábado, 2 de mayo de 2020

csm_Cakir_Metin_b6de3b79f9Cirujano Metin Çakır. (Clínica Karlsruhe Helios)

Un cirujano cardíaco turco residente en Alemania fue despedido de su trabajo después de describir la homosexualidad como una enfermedad.

Estas declaraciones se producían en la misma semana en que el principal clérigo musulmán de Turquía dijo que las personas homosexuales traen “enfermedad y descomposición”.

Según Birgun, Metin Çakır,  trabajaba en la clínica Karlsruhe Helios en Karlsruhe, Alemania, pero el lunes 27 de abril publicó en Twitter esta demoledora afirmación: “Como médico, me gustaría decir que la homosexualidad y la transexualidad son enfermedades”.

La dirección de la clínica actuó inmediatamente y lo despidió al día siguiente afirmando que : “Las declaraciones en cuestión no son consistentes con los principios de acción en Helios”.

La cuestión podría parecer una simple “anécdota” del típico homófobo recalcitrante, aunque eran graves por proceder de un médico sin embargo, los comentarios del cirujano cardíaco se hacían eco de las declaraciones hechas en su país natal esta semana por Ali Erbaş, un importante clérigo musulmán en Turquía.

Erbas, quien encabeza la Dirección de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet), pronunció un sermón el 24 de abril para dar comienzo del Ramadán en el que afirmó que: “El Islam maldice la homosexualidad. La homosexualidad trae consigo enfermedades y decadencia al linaje. Trabajemos juntos para proteger a las personas de tal maldad “.

ali-erbas1-1024x576Clérigo turco Ali Erbaş (Foto oficial: Dirección de Asuntos Religiosos)


Aunque los comentarios incendiarios del clérigo, así como la sugerencia de que los homosexuales son de alguna forma responsables de la propagación de la enfermedad, han sido condenados por grupos de derechos humanos y el Colegio de Abogados de Ankara, también fueron defendidos por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y funcionarios de su partido.

El presidente Erdogan entró en el tema en un discurso público el lunes 27 de abril, declarando que “un ataque contra el jefe de Diyanet es un ataque contra el estado”. Y añadió que: “Lo que dijo fue totalmente correcto”.

Los aliados del presidente dentro de su Partido de la Justicia y el Desarrollo de derecha han ido más lejos en sus ataques contra grupos LGBT +. Así, el funcionario del gobierno Ömer Çelik alababa al clérigo por “defender los valores islámicos” y denunciando la “mentalidad fascista” de aquellos que, según él, están atacando. “El derecho más natural de las personas a poder hablar de acuerdo con el sistema de valores en el que creen”.

Reuters informa que los fiscales han lanzado una investigación sobre el Colegio de Abogados de Ankara, sobre las afirmaciones de que su condena al clérigo es un insulto a los valores religiosos.

Erdoğan y la Turquía de la represión, el silencio y la LGTBfobia

erdoganTécnicamente es legal ser gay en Turquía, pero las personas LGBT + en el país tienen pocos derechos legales y enfrentan un estigma extremo, y los desfiles del Orgullo a menudo son brutalmente reprimidos por la policía y en los últimos tiempos, Turquía ha visto un aumento en la retórica homofóbica

En Cristianos Gays hemos informado de la involución de derechos y de visibilidad pública del colectivo LGTB en Turquía.

En 2013 nos hacíamos eco de la histórica manifestación del Orgullo de Estambul, en la que participaron más de 15.000 personas (siendo la más multitudinaria hasta la fecha). Pero las ediciones de 2015 y 2016, en cambio, eran reprimidas violentamente por las autoridades. En 2015, según los organizadores del Orgullo, la marcha fue «prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul, a causa del mes de Ramadán, sin ningún aviso».

Una circunstancia que, siendo exactamente igual, no impidió la manifestación en 2014 (un año en el que el Tribunal Constitucional de Turquía reconocía por primera vez que llamar “pervertidos” a las personas LGTB es lenguaje de odio). En 2016 la Policía turca disolvía violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul. Fue prohibida por el gobernador, que justificaba su decisión por “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. Una semana después, el Orgullo LGTB de Estambul correría la misma suerte. En agosto de 2016, la activista trans Hande Kader era brutalmente vejada y asesinada, después de haberse posicionado en primera fila durante el reprimido Orgullo Trans.

Una situación que se repetía en 2017, cuando tras las amenazas de un grupo ultranacionalista, y lejos de asegurar el ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía la manifestación del Orgullo cediendo al chantaje de los extremistas. Cientos de valientes activistas desafiaron la prohibición y salieron a las calles, pero fueron duramente reprimidos.

En febrero de este mismo año publicábamos que los tribunales administrativos 4º y 13º de Ankara, respectivamente, rechazaban los recursos de apelación de las organizaciones igualitarias Kaos GL y Pink Life (o Pembe Hayat), que pretendían acabar con la prohibición de celebrar actos LGTB, impuesta por el gobernador de Ankara, Ercan Topaca. Para la justicia, que se posicionaba a favor de la oficina del gobernador, «la prohibición no causará resultados irrecuperables», dictaminando que tal decisión «no es ilegal».

El último intento de fomentar el sentimiento homofóbico en Turquía sigue a un pánico moral provocado por una serie de Netflix ambientada en el país. Los rumores de un personaje gay en Love 101, lanzado en Netflix este mes, desató un torrente de furia del estado.

Love101-Banniere

El presidente del Consejo Supremo de Radio y Televisión, Ebubekir Sahin, dejó en claro: “No toleraremos transmisiones que sean contrarias a los valores nacionales y espirituales de nuestra sociedad”. En línea, las publicaciones han acumulado miles de “me gusta” acusando a Netflix de “tratar de normalizar la inmoralidad”, calificando al gigante gigante del “enemigo del Islam” por transmitir el programa durante el Ramadán. No había ningún personaje gay visible cuando Love 101 debutó el 24 de abril, y los fans no tenían claro si el rumor era falso o si se tomó la decisión de editar el programa después de la reacción violenta.

Sin embargo, existe un creciente apoyo a la inclusión en el país. Una encuesta realizada el mes pasado encontró que el 45 por ciento de las personas en Turquía piensan que las personas LGBT + deberían tener los mismos derechos, un aumento del 36 por ciento del año anterior.

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Ha despedido a miles de funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno y a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se imputaron cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

Como culminación del proceso de concentración de poder, el pasado abril Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista por un 51,41% de los votos. Erdoğan concentraba así toda la capacidad ejecutiva, junto a la potestad de elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo bajo la nueva Constitución, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029 (las próximas elecciones presidenciales no tienen lugar hasta 2019). Una situación altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , ,

“Lo que sucede en la frontera entre Turquía y Grecia pone a prueba nuestra humanidad”

Viernes, 13 de marzo de 2020

20190916124359afpp--afp_1kb8g6.hRescate en Lesbos AFP/Aris Messinis

Obispos católicos y luteranos piden no olvidar a los refugiados

“En este momento, nuestras fronteras físicas y mentales están siendo puestas a prueba por el nuevo coronavirus y la situación de los refugiados en la periferia de Europa”

“Es inaceptable que los seres humanos que huyen se consideren una amenaza, y que asegurar el orden y la prosperidad en Europa se haga al precio del caos en las fronteras exteriores”

“Lo que sucede en la periferia de Europa, en la frontera entre Turquía y Grecia, pone a prueba nuestra humanidad” Una decena de obispos católicos y luteranos de varios países nórdicos han emitido una declaración conjunta en defensa de los derechos de los refugiados.

“En este momento, nuestras fronteras físicas y mentales están siendo puestas a prueba por el nuevo coronavirus y la situación de los refugiados en la periferia de Europa”, señala el texto, que aboga por “una responsabilidad personal y compartida, más allá de todas las barreras e independientemente de las posiciones políticas”.

Para los líderes de estas iglesias, la atención a los refugiados es un desafío para cada uno individualmente y como sociedad, que debe empujarnos a “compartir y llevar la carga juntos: si fallamos, perdemos nuestra humanidad”.

Asumir nuestras responsabilidades

“Los miedos deben ser tomados en serio, pero no deben mantenernos atrapados e impedirnos asumir responsabilidades” animan los obispos, que tildan de “inaceptable” que “los seres humanos que huyen se consideren una amenaza” e “incompatible con los valores éticos sobre los que se construye la Europa en la que vivimos” que asegurar el orden y la prosperidad en Europa se haga al precio del caos en las fronteras exteriores.

En opinión de los obispos, la UE “debe seguir siendo un proyecto de paz”, ayudando hoy “a resolver” situaciones “que obligan a la gente a huir”. Porque el peligro para Europa no es la gente de las fronteras sino “la falta de confianza en el futuro, la pérdida de los valores universales y una política a corto plazo”. “Somos una sola humanidad de Dios que vive junta bajo el mismo cielo”.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General, Iglesia Católica, Iglesia Luterana , , , , , , ,

Turquía no volverá a Eurovision hasta que Eurovision “prohiba” (sic) a los representantes LGTB+

Sábado, 11 de agosto de 2018

Conchita-Wurst-artista-trans-Eurovision_CLAIMA20140510_0187_17Sorprendente decisión la del país otomano de bajarse de la carroza más lgtbfriendly que existe, la final de la Champions gayer: el festival de Eurovision. Y es que Turquía ha asegurado que no volverá a Eurovision hasta que se prohiban los participantes LGTB+, algo que obviamente no va a producirse. ¿Seguirá Rusia los mismos pasos?

La de Turquía con Eurovision es una historia de amor – odio con subidas y bajadas. Con su adiós, Turquía se despide de una larga trayectoria que se inició en 1975 y cesó en 2012, cuando mostró su disconformidad con las reglas. En 2013, la representante finlandesa se besó con una bailarina como muestra de apoyo al matrimonio igualitario, un detalle que causó malestar en la radiotransmión otomana.

Ahora lo expresan oficialmente en boca de Ibrahim Eren, encargado de la radiotelevisión turca, que ha declarado:

No pensamos en formar parte de eso. Como canal de difusión no podemos retransmitir en directo a las 9 de la noche, con niños viéndolo, a un austriaco con barba y falda que asegura no tener género, asegurando que es un hombre y una mujer al mismo tiempo. Hay algún tipo de confusión mental aquí… cuando esto se corrija, volveremos al certamen.

Aunque no diga el nombre y su descripción sea bastante vaga y desagradable, Eren se refiere a la ganadora del certamen de Eurovision, Conchita Wurst.

Turquía no tiene una política tan represiva y homófoba como Rusia en materia LGTB+, un país que este año pidió la retirada de banderas arcoíris del certamen, algo a lo que la organización accedió, a juzgar por los testimonios de algunos asistentes. En China, la transmisión sufrió recortes censores cuando actuó Irlanda.

Es una desgracia que las muestras de LGTBfobia sigan aumentando de forma pública, velada e institucional, intentando realizar un boicot al que estamos seguros que la organización no cederá esta vez. Eurovision es un escaparate de diversidad que llega a muchos hogares del mundo, por lo que esperamos que siga ejemplo. Y al que no le guste, que no forme parte. La LGTBfobia y la vulneración de los derechos humanos no son tolerables.

Fuente | PinkNews, vía AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , ,

Un hombre abiertamente gay y seropositivo aspira a hacer historia en la política de Turquía

Jueves, 31 de mayo de 2018

640x0-noticias-perfil-de-twitter-hasanatik04Perfil de Twitter @HasanAtik04 | Foto: Uso Permitido

El activista LGTB Hasan Atik se postula para diputado en las elecciones de Turquía de junio con intención de combatir la represión de Erdoğan. Hasan Andreas Atik es un activista por los derechos de las personas LGBTI y con VIH, candidato para ocupar un puesto en el Parlamento turco en las elecciones del 24 de junio.

El próximo 24 de junio Turquía elegirá la composición de la Asamblea Nacional para la siguiente legislatura, así como al nuevo presidente de la república que, tras el referéndum constitucional de 2017, también ejercerá de primer ministro. En este sentido, se ha confirmado que Hasan Atik, abiertamente gay y VIH positivo, aspira a obtener uno de los escaños de la provincia noroccidental de Edirne en el parlamento unicameral turco por el Partido Democrático de los Pueblos (HDP). No es la primera vez que la Asamblea Nacional de Turquía cuenta con diputados LGTB fuera del armario. Sin embargo, dada la creciente LGTBfobia de Estado, auspiciada por el propio Recep Tayyip Erdoğan, la posible elección de diputados activistas y combativos despierta esperanzas de cambio para el denostado y discriminado colectivo LGTB turco.

Cristianos Gays viene recogiendo desde hace ya tiempo la deriva autocrática de Turquía y la indisimulada LGTBfobia de Estado ejercida por el presidente Erdoğan y otros líderes afines a este. El 24 de junio el país renueva sus representantes en las principales instituciones nacionales, tras el adelanto electoral anunciado por el presidente el pasado mes de abril (en un principio, la cita con las urnas se había previsto para 2019).

a2-1-1000x500A pesar de la represión de Turquía contra las personas LGBTI+, el activista Hasan Atik, quien no oculta su condición de hombre homosexual y seropositivo, aspira conquistar un escaño en el Parlamento de su país como miembro del Partido Democrático Popular de Izquierda (HDP), en las elecciones anticipadas del 24 de junio.

Así pues, se ha hecho público que el activista Hasan Atik optará a ocupar uno de los escaños de la Asamblea Nacional. Atik ha desarrollado su campaña hablando sobre los estigmas que rodean el VIH-Sida en su país. “La situación, donde ya somos un monstruo ante los ojos del público, empeora”, ha dicho en entrevistas. Hasan ha luchado desde hace muchos años por los derechos de las personas LGBTI y pacientes con VIH.

Atik, en referencia a las personas LGTB, dice que «el derecho a la vida es nuestra solicitud más urgente», por lo que«lucharemos contra cuestiones como el estigma y la discriminación, que están desencadenándose fuertemente en Turquía». El valiente candidato alega que le preocupan conceptos como «ciudadanía, libertad, matrimonio, empleo, etc» y «ser iguales en estos campos se encuentra entre nuestras demandas. Lucharé por la identificación e implementación de crímenes de odio. Expresaré nuestro más fuerte deseo de vivir una vida basada en la ciudadanía igualitaria, no en la discriminación positiva».

hasan-atik-1-1El activista, que forma parte de una formación de izquierdas (el HDP) que defiende la inclusión de la comunidad LGTB y que suele ser muy crítica con el erdoğanismo, agrega que «lucharemos por el plan de estudios de educación sobre salud sexual en las escuelas. Entonces educaremos a la sociedad contra la fobia al VIH. Luchamos contra cuestiones como el estigma y la discriminación, que están teniendo lugar en gran medida en Turquía».

En el principal partido de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), también pueden llegar a optar al escaño dos mujeres trans. En noviembre, precisamente, Erdoğan cargaba contra el CHP por establecer, supuestamente, una «cuota para homosexuales». «El partido que se hace llamar el principal de la oposición se ha alejado tanto de la nación que ahora en las elecciones a comités locales del CHP están poniendo una cuota de homosexuales, en proporción de uno de cada cinco», dijo entonces el presidente. El LGTBfóbico dirigente turco también añadió lo siguiente: «¡Que venga Dios y lo vea! No está claro cómo los distribuirán. Que sigan así. Nosotros somos los que defendemos la moral. ¡La moral es tan importante!».

En todo caso, «en nuestros comités desde luego integramos a todos, mujeres, hombres, transexuales, y nuestras políticas se ocupan de los derechos de los homosexuales. Es algo natural para nosotros, pero no existe una cuota», contestaron los socialdemócratas del CHP. Asimismo, denunciaron que «estas palabras del presidente reflejan un discurso de odio y discriminación».

También informó que está “obligado” a decirle a las personas que vive con el VIH. “En Turquía, debido a que no hay leyes sobre el VIH, existen sanciones severas. Me veo obligado a contarle a la gente sobre mi condición “, dijo a la publicación. “En la Constitución, tengo el derecho garantizado de no compartir mi información médica si no quiero. Sin embargo, las leyes, al impedirme usar mis derechos constitucionales, me obligan a contar mi historial médico”, expresó.

Sobre la situación que viven las personas con VIH en Turquía comentó en una entrevista en el año 2014 lo siguiente: “Estás expuesto a todo tipo de discriminación, incluso la más simple de las cosas. Por ejemplo, hace unos días fui al dentista para quitarme las muelas del juicio. No me quitaron los dientes y me contaron un montón de mentiras. Los doctores hablaban constantemente de mí el uno con el otro. Ni siquiera querían tomar una radiografía. Mientras esperaba en la sala de espera, oí que las enfermeras hablaban de mí. Hablaban en voz alta para que yo escuchara y me fuera. En términos de servicios de salud y comunicación personal, estamos expuestos a una gran cantidad de discriminación”. “El VIH es una enfermedad atribuida erróneamente solo a personas homosexuales. Me entristece ser la persona que confirma esto (estereotipo)”, dijo.

Atik se postula por un asiento en la provincia noroccidental de Edirme. Entretanto, el partido que lo respalda, el HDP, es conocido por su apoyo a los grupos minoritarios y desfavorecidos en las políticas públicas gubernamentales.

En el 2015 esta agrupación se convirtió en el primer partido político en seleccionar a una persona abiertamente homosexual para postularse a un escaño al Parlamento, se trató de Baris Sulu. Ese mismo año, el principal partido opositor de Turquía, el Partido Republicano del Pueblo, postuló a dos mujeres trans en las elecciones.

Aunque en Turquía la homosexualidad fue despenalizada bajo el Imperio Otomano en el año 1858, y se convirtió en el segundo gobierno de mayoría musulmana en crear leyes que amparan al colectivo LGBTI. En la actualidad, la situación va en detrimento de la igualdad y según OutRight Action International, se ha ido “deteriorando”.

“La persecución de los LGBTIQ y todos los defensores de los derechos humanos turcos debe detenerse ahora”, dijo en el mes de febrero Jessica Stern, directora ejecutiva de OutRight Action International. Recientemente, las autoridades detuvieron sin ninguna explicación al líder de la principal organización LGBTIQ de Turquía, Kaos GL.

Erdoğan y la Turquía de la represión, el silencio y la LGTBfobia

orgullo-estambul-2017-300x150En Cristianos Gays hemos informado de la involución de derechos y de visibilidad pública del colectivo LGTB en Turquía. En 2013 nos hacíamos eco de la histórica manifestación del Orgullo de Estambul, en la que participaron más de 15.000 personas (siendo la más multitudinaria hasta la fecha). Pero las ediciones de 2015 y 2016, en cambio, eran reprimidas violentamente por las autoridades. En 2015, según los organizadores del Orgullo, la marcha fue «prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul, a causa del mes de Ramadán, sin ningún aviso».

Una circunstancia que, siendo exactamente igual, no impidió la manifestación en 2014 (un año en el que el Tribunal Constitucional de Turquía reconocía por primera vez que llamar “pervertidos” a las personas LGTB es lenguaje de odio). En 2016 la Policía turca disolvía violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul. Fue prohibida por el gobernador, que justificaba su decisión por “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. Una semana después, el Orgullo LGTB de Estambul correría la misma suerte. En agosto de 2016, la activista trans Hande Kader era brutalmente vejada y asesinada, después de haberse posicionado en primera fila durante el reprimido Orgullo Trans.

Una situación que se repetía en 2017, cuando tras las amenazas de un grupo ultranacionalista, y lejos de asegurar el ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía la manifestación del Orgullo cediendo al chantaje de los extremistas. Cientos de valientes activistas desafiaron la prohibición y salieron a las calles, pero fueron duramente reprimidos.

En febrero de este mismo año publicábamos que los tribunales administrativos 4º y 13º de Ankara, respectivamente, rechazaban los recursos de apelación de las organizaciones igualitarias Kaos GL y Pink Life (o Pembe Hayat), que pretendían acabar con la prohibición de celebrar actos LGTB, impuesta por el gobernador de Ankara, Ercan Topaca. Para la justicia, que se posicionaba a favor de la oficina del gobernador, «la prohibición no causará resultados irrecuperables», dictaminando que tal decisión «no es ilegal».

erdoganDesde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Ha despedido a miles de funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno y a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se imputaron cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

Como culminación del proceso de concentración de poder, el pasado abril Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista por un 51,41% de los votos. Erdoğan concentraba así toda la capacidad ejecutiva, junto a la potestad de elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo bajo la nueva Constitución, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029 (las próximas elecciones presidenciales no tienen lugar hasta 2019). Una situación altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Universogay/Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Turquía: la justicia considera legal la prohibición de actos LGTB impuesta por el gobernador de Ankara

Martes, 27 de febrero de 2018

gobernador-ankara-ercan-topaca-300x300Ercan Topaca

Los tribunales administrativos 4º y 13º de Ankara, respectivamente, han rechazado los recursos de apelación de las organizaciones igualitarias Kaos GL y Pink Life (o Pembe Hayat), que pretendían acabar con la prohibición de celebrar actos LGTB, impuesta por el gobernador de Ankara, Ercan Topaca. Para la justicia, que se posiciona a favor de la oficina del gobernador, “la prohibición no causará resultados irrecuperables” y dictamina que tal decisión “no es ilegal”. En cambio, según argumenta el director de programas de ILGA-Europa, Björn van Roozendaal, “la prohibición general es indiscriminada, vaga, indefinida y una clara violación de las convenciones fundamentales de derechos humanos que Turquía ha suscrito voluntariamente”. El gobernador, alineado con la represión de estado LGTBfóbica del presidente Erdoğan, alega que, ante situaciones de “emergencia”, la Constitución de Turquía contempla “detener el uso de los derechos y libertades fundamentales”.

Como recogíamos, el gobernador de Ankara, Ercan Topaca, emitía un comunicado a finales de noviembre prohibiendo por tiempo indefinido todas las expresiones culturales de la comunidad LGTB en la capital turca. El antecedente había sido el veto a la celebración del Festival de Cine LGTBI Alemán, organizado entre otros por la embajada germana. Para la oficina del gobernador, los actos LGTB pueden generar “resentimiento y odio contra una parte de la sociedad”.

Frente tal situación, Kaos GL y Pink Life presentaban sendas apelaciones ante los tribunales, que finalmente han sido rechazadas al considerar que la prohibición “no es ilegal”. Para Björn van Roozendaal, director de programas de ILGA-Europa, “legitimar el odio hacia las personas LGTBI a través de una medida como esta es inaceptable. Debe transmitirse el mensaje de que esto no está bien, la comunidad turca LGTBI no está sola y que sus amigos en otros países de Europa continúan apoyándolos en su lucha legal”.

Y aunque la justicia cree que “la prohibición no causará resultados irrecuperables”, lo cierto es que está influyendo en la escalada LGTBfóbica del resto de Turquía, más allá de los límites de la capital, Ankara, donde la medida es de aplicación. El activismo igualitario turco denuncia que un Festival Queer fue prohibido en Beyoğlu, que la policía irrumpió en una proyección de película LGTB en Bursa y que la administración universitaria de la Universidad Técnica de Medio Oriente evitó dos proyecciones de películas con trasfondo igualitario, entre otras acciones discriminatorias.

ce1390ef2744b52ff9b342be7846f902Hemos informado de la involución de derechos y de visibilidad pública del colectivo LGTB en Turquía. En 2013 nos hacíamos eco de la histórica manifestación del Orgullo de Estambul, en la que participaron más de 15.000 personas (siendo la más multitudinaria hasta la fecha). Pero las ediciones de 2015 y 2016, en cambio, eran reprimidas violentamente por las autoridades. En 2015, según los organizadores del Orgullo, la marcha fue “prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul, a causa del mes de Ramadán, sin ningún aviso”.

Una circunstancia que, siendo exactamente igual, no impidió la manifestación en 2014 (un año en el que el Tribunal Constitucional de Turquía reconocía por primera vez que llamar “pervertidos” a las personas LGTB es lenguaje de odio). En 2016 la Policía turca disolvía violentamente la Marcha del Orgullo Trans de Estambul. Fue prohibida por el gobernador, que justificaba su decisión por “la seguridad de nuestros ciudadanos, en primer lugar, de los propios participantes”, pero desde el activismo LGTB se contempló como una claudicación ante las amenazas de grupos de extrema derecha nacionalista e islamistas. Una semana después, el Orgullo LGTB de Estambul correría la misma suerte. En agosto de 2016, la activista trans Hande Kader era brutalmente vejada y asesinada, después de haberse posicionado en primera fila durante el reprimido Orgullo Trans.

Una situación que se repetía en 2017, cuando tras las amenazas de un grupo ultranacionalista, y lejos de asegurar el ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía la manifestación del Orgullo cediendo al chantaje de los extremistas. Cientos de valientes activistas desafiaron la prohibición y salieron a las calles, pero fueron duramente reprimidos.

El deterioro democrático y LGTBfóbico de Turquía

erdoganRecep Tayyip Erdoğan

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Ha despedido a miles de funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno y a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se imputaron cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

Como culminación del proceso de concentración de poder, el pasado abril Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista por un 51,41% de los votos. Erdoğan concentraba así toda la capacidad ejecutiva, junto a la potestad de elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento.

Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo bajo la nueva Constitución, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029 (las próximas elecciones presidenciales no tienen lugar hasta 2019). Una situación altamente preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dos hermanos son declarados culpables de asesinar a un turista por ser homosexual en Turquía

Miércoles, 14 de febrero de 2018

640xautoDos hermanos son declarados culpables del asesinato de John Edward Donnelly cuando se encontraba de vacaciones en Turquía. Si bien se ha determinado que el robo habría sido el móvil del crimen, también se ha considerado como agravante que lo asesinaran por ser homosexual. 

Cuando llevaba tres semanas disfrutando de sus vacaciones en Turquía, John Edward Donnelly, director musical de origen irlandés y 64 años de edad, es encontrado apuñalado en el dormitorio del apartamento que había alquilado en la localidad de Bodrum el 3 de junio de 2016. Trabajadores de la construcción, dos hermanos son declarados culpables de su asesinato este miércoles, 7 de febrero, que habrían perpetrado debido a su orientación sexual.

De 20 años de edad, Sinan Irmak habría sido condenado a cadena perpetua con agravante, mientras que su hermano, Mehmet Irmak, de 28 años de edad, ha sido condenado a 25 años de prisión. Tras negar las acusaciones de asesinato premeditado, Sinan reconoce que se deja llevar por la ira porque Donnelly les ha invitado a su casa, por lo que, una vez allí agarra un cuchillo de la cocina y le apuñala en la espalda y la cabeza.

Mehmet afirma que no llega a presenciar el crimen al no encontrarse en ese momento en la habitación, donde entra posteriormente. Sin embargo, la pareja es capturada por las cámaras del complejo cuando huyen del edificio de apartamentos, siendo los vecinos quienes dan la alarma al encontrar el cuchillo con sangre en las inmediaciones del lugar. Cuatro personas son detenidas cuatro meses después del asesinato, siendo liberadas dos de ellas. Sinan llega a afirmar que asesina a su víctima en defensa propia, asegurando que está «dispuesto a aceptar el castigo más severo». Sin embargo, debido a que la propiedad de Donnelli había sido saqueada, se concluye que además de la homofobia, también el robo habría sido el motivo del crimen.

780x580-noticias-culpable-de-asesinato-homofobico-en-turquia780x580-noticias-culpable-de-asesinato-homofobico-en-turquia-1

El hermano de la víctima, Brian Donnelly, ha agradecido al departamento de la policía local por su profesionalidad, mostrándose satisfecho con la sentencia. «Somos lo que somos debido a las personas que han tocado nuestras vidas. Y John ha tocado muchas vidas, especialmente la mía. En este momento estoy totalmente perdido, pero sé que estás y siempre estarás conmigo, ayudándome en el camino correcto», declaraba Gavin, compañero de Donnelly, en su funeral.

Fuente Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Turquía dejará de esterilizar a las personas trans

Jueves, 7 de diciembre de 2017

turquia-esterilizacion-personas-trans-696x522El Tribunal Constitucional de Turquía elimina la esterilización forzosa de la lista de requisitos para que las personas trans puedan modificar su género en los documentos oficiales.

La esterilización es una práctica declarada contraria a los Derechos Humanos por el Tribunal Europeo pero que sigue exigiéndose en decenas de países europeos.

Aunque Turquía está muy lejos de ser un país respetuoso con el colectivo LGTB el Tribunal Constitucional del país acaba de dar un paso (de gigante) en la igualdad de las personas trans. Aunque eso no implique, por desgracia, que vayan a sufrir menos discriminación y ataques de los que ya sufren.

En junio de este año una mujer trans de la región de Edirne denunció que las autoridades le exigían presentar un certificado de esterilización para poder obtener una tarjeta de identidad de género femenino. En Turquía las tarjetas identitarias se ofrecen en color azul para los hombres y en rosa para las mujeres. Para que una persona trans pueda cambiar su género legalmente el artículo 40 del Código Civil les exige estar solteras, tener más de 18 años, ser “transexual por naturaleza” (¿?) y tener un diagnóstico de disforia de género. Además se les obliga a someterse a cirugía de reasignación de sexo y, hasta ahora, tenían que someterse a un procedimiento de esterilización.

El tribunal que aceptó la demanda de esta mujer estimó que la esterilización forzosa iba en contra de los derechos humanos de la demandante y derivó el caso al Tribunal Constitucional para que analizara todo el artículo 40. El pasado día 30 el Consejo General de dicho organismo determinó que la esterilización era un paso innecesario y, aunque siguen manteniendo el resto de requisitos, estimaron que la cirugía de reasignación de género era suficiente para permitir que las personas trans cambien su género legalmente.

turquia-derechos-trans
Imagen de una protesta tras el asesinato de la activista trans turca Hande Kader

La esterilización forzosa para que las personas trans puedan cambiar su género es una práctica habitual en varios países, incluidos varios supuestamente avanzados de la Unión Europea. Francia derogó ese requisito el año pasado, meses antes de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenciara que la práctica (realizada en países como Italia, Noruega, Irlanda, Bélgica o Suiza) va en contra de los derechos humanos.

La sentencia del Tribunal no surtió demasiado efecto y algunos de esos países, como Finlandia, anunciaron que iban a continuar exigiendo la esterilización a las personas trans que quisieran modificar su género legal. El proceso, además, sólo está disponible para personas mayores de 18 años.

Pincha en el mapa para ampliarlo.

mapa_trans_2017_europa

En España hace unos días se aprobó (con los votos en contra del Partido Popular) la toma en consideración de una propuesta presentada por el PSOE para actualizar la Ley Trans aprobada en 2007. Con esta propuesta el grupo socialista propone despatologizar la transexualidad de forma oficial, eliminando el requerimiento de un diagnóstico médico y basando el proceso en el derecho a la autodeterminacion del género de todas las personas mayores de 16 años. Los menores tendrán que tener la autorización de sus padres o tutores legales y, en caso de discrepancia, será un tribunal el que decida teniendo siempre en cuenta el interés del menor.

Fuente | Gay Star News, vía EstoyBailando

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Turquía prohíbe unas jornadas de cine LGTB para “evitar provocaciones”

Miércoles, 22 de noviembre de 2017

erdoganLas autoridades justifican la decisión advirtiendo de que existe “un peligro claro e inminente” de que se “incite a la hostilidad y la enemistad”

La Turquía de Erdoğan vuelve a mostrar su cara más hostil con sus ciudadanos LGTB. El gobernador de Ankara emitió un comunicado este domingo prohibiendo por tiempo indefinido todas las expresiones culturales de la comunidad LGTB en la capital turca. El antecedente había sido el veto a la celebración del Festival de Cine LGTBI Alemán, organizado entre otros por la embajada germana. En el evento, cancelado el miércoles pasado con apenas 24 horas de antelación, se iban a proyectar cuatro películas. Las autoridades locales han justificado su decisión por el riesgo de ataques motivados por el contenido “provocativo” de este tipo de actos.

El gobernador de Ankara ha prohibido hoy unas jornadas de cine alemán de temática LGTB, que estaban programadas para esta semana en la capital turca.  Importante salto cualitativo en el desprecio y la censura hacia la realidad LGTB en Turquía. El gobernador de Ankara (cargo dependiente del Gobierno central turco) anunció este domingo la suspensión de todas las expresiones culturales relacionadas con el mundo LGTB. La decisión afecta a proyecciones de cine, obras de teatro o exposiciones de arte entre otros. Se producía apenas unos días después de la cancelación de un festival de cine alemán que iba a celebrarse por primera vez entre el jueves y el viernes pasado. Estaba prevista la proyección de cuatro películas, entre ellas Romeos, un film del año 2011 sobre un joven transexual y gay que tuvo una acogida favorable en otros festivales.

La oficina del gobernador Ercan Topaca ha emitido un comunicado justificando su decisión por la posibilidad de que se produjeran ataques contra este tipo de actos. La exhibición de producciones artísticas con temática LGTB podría generar “resentimiento y odio contra una parte de la sociedad”, según su argumentación. La prensa alemana cita también el riesgo de atentados terroristas como otro de los motivos utilizados para la cancelación del festival, por el carácter “provocativo” que las autoridades turcas achacan al evento.

La decisión se toma acorde al estado de emergencia vigente para “proteger la tranquilidad y seguridad”, asevera en un comunicado difundido hoy en la web de la institución gubernamental. Además, “grupos con una visión contraria” podrían “reaccionar contra la proyección de las películas”, por lo que podrían ocurrir “provocaciones”, asegura.

El Gobierno alemán ha expresado su malestar por la decisión de las autoridades turcas. Cuando la prohibición solo afectaba todavía al festival de cine, el secretario de Estado para Europa, Michael Roth, afirmó en un tuit que “la libertad del arte y los derechos de las minorías son inviolables. ¡Eso tiene que valer también en Turquía!”. Roth acompañó su mensaje con una foto de la embajada de Alemania en Ankara, donde se había desplegado una bandera arco iris en solidaridad con la comunidad LGTB. La delegación alemana en la capital turca era uno de los organizadores del festival.

En el plano político, el mandato de la administración turca se produce en un momento delicado de sus relaciones con Alemania, tras la detención de varios ciudadanos alemanes en Turquía durante los últimos meses. Mientras que en el ámbito LGTB, esta decisión se suma a una ya larga lista de agravios, con frecuencia en forma de represión violenta. Con excusas similares a las esgrimidas en esta ocasión, los gobernadores de Ankara y otras provincias han prohibido en los últimos años numerosos actos para conmemorar el Orgullo LGTB o el día internacional contra la LGTBfobia.

El veto utiliza un razonamiento similar al que ha servido en los últimos tres años para prohibir la tradicional marcha del Orgullo  en Estambul. Una actitud que, a pesar de todo, no es nueva o excepcional: el pasado 19 de junio de 2016 la Policía turca cargaba con violencia contra los activistas LGTB que decidieron manifestarse en la plaza Taksim de Estambul este para reivindicar el Orgullo Trans. El gobernador había prohibido las distintas celebraciones del Orgullo, aduciendo problemas de “seguridad”.

A pesar de la prohibición del gobernador, la plaza fue ocupada pacíficamente por valientes activistas LGTB, encabezados por mujeres y hombres transexuales que no querían renunciar a expresar sus reivindicaciones. Precisamente, la Marcha del Orgullo Trans debía ser la que diese inicio a los actos que tendrían lugar del 19 al 26.

Una semana más tarde, la Policía ejercía una nueva demostración de fuerza contra los activistas que intentaban celebrar el Orgullo LGTB en Estambul, pese a la mencionada prohibición. Al menos 19 personas fueron detenidas (entre ellas varios políticos alemanes, miembros de Los Verdes). Y si esto ocurría antes del fracasado golpe de estado, ahora el Gobierno erdoganista tiene la excusa para justificar sus posturas LGTBfóbicas y para silenciar a colectivos incómodos o críticos (por más que no tengan ninguna vinculación con el golpe). Pero no todo vale, ni todo es justificable.

La homosexualidad es legal en Turquía desde mediados del siglo XIX, si bien en grandes partes de Anatolia está aún sujeta a un enorme tabú social. Sin embargo, en Ankara y Estambul existe una activa comunidad gay con vida cultural y nocturna, actividades reivindicativas y, hasta ahora, también con frecuencia jornadas o festivales de cine.

Erdoğan, más autoritarismo y menos democracia

Como recogíamos en un amplio reportaje, tras la intentona golpista del pasado 15 de julio, son decenas de miles de personas las que se ven amenazadas por el auge del autoritarismo presidencial de Erdoğan.

Desde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Hasta el momento, ha despedido a más de 100.000 funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, según denuncia la organización Human Rights Watch. También se ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno, a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se le han imputado cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

El pasado mes de abril de 2017, Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista. Además de eliminar el cargo de primer ministro y concentrar poderes en su persona, de un modo autocrático, Erdoğan podrá nombrar ministros del gabinete, uno o varios vicepresidentes, emitir decretos, elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento. Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029. Sin duda, una noticia muy preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , ,

El presidente de Turquía ataca a la oposición por incluir a homosexuales en sus filas

Sábado, 11 de noviembre de 2017

erdogan“¡Que venga Dios y lo vea! No está claro cómo los distribuirán. Que sigan así. Nosotros somos los que defendemos la moral. ¡La moral es tan importante!”.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha lanzado hoy un ataque verbal contra la mayor formación de la oposición, el socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), por instaurar, supuestamente, una cuota de homosexuales en sus comités locales.

“El partido que se hace llamar el principal de la oposición se ha alejado tanto de la nación que ahora en las elecciones a comités locales del CHP están poniendo una cuota de homosexuales, en proporción de uno de cada cinco”, declaró Erdogan ante funcionarios de la administración local en Ankara.

“¡Que venga Dios y lo vea! No está claro cómo los distribuirán. Que sigan así. Nosotros somos los que defendemos la moral. ¡La moral es tan importante!”, añadió el presidente en su discurso, transmitido en directo por la cadena CNNTürk.

La dirección del CHP, por su parte, ha negado que el partido haya adoptado una cuota para homosexuales, aunque reivindica la presencia del colectivo en sus filas.

 “En nuestros comités desde luego integramos a todos, mujeres, hombres, transexuales, y nuestras políticas se ocupan de los derechos de los homosexuales. Es algo natural para nosotros, pero no existe una cuota”, explicó en conversación telefónica, Canan Kaftancioglu, una integrante de la junta directiva del CHP.

“Estas palabras del presidente reflejan un discurso de odio y discriminación“, se lamentó la dirigente socialdemócrata.

La homosexualidad es legal en Turquía desde mediados del siglo XIX, y en ciudades grandes como Estambul o Ankara hay importantes comunidades gay, con actividades culturales muy ricas y visibles.

No obstante, en muchas regiones conservadoras ser homosexual sigue estando sujeto a enormes tabúes.

La Marcha del Orgullo Gay que se celebra en Estambul desde 2003 atrae cada vez a más personas y hasta 2014 se llevaba a cabo pacíficamente y sin incidentes.

Pero a partir del año siguiente, las autoridades le han denegado las autorizaciones correspondientes, razón por la que desde entonces ha estado acompañada de intervenciones policiales, con empleo de gases lacrimógenos y cañones de agua, ya que la gente ha continuado asistiendo a pesar de la falta de permiso.

Fuente Cáscara Amarga

General, Homofobia/ Transfobia., Judaísmo , , , ,

La Turquía de Erdoğan desprecia al colectivo LGTB: la Policía vuelve a impedir el Orgullo de Estambul con el uso de la fuerza

Martes, 27 de junio de 2017

ce1390ef2744b52ff9b342be7846f902

Los agentes obligaron a los detenidos a escuchar versículos del Corán en los coches patrulla

Los colectivos LGBT de Estambul deciden desafiar la prohibición de las autoridades para celebrar la marcha del Orgullo en Estambul, este domingo, 25 de junio, manteniendo la convocatoria para las 14 horas en la calle Istihlal, corazón comercial de la ciudad y tradicional punto de encuentro de este desfile que se celebra desde 2003 en la ciudad del Bósforo.

La deriva autocrática de Turquía se está volviendo incompatible con los derechos humanos, en general, y con los de la comunidad LGTB, en particular. El pasado sñabado nos hacíamos eco de las amenazas de un grupo ultranacionalista turco al Orgullo de Estambul. “No les permitiremos marchar”, decían. Lejos de blindar la seguridad para permitir el libre ejercicio del derecho de manifestación del colectivo LGTB, el gobernador de Estambul prohibía el sábado la manifestación del Orgullo (convocada para el domingo 25 de junio), cediendo al chantaje de los extremistas LGTBfóbicos. A pesar de todo, cientos de valientes activistas han salido a la calle con sus pancartas y banderas arcoíris para reclamar los derechos igualitarios, incluso se han leído manifiestos. Como en años anteriores, la Policía ha impedido la normal celebración de la marcha: han bloqueado los accesos a Taksim, han usado la fuerza y han practicado detenciones. Incluso han hecho desvestirse a personas que llevaban ropa multicolor o con mensajes reivindicativos.

orgullo-estambul-2017-300x150A través de su cuenta de Twitter, el gobernador de Estambul, Vasip Şahin, compartía el sábado la decisión de la oficina que dirige: se prohibía el Orgullo LGTB. Esta institución gubernamental anunciaba su decisión justificándose en las “graves reacciones de diferentes sectores de la sociedad en contra de esta llamada”. Las autoridades alegan su incapacidad de “salvaguardar el orden público” y, por consiguiente, “no se permitirá la realización de reuniones y manifestaciones” del activismo LGTB y de los partidarios de la igualdad de derechos en Turquía. Las administraciones del país, controlado con mano férrea por el presidente Recep Tayyip Erdoğan, no permiten la celebración del Orgullo desde 2014. Las ediciones de 2015 y 2016, igual como la de este año (convocada para ayer), han sido reprimidas por la Policía mediante el uso de la fuerza.

A finales de la semana pasada publicábamos que The Alperen Hearths, una organización vinculada al extraparlamentario Partido de la Gran Unidad (BBP) amenazaba al Orgullo LGTB de Estambul diciendo que “bajo ninguna circunstancia les permitiremos marchar”, porque “necesitamos prevenir esta inmoralidad”. Poco más ha necesitado el Gobernador de Estambul para vetar la manifestación del Orgullo.

Eso sí, ninguno de los grupos o representantes de los mismos que han hostigado públicamente al colectivo LGTB ha sufrido la más mínima consecuencia, amonestación o represalia legal. Por ejemplo, Kürşat Mican, líder provincial de The Alperen Hearths, apareció en KRT TV ofreciendo un discurso de odio y exclusión. Además de salirle gratis, a Mican le ha servido para visibilizarse (a él y a su organización) y, encima, recibe la razón del gobernador en forma de prohibición del Orgullo. En cambio, el activismo igualitario, víctima de las amenazas y de la violencia verbal, ha sufrido las consecuencias del veto gubernamental al Orgullo de Estambul, por tercer año consecutivo.

La Policía, mano ejecutora de la represión LGTBfóbica de Estado

Los organizadores del Orgullo de Estambul 2017 se comprometieron a manifestarse el 25 de junio en la plaza central de Taksim, usando un hashtag turco para “marchar” (#Yürüyoruz), a pesar de la prohibición del gobernador. Pero la Policía establecía puntos de control de acceso en las inmediaciones, lo que ha impedido que los activistas entraran en la zona en grupo. Desde el mediodía, la policía acordona los numerosos accesos al punto de encuentro registrando a los transeúntes en busca de banderas arco iris y vetando a quienes visten con ropa llamativa. “La marcha es imposible, no hemos podido ni pasar a la calle Istiklal, por nuestro aspecto (…). Las autoridades dicen que han prohibido la marcha por nuestra seguridad, vistas las amenazas de sectores ultranacionalistas, pero creemos que es un pretexto (…). No solo se prohíbe la marcha gay: desde hace un par de años, y especialmente desde la proclamación del estado de emergencia en julio pasado, no se puede hacer ninguna manifestación, sea del signo que sea, salvo si la convoca el propio gobierno“, declara una activista.

Ante la imposibilidad de reunirse en el lugar previsto, al menos un centenar de manifestantes conseguían congregarse en el barrio adyacente de Cihangir, frecuentado por un público más liberal y abierto, donde despliegan sus pancartas y no dudan en agitar sus banderas, tocando tambores, coreando consignas igualitarias e incluso leyendo un manifiesto. Entre otras, estos defensores de los derechos LGTB portaban una pancarta que decía: “Acostúmbrate, estamos aquí”, es uno de los lemas vitoreados por los asistentes que no dudan en escenificar escenas de cariño entre personas del mismo sexo. Sin embargo, la celebración es también coartada por una unidad policial que se adentra en la zona lanzando de nuevo algunos botes de gas lacrimógeno.

“No han usado cañones de agua, porque los grandes vehículos blindados no pueden entrar en estas calles”, señala un activista. Portavoces de los colectivos LGBT han asegurado que al menos hay una decena de personas detenidas, entre ellas una extranjera, aunque no tienen todavía cifras definitivas. “Pese a la prohibición hemos conseguido realizar nuestra marcha anual; la policía nos dispersa, pero aquí estamos (…). Por una parte hemos acudido cada vez más gente: se nos ve mucho más que antes, hemos crecido, y por eso damos más miedo al gobierno, y por otra parte cada vez hay más represión política en todos los aspectos (…). Pero hemos estado antes, estamos ahora y estaremos en el futuro”, declara un participante anónimo de la marcha.

La Policía ha hecho uso de gases lacrimógenos para dispersar a las multitudes y algunos activistas han subido a redes el lanzamiento de agua a presión contra manifestantes, así como el disparo de bolas de goma y la utilización de botes de humo por parte de los agentes.

La agencia de noticias Anadolu de Turquía habla del arresto de “unas 20 personas”, que supuestamente habrían ignorado las advertencias policiales de dispersarse porque “la marcha no tiene permiso”. Andrew Gardner, investigador y activista de Amnistía Internacional en Turquía, ha fotografiado y compartido en su cuenta de Twitter algunas de las detenciones, de las que ha sido testigo, y que asevera que se han producido “al azar”:

Varios activistas, que gritaron lemas a favor de los derechos de los homosexuales, fueron detenidos en la calle peatonal Istiklal. Según el comité organizador de la Semana del Orgullo Gay de Estambul, los arrestados fueron obligados a escuchar rezos del Corán en los coches policiales. Uno de los detenidos ha sido Bram Janssen, periodista de Associated Press, quien se encontraba cubriendo el Orgullo LGTB de Estambul. La agencia para la que trabaja está tratando de esclarecer los motivos por los que ha sido arrestado por la Policía. Lucas Waagmeester, corresponsal en Turquía de los Países Bajos, ha grabado el momento de su detención y lo ha colgado en Twitter:

Pero la actuación policial ha superado el absurdo cuando ha obligado a algunos asistentes a quitarse su camiseta por llevar la palabra “Orgullo” con los colores del arcoíris:

El activismo LGTB turco no se rinde

“Hacer declaraciones de prensa es un derecho, protestar es un derecho, organizarse, objetar y resistir son derechos; No pueden ser objeto de permiso”. Es una de las más claras declaraciones que ha realizado el activismo LGTB de Turquía tras el veto oficial al Orgullo de Estambul. A través de una nota de prensa, el 25º Comité de la Semana LGBTI + Orgullo de Estambul así lo ha dicho y, además, se ha quejado de la decisión gubernamental. Especialmente, después de solicitar una reunión “hace 20 días” con Vasip Şahin y no haber recibido ninguna respuesta.

ERD03 Istanbul Turkey 25 06 2017 - A participant is arrested by Turkish police during the Istanbul LGTB Pride Parade which was cancelled due to security concerns by the governor of Istanbul in Istanbul Turkey 25 June 2017 Transgenders people and supporters try to march in central Istanbul as part of the Trans Pride Week 2017 which is organized by Istanbul s Lesbians Gays Bisexuals Transvestites and Transsexuals LGBT solidarity organization Estanbul Turquia EFE EPA ERDEM SAHIN Una de las detenidas por participar en la Marcha del Orgullo Gay en Estambul.

A la justificación de “salvaguardar el orden público” y mantener la seguridad de todos que ha hecho el gobernador, los organizadores del Orgullo le han recriminado que “nuestra seguridad será proporcionada reconociéndonos en la Constitución, garantizando la justicia, la igualdad y la libertad. Nuestra seguridad será proporcionada en un país donde podemos tener una manifestación del Orgullo LGBTI”.

Los colectivos igualitarios han insistido en que “no tenemos miedo” y lanzan el siguiente mensaje a los que aplican políticas cobardes contra el activismo: “nosotros somos los que declaramos la revolución del amor y la identidad de género. Somos los que somos excluidos, ignorados, pero resistentes. No estamos solos, no estamos equivocados, y no renunciaremos de ninguna manera. Gobernadores, gobiernos o estados cambian, nosotros nos quedamos. ¡Estas amenazas, prohibiciones, presiones no nos detendrán! Echamos de menos nuestra marcha, no renunciamos a nuestra marcha. Estamos celebrando el 25 aniversario de la Semana LGBTI + Orgullo de Estambul, y estamos orgullosos. ¡Estad furiosos vosotros!”.

Erdoğan, más autoritarismo y menos democracia

erdoganDesde el fallido intento de golpe de estado en Turquía, en julio de 2016, el presidente del país, Recep Tayyip Erdoğan, lo ha utilizado para acallar cualquier voz crítica que le resulte molesta. Hasta el momento, ha despedido a más de 100.000 funcionarios públicos, acusándolos de golpistas, según denuncia la organización Human Rights Watch. También se ha perseguido a periodistas y medios de comunicación críticos con el Gobierno, a políticos de la oposición y se ha detenido a activistas LGTB como Levent Pişkin o Uğur Büber. Solo en 2016, se le han imputado cargos por “terrorismo” a 47.000 personas.

El pasado mes de abril de 2017, Turquía aprobaba en referéndum convertirse en un estado presidencialista. Además de eliminar el cargo de primer ministro y concentrar poderes en su persona, de un modo autocrático, Erdoğan podrá nombrar ministros del gabinete, uno o varios vicepresidentes, emitir decretos, elegir jueces de los tribunales superiores y disolver el Parlamento. Con los dos mandatos de cinco años, aprobados como el plazo máximo que un presidente tendrá posibilidad de ejercer el cargo, Erdoğan podría mantener su poder casi absoluto hasta 2029. Sin duda, una noticia muy preocupante para el respeto de los derechos humanos y del colectivo LGTB en Turquía.

Fuente Dosmanzanas/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Isa y Mohamed, los dos refugiados sirios gays agredidos en Turquía llegan a España

Miércoles, 10 de mayo de 2017

14940878418730Un reportaje de El Mundo motivó una ola de solidaridad para ayudarlos

La historia de amor y dolor de dos refugiados sirios gays en Turquía

Por Lluís Miquel Hurtado

Jalid y Firas, realmente, Isa y Mohamed ahora que la lejanía del peligro permite revelar sus verdaderos nombres, han dejado atrás su pesadilla. Los dos refugiados sirios, víctimas del rechazo familiar, de la persecución de la homosexualidad en Siria, del exilio por la guerra, de una traumática agresión en suelo turco y, finalmente, de un largo periplo burocrático, han aterrizado en Madrid el pasado sábado a las 18 horas. Los artífices del final feliz de esta historia los han recibido en Barajas.

Hace un año, la noticia de su situación gracias a un reportaje de El Mundo, desató una ola de solidaridad de la ciudadanía española que ha acabado cambiando las de ambos jóvenes. Así lo han reconocido, entre sorbos del último café con hielo en el aeropuerto estambulita de Atatürk, antes de volar a España. “Mis sensaciones son indescriptibles”, reconoce Isa, de 28 años. “Nuestra vida recomienza ahora“.

Tras recibir su solicitud, la Universidad de Jaén decidió conceder a Mohamed e Isa -en castellano Jesús-  dos de las tres becas de un proyecto, pionero en el país, destinado a formar a refugiados. La institución sufragará sus gastos corrientes y educativos durante el primer año, en el que estudiarán castellano, y los siguientes, cuando Isa se incorpore a un grado de Derecho y Mohamed a uno de Historia del Arte.

“Gracias a la primera fase de estudio del español, podremos conocer a gente, lo que nos permitirá, a su vez, mejorar con el lenguaje. Cuidaremos nuestros estudios y nuestra universidad”, añade Mohamed, descendiente de refugiados palestinos, recordando que la beca exige asistencia y resultados académicos para renovarse. En el futuro quiero lograr subsistir por mis propios medios, ya que eso me satisfará a mí y a todos los que nos han ayudado a llegar a España”.

“Ajustamos la convocatoria a casos extremos”, explica el vicerrector de Internacionalización de la Universidad jienense, Sebastián Bruque, “estudiantes universitarios que, además de refugiados, pertenezcan algún sector de la población en alto riesgo, bien a una minoría religiosa, étnica, de tipo social o de orientación sexual”. Para entrar en España, Isa y Mohamed han obtenido un visado de estudiante; Acnur, mediadora en los procesos de solicitud y concesión de asilo, no tramitó los suyos.

“Quiero graduarme en derecho internacional para ayudar a mi país. Siria se merece lo mejor”, dice Isa, oriundo de la ciudad de Tabqa, ocupada por el Estado Islámico (IS) y sometida a la ofensiva kurdoárabe contra los yihadistas. “Mis padres siguen ahí. Hay treinta mil civiles están atrapados sin electricidad, comida ni agua“, alerta. Su preocupación contrasta con el rechazo de sus progenitores por su condición sexual. De hecho, por ello, ni él ni su novio han podido llamar a sus padres para celebrar su dicha.

“Creo que mi familia lo acabará entendiendo. Intentaré comunicarme con ellos en el futuro”, explica Isa, cuya hermana, residente en Beirut, es la única pariente con quien habla desde que huyó de Siria, en el verano de 2015. “Mis padres están en Damasco y temo por su vida. Intentaré contactar con ellos, aunque temo que mi padre vuelva a rechazarme. A diferencia de él, estoy seguro de que mi madre me quiere. Ojalá pueda contarle pronto lo que nos pasó, para que se pueda alegrar”, confiesa Mohamed.

La persecución de la población homosexual en Siria – policías sirios detuvieron y torturaron a Mohamed en el pasado -y un amor imposible en medio de la guerra forzaron su llegada a Turquía. El nuevo país, que acoge a más de tres millones de refugiados sirios, no fue su refugio seguro: al poco de llegar, engañándolos con una falsa promesa de empleo, unos individuos los secuestraron en Estambul, los llevaron a un descampado, les dieron una paliza y les robaron sus pertenencias, incluido el pasaporte.

El Mundo recibió su llamada de socorro desde la ciudad sureña turca de Mersin, donde se escondieron después de una segunda experiencia traumática que los dejó sin empleo por ser homosexuales. Vivían en un cuchitril a medio construir, en condiciones paupérrimas. Cuando su historia apareció en este diario ocurrió algo muy poco habitual: numerosos españoles, a título individual, contactaron con este periodista interesándose por ellos, ayudándolos incluso con dinero de su bolsillo.

El reportaje nos llegó al alma. Al leerlo, mi marido y yo nos pusimos a llorar. Lo primero que nos vino a la cabeza es ‘tenemos que hacer algo'”, recuerdan Ángel Grande y Ricardo Naranjo, una pareja de activistas por los derechos de las migrantes y LGTBI que tomó la iniciativa. “El trabajo previo que habíamos hecho con refugiados en Madrid, el haber sido conocido lo que pasan, sufren y viven, y lo duro de ponerte en sus pantalones y pensar en lo duro que lo pasaron fue lo que nos motivó”, añaden.

A través del colectivo Avanzamos Ganando Igualdad, impulsado por ambos, reuniendo a todo tipo de personas que, creían, podían contribuir a la causa. “Vivían en condiciones extremas. No podían pagar el alquiler, y el propietario los amenazaba con agredirles y llamar a la Policía. Estaban aterrados”, dice Ricardo. “Lo primero que hicimos fue enviarles dinero para el alquiler. Pudimos confirmar lo que decía el reportaje: nos decían que o se suicidaban o volvían a Siria para que los mataran”.

Al intenso seguimiento por parte de Sebastián Bruque y Ángel Grande del lento proceso de obtención de luz verde para viajar a España, se han sumado otros grupos: la organización para la Ayuda a Personas Refugiadas Sirias de Elche, Bienvenidos a España, la Federación de Entidades LGTBI y una larga lista de ciudadanos anónimos. “El principal escollo fue la falta de documentación, que exigió trámites muy largos”, señala Bruque, quien agradece a las autoridades españolas, turcas y palestina su cooperación.

“Hemos pasado mucho tiempo tensos y preocupados. Pero Sebastián y el resto de amigos, estando a nuestro lado, nos han hecho sentir seguros”, celebra Mohamed, agarrando fuerte el pasaje de avión. “Ha sido un camino largo y lleno de desventuras… nos sentimos como en un sueño”, reconoce Isa. Un sueño que, a diferencia del de los centenares de miles de refugiados todavía atrapados en limbos legales y territoriales, privados de una oportunidad para prosperar, se ha cumplido hoy.

Fuente El Mundo

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , ,

El caso de Jimena y Shaza, ya de vuelta en España, pone de manifiesto la vulnerabilidad de las personas LGTB en lugares como Dubái o Turquía

Martes, 2 de mayo de 2017

desaparecidasJimena Rico y su pareja, la egipcia Shaza Ismail, ya descansan en España, después de haber sido retenidas en Turquía y escapar de la trampa que les había preparado el padre de Shaza en Dubái. Su historia ha tenido un final feliz, pero lo sucedido pone una vez más en evidencia la vulnerabilidad de las personas LGTB en aquellos países en los que no gozan de ninguna protección frente a la discriminación de sus propias familias.

Jimena y Shaza se conocieron en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos. Jimena, que trabaja para una empresa londinense, se encontraba allí por motivos de trabajo. Shaza, miembro de una familia adinerada instalada en Dubái, marchó a Londres a hacer un curso y allí la pareja pudo por fin afianzar su relación. Fue desde la capital inglesa, ya segura de sí misma y con la salvaguarda que le daba la distancia, desde donde Shaza reveló por fin a sus padres que se había enamorado de otra mujer.

Sobre el papel, la familia de Shaza acepto su relación, pero lo cierto es que su padre acabó por tender a su hija una trampa. Le dijo que su madre había enfermado gravemente, y que quería verla. Shaza aceptó entonces volver a Dubái, pero Jimena, desconfiada, quiso acompañarla, y ello pese a que Emiratos Árabes Unidos castiga las relaciones homosexuales con penas de cárcel. Al llegar a Dubái sus temores se confirmaron. El padre de Shaza intentó retener a su hija en la casa familiar y ofreció a Jimena volver a Londres sola, a lo que ella se negó.

La pareja, ante la amenaza de acabar ante la justicia, consiguió finalmente escapar en un vuelo a Georgia, donde se refugiaron durante tres días en casa de unos amigos mientras consigue vuelo de regreso a Londres, pero el padre de Shaza acabó por interceptarlas en el mismo aeropuerto de Tiflis, la capital georgiana, donde les rompió incluso sus pasaportes. Tanto la pareja como el padre de Shaza, de hecho, fueron detenidos. Tras ser liberadas, las dos chicas se vieron obligadas entonces a escapar en autobús con destino a Estambul, en Turquía. Fue al llegar a la ciudad turca cuando el calvario de la pareja llega a su punto culminante: allí fueron detenidas e incomunicadas durante casi tres días en un centro de detención de mujeres. La familia y amigas de Jimena, de hecho, acabaron por denunciar públicamente su desaparición, angustiados por la posibilidad de que su vida corriese peligro.

Cuando por fin Jimena pudo contactar telefónicamente con su familia, esta le pidió que regresara a España aunque fuera sola, pero ella se negó a abandonar Turquía sin su novia. Finalmente, gracias a la presión de la propia Jimena (y seguramente también al revuelo mediático), el cónsul de España logró la deportación de las dos mujeres.

Ya en Torrox (Málaga), donde reside su familia, Jimena ha querido enviar un mensaje a través de Facebook a todas las personas que se han solidarizado con ellas, en el que agradece muy especialmente los esfuerzos de su amiga Tamara Romero, una de las que más activamente se movilizaron para conseguir su liberación. En el mensaje se puede comprobar que las dos chicas ya se encuentran bien, rodeadas de familia y amigos:

La historia de Jimena y Shaza ha tenido un final feliz, de lo que nos felicitamos. Ojalá se recuperen pronto del infierno que han vivido. Pero lo que les ha pasado no es más que una muestra más de la situación de extrema vulnerabilidad de las personas LGTB en países como Dubái (que diversos episodios que hemos recogido en el pasado en estas mismas páginas atestiguan) o Turquía, un país este en el que además se está produciendo un acelerado deterioro de la situación. El colectivo LGTB turco se enfrenta al autoritarismo creciente de Recep Tayyip Erdoğan, materializado por ejemplo en detenciones como las que recientemente han sufrido los activistas Levent Pişkin o Uğur Büber.

Países, además, en los que las personas LGTB no gozan de ninguna protección frente a la discriminación que sufren a manos de sus propias familias, como le ha sucedido a Shaza. Y es que, a diferencia de lo que sucede en otros colectivos minoritarios que son objeto de discriminación por razones étnicas o religiosas, los miembros del colectivo LGTB no pueden ni mucho menos dar por descontado el apoyo de sus familias, que muchas veces se convierten en sus principales enemigos.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

La española desaparecida en Turquía junto a su novia está detenida en Estambúl

Viernes, 28 de abril de 2017

desaparecidasLas noticias de la joven española desaparecida en Turquía junto a su novia de nacionalidad egipcia no eran demasiado halagüeñas. Por suerte, ambas jóvenes están vivas, según acaba de infomar TVE-1, aunque en estos momentos están detenidas por las autoridades turcas en Estambul al estar sin pasaporte, tal y como han confirmado fuentes de la Embajada de España en Ankara.

La familia de Jimena Rico denunciaba ante la Guardia Civil la desaparición de su hija, una joven de 28 años que intentaba huir de Turquía para escapar del padre de su novia, de nacionalidad egipcia. Según había denunciado la familia de esta joven malagueña, el padre de la pareja de Jimena no admitía la orientación sexual de su hija, y de hecho, la habría amenazado de muerte.

Parece ser que la última comunicación de Jimena Rico con la compañera con la que comparte piso fue el pasado lunes, y desde ese momento, no se habían producido más contactos con ella. La familia había informado que habló con Jimena el domingo, y que esta les advirtió que en el momento en que no diera señales de vida avisaran rápidamente a la policía por lo que hubiera podido pasar.

La española, que también posee la nacionalidad argentina, mantiene una relación con otra joven de nacionalidad egipcia. Y ambas habrían volado desde Londres hasta Dubái engañadas, pensando que la madre de Shaza, que así es como se llama la pareja de Jimena, estaba gravemente enferma. Una vez que la pareja se encontraba en Dubái, el padre de Shaza habría amenzado de muerte a su hija por tener una relación con otra mujer, denunciándola ante las autoridades del país, en el que la homosexualidad está prohibida.

Ante la situación, y para evitar ser encarceladas, las dos jóvenes tuvieron que huir de forma precipitada de Dubái hacia Georgia. Y justo cuando iban a coger un vuelo a Londres el pasado jueves, apareció nuevamente el padre de Shaza junto a los escoltas que siempre lo acompañan. Entonces, parece ser que se produjo un altercado en el que intervino la policía, y del que ambas pudieron escapar en dirección a la frontera turca. Precisamente, fue en Estambul desde donde se produjo la última comunicación de Jimena con su compañera de piso, informando que se dirigían hacia un hotel y después al consulado español, aunque lamentablemente las jóvenes no llegaron a ir a ninguno de estos destinos.

Por suerte, ambas jóvenes están vivas, y esperemos que las autoridades españolas hagan todo lo posible para conseguir que Jimena y Shaza jóvenes puedan ser liberadas y puedan volver pronto a suelo europeo para seguir viviendo con tranquilidad su historia de amor alejadas de la locura que acaban de vivir.

Más información | TVE, vía AmbienteG

General , , , ,

Mr. Gay Syria, el documental que narra la vida de los refugiados LGTB sirios en Turquía, lanza una campaña de crowdfunding.

Jueves, 23 de febrero de 2017

mgs_kkbb_1-1484846192Mahmoud y Husein son dos chicos gays que huyeron de Siria por dos motivos: la guerra y la homofobia. Cuando llegaron a Turquía sintieron que por fin podían quitarse la máscara, vivir en libertad y ser felices. Mahmud decidió entonces organizar un concurso secreto para elegir, entre todos los refugiados gays sirios al Mr. Gay Siria que compitiera en el certamen de Mr. Gay World. Era una forma no sólo de divertirse y conseguir que la comunidad gay se uniera y olvidara durante un rato todo lo que habían vivido, sino también de llamar la atención sobre la situación de los refugiados LGTB.

Por desgracia para Mahmoud y Husein, Turquía no es el paraíso LGTB que parecía. Hace un año la policía dispersaba la manifestación del Orgullo LGTB a base de pelotas de goma y gas lacrimógeno, un refugiado sirio gay fue cruelmente asesinado y poco después la activista trans Hande Kader aparecía brutalmente asesinada, mutilada y quemada.

La lucha por escapar de un país en el que tu vida corre peligro, el sufrimiento de acabar en otro que no te trata mucho mejor, las esperanzas por llegar a Europa y poder vivir tu vida con la misma tranquilidad con la que la vivimos cualquiera de nosotros… Todo eso es lo que Ayse Toprak, una cineasta afincada en Estambul, quiere contar en el documental Mr. Gay Syria.

La intención de Ayse es mostrar un lado de la mayor crisis humanitaria de nuestros tiempos que rara vez se cuenta; centrando esa historia en personajes reales, con nombre, algunos sin rostro por miedo a las represalias, pero con aspiraciones y sueños que nosotros damos por sentado pero que para ellos suponen una lucha constante que, a veces, les cuesta la vida.

El crowdfunding para que Ayse pueda terminar el documental se ha marcado un objetivo de 35.000€ y en poco más de 10 días ya lleva recaudada casi la mitad de esa cifra. Si quieres participar en la producción de este documental, pásate por la página de la campaña; o comparte el vídeo para que, entre todos, podamos dar voz a los que más la necesitan.

Fuente EstoyBailando

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.