Archivo

Archivo para Domingo, 26 de enero de 2014

Aviso importante: El Foro está activado.

Domingo, 26 de enero de 2014

Queridos hermanxs, la  web continúa pero los posts no pueden recuperarse. Comenzamos de nuevo y ya funcionan el Foro y todas las páginas.  

Gracias por estar aquí.

Mudejarillo

Tablón de Anuncios

Tu dulzura.

Domingo, 26 de enero de 2014

Del blog de la Communion Béthanie:

© Carmelo Blazquez 2013

Dame, Señor, la dulzura.

Esta cualidad que conoces por tu corazón.

La necesito para mí como para los demás.

Porque demasiado a menudo, me pongo nervioso.

Es mi naturaleza.

Dame esta dulzura.

Cuando me haya impregnado de ella, creo que romperé a hablar de nuevo.

Por el momento, grito, me enfado y pierdo paciencia.

¿ Por qué tanta insolencia?

Tu dulzura, Señor, no es una cualidad.

Es la misma expresión de tu Ser.

Tú que miras las cosas de verdad, puedes ayudarme a transformarme.

Tu dulzura en mi cuerpo, es el principio de la felicidad.

*
Daniel Federspiel, sdb
(Salesianos de Don Bosco)

***

Especialmente dedicado a nuestro querido hermano Álamo… él sabe por qué…

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , ,

“Algo bueno y nuevo”. 26 de enero de 2014. 3 Tiempo ordinario (A). Mateo 4, 12-23.

Domingo, 26 de enero de 2014

11-OrdinarioA3El primer escritor que recogió la actuación y el mensaje de Jesús lo resumió todo diciendo que Jesús proclamaba la “Buena Noticia de Dios”. Más tarde, los demás evangelistas emplean el mismo término griego (euanggelion) y expresan la misma convicción: en el Dios anunciado por Jesús las gentes encontraban algo “nuevo” y “bueno”.

¿Hay todavía en ese Evangelio algo que pueda ser leído, en medio de nuestra sociedad indiferente y descreída, como algo nuevo y bueno para el hombre y la mujer de nuestros días? ¿Algo que se pueda encontrar en el Dios anunciado por Jesús y que no proporciona fácilmente la ciencia, la técnica o el progreso? ¿Cómo es posible vivir la fe en Dios en nuestros días?

En el Evangelio de Jesús los creyentes nos encontramos con un Dios desde el que podemos sentir y vivir la vida como un regalo que tiene su origen en el misterio último de la realidad que es Amor. Para mí es bueno no sentirme solo y perdido en la existencia, ni en manos del destino o el azar. Tengo a Alguien a quien puedo agradecer la vida.

En el Evangelio de Jesús nos encontramos con un Dios que, a pesar de nuestras torpezas, nos da fuerza para defender nuestra libertad sin terminar esclavos de cualquier ídolo; para no vivir siempre a medias ni ser unos “vividores”; para ir aprendiendo formas nuevas y más humanas de trabajar y de disfrutar, de sufrir y de amar. Para mí es bueno poder contar con la fuerza de mi pequeña fe en ese Dios.

En el Evangelio de Jesús nos encontramos con un Dios que despierta nuestra responsabilidad para no desentendernos de los demás. No podremos hacer grandes cosas, pero sabemos que hemos de contribuir a una vida más digna y más dichosa para todos pensando sobre todo en los más necesitados e indefensos. Para mí es bueno creer en un Dios que me pregunta con frecuencia qué hago por mis hermanos.

En el Evangelio de Jesús nos encontramos con un Dios que nos ayuda a entrever que el mal, la injusticia y la muerte no tienen la última palabra. Un día todo lo que aquí no ha podido ser, lo que ha quedado a medias, nuestros anhelos más grandes y nuestros deseos más íntimos alcanzarán en Dios su plenitud. A mi me hace bien vivir y esperar mi muerte con esta confianza.

Ciertamente, cada uno de nosotros tiene que decidir cómo quiere vivir y cómo quiere morir. Cada uno ha de escuchar su propia verdad. Para mí no es lo mismo creer en Dios que no creer. A mí me hace bien poder hacer mi recorrido por este mundo sintiéndome acogido, fortalecido, perdonado y salvado por el Dios revelado en Jesús.

José Antonio Pagola

Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS
Anuncia la Buena Noticia de Dios. Pásalo

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

” Está cerca el Reino de Dios…”. Domingo 26 de enero de 2014 3º tiempo ordinario.

Domingo, 26 de enero de 2014

fishers of men 3Leído en Koinonia:

Is 8,23b–9,3:
Salmo responsorial 26:
1Cor 1,10–13.17:
Mt 4,12–23:

Es sabido que la liturgia católica está pendiente de una reforma sustancial, y la necesidad de reordenar la elección de los textos conforme a criterios nuevos y sobre todo explícitos no es la menor de ellas. La incorporación de la segunda lectura a la temática unitaria (en vez de que campe siempre por sus fueros propios), y la posibilidad de que sean varios los ordenamientos litúrgicos de los textos, según objetivos y necesidades distintas, a escoger según variables diversas, serían otras tantas posibilidades. Mientras, es bueno saber que la liturgia no «es» así, sino que la tenemos así a la espera de que llegue un momento más propicio para reactivar las tantas cosas que en la Iglesia católica están detenidas o en hibernación, a la espera de otra coyuntura.

La primera lectura parece haber sido escogido estrictamente por coincidir con la tercera lectura en una alusión geográfica a la zona de Zabulón y Neftalí, zona limítrofe de Israel en la que Jesús se vino a establecer. La segunda -como hemos dicho que sucede casi siempre- va por sus caminos propios, siendo puramente aleatorio que alguna vez encaje con el mensaje de las otras dos. Diríamos que el evangelio de hoy -dada la altura a la que estamos en el año litúrgico- se adecua bien a la altura que correspondería dentro de la vida de Jesús siguiendo un criterio simplemente cronológico: el inicio de su actividad pública, el comienzo del despliegue de lo que será el Jesús predicador del Reino en su plenitud.

Son bastantes los detalles que merecen comentario en este evangelio.

-Jesús comienza su actividad tomando como referencia los signos de los tiempos. Al menos el evangelista hace notar que no empezó Jesús sin más cuando quiso, sino al ver que habían encarcelado a Juan. Jesús reacciona ante los hechos de la historia que le rodea. No viene a cumplir una misión ya programada previamente y que ha de llevarse a cabo con indiferencia «pase lo que pase».

-Jesús «fue a vivir» a Cafarnaúm. Algunos exegetas (Nolan por ejemplo) hacen notar que «se estableció» allí, y que, probablemente, la que varias veces en los evangelios se cita como «su casa» sería casa no de Pedro, sino de Jesús… No hay seguridad, pero no es improbable. Una duda sobre esa imagen tan fácil que nos hemos hecho del Jesús evangelizador itinerante.

-El contenido de lo que sería la «primera predicación» de Jesús, o, más bien, la tónica dominante de la predicación de Jesús: la venida del Reinado de Dios, como buena noticia que invita al cambio… Hoy ya esto lo saben los niños en la catequesis parroquial, cuando hace cuarenta años lo ignoraban todos los cristianos adultos, incluidos los predicadores: que el centro de la predicación de Jesús fue el «Reinado de Dios», un concepto entre profético y escatológico… O sea: que Jesús no fue un predicador doctrinal teórico, ni un maestro de sabiduría religiosa, ni un asceta… sino un profeta dominado por la urgencia de una pasión, la pasión por el Reinado de Dios que él creía inminente…

-No era sólo un anuncio, sino una con-moción: Jesús anunciaba para empujar al cambio, para animar la esperanza en el cambio que Dios mismo estaba a punto de empujar… Por eso, su anuncio era para la conversión: «cambien su vida y su corazón porque el Reino de los Cielos se ha acercado», traduce la Biblia Latinoamericana.

-Aquí hay una doble dirección: hay que cambiar (convertirse) «porque» viene el Reinado de Dios, y, también, hay que cambiar «para que» venga, para hacer posible que venga, porque cambiando, en nuestro cambiar, ya está viniendo ese Reinado… Son las dos dimensiones: activa y pasiva, receptiva y provocativa, de contemplación y de lucha… sin unilateralismos.

-El carácter concreto del tipo de praxis que Jesús adopta, que no es la de transformar la sociedad él mismo directamente, con sus propias prácticas, no es la de afrontar directamente la tarea, sino la de enrolar a otros, convencer a otros para sumarse a la tarea, y para ello, dedicarse a desbloquear las mentes, a iluminar los corazones, abrir la visión de los demás… para que puedan incorporarse a la transformación de la sociedad. Si se nos permite decirlo así, Jesús, más que una práctica, asume una práctica teórica y simbólica. Él no se hace médico ni se dedica a curar a los enfermos, sino a dar la Buena Noticia, aunque salpica su predicación constantemente con «signos» de curación: «predicaba y sanaba». Teoría y práctica. Esta práctica era apoyo de aquella teoría, y la teoría no era realmente tal, sino una práctica teórica: Jesús ejercía de abridor de mentes, iluminador de corazones, generador de esperanza, transmisor de energías…

-En esa línea se puede enmarcar mejor aún lo de convertir a sus más allegados en «pescadores de personas» (no «de hombres»), lo que él mismo estaba siendo, lo que cualquier discípulo debe también ser. El expansionismo evangelizador misionero proselitista, el querer extender el cristianismo a todo el mundo haciendo tabla rasa de las demás religiones, ya no tiene lugar en una visión a la altura de los tiempos actuales. El ser realmente «evangelizador» apasionado por la Utopía del Reino (utopía que no es enemiga de las demás religiones ni pretende imponer ninguna cultura) sigue teniendo plenamente sentido.

Muchos detalles, muchos temas, en un evangelio sencillo pero enjundioso. Leer más…

General , , , , ,

Comienzo de la actividad de Jesús. Domingo tercero Tiempo Ordinario. Ciclo A.

Domingo, 26 de enero de 2014

He_Calling_Disciples_710Del blog El Evangelio del Domingo, de José Luis Sicre sj:

En los dos domingos anteriores estuvimos junto al río Jordán, para recordar el bautismo de Jesús y el testimonio que ofreció de él Juan Bautista. La liturgia da ahora un salto notable. Omite las tentaciones de Jesús (que se leerán el primer domingo de Cuaresma) y nos sitúa en un momento posterior, cuando Herodes, molesto por la predicación de Juan, decide meterlo en la cárcel. Lo que ocurre luego lo cuenta el evangelio de Mateo del modo siguiente (Mt 4,12-23). Este pasaje podemos dividirlo en tres partes.

 

1. LA ACTIVIDAD INICIAL DE JESÚS
            Al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan, se retiró a Galilea. Dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaúm, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se cumplió lo que había dicho el profeta Isaías: «País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló.» 
            Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo:
            ‒ Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.
           
            Quien se sienta desconcertado por la presentación inicial de Jesús, poniéndose en la fila de los pecadores para bautizarse, tiene motivos para desconcertarse todavía más al leer los comienzos de su actividad. Dicho en palabras muy rápidas, lo primero que hace es huir; lo segundo, actuar en la región más olvidada; lo tercero, repetir al pie de la letra la predicación de Juan Bautista. Pero todo esto encierra un misterio que Mt nos ayuda a desentrañar. Una vez más, para comprender este pasaje conviene compararlo con el de Marcos, que presenta los hechos del siguiente modo.
            «Cuando detuvieron a Juan, Jesús se fue a Galilea a pregonar de parte de Dios la buena noticia. Decía: Se ha cumplido el plazo, el reinado de Dios está cerca. Arrepentíos y creed la buena noticia».
            La breve noticia de Marcos contiene tres datos: 1) momento en que comienza a actuar Jesús; 2) lugar de su actividad (Galilea); 3) contenido de su predicación. Mt modifica el primero y el tercero y amplía el segundo.

 

            Momento de actividad

 

           Es una pena que los evangelistas sean tan sobrios, porque el primer dato resulta más profundo de lo que parece a primera vista. Jesús no empieza a actuar hasta que encarcelan a Juan Bautista. Como si ese acontecimiento despertase en él la conciencia de que debe continuar la obra de Juan.
           
Nosotros estamos acostumbrados a ver a Jesús de manera demasiado divina, como si supiese perfectamente lo que debe hacer en cada instante. Pero es muy probable que Dios Padre le hablase a Jesús igual que nos habla a nosotros, a través de los acontecimientos. Y el gran acontecimiento es la desaparición de Juan Bautista y la necesidad de llenar su vacío.
          
  Pero hay una diferencia muy sutil entre Mc y Mt. Según Mc, en cuanto encarcelan a Juan comienza Jesús a predicar. Según Mt, lo primero que hace Jesús es retirarse a Nazaret. Desde un punto de vista histórico y psicológico parece una interpretación más adecuada, que abre paso también a una visión más humana de Jesús, como si se tomase un tiempo de reflexión y decisión.

 

            Lugar de actividad

 

            Mc decía simplemente que «Jesús se fue a Galilea». La elección del lugar de actividad es sorprendente, más aún que en el caso de Juan Bautista. Juan no predica su mensaje de penitencia en Jerusalén, pero el lugar donde actúa está lleno de reminiscencias simbólicas. El desierto es el lugar donde se espera la manifestación de Dios. Jesús se retira a una región que carece de importancia dentro de la historia judía, incluso conocida con el despreciativo nombre de “Galilea de los paganos”.
           
Desde un punto de vista histórico, la elección de Galilea por parte de Jesús tiene sus ventajas y sus riesgos. Ventajas: moverse en una región conocida, y la posibilidad de escapar fácilmente hacia el norte en caso de persecución. Riesgo: proclamar su mensaje en la zona más politizada de Palestina, en un ambiente bastante revolucionario, que se presta a graves conflictos.
           
Dentro de Galilea, escoge Cafarnaúm, ciudad de pescadores, campesinos y comerciantes, lugar de paso, que le permite el contacto con gran variedad de gente y un fácil acceso a los pueblecitos cercanos.
          
  Sin embargo, Mt ve las cosas de forma distinta que el historiador moderno. La elección de Galilea le recuerda una profecía de Isaías, en la que se habla de las terribles desgracias sufridas por esa región durante la invasión asiria del siglo VIII a.C. y se le anuncia la salvación para el futuro.
         
   Para Mateo, lo esencial es que Jesús no va a dirigirse a la gente importante, a los que pueden cambiar el mundo, sino a “los que habitan en tinieblas”, “los que habitaban en tierra y sombra de muerte”. La gente más despreciada y olvidada (campesinos y pescadores) será el primer auditorio de Jesús. Para ellos se convierte en una “gran luz”.

 

            El mensaje inicial

 

   Mc dice: «Se ha cumplido el plazo, el reinado de Dios está cerca. Arrepentíos y creed la buena noticia». La fuerza recae en la inminencia del reinado de Dios, con lo que supone de buena noticia que exige el arrepentimiento. Estas palabras podían provocar la impresión ‒y de hecho la crearon‒ de que el fin del mundo era inminente. Las primeras comunidades cristianas vivieron casi con angustia esta sensación.
         
   Mt, que escribe hacia los años 70/80, quiere evitar este equívoco y, al mismo tiempo, subrayar la idea del arrepentimiento. Para ello, las dos afirmaciones de Mc las resume en una sola: «arrepentíos, que el reinado de Dios está cerca“. Al suprimir las palabras “se ha cumplido el plazo”, evita la impresión de que el fin del mundo es inminente.
          
  Por otra parte, aunque este resumen del mensaje coincide por completo con el de Juan Bautista (3,2), no debemos interpretarlo como falta de originalidad por parte de Jesús, sino como un acuerdo básico con la predicación de Juan. Ambos coinciden en lo esencial y esto debe provocar en el lector del evangelio el interés por el tema. De hecho, Mt esta insinuando aquí lo que será el contenido primario del mensaje de Jesús: en qué consiste el Reino de Dios y cómo se puede formar parte de él.

 

2. LOS PRIMEROS DISCÍPULOS
            Pasando junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo:
            ‒ Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres.
            Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
            Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.
            La segunda escena es capital para comprender a Jesús. Desde el primer momento busca unos discípulos que le acompañen y ayuden en su tarea. No es el predicador solitario, ni el individualista que piensa poder hacerlo todo por sí solo.
           
En este contexto encaja el llamamiento de los cuatro primeros discípulos: Pedro y Andrés, Santiago y Juan. Mateo, siguiendo a Marcos, presenta los hechos de la forma más normal del mundo. «Paseando junto al lago de Galilea vio a dos hermanos…» Esto provoca extrañeza en el lector. ¿Es posible que cuatro muchachos sigan a Jesús sin conocerlo? Quien ha leído el evangelio de Juan sabe que Jesús los conoció cuando el bautismo.
           
Pero estos detalles psicológicos e históricos no les interesan a Mt y Mc, que prefieren presentar de forma radical el seguimiento de Jesús. El relato de Mt es casi idéntico al de Mc. Sólo hay una diferencia de detalle, que puede parecer mínima, pero que considero significativa. Mc dice que Santiago y Juan, al ser llamados por Jesús, «dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él». Mt suprime la mención de los jornaleros, con lo cual la escena resulta más dura para el padre y los hijos. Resuena aquí el tema del seguimiento de Jesús, que será esencial en el evangelio.

 

3. RESUMEN
            Recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo.
            Esta frase tan breve puede pasar desapercibida. Pero supone un complemento esencial a lo dicho en el punto 1. Allí, la actividad de Jesús se centra en la enseñanza. Aquí, la enseñanza va acompañada de la acción: recorre, enseña, proclama, cura.
Curar enfermedades y dolencias ocupa gran parte del tiempo de Jesús. Hace dos domingos, Pedro resumía todo con las palabras: «pasó haciendo el bien».
Pero hay en este resumen algo que generalmente no valoramos: Recorría toda Galilea. Supone esfuerzo, sacrificio, pasar de 38º en el lago a pueblecillos nevados en invierno. Por eso añado un complemento sobre esta región tan importante en la vida de Jesús.

 

COMPLEMENTO: GALILEA

 

           «Quedaba comprendida entre el Jordán, el Líbano, la llanura fenicia, el monte Carmelo y la llanura de Yezrael. Sus dimensiones eran 70 km de largo por 40 de ancho. Según Josefo estaba dividida en dos regiones, la Alta y la Baja, delimitadas geográficamente por el valle que corre hacia Tolemaida (Acco). La Alta Galilea se sitúa entre los 600 y los 1200 m con el Jermak como altura máxima. En cambio, la Baja Galilea está entre los 300 y los 600 m: el monte más alto, el Tabor, tiene 588 m.

 

En la Baja Galilea comienza Jesús su actividad y en ella reside la mayor parte del tiempo. No debemos imaginarla como una zona pobre y marginada. La antigua alusión que encontramos en el libro de Isaías (“Galilea de los paganos”) ha jugado una mala pasada a muchos lectores del evangelio. Es cierto que en el Antiguo Testamento Galilea cuenta muy poco. Pero en tiempos de Jesús era una zona rica, importante y famosa, como afirma Flavio Josefo en el libro tercero de la Guerra judía (BJ III, 41-43).

 

Wilkinson admite para Séforis una población de 50.000 habitantes; Josefo indica 40.000 para Tariquea y Jotapata; y para Jaffa, el “pueblo” más grande de Galilea, muy cercano a Nazaret, 17.130 personas. Según Wilkinson, ya que Josefo habla de 204 pueblos, admitiendo un promedio de 500 habitantes, tendríamos unos 365.000 para toda Galilea.

 

Más importante que el número es la población en sí misma. Galilea, tras numerosas vicisitudes, en tiempo de Jesús se ha estabilizado como región judía. Sólo en Séforis y Tiberíades abunda el elemento pagano. Sin embargo, los judíos del sur no sentían gran estima de los galileos: “Si alguien quiere enriquecerse, que vaya al norte; si desea adquirir sabiduría, que venga al sur”, comentaba un rabino orgulloso. Y el evangelio de Juan recoge una idea parecida, cuando los sumos sacerdotes y los fariseos dicen a Nicodemo: “Indaga y verás que de Galilea no sale ningún profeta” (Jn 7,52).»

 

Tomo estos párrafos de José Luis Sicre, El cuadrante. Parte IILa apuesta, Editorial Verbo Divino, Estella 1997, p. 45-46. Todo el capítulo 2 de esa obra lo dedico a “La tierra que conoció Jesús” (págs. 29-52).

Biblia, Espiritualidad , , , , ,

“Que nadie venga a salvarnos de nuestra homosexualidad”

Domingo, 26 de enero de 2014

lesbianas-cristianos-Aldarte-reune-oracion_EDIIMA20140124_0200_4Leemos en El Diario Norte:

El grupo de gays y lesbianas cristianos de Aldarte se reúne para la oración. /G. A.

El grupo de gays y lesbianas cristianos de Aldarte cumple 15 años como una de las iniciativas más activas de la asociación.

Lamentan que la iglesia abra sus puertas a que personas no creyentes celebren sus bodas “por tradición o por puro teatro” mientras que se las cierra a ellos a pesar de que su fe es sincera.

Su objetivo no es la reivindicación sino convertirse en un punto de encuentro para personas con creencias y sexualidad similares que no encuentran su espacio en sus parroquias.

Parece mentira que haya cristianos capaces de hacernos tanto daño cuando en el Evangelio se habla de todo menos de eso“, se lamentan sobre el trato que reciben en ocasiones.

 Si escuchan con atención los mensajes que lanza de vez en cuando la jerarquía eclesiástica parece que ser homosexual y creyente es completamente incompatible. Nada más lejos de la realidad, el grupo cristiano de Aldarte, centro de atención a gays, lesbianas y transexuales de Euskadi lleva ya 15 años funcionando como único punto de encuentro vasco para personas que comparten creencias y sexualidad. A lo largo de los años han recibido a personas que han sufrido el rechazo de sus congregaciones, pero ellos miran al futuro con optimismo y un mensaje claro: “No aceptamos que nadie venga a salvarnos de nuestra homosexualidad”.

Para celebrar su aniversario, Galigay, es el nombre que se pusieron hace quince años aunque ahora les gustaría cambiarlo para incluir también a las lesbianas, ha invitado a Eldiarionorte.es a asistir a una de sus reuniones. Ésta tiene lugar en las oficinas de Aldarte en Bilbao y a ella acuden Fernando, Elena, Txema, Roberto, Begoña y Ander, seis de las nueve personas habituales del grupo. En una distendida conversación, charlan sobre su pasado, presente y futuro. No evitan ningún tema por polémico que sea, pero desde el primer momento dejan bien claro que su objetivo no es reivindicar nada. “Somos sólo un grupo de personas con dos cosas en común: somos cristianos y además gays o lesbianas”, comenta Elena.

El grupo lo crearon Elena y Txema hace quince años con la ayuda de una congregación similar que ya existía en Cantabria. “Asqueados de los palos que nos daba la Iglesia les pedimos ayuda para montar algo similar a lo que tenían ellos”, relata Txema. “Pero no nos juntamos como un grupo de protesta sino como un grupo de fe”, añade. En un primer momento, la mayor parte de sus compañeros llegaron después de sentir que no encajaban en sus comunidades. “También hemos tenido gente que no sentía un rechazo directo, pero no acababan de encajar porque no podían compartir su vida con el resto de creyentes a un nivel completo”, apunta Elena.

Con el tiempo, la situación ha mejorado, pero todavía les llega gente “que viene rebotada de sus parroquias”. De todas formas, este perfil no responde a todos los miembros de Galigay. Txema, por ejemplo, siempre ha sido y sigue siendo “muy activo” en su congregación y además se siente aceptado dentro de ella. En líneas generales, además, ven que la evolución ha sido “para mejor”.

El grupo organiza dos oraciones al año, una de ellas coincidiendo con el día internacional contra la homofobia que se celebra el 17 de mayo y otra en navidades. “Desde hace unos años vienen sacerdotes y monjas a participar voluntariamente y son plenamente conscientes de dónde se meten”, ilustra Elena. “Hace 15 años ni se nos ocurría pensar en algo así”, añade Txema. También organizan un par de retiros anuales, uno de ellos lo celebran en un convento de hermanas Trinitarias de Suesa, donde son muy bien recibidos. “Se acercaron ellas al grupo después de leer sobre nosotros en la prensa y desde entonces las visitamos una vez al año”, explica Elena. Y no se trata de un intento de ‘salvar su alma’. “¡No, no, para nada! Nos aceptan con total naturalidad e incluso nos preguntan por nuestras parejas”, agrega.

“Hay mucha gente que no entiende que seamos cristianos sobre todo después de los palos que de vez en cuando nos da la iglesia”

Aunque no sea lo habitual, Galigay sí ha recibido la visita puntual de creyentes que se acercaban a ellos para ‘curarles’, en parte porque tienen su puerta abierta a todos los que quieran acercarse. “Tuvimos una experiencia con alguno que vino a salvarnos, pero a esos los echamos rápido”, rememora Begoña. “La compasión nos sobra, nadie nos puede decir cómo vivir la fe”, le refuerza Elena. También les ha ocurrido lo contrario y se han encontrado con falta de comprensión dentro del colectivo de gays y lesbianas lo que, a su juicio, “es igual de negativo”. “Hay mucha gente que no entiende que seamos cristianos sobre todo después de los palos que de vez en cuando nos da la iglesia”, argumenta Elena.

En cualquier caso, han aprendido a convivir con el rechazo y no por ello son menos felices. Sin embargo, hay detalles que les molestan. Ander, uno de los miembros más jóvenes del grupo, no entiende que la Iglesia se niegue todavía a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. “Priorizan a cierto tipo de gente que sólo se casa por tradición o por puro teatro y a nosotros nos lo niegan”, se lamenta. “¡Para nosotros una boda por la Iglesia significaría algo porque nuestra fe es sincera!”, añade.

Aunque en la actualidad sean menos numerosos, a lo largo de los años también han sufrido ataques directamente dirigidos contra ellos. “Parece mentira que haya cristianos capaces de hacernos tanto daño cuando en el Evangelio se habla de todo menos de eso”, critica Elena. Sin embargo, ven ciertos signos de progreso y creen que el talante del Papa Franciso es “completamente diferente a lo anterior”. “Parece que sí quiere hacer cosas y de buenas a primeras a Rouco se lo va a llevar a Roma”, apunta Txema. “Nosotros aspiramos a que nos reciba”, añade Elena con sorna. El principal problema que observan ahora está en la enorme jerarquía eclesiástica que el Papa debería cambiar “de arriba abajo” para poder solucionar por completo el problema. “¡Y eso le puede llevar cien años!”, exclama Txema.

Colaboración con Pagola

Ahora mismo el grupo está colaborando con el sacerdote y escritor José Antonio Pagola de cara a la publicación de su próximo libro. Se pusieron en contacto con él hace dos años para que acudiera como ponente a alguna de sus sesiones y les propuso colaborar en la interpretación de algunos extractos del Evangelio. Como la propuesta encajaba dentro de su línea de trabajo habitual, en la que priman los debates sobre textos bíblicos, el grupo aceptó. Ahora esperan tener sus reflexiones terminadas para mayo de este año, cuando se cumplen dos años exactos desde que empezaron.

Mientras tanto, seguirán reuniéndose cada dos semanas en las oficinas de Aldarte de Bilbao donde tienen sus puertas abiertas “a todo el mundo, aunque sólo vengan por curiosidad”. Lanzan una invitación a todos los gays y lesbianas cristianos que todavía no hayan conseguido lidiar con el rechazo. “Lo importante es que eviten la culpabilidad, que no se repriman y sepan que se puede ser muy feliz”, sentencia Elena.

Cristianismo (Iglesias), General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

Comunicado oficial de CRISMHOM ante las declaraciones del cardenal Fernando Sebastián.

Domingo, 26 de enero de 2014

screenshot011Nota de Prensa:

Desde CRISMHOM (Cristianas y Cristianos de Madrid LGTB+H) nos sentimos apenados, nuevamente, por declaraciones de este tipo por parte de algunos de los jerarcas de la Iglesia católica. Manifestamos un rechazo absoluto y profundo ante las convicciones y declaraciones del cardenal Fernando Sebastián.

En primer lugar, nos entristece la gran desinformación que tiene sobre sexualidad y nuestra realidad, asegurando que con un tratamiento puede recuperarse como si de una enfermedad se tratase. La homosexualidad no es una enfermedad. Es una manifestación minoritaria no patológica de la sexualidad humana. Y minoritaria no significa enfermedad ni algo moralmente malo o negativo, sino simplemente diferente de la mayoría. La OMS (Organización Mundial de la Salud) y la APA (American Psychological Association) retiraron la homosexualidad como enfermedad hace muchas décadas.

Sus desafortunadas palabras están causando un daño terrible e irreparable para muchas personas. Creemos que esta actitud está radicalmente alejada del Evangelio y del mensaje de Jesús, ya que nos estigmatiza y nos trata como gente de la que hay que tener misericordia como si fuésemos ciudadanos y ciudadanas de segunda clase.

Por otra parte, afirma que la homosexualidad es una deficiencia. Esta opinión nos llena de tristeza, pues de nuevo somos testigos de los prejuicios y condenas apresuradas sobre nuestra realidad afectiva y sexual. De nuevo se nos tilda de no ser normales, de tener una “sexualidad deficiente”, de estar perdidos en una sexualidad enferma. Nuestra afectividad también nos mueve a amar y a darnos enteramente a otra persona. Y el Amor es algo puesto en nuestros corazones por Dios.

Una vez más tenemos que escuchar (y esta vez con tono lastimero) que la sexualidad es algo que se puede “reconducir” y que algo tan importante como la afectividad y la expresión de la misma entre dos personas, independientemente de su sexo, es banalizado y comparado de nuevo con una enfermedad.

Desde Crismhom, creemos y reiteramos que la homosexualidad no es una enfermedad, y que no puede vivirse con culpa, miedo u ocultamiento. Además, estamos convencidos de que la sexualidad humana es demasiado rica para reducirla al aspecto procreativo. El placer, el diálogo, la intimidad, la comunión… también son aspectos de la sexualidad humana que las personas homosexuales vivimos plenamente como expresión del amor mutuo y la entrega recíproca, que es también expresión del amor que Dios ha derramado en nuestros corazón, porque Dios es amor y quien ama ha conocido a Dios.

La homosexualidad puede vivirse desde el amor entre dos personas que son hijas o hijos de Dios.

La homofobia, sin embargo, es un sentimiento humano que no proviene de Dios, sino de los hombres.

Junta Directiva de CRISMHOM

Iglesia Católica, Tablón de Anuncios , ,

Fuerte impacto mediático y numerosas reacciones a las declaraciones homófobas del nuevo cardenal español, Fernando Sebastián. ACTUALIZACIÓN (23/01): presentan denuncia ante la Fiscalía

Domingo, 26 de enero de 2014

011314_2220_lafamiliayl1El obispo de Málaga justifica a Sebastián

A propósito de las deficiencias

Besada en la Catedral de Málaga en repudio al cardenal Fernando Sebastián

Las recientes declaraciones homófobas del que será uno de los primeros cardenales nombrados por el papa Francisco, Fernando Sebastián, han provocado una fuerte conmoción, tanto en España como fuera de ella. Las reacciones de condena se han sucedido y desde algunos colectivos se reclama la intervención de la fiscalía.

Sebastián calificaba la homosexualidad, en una entrevista al diario Sur publicada el domingo, de “deficiencia tratable”, algo que según él no era un insulto (llegó a hacer una analogía con la hipertensión arterial que él mismo padece). El hecho de que las declaraciones no procedan de un simple obispo, sino nada menos que de uno de los primeros cardenales nombrados por Francisco, ha generado especial impacto. Todos los medios españoles las recogieron, pero además la noticia dio la vuelta al mundo y fue reproducida por numerosos medios internacionales, tanto de habla hispana como de otros ámbitos habitualmente poco interesados en lo que puedan decir los obispos españoles (medios, por mencionar algunos ejemplos, de Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Estados Unidos…). Por no hablar de numerosos medios LGTB de prestigio, como Yagg (Francia), queer.de (Alemania), Gay Star News (Reino Unido), Gay.it (Italia), Towleroad (Estados Unidos), etc.

Por lo que se refiere a las reacciones, algunas de las más duras han sido como era de esperar, las de las asociaciones y colectivos LGTB. La confederación COLEGAS lanzó de inmediato un comunicado condenando “duramente” las palabras del cardenal e instándole a rectificar, al tiempo que expresaba que “el Papa Francisco no debería nombrar cardenales que defiendan públicamente estos planteamientos si quiere una Iglesia más inclusiva y abierta tal como dejaba entrever en diversas manifestaciones sobre el tema de la homosexualidad en los últimos meses”. Por su parte, la FELGTB se expresaba por boca de su presidenta en la Cadena Ser el lunes por la mañana y poco después emitía otro comunicado en el que instaba a la Iglesia católica a “frenar su batalla homófoba contra la ciencia”. Para la FELGTB, “el enfrentamiento de la Iglesia con la ciencia ha sido continuo y le ha llevado a pedir perdón en numerosas ocasiones. Mantener que la homosexualidad es una patología es una aseveración anticientífica, una forma de ponerse en ridículo y de perpetuar el estigma contra el colectivo de la diversidad sexual y de género”. En palabras de su presidenta, Boti García Rodrigo, “no queremos que la Iglesia católica pida perdón a nuestro colectivo dentro de 200 años por el dolor que nos está infringiendo hoy su jerarquía. Queremos que sean conscientes de que sus palabras incitan al odio, a un sufrimiento que puede llevar al suicidio a nuestros jóvenes. Son palabras inmorales que no se pueden permitir en ninguna organización integrante de una sociedad democrática”.

Otros colectivos LGTB también han mostrado su rechazo. Es el caso de la Federación Andaluza Arco Iris, que por boca de su presidente Gonzalo Serrano ha acusado al nuevo cardenal de incitar a la homofobia, “ya que aprovecha su proyección pública como representante de la Iglesia católica para fomentar el rechazo social hacia las personas homosexuales”.  Su comunicado refiere además que la asociación de padres y madres con hijos homosexuales Familias por la Diversidad “ha hecho llegar una carta al nuevo cardenal en la que le piden una rectificación y le explican que la homosexualidad no es una enfermedad ni se puede curar o tratar”. Y el colectivo LGTB cristiano Ichthys, de Sevilla, ha hecho pública una nota en la que dicen estar “cansados de que se nos haga daño en nombre de Dios”. “No necesitamos lástima de nadie. Monseñor Sebastián, como otros prelados y hombres de nuestra Iglesia, Usted tiene todo nuestro respeto, pero nosotros tenemos el deber de decir que ninguna de sus palabras son Palabra de Dios. Y, desde esa premisa, no nos ofenden sus declaraciones sino el daño que hacen a personas que no sabrán mirar más allá del bonete cardenalicio. Ichthys lucha para que cristianas y cristianos alejados de la Iglesia y de Dios a causa de declaraciones similares a las suyas, Sr. Sebastián, descubran que Jesucristo las ama tal y como son, sin menospreciar un solo pelo de su cabeza”, expresa este colectivo.

Desde los partidos políticos también ha habido algunas reacciones. Para el grupo sectorial LGTB del PSOE las declaraciones de Sebastián contribuyen a “fomentar la discriminación y la homofobia”. Señalan igualmente que “una organización tan importante como la Iglesia católica debería respetar estos principios y ha alertado de que manifestaciones como las del cardenal Sebastián contribuyen a perpetuar la discriminación y la violencia que encontramos en muchos países contra las personas LGTB”. Una valoración que ha hecho suya la secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié.

Críticas desde el entorno católico

También ha habido reacciones críticas desde el propio entorno católico. Desde el portal Religión Digital su director, José Manuel Vidal, plantea a Fernando Sebastián la alternativa entre “enrocarse” o “pedir perdón”. “A mi juicio, sus declaraciones están produciendo un daño enorme a la Iglesia y al Papa que lo eligió para crearlo cardenal. Por eso y aunque no soy nadie para darle consejos, me atrevo a pedir, con todo el respeto y el aprecio que le tengo, que rectifique públicamente. Convoque, cuando antes, una rueda de prensa con un único punto: pedir perdón. Primero a los homosexuales. Después, al Papa y a la Iglesia”, escribe Vidal.

Incluso una página de los jesuitas dedicada a pastoral ha publicado un texto titulado ¿Deficiencias?”. en el que su autor, José María Rodríguez Olaizola, opina que “lo que plantea el cardenal es parte de esas percepciones que están atascadas en otras sensibilidades y otras épocas. Creo que estamos suficientemente preparados para un discurso mucho más respetuoso, plural y complejo sobre el amor, la diversidad y las diferencias… Siento el dolor causado a personas homosexuales, también de iglesia, que se sienten, una vez más, incomprendidas y atacadas, por más que se quiera envolver el discurso en una palabra amable”. Las palabras de Sebastián sí han encontrado defensa, como era de esperar, en las páginas web católicas más conservadoras.

¿Prosperaría una denuncia penal?

Otra cuestión que se ha planteado es la de si estas declaraciones pueden ser denunciables o no. Eugeni Rodríguez, portavoz del Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) y presidente del Observatorio contra la Homofobia ha declarado queesta expresión atenta contra el marco jurídico español que protege como derecho fundamental la dignidad y la no discriminación en el artículo 18 y 14 de la Constitución” y ha solicitado al fiscal general del estado que abra diligencias contra el cardenal.

Expertos legales consultados por infoLibre ven sin embargo muy difícil que las declaraciones de Sebastián puedan tener reproche penal. Según el catedrático en Derecho Penal Joan Josep Queralt, “las palabras del cardenal son una estupidez, pero convertirlas en delito es darles mucha importancia“. Según él, “no es un caso claro” de incitación al odio, y demostrar que las palabras son “penalmente reprochables requeriría mucho trabajo“. Según el catedrático en Derecho Constitucional Juan José Solozabal “las declaraciones no se sostienen y son lamentables, pero de ahí a que sea delito… La libertad de expresión tiene márgenes muy amplios“. El también catedrático en Derecho Constitucional Miguel Revenga sugiere como alternativa la vía civil por lesión al derecho al honor. “Dudo que tenga reproche penal, creo que no, pero hay una base: aunque no es un caso de incitación al odio es dañino, y humilla a un colectivo amplio”, sostiene.

Más allá de este debate, lo que sí se ha puesto en marcha es una iniciativa en la plataforma change.org para solicitar al papa Francisco que suspenda la designación como cardenal por su “incurable homofobia” firmada por David Andina, miembro del consejo de dirección de UPyD (y secundada por cierto por varios diputados de ese partido, como Toni Cantó o Irene Lozano). El enlace para la petición lo encontráis aquí.

Actualización (23/01/2014)

Por lo pronto la confederación COLEGAS ha denunciado las declaraciones de Fernando Sebastián ante la Fiscalía de Málaga, actual provincia de residencia del nuevo cardenal.

Según argumenta la denuncia, Sebastián habría podido incurrir en alguno de los supuestos tipificados en el artículo 510 del vigente Código Penal, que castiga con prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses a quienes “provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía” y a los que “con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía”.

El presidente de COLEGAS, Francisco Ramírez, ha admitido sin embargo en declaraciones al diario El Mundo que las declaraciones de Sebastián pudieron haberse sacado de contexto o hacerse “desde el desconocimiento”, por lo cual ha le ha invitado a mantener una reunión y “conocer nuestra realidad antes de hablar”. “A lo mejor monseñor Sebastián no ha pretendido ofender; pero sí ha ofendido (…) Mucho de lo que dice se debe a que él no ha tenido cercanía con nadie que viva la homosexualidad de forma normalizada”, ha añadido Ramírez.

Fuente Dosmanzanas:

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El primer cardenal español de Francisco: “muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar con un tratamiento adecuado”.

Domingo, 26 de enero de 2014

fernando-sebastian-papa-franciscoFernando Sebastián, de 84 años y arzobispo emérito de Pamplona, es uno de los 19 primeros elegidos por el papa Francisco para ser nombrados cardenales (y el único español entre ellos). En entrevista concedida al diario Sur, el nuevo príncipe de la Iglesia no ha dejado pasar la oportunidad para hacer gala de su homofobia, calificando la homosexualidad de “deficiencia” y defendiendo que esta se puede tratar, en lo que supone el enésimo guiño de la jerarquía católica a las peligrosas “terapias reparadoras”. Fernando Sebastián ha querido además dejar muy claro que el tan cacareado cambio de actitud del nuevo papa hacia las personas LGTB no implica cambio doctrinal alguno en la condena de las relaciones homosexuales.

Las declaraciones de Fernando Sebastián -colaborador en su día del cardenal Tarancón y considerado uno de los representantes del sector “moderado” de la Iglesia católica española– se produjeron como respuesta a una pregunta sobre las ya conocidas palabras del papa Francisco en las que este hacía un llamamiento a la jerarquía a hablar menos de temas como el matrimonio igualitario o el aborto. “Vamos a desobedecer un poco al Santo Padre que ha dicho que los curas no deberían estar todo el tiempo hablando de los homosexuales, el aborto y el preservativo. Ya es famosa su frase sobre los gays en la que afirmó él no era nadie para criticarlos. ¿La comparte?”, pregunta el periodista a Sebastián.

El que será nuevo cardenal de la Iglesia no solo no obedece la consigna de Francisco, sino que aprovecha para hacer gala de la peor homofobia, aquella que viste de comprensión lo que no es sino defensa de los principios más crueles. “El Papa extrema los gestos de respeto y estima a todas las personas, pero no traiciona ni modifica el magisterio tradicional de la Iglesia. Una cosa es manifestar acogida y afecto a una persona homosexual y otra, justificar moralmente el ejercicio de la homosexualidad. A una persona le puedo decir que tiene una deficiencia que es lo que es, pero eso no justifica que deje de estimarla y ayudarla. Creo que esa es la postura del Papa, lo mismo respecto del matrimonio homosexual o los divorcios. Vamos a estar a su lado, pero la Iglesia no puede cambiar las exigencias de la moral. El amor siempre pide fidelidad y ser irrevocable. El amor humano es lo que es y la Iglesia tiene que defender la verdad y la autenticidad profunda del hombre, ayudando a todos, a los que lo realizan bien y a los que se equivocan o fallan”, responde.

En ese momento el periodista rescata de la respuesta de Sebastián la palabra “deficiencia” y le pide una aclaración. “Ha mencionado la palabra deficiencia. ¿Entiende como tal la homosexualidad desde el punto de vista de la moralidad?”, pregunta.

“Sí. Muchos se quejan y no lo toleran, pero con todos los respetos digo que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación. Una homosexualidad que no puede alcanzar ese fin está fallando. Eso no es un ultraje para nadie. En nuestro cuerpo tenemos muchas deficiencias. Yo tengo hipertensión, ¿me voy a enfadar porque me lo digan? Es una deficiencia que tengo que corregir como pueda. El señalar a un homosexual una deficiencia no es una ofensa, es una ayuda porque muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar y normalizar con un tratamiento adecuado. No es ofensa, es estima. Cuando una persona tiene un defecto, el buen amigo es el que se lo dice”, responde Sebastián…

Tropezón de imagen para Francisco

Las declaraciones de Fernando Sebastián casan mal con la imagen que el papa Francisco se esfuerza en transmitir, más “amable” con la realidad homosexual sin que ello suponga cambio doctrinal alguno por parte de la Iglesia católica. Además de las declaraciones ya mencionadas arriba, a lo largo de los últimos meses nos hemos hecho eco de algunos de estos “signos de apertura”: menciones tangenciales a la homoparentalidad, inclusión de preguntas sobre el tema en el cuestionario de preparación del Sínodo extraordinario sobre la Familia, envío de una respuesta a una carta enviada por una organización cristiana LGTB o por ejemplo las famosas declaraciones del papa durante su viaje de vuelta de la Jornada Mundial de la Juventud, afirmando que “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo?”.

De hecho, quedando cada vez más claro que no habrá cambio doctrinal alguno, estas señales no se han traducido ni siquiera en una reducción de las declaraciones homófobas por parte de la jerarquía. Barbaridades como las pronunciadas por el párroco de El Burgo Ranero sobre el cáncer de Pedro Zerolo, por el obispo de Segorbe-Castellón (que llegó a culpar al matrimonio igualitario del desarrollo de un “clima de violencia”) o las ya habituales diatribas del obispo de Alcalá de Henares han seguido produciéndose, por mencionar solo algunos ejemplos cercanos.

Fuente Dosmanzanas:

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Arzobispo alemán recomienda a gays y lesbianas la confesión y la oración en lugar de salir públicamente del armario.

Domingo, 26 de enero de 2014

dbk_schickInforma Dosmanzanas de las cada vez más frecuentes salidas del armario de personajes conocidos, y el ejemplo que puede suponer para otros, parecen no sentarle nada bien a algunos miembros de la jerarquía católica. El arzobispo de la ciudad alemana de Bamberg, Ludwig Schick, se ha posicionado en contra de la visibilidad homosexual y ha recomendado como alternativa la confesión del “pecado”.

En un documento titulado Arrepentimiento y propósito de enmienda en lugar de salir del armario en los medios, hecho público el pasado día 12, el prelado se lamenta de que “la conciencia del pecado se ha reducido casi a la nada”. Los “pecados y debilidades”, según Schick, se deberían reconducir con “el arrepentimiento y la oración” por medio del “sacramento de la confesión”, en lugar de la aceptación y la visibilidad públicas.

El comunicado del arzobispo de Bamberg supone sin duda una alusión indirecta a la muy comentada salida del armario del exfutbolista alemán Thomas Hitzlsperger, que se produjo apenas unos días antes. Schick ya era, además, conocido por sus posiciones homófobas. En 2004 se mostró en contra de la igualdad legal entre las parejas del mismo y de distinto sexo y en 2009 declaró que las familias homoparentales no son “lo mejor para los niños.

Obispo suizo propone negar la comunión a gays y lesbianas

Pero la del prelado bávaro no se trata de la única declaración de carácter homófobo por parte de un miembro de la jerarquía católica que hemos conocido en los últimos días. El obispo de Coira (Suiza), Vitus Huonder, ha propuesto excluir de la comunión a las personas homosexuales y a los divorciados. La iniciativa se ha topado con la oposición de una buena parte de la propia comunidad católica local: 2.705 personas han firmado una petición contra la misma, que será remitida al obispado.

El obispo propone que gays, lesbianas y separados acudan a comulgar y se crucen de brazos ante el sacerdote. El cura interpretaría este gesto como una asunción de encontrarse en “situación irregular” y les administraría una bendición en lugar de la comunión. Como curiosidad, Huonder se opone también a que puedan contraer matrimonio las parejas que no piensen tener hijos. El documento es la respuesta oficial de la diócesis de Coira a la consulta global sobre nuevas realidades familiares y parejas del mismo sexo lanzada en noviembre del año pasado por el Vaticano.

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.