Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Exclusión’

Gabriel Mª Otálora: La exclusión es el problema.

Lunes, 6 de julio de 2020

Jon Sobrino escribió El principio misericordia, lo que ha venido a ser un clásico de la teología aplicada al terreno concreto, con la mente puesta en lo que experimentó en El Salvador, pero perfectamente extrapolable al resto del Planeta. Lo mismo ocurre con los evangelios, circunscritos a una realidad histórica concreta con vocación universal. Ahora aparece otro libro en la misma clave, El principio compasión, escrito por el presbítero y teólogo José Ramón Pascual, a todas luces muy recomendable.

El autor se centra en la compasión samaritana dejando claro dos cosas muy importantes: que la compasión revela a Dios y que, por tanto, no puede desligarse de la realidad histórica en la que tantas cruces humanas deben desclavarse también desde lo humano liberando a las víctimas en lo posible su condición de tales. Y no porque ostenten una superioridad moral, ya que su prioridad evangélica es ética, derivada de su necesidad: dolor, injusticia, en todas su manifestaciones

Jesús pidió en repetidas ocasiones a sus seguidores un esfuerzo transformador desde una actitud concreta, entonces y ahora. Todos estamos incluidos en el amor apasionado de Dios siendo libres para excluir en su nombre o para salvar samaritanamente.

Jesús no hace del sufrimiento y la penitencia su centro ni el de los demás; el suyo es un dolor solidario y atento al sufrimiento de los otros sin dejar de confiar en el Padre. No espera pasivamente, sino que ora y sale al encuentro de todos sin distinción ni calculando los inconvenientes. Y cuando le escuchan, utiliza comparaciones con ejemplos deliberadamente rompedores, que lo fueron entonces y siguen siéndolo ahora, chocantes con las creencias arraigadas de quiénes son los buenos y los malos, los puros e impuros, los santos y pecadores. Esta actitud suya se repite a lo largo de su vida hasta convertirse en el mensaje transversal del Nuevo Testamento. Hoy y aquí, su actitud sería la misma aunque adaptada al contexto social de este tiempo, pero el mensaje hoy resultaría igual de chocante y rompedor a como lo fue entonces.

No pocos miembros significativos de aquella comunidad teocrática judía se negaron a tolerar el mensaje de amor y la llamada liberadora de Jesús. Solo hay que leer el pasaje 23 de Mateo para ver la durísima polémica que mantuvo con las autoridades religiosas judías y la descalificación radical que Jesús mostró hacia sus conductas, lo mismo que siglos antes lo hicieron muchos profetas. O qué no decir de la llamada imperativa al amor a nuestros enemigos, que ofrece pocas interpretaciones.

Pero de tanto leer y escuchar el evangelio con la mirada contemporánea, sus historias y personajes acaban por quedarse atrapados en la sociología de aquél momento, alejados de nosotros. Corremos el riesgo de que la verdadera enseñanza cristiana se quede en una caricatura entre manifestaciones de la devoción popular. Por eso, frente al lógico y necesario interés por el sentido que un texto evangélico tiene hoy, es necesario preguntarse lo que significó, de verdad, aquella experiencia para sus primeros destinatarios, si queremos familiarizarnos con aquellas representaciones mentales que subyacían en aquél modelo cultural y religioso, tratando de meternos en su mentalidad. La actitud del Maestro fue audaz sin atender a cálculos religiosos, políticos ni de seguridad personal. Todo lo centro´desde el amor y por amor.

Esta semana tenemos una buena piedra de toque: el día del Orgullo LGBT para avanzar en la igual de sus colectivos. Su origen se remonta a los disturbios que ocurrieron el 28 de junio de 1969 en Nueva York, fecha que ha quedado para la reivindicación de la liberación homosexual ante tanta discriminación, humillación y desigualdad social. Volvamos al siglo I en la Palestina de Jesús: leprosos, mujeres, extranjeros, samaritanos, romanos invasores, infieles de toda forma y condición religiosamente excomulgados en origen. Si no por sus malas acciones, por las de sus antecesores.

No soy gay, pero tengo personas cercanas que sí lo son. Algunos, excelentes personas y católicos. Para una parte de la Iglesia, son pecadores o degenerados; o las dos cosas. Para el Jesús de Nazaret que conocemos, el Cristo, son personas a amar y aprender de sus experiencias, sin juzgar, prioritarias por su condición de marginados (los que lo sean). Homosexuales fieles por amor a sus parejas, heterosexuales que engañan y humillan a las suyas ¿Dónde está la verdad? En el amor, ciertamente, no en la condición de cada cual. Tampoco en cualquier norma inmisericorde.

Como afirma en su libro José Ramón Pascual, el sufrimiento de los excluidos es lugar teológico. La moral no deriva de la razón, sino del Otro y su realidad dolorida y excluida que exige justicia restaurativa ante toda desigualdad y pretensión de dominio y explotación.

Lo dicho, la exclusión es el problema. Y la práctica evangélica, nuestra obligación.

Espiritualidad , , ,

Cultura de la Exclusión

Viernes, 19 de junio de 2020

pobreza-kllG-U601312636046kRB-624x385@El Correo“El más fuerte devora al más débil”
Alberto Agrazal, Comisión de Justicia y Paz,
Panamá

ECLESALIA, 05/06/20.- Una de las enseñanzas de Jesús fue, amar a nuestros semejantes como a nosotros mismos. Desde ese momento, defender la dignidad humana por encima de cualquier doctrina política, religiosa, social y económica, ha sido unos de los grandes retos que, como Iglesia, hemos asumido. La cultura de la exclusión se volvió algo habitual; desde su criterio cualquier pensamiento que no encaje con lo ya establecido es mal visto.

Como Iglesia no podemos afirmar que estamos libres de este mal, por eso es necesario recodar que estamos aquí para tender puentes y no muros, por eso creo que en algo sí estaremos de acuerdo: la pandemia del Coronavirus nos asusta, todo es incierto; pero es allí, donde el trabajo en conjunto nos podrá ayudar a ver luz al final del túnel. Muchas personas quedarán afectadas; recuperar sus vidas, su autonomía será un proceso doloroso. Es necesario implementar el cuidado de unos a otros, urge un discernimiento profundo para seguir garantizando las libertades individuales, se visualiza una tormenta que buscará acabar con nuestros derechos y es allí donde las pastorales, movimientos eclesiales, movimientos populares, deben responder con trabajo en equipo, haciéndole frente a esta nueva realidad, que, como dirían en mi país, “le echó sal a las heridas”.

El papa Francisco llama a una remuneración económica para los desprotegidos. No parte de un principio populista sino de la subsidiaridad que respeta la libertad individual sin excluir, sin dejar atrás. Podemos salir de esta, recordando así que el fin de la vida es trascender pero no desde mi individualidad sino desde lo colectivo. Lamentablemente el camino hacia una cultura de la inclusión podría perderse dando paso a la desesperanza, porque de otra cosa también estoy seguro, nos dimos cuenta de que de nada vale que nos eduquen para la competitividad.

Replicar este modelo cultural en este momento, donde según la Organización Internacional del Trabajo, en algunos países el desempleo ocupará una tasa del 26% (del 14% al 20% en Panamá) es una clara muestra de cuántos desprotegidos habrá y de que la economía debe reflexionar verdaderamente en torno a la dignificación de la vida humana. El trabajo es un derecho y un deber; con él se contribuye al bien común, entendiendo que el ser humano puede alcanzar su perfección mediante esta acción.

No podemos seguir siendo participes de esta cultura de muerte. Nuestra vida está por encima de cualquier doctrina. Es hora de replantearse qué sociedad queremos construir, hacerle frente a la realidad venciendo ese círculo eterno de autodestrucción que solo nos lleva a devorarnos a nosotros mismos, como en la paradoja de la serpiente. Todo esto  es producto de la globalización, de la indiferencia, un mal del capital que nos divide en clases sociales y nos vuelve enemigos. Así, naturalmente, se pierde el equilibrio; entonces, el paraíso otorgado, se convierte en un infierno creado. Parece que nunca le prestamos atención a nuestra madre tierra; ella trabaja en un equilibrio perfecto; somos nosotros con nuestros caos los que la alteramos, nos descuidamos, nos dividimos y nos acabamos.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Espiritualidad

Sandra Bernhard, un rostro solidario para los jóvenes LGTB sin hogar

Viernes, 21 de octubre de 2016

34659_sandra-bernhardLa gala anual que celebra la asociación Ali Forney Center’s en Nueva York será presentada por Sandra Bernhard. Un evento de apoyo a los jóvenes LGTB que están en una situación de especial preligro de exclusión y que este año rendirá un homenaje especial a la figura de Bea Arthur.

Cuando Miley Cyrus presentó ‘The Happy Hippie Foundation’  lo hizo arrojando unos datos sobrecogedores sobre el número de jóvenes LGTB sin hogar en la ciudad de Los Ángeles. No es un excepción, grandes ciudades norteamericanas como Nueva York o Chicago están repletas de jóvenes LGTB que están sufriendo en sus carnes el reverso oscuro del “gran sueño americano”.

Por fortuna, estos jóvenes que tienen que sortear cada día sobre un alambre invisible, cada vez encuentran más apoyo en diferentes asociaciones que enfocan su trabajo en transformar los márgenes sociales en rincones habitables.

La asociación Ali Forney Center’s es una de las organizaciones que se centra en este sector generacional. Un organismo que tiene como principal objetivo no sólo mejorar las condiciones de los jóvenes LGTB sino preparar un panorama inclusivo que garantice un futuro de garantías para todos estos jóvenes.

34660_sandra-bernhard-gala-a-place-in-a-tableEste año, la gala que se celebrará el próximo 21 de octubre en Nueva York (‘Un lugar en la mesa’), será presentada por la actriz Sandra Bernhard y rendirá un sentido homenaje a la figura de Bea Arthur por parte del Coro Juvenil de Brooklyn.

Bea Arthur (la mítica Dorothy Zbornak en ‘Las chicas de oro’)  fallecida en 2009, incluyó una donación de 300.000 dólares para el Centro Ali Forney en su testamento. Además de colaborar en la construcción de una pequeña residencia, con capacidad para 18 camas, que se encuentra en la última fase de edificación.

Una noche especial, emotiva y que además garantiza resultados positivos para los jóvenes LGTB puesto que el año pasado consiguió recaudar algo más de 600.000 dólares. 

Fuente Redacción Chueca

General, Historia LGTBI , , , , ,

La ONU muestra los múltiples beneficios de luchar contra la exclusión LGTB

Martes, 15 de diciembre de 2015

32852_naciones-unidas-exclusion-lgtbDentro del marco de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, Naciones Unidas ha lanzado un vídeo en el que se nos muestra las ingentes pérdidas que supone la discriminación LGTB y las múltiples ganancias que consigue la sociedad al combatir la exclusión.

Los números que nos deja la nueva campaña de la ONU provocan sudor frío. La discriminación hacia el colectivo LGTB puede costar a una economía del tamaño de La India hasta 32 mil millones de dólares al año. Números que conducen al vértigo y, que sin embargo, empequeñecen ante las tragedias personales de aquellxs que han sufrido en sus huesos los silenciosos golpes de la exclusión. 

Altas tasas de suicidio, discriminación laboral, rechazo familiar, salidas bruscas del hogar, acoso escolar… las perdidas económicas terminan siendo una preocupación secundaria ante los números que realmente importan:

  • Más de la mitad de los jóvenes LGTB afirma haber sufrido bullying en la escuela.
  • El 40% de los jóvenes sin hogar en EEUU se identifican como LGTB.
  • Los jóvenes LGTB son cuatro veces más propensos a pensar en el suicidio.
  • Los jóvenes trans tienen diez veces más probabilidades de pensar en el suicidio o intentarlo.
  • Una de cada cinco personas del colectivo LGTB ha sufrido discriminación en el trabajo durante el último año.

32853_onu-homofobia-transfobia

La ONU no sólo se preocupa de mostrarnos las barreras a las que se tiene que afrontar el colectivo LGTB en nuestra sociedad sino que se encarga de ofrecer soluciones y destacar los numerosos frutos que nos ofrece el combatir la discriminación. 

Y es que que cada joven LGTB al que echan de casa se convierte en una metáfora de los agujeros educativos que perviven en nuestra sociedad. Así como cada trabajador LGTB al que se le niegan sus derechos se transforma en una oportunidad perdida para construir una sociedad más próspera. Ejemplos que se escapan de los meros números para hablarnos de crear un futuro más libre y justo para todxs.

Hay millones de motivos para luchar contra la exclusión. Sólo tienes que elegir el que más se adapte a ti y comenzar la lucha, el resultado es demasiado estimulante como para quedarse con los brazos cruzados.
Vídeo: ONU Human Rights – El precio de la exclusión

  • Si estás más perdido con el inglés que el presidente de Uganda en una conferencia por los DDHH recuerda que puedes activar los subtítulos.
Por Redacción Chueca

Cine/TV/Videos, General, Historia LGTBI , , , , ,

De la exclusión a la participación.

Viernes, 16 de octubre de 2015

sentir-la-curacic3b3nA propósito de Juan 9, 1-41
Pedro Kalmbach. Argentina

ECLESALIA, 25/09/15.- Al imaginarme la escena del lugar previo al paso de Jesús, me lo imagino como un pueblo o un barrio tranquilo. Un barrio con unas casas, una sinagoga, personas caminando, otras descansando o haciendo sus quehaceres, otras yendo y viniendo de sus trabajos. Y en esa escena también me lo imagino a un costado al mendigo, al hombre que era ciego de nacimiento… Quienes vivían allí tenían la vista y el corazón acostumbrados a ese paisaje.

En la vida acostumbramos a nuestra vista y corazones a muchas situaciones. De esa manera situaciones terribles –de exclusión, de discriminación, de miseria- pueden pasar a ser vistas y entendidas como normales. También pueden llevar a que esquivemos nuestras miradas, cerremos nuestros corazones y hagamos de cuenta como que no hemos visto ni sentido nada.

Nos hemos acostumbrado, nuestra sociedad, nuestras iglesias se han acostumbrado a un “paisaje” con gente viviendo en la calle, con gente que nunca va a poder acceder a determinados lugares, con gente excluida por algún tipo de discapacidad como si fuera normal. Nos hemos acostumbrado a ser una sociedad excluyente/discapacitante.

Y pareciera ser que en la época de Jesús esto no era diferente. Así comienza este pasaje en los versículos 9:1-2:

“Vio, al pasar, un hombre ciego de nacimiento. Y le preguntaron sus discípulos:

– ”Rabbí, ¿Quién pecó, él o sus padres, para que haya nacido ciego?”

Jesús lo ve al pasar cuando iba caminando con sus discípulos. Y ellos realizan esa pregunta a Jesús. Una pregunta que es propia de quienes están acostumbrados a ver en el paisaje de los pueblos y barrios a mendigos, a personas excluidas, que saben que la sociedad tiene una explicación y justificación para todo eso, pero que de alguna manera sienten que eso no está bien. Ellos necesitaban escuchar del maestro la razón por la cual ese hombre era ciego.

Y Jesús, al responder esta pregunta no entra en la lógica de la misma. Él plantea otra lógica/ paradigma. Él saca del camino la justificación de esa situación a causa del pecado y coloca el foco en otro lugar, plantea otro modo de ver las cosas: las obras de Dios. Las obras de Dios como una clave diferente para poder ver una situación.

Los discípulos realizan la pregunta según la lógica existente, así como habían aprendido. Y esto es notable; a veces pensamos que nos hemos animado a salir de la visión según esa lógica, pero en el fondo no lo logramos si no hacemos el paso de quebrar el paradigma que la sustenta.

La pregunta de los discípulos no va al fondo de la cuestión, ella no logra romper con la lógica de exclusión porque el paradigma que la sustenta plantea la exclusión: El que está excluido, al margen de la sociedad, en cierta forma está ahí por su culpa o por la de sus padres. La respuesta que esperaban los discípulos, a pesar de sentir que eso no está bien, respondía a esa lógica.

Ante ello Jesús propone ver las cosas de una forma diferente. Una forma que tiene que ver con las obras de Dios.

Es interesante notar que en la narración, la obra de Dios trastoca la tranquilidad del barrio/pueblo. A partir de la acción de Jesús se arman una serie de confusiones y malestares. Primero el juicio de los vecinos, luego la interrogación de los fariseos, luego los padres del ciego que tienen miedo de decir claramente lo que deben decir, luego otra vez un interrogatorio al mendigo que culmina con su expulsión de la sinagoga, un segundo encuentro de Jesús con el mendigo y finalmente la conversación desafiante de Jesús con los fariseos. Hay gente que cuestiona, que delata al mendigo, encargados de la fe que se ven cuestionados en su autoridad y en sus creencias, que expulsan al mendigo y discuten con Jesús.

La obra de Dios produjo una conmoción, un revuelo, que si no hubiera sucedido, todo seguiría igual de tranquilo. La obra de Dios realiza algo que cuestiona la manera usual de ver y de entender las cosas. La pregunta por la culpabilidad de ese mendigo y su situación queda, a partir de la acción de Dios en Jesús, totalmente fuera de lugar.

Esa acción levanta una nueva pregunta: ¿dónde está cada uno en relación al mendigo? Ella revierte no solo la situación del mendigo, ella también cuestiona la manera en que las diversas relaciones sociales que vinculaban a ese mendigo con sus vecinos habían colaborado de una u otra forma a mantenerlo aislado, mendigando. La obra de Dios quiebra un paradigma de relaciones humanas excluyentes y propone un nuevo paradigma, un paradigma de inclusión.

Al imaginarme la escena del lugar después del paso de Jesús, quiero imaginármelo un poco diferente de lo que era al inicio, por lo menos con algunas personas cuya vista y corazón comenzaron a negarse al acostumbramiento frente a la exclusión. Es probable que algunas personas hayan revisado sus miradas y sus lugares sociales y que otras no. El mendigo pareciera ser que lo hizo (por reconocer a Jesús como el Señor, fue expulsado de la “sinagoga”). Pero no sabemos lo que hicieron los padres, los vecinos, los fariseos que cuestionaron al mendigo y que discutieron con Jesús, tampoco sabemos lo que hicieron los discípulos.

La narración abre varias preguntas, entre ellas la pregunta por nuestras propias miradas, por nuestros paradigmas. Así también la pregunta por nuestras comunidades e iglesias, por nuestros institutos/centros de formación teológica. ¿Qué hacemos? ¿Cuáles son los paradigmas que los sustentan?

Que nuestro buen Dios nos siga abriendo los ojos y corazones para no acostumbrarnos a las situaciones y a los paisajes dolorosos de exclusión en los cuales vivimos

Que así sea. Amén.

(Eclesalia Informativo autoriza y recomienda la difusión de sus artículos, indicando su procedencia).

Espiritualidad , , ,

Las mujeres en la Biblia, historias de exclusión de ayer y de hoy

Lunes, 12 de octubre de 2015

maria_jovenfamiliaDel blog de Luis Miguel Modino Misionero en Brasil:

Durante este primer fin de semana de octubre, las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) del Regional Nordeste 3 de la CNBB (Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, por sus siglas en portugués), que engloba las 25 diócesis de los estados de Bahia y Sergipe se encontraron en Aracajú, capital del estado de Sergipe, para reflexionar a partir del tema “Las Mujeres en la Biblia.

La historia siempre es leída desde diferentes prismas y cada uno la cuenta de la forma que más le conviene. Tradicionalmente ésta ha sido contada desde una visión masculina y eso ha provocado que no siempre haya sido dado el valor que merece al lado femenino.

Ayudar a hacer una lectura diferente es un desafío, que puede hacer visible ese lado de la historia que siempre estuvo en un segundo plano o incluso oculto y despreciado.

Con la asesoría de Terezinha Foppa y Luciano Bernardi, fue presentado el papel que en la Biblia tuvieron algunas mujeres, que siempre estuvieron en un segundo plano. Parteras, viudas, madres, suegras, abuelas… que nos llevan a hacer una relectura del texto bíblico y descubrir la acción salvadora de Dios a través de ellas, a encontrar la presencia divina en tantas mujeres que hoy quieren construir la historia, pero continúan siendo relegadas.

Como señala la carta final del encuantro, “mujeres que luchan por la participación en más espacios, por ser reconocidas en sus diversos papeles y potencialidades, superando el autoritarismo, la dependencia, el racismo, el machismo, la discriminación, promoviendo la idea de la interdependencia, del cuidado, del Bien Vivir, de la alteridad, del amor mutuo, de la ternura, del diálogo”.

Las CEBs llaman a acabar con “el machismo que somete mujeres y hombres a situaciones de opresión, dolor y ausencia de libertad, generando la falta de valorización del trabajo de las mujeres en nuestras comunidades, situación profundamente injusta, pues son las mujeres quienes sostienen la misión evangelizadora en muchas comunidades extendidas por todo Brasil y América Latina.

Poco a poco son “encontrados caminos para construir el diálogo y el respeto como medio para vencer la cultura del machismo a través de la formación constante, de la autocrítica, de la creación de comisiones de mujeres para trabajar en la base, fomentando reflexiones y debates”.

Muchos se empeñan en lo contrario, pero el propio Papa Francisco ha reconocido una vez más este papel fundamental que el universo femenino tiene en la vida de la Iglesia, como señalaba en el reciente Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia, donde decía que debemos valorar la inmensa contribución que las mujeres, laicas y religiosas, han hecho y siguen haciendo a la vida de nuestras comunidades. Que este deseo papal pueda hacerse realidad, pero para eso es necesario cambiar actitudes y estructuras.

Biblia, Espiritualidad , , , , , , , ,

‘Le trans’, la primera revista de temática transgénero en Chile

Martes, 1 de septiembre de 2015

revista_transexual_le_transLa situación de los transgénero en Chile es sumamente precaria por la invisibilización y exclusión que existe con los transexuales y no existe una ley de género para solucionar esto.

La asociación Organizando Trans Diversidades (OTD) ha presentado este jueves Le Trans la primera revista con temática de transgénero en Chile, que busca “visibilizar” y romper con la exclusión de que son víctimas las personas transexuales en el país.

Armando Escoffier, editor de esta publicación, asegura que la publicación busca combatir “la ignorancia”, que es la que “potencia la discriminación”.

“La situación de los transgénero en Chile es sumamente precaria por la invisibilización y exclusión que existe con los transexuales y no existe una ley de género para solucionar esto”, ha añadido.

Y afirma que a esa “exclusión” se suman las agresiones transfóbicas callejeras registradas en los últimos años, que incluyen gritos o golpes y hacen que esta comunidad viva con un miedo constante.

En opinión de Escoffier, “es esto lo que produce que las personas transexuales tengan problemas de discriminación para obtener trabajo, para educarse y acceder a atención de salud”.

Una necesidad

La revista, según el editor, nace de la necesidad de “hacerse visibles y organizarse por la dignidad y el empoderamiento de las personas transexuales, así como la garantía y el pleno respeto a sus derechos”. “Nosotros creemos que hay que enseñar qué son los transexuales, cuáles son sus problemáticas y qué solicitan al Gobierno y a la sociedad”, ha precisado.

La revista contempla una variedad de contenidos que incluyen, entre otros, entrevistas a actores relevantes de la causa transexual, artículos de análisis y de contingencia, y difusión del trabajo comunitario de OTD Chile.

Le Trans espera llegar a un amplio espectro de público, como autoridades públicas, activistas y representantes de la sociedad civil, profesionales de diversas áreas, gremios, empresas y público general.

La revista se suma así al debate que generó la temática trans con la emotiva historia de una niña transgénero de “Contacto” y el próximo estreno a través de las pantallas de Mega de “The Switch”, que a juicio del director del espacio, pretende dignificar el oficio del transformista.

Fuente Organizando Trans Diversidades

Biblioteca, General, Historia LGTBI , , , , , , , ,

Cardenal Reinhard Marx: “La palabra exclusión no debe formar parte del lenguaje de la Iglesia y no se pueden crear “católicos de segunda o tercera clase”. “

Viernes, 17 de octubre de 2014

el-cardenal-marxCardenal Marx: “Usted es homosexual y no puede vivir el Evangelio. Decir esto es algo que es inconcebible”, agregó.

Pero el Documento rebaja su cambio de postura ante los homosexuales

El Sínodo constata un “debate intenso” pero “con libertad de palabra y honestidad”

Los participantes votarán este sábado, divididos, la “Relatio Synodi”

El espejismo de la hipotética apertura de la Iglesia hacia los homosexuales

Los obispos participantes en la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la familia, Reinhard Marx y Paul Pontier, han destacado que durante estas dos semanas se ha producido un debate “intenso” pero “con libertad de palabra y honestidad”.

El arzobispo de Munich (Alemania) y miembro del grupo de nueve cardenales que asesoran al Papa en el Gobierno de la Curia, Reinhard Marx, ha admitido que el debate ha sido “intenso” pero “con voluntad de encontrar un camino común” y ha defendido que la palabra “exclusión” no debe formar parte del lenguaje de la Iglesia.

Marx, que ha advertido de que el texto presentado este jueves con las enmiendas de los grupos no fue “una conclusión” sino “un paso entusiasta” en el proceso sinodal, ha subrayado que la Iglesia debe estar “al lado de personas con una situación particular” y que, por tanto, “la exclusión no debe formar parte del lenguaje de la Iglesia”.

Pero, en el documento, donde decía “darle la bienvenida a estas personas (los homosexuales)” ahora se puede leer “acoger a estas personas”. La palabra “fraternal” en un pasaje que hacía un llamado a la necesidad de encontrar un “espacio fraternal” para los homosexuales en la Iglesia, pero la expresión fue eliminada sin explicaciones en la traducción al inglés del documento del Sínodo desde el italiano original.La modificación viene después de las quejas de los sectores más conservadores de la jerarquía eclesiástica.

Durante la rueda de prensa que ha tenido lugar este viernes sobre el Sínodo, el cardenal alemán ha apostado por encontrar en la Iglesia un lenguaje diferente” en el que no haya solo “blanco o negro” pues “los problemas humanos son mucho más complejos“.

Sobre el tema de los divorciados y vueltos a casar, Marx ha asegurado que es un asunto “muy actual” que “implica a muchas personas” pero ha puntualizado que los padres sinodales no quieren que se hable solo de esta cuestión. Para el cardenal, lo que el documento debe ofrecer son “elementos de atención pastoral para extender el evangelio de la familia”.

Marx defendió la necesidad de que la Iglesia dé “acogida” a las nuevas situaciones de las familias y consideró inconcebible” que se diga a un homosexual que no puede vivir el Evangelio.

El también presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y uno de los miembros del llamado “G9” vaticano, nombrado por el papa Francisco para reformar el Gobierno de la Iglesia, explicó hoy en una rueda de prensa en el Vaticano su posición durante el Sínodo de obispos.

Marx, uno de los arzobispos más proclives a la apertura de la Iglesia hacia las que se consideran situaciones irregulares de la familia, afirmó que también el papa espera por parte de los obispos “nuevos impulsos que abran puertas para poder seguir proclamando el modelo de familia”.

Sobre este tema, Marx explicó que no se trata de cambiar la doctrina, pero recordó que la Iglesia tiene 2.000 años y que no se puede continuar repitiendo siempre las mismas cosas. No tenemos que seguir citándonos a nosotros mismos continuamente, dijo el arzobispo alemán, quien agregó que está “convencido” de que la iglesia debe “encontrar un lenguaje distinto”.

Sobre los homosexuales explicó que el “catecismo no les condena por su condición” aunque la Iglesia no puede aceptar la práctica de la homosexualidad, pero subrayó que no se pueden descartar los “valores” que hay en algunas parejas homosexuales que se han acompañado y han sido fieles durante años. Para Marx, la palabra “exclusión” no puede formar parte de la Iglesia católica y no se pueden crear “católicos de segunda o tercera clase”. “Usted es homosexual y no puede vivir el Evangelio. Decir esto es algo que es inconcebible“, agregó.

Respecto a que los divorciados que se han vuelto a casar puedan acceder a los sacramentos, uno de los temas sobre los que la asamblea no se ha puesto de acuerdo, Marx defendió que el magisterio de la Iglesia puede obviamente cambiar“. “El Evangelio es el que es, pero ¿lo hemos descubierto todo?”, señaló.

 francisco-en-una-de-las-sesiones-del-sinodoPor su parte, el arzobispo de Marsella (Francia), monseñor Paul Pontier, ha destacado la libertad de palabra” y “honestidad” que ha reinado entre los participantes en el Sínodo y ha explicado que durante el trabajo en los grupos emergió que “el núcleo familiar es una célula fundamental de la sociedad”.

Mientras, la colombiana Myriam Hoyos Castañeda ha indicado que su voz en el Sínodo ha sido la de una mujer “consciente de las dificultades como católica en el diálogo con el mundo”. Asimismo, ha señalado que los laicos participantes en la Asamblea han sentido que han ofrecido su reflexión y, en este sentido, ha insistido en que los laicos deben formar parte de la vida publica, llevar el mensaje evangélico y defender la doctrina social de la Iglesia. Entre los temas abordados, Hoyos ha destacado el tema de “las presiones internacionales en las políticas en contra de la familia” y la “necesidad no solo de preparar a las parejas para el matrimonio sino también de hacer un seguimiento a los casados”.

Sigue abierto el debate sobre si dar la Comunión a los divorciados que han contraído nuevas nupcias, pues solo un grupo lo apoyó, uno de lengua italiana que votó a favor, mientras que otros pidieron profundizar y otros aseguraron que no se puede cambiar la doctrina.

El arzobispo de Viena, el cardenal Christoph Schönborn, explicó que en el Sínodo es como una gran familia: “Sucede a menudo que la madre dice que es demasiado peligroso, mientras el padre dice que “no hay que tener miedo”. “Algunos padres del Sínodo dicen que no tenemos que olvidar la doctrina, pero otra parte también abogan por la necesidad de acompañar a todas aquellas situaciones difíciles”, dijo Schönborn.

En el documento final se podría incluir una mención a la necesidad de acogida a los homosexuales, pero varios círculos matizaron la necesidad de expresarse con prudencia, al igual que a la hora de valorar también a las parejas que viven fuera del matrimonio católico.

Un punto que seguramente aparecerá en la “Relatio Synodi” será el de hacer una referencia más amplia al mensaje positivo del Evangelio de la familia, al hecho de que el matrimonio – unión indisoluble entre un hombre y una mujer, de acuerdo con la doctrina oficial de la Iglesia – “es un valor todavía de mucha actualidad y en el que muchas parejas creen”.

Entre hoy y mañana se está encargando de redactar el documento final una comisión nombrada por el papa Francisco y compuesta por el relator general, el cardenal Peter Erdö; los secretarios Bruno Forte y el cardenal Lorenzo Baldisseri y otros ocho miembros. Entre ellos se encuentra el presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, Gianfranco Ravasi; el rector de la Universidad Católica Argentina, Víctor Manuel Fernández y el superior General de los Jesuitas, el padre Adolfo Nicolás.

La división plasmada en estos días ha llevado incluso a algunos medios a lanzar la hipótesis de que los participantes en el Sínodo no consiguiesen mañana ponerse de acuerdo para votar la declaración final.

Sin embargo hoy, el cardenal Marx aseguró que aunque se han vivido “tensiones” y discusiones “efervescentes”, se aprobará la declaración. También mañana, será publicado el llamado “Mensaje del Sínodo de los Obispos al Pueblo de Dios”, con la reflexión de los participantes en esta asamblea.

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En nombre de Dios.

Lunes, 2 de junio de 2014

Del blog de la Communion Béthanie:

aunomdedieu

No te subestimes comparándote con los demás.
Cada uno quiere a su Dios.
Cada uno quiere colocar a Dios en su campo.
Cada uno quiere ser el único siervo de Dios.
Cada uno quiere a Dios en su patria.

¡ Qué impresionante poder cuando se puede actuar,
hablar y decidir en nombre de Dios!

Entonces es posible poner el mundo entero de rodillas.
¡Todo se vuelve excusable, incluso el horror y la ejecución,
la exclusión y la inquisición se transforman en gesto de adoración,
hasta podemos emprender guerras
para purificar la tierra de sus residuos diabólicos
y establecer el pretendido reinado de Dios!

Cuando los hombres se apropian de Dios,
es para justificar su falta de humanidad
y su voluntad irreprimible
de imponer un orden que se adapte a ellos.
Es para manipular a sus hermanos.

Dios no pertenece a nadie.
Ningún grupo,
ninguna religión,
ninguna Iglesia puede poner la mano sobre Dios.

Dios se oculta siempre,
guarda sus distancias con el fin de que se le busque
y que buscándole uno sea lentamente transfigurado por su luz.

Yo soy “tu Dios” no es un título de propiedad privada.
¡Es una palabra de amor y de alianza
dirigida para siempre a todos los vivientes de todas partes!

*

Charles Singer
Tierras

au-nom-de-dieu-crime-and-punishment-by-ferringer

Imágenes del blog À Corps… À Coeur

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.