Archivo

Archivo para Jueves, 1 de febrero de 2024

Nube en la luz

Jueves, 1 de febrero de 2024

Del blog Nova Bella:

IMG_2402

Si el hombre pudiera decir lo que ama,

si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo

como una nube en la luz.

*

Luis Cernuda

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad, Judaísmo , ,

“El silencio y lo sagrado, entre otros silencios” (1/3), por Javier Elzo.

Jueves, 1 de febrero de 2024

IMG_2366Este texto de Javier Elzo recoge los materiales usados por él para una intervención en el Curso de Verano 2021 de UPV/EHU, dirigido por Javier Urra con el título “El silencio. Sin aditivos” en Donostia- San Sebastián. Creo que es un texto básico para lo que queremos que sea ATRIO, donde el encuentro entre personas se produzca siempre en esa dimensión de escucha y palabras auténticas. Atrio invitará a ello presentando el texto en tres viernes seguidos. El guión previo que adelanta el autor muestra cada parte  en el contexto global. AD.

  •     Introducción

    1. – Los silencios en algunas de sus muchas acepciones

  1. El silencio introspectivo
  2. El silencio en relación con la escucha
  3. El silencio condición de la relación.
  4. El mutismo y sus variantes
  5. El silencio de la comunidad tácita
  6. El otro silencio de Arnoldo Liberman. Auschwitz
  7.  La muerte como el silencio absoluto. Jacques Sédat
  8.  El silencio angustioso.
  9.  Las trampas de la imprescindible memoria. Paul Ricoeur


2.- 
“El silencio y lo sagrado”

  1. Breve clarificación de unos conceptos
  2. La sociedad del ruido
  3.  Cuando el silencio es necesario
  4.  El silencio religioso de un creyente
  5.  El silencio “religioso” de un ateo
  6.  Joas, Habermas y Fraijó ante el silencio de lo religioso en la sociedad de hoy

    3.-  Calasso, Durkheim y la sociedad divinizada. La sociedad y los individuos

  1.  La sociedad – dios
  2.   La sociedad fuente de lo sagrado
  3.   Experiencias colectivas y ruidosas de lo sagrado y su interpretación personal y silenciosa

        Cerrando estas páginas, que no concluyendo.

  •  Sacralidades religiosas y laicas
  •   ¿Hacia una nueva guerra de dioses?

Introducción

        Cuando el mes de septiembre del año pasado, poco después de finalizado el curso sobre “Los miedos”, también en el marco de estos Cursos de Verano de la EHU/UPV, y también dirigido por Javier Urra, nuestro director nos envió un correo señalándonos que el título del curso de este año 2021, sería “El silencio. Sin aditivos”. Aquel verano de 2020 estuve trabajando en los contenidos de un libro, para mi excepcional, de un sociólogo alemán, no muy conocido en España, Hans Joas, del que no se habían traducido al castellano sus últimas publicaciones. Particularmente, la última, editada en alemán en 2019, traducida, entre otros idiomas al francés, idioma en el que lo leí, releí y llegué a escribir 120 páginas con recortes del libro, y añadidos de otros autores y reflexiones mías. El título del libre, en castellano, es “Los poderes de lo sagrado. Una alternativa al relato del desencantamiento” en referencia, principalmente, a los trabajos de Max Weber de hace un siglo y, también al de Marcel Gauchet de 1985, “El desencantamiento del mundo”, así como a la abundante literatura de los, – ya minoritarios, pero hace cincuenta años, muy mayoritarios -, defensores de la tesis de secularización. El libro de 330 páginas y otras cien de nutridas notas y bibliografías, libro de gran densidad, que exige lectura atenta con papel y bolígrafo, me resultó de enorme riqueza intelectual, que me obligaba a detenerme en su lectura pues no había página que no me incitara a la reflexión. Pero no voy a comentar aquí el libro, pero, si me detengo un poco en él, es para mostrar la razón inmediata, del motivo o circunstancia, por el que propuse a nuestro director, Javier Urra, el título de mi aportación a este curso, “El silencio y lo sagrado” y así redacté las líneas en las que explicitaba algunas ideas que pensaba exponer en mi conferencia, como aparecen en el Programa del Curso. Algunas de estas ideas provenían del libro de Hans Joas, en cuya lectura estaba enfrascado.

        Pero, meses después, a medida que se acercaba la fecha de esta intervención, me iba informando de otras reflexiones sobre “el silencio” de diferentes autores que iba anotando en mi Cuaderno de trabajo, junto a las ideas que, sobre “el silencio”, bullían en mi cabeza. Constaté, rápidamente, que el silencio, las ideas sobre el silencio, nos mostraban que el término “silencio” era polisémico, que reflejaba realidades bien distintas y, no solamente eso, sino que las valoraciones que cabía hacer de diferentes manifestaciones de “silencios” eran muy diversas. Desde las heroicas hasta las más abyectas e ignominiosas. De ahí que, como acabo de hacer, creo que es más correcto hablar de “los silencios” que de “el silencio”. Además, con la coletilla de “sin aditivos” al término Silencio, que nos enviaba nuestro director, nos permitía pasar al plural.

        En consecuencia, voy a entretenerme en esta conferencia en dos partes muy diferenciadas. En primer lugar, en la presentación de diferentes significados asociados al término silencio, para, en segundo lugar, centrarme en el silencio en relación a lo sagrado.

Primera Parte. Los silencios en algunas de sus muchas acepciones.

El silencio introspectivo

        En efecto, hay silencios y silencios. Comencemos por el silencio introspectivo. Es ese silencio en nuestro alrededor, fuera de nosotros que buscamos y llegamos a exigir para poder introducirnos en nuestro yo más profundo mediante el ejercicio de la meditación. Es un silencio que exige recogimiento, un tiempo de descanso del ajetreo cotidiano con el propósito de reencontrarnos y renovarnos. Hay, además, lugares donde se requiere el silencio porque participa en el desarrollo de la vida interior, en el trabajo sobre uno mismo, en la meditación y, en los creyentes, en la oración. Un ejemplo manifiesto de este silencio es el de la vida monástica. La vida monástica nos invita a cultivar el silencio en toda circunstancia, en el quehacer diario, en el compartir las comidas, en la oración: “ya no se trata de interioridad, sino de intimidad entre Dios y cada hombre”, dirán no pocos monjes. Quizá Ustedes han visto el extraordinario film- reportaje, “El Gran Silencio”, en el que un cineasta, tras 17 años de larga espera, obtuvo el permiso para filmar durante casi seis meses la vida cotidiana de los cartujos de la “Grand Chartreuse” al pie de los Alpes franceses. Un film absolutamente extraordinario, que capta y mantiene la atención del espectador, pese a su larga duración.

        Pero este silencio introspectivo no es privativo de los monjes ni de los claustros de la vida monástica. Muchas personas buscan ese silencio en su vida cotidiana, cuando ponen en paréntesis el bullicio del día a día, para encontrarse consigo mismos. Unos practican el yoga, otros peregrinan a Guadalupe, a Lourdes, en búsqueda de ese silencio, otros hacen el Camino de Santiago, o un parte de mismo, en silencio, un Camino de Santiago, en el que la motivación religiosa se da en menos de la mitad de los que hacen el Camino. Luego la búsqueda del silencio exterior, lo repito, no es privativo de la experiencia religiosa. Cuantitativamente hablando, en la era secular, dominante en nuestros días, cabe afirmar que, en este modelo de silencio, hay una mayoría de personas que lo ejercen sin motivación religiosa alguna: simplemente se buscan a sí mismos.

El silencio en relación con la escucha

        Hay que detenerse también en el silencio que está fundamentalmente del lado de la escucha del otro, o de los otros. Exige estar en silencio, tiene que haber un silencio interior para poder escuchar al otro, aprehendiendo lo que realmente quiere decir. Es un silencio difícil y, desgraciadamente, poco frecuentado en demasiadas ocasiones. Pero, si no se aplica el silencio interior cuando el otro está expresándose, normalmente quiere decir que estamos pensado en replicarle más que en escucharle. Es una situación que podemos encontrar en los pugilatos dialecticos en muchos “debates” en los parlamentos, donde no se escucha al otro, sino que, en el mejor de los casos, se subraya algo de lo que el otro esgrime para oponerse o, también, se le contesta sin atender en nada a lo que ha dicho. “¿Qué tiempo hace? Manzanas traigo”.        El silencio de escucha es tanto la condición del habla del otro como la condición del propio habla como sujeto, en la medida en que uno responde en su propio nombre y no en lugar del otro, que actuaría como interlocutor impositivo, y que, al final anularía nuestro propio razonamiento. En efecto, cuando interrumpimos el silencio interior para interrumpir al otro, podemos decir que, al romper el discurso del otro, corremos el riesgo de poner nuestras palabras en las suyas.

El silencio condición de la relación

        Como corolario de lo anterior, cabe decir que el silencio es también, la condición de la relación. Para que haya una relación, tenemos que poder hacer el silencio interior. Pero, este silencio interior significa que estamos en lo relativo, es decir, escuchamos al otro como el discurso de un sujeto que nos habla, nos interpela, en un nivel de horizontalidad, donde todos estamos al mismo nivel. Algunos, como Jacques Sedat [1], a quien sigo en esta parte de mi reflexión, afirman que “no puede haber relación con el otro excepto en su propia relatividad con él. Solamente hay relación en lo relativo “. Pero no siempre es así. Pues no todas las relaciones con otra u otras personas se dan en un nivel de horizontalidad. Por ejemplo, cuando estamos en una relación de autoridad y, no digamos, de poder. El alumno ante su profesor, el marinero ante su capitán, el soldado ante su superior, el hijo menor ante sus padres, etc., etc. Aquí vivimos en una relación de diferenciación jerárquica en la que el silencio puede tener diferentes formas y modo de expresarse. Tanto, por decirlo simple y brevemente, en el lado del superior como en el del inferior.

El mutismo y sus variantes

       Así llegamos al mutismo como otra variante del silencio. O estamos atrincherados en una fortaleza interior que nos impide o desaconseja comunicarnos con el otro, o nos encerramos en un silencio que significa: “no quiero decirle nada al otro”. Si continuamos reflexionando sobre el silencio como condición para la relación, hemos de reconocer que, a menudo, el mutismo es una forma de silencio, que puede ser libremente adoptado (aun con motivaciones bien diversas) o forzado, por ejemplo, en al caso de una relación jerárquica.

        Hay diferentes manifestaciones de mutismo. Mutismo, tras consumos de drogas, por enfurruñamiento. Los jóvenes cuando sus padres les indican o abroncan, (así en la película “Historias del Kronen”), al descubrir su estado por haber abusado del alcohol o consumido drogas; en una entrevista, Marisol Touraine, siendo ministra con Hollande, confesaba que cuando su padre, el gran Alain Touraine se enfadaba, guardaba mutismo total durante dos días o, como me decía mi peluquera que cuando su pareja la enfadaba estaba dos o tres días sin dirigirle palabra alguna. 

       En una relación asimétrica puede haber un mutismo parcial por parte del superior. Por ejemplo, cuando un profesor se limita a decir con tacto a un alumno que debe estudiar más sin humillarle por un examen catastrófico.

       También en una relación horizontal, paralela, por ejemplo, en una matrimonio o pareja bien avenida, cuando uno de los dos enmudece ante alguna inconveniencia del otro, manifestándole con el silencio, su respeto y cariño. Es un mutismo de oro que mantiene la armonía de la pareja.

El silencio de la comunidad tácita

        En este orden de cosas, cabe una breve referencia al silencio que los antropólogos llaman comunidad tácita. Es el hecho de que las parejas no hablan mucho, sobre todo cuando llevan muchos años juntos. A menudo las únicas palabras que se intercambian se limitan a “pásame la sal”, porque no saben hablar y todo se desarrolla al nivel de los actos de la vida cotidiana, de su repetición, como si todo hubiera ya sido dicho. Se habla más con los amigos y amigas, en el trabajo, en los lugares de ocio y se calla, o habla menos, en el hogar. Encontramos en la vida social, incluso en nuestra vida cotidiana, silencios organizados de esta manera.

El otro silencio de Arnoldo Liberman. Auschwitz

        Quiero traer aquí el inicio de un texto de un buen amigo mío, judío ashkenazi, que nació hace 90 años en Argentina en donde sus padres recalaron huyendo del horror nazi. Me refiero a Arnoldo Liberman, musicólogo y psicoanalista. A menudo me envía sus textos antes de publicarlos. Este que hoy traigo aquí, y que no creo haya publicado todavía, lo titula “El otro silencio”. Lo inicia con estas palabras: “El silencio. Era el mismo silencio, el día de la partida, en el patio de la gran sinagoga que servía de lugar de agrupamiento. Locos de rabia, los nazis corrían en todas direcciones dando alaridos y golpeaban a los hombres, mujeres y niños, no tanto para hacerles daño como para quebrar su silencio. Pero la multitud guardaba silencio. Ni un grito. Ni un gemido. Herido en la cabeza, un anciano se ponía de pie con aspecto despistado. El rostro ensangrentado, una mujer caminaba sin aminorar el paso. Nunca se había conocido un silencio semejante. Ni un suspiro. Ni una queja. Ni siquiera los niños lloraban. El silencio perfecto del último acto. Los judíos hacían mutis. Para siempre”. Y cierra así su texto Liberman con unos versos que Pardo Zapatero cita, de autor aparentemente anónimo:

    1. “La botella ya vacía
      el mensaje por descifrar
      Ludwig se ha quedado dormido
      Sólo quedan los pajarillos /
      que en el olvido están
      junto al chapoteo de carcajadas
      la manía y tu callar”.

        “Tu callar”: ¿es necesario insistir que el otro silencio es Auschwitz?

La muerte como el silencio absoluto

        De una forma no tan trágica como la del exterminio de los judíos en el nazismo alemán, cabe hablar también la muerte como el silencio absoluto, en expresión de Jacques Sédat. “El silencio absoluto es muerte. Rendir el alma es perder la posibilidad tanto del habla como del silencio, ya que el silencio es correlativo del habla. El silencio definitivo ya no es silencio en el sentido de que el silencio es una experiencia subjetiva del sujeto. El muerto no guarda silencio desde este punto de vista. Está en el vacío, como sea que lo llamemos. Pero, el silencio es siempre, como el habla, una categoría del sujeto. El silencio de las estrellas no es silencio”.  

El silencia angustioso
     

Pues, un sujeto se construye con palabras y con silencios, que se concluye con la muerte. Pero, entre tanto, también está el silencio agonizante, el silencio angustioso: cuando uno se entrega al otro, al decirle al otro “te quiero”. Es un riesgo, una aventura. Es abrirse y comprometerse frente a alguien sin tener ningún poder sobre él, sin tener la seguridad de un eventual retorno positivo. Los que hemos vivido la experiencia del enamoramiento y hemos dado el paso de declararlo a la persona amada, sabemos de la angustia en la espera de la respuesta. En este caso, la ansiedad es, amén de legítima, evidente. Es abrirse en canal al otro lo que preocupa. Que puede ser fuente de sufrimiento si la respuesta es negativa. Es “el mal de amores” tantas veces evocado en la literatura de todos los tiempos y de todos los idiomas.

Las trampas de la imprescindible memoria. Paul Ricoeur

        Hay un silencio ante lo que es difícilmente verbalizable. Es, ciertamente el silencio del espacio que se produce en el análisis psicoanalítico. Un silencio muy difícilmente interpretable. Nunca se sabe lo que sucede en el silencio hasta que se llegue al habla. Entretanto no se puede interpretar, es decir, poner palabras en algo que no conoces. Es un silencio de espera por lo que pueden surgir como pensamientos, ya que la regla del análisis es dejarlos surgir, libremente. Y es, precisamente, esta libertad de expresión la que causa problema. Pues, a menudo, es un silencio de vergüenza para decir cosas difíciles que la psique humana, en un principio de autodefensa, lo envía al ámbito del subconsciente inconsciente. En el idioma francés hay una distinción entre el subconsciente consciente, con el término “reprimé” que lo diferencia del subconsciente inconsciente para el que utiliza el término “refoulé”. Para el que no encuentro término en castellano. 

       Pero esta situación se da también fuera del espacio psicoanalítico del que, si se trata del “refoulé” no tenemos consciencia, pero está ahí. Tiene que ver con lo que Paul Ricoeur denomina “las trampas de la memoria”, cuando se refiere a la memoria reprimida, memoria que hace que distorsionemos la memoria de lo sucedido para quedarnos con lo que nos satisface y ocultemos y tratemos de olvidar lo que nos denigra o nos avergüence de nuestro comportamiento, actitud o valores del ayer. Es, exactamente, lo que sucede, con la memoria de la guerra, del terrorismo, situaciones en la que, solamente a través del tiempo y la búsqueda de la verdad, es posible llegar a un relato compartido. Y no siempre. Así, más de un siglo después, no se ha llegado a un relato compartido del origen de la primera guerra mundial.

        Estamos ante un silencio de vergüenza para decir cosas difíciles que la psique humana, en un principio de autodefensa, lo envía al ámbito del subconsciente, a menudo, inconsciente. Según el concepto judío de memoria, nos recuerda Arnoldo Liberman, la memoria es antes que nada un asunto hermenéutico, pues consiste en ver lo que algunos intentan considerar olvidable o menos relevante. Pero, sin memoria, las injusticias pasadas dejan de ser injusticias pues dejan de existir. Sin memoria nos quedamos sin identidad. El sujeto se vuelve amnésico. Sin memoria la racionalidad sucumbe. Por eso la memoria es la única jurisprudencia posible, la que impide olvidar lo que no debe ser olvidado. La que es capaz de oír el silencio de los muertos y recordarlos para que no mueran por segunda vez.

        En las personas, existe el temor de que ciertas cosas del pasado estremezcan y nos flaqueen. Hay ciertas verdades que tenemos la impresión de que si las contamos nos amenazarán, ya que el trauma fue muy duro y decirlo será revivirlo. Lo que nos lleva al silencio. Se necesita tiempo para domesticar pensamientos terribles relacionados con hechos que pueden habernos trastornado, antes de poder transformarlos en palabras y salir de ese silencio cercano al terror, ese terror que, al superar el bloqueo y las digamos, vuelvan a la memoria del presente y las revivamos de nuevo, mientras que, sin embargo, es diciéndolas, como podemos conjurar el efecto que pueden haber tenido en nosotros, que puede llegar a ser un terror interior. Es el efecto benéfico de una confesión, una declaración a otro, de algo que nos pesaba en la conciencia y que nos impedía la serenidad de espíritu. Es, por eso, el efecto benéfico de una confesión, una declaración a otro de algo que nos pesaba en la conciencia y que nos impedía la serenidad de espíritu y descerrajar la verdad.

        He aquí un ejemplo de un silencio difícil a negociar. De aquí, daremos el paso el próximo viernes a la segunda parte de este texto, sobre el silencio y lo sagrado.

[1] En Sophie Périac-Daoud et al., « Silences », Érès, 2004, p, 233 y ss.

Espiritualidad , ,

4.998 cristianos fueron asesinados en 2024. Uno de cada siete sufre persecución

Jueves, 1 de febrero de 2024

IMG_2535


Según la “Lista mundial de la persecución 2024 publicada” por la organización Puertas Abiertas 

Entre el 1° de octubre de 2022 y el 30 de septiembre del año pasado, 14.766 lugares de culto fueron destruidos o cerrados y 4.998 cristianos fueron asesinados

La discriminación a quienes creen en Cristo se intensifica. Según el informe, Corea del Norte volvió a encabezar el ranking negativo de persecución más severa, seguida de Somalia, Libia, Eritrea, Yemen, Nigeria, Pakistán, Sudán, Irán y Afganistán

Otra forma de violencia, los ataques a la propiedad, también aumentaron de manera impresionante en comparación con el año anterior; la cifra se triplicó. La organización de ayuda interreligiosa reveló que nunca antes tantas iglesias fueron atacadas

La situación de los cristianos en el mundo continúa deteriorándose y las persecuciones se intensifican. Más de 365 millones de cristianos en el mundo enfrentan altos niveles de persecución y discriminación debido a su fe, es decir, uno de cada siete cristianos, según el informe de la Lista Mundial de la Persecución 2024′ que presentó la organización Puertas Abiertas.

Según la organización de ayuda interreligiosa, solo entre el 1 de octubre de 2022 y el 30 de septiembre de 2023, 14.766 edificios cristianos fueron destruidos o cerrados y 4.998 cristianos fueron asesinados y advierten que el número de casos no denunciados es mucho mayor. Desde hace más de 30 años, la organización de ayuda Puertas Abiertas elabora un ranking de los 50 países con mayor persecución a los cristianos.

IMG_2536

(pincha en la foto para ampliarla)

Para analizar la situación de los cristianos en estos países, el informe examina dos tipos de persecución: persecución de “martillo, que se refiere a la violencia contra personas e iglesias, y persecución de “tornillo, que se refiere a áreas en las que los cristianos son discriminados o sometidos a fuertes presiones debido a su fe.

Fuerte persecución en 57 países

Según el informe, Corea del Norte volvió a encabezar el ranking negativo de persecución más severa, seguida de Somalia, Libia, Eritrea, Yemen, Nigeria, Pakistán, Sudán, Irán y Afganistán. Los países más poblados del mundo, India y China, ocupan el puesto 11 y 19, respectivamente. En total, el informe revela que en 57 países los cristianos enfrentan una persecución particularmente severa.

El continente asiático tiene la mayor proporción de cristianos perseguidos: 2 de cada 5 no pueden practicar su religión pacíficamente. En India y Pakistán, donde la persecución aumentó aún más durante 2023, son el objetivo de turbas odiosas que atacan iglesias y molestan a los fieles. Los cristianos también sufren violencia institucional a través de leyes anticonversión y antiblasfemia vigentes en ciertos estados de la India y Pakistán. La India tiene así el récord de cristianos encarcelados en el mundo: de 4.125 cristianos encarcelados, tiene 2.332.

Aumento de la violencia contra las personas y la propiedad

En términos más generales, la violencia directa contra los cristianos dio un salto impresionante en un año. Son 42.849, frente a los menos de 30.000 del año anterior que fueron víctimas de agresiones, como amenazas de muerte o palizas. Es en el África subsahariana donde el yihadismo hace estragos, y donde los ataques personales alcanzan proporciones aterradoras. También este año Nigeria es el país donde el número de cristianos asesinados es mayor.

Es en el África subsahariana donde el yihadismo hace estragos, y donde los ataques personales alcanzan proporciones aterradoras. También este año, Nigeria es el país donde el número de cristianos asesinados es mayor”

En 2023, de los 4.998 cristianos asesinados en todo el mundo, 4.118 murieron en Nigeria, o el 82% de ellos. Durante la Nochebuena, cerca de 200 personas fueron masacradas por bandas yihadistas en lugares de culto. Además, Nigeria también tiene el mayor número de cristianos secuestrados, con 3.300 secuestros de 3.906.

IMG_2538Clasificación (pincha en la fotos para ampliarla)

Otra forma de violencia, los ataques a la propiedad, también aumentaron de manera impresionante en comparación con el año anterior. En 2023, se cometieron 27.171 ataques contra propiedades privadas cristianas: más del triple de la cifra registrada para el año 2022. Pero los objetivos son principalmente iglesias y propiedades públicas cristianas (escuelas, hospitales).

El número de edificios atacados literalmente se disparó en 2023: más de 14.766, frente a 2.110 en 2022, fueron “atacados, destruidos, saqueados, dañados, quemados, cerrados por la fuerza o confiscados”.

En China, las autoridades han cerrado 10.000 iglesias que no pertenecen a la Iglesia oficial, a pesar de que se levantaron las restricciones sanitarias relacionadas con el Covid-19.

Una realidad sin duda aún más oscura

En cuanto a América Latina, preocupa el creciente deterioro de Nicaragua. De hecho, sube veinte puestos para situarse como el número treinta de los países más peligrosos del mundo para los cristianos, después de no haber aparecido en la lista en el informe del año pasado. Peor es la situación en Cuba, que sigue siendo el país más peligroso de América Latina para los cristianos.

Laos también está experimentando un aumento de los ataques: cuatro cristianos asesinados el año anterior y una veintena de iglesias obligadas a cerrar o degradadas. Pero lo más sorprendente es que Argelia también se ve afectada por el aumento de la persecución contra los cristianos y gana cuatro puestos en la clasificación, pasando del puesto 19 al 15. La comunidad cristiana de Argelia, compuesta principalmente por protestantes y evangélicos, ha visto varias de sus iglesias cerradas por las autoridades y algunos de sus representantes encarcelados por hacer proselitismo o participar en eventos religiosos prohibidos.

Menos cristianos asesinados, pero más desplazados

IMG_2537 (pincha en la fotos para ampliarla)

La noticia esperanzadora que deja el informe de ‘Puertas Abiertas‘ es que descendió el número de cristianos asesinados a causa de su fe con 4.998 personas, frente a los 5.621 de 2023 y los 5.898 de 2022. Del total de asesinados en el último año, nada menos que 4.118 ocurrieron en Nigeria.

El estado africano también lidera otros tipos de violencia. Se estiman mil casos de violencia sexual y más de diez mil casos de violencia física y psicológica, aunque esas cifras podrían ser muy superiores.

En cuanto a los cristianos encarcelados en 2023 fueron 4.125, de los que 2.332 tuvieron lugar en la India. Si hacemos alusión a los secuestros, se recogieron en el estudio 3.906, frente a los 5.259 de 2023. Sin embargo, creció de manera considerable el número de cristianos obligados a huir de su hogar o país con 295.120 personas, frente a los 139.307 del informe de 2023.

Por tanto, el informe constata un deterioro general de la condición de los cristianos en el mundo, particularmente en los países ya afectados de África, Asia y América Latina. Sin embargo, la ONG precisa que la situación en realidad podría ser mucho más oscura de lo que indica en su informe. Por lo tanto, la violencia sexual o los matrimonios forzados no pueden contarse, y las víctimas sufren estigma y trauma. Sobre todo, el número de muertes podría ser significativamente mayor, informa la ONG: en varios países, los cristianos víctimas de discriminación mueren por falta de acceso a las infraestructuras más esenciales, en medio de una indiferencia general.

Fuente Religión Digital

Cristianismo (Iglesias), General , , , ,

Trans en Turquía: “La ONU volvió a darle vida a mis sueños”

Jueves, 1 de febrero de 2024

Derechos humanos


Shiraz, una mujer trans de 23 años de Alejandría (Egipto), intentó suicidarse al no ser aceptada por su familia. Hoy, con el apoyo de la agencia de migración de la ONU (OIM), ve un futuro mejor en su nuevo hogar en la ciudad turca de Esmirna.

 A primera vista, nadie se daría cuenta del tumultuoso viaje que Shiraz ha afrontado para encontrar su lugar en el mundo. Shiraz estudia programación y sueña con ser cardiocirujana. Le gusta la danza del vientre, y sus videos de en la plataforma social TikTok acumulan miles de visitas y likes.

Sin embargo, el observador perspicaz notaría las cicatrices de sus brazos, que revelan su historia de manera silenciosa.

“La primera vez que me identifiqué como niña fue de pequeña”, recuerda. “Anhelaba ir a una escuela para niñas“.

La revelación de la infancia de Shiraz marcó un cambio en su vida. Su familia conservadora, incapaz de comprender su identidad de género, respondió con violencia. Más tarde, cuando era adolescente, la sometieron a una dolorosa terapia electroconvulsiva y la convencieron de que su identidad de género era un trastorno mental.

Después de un par de sesiones, no pude soportarlo más e intenté suicidarme. Me tiré desde un tercer piso. Me rescató la gente que se reunía abajo”, relata.

A pesar de que sufría un tormento inimaginable, Shiraz no recibió el apoyo necesario. La diferencia entre su apariencia física y la apariencia que figuraba en sus documentos de identidad oficiales le convirtió la vida en un reto.

Durante un tiempo encontró refugio en casa de su abuela, quien era su único apoyo, hasta que también ella recibió amenazas de violencia. Entonces, Shiraz quedó abandonada en la calle.

Fue entonces cuando supo de la existencia de una ONG que ayudaba a personas como ella. Al tener la oportunidad de reflexionar sobre su futuro, se planteó la posibilidad de emigrar. Así empezó su viaje a Turquía.

Primero se trasladó a Estambul y luego a Mersin, en el sur del país. Allí la vida tampoco fue fácil al principio, tuvo que enfrentarse a retos similares, buscar apoyo y protección.

“Estaba deprimida. Nunca imaginé que volvería a estudiar”, rememora.

Una organización local remitió a Shiraz al Centro Municipal y Comunitario de Inmigrantes de Mersin, gestionado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en coordinación con el Ayuntamiento Metropolitano de Mersin, que brinda a asistencia a quienes necesiten desde apoyo psicosocial, hasta asesoramiento jurídico y facilitación de trámites esenciales.

Fue la OIM la que volvió a darle vida a mis sueños“, sostiene.

En los dos últimos años, el Centro se ha convertido en un faro de esperanza para Shiraz. Recibió el apoyo psicosocial que tanto precisaba, al igual que ayuda con el alojamiento. Además, el Centro le facilitó servicios de traducción para obtener sus documentos de identidad y la ayudó a matricularse en una universidad de Esmirna.

Ahora estudio en la Facultad de Programación, pero quiero cambiar a Medicina. Para eso necesito mejorar mi turco“, explica. “Quiero ser cardiocirujana, ya que a menudo nos duele el corazón. Quiero ayudar a la gente.

En vías de su reasentamiento en un tercer país, Shiraz anticipa una nueva etapa en su vida y está dispuesta a hacer realidad sus sueños, “como debería hacer toda chica“. Domina el árabe, el alemán, el inglés, francés y español, y confía en su capacidad para instalarse pronto en su hogar definitivo.

El Centro Municipal y Comunitario de Inmigrantes, que forma parte del programa de Protección y Resiliencia de la OIM, se gestiona en cooperación con el Ayuntamiento Metropolitano de Mersin. Es uno de los seis centros que funcionan en toda Turquía, cuyo objetivo es prestar la asistencia necesaria a los migrantes y refugiados y fomentar la cohesión entre las comunidades. El apoyo a través de los centros es posible gracias a la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín

Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.

United Nations


Mirada global Historias humanas

Fuente Noticias ONU.

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Kirill llama a Rusia a luchar contra Occidente, el “Anticristo”: la ideología de género, la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo y la “propaganda a favor del cambio de sexo”,

Jueves, 1 de febrero de 2024

IMG_1008El patriarca ortodoxo arremete contra lo que considera “un edificio al borde del colapso

El patriarca ortodoxo de Moscú, Kirill I, ha llamado a Rusia a luchar contra el “mal” de Occidente. “Es muy importante que nuestro país sea capaz de liderar la resistencia contra -diré ahora una palabra increíble- el Anticristo“, afirmó el líder de la iglesia en la cámara alta del parlamento, el Consejo de la Federación. Hay que defenderse de la llegada del “mal

El patriarca Moscú, Kirill I, ha llamado a Rusia a luchar contra el “mal” de Occidente. “Es muy importante que nuestro país sea capaz de liderar la resistencia contra -diré ahora una palabra increíble- el Anticristo“, afirmó el líder de la Iglesia ortodoxa rusa en la cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Federación. Hay que defenderse de la llegada del “mal”, aseveró quien se ha convertido en uno de los principales aliados del presidente Vladimir Putin.

Según Kirill, las élites de los países occidentales se basan en valores anticristianos y están embarcados en lo que considera un proceso para disolver la herencia cristiana. “Hoy en día, las élites occidentales están librando una guerra contra la institución de la familia tradicional, por supuesto con el pretexto del respeto a los derechos humanos y la libre elección”, afirmó el jerarca, criticando, como ya ha hecho en otras ocasiones, la ideología de género, la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo y la “propaganda a favor del cambio de sexo”, según informa Katholisch.

Un ataúd lleno de huesos

“La casa europea, para decirlo con palabras del Evangelio, se parece cada vez más a un ataúd pintado, que se ve hermoso por fuera, pero por dentro está lleno de huesos de un hombre muerto y todo tipo de suciedad“, abundó en su descripción del declive de Occidente, sen su opinión.

El edificio impresiona por su lujo, “pero los cimientos son irremediablemente débiles y los muros de carga están al borde del colapso”.

 

Fuente Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , ,

Una parte importante de los discursos de odio antiLGTBI+ en Twitter proviene de cuentas falsas

Jueves, 1 de febrero de 2024

IMG_2689


Los usuarios lgtbifóbicos, la mayoría asociados a cuentas falsas, muestran más su odio en comentarios y lo hacen, sobre todo, contra las mujeres trans, según un estudio sobre la red social X de la FELGTBI+ junto a 40dB.

Un informe elaborado por la agencia de investigación 40dB para la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELGTBI+) revela que una parte importante de los discursos de odio contra el colectivo LGTBI+ en la red social X (antes Twitter) proviene de cuentas potencialmente falsas.

El secretario de Organización de la Federación Estatal LGTBI+, Ignacio Paredero, explica que “los datos apuntan a que se trata de estrategias organizadas para estigmatizar y humillar a las personas LGTBI+ que, además, Twitter permite con total impunidad”. “A día de hoy, no existe en esta red social ningún tipo de herramienta de control de bots, lo que deja a las personas pertenecientes a grupos en situación de vulnerabilidad completamente expuestas e indefensas ante posibles campañas de señalamiento”, denuncia.

La Federación Estatal LGTBI+ insiste en la necesidad de un Pacto de Estado contra los discursos de odio para frenar las semillas de la violencia.  

Por esta razón, la presidenta de la Federación Estatal LGTBI+, Uge Sangil, reivindica con urgencia “un Pacto de Estado contra los Discursos de Odio hacia los grupos en situación de vulnerabilidad que incluya medidas para la prevención y la erradicación del odio en las redes sociales”.

“No podemos permitir que se siga vertiendo odio contra los grupos vulnerables en las redes sociales que a día de hoy se han convertido en una herramienta fundamental de socialización. Este odio lo sufren personas reales, con nombres y apellidos, que pagan las consecuencias a diario en forma de discriminaciones y violencias en su trabajo, en la calle e incluso, en ocasiones, en su familia. Los discursos de odio son el origen de los delitos de odio, tomemos medidas ya”.

Investigación de 40dB para la Federación Estatal LGTBI+

La investigación analiza las narrativas en torno a los derechos LGTBI+ desde la fecha en que Vox desplegó “la lona del odio”, hasta la celebración del Orgullo estatal 2023 y el inicio de la campaña electoral para las elecciones generales. Así, concluye que, del total de mensajes emitidos, un 86% eran de apoyo, mientras que un 14% eran discursos de odio, muy dirigidos, además, contra las personas trans.

Según explica la representante de 40dB, Erika Bejerano, “dentro de este 14% de mensajes de odio, la investigación ha encontrado dos subcomunidades emisoras: la subcomunidad trans-excluyente y la de extrema derecha, presentando, ambas, mucha cercanía e indicios de contener cantidades significativas de cuentas fraudulentas”.

Los indicios para realizar esta afirmación son los siguientes:

1. El número de cuentas con nombres de perfil ficticios (no registrados en el INE) es mayor en ambas subcomunidades que en la muestra aleatoria utilizada como referencia de comparación.

2. Tanto la comunidad de extrema derecha (7,4%), como la feminista trans-excluyente (4,6%), presentan una proporción de cuentas matrícula significativamente mayor de lo habitual en Twitter (1,9%). Las cuentas matrícula son aquellas que no han modificado el “screen name” que les otorgó aleatoriamente Twitter cuando fueron creadas.

3. Es en 2021 cuando usuarios de extrema derecha y trans-excluyentes desembarcan en Twitter a un ritmo muy superior al de la creación de cuentas en el común de la red social. La tan reciente creación de muchos de estos perfiles puede ser un indicativo adicional de una importante presencia de cuentas profesionales, bots y, en definitiva, de algún tipo de campaña dirigida.

4. El hecho de que las subcomunidades trans excluyentes y de extrema derecha hayan emitido, de media, una cantidad de tweets muy superior a la de los usuarios de la muestra aleatoria.

Fuente FELGTBI+

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.