Archivo

Archivo para Viernes, 20 de noviembre de 2020

La tentación de la pereza

Viernes, 20 de noviembre de 2020

Del blog de Henri Nouwen:

image_content_27985253_20190904191312-640x360

“El concepto de pereza me ayuda a comprender mi propio mundo mucho mejor. No es el mal o el bien lo que caracteriza nuestra conducta, sino la indiferencia pasiva hacia ambos lados. Puedo ver qué difícil es, por no decir imposible, predicar a la gente perezosa, porque nada les importa. No les mueve un pensamiento agradable, ni una idea excelente, ni una perspectiva alentadora, ni le indignan las palabras fuertes, las ideas sórdidas o los puntos de vista destructivos. Evelyn Waugh, una vez definió la pereza como el pecado dominante en los últimos tiempos. Parece el pecado de una generación echada a perder, a la que no le importa nada.

Me pregunto si la pereza no es una tentación especial para los mayores, que han visto demasiados acontecimientos pero pocos cambios. Me doy cuenta de que a veces me cansa iniciar otra pelea, proseguir otra batalla en busca del bien. A veces deseo estar a solas. Pero Dios no quiere que descanse demasiado pronto. He de ser fiel hasta el final, confiando siempre en el cumplimiento total de la promesa de Dios”.

*

Henri Nouwen,
Diario del último año de vida

pereza-espiritualidad-bnei-baruch-mexico-kabbalah

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

Leonardo Boff: “Sin políticas públicas, las personas serían tragadas por un destino atroz”

Viernes, 20 de noviembre de 2020

Sororidad-solidaridad-pandemia_2286681328_15082674_660x371“La Covid-19 cuestiona el sentido de la vida”

“Los mantras del neoliberalismo fueron destrozados. ¿Sirvió para algo el lema de Wall Street “la codicia es buena”? Nadie come computadoras, ni se alimenta de los algoritmos de la inteligencia artificial”

“Todo el mundo habla de la medicina, de la técnica, de los insumos y especialmente de la búsqueda ansiosa de una vacuna contra la Covid-19. Pocos hablan de la naturaleza”

La irrupción de la Covid-19, alcanzando a todo el planeta y matando a más de un millón de vidas sin poder ser veladas ni recibir el cariño último de sus familiares, además de infectar a otros muchos millones de personas, plantea la inquietante pregunta: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Por qué todo este sufrimiento? ¿Qué nos quiere decir la naturaleza con este virus invisible que ha puesto de rodillas a todas las potencias militares, haciendo ineficaces sus armas de destrucción masiva? La Covid-19 cayó como un meteoro sobre el sistema del capital y el neoliberalismo. Sus mantras fueron destrozados. ¿Sirvió para algo el lema de Wall Street “la codicia es buena”? Nadie come computadoras, ni se alimenta de los algoritmos de la inteligencia artificial.

¿Cuáles eran los dogmas de la fe capitalista y neoliberal?: Lo esencial es el lucro, en el menor tiempo posible, la competencia feroz, la acumulación individual o corporativa, el saqueo cruel de los recursos de la naturaleza, dejando las externalidades por cuenta del estado, la indiferencia ante la tasa de iniquidad social y ambiental, la postulación de un Estado mínimo para escapar de las leyes limitantes y poder acumular más libremente.

Si hubiésemos seguido estos mantras, el exterminio de vidas humanas habría sido incalculable. Sin políticas públicas, las personas serían tragadas por un destino atroz.¿Qué nos ha salvado? Aquellos valores y actitudes ausentes en el sistema del capital y el neoliberalismo: darnos cuenta de que no somos “dioses” sino totalmente vulnerables y mortales, expuestos a lo imprevisible. Lo que cuenta no es el lucro sino la vida; no es la competencia sino la solidaridad; no es el individualismo sino la cooperación entre todos; no el asalto a los bienes y servicios de la naturaleza sino su cuidado y protección; no un estado mínimo, sino el estado suficientemente pertrechado para atender las demandas urgentes de la población. Dicho directamente: ¿qué vale más, la vida o el lucro? ¿La naturaleza o su expoliación desenfrenada?

Responder a estas preguntas inaplazables es interrogarse sobre el sentido o el absurdo de nuestra vida, personal y colectiva. El aislamiento social es una especie de retiro existencial que la situación nos ha impuesto. Se crea la oportunidad de hacer estas preguntas ineludibles. Nada es fortuito en este mundo. Todo guarda una lección o un sentido secreto que debe ser revelado, por más desconcertante que sea la realidad. Lo que no podemos permitir es que este sufrimiento colectivo sea en vano. Funciona como un crisol que purifica el oro, que acrisola nuestra mente, y pone en jaque ciertos hábitos para ser revisados y otros nuevos para ser incorporados, especialmente en lo que se refiere a nuestra relación con la naturaleza y el tipo de sociedad que queremos, menos perversa y más solidaria.

Todo el mundo habla de la medicina, de la técnica, de los insumos y especialmente de la búsqueda ansiosa de una vacuna contra la Covid-19. Pocos hablan de la naturaleza. Pero es necesario considerar el contexto del brote del coronavirus. No está aislado. Vino de la naturaleza que durante siglos fue saqueada irresponsablemente por el proceso industrial del capitalismo y también del socialismo, en la falsa suposición de que la Tierra tendría recursos infinitos. Hemos deforestado despiadadamente y destruido así los hábitats de miles de virus que viven en los animales e incluso en las plantas. Al perder su “morada natural”, buscan en nosotros un sitio para sobrevivir. Así hemos conocido una amplia gama de virus como el zica, el chikungunya, el ébola, las series derivadas del SARS, como el de la Covid-19 entre otros.

Se trata de un contraataque de la naturaleza o de la Madre Tierra contra la humanidad, con el que quiere darnos una severa advertencia: “detengan la agresión despiadada, que destruye las bases físico-químicas-ecológicas que sostienen vuestra vida; de lo contrario podríamos enviarles virus mucho más letales que podrían diezmar a miles de millones de ustedes, de la especie humana, y afectar gravemente a la biosfera, ese fino manto un poco mayor que el filo de una navaja que garantiza la continuidad de la vida”.

¿Prevalecerán estas advertencias vitales o el afán de acumular y asegurar intereses materiales? ¿Tendremos suficiente sabiduría para responder a la alternativa que el Ser que hace ser a todos los seres nos presenta?: Te propongo la vida y la muerte, la bendición y la maldición; elige la vida para que puedas vivir con tu descendencia” (Dt 30:19). Portadores de una fe en un Dios “apasionado amante de la vida” (Sab 11,26) apostamos todavía por un sentido de la historia y de la vida. Ellas escribirán la última página de la saga humana, construida con tanto esfuerzo en este planeta.

Esto sin embargo no debe desviar nuestra mirada de lo que está ocurriendo en el escenario mundial y específicamente en el brasilero, donde un jefe de estado negacionista no tiene como proyecto cuidar de su pueblo y de nuestra exuberante naturaleza. Con desprecio e ironía se comporta como Nerón que presenciaba como Roma ardía tocando la cítara.

Consumismo-autodestruccion_1689141205_13203500_667x375

Destrucción Agencias

A pesar de todo esto, nuestra esperanza no muere. Como afirma la Fratelli tutti del Papa Francisco: “La esperanza nos habla de una realidad enraizada en lo profundo del ser humano, independientemente de las circunstancias concretas y los condicionamientos históricos en los que vive” (Nº 55). Aquí resuena el principio esperanza, que es más que una virtud, es un principio, un motor interior que proyecta nuevos sueños y visiones, tan bien formulados por el filósofo alemán Ernst Bloch en El principio esperanza. Esta esperanza nos recuperará el sentido de vivir en este pequeño y amado planeta Tierra.

Aunque somos seres contradictorios, hechos simultáneamente de luz y de sombras, creemos que la luz triunfará. Muchos bioantropólogos y neurocientíficos nos confirman que somos por esencia seres de bondad y de cooperación. Prevalece una bondad fundamental en la vida.

El hombre común, que conforma la gran mayoría, se levanta, gasta un tiempo precioso en los autobuses, va al trabajo, a menudo duro y mal pagado, lucha por su familia, se preocupa por la educación de sus hijos, sueña con un país mejor. Sorprendentemente, es capaz de hacer gestos generosos, ayudar a un vecino más pobre que él y, en casos extremos, arriesgar su vida para salvar a una niña inocente amenazada de violación. En él está actuando el principio esperanza.

En este contexto, no me resisto a citar los sentimientos de uno de nuestros más grandes escritores modernos, Erico Veríssimo, en su famoso “Contempla los lirios del campo”.

Si en ese momento un habitante de Marte cayera a la tierra, se asombraría al ver que en un día tan hermoso y suave, con un sol tan dorado, la mayoría de los hombres estaban en oficinas, talleres, fábricas… Y si le preguntase a alguno de ellos: ‘Hombre, ¿por qué trabajas tan furiosamente durante todas las horas de sol?’ – escucharía esta singular respuesta: ‘Para ganarme la vida’. Y sin embargo, la vida allí se ofrecía a sí misma, en una milagrosa gratuidad. Los hombres vivían tan ofuscados por los deseos ambiciosos que ni siquiera se daban cuenta. Ni con todas las conquistas de la inteligencia habían descubierto una manera de trabajar menos y vivir más. Se agitaban en la tierra y no se conocían, no se amaban como debían. La competencia los convirtió en enemigos. Y hacía muchos siglos, habían crucificado a un profeta que se había esforzado por mostrarles que eran hermanos, sólo y siempre hermanos. (Ver Lírios do Campo, Civilização Brasileira, Rio de Janeiro 1973. p. 292).

La irrupción de la Covid-19 reveló estas virtudes, presentes en los humanos pero especialmente en los pobres y las periferias, porque se refugiaron allí, ya que la cultura del capital reina en las ciudades, con su individualismo y falta de sensibilidad ante el dolor y el sufrimiento de las grandes mayorías de la población. ¿Qué se esconde detrás de estos gestos diarios de solidaridad? Se esconde el principio esperanza y la confianza de que, a pesar de todo, vale la pena vivir porque la vida, en su profundidad, es buena y fue hecha para ser llevada con coraje que produce autoestima y sentido de valor.

Hay aquí una sacralidad que no viene bajo el signo de lo religioso sino bajo la perspectiva de lo ético, del vivir correctamente y del hacer lo que debe ser hecho. El reconocido sociólogo austríaco-norteamericano Peter Berger, ya fallecido, escribió un libro brillante, relativizando la tesis de Max Weber sobre la total secularización de la vida moderna con el título: Un rumor de ángeles: la sociedad moderna y el redescubrimiento de lo sobrenatural (Voces 1973/2013). Allí describe numerosos signos (los llama “rumor de ángeles”) que muestran lo sagrado de la vida y el significado secreto que siempre tiene, a pesar de todo el caos y las contradicciones históricas.

Voy a dar, siguiendo a Peter Berger, sólo un ejemplo banal, conocido por todas las madres que cuidan a sus hijos por la noche. Uno de ellos se despierta asustado. Tiene una pesadilla, se da cuenta de la oscuridad, se siente solo y se deja llevar por el miedo. Grita llamando a su madre. Esta se levanta, toma al niño en su regazo y en un gesto primordial de magna madre le acaricia y le da besos, le dice cosas dulces y le susurra: “Hijito, no tengas miedo; mamá está aquí. Todo está bien, no pasa nada, querido”. El niño deja de sollozar. Recupera su confianza y poco después se duerme, tranquilo y reconciliado con la oscuridad.

Esta escena común esconde algo radical que se manifiesta en la pregunta: ¿no está la madre engañando al niño? El mundo no está en orden, no todo está bien. Y sin embargo estamos seguros de que la madre no engaña a su hijo. Sus gestos y sus palabras revelan que, a pesar del desorden imperante, reina un orden profundo y secreto.

Así que creemos que los tiempos de la Covid-19, tan dramáticos, pasarán. Esperamos, y cómo esperamos, que por debajo y dentro de ellos se va fortaleciendo un orden escondido que irrumpirá cuando todo pase. De esta manera, la sociedad y toda la humanidad podrán caminar hacia un sentido mayor, cuyo diseño final se nos escapa. Pero siempre hemos intuido que existe y que será bueno. Él será quien escriba la última página con un final feliz. Como escribió el filósofo del Principio Esperanza, Ernst Bloch, verificaremos que el verdadero génesis no fue al principio de las cosas sino al final. Sólo entonces será verdad: “Dios vio todo lo que había hecho y le pareció muy bueno” (Gen 1:31).

Traducción de Mª José Gavito Milano

Fuente Religión Digital

Espiritualidad , , , ,

Casi un tercio de los países de la Unión Europea no trata como enfermas a las personas trans

Viernes, 20 de noviembre de 2020
transderechos

Con motivo del Día de la Memoria Trans (20 de noviembre)

La FELGTB informa de que casi un tercio de los países de la Unión Europea ya no trata a las personas trans como enfermas en sus ordenamientos jurídicos. Así lo recomiendan la Unión Europea (UE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ocho de los 27 países de la UE no exigen diagnósticos médicos, ni hormonación, a este colectivo para poder ver reconocida su identidad. Estos son Dinamarca, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal, Malta, Bélgica y Francia.

Además, fuera de la Unión Europea nueve países reconocen el derecho de autodeterminación. Este reconocimiento es una condición indispensable para garantizar los derechos humanos de las personas trans según los Principios de Yogyakarta. Los países son: Noruega, Costa Rica, México, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Uruguay y Chile.

Por otra parte, también hay otros nueve países (Australia, Brasil, Canadá, Dinamarca, Argentina, Malta, Pakistán, Alemania y el estado de California en EEUU) que reconocen una tercera opción del género para las personas no binarias.

“España no ha actualizado su legislación”

FELGTB recuerda que Naciones Unidas insta a los estados a tomar “las medidas legislativas, administrativas y de cualquier otra índole que sean necesarias para respetar plenamente y reconocer legalmente el derecho de cada persona a la identidad de género que ella defina para sí”. Además, la Comisión Europea promueve la autodeterminación trans como parte de su estrategia para igualdad LGTBI 2020-2025. También la OMS ha dejado de considerar la transexualidad una enfermedad mental.

Sin embargo, tal y como expone la presidenta de la FELGTB, Uge Sangil, “España no ha actualizado su legislación. Sigue exigiendo el diagnóstico de una enfermedad mental, la disforia de género, para que estas personas vean reconocida su identidad a nivel social y legal. También para que puedan cambiar su documentación oficial”.

Sangil explica que, “España encabezó el ranking de países más respetuosos con los derechos del colectivo LGTBI de ILGA tras la aprobación del matrimonio igualitario. Sin embargo, en 2019, dejó de estar ni siquiera entre los 10 primeros. No porque haya habido retrocesos sino porque el resto de países han ido actualizando sus legislaciones”.

“Nos estamos quedando atrás y son las personas más vulnerables de la sociedad, las personas trans, a las que una sociedad democrática como la nuestra está dejando atrás”

Así, asevera que “nos estamos quedando atrás. Lo peor es que son las personas más vulnerables de la sociedad, las personas trans, a las que una sociedad democrática como la nuestra está dejando atrás”.  “Las personas trans somos un colectivo minoritario, menos del 0,1% de la población. No obstante, ya existimos, ya somos hombres, mujeres y personas no binarias que viven en esta sociedad, pero sin ningún tipo de derecho”, asegura.

“El reconocimiento de nuestra identidad a nivel legislativo, sin tutelaje y sin un diagnóstico médico que nos siga presentando como enfermas, es la base para que las personas trans seamos también reconocidas, respetadas y valoradas a nivel social. Sería el primer paso para combatir el rechazo que el mercado laboral tiene a día de hoy hacia este colectivo. También para reducir el acoso escolar y el resto de violencias que sufrimos”, defiende Sangil.

”Necesitamos esta ley para garantizar nuestros derechos humanos y encontrar protección frente a todas las violencias que sufrimos”

Alex Bixquert, coordinador del grupo Trans de FELGTB, añade que la ley debe de incluir medidas de protección social. “Somos un colectivo en riesgo de exclusión social y que sufre una extrema violencia. Esto nos deja en una situación muy vulnerable”, asegura.

Por eso, según reivindica, “urge la aprobación de la Ley Integral Trans y de Igualdad LGTBI. Esta ley incluye medidas antidiscriminatorias y que facilitan la inclusión social”. “Hay una persona trans por cada 1.000 habitantes y, en España, ha habido dos mujeres trans asesinadas por transfobia en 2020. Además, según el Observatorio de Personas Trans Asesinadas, desde 2008, 3.664 personas trans han perdido la vida de forma violenta en 75 países. Necesitamos esta ley para garantizar nuestros derechos humanos, encontrar protección frente a todas las violencias que sufrimos y dejar de ser personas de segunda ante la ley”, manifiesta.

Fuente FELGTB

General , , , , , , ,

Pedro Sánchez envía una carta de apoyo al niño de 11 años que sufrió una agresión homófoba en Cartagena: “Te aseguro que el odio no tiene futuro en nuestro país”

Viernes, 20 de noviembre de 2020

Actualidad_133746805_7371823_1280x1706Pedro Sánchez durante una manifestación LGTB 

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha hecho llegar a una misiva de apoyo al niño cartagenero de 11 años víctima de una agresión presuntamente homófoba por un compañero de clase en un instituto de Cartagena, hecho por el que tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica por la rotura del tabique nasal. La carta ha sido difundida por el colectivo LGTB de dicha localidad, Galactyco, que la ha compartido a través de sus redes sociales

“Sé que tú y tu familia lo habéis pasado muy mal, pero también sé, por lo que he leído de ti, que tienes muchos coraje y que pronto te recuperarás de ese dolor”, reza la carta de Sánchez al joven cartagenero. El jefe del Ejecutivo asegura que, tras haber pasado por el hospital, es turno de las instituciones públicas de “cuidar esas heridas que no llevan vendas, las heridas del corazón. Para garantizar que puedas regresar a clase a disfrutar y aprender”.

La familia del agredido denunció el suceso ante la policía, y su hermana declaró a la televisión pública autonómica murciana que “le decía muchas veces maricón y se metía con él por eso”, hasta que el pasado lunes el presunto agresor “le pegó un puñetazo que lo dejó inconsciente”, y ahora su hermano “está muy triste y destrozado y se pregunta: “¿Por qué a mí?”.

“Tienes de tu lado al Gobierno de España, a Murcia, a Cartagena, a tu instituto, a tus amigos, a tu familia y a la gran mayoría de la sociedad, que se siente orgullosa de ser diversa. Cuenta con todos nosotros para crecer en libertad y sin miedo, para ser como quieras ser sin que nadie te impida cumplir tus sueños”, expresa Sánchez en la carta. “Quiero asegurarte que el odio no tiene futuro en nuestro país. Pero tú, sí. Tú tienes todo el futuro por delante”, remata.

Se trata de dos alumnos de clases diferentes que provienen de centros educativos distintos y que han coincidido por primera vez este curso, donde “una madre de otro alumno ha iniciado una recogida de firmas para que la expulsión de 15 días del centro del presunto agresor sea definitiva”, declaró la hermana del agredido. La Consejería de Educación de la Región de Murcia afirma que “los hechos se produjeron fuera del centro sin que ningún profesor fuera testigo de ello, aunque el conflicto comenzó dentro del instituto con un intercambio de insultos”.

Fuente Agencias

General, Historia LGTBI , , ,

Presidenta del Senado de Chile y Bus del Odio “Entrega un discurso discriminador e inhumano”

Viernes, 20 de noviembre de 2020

senadoramunoz-movilh-820x394

La legisladora Adriana Muñoz rechazó la circulación del bus del odio por Santiago y Valparaíso en compañía de la Mesa de Organizaciones LGBTI.

La presidenta del Senado, Adriana Muñoz, rechazó hoy la circulación del Bus del Odio por las calles de Santiago y Valparaíso, por considerarlo nocivo para los derechos humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersex y queer (LGBTIQ+), siendo su pronunciamiento valorado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh)

En compañía de algunas organizaciones que integran la Mesa de la Diversidad frente al Covid-19, Muñoz apuntó que el Bus del Odio que en Chile promueve la ONG Observatorio Legislativo Cristiano, “lo único que se entrega es un discurso discriminador, inhumano y nosotros no podemos aceptar que en pleno siglo XXI se siga desarrollando una cultura que discrimina. Estamos en contra de aquello”

senadoramuñozmovilhLa legisladora, que en toda su carrera política ha apoyado los derechos LGBTI, rechazó así “todo tipo de manifestación, de instalar una cultura discriminatoria en nuestro país, de instalar una cultura de odio hacia las diferencias, al derecho de las personas a vivir su situación, su  realidad, su vida, cualquiera que esta sea. Nosotros hemos avanzando muchísimo estos en legislación, se han fortalecido las organizaciones de la diversidad sexual, hemos constituido una Mesa durante la presidencia que yo estoy desarrollando en el Senado, una articulación con más de 30 organizaciones de la diversidad sexual para poner en la agenda política, en la agenda legislativa, todas las situaciones que viven muchos chilenos y chilenas en nuestro país”

El Movilh, que es una de la organizaciones que integran la mesa, señaló a través de su dirigente Rolando Jiménez, que el autodenominado “Bus de la Libertad, encabezado por Marcela Aranda, solo circulará  por las calles de Santiago y Valparaíso el en rechazo a los derechos de las personas LGBTIQ+ y del Proyecto de Garantías de la Niñez.

“La ONG Observatorio Legislativo Cristiano, con Marcela Aranda a la cabeza; la misma que rechaza y humilla a su hija trans; desafía la paz, la armonía social y a pretendiendo impedir el avance de una ley justa y necesaria para la estabilidad emocional y psicológica de niñas, niños, niñes y adolescentes como lo es el Proyecto de Garantías de la Niñez, el cual, entre otras categorías, protege a la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género”, dijo Jiménez junto al activista del Movilh Jhoan Hernández.

El dirigente apuntó que “para enfrentar la desinfromación del Bus del Odio, la próxima semana recorreremos las calles el Bus de la Diversidad, un bus que informará sin prejuicios, con amor, con paz sobre la realidad LGBTI”.

En la ocasión también expusieron Abofem, Mums, OTD, Iguales, entre otros.

Fuente MOVILH

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Violencia mediática transodiante a una compañera del Bachillerato Trans Mocha Celis

Viernes, 20 de noviembre de 2020

mochacelis2-960x480Por Manu Mireles y Matías Soich*

El pasado 15 de noviembre, varios medios digitales levantaron una noticia con el titular “DETUVIERON A UN HOMBRE QUE USABA IDENTIDADES ROBADAS PARA ALQUILAR DEPARTAMENTOS Y ABRIR CUENTAS BANCARIAS”. En las notas, se afirma que esta persona “utilizó una imagen suya vestido de mujer” y que “en su vida personal se transviste” (sic). Las notas fueron ilustradas con la imagen de un Documento Nacional de Identidad en el que se reconoce, a simple vista, el rostro de nuestra compañera Viviana González, egresada del Bachillerato Popular Travesti-Trans Mocha Celis. Obviamente, el uso de su imagen se hizo sin su autorización y no tiene vínculo alguno con la noticia. La imagen fue publicada originalmente por Viviana hace meses, a propósito del aniversario de la promulgación de la Ley de Identidad de Género.

En un acto de profunda injusticia, estos medios decidieron ilustrar una noticia acerca de un delito con la foto del DNI de una persona trans sin ningún vínculo con el episodio. El uso no autorizado de la imagen de Viviana produce una falsa asociación entre su identidad y la de la persona investigada por los hechos delictivos. Junto con esto, las precisiones sobre el “vestirse de mujer” de esa persona -datos totalmente irrelevantes en relación con el tema- profundizan la asociación estereotipada entre travestismo y delito. Así, tanto la redacción de la noticia como el uso de la imagen criminalizan la identidad travesti-trans.

Se trata de un acto evidente de violencia mediática por motivos de género, en tanto se difunden imágenes y estereotipos que, al construir patrones socioculturales que reproducen la desigualdad y legitiman la violencia, afectan directamente a uno de los grupos sexo-genéricos más vulnerados de la sociedad argentina como son las personas trans.

“Me siento horrible, siento que esto es un acto de transfobia. Encima publican mi DNI, me siento muy vulnerable, lastimada y perjudicada, porque las personas que vieron la noticia van a creer que es real. Si bien después cuando hice el reclamo algunos medios bajaron las fotos, me parece que el daño está. Ni siquiera tuvieron la empatía de pedir disculpas”, cuenta Viviana.

Comunicación masiva y estereotipos

Una vez más, la comunicación masiva construye y reproduce estereotipos de género que inscriben, en nuestros cuerpos y en nuestras identidades, distintos tipos de violencia. La impunidad con la que se manejan los medios masivos de comunicación respecto de las consecuencias sociales y personales de sus actos, así como la falta de registro que tiene gran parte de la sociedad sobre estos temas, resultan inaceptables.

Hoy le pasó a Viviana, quien cuenta con redes de contención, amor y militancia. Pero nos preguntamos: ¿qué pasa cuando esto mismo le sucede a una travesti que no cuenta con esos recursos? ¿Qué le pasará a la próxima persona trans cuya imagen se use arbitrariamente para ilustrar una noticia sobre delitos con los que nada tiene que ver? Sabemos con certeza que estará más expuesta a la agresión verbal y la violencia física, a recibir hostigamiento y golpes, incluso a ser subida a un patrullero y terminar en un calabozo o desaparecida. La violencia estructural contra las personas trans no es una abstracción, sino un encadenamiento concreto de acciones y omisiones con graves consecuencias sobre la vida de las personas. La comunicación irresponsable y la difusión de estereotipos que criminalizan las identidades trans constituye uno de sus eslabones.

Viviana González es expresidenta del Centro de Estudiantes del Bachillerato Mocha Celis, estudiante del Profesorado en Literatura y profesora de defensa personal feminista. Como parte de su activismo en la Mocha, ha dado una infinidad de notas y relatos en primera persona en los medios y en encuentros públicos, y se ha presentado en diversos escenarios con “La Karateka”, obra que relata la historia de su vida.

Desde la Mocha Celis repudiamos públicamente este hecho y estamos acompañando a Viviana a realizar la denuncia por violencia mediática. Exigimos, como medida mínima de reparación, una disculpa pública y la capacitación inmediata en perspectiva de género de lxs periodistas responsables.

*Docentes del Bachillerato Mocha Celis y activistas

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.