Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Intolerancia’

Democracia

Lunes, 10 de diciembre de 2018

En tiempos convulsos, en los que todos y todas corremos serio peligro ante el Fascismo que vuelve a renacer, conviene tener las cosas claras…

 

israel-levanta-el-primer-monumento-a-los-gays

“La libertad de una democracia no está a salvo si la gente tolera el crecimiento del poder en manos privadas hasta el punto de que se convierte en algo más fuerte que el propio estado democrático. Eso, en esencia, es el fascismo – la propiedad del estado por parte de un individuo, de un grupo, o de cualquier otro que controle el poder privado.”

*

Franklin D. Roosevelt
(sobre el Fascismo)

27th February 1933: Portrait of United States President-elect Franklin Delano Roosevelt (1882-1945) with his wife Eleanor Roosevelt (1884-1962) shortly before he took office, Hyde Park, New York. (Photo by New York Times Co./Getty Images)

Franklin D. Roosevelt  y su esposa, la gran Eleanor

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , ,

¿A quién oramos? IV – (Aclaraciones a los “católicos” que tiran piedras)

Martes, 14 de agosto de 2018

42485535475_d5ef25c46a_nDel blog de Jairo del Agua:

¡Pues sí que se ha armado oiga! Esta larga meditación ha levantado ampollas y me han llovido improperios. Posiblemente porque no “meditaron” y solo leyeron. Sin embargo, fueron muchas más las bendiciones.

Me ha causado especial dolor la acusación de escandalizar a “los sencillos”, porque camino entre ellos huyendo de los simples.

Me es imposible callar “lo que he visto y oído” (He 4,20) precisamente porque ansío ayudar a “los hambrientos”, a los que buscan con sencillo corazón. “Los hartos”, estáticos en su hartura, llenos de sabiduría y rutina, inmunes a toda conversión, no me interesan. No es mi carisma.

Confieso mi sorpresa por las descalificaciones, insultos, ironías y ataques a mi catolicidad. Quienes así se manifiestan se sitúan fuera de la caridad y, por tanto, fuera del Evangelio. Aunque debo agradecerles sinceramente su vacuna contra toda vanidad.

Mis meditaciones se publican en diversos medios para hacer el bien. Las escribo con el corazón más que con la cabeza, desde experiencias más que desde teoría o ciencia. Son “confesiones de un pecador en proceso de conversión”, con muchos errores a su espalda. ¡Que nadie se ofenda, por favor!

Si no te hace bien lo que escribo, deséchalo. ¡Busca lo que te contagie vida! No dicto lecciones y mucho menos dogmas. No hago más que exprimir mis pequeños descubrimientos. Pero vayamos a las siete aclaraciones.

1. No descalifico la “oración de petición”

Es imprescindible para la fragilidad y pequeñez del ser humano (ver Parte II). El problema está en cómo oramos, qué pedimos y a quién. Es esencial ser conscientes de todo eso. La “oración de petición” no sólo es buena, puede ser óptima.

Hay oraciones sublimes bajo apariencia de petición, como el “Veni Creator Spíritus”, la secuencia “Veni Sante Spiritus”, las invocaciones “Alma de Cristo santifícame”, la oración al Crucificado “Miradme oh mi amado y buen Jesús”, la de san Buenaventura “Traspasa dulcísimo Jesús y Señor mío”, etc. Hoy apenas se usan, las consideramos demasiado almibaradas y anticuadas. Sin embargo, son un verdadero crepitar de corazones incendiados, expresión de aspiraciones profundas de enamorados.

Vengo defendiendo -aunque parezca un contrasentido- que en la “oración de petición” más que PEDIR hay que EXPRESAR nuestras aspiraciones y nuestras necesidades humanas. De esa manera las aspiraciones toman volumen, se expanden, crecen y, si es en comunidad, se contagian. Las necesidades al expresarlas, contarlas y sacarlas fuera, pesan menos, uno se desahoga y descansa en Quien nos cuida siempre.

Eso nos prepara para ACTUAR o ACEPTAR, verbos muy olvidados. Esto no es Teología es pura Sicología. Es justamente lo que hacen los que van al sicólogo. ¿Hay algún sicólogo mejor que Jesús de Nazarert?

Dios no necesita nuestras oraciones, ni le convencen de nada, ni le mueven a actuar de otra manera, ni va a retirarnos su favor sin ellas. Somos nosotros los que necesitamos la oración -esa bendita sicoterapia- para apoyarnos, afirmarnos y avanzar. Los milagros ya están dentro de ti, en las potencialidades que recibiste al nacer.

El “milagro de la espiga” ya está en el grano de trigo que se deja transformar en la oscuridad de la tierra. El “milagro de la bombilla” está en vaciarse y abrirse a la energía para incendiarse. Los “milagros de los santos” no son concesiones extraordinarias de lo Alto, son la manifestación de su transformación. La “imagen y semejanza” creció y les tomó, como el fuego convierte al hierro en pura incandescencia.

No hay posibilidad de milagro sin transformación. Los milagros nacen de “abajo”, no llegan de “arriba”: “Si tuvierais fe como un grano de mostaza, diríais a este monte: vete de aquí para allá, y se trasladaría; nada os sería imposible” (Mt 17,20). Lo que Dios quiere es que su vida -su reino la llama el evangelio- crezca en nosotros y nos haga felices: “en cambio, buscad que Él reine y lo demás se os dará por añadidura” (Lc 12,31).

2. No niego que haya que rezar por otros

Lo que digo es que tendríamos que ser conscientes de a quién oramos y situarnos en coherencia. Mejor PRESENTAR al otro y nuestra aspiración a ayudarle que COLGARLE al Señor las necesidades del otro como si fuera un perchero milagroso.

Hay que partir de la convicción (fe) de que Dios ya está volcado por el otro y no hay que CONSEGUIR nada. Más bien hay que IMITAR sus actitudes hacia ese hermano: “¿Además de traerte a esta persona querida, Señor, qué puedo yo HACER por ella siguiendo tu ejemplo? – ¿Cómo puedo SER para ella tu abrazo, tu beso, tu consuelo?”. Puede que nos sorprendan las respuestas.

Las súplicas (incluidas las preces de la Misa) no deberían ser para COLGAR de Dios las necesidades humanas y apaciguar nuestra conciencia. Deberían ser para COMPROMETERNOS con las soluciones posibles hoy.

Nosotros somos las manos de Dios. Y, como son tan pequeñas, necesitamos hacerlas crecer. ¿La manera? VIVIFICAR nuestras aspiraciones identificándolas y expresándolas. GRITAR nuestro deseo de ayudar: ¡Quiero ayudar a esta persona, Señor, muéstrame cómo! Esa forma de pedir nos vitaliza y nos predispone a responsabilizarnos, a solidarizarnos, a MOVILIZAR nuestros recursos internos y externos para ayudar.

Saldríamos de la oración (o de la Eucaristía) más o menos “transformados”, según la intensidad con que hayamos vivido y expresado nuestras aspiraciones profundas. Por desgracia, solemos salir como entramos: “solitarios entre solitarios, codeándonos más que conociéndonos” (Marcel Legaut). Eso sí, con la conciencia anestesiada porque ya le hemos colgado a Dios o a los santos nuestras responsabilidades. Eso explica tanta atonía, tanta rutina, tanto aburrimiento y tanta desbandada.

Cuando hablo de responsabilidades no penséis en grandes cosas. Somos demasiado pequeños. Se trata de dar nuestro pasico de hoy, el que podamos. Se trata de VIVIR lo que decimos que creemos. ¿Cuánto cuesta un beso, un abrazo, una sonrisa, una palabra de aliento, una caricia, un piropo sincero, un “estoy contigo”, un “yo te acompaño a casa” o un “estamos en buenas manos”?… “Muéstrame tu fe sin obras (sólo intercesión) y yo con mis obras te mostraré mi fe” (Sant 2,18).

No tiene sentido que una ola interceda ante el Mar para que conceda agua a otras olas. Más bien la ola “intercesora” debería hacerse consciente de quién es y dónde está para aprovechar su fuerza y levantar las olas desvanecidas.

La fe no consiste en creer que puedo CONSEGUIR sino en FIARME del Mar -en el que estoy sumergido- y apretarme, fundirme, solidarizarme, abrazarme con esas otras olas por las que me preocupo. Cualquier oración comunitaria debería ser una “sinfonía de agua” cantando al Mar.

3. Tampoco niego la influencia de la Virgen y de los Santos en nuestras vidas

No soy un iconoclasta. Para mí, la presencia de Madre en mi vida es esencial. Lo que digo es que no son intermediarios y, por tanto, no se puede hablar de intercesión. Más que orar A los santos hay que orar CON los santos. Y con Madre, por supuesto. Más que pedir hay que VIVIR nuestras aspiraciones CON ellos y COMO ellos.

Nuestra Madre es justamente eso, una “madre” que educa, enseña, aconseja, consuela y acompaña. No es una “diosa menor” a la que haya que pedir milagros, ni el brazo misericordioso que los arranca de un “dios solemne y rígido”.

Es la Madre de nuestro Señor y nuestra, la llena de gracia, nada más y nada menos. Los “excesos católicos” en este tema propiciaron (y propician) la huida de hermanos nuestros, temerosos de caer en idolatría. Hay que reconocerlo por mucha carga popularista que tengamos en contra. Ella no es el Camino, solamente quien me impulsa por Él.

Sugiero estas advocaciones: Virgen del Horizonte (imagen de una bellísima mujer judía, con la cabeza descubierta, ataviada para el viaje, con el brazo derecho extendido hacia un camino que se sumerge en el horizonte; en la peana esta leyenda: “Buscad su rostro”); Virgen de la Adoración (la misma mujer profundamente postrada con éste rótulo al pie: “Glorifica mi alma al Señor”); Virgen de la Alabanza (la misma mujer con los brazos extendidos a lo alto y esta frase a sus pies: “Salta de júbilo mi espíritu en Dios mi salvador”. Tal vez algún artista se atreva a plasmarlas.

Todos los que nos aman (en el cielo o en la tierra) NUNCA llegarán a amarnos y estar tan cerca de nosotros como el Padre. Ellos son sólo sus seguidores.

Pueden influir en nosotros pero no pueden influir en Dios porque es Inmutable. En esta afirmación -una evidencia para mí- podría resumirse todo lo que vengo diciendo sobre la intercesión.

4. “Cada uno hace lo que puede y es muy respetable”

Así me responde un comentarista enojado. ¡Tiene razón! No se puede hacer más que “lo posible” en cada momento. ¡Cierto! Otros me dicen que la intercesión es “de siempre” y figura citada expresamente en la Escritura. ¡También cierto!

Pero… el ser humano es progresivo, está llamado a crecer y madurar (“sed perfectos…”). Las potencialidades del hombre son enormes, bastaría observar el progreso material para darse cuenta. ¿Renunciaremos al progreso espiritual? ¿Nos quedaremos en “esto es lo que me enseñaron mis abuelas”, “se ha hecho o dicho así siempre”?

Estamos llamados a crecer -las citas del Evangelio serían interminables-. Y crecimiento significa “movimiento, cambio, progreso, maduración”. El inmovilismo, bajo cualquier ropaje sagrado o profano que se esconda, es totalmente negativo para el cuerpo y para el alma. Lo que hoy no veo o no puedo, tal vez lo vea o pueda mañana.

El cristianismo es Camino. No es posible permanecer en camino sin caminar.
El cristianismo es Verdad. No eres de la verdad si no te “desnudas” y te dejas penetrar por ella hasta lo más íntimo, aun “soltando” los libros.
El cristianismo es Vida. No estás vivo si no creces y maduras.

Hay quienes ven en la Escritura un límite, una gran cárcel, y la utilizan para encerrarse y encerrar a otros. Incluso para amenazarles, injuriarles, despreciarles y agredirles. No practican la Palabra sino “el palabrazo” que es, justamente, la negación de la Palabra.

Estoy convencido de que la Escritura es una oportunidad, un inmenso camino por recorrer, un precioso canto a la luz, la libertad y el amor, genes dominantes recibidos del Padre. Hay quien confunde la perla -me decía una lectora uruguaya inteligente- con la rugosa valva, la ostra o la baba.

Nos lo dejó dicho el Señor: “Muchas cosas tengo que deciros todavía, pero ahora no estáis capacitados para entenderlas. Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará a la verdad completa. Pues no os hablará por su cuenta, sino que os dirá lo que ha oído y os anunciará las cosas venideras (Jn 16,12). ¿Quién se atreverá entonces a enjaular la Luz? ¿Quién le pondrá cadenas al Espíritu?

No me preocupa que en la Escritura se mencione la judaizante “intercesión”. Si descubro que esa palabra u otras me impiden poner a Dios en el lugar supremo de mi vida, si me oscurecen su Rostro, si me impiden ver su Amor, es que no son perla.

5. La santa Misa

Algunos me golpean con el Misal llenito de intercesiones. La santa Misa es nuestra suprema oración comunitaria, la “celebración” gozosa de nuestras aspiraciones, especialmente adoración, alabanza y acción de gracias. Leer más…

Espiritualidad ,

Hablemos, Parlem

Jueves, 19 de octubre de 2017

Del blog Nova Bella:

banderas_copia_0

Primo Levi nos ha recordado, al inicio de su obra “Si esto es un hombre”, que cuando la intolerancia hacia el “otro” o el “diverso” se transforma en un diseño político estamos, todos, amenazados de muerte. Por eso hace falta no bajar la guardia, no infravalorar palabras o gestos que contribuyen a fomentar el odio o la violencia.

*

Nuncio Ordine,
Corriere della Sera, 23 gennaio 2015

***

Foto Shangay

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , ,

“Nosotros” y “Ellos” (y III), por Enrique Martínez Lozano

Viernes, 30 de junio de 2017

colores-300x225El esquema de la Intolerancia y el Fanatismo

“La intolerancia es la angustia de no tener razón”
(Andréi Sajarov, físico nuclear y Premio Nobel de la Paz 1975).

La intolerancia cae en trampas tan elementales que son fácilmente perceptibles, excepto para la propia personalidad intolerante. Esta –a veces sin ser consciente- proyecta constantemente en otros sus propios “demonios interiores” o sombra no reconocida; se escuda cómodamente en la supuesta culpabilidad ajena y, de ese modo, evita asumir las propias responsabilidades frente a todo lo que le sucede; ignora que el sufrimiento –no hablamos de “dolor”- nace siempre de uno mismo y, en concreto, de la propia mente no observada; permanece en la creencia errónea que le hace pensar que somos “yoes separados” y que esa separación pertenece a nuestra identidad…

      Si tenemos en cuenta que la intolerancia y el fanatismo son hijos de la inseguridad afectiva y de la ignorancia original acerca de quienes somos, parece que solo podremos superarlos si damos pasos en estas cuatro direcciones: crecimiento en autonomía y seguridad personal, gracias a un trabajo psicológico hecho de autoacogida y autoaceptación; comprensión adecuada de la verdadera identidad, que trasciende por completo nuestra “personalidad” o la idea del “yo” que se ha hecho nuestra mente; vivencia de la no-separación radical –no dualidad es amor-, más allá de las diferencias, en la certeza de que no somos iguales, pero somos lo mismo, lo cual implica pasar de la consciencia mítica a la consciencia transpersonal; capacidad para comprender los errores propios y ajenos, como frutos de la ignorancia y, en último término, de la inconsciencia.

         Hace unos años, en un pequeño libro en el que trataba de plantear la relación entre “religión” y “espiritualidad”, escribía: “La intolerancia –que es directamente proporcional al sufrimiento psíquico no elaborado, a la inflación del ego y a un estadio de consciencia mítico- se nutre de la necesidad de tener razón y de la voluntad de poder, y se manifiesta como descalificación del otro”[i].

         Si esto es así, el camino de liberación pasa por la vivencia de la espiritualidad en su sentido más genuino. Porque, como ha escrito el estudioso Jorge Ferrer, “la espiritualidad consiste principalmente en un proceso transformador básico en el que descubrimos y nos desprendemos de nuestro narcisismo para entregarnos al Misterio a partir del cual todo se está manifestando constantemente… [Toda transformación espiritual auténtica] implica despojarse del narcisismo, del egocentrismo, del estar aislado en uno mismo, del interés por uno mismo[ii].

          Así entendida, la espiritualidad es abierta, flexible, pluralista, dialogante, incluyente, universal. No conoce el juicio, la condena ni la intolerancia. Nos sitúa en el camino de la experiencia y la búsqueda. Es coherente con nuestra condición humana, respetuosa con los otros y humilde ante el Misterio inefable. Y nos coloca en la actitud adecuada, porque nos capacita para acceder a nuestra verdadera identidad, que supera y transciende tanto el mito –entendido literalmente- como la inseguridad. Aquella identidad una y compartida, donde se revela la falsedad de la dicotomía básica –“nosotros” frente a “ellos”-, que, aunque sea inconsciente, es el origen de todo enfrentamiento. La dicotomía remite a una visión tribal de la vida –los “nuestros” son siempre los de la propia tribu-; la sabiduría, por el contrario, nos hace ver que lo único que hay es “nosotros”, ya que todos compartimos, no solo la misma suerte, sino la misma identidad profunda.

————————————————

[i] E. MARTÍNEZ LOZANO, La botella en el océano. De la intolerancia religiosa a la liberación espiritual, Desclée De Brouwer, Bilbao 2009, p. 41.

[ii] J.N. FERRER, Espiritualidad creativa. Una visión participativa de lo transpersonal, Kairós, Barcelona 2007.

Espiritualidad , , , , , , , ,

“Nosotros” y “ellos” (II), por Enrique Martínez Lozano

Jueves, 29 de junio de 2017

colores-1-300x300El esquema de la Intolerancia y el Fanatismo

“La intolerancia es la angustia de no tener razón”
(Andréi Sajarov, físico nuclear y Premio Nobel de la Paz 1975).

En cierto modo, la intolerancia –aunque injustificable- es “comprensible”, tanto desde el punto de vista cultural como desde el psicológico. Entre otras cosas, es un pre-juicio –en el sentido más literal del término-, y sabemos que todo prejuicio es inconsciente, lo que hace muy difícil, si no imposible, trabajar sobre él.

         Por lo que se refiere al aspecto cultural, parece innegable que uno de los estadios de la consciencia –el llamado “nivel mítico”, que abarcaría al menos 10.000 años, desde el Neolítico hasta nuestra era, y que sigue presente en nuestras neuronas- se caracteriza por el etnocentrismo.

         En su último libro, Adolf Tobeña, catedrático de Psiquiatría de la Facultad de Medicina y del Instituto de Neurociencias de la UAB, propone el recurso a la psicobiología y las neurociencias para entender los nacionalismos[i]. En esa clave señala “el gregarismo, el etnocentrismo y la xenofobia, como resortes primordiales de los nacionalismos de base identitaria, pese a que se presenten con una impecable y engañosa modernidad”. Lo que –inconscientemente- persigue todo nacionalista es el sueño de “la república perfecta habitada por individuos perfectos”, algo, según él, no difícil de explicar a partir del estudio del cerebro y de la psicobiología.

    Para quien se halla en el nivel mítico de consciencia, su propio grupo es el depositario de la verdad en todos sus aspectos. Para ellos es claro que solo existe un modo correcto de pensar. Los otros se convierten automáticamente en seres equivocados y, por tanto, “inferiores”. Quedan descalificados de raíz. Ante ellos solo cabe una de estas posturas: convencerlos –“traerlos a la verdad”: el proselitismo de todo signo se asienta en esta creencia-, ignorarlos, conquistarlos o eliminarlos.

         Desde un punto de vista psicológico, es claro que la intolerancia y el fanatismo son hijos directos de la inseguridad afectiva. Quien padece inseguridad busca aferrarse a cualquier cosa que alivie su angustia, son frecuencia sin ser consciente de que la raíz de la misma se halla en un pasado lejano y tiene un componente esencialmente afectivo. No es exagerado afirmar que el fanatismo esconde la ausencia de vínculo seguro con la figura materna, que se halla en el origen de la inseguridad que resulta insoportable.

     La personalidad fanática o intolerante puede creerse en posesión de la verdad absoluta, como un modo de obtener una cierta sensación de seguridad. Ahora bien, como tal sensación es sumamente precaria e inestable, será incapaz de tolerar la discrepancia, porque la mera existencia de opiniones diferentes a la suya lo introducirá en una duda que no podrá afrontar. La personalidad insegura es incapaz de permanecer en la incertidumbre y de convivir en la diferencia.

   Sobre estas bases, es comprensible que la intolerancia y el fanatismo se hagan presentes en cualquier ámbito de la existencia humana: relacional, laboral, político, religioso… Hasta el punto de que, incluso en religiones que hacen del amor y de la unidad su primer mandamiento, conviven personalidades intolerantes y fanáticas que, no solo culpan de sus males a los otros, sino que en ocasiones llegan incluso a desear acabar con ellos.

    La historia sociopolítica y religiosa está llena de posturas dualistas y maniqueas que consideran a “los otros” como causantes de “nuestros” problemas. A partir de este diagnóstico no queda sino una acción hostil que trate de eliminar o, al menos, reducir y silenciar al diferente, en comportamientos xenófobos de todo tipo.

   En cierto modo, podría decirse que, en esos planteamientos dualistas, un componente básico de la identidad del “nosotros” consiste justamente en la oposición a “los otros”. Hasta el punto de que un “enemigo” común más fuerte es capaz de unir en una misma lucha a enemigos que parecían irreconciliables entre sí. A este respecto, Yuval Harari, el historiador israelí ya citado, cuenta que el día del desfile gay en Jerusalén, organizado por la comunidad LGTB, es “el único día de armonía en la ciudad”: religiosos judíos, cristianos y musulmanes se ven poderosamente unidos en una causa común; todos se enfurecen a la vez y con la misma intensidad contra dicho desfile.

     Con el grito, reiterado y cansino, de “America first”, Donald Trump no hace sino intentar construir una identidad sobre la base de la oposición o incluso el rechazo de “los otros”, a quienes se culpa de todos los males propios.

___________________________________________________________________________

[i] A. TOBEÑA, La pasión secesionista. ¿El ímpetu secesionista nació a partir de un enamoramiento colectivo?, ED Libros, Barcelona 2017.

Espiritualidad , , , , , , , ,

“Nosotros” y “ellos” (I), por Enrique Martínez Lozano

Martes, 27 de junio de 2017

isla-300x200El esquema de la Intolerancia y el Fanatismo

“La intolerancia es la angustia de no tener razón”
(Andréi Sajarov, físico nuclear y Premio Nobel de la Paz 1975).

El psiquiatra y estudioso de la mente Daniel Siegel, en uno de sus libros, cuenta un antiguo chiste judío, que bien puede servir de pórtico a las reflexiones que siguen. Cuando fue rescatado, un hombre que había estado veinte años viviendo en una isla desierta, preguntó a los rescatadores si les gustaría ver las estructuras que había construido. Les enseñó su modesto hogar en un pequeño valle, una biblioteca, un templo en lo alto de la colina, una zona para hacer ejercicio al pie de la misma, y otro templo cerca de la playa. Cuando los rescatadores le preguntaron por qué había construido dos templos siendo el único habitante de la isla, la respuesta fue inmediata: “¡Porque nunca sería miembro de otro templo!”[i].

El guión que rige cualquier actitud intolerante es sumamente simple: consciente o inconscientemente, divide a la humanidad en dos grupos que considera radicalmente enfrentados. De una parte, estaríamos “nosotros”, que nos hallamos en la verdad y somos merecedores de atención y cuidado, de respeto e incluso admiración; de la otra, se encontrarían “ellos”, quienes están forzosamente equivocados porque pertenecen a un grupo que no tiene arreglo.

Con frecuencia aparecen campañas en las que esta dinámica se muestra con total claridad. Nombraré solo dos hechos recientes que han producido un eco notable en la sociedad.

La asociación “Hazte Oír” sacaba a la calle un autobús en el que, bajo apariencia de “neutralidad” biológica –“los niños tienen pene, las niñas tienen vulva” –, transmitía un rechazo condenatorio a lo diferente, sin ser conscientes del dolor que tal rechazo provoca en personas transexuales. Como si todo aquello que atenta contra las propias creencias o posicionamientos fuera erróneo y hubiera que descalificarlo y eliminarlo. En el fondo, lo que late es muy simple: “puesto que «nosotros» estamos en la verdad, «ellos» están en el error”.

Por las mismas fechas, en un desafortunado e incluso torpe programa de EiTB (Euskal Irrati Telebista, la cadena de radiotelevisión pública vasca), se hablaba despectivamente de “los españoles” –a quienes se tachaba de “fachas”, “paletos”, “chonis” y “atrasados”, además de “mongolos” –, en contraposición con “nosotros” –los “privilegiados” miembros de un pueblo “superior” –. Bastaría un mínimo de distancia para observar, no solo que tales percepciones únicamente pueden nacer de una consciencia mítica (tribal), sino que, irónicamente, se proyecta –y, por tanto, se percibe– en los otros justamente aquello que se da –reprimido e inconsciente– en uno mismo. Siempre ha sido un recurso fácil el del “chivo expiatorio” para condenar fuera lo que no se quiere aceptar como propio. Una vez más, la misma dinámica: “ellos” frente a “nosotros”.

Por lo que se refiere al campo religioso, tendría que alertar el hecho de que cada grupo asume la convicción de que cree en la “verdad”, mientras que son solo todos los demás los que creen en supersticiones. De ese modo, lo que para una comunidad religiosa es una verdad incuestionable, para otra no pasa de ser una superstición insostenible. Hasta ahí llega el etnocentrismo mítico.

En un marco más amplio, resulta profundamente significativo que en muchas culturas se haya reservado el término “humanos” para referirse exclusivamente a los miembros del propio grupo o etnia. Los otros eran no-humanos o menos humanos, por lo que se justificaba de entrada cualquier acción que se pudiera emprender en su contra. La posible empatía quedaba de ese modo cortada de raíz.

A este propósito, el historiador israelí Yuval Noah Harari, en un libro sumamente interesante, escribe:

“La evolución ha convertido a Homo sapiens, como a otros animales sociales, en un ser xenófobo. Instintivamente, los sapiens dividen a la humanidad en dos partes: «nosotros» y «ellos». Nosotros somos personas como tú y yo, que compartimos idioma, religión y costumbres. Nosotros somos responsables los unos de los otros, pero no responsables de ellos. Siempre hemos sido distintos de ellos, no les debemos nada. No queremos ver a ninguno de ellos en nuestro territorio, y nos importa un comino lo que ocurra dentro de sus fronteras. Ellos apenas son humanos. En el lenguaje de los dinka del Sudán, «dinka» significa sencillamente «personas». Los que no son dinka no son personas. Los enemigos acérrimos de los dinka son los nuer. ¿Qué significa la palabra «nuer» en el idioma de los nuer? Significa «personas originales». A miles de kilómetros de los desiertos del Sudán, en las frías y heladas tierras de Alaska y el nordeste de Siberia, viven los yupik. ¿Qué significa «yupik» en el lenguaje de los yupik? Significa «personas originales»[ii].

 

Enrique Martínez lozano

 


[i] D.J. SIEGEL, Viaje al centro de la mente, Paidós, Barcelona 2017, p.226.

[ii] Y.N. HARARI, Sapiens: De animales a dioses. Breve historia de la humanidad, Debate, Barcelona 2014, p.219-220.

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , , , , , , ,

El prefecto de Doctrina de la Fe niega la posibilidad de comulgar a los divorciados recasados

Miércoles, 4 de mayo de 2016

Priesterweihe 2012 Dom St. Peter Foto: altrofoto.de ¿Cuándo se extinguirán estos sotanosaurios? No quiero ni imaginarme lo que pensará de nosotros y nosotras…

“Los divorciados vueltos a casar tienen que vivir en castidad total, como hermanos”

Asegura que Hans Küng es un hereje, que “no cree en la divinidad de Cristo ni en la Trinidad”

(José Manuel Vidal).- Asegura que es “una tontería” decir que está contra el Papa, pero, en sus declaraciones, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, prefecto de Doctrina de la Fe, sostiene, al contrario de Francisco, que los divorciados vueltos a casar no pueden acceder a la comunión sacramental o que la infalibilidad no se puede cuestionar, como hace el ‘hereje’ Hans Küng, que “no cre en la divinidad de Cristo ni en la Trinidad”.

El purpurado alemán estuvo en Madrid, en la Francisco de Victoria, la Universidad de los Legionarios de Cristo, para presentar su último libro-entrevista ‘Informe sobre la esperanza’ y pronunciar una conferencia. Arropado por algunos de los suyos en España, como el cardenal Rouco, el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, o los obispos auxiliares de Getafe y Madrid, Rico Pavés y Martínez Camino.

Antes, en una concurrida rueda de prensa, el ‘guardián de la ortodoxia’ sostuvo, en contra de lo que mantiene el Papa en la exhortación postsinodal ‘Amoris laetitia’, que los divorciados vueltos a casar no pueden acercarse, en ningún caso, a la comunión sacramental y, a lo máximo que pueden aspirar, después de confesarse, es a vivir “como hermanos”.

Con lenguaje y maneras suaves, pero muy duro en el fondo, el purpurado alemán rechazó, por activa y por pasiva, la puerta que abre la ‘Amoris laetitia’ a los divorciados recasados, entre otras cosas porque “no es posible vivir en gracia de Dios en condiciones objetivas de pecado”.

Müller sostiene que “es una contradicción” estar divorciado y querer comulgar y, como es es algo que pertenece al derecho divino, no al canónico, ni la Iglesia ni Papa alguno puede cambiarlo”. Y es que “el matrimonio es un sacramento y la Iglesia no puede cambiar los elementos básicos de los sacramentos” y tampoco puede “aceptar una segunda esposa, si el matrimonio es válido”. Y concluye: “No se puede decir sí a Jesucristo en la eucaristía y no en el matrimonio. Es una contradicción objetiva”.

Por eso, “las interpretaciones que van más allá del dogma de la Iglesia son falsas” y, por eso, el Papa Francisco, en su exhortación postsinodal no quiso hacer “interpretaciones ex cathedra”, porque “todos los elementos están dogmatizados” y “ni el Papa puede cambiarlos”

La única salida pastoral que les queda a los que divorciados vueltos a casar, que viven, por lo tanto, en situación irregular, pero quieren acercarse a la Iglesia, es doble. Primero, “separarse del legítimo esposo, si pueden” o vivir junto al nuevo esposo pero en castidad perfecta, es decir “como hermanos”, porque “nunca se puede justificar una situación que va contra la ley divina”.

Hans Küng, el hereje

Tampoco comulga demasiado el prefecto de la Fe con las imágenes que utiliza el Papa sobre la Iglesia, como la de “hospital de campaña”. Él prefiere las imágenes de la Iglesia clásicas, como casa de Dios o pueblo de Dios, aunque concede que Francisco, que es un Papa pastoral, también tiene derecho a utilizar esas imágenes “pedagógicas”, pero siempre que no se equiparen a las clásicas.

Y ya puestos a criticar al Papa, el cardenal alemán echó por tierra el último acercamiento de Francisco al teólogo suizo, Hans Küng, al que, en una carta personal, Bergoglio acaba de decirle que sería positivo abrir el melón de la infalibilidad y ponerla a debate en la Iglesia.

Müller se dedicó a criticar al teólogo suizo, del que dijo que “no sólo ha criticado a los Papas como personas, sino también a la institución” y le tachó de hereje en toda regla. Primero, porque “ni su cristología ni su eclesiología son católicas”. Y, además, “no cree en la divinidad de Cristo ni en la Santísima Trinidad”.

En segundo lugar, Müller, tras señalar que “la infalibilidad es un dogma, un tesoro y la esencia de la eclesiología católica”, arremetió de nuevo contra Hans Küng: “No puede decir que se siente justificado por el Papa”.

Y para abundar en su argumentación, hizo la distinción que en él es clásica, desde hace tiempo, entre un Papa teólogo como Benedicto XVI y un papa pastor, como Francisco. Este último es “un párroco, con su propio estilo pastoral, que habla sencillamente con la gente, pero presupone toda la doctrina que tan bien ha explicado el Papa Benedicto”.

“Eso no quiere decir -añadió, para curarse en salud- que Francisco no sepa nada de teología. Francisco sabe mucha teología, pero para entenderlo, hay que conocer la teología espiritual. Francisco tiene una teología que le viene de la vida espiritual”. Como San Bernardo, San Francisco de Asís o San Ignacio de Loyola.

Y Müller aprovechó lo que llama “la malinterpretación de algunos”, para criticar “a los que inventan contradicciones entre los Papas recientes, porque hacen daño a la Iglesia“. A su juicio, “tenemos que caminar juntos, cada cual con su carisma, para llevar adelante a la Iglesia”.

Quizás por eso, se dedicó a reivindicar la “gran visión del mundo y de la Iglesia” que tuvieron Juan Pablo II y Benedicto XVI, aunque reconoció que Francisco, como buen latinoamericano, tiene una nueva visón del mundo, distinta de la europea, que está conduciendo a la Iglesia hacia las “periferias reales”. Una visión, en todo caso, distinta a la europea de sus predecesores, donde “estamos confrontados al secularismo y a una política agresiva de Europa contra el cristianismo”.

Una visión, la del guardián de la ortodoxia que suena muy diferente a la de la misericordia de Francisco. Mientras el Papa habla de la Iglesia hospital de campaña, el cardenal Müller sigue predicando la Iglesia aduana, roca asediada por todo tipo de enemigos internos y externos. Una Iglesia sin primavera y sin compasión, pero segura en su doctrina.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Peter LaBarbera y Bill Whatcott, los rostros de la homofobia y la intolerancia en América del Norte

Miércoles, 5 de noviembre de 2014

noticias_file_foto_889689_1414936087Los activistas anti-gay, Peter LaBarbera y Bill Whatcott, son personas ‘non gratas’ en la Universidad canadiense de Regina después de que intentaran sin éxito dar una conferencia en el recinto académico. El 10 de abril de 2014, dos días antes del evento, LaBarbera se le negó la entrada en Canadá con el argumento de que su aparición en el evento podría violar las leyes canadienses sobre “incitación deliberada del odio”. Fue detenido para ser interrogado y al día siguiente puesto en libertad gracias a un recurso de apelación. El lunes siguiente, LaBarbera y Bill Whatcott visitaron la Universidad de Regina con carteles en contra del aborto y distribuyeron panfletos sobre los “males” que causaba la homosexualidad. Las autoridades universitarias les negaron el permiso y los activistas acudieron con pancartas de protesta. Ambos tuvieron que salir esposados tras enfrentarse a la policía ante su negativa a abandonar el recinto y ahora se enfrentan a un juicio por estos hechos.

LaBarbera y sus correligionarios suelen usar los mismos métodos de la Iglesia Baptista de Westboro: portar pancartas cargadas de odio en las que piden discriminar la homosexualidad, muerte para los sodomitas o muestran una imagen de un bebé para explicar que el aborto es un pecado mortal. Mucho ruido y pocas nueces porque lo único que logran son las carcajadas y las caras de incredulidad de quienes les rodean.

repositorio_obj_6244_1414936903LaBarbera esposado por la policía en el mes de abril
.

Peter LaBarbera es presidente del grupo ‘Americanos por la verdad sobre la homosexualidad’ (Aftah) y uno de los activistas cristianos homofóbicos más extremista en los Estados Unidos, considerado por el GLAAD como uno de los grupos de odio más peligrosos. Por su parte, Bill Whatcott, un responsable local de esta organización en Canadá, fue multado con 7500 dólares por el Tribunal Supremo de su país por violar los códigos de Derechos Humanos de la provincia después de que se presentaran varias denuncias en su contra por sus actividades homofóbicas durante doce años.

repositorio_obj_6243_1414936867Momento de la detención del homófobo Bill Whatcott ante los aplausos de los estudiantes

Ambos comparecieron ante la Audiencia Provincial de Regina este pasado jueves. Un representante de la Universidad declaró que se les pidió que abandonaran el recinto porque sus actividades violaban la política de la universidad por mantener el respeto hacia todos los colectivos y sensibilidades, según informó CBC / Radio-Canadá. Fuera del palacio de justicia, los partidarios de LaBarbara también protestaron con carteles antes de que comenzaran los procedimientos.

LaBarbera tuiteó este pasado viernes, ‘Canadá está en camino de convertirse en un Estado Policía Políticamente Correcto. No solo permite la homosexualidad sino también armas de fuego, etc‘.

También quiso aprovechar el revuelo mediático por la salida del armario del CEO de Apple, Tim Cook, para verter su veneno: ‘¿Por qué tanto alboroto?. Tim Cook es sólo otro tipo pecador. La homosexualidad no es quién eres, es lo que tú haces’.

Oídos sordos para personas que no tienen una pizca de amor en sus corazones. Gente como ésta lo único que da es pena.

Fuente Ragap

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , ,

Denuncian el aumento de jóvenes sin hogar en Jamaica debido a la discriminación

Sábado, 25 de octubre de 2014

jamaica1014_reportcoverSeguimos con detalles del informe del que ya hicimos mención:

“Los propietarios de viviendas rehúsan alquilárselas“, por lo que “muchos terminan viviendo en las calles”, afirma la organización Human Rights Watch (HRW).

La discriminación que sufren lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT) en Jamaica, incluso en el seno de sus familias, ha disparado el número de personas de este colectivo que son expulsadas de sus casas y viven en la calle, según HRW.

En su informe Not Safe at Home (Sin seguridad en casa, en español), que se puede consultar en la web de esta organización defensora de los derechos humanos, HRW advierte de que las personas de este colectivo son a menudo “expulsadas de sus casas y comunidades”.

De acuerdo con el documento, las víctimas más vulnerables son los niños y jóvenes adultos que han sido rechazados por sus familias y viven en las calles, donde deben lidiar con la violencia y la persecución policial.

Para elaborar este amplio informe, HRW realizó entre abril y junio del año pasado entrevistas a 71 personas que se reconocían de la comunidad LGBT.

De todas ellas, 45 admitieron ser víctimas de algún tipo de violencia (física, emocional o psicológica) por su orientación sexual o su identidad de género en Jamaica. Sólo 19 denunciaron esas ofensas, aunque la policía únicamente formalizó 8 demandas, mientras que las otras 26 dijeron no haberlo hecho por temor a represalias, ya que “reportar un crimen de odio homofóbico las expondría ante la sociedad”.

Según se apunta en el texto, la organización jamaicana J-FLAG contabilizó entre 2009 y 2012 un total de 231 ataques contra este colectivo y 53 personas que habían sido expulsadas de sus hogares, por lo que tenían que vivir en la calle.

J-FLAG asegura que los programas gubernamentales para atender a las personas sin hogar en la isla prestan especial atención a aquellas con problemas mentales, adicción a las drogas o portadoras del VIH, pero no atienden específicamente las necesidades de los homosexuales.

Ante los ataques y la discriminación que sufre este colectivo en la isla caribeña, HRW reclama al Gobierno de Jamaica que tome “medidas más contundentes” para protegerlo.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Jamaica: el colectivo LGBT vive un absoluto infierno

Jueves, 23 de octubre de 2014

noticias_file_foto_882945_1413994398El último informe publicado por la organización de Derechos Humanos, que tiene su sede en Nueva York, muestra el horror, terror, violencia y homofobia al que se enfrenta cada día el colectivo LGBT en Jamaica, que vive un auténtico infierno donde la discriminación es un dogma.

El estudio basa sus datos gracias a la investigación realizada a lo largo de 5 meses en 2013. En el informe se detalla una amplia gama de prácticas discriminatorias homófobas  y el fracaso de las autoridades de Jamaica para brindar una correcta protección a los ciudadanos LGBT. El estudio llega a la conclusión de que los jamaicanos LGBT son vulnerables a la violencia física y sexual.
.
Además, se destacan los fallos de la policía para detener y procesar a los responsables de la violencia anti-gay y los asesinatos motivados por el odio. Las agencias gubernamentales también están acusadas de discriminar a las personas LGBT en lo que respecta a la vivienda y empleo.
.
Son 56 los casos de violencia contra homosexuales que se recogen en el informe de Derechos Humanos. De éstos, sólo 19 víctimas pidieron ayuda a la policía. Las autoridades tomaron declaraciones formales en sólo ocho casos, y sólo cuatro dieron lugar a detenciones o procesamientos. También se recogen testimonios en primera persona de espeluznantes ataques, como el de un joven que cuenta como fue atacado ante la mirada de las autoridades por unas 30 personas armadas con machetes y palos.
.
Después de esto, para rematar, lo esposaron dentro de una furgoneta y fue apaleado de nuevo. Para que os hagáis una idea del infierno jamaicano, muy lejos de la imagen de país simpático que tiene en el resto del mundo.
.
Otro caso es el del joven transgénero Dwayne Jones, de 16 años, que fue asesinado por una turba después de asistir a una fiesta. Fue apuñalado, disparado y atropellado por un coche. A día de hoy, aún nadie ha sido arrestado por este horrible crimen.
.
Uno de los datos que saca a la luz el informe es que numerosos jóvenes sufren también la humillación de ser expulsados de sus hogares debido a su condición sexual. “Las leyes discriminatorias contribuyen a la vulnerabilidad especifica de las personas LGBT. El gobierno de Jamaica debe derribar leyes retrógradas como las “leyes de sodomía” que prohíben el sexo anal y toda conducta homosexual. Esto no debe continuar. El colectivo LGBT se enfrenta en Jamaica a niveles intolerables de violencia y no puede confiar en la policía”, dijo tajante Graeme Reid, director de los derechos LGBT de Derechos Humanos.
.
Fuente Ragap

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

El Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, contrapone el “sectarismo” de Reig Plà al “respeto” del Papa Francisco

Sábado, 27 de septiembre de 2014

pedro-sanchez_560x280El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha criticado el “sectarismo” del arzobispo de Alcalá de Henares, monseñor Reig Pla, y ha contrapuesto sus recientes palabras sobre el aborto con la “conciliación y el respeto” del Papa Francisco.

Pedro Sánchez ha censurado en una carta abierta que Reig Pla haya criticado a los partidos mayoritarios por la retirada de la ley del aborto defendida por el exministro Alberto Ruiz-Gallardón, llegando a responsabilizarles de un “holocausto silencioso”.

El prelado ha criticado directamente a Sánchez por intervenir en el programa ‘Sálvame’ y, a la vez, mostrarse en contra de la ley de Gallardón. El líder del PSOE ha preferido dejar a un lado la “retahíla de insultos y descalificaciones personales” y se ha preguntado “dónde está el límite” y hasta dónde se tendrá que soportar que agreda a millones de mujeres y hombres, creyentes y no creyentes“.

“Me gustaría ver en las palabras del arzobispo esa llamada a la conciliación y el respeto del Papa Francisco, que tanta consideración ha despertado, incluso en los que no somos creyentes. En su lugar, solo encuentro desprecio a la libertad y agresión a quienes no compartimos sus ideas”, ha comentado Pedro Sánchez.

Aquí tenéis mi carta abierta en respuesta al obispo de Alcalá de Henares

 ByZmzmbCUAAaw43

 

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Los curas de Vitigudino y la “pecadora” del Corpus.

Domingo, 3 de agosto de 2014

24032011009El obispo de Salamanca avala la expulsión de la mayordoma de Vitigudino que vive “en pecado”

Del blog de Xabier Pikaza:

Todos parece que tienen razón, y ése es el problema… pues el enfrentamiento entre los tres primeros curas de Vitigudino y el cuarto (del que hablará) deja desnudo una situación insostenible de la Iglesia , que prepara un Sínodo Extraordinario sobre la familia (Octubre 2014).

Tienen razón según ley (CIC) los tres curas “nuevos” de Vitigudino (en el Campo Charro, de Salamanca, España), que han impedido que una mujer sea Mayordomo de la Cofradía de las Fiestas del Corpus, por vivir “en situación de pecado” (convive al parecer con un hombre con quien no se ha casado “todavía”). Con el Derecho en la mano y de acuerdo (al parecer) con el obispo D. Carlos tienen razón. La noticia ha saltado a toda la prensa nacional (y sigue apareciendo en RD).

Pero, según el evangelio, hay cosas que no se arreglan con Derecho Canónico, ni con normas semejantes, sino que exigen precisamente humanidad, evangelio y conocimiento de las personas y de las circunstancias. Como sabían ya los romanos (no cristianos) un tipo de Derecho puro es la máxima injusticia; quien sólo sigue derecho, ni sabe humanidad.

Y tiene también razón (y a mi juicio más alta) el “cuarto párroco” de Vitigudino (Ignacio Gómez, Nacho), que lo ha sido hasta el 2008, si no estoy mal enterado. Nacho ha visto las cosas desde otra perspectiva y ha tenido la valentía y honradez de exponerlo publicamente, hoy mismo, en el periódico más leído de Salamanca.

Así se enfrentan curas y curas de una diócesis pequeña, como Salamanca, con “escándalo” para los fieles… Y en medio queda una mujer a la que algunos tildan de “pecadora” en público. En medio queda un pueblo que ha tenido una inmensa fe, pero que puede acabar por perderla.

Una nota de prensa

Ignacio Gómez, el expárroco de Vitigudino que estuvo al frente de la feligresía cerca de una década, manifiesta a LA GACETA REGIONAL su apoyo incondicional a la mayordoma de la cofradía sacramental ‘Villa de Vitigudino’. La mujer, María del Carmen Martín Criado, ha sido rechazada ahora por los tres sacerdotes de la jurisdicción eclesiástica por supuestamente vivir, según ellos, “en pecado” -cuando se vive en pareja sin haber contraído matrimonio.

La controversia surge en la interpretación de estar en “costumbres con la Iglesia Católica”, ya que los tres párrocos actuales consideran que la mayordoma no lo estaría al vivir, al parecer, en pareja sin haber contraído matrimonio eclesiástico. Pero el expárroco piensa que el asunto es “muy debatible”, ya que es, claramente, una “interpretación” que hacen los tres curas porque la supuesta norma infringida no aparece de manera “textual” en los estatutos (La Gaceta “digital”, 30.07.2014).

Una opinión personal

Yo conozco y quiero a todos, y en especial a los creyentes de Vitigudino, a cuyas reuniones pastorales he ido en otro tiempos (en la época de D. Marcelino Legido), pero me inclino por las razones de Ignacio Gómez (Nacho), no sólo porque es amigo, sino porque le conozco bien y he seguido con asiduidad su labor pastoral en la Anunciación de Salamanca (y porque sus argumentos, expuestos más extensamente en la Gaceta de Salamanca me convencen).

‒ Nacho es un hombre prudente, y sabe mucha teología (sigue con su tesis doctoral)… Acepta el Derecho Canónico, pero sabe que antes del Derecho están las personas… y que un tipo de convivencia pre- o extra-matrimonial no se puede tomar hoy (¡siempre!) como pecado, según el evangelio.

— Que yo sepa, Nacho no ha buscado notoriedad ni controversia… pero en esta caso ha decidido “mojarse”, por su pueblo, por su gente (por la gente, por el evangelio). Muchos curas y cristianos de la diócesis se han alegrado por su intervención y me han dicho que su palabra tiene un grandísimo peso en la diócesis,

No se puede llamar pecadora a una mujer porque convive sin más con un hombre sin casarse por la Iglesia.

Yo soy de los antiguos, me gusta que la gente (si es cristiana) se case por la Iglesia, pero con el evangelio en la mano no puedo imponer mi “moralidad” a todos, ni llamar (en cristiano) pecadora a una mujer que convive en amor con un hombre… (en amor, en libertad)… Hay circunstancias muy distintas, hay casos y casos. Generalizar en este campo y llamar pecadores a los no casados que conviven no es sólo una injusticia, sino una falta de tacto, de verdad y de cariño.

‒ Son muchas las personas, sobre todo mujeres, que por diversas circunstancias viven en una situación “irregular” que es paradójica mente es buena, e incluso muy buena. Conozco más de cuatro mujeres que conviven con hombres a quienes podrían expulsar de casa, pero que no lo hacen, por humanidad (¡el pecado sería que les echarán!).

No quiero entrar más en el caso… Es posible que los “nuevos curas” de Vitigudino quieran “purificar” a su modo la parroquia… pero estoy convencido de que ése camino (el poner veto a una mayordoma por estar en “pecado” muy discutible) no es el el mejor para conseguir su intento.

Una anécdota personal

El año 2013 pedí la dispensa del “ministerio” oficial (no del sacerdocio, como bien claro decía en la carta de petición, pues sacerdote soy por el bautismo). La respuesta me llegó casi a vuelta de correo y nos casamos por la Iglesia. Pero mientras tanto nos habíamos casado por lo civil, M. y yo, y así convivíamos.

Vivíamos en un pueblo pequeño de Burgos y fuimos a misa a un convento vecino de monjas del Císter (Villamayor de los Montes), y allí nos acogieron en su coro (a nosotros y a otros fieles del pueblo). Antes de la celebración, le dije al cura (don Al.), un hombre mayor, gran cristiano: Mira, quizá no voy a comulgar, pues saben quién soy, lo que somos, y se pueden escandalizar, monjas y lugareños de la alta meseta. El cura (¡a pesar de que su obispo era del Opus!) me dijo: No te preocupes, si se escandalizan es que no son cristianos, y peor para ellos.

De todas formas, al llegar la comunión no me acerqué, por prudencia… Pero don Al. vino al banco del coro donde estaba y me preguntó: “¿Crees en Dios?”. Le respondí que sí, y él entonces me dijo “pues comulga”, que el Señor Jesús es para todos. Y me dio la comunión. Es evidente que no era de los tres curas nuevos de Vitigudino.

(En la imagen Nacho, ante el icono de la Anunciación de una de sus parroquias en Salamanca… Está contemplando al ángel que anuncia la buena noticia a una mujer llamada María. Pienso que al ver su embarazo antes del matrimonio algunos curas la habrían expulsado de la cofradía Con un abrazo, Nacho, nos vemos).

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.