Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Plumofobia’

Snickers ha tenido que pedir disculpas y retirar su anuncio vulgar y homófobo.

Sábado, 14 de agosto de 2021

BD247A74-8485-497C-B76F-CF70FC1D57F9La marca de caramelos Snickers ha emitido un comunicado en el que  se disculpan, o eso dicen, a raíz de un nuevo anuncio en España, comprensiblemente percibido como homófobo y que ya ha retirado. Una disculpa que casi es peor que el anuncio. Y es que estamos hartos de que se exprese una actitud homófoba y luego viene la coletilla: “por si alguien se ha sentido ofendido” o “ha sido malinterpretado”; sólo les falta decir que “tenemos amigos gays”. 

Yahoo News informa de que, aunque Snickers ha retirado el anuncio de la emisión, sigue circulando por las redes sociales.

En el zafio anuncio, se ve a dos amigos sentados en una terraza y uno de ellos, interpretado por el influencer Aless Gibaja, pide al camarero un “sexy zumo de naranja con vitaminas a, b y c, abracitos, besitos y caricias around the world“,  expresado con mucha y estereotipada “pluma”.

El camarero y el amigo intercambian miradas de asco y confusión, antes de que el camarero presente al estereotipado “afeminado” una barra de helado Snickers y que, al darle un bocado y se transforma mágicamente en un hombre estereotipado ente más masculino, barbudo y con voz grave.

Pero la guinda, que parece recordar a las nefastas “terapias” de conversión, es cuando el amigo le pregunta si se encuentra mejor y tras afirmarlo, el anuncio termina con el eslogan ‘No eres tú cuando tienes hambre’.

El supuesto humor del anuncio atrajo críticas tanto en España como en el extranjero, muchas de las cuales acudieron a las redes sociales para expresar su indignación.

“Es vergonzoso y lamentable que a estas alturas haya empresas que sigan perpetuando estereotipos y fomentando la homofobia“, declaró la Federación Estatal LGBT de España en un comunicado en Twitter. “Si necesitas formación para la próxima vez, aquí estamos, Snickers“.

El activista de los derechos humanos Jaume d’Urgell lanzó una reprimenda más concisa, publicando una imagen de una barra de Snickers con la palabra “homofobia” en sustitución del logotipo de la marca.

Me pregunto quién puede pensar que es una buena idea utilizar la homofobia como estrategia empresarial”, señaló la ministra española de Igualdad, Irene Montero. “Nuestra sociedad es diversa y tolerante. Esperemos que quienes tienen el poder de decidir lo que vemos y oímos en los anuncios y programas de televisión aprendan a serlo también.”

Como decíamos, Snickers ha retirado el anuncio de la emisión. La marca ha pedido “disculpas” por lo que consideran un “malentendido” y han aclarado que “en ningún momento” han pretendido “estigmatizar ni ofender a ninguna persona ni colectivo”, sino que buscaban “transmitir de una manera simpática y desenfadada que el hambre puede hacer cambiar tu carácter”.    Además, han precisado que se toman “los derechos de igualdad e inclusión muy en serio” y defienden “que cualquier persona tiene el derecho de mostrarse tal  como es”.

El escándalo del anuncio se produce después de que en los últimos meses se hayan producido varios delitos de odio contra hombres homosexuales en España. A principios de este año, estallaron protestas en todo el país tras el asesinato del estudiante de enfermería Samuel Luiz Muñiz. El mes pasado, un turista de Barcelona sufrió un ataque brutal que le destrozó la mandíbula.

Por eso mismo, la respuesta en las redes sociales ha sido contundente y es que el daño ya está hecho y es usado ya por la extrema derecha para seguir insultando y acosando al colectivo LGTBI.

https://twitter.com/_javiermarin/status/1423361831750541317?s=21

Y es que llueve sobre mojado:

https://twitter.com/ch3txu/status/1423511691006971904?s=21

Y es que “La ‘plumofobia’ de campañas como la de Snickers contribuye a reforzar estereotipos”

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

El programa MYHYV busca a su primer tronista gay: alguien joven que no parezca homosexual

Viernes, 1 de febrero de 2019

logo-MYHYV-300x149Como excepción, traemos esta noticia de un programa realmente prescindible y muy alejado de los más mínimos valores sociales pero que, debido a la última astracanada, ha dado rienda suelta a los tópicos más deleznables de la homofobia…

El programa de citas de Cuatro Mujeres y hombres y viceversa (MYHYV), presentado por Toñi Moreno desde el pasado año, contará próximamente con su primer tronista homosexual. Eso sí, parece que la productora del espacio —Bulldog TV— está buscando candidatos que no tengan pluma. Hombres ‘masculinos’ y chicas ‘femeninas’. Muchos seguidores del programa no han tardado en cargar las tintas contra la productora a través de las redes sociales, criticando sus requisitos de selección.

Todo empezó cuando Claudia —una de las pretendientas del tronista Santanta— comentó que le gustaría tener una cita con la tronista chica, una joven llamada Jenni. «Este es un programa para encontrar el amor, y yo siempre he venido aquí sincera. A mí hay otra persona que me encaja, que es tronista, y que es Jenni», comentó, para sorpresa de los allí presentes. «Se lo diremos a Jenni, y ella contestará. ¡Yo vivo para ese programa! ¡Ya no puedo dormir en toda la noche!», le respondía la presentadora, visiblemente contenta.

Resulta curioso que, a pesar de llevar más de diez años en antena y de haber contado con infinidad de tronistas y pretendientes hasta la fecha, el programa no haya contado hasta ahora con un trono protagonizado por un hombre homosexual. Todos sus tronistas y pretendientes han sido heterosexuales (al menos públicamente…), a pesar de que otros programas del estilo ya hubiesen dado el paso y de que Emma García —su antigua presentadora— llevase tiempo pidiendo, tanto a los productores como a los directores del espacio, que hubiese un «trono gay». En 2016, de hecho, ya se anunció de manera informal que este sería realidad ese mismo año, sería, aunque al final no se materializó.

Eso sí, según señalaba el diario 20minutos hace pocos días, la productora del conocido espacio está buscando ya a sus primeros tronistas homosexuales —después de años de rumores—. «No se buscan estereotipos ni perfiles demasiado marcados. Las primeras llamadas ya se han producido, e incluso los primeros candidatos al trono podrían hacer sus castings la próxima semana», señalaba la bloguera Rosy Runrún hace unos días.

¿Plumofobia en Mediaset?

Lo curioso del asunto es que, en el caso de las chicas, buscan a una mujer  «joven, femenina, clara, con carácter y guapa». Y, en el de los chicos, quieren «un hombre guapo, masculino, sin pluma y con cuerpazo de tronista». Heteronormatividad al poder. ¿Plumofobia a la vista? «La plumofobia lleva años pululando por todas partes, desde los inicios de la historia y del propio movimiento», señala a dosmanzanas el psicólogo Gabriel J. Martín. «Probablemente, los requisitos para el casting no hayan sido acertados. No deberían haber planteado la pluma como un criterio de exclusión, sino permitir que cualquiera se presentase».

«Pero te hago otra reflexión: si el tronista fuera un chico claramente con pluma, ¿no crees que habría salido otro montón de gente quejándose de que siempre se proyecta ‘una imagen estereotipada del colectivo’? Hicieran lo que hicieran, la iban a cagar… así que supongo que han decidido cagarla apostando por un estereotipo corporal que sea acorde a lo que suelen presentar en su programa», apostilla Martín que, aun así, considera que «han hecho mal en convertir la pluma en un criterio de exclusión, aunque también es un programa que excluye a los gordos, a los feos… y a los inteligentes».

Conviene recordar, en este aspecto, que ya desde sus comienzos MYHYV ha recibido numerosas críticas por su superficialidad, la banalización de las relaciones de pareja y el permanente culto a la belleza física normativa que promueve. Tampoco han faltado las acusaciones de machismo. En 2015, desde la plataforma change.org se promovió incluso una campaña para que Mediaset lo retirase, que llegó a a superar las 167.000 firmas.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Contra la plumofobia. Parte 2: Feminismo

Jueves, 6 de diciembre de 2018

women-3422243_1280-minContinuación del interesante artículo de Guido Astolfi que hemos leído en Cáscara Amarga:

La homofobia y discriminación (plumofobia1) que la comunidad LGBTTTIQA expresa entre sí es resultado del machismo estereotípico impuesto por la sociedad, pero esencialmente también es resultado de una lucha no aprendida: el feminismo.

Contrario a lo que el machismo (propio o ajeno), la desinformación y los prejuicios nos han hecho creer, el feminismo no es una lucha de las mujeres únicamente. Hay que comenzar por entender que el feminismo es un sistema ideológico que, tomando como punto de partida la perspectiva de género (análisis de la construcción sociocultural del hombre y la mujer) pretende realizar transformaciones funcionales, reales y estructurales en las relaciones culturales y sociales que redunden en el fin de la opresión sexual y la eliminación de jerarquías por género.

 Se le llama feminismo porque la lucha fue iniciada por mujeres a inicio del siglo pasado, pero conforme se ha ido desarrollando ésta ha ido involucrado adeptos, incluso el mismo movimiento por los derechos de la comunidad LGBTTIQA provienen inequívocamente de ideas y propuestas feministas.

El feminismo parte de una base conceptual: la sororidad, un pacto entre mujeres para la “eliminación social de todas las formas de opresión social de todas las formas de opresión y al apoyo mutuo para lograr el poderío genérico de todas y al empoderamiento vital de cada mujer”(2).

La lucha sororidaria es por una integración que evite desgastantes luchas intestinas y que nos haga a todas y todos participes del mismo frente: la erradicación de la violencia de género. Este concepto llega a ser trascendental en la construcción del movimiento feminista, pues permite el robustecimiento y solidificación de sus filas así como la integración de un cuerpo de estudio que permite análisis tan profundos como la deconstrucción del mismo movimiento.

Pese a que nuestros objetivos e ideas son similares, parecemos ubicarnos lejos de ésta identidad feminista, pues son notables las encarnizadas afrentas que vive el colectivo contra si mismo: parece que lejos de reflejarnos, solo nos confrontamos. Los motivos sobran, las conciliaciones faltan.

No es que el feminismo sea la panacea o que no tenga confrontaciones internas, sino que han aprendido a que existen distintas versiones y fuentes del feminismo y por tanto no se puede llegar a un purismo, llevando con ello la aceptación e integración de una manera más o menos respetuosa por las ideas ajenas.

Los miembros del colectivo de diversidad sexual adolecemos de un término similar que nos recuerde de forma más expedita esa hermandad, esa adelfia que nos une como miembros del mismo colectivo en pro de transformar nuestra sociedad por una incluyente, humana, libre de violencia y discriminación.

Adelfia (3) que luche contra la plumofobia, contra perpetuar roles y estereotipos de género; que nos ayude a reflexionarnos e integrarnos de manera profunda como simples seres humanos que cohabitamos el mismo mundo, que seamos como seamos tenemos las mismas capacidades para trabajar, para amar, sentir, soñar.

1 Plumofobia: Discriminación contra los miembros de la comunidad LGBTTIQA por miembros de la misma comunidad.

2 Ríos, M. L. (2006). Pacto entre mujeres: Sororidad. Aportes para el debate, https://www.asociacionag.org.ar/pdfaportes/25/09.pdf.

3 Adelfia: Vocablo griego que apela al sentimiento irrestricto de hermandad

¿Por qué solo esperamos ser tratados con respeto o como iguales por los demás y no lo hacemos nosotros mismos por sinónimo? No es necesario que todo provenga de alguien más. Así mismo, que la limitación lingüística no sea el pretexto para restringir la explorar la mayor cantidad de recursos ideológicos, conceptuales, etcétera que nos ayuden a ser más tolerantes y receptivos de nuevas formas de ser y pensar, por que sí el respeto y aceptación no comienza por uno mismo, no podemos esperar a que comience por el otro.

Bibliografía

Bermejo, D. (27 de Junio de 2017). ‘Plumofobia’, así es la homofobia entre gays que se multiplica en Internet. El Mundo España, pág.http://www.elmundo.es/f5/comparte/2017/06/27/5950fa0a46163f5d4b8b465d.html.

Ríos, M. L. (2006). Pacto entre mujeres: Sororidad. Aportes para el debate, https://www.asociacionag.org.ar/pdfaportes/25/09.pdf.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General , ,

Plumofobia: un rechazo interno

Miércoles, 5 de diciembre de 2018

gay-2792177_1280-minInteresante artículo de Guido Astolfi que hemos leído en Cáscara Amarga:

 La plumofobia comienza a extenderse cada vez más. Consiste en la discriminación entre miembros del colectivo LGTB por su excesiva “pluma”.

El colectivo LGBTTTIQA1 es experto en destrucciones y guerras pues ha sobrevivido a hostilidades por parte del patriarcado heterosexual gran parte de la historia contemporánea. Sin embargo, es víctima de otra guerra, una dolorosa y que lacera sus entrañas: insultos como “Pinche jota”, “Vestida”, “Afeminada” parecen ser un común entre la violenta sociedad mexicana actual. Y no, en esta ocasión no nos referimos a este tipo de expresiones cuando surgen de personas homofóbicas, sino cuando provienen desde el mismo colectivo LGBTTTIQA. Esta discriminación ha sido denominada plumofobia.

¿Qué es la plumofobia?

La plumofobia es un término construido principalmente por medios electrónicos y algunos impresos españoles a partir de la derivación de homofobia como la aversión hacia la homosexualidad o hacia las personas homosexuales2 y de pluma que es una expresión coloquial española que refiere “Afeminamiento en el habla o los gestos de un varón”. De este modo, se entiende al concepto plumofobia como la aversión hacia el afeminamiento o hacia las personas con afeminamiento, así como el comportamiento masculino de las mujeres.

Este tipo de marginación surgió del propio sistema de dominación machista, pero se ha enraizado hasta los confines del propio Colectivo, el cual pretendiera ser un oasis de inclusión y aceptación, pero que ha resultado ser tan selectivo como el mismo sistema que pretende transformar.

Datos sobre la plumofobia

Para entender la plumofobia del Colectivo es necesario mostrar datos duros que resulten representativos. En 2016, la revista inglesa Gay Times realizó un estudio donde indica que el 57% de los homosexuales que actúan como heterosexuales (“straight acting”) consideran que los homosexuales afeminados dañan la reputación y dan una mala imagen del colectivo, de modo que un gran porcentaje de los straight acting analizados se sienten más identificados con el sector heterosexual que con el colectivo LGBTTTIQA, así mismo es mucho más claro el por qué el 33% de ellos indicaron no haber sido discriminados en los últimos cinco años3. Cabe destacar que este estudio no ha sido replicado en México, tampoco en ningún país de habla española.

¿Qué está pasando con la plumofobia?

¿Qué sugieren los resultados de este estudio? La respuesta más clara y contundente es la interiorización de la homofobia por parte del Colectivo, resultado de la imposición de la construcción del género, es decir, seguimos perpetuando prejuicios sobre el comportamiento y actitud que un hombre o una mujer debe ser o tener pese al hecho de que el Colectivo es resultado del rompimiento con esta imposición.

La plumofobia ha desgarrado lo que podría ser la integración colectiva en pos del reconocimiento de nuestros derechos humanos civiles y ha convertido en arena de lucha el interior del Colectivo, resultado de la valorización otorgada a la cultura de la superficialidad.

La superficialidad ha sido alimentada por diversos factores dentro de los cuales destacan los medios de comunicación, esencialmente aquellos donde la imagen cobra un valor significativo, como la televisión y el cine, que han mostrado como único modelo la antigua figura tradicional del hombre como un ser hiper masculinizado, viril, rígido, siempre atento a las insinuaciones sexuales, competitivo, poderoso, triunfador, fuerte, dominante, seguro de sí mismo, rudo: siempre demostrando que es un hombre en contraposición con la figura tradicional femenina: delicada, sumisa, tierna, llorosa, insegura, miedosa y débil.

Así la figura homosexual masculina es caricaturizada bajo un modelo femenino lleno de debilidad, mientras que la figura homosexual femenina es exagerada bajo características de rudeza innecesaria y resentimiento contra los hombres.

Es evidente que esta cultura de lo superficial ha sido engrosada con otros rechazos más como la gordofobia, mucho más evidente después del surgimiento de redes sociales como Grindr o Tinder que han reforzado la idea de la imagen como elemento primordial en la interacción humana.

Por ello es importante reconocer este patrón de rechazo en nuestro comportamiento a fin de combatirlo: hay que fomentar nuestra tolerancia a través de la información, recordar la amplitud del lenguaje en virtud de no perpetuar tradiciones homófobas, pero esencialmente abrir nuestras mentes y corazones a la diversidad y al respeto por aquello que, tal vez no compartimos, pero que sin duda debemos tratar con la misma dignidad que nos gustaría ser tratados, es decir, sin escarnio ni burla de ningún tipo.

1 LGBTTTIQA: Colectivo Lesbico, Gay, Bisexual, Trasvesti, Transexual, transgénero, Intersexual, Queer y Asexual

2 (Real Academia Española , 2018)

3 (Withey, 2016)

Bibliografía

Abundancia, R. (27 de Junio de 2017). Plumofobia: puedes ser gay o lesbiana, pero que no se note. El País, págs. https://smoda.elpais.com/moda/plumofobia-puedes-gay-lesbiana- no-se-note/.

Bermejo, D. (27 de Junio de 2017). ‘Plumofobia’, así es la homofobia entre gays que se multiplica en Internet. El Mundo España, pág.http://www.elmundo.es/f5/comparte/2017/06/27/5950fa0a46163f5d4b8b465d.html.

Durán, A. (2017). Plumofobia, racismo y discriminación en las apps de ligue gay. Vice España, https://www.vice.com/es/article/xy7q4a/apps-gay-discriminacion-lgbt.

Real Academia Española . (2018). Homofobia. Obtenido de Real Academia Española :http://dle.rae.es/?id=KbVHzwk

Withey, J. (27 de Octubre de 2016). Over half of ‘straight acting’ gay guys think ‘feminine gay men give them a bad reputation’. Gay Times, págs. http://www.gaytimes.co.uk/news/52306/over-half-straight-acting-gay-guys-think- feminine-gay-men-give-bad-reputation/.

Fuente Cáscara Amarga

Biblioteca, General , ,

Andalucía Diversidad denuncia la homofobia desatada en redes sociales por el cartel de Navidad de la Asociación de Belenistas de Sevilla

Jueves, 30 de noviembre de 2017

cartel_gay_navidad_sevillaLamentable polémica la que ha desencadenado el último cartel de la Navidad sevillana, y que más allá de gustos personales ha llenado de homofobia las redes sociales. La Federación Andalucía Diversidad LGBT, de hecho, ha emitido un comunicado de prensa en el que defiende el cartel y lamenta la “plumofobia y el rechazo de lo femenino” que subyace detrás de muchas de las críticas. Muchos sevillanos critican la connotación sexual de la mano del arcángel sosteniendo la Giralda y coronada por una flor; otros dice que se parece al futbolista Griezmann.

El cartel de la Navidad de Sevilla 2017 fue presentado el 25 de noviembre por la Asociación de Belenistas de Sevilla, que es la entidad responsable de su realización. El cartel, una obra realizada en pastel sobre tabla dorada, es obra del artista Manuel Peña, y según la propia Asociación de Belenistas explicaba, “se trata de una impactante obra donde se contempla en primer plano al Arcángel San Gabriel en el momento de ofrecer la azucena (símbolo de la pureza y la virginidad) a la Virgen María”.

La obra puede gustar más o menos, y evidentemente está sometida al juicio público (y al humor, como no podría ser de otra forma). No faltan los que la consideran ligeramente homoerótica (no más, en cualquier caso, que tantas y tantas otras figuras de la iconografía religiosa católica que son objeto de veneración y culto). Pero la avalancha de comentarios abiertamente homófobos que ha desencadenado en redes sociales es sorprendente. Basten algunos ejemplos que el tuitero sevillano Jesús Vecino ha tenido la paciencia de recopilar en Twitter: “Lo siento pero lo voy a decir con todas sus letras. Es una mariconada”, “Qué asco de cartel. Yo al autor lo mandaría a la cárcel con los Jordis”, “No sé si es una broma de mal gusto o una inocentada del 28 de diciembre. Qué decadencia, y el que figura como Arcángel San Gabriel qué pluma tiene”, “Puede ser alguien que se ha escapado de la caravana LGTB, madre mía no representa la Navidad en Sevilla ni de lejos ni de cerca”, “A mí me parece una aberración”, “Pura propaganda gay (…) véte con to orgullo gay a la cabalgata de Madrid, mamarracho”, “Un circo, algo que nada tiene que ver, una ofensa. Cuándo aprenderemos a respetar”, “¿Cómo le explico a mi nieto la manita en la Giralda?”, “¿Cuál será la que anuncie las fiestas del orgullo? (…) Creo que la gestualidad y el estilo del ángel no es la más acertada. Hay muchas más formas de representar la Navidad que con un ángel gay”, “Vaya maricona de dibujo. Esto no representa la Navidad, representa otra cosa”, “Si lo ponen en una carroza se lo pueden llevar a Madrid para celebrar otra cosa”, “Otra prueba más de que cualquier cosa vale para determinada parte de la sociedad para las tradiciones cristianas. ¿Dónde está la Navidad? Yo veo que ese cartel anuncia otra cosa”… y son solo una pequeña muestra (hemos corregido, eso sí, las numerosas faltas de ortografía).

Comentarios que no solo han venido de tuiteros “anónimos”. Algunas figuras conocidas, como el televisivo Kiko Matamoros, también se han pronunciado contra el cartel en términos muy duros. “Si digo lo que pienso actúa la fiscalía”, aseguraba el extertuliano de Sálvame.

El columnista de ABC Francisco Robles, que ha escrito al respecto: “Dilo tú, que puedes. Di que el cartel de esa asociación de belenistas es la apoteosis del lobby gay que está imponiéndose en buena parte de la Sevilla rancia. Esto es algo que todo el mundo sabe y todo el mundillo comenta en las tertulias afiladas de las barras de los bares o de los tabernáculos cofrades, algo que casi nadie saca a la luz. Ese arcángel que está posando en la atmósfera de un bar de ambiente, con su melenita de peluquería y todo, es el icono perfecto de lo que está sucediendo. Y eso no significa que sea bueno ni malo, pues doctores tiene la Iglesia… aunque no se pronuncien”.

No es de extrañar que la Federación Andalucía Diversidad, entidad vinculada a la Confederación COLEGAS, haya hecho público un comunicado en el que defiende el cartel y critica la polémica suscitada. “Nos estamos encontrando en este caso con un claro ejemplo de homofobia, e incluso ‘plumofobia’, dado que las críticas están vertidas hacia la representación más femenina o afeminada del ángel protagonista de la escena”, en palabras de su presidente, Antonio Ferre. “Los ángeles no tienen sexo, la representación de ellos, sobre todo en el Barroco, siempre ha sido muy femenina y se ha considerado arte en mayúsculas, no entendemos por qué ahora se ha criticado la imagen, nos parece un claro ejemplo de ‘plumofobia’ y rechazo a lo femenino”, explica la nota. “Esto es propio de una sociedad arcaica y llena de estereotipos, en la que parece que todo lo que apunte a una visión diferente es rechazado”, añade.

Andalucía Diversidad finaliza su nota mostrando su máximo apoyo tanto a la Asociación de Belenistas como al autor de la obra. “Nos posicionamos claramente a favor de esta asociación y de su autor, quien bien ha señalado que su idea era homenajear a Murillo en su 400 aniversario”, asegura. “Una vez más apostamos por una Navidad inclusiva, se trata de un tiempo de paz y reconciliación y como tal debemos verla”, añade Antonio Ferre.

La Asociación de Belenistas de Sevilla, por su parte, ha emitido un comunicaado en el que defiende que el procedimiento de elección del cartelista de la Navidad ha sido el mismo que en años anteriores y que el artista seleccionado simplemente ha representado la Navidad bajo su criterio, no recibiendo además remuneración alguna. “La asociación conocía el contenido de dicho cartel y lo que el autor ha representado en el mismo, una vez finalizado este, anteriormente al acto de presentación, considerando que dicho cartel cumple con los requisitos exigidos”, añade. La Asociación informa además que el Ayuntamiento de Sevilla es ajeno al proceso, interviniendo solo en la impresión. “Lamentamos cualquier tipo de polémica generada al respecto, siendo totalmente ajena a nuestra voluntad”, finaliza.

El propio artista ha tenido que escribir un artículo en ABC de Sevilla para justificarse: “Solo puedo decir que pocos han bajado la mirada para apreciar a una Sevilla llena de luz rodeada por las cinco estrellas con forma de mariquillas que posee en su pecho la Esperanza y en cambio muchos han dado rienda suelta a su imaginación para llegar a la conclusión de que el ángel no es Ángel, La Giralda no es Giralda y la azucena no es azucena”.

Veremos en próximos días si la Asociación aguanta el tipo o si el cartel acaba siendo retirado. En cualquier caso, una vez más somos testigos de cómo la homofobia aprovecha el más pequeño recoveco para aflorar, en cuanto puede, en toda su plenitud. Basta una anécdota como la del cartel sevillano para demostrar que la supuesta sociedad inclusiva de la que algunos tanto presumen en este país tiene todavía los pies de barro. Es necesario seguir trabajando, sin descanso y sin autocomplacencias.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Plumofobia, la homofobia dentro de la comunidad gay

Sábado, 19 de agosto de 2017

stop-plumofobiaNo es un secreto que dentro de la misma comunidad gay existe la homofobia a la cual conocemos como Plumofobia, este tipo de discriminación ha venido creciendo en los últimos años gracias a las redes sociales donde es más fácil poder criticar.

De acuerdo con un estudio se les preguntó a más de 200 gays sobre su comportamiento y socialización con otros miembros de la comunidad y el resultado fue sorprendente.

El 37% de los gays se consideran sin pluma y aseguran que los gays con pluma ensucian la imagen de lo que verdaderamente significa ser homosexual en general. Además de que no se ven a ellos mismos como afeminados sino que se llegan a identificar más con los bugas por ser menos extravagantes.

Este es un ejemplo claro de Plumofobia pues en lugar de defenderse rechazan a los gays que tienen pluma a los que llaman despectivamente “maricas” o “locas”. Pero esto no sólo va para los hombres sino también para las lesbianas que se comportan como “machos”.

El activista italiano Andrea Puggeli señala que este tipo de discriminación “Va en contra de aquellas personas que se salen de sus roles de género: contra las mujeres que no hacen lo que tienen que hacer las mujeres y contra los hombres que no hacen lo que se supone que deben de hacer los hombres”.

Fuente Chueca.com

General, Homofobia/ Transfobia. ,

Píntate las uñas y di #Stopplumofobia

Lunes, 3 de julio de 2017

stop-plumofobiaUna campaña para reconocer la pluma como “todo aquello que se sale de la norma y que aporta diversidad”.

Está desarrollada por el bufete creativo López Rekarte con el respaldo de Apoyo Positivo y Afioco.

Hemos avanzado en muchos derechos. Disfrutamos de libertades que hace unas décadas nos parecían impensables. Pero la homofobia sigue ahí, tanto dentro como fuera del colectivo LGTBIQ. Y digo dentro porque nosotros mismos también nos discriminamos, entre por otros motivos, por la pluma.

La plumofobia se ha convertido en objeto de debate últimamente y es que cada vez más se ve un rechazo dentro del propio colectivo que considera que “la pluma hace daño” y “mancha” la imagen del “buen homosexual”. Como si existieran carnets de buenos y malos homosexuales en función de si son afeminados, ellos, o masculinas, ellas.

Ante dicha situación y con el objetivo de combatir este tipo de discriminación, ha nacido Stop Plumofobia, una campaña sin ánimo de lucro que surge del bufete creativo López Rekarte con el respaldo de la asociación Apoyo Positivo, Estudio Atlas y Afioco.

giphyPorque amigos, hemos llegado un punto en el que uno puede ser todo lo maricón que quiera pero, ojo, que no se note. Tener pluma sigue siendo a día de hoy un motivo de ataque incluso por parte de aquellos con los que compartimos orientación sexual.

Así, ha llegado la hora de sacar a relucir la pluma con el mismo orgullo (o más si cabe) con el que vivimos nuestra homosexualidad.

¿Y cómo podemos participar en la campaña? Muy fácil: píntate de rosa la uña del dedo corazón, hazte una foto haciendo una peineta con dicho dedo y compártela en redes sociales con el hashtag #StopPlumofobia.

Además, se ha publicado un vídeo en el que diferentes personas LGTBQI explican lo que es para ellas la pluma. Lo podéis ver a continuación.

Fuente En Instagram | Stop Plumofobia, vía EstoyBailando/AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Los gays sin pluma son más homófobos: Un estudio realizado en Estados Unidos y Reino Unido pone de manifiesto la “plumofobia” existente dentro del propio colectivo gay

Jueves, 3 de noviembre de 2016

plumaCal Strode ha hecho un estudio entre 280 gais de Reino Unido y de California para llegar a una conclusión: la homofobia existe entre los gais que parecen heteros. Lo que los anglosajones llaman straight-acting y lo que aquí llamaríamos un gay muy masculino o gay sin pluma. El estudio plantea un par de temas bastante interesantes acerca de la homofobia dentro de la comunidad gay y del compromiso en la lucha contra la LGBTfobia.

Interesante estudio que está despertando gran revuelo en medios LGTB y redes sociales. Según la investigación, que incluyó 280 entrevistas en Reino Unido y California, un porcentaje elevado de los gais que se identifican como “sin pluma” creen que los gais con pluma dan una “mala reputación” al colectivo homosexual masculino. Hallazgos que mueven a reflexionar sobre el grado de interiorización de la homofobia que aún persiste entre los propios gais.

El estudio, firmado por Cal Strode, fue galardonado en 2014 por EUPRERA (Asociación Europea de Investigación en Relaciones Públicas y Educación), aunque no ha sido hasta ahora cuando sus resultados han comenzado a conocerse. De hecho todavía no los hemos visto publicado en su integridad, por lo que por el momento solo haremos referencia a lo divulgado en aquellos medios que el propio autor enlaza desde su cuenta de Twitter, como Attitude o Gay Times.

Strode entrevistó a 280 hombres gais del Reino Unido y California y comparó las experiencias y opiniones de aquellos que se identificaban a sí mismos como “straight-acting” con el resto. Se trata de un término clásicamente utilizado por aquellos gais de habla inglesa que se definen como “de aspecto hetero”, “de pinta hetero”, “masculinos” o “sin pluma” (algunos de los términos equivalentes que utilizan los gais de habla española).

Los datos que obtuvo son realmente interesantes. En primer lugar, la mayoría (un 56%) de los que aseguraron no haber sido nunca víctimas de homofobia en la escuela se identificaron como “sin pluma”. Por el contrario, entre los que sí dijeron haber sido víctimas de homofobia, solo el 25% se identificaban de esa forma.

Otros datos interesantes sobre el grupo de gais que se identificaba como “sin pluma” fueron que:

  • Estaban de acuerdo con la afirmación “Los gais femeninos dan a los gais una mala reputación” un 37% más que el resto de los entrevistados.
  • Habían sufrido episodios de homofobia y discriminación debido a su orientación sexual un 33% menos que el resto de los entrevistados.
  • Estaban de acuerdo con la afirmación “Me identifico más con la comunidad heterosexual que con la comunidad gay” un 35% más que el resto de los entrevistados.

¿Un fenómeno inherente a todo colectivo estigmatizado?

acoso-soledad-300x174“Todos nos esforzamos por tener una visión positiva de nosotros mismos y queremos creer que el grupo al que pertenecemos es mejor que el resto. Y lo que sugiere la teoría de la identidad social es que cuando sentimos que este no es el caso, o bien tratamos de migrar a otro grupo que percibimos con un estatus más elevado, o bien intentamos cambiar los valores del grupo al que pertenecemos. Y esto es lo que parece que está sucediendo en la comunidad gay hoy en día. Los gais ‘con pluma’ se ven atrapados en el fuego cruzado de la batalla que los gais “sin pluma” libran con ellos mismos. Además, el modo en el que los hombres gais se venden hoy día a sí mismos es especialmente visible debido al éxito de aplicaciones como Grindr. Esto permite que afloren actitudes como la plumofobia y el racismo”, analiza Cal Strode, autor del estudio.

Strode no es partidario, sin embargo, de “demonizar” a los gais que se definen como “de aspecto hetero” o “sin pluma”, sino hacerles entender que actúan desde una posición de homofobia internalizada. Algo que no es sencillo. “No podemos esperar que todo el mundo tenga un entendimiento académico de lo que significa la opresión, el privilegio y los roles sociales. Tenemos que encontrar una forma constructiva de iniciar un diálogo con estas personas de forma que finalmente consigamos tenerlas junto a nosotros”, asegura.

Fernando López, experto en historia LGTB y director del Orgullo de San Diego, coincide con este análisis, y considera que este tipo de conducta no es exclusiva de la comunidad gay. “En realidad, ocurre con todos los grupos estigmatizados socialmente”, asegura, poniendo el ejemplo de lo que sucede en la comunidad latina de Estados Unidos, a la que él mismo pertenece, dentro de la cual no faltan los ejemplos de personas que intentan “migrar” su identidad para sentirse parte de un grupo al que perciben como de un estatus más elevado. A veces, simplemente modificando su nombre. “Conozco un montón de gente que dice llamarse John cuando su nombre es Juan, o Michael cuando su verdadero nombre es Miguel”, asegura.

Sin duda, un estudio que da pie a una seria reflexión sobre un fenómeno, el de la “plumofobia” dentro del propio colectivo gay, sobre el que muchos prefieren pasar de puntillas. Y que posiblemente no es otra cosa que la expresión de la homofobia que tantos y tantos gais han internalizado como propia, y que expresan como desprecio al “afeminamiento”, a “las locas”, a los gais a los que “se les nota” y como culto a la imagen tradicional de la masculinidad…

Como afirma en AmbienteG su redactor Peibols, son cifras, que asustan. ¿Acaso no tenemos bastante con la homofobia externa que también tenemos que sufrirla por parte de nuestros similares?

El debate de siempre, cuando se acerca el Orgullo, es el de quién nos representa y quién no y cómo. Y es que muchos gais sin pluma opinan que quiénes salen a la calle, quiénes se suben a las carrozas, dan mala imagen de la comunidad LGBT. Lo peor de estos gais es que están repitiendo un discurso que muchos heteros han plantado en nuestras cabezas: que vivir tu sexualidad libremente es malo.

La pluma no da mala imagen a los gais. Es el odio y la discriminación lo que da mala imagen a cualquier persona. No saber respetar la forma de ser, de vivir, de otras personas es lo que da mala imagen. Que la persona que tengas al lado tenga mucha pluma no te debería afectar.

Este estudio también habla de que estos gais, que no han sufrido homofobia y que creen que la pluma da mala imagen, no quieren saber nada de la lucha contra la homofobia. Vamos, que encima de no respetar, además no luchan por los derechos de los demás. La verdad es que es uno de esos estudios que le dejan a uno mal sabor de boca.

Puede entender que personas intransigentes, con pocas miras al mundo que les rodea; personas de ideologías que no respetan la diferencia de sus vecinos; personas que no valoran el amor por encima de todo; que esas personas no entiendan que la homosexualidad y todo lo que la rodea no es malo. Pero que alguien que vive su sexualidad no sea capaz de respetar a quiénes, por ejemplo, tiene más pluma que él (o ella) me desconciertan.

Fuente Dosmanzanas/AmbienteG

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Agresión homófoba a un joven de 18 años en Huesca

Miércoles, 2 de noviembre de 2016

Paco Abreu, un joven de 18 años, ha denunciado en su cuenta de twitter que fue agredido el pasado jueves a la salida de un bar en Huesca después de que una amiga suya rechazara al agresor que había intentado ligar con ella.

Paco Abreu, un chico de 18 años, sufrió en la noche del pasado jueves una agresión homófoba en Huesca, donde acaba de empezar sus estudios de Medicina. El joven ya ha denunciado lo sucedido ante la Policía Nacional, pero también lo ha hecho a través de las redes sociales, tanto en Twitter como en su canal de YouTube. No podemos sino felicitarle por su entereza y por su testimonio, que no deja de contener, en último término, un mensaje profundamente optimista. A nadie que haya sido agredido se le pide ser valiente y dar la cara públicamente, pero el hecho de que personas como Paco lo hagan de esta forma puede ser, sin duda, de gran ayuda para otros.

La agresión se produjo, según relata eldiario.es, cuando estando con unas amigas en un local otro joven de aproximadamente su misma edad intentó ligar con una de ellas. “Aquí se mezcla el machismo y la homofobia, porque mi amiga le ignoró y él se enfadaría. Supongo que él pensará a ella no le puede pegar, pues le pega al chico afeminado que la acompaña”, cuenta el joven.  Al salir del local, Paco sintió como le daban un puñetazo en el hombro desde atrás. El agresor le pegó un fuerte puñetazo en la cara, del que fue atendido en el Hospital San Jorge. Afortunadamente la cosa no fue a mayores ya que se llevaron al agresor.

El parte médico que que adjuntó a la denuncia indica que efectivamente sufrió una contusión en cara y cuero cabelludo. por si había alguna duda, Abreu difundió en Twitter una fotografía de su rostro contusionado, junto a la leyenda “Cuando te pegan porque vives en una sociedad en la que ser femenino es ser débil y endeble y eso es excusa suficiente”. Un mensaje que tocó muy profundamente a muchas personas, que lo retuitearon hasta hacerlo viral.

En su canal de youtube el chico explica que no es la primera vez que le ocurre algo así y se extraña de que haya gente que le aconseje que no denuncie. “¿Cómo no voy a denunciar que me han pegado?” afirma.

Abreu tiene claro el motivo de la agresión ya que en ningún momento tuvo ningún tipo de contacto con el atacante y lo asocia a su condición de “afeminado” en un acto que combina homofobia y machismo donde aquellos que se consideran “más machos” abusan del más débil, asociando lo femenino a ser inferior.

No se trata, de hecho, de la primera vez que este joven sufre una agresión homófoba. Ya le sucedió en Ayamonte (Huelva), localidad de la que es natural, si bien en aquella ocasión el agresor era una persona “de más de cuarenta años”.

Paco Abreu no ha dudado en denunciar lo sucedido ante la Policía Nacional. Además, ha colgado en su canal de YouTube un vídeo en el que reflexiona sobre la homofobia, y muy especialmente contra la que se dirige a los chicos que se perciben como femeninos o “con pluma” (una plumofobia que se da incluso en el seno del propio colectivo gay…). En los últimos segundos de la grabación muestra además las señales de la agresión sufrida.

Os dejamos con el vídeo de Paco que ha subido a su canal de youtube donde explica lo sucedido, a quien transmitimos de nuevo nuestra felicitación por su entereza (y por lo bien amueblada que a sus 18 años tiene la cabeza) y le deseamos lo mejor.

Fuente: Twitter de Paco Abreu, vía Estoy Bailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.